3 de octubre de 1944

3 de octubre de 1944

3 de octubre de 1944

Guerra en el aire

Lancasters de la RAF rompen el dique marino en Westkapelle en Walcheren

Frente occidental

El 1er Ejército de EE. UU. Captura Ubach

El 3er Ejército de EE. UU. Captura Fort Driant en Metz

Entra en vigor una tregua de sesenta horas en Dunkerque

Polonia

El Ejército Nacional Polaco se rinde

Frente Oriental

Las tropas soviéticas capturan Hiiu Maa

Mediterráneo

Se levantan las restricciones de apagón en Malta



3 de octubre de 1944 El perro de guerra más pequeño

Las cubiertas a su alrededor temblaban por el fuego antiaéreo y de ametralladoras, cuando Smoky guió a Wynne para que se agachara en el momento en que golpeó un proyectil, matando a 8 hombres que estaban junto a ellos. Ella era su & # 8220 ángel de una trinchera. & # 8221

Es posible que el primer perro se haya acercado a una fogata, mucho antes de que se registre la historia. Puede que estuviera herido o quizás buscaba un bocado. Los perros han estado a nuestro lado desde entonces.

A lo largo de la historia, los atributos únicos de Canis Familiaris a menudo han servido en tiempos de guerra. Las obras de arte del Antiguo Egipto representan perros trabajando en múltiples capacidades. Los antiguos griegos usaban perros contra los invasores persas en el Batalla de maratón.

Sargento Stubby

Los aliados europeos y la Alemania imperial tenían alrededor de 20.000 perros trabajando en una variedad de trabajos durante la Primera Guerra Mundial. Aunque Estados Unidos no tenía & # 8217t un programa oficial & # 8220War Dog & # 8221 en esos días, una mezcla de Staffordshire Terrier llamada & # 8220Sargento. Achaparrado& # 8221 fue contrabandeado & # 8220 por allí & # 8221 con una unidad de entrenamiento de la AEF en New Haven, Connecticut. A Stubby se le atribuye haber salvado un número indeterminado de vidas, y su agudo sentido del oído les avisa a sus compañeros de las rondas de artillería que se aproximan. Una vez, incluso atrapó a un espía alemán que se había estado arrastrando, trazando un mapa de las trincheras aliadas. Debe haber sido un mal día en la oficina para ese Bosch en particular, cuando lo descubrieron con un terrier de 50 libras colgando de su trasero.

El programa War Dogs de EE. UU. Se desarrolló entre las guerras mundiales y los perros han servido en todos los conflictos desde entonces. Mi yerno Nate sirvió en Afganistán con un pastor alemán de cinco años llamado Zino, un perro de detección de explosivos tácticos (TEDD), entrenado para detectar hasta 64 compuestos explosivos.

El perro de guerra más pequeño apareció por primera vez en las selvas de Nueva Guinea, cuando un soldado estadounidense vio una & # 8220 cabeza dorada & # 8221 asomando por una trinchera abandonada. Era un Yorkshire Terrier de 4 libras, 7 & # 8243 de altura. En ese momento, nadie tenía idea de cómo había llegado allí. El soldado la trajo de regreso al campamento y la vendió por $ 6.44 al cabo William Wynne, quien la nombró & # 8220Smoky & # 8221. Durante los siguientes dos años, Smoky vivió la vida de un soldado.

Primero pensaron que podría haber pertenecido a los japoneses, pero la llevaron a un campo de prisioneros de guerra y rápidamente se dieron cuenta de que no entendía ni los comandos en japonés ni en inglés.

El perrito voló en 12 misiones de reconocimiento fotográfico y de rescate aéreo / marítimo, guardado en la mochila de Wynne & # 8217. Ella sobrevivió a 150 ataques aéreos y un tifón, y a menudo le dio una advertencia temprana del fuego entrante. Wynne le dio crédito a Smoky por haberle salvado la vida una vez, en un barco de transporte LST. Las cubiertas a su alrededor temblaban por el fuego antiaéreo y de ametralladoras, cuando Smoky guió a Wynne para que se agachara en el momento en que golpeó un proyectil, matando a 8 hombres que estaban junto a ellos. Ella era su & # 8220 ángel de una trinchera. & # 8221

Una vez, el perro pequeño pudo realizar una tarea en minutos que, de otro modo, habría dejado fuera de servicio una pista de aterrizaje durante tres días y habría expuesto a todo un batallón de construcción al fuego enemigo. El campo aéreo en el golfo de Lingayen, Luzón, fue crucial para el esfuerzo de guerra de los Aliados, y el cuerpo de señales necesitaba tender un cable de telégrafo a través del campo. Una tubería de 70 & # 8242 de largo, 8 ”cruzada por debajo de la banda de aire, medio llena de tierra.

Wynne recordó la historia: “Até una cuerda al cuello de Smoky & # 8217 y corrí hacia el otro extremo de la alcantarilla. . . (Smoky) dio unos pasos y luego volvió corriendo. `Ven, Smoky ', dije bruscamente, y ella comenzó de nuevo. Cuando tenía unos 10 pies adentro, la cuerda se enganchó y miró por encima del hombro tanto como para decir '¿qué & # 8217s nos detiene allí? & # 8217 La cuerda se soltó del enganche y volvió a entrar. A estas alturas, el polvo se levantaba del movimiento de sus patas mientras se arrastraba a través de la tierra y el moho y ya no podía verla. Llamé y supliqué, sin saber con certeza si vendría o no. Por fin, a unos 20 pies de distancia, vi dos ojitos de color ámbar y escuché un leve gemido. . . a 15 pies de distancia, echó a correr. Estábamos tan contentos con el éxito de Smoky & # 8217 que la acariciamos y elogiamos durante cinco minutos completos ”.

Smoky realizó giras por todo el mundo después de la guerra, apareciendo en más de 42 programas de televisión y entreteniendo a miles en hospitales de veteranos. En junio de 1945, Smoky recorrió el 120 ° Hospital General de Manila, visitando soldados militares heridos de la Batalla de Luzón. Se la considera el primer perro de terapia y se le atribuye el creciente interés en lo que hasta ahora había sido una raza desconocida.

Smoky murió mientras dormía en febrero de 1957, aproximadamente a los 14 años, y fue enterrada en una caja de municiones calibre .30. Una escultura de bronce de tamaño natural de Smoky sentada en un casco GI fue instalada sobre su lugar de descanso final casi cincuenta años después, donde se asienta sobre una base de granito azul de dos toneladas.

Bill Wynne tenía 90 años en 2012, cuando fue & # 8220flabbergasted & # 8221 al ser abordado por las autoridades australianas. Explicaron que una enfermera del ejército australiano había comprado el perro en una tienda de mascotas de Queen Street y se separó en las selvas de Nueva Guinea. 68 años después, los australianos habían llegado a otorgarle una medalla a su perro.

Como parte personal, Nate y Zino se separaron después de su gira por Afganistán. Se reunieron en 2014, cuando el perro vino a vivir con Nate y nuestra hija Carolyn en su casa en Savannah. El otoño pasado, Sheryl y yo fuimos con un amigo a Houston para celebrar nuestro aniversario en el "Redneck Country Club". A 2,000 millas de casa y completamente por casualidad, ¿a quién conocemos sino al entrenador que le enseñó a Zino a ser un TEDD en primer lugar? Mundo pequeño.


1944 & # 8211 John Entwistle de The Who nace en Londres este día en la historia del rock.

1944 & # 8211 El héroe hippie Scott McKenzie (& # 8220San Francisco [Asegúrese de llevar flores en el pelo] & # 8221) nace en Jacksonville, Florida, como Philip Blondheim.

¡Ayuda a Stu en su batalla contra Cáncer!


20 de octubre de 1944: Cleveland, Ohio, destrozado por una explosión gigante

El 20 de octubre de 1944, durante el apogeo de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Cleveland, Ohio, en el medio oeste de Estados Unidos, entonces la sexta ciudad más grande de Estados Unidos (censo de 1940), fue sacudida por una explosión masiva de gas natural líquido y un incendio posterior. provocando que la ciudad sufra 30 manzanas aplastadas con 130 personas muertas.

Evidencia histórica

El desastre comenzó alrededor de las 2:30 pm cuando un tanque de gas natural licuado ubicado sobre el suelo comenzó a gotear, los vapores encontraron su camino hacia el sistema de alcantarillado de esta ciudad industrial. El gas, propiedad de East Ohio Gas Company, se acumuló en las alcantarillas hasta que se encendió por medios desconocidos con una tremenda explosión. ¡La explosión inicial fue tan poderosa que una tapa de alcantarilla voló varias millas al este hasta el vecindario de Glenville!

El Departamento de Bomberos respondió rápidamente y parecía que las cosas estaban bajo control cuando otro tanque de almacenamiento sobre el suelo explotó a las 3:00 pm, nivelando el parque de tanques de almacenamiento y propagando el fuego. Esta vez, los incendios y las explosiones iniciaron una reacción en cadena.

Las personas desdichadas fueron incineradas en sus hogares cuando el fuego se disparó a través de las tuberías de drenaje. Muchas de las víctimas eran amas de casa y niños en edad preescolar, ya que la mayoría de los hombres trabajaban y los niños mayores iban a la escuela. Las estimaciones iniciales de los muertos fueron dadas en unos 200 por el forense, quien observó que los incendios eran tan intensos que los cuerpos habían sido vaporizados hasta el punto de que muchos no podían contarse. Al menos 600 personas se quedaron sin hogar y la combinación de propiedad residencial e industrial (incluidas 2 fábricas enteras) perdida fue de alrededor de $ 15 millones. También se destruyó un número indeterminado de automóviles y otros vehículos. En los incendios se perdieron innumerables reservas personales de dinero, acciones y bonos, ya que las personas en esa era posterior a la depresión a menudo se inclinaban a mantener su dinero escondido en casa.

Se ha estimado que la magnitud de la explosión principal equivale a una explosión nuclear de 2,4 kilotones, aproximadamente una sexta parte de la que experimentó Hiroshima casi un año después. Este horrible incidente obligó a las empresas de gas natural a almacenar gas licuado en tanques subterráneos para evitar futuros sucesos de este tipo.

Hoy en día, la gente debate las diferentes formas en que podemos evitar depender tanto de los combustibles de hidrocarburos como el gas natural, el petróleo, la gasolina y el carbón. Quizás cuando lo hagamos, nuestro peligro por este tipo de desastres será menor. ¡Por lo menos así lo espero!

Pregunta para estudiantes (y suscriptores): ¿Cuál es el peor evento que sucedió en Cleveland durante su vida? Háganos saber en la sección de comentarios debajo de este artículo.

Si le gustó este artículo y le gustaría recibir una notificación de nuevos artículos, no dude en suscribirse a Historia y titulares gustándonos en Facebook y convertirse en uno de nuestros patrocinadores!


3 de octubre de 1944 - Historia

Documentos sobre Alemania, 1944-1959: documentos de antecedentes sobre Alemania, 1944-1959 y una cronología de los acontecimientos políticos que afectaron a Berlín, 1945-1956
(1959)

Nota de la Embajada de Estados Unidos al Ministerio de Relaciones Exteriores de la Unión Soviética, sobre los acuerdos entre la Unión Soviética y la RDA, 3 de octubre de 1955, pág. 159 PDF (443,8 KB)

Este material puede estar protegido por leyes de derechos de autor (por ejemplo, Título 17, Código de EE. UU.). Para obtener información sobre la reutilización, consulte: http://digital.library.wisc.edu/1711.dl/Copyright

& copy Esta compilación (incluido el diseño, el texto introductorio, la organización y el material descriptivo) tiene los derechos de autor de la Junta de Regentes del Sistema de la Universidad de Wisconsin.

Este derecho de autor es independiente de cualquier derecho de autor sobre elementos específicos dentro de la colección. Debido a que las bibliotecas de la Universidad de Wisconsin generalmente no poseen los derechos sobre los materiales de estas colecciones, consulte la información de propiedad o derechos de autor que se proporciona con los elementos individuales.

Las imágenes, el texto u otro contenido descargado de la colección se pueden usar libremente con fines educativos y de investigación sin fines de lucro, o cualquier otro uso que esté dentro del ámbito del "Uso legítimo".

En todos los demás casos, consulte los términos proporcionados con el artículo, o contacta a las Bibliotecas.


3 de octubre de 1944 - Historia

NUESTRA HISTORIA

La 91.a División se formó originalmente el 5 de agosto de 1917 durante la Primera Guerra Mundial en Camp Lewis, Washington, y fue entrenada y enviada a tiempo para luchar en las trincheras de Francia y Bélgica. La primera campaña del 91 (Lorraine 1918) fue como reserva durante la ofensiva de St. Mihiel en septiembre de 1918, sufriendo algunas bajas por fuego de artillería enemiga de largo alcance. La División entró en la línea por primera vez para la ofensiva Meuse-Argonne a las 0500 del 26 de septiembre de 1918, ganando su segundo streamer de campaña (Meuse-Argonne). Aunque solo estuvieron en línea por un corto período (16 días), los soldados lucharon duro y mantuvieron la cohesión de su unidad extremadamente bien a pesar de las fuertes bajas, cuando las divisiones vecinas estaban perdiendo efectividad en el combate. Para la ofensiva final de la guerra, la 91a se trasladó al frente belga, saltando el 31 de octubre de 1918, liberando ciudades belgas como Waraghem y Audanarde y cruzando el río Escalda hacia Alemania antes de que se declarara el alto el fuego el 11 de noviembre de 1918. de la división ganó cinco medallas de honor, docenas de cada una de cruces de servicio distinguido y menciones de nivel divisional y de cuerpo, legión de honor francesa, cruz de guerra francesa y cruz de guerra belga.

Los hombres de la 91 eligieron el lema de su división ("Powder River, Let'r Buck!"), El parche (el abeto) y el apodo ("División del Salvaje Oeste") de los símbolos del oeste americano y, en particular, Wyoming. Según se dice, cuando los reclutas llegaron por primera vez a Camp Lewis sin uniformes, uno de los reclutas todavía vestía sombrero de vaquero y botas de montar. Cuando el sargento exigió saber de dónde era, el recluta le gritó: "Powder River, Let’r Buck". Sigue siendo el grito de guerra de la División.

Se eligió el abeto como parche porque representaba a todos los estados del oeste, de donde se reclutaron la mayoría de los hombres. Además, dado que se necesitaban más de 20.000 parches, era fácil de fabricar con manteles de billar y cortadores de galletas para árboles de Navidad.

La 91ª División de Infantería se reactivó para la Segunda Guerra Mundial en Camp White Oregon, el 15 de agosto de 1942. El 361º Regimiento de Infantería fue el primero en combatir en Anzio y participó en la ruptura y liberación de Roma. Los primeros combates 362 y 363 experimentaron en los antiguos planos latinos alrededor de Roma, Pisa y Florencia de mayo a julio de 1944. En el duro combate cuerpo a cuerpo en las montañas de los Apeninos del Norte, los hombres del 91 rompieron dos líneas defensivas nazis fortificadas. - las líneas gótica y cesar. En el otoño de 1944, el 91 luchó hacia el norte desde Florencia, tratando de llegar a Bolonia, avanzando a través de los pasos de Futa e Il Giogo, anclado en el monte Calvi y Monticelli Ridge, y luego luchando a través de las ciudades de Monghidoro, Loiano y Livergnano. En abril de 1945, el 91 asaltó el último obstáculo controlado por los nazis antes de Bolonia, el monte Adone, y luego irrumpió en el valle del Po, diezmando a las fuerzas nazis durante la derrota que siguió. El 91 terminó la guerra en servicio de ocupación a lo largo de la frontera entre Italia y Yugoslavia. Los hombres obtuvieron tres Menciones de Unidad Presidencial, agregaron dos destinatarios más de la Medalla de Honor, 33 Cruces de Servicio Distinguido y más de 450 Estrellas de Plata a los honores obtenidos en la Primera Guerra Mundial.

Puede hacer clic aquí para descargar un archivo PDF sobre los primeros 100 años de la División.

Puede hacer clic aquí para descargar un archivo PDF con un artículo del SF Sunday Chronicle sobre el regreso del 363rd a San Francisco después de la Primera Guerra Mundial.


Descripción general del tour

Únase al Programa de Viajes Educativos del Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial en este viaje italiano de "Lodo, ​​montañas y mulas", con todos sus sacrificios, angustias y triunfos. Con exquisitos hoteles en Roma y Florencia y guías expertos en el campo de batalla en todas partes, experimentará lo mejor que Italia tiene para ofrecer.

Barro, montañas y mulas

Después de los desembarcos iniciales en el sur, los aliados se encontraron empantanados frente a la formidable Línea Gustav, una red de defensas alemanas en las montañas entre Nápoles y Roma. Intentando flanquear esta línea, las Divisiones de Infantería 36 y 45 lograron un aterrizaje anfibio exitoso en Anzio el 25 de enero de 1944, pero los comandantes lentos no se movieron lo suficientemente rápido, lo que resultó en otro punto muerto. La destrucción de Monte Cassino por los aliados en 1944 sirvió principalmente para generar titulares y alimento para la propaganda alemana. El deshielo primaveral en las montañas encontró a los aliados una vez más en el avance, liberando a Roma el 4 de junio de 1944, creando breves titulares en todo el mundo que pronto serían eclipsados ​​por los desembarcos del 6 de junio en Normandía. Mientras tanto, el mariscal de campo alemán Albert Kesselring se retiró al norte de los Apeninos para establecer otra posición defensiva más conocida por los aliados como la Línea Gótica. El Quinto Ejército del general Mark Clark se enfrentó a un enemigo desesperado y un terreno implacable, y fue aquí donde acuñó la frase que definió la campaña italiana: "Barro, montañas y mulas".

Reserve su viaje con nosotros!

¡Ahorre hasta $ 1,000 por pareja si reserva antes del 31 de diciembre de 2020!

Inclusiones del tour

  • Gerente de Tour logístico a tiempo completo
  • Guías de campo de batalla locales expertos
  • Traslados de ida y vuelta al aeropuerto (al llegar y salir en las fechas programadas del tour grupal)
  • 3 noches en Roma en el Rose Garden Palace Hotel
  • 4 noches en Florencia en el Grand Hotel Baglioni
  • Transporte privado en autobús de primera clase con aire acondicionado.
  • Acceso VIP a sitios no ofrecidos en otros tours.
  • Presentaciones en video de historia oral de la colección del Museo
  • Propinas incluidas para guías, conductores, porteadores y servidores.
  • Dispositivos de escucha personal en todas las giras incluidas
  • 6 desayunos, 3 almuerzos, 1 recepción y 3 cenas
  • Cerveza, vino y refrescos con almuerzos y cenas incluidos.
  • Libro de mapas informativo que incluye mapas útiles del campo de batalla e imágenes de archivo para utilizar durante todo el viaje.
  • Etiquetas de equipaje personalizadas y placa de identificación personalizada

Descargar folleto

Descargue el folleto oficial de Italia: 1944 para obtener una lista completa de inclusiones, alojamientos y otra información útil.


Monte Battaglia 1944

El siguiente es un breve relato de la batalla por Monte Battaglia, en el norte de Italia. Es un relato escrito por el Sr. Len Bozeat M.M. que participó en esa batalla sirviendo con la 3ª Btn Granaderos de la Guardia. Len sirvió por primera vez con el 6º Btn Grenadier Guards y participó en esa desafortunada batalla del "Horshoe" en la línea Mareth en el norte de África, estuvo en el No 4 Coy, que al igual que las otras compañías que atacaron esa línea, fueron diezmadas. principalmente en el campo minado, sin embargo lograron su objetivo pero no pudieron sostenerlo porque el apoyo de armas pesadas no pudo alcanzarlos. Len fue galardonado con el M.M. Después de sus acciones durante esa batalla, Len, con el 6 ° Btn, pasó a pelear más pequeños combates hasta que la guerra en el norte de África llegó a su fin, luego se encontró en la vasta armada que se dirigía a Italia, aterrizando en las playas de Salerno en el El 9 de septiembre de 1943, el 14 de septiembre, mientras dirigía su sección hacia adelante, sufrieron un fuerte fuego de mortero, Len resultó gravemente herido y finalmente fue enviado de regreso al norte de África para ser hospitalizado. A su regreso al servicio activo en Italia, Len descubrió que el 6 ° Btn ya no existía, habiendo perdido tantos hombres que los restos del 6 ° Btn original fueron enviados de regreso a Inglaterra, Len optó por quedarse y, por lo tanto, se unió al 3er. Btn para luchar en Italia, este es su breve relato de una batalla, la batalla por Monte Battaglia.

LA MONTAÑA.

Las montañas de los Apeninos se extienden desde el sur de Italia hasta las llanuras de Lombardía antes de girar para formar una barrera montañosa desde el este hasta la costa oeste con solo una estrecha franja de tierra a cada lado. En septiembre de 1944, las fuerzas aliadas que avanzaban hacia el norte a través de Italia se vieron detenidas en esas franjas debido a la fuerte resistencia alemana y, en particular, a los ríos inundados que bajaban de las montañas al mar. La Línea Gótica, las fortificaciones alemanas a lo largo del lado sur de las montañas, había sido penetrada y, por lo tanto, se hizo hincapié en atravesar los pasos que iban de norte a sur a través de las montañas hasta las llanuras. Uno de esos pases fue nombrado Ruta de la flecha, siendo el camino a Imola por la ruta principal 9 en el llano. La característica dominante de la Ruta de la flecha montañas es el Monte Battaglia (Montaña de Batalla), que a 2.400 pies se elevaba a unos 400 pies por encima de las alturas circundantes. Laderas rocosas desnudas con un gradiente de 1 en 2 suben hasta un pináculo coronado por un antiguo castillo y una torre en ruinas con una historia de conflictos de más de mil años, ya que quien tenía la altura controlaba el paso y el área. No en vano se había ganado el título de Battle Mountain. El 3er Batallón de Granaderos de la Guardia jugó un papel destacado en los combates allí en 1944, pero ¿qué pasa con los otros combatientes, estadounidenses y alemanes?

Battaglia fue capturado el 25 de septiembre de 1944 por las tropas del 350. ° Regimiento de la 88.a División estadounidense (el equivalente a una brigada británica), la División supuestamente la mejor División estadounidense en Italia fue nombrada los "Diablos Azules" de su División Azul. flash de hombro. La propia Montaña fue capturada por el 2º Batallón del Regimiento sin que se disparara un solo tiro, habiendo sido conducida allí por partisanos italianos durante la asombrosa ausencia de fuerzas alemanas. ¿Por qué ellos, los maestros de las tácticas dilatorias, dejaron sin vigilancia un bastión tan vital cuando supieron que ese mismo día, los estadounidenses habían tomado las alturas más bajas cercanas? Cualquiera sea la razón, los alemanes pagaron caro en sus valientes pero infructuosos intentos de rectificar

el error de apenas una hora después de que los batallones de la Compañía "C" se atrincheraran en el Castillo y sus alrededores, se produjo el primero de muchos contraataques viciosos y fue seguido por muchos más en diferentes puntos fuertes, a veces invadiendo el Castillo, pero cada ataque fue rechazado con éxito pero con grandes pérdidas en ambos lados. Los defensores fueron sometidos a incesantes bombardeos y morteros que se cobraron un alto precio porque las rocas impedían excavar a una profundidad adecuada. A eso se sumó una lluvia torrencial que inundó las trincheras que se podían cavar y causó grandes dificultades en el suministro y evacuación de heridos. Estas horribles condiciones se soportaron hasta el 2 de octubre, cuando la 1ª Brigada de la Guardia británica inició el socorro. Btn Grenadier Guards pertenecía.

La calidad tanto de los estadounidenses como de los alemanes se puede juzgar a partir de la mención del premio póstumo de la medalla de honor del Congreso estadounidense (el equivalente a la Cruz Victoria británica) al Capitán Roeder de la Compañía "C" de la siguiente manera

“Capitán Robert E Roeder, Ejército de los Estados Unidos. Por conspicua valentía e intrepidez a riesgo de su vida más allá del llamado del deber el 27 y 28 de septiembre de 1944 en Monte Battaglia, Italia. El Capitán Roeder comandó su Compañía en defensa del estratégico Monte Battaglia. Poco después de que la Compañía ocupara la colina, los alemanes lanzaron el primero de una serie de decididos contraataques para recuperar esta altura dominante. Completamente expuesto a la artillería enemiga incesante y al fuego de armas pequeñas, el Capitán Roeder circulaba constantemente entre sus hombres, animándolos y dirigiendo su defensa contra el enemigo persistente. Durante el sexto contraataque, el enemigo, utilizando lanzallamas y aprovechando la niebla, logró sobrepasar la posición. El capitán Roeder dirigió a sus hombres en una feroz batalla cuerpo a cuerpo para rechazar el ataque con grandes pérdidas para los alemanes. A la mañana siguiente, mientras la Compañía se dedicaba a repeler un contraataque enemigo en vigor, el capitán Roeder resultó gravemente herido y quedó inconsciente por los fragmentos de proyectil. Fue llevado al puesto de mando donde recuperó el conocimiento. Rechazando el tratamiento médico, insistió en reunirse con sus hombres. Aunque debilitado, el capitán Roeder se arrastró hasta la puerta del puesto de mando y, tomando un rifle, se preparó para sentarse. Comenzó a disparar su arma, gritó palabras de aliento y dio órdenes a sus hombres. Él personalmente mató a dos alemanes antes de que lo matara instantáneamente un proyectil explosivo. A través del liderazgo capaz e intrépido del capitán Roeder, sus hombres mantuvieron las alturas del Monte Battaglia contra los intentos enemigos agresivos y fanáticos de retomar esta importante área estratégica. Su valiente actuación es ejemplar del espíritu de lucha del Ejército de los Estados Unidos.

El mando del ejército se dio cuenta de que el ataque hacia Imola no tendría éxito y, como se requería en otro lugar, la 88ª División se trasladó más al oeste hacia la ruta a Bolonia, que más tarde sería familiar para nuestro 5º Batallón de la 6ª División Blindada de Sudáfrica. A partir del 2 de octubre, la 1ª Brigada de Guardias como parte de la 6ª División Blindada británica, compuesta por la 3ª Btn Granaderos de la Guardia, la 2ª Btn Coldstream Guards, incluidos los de la Compañía S Scots Guards y la 3ª Btn Welsh Guards tomó sobre el área de Battaglia y con su terrible terreno montañoso, el clima y las posiciones enemigas, y también los numerosos cadáveres estadounidenses y alemanes que esperan ser retirados. La base de mulas en Val Maggiore estaba a unas cuatro millas del Monte Battaglia, al que se accede por un solo camino, principalmente sobre una cresta de filo de cuchillo, con lados escarpados, sobre el cual se batía lodo espeso y pegajoso todas las noches por una procesión constante de 150 mulas y 100 mulas. hombres con la última milla bajo continuos bombardeos y fuego de mortero. Mayor General Sir John Nelson KCVO. CB. DSO. MC. MA quien, como teniente coronel, entonces comandó nuestro 3er batallón, escribió más tarde que inicialmente había "encontrado mil hombres (estadounidenses) colocados en la ladera" y "sufriendo cien bajas por día". Colocó 200 granaderos en Battaglia y cortó bajas a unas ocho al día. Los ataques de la infantería alemana continuaron, aunque no en el mismo grado que los estadounidenses, pero con el mismo bombardeo continuo que causó un flujo constante de bajas y culminó en un feroz ataque nocturno el 11 de octubre por unos 100 soldados de infantería alemanes que intentaron cortar el Castillo, evitándolo para atacar posiciones a lo largo de la vía de suministro trasera. Fueron rechazados con bajas y 76 de ellos quedaron atrapados y capturados. La falta de espacio impide el detalle de muchas de las acciones que libró allí la 1ª Brigada de Guardias, pero están registradas en las historias del Regimiento correspondientes. Sin embargo, nuestra propia historia del regimiento incluye un relato de cómo el guardia "Timber" Wood, MM, rechazó un ataque cuando su arma Bren se atascó, la usó para derribar a un soldado alemán y luego derribó a otro con los puños antes de alejarse. el resto con granadas. Battle Mountain seguramente debe haberlo aprobado. A partir del 25 de octubre, la Brigada se retiró debido a que la batalla principal había avanzado por ambos lados.

¿Los alemanes? Hay que tener en cuenta que durante el último año habían estado librando una acción de retirada y demora desde la punta de Italia, ahora, sin cobertura aérea y con su patria amenazada tanto por el Este como por el Oeste, no tenían adónde ir. y la derrota inevitable, pero aun así lucharon con un espíritu increíble, pero no todos. En una patrulla matutina frente a Battaglia en una nube baja y pesada, me encontré con un soldado alemán sentado en una trinchera y aparentemente dormido. Cuando empujé mi Tommy Gun en su espalda con órdenes de que levantara las manos, no hubo respuesta, y se desplomó hacia adelante, un examen mostró un gran agujero en el lado derecho de su cabeza y una pistola en su mano derecha. Sin duda había estado en ataques anteriores en la colina y no podía enfrentarse a otro. Al mirar hacia arriba, a través de la nube cada vez más fina, hacia el Castillo en la cima de 400 pies de escarpada roca desnuda donde los defensores fuertemente armados habrían estado esperando, uno podía entender y tal vez simpatizar.

Solo había una cosa que hacer, le quité la pistola de la mano (con dificultad debido al rigor mortis y las heladas) y la arrojé lo más lejos posible con la esperanza de que cuando finalmente se recuperara lo registraran como Muerto. en acción.

Ciertamente, para que el soldado alemán continúe atacando como lo hizo, la moral y la disciplina deben haber estado en un alto nivel. La cita del Capitán Roeder menciona el uso de Lanzallamas, que puedo confirmar personalmente. La entrada a la Torre del Castillo, que era el principal punto fuerte, era por una pequeña abertura a través de la cual se tenía que arrastrar sobre una tabla de pato, hecha de tubos que anteriormente habían contenido tablas de mortero y, cuando se aplicaba peso sobre la tabla de pato, había Fue un sonido de aire escapando que se convirtió en el sonido de aire siendo aspirado cuando se quitó el peso, curioso por saber la causa de los sonidos, quité las tablas de pato para encontrar el cuerpo de un soldado alemán con un lanzallamas portátil. Haber luchado por abrirse camino por esas empinadas laderas enfrentándose a fuertes disparos de armas y explosivos, y al mismo tiempo llevando un pesado Lanzallamas y combustible, debe haber sido un guerrero notable, había logrado su objetivo pero murió en su intento. , en la única entrada a lo que de otra manera era una cámara sellada que contenía hasta doce hombres. Difícilmente vale la pena pensar en lo que les habría pasado si no lo hubieran matado antes de lograr su objetivo, pero tal es la suerte de la guerra. A lo largo de los siglos, muchos hombres deben haber muerto allí en el curso de la batalla y debe haber un Valhalla particular para guerreros como ellos, incluido el soldado alemán con su Lanzallamas y el Capitán Roeder.

Parece que Battle Mountain tiene un espíritu propio y también un sentido del humor, como se ha informado, el acceso fue por una sola pista sobre la cual las armas alemanas tenían una línea de fuego fija. Una noche, cuando los guardias habían sido relevados y regresaban del castillo por la pista, una corriente de balas trazadoras llegó flotando desde las posiciones alemanas acompañadas de una voz con fuerte acento que gritaba: "¿Te gusta eso, Tommy?" a juzgar por la corriente de obscenidades que flotaba hacia atrás, Tommy no quedó impresionado favorablemente. También en 1995, un grupo de miembros de la Asociación y Damas estaban visitando el castillo para un servicio conmemorativo donde se instalan placas conmemorativas en memoria de los caídos de la 1ra brigada de guardias, las fuerzas estadounidenses y los partisanos italianos, cuando fueron atacados por un Nube de hormigas voladoras que fueron literalmente rechazadas con una hoja de Orden de servicio, bolsos y cualquier otra cosa que tuviera a mano, la Asociación no informó de víctimas, ¡pero los atacantes sufrieron grandes pérdidas! Battle Mountain debe haber recordado su pasado con una sonrisa irónica y una risita.

Y así, a aquellos que con el paso del tiempo han caído en combate en Battle Mountain, quien quiera y cuando quiera Requiescat en Pace.

Ex 6º Btn Granaderos de la Guardia y 3º Btn Granaderos de la Guardia.

Publicar guión.

Len todavía vive en Epsom Surrey, lamentablemente perdió a su esposa hace unos dos años, pero todavía está activo en su amado jardín.

Después de la guerra, se desilusionó tanto por la matanza y la destrucción que ya no cree en Dios, pero durante una pausa en la batalla por Monte Battaglia salió solo, lo que hacía a menudo, para traer información. Era una noche clara y helada y mientras estaba sentado en una roca mirando hacia el lejano valle, escribió este poema.


Octubre de 1944: The Fighting Mink

El 27 de diciembre, Elmer envió a sus padres su último & # 8211 y último & # 8211 menú navideño del Visón & # 8217s Cena oficial de vacaciones. Contenía la comida habitual: pavo asado, batatas confitadas, tarta de arándanos y, por supuesto, cigarrillos. & # 8220 Tuvimos una cena encantadora, & # 8221 Elmer escribió, & # 8220 y seguro que salió bien. Adjunto encontrará el menú. & # 8221 Pero el papel que envió también tenía un bono adicional. & # 8220También en el menú está nuestro barco & # 8217s insignia & # 8211 nota el visón con los guantes de boxeo. Me pareció muy bueno. & # 8221

La insignia era ciertamente apropiada y bien merecida, dada la Visón & # 8217s actividades durante los últimos dos meses y medio. Como cientos de otros barcos, el petrolero Elmer & # 8217s participó tanto en la reconquista de Filipinas como en el encuentro naval más grande de la historia mundial, la batalla del golfo de Leyte. Aunque el Visón no era un buque de guerra, la armada masiva que se acercó a la colonia caída de Estados Unidos a fines de 1944 no habría viajado muy lejos sin combustible adicional de diesel y gasolina a la mano, por lo que él y otros barcos petroleros estaban allí para mantener en marcha los buques de invasión. . Pero no sería fácil. Los japoneses entendieron por qué los petroleros estaban allí y desviaron algunos de sus limitados recursos aéreos para bombardearlos. Ellos, probablemente más que nadie, entendieron la importancia de tener un suministro de combustible confiable.

los Visón Pasó la mayor parte de octubre en Nueva Guinea, donde descargó petróleo y gas en la bahía de Humboldt del 1 al 18. Elmer & # 8217s cartas durante este tiempo, como el Visón & # 8217s operaciones, se mantuvieron como de costumbre. Informó a sus padres que todavía estaba recibiendo correo atrasado de su viaje a Australia e insinuó que extrañaba a su último apretón, Rae. La describió un poco más para sus padres: tenía 26 años, tenía el pelo castaño rojizo y tenía 5 & # 82175. La descripción no fue del todo halagadora. & # 8220 No es una chica hermosa, & # 8221 recordó, & # 8220, pero agradable, de buena disposición y mucha personalidad. & # 8221 En general, sin embargo, parece que la belleza interior de Rae compensa con creces su apariencia exterior. . & # 8220 No estabas & # 8217t preocupado por mí con esas chicas australianas, ¿verdad papá? ¡Decir ah! ¡Decir ah! You know I can take care of myself, but they aren’t hard to fall for.”

Shirley apparently took Elmer’s relationship with Rae about as seriously as Elmer himself:

“[Shirley] asked what power I had over women, because Rae wrote you a letter. Ha! Ha! She is a good kid and understands about me going out while on leave. And I’m glad she does because I’ve told her I write other girls also. But she was first on my list at all times. (now you’re probably jealous, mom – but you’re still my best girl.)”

Elmer Luckett to his Parents, 11 October 1944

While Elmer’s intercontinental correspondence with a growing list of ladies would soon require its own rolodex, the bonds he formed with his fellow servicemen were both enduring and elastic. However, they were also harder to maintain, since naval personnel tended to change addresses frequently as their assignments and whereabouts changed. He was thrilled when he received a postcard from Ozzie Gray, who was awaiting orders in New Jersey and would soon rejoin the war in the North Atlantic. His last letter to Gray, which he had addressed to the Masticar, was returned to him via post. Besides Gray, Elmer regularly corresponded with his friends from his time on the Masticar, who like him were themselves now stretched across the world, fighting a global war. But they would always share a common bond, a steely heritage forged via months of living on the blue water but baptized by a morning of fire. “Guess most of that old gang is gone by now,” he wrote wistfully on the 15th. “The good ‘ole Masticar.”

Ever conscious of the censor’s requirements, Elmer filled his pages with topics he could talk about, like his living compartment. “Wish you could see our quarters,” he beamed. “We have a nice desk in our room. It folds up against the bulkhead when not in use . . . The bulkheads are light blue, overhead is white enamel, and the lockers and bunks a dark blue” He appreciated the set-up. “Most Navy ships don’t offer these accommodations . . . we can’t kick about conditions. Especially when you see how men live on the beach in this neck of the woods.”

He also transacted the regular business of birthdays and holidays, mentioning that he purchased a stack of birthday cards in Australia to send out over the following months but could not find any for Christmas, which were not available yet. However, he did ask his folks what he should get them, and probably intended to have one of his siblings arrange to purchase the items on his behalf. He would certainly have the resources to make such arrangements: on October 8th he sent a $70 money order home to be deposited in to his account. Now that his leave was over he was back on the ship, flush with cash but with nowhere to spend it.

By October 15th his tone shifted slightly. He knew that he was about to leave again. He told his mother that he attended church that day aboard another boat, and he once again sent his usual disclaimer for those times when he knew he might be incommunicado: “I’m in shipshape and good spirits. Don’t forget if at any time my letters are late, no news is good news, and they may be a little longer reaching you . . . and I wanted to let you know now.” He wrote again the next day, indicating that it might be his last letter for a few weeks. He did not have much to say after the previous day’s letter, so he talked movies. “No, mom, I didn’t see Bing Crosby in Going My Way,” he replied in response to some question about the most commercially and critically successful film of 1944. “Our movies aren’t very new out here. But I see many that I haven’t seen before.” He mentioned that the crew did watch Dixie Dugan recently, which had come out the previous year.

Elmer, along with 200,000 other naval personnel, were about to move ever farther away from where all the good movies were made. Their next stop was the Japanese-occupied Philippines. The grand operation, codenamed King Two, was comparable only to the D-Day landings in Normandy in terms of both scale and self-satisfaction. In particular, General Douglas MacArthur was eager to fulfill his promise three years earlier to his men trapped on the archipelago behind enemy lines that he “shall return.” The successful liberation of the Philippines would also put an American wall between Japan and its oil supplies in the Dutch East Indies, finally cutting the island empire off from its remaining fuel reserves and potentially forcing a rapid conclusion to the war.

los Mink arrived in San Pedro Bay at 10am on October 24th. The Japanese immediately began to attack the arriving task force from the air, which lay a protective smoke screen around the Mink and other auxiliary ships. By 1500 hours the smoke had cleared enough for the ships to proceed to their anchorage.

October 25th was a long day, starting with an air alert at 0715, followed by an all clear at 0930. But then two hours later the Mink officially joined the battle after a second air alert that morning sent the crew scrambling to general quarters. With its bow facing seaward, just before noon a crewman noticed a wave of incoming Japanese dive bombers just ahead and off to the starboard side. The planes took direct aim at the shore facilities then being built in order to support the invasion. Most were outside of the Mink’s reach, but whenever they wandered into the range of the Mink’s 3″ and 5″ guns they swung into action, and fired on the dive bombers as they screeched toward the ground. The guns lowered their angle of fire as they tracked the bombers downward. According to the subsequent action report the Mink’s 3󉐞 caliber gun scored one direct hit, and reported it as a “Sure” when they saw the bomber fall out of its dive and crash onto the beach. The air alerts continued throughout the rest of the day, and were punctuated by the occasional roar of the Mink’s anti-aircraft guns. The ship was not secured until 7pm that evening.

Al día siguiente el Mink began dispensing diesel, gas, and lubricating oil to the surrounding armada. Meanwhile, as it discharged its precious cargo, it continued to discharge its guns. The crew fired on at least four dive bombers over the span of about 12 hours as columns of smoke billowed into the hot lead air over Leyte Gulf. Although it did not score any “sure” hits in its action report the ship was in the thick of the battle. “There were many planes,” the report noted, “therefore no accurate report can be submitted.” It fired nearly 400 rounds of 20mm ammunition at the passing planes, as well as 17 3″ and 5″ shells.

The 27th was quieter, but not without incident. los Mink fired at three Japanese plans flying across her stern toward the shore.

Elmer wrote his parents a letter that day. He didn’t let on that the Mink was in the thick of the war – not that he would have been allowed to do so at any rate. But he did talk about the Filipinos he and his crew-mates encountered over the last few days, even if he could not mention where they were or whether this group was different from the last one. “Got more Jap invasion money,” he reported. “Natives come out in their outrigger canoes and trade with us. They want cigarettes and old clothes for Jap money and bananas.” Later, Elmer directly alluded to the horrors that unfolded around him over the past few days: “Little incidents like these help break up the monotony and routine each day – we have had other things breaking the monotony, but I’ll tell you about that some other time.”

During the next several days, the Mink continued to fuel various craft while sounding out air alerts every few hours. One came at 9:20 in the evening on October 30th. The frequent alerts and the long-running battle in the skies above took their toll on the sailors there, both on the Mink and on other vessels. Nerves were on edge, tempers flared. In fact, the only time the Mink was hit came on October 31st, when a friendly 50 caliber shell hit the aft living compartment. No one was hurt and nothing was damaged, but it was certainly not the way anyone on board wanted to celebrate Halloween that year.


Canada History: Oct 31, 1944 The vicious battle for the Walcheren causeway

By October of 1944 Canadians had fought their way from the Normandy beach to the French interior, then along the Atlantic coast through Belgium, capturing German rocket sites and all of it bitterly defended by hardened German troops. After fighting through Normandy through to Caen, the Verrieres Ridge and being instrumental in closing the Falaise gap, the Canadians were given a new assignment. By the end of the month, they had to attack Walcheren Island.

But there was only one very narrow access point, a killing zone, 1.2km long, straight as an arrow. and just wide enough for a rail line, a road, and a bicycle path.

Peter Boyle (C.D) describes the battle. He is president of Valour Canada, and holds the rank of LCol in the Canadian Forces Reserves.

Under the command of Canadian General Harry Crerar, the Canadians with British and Polish troops, had fought through Flanders liberating cities like Furnes, La Panne, Nieuport, Ostend, Knocke-Heist, Bruges, Eecloo, and the northern suburbs of Antwerp, taking the Schipdonk and Leopold canals, Breskens and Beveland in Holland

Aerial view of the long narrow causeway. Almost 2 kilometres long, no cover, and heavily defended with sighted guns. tidal mud flats on either side. The causeway no longer exists as the land on either side has been reclaimed and the former island joined to the mainland to now become an isthmus, (via Calgary Highlanders Museum and Archives)

In costly battles to take the south shore of the estuary, Canada’s 3 rd division had lost over 2,000 men.

Maj George Hees was an artillery staff officer who volunteered to go to the Walcheren battle and take over A Company, He was wounded in the arm but stayed in command. (RMC club)

Now the Black Watch (RHR Montreal), the Calgary Highlanders, and the Regiment de Maisonneuve (Montreal) were assigned an almost suicidal task. They had to take the fortified Island.

Major Jacques Ostiguy of Le Regiment de Maisonneuve who was just been decorated with the Distinguished Service Order, October 1944. (Credit: Library and Archives Canada

The island was a strategic point defending the Scheldt Estuary leading to the vital Belgian port of Antwerp. As long as Walcheren with its heavy guns was in German hands, the port could not be used by the Allies to deliver desperately needed supplies.

Looking eastward down the causeway from the island, tidal mud flats at right . 1.6 km with virtually no cover from German bullets and artillery 1946 (DND)

Sent forward across the killing zone of the causeway amid shot, shell, and deadly splintered stone fragments, Canadians somehow managed to eventually cross and briefly hold the far end but could not advance from this untenable position. The bitter fighting continued in a stalemate but kept the defenders preoccupied until British forces managed an amphibious landing at Westkapelle on the Atlantic side and Vlissingen (Flushing) at the mouth of the estuary attacking from behind and forcing the Germans inland. With Canadians to the east and south, and British to the west, the defenders surrendered by November 8.

-Pipe Major H. McDonald, Piper D.W. MacDonald and Piper W.J. Hannah at the burial of 55 infantrymen of “A” Company, The Black Watch (Royal Highland Regiment of Canada). October 1944 in the Netherlands. ( Credit: Library and Archives Canada)

The battle is remembered by all three Canadian regiments as a battle honour and example of extreme courage.


Ver el vídeo: Revolucion de octubre de 1944