Tunjo, figura femenina e infantil de Colombia

Tunjo, figura femenina e infantil de Colombia


  • Población total: 45.500.000
  • Población total menor de 18 años: 14.105.000
  • Niños afectados por conflictos: 1.423.296
  • Número de proyectos de War Child en 2019: Cinco
  • Número de organizaciones asociadas en la implementación: Cinco
  • Número de socios que proporcionan financiación: Tres
  • Número total de participantes: 14,322

En los últimos años se han adoptado importantes medidas para poner fin al conflicto interno de Colombia que se ha prolongado durante décadas. La firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016 entre el gobierno y el grupo armado revolucionario FARC fue un evento acogido por la comunidad internacional y nacional.

Sin embargo, la implementación de los acuerdos de paz avanza lentamente y existe una gran expectativa con respecto a los desarrollos futuros bajo el nuevo Gobierno y Congreso. Han expresado una posición crítica sobre lo acordado en La Habana.

Las negociaciones de paz separadas con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo guerrillero más grande del país, fracasaron después de varias violaciones de su alto el fuego. Los paramilitares de derecha siguen activos en muchas partes del país y los disidentes de las FARC continúan luchando contra las fuerzas armadas del gobierno.

Esta incertidumbre ha hecho que los grupos delictivos se trasladen a ocupar el territorio desocupado por las FARC, alimentando aún más la guerra del país contra las economías ilegales, incluida la producción de cocaína, el tráfico de personas y la minería ilegal.

Colombia sigue siendo el país con la mayor población de desplazados internos del mundo: 7,4 millones de personas siguen obligadas a abandonar sus hogares, según cifras del ACNUR.

En las escuelas colombianas nos aseguramos de que los niños puedan jugar en un ambiente seguro.


5 mujeres notables ahorcadas en los juicios de brujas de Salem

A principios de 1692, durante las profundidades del invierno en Massachusetts Bay Colony, un grupo de jóvenes en el pueblo de Salem comenzó a actuar de manera extraña. La hija y sobrina del ministro local, Samuel Parris, afirmaron estar afectadas por fuerzas invisibles que las mordieron y pellizcaron, haciendo que sus extremidades se agitaran. A mediados de febrero, se les habían unido dos chicas más, y las primeras oleadas de pánico se apoderaron de los residentes de Salem & # x2019s: las chicas habían sido hechizadas.

Las niñas afectadas pronto acusaron a tres mujeres: la esclava Parris & # x2019 & # x201CIndian & # x201D, Tituba, una mendiga local, Sarah Good y una viuda inválida, Sarah Osbourne. Cuando los magistrados locales comenzaron a interrogar a los acusados, la gente se apiñó en una taberna para presenciar cómo las niñas se encontraban cara a cara con las mujeres a las que habían acusado de brujería.

Mientras que las otras dos mujeres negaron las acusaciones en su contra, Tituba contó vívidas historias de cómo Satanás se le había revelado. Dijo que había firmado el libro del diablo & # x2019 con su propia sangre y que había visto las marcas de Good y Osbourne junto a la suya.

Tituba, la primera mujer acusada de brujería en Salem, Massachusetts.

El fascinante testimonio de Tituba & # x2019 ayudó a desatar una notoria caza de brujas que se extendió rápidamente más allá de Salem y envolvió a toda Nueva Inglaterra. Cerca de 200 personas serían acusadas antes de que terminaran los juicios de brujas de Salem al año siguiente, y 20 de ellas serían ejecutadas en la horca durante el verano y el otoño de 1692. Estas son cinco de sus historias.

1. Bridget Bishop

Cuando la Corte especial de Oyer y Terminer se reunió en Salem Town a principios de junio, el primer caso que escuchó fue contra Bridget Bishop, una viuda local, ya que el fiscal asumió que su caso sería fácil de ganar. Bishop había sido acusado de brujería más de una década antes, pero fue absuelto por falta de pruebas. También encajaba con la idea de bruja de todos: anciana, pobre y discutidora.

Diez testigos testificaron contra Bishop, y rápidamente fue declarada culpable y condenada a muerte. El 10 de junio, fue llevada a Proctor & # x2019s Ledge cerca de Gallows Hill en Salem y & # x201Changed por el cuello hasta que estuvo muerta & # x201D según el informe del sheriff que la escoltó.

2. Sarah Good

Para entonces, habían comenzado a aparecer signos de oposición a los Juicios de Brujas de Salem. Varios ministros cuestionaron si el tribunal se basó demasiado en pruebas espectrales o testimonios sobre las figuras fantasmales que las brujas supuestamente enviaron para afligir a sus víctimas. & # x201CETodo el mundo asumió que había espectros que podían hacerlo & # x201D, dice Margo Burns, una historiadora con sede en New Hampshire que se especializa en los juicios de brujas de Salem. & # x201C Eso no fue discutido. Pero lo que se discutió fue si el diablo podría enviar la forma de una persona inocente para afligir. & # X201D

Aún así, cuando el Tribunal de Oyer y Terminer se volvió a reunir el 28 de junio después de su éxito en la condena de Bishop, Sarah Good fue rápidamente declarada culpable y condenada a muerte. Varias de las niñas afectadas afirmaron que el espectro de Good & # x2019 las atacó, y Tituba y varios otros la habían nombrado como una compañera bruja en sus confesiones, alegando que voló en una escoba y asistió a reuniones de brujas & # x2019. El 19 de julio, Good fue llevado a Gallows Hill y ejecutado junto con la abuela que iba a la iglesia, Rebecca Nurse, y otras tres brujas condenadas.


30.000 personas desaparecieron en la guerra sucia de Argentina. Estas mujeres nunca dejaron de mirar

Cubierto de frondosos árboles y rodeado de edificios señoriales, Buenos Aires y # x2019 Plaza de Mayo pueden parecer un lugar para visitar monumentos o detenerse a descansar. Pero cada jueves, una de las plazas públicas más famosas de Argentina se llena de mujeres con pañuelos blancos y carteles cubiertos con nombres.

Son las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y están allí para llamar la atención sobre algo que sumió sus vidas en la tragedia y el caos durante la década de 1970: el secuestro de sus hijos y nietos por la brutal dictadura militar de Argentina & # x2019.

Durante décadas, las mujeres han estado abogando por respuestas sobre lo que les sucedió a sus seres queridos. Es una pregunta compartida por las familias de hasta 30.000 personas, # x201C, desaparecidos, # x201D, por el Estado durante la Guerra Sucia de Argentina, y # x201D, un período durante el cual la dictadura militar del país se volvió contra su propio pueblo.

En 1976, el ejército argentino derrocó al gobierno de Isabel Per & # xF3n, viuda del presidente populista Juan Per & # xF3n. Fue parte de una serie más amplia de golpes políticos llamada Operación Cóndor, una campaña patrocinada y apoyada por Estados Unidos.

La dictadura militar resultante se denominó a sí misma el & # x201CProceso de Reorganización Nacional, & # x201D o & # x201CProceso, & # x201D y denominó sus actividades la Guerra Sucia. Pero la guerra no fue con fuerzas externas: fue con el pueblo argentino. La guerra marcó el comienzo de un período de tortura y terrorismo patrocinado por el estado. La junta se volvió contra los ciudadanos de Argentina, alejando a los disidentes políticos y personas que sospechaba que estaban alineadas con causas de izquierda, socialistas o de justicia social y encarcelando, torturando y asesinando.

La Guerra Sucia se libró en varios frentes. La junta apodó a los activistas de izquierda & # x201Cterrorists & # x201D y secuestró y mató a unas 30.000 personas. & # x201C Las víctimas murieron durante la tortura, fueron ametralladas al borde de enormes pozos o fueron arrojadas, drogadas, desde aviones al mar, & # x201D explica Marguerite Feitlowitz. & # x201C Esas personas llegaron a ser conocidas como & # x201C los desaparecidos, & # x201D o desaparecidos. & # x201D

El gobierno no hizo ningún esfuerzo por identificar o documentar la desaparecidos. Al & # x201C desaparecer & # x201D y deshacerse de sus cuerpos, la junta podría, en efecto, fingir que nunca existieron. Pero los familiares y amigos de los desaparecidos sabían que habían existido. Sabían de los & # x201C vuelos de muerte & # x201D en los que los cuerpos eran arrojados desde aviones a cuerpos de agua. Escucharon rumores sobre centros de detención donde se violaba y torturaba a personas. Y buscaron desesperadamente rastros de sus seres queridos.

Entre el desaparecidos eran niños nacidos de mujeres embarazadas que se mantuvieron con vida el tiempo suficiente para dar a luz a sus bebés y luego fueron asesinados. Se cree que quinientos de esos niños, y otros secuestrados a sus padres durante la Guerra Sucia, fueron entregados a otras familias.

& # x201C En un borrado final, la dictadura & # x2019s operativos despojaron a las mujeres & # x2019s bebés de sus identidades & # x2014 muchos fueron guardados como botín de guerra por personas cercanas al régimen & # x201D escribe Bridget Huber para Revista dominical de California. & # x201CO Otros fueron abandonados en orfanatos o vendidos en el mercado negro. & # x201D

En 1977, un grupo de madres desesperadas comenzó a protestar. Cada semana, se reunían en la Plaza de Mayo y marchaban, tentando la ira de la junta militar. & # x201C Al principio, los funcionarios del gobierno intentaron marginarlos y trivializarlos llamándolos & # x201Clas locas, & # x201D las locas, pero estaban desconcertados sobre cómo reprimir a este grupo por temor a una reacción violenta entre la población, & # x201D escribe Lester Kurtz.

Pronto, el gobierno se volvió contra las mujeres que protestaban con el mismo tipo de violencia que habían infligido a sus hijos. En diciembre de 1977, una de las fundadoras del grupo, Azucena Villaflor, fue secuestrada y asesinada. Veintiocho años después, sus familiares recibieron la confirmación de que había sido asesinada y arrojada a una fosa común. Varios otros de los fundadores del grupo & # x2019s también fueron secuestrados y presuntamente asesinados.

Pero las mujeres no se detuvieron. Protestaron durante todo el Mundial de 1978, que fue sede de Argentina, y aprovecharon la cobertura internacional para dar a conocer su causa. Protestaron a pesar de las amenazas estatales y al menos una vez de un incidente en el que policías armados con ametralladoras dispararon contra una parte del grupo durante una protesta. Y en 1981, se reunieron para su primera & # x201CMarch of Resistance & # x201D, una protesta de 24 horas que se convirtió en un evento anual. Su activismo ayudó a poner al público en contra de la junta y a reforzar la conciencia de una política que contaba con el silencio y la intimidación para victimizar a los disidentes.

Madres y familiares de personas desaparecidas durante Argentina y una guerra sucia protagonizaron protestas en la Plaza de Mayo en la década de 1980. & # XA0

Horacio Villalobos / Corbis / Getty Images

Algunas de las madres de los desaparecidos eran abuelas que habían visto a sus hijas arrebatadas y presuntamente asesinadas y a sus nietos entregados a otras familias. Incluso después de que terminó la Guerra Sucia en 1983, las Abuelas de Plaza Mayo han buscado respuestas y han trabajado para identificar a los niños que crecieron sin ningún conocimiento de sus verdaderos padres.

Encontraron un poderoso aliado en Mary-Claire King, una genetista estadounidense que comenzó a trabajar con ellos en 1984. King y sus colegas desarrollaron una forma de usar el ADN mitocondrial de las abuelas, que se transmite a través de las madres, para ayudar a emparejarlas con sus nietos. La técnica ha dado lugar a controversias, como cuando se usó con los reacios adoptados de un poderoso magnate de los medios de comunicación que se vieron obligados a entregar su sangre para analizarlos. Pero también ha llevado a la creación de una base de datos genética nacional. Hasta la fecha, la organización ha confirmado las identidades de 128 niños robados, en gran parte utilizando la base de datos y técnicas de identificación de ADN.

La Guerra Sucia ha terminado desde que la junta militar cedió el poder y accedió a las elecciones democráticas en 1983. Desde entonces, casi 900 ex miembros de la junta han sido juzgados y condenados por delitos, muchos de ellos relacionados con abusos contra los derechos humanos. Pero el escalofriante legado de Argentina & # x2019s Dirty War perdura & # x2014 y hasta que el misterio del país & # x2019s niños desaparecidos se resuelva por completo, las madres y abuelas del desaparecidos Seguiremos luchando por la verdad. & # xA0


Las mujeres afrocolombianas arriesgan sus vidas para defender sus comunidades

Danelly Estupiñán nunca olvidará la primera amenaza que recibió. El mensaje de texto llegó a las 5:35 pm del 30 de noviembre de 2015, diciendo: “Danelly, ha llegado tu fin”. Horas después, durante una llamada telefónica con un amigo, apareció en la línea una voz distorsionada que repetía: “Sabemos dónde estás”.

Desde entonces, Estupiñán ha sido constantemente seguida, fotografiada y allanada en su casa, en aparente represalia por su labor de defensa de los derechos humanos en la defensa de las comunidades negras en Buenaventura, el puerto más grande del Pacífico de Colombia.

“Ya no salgo. Simplemente me muevo entre la oficina y la casa. No tengo vida social, no tengo nada. Solo salgo a hacer cosas específicas porque donde quiera que vaya, están allí ”, dijo en junio, poco antes de huir del país al enterarse de un complot para matarla.

Habiendo perdido a padres, maridos e hijos por años de derramamiento de sangre, mujeres afrodescendientes como Estupiñán están asumiendo valientemente roles más activos en la defensa de sus comunidades ancestrales. Sin embargo, enfrentarse a corporaciones y organizaciones criminales que buscan supervisar proyectos de desarrollo, extracción de minerales y narcotráfico en sus territorios los ha puesto en la mira.

Soldados de guardia en Buenaventura, Colombia (Duncan Tucker / Amnistía Internacional.

Colombia es el país más mortífero del mundo para los defensores de los derechos humanos, con Frontline Defenders registró al menos 126 asesinatos allí en 2018. También alberga a 7,8 millones de desplazados internos, más que cualquier otro país, según un informe de la ONU de 2018. Indígena y campesino Los líderes comprenden muchas de las víctimas, pero las mujeres negras corren cada vez más riesgo en las provincias occidentales donde se concentra la población afrodescendiente de Colombia.

Desde que asumió el cargo en agosto de 2018, el presidente Iván Duque ha adoptado un plan para proteger a defensores de derechos humanos, líderes sociales y periodistas fortaleciendo unidades policiales especializadas y mejorando la coordinación entre los órganos estatales, además de ofrecer recompensas por información sobre sospechosos buscados por asesinatos. Duque dice que los asesinatos de líderes sociales cayeron un 35 por ciento durante su primer año en el cargo, pero los que están en riesgo dicen que la protección estatal sigue siendo insuficiente.

Danelly Estupi & # 241 & # 225n del Proceso de Comunidades Negras (Duncan Tucker / Amnistía Internacional).

Estupiñán, líder del grupo de derechos afrocolombianos Proceso de Comunidades Negras (PCN), es uno de los activistas más prominentes de Buenaventura, un centro arenoso y sofocante donde la selva choca con el océano. En los últimos 20 años, la población afro de Buenaventura ha enfrentado una ola de asesinatos, torturas, violencia sexual y desapariciones forzadas a manos de paramilitares infames por desmembrar a sus víctimas en casas de piqué, o "chop houses".

Muchos en la comunidad negra creen que la violencia es una manifestación de racismo estructural y discriminación, cuyo objetivo es expulsarlos de las áreas costeras donde han vivido durante generaciones en casas de madera y chozas sobre pilotes, para que el gobierno y los desarrolladores privados puedan seguir adelante con planes para ampliar el puerto y construir allí la infraestructura turística.

“Los blancos y mestizos que [compraron propiedades] en el peor momento del conflicto armado y ahora tienen grandes hoteles y torres con supermercados, ¿por qué nunca les dieron las balas?”. pregunta Leyla Arroyo, otra líder del PCN. “No hay carteles de 'se vende' en ninguno de esos lugares, pero sí en las casas de nuestra gente. ¿Qué es lo que asusta a mi gente y no asusta a los que se mudan? "

Leyla Arroyo del Proceso de Comunidades Negras (Duncan Tucker / Amnistía Internacional)

Estupiñán cree que “la violencia tiene como objetivo destruir el tejido social para crear una comunidad débil que pueda ser controlada social, cultural y políticamente”. Las mujeres están siendo atacadas para evitar que reparen ese tejido social, dice, con paramilitares que utilizan el feminicidio y la violación como herramientas sistemáticas para controlar sus territorios e intimidar a la población.

La Unidad Nacional de Protección (UNP) del gobierno ha asignado guardaespaldas para seguirla a ella y a Arroyo debido a las amenazas en su contra. "No me he acostumbrado. Es tan invasivo y al mismo tiempo crea dependencias psicológicas ”, dice Estupiñán. “Pierdes por completo el derecho a la intimidad. Ellos lo saben todo, si voy al supermercado y compro toallas sanitarias saben que se acerca mi período ”.

En noviembre de 2018, la UNP estaba proporcionando medidas de protección para 3.733 defensores de los derechos humanos, pero los destinatarios dicen que estas medidas son defectuosas. Algunos no pueden pagar el combustible para los coches que les dan, mientras que sus chalecos antibalas son engorrosos y llaman la atención. Otras medidas, como los teléfonos móviles, resultan inútiles en áreas rurales remotas sin señal, mientras que los botones de pánico no siempre generan respuestas de la policía lo suficientemente rápidas para disuadir a los asesinos.

Muchas mujeres desplazadas de comunidades negras buscan refugio en Cali, la ciudad más grande del suroeste de Colombia. Erlendy Cuero, una abuela de 44 años y cuatro hijos, huyó de Buenaventura en 2000 cuando su padre fue asesinado, ella fue agredida sexualmente y su casa fue destruida en una disputa por la tierra. Actualmente es vicepresidenta de la Asociación Nacional de Afrodescendientes Desplazados (Afrodes).

Miembros de la Asociación Nacional de Afrodescendientes Desplazados en Cali (Duncan Tucker / Amnistía Internacional).

Con un polo color lima y jeans, su afro atado detrás de un pañuelo rosa en la cabeza, Cuero dice que ella y sus dos hijos han sufrido constantes amenazas, acoso, vigilancia y robos en su modesta casa de ladrillos rojos en un desarrollo de viviendas públicas en las afueras de Cali.

Hace unos años, analistas gubernamentales vinieron a evaluar el nivel de riesgo que enfrentaba Cuero. Ella dice que la entrevistaron durante una o dos horas en su habitación de hotel, pero nunca visitaron su casa ni consultaron a nadie más sobre su situación: “Simplemente llegaron y determinaron que no había ningún riesgo”.

Fue solo cuando dos hombres mataron a tiros a su hermano, Bernardo Cuero, mientras veía fútbol en su casa en la ciudad de Malambo en junio de 2017, que las autoridades finalmente le asignaron guardaespaldas, un vehículo, chalecos antibalas y un teléfono. La UNP le había proporcionado a Bernardo, otro líder afrodescendiente y destacado defensor de los derechos humanos, medidas de protección, pero las retiró meses antes de que lo mataran y le negó sus solicitudes de reinstalación, después de haber decidido que ya no estaba en riesgo. Nueve meses después, hombres armados también mataron al hijo de Bernardo, Javier Cuero.

El hijo de 21 años de Erlendy Cuero, Alex, también ha sido blanco de ataques. Sobrevivió a un tiroteo en 2016 y evitó por poco un apuñalamiento dos años después, cuando su mascota pit-bull luchó contra el agresor.

Erlendy Cuero de la Asociación Nacional de Afrodescendientes Desplazados (Duncan Tucker / Amnistía Internacional).

Cuero cree que los ataques fueron un mensaje para ella para que "se callara o te golpearemos donde más duele". La lógica es brutal, explica: “Lo que más me duele es que maten a mi hijo, porque ya he vivido, he hecho lo que tenía que hacer y estoy lista. Pero si matan a mis hijos, bueno ... tienes que vivir con la culpa de que la vida de un niño terminó por lo que estabas haciendo ".

Francia Márquez, una activista ambiental ganadora del premio Goldman, también vive en Cali después de ser desplazada de su casa en La Toma, una zona rural a dos horas al sur de la ciudad, cuando hombres armados vinieron a buscarla en 2014.

Hablando en una residencia temporal, Márquez dice que comenzó a recibir cartas y llamadas telefónicas amenazadoras en 2010, cuando defendía a La Toma del devastador impacto ambiental y social de la minería ilegal. Ese año ganó un caso en la Corte Constitucional de Colombia, que suspendió concesiones en el área perteneciente a la multinacional AngloGold Ashanti.

“Los grupos armados dijeron que nos estaban declarando un objetivo militar porque estábamos bloqueando la entrada de multinacionales y obstaculizando el desarrollo. ¿Qué desarrollo? ¿Para quién es el desarrollo si mi comunidad no tiene agua limpia y estamos bebiendo agua envenenada por el mercurio de la minería? " Pregunta Márquez. “Puedo vivir sin oro ni joyas. No puedo vivir sin agua ni comida ".

Los colombianos afrodescendientes están siendo desplazados del paseo marítimo de Buenaventura donde han vivido durante generaciones (Duncan Tucker / Amnistía Internacional).

AngloGold negó cualquier vínculo con las amenazas contra Márquez en julio y denunció un reciente atentado contra su vida. Márquez estaba en una reunión con otros líderes negros en una granja el 4 de mayo cuando hombres armados abrieron fuego y les lanzaron granadas. Sus guardaespaldas asignados por el estado repelieron el ataque, pero expuso fallas potencialmente fatales en su protocolo de seguridad.

“Uno de mis guardaespaldas entró en el auto blindado para perseguir a los supuestos agresores y me dejó tirada ahí… en lugar de quedarme y subirme al auto para sacarme de allí”, dice solemnemente. “Si hubiera llegado otro grupo armado me habrían matado”.

Muchos defensores de los derechos humanos no sobreviven a estos ataques. Un mes después, unos sicarios en una motocicleta mataron a tiros a María Hurtado, otra líder social afro, frente a dos de sus cuatro hijos en la localidad de Tierralta. Las imágenes de su cuerpo circularon ampliamente en las redes sociales, acompañadas de los gritos desgarradores de uno de sus hijos. Activistas locales dijeron que Hurtado había defendido a la comunidad en una disputa por la tierra y recientemente había denunciado amenazas de paramilitares.

Aunque se siente más segura en Cali, Márquez ha luchado con los elevados costos de vida de la ciudad. Vendió jugo, tamales y ceviche por un tiempo, pero tuvo que parar cuando las amenazas se intensificaron. La ciudad se siente como un limbo para su familia, dice: "Mis hijos viven en la frustración porque están encerrados aquí y no podemos ir a casa".

A Márquez también le preocupa el impacto de que los defensores de los derechos humanos abandonen sus comunidades, incluso cuando es por su propia seguridad. Esto juega a favor de sus agresores, quienes buscan expulsarlos de sus hogares y debilitar sus comunidades, dice.

Un soldado de guardia en Buenaventura, Colombia (Duncan Tucker / Amnistía Internacional).

Los defensores de derechos humanos necesitan soluciones que les permitan permanecer en sus territorios y se adapten a las necesidades específicas de cada comunidad, agrega Márquez. Ella espera lanzar una red de radios comunitarias para combatir la desinformación y la estigmatización que fomentan la violencia contra los líderes sociales, y aboga por reforzar la capacidad de los guardias comunitarios que vigilan a los intrusos y acompañan a los líderes en sus viajes.

El gobierno también debe trabajar para erradicar la corrupción que alimenta la marginación y explotación de las comunidades afro y los asesinatos de quienes defienden sus derechos, dice Márquez. El Estado no debe dejar impunes los asesinatos de líderes sociales, agrega, y debe dejar de justificarlos acusando falsamente a las víctimas de su vinculación con narcotraficantes o movimientos guerrilleros.

Si bien ella “preferiría morir de vejez que tener una muerte violenta”, Márquez insiste en que las mujeres afro de Colombia “deben seguir adelante”, a pesar de los riesgos que enfrentan. Ella cree que las mujeres tienen un papel clave que desempeñar porque su "instinto de cuidado" las impulsa a proteger no solo a sus hijos, sino también a su territorio, el medio ambiente y sus comunidades.

“Necesitamos feminizar la política y llenar a la humanidad de amor maternal”, dice. “La guerra siempre ha sido impulsada por el machismo, por el patriarcado y por los negocios entre hombres. Creo que estos hombres deben dejar de ser tan agresivos en la vida y pensar en feminizarse ”.


Estratificación social

Clases y castas. La migración urbana masiva que comenzó en la década de 1950 vio surgir una clase media, lo que resultó en un sistema de tres clases: alta, media y baja. La clase alta, que incluye al 20 por ciento de la población, representa alrededor del 75 al 80 por ciento del producto nacional bruto. Este grupo tiende a estar formado por individuos de ascendencia europea no mezclada. Dentro de esta clase, hay una élite conocida como la "oligarquía" que disfruta de riqueza y seguridad financiera, poder político y educación. Este grupo puede considerarse una casta, ya que la membresía se debe en gran medida al derecho de nacimiento, no a la capacidad individual. Una gran brecha separa a la élite de las masas. A diferencia de la élite, este grupo tiene pocas oportunidades de movilidad social. La desigualdad social es evidente en la clase baja, cuyos miembros a menudo están desnutridos, tienen viviendas deficientes, padecen enfermedades y son analfabetos.

Los blancos continúan dominando la clase alta, mientras que los mestizos y mulatos constituyen las clases media y baja. Los negros y los indios constituyen una parte significativa de la clase baja. Históricamente, los negros se sentían socialmente superiores a los indios a pesar de que los indios ocupaban oficialmente una posición más alta en la sociedad.

Símbolos de estratificación social. La piel blanca o clara se asocia con ser español. Hoy en día, es posible que la gente no esté al tanto de esta asociación, pero aún así equiparan ser blanco con ser rico.

El estilo de ropa preferido por los profesionales urbanos y las clases media y alta es similar al de los Estados Unidos. Los hombres y mujeres blancos, mestizos y mulatos prefieren los trajes oscuros conservadores. Los habitantes de las zonas rurales suelen llevar la misma ropa en el campo y en casa. Los hombres suelen llevar pantalones holgados, mientras que las mujeres visten faldas holgadas. Ambos sexos usan capas en las frías tierras altas rurales.

Las tres clases en el interior, especialmente en Bogotá, hablan un español deliberado y gramaticalmente correcto, mientras que los patrones de habla costeros tienen un ritmo rápido. La gente del interior es más adecuada y ceremonial en las interacciones sociales, mientras que los habitantes de la costa suelen ser más confiados y despreocupados.


Género y rol de la mujer en el proceso de paz de Colombia

A través de una investigación documental, revisión de la literatura y entrevistas personales, este artículo ofrece una visión general del conflicto armado interno colombiano y el proceso de paz que se está llevando a cabo actualmente para transformarlo. Comienza con una descripción histórica del conflicto y luego explora algunas de sus dimensiones de género. Analiza el impacto diferencial del conflicto armado interno en la vida de mujeres y hombres, personas LBGTI y niños, niñas y adolescentes, así como la interseccionalidad entre múltiples componentes de la identidad, incluyendo género, clase, edad, etnia y región. . Luego, el documento pasa al proceso de paz. Explora los roles de las mujeres en la preparación del terreno para una solución política al conflicto armado interno de Colombia y rsquos. Considera roles oficiales, semioficiales y no oficiales de mujeres y rsquos en, alrededor y fuera de las conversaciones de paz que se iniciaron a fines de 2012 entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP).

Este artículo subraya la naturaleza esencialmente de género tanto de la guerra como de la paz. Evalúa los cambiantes roles e ideologías de género, y las formas en que se cruzan con un proceso de paz y transiciones en un período posterior al Acuerdo, particularmente en relación con cuestiones de justicia transicional. Por último, el documento explora cómo una mayor consideración de las dinámicas de género, así como una mayor participación de las mujeres en el proceso de paz y en todas las comisiones y órganos creados para implementar los acuerdos de paz, equiparán mejor a Colombia para abordar los desafíos futuros y ayudarán a garantizar una situación más sostenible. paz.


Estamos financiados casi en su totalidad por contribuciones voluntarias, con un 86% de los gobiernos y la Unión Europea. El 3% proviene de otras organizaciones intergubernamentales y mecanismos de financiación conjunta, mientras que otro 10% proviene del sector privado, incluidas fundaciones, empresas y el público. Además, recibimos un subsidio limitado (uno por ciento) del presupuesto de la ONU para costos administrativos y aceptamos contribuciones en especie, incluidos artículos como tiendas de campaña, medicamentos y camiones.

El ACNUR se puso en marcha con un presupuesto anual reducido de 300.000 dólares EE.UU. en 1950. Pero a medida que nuestro trabajo y tamaño han crecido, también lo han hecho los costos. Nuestro presupuesto anual aumentó a más de mil millones de dólares a principios de la década de 1990 y alcanzó un nuevo máximo anual de 9.150 millones de dólares en 2021. Para obtener información actualizada sobre las necesidades financieras del ACNUR, visite nuestro sitio web Global Focus.

Nuestro presupuesto anual respalda las operaciones continuas y los programas complementarios para cubrir emergencias, como la crisis de Siria o las operaciones de repatriación a gran escala.


Obras

Antes de 1967 García Márquez había publicado dos novelas, La hojarasca (1955 La tormenta de hojas) y La mala hora (1962 En la hora del mal) una novela, El coronel no tiene quien le escriba (1961 Nadie le escribe al coronel) y algunos cuentos. Entonces vino Cien Años de Soledad, en el que García Márquez cuenta la historia de Macondo, un pueblo aislado cuya historia es como la historia de América Latina a escala reducida. Si bien el escenario es realista, hay episodios fantásticos, una combinación que ha llegado a conocerse como “realismo mágico”, erróneamente considerada como la característica peculiar de toda la literatura latinoamericana. Mezclar hechos e historias históricas con instancias de lo fantástico es una práctica que García Márquez deriva del maestro cubano Alejo Carpentier, considerado uno de los fundadores del realismo mágico. Los habitantes de Macondo están impulsados ​​por pasiones elementales —la lujuria, la codicia, la sed de poder— que son frustradas por crudas fuerzas sociales, políticas o naturales, como en la tragedia y el mito griegos.

Continuando con su salida magisterial, García Márquez emitió El otoño del patriarca (1975 El otoño del patriarca), Crónica de una muerte anunciada (1981 Crónica de una muerte anunciada), El amor en los tiempos del cólera (1985 Amor en tiempos de cólera filmado en 2007), El general en su laberinto (1989 El general en su laberinto), y Del amor y otros demonios (1994 Del amor y otros demonios). Los mejores entre esos libros son Amor en tiempos de cólera, sobre una conmovedora historia de amor que tarda décadas en consumarse, y El general en su laberinto, crónica de los últimos días de Simón Bolívar. En 1996 García Márquez publicó una crónica periodística de los secuestros relacionados con las drogas en su Colombia natal, Noticia de un secuestro ( Noticias de un secuestro).

Después de ser diagnosticado con cáncer en 1999, García Márquez escribió las memorias Vivir para contarla (2002 Viviendo para contar el cuento), que se centra en sus primeros 30 años. Volvió a la ficción con Memoria de mis putas tristes (2004 Recuerdos de mis putas melancólicas), una novela sobre un hombre solitario que finalmente descubre el significado del amor cuando contrata a una prostituta virginal para celebrar su 90 cumpleaños.


Datos clave e información del amplificador

HISTORIA DE COLOMBIA

  • Las tribus indígenas habitaban Colombia en el año 12.500 a.C. y las dos principales civilizaciones que se formaron fueron el pueblo tairona y el muisca, y ambas fueron gobernadas por un cacique.
  • Los españoles fueron los primeros europeos en llegar y fundaron el primer asentamiento de Santa María en 1525.
  • En las décadas que siguieron, varios otros conquistadores españoles establecerían varios asentamientos.
  • Fue durante este tiempo que los europeos comenzaron a traer esclavos de África.
  • En 1739, Gran Bretaña declaró la guerra a España, la ciudad portuaria comercial de Cartagena en la costa caribeña era un objetivo importante que España debía capturar.
  • Spain was victorious in holding the area, and it was this event that solidified the Spanish presence and dominance in the area until the late 18th century.
  • The Republic of Colombia was finally declared in 1886.

GEOGRAPHY AND CLIMATE

  • Colombia is divided into six different regions: (1) Andean region, (2) Pacific region, (3) Caribbean region, (4) Amazon region, (5) Orinoco region, and (6) Insular region.
  • Andean region. This is where the majority of Colombia’s population live. The climate varies greatly depending on altitude.
  • Pacific region. Located on the west coast of Colombia, this region has a high humidity and has an area which receives an abundance of precipitation that supports the various rivers located within the region. The economy is based on various things, such as agriculture, mining, fishing, and more.
  • Caribbean region. This region borders the Caribbean Sea and is home to many rivers. The historic port cities of Santa Maria and Cartagena are found in this region. Although the region is relatively humid, it also includes a mountain range and a desert.
  • Amazon region. This is found in southern Colombia and is mostly covered in tropical rainforests or jungle, which is part of the Amazon Rainforest.
  • Orinoco region. This region is sparsely populated. It is rich in oil and suitable for ranching. The ecosystems found are tropical savanna with gallery forests. These forests look like corridors along rivers that project onto deserts or savannas.
  • Insular region. This region includes islands just off the coast of Colombia, as well as coastal islands off the mainland. The ecosystem is mostly tropical rainforest.

ECONOMY

  • Major industries in Colombia include petroleum, natural gas, manufacturing, and mining materials such as coal, gold, copper, emerald, and more.
  • Colombia has one of the largest shipbuilding industries in the world.
  • The country also has the fastest growing information technology industry in the world.
  • Colombia has seen a surge in the number of tourists it brings in annually and this number continues to grow each year.
  • In recent years, there has been a push by the government to export more Colombian music, art, and pop culture, including more video games, TV shows, movies, fashion, and music. This movement is caused by the government’s attempt on diversifying the economy and changing the image of Colombia.
  • Since Colombia is so geographically rich and diverse, eco-tourism is a major contributor to the tourism sector, as there is an abundance of jungles, coastline, volcanoes, and mountains for tourists to visit and explore.
  • Colombia exports bananas, coffee, coal, and petroleum, and imports items such as industrial equipment, chemicals, and electricity.

COLOMBIAN CULTURE

  • Colombia has influences from Latin America, the Caribbean, Africa, and the Middle East it has a vibrant music scene and a wide variety of art and architectural styles due to its various cultural influences.
  • Popular sports in Colombia include soccer, baseball, and boxing.
  • Colombian dishes and ingredients vary greatly by region. Popular dishes typically include assorted legumes, beef, goat, and seafood.
  • Colombia is one of the world’s largest consumers of fruit juices it is said that stands selling juice are found throughout Colombia.

Colombia Worksheets

This is a fantastic bundle which includes everything you need to know about the Colombia across 22 in-depth pages. These are ready-to-use Colombia worksheets that are perfect for teaching students about the Colombia, officially known as the Republic of Colombia, which is the second most diverse country in the world, distinguished for its natural resources, modern cityscapes, and diverse culture. The world’s leading source of emeralds, Colombia is more than salsa, coffee, and beautiful women.

Complete List Of Included Worksheets

  • Colombia Facts
  • Tracing History
  • Mapping Regions
  • Colombia Crossword
  • Colombian Cuisine
  • Festivals and Celebrations
  • Coffee Culture
  • Put in the Jar
  • The Amazon Rainforest
  • Colombia Wordsearch
  • Violence in Colombia

Link/cite this page

If you reference any of the content on this page on your own website, please use the code below to cite this page as the original source.

Use With Any Curriculum

These worksheets have been specifically designed for use with any international curriculum. You can use these worksheets as-is, or edit them using Google Slides to make them more specific to your own student ability levels and curriculum standards.


Ver el vídeo: El Raudal, Downtown, Medellin, Colombia August 2021