Fotografiando Vietnam

Fotografiando Vietnam


& # 8216Lluvia en nuestros corazones & # 8217: Fotos icónicas de infantería en Vietnam

Después de atravesar la jungla, Alpha Company se detiene para descansar y Nick Knowlton disfruta de una Coca-Cola.

Con una cámara junto a su rifle, un soldado de infantería documentó la vida diaria de los soldados en la guerra.

Cuando joroba los boonies como soldado de infantería en Vietnam de 1969 a 1970, James Allen Logue llevaba un rifle, una mochila y una cámara Nikonnos de 35 mm.

Dejó caer su cámara cuando estallaron los tiroteos, pero en los campamentos, en las aldeas, bajo el sol y la lluvia, tomó imágenes del campo, civiles y conciudadanos soldados de la Compañía Alpha, 4to Batallón, 31 ° Regimiento de Infantería, 196 ° Brigada de Infantería Ligera, 23 ° de Infantería División (Americal).

En el campo y en la cima de una montaña, Landing Zone West en la provincia de Quang Tin, en el norte de Vietnam del Sur, Jim tomó más de 2.500 imágenes en blanco y negro y en color que décadas más tarde ayudarían a salvar su vida cuando él y yo nos embarcamos en un largo viaje. juntos.

Después de la carrera de fotografía de cuatro décadas de Jim, sus fotografías de Vietnam, archivadas durante mucho tiempo, ayudaron a hacer retroceder el escalofrío mental del trastorno de estrés postraumático.

Siguiendo el consejo de un consejero del Departamento de Asuntos de Veteranos, Jim excavó sus fotografías de guerra y las vio por lo que son: imágenes de un conflicto brutal, ahora cautivos inofensivos en la pantalla de una computadora.

Pero, ¿qué pasa con esos guerreros de Alpha a los que se congeló para siempre en su juventud?

Esa pregunta nos envió a una odisea a nivel nacional. Nos despedimos de nuestras esposas con un beso y cruzamos América para entrevistar a todos los soldados Alfa que pudimos encontrar y que estarían de acuerdo en hablar con nosotros. Encontramos 70. Mientras tomaban un café en las mesas de la cocina, muchos de los veteranos comenzaron: "Nunca he hablado de Vietnam".

Luego hablaron durante horas sobre sus vidas antes, durante y después de la guerra. Con Jim, se rieron y lloraron, y todos dijeron que estaban orgullosos de servir.

Sus palabras y las mías, con las notables imágenes de Jim, se compilaron en un libro, Lluvia en nuestros corazones, publicado por Texas Tech University Press en Lubbock, cerca de la sede del campus de The Vietnam Center y Sam Johnson Archive. V

Este artículo apareció en la edición de abril de 2021 de Vietnam revista. Para más historias de Vietnam revista, suscríbete aquí y visítanos en Facebook:


"Napalm Girl": la foto que cambió el mundo

& # 8220Napalm Girl & # 8221 es una famosa foto que conmocionó al público estadounidense en 1972 sobre el terror de la guerra de Vietnam. La imagen muestra a una niña de 9 años desnuda, gritando de dolor por ayuda y corriendo hacia las cámaras de periodistas internacionales. Fue una de las afortunadas sobrevivientes después de los bombardeos con napalm del ejército de los Estados Unidos en la pequeña aldea de Trang Bang, provincia de Tay Ninh, en Vietnam.

El 7 de junio de 1972, el Ejército de Vietnam del Norte (VNA) ocupó la ciudad de Trang Bang en Vietnam del Sur. El VNA a menudo se escondía entre los aldeanos porque ayudaba a evitar ataques aéreos y artillería.

Para evitar víctimas, muchos aldeanos huyeron y se refugiaron en el templo budista de la aldea, incluida Kim Phuc, la niña protagonista de la imagen Napalm Girl. En el segundo día, el combate se acercó cada vez más al templo. Algunos aldeanos decidieron huir del templo solo para encontrarse con un destino prematuro. Las bombas, incluido el napalm, cayeron sobre la aldea para matar a los VNA.

Durante la fuga, la prima de Kim Phúc murió y más de la mitad de su cuerpo sufrió quemaduras graves. Kim habría muerto pocas horas después del lanzamiento de las bombas, si no fuera por la ayuda de un fotógrafo vietnamita, Nick Út, quien la llevó a un hospital en Saigón.

Nick Út trabajando como corresponsal de guerra para AP en 1972.

Nick estaba trabajando para Associated Press en el momento en que tomó la famosa foto & # 8220Napalm Girl & # 8221. Su fotografía ganó un premio Pulitzer en 1972 y fue nombrada una imagen que cambió la guerra en Vietnam.

El amor de Nick por la fotografía proviene de su hermano, un ex fotógrafo de A.P. Fue asesinado en 1965 a la edad de 27 años mientras cubría la guerra de Vietnam.

Después de la muerte de su hermano, Nick solicitó un trabajo en AP en 1966. Horst Faas, el director de fotografía de la oficina de A.P. & # 8217 en Saigón, primero rechazó a Nick porque temía que Nick muriera en el campo de batalla como su hermano.

Con su insistencia, Nick consiguió su primer trabajo en el cuarto oscuro y, poco después, se convirtió en corresponsal de guerra como su hermano. Había cumplido el sueño de su hermano, que era crear fotos que pudieran cambiar la guerra.

En octubre pasado, la foto & # 8220Napalm Girl & # 8221 fue votada como la imagen noticiosa más poderosa de los últimos 50 años. En una encuesta realizada por History Channel entre el público británico, esta imagen encabezó la lista de fotografías que cambiaron el mundo. Obtuvo el 37 por ciento de los votos. La foto también está en la lista de TIME de las 100 fotografías más influyentes jamás tomadas.

La foto ganadora del premio Pulitzer & # 8220Napalm Girl & # 8221 tomada por Nick Út en 1972.

Curiosamente, cuando vine a los Estados Unidos para el Programa Humphrey, a menudo veía esta famosa foto. A veces, veía la imagen en la clase de historia del periodismo del Prof. Dr. Willam B. Silcock. En otra ocasión, vi la foto en exhibición en el News Museum en Washington, D.C.

La foto & # 8220Napalm Girl & # 8221 solía tomarse como ejemplo para ilustrar el terror de la guerra y el valioso papel del mensaje de una fotografía. En noviembre pasado, tuve la oportunidad de conectarme con el fotoperiodista Nick Út en Los Ángeles, California. Conseguimos una entrevista de hospitalidad sobre esta foto.


Imágenes icónicas de la guerra de Vietnam

Identificar las imágenes más icónicas de la guerra de Vietnam es difícil, pero hay algunas imágenes clave que aún persiguen a la gente gracias a su naturaleza cruda.

La inmolación de Thích Quảng Đức - Malcolm Browne

La autoinmolación de Monje budista Thích Quảng Đức sucedió como una protesta contra la persecución de los budistas por parte del gobierno de Vietnam del Sur. Una realidad violenta que resumía el contexto de la Guerra.

Malcolm Browne fue el solo fotógrafo occidental quien logró capturar la inmolación a pesar del aviso que los monjes habían dado a la prensa de que algo grande ocurriría en los próximos días.

El gobierno vietnamita controlaba la prensa, pero gracias a la documentación de Browne sobre la inmolación, este tremendo acto de protesta vio la luz mundial.

La imagen en sí es verdaderamente una imagen icónica de la época.

Justicia dura en una calle de Saigon & # 8211 Eddie Adams

La imagen muestra El general Nguyen Ngoc Loan mata a un oficial del Vietcong conocido como Nguyen Van Lem.

Debido a las imágenes que todavía están disponibles incluso en YouTube, sabemos que este momento sucedió rápidamente, pero gracias a los rápidos reflejos de Eddie Adams, la imagen fija existe, y es más poderosa que las películas en movimiento.

Esta imagen en realidad refleja la momento exacto de la muerte cuando la bala sale de la cabeza de Nguyen Van Lem.

Esta imagen fue vista por el todo el mundo,. Imágenes como esta, mostradas constantemente, ayudaron a las personas a tomar conciencia de los horrores de la guerra.

Terror de guerra & # 8211 Huynh Cong Ut

La imagen habla por sí sola de las horribles tragedias de la guerra. La imagen muestra a una niña desnuda de 9 años, Phan Thị Kim Phúc, corriendo hacia la cámara y lejos de un ataque con napalm de Vietnam del Sur contra las tropas de Vietnam del Norte en la aldea de Trảng Bàng.

La documentación de la prensa sobre la masacre mostró a la gente algunos de los 425 civiles asesinados, una atrocidad que se mantuvo en gran parte fuera de la vista del público.


Camarógrafos en Vietnam

Se llamaban a sí mismos & # 8220shooters & # 8221, aunque lo único que filmaron fue una película. Para los camarógrafos de combate de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que sirvieron en Vietnam, los recuerdos de la guerra nunca se desvanecen, están congelados en las miles de imágenes que los fotógrafos capturaron allí.

Su tarea era ambiciosa, incluso abrumadora: récord para la posteridad e inteligencia procesable de la participación de la Fuerza Aérea en la lucha. La misión no empezó bien. Michael R. Potochick puede dar fe de ello.

Potochick, primer teniente novato en 1964, se desempeñaba felizmente como & # 8220 oficial de imágenes en movimiento & # 8221, frecuentaba los estudios de Hollywood y supervisaba la producción de películas de entrenamiento de la Fuerza Aérea, cuando recibió un nuevo título: comandante de todos los fotógrafos de la Fuerza Aérea en el sureste. Asia. Con poco más que una tripulación mínima, se le ordenó documentar lo que rápidamente se estaba convirtiendo en una guerra en toda regla. Potochick nunca había supervisado al personal alistado. Nunca había hecho fotografía aérea. Él & # 8217 nunca había usado uniforme de combate. & # 8220Estaba muy mal preparado & # 8221, dice.

Estuvo al mando de fotógrafos, operadores de cámaras cinematográficas y técnicos cinematográficos: unos 20 hombres en la base aérea de Tan Son Nhut, en las afueras de Saigón. Todos, incluido Potochick, debían volar en misiones de combate. También eran responsables de mantener las cápsulas de las cámaras en los aviones de ataque, que se utilizan para registrar ataques con bombas y misiles. A los pilotos no les agradaba porque las cápsulas aumentaban la resistencia, ralentizaban los aviones y quemaban combustible. A los oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea no les agradaba porque tardaba mucho en procesar la película desde las cápsulas.

& # 8220 Para cuando & # 8217 les devolvamos sus fotos, podrían pasar semanas & # 8221, dice Potochick. & # 8220 Para entonces, & # 8217 habrían olvidado la misión. Fue muy frustrante. & # 8221

Y el trabajo era peligroso. Potochick y tres de sus hombres resultaron heridos en un ataque con granadas en Saigón. Durante su período de servicio de un año, estuvo expuesto al herbicida tóxico Agente Naranja mientras fotografiaba misiones de defoliación en & # 8220Patches & # 8221, un transporte C-123K Provider famoso por haber sufrido casi 600 impactos de fuego terrestre enemigo. (El avión se exhibe hoy en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los EE. UU. En la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson en Ohio).

En febrero de 1966, cuatro meses después de que Potochick regresara a Estados Unidos, la Fuerza Aérea activó el Escuadrón Fotográfico 600, encargándole la tarea de proporcionar todos los servicios fotográficos de la Fuerza Aérea en el sudeste asiático, excepto el reconocimiento. La unidad eventualmente crecería para incluir a más de 550 personas distribuidas en 16 destacamentos en Vietnam del Sur y Tailandia.

El primer comandante del escuadrón # 8217, el coronel James P. Warndorf, dijo a los interrogadores de la Fuerza Aérea en 1967 que había estado bajo presión constante para acelerar el procesamiento de imágenes fijas y metraje de combate. Warndorf citó a un comandante de ala diciéndole, & # 8220 Su objetivo debería ser mostrarles a mis pilotos la película de su última misión antes de que vuelen en la siguiente. & # 8221

Dos T-39 Sabreliners permanecieron en espera para batir los rollos expuestos desde los aeródromos periféricos a bases más grandes, donde los laboratorios fotográficos de la Fuerza Aérea operaban las 24 horas. Durante enero y febrero de 1967, el escuadrón desarrolló 630.000 pies de película. Tal producción requería que los técnicos trabajaran 12 horas al día sin días libres, a menudo durante tres y cuatro meses seguidos. Algunos hombres se resquebrajaron por la tensión y tuvieron que ser hospitalizados, según Warndorf. Al menos uno se suicidó.

Once meses antes de que las últimas tropas estadounidenses fueran retiradas de Vietnam, en marzo de 1973, el 600 ° Escuadrón de Fotografía fue desactivado. Hoy en día, casi 800 aviadores, soldados, marineros e infantes de marina, adjuntos a muchos escuadrones activos y de reserva, sirven en lo que se conoce colectivamente como Cámara de Combate.

Fotógrafo Michael Felitti en Saigón, 1970 (Dave Spicher)

La primera vez que el Sargento Mayor en Jefe de la Fuerza Aérea Douglas W. Morrell tuvo que lanzarse en paracaídas desde un avión en llamas fue en la Segunda Guerra Mundial, cuando estaba filmando un bombardeo sobre Rumania. Durante 25 días, evadió la captura, recorrió Yugoslavia y Albania antes de usar su pistola calibre .45 y $ 100 en certificados de oro para persuadir a un pescador de que lo llevara a la Italia ocupada por los aliados. Dos meses después, Morrell & # 8217s B-24 fue alcanzado por cazas de la Luftwaffe sobre los campos petrolíferos de Ploesti. Una vez más, logró salir, segundos antes de que explotara el Libertador. Otros cinco miembros de la tripulación no tuvieron tanta suerte. Morrell terminó en un campo de prisioneros alemán y perdió 60 libras en cautiverio.

& # 8220 Muy buena manera de ponerse a dieta, & # 8221 bromea hoy.

A sus 98 años, Morrell es ampliamente considerado como el santo patrón de los videógrafos militares. Aquellos que le atribuyen el mérito de haber inventado prácticamente el arte de contar historias de combate a través del cine lo conocen simplemente como La Leyenda. & # 8220Story & # 8217s lo único, & # 8221 dice Morrell. & # 8220Siempre será importante. & # 8221

& # 8220Doug Morrell le dio un significado real a lo que significaba ser Cámara de combate & # 8230 para capturar la historia y tener el coraje y el sacrificio para arriesgarlo todo por las imágenes & # 8221, dice el Sargento Mayor Jefe de la Fuerza Aérea Timothy R. Bailey, quien, cuando era un joven aviador, se consideraba afortunado de conocer a The Legend.

En su primera misión de combate en Vietnam & # 8212 el 28 de febrero de 1969, justo antes de cumplir 50 años & # 8212, Morrell estaba filmando una caída de sensor sobre el sendero Ho Chi Minh cuando fuego de ametralladora de 57 mm golpeó su O-2 Skymaster. El ala izquierda del avión de observación # 8217 estalló en llamas, peligrosamente cerca de una cápsula de cohetes. El piloto le ordenó que se retirara. Morrell no tuvo que decírselo dos veces.

& # 8220 Tenía los ojos cerrados porque todo lo que podía ver eran estas grandes hélices ol & # 8217 girando, & # 8221, dice. & # 8220Cómo uno de ellos no & # 8217t me atrapó, no tengo ni idea. & # 8221

Chocó contra un árbol en el camino hacia abajo, fracturando su talón. Escondido durante nueve horas antes de ser rescatado en helicóptero, Morrell usó su radio de supervivencia para dirigir los ataques de los cazas a la batería antiaérea que había disparado su avión desde el cielo. Sus esfuerzos le valdrían una Estrella de Bronce por su valor. Su piloto, desafortunadamente, fue capturado y pasó cuatro años como prisionero de guerra.

Morell lamenta no tener una película para relatar ese día en que perdió su equipo de fotografía cuando saltó del Pájaro golpeado.

& # 8220La Fuerza Aérea no & # 8217t me hizo un consejo de guerra & # 8221, dice con una sonrisa desde su casa en Highland, California, donde ha vivido desde 1969. & # 8220Pero tampoco & # 8217t me promocionaron & #. 8221

Pete Seel creció alrededor de la aviación. Su padre recibió una Cruz Voladora Distinguida mientras volaba bombarderos B-25 Mitchell en la Segunda Guerra Mundial después de la guerra, voló aviones pequeños. Así que no fue difícil cuando Seel se unió a la Fuerza Aérea en el punto álgido del conflicto de Vietnam.

Había estado estudiando arquitectura en la Universidad de Washington en St. Louis, pero después de tres semestres decidió que su vida se había vuelto & # 8220 demasiado rutinaria y organizada & # 8221. Mientras estaba en la universidad, compró una cámara para tomar fotografías de su arquitectura. modelos. La Fuerza Aérea reconoció su talento y lo convirtió en fotógrafo. Durante dos años, fue asignado al laboratorio de fotografía en la Base de la Fuerza Aérea Lowry en Denver antes de ofrecerse como voluntario para una gira de combate de 18 meses.

& # 8220 Lo vi como una gran aventura & # 8221, dice Seel, de 68 años, hoy profesor de periodismo en la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins. & # 8220La gente pensó que estaba loco. & # 8221


Luchando en la Ciudadela

Grantham, oriundo de Mobile, abandonó la escuela secundaria y comenzó a trabajar como albañil con un amigo, Freddie Thrift. Con el reclutamiento inminente, la pareja se unió a los marines en 1967, "porque los marines tenían fama de ser los mejores luchadores, y si iban a ir a Vietnam de todos modos, bien podrían ir con los mejores", escribe Bowden.

Grantham y Thrift creían que podrían permanecer juntos si se alistaban juntos, pero se separaron incluso antes de llegar al campo de entrenamiento en Parris Island en Carolina del Sur. Grantham se graduó dos semanas antes que Thrift y fue al Quinto Regimiento de la Infantería de Marina para unirse a un escuadrón de ametralladoras M60.

"Grantham encontró que los marines con los que estaba eran crueles. Después de un tiempo comprendió por qué eran así, pero nunca dejó de molestarlo", escribe Bowden.

Este sentimiento surgió de las observaciones cotidianas: la forma en que los compañeros de la Infantería de Marina hablaban sobre Vietnam y la forma en que interactuaban con los vietnamitas. "Las reglas normales del comportamiento y los sentimientos humanos parecían haberse suspendido", señala Bowden.

Durante gran parte de los combates en Hue, los marines se vieron separados del enemigo por una calle o un callejón. Los infantes de marina sufrieron inmensas bajas mientras avanzaban hacia el fuego enemigo fulminante.

La experiencia de Grantham no fue diferente. "El día que fue herido, los otros cuatro miembros de su escuadrón de ametralladoras fueron alcanzados por metralla", escribe Bowden. "Él era el único ileso. Los había arrastrado, uno por uno, para cubrirse".

Después de llevarse a los demás y recuperar su arma, Grantham corrió calle abajo, hacia una casa en la esquina, donde alguien más gritaba que necesitaban el arma.

Al llegar a la última casa antes de su destino, Grantham se detuvo y miró a la vuelta de la esquina, y vio a un soldado enemigo apuntándolo con un rifle, según el relato de Bowden. Se metió en la parte trasera de la casa, evitando por poco una lluvia de balas. Luego colocó su arma en una ventana trasera y disparó hacia el soldado que le disparó.

Después de intercambiar fuego, Grantham echó otro vistazo por la ventana. Fue entonces cuando le dieron de lleno en el pecho.

"Se sintió como ser atropellado por un autobús. Lo tiró hacia atrás y cayó de espaldas", escribe Bowden.

Otro infante de marina comenzó a tratar su herida.

"Su camisa estaba arrancada y podía ver la sangre salir a borbotones del agujero cuando exhalaba y volver a succionar cuando trataba de inhalar", escribe Bowden. "El infante de marina sacó el celofán de un paquete de cigarrillos y lo colocó sobre la herida. Luego colocó una compresa sobre él y se lo ató con una venda envuelta alrededor de su pecho y cuello".

Varias de las costillas de Grantham se habían roto y lo voltearon de costado para que su pulmón no se llenara de sangre. Otros infantes de marina lo mantuvieron despierto hasta que lo pusieron en una puerta y lo llevaron al tanque. En el segundo puesto de ayuda al que llegó, lo sacaron del tanque y lo metieron en una bolsa para cadáveres antes de que alguien se diera cuenta de que en realidad no estaba muerto.

Después de la cirugía, fue trasladado a un hospital militar en Japón. Caminaba de nuevo a finales de marzo. Descubrió que había contraído malaria en Vietnam, y mientras estaba en Japón contrajo fiebre tifoidea. Después de perder 50 libras, fue enviado a Florida para continuar recuperándose. Una vez allí, lo pusieron en cuarentena cuando los médicos descubrieron que todavía tenía fiebre tifoidea.

Estuvo enfermo durante un año. Los médicos finalmente encontraron una ameba en su hígado, que quedó de un ataque de disentería en Vietnam.

"No volvió a sentirse normal hasta abril de 1969", escribe Bowden.


Una perspectiva de extranjeros en tonos sepia sobre el Vietnam del siglo XIX

"La joven mujer de Saigón" del fotógrafo John Thomson es una de las primeras fotografías tomadas en Vietnam, alrededor de 1867-1868.
En la foto, la mujer lleva un ao nam que (vestido de cinco partes). Se dice que las cuatro partes representan a los padres de parejas casadas y la quinta simboliza al portador. El atuendo siempre tuvo cinco botones, que representan cinco virtudes constantes en el confucianismo: bondad, decoro, rectitud, sabiduría y fidelidad.
La foto aparece en el libro de Terry Bennett que se publicó en Vietnam a principios de este mes.

Mujer de la minoría étnica Man en la provincia norteña de Son La.
La foto fue tomada en 1925 por un lente anónimo. "Fotografía temprana en Vietnam" es un registro pictórico de la fotografía en Vietnam durante el siglo del dominio colonial francés. En más de 500 fotografías, muchas publicadas aquí por primera vez, el volumen registra la captura y ocupación de Vietnam por parte de los franceses, y las diversas etnias y culturas de Vietnam.

Una mujer cuyo marido pertenece a la minoría étnica masculina en la provincia norteña de la provincia de Lao Cai.

Esta foto de una pareja de ancianos fue tomada por Aurélien Pestel en la década de 1890.
En seis capítulos organizados cronológicamente, el libro esboza su contexto colonial: el trabajo de destacados fotógrafos, en su mayoría franceses, que viajaron a Asia como aventureros o soldados coloniales o ambos al mismo tiempo. También presenta a algunos lentes vietnamitas en los primeros días de la fotografía en el país.

Niños vietnamitas del siglo XIX capturados por Aurélien Pestel.

La foto de la "familia vietnamita", tomada en la década de 1890 por Aurélien Pestel.

El "Niño en una cuna" fue tomado alrededor de 1922 por una tienda de fotografía llamada "Namky-Photo" en la provincia norteña de Bac Ninh.

La emperatriz Tu Cung visitó la provincia central de Thanh Hoa en 1935, tomada por el vietnamita Nghiem Xuan Thuc.

El libro también incluye fotografías de la naturaleza de Vietnam. En esta foto, el francés Fernand Nadal capturó el momento en que los residentes que vivían cerca de Saigón iban a pescar en la década de 1920.

La provincia norteña de Bac Ninh alrededor de 1884-1885, tomada por Charles-Édouard Hocquard, un médico y explorador francés.
"El libro no es una historia completa de la fotografía en Vietnam. Sin embargo, puede proporcionar bosquejos iniciales, un mapa preliminar, registrando rutas donde se han atravesado muchas huellas", dijo Terry Bennett sobre su libro.


BIOGRAFÍA

Réhahn nació en Bayeux en Normandía, Francia. Ávido viajero, viajó a más de 35 países con su cámara antes de establecerse en la ciudad costera de Hoi An. Vietnam y su cultura lo habían inspirado desde que lo visitó por primera vez mientras estaba en una misión humanitaria con la ONG francesa Les Enfants du Vietnam.


Referido como alguien que "Captura el alma de sus modelos" (Wanderlust Travel Magazine, 2018), Réhahn es más que un hombre detrás de una cámara.

Detrás de cada fotografía hay una historia. Cada imagen es la culminación de una experiencia. Las historias de sus sujetos, así como su pasión por aprender más sobre su cultura, diversidad y tradiciones cambiantes son lo que impulsa el trabajo de Réhahn.

Una buena conexión (y fotografía) debe comenzar con respeto. Siempre guardo mi cámara y le doy toda mi atención a la persona con la que me encuentro para que la confianza se desarrolle de manera orgánica.

- Réhahn

La combinación única de Réhahn de Fotografía de bellas artes y los estilos documentales dan como resultado imágenes que informan e hipnotizan. Sus retratos de Vietnam, Cuba e India son especialmente conocidos precisamente por este motivo. Llevan al espectador a lo largo del viaje para vislumbrar interacciones auténticas con las personas. Captura sus sonrisas, su sabiduría, su vida diaria.

El retrato icónico de Madam Xong

En 2011, conoció a la mujer que cambiaría el curso de su vida y carrera & # 8211 Bui Thi Xong.

El capitán del barco turístico de 72 años había pasado toda su vida flotando arriba y abajo del río en Hoi An. Cuando Réhahn le preguntó si podía tomarle una fotografía, ella se rió y se tapó la boca. La imagen resultante, & # 8220 Sonrisa oculta & # 8221, se convirtió en la fotografía más significativa de la carrera de Réhahn. Se publicó en todo el mundo y finalmente se convirtió en una de las imágenes más emblemáticas del Vietnam moderno.

Más importante para el fotógrafo, el encuentro inició su amistad de por vida con Xong e inspiró su Proyecto Giving Back.

Para mí, esta fotografía es representativa del Vietnam real. Combina modestia y humor, vejez y felicidad. Abarca el verdadero espíritu de la mujer que ahora se ha convertido en mi musa: la inolvidable Madame Xong.

- Réhahn

Emmanuel Macron y Nguyễn Phú Trọng admirando la foto de Madam Xong

En 2015, el Museo Casa Asiática en La Habana, Cuba, eligió “Hidden Smile” para su colección permanente. Un año después, el Museo de la Mujer de Hanoi lo agregó a la colección permanente para el Día Internacional de la Mujer.

El secretario del Partido de Vietnam, Nguyen Phu Trong (el actual presidente de Vietnam), entregó una edición de "Hidden Smile" al presidente francés, Emmanuel Macron.. Este momento culminante ocurrió en 2018 durante una ceremonia oficial que celebraba 45 años de amistad entre Francia y Vietnam. (mira el video de la ceremonia)

"Hidden Smile" apareció en la portada del primer libro de Réhahn "Vietnam, mosaico de contrastes, volumen I" en 2014. Curado a partir de 27.000 fotografías de Vietnam, el libro se convirtió en un éxito de ventas y se vendió en más de 29 países.

Tras el éxito del libro, Réhahn lanzó Volúmenes II y III de "Vietnam, mosaico de contrastes" en 2015 y 2020. Cada libro más vendido muestra los diversos paisajes, estilos de vida y culturas de Vietnam.

Además de esta serie, lanzó dos ediciones de mesa de café. "La colección, 10 años de fotografía ”(2018) y“ 100 retratos icónicos(2019) exhibir su trabajo fotográfico en Cuba, Malasia, América del Sur y Central, y el subcontinente indio además de Vietnam.

Kim Luan de la etnia Mnong

El trabajo de Réhahn tiene un fuerte enfoque en retratar diversas culturas con sensibilidad. La fotografía "Mejores amigos" (2014) es una de las imágenes más respetadas del trabajo del artista con los grupos étnicos de Vietnam. Una niña de seis años rezando frente a un elefante representa la unión única que tiene la tribu Mnong con los animales.

Mejores amigos”Se publicó en más de 25 países y apareció en la portada de revistas como Condé Nast Traveler, The Times y BBC, entre otras. En 2015, la última edición limitada original de solo 3 copias de la imagen (1 x 1,5 m) se vendió por 17.000 USD a un coleccionista de Ámsterdam, lo que la convierte en & # 8220la fotografía más cara jamás vendida en Vietnam & # 8221 (Forbes Vietnam).

En 2015, pasó a formar parte de la colección permanente de The Asian House Museum en La Habana, Cuba.

El retrato más famoso de An Phuoc, la niña de ojos azules

Réhahn siempre ha creído que la clave para una fotografía exitosa es el respeto. Sin embargo, fue su encuentro con un poco Cham chica de ojos azules que realmente solidificó esta filosofía. Cuando conoció a An Phuoc y su familia en el centro de Vietnam en 2014, sabía que le encantaría retratarla. La vacilación de la familia llevó al fotógrafo a guardar su cámara y tomarse un tiempo para generar confianza. El encuentro casual se convirtió en una historia de inspiración y amistad de por vida entre Réhahn y la familia de An Phuoc.

La clave para un retrato exitoso tiene menos que ver con la técnica y más con tener una conexión auténtica y significativa con el sujeto.

- Réhahn

Aparece en las portadas de las revistas Globe-Trotters y Geo en Francia, así como en medios internacionales como National Geographic, BBC, Business Insider e Independent UK. "An Phuoc" se convirtió en una de las tres fotografías más icónicas del artista junto con "Sonrisa oculta" y "Mejores amigos".

En 2016, "Échappées Belles”, Un popular programa de viajes francés, siguió a Réhahn en un viaje fotográfico y presentó su trabajo a su país de origen. Este evento marcó un paso importante en su carrera. Desde entonces, su trabajo se ha vuelto muy solicitado entre los coleccionistas de bellas artes franceses y europeos.

Una pequeña parte del museo.

El trabajo de Réhahn a menudo difumina las líneas entre las bellas artes y la fotografía documental. Armado con una continua curiosidad por el mundo que lo rodea, siempre está buscando la historia más profunda.

El Proyecto del Patrimonio Precioso comenzó como una forma de buscar información sobre las 54 etnias diversas presentes en Vietnam. Se convirtió en un viaje de casi una década para investigar y documentar el patrimonio cultural, la artesanía y las historias de cada tribu. Réhahn completó este objetivo en 2019.

Antes de venir a Vietnam, no podía imaginar un país donde pudieran coexistir tantos idiomas, tradiciones e identidades culturales separadas. Cuanto más descubrí sobre estos grupos tribales, más me di cuenta de lo fugaz que podía ser la herencia. Me di cuenta de lo importante que es tratar de mantener viva parte de esta preciosa herencia.

- Réhahn

En 2017, la colección Precious Heritage de retratos y trajes tradicionales encontró su hogar permanente en el Museo del Patrimonio Precioso del artista. Es el único museo cultural de este tipo en el mundo que presenta información, fotografías y artefactos de todos los grupos étnicos de Vietnam. La colección en el Museo del Patrimonio Precioso ubicado en la Ciudad Antigua de Hoi An, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, consta de más de 100 fotografías, 62 conjuntos de vestuario tradicionales y abarca cinco salas y 500 metros cuadrados.

La mayoría de los trajes fueron entregados a Réhahn por el jefe de cada aldea. El museo es completamente gratuito para el público como una forma de honrar y compartir ese regalo.

Réhahn continúa su misión de buscar más información sobre los subgrupos indocumentados para difundir la conciencia sobre las diversas identidades culturales de las personas que viven en Vietnam.

En casa, divide su tiempo entre su trabajo fotográfico y humanitario y su pasión por coleccionar libros.

Nunca me siento más a gusto que cuando paso las páginas de un libro viejo. Tengo la emoción de la historia en mis manos, así como la emoción del conocimiento por venir.

- Réhahn

Las colecciones de fotografía de bellas artes de Réhahn se exhiben en sus tres Galerías COULEURS BY RÉHAHN. Dos se encuentran en la ciudad antigua de Hoi An, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y dos en Saigón, una en la histórica calle Dong Khoi y la segunda en el hotel InterContinental Saigon.


Fotografías conmovedoras de las protestas contra la guerra de Vietnam que muestran el lado sorprendente del & # 8220Peace Movement & # 8221

La historia de la protesta es larga y complicada. Mientras ha habido grupos de personas que hablan el mismo idioma y pueden unirse en una causa común, la capacidad de organización ha sido una herramienta eficaz para el cambio político y social. A mediados del siglo XX, estaban en el aire amplios movimientos de protesta. La gente comenzó a organizarse y marchar en movimientos de derechos civiles que involucraban a afroamericanos, mujeres y chicanos, y los estudiantes en los campus universitarios se organizaron más.

A mediados de la década de 1960, los manifestantes se dieron cuenta de que podían usar su poder de organización para afectar la política exterior y surgió otro movimiento social. El Movimiento por la Paz comenzó a mediados de la década de 1960 oponiéndose a la participación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam, y muchos miembros de los movimientos de derechos civiles apoyaron el fin de la guerra, convirtiendo la oposición al fin de la guerra en un movimiento global. .

Los medios de comunicación jugaron un papel importante en la oposición a la guerra de Vietnam en Estados Unidos. Las imágenes y los videos de la devastación y brutalidad de ambos lados de la guerra estaban disponibles para el público y eran munición para el movimiento. Los partidarios del fin de la guerra utilizaron carteles, la mayoría de las veces por valor de impacto. Algunas protestas tuvieron lugar frente a las oficinas de reclutamiento, donde los manifestantes quemaron sus tarjetas de reclutamiento y la policía a menudo tuvo que escoltar y proteger a quienes se presentaban para su reclutamiento o servicio militar voluntario. A pesar de organizarse por la paz, algunas de las protestas se volvieron violentas y terminaron en lo contrario de lo que pretendían. Los manifestantes se enfrentaron con la policía y, en algunos casos, la policía utilizó fuerza brutal. Estas imágenes cuentan la historia de algunas de las protestas y nos recuerdan que el movimiento por la paz no siempre fue pacífico.

La policía impide que los manifestantes interfieran con las personas que llegan al Centro de Inducción de Oakland. San Francisco Chronicle, 17 de octubre de 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111437 The Burning Monk, 11 de junio de 1963. Una de las fotografías más impactantes que llevaron al movimiento contra la guerra. Un monje budista se prendió fuego para protestar contra el gobierno de Vietnam del Sur y el trato rsquos a los budistas. Fotografía de Malcolm Brown / AP. http://time.com/3791176/malcolm-browne-the-story-behind-the-burning-monk/#1 A protestor mails his draft card back to the Selective Service at an anti-war protest on October 20, 1967. Photograph by Bruce Hopkins/Tucson Citizen. http://tucson.com/news/retrotucson/photos-vietnam-war-protests-in-tucson/collection_ffb397d4-3547-51b2-ba9e-7894bfef9d52.html#3 A protestor puts flowers into the rifles of guns at a protest at the Pentagon, October 21, 1967. Photograph by The Washington Post/Getty Images. https://www.theguardian.com/us-news/2017/oct/21/1967-vietnam-war-protest-american-division A protestor holding a sign, &ldquoNixon&rsquos Peace Plan is a Bomb,&rdquo 1970. Unknown photographer. http://www.vintag.es/2015/04/30-color-photographs-of-anti-vietnam.html Protester David M. Rehfield burns his draft reclassification card at an anti-war protest in downtown Tucson, AZ. December 5, 1967. Photograph by Dave Acton/Tucson Citizen. http://tucson.com/news/retrotucson/photos-vietnam-war-protests-in-tucson/collection_ffb397d4-3547-51b2-ba9e-7894bfef9d52.html#3 Police respond to a protest against the Vietnam War at George Washington University, 1971. http://www.vintag.es/2015/04/30-color-photographs-of-anti-vietnam.html A man has to step over protesters at the Selective Service Office as he reports to be sworn into the Army. December 5, 1967. Photograph by Bill Hopkins/Tucson Citizen. http://tucson.com/news/retrotucson/photos-vietnam-war-protests-in-tucson/collection_ffb397d4-3547-51b2-ba9e-7894bfef9d52.html#3 April 27, 1967: a protestor at the Harlem Peace March to End Racial Oppression. Photograph courtesy of Builder Levy. http://www.amistadresource.org/civil_rights_era/black_opposition_to_vietnam.html December 5, 1967: protestors sit in front of a bus carrying drafted service members, preventing it from taking off. Photograph by Bill Hopkins/Tucson Citizen. http://tucson.com/news/retrotucson/photos-vietnam-war-protests-in-tucson/collection_ffb397d4-3547-51b2-ba9e-7894bfef9d52.html#3 Clashes between the police and protesters at an anti-war protest becomes violent, knocking many protesters to the ground. San Francisco Chronicle, October 20, 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111436 U.S. Marshals physically remove a protester from the anti-war protest at the Pentagon, October 22, 1967. Wikimedia Commons. Protesters and police clash at the Oakland Induction Center protest. San Francisco Chronicle, October 17, 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111445 Injured hospital intern John Ibetinis treats another injured war protester at the Oakland Induction Center protest. San Francisco Chronicle, October 17, 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111451 The LAPD removes a demonstrator from a protest at the Century Plaza Hotel, June 23, 1967. Photograph: Frank Q. Brown/Los Angeles Times. http://beta.latimes.com/visuals/photography/la-me-fw-archives-1967-anti-war-protest-turns-violent-20170620-story.html Police attack war protesters with clubs at the Oakland Induction Center protest. San Francisco Chronicle, October 20, 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111457 November 11,1971: protesters lay on the ground pretending to be dead to call awareness to the death toll in Vietnam. Washington, D.C. Photographed by Dorothy Mader. https://www.swarthmore.edu/Library/peace/Exhibits/Dorothy%20Marder/MarderExhibit2_files/MarderExhibit2.html A protester is grabbed by his shirt by a police officer. San Francisco Chronicle, October 20, 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111458 Demonstrators at an anti-war protest in Wichita, Kansas. U.S. National Archives. http://all-that-is-interesting.com/vietnam-war-protests#9 Medical professionals treat injured war protesters at the Oakland Induction Center protest. San Francisco Chronicle, October 20, 1967. http://www.sfchronicle.com/thetake/article/1967-Vietnam-War-protest-photos-show-savagery-by-12338190.php#photo-14111459


Combat Photographer: Vietnam through the lens of Marine Corporal William T. Perkins, Jr.

The Vietnam War was the nation's first televised war. Within hours, combat footage of young Americans in uniform in the jungles of South Vietnam could be seen in living rooms across the country. Among those capturing the footage was Corporal William T. Perkins Jr., a 20-year-old Marine deployed to Vietnam as a combat photographer.

Armed with a Bell and Howell 16mm motion picture camera and his personal 35mm still camera, Perkins documented the actions of his fellow Marines as they supported and defended the South Vietnamese people against the communist Viet Cong and North Vietnamese forces. For his heroism in protecting those Marines, Perkins became the only combat photographer ever honored as a recipient of the Medal of Honor.

Born on August 10, 1947, Perkins grew up hearing rich stories of his family's military service in the Civil War and World War II. After Perkins expressed an interest in photography, his father bought him a Kodak camera that he used to learn about the hobby while a member of his high school photography club. After graduation, in 1965, Perkins enrolled at Los Angeles Pierce College to study photography. Restless and patriotic, the following year Perkins enlisted in the Marine Corps.

During boot camp, Perkins expressed a desire to be a Marine photographer. After receiving this assignment, to his chagrin, he found the work as a still photographer at Marine Corps Supply Center, Barstow, California, dull and unfulfilling. "All I do is take photos of the general in parades," he told his family, as his father recalled years later.

That fall, Perkins requested assignment to the U.S. Army Signal Center at Fort Monmouth, New Jersey, to receive training in motion picture photography. His headquarters agreed, but with a caveat: Perkins could attend the school, but his follow-on assignment would likely include service in the Republic of Vietnam. Undeterred, Perkins headed east and eagerly immersed himself in the art. "I can't believe how lucky I am to be doing exactly what [I want] to be doing," he wrote home to his family.

On July 17, 1967, Perkins arrived in the Republic of Vietnam. The following day in Phu Bai, the Marines assigned Perkins as a photographer with Service Company, Headquarters Battalion, 3d Marine Division (Reinforced), and issued him a Bell and Howell 16mm Filmo motion picture camera and a .45 automatic pistol. The Bell and Howell proved Perkins's primary weapon in the field, supplemented with his personal 35mm still camera. Almost weekly, Perkins mailed his family rolls of his film, taken throughout the Marine bases in the northern provinces of South Vietnam.

Below are examples of photographs Perkins took during his travels in and around the northern provinces of the Republic of Vietnam in August and September 1967, paired with words he wrote home in letters to his family.

On October 11, Perkins joined the men of Charlie Company, First Battalion, First Marine Regiment, for Operation Medina. The operation intended to find, fix, and destroy enemy North Vietnamese Army (NVA) bases in the Hai Lang National Forest. The following day, NVA forces ambushed the Marines in a shower of grenades and bullets. As the ambush intensified, other Marines established a defensive perimeter where they cleared fields of fire and prepared a landing zone to fly out the 11 wounded and one killed and bring in reinforcements. Medevac helicopters arrived that afternoon and Perkins filmed the entire operation.

Just as the last helicopter flew off from the clearing in the dusk's fading light, all hell broke loose. Three NVA companies assaulted Charlie Company on two sides. Enemy blast and fragmentation grenades rained down upon the Marines from NVA soldiers who tied themselves high up in the trees on the perimeter edge. Green tracers of the enemy weapons slashed across the American lines as friendly red tracers answered back, the roar of battle punctuated by screams of the wounded. Enveloped by darkness, Perkins took up a position by a log on the edge of the landing zone perimeter together with Marine Corporal Fred Boxill and Lance Corporals Michael Cole and Dennis Antal.

Enemy fire was relentless. Suddenly, an enemy grenade appeared in the air, silhouetted against the flash of another explosion. Antal saw the grenade falling, as did Perkins. Propping himself up on his arms, his Bell and Howell still strapped to his chest, Perkins cried out "incoming grenade" as the explosive landed behind the log, three feet from the huddled Marines. Perkins dove at the grenade, kicking Antal in the process, and tucked it securely beneath his chest. The grenade exploded, the blast lifting Antal in the air as shrapnel wounded both him and Boxill.

As a fellow Marine treated the two wounded men, a navy corpsman arrived to check on Perkins. When Antal asked, "Is he all right?" the corpsman shook his head. As dawn broke on October 13, 1967, eight Marines—including Perkins—lay dead, 39 men were wounded, and 40 enemy lay dead scattered in and around the landing zone perimeter.

In a private ceremony at the White House on June 20, 1969, President Richard M. Nixon presented Corporal Perkins's posthumously awarded Medal of Honor to his parents, William and Marilane Perkins. The citation accompanying the decoration proclaimed how Perkins,

in a valiant act of heroism, hurled himself upon the grenade absorbing the impact of the explosion with his own body, thereby saving the lives of his comrades at the cost of his own. Through his exceptional courage and inspiring valor in the face of certain death, Corporal Perkins reflected great credit upon himself and the Marine Corps and upheld the highest traditions of the United States Naval Service. He gallantly gave his life for his country.

Fifty years after his heroic deed, Perkins's actions are not forgotten. In the Medal of Honor section of the museum's exhibition The Price of Freedom: Americans at War, visitors will be able to view Perkins's posthumously awarded Medal of Honor and Purple Heart beginning in early November 2017. These decorations accompany Perkins's Bell and Howell camera, bearing the scars of an enemy grenade and dirt from the Hai Lang Forest. The camera is on loan to us from the National Museum of the Marine Corps this display is the first time the camera and Medal of Honor have ever been presented together. They'll be on display here for at least a year. Perkins's films from his time in Vietnam remain preserved for viewing at the National Archives in College Park, Maryland. His footage captures the faces and actions of his fellow Marines, images preserved by a selfless young man whose love of country and photography made him a national hero.

Frank Blazich Jr. is a curator in the Division of Armed Forces History.