Encuentro de Napoleón y el Papa Pío VII, 25 de noviembre de 1804

Encuentro de Napoleón y el Papa Pío VII, 25 de noviembre de 1804


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

  • Encuentro de Napoleón y el Papa Pío VII en el bosque de Fontainebleau, 25 de noviembre de 1804.

    DEMARNE Jean-Louis (1744-1829)

  • El Emperador va al encuentro del Papa en Fontainebleau el 25 de noviembre de 1804.

    MONNET Charles (1732-1810)

  • Entrevista a Napoleón Ier y Pío VII en el bosque de Fontainebleau.

    GIBERT Antoine Placide (1806-1875)

Cerrar

Título: Encuentro de Napoleón y el Papa Pío VII en el bosque de Fontainebleau, 25 de noviembre de 1804.

Autor: DEMARNE Jean-Louis (1744-1829)

Fecha de creación : 1808

Fecha mostrada: 25 de noviembre de 1804

Dimensiones: Alto 223 - Ancho 229

Técnica y otras indicaciones: Óleo sobre tela.

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo Nacional del Castillo de Fontainebleau

Copyright de contacto: © Photo RMN-Grand Palais - Todos los derechos reservados sitio web

Referencia de la imagen: 93-004645 / INV6438; MV1706

Encuentro de Napoleón y el Papa Pío VII en el bosque de Fontainebleau, 25 de noviembre de 1804.

© Photo RMN-Grand Palais - Todos los derechos reservados

Cerrar

Título: El Emperador va al encuentro del Papa en Fontainebleau el 25 de noviembre de 1804.

Autor: MONNET Charles (1732-1810)

Fecha mostrada: 25 de noviembre de 1804

Dimensiones: Alto 13.5 - Ancho 10.1

Técnica y otras indicaciones: Aguada con tinta china. Dibujo a pluma. Serie: 69 dibujos para la ilustración de "la Historia de Francia bajo el Imperio de Napoleón el Grande"

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo Nacional del Castillo de Malmaison

Copyright de contacto: © Photo RMN-Grand Palais - Sitio web de G. Blot

Referencia de la imagen: 00-014439 / MM.54.12.16

El Emperador va al encuentro del Papa en Fontainebleau el 25 de noviembre de 1804.

© Foto RMN-Grand Palais - G. Blot

Cerrar

Título: Entrevista a Napoleón Ier y Pío VII en el bosque de Fontainebleau.

Autor: GIBERT Antoine Placide (1806-1875)

Fecha mostrada: 25 de noviembre de 1804

Dimensiones: Alto 92 - Ancho 74

Técnica y otras indicaciones: Óleo sobre lienzo. La fecha inscrita es incorrecta (25 de noviembre y no 26 de 1804)

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo Nacional del Palacio de Versalles (Versalles)

Copyright de contacto: © Photo RMN-Grand Palais - Todos los derechos reservados

Referencia de la imagen: 78-001566 / inv18501384

Entrevista a Napoleón Ier y Pío VII en el bosque de Fontainebleau.

© Photo RMN-Grand Palais - Todos los derechos reservados

Fecha de publicación: febrero de 2009

Contexto histórico

El 8 de mayo de 1802, oficialmente como prenda de reconocimiento nacional por el retorno a la paz, el Senado reeligió a Napoleón Bonaparte Primer Cónsul por un período de diez años. La Constitución del año X (4 de agosto de 1802) lo convirtió en un verdadero monarca: cónsul vitalicio, Bonaparte pudo designar a su sucesor. Además, Bonaparte está obsesionado por la memoria de Carlomagno: como su "augusto predecesor", quería construir un imperio con dimensiones europeas.

El 23 de abril de 1804, el tribuno Curée presentó al Tribunate una moción que confiere poder imperial hereditario a Napoleón Bonaparte y su familia. “Napoleón Bonaparte, primer cónsul, es emperador de Francia. La dignidad imperial es hereditaria. El plebiscito de noviembre de 1804 confiere legitimidad nacional a la nueva monarquía: se aprueba la Constitución del año XII. Napoleón quiso dar un carácter divino a la dignidad imperial.

El 10 de mayo de 1804 recibió al cardenal Caprara y le expresó su deseo de ser consagrado por el Papa. Napoleón se reunió con él y el 28 de noviembre Pío VII y el emperador hicieron una entrada solemne en París.

Análisis de imagen

Testimonio de la importancia que entonces se le dio al restablecimiento de la paz religiosa en Francia, el encuentro del Papa Pío VII y el Emperador Napoleón I en el bosque de Fontainebleau, el 25 de noviembre de 1804, parece haber alimentado la inspiración de muchos pintores, a juzgar por las tres obras aquí presentadas.

Nacido en Bruselas el 7 de marzo de 1744, Jean-Louis Demarne (1744-1829) llegó muy joven a París donde estudió pintura bajo la dirección de Briard. Originalmente pintor de historia, pronto se convirtió en un campeón de la ruralidad. Vuelve a conectar aquí con sus primeros amores. El escenario del encuentro es el cruce de caminos del Obelisco, al borde del bosque de Fontainebleau. Puede que la ubicación no se haya elegido al azar: este obelisco es una réplica más pequeña del que adorna la Plaza de San Pedro en Roma. El Emperador ha desmontado de su caballo blanco y va al encuentro del Papa que acaba de dejar su carruaje.

Gran Premio de Roma en 1832, Antoine Placide Gibert (1806-1875) probablemente se inspiró en la obra de Jean-Louis Demarne. La composición de la pintura es muy parecida, pero el artista se ha centrado en el Papa y el Emperador.

Nacido en Burdeos en 1732, Charles Monnet (1732-después de 1808) fue el pintor del rey Luis XVI y se destacó particularmente en el dibujo anatómico. En su representación del encuentro, el lugar es menos importante que los personajes. El Emperador, seguido de dos oficiales, avanza hacia el Papa acompañado de tres prelados.

En estas tres obras, Napoleón I, muy recto, domina al soberano pontífice, humildemente inclinado ante él. Es sin duda una iconografía propagandística que defiende al régimen imperial.

Interpretación

El emperador Napoleón I fue el único Napoleón sagrado. Tuvo que hacer valer su legitimidad ante los realistas, de ahí la necesaria presencia del Papa en la suntuosa ceremonia, inmortalizada por el pintor David, que tuvo lugar en Notre-Dame el 2 de diciembre de 1804, bajo la mirada de la corte, de las Asambleas. , el cuerpo diplomático y representantes de "buenas ciudades". Sin embargo, en el último momento surgió un obstáculo inesperado: el matrimonio civil de Napoleón con Joséphine de Beauharnais; el papa requería una unión religiosa de antemano. El emperador tuvo que ceder y aceptar la bendición nupcial celebrada por el cardenal Fesch, su tío, en vísperas de la coronación. Pío VII consagró al monarca al día siguiente, pero, escribe Benjamin Constant, “aunque había prometido ajustarse a las reglas del ceremonial, Napoleón precedió al Papa, asombrado por su audacia, subió al altar, tomó posesión de la corona y se la colocó en la cabeza ”. Luego coronó a Josephine. De hecho, no fue un acto improvisado, sino un protocolo acordado de antemano y discutido en profundidad con el Soberano Pontífice. Benjamin Constant era un acérrimo oponente del régimen imperial, y no es de extrañar que el gesto del Emperador lo conmocionó profundamente, como también a muchos observadores europeos. De hecho, el 5 de enero de 1805, el cardenal Consalvi escribió a Pío VII que lamentaba en Roma que Napoleón hubiera empujado la falta de respeto hasta el punto de coronarse a sí mismo.

El 30 de marzo de 1805, a punto de salir de París, el Papa se despidió del Emperador. Durante su estancia, había tenido la alegría de presenciar el renacimiento en Francia de un catolicismo apaciguado, favorecido por las autoridades, pero regresó a Roma con una fuerte sensación de fracaso: tampoco había obtenido la restitución de su poder temporal sobre las legaciones ni la derogación de los Artículos Orgánicos.

  • Concordato de 1801
  • Fontainebleau
  • Bonaparte (Napoleón)
  • Propaganda napoleónica
  • Pío VII
  • coronacion de napoleon

Bibliografía

Jacques-Olivier BOUDON, Napoleón y los cultos, París, Fayard, 2002.José CABANIS, La coronación de Napoleón, París, 1970. Jacques CRETINEAU-JOLY, Memorias del cardenal Consalvi, secretario de Estado del Papa Pío VII (con una introducción y notas), París, Plon, 1864 Yves-Marie HILAIRE, Historia del papado, París, Le Seuil, coll. “Points Histoire”, 2003. Jean LEFLON, El Concordato y la Iglesia Imperial, Maison de la Bonne Presse, París, 1947.Bernardine MELCHIOR-BONNET, Napoleón y el Papa, The Contemporary Book, París, 1958. Gérard PELLETIER, Roma y la Revolución Francesa: Teología y Política de la Santa Sede ante la Revolución Francesa (1789-1799), Colección de la Escuela Francesa de Roma, 2004. Jean TULARD, Diccionario Napoleón, Fayard, París, 1999.

Para citar este artículo

Alain GALOIN, "Reunión de Napoleón y el Papa Pío VII, 25 de noviembre de 1804"


Vídeo: Napoleon the Great? A debate with Andrew Roberts, Adam Zamoyski and Jeremy Paxman


Comentarios:

  1. Tojakora

    Perdón por interferir, pero necesito más información.

  2. Hewlett

    Sí... Todavía no está muy desarrollado, así que tendremos que esperar un poco.

  3. Mervin

    En lugar de criticar, escriba sus opciones.

  4. Porteur

    Puedo recomendar una visita al sitio, con una gran cantidad de artículos sobre el tema que le interesa.

  5. Chenzira

    excelente y oportuno mensaje.

  6. Laocoon

    Gracias por su valiosa información. He usado esto.

  7. Grantley

    El mensaje incomparable es muy interesante para mí :)



Escribe un mensaje