Interior del nicho de entierro urartiano en Agarak

Interior del nicho de entierro urartiano en Agarak


Catedral de Etchmiadzin

Catedral de Etchmiadzin [C] (armenio: Էջմիածնի մայր տաճար, Ēǰmiatsni mayr tačar) es la iglesia madre de la Iglesia Apostólica Armenia, ubicada en la ciudad de Vagharshapat (Etchmiadzin), Armenia. [D] Según la mayoría de los estudiosos, fue la primera catedral construida en la antigua Armenia, [E] ya menudo se considera la catedral más antigua del mundo. [F]

  • 483/4 (núcleo) [2] [3]
  • Siglo XVII (cúpula) [4] [A]
  • 1654-1658 (campanario) [2]
  • 1682 (campanarios más pequeños con torretas) [2]
  • 1868 (sacristía) [2]

La iglesia original fue construida a principios del siglo IV [33] —entre 301 y 303 según la tradición— por el santo patrón de Armenia Gregorio el Iluminador, tras la adopción del cristianismo como religión estatal por el rey Tiridates III. Fue construido sobre un templo pagano, simbolizando la conversión del paganismo al cristianismo. El núcleo del edificio actual fue construido en 483/4 por Vahan Mamikonian después de que la catedral sufriera graves daños en una invasión persa. Desde su fundación hasta la segunda mitad del siglo V, Etchmiadzin fue la sede de los Catholicos, el jefe supremo de la Iglesia armenia.

Aunque nunca perdió su importancia, la catedral sufrió posteriormente siglos de virtual abandono. En 1441 fue restaurado como catolicosato y permanece como tal hasta el día de hoy. [34] Desde entonces, la Madre Sede de la Santa Etchmiadzin ha sido la sede administrativa de la Iglesia armenia. Etchmiadzin fue saqueada por Shah Abbas I de Persia en 1604, cuando se llevaron reliquias y piedras de la catedral a Nueva Julfa en un esfuerzo por socavar el apego de los armenios a su tierra. Desde entonces, la catedral ha sido objeto de una serie de renovaciones. Se agregaron campanarios en la segunda mitad del siglo XVII y en 1868 se construyó una sacristía en el extremo este de la catedral. [2] Hoy, incorpora estilos de diferentes períodos de la arquitectura armenia. Disminuido durante el período soviético temprano, Etchmiadzin revivió nuevamente en la segunda mitad del siglo XX, y bajo la Armenia independiente. [2]

Como el principal santuario de los cristianos armenios en todo el mundo, Etchmiadzin ha sido un lugar importante en Armenia no solo religiosamente, sino también política y culturalmente. [35] Un importante lugar de peregrinación, es uno de los lugares más visitados del país. [36] Junto con varias importantes iglesias medievales tempranas ubicadas cerca, la catedral fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000.


Interior del nicho de entierro urartiano en Agarak - Historia

Badalyan Ruben S. Nuevos datos sobre la periodización y cronología de la cultura Kura-Araxes en Armenia. En: Paléorient, 2014, vol. 40, n ° 2. La cultura Kura-Araxes del Cáucaso a Irán, Anatolia y Levante: entre la unidad y la diversidad. págs. 71-92.

Paléorient, vol. 40.2, pág. 71-92 © CNRS ÉDITIONS 2014 Manuscrit reçu le 13 décembre 2013, accepté le 19 juin 2014 NUEVOS DATOS SOBRE LA PERIODIZACIÓN Y CRONOLOGÍA DE LOS KURA-ARAXES

Introducción

Más de 150 años desde los primeros descubrimientos y 70 años desde la identificación de una cultura que posteriormente se conoció como 'Shengavit' / 'Kura-Araxes', 1 el problema de su estatus, nam-

1. En la arqueología armenia, las designaciones "Shengavit" y "Kura-Araxes" se correlacionaron de manera diferente en diferentes momentos. El término "Shengavit" sugerido por E. Bayburtyan en 1939 se convirtió más tarde en sinónimo del término

ing, periodización y cronología sigue siendo un tema de debate, estimulado por los resultados de nuevas excavaciones en varias partes del oikumene Kura-Araxes.

“Kura-Araxes” acuñado por B. Kuftin (1943). Recientemente, el primero pasó a denotar la parte integral de la “afiliación cultural Kura-Araxes” / “Área arqueocultural daguestán-palestina” (Badalyan 2011a: 7-8). Compárese con la fórmula “cultura Velikent de la unidad histórico-cultural de Kura-Araxes” que recientemente ha reemplazado el término “variante del noreste caucásico / Daguestán de la cultura Kura-Araxes” (ver Magomedov 2006: 149, 152).


Interior del nicho de entierro urartiano en Agarak - Historia

Con la colaboración de R. H. Dyson y contribuciones de C.K. Wilkinson

Irán bajo la dinastía aqueménida (550-330 a. C.)

Bajo la dinastía de los gobernantes aqueménidas, el imperio persa comprendía Irán, Mesopotamia, Siria, Egipto, Asia Menor con sus ciudades griegas y algunas islas, Asia Central, Cáucaso, Tracia y partes de la India. [1] El fundador de este, el imperio más grande del mundo antiguo, fue Ciro, a menudo llamado el Grande [559-530 a. C.], cuyo padre persa, Cambises, rey de Anshan, [2] se había casado con la hija de Astiages, rey de los medos. Ciro derrotó a su abuelo alrededor del 550 a.C. y logró soldar a persas y medos en un ejército eficaz con el que pudo emprender conquistas más allá de las fronteras de Irán.

En la historia mundial, Ciro es conocido tanto por su victoria sobre Creso de Lidia [547 a. C.] como por su generosidad hacia los judíos, a quienes supuestamente concedió permiso para reconstruir el templo de Jerusalén y traerle los utensilios de oro y plata que Nabucodonosor lo había llevado a Babilonia.

Se llevó a cabo una restauración similar de los cultos locales bajo sus auspicios en toda Mesopotamia. Esta perspicacia política para tratar con los pueblos conquistados ayudó a Ciro en sus conquistas políticas y militares de las ricas ciudades griegas que anteriormente estaban bajo la soberanía de Creso. Solo Miletus se sometió voluntariamente. Los otros fueron conquistados uno tras otro, algunos por la fuerza militar, otros por traición, porque el oro persa era tan poderoso como las armas persas. Siria y Fenicia cayeron ante Ciro por su fácil conquista de Babilonia en 539 a. C.

En el noreste de Irán, Ciro tuvo que asegurar las fronteras contra la presión constante de las tribus nómadas y seminómadas de Asia central. En las batallas contra estos pueblos, el gran rey murió en el 530 a. C.

Su hijo Cambises conquistó Egipto en el 525 a. C. Sin embargo, sólo Darío I [522-486 a. C.], que también merecía el calificativo de Grande, consolidó el imperio mediante una eficiente organización administrativa. Poco más de un año después de la muerte de Cambises había logrado establecer su dominio sobre los líderes rebeldes de los medos, babilonios y otros pueblos que Ciro había conquistado. El memorial pictórico y escrito de su victoria fue tallado en el escarpado acantilado de Bisutun, que mira hacia el camino que conduce aún hoy desde la meseta iraní a la llanura mesopotámica. La altura real del relieve es de dieciocho pies, aproximadamente tan grande como cualquier tallador de piedra del antiguo Asia occidental, acostumbrado a relieves relativamente pequeños, podría concebir. Pero, visto desde la carretera, el relieve parece bastante pequeño.

La inscripción se tradujo en persa antiguo, acadio [el idioma de los babilonios] y elamita. Sobre la inscripción, Darius está representado en la postura tradicional del vencedor, con el pie colocado sobre su enemigo caído, Gaumata el Mago. Aquí la postura puede haber sido copiada del antiguo relieve de [p. 142] Anubanini en Sar-i-Pul, no muy lejos de Bisutun. En el relieve de Bisutun, ocho de los rebeldes están detrás de Gaumata con el cuello unido por una cuerda y las manos atadas a la espalda. Se agregó un noveno rebelde después de la victoria de Darius sobre los escitas puntiagudos. Darío realmente podía llamarse a sí mismo "Gran Rey", "Rey de reyes", títulos asociados posteriormente con los aqueménidas y asumidos solo por los gobernantes más poderosos de tiempos posteriores.

Los ejércitos de Darío sufrieron reveses sólo en Escitia y, en Grecia, en Maratón [490 a. C.]. Había comenzado la resistencia épica de la pequeña y desunida Grecia contra el imperio más poderoso de su época. En la época de Alejandro, la resistencia se convirtió en agresión y finalmente terminó con la victoria sobre el último rey aqueménida, Darío III. [pag. 143]

Los escritores griegos que informaron sobre Persia sabían de la primera residencia de Ciro en Pasargadae, de Susa como la sede principal de los gobernantes aqueménidas posteriores, y también de las residencias reales en Ecbatana y Babilonia. Ninguno, sin embargo, habló de Persépolis, fundada por Darío cerca de Pasargadae, en las profundidades del imperio. Esto puede deberse al carácter del sitio, que parece no haber sido un centro administrativo sino más bien religioso, donde los reyes aqueménidas fueron para las ceremonias de inauguración en la cercana Pasargadae, donde sus cuerpos fueron llevados para enterrarlos en la roca. -cámaras del valle de Naqsh-i Rustem cerca de Persépolis o más tarde en los acantilados alrededor de la Terraza de Persépolis- y donde probablemente se celebraba cada año la fiesta de Año Nuevo, el mayor evento religioso de Irán. [3]

Podemos suponer que las delegaciones de todos los países del imperio acudieron a esta fiesta trayendo al Rey de Reyes sus 'obsequios', que probablemente estaban almacenados en las tesorerías locales. La posición geográfica de Persépolis en el centro del país habría contribuido a la seguridad de estos tesoros y de las armerías relacionadas con ellos. El énfasis en los alojamientos para los militares en Persépolis, que se hizo evidente a partir de las excavaciones de Godard, indica una gran preocupación por la seguridad de los edificios en la terraza. [4]

Pasargadae, la residencia de Ciro el Grande, a unos 43 kilómetros por aire de Persépolis, probablemente también tenía como una de sus funciones principales la salvaguarda de los tesoros del rey. Allí había una ciudadela bien definida, que cubría un área enorme de unos doscientos metros de largo y hasta ciento treinta metros de ancho. Además, un pequeño valle cerrado inmediatamente al norte de la plataforma de la ciudadela estaba "custodiado por una muralla continua de ladrillos de adobe con torres cuadradas a intervalos regulares". Schmidt sugirió hace muchos años que el tesoro debería estar cerrado en esta área fortificada. Las excavaciones que se están llevando a cabo actualmente en Pasargadae pueden eventualmente proporcionar información sobre ese punto. [5]

Desde la ciudadela, un camino conducía hacia el sur hasta la zona del palacio amurallado. El primer edificio importante encontrado en esta área, y encerrado dentro de su propio recinto, fue una torre de piedra que se discutirá a continuación en relación con una torre similar en Nagsh-i Rustem. Los restos principales del área del palacio pertenecían a tres edificios interpretados por Herzfeld como una estructura de puerta, un palacio llamado sala de audiencias de Cyrus y otro llamado palacio residencial. [6] Estos edificios, que se encuentran bastante separados, pueden haber estado separados por la sombra de los árboles y los claros cursos de agua de un parque.

Se suponía que la estructura de la puerta era similar a la bien conservada puerta de Jerjes en Persépolis. Se pensaba que un par de toros colosales alados que miraban hacia afuera custodiaban la apertura de la puerta y un par de toros con cabeza humana que miraban hacia los palacios. Se dice que una sala de columnas formó la sala central de la estructura, que parece haber tenido una sala lateral en el noreste. Una jamba de la puerta de esta habitación tenía la figura de un genio de cuatro alas tallada en ella. Una inscripción sobre la figura decía en tres idiomas: "Yo, el rey Ciro, el aqueménida [construí esto]". Todavía estaba allí para ser copiado por los visitantes del sitio en 1840-41, pero hoy ha desaparecido.

La sala de audiencias se reconstruyó con una sala rectangular de columnas en el centro, rodeada por los cuatro lados por pórticos, encerrados en los extremos por un muro o una torre. El llamado palacio residencial tenía dos pórticos similares, pero también pequeñas habitaciones construidas con ladrillos de barro, presumiblemente viviendas.

Una comparación de estos pasillos y sus pórticos con la arquitectura de ladrillo macizo de Elam como se ejemplifica en Tchoga Zanbil muestra lo sorprendentemente diferente [p. 144] conceptos arquitectónicos que guiaron a los constructores de Pasargadae. La fachada no es una pared sólida, está abierta. Hablando literalmente, el visitante ya no es excluido, sino invitado a la fresca sombra de los pórticos nobles. Probablemente hubo varias razones para esta diferencia en las ideas arquitectónicas: clima, materiales de construcción y estructura social.

Sin embargo, la forma de los pórticos no se desarrolló en Irán, pero puede deberse a la tradición urartiana, mientras que la sala interior con un techo sostenido sobre columnas recuerda a las salas de columnas de Hasanlu.

La combinación de diferentes influencias asumidas para el plan de los edificios también es evidente en las columnas. Muestran una influencia considerable de las columnas jónicas de Asia Menor, aunque las proporciones nunca se observaron correctamente en Pasargadae. Pero la idea de una columna de piedra con algunas relaciones estándar entre la base y el eje, así como la forma general de la base (zócalo cuadrado y toro estriado horizontalmente) se debe seguramente a los prototipos jónicos. El contraste de color producido por el uso de piedra caliza negra junto con piedra caliza blanca para los dos bloques de la base y piedra caliza negra para nichos y marcos de puertas en edificios que de otro modo estarían hechos de piedra caliza blanca, también se puede comparar con algunos ejemplos jónicos. [7] Sin embargo, también se ha sugerido la derivación de los efectos de colores alternos de la arquitectura urartiana, y no es imposible que este deseo de fuertes contrastes de color deba su origen último a la tradición del Cercano Oriente, incluso en los ejemplos jónicos.

Los elementos originales iraníes se pueden encontrar también en la parte superior de la columna persa, que tenía la forma de una abrazadera gigantesca y sostenía una viga del techo como la que todavía se puede ver en las casas campesinas iraníes modernas, donde simples ramas bifurcadas sostienen las vigas del techo. . En Pasargadae, quizás incluso antes, este sencillo dispositivo se transformó en un capitel compuesto por un doble protoma de leonina [p. 145] monstruos o toros también se encontró una cabeza fragmentaria de un caballo perteneciente a una columna protoma. En Persépolis, la mayoría de las capitales tenían protomas de toros o toros con cabeza humana. Se probaron formas de otras criaturas como los grifos y luego se descartaron, obviamente porque no eran adecuadas. [8]

Aún más al sur que el área del palacio se encuentra la tumba de Cyrus, una estructura mucho más impresionante de lo que uno esperaría de las fotografías y dibujos de la forma de la casa a dos aguas en la plataforma escalonada. La altura total de la estructura es de 11 metros y los bloques de construcción bien vestidos son tan altos como un hombre. De manera típicamente aqueménida, los bloques se mantenían unidos mediante abrazaderas de cola de golondrina de plomo y hierro, de las cuales solo las del techo hueco han permanecido en su lugar. Los autores clásicos dicen que árboles de diferentes tipos rodearon la tumba de Ciro. Podemos suponer que fueron plantados a cierta distancia de la tumba y que fueron más cortos que la altura total de la estructura, lo que la hace parecer aún más imponente. . . . [pag. 146]

La elevación por encima del plano de los seres humanos ordinarios, por la que Darío obviamente luchó en su relieve rocoso en Bisutun y en la fachada de su tumba, también se manifiesta en su elección de la terraza alta de Persépolis para su tesoro y su palacio: un escenario efectivo para las ceremonias de Año Nuevo. En la selección del sitio también pudo haber sido influenciado por las terrazas existentes del período Aqueménida temprano. [9] que se han encontrado en varios sitios, incluida Pasargadae, y que pueden haber añadido algún significado religioso a la mayor seguridad que ofrecían a la ciudadela de Pasargadae y los palacios de Persépolis.

En Persépolis, donde Darío pudo haber comenzado a construir en 520 a. C., se erigieron primero las fortificaciones y los cuarteles militares y, casi al mismo tiempo, el [p. 147] almacenes de tesoros, armas y suministros, el complejo de edificios llamado Tesoro por los excavadores estadounidenses. En sus características principales, toda la distribución de los grandes salones de la terraza parece haber sido planificada desde el principio, aunque tardó unos sesenta años en completarse. Las funciones de estos diferentes salones en las ceremonias del festival de Año Nuevo fueron reconstruidas vívidamente y en su mayor parte de manera convincente por Chrishman, quien usó no solo las ruinas restantes del edificio y el contenido de sus relieves, sino también su conocimiento de las reuniones tribales iraníes. , en el que se conservan muchas costumbres antiguas. [10]

Probablemente, delegaciones de todas las partes del imperio llegaron a Persépolis mucho antes del gran festival. Alrededor de la ciudad, que estaba al pie de la terraza, las tiendas con banderines alegres se habrían extendido hacia la llanura. El día de la fiesta, los invitados del rey, los más grandes dignatarios del imperio, persas y medos, subieron las amplias escaleras que conducían a la terraza. Las escaleras fueron diseñadas como un escenario. Hecho de hermosa piedra caliza blanca, el mismo material que se usó para las paredes, pero cuidadosamente alisado para que pareciera mármol, dos tramos de escalones que se elevaban suavemente conducían en direcciones opuestas a descansos intermedios donde la dirección se invirtió y las escaleras giraron y convergieron hacia el rellano superior [1]. [11] Después de la finalización de la Puerta de Jerjes [2] [descrita anteriormente en la p. 144] en relación con la supuesta estructura de la puerta en Pasargadae], los visitantes atravesaron la Puerta antes de entrar a la plaza frente a la gran sala de audiencias o Apadana de Darío y Jerjes. Al volverse hacia la sala, el visitante se enfrentó a una de las estructuras más nobles del mundo antiguo [5].

El edificio tenía más de veinte metros de altura y estaba aún más elevado con un zócalo [pág. 148] 2,60 metros de altura. El salón principal cuadrado, que estaba cerrado por gruesos muros de adobe, tenía una longitud lateral de 60,50 metros, a los que se sumaban los pórticos en tres lados y los trasteros en la parte trasera. En las cuatro esquinas del edificio se levantaban torres que rodeaban escaleras que conducían al techo. En la entrada de cada torre había figuras guardianas de grandes perros u otros animales.

Desde la plaza antes de la Apadana, dos escalinatas monumentales conducían a los pórticos, una al este [4] y la otra al norte [6]. Los parapetos de estas escalinatas estaban coronados por almenas de cuatro escalones, utilizados del mismo modo en toda la terraza. Se presume que las almenas también se utilizaron para la decoración de los techos, pero esto no se puede probar. A juzgar por el uso de almenas en la corona de Darío en Bisutun y en la cabeza azul de un príncipe, que se comenta en la página 160, tenían un significado protector simbólico además de su valor decorativo.

Las fachadas y parapetos de las escaleras se cubrieron con relieves. "Cada una de las dos escaleras muestra esencialmente las mismas escenas: una procesión de veintitrés delegaciones del imperio que llevan tributo y filas de guardias, dignatarios, caballos, carros y asistentes, además de otros motivos". [12] Se cree que estos relieves muestran de manera abreviada la secuencia de la primera fase del festival de Año Nuevo, que se describirá aquí, ya que se puede leer en los relieves.

Antes de las escaleras estaban los guardias del rey, llamados el Inmortalesporque su número de diez mil se restableció inmediatamente después de cada pérdida. A los lados de las escaleras estaban los guardias persas, vestidos con una túnica suelta, dulcesy gorro acanalado o tiara. Todos se volvieron hacia la entrada de la sala de audiencias en la que estaba presente el rey.

Los invitados y dignatarios que fueron admitidos a la audiencia en el Apadana probablemente entraron por las dos entradas del norte, mientras que el propio rey sin duda entró por una entrada en el lado este [4]. Después de la audiencia, el rey y su séquito ocuparían sus lugares en el pórtico occidental y su estrecho patio delantero, que se extendía hasta el borde de la terraza y permitía una excelente vista de los acontecimientos de abajo.

El orden de los grupos en la procesión representada al fondo de las escaleras en el zócalo de la sala de audiencias indicaba que los guardias de Susian en su brillantez [p. 151] túnicas de colores fueron lo primero. Conocemos los hermosos colores y el patrón de estas túnicas por los relieves de ladrillo vidriado descubiertos en Susa. En Persépolis no se ha conservado ninguno de los colores originales. Las prendas de Susa muestran patrones dispersos de rosetas, estrellas, cuadrados, cada uno inscrito con una puerta de la ciudad y bordes de flores de loto, todos en diferentes combinaciones de colores. Los guardias portan arcos y grandes carcaj con flechas y colocan el extremo globular de sus lanzas en el pie delantero, gesto que corresponde al de colocar el arco en el pie, visto en las fachadas de los sepulcros reales.

Los susianos fueron seguidos por tres grupos de mozos de cuadra reales, caballos del establo real y carros, todos conducidos por ujieres. Después de ellos venían filas interminables de guardias susianos, seguidos por un grupo de nobles o dignatarios persas y medos en los que los persas parecen haber tenido precedencia sobre los medos. Los medos llevaban una gorra de fieltro alta y redondeada con una cinta colgando en la espalda, un abrigo largo y ajustado que llegaba un poco por encima de las rodillas y estaba atado con un cinturón, y pantalones largos probablemente de cuero, así como zapatos con cordones. La mayoría tiene un abrigo con mangas vacías colgando sobre sus hombros, como en Qyzqapan. Los persas y los medos usan el mismo tipo de joyería, una torsión torcida o simple, aretes y brazaletes. En los relieves, la mayoría de las personas de este grupo llevan una flor. Puede haber sido una de esas flores de olor dulce que se utilizan a menudo en lugar de perfume en el Cercano Oriente y que conservan su fragancia durante días.

A juzgar por los relieves, la Marcha de las Naciones debe haber comenzado después de que estos grupos de susios, persas y medos hubieran pasado. Primero vinieron los medos con sus hermosos caballos, luego los susios, quienes trajeron consigo una leona y sus cachorros, así como arcos y dagas, las últimas seguramente de metales preciosos. Después de algunas delegaciones más, todas encabezadas por ujieres, siguieron a los lidios. Llevaban vestidos largos de manga corta con un patrón ondulado, tal vez sugiriendo lana. Sobre el hombro izquierdo se colgaba un pañuelo con borlas en las esquinas, y en la cabeza llevaban un tocado alto en forma de turbante debajo del cual colgaba una trenza muy estilizada, tal vez ya no de cabello sino de cinta. Llevaban botas bajas con puntera ligeramente hacia arriba, el calzado característico de Asia Menor. Su tributo consistía en dos vasijas de metal con asas terminadas en toros alados, dos cuencos bajos de metal y dos anillos oblongos, cada uno adornado con dos grifos. Finalmente había un carro con un cuerpo sencillo tirado por dos sementales conducidos por mozos sin turbante.

Otras delegaciones que presumiblemente despertaron mucho interés fueron los sogdianos con sus ovejas Karakul de cola ancha y pieles de cordero, probablemente pieles valiosas, luego los indios, con el torso desnudo, lo que era muy inusual, aunque su líder vestía un vestido indio suelto que seguramente era de colores alegres y debe haber sido llamativo. Uno de los indios llevaba un par de cestas que contenían ollas presumiblemente llenas de polvo de oro. [13] Los árabes con su dromedario y los etíopes de pelo arrugado con un okapi habrían hecho las delicias de los espectadores. [14] Después de la conclusión de esta larga procesión, el rey probablemente dejó la Apadana y pudo haber pasado por el llamado Tripylon en este camino hacia el banquete, la segunda fase de las festividades. El Tripylon también se ha llamado el edificio "Central" o el Salón del Consejo. Es un hermoso edificio pequeño con tres portales monumentales que probablemente indican su función como 'el principal vínculo de comunicación entre la zona norte de patios abiertos y espaciosos edificios públicos y la parte del sitio que estaba ocupada por los palacios residenciales de los reyes. ' [15]

Los relieves de las jambas de las puertas norte y sur muestran al rey [pág. 152] seguido por dos asistentes, uno de los cuales lleva la sombrilla real, mientras que el otro sostiene un batidor de moscas sobre la cabeza del rey y lleva una toalla. El banquete probablemente tuvo lugar en el salón principal del palacio de Jerjes [24], una vez que se completó esa estructura. Es difícil decir si pudo o no haber tenido lugar antes en el palacio mucho más pequeño de Darío [18].

La tercera y quizás más importante fase simbólica del festival parece haber sido el transporte del rey en su trono por los representantes de las naciones desde el Tripylon hasta el Salón de las Cien Columnas. [16] Allí, quizás en la gran plaza antes del salón, se puede reconstruir como una cuarta fase un impresionante desfile militar de los Inmortales ante su rey.

Esta interpretación se ha deducido en gran parte de los relieves, algunos de los cuales ciertamente proceden de la época del nieto de Darío, Artajerjes [465-423 a. C.]. Sin embargo, parece probable que los cambios ocurrieran solo en los detalles y que las ceremonias retratadas correspondieran a las instituidas en la época de Darío y continuaron hasta su último sucesor.

Una representación excepcional se encuentra solo en los relieves de las jambas de la puerta oriental del Tripylon. Estos muestran al rey Darío y al príncipe heredero Jerjes en el mismo relieve, protegidos por un dosel sobre el que flota el dios Ahura Mazda en el disco alado. En ningún otro lugar existe tal expresión de una relación cercana entre padre e hijo.

La placa de la página 157 muestra el relieve de la jamba izquierda de la puerta este del Tripylon nuestro dibujo [Fig. 84] da un boceto de la jamba derecha opuesta. Por razones difíciles de explicar, todos los motivos de Persépolis tenían una contraparte.

Los colores del símbolo de Ahura Mazda en el Tripylon se pueden reconstruir a partir de los de un símbolo similar descubierto por Herzfeld en el Salón de las Cien Columnas y esbozado por él antes de que desaparecieran. [17] Mostraban azul turquesa, rojo escarlata claro, amarillo dorado o naranja, morado oscuro, azul lapislázuli y algunos toques de verde esmeralda, todo sobre un fondo negro. El color adicional en estos relieves lo habría proporcionado el oro o el material muy dorado con el que estaban cubiertas las insignias reales. Los rastros de dicha cobertura se pueden ver en los relieves de Tripylon dañados, que muestran hendiduras en el lado de las coronas en las que se habían fijado herrajes metálicos.

A esta descripción de los colores utilizados originalmente en la decoración de Persépolis se puede agregar la de los relieves vidriados de Susa, que se encuentran en la página 152. Esta evidencia nos da una idea del resplandor de colores presentado por la corte aqueménida, especialmente en el época del festival de Año Nuevo.

A los edificios descritos en el curso de la reconstrucción hipotética del festival de Año Nuevo se puede agregar la puerta inacabada frente al Salón de las Cien Columnas, esta puerta puede haber estado destinada a asegurar una entrada impresionante a los grupos militares que se cree que desfilaron en la plaza norte. de [p. 154] la sala, que mide cuatro mil metros cuadrados de superficie. Además, estaba el llamado harén, ahora identificado de manera más convincente como instalaciones de almacenamiento adicionales. [18]

En su agrupación suelta de salas individuales, Persépolis se parece a Pasargadae, mientras que en Susa, donde se excavó otro palacio aqueménida, el plano del antiguo palacio del Cercano Oriente parece haber influido en la disposición de las habitaciones alrededor de los patios de modo que el palacio fue reconstruido, aunque no muy confiablemente - como un complejo coherente. [19][pag. 156]


NOTAS:
1. Para la historia del período de Olmstead Historia del Imperio Persa [Chicago, 1948] todavía proporciona la documentación más extensa de fuentes cuneiformes. H. Bengston, Griechische Geschichte von den Anfágen bis in die rómische Kaiserzeit [Handbuch der Altertumswissen-schaft. Dritte Abteilung, vierter Teil. Munich, 2ª ed., 1960], se ha utilizado para la relación entre persas y griegos.

2. Se puede suponer que Anshan se encontraba en las montañas Bakhtiari del oeste de Persia ver Hinz, Persia, pag. 6.

3. Esta interpretación del significado de Persépolis fue resumida por Erdmann en 'Persépolis: Daten und Deutungen', Mitteilungen der Deutschen Orient-Geselschaft 92 [1960], pág. 47.

4. Véase Godard, 'Les Travaux de Persepolis', Archaeologica Orientalia in Memoriam Ernst Herzfeld [Locust Valley, N.Y., 1952], especialmente págs. 122-126, y Godard, L'art de l'Iran, págs. 123-125.

5. Para el primer informe preliminar sobre las excavaciones en Pasargadae, véase D. Stronach, Iran I [1963], págs. 19-42. En P. 27 Stronach describe el Área de la Ciudadela y menciona [Ibídem., nota 20] Las especulaciones de Schmidt sobre el propósito de las fortificaciones en Persépolis I, p. 21.

6. Un esquema de plano de Pasargadae, Stronach, op. cit. en nota XII / 5, pág. 25, Fig. 2, da una buena idea de la distribución de estos edificios en relación con las otras estructuras de Persépolis. Herzfeld describió los restos de estos edificios en Archaeologishe Mitteilungen aus Iran I [1928], págs. 4-16.

7. Boardman, 'Chian and Early Ionic Architecture', El diario de anticuarios XXXIX [1959], pág. 217, señala la diferencia entre los contrastes de color en los miembros estructurales individuales y en losas alternas en un friso o en las hileras de una pared. Para el contraste de color en los miembros estructurales individuales, cita ejemplos de Old Smyrna, 'y más de una vez en edificios de Chian': para la simple alternancia de losas, da ejemplos del norte de Siria y Urartian [ibídem., nota 4]. No cree que este último haya influido en la arquitectura de Pasargadae. Sin embargo, la arquitectura urartiana también parece haber buscado un contraste de color en los elementos estructurales, como lo muestra el parapeto de piedra oscura en las paredes de diferentes colores que se ven en Karmir Blur cf. K.L. Oganesio,Karmir Blur IV [Akademia Nauk Armianskoi SSR, 1955], reconstrucción en p. 103, Fig. 61. Es cierto que todo el parapeto está construido allí en un color diferente, no solo partes de él.

8. Herzfeld demostró la derivación de la parte superior del capitel aqueménida a partir de predecesores en madera. Iran, págs. 210-211. En Pl. XXXIX [arriba, derecha] del mismo libro reprodujo parte de un protoma de caballo de Pasargadae. El protoma del grifo fue publicado por Godard en ILN [Ene. 2, 1954], pág. 18, Figs. 5-8. También se descartó un protoma con dragones león, éste por tener un defecto en la piedra, por lo que el capitel no solo era desgarbado sino también inseguro, aunque los obreros intentaron en vano mejorar esta condición aplicando abrazaderas de hierro, el rastros de los cuales todavía se pueden ver en la piedra [Ibídem., pag. 19, Figs. 9, 11]. Véase también Godard, L'art de l'Iran, Fig. 61. Estos protomas también se reproducen en Ali Sami, Persépolis [3ª ed., Shiraz, 1958], láminas sin numerar a continuación de la p. F.

9. Ghirshman discutió las terrazas del período Aqueménida temprano en 'Masjid-i-Solaiman: résidence des premiers Achéménides,' Siria XXVII [1950], págs. 205-220, y también por Erdmann, Bibliotheca Orientalis XIII [1956], págs. 58, 59.

10. R. Ghirshman, 'Notes iraniennes: VII, A propos de Persépolis,' Artibus Asiae XX / 4 [1957], págs. 265-278. Sin embargo, la presente descripción también se basa en la reconstrucción ocasionalmente variable de Erdmann, "Persépolis: Daten un Deutungen", citada en la nota XIII 3 anterior.

11. Esta y las siguientes descripciones de las características arquitectónicas y de los relieves se toman, a menudo verbalmente, de E. F. Schmidt en Persépolis I, aunque en ocasiones se omiten las comillas para facilitar la lectura. Los números entre paréntesis se refieren a los números de las habitaciones en el plano, Fig.78, reproducido del artículo de Ghirshman citado en la nota XII 14.

12. Citado de Persépolis Yo, p. 82.

13. Para la descripción de los indios, lidios y sogdianos, véase Barnett, 'Persépolis', Irak XIX [1957], págs. 68-70.

14. Para la delegación árabe con su dromedario, véase Persépolis Yo, Pl. 46 para la delegación etíope, ver Persépolis Yo, Pl. 49.

15. Citado de Persépolis Yo, p. 107. Schmidt llamó al edificio Salón del Consejo Erdmann se refiere a él como 'ZentralgebŠude' [ver el artículo citado en la nota XII / 3] Conservo el término de Herzfeld, Tripylon.

16. Aquí comenzamos a sustituir la reconstrucción de Erdmann por la de Ghirshman.

17. La descripción de los colores del símbolo Ahura Mazda fue dada por Herzfeld en Iran, pag. 255, donde se refirió a su boceto a acuarela reproducido, ibídem., en Pl. LXIV, arriba. Herzfeld también declaró: "Las excavaciones de las partes cubiertas de las esculturas del Tripylon también revelaron sus colores originales sin cambios: rojo púrpura y azul turquesa, con aplicación de metal, posiblemente oro". Hoy no queda rastro de los colores.

18. Godard, L'art de l'Iran, págs. 123, 124.

19. Para la dudosa autenticidad de los planos y reconstrucciones del complejo palaciego de Susa, véanse las observaciones de Franfort, Arte y Arquitectura, pag. 218 y nota 54.


Interior del nicho de entierro urartiano en Agarak - Historia

Marro Catherine, Özfirat Aynur. Encuesta preclásica en el este de Turquía. Primer informe preliminar: Región de Ağrı Dağ (Monte Ararat). En: Anatolia Antiqua, Tome 11, 2003. págs. 385-422.

Anatolia Antiqua XI (2003), pág. 385-422.

Catherine MARRO y Aynur ÔZFIRAT

ENCUESTA PRECLÁSICA EN EL ESTE DE TURQUÍA.

PRIMER INFORME PRELIMINAR: LA REGIÓN DE AGRI DAG (MONTE ARARAT)

1. Introducción

Se sabe muy poco sobre las características y el desarrollo de las sociedades humanas en las tierras altas de Transcaucasia, especialmente en Turquía, durante el Holoceno. La falta de datos científicos es particularmente conspicua en lo que respecta a dos cuestiones principales: 1) los modos y el ritmo del proceso de neolitización, 2) los orígenes y desarrollo de sociedades complejas, como se materializa en el 3er. molino. Cacicazgos antes de Cristo, o más tarde, en el estado de Urarte (900-640 aC).

En lo que respecta a los períodos prehistóricos, se dispone de algunas síntesis que resumen el trabajo realizado en la ex Unión Soviética (Chataigner 1995, Kush-nareva 1997, Munchaev 1975, Sagona 1984), todavía la mayoría de las características que caracterizan la estructura y la evolución de los asentamientos humanos. tanto en Transcaucasia como en el Cáucaso siguen siendo en gran parte desconocidos. Por otro lado, abundantes investigaciones realizadas en regiones vecinas (Siria, Levante o Mesopotamia) durante los últimos 30 años, enfatizan (Chataigner 1998, Kozlowski 1999) la probable importancia de las Tierras Altas por su riqueza en recursos naturales significativos para el Neolítico y Economía calcolítica (obsidiana, cobre y madera). Como no se ha realizado un trabajo sustancial en estas regiones, sigue siendo imposible caracterizar los procesos que operan en la transformación de las sociedades humanas y las economías situadas

Al norte del Tauro oriental, de ahí comparar estos procesos con los que intervienen en el desarrollo de las culturas del sur.

En lo que respecta al surgimiento de sociedades complejas, la mayoría de las síntesis se centran básicamente en la región del Alto Éufrates (Frangipane 1996, Marro 1997), que ha aportado muchos datos nuevos gracias al extenso programa de excavación de salvamento emprendido por el Medio Oriente Técnico. Universidad (METU) a finales de los sesenta. Se dispone de una única síntesis que trata sobre la Anatolia oriental en su conjunto, pero está restringida a la Edad del Bronce Medio (Ôzfirat 2001a): todas estas síntesis sugieren que las sociedades jerárquicas de Anatolia oriental se desarrollaron siguiendo sus propias líneas, que difieren sustancialmente de los procesos. trabajando en el surgimiento de políticas protoestatales en Siria y Mesopotamia1.

En lo que respecta al primer milenio antes de Cristo, se dispone de más datos que en cualquier período anterior, ya que la cultura urarteana ha sido el foco de un trabajo intensivo durante más de 30 años. Sin embargo, el trabajo de campo se limita principalmente a la región de Van, donde las excavaciones aún están en progreso en los sitios de Ayanis y Anzaf (Belli 1998 Çilingiroglu y Salvini 2001). Las excavaciones realizadas en la necrópolis de Karagiindiiz (Sevin-Kavakh 1996) y Hakkari (Sevin y Ôzfirat 2001b Sevin et alii 2001), donde se han encontrado las famosas estelas de piedra, también han proporcionado nuevos datos importantes sobre el período del Bronce Tardío-Edad del Hierro Temprano. . Además de proporcionar

**) Universidad Yiiztincù Yil, Van.

1) No obstante, comienzan a estar disponibles nuevos datos gracias al trabajo realizado en el campo durante los últimos diez años por A. Sagona en la región de Erzurum, a través de sus excavaciones en Buyuktepe y Sos Hôyiik (Sagona 2000 Sagona A. y C. en prensa McConchie en prensa Howell-Meurs 2001), así como su estudio en el área de Bayburt. En lo que respecta a la región de Van, hay que mencionar las excavaciones realizadas en Karagiindiiz y Dilkaya, de las que se dispone de informes preliminares (Sevin et alii 2000a, 2000b Sevin y Ôzfirat 2001a Çilingiroglu 1994).


Historia y cultura rumanas

Del Danubio a Asia. De Oeste a Este y Atrás. TARTA. Indoeuropeos. Indo-iraníes

 

& # 160 Principales sitios arqueológicos y culturas. Sitios: A, Mikhailovka B, Petrovka C, Arkhaim D, Sintashta E, Botai F, Namazga G, Gonur H, Togolok I, Dashly Oasis J, Sapelli K, Djarkutan L, Hissar M, Shahr-i-Sokhta N, Sibri O , Shahdad P, Yahya Q, Susa.

& # 160 Culturas: 1, Cucuteni (NWM) -Tripolye 2, Pit Grave / Catacumba 3, Sintashta / Arkhaim 4, Abashevo 5, Afanasievo 6, Andronovo 7, Complejo arqueológico bactriano Margiana 8, Indo 9, Akkadian 10, Hurrian 11, Hitita & # 160

Mesa de Contenido-Cuprins:  

David W. Anthony, Pastores de la Edad de Bronce de las estepas euroasiáticas.

Culturas arqueológicas de los nómadas esteparios

Edad del Bronce Antiguo
(3300-1900 a.C.)

Edad del Bronce Medio
(1900-1200BC)

La estepa euroasiática es un mar de praderas variadas que se extiende desde Mongolia hasta la desembocadura del Danubio, una distancia de este a oeste de unos 7.000 kilómetros. Ninguna inscripción sobreviviente describe las culturas de la Edad del Bronce de la estepa; son completamente prehistóricas. Por esa razón, son mucho menos conocidos que sus descendientes de la Edad del Hierro, como los escitas.

Fue en la Edad del Bronce cuando la gente realmente domesticó la estepa, aprendió a sacar provecho de ella. Carros, ovejas de lana y quizás paseos a caballo aparecieron en la estepa a principios de la Edad del Bronce. Los carros y la minería de cobre a gran escala surgieron a finales de la Edad del Bronce. Estas innovaciones revolucionaron las economías de la estepa, lo que llevó a la extensión de una civilización esteparia única y muy similar desde Europa oriental hasta las fronteras de China. & # 160

Las lenguas indoeuropeas bien podrían haberse extendido a través de esta nueva comunidad de culturas esteparias.

La Edad del Bronce de la estepa fue definida por los arqueólogos soviéticos, que no buscaron orientación en Europa occidental.En cambio, emparejaron las fases cronológicas de las estepas rusas y ucranianas con las de las montañas del Cáucaso, parte tanto del imperio ruso zarista como de la Unión Soviética. La cronología de la Edad de Bronce del Cáucaso, a su vez, está vinculada a la de Anatolia, en la Turquía moderna. Como resultado, las regiones esteparias de la ex Unión Soviética tienen una cronología de la Edad del Bronce que es completamente diferente a la del oeste de Polonia o el sureste de Europa, donde se utilizó el sistema cronológico de Europa occidental definido por Paul Reinecke.

La Edad del Bronce Temprano de las estepas comenzó alrededor del 3300 a. C., quizás mil años antes que la Edad del Bronce Temprano de Polonia y el sureste de Europa, pero aproximadamente al mismo tiempo que la Edad del Bronce Temprano de Anatolia. Esto puede parecer un asunto trivial, pero ha obstaculizado la comunicación entre los arqueólogos occidentales y ruso-ucranianos que estudian la Edad del Bronce. Además, algunos arqueólogos influyentes soviéticos y postsoviéticos tardaron en aceptar la validez de la datación por radiocarbono, por lo que las cronologías competitivas basadas en radiocarbono y basadas en tipologías han confundido a los forasteros.

Finalmente, la Edad de Bronce de la estepa cubre un área tan enorme que es imposible definir una cronología que se aplique a toda la región. De hecho, hubo una importante frontera cultural en la región del Volga-Ural que separó las estepas occidentales, al oeste de los Montes Urales, de las estepas orientales o asiáticas hasta el final de la Edad del Bronce Medio, como se define en la secuencia occidental. . En las estepas del norte de Kazajstán, justo al este de esta frontera de los Urales, la secuencia salta de un Eneolítico local a una Edad del Bronce Temprano breve y mal definida (fuertemente influenciada por la Edad del Bonze Medio occidental), seguida por la Edad del Bronce Final. Solo en la Edad del Bronce Final las estepas oriental y occidental comparten los mismos períodos cronológicos amplios.

La secuencia de culturas de la Edad del Bronce en las estepas occidentales se estableció en 1901-1907, cuando Vasily A. Gorodtsov excavó 107 túmulos funerarios, o kurgans, que contenían 299 tumbas en la región de Izyum del norte del valle del río Donets, cerca de Jarkov en las estepas ucranianas. . En 1907 publicó un relato en el que observaba que se encontraban repetidamente tres tipos básicos de tumbas, estratificadas una encima de la otra: las tumbas más antiguas de los kurgans eran de un tipo que él llamaba fosas, seguidas de tumbas de catacumba y luego de tumbas de madera. . Estos tipos de tumbas ahora se reconocen como la columna vertebral de la cronología de la Edad del Bronce para las estepas occidentales. Las fechas absolutas que se les dan aquí son fechas máximas, las primeras y últimas expresiones.

los Pit GraveLa cultura, (Russ. & # 8221Yamnaya & # 8221), por ejemplo, comenzó en el 3300 a. C. y persistió en las estepas al noroeste del Mar Negro hasta aproximadamente el 2300 a. C.

Edad del Bronce Antiguo. Pit Grave fue reemplazado por la cultura de las catacumbas en las estepas al este del valle del Dnieper cientos de años antes, alrededor del 2700 o incluso 2800 a.C. Los sitios de catacumbas duraron hasta 1900 a.C.

Edad del Bronce Medio. La cultura de Timber Grave (Russ. & # 8221Srubnaya) adquirió prominencia alrededor del 1900 a. C. y terminó alrededor del 1200 a. C. & # 160

LAS RAÍCES DE LA EDAD DEL BRONCE DE LA ESTEPA

El período 4000 - 3500 a.C. presenció la aparición de nuevos tipos de riqueza en las estepas al norte del Mar Negro (la región del Póntico Norte) y, simultáneamente, la fragmentación de las sociedades en el valle del Danubio y los Cárpatos orientales (los Cucuteni Cultura tripolye) que habían sido los centros de población y productividad económica de la región. Ricas tumbas (el Cultura Karanovo VI) apareció en las praderas de la estepa desde la desembocadura del Danubio (como en Suvorovo, al norte del delta del Danubio en Rumania) hasta las estepas de Azov (como en Novodanilovka, al norte de Mariupol en Ucrania). Estas tumbas excepcionales contenían hojas de pedernal de hasta 20 centímetros de largo, hachas de pedernal pulidas, puntas de pedernal lanceoladas, cuentas de concha y cobre, anillos y brazaletes en espiral de cobre, algunos pequeños adornos de oro y (en Suvorovo) una cabeza de maza de piedra pulida con forma de la cabeza de un caballo. El porcentaje de huesos de caballo se duplicó en los asentamientos esteparios de este período, alrededor del 4000 al 3000 a. C., en Dereivka y Sredny Stog II.

   Cultivo Cucuteni-Trypillia
 

Es posible que la cabalgata comenzara por esta época. A principios de este período, quizás poniendo en marcha innovaciones económicas y militares que amenazaban la base económica de las aldeas agrícolas. La mayoría Tripolye (también conocido como Cultura Cucuteni-Trypillian ) B1 - B2 Se fortificaron las ciudades, que datan del 4000 al 3800 a. C. En el valle del Bajo Danubio, que anteriormente era una región densamente poblada y materialmente rica, se abandonaron seiscientos asentamientos y una cultura material más simple (tipificada por los sitios Cernavoda y Renie) se generalizó en las comunidades más pequeñas y dispersas que siguieron. La minería y la metalurgia del cobre se redujeron drásticamente en los Balcanes. Más tarde, en el sur de Bug Valley, la gente de Tripolye más oriental se concentró en unas pocas ciudades muy grandes, como Maidanets'ke, posiblemente por razones defensivas. Los más grandes tenían entre 300 y 400 hectáreas de superficie, con mil quinientos edificios dispuestos en círculos concéntricos alrededor de una gran plaza central o verde.

Estas enormes ciudades fueron ocupadas desde aproximadamente el 3800 al 3500 a.C., durante el período Tripolye C1, y luego fueron abandonadas. La mayor parte de la población del este de Tripolye se dispersó en unidades residenciales más pequeñas y móviles. Solo unos pocos grupos de ciudades en el valle de Dniéster conservaron las antiguas costumbres de Tripolye de casas grandes, cerámica finamente pintada y estatuillas femeninas después del 3500 a. C. Esta secuencia de eventos, aún muy poco entendida, marcó el final de las ricas culturas de la Edad del Cobre de Ucrania, Rumania y Bulgaria, denominadas & # 8221Old Europe & # 8221 por Marija Gimbutas.

Las culturas esteparias de la región occidental del Ponto Norte se enriquecieron, pero es difícil decir si atacaron el valle del Danubio y las ciudades de Tripolye o simplemente observaron y se beneficiaron de una crisis interna provocada por la degradación del suelo y el cambio climático. En cualquier caso, en el 3500 a. C., las culturas de las estepas del póntico norte ya no tenían acceso al cobre de los Balcanes y otros productos de prestigio que una vez se habían comercializado con las estepas desde la & # 8221Old Europa & # 8221.

Aproximadamente después del 3500 a. C., las culturas de la estepa del Norte del Ponto se vieron envueltas en un nuevo conjunto de relaciones con figuras verdaderamente reales que aparecieron en el norte del Cáucaso. Aldeas como Svobodnoe existían desde alrededor del 4300 a. C. en las tierras altas del piedemonte del norte del Cáucaso, sustentadas por la cría de cerdos y ganado y la agricultura a pequeña escala.

& # 160Aproximadamente 3500-3300 aC, la gente de la región de las estepas forestales de Kuban comenzó a erigir una serie de tumbas kurgan espectacularmente ricas. Se construyeron enormes kurgans sobre tumbas revestidas de piedra que contenían fabulosos obsequios. Entre los artículos se encontraban enormes calderos (hasta 70 litros) & # 160 hechos de bronce arsénico, jarrones de hoja de oro y plata decorados con escenas de procesiones de animales y una cabra montando un árbol de la vida, varas de plata con figuras de toro de oro y plata fundida. , hachas y puñales de bronce arsénico, y cientos de adornos de oro, turquesas y cornalina.

El kurgan construyó sobre la tumba del cacique en el sitio tipo del Cultura Maikop Tenía 11 metros de altura y la cámara de piedra de la tumba & # 160 habría tomado quinientos hombres casi seis semanas para construir. Los asentamientos de Maikop, como Meshoko y Galugai, seguían siendo pequeños y bastante ordinarios, sin hallazgos de metal, edificios públicos o almacenes, por lo que no sabemos dónde guardaban los nuevos jefes su riqueza durante su vida. Sin embargo, el inventario de cerámica es similar en las ricas tumbas y los asentamientos: las vasijas de la tumba del cacique Maikop se parecen a las de Meshoko.

Algunas herramientas de metal Maikop de etapa temprana tienen analogías en Sialk III en el noroeste de Irán, y otras se parecen a las de Arslantepe VI en los sitios del sureste de Anatolia del mismo período. Una minoría de los artefactos de metal de Maikop se hicieron con un bronce arsénico con alto contenido de níquel, como la fórmula utilizada en Anatolia y Mesopotamia y a diferencia del tipo de metal caucásico normal de esta época. Ciertas vasijas de cerámica de Maikop tempranas fueron lanzadas sobre ruedas, una tecnología conocida en Anatolia e Irán pero previamente desconocida en el norte del Cáucaso. La inspiración para la vasija de lámina de plata decorada con una cabra montada en un árbol de la vida debe haber sido en la última etapa de la Mesopotamia de Uruk, donde las primeras ciudades del mundo consumían en ese tiempo productos comerciales y enviaban comerciantes y embajadores. La aparición de una élite muy rica en el norte del Cáucaso probablemente fue un resultado indirecto de este estímulo del comercio interregional que emana de Mesopotamia.

Las ovejas de lana se habían criado por primera vez en Mesopotamia alrededor del 4000 a. C. Los primeros tejidos de lana conocidos al norte del Cáucaso se encontraron en una rica tumba de Maikop en Novosvobodnaya, que data quizás del 2800 a. C. La lana podía eliminar el agua de lluvia y tomar tintes mucho mejor que cualquier fibra vegetal. textil. Las tiendas de campaña de fieltro portátiles y las botas de fieltro, piezas estándar de equipo nómada en siglos posteriores, se hicieron posibles en este momento.. Los carros también podrían haberse inventado en Mesopotamia. Los carros con ruedas de madera maciza comenzaron a aparecer en sitios dispersos por el sureste de Europa después de que surgiera la cultura Maikop en el norte del Cáucaso. La evidencia de la adopción de vagones se puede ver alrededor del 3300 a. C. en el sur de Polonia (como lo demuestra una imagen incisa de un vagón de cuatro ruedas en una olla de la Embudo Cultura del vaso de precipitados), 3300-3000 aC en Hungría (visto en pequeños modelos de vagones de arcilla en Baden tumbas de cultivo con yas de bueyes), y 3000 aC en las estepas del póntico norte (como lo indican los entierros reales de vagones desmontados con ruedas sólidas en o encima de tumbas humanas). No sabemos con certeza que tanto las ovejas de lana como los carros llegaron a las estepas a través de la cultura Maikop, pero otras influencias del sur ciertamente son evidentes en Maikop, y el momento es el adecuado. Se han encontrado numerosas tumbas de tipo Maikop bajo kurgans en las estepas al norte del piedemonte del norte del Cáucaso, y se han descubierto artefactos aislados de tipo Maikop en tumbas locales dispersas por la región del Póntico Norte.

LA EDAD TEMPRANA DEL BRONCE: LANA, RUEDAS Y COBRE

La cultura Pit Grave surgió en las estepas del póntico norte cuando se construyeron los primeros montículos de Maikop, más o menos en el 3300 a. C. Según el estudio clásico de 1979 de Nikolai Merpert, el Pit Grave comenzó en las estepas del bajo Volga, al noroeste del Mar Caspio, y las costumbres funerarias que definen el fenómeno del Pit Grave luego se extendieron hacia el oeste hasta el Danubio. Merpert también dividió Pit Grave en nueve variantes regionales, sin embargo, y las relaciones entre ellas se han vuelto cada vez menos claras desde 1979. Los tipos de cerámica Pit Grave más antiguos definidos por Merpert, vasijas en forma de huevo templadas con cáscara con cordón y peine - decoración impresa, claramente evolucionó a partir de los tipos cerámicos Khvalynsk y Repin de etapa tardía que se encuentran en las estepas del Volga y Don a principios del cuarto milenio antes de Cristo. Vasijas como estas también se encuentran en algunas tumbas de Pit Grave más al oeste de Ucrania. La mayoría de las tumbas de Pit Grave en Ucrania, sin embargo, contenían una variedad de tipos de cerámica local, y algunas de ellas podrían ser más antiguas que las del Volga. Pit Grave no era realmente una cultura única con un solo origen: Merpert usó la frase & # 8221comunidad histórico-económica & # 8221 para describirla.

El rasgo definitorio esencial del horizonte de Pit Grave, como deberíamos llamarlo, fue una economía fuertemente pastoral y un patrón residencial móvil, combinado con la creación de cementerios muy visibles de kurgans elevados. Los cementerios de Kurgan surgieron a través de las estepas desde el Danubio hasta el río Ural. Los asentamientos desaparecieron en muchas áreas, particularmente en el este, las estepas de Don-Volga-Ural. Este fue un cambio económico amplio, no la expansión de una sola cultura. Un cambio a un clima más seco y frío podría haber acelerado el cambio: los climatólogos fechan la transición Atlántico / Subboreal aproximadamente entre el 3300 y el 3000 a. C.

Un patrón de residencia más móvil se habría visto alentado por la aparición de carros, tiendas de fieltro y ropa de lana. La lana facilitó la vida en la estepa abierta, lejos de los valles fluviales protegidos. Los carros fueron una innovación de importancia crítica, porque permitían que un pastor llevara suficiente comida, refugio y agua para permanecer con su rebaño lejos de los valles fluviales protegidos. Los rebaños se podían dispersar en áreas mucho más grandes, lo que significaba que se podían poseer rebaños más grandes y se podía acumular riqueza real en el ganado. No es casualidad que la metalurgia se recuperara aproximadamente al mismo tiempo: los pastores ahora tenían algo para comerciar.

Los vagones adquirieron tal importancia que fueron desmontados y enterrados con ciertas personas. Se conocen unas doscientas tumbas de vagones en las estepas del Ponto Norte para la Edad del Bronce Temprano y la Edad del Bronce Medio combinadas. Los vagones, los más antiguos conservados en todo el mundo, eran de cuerpo estrecho. y pesado, con ruedas sólidas que giraban sobre un eje fijo. Tirado laboriosamente por bueyes, no eran vehículos de carreras. Los pastores de Pit Grave probablemente montaban caballos. Se ha encontrado un desgaste característico hecho por un poco en los premolares de los dientes de caballo de este período en una cultura vecina en Kazajstán (la cultura Botai), donde hay asentamientos con gran cantidad de huesos de caballo. La equitación aumentó en gran medida la eficiencia del pastoreo, en particular el pastoreo de ganado.

En Ucrania se conocen algunos asentamientos occidentales de Pit Grave. En uno de ellos, Mikhailovka nivel II, el 60 por ciento de los huesos de animales eran de ganado. Un estudio de sacrificios de animales en la región oriental de Pit Grave (las estepas de Don-Volga-Ural), sin embargo, encontró que entre cincuenta y tres tumbas con tales huesos de animales, había ovejas en el 65 por ciento, ganado en sólo el 15 por ciento y caballos en 7.5 por ciento de las tumbas (Para fiestas funerarias). Las semillas de trigo y mijo se han encontrado en la arcilla de algunas macetas de Pit Grave en las estepas inferiores del Dnieper (Belyaevka kurgan 1 y Glubokoe kurgan 2), por lo que es posible que se haya practicado algo de agricultura en los valles de los ríos esteparios de Ucrania.

Los minerales de cobre de arenisca local se explotaron en dos centros aparentes de actividad metalúrgica: el Dnieper inferior y el Volga medio. Algunas tumbas excepcionalmente ricas se encuentran cerca de la ciudad de Samara en el Volga, en el extremo norte de la zona de la estepa. Una, la tumba de Pit Grave en Kutuluk, contenía un garrote o maza de cobre puro del largo de una espada que pesaba 1,5 kilogramos, y otra, una tumba de Pit Grave-Poltavka cercana en Utyevka, contenía una daga de cobre, un hacha con agujero en el eje, un hacha plana. , un alfiler con cabeza en L y dos anillos de oro con decoración granulada. Se conocen decenas de dagas con espinas de las tumbas de Pit Grave. Algunos objetos hechos de hierro están presentes en tumbas posteriores de Pit Grave (hojas de cuchillo y la cabeza de un alfiler de cobre en Utyevka), quizás los primeros artefactos de hierro en cualquier lugar.

El ritual funerario básico del entierro en un pozo sub-rectangular debajo de un kurgan, generalmente en la espalda con las rodillas levantadas (o de lado en Ucrania) y la cabeza apuntando al este-noreste, fue adoptado ampliamente, pero solo unas pocas personas fueron adoptadas. reconocido de esta manera. No sabemos dónde o cómo se trató a la mayoría de la gente común después de la muerte. En Ucrania, se han encontrado estelas de piedra tallada en unos trescientos kurgans de Pit Grave. Se cree que fueron tallados y utilizados originalmente para algún otro ritual, tal vez en una fase anterior del funeral, y luego se reutilizaron como piedras para cubrir fosas. A partir de alrededor del 3000 aC, surgieron ricas culturas en las estepas costeras de Crimea (la cultura Kemi Oba) y el estuario del Dniéster al noroeste del Mar Negro (la cultura Usatovo). Es posible que hayan participado en el comercio marítimo a lo largo de la costa del Mar Negro; los intercambios de artefactos muestran que Usatovo, Kemi Oba y las últimas etapas de las culturas Maikop eran contemporáneas. Quizás sus bienes comerciales incluso llegaron a Troya I. Una estela de piedra muy parecida a un marcador de Pit Grave se construyó en una pared en Troya I, y las cerámicas de Troya I eran muy parecidas a las de las culturas Baden y Ezero en el sureste de Europa.

El asentamiento y cementerio de la Edad del Bronce Antiguo en Usatovo, en una bahía costera poco profunda cerca de la desembocadura del Dniéster, es el sitio definitorio de la cultura Usatovo. Dos grupos separados de kurgans grandes estaban rodeados por bordillos de piedra y estelas, ocasionalmente talladas con imágenes de caballos. En las tumbas centrales del cementerio kurgan 1 hombres adultos fueron enterrados con dagas de cobre con arsénico remachadas y vasijas bellamente pintadas del tipo Tripolye C2 de la etapa final, probablemente hechas para los jefes Usatovo en las últimas ciudades de Tripolye en el Dniéster superior. Se han descubierto algunas cuentas de vidrio en las tumbas de Usatovo, y algunas dagas remachadas de Usatovo parecen dagas del Egeo o de Anatolia del mismo período. Estos objetos sugieren contactos con el sur.

Entre el 3000 y el 2700 a.C., los grupos de Pit Grave se movieron a través de las estepas costeras y emigraron al valle del Bajo Danubio (especialmente al norte de Bulgaria) y al este de Hungría, donde se conocen cientos de kurgans de Pit Grave. Esta migración llevó a las poblaciones de estepas a los Balcanes y la llanura del este de Hungría, donde interactuaron con las culturas Cotsofeni y Baden tardía. Las tumbas que atestiguan el movimiento eran claramente Pit Grave y representaban una nueva costumbre intrusiva en el sureste de Europa: algunas en Bulgaria incluso contenían estelas, y una tenía un entierro en carreta, al igual que en las tumbas de Pit Grave de la estepa, pero la cerámica en las tumbas siempre fue local. & # 160 Debido a que la tradición de Pit Grave no se identificó con un tipo de cerámica distinto, es difícil decir cómo se integraron los inmigrantes de Pit Grave en las culturas balcánicas. Después de que se abandonó el tipo de tumba de Pit Grave, lo que sucedió en Hungría antes del 2500 a. C., el aspecto arqueológicamente visible de la cultura material de Pit Grave desapareció. Sin embargo, algunos arqueólogos ven esta migración de Pit Grave como un movimiento social que llevó las lenguas indoeuropeas al sureste de Europa.

LA EDAD MEDIA DEL BRONCE: HORIZONTES MÁS AMPLIOS

La Edad del Bronce Medio comenzó en diferentes momentos en diferentes lugares. Las primeras tumbas asignadas a la cultura de las catacumbas datan de quizás 2800-2700 a. norte. A lo largo del Volga, aparecieron tumbas que contenían cerámica de Poltavka entre el 2800 y el 2700 a. C., y Poltavka se parecía mucho a la antigua cultura oriental de Pit Grave, pero con vasijas de base plana más grandes, decoradas de forma más elaborada. Aproximadamente entre el 2600 y el 2500 a. C., las tradiciones de las catacumbas se extendieron hacia el oeste por toda la región del Póntico Norte hasta la desembocadura del Danubio. Poltavka persistió durante la Edad del Bronce Medio en la región del Volga-Ural.

La cultura de las Catacumbas fabricó sofisticadas armas, herramientas y ornamentos de bronce con arsénico, probablemente utilizando recetas de aleaciones caucásicas. Hacia el norte, en el Volga, la cultura Poltavka continuó utilizando sus fuentes de cobre locales & # 8221puro & # 8221, en lugar de los bronces arsénicos del sur. Los alfileres en forma de T de hueso y cobre, tal vez horquillas, eran un tipo común tardío de Pit Grave-Catacomb. En las tumbas se depositaron muchas hachas y puñales de metal con agujeros de pozo.Los mismos tipos de alfileres y medallones de bronce ornamentados son evidentes en los kurgans reales de la Edad del Bronce Medio del Cáucaso septentrional (Sachkere, Bedeni y Tsnori) y en los asentamientos de la Puerta del Caspio (Velikent) por un lado y en los sitios de la Edad del Bronce Medio. de las estepas por el otro. Estos hallazgos implican un sistema activo de norte a sur de comercio e intercomunicación de la Edad del Bronce Medio entre las estepas y el Cáucaso. Evgeni N. Chernykh, especialista en metales y metalurgia, ha especulado que hasta la mitad de la producción de la industria del cobre del Cáucaso podría haberse consumido en las estepas del norte. Los entierros de carretas continuaron en la región de las Catacumbas para personas excepcionales. En el valle de Ingul, al oeste del Dnieper, así como en las estepas al norte del Cáucaso, algunas tumbas de las catacumbas contenían esqueletos con máscaras mortuorias de arcilla aplicadas al cráneo.

Aunque la Edad del Bronce Medio siguió siendo un período de extrema movilidad y pocos asentamientos, el número de asentamientos aumentó. Se conocen algunos pequeños sitios de ocupación de la Edad del Bronce Medio incluso en el Volga, una región desprovista de asentamientos de la Edad del Bronce Antiguo. Una tumba de vagón de cultivo de Catacumbas en las estepas de Azov contenía un montón carbonizado de granos de trigo cultivados, por lo que probablemente se llevó a cabo algún cultivo. Sin embargo, el énfasis en la economía parece haberse mantenido en el pastoreo. Cerca de Tsatsa, en las estepas de Kalmyk al norte del Cáucaso del Norte, se encontraron los cráneos de cuarenta caballos sacrificados al borde de la tumba de un hombre (Tsatsa kurgan 1, tumba 5, de la cultura Catacumbas). Este hallazgo es excepcional: un solo caballo o una cabeza de carnero es más común, pero demuestra la importancia ritual continua de los animales pastoreados.


[artículo]

Sagona Antonio, Sagona Claudia. Los niveles superiores de Sos Höyük, Erzurum: una reinterpretación de la campaña de 1987. En: Anatolia Antiqua, Tome 11, 2003. págs. 101-109.

Anatolia Antiqua XI (2003), pág. 101-109.

Antonio S AGONA y Claudia SAGONA

LOS NIVELES SUPERIORES DE SOS HÔYÙK, ERZURUM: UNA REINTERPRETACIÓN DE LA CAMPAÑA DE 1987

En un artículo reciente en esta revista, Semih Giineri presentó los resultados de la temporada de exploración de 1987 de excavaciones arqueológicas en Sos Hôyiik llevadas a cabo por un equipo de la Universidad Atatiirk, Erzurum, en colaboración con la Dirección del Museo Erzurum1. Combinó estos datos con material recopilado en el curso de una serie de estudios de superficie realizados por él en el noreste de Anatolia entre 1985 y 1997. El objetivo de su artículo es dilucidar los desarrollos culturales e históricos de la región del Gran Erzurum durante el Bronce Final hasta la Edad del Hierro Temprana, en particular el siglo XII antes de Cristo. Con este fin, Giineri establece una serie de conexiones entre las tradiciones cerámicas que ha identificado en el noreste de Anatolia y horizontes que considera similares en el Cáucaso, incluidos los territorios del norte del Cáucaso, Asia central y más allá, hasta el sur de Siberia.

La publicación de estos resultados de trabajo de campo es ciertamente bienvenida, especialmente el plano de la Capa IIP de 1987 '(Fig.1) de Sos Hôyiik, que ahora podemos correlacionar con la información recopilada de las excavaciones renovadas en Sos Hôyiik iniciadas en 19943.

Sin embargo, hay ciertas cuestiones de interpretación, tanto cronológicas como culturales, que requieren comentarios.

Sos Höyük

Las renovadas excavaciones en Sos realizadas por la Universidad de Melbourne forman parte de extensas investigaciones arqueológicas en las tierras altas del noreste de Anatolia que comenzaron en 1988, inicialmente en colaboración con el Museo Erzurum. Hasta ahora, las investigaciones de la Universidad de Melbourne constan de cuatro componentes principales: 1. Estudio de campo de la llanura de Bayburt (1988, 1990-1993) 4 2. Excavaciones en Biiyiiktepe Hôyiik, Bayburt (1990-1992) 5 3. Excavaciones en Sos Hôyiik, Erzurum 1994-presente6 4. Estudio de campo de Pasinler Plain (1999) 7. Sin estudios detallados que nos sirvan de guía, nos ha llevado unos quince años obtener una comprensión firme de la desconcertante variedad de nuevos materiales y problemas que ha presentado el noreste de Anatolia. Solo ahora estamos en el proceso de preparar una serie de informes finales sobre estos proyectos que aparecerán bajo el título general de Arqueología en la Frontera Nororiental de Anatolia *.

*) La Universidad de Melbourne, Centro de Clásicos y Arqueología.

1) Giineri 2002a. El estudio se publicó simultáneamente en turco - Giineri 2002b.

2) Estos datos estaban contenidos en su mayoría en dos tesis de posgrado Giineri 1987 y 1995. Ver también Giineri 1988 y 1992.

3) Queremos agradecer a Semih Giineri y su equipo por mostrarnos sus excavaciones en Bulamaç, nuestro sitio vecino en Pasinler Plain, en julio de 2002. También queremos agradecer a Robert Loriente por digitalizar las ilustraciones en este documento.

4) Pronto se publicará un informe final sobre el estudio de campo de la llanura de Bayburt que también incluirá una geografía histórica detallada del noreste de Anatolia: Sagona y Sagona (en prensa). Para informes preliminares, ver Sagona 1990 1992 1993 Sagona y Brennan 1994.

5) Sagona, Pemberton y McPhee 1991 1992 1993.

6) Sagona, Sagona y Ôzkorucuklu 1995 Sagona, Erkmen, Sagona y Thomas 1996 Sagona, Erkmen, Sagona y Howells 1997 Sagona, Erkmen, Sagona y McNiven 1998 Sagona y Sagona 2000.

8) Otros dos informes finales de esta serie que se publicarán próximamente son Hopkins, en prensa (Etnoarqueología) y McConchie, en prensa (Metalurgia del hierro). Un informe, Howell-Meurs, 2001, sobre el material de fauna de los últimos períodos de la Edad del Bronce y del Hierro, se publicó antes de que se estableciera la serie.


¡Bienvenidos a Irán! Parte 5: En la tumba del apóstol Judas

26 de mayo de 2016 & ndash ¿Sabías lo que significa autocéfala? Una iglesia autocéfala es aquella que dicta sus propias reglas. La Iglesia copta, por ejemplo, es autocéfala porque se dice que fue fundada por un apóstol, San Marcos. El Patriarca Ecuménico de Constantinopla funciona como presidente honorario de la Iglesia Ortodoxa ya que San Andrés fue el primer obispo de Constantinopla según los registros escritos. El Papa remonta su posición honoraria a San Pedro. Bueno, y los armenios tienen al Apóstol Judas, también conocido como Judas Tadeo, cuya tumba en el Monasterio de San Tadeo, la Iglesia Negra, visitaremos en este episodio.
Pero nuestro primer destino es Ardabil, donde está enterrado el fundador de la dinastía Safavid. Quizás contrariamente a sus expectativas, no era un gobernante poderoso sino un sufí, una especie de místico musulmán.

Pueblos de ladrillos de arcilla frente a un magnífico paisaje montañoso. Foto: KW.

Martes 8 de marzo de 2016 & # 8211 Continuación

Tardamos tres horas en llegar a Ardabil. ¡El viaje fue increíble! Nos movíamos a una altitud estimada de 1500 m. En el horizonte, a nuestra izquierda y derecha, podíamos ver las cimas de las montañas cubiertas de nieve. Nuestras esperanzas de echar un vistazo al mar Caspio se esfumaron cuando nos enteramos de que estábamos separados de él por una buena distancia de 80 km y una cadena montañosa.

La versión iraní de un restaurante de autoservicio. Foto: KW.

Llegamos a Ardabil a las 2 de la tarde y nos llevaron directamente a almorzar. Es decir, nos hubieran llevado a almorzar si Ehsan hubiera encontrado el restaurante. Podrías verlo ponerse más nervioso a cada minuto. ¡No entendía la variación local del farsi! Ardabil está muy cerca de la frontera turca en la parte iraní de Azerbaiyán. Y sonaba muy turco por aquí, afirmó Ehsan. Así que seguimos caminando arriba y abajo por la calle principal, nos convertimos en una zona residencial y volvimos a la calle principal. Y finalmente regresamos exactamente a donde habíamos empezado solo para darnos cuenta de que el restaurante estaba al otro lado de la calle.

Aun así, valió la pena cada metro del desvío. El restaurante estaba lleno de gente local. Los hombres estaban sentados en sillas en las mesas, las mujeres y las familias descansaban en nichos alfombrados en el borde de la habitación. Y sí, lo creas o no, ¡había numerosos grupos de mujeres sin compañía masculina!
La sala del bar estaba dominada por un enorme mostrador de autoservicio, una combinación de algún tipo de comida rápida y comida para llevar. Había ensaladas, kebab, carne en salsas especiales y, una vez más, nada de verduras. Irán no es un país para vegetarianos, al menos no cuando estás obligado a comer en restaurantes: no hace falta decir que, en los restaurantes, comes lo mejor y más valioso que ofrece la cocina iraní y eso significa exclusivamente platos de carne. ¿Tengo que mencionar siquiera que estaba delicioso? La cocina iraní es famosa por una razón.

Monumento funerario de Sheikh Safi-ad-din. Foto: KW.

A regañadientes dejamos el restaurante para visitar el espléndido monumento funerario de la dinastía Safavid y el padre fundador de rsquos.

El santuario de Safi-ad-din. Foto: KW.

Muchas dinastías europeas alguna vez se jactaron con orgullo de tener reyes santos entre sus antepasados. Sheikh Safi-ad-din, patrón de la dinastía Safavid, ya era adorado como un santo chiíta por sus contemporáneos. Era un sufí, una especie de místico musulmán, alguien que busca a Dios a su manera. No te conviertes en sufí sin ayuda. Tienes que pasar por una formación integral. Safi-ad-din se convirtió en discípulo del famoso Sheikh Zahed Gilani. Se convirtió en su discípulo favorito y, dado que a los sufíes se les permite casarse, se le dio a su maestra e hija rsquos por esposa, así como el control sobre la orden sufí Gilani y rsquos.
Como suele ocurrir con los espíritus libres, los sufíes no eran precisamente los favoritos del clero islámico. Por eso Safi-ad-din huyó a Ardabil y allí fundó un nuevo monasterio. Bajo el nombre de Safaviyya, su orden se hizo conocida y famosa y muy rica, sí, también las versiones musulmanas de los monasterios cristianos atrajeron muchas donaciones.

Mausoleo de Ismail I. Foto: KW.

Safi tuvo varios hijos y ellos a su vez tuvieron varios hijos y uno de ellos se convirtió en el Sha de Persia. Pero I & rsquoll les contaré más sobre eso una vez que lleguemos a Shiraz. De todos modos, el primer Shah de la familia Safavid fue enterrado donde ya estaba Safi-ad-din, y eso convirtió el alguna vez humilde santuario sufí en un tesoro nacional que cada Shah de la dinastía Safavid, acompañado por toda su casa real, visitaría. una vez al año para conmemorar a sus antepasados.

Torre del mausoleo de Safi-ad-din. Foto: KW.

No puedes imaginar el esplendor de este mausoleo. Vamos a tomar sólo la torre del mausoleo que se eleva sobre el cenotafio de Safi-ad-din. Está hermosamente decorado con azulejos que no llevan más que el nombre de Dios. Cuán simbólico es esto: para los fieles, Dios sigue siendo la decoración más preciosa de todas (a pesar de que se necesitó un calígrafo artístico, la exquisita artesanía de un grupo de artesanos y, por último, pero no menos importante, una tonelada de dinero para fabricar este & ldquosimple & rdquo decoración.)
Todo el complejo de edificios fue elevado a la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Y todavía éramos, una vez más, los únicos turistas. No se veía ni un solo visitante en la gran plaza, en la que una tienda de souvenirs pronto se alineará con la siguiente. Hasta ahora, la mayoría de las tiendas aún no están alquiladas.

Una mirada a la sala de oración. Foto: KW.

El hermoso interior de la mezquita se compone de varias habitaciones conectadas. Primero ingresa a la sala de oración real, ricamente decorada, con los contornos de las pinturas murales forradas con sutiles trabajos de estuco. Las entradas y aberturas están exquisitamente diseñadas y también combinaban con el suelo hasta el siglo XIX.
Para cubrir el piso, los gobernantes safávidas habían encargado una alfombra enorme que no solo ocupaba el patrón decorativo ornamental de la mezquita y los rsquos, sino que estaba hecho de una sola pieza y cubría exactamente toda la mezquita. Hoy, la alfombra se exhibe en el Victoria & amp Albert Museum. Debe haber llamado la atención de un experto en arte inglés y, debido a la práctica muy común de "exportar" bienes en la época colonial, se convirtió en la alfombra más famosa del mundo. Hay innumerables copias de este tipo, todas llamadas & ldquoArdabil & rdquo. Uno de estos Ardabils una vez adornó el piso de la oficina de Adolf Hitler & rsquos en Berlín y no es la mejor recomendación para él. E incluso hoy, el primer ministro británico en el número 10 de Downing Street mira hacia abajo a un Ardabil reproducido.

Casi como una habitación en un castillo barroco bávaro: el gabinete de porcelana. Foto: KW.

Una cámara de porcelana sirvió como salón festivo representativo del monasterio sufí. Sí, correcto, como los gabinetes barrocos de porcelana alemana: una gran sala circular con muchos nichos y estantes, que todavía estaba llena de porcelana preciosa hasta la tercera guerra persa-turca (1804-1813). Algunos de los oficiales rusos obviamente pudieron reconocer un objeto de arte valioso si veían uno, y trasladaron las mejores piezas a San Petersburgo, donde todavía se pueden ver hoy.

Se había vuelto tarde de nuevo cuando llegamos al hotel. Pero bueno, mañana tenemos que levantarnos más temprano. El autobús sale a las 7.30. Eso significa levantarse a las 6.00. Y a algunas personas les gusta llamar a eso unas vacaciones y un infierno

Parada rápida en el camino. Un caravasar bellamente restaurado. Foto: KW.

Miércoles, 9 de marzo de 2016

¿Despierto por completo? Eso no era algo que estaba sintiendo cuando me levanté de la cama y subí al autobús a las 7:30. Teníamos un buen viaje de tres horas antes que nosotros para llegar al Monasterio de San Tadeo, la Iglesia Negra.

Después de unas horas, nos sorprendió muchísimo ver el monte Ararat, que técnicamente se encuentra en terrenos turcos, pero tan cerca de la frontera iraní que se obtiene una vista excelente si hace buen tiempo. Y el tiempo estuvo bueno. Ararat se elevó contra el cielo en todo su esplendor: cubierto de nieve, contra un cielo azul claro.
Con 5137 m, el (gran) Ararat es la montaña más alta de Turquía y Rusia. La montaña "pequeña" que se encuentra junto a ella se llama "sorpresa" y "Pequeño Ararat" y todavía alcanza los 3896 m (en comparación, la montaña más alta de Alemania, el Zugspitze, tiene 2962 m de altura, el Grossglockner austríaco 3798 m en el Matterhorn suizo al menos puede presumir de su impresionante 4478 m).
Aquellos bien versados ​​en la Biblia (bueno, el Génesis) saben que el monte Ararat está comúnmente relacionado con el Arca de Noé y rsquos, que desembarcó en tierra después del gran diluvio.

Escudo de armas de la República Democrática de Armenia (1918-1922). Fuente: Wikipedia.

A pesar de las airadas protestas del lado turco, Ararat sigue siendo un símbolo armenio, que incluso se representó en el escudo del escudo de armas de la efímera República Democrática de Armenia. Después de todo, los armenios se habían asentado alrededor del Ararat antes de que el genocidio los expulsara de su tierra natal.

Armenia. 500 Dram 2012. Noah & # 8217s Ark. De Rauch E-Auction sale 17 (2015), 922.

En 2001, los armenios celebraron 1700 años de cristianismo en Armenia, ya que debe haberse convertido en religión estatal bajo el rey Tiridates III en 313/4. Eso convierte a Armenia en el primer imperio cristiano de la historia. Y los registros del Antiguo y Nuevo Testamento todavía se perciben como historia salvífica en la actualidad, lo que puede ser la razón por la que esta moneda de lingotes, fabricada por una empresa alemana y emitida por Armenia, presenta el Arca de Noé y rsquos.

Transporte de ganado & # 8211 estilo persa. Foto: KW.

El monte Ararat fue una gran sorpresa para nosotros. Todos salieron furiosos del autobús para tomar docenas de fotografías. Hacía frío. Fue solitario. Y todavía había otras cosas que ver además del Ararat, por ejemplo, este transporte de ganado de estilo persa.

La Iglesia Negra, donde supuestamente está enterrado el Apóstol Judas. Foto: KW.

A las 12.00 habíamos llegado a la Iglesia Negra. Es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO y algún día probablemente pertenecerá a los lugares de interés de tres estrellas que solo tiene que ver. En este momento, sigue siendo un dato privilegiado. El gran edificio que se levantó para vender entradas y souvenirs permanece vacío. El silencio aquí en sí mismo podría calificar como una atracción turística.

Estiércol como combustible, apilado para formar una cabaña. Foto: KW.

Por no hablar de la aldea adyacente, algo de lo que a los europeos les gustaría creer que ya ni siquiera existe. Los aldeanos viven en casas de arcilla, que no son tan diferentes de las que se construyeron hace unos 9000 años en Catalh & oumly & uumlk. Algunos son modernos y tienen el techo sellado con una lámina plateada brillante en lugar de dejar que crezca con pasto como se hace tradicionalmente. Delante de las casas hay enormes estercoleros y detrás de las casas el estiércol se bate en pedazos planos y redondos y se deja secar. En un país con bosques dispersos ese es el combustible ideal y más barato.

La parte más antigua de la iglesia está construida con piedra negra. Foto: KW.

El Monasterio de San Tadeo es el mayor santuario de los armenios. Se dice que el Apóstol Judas fundó la primera iglesia mundial aquí en el año 66. Bueno, al menos tenemos registros escritos reales que apuntan a la existencia del monasterio desde el siglo quinto.
La historia eclesiástica no conoce mucho de Judas el Apóstol. Los teólogos incluso discuten si la figura histórica podría haber sido una mezcla de varias personas diferentes. Su atributo, un garrote, habla de su martirio que está escrito en la Legenda aurea: Judas el Apóstol fue a Persia con un compañero, donde convirtieron al Rey de Babilonia y muchos de sus cortesanos a la fe cristiana. Pero los sacerdotes paganos tenían miedo de perder su influencia y golpearon hasta la muerte al apóstol Judas con un garrote.

La parte de la iglesia construida en piedra blanca en el siglo XIX está cubierta con los más delicados relieves. Foto: KW.

Los armenios, en cambio, dicen que el apóstol Judas, junto con San Bartolomé, llegó a Armenia y allí fundó la Iglesia armenia. Según la tradición, un ermitaño encontró sus restos y se encargó de que fueran sepultados en el monasterio que había fundado Judas.

Había suficiente nieve frente a la iglesia para algunas bolas de nieve. Foto: KW.

La iglesia es preciosa por fuera. Se compone de dos partes: una es aparentemente poco impresionante, negra, con pocos adornos geométricos. La construcción de esta parte se inició en el siglo XIV, inmediatamente después del colapso de la primera iglesia. Frente a ella se agrega una nave más grande del siglo XIX con hermosos frescos que recorren las paredes alrededor de la iglesia. Entretejidas en guirnaldas parecidas a vegetales hay pequeñas escenas encantadoras: el leviatán, un cruce entre ballena y elefante, una pareja de amantes en tierno abrazo, caballeros luchadores y muchos otros.

Una mirada al interior de la iglesia. Foto: KW.

La iglesia en sí es bastante pequeña y vacía. Pero no todo el año. Los cristianos armenios de todo el mundo se reúnen aquí para celebrar la fiesta del apóstol Judas. ¡Oh, cuánto me encantaría presenciar eso yo mismo! Construyen una ciudad de tiendas de campaña en esta zona desierta, decoran la iglesia con artículos litúrgicos y celebran la misa de peregrinos y rsquo.

Picnic frente a la iglesia. Foto: KW.

Hicimos un picnic junto a la iglesia. Sé que es realmente difícil de imaginar en este mundo de hoy, pero no había carrito de bebidas, ni restaurante, ni nada en este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ni siquiera los turistas pasan por aquí como para hacer lucrativa una postal.

El pueblo de Bastam al pie de la fortificación de Urartian. Foto: KW.

Luego nos dirigimos a Bastam, una fortificación de Urartian. Aunque personalmente pensé que el pueblo al fondo era mucho más interesante.Pasamos por varias granjas, hechas de arcilla y dispuestas en forma rectangular alrededor de un patio. Una vaca fue ordeñada en una de las granjas, en otra el ganado acorralado nos estaba esperando y por todas partes los niños pequeños nos miraban con ojos grandes.

Pero que & rsquos no se ponga demasiado romántico en vista de este idilio. Bastam, como muchas otras aldeas de Irán, tiene un verdadero problema de residuos. El arroyo que atraviesa el pueblo es solo un pequeño ejemplo de eso. Está lleno de desechos. ¡Y no creas que es una excepción! Nunca había visto algo así en toda mi vida. En todas partes de Irán hay prados y campos, la naturaleza en su forma más pura (querrás creer), y están llenos de innumerables bolsas de plástico. El desperdicio es literalmente omnipresente a menos que ingrese a una ciudad. Esos están limpios. Cada habitante de la ciudad, naturalmente, se deshace de sus desechos en la siguiente papelera. Cada cigarrillo se lleva cuidadosamente a la papelera. Pero una vez que llegas al campo, el lugar está cubierto de paquetes vacíos y botellas de plástico.

La parte más atractiva de las ruinas de Bastam. Foto: KW.

Dejando esto a un lado, caminamos a través del pueblo hasta la entrada trasera de la excavación y rsquos, que no es realmente una entrada, sino más bien un agujero en una cerca a través del cual todos los miembros de nuestro grupo se apretujaban uno tras otro. Nos siguió una cola de los jóvenes del pueblo. Al principio solo había uno, dos niños pequeños. Pero siguieron recibiendo más y más. Gritaron emocionados & ldquomoney & rdquo y & ldquophoto & rdquo. No es que esto fuera intimidante o amenazante, pero aparecieron más de ellos. Y fueron un poco importunos. Sus buenos modales parecían no aplicarse a las mujeres occidentales. Cuando no quise tomarles una foto, me cerraron el paso, por lo que habría tenido que rodearlos en un terreno bastante irregular. Lo cual, por supuesto, no hice. Los empujé, con contacto corporal. Algo con lo que se sintieran incómodos. Algo que las humildes mujeres iraníes no hacen, después de todo. Y después de eso me dejaron solo. (Lo cual también puede haber sido porque solo me moví en la proximidad protectora de un hombre a partir de entonces).

Entrada a la fortificación de Urartian. Foto: KW.

Permítanme decir algunas palabras sobre los urartianos. Vivían en una zona extremadamente montañosa, primero alrededor del lago Van. Su capital se llamaba Tushpa y estaba ubicada donde se encuentra hoy la Van moderna. Su nombre aparece por primera vez en los registros asirios del siglo XIII. Por supuesto, los urartianos intentaron expandir su imperio. Llegaron hasta el lago Urmia, sobre el cual usted y rsquoll leerán más en el próximo episodio. Bastam fue una de sus fortificaciones fronterizas.

Varias fortificaciones urartianas intrascendentes. Foto: KW.

Y eso no es atípico. La mayoría de los asentamientos que conocemos del Imperio Urartiano eran fortificaciones. Sirvieron como centros administrativos, centros religiosos e instalaciones de almacenamiento. En tiempos de guerra, los agricultores de las aldeas adyacentes podían buscar refugio detrás de los muros.

Nosotros también buscamos refugio en nuestro hotel. Eran como mucho las siete y cuarto cuando llegamos al complejo vacacional junto al lago Urmia. Durante esta temporada éramos los únicos huéspedes, lo que tuvo un efecto secundario agradable: el personal de la cocina, desafortunadamente, solo podía servir el desayuno a las 8:30, lo que significa que teníamos que levantarnos hasta las 7:30. Celestial. ¡Definitivamente estoy a favor de la introducción de sindicatos en todos los hoteles iraníes!

Nuestro próximo episodio nos lleva a otra fortificación urartiana, así como a muchas mezquitas y torres de mausoleo. Pero luego llegamos (finalmente) al período persa-parto-sasánida. Veremos el relieve del gran Dareius I, el templo parto de Anahita en Kangavar y el alto relieve de Sassanid Tag-e-Bostan. Sí, incluso llegamos a la antigua Ecbatana. Pero, por favor, no espere demasiado de lo último.


Sin un diseño deliberado, el pequeño país montañoso de Armenia era la única de las quince repúblicas componentes de la Unión Soviética que no había visitado en mi viaje inicial de cuatro años y medio. Ocasionalmente me había cruzado con la cultura armenia, generalmente en forma de iglesias de piedra distintivas en Irán o Turquía (y también en Siria e Israel en un viaje anterior en 2006) e incluso había echado un vistazo a Armenia (entonces un país totalmente desconocido para mí). de la ciudad en ruinas de Ani en 2003, en mi primer viaje por Asia. Sin embargo, el país en sí seguía siendo un pequeño espacio en blanco en el mapa que tenía muchas ganas de rellenar.

Por lo tanto, me acerqué a Armenia con mucha anticipación, que sería la primera vez en esta segunda parte de la Odisea que visitaría un país que era completamente nuevo para mí. Mientras conducía por Armenia y el de facto Estado independiente de Nagorno Karabaj, encontraría un paisaje de llanuras volcánicas en su mayoría severas, bastante diferente de los exuberantes, abundantes y exóticamente hermosos valles de Georgia, pero rico en las formas distintivamente hermosas de la arquitectura de la iglesia medieval armenia. El pueblo armenio también se destacaría, orgulloso de su larga aunque recientemente trágica historia, digno y profundamente acogedor a pesar de la evidente pobreza en la que ha caído su aislada república desde el colapso de la Unión Soviética.

Esta primera mitad de mi viaje a través del Cáucaso Menor me llevaría por una ruta serpenteante a través del norte de Armenia, cruzando el centro salpicado de iglesias de las Tierras Altas de Armenia, a través de los valles del extremo noreste y hasta el hermoso lago Sevan. luego a través de las montañas volcánicas de Geghama y hasta el monte Aragats, la moderna Armenia y el pico más alto # 8217. Dirigiéndome hacia el sur desde aquí, entraría en el verdadero corazón del país, la llanura de Ararat, que se extiende a lo largo del río Aras, donde el distante monte Ararat cuelga más allá de la frontera en la bruma sobre la ciudad de Vagharshapat, sede de la Iglesia Apostólica Armenia, y el cerca de la capital moderna, Ereván, donde interrumpiría mi viaje.

Landcsape, cerca de Musayelyan, provincia de Shirak, Armenia

Entro en Armenia el 4 de septiembre de 2014, cruzando desde Georgia en el pueblo de Gogavan a última hora de la tarde y pronto salgo de la carretera para acampar en un campo, viendo una tormenta descender de las montañas hacia el este. Después de al menos ocho años de tener la intención de visitar Armenia, estoy aquí, y la vista que tengo frente a mí es muy parecida a la que había imaginado en el país, basada principalmente en mi primer vistazo desde el otro lado de la frontera turca, más de once años. Hace una estepa atractiva y ondulada y montañas bajas y suaves que ahora se desvanecen en las oscuras nubes de tormenta iluminadas a contraluz.

Por la mañana, después de algunos recados en el pequeño pueblo de Tashir, me dirijo hacia el este a través de las onduladas tierras altas que había mirado anoche, cruzando un paso bajo y descendiendo lentamente pasando pueblos aislados de casas de toba rosa, cruzando la carretera principal. hasta Gyumri y unirse al río Akhurian, que aquí corre paralelo a la frontera turca. Conduciendo hacia el sur por carreteras ásperas y deterioradas de la era soviética, finalmente llego al hermoso Monasterio Marmashen, en una ribera cubierta de hierba del Akhurian, rodeado de árboles frutales. Construido con toba naranja, el monasterio se centra en la hermosa iglesia Katoghike (Santa Madre de Dios) del siglo XI, con un techo de sombrilla facetado característicamente armenio, y altos nichos en sus muros externos contemporáneos a las iglesias de Ani, pero en mucho mejor estado particularmente agradable de ver dado el estado descuidado de los edificios de Ani & # 8217s.

Monasterio de Marmashen, provincia de Shirak, Armenia

Desde el monasterio, es un viaje muy corto hacia el sur para llegar a los suburbios del norte llenos de escombros de Gyumri, la segunda ciudad de Armenia, donde paso una mezcla de bloques de la ciudad demolidos, edificios de apartamentos abandonados a medio construir y varios cuarteles que componen una gran presencia militar rusa, cada una de las cuales simboliza la turbulenta historia reciente de Armenia.

El terremoto de Spitak de 1988 tuvo su epicentro a solo treinta y cinco kilómetros de Gyumri, mató a entre veinticinco y cincuenta mil personas y se produjo en un momento en que la reforma de Gorbachov en la Unión Soviética había dado lugar a una mayor expresión del nacionalismo. Sin embargo, esta libertad también permitió que estallaran conflictos étnicos a fuego lento, que en las repúblicas del sur del Cáucaso condujeron a un estallido de tensión reprimida y conflicto entre armenios y azerbaiyanos en ambas repúblicas. Los desplazados internos habían llegado a Armenia en el momento del terremoto, que además de los bloques de apartamentos de baja calidad de la era de Brezhnev causó un gran número de muertos por el terremoto de magnitud siete.

Gyumri, provincia de Shirak, Armenia

El colapso de la Unión Soviética en 1991 supuso un caos económico para Armenia (y de hecho para todas las partes de la ex URSS), pero estuvo acompañado por el estallido de un conflicto en toda regla en la Guerra de Nagorno Karabaj, que se prolongó hasta 1993 y vio a Armenia y Azerbaiyán. luchando por la región históricamente armenia de Nagorno Karabaj, que fue cedida por Stalin a Azerbaiyán en 1928. El conflicto, en un sentido más amplio, puede verse como parte del antiguo antagonismo de Rusia con los turcos y, con Rusia del lado de Armenia, brindó una amplia oportunidad para que Rusia mantuviera una gran presencia militar en este territorio perdido, fortaleciendo su antigua frontera muy sensible con la OTAN y manteniendo un punto de apoyo en el sur del Cáucaso, un área siempre codiciada por los turcos.

El nombre de Gyumri & # 8217 puede ser de origen urartiano, pero la ciudad es relativamente moderna y me recuerda mucho a Kars en la vecina Turquía, con casas de toba negra de finales de siglo, una sensación de decadencia y pobreza, pero una agradable atmósfera sin embargo. Gyumri debe haber sido una vez una ciudad muy atractiva, en sus encarnaciones anteriores como Alexandropol en el siglo XIX y Leninakan en el XX, pero el terremoto y la pobreza general y el declive claramente han cobrado su precio.

Jrapi Caravanserai, provincia de Shirak, Armenia

Dejo Gyumri a primera hora de la tarde a través de suburbios desaliñados de industria oxidada, uniéndome al río Akhurian, que ahora marca la frontera sellada con Turquía. Una vez fuera de la ciudad, estoy de regreso en las familiares estepas onduladas en las que se encuentra la antigua capital armenia de Ani, al otro lado del río. La región fronteriza en sí tiene los signos inconfundibles de haber sido una de las fronteras exteriores sensibles de la URSS, con cercas de alambre de púas en forma de T, múltiples líneas eléctricas y telegráficas, una carretera anómalamente ancha que podría funcionar como pista de aterrizaje y torres de vigilancia con vistas al desfiladero. del Akhurian. Irónicamente, el punto en la frontera exactamente enfrente de Ani todavía está ocupado por el ejército ruso y está fuera del alcance de visitantes ocasionales.

Sin embargo, hay un hermoso monumento de la Ruta de la Seda, una rama de la cual habría pasado a través de Ani y a la moderna Armenia, en la forma del Jrapi Caravanserai del siglo XI al XII, un edificio largo y bajo al que le falta gran parte de su techo, revelando atractivo, pesados ​​arcos de toba rosa y negra. Un poco más al sur, en el pueblo minero de piedra pómez de Anipemza, se encuentran los restos de la enorme Basílica de Ererouk del siglo IV al VI, uno de los primeros ejemplos existentes de la arquitectura armenia. Yererouk es importante no solo por su gran edad y tamaño, sino también por la influencia grecorromana que se puede ver en el zócalo de cinco escalones sobre el que se asienta, y las columnas y frontones de sus portales de entrada, que dan una idea de la forma de la arquitectura cristiana oriental primitiva.

Maralik, provincia de Shirak, Armenia

Salgo de la zona fronteriza turca, en dirección este desde la carretera principal, pasando por el pueblo de Sarakap por un camino accidentado hacia las colinas, luego a través de Karaberd, que parece ser un pueblo agrícola semidesértico, y dejo en el pequeño pueblo de Maralik en cuyo extremo oriental es una enorme planta de hilado de algodón de la era soviética, ubicada improbablemente lejos de la fuente de algodón en Asia Central y operando a una fracción de su capacidad. En la siguiente pequeña ciudad de Artik, me detengo para visitar el pequeño monasterio de Lmbatavank del siglo VII, casi parecido a un lápiz, que se asienta con vistas a la ciudad en una ladera sembrada de ataúdes de toba tallada rotos. Sin embargo, una simple cruz-iglesia, Lmbatavank muestra la cúpula armenia distintiva y la forma esbelta, lo que marca una desviación de las primeras iglesias de influencia grecorromana y bizantina.

Monasterio de Harichavank, provincia de Shirak, Armenia

En el pueblo cercano de Harich, conduzco entre sencillas granjas hasta el sorprendente Monasterio de Harichavank, cuyo edificio principal es una amalgama de iglesias de los siglos VII y XIII, esta última con un muy fino tambor de dieciséis lados y una cúpula de sombrilla facetada, representativa de un dorado. edad de la construcción del monasterio en Armenia. El monasterio tiene un ambiente agradable y animado con un gran grupo familiar que celebra un servicio de bautismo, hace un picnic en el monasterio y en los jardines cubiertos de hierba. Al entrar, veo el final del servicio, que parece ser un evento alegre sin la rigidez que había notado en los servicios de la iglesia georgiana.

Luego, mi ruta me lleva hacia el este a lo largo de las laderas norte del Monte Aragats, el pico más alto de Armenia, girando hacia el norte nuevamente y cruzando una cadena montañosa baja. Me detengo para almorzar tarde en la ciudad completamente reconstruida de Spitak, cerca del epicentro del terremoto de 1988, antes de continuar hacia el este hacia Vanadzor. El camino entra en el valle de Pambak, que está lleno de una concentración de industria moribunda y oxidada de la era soviética que parece totalmente en desacuerdo con las escarpadas montañas y los pequeños pueblos que caracterizan la zona. Antes de llegar a la ciudad propiamente dicha, giro hacia el norte, trepando y entrando en un túnel bajo el paso de Pushkin, llamado así como fue aquí donde Pushkin encontró el cuerpo de Griboyedov, asesinado en Persia en 1829, siendo transportado de regreso a Rusia. Girando hacia el este de nuevo, conduzco a través de más pequeñas aldeas agrícolas y acampe para pasar la noche en una ladera cubierta de hierba que domina el pueblo de Kurtan, que se asienta sobre acantilados negros con vistas al valle de Dzoraget.

Cañón de Debed, provincia de Lori, Armenia

Por la mañana entro en el valle de Dzoraget, pasando por el monasterio de Hnevank, parcialmente restaurado, que está situado pintorescamente en una colina boscosa, y descendiendo por un camino accidentado y arrasado para encontrarme con el río Debed. El Cañón de Debed es una importante arteria de transporte hacia el norte hacia Tbilisi, y también es el sitio de algunos de los mejores monasterios del país. La ciudad más grande del valle es Alaverdi, ubicada de manera atractiva en una curva amplia del cañón y llena de ordenadas hileras de edificios de apartamentos de toba rosa de la era soviética, pero centrada alrededor de una gran planta de fundición de cobre que emite una neblina continua de contaminación hacia las colinas. por encima de la ciudad. El centro de la ciudad es como una escena viviente de una vieja fotografía soviética, con filas de autobuses PAZ en mal estado, teleféricos oxidados para bajar a los trabajadores desde las colinas de arriba, y un univermag o grandes almacenes administrados por el estado, todo aparentemente sin cambios desde la década de 1980. Con vistas a Alaverdi desde el lado sur del río, se encuentra el Monasterio de Sanahin, centrado en la Iglesia de la Madre de Dios del siglo X, con una cúpula cónica grande y hermosa y una gavit (Forma armenia de nártex) que contiene finas tallas de piedra y distintivos Khachkars (estela conmemorativa intrincadamente tallada).

Frescos, monasterio de Akhtala, provincia de Lori, Armenia

Igualmente interesantes son las vidas de dos hermanos que provienen del pequeño pueblo de Sanahin Anastas y Artem Mikoyan. Anastas, el mayor de los dos, era un bolchevique que sobrevivió a las purgas de los años anteriores a la guerra, sobreviviendo a Lenin, Stalin y Khrushchev para convertirse en el miembro más antiguo del Politburó. Artem estaba detrás de algunos de los primeros aviones de combate más exitosos de la Unión Soviética # 8217, y un MiG-21 descatalogado se encuentra como monumento fuera del Museo Mikoyan.

Más allá de Alaverdi, dirigiéndome una vez más hacia el este, hago dos viajes laterales primero al Monasterio de Haghpat, ubicado en una ladera cubierta de hierba y similar en edad y estilo a Sanahin con muy finamente tallado Khachkars pero también con un campanario distintivo del siglo XIII. El segundo es el Monasterio de Akhtala, situado dentro de las ruinas de una fortaleza del siglo X que domina la carretera cuando comienza a girar hacia el norte hacia la frontera con Georgia. Akhtala & # 8217s Mother of God Church, que ha perdido su cúpula, es una basílica del siglo XIII y, de hecho, fue construida como una iglesia georgiana. Hablo con un comerciante cercano que también es el llavero de la iglesia, y me deja entrar al interior donde magníficos frescos cubren muchas de las paredes interiores de manera más impresionante en el ábside donde una Virgen María desfigurada se sienta entronizada sobre filas de santos.

Más allá de Akhtala, el valle de Debed se abre a medida que desciende hacia el punto más bajo de Armenia, y cuando el río gira hacia el oeste para demarcar la frontera georgiana, continúo hacia el este hacia la frontera con Azerbaiyán. La carretera gira hacia el sur una vez más, cruzando sucesivas crestas hasta que llega exactamente al nivel de la de jure frontera. Aunque la frontera aquí no está técnicamente en disputa, desde la Guerra de Nagorno Karabaj, sus diversos enclaves y salientes se han suavizado un poco, y cada país (aunque más aún Armenia) ocupa territorio que pertenece formalmente al otro.

Aşağı Askipara (destruida), Voskepar, provincia de Tavush, Armenia

Me detengo en el borde del pueblo de Voskepar, donde la hermosa iglesia de Saint Sarkis del siglo VII se encuentra exactamente en la línea fronteriza. Inmediatamente más allá, en territorio azerbaiyano, se encuentran las ruinas de la aldea de Aşağı Askipara, destruida por las fuerzas armenias en 1989 y ocupada desde 1992. Es una vista aleccionadora, con las ruinas de casas civiles salpicadas en una ladera quemada más allá de la iglesia intacta. recordatorio gráfico de la intensidad del odio entre los armenios y azerbaiyanos étnicos. Poco después, se vislumbran vistas del territorio azerbaiyano, donde el monte Göyazan, un impresionante monolito rocoso, se asienta más allá de las aguas azules de un embalse, antes de que la carretera pase por el enclave azerbaiyano ocupado de Barkhudarly. Dejo la carretera principal aquí, serpenteando hacia las colinas sobre el pueblo de Achajur, entrando en un hermoso bosque y acampando bajo la luna llena en un campo junto al Monasterio de Makaravank, que parece de alguna manera alejado de los horrores del frente.

Petroglifos, Cueva Anapat, provincia de Tavush, Armenia

Además de su ubicación bellamente serena, los edificios del décimo al decimotercero que componen el monasterio de Makaravank tienen algunas de las mejores obras en piedra de Armenia, y todos están ejecutados en toba rosada o andesita. La iglesia principal, de principios del siglo XIII, tiene un altar tallado con motivos geométricos y florales muy similares a los que se ven en las mezquitas y mausoleos persas, y un exterior cuya piedra rosa lisa está delicadamente tallada en nichos de ventanas, arcos ciegos alrededor de un tambor circular. y finas piezas decorativas como el reloj de sol del muro sur.

Volviendo a la carretera principal en dirección sur y girando en el borde de la ciudad de Ijevan, subo a las colinas y estaciono el camión en el borde de un complejo de vacaciones que marca el final de la pista. Entro en un bosque espeso y hermoso de robles y carpes, y después de un tiempo caigo en el desfiladero del río Sarnajur, que ha sido tallado en la piedra caliza nativa. Aquí se encuentran una serie de cuevas naturales, que se dice que fueron habitadas en la antigüedad y un lugar de refugio durante las invasiones mongolas.Una de ellas, conocida como la Cueva de Anapat, está ricamente tallada de manera más sorprendente con una gran cara en forma de máscara que parece casi un estilo precolombino americano, con seis figuras humanas de pie junto a ella. Se encuentran cruces talladas en otras partes de la cueva, pero los misteriosos retratos son supuestamente precristianos.

Lago Sevan, cerca de Drakhtik, provincia de Gegharkunik, Armenia

A cierta distancia al sur de Ijevan, dejo la carretera principal, que conduce a la capital, y giro hacia el este, subiendo constantemente a lo largo del hermoso valle Getik, luego hacia el sur a través de colinas cubiertas de hierba sin árboles y onduladas, para finalmente descender a la hermosa luz de la tarde hasta el orillas del lago Sevan. A 1900 metros de altitud, Sevan es el más alto de los tres grandes lagos alpinos de la región (Van y Urmia son los otros) y sus aguas azul oscuro, rodeadas de montañas, son de una belleza espectacular. Conduzco un poco por la costa, buscando un lugar para acampar hasta que veo un promontorio distante. Después de conducir por una pista polvorienta, tengo que sortear un campo arado, luego subir el tractor por una ladera cubierta de hierba empinada en velocidad baja, pero el camión llega a la cima sin dudarlo y soy recompensado con un campamento glorioso y solitario sobre el lago, con vistas panorámicas de 270 grados a través de sus brillantes aguas cerúleas hacia las crestas de las montañas Geghama al oeste. Cocinando la cena mientras veo la puesta de sol, una vez más estoy viviendo mi sueño, utilizando las capacidades del camión que recientemente he dedicado tanto tiempo y esfuerzo a restaurar.

Mujer armenia, cerca de Tsaghkashen, provincia de Gegharkunik, Armenia

Después de una hermosa noche durmiendo bajo las estrellas, vuelvo al lago y, después de un refrescante chapuzón en el agua, conduzco hacia el norte a lo largo de la atractiva costa noreste, que está bordeada por hileras de pinos en playas de arena desde donde los pescadores lanzan pequeñas embarcaciones. Rodeando el extremo norte del lago, la carretera conduce a la ciudad de Sevan donde me detengo en el Monasterio de Sevanavank. En contraste con mi tranquila parada nocturna, el monasterio está plagado de turistas, vendedores de baratijas, vendedores ambulantes y mendigos. El olor a comida grasosa flota en el aire y la música pop rusa barata se puede escuchar sobre los sonidos de las motos de agua en el lago de abajo. Está bastante alejado de los dignos monasterios escondidos en las aldeas, tanto más irónico dado que Sevanavank es uno de los pocos monasterios de Armenia todavía activos.

Escapando del circo turístico, continúo por la orilla occidental del lago, que es mucho menos atractiva que la costa este con un litoral bajo y matorral. Me detengo en el Monasterio de Hayravank, cuyo interior de piedras de toba naranja y negra está tenuemente iluminado por un tragaluz en la cúpula de la iglesia principal del siglo XII, y donde soy testigo de cómo una familia sacrifica un pollo en las afueras. Más al sur, me detengo en el cementerio medieval de Noratus, donde docenas de hermosos tallados Khachkars y las lápidas, algunas grabadas con los objetos y actividades de los difuntos que están enterrados debajo, yacen en un glorioso aislamiento y en su mayoría de color naranja brillante por el crecimiento de líquenes.

Montañas Geghama, provincia de Kotayk, Armenia

Deseo hacer mi camino hacia el oeste a través de las montañas Geghama que separan el lago Sevan de la parte central del país, y así conducir desde Noratus hasta las colinas, hasta el pueblo de Tsaghkashen. Me detengo para pedir indicaciones desde una casa en el pueblo y, además de señalar el camino por delante, la familia llena mis botellas con agua potable y me entrega un fajo de refrescos. lavash pan armenio fino como el papel, recién salido del horno. Una pista sube y sale del pueblo, hacia colinas cubiertas de hierba llenas de campamentos de verano de pastores de vacas y ovejas. Me detengo con frecuencia para preguntar direcciones, y en un momento me invitaron a tomar una taza de café negro dulce de una madre y un hijo que se alojaban en una carreta en lo alto de las colinas. Sin embargo, la pista como tal pronto desaparece, y me quedo arrastrándome a través de surcos profundos y rocas, y es después de la puesta del sol cuando finalmente encuentro una pista que se adentra en las montañas. Sigo la pista con cuidado en la oscuridad hasta que se nivela a poco más de tres mil metros, luego me detengo y acampa para pasar la noche.

Monte Ararat desde el monte Aragats, provincia de Aragatsotn, Armenia

Me despierto después de una noche fría pero agradable en una hermosa meseta volcánica cubierta de hierba, con varios conos de ceniza antigua y suave al oeste, cuyas rocas rojo oscuro están en lugares delicadamente sombreados por la hierba verde. La pista por delante pronto desaparece de nuevo, así que subo una cresta a pie y planeo mi camino a través de campos de rocas hasta las aguas azules del cercano lago Akna, donde espero encontrar otra pista que corra hacia el suroeste hasta el pueblo de Geghard. A pesar de cruzar un terreno sin caminos, el camino es sencillo, pero después de una búsqueda considerable en las cercanías del lago, veo que solo hay un camino que conduce hacia el oeste hacia la capital provincial de Abovyan. Al descender por la pista áspera y rocosa, paso una serie de pueblos, luego conduzco por Abovyan, pasando por alto los bordes norte de Ereván. La carretera recorre el borde sur del monte Aragats, a través de un paisaje que me recuerda al sur de Creta, con huertos y campos de hierba amarilla reseca dominada por picos volcánicos. En la ciudad de Ashtarak, giro hacia el norte, luego tomo una carretera secundaria que se une a otra carretera que sube por las laderas de Aragats, construida para dar servicio a la Estación de Investigación de Rayos Cósmicos de Aragats, que se encuentra a 3200 metros bajo la montaña y la cima sur de la montaña. Al llegar al final de la carretera, doy la vuelta y conduzco un poco más allá de los edificios hacia una ladera empinada y encuentro un lugar para pasar la noche.

Monte Aragats (4090 m), provincia de Aragatsotn, Armenia

Por la mañana, dejo el camión en la ladera de la montaña y camino hasta la cumbre sur, que a 3888 metros de altitud es la más baja y también la más accesible de las cuatro cumbres de la montaña. Siempre visibles, hacia el sur se encuentran los dos picos de Ararat Mayor y Menor, respectivamente a ochenta y ocho y noventa y seis kilómetros de distancia, en Turquía. Los dos picos de este volcán inactivo muy prominente están profundamente arraigados en el alma armenia. Durante gran parte de la historia fueron el símbolo de Armenia (incluso están representados de perfil en el sello de entrada a Armenia hecho en mi pasaporte), sin embargo, durante generaciones han flotado en la conciencia armenia como un doloroso recordatorio de su trágica historia, al igual que ahora flotan como un espejismo en la bruma, tentadoramente fuera de su alcance a través de una frontera sellada. En menos de dos horas estoy en la cima de la cumbre sur, mirando a través de una enorme caldera de roca escarpada, beige y marrón chocolate, que tengo para mí solo hasta la llegada de un grupo de turistas alemán algo mayor.

Monasterio de San Cristóbal, provincia de Aragatsotn, Armenia

Después de un largo descenso, la carretera de Aragats conduce directamente a la carretera principal de Ereván & # 8211 Gyumri, donde doblo hacia el oeste, conduciendo por el borde sur del volcán hacia la frontera turca. Conduzco hasta Mastara para ver la iglesia de Saint Hovanes del siglo VII, que nunca ha sido renovada de manera significativa y cuyas dimensiones abultadas y achaparradas me recuerdan a la arquitectura mongol y selyúcida posterior en Persia y Turquía. La hierba crece sobre su amplia cúpula octogonal, haciendo eco de su ubicación un poco desolada en un pueblo tranquilo, alejado de la carretera. Doblo hacia atrás por un camino corto desde Mastara, girando hacia el sur y pasando por Talin y la aldea fortaleza de piedra de Dashtadem, dejando la carretera principal y deteniéndome para pasar la noche en una terraza volcánica sembrada de rocas. En este lugar tan pintoresco, estoy mirando la pequeña, restaurada pero sin usar, Iglesia de San Cristóbal del siglo VII que se encuentra en el borde de los antiguos flujos de lava de Aragats. Más allá, hacia el sur, el glaciar en la cima del monte Ararat es apenas visible a través de la interminable bruma, brillando con la última luz del atardecer.

Monumento a Sardarapat, provincia de Armavir, Armenia

Dejando mi campamento después de una noche relativamente cálida pero ventosa, bajo las colinas volcánicas y llego a la fértil llanura de Ararat, que constituye una especie de corazón de Armenia. Conduzco por carreteras casi vacías hasta la frontera turca, subiendo una cresta que domina el paisaje rojo anaranjado donde se encuentran los Aras y los Akhurian. Tengo una buena vista del valle de Aras hacia Turquía, mirando una carretera por la que había hecho autostop hace más de once años. Mi razón para venir aquí es que las dos pequeñas aldeas en la frontera, Yervandashat y la cercana Bagaran, históricamente han sido capitales de Armenia, y tengo la intención de buscar cualquier resto interesante. Al llegar a Yervandashat, tengo la impresión de que es inusual que un extranjero sea visto aquí y pronto me detiene un joven en un automóvil de aspecto oficial. Sin embargo, mis temores de haberme desviado hacia una zona fronteriza restringida pronto se evaporan cuando me invitan a la casa del alcalde, cuyo sobrino y sobrina muy atractiva hablan inglés, y me explican mientras me sirven café y dulces rodajas de sandía que nada sobrevive de esta historia, aunque obviamente se sintieron halagados de que me interesara. Si bien los armenios pueden ser considerados europeos de alguna manera, su profunda e intrínseca hospitalidad es indudablemente asiática en su franqueza.

Conduzco hacia el oeste saliendo de Yervandashat pasando el ramal abandonado de una carretera que en tiempos mejores conduciría a un cruce fronterizo con Turquía. Pronto, las aldeas comienzan a aparecer con más frecuencia a medida que entro en las tierras bajas irrigadas que se extienden hasta la capital. Me detengo en el Sardarapat Memorial, una sorprendente fusión de toba roja armenia y estilos brutalistas soviéticos con bueyes alados y un campanario de treinta y cinco metros inspirado en las estelas conmemorativas armenias medievales. El monumento fue construido en 1968 en el quincuagésimo aniversario de la Batalla de Sardarapat, que vio a las escasas fuerzas armenias luchar contra los otomanos, que en mayo de 1918 se dirigían hacia Ereván tras la retirada de las fuerzas bolcheviques de la región. Dado que esto fue solo tres años después del genocidio armenio, cuando los armenios habían sido efectivamente exterminados de muchas de sus tierras ancestrales, una victoria aquí para los turcos podría haber puesto fin al estado armenio por completo y, por lo tanto, la batalla victoriosa se conmemora como haber salvado a Armenia de ser relegada a los libros de historia.

Iglesia de San Hripsime, Vagharshapat, provincia de Armavir, Armenia

Desde el monumento conduzco por la destartalada capital regional Armavir, continúo hacia el este pasando Metsamor con su antigua central nuclear soviética y me detengo en la ciudad de Vagharshapat. Aquí me recibe Karine, que vive en una casa adosada con jardín en el extremo norte de la ciudad, con su padre, hermana y sobrina. Vagharshapat se conoce coloquialmente como Etchmiadzin, ya que es el hogar del Mar Madre de Holy Etchmiadzin, sede de la Iglesia Apostólica Armenia. La Iglesia es fundamental para la identidad armenia que marca a los armenios como una de las comunidades cristianas más antiguas. También marca a Armenia como el país cristiano más antiguo, ya que el cristianismo fue proclamado religión estatal en el siglo IV, con raíces que se remontan a los apóstoles del siglo I Bartolomé y Tadeo (Judas).

Karine, que trabaja en la ciudad como guía turística, me lleva a ver la catedral de Etchmiadzin, que supuestamente data de principios del siglo IV, lo que la convertiría en la catedral más antigua del mundo. Sin embargo, después de haber sido dañada y reconstruida a menudo, las primeras partes de la estructura datan ahora del siglo V, y desde el exterior, la indiscutiblemente hermosa mampostería representa una fusión de estilos armenios de todas las épocas. En el interior, la catedral está bellamente decorada con frescos de los siglos XVII y XVIII y alberga un museo, aunque debo admitir que estoy más impresionado por las chicas increíblemente hermosas que la componen, que por cualquiera de las baratijas o túnicas antiguas que los visitantes armenios consideran con gran entusiasmo. veneración.

Catedral de Zvartnots, provincia de Armavir, Armenia

Más interesante para mí es la cercana iglesia Saint Hripsime del siglo VII, una elegante iglesia cruzada que compite con el monasterio Jvari de Georgia y # 8217 como el arquetipo de esta evolución exclusivamente caucásica del diseño bizantino. Karine y yo entramos mientras se lleva a cabo un servicio, un sacerdote con túnica está dando un sermón mientras un acólito balancea un incensario, llenando el aire de la iglesia y el interior de piedra inquietante con incienso fragante. Una vez más noto un aire bastante alegre en la iglesia, con el sacerdote y la congregación riendo cuando una nube de humo particularmente densa envuelve al sacerdote, interrumpiéndolo momentáneamente.

Por la noche, Karine y yo nos dirigimos a las ruinas de la catedral de Zvartnots del siglo VII, cuya forma original se desconoce, más allá de la planta baja de una tetraconca rodeada por una galería de treinta y dos lados, que habría parecido circular. Algunos historiadores la reconstruyen con tres niveles concéntricos, como una Torre de Babel en miniatura, aunque esto la habría convertido en una de las estructuras tecnológicamente más avanzadas de su época, y podría verse agravada por el gran orgullo de los armenios por su propia historia. Cualquiera que sea la realidad, la rotonda de arcadas parcialmente intactas sobre pilares grecorromanos es un espectáculo bastante triste cuando captan los últimos rayos de luz solar roja que atraviesan el tormentoso cielo gris.

Plaza de la República, Ereván, Armenia

Después de dos noches en Vagharshapat, me despido de Karine, agradecida tanto por su hospitalidad como por su amabilidad al mostrarme la ciudad más sagrada de Armenia. Está a solo quince kilómetros de las afueras de Ereván, la capital, y conduzco inmediatamente hasta el extremo norte de la ciudad para visitar la Embajada de Irán y la cercana & # 8216 Representación Permanente & # 8217 de la República de Nagorno Karabaj, no reconocida internacionalmente. Con los formularios de solicitud de visa recogidos, conduzco hasta el centro de la ciudad y llego a un albergue para mochileros donde me basaré durante la próxima semana, tomando el primer descanso real desde que salí del Reino Unido hace más de tres meses.

Mis primeras impresiones de Ereván son las de ser una ciudad fuertemente soviética, pero con florituras arquitectónicas distintivamente armenias, como el uso de toba rosa y negra como en las provincias. De hecho, Ereván se expandió muy rápidamente en la época soviética de una ciudad de provincias del Imperio ruso a la capital de una república. Desde la independencia, la capital ha experimentado una pequeña disminución de la población debido principalmente a la migración económica, pero también a la salida de minorías étnicas como los rusos y azerbaiyanos. Sin embargo, la ciudad sigue siendo el hogar de poco más de un tercio de la población del país y con una afluencia de remesas de la diáspora armenia grande y a menudo rica, la ciudad contrasta marcadamente con las ciudades provinciales en mal estado y las aldeas empobrecidas. Ereván carece del encanto de Tbilisi y rara vez es particularmente pintoresco, pero se siente afable, seguro, próspero y feliz.

Sayat-Nova Avenue, Ereván, Armenia

Empiezo mi exploración en el centro de la ciudad, en la Plaza de la República, que es una pieza grande, elegante y de toba amarilla del neoclasicismo soviético. Aquí uno ve el habitual post-soviético Nuevos ricos en SUV oscurecidos, altos funcionarios y hombres de negocios pululaban por las oficinas del gobierno central. Caminando generalmente hacia el sur, paso por algunas calles de casas de piedra adosadas de finales del siglo XIX, luego llego a un gran cruce donde la arquitectura es decididamente soviética. Cruzando la calle, entro en el agradable & # 8216Green Belt & # 8217, una franja de parque urbano que rodea la mitad oriental del centro circular de la ciudad. A lo largo de sus senderos de losas de hormigón ligeramente torcidas, en su mayoría personas mayores se apiñan en bancos sentados, hablando y leyendo periódicos bajo altos plátanos en lo que sigue siendo una pieza intacta del urbanismo soviético. Camino gran parte del parque antes de descender al sistema de metro de la ciudad. El metro de la era soviética tiene una clara sensación de infrautilización, con trenes mucho más cortos que aquellos para los que fueron diseñadas las estaciones. Sin embargo, algunas de las estaciones están decoradas de manera bastante elaborada, en particular la estación Sasuntsi Davit, que tiene esculturas en las paredes de toba naranja del folclore armenio. Viajo en metro hasta su terminal sur, luego salgo de la estación para encontrar suburbios desaliñados y en expansión y mucha industria abandonada, pero por casualidad atrapo un par de MiG 29 rusos de la base aérea militar cercana haciendo maniobras directamente sobre mi cabeza como recordatorio que estoy a menos de quince kilómetros de la frontera turca, una frontera que Rusia considera su propia frontera con la OTAN.

Fortaleza de Erebuni, Ereván, Armenia

Otro día, comienzo en el norte del centro en Freedom Square, caminando hacia el norte y trepando por la cascada de Ereván, una escalera gigante con niveles intermedios de mampostería tallada, una fusión inusual de socirealismo soviético y estilos armenios tradicionales. La parte superior de la cascada parece inacabada, pero después de un ligero desvío alrededor de un sitio de construcción abandonado, se llega a una galería de observación con vista al centro de la ciudad, aunque Ararat permanece ilusorio en la neblina de polvo y contaminación de fines del verano. Aquí, un obelisco de hormigón solitario conmemora los cincuenta años de la Armenia soviética, y los escalones conducen al Parque de la Victoria y una estatua de & # 8216Madre Armenia & # 8217 en un pedestal de hormigón altísimo que alberga un museo de la Gran Guerra Patriótica, todos monumentos muy soviéticos a un pasado que imagino que se está volviendo cada vez menos importante en la Armenia independiente.

La ciudad tiene varios museos, lamentablemente, el Museo del Genocidio Armenio está cerrado en preparación para el próximo año y el centenario # 8217, pero paso unas buenas horas en la Galería Nacional, que alberga una mezcla de pinturas rusas, europeas y armenias. Sin embargo, más interesante es el sitio urartiano de Erebuni en el extremo sur de la ciudad. Fundada en 728 a. C., la Fortaleza de Erebuni, homónima de la moderna Ereván, fue una importante ciudad de Urartian y hoy alberga un excelente museo de historia armenia. Los urartianos, una civilización regional que comerciaba con los elamitas y los antiguos griegos, son considerados por los armenios como sus antepasados ​​culturales, y muchas leyendas armenias tienen aparentemente orígenes urartianos. Ciertamente, los urartianos y el gran dominio de la piedra parece haber sido heredado por los armenios. Subiendo la colina detrás del museo se encuentran los modestos restos de Erebuni, con algunas bases de columnas en ruinas y algunas inscripciones cuneiformes urartianas que me señala un arqueólogo italiano. Un último museo que visito es el Instituto de Manuscritos Antiguos Mesrop Mashtots en Matenada, un depósito de hermosos manuscritos iluminados y una celebración del alfabeto armenio, el último de los cuales ha sido fundamental para la supervivencia de la identidad cultural de un pueblo que habitualmente vivía como una minoría, sin embargo, que se resistió a la asimilación completa en los imperios de los persas, turcos o rusos.

Canteros. Matenadaran, Ereván, Armenia

Aparte de las obvias atracciones de la ciudad, disfruto de mi tiempo en el albergue conociendo a varios viajeros que pasan, uno de los aspectos más destacados de los viajes por tierra prolongados. Armenia es el país & # 8216free & # 8217 más cercano que los iraníes pueden visitar sin visado, y hay un número notable de jóvenes iraníes que se entregan al alcohol y otras delicias que la ciudad tiene para ofrecer, a menudo en exceso.Conozco a Sebastian, un ingeniero sueco al que conocí en Samarcanda en julio de 2011 y que por casualidad está pasando un fin de semana en la ciudad. También me hago amigo de Ace, una joven enfermera filipina que vive en los Emiratos Árabes Unidos y que luego volveré a encontrar en Karabaj. Por lo tanto, paso una semana en Ereván explorando, relajándome, bebiendo cerveza y disfrutando de la compañía de otros viajeros.

Esta primera parte de mi viaje a través de Armenia me ha mostrado muchos de los lugares destacados del país & # 8217s, sus mayores piezas arquitectónicas, las ciudades más grandes, la montaña más alta y su joya natural, el lago Sevan. La segunda mitad de mi viaje a través del Cáucaso Menor me llevaría al sur más accidentado, con dos viajes separados al de facto República independiente de Nagorno Karabaj, y un viaje final por la columna vertebral del país hasta la frontera iraní.


Abstracto

La aparición de la Cultura Transcaucásica Temprana (ETC) en grandes porciones del Cercano Oriente en el tercer milenio antes de Cristo se cita comúnmente como uno de los casos de migración prehistórica mejor documentados arqueológicamente y ampliamente estudiados. Este estudio utiliza el ETC para desarrollar un modelo de lo que sucede cuando los migrantes se trasladan a regiones que ya están habitadas por sociedades emergentes o complejas. En particular, este estudio se centra en cómo las poblaciones inmigrantes pueden integrarse a las comunidades indígenas en un sentido físico, sociopolítico y económico, y cómo se puede construir y mantener la identidad de un grupo migrante junto a estas comunidades indígenas.

Se utilizan múltiples líneas de evidencia, incluidos patrones de asentamiento, evidencia cerámica y registros textuales, para postular un nicho económico para la ETC en vitivinicultura, que tiene una larga historia registrada en Transcaucasia, comúnmente considerada como el lugar de origen de la ETC . La producción de un producto consumible de alto estatus como el vino por parte de los inmigrantes de ETC les proporcionó el estatus socioeconómico que les permitió mantener su identidad social de una manera arqueológicamente visible en sus nuevos países de origen durante largos períodos de tiempo. Además, la mayor producción de vino proporcionada por los inmigrantes eventualmente cambia la disponibilidad de este producto y transforma su uso y transforma su consumo en las sociedades del norte de Siria.


Ver el vídeo: Durlock TV Rack con dicroicas apliques LED - Time Lapses -