Socorro asirio mostrando prisioneros babilónicos

Socorro asirio mostrando prisioneros babilónicos


Socorro asirio mostrando prisioneros babilónicos - Historia

El Sr. George Smith descubrió fragmentos de un largo poema épico, que describe la creación del mundo en una serie de tablillas o libros, entre los tesoros cuneiformes del Museo Británico que provenían de la biblioteca real de Kouyunjik o Nínive. Las tablillas parecen ser siete, y dado que la creación se describió como consistente en una serie de actos sucesivos, presentaba una curiosa similitud con el relato de la creación registrado en el primer capítulo del Génesis.

La epopeya encarnó algunas de las ideas y creencias corrientes en Asiria y Babilonia con respecto a la creación del universo. Que había otras ideas y leyendas es evidente por la existencia de otra historia de la creación, que vino originalmente de la biblioteca de Cutha, y difería completamente de la épica. La epopeya, como he señalado en mi Conferencias sobre la religión de los antiguos babilonios (p. 385), pertenece claramente a una fecha tardía. Los dioses de la religión popular no solo tienen su

lugares en el universo fijos, pero incluso se describe el período y la forma de su origen. Los espíritus elementales de la antigua fe acadiana se han convertido en los grandes dioses de la creencia semítica y finalmente se han resuelto en meros representantes simbólicos de los elementos primordiales del mundo. Bajo un delgado disfraz de nomenclatura teológica, la teoría babilónica del universo se ha convertido en un materialismo filosófico. Los dioses mismos van y vienen como hombres mortales, son la progenie de los elementos eternos del cielo y la tierra, y de ese abismo de agua del que la mitología había creado un demonio del mal, pero que el filósofo sabía que era la madre y la fuente. de todas las cosas. El Tiamat de la primera tablilla de la epopeya es un ser muy diferente del Tiamat de la cuarta.

Dudo mucho, por tanto, que la epopeya en su forma actual sea más antigua que la época de Assur-bani-pal. Resume bajo un atuendo poético las enseñanzas de la mitología y la filosofía sobre el origen de las cosas. Los babilonios siempre habían creído que el mundo había sido creado a partir del agua y que la creación actual había sido precedida por una creación anterior, un prototipo imperfecto y caótico de lo que siguió. Esta creación anterior, de hecho, había sido obra del caos, y la destrucción de la misma por los dioses más jóvenes de la luz y el orden marcó el comienzo de la nueva creación del mundo visible. La luz y la oscuridad, el caos y el orden, siempre están luchando uno contra el otro, pero la victoria de la luz y el orden fue

aseguró desde que Merodach, el dios Sol, derrocó al dragón Tiamat, "la serpiente malvada" como también se la llama, que representaba el caos y la anarquía. Tiamat es el equivalente asirio del hebreo teh & ocircm, "el abismo", sobre cuyo rostro, según Gen. i. 2, la oscuridad había descansado antes de que se creara el universo.

El sistema cosmológico de la primera tablilla llegó a las páginas de un escritor griego, Damaskios, que vivió en el siglo VI de nuestra era (De Prim. Princip. 125, pág. 384, ed. Kopp). "Los babilonios", nos dice, "como el resto de los bárbaros, pasan en silencio el principio único del universo, y constituyen dos, Tavth & ecirc y Apas & ocircn, haciendo de Apas & ocircn el marido de Tavth & ecirc, y denominándola 'la madre'. de los dioses.' Y de éstos procede un hijo unigénito Mumis, que, según concibo, no es otro que el mundo inteligible que procede de los dos principios. De ellos también se deriva otra progenie, Lakh & ecirc y Lakhos y nuevamente una tercera, Kissar & ecirc y Ass & ocircros, de de los cuales proceden otros tres, Anos e Illinos y Aos. Y de Aos y Davk & ecirc nace un hijo llamado B & ecirclos, quien, dicen, es el fabricante del mundo ".

Tavth & ecirc es Tiamat o Tiavat, Apas & ocircn es ap & # 8217su, "el abismo", y Mumis es Mummu, quien, sin embargo, se identifica con Tiamat en la epopeya, siendo Kissar & ecirc y Ass & ocircros Ki-sar y An-sar, "el inferior" y "el firmamento superior". Lakh & ecirc y Lakhos, es decir, Lakhmu o Lakhvu y Lakhamu o Lakhavu,

debe leerse en lugar del Dakh & ecirc y Dakhos de los manuscritos. Belos es Bel-Merodach, "el Bel más joven", a diferencia del "Bel más antiguo" de la ciudad de Nipur, uno de cuyos nombres acadianos era Illil, los Illinos de Damaskios. Es probable que el nombre de Lakhamu fuera llevado a Canaán junto con los de otros dioses babilónicos como Rimón, Nebo y Sin. En todo caso, Lakhmi parece ser el nombre de un filisteo en 1 Crón. xx. 5, y Belén se explica mejor como "la casa de Lejem", como Bet-Dagón, "la casa de Dagón", o Bet-Anoth, "la casa de Anat".

Sólo se ha recuperado el comienzo de la primera tableta (numerada K 5419), pero la tableta no tenía una gran longitud, ya que la mayor parte del reverso parece haber estado ocupada por el colofón. Ha sido publicado por el Sr. George Smith en el Transacciones de la Sociedad de Arco Bíblico y Aeligología, iv. 2 (1876), y por el profesor P. Delitzsch en su Assyrische Lesest y uumlcke (1a edición, 1878), y ha sido traducida por el Sr. Smith en su Génesis caldea. Posteriormente aparecieron traducciones del Dr. Oppert, el Dr. Schrader y yo mismo. El profesor Delitzsch ha encontrado un pequeño fragmento de la segunda tableta, que contiene el colofón, "la segunda tableta (de la serie que comienza) 'cuando está arriba'". La tercera tableta estaba representada en parte por los fragmentos numerados K ​​3473, Rm. 615. Las líneas 17 y # 821142 del anverso se han

publicado por el profesor Delitzsch en su Assyrisches W & oumlrterbuch, I. pag. 100, y partes del texto se traducen en Smith's Génesis caldea. George Smith (Trans. Soc. Babero. Arco., iv. 2) y Delitzsch (Culo. Leses., págs.82, 83), y traducido por Smith, Oppert, Lenormant y otros, pero casi todo el texto ha sido recuperado de una tablilla traída desde Babilonia por el Sr. Rassam (numerada 82 & # 82119 & # 821118, 3737) , y publicado por Mr. Budge en el Actas de la Sociedad de Arco Bíblico y Aeligología para el 6 de diciembre de 1887. Yo mismo he dado una traducción en mi Conferencias sobre la religión de los antiguos babilonios, págs.379 seq. (1887), que ahora puedo mejorar en varios detalles. La quinta tableta (K 3567) fue publicada por Smith (Trans. Soc. Babero. Arco., iv. 2) y Delitzsch (Culo. Leses., pag. 78) y traducido por Smith, Oppert y Lenormant. Aproximadamente un tercio se pierde. De la séptima (?) Tablilla solo quedan tres pequeños fragmentos (345, 248, 147), publicado por Delitzsch (Culo. Leses., pag. 79), y traducido por Smith en su Génesis caldea. A la tercera tablilla probablemente pertenece un fragmento inédito (K 3449), que describe la preparación del arco de Merodach, un intento de traducción se encontrará en Smith's Génesis caldea.

Hasta el momento no se han detectado fragmentos de la sexta tablilla. Según el profesor Delitzsch, el fragmento perteneciente a la segunda tablilla concluye con

la oración de Merodach para capturar a Tiamat y vengar a los dioses, después de que Anu y Ea ya se habían negado a emprender la tarea (Assyrisches W & oumlrterbuch, I. pag. sesenta y cinco). Se dice que la primera línea de la siguiente tabla es "An-sar (el firmamento superior) abrió la boca". A partir de este punto, los extremos de las líneas se conservan en el fragmento numerado K 3473, y desde la línea 9 en adelante, los inicios de las líneas en el fragmento K 3938. Se ejecutan de la siguiente manera: & # 8212

Aquí sigue el pasaje traducido más adelante. Las dos últimas líneas de la tableta, como aprendemos de un

pequeño fragmento, concluido con las palabras, "(Merodach) ascendió (de) entre ellos (y los grandes dioses) determinaron (para él su) destino".

Se verá que gran parte del poema consiste en las palabras puestas en boca del dios Merodach, derivadas posiblemente de laicos más antiguos. La primera tablilla o libro, sin embargo, expresa las doctrinas cosmológicas de la época del autor. Se abre antes del comienzo de los tiempos, la expresión "en ese momento" responde a la expresión "en el comienzo" del Génesis. Los cielos y la tierra aún no se habían creado, y dado que se suponía que el nombre era el mismo que la cosa nombrada, sus nombres aún no se habían pronunciado. Sólo existía un caos acuático, Mummu Tiamat, "el caos de las profundidades". Del seno de este caos salieron los dioses, así como el mundo creado. Primero vinieron las divinidades primitivas y eligvas Lakhmu y Lakhamu, palabras de significado desconocido, y luego An-sar y Ki-sar, "el firmamento superior" e "inferior". Por último, nacieron los tres dioses supremos de la fe babilónica, Anu el dios del cielo, Bel o Illil el señor del mundo fantasma y Ea el dios del río y el mar.

Pero antes de que los dioses más jóvenes pudieran encontrar una habitación adecuada para ellos y su creación, era necesario destruir al "dragón" del caos con toda su monstruosa descendencia. La tarea fue realizada por el dios sol babilónico Merodach, el hijo de Ea, An-sar prometiéndole la victoria y los otros dioses proporcionándole sus armas. La segunda tableta fue

ocupado con un relato de los preparativos hechos para asegurar la victoria de la luz sobre las tinieblas y el orden sobre la anarquía.

La tercera tabla describía el éxito del dios de la luz sobre los aliados de Tiamat. La luz se introdujo en el mundo, y solo quedó para destruir a la propia Tiamat. El combate se describe en la cuarta tabla, que toma la forma de un poema en honor a Merodach, y es probablemente un poema anterior incorporado a su texto por el autor de la epopeya. Tiamat fue asesinada y sus aliados puestos en esclavitud, mientras que los libros del destino que hasta ese momento habían sido poseídos por la antigua raza de dioses ahora fueron transferidos a las deidades más jóvenes del nuevo mundo. El cielo visible se formó a partir de la piel de Tiamat y se convirtió en el símbolo exterior de An-sar y la habitación de Anu, Bel y Ea, mientras que las caóticas aguas del dragón se convirtieron en el mar regido por la ley gobernado por Ea.

Habiendo sido así hechos los cielos, la quinta tabla nos dice cómo fueron equipados con mansiones para el sol, la luna y las estrellas, y cómo los cuerpos celestes estaban sujetos por leyes fijas que podían regular el calendario y determinar el año. La sexta tablilla probablemente describió la creación de la tierra, así como de vegetales, pájaros y peces. En la séptima tablilla se narra la creación de animales y reptiles, y sin duda también la de la humanidad.

Se verá de esto que en sus principales esbozos

la epopeya asiria de la creación guarda un parecido sorprendente con el relato que se da en el primer capítulo del Génesis. En cada caso, la historia de la creación se divide en siete actos sucesivos; en cada caso, el mundo actual ha sido precedido por un caos acuoso. De hecho, la misma palabra se usa para este caos tanto en los relatos bíblicos como en los asirios & # 8212teh & ocircm, Tiamat& # 8212la única diferencia es que en la historia asiria "el abismo" se ha convertido en un personaje mitológico, la madre de una prole caótica. El orden de la creación, además, concuerda en los dos relatos primero la luz, luego la creación del firmamento del cielo, luego el nombramiento de los cuerpos celestes "para signos y estaciones y días y años", y luego, el creación de bestias y "reptiles". Pero los dos relatos también difieren en algunos detalles importantes. En la epopeya asiria, la tierra parece no haber sido hecha hasta después de la designación de los cuerpos celestes, en lugar de antes de ella como en Génesis, y el séptimo día es un día de trabajo en lugar de descanso, mientras que no hay nada correspondiente a la declaración del Génesis que "el Espíritu de Dios se movió sobre la faz de las aguas". Pero la diferencia más importante consiste en la interpolación de la lucha entre Merodach y los poderes del mal, como consecuencia de lo cual se introdujo la luz en el universo y se formó el firmamento de los cielos.

Desde hace mucho tiempo se ha observado que la concepción

de esta lucha se encuentra en un curioso paralelismo con los versículos del Apocalipsis (Apocalipsis xii. 7-9): "Y hubo guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón y el dragón y sus ángeles lucharon, y no prevalecieron ni se halló más su lugar en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero ". También recordamos las palabras de Isaías xxiv. 21, 22: "El Señor visitará el ejército de los altos que están en las alturas, y los reyes de la tierra sobre la tierra. Y serán reunidos, como se amontonan los presos en la fosa, y serán encerrados en prisión." Se puede agregar que un bajorrelieve asirio ahora en el Museo Británico representa a Tiamat con cuernos y garras, cola y alas.

No es necesario llamar la atención sobre la profunda diferencia de concepción espiritual que existe entre la epopeya asiria y el primer capítulo del Génesis. Uno es mitológico y politeísta, con una introducción que saborea el materialismo posterior de las escuelas, el otro es severamente monoteísta. Entre Bel-Merodach y el Dios hebreo hay un abismo infranqueable.

Es una lástima que aún no se hayan recuperado los últimos versos de la epopeya en los que se habría registrado la creación del hombre. Sin embargo, un pasaje de uno de los primeros textos mágicos de Babilonia demuestra que los babilonios creían que el



James J. Tissot, 'La huida de los prisioneros' (c. 1896-1902), aguada a bordo, 8 15/16 x 11 5/8 pulg., En el Museo Judío de Nueva York.

Le ayudará a comprender el trasfondo histórico del exilio que moldeó tan radicalmente la historia y el carácter del pueblo de Israel.

Para someter a los pueblos rebeldes de su creciente imperio, los asirios, y los babilonios después de ellos, tenían la política de deportar a los líderes y artesanos de un país conquistado, dejando solo a los más pobres. Estos a menudo fueron reemplazados por pueblos conquistados de otras tierras (2 Reyes 17:24).

Las deportaciones asirias

Cuando Asiria estaba en ascenso bajo Tiglat Pileser III (745-727 a. C.), conquistó cantidades cada vez mayores del Reino del Norte, exiliando a pueblos del área alrededor y al norte de Galilea alrededor del 730 a. C. (2 Reyes 16:29). Unos años más tarde, en 720 a. C., el sucesor de Tiglat Pileser, Salmanasar V (727-722 a. C.), después de un asedio de tres años, tomó la capital rebelde de Samaria y deportó a su gente a Gozán, en el río Harbour, y en pueblos pertenecientes a los medos (2 Reyes 17: 6).

Judá también fue amenazado por este resurgimiento asirio. En 701, y quizás nuevamente en 688/87 a. C., Senaquerib envió fuerzas a Palestina, atacó todas las ciudades fortificadas de Judá y las tomó todas excepto Jerusalén, que se salvó (2 Reyes 18-19). [319]

Más tarde, en el siglo V a. C., las presiones sobre Asiria desde dentro de Mesopotamia hicieron que los asirios se involucraran menos en Palestina. Esto dejó a Josías, rey de Judá, capaz de instituir una reforma religiosa considerable sin interferencia. Nínive, capital de Asiria, cayó ante los babilonios y sus aliados en el 612 a. C.

Exilio de Babilonia

El rey de Babilonia que puso fin a tres siglos de vasallaje a Asiria fue Nabopolasar (626-605 a. C.), el padre de Nabucodonosor. Nabopolaser envió a su hijo Nabucodonosor al oeste con un gran ejército para acabar con la influencia de Egipto sobre las tierras de Siria, Fenicia y Filistea. Egipto se había aliado con Asiria, ahora en grave declive, tras haber trasladado su capital de Nínive a Jarán y luego a Carquemis.


Maurice Bardin (1936), 'Vista de la ciudad de Babilonia' (1936), en el período de Nabucodonosor II (604-562 a.C.), con el Éufrates, Esagila (izquierda) y el templo de Marduk (derecha) en primer plano. . después de la reconstrucción de Eckhard Unger. Óleo sobre lienzo, 4 'x 3', Oriental Institute, University of Chicago.

En la batalla de Carquemis en 609 a. C., los egipcios y sus aliados fueron derrotados por completo (Jeremías 46: 2 2 Crónicas 35:20). Asiria pronto dejó de existir. Los babilonios no perdieron el tiempo en enviar los ejércitos de Babilonia a través de Fenicia, Filistea y Judá, que anteriormente había estado bajo control egipcio. En el 605 a. C., Nabucodonosor II (605-562 a. C.) amenazó a Jerusalén y exilió a Babilonia a algunos miembros de la élite de la ciudad y de las familias reales como rehenes, incluidos Daniel y sus amigos, en el primer exilio. En ese momento, el rey Joacim (609-598 a. C.) se convirtió en vasallo de Babilonia.

Sin embargo, tres años después, Joacim sintió una debilidad en Babilonia y se rebeló. Cuando murió, Babilonia estaba en marcha contra Jerusalén para sofocar la rebelión. El sucesor de Johoiaquim, Joaquín (598 a. C.), reinó durante tres meses hasta que Nabucodonosor sitió Jerusalén, y en su rendición saqueó el templo y llevó a muchas personas al exilio a Babilonia, el segundo de tres exiliados. Nabucodonosor puso al tío de Joaquín, Sedequías (598-587 a. C.), en el trono en su lugar. Cuando Sedequías se rebeló contra Babilonia, Nabucodonosor sitió Jerusalén durante dos años, finalmente rompió y destruyó el templo y la ciudad, y derribó las murallas. En ese momento llevó a Babilonia los artículos restantes para el servicio en el templo, y en el 587 a. C., en el tercer y último exilio, envió a los que quedaban a Babilonia. Solo quedaron unos pocos en la tierra.

Los medos y persas y el regreso del exilio


Maurice Bardin, "Ciudad de Babilonia" (1936), mostrando la Puerta de Ishtar, óleo, según acuarela de Herbert Anger (1931) Museo Oriental, Universidad de Chicago.

"Esto es lo que dice el SEÑOR: 'Cuando se cumplan setenta años para Babilonia, vendré a ti y cumpliré mi buena promesa de traerte de regreso a este lugar'" (Jeremías 29:10).

Si cuenta desde el primer exilio en el 605 a. C., estos 70 años terminaron casi cuando Ciro II, rey de los medos y los persas, conquistó Babilonia (539 a. C.) y, posteriormente, decretó que los judíos podían regresar a Jerusalén y reconstruir. el templo (Esdras 1). Bajo Zorobabel (el hijo mayor de Joaquín) y el profeta Hageo, el templo fue reconstruido alrededor del 520-515 a. C. Las murallas de la ciudad, sin embargo, aún estaban en mal estado, dejando a los judíos débiles y sujetos a sus enemigos. Más tarde, Esdras (alrededor del 458 a. C.) y Nehemías (alrededor del 445 a. C.) viajaron a Jerusalén para regularizar el culto en el templo y completar la construcción de los muros.

Nota final

[319] Probablemente, muchos judíos fueron deportados en este momento, aunque el Antiguo Testamento no dice nada al respecto. Los relatos de Senaquerib afirman que 200.000 personas fueron deportadas de la región, incluidas Filistea, Tiro y Sidón.

Copyright y copia 2021, Ralph F. Wilson. & ltpastorjoyfulheart.com & gt Todos los derechos reservados. Una única copia de este artículo es gratuita. No ponga esto en una página web.Consulte la información legal, de derechos de autor y de reimpresión.

Puede comprar uno de los estudios bíblicos completos del Dr. Wilson en formato PDF, Kindle o de bolsillo.


Socorro asirio mostrando prisioneros babilónicos - Historia

II Reyes 17: 5-6 relata la consecuencia final.

El rey de Asiria recorrió toda la tierra, subió a Samaria y la sitió durante tres años. . . . El rey de Asiria tomó Samaria y se llevó a Israel a Asiria, y los puso en Hala, junto al Habor, el río de Gozán y en las ciudades de los medos.

Asiria, un reino conocido tanto por sus armas innovadoras como por su brutal implementación, conquistó el Reino de Israel en el 718 a. C. Así fue que, unos 250 años después de su establecimiento, el reino del norte de diez tribus se extinguió como nación soberana. Los asirios deportaron a la población en masa de su tierra natal en Canaán, trasplantándola virtualmente en toto a la costa sur del Mar Caspio. El Reino de Israel quedó por debajo del radar del historiador.

Dios fue minucioso. Él simplemente los borró a todos de la tierra de Canaán y los envió a las ciudades de los medos y a Asiria. Y de alguna manera, todavía están en el exilio. Dios los ha llevado a las tierras que les estaba reservando.

Los descendientes de Israel que se fueron al exilio no saben que su tierra natal está de regreso en Canaán. Nunca han vuelto. Ese es un detalle de cuán completo fue el exilio de Israel por parte de Dios, y se olvidaron de todo. Tal como profetizó en Deuteronomio 28, los israelitas fueron a otras tierras y tomaron dioses de madera y piedra y olvidaron por completo su pasado.

Israel fue derrotado por Asiria incluso antes de que el Imperio Babilónico se levantara con toda su fuerza, y fue llevado cautivo a Asiria. Pero no mucho después, emigraron, junto con los asirios, y finalmente se establecieron en el centro y noroeste de Europa. Comenzaron a llegar y asentarse allí mucho antes de que Roma continuara con el sistema babilónico. Otra migración comenzó cuando los judíos fueron derrotados por Babilonia y llevados cautivos a Babilonia.

El autor de II Reyes registra, "Israel fue llevado de su propia tierra a Asiria, como lo es hasta el día de hoy" (II Reyes 17:23). Es decir, Israel todavía estaba en Asiria cuando se escribió este pasaje. Para determinar el punto aproximado en el tiempo al que la frase como es hasta el día de hoy refiere, solo necesitamos determinar la fecha de la más reciente evento histórico registrado en el libro. Esa fecha sera la más temprano fecha posible en que se pudo haber escrito el libro. Es decir, un & mdasha histórico distinto de un & mdashbook profético no puede escribirse antes del último evento que registra.

Cronológicamente, el último evento registrado en II Reyes es la liberación de uno de los reyes de Judá, Joaquín, de la prisión unos 26 años después de la caída de Jerusalén en el 585 a. C. Este lanzamiento tuvo lugar alrededor del 559 a. C. (585 - 26 = 559). Sabemos, entonces, que la frase como es hasta el día de hoy puede referirse a un año no antes que 559 a. C., que es un total de 159 años después La caída de Israel en el 718 a.C. Israel no regresó a su tierra natal en el 711 a. C., pero todavía estaba en el exilio. por lo menos 159 años después de su caída. ¡El castigo de Dios a Israel duró mucho más de siete años!

Los judíos de la época de Jesús consideraban a los samaritanos como un pueblo mestizo, tanto racial como religiosamente. ¿Por qué? Un perro mestizo es un Heinz 57 y sus líneas de sangre son muy variadas. En el escenario histórico de II Reyes, el pueblo samaritano se convirtió en un pueblo como resultado de los pecados de los israelitas. Finalmente, la paciencia de Dios había llegado a su fin, y dijo: "Te voy a sacar de esta tierra, de tu herencia". Entonces, envió a los asirios a conquistar el reino de Israel, y lo hicieron hasta tal punto que los asirios limpiaron la tierra de todos los habitantes israelitas. Cada israelita fue hecho prisionero y transportado fuera de Israel a Asiria. Una vez que la tierra estuvo vacía, los asirios trasplantaron por la fuerza a otros grupos a Israel, y son el pueblo de II Reyes 17:24, una mezcolanza de gentiles que tomaron posesión de la herencia de Israel.

Isaías escribió después la caída de Israel en Asiria. El ataque de los asirios a la tierra de Zabulón y Neftalí, en la parte norte de Israel, se produjo en dos oleadas. La primera "angustia" resultó en la deportación de algunos israelitas. La segunda opresión fue mucho más severa, lo que resultó en la deportación de prácticamente todos. Entonces, los asirios importaron Gentil pueblos hasta el área de Zabulón y Neftalí, el área de Galilea. Sus descendientes, los samaritanos, y la Galilea densamente poblada en los días de Cristo.

El profeta Isaías, que vivió en el siglo VIII a. C., habló en contra del declive moral y la idolatría del pueblo de Judá y del reino del norte de Israel. Su décimo capítulo comienza con un "ay" contra aquellos en el gobierno y mdashprinces, jueces, administradores y mdashquienes usan su poder para aplastar a los necesitados, pervertir la justicia y llenarse los bolsillos. Dios promete un juicio vergonzoso y doloroso como su fin.

El próximo "ay" cae sobre Asiria (Isaías 10: 5). Dios lo llama "la vara de mi ira y el cayado en cuya mano está mi indignación", lo que significa que usaría a Asiria para castigar a Israel por sus terribles pecados. Dios le da a Asiria mano libre para masacrar y quemar desde Dan en el norte hasta el desierto en el sur. Sin embargo, está claro que los asirios comienzan a hacer de sí mismos más de lo que les corresponde. Dios los describe como arrogantes y jactanciosos, pensando que habían conquistado al pueblo de Dios por su propio poder. Dios solo puede tomar una parte de ese tipo de orgullo. Entonces Él dice: "Por tanto, sucederá que cuando el SEÑOR haya realizado toda Su obra en el monte Sión y en Jerusalén, dirá:" Castigaré el fruto del corazón arrogante del rey de Asiria, y la gloria de sus miradas altivas "(Isaías 10:12).

El capítulo va y viene, a veces revelando los pensamientos del "corazón arrogante" de los asirios, y a veces prediciendo cómo los castigaría y cómo el resto de su pueblo se volvería a Dios. Al acercarse el final del capítulo, Dios consuela a su pueblo diciéndoles: "Pueblo mío, que habitas en Sión, no temas a los asirios ... porque aún dentro de muy poco tiempo la indignación cesará, como Mi ira en su destrucción "(Isaías 10: 24-25). Sin embargo, Isaías luego registra cuánto de la tierra de Israel el ejército asirio destruirá y ocupará antes de enfrentarse a la ira de Dios. (Dios mismo se encarga de ello fuera de los muros de Jerusalén, matando a 185.000 de las tropas de Senaquerib por enfermedad, y haciendo que Senaquerib mismo sea asesinado por sus propios hijos después de que regresó a casa, ver Isaías 37: 36-38).

Isaías 10:32 aparece en esta sección. El "él" es el ejército asirio, quizás más específicamente el cuartel general del rey y su estado mayor, que se muestra permaneciendo en Nob, agitando un puño en la ciudad capital al otro lado del valle. Nob, conocida como la morada de los sacerdotes, es una ciudad ubicada en las laderas orientales del monte Scopus, frente al monte de los Olivos y a solo una milla al noreste de Jerusalén. La profecía de Isaías muestra lo cerca que los asirios han invadido la Ciudad de David, pisoteando las casas del sacerdocio, desafiando la ciudad del Templo en la que servían.

La buena noticia es que la profecía indica que los asirios no llegarán más lejos, en otras palabras, a las murallas de la ciudad y no más. Aunque los usó para arrasar, saquear y matar por todo el país, Dios no les permitió tocar Jerusalén y Su Templo. Todavía no. Por su abandono de Dios y el pacto, Israel iría al cautiverio asirio (ver II Reyes 17: 1-23), pero Judá se salvaría por otro siglo más o menos, cuando Dios levantaría a Nabucodonosor y sus caldeos para terminar lo que los asirios. empezado.

La historia se repite. Nuestras naciones se precipitan atropelladamente hacia un cautiverio peor que el que sufrieron los antiguos Israel y Judá en Asiria y Babilonia, ¡y nuestro lenguaje obsceno es en parte culpable!

El capítulo comienza como un canto fúnebre, un lamento, por Israel que en realidad es una profecía de lo que pronto le sucedería. Se canta como si ya hubiera sucedido a pesar de que su cumplimiento "La caída de Israel y el cautiverio en Asiria" todavía faltaban unos cuarenta años. Claramente, la conducta de Israel está muy por debajo de los requisitos de Dios.

The Berea: Versículo y comentario diario

Regístrese para el Berea: Versículo y comentario diarioy reciba la verdad bíblica en su bandeja de entrada. Este boletín diario proporciona un punto de partida para el estudio personal y brinda información valiosa sobre los versículos que componen la Palabra de Dios. Mira qué más de 145.000 suscriptores ya están recibiendo cada día.


Comentarios

La gente no se movió hacia el este en Génesis, sino que se movió desde el este. Por lo tanto, moviéndose hacia el oeste. ESV, KJB, ASV todos están de acuerdo.

No estoy realmente seguro de que Etemenanki fuera la torre original de Babel. Estoy bastante seguro de que Babilonia estuvo intermitente durante unos 10.000 años y estableció varias capitales, a veces capitales simultáneas en Asia Menor y Egipto. Este Etemenanki fue probablemente una construcción posterior y recibió el título de Ziggurat Babel debido a su tamaño. En realidad, esto concluiría más o menos que la leyenda de la Torre de Babel se conocía por su posterior alusión a la recreación. También he deducido que todos hablaban una lengua materna y que evolucionó rápidamente a medida que la gente se dispersaba, pero la evidencia de las civilizaciones es muy difícil de preservar en un lapso de 10,000 años. El mundo entero probablemente era extremadamente diferente y tenía diferentes recursos con propiedades enteras, como lo que ahora es arena podría haber sido completamente cristalina y eventualmente desmoronarse después del constante reciclaje de materiales. Yo mismo soy un gran reciclador y estoy bastante seguro de que si tomas un trozo de madera y lo reciclas, ya no es un trozo de madera completo, es un cartón prensado de aserrín, probablemente lo mismo con los ladrillos de babel. Incluso los científicos visitaron este Etemenanki y dedujeron que la mayoría de los ladrillos fueron refundidos y reutilizados para otros edificios.

Disputo este marco de tiempo para la Torre de Babel. Este documental no abarca el marco temporal de la Biblia.
La torre de Babel fue alrededor del año 2000 a. C., no del 500 al 600 a. C.
El profeta Jeremías estaba en el marco de tiempo del 600 a. C.
Moisés estaba detrás de la Torre de Babel.

¿Podría haber sido abandonado en el momento del colapso de la Edad del Bronce II, aproximadamente en el 2181 a. C., en el que Mesopotamia fue devastada?


Babilonia

Babilonia es el nombre griego de lo que los habitantes conocían como Mât Akkadî, la fértil llanura aluvial entre el Éufrates y el Tigris. Este fue el corazón del Imperio babilónico, que dominó el antiguo Cercano Oriente entre la caída del imperio asirio (612 a. C.) y el surgimiento del Imperio aqueménida (después de 539). Su capital fue Babilonia.

La tierra

Detalle de un jarrón de piedra de Uruk

En una conocida descripción de la antigua Babilonia, Beroso (o Bel-re'ušunu, para usar su nombre real) dice que

la tierra se encuentra entre los ríos Tigris y Éufrates. Produce cebada silvestre, garbanzo y sésamo, e incluso, en sus marismas, raíces comestibles, llamadas Gongai. Estas raíces son iguales a la cebada en nutrición. La tierra también produce dátiles, manzanas y todo tipo de frutas, así como peces y aves, aves de campo y aves acuáticas. También hay en la tierra de los babilonios regiones sin agua e infértiles cerca de Arabia, mientras que frente a Arabia hay áreas montañosas y fértiles. nota [Beroso, Historia babilónica fr.1 tr. G. Verbrugghe y J. Wickersham.]

Otro autor antiguo, el investigador griego Herodoto de Halicarnaso, quedó impresionado por la fertilidad de la antigua Babilonia.

Tan grande es la fertilidad de los campos de cereales que normalmente producen cosechas de doscientas veces, y en un año excepcional hasta trescientas veces. Las hojas de trigo y cebada tienen al menos tres pulgadas de ancho. En cuanto al mijo y el sésamo, no diré el tamaño asombroso que crecen, aunque lo sé bastante bien, pero también sé que las personas que no han estado en Babilonia se han negado a creer ni siquiera lo que ya he dicho sobre su fertilidad. nota [Herodoto, Historias 1.193 tr. Aubrey de Sélincourt.]

Por supuesto, esto es exagerado, y debe tenerse en cuenta que Herodoto no afirma que él estaba en Babilonia. Sin embargo, su declaración muestra que la gente creía que las llanuras aluviales del Bajo Éufrates y el Tigris eran extremadamente fértiles, y esto es correcto, aunque los rendimientos eran típicamente quince veces mayores, lo que, comparado con el mundo mediterráneo, es asombroso. Entre los principales productos se encuentran la cebada, el trigo, el sésamo, los berros y las lentejas.

Otro factor que contribuyó a la riqueza agrícola de Babilonia fue el uso del arado sembrador. Seguía siendo un desconocido en occidente (Grecia y Roma), pero cuando se introdujo en Europa en el siglo XIX, la productividad subió nada menos que en un 50%.

Los sumerios

En el cuarto y tercer milenio, la llanura aluvial fue testigo del surgimiento de los primeros centros urbanos y monarquías del mundo, junto con los primeros intentos de escribir (en escritura cuneiforme), construir templos, crear obras de arte monumentales, organizar una administración y construir imperios. Una de las primeras ciudades fue Uruk, que en el 3200 a. C. medía unas 250 hectáreas.

No sabemos qué idioma hablaron estos "inventores de la civilización", porque los textos más antiguos están escritos con pictogramas simples, que pueden representar cualquier idioma. Cuando en el año 2600 estos pictogramas se utilizaron por primera vez para representar sílabas y principios abstractos, se inventó una escritura real. Para entonces, la gente hablaba sumerio. Algunos de sus textos literarios, como el Eridu Génesis, se convirtieron en "clásicos" e influyeron en los escritores de Babilonia, Judá y Grecia.

En este período, la Edad Dinástica Temprana, las ciudades-estado como Uruk, Ur, Larsa, Eridu, Lagaš, Umma, Isin, Nippur y Kiš fueron importantes, y leemos sobre sus relaciones, que a veces eran amistosas y a veces hostiles. Uno de los problemas que encontraron los sumerios fue el riego de la llanura, y en ocasiones se libró una guerra por el acceso al agua. Kiš parece haber reclamado algún tipo de superioridad, pero los detalles son oscuros, y estamos seguros de que Nippur también fue un centro muy importante. Su dios Enlil era el jefe del panteón sumerio.

Los acadios

Los sumerios no eran las únicas personas que vivían en esta área. Nuestras fuentes también se refieren a los acadios, que pueden ser una clase baja analfabeta que se estaba moviendo lentamente hacia arriba en la pirámide social, o una nación invasora. No lo sabemos, pero es seguro que hablaban un idioma semítico relacionado con el árabe y el hebreo modernos. En el segundo milenio, el idioma acadio se hablaba y se escribía en toda Mesopotamia, aunque había una variante del sur (babilónica) y del norte (asirio). En el siglo XIV, se había convertido en el idioma de la diplomacia internacional, y encontramos textos acadios en lugares tan lejanos como Turquía y Egipto. Siguió siendo importante durante el próximo milenio más o menos, y todavía, aunque rara vez, se escribió en el siglo III d.C. Ningún idioma en la historia del mundo puede rastrearse durante un período tan largo.

El idioma acadio recibe su nombre de Agade, una ciudad no identificada que fue la primera en utilizar el acadio como idioma de su cancillería. Su rey más famoso, Sargón, pudo haber gobernado desde 2296 hasta 2240. Su reinado fue la culminación de un proceso que había comenzado antes: varios reyes sumerios habían intentado unir todas las ciudades estado, pero el primero en hacerlo fue Sargón. Por primera vez, las personas que vivían en la llanura aluvial del sur de Mesopotamia se unieron en un estado fuerte y centralizado. Un imperio, en otras palabras. Los ejércitos de Sargón invadieron Elam en el este, Siria en el oeste, Subartu en el norte y marcharon contra los árabes en el sur, para que sus descendientes pudieran reclamar con alguna justificación ser los "reyes de los cuatro rincones del mundo". Hubo contactos comerciales con Anatolia e India.

Los descendientes libraron guerras contra los guteanos, personas que vivían en la cordillera de Zagros. Sin embargo, estos enemigos eran invencibles y la dinastía acadia perdió el crédito. El nuevo gobernante de las ciudades unidas fue el rey Ur-Nammu de Ur, el fundador del Imperio de la Tercera Dinastía de Ur. Continuó lo que había comenzado Sargón y, a menudo, data de 2112-2004.

Las instituciones centrales se fortalecieron y existe una sorprendente riqueza de fuentes administrativas, escritas en sumerio. nota [A veces, el período Ur III se llama un "Renacimiento sumerio", como si los reyes acadios hubieran vivido en una especie de Edad Media, el término tiene, de hecho, asociaciones antisemitas.] Una burocracia gobernaba las ciudades, que eran ahora provincias con gobernadores, y ya no ciudades independientes. Sin embargo, hacia el año 2000, la Tercera Dinastía de Ur perdió el control tras algún tipo de crisis ecológica que puede deberse a cambios climatológicos, una sucesión de malas cosechas tras el impacto de un meteoro gigante, o simplemente un mal riego. Sea como fuere, el estado central se derrumbó y, desde el oeste, los amorreos (hasta entonces considerados "bárbaros comedores de trufas") entraron en la región y capturaron Isin, Larsa y una nueva ciudad, nunca antes conocida: Babilonia.

Imperio

De repente, está ahí, de la nada, y bastante poderoso. Al mismo tiempo, la ciudad de Agade desaparece de nuestras fuentes. Más tarde, el país que rodea a Babilonia (que llamamos Babilonia) se llamó Mât Akkadî, "el país de Agade". Se ha asumido que Babilonia es de hecho la capital perdida de Sargón, pero probablemente nunca seremos capaces de probar esta hipótesis, porque la fase de construcción más antigua de Babilonia está muy por debajo del nivel del agua subterránea.

El rey babilónico más famoso fue Hammurabi (¿1792-1750?), Quien pudo reunir el sur de Mesopotamia. Al este del Tigris, atacó a Elam, Ešnunna y las tribus montañesas de Zagros en el norte, sus ejércitos llegaron a Aššur en el noroeste, capturó a Mari y aceptó a Harran como la ciudad más al norte de su reino. Este imperio iba a durar un siglo y medio, pero en 1595 (?), Babilonia fue capturada y saqueada por un ejército hitita.

Clásicos

Sin embargo, este período siempre fue recordado, y no es exagerado decir que en el siglo XVIII se sentaron las bases de la cultura babilónica, que iba a durar casi dos milenios. El panteón cambió considerablemente, y el dios de la ciudad de Babilonia, hasta entonces sin importancia, Marduk, se convirtió en el jefe del panteón, reemplazando a Enlil, el antiguo dios supremo que todavía era todopoderoso en, por ejemplo, el Epopeya de Atrahasis. El sincretismo se expresa en las palabras de que Marduk es "el enlil de los dioses ", que puede traducirse como" presidente del consejo de dioses ". Por el momento, la afirmación de Marduk de ser el dios supremo solo se reconoció en Babilonia, pero en el siglo XIV, había sido reconocida por las otras ciudades también.

El templo de Marduk, el Esagila, se hizo muy famoso y reemplazó al antiguo santuario de Nippur como principal centro de culto. En Babilonia, se creó el mundo y el zigurat babilónico, que se llamaba Etemenanki, se consideraba la base del cielo en la tierra.Cada año, los dioses de las ciudades babilónicas venían a Babilonia para visitar Marduk y celebrar el festival Akitu (Año Nuevo). En la épica de la creación Enûma êliš, Babilonia es el centro del universo.

Este importante texto se convertiría en un "clásico" babilónico que fue leído y copiado durante más de un milenio y medio. Otro texto importante compuesto en este período fue el Épica de Gilgameš, que se conoce a partir de copias que se encontraron en todo el antiguo Cercano Oriente, incluidas Nínive, Hattusa, Emar y Meguido.

El culto a otros dioses babilónicos también se hizo popular: por ejemplo, Nabû, el dios de los escribas, el dios del sol Šamaš e Ištar, la diosa del amor y la guerra. Se parece a la diosa sumeria Inana. En general, podemos decir que la civilización babilónica contenía muchos elementos sumerios. El idioma sumerio ya había sido reemplazado por el acadio, pero la gente todavía lo aprendía y los textos antiguos todavía se copiaban. De hecho, no puede escribir acadio a menos que reconozca muchos signos sumerios.

/> Parte superior del Códice de Hammurabi llevado de Babilonia a Susa, fue excavado en lo que hoy es Irán.

En nuestro tiempo, las leyes babilónicas del rey Hammurabi se han vuelto famosas. La estela (que ahora se encuentra en el Louvre de París) en la que se inscribieron las regulaciones, es uno de los monumentos más conocidos de la Antigüedad. Sin embargo, no está claro cuán importantes fueron realmente las leyes de Hammurabi. Cuando se descubrió la estela en Susa, fue el primer código de ley no bíblico conocido del antiguo Cercano Oriente. Ahora, conocemos bastantes otras codificaciones, y las leyes de Hammurabi son menos únicas de lo que alguna vez fueron. Además, el significado real de las regulaciones aún no está claro. En una sociedad que era abrumadoramente analfabeta, la gente nunca conocería sus derechos si dependiera de un texto escrito, y es posible que la estela, de hecho, solo tenía la intención de mostrar a los dioses eternos que el rey era un hombre justo, o que lo intentó. ser.

Influencia

Aunque durante los siglos siguientes la suerte política de Babilonia fue fluctuante (más), la civilización babilónica continuó influyendo en todos los estados vecinos: Elam y Asiria, pero también Siria y Persia. Motivos artísticos babilónicos como el toro con cabeza de hombre (lamassu) se han encontrado en Hattusa, Karchemish, Nínive y Persépolis. Un relieve que muestra a uno de los héroes del mito de la creación babilónico, Oannes, se puede encontrar tan al este como Pasargadae. La biblioteca del rey asirio Aššurbanipal (668-631) en Nínive contenía muchos textos literarios de Babilonia, incluyendo, como ya hemos señalado, el Épica de Gilgameš. Los filósofos griegos intentaron aprender algo en Babilonia. Los judíos copiaron el calendario babilónico. El festival Akitu todavía se celebraba a principios del siglo III d.C. en Emessa en Siria, y durante el breve reinado del emperador Heliogábalo (r. 218-222) incluso en Roma. La lista es interminable.

Ciencias

La innovación posterior más fascinante de la cultura babilónica fue la invención de la astronomía por parte de los científicos que generalmente (aunque incorrectamente) se llaman caldeos. El desarrollo comenzó temprano: poseemos una lista de observaciones sistemáticas de Venus escritas bajo el rey Ammisaduqa (¿r.1646-1626?). Más tarde, los babilonios crearon catálogos estelares y un calendario casi perfecto. En el siglo VIII, pudieron predecir eclipses, que consideraban malos presagios que anunciaban el comienzo de un período peligroso. No se puede exagerar la importancia de estas predicciones. Ahora que los períodos peligrosos eran predecibles, era posible nombrar reyes sustitutos que soportarían la peor parte de la ira de los dioses. El rey real permanecería ileso y la continuidad de la política del estado estaba garantizada. (El pobre que fue nombrado rey suplente fue asesinado. De esta manera, el presagio siempre tenía razón).

Tableta con una lista de eclipses entre 518 y 465, mencionando la muerte del rey Jerjes.

Esto es, por supuesto, astrología, no astronomía. Pero en el siglo V o IV, los babilonios, que siempre habían sido buenos en matemáticas, desarrollaron dos sistemas matemáticos para predecir eclipses y períodos peligrosos (explicado aquí). Ahora, realmente estamos hablando de ciencia en el sentido moderno de la palabra. Las matemáticas y la astronomía son el legado duradero de la antigua Babilonia.

Disminución

Sin embargo, cuando los caldeos hicieron sus mayores descubrimientos, Babilonia había perdido definitivamente su independencia política. Después de la gloria del antiguo reino babilónico de Hammurabi, su capital fue capturada por Kassites, una tribu babilónica de los Zagros. Ellos y sus sucesores como gobernantes de Babilonia, la Segunda Dinastía de Isin, continuaron gobernando el país desde una capital central, propagaron el culto a Marduk y ordenaron a los escribas que copiaran los textos literarios clásicos. Los siglos XII y XI vieron la desintegración política de Babilonia, pero Babilonia siguió siendo la capital cultural universalmente reconocida del mundo, y las tribus invasoras generalmente aceptaban la cultura babilónica.

El cilindro de Cyrus

Cuando Asiria comenzó a aumentar su poder en el siglo X, sus reyes aceptaron con orgullo el legado babilónico y, por lo general, trataron a Babilonia con amabilidad. Después de la caída de Nínive, la capital asiria, en 612 (texto), Babilonia fue brevemente el centro político del Cercano Oriente, pero el esplendor del reino de Nabopolasar y Nabucodonosor, que está documentado en las crónicas babilónicas, duró poco. En 539, el rey persa Ciro el Grande capturó Babilonia (textos) y trató a la antigua ciudad ya los babilonios con el mismo respeto que habían hecho otros conquistadores. Uno de los textos más importantes de Ciro, el Cilindro de Ciro, está escrito en acadio y lo presenta como el rey elegido y amado por Marduk. Su hijo Cambises aceptó el calendario babilónico, y el acadio fue uno de los tres idiomas oficiales en el período inicial de dominación persa.

Período persa

Durante dos siglos, Babilonia fue una de las ciudades más importantes del Imperio aqueménida, y los babilonios compartieron los altibajos de la monarquía persa. los Diarios astronómicos (que documentan todo el período de 652 a 60 a. C.) informarnos sobre los acontecimientos políticos en la ciudad y hablarnos de los precios de los productos, para que podamos empezar a escribir una historia económica de Babilonia.

Dos babilonios. Alivio de las escaleras orientales del Apadana en Persépolis.

Pero la lengua, la literatura y la civilización babilónicas estaban siendo reemplazadas lentamente. El gobierno persa prefirió cada vez más el arameo como idioma de su cancillería, y el idioma acadio ya no se usaba en las inscripciones reales aqueménidas después del reinado de Artajerjes I Makrocheir (r. 465-424).

Período helenístico

Las cosas realmente cambiaron cuando el conquistador macedonio Alejandro el Grande derrotó al último rey persa Darío III Codomannus. Alejandro instaló a griegos y macedonios en Babilonia, donde fundó una ciudad llamada Charax. El sucesor de Alejandro, Seleuco I Nicator, ordenó la construcción de otra ciudad griega, Seleucia más tarde, Uruk también fue refundada como ciudad griega, y el rey Antíoco IV Epífanes (r. 174-164) volvió a asentar a los griegos en Babilonia (texto).

los Crónicas babilónicas del período helenístico, que fueron estudiados por primera vez en 2003, sin duda ofrecerán nuevos conocimientos en este período. El hecho ese Estas crónicas existen es bastante interesante: su publicación, y la continuación de la serie de Diarios astronómicos, prueba que Babilonia todavía era un centro cultural de cierta importancia local. Los grandes días habían terminado, pero la ciudad seguía siendo importante cuando los partos se apoderaron de la región en el 141 a. C.

Babilonia era un país rico. Podía permitirse pagar una gran cantidad de escribas, eruditos y, a veces, soldados. Esto explica por qué su lengua, literatura y cultura pudieron extenderse por el antiguo Cercano Oriente y por qué su influencia duró tanto.


En marzo de 2015 El Estado Islámico destruyó los restos de las ciudades asirias Nínive y Nimrud en el norte de Irak. Esculturas y otras imágenes fueron destrozadas o cortadas en pedazos, grandes artefactos y paredes fueron destruidas por excavadoras.

Nínive fue la capital del poderoso Imperio Asirio (ca. 1350-612 aC). Nimrud fue la residencia real de los reyes Ashurnasirpal y su hijo Salmanasar III. 612 a. C. estas ciudades fueron destruidas, abandonadas y en gran parte olvidadas. Sin embargo, los restos fueron redescubiertos por arqueólogos franceses y británicos en el siglo XIX. Un joven aventurero inglés, Austen Henry Layard, excavó los dos sitios entre 1845 y 1851. Las esculturas y relieves que envió al Museo Británico causaron sensación al constituir un primer atisbo de una civilización conocida en la Biblia, pero olvidada desde hace 2.500 años. Los libros de Layard, "Nínive y sus restos" de 1849 y "Descubrimientos en las ruinas de Nínive y Babilonia" de 1853, se convirtieron en bestsellers. Estos libros, así como dos volúmenes en folio, 'Monumentos de Nínive', se encuentran en la Biblioteca NTNU Gunnerus y la Biblioteca NTNU Dora. Son fuentes importantes para el patrimonio cultural que ahora está destruido. Esta exposición en línea muestra ilustraciones seleccionadas de los libros de Layard, así como algunas fotos de un recorrido privado a los sitios arqueológicos.

  • Austen Henry Layard. Una segunda serie de los monumentos de Nínive: incluidos los bajorrelieves de los servidores del palacio de Senaquerib y los bronces de las ruinas de Nimroud: a partir de dibujos realizados en el lugar, durante una segunda expedición a Asiria. Londres, John Murray, 1853. (Layard 1853)
  • Austen Henry Layard. Los monumentos de Nínive, a partir de dibujos realizados en el lugar. Londres, John Murray, 1849. (Layard 1849a)
  • Austen Henry Layard. Nínive y sus restos, vol. 1-2. Londres, John Murray, 1849. (Layard 1849b)

Esta exposición en línea está realizada por: Lise Bender Jørgensen e Inger Langø (diciembre de 2015). Fotografías de: Nils Kristian Eikeland, Ingunn Østgaard y Gyda Birkeland Rian.


Cultura babilónica y asiria

la cultura de los pueblos que, en la antigüedad, entre el cuarto y el primer milenio ANTES DE CRISTO., habitó Mesopotamia y mdashla tierra entre los ríos Tigris y Éufrates (la región del actual Irak). Estos pueblos fueron los sumerios, acadios, babilonios y asirios, creadores de los grandes estados de Sumer, Akkad, Babilonia y Asiria. Su cultura se caracterizó por un nivel relativamente alto de ciencia, literatura y arte, por un lado, y por el predominio de la ideología religiosa, por el otro.

La cultura material de los pueblos de la antigua Mesopotamia estaba en un nivel comparativamente alto. Sin embargo, las herramientas de piedra no dejaron de utilizarse hasta principios del tercer milenio. ANTES DE CRISTO. La metalurgia a mediados del tercer milenio consistió en fundición, forja, grabado y acuñación, elaboración de alambre de oro y plata y trabajos de filigrana. El material de construcción principal era ladrillo crudo y, con menos frecuencia, ladrillo de horno. El arco, el sistema de drenaje y otras estructuras eran conocidas pero poco utilizadas. Posteriormente se realizaron importantes avances en la tecnología. Se mejoró la ciencia militar. Se introdujeron los ejércitos de carros (principios del segundo milenio). Las armaduras hechas de placas de metal de cobre (mediados del segundo milenio), la caballería, la espada, los campamentos militares fortificados y las armas de asedio (como el ariete) fueron otras innovaciones. Se construyeron puentes de piedra y puentes flotantes (sobre odres de cuero). Las herramientas de hierro aparecieron en Asiria y Babilonia en el primer milenio ANTES DE CRISTO., y los artesanos comenzaron a utilizar el taladro de diamante. Aproximadamente entre el final del segundo y el comienzo del primer milenio ANTES DE CRISTO., una nueva tecnología de riego desarrollada con la rueda hidráulica (sakieh) y la cuerda & ldquoendless & rdquo con cubos de cuero (cariño). Los asirios construyeron el primer acueducto de piedra en el siglo VII. ANTES DE CRISTO.

El factor más importante en el desarrollo de la ciencia fue el sistema económico que requirió, en primer lugar, la elaboración de un sistema de medidas y también la creación de métodos para determinar el área de campos, volumen de graneros y cuerpos de agua artificiales, y cálculo de estándares de trabajo en la excavación de canales, en la construcción y en la artesanía. Las matemáticas sumerio-babilónicas se desarrollaron sobre esta base hacia el final del tercer milenio. ANTES DE CRISTO. Los matemáticos babilónicos hicieron un uso extensivo del sistema de conteo posicional sexagesimal creado por los sumerios. Sobre la base de este sistema, compilaron varias tablas de cálculo: división y multiplicación, cuadrados y cubos, raíces cuadradas y cúbicas, etc. Los babilonios resolvieron ecuaciones cuadráticas, conocían el teorema de Pitágoras y estaban familiarizados con los métodos para encontrar todo tipo de números pitagóricos (más de 1.000 años antes de Pitágoras). Resolvieron no solo problemas planimétricos sino estereométricos que implicaban la determinación del volumen de varios tipos de cuerpos espaciales. Dibujaron planos de campos, localidades y edificios individuales, pero generalmente no a escala.

Los babilonios hicieron grandes avances en química aplicada. Se han conservado numerosas fórmulas para hacer bronce desde el segundo milenio. ANTES DE CRISTO. Se conocían los trabajos de esmalte y vidriado multicolor en cerámica.

Un & ldquomap del mundo & rdquo que muestra la tierra en forma de una superficie plana cruzada por los ríos Tigris y Éufrates que fluyen desde las montañas del norte y rodeada por el océano mundial, con la tierra aparentemente flotando sobre él, fue un intento de generalizar las ideas geográficas. . Se demostró que el océano estaba rodeado por una "gran montaña" en la que descansaban varios (tres o siete) firmamentos, y se pensaba que debajo de la tierra estaba el inframundo ("Gran Montaña"). Sin embargo, el rango geográfico de los comerciantes babilónicos de mentalidad práctica era mucho más amplio (desde España hasta la India en el primer milenio).

La medicina también dio un gran paso adelante en este momento. Las operaciones quirúrgicas incluyeron amputaciones, reparación de fracturas y eliminación de cataratas de los ojos. En los textos médicos existentes de la segunda mitad del segundo milenio ANTES DE CRISTO. y primera mitad del primer milenio ANTES DE CRISTO., las partes del cuerpo humano ya estaban reducidas a un sistema anatómico. También se clasificaron algunas enfermedades y los medicamentos utilizados para tratarlas.

Los registros de observaciones astronómicas y meteorológicas estimularon el desarrollo de la astrología (no hasta el primer milenio ANTES DE CRISTO.) y astronomía. Los planetas fueron identificados y, a diferencia de las estrellas fijas que se compararon con ovejas pastando tranquilamente, los planetas fueron llamados bibbu, o & ldquogoats & rdquo A cada planeta se le dio su propio nombre especial (excepto Mercurio, que fue llamado bibbu, es decir, planeta). Venus se llamaba Dilbat Júpiter, Mulubabbar (& ldquostar-sun & rdquo) Marte, Zalbatanu y Saturno, Kaim & acircnu. Fue en ese momento que se empezaron a observar los movimientos de los planetas. Específicamente, existen textos dedicados al estudio de los movimientos de Venus. El desarrollo comparativamente avanzado de la astronomía aparentemente se debió a los requisitos del calendario lunar. Al principio, cada ciudad-estado tenía su propio calendario, pero después del ascenso de Babilonia, el calendario utilizado en esa ciudad se volvió común en todo el país. Un año constaba de 12 meses lunares con 29 o 30 días (mes sinódico, o período de sucesión de fases lunares igual a aproximadamente 29 & frac12 días). Dado que el año solar es 11 días más largo que el año lunar, se introdujo un mes adicional de vez en cuando para eliminar esta discrepancia. Se describieron las constelaciones y se registraron ascensiones helíacas de cuerpos celestes a mediados del segundo milenio. ANTES DE CRISTO. A partir de mediados del primer milenio ANTES DE CRISTO., se establecieron reglas firmes para insertar meses intercalados, y la astronomía computacional se estaba desarrollando vigorosamente. Los textos existentes indican las posiciones de la luna (o planetas) en ciertos intervalos de tiempo para un año en particular (o sucesión de años). Una gran contribución de los astrónomos babilónicos fue el descubrimiento de los saros, un intervalo de tiempo después de cuyo transcurso los eclipses solares y lunares se repiten en la misma secuencia.

Los pueblos vecinos y mdash, elamitas, hurritas, hititas, fenicios y mdash también estaban familiarizados con los principios de la ciencia babilónica. La contribución de Asiria y rsquos fue escasa, pero la mayoría de los escritos científicos babilónicos nos han llegado a través de las bibliotecas asirias de los siglos XII-VII. ANTES DE CRISTO. La ciencia griega antigua adoptó algunos de los logros de la ciencia babilónica (aparentemente no directamente, sino a través de Fenicia y Asia Menor). Sin embargo, la astronomía babilónica, al parecer, ejerció una influencia directa en la astronomía griega antigua.

El sistema sumerio-babilónico de pesos y medidas se convirtió en la base de varios sistemas metrológicos en el suroeste de Asia, y el sistema de conteo posicional sexagesimal todavía se usa hoy en día, por ejemplo, el uso de grados (u horas), minutos y segundos.

El relato de los acontecimientos históricos en la forma de la Lista de reyes sumerios es un ejemplo de una especie de concepción histórica, los rudimentos de la historia como ciencia. La lista comienza con el momento en que & ldquokingship descendió del cielo & rdquo y se extiende continuamente desde los reyes más antiguos hasta los más recientes. Esta lista se compiló alrededor de 2100 ANTES DE CRISTO. para justificar la idea del poder real absoluto.

Los primeros escritos de carácter científico en la antigua Mesopotamia fueron probablemente las listas de signos escritos, primero pictóricos y luego los símbolos cuneiformes que evolucionaron a partir de ellos y las listas de términos registrados con estos signos. Estas listas se compilaron por primera vez alrededor de 3000 ANTES DE CRISTO. Posteriormente, se acumularon ciertos conocimientos en el campo de la filología debido a necesidades prácticas. Por ejemplo, debido a que el idioma sumerio ya no se usaba regularmente y el acadio se había convertido en el idioma cotidiano, se prepararon ayudas y mdashlistas de palabras y términos especializados de todo tipo, incluidos botánicos, zoológicos y mineralógicos, y mdash para facilitar el estudio del sumerio como el idioma de la religión. y la escuela. Los diccionarios generales y terminológicos sumerio-acadios aparecieron a principios del segundo milenio. Incluso se intentó compilar diccionarios etimológicos. Más tarde, y en parte fuera de Mesopotamia, también se compilaron diccionarios multilingües, como sumerio-acadio-occidental semítico-hurrita y sumerio-acadio-hitita. También se escribieron gramáticas.

El centro de la ciencia en la antigua Mesopotamia antes de mediados del segundo milenio ANTES DE CRISTO. fue el llamado edubba, un tipo de academia secular, o escuela que entrenaba principalmente a escribas, pero también parece haber escuelas del templo. Escriba era el título honorífico de un hombre educado. Se distinguieron alrededor de 20 clases de escribas según el grado de aprendizaje y especialización. Uno de los textos didácticos de la escuela fue el Preceptos para el agricultor, una especie de breve manual agrícola.

Los mitos que nos han llegado reflejan en gran medida las ideas de los pueblos que practican la agricultura de regadío y las ideas de los cazadores y pastores de ganado asentados. Los pueblos antiguos de Mesopotamia creían que una tierra plana descansa sobre la superficie de las aguas del mundo y rsquos, que la rodean y aparecen en forma de agua de pozo y río.Estas aguas están separadas de las aguas celestiales por una "ráfaga de cielos" sobre la que descansan varios firmamentos sólidos y los firmamentos del sol, la luna, los planetas y las estrellas fijas. Dentro de la tierra está la ciudad lúgubre de los muertos. El mundo fue creado por una diosa madre o (en los mitos tardíos) por un dios masculino (Enlil, Marduk). Así, según un mito babilónico (segundo milenio ANTES DE CRISTO.), en la lucha entre los dioses antiguos y los nuevos, los primeros fueron dirigidos por un monstruo, la diosa Tiamat (& ldquoSea & rdquo), y los segundos por el dios Marduk. Después de matar a Tiamat, Marduk cortó su cuerpo por la mitad, convirtiéndolo en aguas subterráneas y celestiales. Uno de los mitos importantes trata sobre una inundación y el único hombre que se salvó de ella en un barco, el sabio Ziusudra (sumerio el acadio Utnapishtim). Las inundaciones destructivas bastante frecuentes en Mesopotamia dieron características concretas a este mito. Según el mito de la diosa Innin (sumeria la acadia Ishtar), ella descendió al inframundo para disputar la supremacía de la diosa de los muertos. Luego escapó a la tierra, dejando a la diosa de los muertos a su amado Dumuzi como rescate. Los mitos heroicos se agrupan según ciclos locales. El más interesante es el ciclo de mitos de la ciudad de Uruk. Este ciclo está asociado con los nombres de los héroes Enmerkar, Lugalbanda y Gilgamesh. También existe el mito de la enemistad entre el águila y la serpiente y el héroe Etana & rsquos intenta volar al cielo en el águila. También existen en su mayoría registros de versiones oficiales de mitos que reflejan la impotencia del hombre y los rsquos ante los dioses.

La religión de los pueblos antiguos de Mesopotamia no constituía un sistema dogmático armonioso. Más bien, consistía en cultos locales separados que no excluían la adoración de deidades antiguas. Sufrió cambios considerables en el curso del desarrollo social. Las creencias de los sumerios (tercer milenio ANTES DE CRISTO.) estaban dominados por la adoración de dioses y diosas, protectores de comunidades individuales. Independientemente de las características específicas atribuidas a cada deidad, por lo general también eran dioses de la vegetación y la agricultura de riego. Varias deidades (el dios del sol Utu dios de la luna Zuen [Nanna] dios del cielo Una diosa del amor y de la estrella Venus Innin [Inanna] y dios del agua subterránea, patrón de la sabiduría y los inventos culturales Enki) fueron venerados en todas partes, aunque también conservó sus centros comunales locales. Enlil fue considerado como la deidad suprema. Enlil, An y Enki compusieron la tríada de grandes deidades. El culto a las deidades de la vegetación, que mueren y resucitan, así como a las deidades de la cría de ganado & mdashDumuzi-abzu (Tammuz) y otras & mdash fue muy importante. El mundo más allá de la tumba fue concebido como una ciudad subterránea sombría gobernada por la diosa Ereshkigal (o el dios Nergal). Predominaban las creencias en una variedad de espíritus buenos y malos.

Al final del tercer milenio ANTES DE CRISTO. los cultos locales se combinaron en un panteón nacional debido a la consolidación de la autoridad en un solo estado despótico. El papel del pueblo en el sistema religioso se redujo al de esclavos que traían sacrificios a los dioses mientras se proclamaba divino el poder real.

La población semítica (acadia) de Mesopotamia originalmente tenía sus propios cultos tribales. Sin embargo, a mediados del tercer milenio ANTES DE CRISTO. los cultos sumerios se hicieron dominantes incluso entre los semitas de Mesopotamia. Además, algunos de los dioses recibieron nombres semíticos además o en lugar de los sumerios (Enlil = Bel, Innin = Ishtar, Utu = Shamash, Enki = Ea, An = Anu, Nanna = Sin, etc.).

En el momento del ascenso de Babilonia a la importancia (siglo XVIII ANTES DE CRISTO.) Marduk, el dios patrón de la ciudad, fue proclamado deidad suprema. En el primer milenio ANTES DE CRISTO. Los cultos astrales se desarrollaron a partir de la identificación de algunas deidades con cuerpos celestes. En el noreste de Mesopotamia y mdashin Asiria y mdash, el mismo panteón con la adición de algunas deidades locales (humanas y otras) se hizo popular, pero el dios supremo aquí era el protector de la ciudad principal de Asiria, Ashur, que tenía el mismo nombre que la ciudad. Junto con el dios supremo (Enlil, Marduk o Ashur), siete o 12 deidades principales eran consideradas como "grandes dioses que determinaban el destino (de las personas)" y constituían un consejo de ancianos en la comunidad de dioses.

Sobrevivieron ideas que se remontaban a la adoración del líder como encarnación de las fuerzas vitales de una comunidad. Una supervivencia del asesinato ritual del anciano líder era un rito anual en Babilonia en el que el lugar del rey y los rsquos lo ocupaba temporalmente un pobre o esclavo que era golpeado por el sacerdote supremo.


Socorro asirio mostrando prisioneros babilónicos - Historia


Mitos de Babilonia y Asiria, por Donald A. MacKenzie, [1915], en sacred-texts.com

CAPITULO XV

Conflictos por comercio y supremacía

Babilonia moderna - La historia se repite - Ruta comercial babilónica en Mesopotamia - Supremacía egipcia en Siria - Mitanni y Babilonia - Bandidos que saquearon caravanas - Se abrió la ruta comercial del desierto árabe - Luchas asirias y elamitas con Babilonia - Extensión rápida del Imperio Asirio - Los hititas controlan las rutas comerciales occidentales - Las conquistas de la decimonovena dinastía de Egipto - Las campañas de Ramsés II - Los egipcios y los hititas se convierten en aliados - Los temores babilónicos de Asiria - Los triunfos de Salmanasar - Asiria suprema en Mesopotamia - La conquista de Babilonia - Caída de un gran rey - Guerra civil en Asiria - Su imperio se desmorona - Guerras babilónicas con Elam - Resurgimiento del poder babilónico - Invasiones de asirios y elamitas - Fin de la dinastía kasita - Babilonia contrastada con Asiria.

Es posible que durante el presente siglo Babilonia vuelva a convertirse en uno de los grandes países productores de trigo del mundo. Ya se ha inaugurado un plan de recuperación de tierras con la construcción de una gran presa para controlar la distribución de las aguas del Éufrates y, si se promueve enérgicamente en una escala generosa en los años venideros, los antiguos canales, que son utilizado en la actualidad como carreteras de caravanas, todavía puede utilizarse para hacer que todo el país sea tan fértil y próspero como lo fue en la antigüedad. Cuando se alcance esa feliz consumación, pueden surgir y florecer nuevas ciudades junto a las ruinas de los antiguos centros de la cultura babilónica.

Con el resurgimiento de la agricultura vendrá el resurgimiento del comercio. Las antiguas rutas comerciales se volverán a abrir y las caravanas de viaje lento serán suplantadas por

Trenes veloces. Ya se ha comenzado en esta dirección. La primera carretera comercial moderna que está cruzando el umbral de la nueva era de Babilonia es el ferrocarril alemán que atraviesa Asia Menor, el norte de Siria y Mesopotamia hasta Bagdad. 1 Pone a la tierra de Hammurabi en estrecho contacto con Europa y resolverá problemas que atrajeron la atención de muchos monarcas rivales durante largos siglos antes de que el mundo supiera algo de "la gloria que fue Grecia y la grandeza que fue Roma".

Estos cambios repentinos y dramáticos están provocando que la historia se repita. Una vez más, las grandes potencias mundiales están demostrando mucha preocupación con respecto a sus respectivas "esferas de influencia" en Asia occidental, y presionando juntas alrededor de la antigua tierra de Babilonia. En el este, donde los agresivos elamitas y casitas fueron seguidos por los triunfantes persas y medos, Rusia y Gran Bretaña se han afirmado como protectores del territorio persa, y la influencia de Gran Bretaña es suprema en el Golfo Pérsico. Turquía controla la tierra de los hititas, mientras que Rusia se cierne como un gigante en las tierras altas de Armenia. Turquía es también el poder gobernante en Siria y Mesopotamia, que están siendo cruzadas por el ferrocarril de Bagdad de Alemania. Francia está construyendo ferrocarriles en Siria y controlará el antiguo "camino de los filisteos". Gran Bretaña ocupa Chipre en la costa mediterránea y preside los destinos de la antigua tierra de Egipto, que, durante la brillante Dinastía XVIII, extendió su esfera de influencia hasta las fronteras de Asia Menor. Una vez más, después de muchos siglos, la internacional

la política está siendo fuertemente influenciada por los problemas relacionados con el desarrollo del comercio en Babilonia y sus alrededores.

La historia de los antiguos Estados rivales, que está siendo reconstruida por excavadoras modernas, está revestida, en vista de los desarrollos políticos actuales, de un interés especial para nosotros. Hemos visto a Asiria cobrar prominencia. Comenzó a ser una gran potencia cuando Egipto era supremo en la "Tierra Occidental" (la tierra de los amorreos) hasta las fronteras de Capadocia. Bajo el régimen kasita, la influencia política de Babilonia había disminuido en Mesopotamia, pero su influencia cultural se mantuvo, ya que su idioma y escritura continuaron en uso entre comerciantes y diplomáticos.

Al comienzo del período del faraón Akhenaton, el poder supremo en Mesopotamia era Mitanni. Como aliado de Egipto, constituyó un estado tampón en las fronteras del norte de Siria, lo que impidió la expansión del sur de Asia Menor de la confederación hitita y la expansión occidental de la agresiva Asiria, mientras que también mantuvo bajo control las ambiciones de Babilonia, que todavía reclamó la "tierra de los amorreos". Mientras Mitanni se mantuvo como un reino poderoso, las posesiones sirias de Egipto se mantuvieron fácilmente bajo control, y los comerciantes egipcios disfrutaron de un trato preferencial en comparación con los de Babilonia. Pero cuando Mitanni fue vencido y sus territorios se dividieron entre los asirios y los hititas, el Imperio de Egipto en el norte de Siria se hizo pedazos. Entonces se produjo una gran lucha entre las naciones de Asia occidental por la supremacía política en la "tierra de los amorreos".

Babilonia se había visto seriamente perjudicada al perder el control de su camino de caravanas occidental. Antes del período kasita, su influencia era suprema en Mesopotamia y

Siria central desde los días de Sargón de Akkad y de Naram-Sin hasta el final de la era de Hammurabi, sus comerciantes no tenían nada que temer de los bandidos o de los pequeños reyes entre las orillas del Éufrates y la costa mediterránea. La ciudad de Babilonia se había vuelto rica y poderosa como la metrópoli comercial de Asia occidental.

Separada de la frontera del Delta por los amplios y peligrosos páramos del desierto de Arabia, Babilonia comerciaba con Egipto por una ruta indirecta. Su camino de caravanas corría hacia el norte a lo largo de la orilla occidental del Éufrates hacia Harán, y luego hacia el sur a través de Palestina. Este fue un desvío largo, pero era el único camino posible.

Durante la temprana Edad de Kassite, las caravanas de Babilonia tuvieron que pasar por el área controlada por Mitanni, que por lo tanto pudo imponer fuertes aranceles y llenar sus arcas con oro babilónico. La situación tampoco mejoró cuando la influencia de Mitanni disminuyó en el sur de Mesopotamia. De hecho, las dificultades bajo las que operaban los comerciantes aumentaron aún más, ya que las carreteras de las caravanas estaban infestadas de bandas saqueadoras de "Suti", a quienes se hace referencia en las cartas de Tell-el-Amarna. Estos bandidos desafiaron a todos los grandes poderes y llegaron a ser tan poderosos que incluso los mensajeros enviados de un rey a otro podían ser robados y asesinados sin discriminación. Cuando estalló la guerra entre Estados poderosos, acosaron el ganado y saquearon las ciudades de las zonas que quedaron desprotegidas.

Los "Suti" eran árabes de origen Aram & aeligan. Lo que se conoce como la "Tercera Migración Semítica" estaba en progreso durante este período. Los nómadas causaron problemas a Babilonia y Asiria y, al penetrar en Mesopotamia y Siria, minaron el poder de Mitanni, hasta que no pudo resistir los ataques de los asirios y los hititas.

Se hace referencia a las tribus Aram y aeligan, en varios períodos

y por varios pueblos, no sólo como el "Suti", sino también como el "Achlame", el "Arimi" y el "Khabiri". Al final, fueron designados simplemente como "sirios", y bajo ese nombre se convirtieron en los enemigos hereditarios de los hebreos, aunque se consideraba que Jacob era de su estirpe: "Un sirio listo para perecer", reza una referencia bíblica, "era mi padre ( antepasado), y bajó a Egipto y residió allí con unos pocos, y se convirtió allí en una nación, grande, poderosa y populosa ". 1

Uno de los reyes kasitas de Babilonia hizo un intento heroico de brindar protección a los comerciantes eliminando el bandolerismo entre Arabia y Mesopotamia y abriendo una nueva y directa ruta de caravanas a Egipto a través del desierto de Arabia. El monarca en cuestión era Kadashman-Kharbe, nieto de Ashur-uballit de Asiria. Como hemos visto, combinó fuerzas con su distinguido y poderoso pariente y puso mano dura sobre el "Suti". Luego cavó pozos y erigió una cadena de fortificaciones, a modo de "block-houses", para que las caravanas pudieran ir y venir sin interrupción, y los comerciantes se liberaran de las imposiciones de los reyes menores cuyo territorio tenían que penetrar cuando viajaban por la ruta de Harán. .

Este audaz plan, sin embargo, estaba predestinado al fracaso. Los casitas babilonios le mostraron escaso favor. No sobrevive ningún registro que indique el carácter del acuerdo entre Kadashman-Kharbe y Ashur-uballit, pero hay pocas dudas de que implicó el abandono por parte de Babilonia de su reclamo histórico sobre Mesopotamia, o parte de ella, y el reconocimiento de un asirio. esfera de influencia en esa región. Probablemente fue debido a sus pronunciadas tendencias proasirias que los casitas asesinaron a Kadashman-Kharbe,

y colocar al pretendiente, conocido como "el hijo de nadie", en el trono por un breve período.

Los sucesores inmediatos de Kadashman-Kharbe reconocieron en Asiria a un rival peligroso y sin escrúpulos, y reanudaron la lucha por la posesión de Mesopotamia. La ruta comercial a través del desierto de Arabia tuvo que ser abandonada. Probablemente requirió demasiada fuerza para mantenerlo abierto. Luego, casi todas las nuevas conquistas logradas por Asiria la involucraron en la guerra con Babilonia, que parece haber estado siempre esperando una oportunidad adecuada para paralizar a su rival del norte.

Pero Asiria no era el único poder del que Babilonia tenía que protegerse. En su frontera oriental, Elam también estaba ansiosa por expandirse. Sus principales caminos de caravanas iban desde Susa a través de Asiria hacia Asia Menor, y a través de Babilonia hacia la costa Ph & # 339nician. Probablemente fue porque su comercio se vio obstaculizado por el crecimiento del poder asirio en el norte, ya que el comercio de Servia en nuestros días ha sido obstaculizado por Austria, que acariciaba los sueños de conquistar Babilonia. De hecho, a medida que la influencia de los kasitas disminuyó, uno de los grandes problemas de la política internacional fue si Elam o Asiria entrarían en posesión de las antiguas tierras de Sumer y Akkad.

La vigorosa política de Ashur-uballit de expansión asiria fue continuada, como ha sido demostrado, por su hijo Bel-nirari. Su nieto, Arik-den-ilu, llevó a cabo varias campañas exitosas y penetró hacia el oeste hasta Harán, cruzando así el camino de las caravanas babilónicas. Capturó grandes rebaños de ganado y rebaños de ovejas, que fueron transportados a Asur, y en una ocasión se llevó a 250.000 prisioneros.

Mientras tanto, Babilonia libraba la guerra con Elam. Se relata que Khur-batila, rey de Elam, envió un desafío

a Kurigalzu III, un descendiente de Kadashman-Kharbe, diciendo: "Ven aquí, lucharé contigo". El monarca babilónico aceptó el desafío, invadió el territorio de su rival y obtuvo una gran victoria. Abandonado por sus tropas, el rey elamita fue hecho prisionero y no logró su liberación hasta que cedió una parte de su territorio y consintió en pagar tributo anual a Babilonia.

Enrojecido por su éxito, el rey kasita invadió Asiria cuando murió Adad-nirari I y su hijo Arik-den-ilu subió al trono. Sin embargo, descubrió que los asirios eran más poderosos que los elamitas y sufrieron la derrota. Su hijo, Na & sharpzi-mar-ut & sharptash 1, también hizo un intento infructuoso de frenar el creciente poder de la potencia del norte.

Estos conflictos recurrentes estaban íntimamente asociados con la cuestión mesopotámica. Asiria se estaba expandiendo gradualmente hacia el oeste y rompiendo los sueños de los estadistas y comerciantes babilónicos que esperaban recuperar el control de las rutas de las caravanas y restaurar el prestigio de su nación en el oeste.

Como su padre, Adad-nirari I de Asiria había atacado a los Aram y aeligan "Suti" que se estaban asentando en Harán. También adquirió una parte adicional del antiguo reino de Mitanni, con el resultado de que ejerció dominio sobre parte del norte de Mesopotamia. Después de derrotar a Na & sharpzi-mar-ut & sharptash, fijó los límites de las esferas de influencia asiria y babilónica en beneficio de su propio país.

En casa, Adad-nirari llevó a cabo una política vigorosa. Desarrolló los recursos de la ciudad estado de Asshur mediante la construcción de una gran presa y un muro de muelle, mientras contribuía a la prosperidad del sacerdocio y el

crecimiento de la cultura asiria mediante la ampliación del templo del dios Ashur. Antes de morir, asumió el orgulloso título de "Shar Kishshate", "rey del mundo", que también fue utilizado por su hijo Salmanasar I. Su reinado se extendió por un período de treinta años y terminó alrededor del 1300 a. C.

Poco después de que Salmanasar subiera al trono, su país sufrió mucho por un terremoto, que derribó el templo de Ishtar en Nínive y el templo de Asur en Asur. Se produjo un incendio en el último edificio y lo destruyó por completo.

Estos desastres no desanimaron al joven monarca. De hecho, parecen haberle estimulado a emprender una carrera de conquista, a conseguir tesoros y esclavos, a fin de llevar a cabo la obra de reconstrucción de los templos sin demora. Se convirtió en un gran constructor y un activista tan incansable como Thothmes III de Egipto, y bajo su dirección Asiria se convirtió en la nación más poderosa de Asia occidental. Antes de morir, sus ejércitos fueron tan temidos que los egipcios y asirios pusieron fin a su larga lucha por la supremacía en Siria y formaron una alianza para la protección mutua contra su enemigo común.

En este punto es necesario repasar brevemente la historia de Palestina y el norte de Siria después del período de expansión hitita bajo el rey Subbi-luliuma y el declive del poder egipcio bajo Akhenaton. La parte occidental de Mitanni y la mayor parte del norte de Siria habían sido colonizadas por los hititas. 1 Más al sur, sus aliados, los amorreos, formaron un Estado tapón en las fronteras de la limitada esfera de influencia de Egipto en el sur de Palestina y de la esfera de Babilonia en el sur de Mesopotamia. Mitanni

estaba gobernado por un rey súbdito que se esperaba que impidiera la adquisición por parte de Asiria de territorio en el noroeste.

Subbi-luliuma fue sucedido en el trono hitita por su hijo, el rey Mursil, conocido por los egipcios como "Meraser" o "Maurasar". La mayor parte del reinado de este monarca parece haber sido pacífico y próspero. Sus aliados protegieron sus fronteras y pudo dedicarse al trabajo de consolidar su imperio en Asia Menor y el norte de Siria. Erigió un gran palacio en Boghaz K & oumli, y parece haber soñado con imitar los esplendores de las cortes reales de Egipto, Asiria y Babilonia.

En este período, el Imperio hitita se acercaba al cenit de su poder.Controlaba las carreteras de las caravanas de Babilonia y Egipto, y sus gobernantes parecen no solo haber tenido relaciones diplomáticas íntimas con ambos países, sino incluso haberse preocupado por sus asuntos internos. Cuando Ramsés I llegó al trono egipcio, a principios de la Dinastía XIX, selló un acuerdo con los hititas, y en una fecha posterior intervino el embajador hitita en Babilonia, que representaba a Hattusil II, el segundo hijo del rey Mursil. en una disputa sobre la elección de un sucesor al trono.

Los últimos años del reinado del rey Mursil se vieron perturbados por las conquistas militares de Egipto, que había renovado su fuerza bajo Rameses I.Seti I, el hijo de Ramsés I, y el tercer faraón de la poderosa Dinastía XIX, aprovechó la inactividad de el gobernante hitita invadiendo el sur de Siria. Primero tuvo que lidiar con los amorreos, a quienes derrotó con éxito. Luego avanzó hacia el norte hasta Tunip y obtuvo una victoria decisiva sobre un ejército hitita, que

aseguró a Egipto durante un período el control de Palestina tan al norte como Fenicia.

Cuando Mursil murió, fue sucedido en el trono hitita por su hijo Mutallu, a quien los egipcios llamaban "Metella" o "Mautinel". Era un monarca vigoroso y agresivo, y parece no haber perdido tiempo en obligar a los amorreos a deshacerse de su lealtad a Egipto y reconocerlo como su señor. Como resultado, cuando Ramsés II ascendió al trono egipcio, tuvo que emprender la tarea de recuperar las posesiones asiáticas de su padre.

Las operaciones preliminares llevadas a cabo por Ramsés en la costa palestina tuvieron mucho éxito. Luego, en su quinto año, marchó hacia el norte con un gran ejército, con el propósito, al parecer, de emular los logros de Thothmes III y ganar fama como un poderoso conquistador. Pero subestimó la fuerza de su rival y escapó por poco del desastre. Avanzando impetuosamente, con sólo dos de sus cuatro divisiones, de repente se encontró rodeado por el ejército del astuto hitita, el rey Mutallu, en las cercanías de la ciudad de Kadesh, en el Orontes. Su primera división permaneció intacta, pero la segunda fue puesta en fuga por una fuerza del enemigo que intervino. De esta peligrosa posición, Ramsés se liberó liderando una atrevida carga contra las líneas hititas en la orilla del río, que resultó exitosa. Confundidos, sus enemigos buscaron refugio en la ciudad, pero el faraón se abstuvo de atacarlos allí.

Aunque Ramsés presumió a su regreso a casa de haber logrado una gran victoria, no hay nada más seguro que esta campaña resultó un fracaso estrepitoso. No pudo recuperar para Egipto los territorios del norte que habían reconocido la soberanía de Egipto durante la dinastía XVIII. Posteriormente fue

se mantuvo completamente comprometido en mantener su prestigio en el norte de Palestina y las cercanías de Fenicia. Luego, sus operaciones militares asiáticas, que se prolongaron en conjunto durante un período de unos veinte años, terminaron de manera dramática e inesperada. El rey hitita Mutallu había muerto en batalla, o por mano de un asesino, y fue sucedido por su hermano Hattusil II (Khetasar), quien selló un tratado de paz con el gran Ramsés.

Una copia egipcia de este interesante documento todavía se puede leer en las paredes de un templo tebano, pero carece de ciertos detalles que interesan a los historiadores actuales. No se hace ninguna referencia, por ejemplo, a los límites del Imperio egipcio en Siria, por lo que es imposible estimar el grado de éxito que acompañó a las campañas de Ramsés. Sin embargo, se arroja una luz interesante sobre el significado del tratado mediante una carta de tablilla que ha sido descubierta por el profesor Hugo Winckler en Boghaz K & oumli. Es una copia de una comunicación dirigida por Hattusil II al rey de Babilonia, quien había realizado una consulta al respecto. "Informaré a mi hermano", escribió el monarca hitita, el rey de Egipto, y yo hemos hecho una alianza y nos hemos hecho hermanos. Hermanos, somos y nos uniremos contra un enemigo común, y con amigos en común "1. El enemigo común no podría haber sido otro que Asiria, y la carta del rey hitita parece dar a entender a Kadashman-turgu de Babilonia que él debería hacer causa común con Rameses II y Hattusil.

Salmanasar I de Asiria estaba siguiendo una política decidida de expansión hacia el oeste y el norte. Atacó con valentía a los estados hititas orientales y conquistó Malatia, donde consiguió un gran tesoro para el dios Ashur. Incluso fundó colonias dentro de la esfera de influencia hitita.

en las fronteras de Armenia. La segunda campaña de Salmanasar se llevó a cabo contra la parte de la antigua Mitanni que estaba bajo control hitita. El rey vasallo, Sattuari, aparentemente un descendiente de Tushratta, se esforzó por resistir a los asirios con la ayuda de los hititas y los aram y aeligans, pero su ejército de aliados se puso en fuga. El victorioso Salmanasar pudo luego penetrar hacia el oeste hasta Carquemis en el Éufrates.

Habiendo asegurado así la totalidad de Mitanni, el conquistador asirio atacó a las hordas de Aram y aeligan que mantenían el territorio alrededor de Harán en un estado continuo de inquietud, y los obligó a reconocerlo como su señor supremo.

Al parecer, Salmanasar obtuvo así el control del norte de Mesopotamia y, en consecuencia, de la ruta de las caravanas babilónicas a Harán. Como resultado, el prestigio hitita debe haber sufrido un declive en Babilonia. Durante una generación, los hititas habían tenido a los comerciantes babilónicos a su merced, y aparentemente los obligaron a pagar altos impuestos. Winckler ha encontrado entre las tablillas de Boghaz K & oumli varias cartas del rey de Babilonia, quien presentó quejas sobre robos cometidos por bandidos amoríticos, y pidió que fueran castigados y mantenidos bajo control. Esa comunicación es una clara indicación de que tenía derecho, en lugar de pago, a que se cumpliera un acuerdo existente.

Salmanasar descubrió que Asur, la antigua capital, no era adecuada para la administración de su imperio extendido, por lo que construyó una gran ciudad en Kalkhi (Nimrud), la Cala bíblica, que estaba estratégicamente situada en medio de prados fértiles en el ángulo de tierra formado por el Tigris y Upper Zab. Allí, a un nuevo palacio, trasladó a su brillante corte.

Fue sucedido por su hijo, Tukulti-Ninip I, que era el más poderoso de los monarcas asirios del Antiguo Imperio. Hizo grandes conquistas en el norte y el este, extendió y fortaleció la influencia asiria en Mesopotamia y penetró en territorio hitita, sometiendo a no menos de cuarenta reyes, a quienes obligó a pagar tributos anuales. Era inevitable que entrara en conflicto con el rey de Babilonia, que estaba conspirando con los hititas contra él. Una de las cartas de tablillas encontradas por Winckler en Boghaz K & oumli es de especial interés a este respecto. Hattusil aconseja al joven monarca de Babilonia que "vaya y saquee la tierra del enemigo". Aparentemente, trató de liberarse de la atención acosadora del conquistador asirio persuadiendo a su amigo real babilónico para que actuara como una "pata de gato".

No se sabe si Kashtiliash II de Babilonia invadió Asiria con el propósito de paralizar a su rival. En cualquier caso, estalló la guerra entre los dos países y Tukulti-Ninip resultó irresistible en la batalla. Marchó a Babilonia y no solo derrotó a Kashtiliash, sino que lo capturó y se lo llevó a Asur, donde fue presentado encadenado al dios Ashur.

La ciudad de Babilonia fue capturada, su muro fue demolido y muchos de sus habitantes fueron pasados ​​por la espada. Tukulti-Ninip evidentemente estaba librando una guerra de conquista, porque saqueó E-sagila, "el templo de la cabeza alta", y llevó la estatua de oro del dios Merodach a Asiria, donde permaneció durante unos dieciséis años. Sometió a toda Babilonia hasta el sur del Golfo Pérsico y la gobernó a través de virreyes.

Tukulti-Ninip, sin embargo, no era un emperador popular ni siquiera en su propio país. Ofendió las susceptibilidades nacionales al mostrar preferencia por Babilonia y fundar

una nueva ciudad que no ha sido localizada. Allí construyó un gran palacio y un templo para Ashur y su panteón. Llamó a la ciudad con su nombre, Kar-Tukulti-Ninip 1.

Siete años después de la conquista de Babilonia, estallaron revueltas contra el emperador en Asiria y Babilonia, y fue asesinado en su palacio, que había sido sitiado y capturado por un ejército encabezado por su propio hijo, Ashur-natsir-pal I, quien sucedió él. Mientras tanto, los nobles babilónicos expulsaron a las guarniciones asirias de sus ciudades y colocaron en el trono al príncipe kasita Adad-shum-utsur.

Así, en un breve espacio de tiempo se hizo pedazos el antiguo Imperio asirio que, al final del reinado de treinta años de Tukulti-Ninip, abarcaba todo el valle del Tigro-Éufrates desde las fronteras de Armenia hasta el golfo Pérsico. Siguió un siglo oscuro, durante el cual Asiria fue atacada por sus enemigos y dividida en pequeños Estados.

Los elamitas no tardaron en aprovechar el estado de anarquía que prevaleció en Babilonia durante los últimos años del dominio asirio. Invadieron una parte de la antigua Sumer y capturaron Nippur, donde mataron a un gran número de habitantes y capturaron a muchos prisioneros. En una ocasión posterior saquearon Isin. Sin embargo, cuando el rey de Babilonia limpió su país de los asirios, atacó a los elamitas y los obligó a cruzar la frontera.

No se sabe nada sobre el reinado del parricida Ashur-natsir-pal I de Asiria. Fue sucedido por Ninip-Tukulti-Ashur y Adad-shum-lishir, quienes reinaron al mismo tiempo o fueron padre e hijo. Después de un breve período, estos fueron desplazados por otros dos gobernantes, Ashur-nirari III y Nabu-dan.

No está claro por qué fue depuesto Ninip-Tukulti-Ashur.

[el párrafo continúa] Quizás era un aliado de Adad-shum-utsur, el rey de Babilonia, y era impopular por ese motivo. Viajó a Babilonia en una ocasión, llevando consigo la estatua de Merodach, pero no regresó. Quizás huyó de los rebeldes. En cualquier caso, un dignatario asirio que probablemente era Ashur-nirari III le pidió a Adad-shum-utsur que lo enviara de regreso. El rey de Babilonia rechazó esta solicitud, ni dio reconocimiento oficial al nuevo gobernante o gobernantes.

Poco después, otro usurpador, Bel-kudur-utsur, dirigió un ejército asirio contra los babilonios, pero fue asesinado en batalla. Fue sucedido por Ninip-apil-esharia, quien llevó a sus fuerzas de regreso a Asshur, seguido por Adad-shumutsur. La ciudad fue sitiada pero no capturada por el ejército babilónico.

Bajo Adad-shum-utsur, que reinó durante treinta años, Babilonia recuperó gran parte de su antiguo esplendor. Mantuvo a Elam bajo control y puso mano dura sobre Asiria, que había sido paralizada por la guerra civil. Una vez más poseyó Mesopotamia y controló su camino de caravanas a Harán y Fenicia, y aparentemente sus relaciones con los hititas y sirios fueron de carácter cordial. El siguiente rey, Meli-shipak, asumió el título asirio de "Shar Kishshati", "rey del mundo", y tuvo un próspero reinado de quince años. Fue sucedido por Marduk-aplu-iddin I, quien presidió los destinos de Babilonia durante unos trece años. A partir de entonces, la gloria de la dinastía kasita desapareció. El rey Zamama-shum-iddin siguió con un reinado de doce meses, durante el cual su reino fue invadido con éxito desde el norte por los asirios bajo el rey Ashur-dan I, y desde el este por los elamitas bajo un rey cuyo nombre no ha sido rastreado. Varias ciudades fueron capturadas y saqueadas, y un rico botín se llevó a Asur y Susa.

Bel-shum-iddin sucedió a Zamama-shum-iddin, pero tres años después fue depuesto por un rey de Isin. Así terminó la dinastía kasita de Babilonia, que había perdurado durante un período de 576 años y nueve meses.

Babilonia fue llamada Karduniash durante la dinastía Kassite. Este nombre se aplicó originalmente al distrito en las desembocaduras de los ríos, donde los gobernantes alienígenas parecen haber alcanzado por primera vez la supremacía. Aparentemente fueron fuertemente apoyados por los elementos no semíticos de la población, y representaron una revuelta popular contra la supremacía política de la ciudad de Babilonia y su dios Merodach. Es significativo encontrar a este respecto que los primeros reyes kasitas mostraron preferencia por Nippur como su capital y promovieron la adoración de Enlil, el anciano Bel, quien probablemente se identificaba con su propio dios de la fertilidad y la batalla. Su dios del sol, Sachi, parece haberse fusionado en Shamash. Sin embargo, con el tiempo, los reyes siguieron el ejemplo de Hammurabi al exaltar a Merodach.

El idioma kasita se agregó a la "Babel de lenguas" entre la gente común, pero nunca se usó en las inscripciones. En un período temprano, los gobernantes alienígenas llegaron a ser completamente babilonizados, y como dominaron durante casi seis siglos, no se puede suponer que fueran impopulares. Permitieron que Asiria tomara y gobernara su tierra natal montañosa, o el área más antigua de asentamiento en el este, y probablemente mantuvieron una conexión tan leve con ella después del asentamiento en Babilonia como lo hicieron los sajones de Inglaterra con su área de origen continental.

Aunque Babilonia no fue una potencia mundial tan grande bajo los casitas como lo había sido durante la dinastía Hammurabi, prosperó enormemente como país industrial, agrícola y comercial. El idioma babilónico se usó en todo el oeste de Asia como el idioma de la diplomacia y el comercio, y la ciudad de Babilonia fue la más

importante metrópoli comercial del mundo antiguo.

Sus comerciantes comerciaban directa e indirectamente con países lejanos. Importaron cobalto, que se usaba para colorear el vidrio de un azul vivo, de China, y es posible que ocasionalmente se encontraran con comerciantes chinos que viajaban hacia el oeste con sus caravanas, mientras que se realizaba un enérgico comercio de mármol y piedra caliza con y a través de Elam. Egipto era la principal fuente de suministro de oro, que se obtenía de las minas de Nubia y, a cambio de este metal precioso, los babilonios suministraban a los comerciantes nilóticos lapislázuli de Bactria, esmalte y su propio maravilloso vidrio coloreado, que no era diferente. el veneciano posterior, así como carros y caballos. Los casitas eran grandes criadores de caballos, y los corceles de batalla de la provincia babilónica de Namar tenían una gran demanda en todas partes. También promovieron el comercio de ganado. La cría de ganado se limitaba principalmente a los distritos pantanosos en la cabecera del Golfo Pérsico y las extensas estepas en las fronteras del desierto de Arabia, tan bien conocidas por Abraham y sus antepasados, que proporcionaban un excelente pastoreo. La agricultura también floreció, ya que en Egipto constituía la base de la prosperidad nacional y comercial.

Es evidente que se acumuló una gran riqueza en Karduniash durante el período kasita. Cuando las imágenes de Merodach y Zerpanitu m fueron llevadas de regreso a Babilonia, desde Asiria, estaban vestidas, como se ha registrado, con prendas bordadas en oro y brillantes con gemas, mientras que E-sagila fue redecorada en una lujosa escala con preciosos obras de arte.

Asiria presentaba un marcado contraste con Babilonia, la madre tierra, de donde se derivaba su cultura. Como reino separado, tuvo que desarrollarse en diferentes líneas. De hecho, no podría existir como potencia mundial sin la cooperación forzada de los Estados vecinos. Babilonia

Por otro lado, podría haber florecido en un relativo aislamiento, como Egipto durante el período del Imperio Antiguo, porque pudo alimentarse y mantener una gran población siempre que su rica llanura aluvial fuera irrigada durante su estación seca, que se extendía por aproximadamente ocho meses al año.

La región al norte de Bagdad tenía una formación geográfica diferente a la llanura del sur y, por lo tanto, era menos adecuada para el nacimiento y el crecimiento de una gran civilización independiente. Asiria abarcaba una meseta de creta del período mesozoico posterior, con depósitos terciarios, y tenía un área extremadamente limitada adecuada para actividades agrícolas. Sus habitantes originales eran tribus nómadas de pastoreo y caza, y parece haber pocas dudas de que la agricultura fue introducida a lo largo de las orillas del Tigris por colonos de Babilonia, que formaron ciudades-estado que debían lealtad a los reyes de Sumer y Akkad.

Después del período Hammurabi, Asiria saltó a la fama como potencia depredadora, cuya estabilidad dependía de aquellos países productivos que podía conquistar y dominar. Nunca tuvo un campesinado numeroso, y el que finalmente había desaparecido, porque los reyes siguieron la política miope de colonizar distritos en las fronteras de su imperio con sus súbditos leales y asentar extranjeros en el corazón de la patria, donde estaban controlados por los militares. De esta manera construyeron un imperio artificial, que sufrió en períodos críticos de su historia porque carecía de la gran fuerza motriz y sustentadora de una población unida por tradiciones indígenas inmemoriales y el amor a la patria que es la esencia del verdadero patriotismo. El sentimiento nacional se limitaba principalmente a la aristocracia militar y a los sacerdotes, las masas esclavizadas e incultas de

los extraterrestres estaban preocupados principalmente por sus deberes diarios, y sin duda incluían comunidades, como los israelitas en cautiverio, que anhelaban regresar a sus tierras nativas.

Asiria tuvo que mantener un ejército permanente, que surgió de una alianza de bandidos que primero esclavizaron a la población nativa y finalmente extendieron su dominio sobre los estados vecinos. Los éxitos del ejército hicieron a Asiria poderosa. Los reyes conquistadores acumularon un rico botín saqueando ciudades extranjeras, y se hicieron cada vez más ricos a medida que podían imponer tributos anuales a los Estados que estaban bajo su dominio. Incluso miraron a Babilonia con ojos avaros. Fue para lograr la conquista del fértil y próspero Estado madre que los primeros emperadores asirios llevaron a cabo operaciones militares en el noroeste y tomaron posesión de Mesopotamia. No había forma más segura de estrangularlo que asegurándose el control de sus rutas comerciales. Lo que el dominio del mar es para Gran Bretaña en la actualidad, el dominio de los caminos de las caravanas lo fue para la antigua Babilonia.

Babilonia sufrió menos que Asiria por la derrota en la batalla, sus recursos naturales le dieron grandes poderes de recuperación, y la población nativa fue tan intensamente patriótica que siglos de dominio extranjero no pudieron borrar sus aspiraciones nacionales. Un conquistador de Babilonia tenía que convertirse en babilónico. Los amorreos y casitas, a su vez, tuvieron que adoptar los modos de vida y los modos de pensar de la población nativa. Como los egipcios, los babilonios lograron alguna vez la conquista intelectual de sus conquistadores.

El Imperio asirio, en cambio, se derrumbó como un castillo de naipes cuando su ejército de mercenarios sufrió una sucesión de desastres. Los reyes, como hemos indicado, dependían del tributo de los Estados sujetos para pagar

sus soldados y mantener el sacerdocio se enfrentaron a la bancarrota nacional cuando sus vasallos se rebelaron con éxito contra ellos.

La historia de Asiria como potencia mundial se divide en tres períodos: (1) el Antiguo Imperio (2) el Imperio Medio (3) el Nuevo o Último Imperio.

Hemos seguido el surgimiento y crecimiento del Antiguo Imperio desde los días de Ashur-uballit hasta el reinado de Tukulti-Ninip, cuando floreció con gran esplendor y de repente se hizo pedazos. A partir de entonces, hasta el segundo período del Antiguo Imperio, Asiria comprendió solo unas pocas ciudades-estado que tenían recursos agrícolas y eran centros comerciales. De estos, el más emprendedor fue Asur. Cuando un gobernante de Asur fue capaz, conservando sus ingresos, de disponer de capital suficiente con el propósito de levantar un fuerte ejército de mercenarios como una especulación comercial, se dispuso a construir un nuevo imperio sobre las ruinas del antiguo. En sus primeras etapas, por supuesto, este proceso fue lento y difícil. Necesitaba la adopción de una carrera militar por parte de los asirios nativos, que dirigían las tropas, y estas tropas tenían que ser adiestradas y disciplinadas participando en el bandolerismo, lo que también les reportó ricas recompensas por sus servicios. Babilonia se hizo poderosa al desarrollar las artes de la paz. Asiria se volvió poderosa al desarrollar la ciencia de la guerra.

Notas al pie

357: 1 En Carquemis, un puente de ferrocarril atraviesa el ferry fluvial de una milla de ancho que los soldados de Asiria solían cruzar con la ayuda de flotadores. Los ingenieros han descubierto que es posible utilizar un muro de río hitita de unos 3000 años de antigüedad, la estructura de ingeniería más antigua del mundo. El ferry estaba en la antigua ruta comercial.

363: 1 Las principales ciudades del norte de Siria eran antes de este período hititas. Esta expansión no cambió la civilización sino que amplió el área de ocupación y control.


En los siglos I y II d.C., se construyó una fortaleza sobre el zigurat. La última de las tres fases de la fortaleza incluía cuatro iwan, grandes salones abovedados abiertos a un lado.

El templo del norte

En el extremo norte del Montículo del Este, los excavadores encontraron un templo que había estado en uso continuo desde el período Dinástico Temprano I (2900-2750 a. C.) (y posiblemente antes) hasta el período acadio. El plan es similar a otros templos dinásticos tempranos de la región de Diyala, con un patio, salas de preparación de alimentos y un santuario largo con bancos, mesas para ofrendas y un altar. Después del período acadio, el edificio ya no se utilizó para funciones religiosas.

El templo de Inanna

Los primeros niveles excavados del templo de Inanna datan del período Uruk medio (cuarto milenio antes de Cristo). Más de veinte niveles de ocupación sucesivos continúan hasta finales del período parto (siglo II d.C.) y constituyen la secuencia arqueológica continua más larga de Mesopotamia. Los primeros niveles de Middle Uruk consisten en grandes casas con una posible estructura religiosa cercana. El análisis del área durante el siguiente período de Jemdet Nasr (3300-2900 aC) dio como resultado la identificación de ese período como una fase distinta en la historia de Mesopotamia, en lugar de una subfase del período de Uruk como se había entendido anteriormente.

Aunque la naturaleza exacta de la transformación de esta área de un área doméstica privada a un área religiosa no está clara, la estructura del primer templo aparece en la última parte del período Dinástico Temprano I. Este primer templo de la dinastía temprana era un gran edificio con altares, pisos y paredes enlucidos. Este edificio fue seguido por un templo con dos santuarios, un santuario se construyó de acuerdo con el plan tradicional sumerio de eje inclinado, en el que un visitante tenía que hacer un giro de 90 grados desde la entrada para mirar hacia el altar, el otro santuario seguía un eje recto. de planta, con la entrada ubicada justo enfrente del altar. Los santuarios estaban situados dentro de un complejo más grande de patios y talleres industriales con chimeneas. De los niveles del templo de la dinastía temprana surgieron varias esculturas, placas de arcilla con escenas talladas en relieve, sellados y otros objetos de artesanía. El análisis de los niveles dinásticos tempranos del templo de Inanna condujo a un reanálisis crucial de la cronología dinástica temprana en el sur de Mesopotamia, que no se correspondía con la secuencia identificada en excavaciones anteriores en la región de Diyala al norte.

izquierda | pulgar | Plano isométrico del nivel VII del templo de Inanna que muestra santuarios dobles (de Hansen, 1962) El templo del nivel IV, construido por Shulgi en el período Ur III, era un complejo monumental de cien metros de largo que constaba de talleres, patios, un edificio residencial. área, y santuarios que probablemente siguieron el plan de los dos santuarios originales.

El templo de Inanna siguió utilizándose en los períodos Isin-Larsa, Kassite y Neo-Assyrian (900-612 aC), pero la construcción del templo parto dañó estos niveles anteriores. El hecho de que el templo parto siguiera el mismo plan general que el primer templo dinástico temprano ilustra claramente la fuerza de la tradición religiosa asociada con Nippur, y la continuidad del espacio sagrado y la arquitectura allí.

Excavaciones en West Mound

A principios de la década de 1970, las excavadoras se concentraron en gran medida en West Mound. En el Área WA, encontraron un templo neobabilónico, la última fase de una serie de templos que datan del período Ur III. Los hallazgos en el templo neobabilónico, que incluyen una inscripción, figuras de perros y otras figuras, indican que este era el Templo de Gula, una diosa curativa, o posiblemente el Templo de Gula y Ninurta, su esposo. Zettler (2003, 11) señala que tanto Westenholz (1987, 97-98) como Gibson (1993, 15) ubican el templo de Ninurta en West Mound en lugar de al norte del templo de Inanna en East Mound como sugirió originalmente Zettler (1992 , 16-17). Sin embargo, no está claro si el templo de Ninurta del período Ur III, como se atestigua en uno de los nombres de los años de Shulgi, puede asociarse con el templo neobabilónico de Gula. La frase e2 gu-la en los registros administrativos de Isin-Larsa debe interpretarse como & amplsquothe big house & amprsquo en ausencia del determinante divino y Zettler niega la existencia de cualquier evidencia sustancial que vincule la e2 gu-la al templo de Ninurta (Zettler 2003, 12, nota al pie 4, véase George 1993, 96-97).

En el Área WB, donde las excavaciones del siglo XIX habían encontrado tablillas del período kasita, los excavadores encontraron evidencia de ocupación desde el período de la antigua Babilonia hasta el período neoasirio. Los niveles más bajos tenían casas privadas de la antigua Babilonia con textos que registraban transacciones económicas y actividades de panadería. Estas casas fueron abandonadas repentinamente al final del período babilónico antiguo. En el siglo XIII a. C., se construyó un palacio del gobernador kasita, similar en planta al palacio de Dur Kurigalzu (Aqar Quf). En un pozo posterior, se encontró un archivo que data de los siglos VIII y VII a.C. dentro de un frasco. El archivo del gobernador asirio llena un vacío textual sustancial para ese período.

En el área WC, en la esquina suroeste del sitio, la evidencia de la muralla de la ciudad coincide con la muralla representada en un mapa de Nippur inscrito en una tablilla de arcilla en 1300 a. C. La muralla de la parte occidental de la ciudad se construyó en varias fases, comenzando en el período Ur III. En el este, la muralla de la ciudad puede haberse construido ya en el período Dinástico Temprano I, y la ciudad no se habría extendido al oeste más allá de Shatt en-Nil. Solo en el período Ur III la ciudad se expandió al Montículo Occidental. Durante el período kasita, se levantaron casas grandes en el área WC, y en los siglos VI-VII a.C., se construyeron allí una nueva muralla de la ciudad y nuevas casas, incluido un gran edificio que puede haber tenido una función comercial.

Una de las áreas excavadas más recientemente, el Área WF, proporcionó una secuencia ininterrumpida desde el período Dinástico Temprano hasta el período Ur III. Esta secuencia ha ayudado a perfeccionar la comprensión de la transición del período dinástico temprano al acadio.


Ver el vídeo: Así eran los Antiguos Ejércitos Asirios. Documental con NSR. Parte 1.