Vista del distrito suburbano de Herculano

Vista del distrito suburbano de Herculano


Un desarrollo suburbano pone a prueba los límites del distrito histórico de DC y la designación # 160

La solicitud de distrito histórico anodino de un barrio de Ward 3 pondrá a prueba los estándares mínimos de la Junta de Revisión de Preservación Histórica y planteará más preguntas sobre la relación de la preservación con la historia de la segregación racial.

Colony Hill es un pequeño desarrollo en el noroeste de DC, que limita con los vecindarios de Foxhall, Palisades y Berkley. Este julio, la Asociación de Vecinos de Colony Hill presentó una solicitud para designar el área como un distrito histórico, lo que agregaría el vecindario al Registro Nacional de Lugares Históricos y sometería las propiedades a regulaciones más estrictas sobre modificaciones en sus exteriores.

La aplicación se centra en las circunstancias de la construcción del vecindario. Desarrollada en gran parte en la década de 1930, la comunidad consta de 50 casas unifamiliares separadas ubicadas a lo largo de calles curvilíneas de estilo suburbano, dos cualidades que la distinguen de los vecindarios anteriores de DC caracterizados por casas en hileras a lo largo de una cuadrícula de calles tradicional.

Como se establece en la solicitud del distrito histórico, la ubicación y el diseño fueron productos de la creciente asequibilidad y popularidad de los automóviles en ese momento. Su creciente adopción hizo que ubicaciones suburbanas como esta, más alejadas del centro de la ciudad y las líneas de tranvías, fueran más atractivas y alimentó el deseo de casas más espaciosas que incluyan garajes.

La aplicación también cita una incorporación general de características arquitectónicas del Renacimiento Colonial (un estilo arquitectónico abundante visto en casas unifamiliares en DC) y una incorporación de elementos del paisaje. Pero hablando en gran medida, es la historia social que refleja "la evolución que ocurrió en el desarrollo residencial en Washington, D.C. durante el siglo XX" en la que se basa para defender la designación histórica.

Mapa del distrito histórico propuesto de la solicitud del distrito histórico de Colony Hill

¿Es lo suficientemente distinto?

Lo más notable de la aplicación es menos lo que contiene y más lo que no. La ley de preservación del Distrito encarga a la Junta de Revisión de Preservación Histórica la designación de "monumentos y distritos que representan elementos distintivos de la historia cultural, social, económica, política y arquitectónica de la ciudad". Si bien esta aplicación destaca Colony Hill como un ejemplo de esta historia residencial, no afirma que el vecindario sea el único ejemplo, ni siquiera uno particularmente especial. Es más un ejemplo típico de una tendencia más amplia.

Para una ciudad que ya cuenta con una cantidad desproporcionadamente grande de edificios históricos, esto no parece una designación particularmente necesaria. Si esta aplicación cumple con el estándar, ¿qué vecindarios no calificarían?

¿Qué merece una excepción?

La junta ha mostrado recientemente su voluntad de doblar sus pautas para algunas aplicaciones. En el caso de Barry Farm, anuló las preocupaciones del personal de la Oficina de Preservación Histórica de que los edificios no estaban lo suficientemente intactos para calificar. Y en el caso de la expansión de Kingman Park, extendió los criterios legales de la solicitud original para designar algunos bloques adicionales para reconocer a personas notables que vivieron allí en el pasado.

Sin embargo, ambas aplicaciones buscaban específicamente preservar la historia afroamericana, que tanto los solicitantes como la Junta señalaron que está significativamente subrepresentada y subrepresentada entre el inventario histórico del Distrito. De hecho, la Junta hizo un punto explícito en cada una de estas audiencias para comentar sobre el mayor beneficio de usar designaciones históricas para rectificar este desequilibrio.

Colony Hill, por otro lado, es exactamente lo contrario. El vecindario actual no solo es un ejemplo del tipo de área más rica y más blanca que ya está sobrerrepresentada entre los distritos históricos de la ciudad, sino que de jure La segregación racial es una parte explícita de la historia que la aplicación busca preservar.

La aplicación detalla los convenios raciales del desarrollo, que fueron diseñados específicamente para apuntar a compradores blancos ricos que buscaban comunidades suburbanas a las que las personas de color no tendrían acceso. Esa historia de racismo no fue de ninguna manera exclusiva de este vecindario y, en general, sigue siendo una historia importante para registrar y aprender de ella. Pero en comparación con los casos antes mencionados en los que la historia social proporcionó a la Junta una justificación moral para romper el precedente, este es un claro contraste.

La junta está programada para escuchar esta solicitud en su reunión de este mes. Aprobar este distrito histórico no solo preservaría la historia de otro vecindario rico y blanco, sino que al agregar restricciones adicionales de uso de la tierra a las casas aquí, ayudaría a mantenerlo así a perpetuidad.

Dado que la junta nunca ha rechazado una solicitud para un distrito histórico (al menos por lo que el personal experimentado puede recordar), esta solicitud podría presentar un caso de prueba crucial. ¿Establecerá la Junta una línea de base estándar que las nominaciones deben aclararse? ¿O hay distritos históricos básicamente disponibles para cualquier vecindario que pueda pagar un informe histórico? Y, de ser así, ¿cuál es en última instancia el objetivo de la preservación histórica?

¡Continúe la conversación sobre el urbanismo en la región de Washington y apoye las noticias y la defensa de GGWash cuando se una al vecindario de GGWash!

Nick Sementelli es nativo de Texas, pero ha vivido en DC desde 2005. Trabaja como estratega digital sirviendo principalmente a organizaciones de defensa y editoriales. Fuera de la oficina, lo puedes encontrar en el campo de fútbol o en el parque Nats. Actualmente se desempeña como Tesorero de la Junta Directiva de GGWash.


La herencia única de Herculano

Un caluroso día de verano en el 79 d.C., 300 ciudadanos aterrorizados de la ciudad costera de Herculano huyeron al puerto en un intento desesperado por escapar de la nube de polvo piroclástico mortal que avanzaba en erupción desde el volcán cercano, el Vesubio. Las familias se apiñaban dentro de la hilera de almacenes en forma de cueva excavados en el muro del paseo marítimo, agarrando a sus hijos y sus objetos de valor, esperando que la flota imperial romana viniera a rescatarlos. Desafortunadamente, esperaron en vano.

Copias de los huesos esparcidos de estas personas desafortunadas llenan las grutas poco profundas al pie de la ciudad excavada, y hacen una visión lúgubre. Colocados en la posición exacta de los originales ("éramos muy conscientes del hecho de que se trataba de los restos de personas reales y, por lo tanto, fueron retirados por respeto a los muertos", explica uno de los custodios del sitio), el Los esqueletos retorcidos atestiguan el sufrimiento de estas víctimas de hace mucho tiempo, que compartieron el destino de sus vecinos en Pompeya.

Ciudadanos condenados

Sin embargo, desde el punto de vista arqueológico, la congregación masiva de la gente del pueblo condenada fue una bonanza. Muchos de los muertos se habían apoderado de sus posesiones más preciadas, como joyas, tesoros de monedas y objetos en oro y plata, y ahora se muestran ejemplos de estos en el Antiquarium recientemente inaugurado dentro del sitio. La exibición "SplendOri il lusso negli ornamenti a Ercolano"(Objetos de valor espléndidos, el lujo de los adornos de Herculano"), que se extenderá hasta finales de septiembre, ofrece una visión fascinante de los refinamientos a los que estaban acostumbradas las clases pudientes, así como de las habilidades de los artesanos que los hacían.

Restos esqueléticos encontrados en Herculano

Antes de la erupción, Herculano era una tranquila ciudad de provincias, un popular retiro de vacaciones para los ciudadanos romanos adinerados, con una clase artesanal próspera y un negocio en auge en la producción de vino, como lo demuestra el descubrimiento de ánforas estampadas con el logotipo de "Herculaneum Wine". Era más pequeño, pero más moderno y mejor organizado que Pompeya, con tuberías de alcantarillado subterráneas en lugar de desagües abiertos (como en Pompeya) y baños públicos equipados con sistemas de calefacción revolucionarios y más eficientes.

Esmeraldas y perlas

La exposición muestra una selección de algunos de los hallazgos más raros y preciosos. En sus respectivas vitrinas podemos admirar piezas de joyería perfectamente conservadas como pulseras de oro, un collar de cristal de roca, un par de pendientes de oro engastados con esmeraldas y perlas, intactas pero fusionadas por el calor del holocausto a un puñado de monedas de bronce, y un cinturón de oro fino finamente labrado. Muchos de estos habían sido usados ​​por los fugitivos en el momento de su muerte.
"Una matrona romana", explicó el curador de Herculano, Francesco Sironi, "nunca hubiera soñado con salir de casa sin sus joyas".

Sociedad romana

El estatus en la antigua Roma provincial lo era todo. La sociedad romana estaba estratificada dentro de un sistema de clases distinto que era, sin embargo, lo suficientemente flexible como para permitir que un esclavo con derecho a voto hiciera una fortuna personal y ascendiera en la escala social, y una exhibición de lujo era esencial para los que progresaban. Un antiguo romano era capaz, a primera vista, de medir el estatus social de cualquier persona que conocía. El estilo de vida se definía por los adornos como el oro y las joyas, la ropa, los peinados, el uso de perfumes raros y exóticos, la cantidad de esclavos mantenidos en el hogar. Los ricos se entretuvieron generosamente, compitiendo entre sí para impresionar a sus invitados con platos raros y vajillas refinadas de una artesanía tan exquisita que a menudo se exhibían cuando no estaban en uso. A pesar de la abierta desaprobación expresada por los moralistas nostálgicos por una edad anterior de frugalidad y mesura, el deseo de objetos hermosos y preciosos invadió toda la comunidad de Herculano, y los menos ricos se conformaron con imitaciones aplacadas de oro y plata.

Los restos decorativos brindan una visión fascinante de la vida cotidiana en la ciudad condenada.

La exposición muestra una colección de muestra de los tesoros de Herculano y muchos de ellos en exhibición pública por primera vez y que dan una visión fascinante de la vida cotidiana en la ciudad condenada. Algunas de las exhibiciones más llamativas incluyen partes decorativas de muebles, como una cabeza de caballo con adornos de plata y cobre que alguna vez fue parte de una cabecera de cama, apliques de pared, un candelabro con incrustaciones de dos metros de altura y una elegante jarra con un león alado en el mango. Entre los utensilios de cocina hay delicados coladores de bronce salpicados de pequeños agujeros, un cucharón de plata decorado y una bandeja de bronce con asas desmontables.

Hay otros objetos, más conmovedores: juegos de llaves de la casa, cestas y cordones, una caja de instrumentos quirúrgicos que un médico se había llevado con él en su vuelo, un montón de piedras preciosas de un taller de joyería, colecciones de elegantes ampollas de vidrio para cosméticos que una vez adornó el camerino de la dama romana.

Algunos de los tesoros expuestos en la exposición de Herculano

Francesco Sirano está celebrando su segundo año como curador de Herculano y considera que la conversión de Antiquarium de las antiguas oficinas a un centro de exposiciones como un primer paso para impulsar una mayor conciencia del sitio. Las cifras de visitantes del año pasado fueron poco menos de 550.000, una fracción del número de visitantes que van a Pompeya.

"Tenía muchas ganas de abrir el Antiquarium al público porque el parque de Herculano merece tener un espacio de exhibición prestigioso. Herculano ha sido designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto con Pompeya desde 1997, pero tenemos cientos de tesoros arqueológicos almacenados que la gente no puede ver. Estoy planeando crear un espacio de museo permanente aquí para remediar esta situación ".

El tesoro de Herculano sobrevivió porque la ciudad se vio afectada por las consecuencias de la erupción de una manera diferente a Pompeya y esto también ha contribuido a la fascinación única del sitio. Las casas están mejor conservadas que en Pompeya y muchos de los elementos de madera como puertas, balcones y muebles han sobrevivido, carbonizados pero reconocibles.

Debido a la dirección de los vientos el primer día de la erupción, Pompeya se vio más afectada. Muchos de los techos se derrumbaron bajo el peso de la ceniza que caía y la piedra pómez, aplastando a todos los que habían intentado refugiarse en el interior y destruyendo la mayor parte del contenido de las casas. En el caso de Herculano, el gas incandescente que mató a los habitantes se evaporó rápidamente y el pesado manto de lava semilíquida que cubría la ciudad se carbonizó, conservando muchos elementos de materia orgánica.

Un hallazgo particularmente valioso fue la colección de 1.800 rollos encontrados en la biblioteca de la residencia palaciega conocida como la Villa de los Papiros, que perteneció al suegro de Julio César, Lucius Calpurnius Pisone. Los rollos se conservaron porque habían sido sellados en un ambiente totalmente seco bajo 30 metros de lodo volcánico solidificado. Desafortunadamente, nuestro guía nos dijo que muchos de los manuscritos eran tan frágiles que se convertían en polvo cuando se tocaban. Los que han sobrevivido se encuentran en el laboratorio de restauración altamente especializado en el Museo Arqueológico de Nápoles. Por razones de seguridad, la Villa dei Papiri no está abierta al público.

Excavaciones

En compensación, Sirano sigue adelante con sus planes de abrir lugares de interés adicionales para los visitantes. Explica que solo se ha excavado alrededor de una cuarta parte del área de la ciudad. Desafortunadamente, el resto está enterrado debajo de la ciudad moderna y, por lo tanto, es inaccesible. Sin embargo, siguiendo los túneles excavados durante las primeras exploraciones arqueológicas en el siglo XVIII, es posible llegar al anfiteatro romano que se encuentra a 25 metros bajo la bulliciosa Via Resina fuera del área arqueológica.

Equipados con cascos de minero y antorchas, bajamos un tramo desigual de empinados escalones de piedra y recorremos una secuencia de oscuros pasajes hasta el escenario anterior frente a los restos de la cavea, pasando fragmentos de columnas de mármol, huellas de los frescos originales sobreescritos con las firmas de los turistas del siglo XIX en el Grand Tour y una inscripción dedicada al procónsul de Herculano Marcus Nonius Balbus, faro y benefactor de la ciudad, que restauró la basílica, las murallas y el puerto.

El mismo personaje tiene un imponente monumento frente a los baños suburbanos que domina lo que fue el paseo marítimo (ahora el mar se ha retirado unos kilómetros), donde se descubrieron los esqueletos de las víctimas condenadas. Esta misma área produjo otro hallazgo sensacional en 1982: el barco Herculaneum y una cocina de nueve m de largo con tres esclusas a cada lado. Estaba tan bien conservado que los restos de la pintura roja que decoraba la proa aún estaban intactos ". Creemos que este fue uno de los barcos de rescate que Plinio el Viejo envió desde Miseno para recoger a la gente de Herculano. La expedición fracasó porque los mares eran demasiado duros para que los barcos llegaran al puerto ”, nos dijo Sirano.

Este barco en particular pudo haber intentado atracar a toda costa y fue volcado por la furia de las olas. Cerca se encontró el esqueleto de un oficial romano, identificado por su espada grabada con los símbolos de mando, su daga y una bolsa de monedas de oro atadas a su cinturón.

"No lo sabemos con certeza, por supuesto, pero creemos que probablemente era el comandante del barco".

La embarcación se guarda dentro del pabellón de embarcaciones junto con otros hallazgos relacionados con el mar y la navegación. La entrada está incluida en el ticket de entrada a Herculano.

Por Margaret Stenhouse

Para detalles tel. 0817324315 o visite el sitio web.

Proyecto de conservación de Herculano (HCP)
De 2004 a 2014, el British School en Roma fue socio del Proyecto de Conservación de Herculano (HCP), una iniciativa público-privada pionera iniciada en 2001 para proteger, mejorar y gestionar el sitio arqueológico y su relación con el área circundante. Para obtener más información sobre el proyecto, consulte el sitio web.
Este artículo se publicó en la edición de abril de 2019 de la revista Wanted in Rome.


Historia de Mumbai

Los Koli, una tribu aborigen de pescadores, fueron los primeros habitantes conocidos de la actual Mumbai, aunque los implementos de piedra del Paleolítico encontrados en Kandivli, en el Gran Mumbai, indican que el área ha sido habitada por humanos durante cientos de miles de años. La ciudad fue un centro de comercio marítimo con Persia y Egipto en el año 1000 a. C. Formó parte del imperio de Ashoka en el siglo III a. C., y en el siglo II d. C. fue conocida como Heptanesia por Ptolomeo, el antiguo astrónomo y geógrafo egipcio de ascendencia griega.

La ciudad fue gobernada en los siglos VI-VIII por los Chalukyas, que dejaron su huella en la isla Elephanta (Gharapuri). El Templo de Walkeswar en Malabar Point probablemente se construyó durante el gobierno de los jefes de Shilahara de la costa de Konkan (siglos IX-XIII). Bajo los Yadavas de Devagiri (más tarde Daulatabad 1187-1318), el asentamiento de Mahikavati (Mahim) en la isla de Bombay fue fundado en respuesta a las incursiones del norte por la dinastía Khalji de Hindustan en 1294. Los descendientes de los Yadavas se encuentran en la Mumbai contemporánea , y la mayoría de los topónimos de la isla datan de esa época.

En 1348, la isla fue conquistada por las fuerzas musulmanas invasoras y se convirtió en parte del reino de Gujarat. Un intento portugués de conquistar Mahim fracasó en 1507, pero en 1534 el sultán Bahādur Shah, el gobernante de Gujarat, cedió la isla a los portugueses. En 1661 quedó bajo control británico como parte del acuerdo matrimonial entre el rey Carlos II y Catalina de Braganza, hermana del rey de Portugal. La corona lo cedió a la Compañía de las Indias Orientales en 1668.

Al principio, en comparación con Calcuta (ahora Kolkata) y Madrás (ahora Chennai), Bombay, como la llamaban los británicos, no era un gran activo para la empresa, sino que simplemente la ayudó a mantener un punto de apoyo en la costa oeste. En el continente, los mogoles en el norte, los marathas (bajo el venerado líder Chhatrapati Shivaji) en el área que rodea y se extiende hacia el este desde Bombay, y los príncipes territoriales en Gujarat al noroeste eran más poderosos. Incluso el poder naval británico no era rival para los mogoles, marathas, portugueses y holandeses, todos los cuales tenían intereses en la región. Sin embargo, a principios del siglo XIX, los eventos externos ayudaron a estimular el crecimiento de la ciudad. La decadencia del poder mogol en Delhi, las rivalidades mogol-maratha y la inestabilidad en Gujarat llevaron a los artesanos y comerciantes a refugiarse en las islas, y Bombay comenzó a crecer. Con la destrucción del poder de Maratha, se establecieron el comercio y las comunicaciones con el continente, se ampliaron las conexiones existentes con Europa y Bombay comenzó a prosperar.

En 1857 se estableció la primera fábrica de hilados y tejidos, y en 1860 la ciudad se había convertido en el mercado de algodón más grande de la India. La Guerra Civil estadounidense (1861-1865) y el consiguiente corte del suministro de algodón a Gran Bretaña provocaron un gran auge comercial en Bombay. Pero, con el final de la Guerra Civil, los precios del algodón se desplomaron y la burbuja estalló. Para entonces, sin embargo, se había abierto el interior y Bombay se había convertido en un fuerte centro de comercio de importación. La apertura en 1869 del Canal de Suez, que facilitó enormemente el comercio con Gran Bretaña y Europa continental, también contribuyó a la prosperidad de Bombay.

Sin embargo, a medida que la población aumentó, las condiciones descuidadas, superpobladas e insalubres se generalizaron. Plague, por ejemplo, estalló en 1896. En respuesta a esos problemas, se estableció el City Improvement Trust para abrir nuevas localidades para el asentamiento y erigir viviendas para las clases de artesanos. En 1918 se propuso un ambicioso plan para la construcción de un malecón en Back Bay para recuperar un área de 1300 acres (525 hectáreas) de tierra, pero no se terminó hasta la finalización de Netaji Subhas Chandra Bose Road (Marine Drive) de Nariman. Señale Malabar Point, la primera carretera de dos vías de este tipo en la India, después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En los años de la posguerra se inició el desarrollo de barrios residenciales en áreas suburbanas, y la administración de la ciudad de Bombay a través de una corporación municipal se extendió a los suburbios del Gran Bombay.

Bajo los británicos, la ciudad había servido como capital de la presidencia de Bombay (provincia administrativa), y durante finales del siglo XIX y principios del XX fue un centro de actividad política regional nacionalista india y del sur de Asia. En 1885 se celebró en la ciudad la primera sesión del Congreso Nacional Indio (el Partido del Congreso fue un foco de sentimientos tanto pro-indios como anti-británicos hasta la independencia), donde posteriormente, en su sesión de 1942, el Partido del Congreso aprobó la ley "Quit India ”Resolución, que exigía la completa independencia de la India. Aunque esa iniciativa fue aplastada por los británicos, India logró la independencia en 1947.

Desde 1956 hasta 1960, Bombay fue escenario de intensas protestas maratha contra la estructura bilingüe (marathi-gujarati) del estado de Bombay (del cual Bombay siguió siendo la capital), un legado del imperialismo británico. Esas protestas llevaron a la partición del estado en los estados modernos de Gujarat y Maharashtra en 1960, y Bombay se convirtió en la capital de Maharashtra ese año.

La destrucción de Babri Masjid ("Mezquita de Bābur") en Ayodhya en diciembre de 1992 provocó disturbios sectarios en Bombay y en toda la India que se prolongaron hasta principios de 1993 y causaron la muerte de cientos de personas. Unos años más tarde, la ciudad cambió su nombre a Mumbai, el nombre marathi de la ciudad. A principios del siglo XXI, Mumbai experimentó una serie de ataques terroristas. Entre los más notables se encuentran el bombardeo de un tren en julio de 2006 y el asedio simultáneo de varios lugares de la ciudad a fines de noviembre de 2008, casi 200 vidas se perdieron en cada uno de los dos incidentes.

Mumbai siguió creciendo y prosperando en el siglo XXI, en gran parte debido a los avances en el sector tecnológico. En la segunda década del siglo, la población del Gran Mumbai se acercaba a los 20 millones. La infraestructura de la ciudad se mejoró considerablemente con la construcción de nuevas carreteras y puentes, la ampliación de las instalaciones portuarias y la inauguración de nuevos sistemas de transporte público. Sin embargo, el hacinamiento, la congestión del tráfico, la contaminación ambiental y la pobreza generalizada seguían siendo problemas importantes en curso.


Arqueología

Después de una excavación clandestina anterior, la excavación importante comenzó en el moderno Ercolano en 1738 por el ingeniero español Rocque Joaquín de Alcubierre. La elaborada publicación de Le Antichità di Ercolano ("Las Antigüedades de Herculano") bajo el patrocinio del Rey de las Dos Sicilias tuvo un efecto sobre el neoclasicismo europeo incipiente fuera de toda proporción con su circulación limitada a finales del siglo XVIII, los motivos de Herculano comenzaron a aparecer en muebles elegantes, desde pinturas murales decorativas y mesas con trípode para perfumes y tazas de té. Sin embargo, la excavación cesó una vez que se descubrió la cercana ciudad de Pompeya, que fue significativamente más fácil de excavar debido a la capa más delgada de escombros que cubre el sitio (cuatro metros en comparación con los veinte metros de Herculano).

En el siglo XX, la excavación se reanudó una vez más en la ciudad. Sin embargo, aún no se han excavado muchos edificios públicos y privados, incluido el complejo del foro.

Los edificios en el sitio están agrupados en bloques (insulae), definidos por la intersección de las calles este-oeste (cardi) y norte-sur (decumani). Por lo tanto, tenemos Insula II - Insula VII en sentido antihorario desde Insula II. Al este hay dos bloques adicionales: Orientalis I (oI) y Orientalis II (oII). Al sur de Orientalis I (oI) se encuentra un grupo adicional de edificios conocido como el "Distrito Suburbano" (SD). Edificios individuales que tienen su propio número de entrada. Por ejemplo, la Casa de los ciervos está etiquetada (Ins IV, 3).

La casa de Arístides (Ins II, 1)

El primer edificio de la ínsula II es la Casa de Arístides. La entrada se abre directamente al atrio, pero los restos de la casa no están particularmente bien conservados debido a los daños causados ​​por excavaciones anteriores. El piso inferior probablemente se usó para almacenamiento.

La casa de Argus (Ins II, 2)

La segunda casa en la ínsula II recibió su nombre de un fresco de Argus e Io que una vez adornó una sala de recepción del gran peristilo. El fresco ahora está perdido, pero su nombre sigue vivo. Este edificio debe haber sido una de las mejores villas de Herculano. El descubrimiento de la casa a fines de la década de 1820 fue notable porque fue la primera vez que se desenterró un segundo piso con tanto detalle. La excavación reveló un balcón en el segundo piso con vista a Cardo III, así como estanterías y alacenas de madera, sin embargo, con el paso del tiempo, estos elementos se han ido perdiendo.

La casa del genio (Ins II, 3)

Al norte de la Casa de Argus se encuentra la Casa del Genio. Ha sido excavado solo parcialmente, pero parece haber sido un edificio espacioso. La casa toma su nombre de la estatua de un cupido que formaba parte de un candelero. En el centro del peristilo se encuentran los restos de una cuenca rectangular.

La Casa de la Alcoba (Ins IV)

La casa es en realidad dos edificios unidos. Como consecuencia de esto, es una mezcla de habitaciones sencillas y sencillas combinadas con algunas muy decoradas.

El atrio está cubierto, por lo que carece del impluvio habitual. Conserva su pavimento original de opus tesselatum y opus sectile. Fuera del atrio hay un biclinio ricamente decorado con frescos del cuarto estilo y un gran triclinio que originalmente tenía piso de mármol. A otras habitaciones, una de las cuales es la alcoba ábside que da nombre a la casa, se puede llegar a través de un vestíbulo que recibe la luz de un pequeño patio.

Colegio de los Augustales

Templo de los augustales o sacerdotes del culto imperial.

Termas centrales

Las Termas Centrales eran casas de baños construidas alrededor del siglo I d.C. Las casas de baños eran muy comunes en ese momento, especialmente en Pompeya y Herculano. Según la práctica común, había dos áreas de baño diferentes, una para hombres y otra para mujeres. Estas casas eran extremadamente populares y atraían a muchos visitantes a diario. Este centro cultural también albergaba varias obras de arte, que se pueden encontrar en varias áreas del sitio Central Thermae.

Villa de los Papiros

La más famosa de las lujosas villas de Herculano es la "Villa de los Papiros". Una vez fue identificado como el magnífico refugio frente al mar para Lucius Calpurnius Piso Caesoninus, el suegro de Julio César, sin embargo, ha surgido que los objetos que se cree que están asociados con Lucius Calpurnius Piso Caesonius corresponden más estrechamente a un conjunto muy estandarizado, y no pueden Indique, con certeza, el dueño de la villa. La villa se extiende hacia el mar en cuatro terrazas. Piso, un hombre letrado que patrocinaba a poetas y filósofos, construyó allí una excelente biblioteca, la única que sobrevivió intacta desde la antigüedad.

Entre 1752 y 1754, los obreros recuperaron por casualidad numerosos rollos de papiro ilegibles ennegrecidos de la Villa de los Papiros. Estos rollos se conocieron como los papiros o rollos de Herculano, la mayoría de los cuales se almacenan hoy en la Biblioteca Nacional de Nápoles. Los rollos están muy carbonizados, pero se han desenrollado un gran número con distintos grados de éxito. Las imágenes multiespectrales mejoradas por computadora, en el rango infrarrojo, ayudan a que la tinta sea legible. Ahora existe una perspectiva real de que será posible leer los rollos sin abrir mediante rayos X. Las mismas técnicas se podrían aplicar a los rollos que esperan ser descubiertos en la parte aún no excavada de la villa, eliminando la necesidad de dañar potencialmente los rollos desenrollándolos.

Un equipo dedicó un mes en el verano de 2009 a realizar numerosas radiografías de dos de los rollos que se almacenan en la Academia Nacional Francesa en París. Esperaban que el procesamiento por computadora convirtiera los escaneos en imágenes digitales que mostraran el interior de los rollos y revelaran la escritura antigua. Sin embargo, el principal temor era que los escritores romanos pudieran haber usado tintas a base de carbono, que serían esencialmente invisibles para los escaneos. Ese miedo ha resultado ser un hecho. Ahora esperan que al volver a escanear los rollos con un equipo de rayos X más potente se revele el texto.

Restos esqueléticos

En 1981, bajo la dirección del administrador del sitio, el Dr. Giuseppe Maggi, las excavaciones inicialmente revelaron más de 55 esqueletos (30 machos adultos, 13 hembras adultas y 12 niños) en la playa y en las primeras seis cámaras de botes. Debido a que las excavaciones anteriores habían revelado solo unos pocos esqueletos, durante mucho tiempo se pensó que casi todos los habitantes habían logrado escapar, pero este sorprendente descubrimiento llevó a un cambio de opinión. Los últimos habitantes que esperaban ser rescatados del mar murieron instantáneamente por el intenso calor, a pesar de estar resguardados del impacto directo. El estudio de las posturas de las víctimas y los efectos en sus esqueletos indican que la primera oleada provocó la muerte instantánea como resultado de un shock fulminante debido a una temperatura de unos 500 ° C (932 ° F). El intenso calor provocó la contracción de manos y pies y posiblemente fractura de huesos y dientes.


El análisis químico de los restos ha permitido conocer mejor la salud y la nutrición de la población de Herculano. La Dra. Sara C. Bisel (1932-1996) fue una antropóloga física y arqueóloga clásica que desempeñó un papel destacado en las primeras investigaciones científicas en Herculano. Su trabajo pionero en el análisis químico y físico de esqueletos proporcionó nuevos conocimientos sobre la nutrición y la salud de las poblaciones antiguas. Esto se consideró innovador y ayudó a avanzar en el campo de la paleodemografía. Se encontraron cantidades de plomo en algunos de los esqueletos, lo que llevó a algunos a especular sobre el envenenamiento por plomo. Además, la presencia de cicatrices en la pelvis, por ejemplo, puede dar alguna indicación del número de hijos que tuvo una mujer.

También se produjeron moldes de esqueletos, para reemplazar los huesos originales después del estudio tafonómico, la documentación científica y la excavación. A diferencia de Pompeya, donde se produjeron moldes que se asemejan a los rasgos corporales de las víctimas al rellenar las huellas corporales en el depósito de ceniza con yeso, la forma de los cadáveres en Herculano no se pudo conservar, debido a la rápida vaporización y reemplazo de la carne de las víctimas por la ceniza caliente (aprox. 500 ° C). Un elenco de los esqueletos desenterrados en la cámara 10 se exhibe en el Museo de Antropología de Nápoles.


Barra

La riqueza histórica y paisajística de Barra se debe al Miglio d'Oro, una zona que conecta precisamente los barrios napolitanos de Barra y San Giovanni con la Torre del Greco pasando por San Giorgio a Cremano, Portici y Ercolano. Se le llama "dorado" debido a la presencia masiva de espléndidas villas del Vesubio construidas a partir del 1700 cuando Carlos de Borbón ascendió al trono de Nápoles en 1735 y quedó encantado por la belleza del paisaje y el clima templado de la Riviera del Vesubio encargando el construcción del Palacio de Portici. El panorama del Golfo de Nápoles con vistas a Capri, Ischia y Procida el prestigio de la presencia de la residencia real, hizo que muchos otros nobles decidieran moverse a lo largo de la Milla de Oro mediante la construcción de villas y jardines rococó y neoclásico por arquitectos de la calibre de Luigi Vanvitelli y Ferdinando Fuga.

The Vesuvian villas surveyed and protected by the Vesuvian villas of the Golden Mile are 122. In Barra there are 11 Vesuvian villas of the Golden Mile including:

  • Villa Mastellone or Mastellone Palace of the Dukes of Limatola
  • Villa De Cristoforo
  • Villa Finizio (home of the great archaeologist Bernardo Quaranta)
  • Villa Diana

Remembering Suburban Gardens, D.C.’s only amusement park


A view of Suburban Gardens, an amusement park that operated in Northeast Washington’s Deanwood neighborhood from 1921 into the 1940s. (Courtesy of Scurlock Studio Records/Archives Center/National Museum of American History/Smithsonian Institution)

For more than 20 years, Washington’s Deanwood neighborhood had the city’s only established amusement park. Tell us more!

— Joyce A. Lancaster, Washington

In the spring of 1925, a Washington college student put on his U.S. Army uniform — he was a veteran of World War I — and headed out for an evening of leisure. He was African American and not very surprised when he was repeatedly denied entry at whites-only theaters and public halls. In fact, his visit was part of research conducted by William H. Jones, a Howard University sociology professor who was gathering material that would later be published in his book “Recreation and Amusement Among Negroes in Washington, D.C.”

Of the unnamed student — apparently a pupil in Jones’s social pathology class — Jones wrote: “His total findings confirmed that much-repeated statement that ‘in Washington, a black man cannot get into the white man’s social life.’ ”

A photograph of a 1936 real estate map showing the location of the Suburban Gardens amusement park in the Deanwood neighborhood of Northeast Washington. (John Kelly/The Washington Post)

And when that is the case, the black man makes his own social life.

Suburban Gardens is a prime example. It remains the only amusement park to have been built within the District of Columbia (if you don’t count the giant Whack-a-Mole/Tilt-a-Whirl that is the U.S. Capitol).

Suburban Gardens was at 50th and Hayes streets NE. It was opened in 1921 by a black-owned real estate concern called the Universal Development and Loan Co., whose owners included architect H.D. Woodson y John Paynter, whose ancestors included slaves who attempted to escape on the Pearl.

“I imagine that they decided that black people ought to have a place like Glen Echo, and set about building a first-class amusement park,” said Patsy Fletcher, community outreach coordinator for the District’s Historic Preservation Office, who has studied Suburban Gardens.

While the city already had several black-owned “pleasure gardens” — with merry-go-rounds, dance pavilions, food stands and picnic areas — Suburban Gardens was much more amply appointed. Jones described it in his book: “The park comprises seven acres of land and is equipped with over a mile of macadam roadway together with over twenty concessionaires, booths and pavilions. In addition to a large dancing pavilion, there is a caterpillar, a coaster, an areo-swing, a ferris wheel, a dogem, a frolic, a tumble-bug and a fully-equipped free children’s playground.”

Some of the buildings were designed by noted black architect Lewis Giles Sr. Howard University swimming coach Clarence Pendleton Sr. oversaw aquatic programs. The dance pavilion hosted performances by the likes of Duke Ellington y Cab Calloway.

“It was pretty substantial,” Patsy said.

Around 1928, Suburban Gardens was bought by Abe Lichtman, a white movie theater owner. Around the time he purchased the amusement park, he proposed building a picture house in Deanwood. Among those who objected was one of the neighborhood’s most famous figures, Nannie Helen Burroughs, who ran the nearby National Training School for Women and Girls.

“She complained that her young ladies waiting at the streetcar stops were already being harassed by [amusement park] patrons and being exposed to people drinking and carousing,” Patsy said. “And now you’re going to build a movie theater?”

Burroughs’s complaints fell on deaf ears, and the Strand Theater was built at 5129-5131 Grant St. NE — ironically, today’s Nannie Helen Burroughs Avenue.

Suburban Gardens closed in the 1940s. The area was redeveloped and turned primarily into apartment buildings.

Jones’s book is a fascinating read. He surveys all forms of leisure found in Washington: golf courses, tennis courts, playgrounds, pool halls, cabarets, dance halls, casinos, movie theaters. He describes the E. Madison Hall, a black-owned excursion boat, and relates the appeal of informal recreation spots, such as barbershops.

In his introduction, Jones complains that the idea of recreation had been too rigidly tied to the notion of health. While it may be true that the two are linked, he writes, “the value of recreation extends far beyond the physiological. Play and entertainment influence cultural patterns and institutions. Any interpretation of a group without a consideration of the ways in which it uses its leisure time must necessarily be inadequate.”

A nifty amusement park like Suburban Gardens was well and good, he seemed to be saying, but because of segregation, African Americans in Washington were denied exposure to higher forms of culture. At the end of his book, Jones listed several recommendations for improving the situation, chief among them that racial barriers be removed.

It would take decades for that to happen. Glen Echo was not desegregated until 1961.


Historian Anna Trammell takes the helm of Tacoma Public Library’s Northwest Room

TACOMA — Tacoma Public Library welcomes archivist and librarian Anna Trammell as Northwest Room Historian.

Trammell joins Tacoma Public Library from her most recent position as Archivist and Special Collections Librarian and Assistant Professor at Pacific Lutheran University.

“Anna brings an incredible professional background in archival studies and librarianship, as well as a dedication to making history accessible, relevant, and exciting to all,” stated Director Kate Larsen.

The Northwest Room, located on the second floor of downtown Tacoma’s Main Library at 1102 Tacoma Ave. S, is renowned for its local history, genealogy, and special collections, which include Tacoma city directories dating back to 1885, early to current newspapers, record indexes, maps, photos, postcards, manuscript collections, architectural plans, and much more.

Trammell previously worked at the University of Illinois Archives Research Center and Rare Book and Manuscript Library as well as the Urbana Free Library of Urbana, Illinois. She received an MLIS and Special Collections Certificate from the University of Illinois and holds the designation of Certified Archivist from the Academy of Certified Archivists. In addition, Trammell is an appointed member of the Society of American Archivists’ Committee on Public Awareness and a co-host of the Archives in Context podcast.

“The Northwest Room belongs to Tacoma. With Anna Trammell at the helm as Northwest Room Historian, we look forward to welcoming more members of our community to explore, study, and learn from its expansive collection,” stated Larsen.


Today in History

Today is Monday, May 31, the 151st day of 2021. There are 214 days left in the year. This is Memorial Day.

Today’s Highlight in History:

On May 31, 1921, a race riot erupted in Tulsa, Oklahoma, as white mobs began looting and leveling the affluent Black district of Greenwood over reports a Black man had assaulted a white woman in an elevator hundreds are believed to have died.

In 1578, the Christian catacombs of ancient Rome were accidentally discovered by workers digging in a vineyard along the Via Salaria.

In 1790, President George Washington signed into law the first U.S. copyright act.

In 1859, the Big Ben clock tower in London went into operation, chiming for the first time.

In 1889, some 2,200 people in Johnstown, Pennsylvania, perished when the South Fork Dam collapsed, sending 20 million tons of water rushing through the town.

In 1935, movie studio 20th Century Fox was created through a merger of the Fox Film Corp. and Twentieth Century Pictures.

In 1962, former Nazi official Adolf Eichmann was hanged in Israel a few minutes before midnight for his role in the Holocaust.

In 1970, a magnitude 7.9 earthquake in Peru claimed an estimated 67,000 lives.

In 1977, the Trans-Alaska oil pipeline, three years in the making despite objections from environmentalists and Alaska Natives, was completed. (The first oil began flowing through the pipeline 20 days later.)

In 1989, House Speaker Jim Wright, dogged by questions about his ethics, announced he would resign. (Tom Foley later succeeded him.)

In 2009, Dr. George Tiller, a rare provider of late-term abortions, was shot and killed in a Wichita, Kansas, church. (Gunman Scott Roeder was later convicted of first-degree murder and sentenced to life in prison with no possibility of parole for 50 years.) Millvina Dean, the last survivor of the 1912 sinking of the RMS Titanic, died in Southampton, England at 97.

In 2014, Sgt. Bowe Bergdahl, the only American soldier held prisoner in Afghanistan, was freed by the Taliban in exchange for five Afghan detainees from the U.S. prison at Guantanamo Bay, Cuba. (Bergdahl, who’d gone missing in June 2009, later pleaded guilty to endangering his comrades by walking away from his post in Afghanistan his sentence included a dishonorable discharge, a reduction in rank and a fine, but no prison time.)

In 2019, a longtime city employee opened fire in a municipal building in Virginia Beach, Virginia, killing 12 people on three floors before police shot and killed him officials said DeWayne Craddock had resigned by email hours before the shooting.

Ten years ago: Angered by civilian casualties, Afghan President Hamid Karzai said he would no longer allow NATO airstrikes on houses. Former Bosnian Serb military commander Ratko Mladic (RAHT’-koh MLAH’-dich) was placed in a U.N. detention unit in the Netherlands to await trial on genocide charges.

Five years ago: A jury found former suburban Chicago police officer Drew Peterson guilty of trying to hire someone to kill the prosecutor who helped to convict him in the killing of his third wife, Kathleen Savio.

One year ago: Tens of thousands of protesters again took to the streets across America, with peaceful demonstrations against police killings overshadowed by unrest officials deployed thousands of National Guard soldiers and enacted strict curfews in major cities. Protesters in Washington, D.C., started fires near the White House amid increasing tensions with police, who fired tear gas and stun grenades. In tweets, President Donald Trump blamed anarchists and the media for fueling violence. The White House said it had sent to Brazil more than 2 million doses of a malaria drug touted by Trump as potentially protecting against the coronavirus scientific evidence had not backed up those uses of the drug. The privately-owned spacecraft SpaceX delivered two NASA astronauts to the International Space Station. Artist Christo, known for massive public arts projects that often involved wrapping large structures in fabric, died in New York at 84.

Today’s Birthdays: Actor-director Clint Eastwood is 91. Singer Peter Yarrow is 83. Humanitarian and author Terry Waite is 82. Singer-musician Augie Meyers is 81. Actor Sharon Gless is 78. Football Hall of Famer Joe Namath is 78. Broadcast journalist/commentator Bernard Goldberg is 76. Actor Tom Berenger is 71. Actor Gregory Harrison is 71. Actor Kyle Secor is 64. Actor Roma Maffia (ma-FEE’-uh) is 63. Actor/comedian Chris Elliott is 61. Actor Lea Thompson is 60. Singer Corey Hart is 59. Actor Hugh Dillon is 58. Rapper DMC is 57. Actor Brooke Shields is 56. Country musician Ed Adkins (The Derailers) is 54. TV host Phil Keoghan is 54. Jazz musician Christian McBride is 49. Actor Archie Panjabi is 49. Actor Merle Dandridge (TV: “Greenleaf”) is 46. Actor Colin Farrell is 45. Rock musician Scott Klopfenstein (Reel Big Fish) is 44. Actor Eric Christian Olsen is 44. Rock musician Andy Hurley (Fall Out Boy) is 41. Country singer Casey James (TV: “American Idol”) is 39. Actor Jonathan Tucker is 39. Rapper Waka Flocka Flame is 35. Actor Curtis Williams Jr. is 34. Pop singer Normani Hamilton (Fifth Harmony) is 25.

Copyright © 2021 The Associated Press. Reservados todos los derechos. This material may not be published, broadcast, written or redistributed.


Coolest Block in Fort Myers: River District, Where History Mingles with Funky

Ford's Garage burger and fries in the Fort Myers River District.

- Scott Keeler for VISIT FLORIDA


Maybe you can stretch out the daily allotment of eats along the coolest blocks of First Street if you treat your visit here like a progressive dinner (or lunch) party. Cocktails at Ford’s Garage followed by apps at Los Cabos Cantina & Tequila Bar then dinner at The Lodge, the most un-Florida restaurant you’ll ever visit. (Wee fake people ride a ski lift through the bar.)

Firestone Grille's Sky Bar.

- Scott Keeler for VISIT FLORIDA


Finish the night with a nightcap and dancing at Patio de Leon, an interior hideaway lined by clubs booming with live music, a pool hall and more restaurants. Or head one block over to Bay Street for rooftop selfies at Firestone Grille’s Sky Bar and luego return to boogie at the Patio.

Fort Myers River District.

- Scott Keeler for VISIT FLORIDA


The River District is and is not a typical Fort Myers -- or Florida for that matter -- attraction. The city’s downtown has a concentration of low-profile buildings erected in the early 1900s through the Florida building boom of the 1920s.

Still, like so many of America’s downtowns, the civic operations (city hall, county courthouse, library and a U.S. courthouse, among them) couldn’t save it when suburban shopping malls beckoned. Oh, the lawyers stayed, and they still have plenty of offices on these brick-lined streets, but downtown became something of a ghost town.

Visitors take in the historic buildings in Fort Myers River District.


Not anymore, because the place is in the midst of a full-on revival. The only ghosts you might spy now are during a historical walking tour. (Check out the schedule from True Tours, 239-945-0405). The River District’s location along the Caloosahatchee River was too desirable to stay down for long. In came investors and the area is now vibrant and enticing. And still growing.

So that’s the typical part. The River District provides a nod to the history of the City of Palms with a vision for the future, offering what hip travelers and young Fort Myers want to experience on foot.

So what’s new? If you’re looking for the usual Florida fare (grouper sandwiches and key lime pie), head to Fort Myers Beach. The River District provides another view of authentic Florida food, plus an appreciation for global cuisines including sushi, tacos and British bangers and mash. There are many indications that the easy-to-walk district brings in locals in equal measures with tourists.

Wild Florida hog is on the menu at The Lodge, a place that transports diners to the mountains of the American West with large screens projecting, of all things, videos of snow-capped peaks.

Ford’s Garage just a few blocks down First Street has a gas with vintage automobile memorabilia and cleverly named burgers that honor the history of the Ford Motor Company. Henry Ford and his buddy Thomas Edison wintered in Fort Myers and their nearby homes and workshops are open to the public. (Edison and Ford Winter Estates 239-334-7419).

Food isn’t the only thing to satisfy a walker in the River District. Shopping, live music and art are in the mix too. On a recent visit, we stayed at the Hotel Indigo, into which you enter from an historic post office arcade complete with multicolored terrazzo tile floors. The Indigo (1520 Broadway 239-337-3446) is just off First Street, the main drag through the River District. Park your car here, drop the bags and set out on foot. There’s also a large parking garage for day-trippers. (Find a downloadable map of all businesses at myriverdistrict.com.)

Throughout the district are large sculptures by Edgardo Carmona, a Colombian artist who brings to life musicians, jugglers, card players, street vendors and more in rust-colored metal. Get a guide to the sculptures at each work of art and a self-guided walking tour of the enchanting pieces could build your appetite for a sky-high burger at Ford’s.

The Sidney & Berne Davis Arts Center at the edge of the River District in Fort Myers.


If you want to enjoy art inside, head to the Sidney & Berne Davis Arts Center at the east edge of the district, another example of an old building that’s found new purpose. Opened in 1933 and made of Florida Keys limestone with walls embedded with coral formations and seashells, the former U.S. Post Office was vacated and neglected in the late 1990s. Civic-minded folks and art lovers saved the building and it now brings fine art, music, theater and film events to the city.

To see the district in action, consider planning a visit around one of the regular events such as the weekly farmers market and monthly art or music walks. The first Friday of each month sees bicyclists touring the area as part of the Critical Mass Bike Ride, which starts at a nearby grocery store parking lot. Into bikes that are more about vroom-vroom than pedal power? The quarterly Bike Nights have attracted hundreds of motorcyclists to the River District to show of their rides.

A sight in the Fort Myers River District.


Best Place to Buy a Gift for Your BFF

A pair of martini glasses at Market Earth in the River District.

Novelty socks with traditional designs but emblazoned with funny (and sometimes quite blue) sayings (Don’t Judge Me I Could Use a Sandwich I Hate Everyone Too Do I Look Like a Team Player?) can be had at Market Earth (2224 First St.,239-226-0006). Stop here for fair trade and sustainable clothes and jewelry, plus martini glasses etched with classy faces and adorned with bowties or earrings. Lots of cute greeting cards, too.

Best Florida Taste That You Can’t Eat

Downtown has a Naples Soap Co. outlet (2273 First St., 239-226-9005), which started in nearby swanky Naples. Soaps, lotions, bath balms, candles and more smell of coconut, key lime, orange and even rumrunner cocktails. The souvenir place for the folks back home.

Visit the Timeless store for a look at light fixtures.


Best Place to See an Edison Light Bulb outside of the Edison and Ford Winter Estates

Timeless (2218 First St., 239-332-8463) boasts an interesting array of “items of illumination.” Most of the fixtures are lit with Edison antique filament bulbs that are trendy in home décor and restaurant design. Much of the work at Timeless has a “steampunk” aesthetic, blending gothic features with industrial designs. Imagine science fiction meets Victorian sensibilities. Lots of jewelry, small sculptures and wall art, too. A must-stop in the River District.

Watch the sunset at the River Basin Plaza or the Sky Bar in Fort Myers.


Best Sunset Selfie Spots

There are two: The River Basin plaza on Bay Street between Hendry Street and Bayview Court won’t set you back a dime for a million-dollar waterfront photo backdrop. Or cross Bay Street and head to the rooftop Sky Bar of the four-story Firestone restaurant and bar complex (2224 Bay St., 239-334-3473) for a sunset cocktail and photo. Either spot will let you capture the nightly sky show over the Caloosahatchee River with you and your buddies in the foreground, of course. Bring a selfie-stick.

Best Place to Watch the Game

Just because you’re away from home, doesn’t mean you can’t watch the big game (or any old game for that matter) and check the scores. If you can muscle a spot at the bar, head to the quirky Lodge (2278 First St., 239-433-2739) for bison pot-stickers or Ford’s Garage, (2207 First St., 239-332-3673) for a Hot Wheels tequila cocktail with a jalapeno kick, all with lots of TVs. Wonder how Ford’s Garage can display all that company memorabilia? The owners are official partners with Ford Motor Company.


Ver el vídeo: Roma Virtual: cómo era antes la Roma que vemos hoy.