Cochise

Cochise


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Poco se sabe sobre la vida temprana del jefe Apache Cochise (? -1874), pero fue un líder prominente de los Chiricahuas y temía por sus redadas en los asentamientos durante el siglo XIX. Fue arrestado y acusado de secuestrar al hijo de un ranchero en 1861, lo que provocó un conflicto entre su pueblo y el gobierno de Estados Unidos. Durante la década siguiente, Cochise llevó a cabo más redadas y luchó con soldados estadounidenses, eludiendo la captura al retirarse a las Montañas Dragón. Aceptó la oferta del gobierno de trasladar a los Chiricahuas a una gran reserva en el sureste de Arizona cerca del final de su vida.

A mediados del siglo XIX, se había convertido en un líder destacado de la banda chiricahua de indios apaches que vivían en el sur de Arizona y el norte de México. Como muchos otros Chiricahua Apache, Cochise estaba resentido por la invasión de colonos mexicanos y estadounidenses en sus tierras tradicionales. Cochise dirigió numerosas redadas contra los colonos que vivían en ambos lados de la frontera, y tanto mexicanos como estadounidenses comenzaron a pedir protección militar y represalias.

La guerra entre Estados Unidos y Cochise, sin embargo, fue el resultado de un malentendido. En octubre de 1860, una banda de Apache atacó el rancho de un irlandés-estadounidense llamado John Ward y secuestró a su hijo adoptivo, Felix Tellez. Aunque Ward había estado ausente en el momento de la incursión, creía que Cochise había sido el líder de la incursión Apache. Ward exigió que el Ejército de los Estados Unidos rescatara al niño secuestrado y llevara a Cochise ante la justicia. Los militares obedecieron enviando una fuerza bajo el mando del teniente George Bascom. Sin saber que estaban en peligro, Cochise y muchos de sus mejores hombres respondieron a la invitación de Bascom de unirse a él para una noche de entretenimiento en una estación de escenario cercana. Cuando llegó el Apache, los soldados de Bascom los arrestaron.

Cochise le dijo a Bascom que él no había sido responsable del secuestro de Félix Téllez, pero el teniente se negó a creerle. Ordenó que se mantuviera a Cochise como rehén hasta que el niño fuera devuelto. Cochise no toleraría ser encarcelado injustamente. Utilizó su cuchillo para hacer un agujero en la tienda en la que estaba retenido y escapó.

Durante la siguiente década, Cochise y sus guerreros aumentaron sus incursiones en los asentamientos estadounidenses y lucharon en escaramuzas ocasionales con los soldados. Los colonos, presas del pánico, abandonaron sus hogares, y las redadas de Apache se cobraron cientos de vidas y causaron daños a la propiedad por cientos de miles de dólares. Para 1872, Estados Unidos estaba ansioso por la paz, y el gobierno ofreció a Cochise y su gente una enorme reserva en la esquina sureste del Territorio de Arizona si cesaban las hostilidades. Cochise estuvo de acuerdo, diciendo: "El hombre blanco y el indio deben beber de la misma agua, comer del mismo pan y estar en paz".

El gran jefe no tuvo el privilegio de disfrutar por mucho tiempo de la paz que tanto le costó ganar. En 1874, se enfermó gravemente, posiblemente con cáncer de estómago. Murió ese día en 1874. Esa noche sus guerreros le pintaron el cuerpo de amarillo, negro y bermellón, y lo llevaron a las profundidades de las Montañas Dragón. Bajaron su cuerpo y armas a una grieta rocosa, cuya ubicación exacta se desconoce. Hoy, sin embargo, esa sección de las Montañas Dragón se conoce como la Fortaleza de Cochise.

Aproximadamente una década después de la muerte de Cochise, Félix Téllez, el niño cuyo secuestro había comenzado la guerra, resurgió como un explorador de habla apache para el ejército de los Estados Unidos. Informó que un grupo de Apache occidental, no Cochise, lo había secuestrado.


Los Apaches Chiricahua

Mangas Coloradas

Durante generaciones, los apaches resistieron la colonización blanca de su tierra natal en el suroeste (actualmente Nuevo México y Arizona) por parte de españoles y norteamericanos. En 1848, cuando se descubrió oro en California, los apaches se vieron aún más amenazados por las incursiones de buscadores de fortuna blancos que se dirigían a los campos de oro.

En un incidente en un campamento minero, Mangas Coloradas, jefe del Mimbreñildeo Chiricahua, fue azotado, acto que resultó en su enemistad de por vida contra los hombres blancos. Aunque su yerno Cochise se había resistido durante mucho tiempo a luchar contra los estadounidenses, en 1861 él también fue traicionado por hombres blancos y se volvió contra ellos.

Juntos, Mangas Coloradas y Cochise devastaron gran parte del sur de Nuevo México y Arizona, hasta que Mangas fue herido en 1862, luego capturado y asesinado en enero de 1863, supuestamente mientras intentaba escapar de Fort McLane, Nuevo México. Tras la muerte de su tío, Cochise se convirtió en jefe principal de los apaches. Más sobre Mangas Coloradas.

Cochise

Cochise había trabajado durante mucho tiempo como leñador en la estación de diligencias Apache Pass de la línea Butterfield Overland hasta 1861, cuando un grupo de asalto ahuyentó el ganado perteneciente a un ranchero blanco y secuestró al hijo de un peón del rancho. Un oficial del ejército sin experiencia, el teniente George Bascom, llegó y ordenó a Cochise ya otros cinco apaches que se presentaran para ser interrogados. Cuando negaron culpabilidad o complicidad, Bascom ordenó a sus hombres que capturaran y arrestaran a los apaches. (Sus afirmaciones de inocencia se confirmaron más tarde).

En la lucha que siguió, los soldados mataron a un Apache y sometieron a otros cuatro, pero Cochise, que sufrió tres heridas de bala, escapó cortando el costado de una tienda. Pronto secuestró a varios blancos para intercambiarlos por los cautivos apaches, pero Bascom tomó represalias ahorcando a seis apaches, incluidos familiares de Cochise. Esta secuencia de eventos suele denominarse "El asunto Bascom".

Vengando estas muertes, Cochise se puso en pie de guerra con su tío, Mangas Coloradas. Durante el año siguiente, la guerra de las bandas apaches fue tan feroz que las tropas, los colonos y los comerciantes se retiraron de la región. Y tras el retiro de las fuerzas del ejército para luchar en la Guerra Civil de los Estados Unidos en 1861, Arizona fue prácticamente abandonada a los Apaches.

En 1862, un ejército de 3.000 voluntarios de California al mando del general James Carleton marchó hacia Apache Pass para evitar los ataques confederados y poner a los apaches en fuga con sus obuses. Aunque Mangas Coloradas fue capturado y asesinado al año siguiente, Cochise y 200 seguidores eludieron la captura durante más de 10 años escondiéndose en las Montañas Dragoon de Arizona, desde donde continuaron sus incursiones, siempre volviendo a desaparecer en sus fortalezas montañosas.

En 1871, el mando del Departamento de Arizona fue asumido por el general George Crook, quien logró ganarse la lealtad de varios apaches como exploradores y trajo a muchos otros a las reservas. Cochise se rindió en septiembre, pero, resistiendo el traslado de su gente a la Reserva Tularosa en Nuevo México, escapó en la primavera de 1872. Se rindió nuevamente cuando se estableció la Reserva Chiricahua ese verano, y allí murió el 8 de junio de 1874. Hoy , el condado más al sureste de Arizona lleva su nombre e incluye Tombstone, Douglas y Bisbee, la sede del condado. Más sobre Cochise.

Gerónimo

Geronimo, un líder Bedonkohe Apache del Chiricahua Apache, dirigió la defensa de su pueblo de su patria contra el ejército de los EE. UU. Después de la muerte de Cochise.

A principios de la década de 1870, el teniente coronel George F. Crook, comandante del Departamento de Arizona, había logrado establecer una paz relativa en el territorio. La gestión de sus sucesores, sin embargo, fue desastrosa. En 1874, las autoridades estadounidenses trasladaron por la fuerza a unos 4.000 apaches a una reserva en San Carlos, un páramo yermo en el centro-este de Arizona.

Privados de los derechos tribales tradicionales, cortos de raciones y nostálgicos, se rebelaron. Espoleados por Geronimo, cientos de apaches se fueron la reserva para reanudar su guerra contra los blancos.

En 1882, Crook fue llamado a Arizona para realizar una campaña contra los apaches. Gerónimo se rindió en enero de 1884, pero huyó del resguardo de San Carlos en mayo de 1885, acompañado de 35 hombres, 8 niños y 101 mujeres.

Crook, junto con los exploradores Al Sieber, Tom Horn y Mickey Free (el niño blanco que Cochise fue acusado falsamente de secuestrar) partieron en su persecución, y 10 meses después, el 27 de marzo de 1886, Gerónimo se rindió en el Ca & ntildeón de Los Embudos en Sonora. México. Sin embargo, cerca de la frontera, temiendo ser asesinados una vez que cruzaran a territorio estadounidense, Gerónimo y una pequeña banda huyeron. Como resultado, el general de brigada Nelson A. Miles reemplazó a Crook como comandante el 2 de abril.


Durante esta campaña final, al menos 5.000 soldados blancos y 500 auxiliares indios fueron empleados en varias ocasiones en la captura del pequeño grupo de Gerónimo. Cinco meses y 1,645 millas después, Geronimo fue rastreado hasta su campamento en las montañas de Sonora en México.

En una conferencia el 3 de septiembre de 1886, en Skeleton Canyon en Arizona, Miles indujo a Geronimo a que se rindiera una vez más, prometiéndole que, después de un exilio indefinido en Florida, a él y sus seguidores se les permitiría regresar a Arizona.

La promesa nunca se cumplió. Gerónimo y sus compañeros de prisión fueron sometidos a trabajos forzados, y fue en mayo de 1887 cuando vio a su familia. Se trasladó a Fort Sill en el territorio de Oklahoma en 1894, al principio intentó `` tomar el camino del hombre blanco ''.

Cultivó y se unió a la Iglesia Reformada Holandesa, que lo expulsó debido a su incapacidad para resistir el juego. Nunca volvió a ver Arizona, pero con un permiso especial del Departamento de Guerra, se le permitió vender fotografías de él y su obra en exposiciones. Antes de morir en Fort Sill, Oklahoma, el 17 de febrero de 1909, le dictó a S.S. Barrett su autobiografía, & quotGeronimo: His Own Story & quot. El último hurra de Geronimo.

Geronimo: su propia historia - La autobiografía de un gran guerrero patriota


Condado de Cochise, historia de Arizona

El condado de Cochise se separó del condado de Pima y se organizó en 1881, y recibió su nombre del famoso jefe Apache, Cochise, quien, con una banda de Chiricahuas, hizo su bastión en la cordillera de las montañas Dragoon y, como un ladrón-barón europeo de la & # 8216 Edad Media, se abalanzó sobre los que pasaban por las llanuras de abajo y robaron y asesinaron sin piedad. Tan audaz fue en sus depredaciones, y tal terror inspiró en los pechos de todos, que nadie finalmente se atrevió a aventurarse a una distancia sorprendente de las incursiones de este terrible bandido de la montaña. De hecho, no fue hasta que murió de hambre y fue felizmente ahorcado, que se hizo algo parecido a un intento de asentar el condado, ahora llamado por su nombre, o de desarrollar sus variados y valiosos recursos.

Poco se hizo en esta sección del Territorio antes de la Guerra Civil, salvo algunos asentamientos en el San Pedro y en puntos menores. De ahí que se pueda decir que la historia propiamente dicha de este condado comenzó con el descubrimiento de las minas en el distrito de Tombstone en 1878, anterior a la organización del condado por espacio de tres años.

Antes de 1878, el país más allá del San Pedro se entregó al dominio de los Apache fuera del camino de carretas que se transitaba hacia el este. Las llanuras cubiertas de hierba y las colinas estaban desprovistas de ganado, y sus tesoros minerales estaban en la imaginación de los curiosos. En febrero de 1878, Ed Scheffelin, un prospector, que había pisado gran parte del territorio en vano, tropezó con los excrementos de lo que ahora se conoce como la mina Toughnut y localizó varios reclamos en la cornisa. Era más o menos el momento en que los Comstocks y Bodie mostraban signos de colapso, y los mineros de la costa acudían por cientos al nuevo descubrimiento. Surgió una ciudad de tiendas de campaña y en junio de 1879 estaba en funcionamiento un molino de sellos. Las minas no habían sido sobrevaloradas: eran auténticas bonanzas. y (atrayendo su temporada de actividad han producido más de $ 25,000,000, alrededor de $ 5,000,000 de los cuales tomaron la forma de dividendos para los accionistas. Un total de $ 7,000,000 más se gastó en izar plantas y maquinaria de molienda. Hasta 1885 fue la época de mayor actividad, cuando la quema del Las obras de elevación de la mina Grand Central arrojaron una penumbra sobre el campamento, y el agua ganó sobre los mineros, y las propiedades principales se cerraron por una larga temporada de inactividad. El mineral en los niveles inferiores es de alta ley, y todavía hay siguen siendo grandes cantidades. Pero para alcanzar el mineral sería necesario inaugurar una planta de bombeo combinada que costaría en el vecindario de $ 1,000,000, y este gasto los propietarios de la mina no están dispuestos a asumirlo hasta que se les asegure el futuro de la plata. Con una combinación de capital, las minas aún se limpiarán de agua y las operaciones se reanudarán a una escala tan grande como siempre.

El Sr. John Montgomery, uno de los primeros corresponsales del & # 8220 Citizen, & # 8221 escribiendo desde San Pedro, AT, el 7 de febrero de 1871, da la siguiente descripción del asentamiento y posterior crecimiento del valle de San Pedro, y las aflicciones aguantaron a manos de los implacables apaches hasta ese momento. Será apreciado por muchos de los veteranos:

& # 8220Las tierras aquí fueron ubicadas por primera vez el 15 de diciembre de 1865, por Mark Aldrich, John H. Archibald, F. Burthold, Jarvis Jackson, John Montgomery y H. Brown. de Tucson. Se plantó una cosecha de trigo y cebada. En febrero de 1866 se iniciaron las obras de la acequia para llevar agua a la tierra. Para el 25 de abril, todos estaban listos para plantar una cosecha de maíz. Se habían construido casas y se habían asegurado tierras. El destacamento de soldados que se nos había prometido que estaríamos estacionados permanentemente aquí había


¡Bienvenido a la Sociedad Histórica del Condado de Cochise!

La Sociedad Histórica del Condado de Cochise se formó para promover el estudio de la historia en el Condado de Cochise para recopilar y proteger hechos sobre el pasado para publicar o hacer disponible la información obtenida por la sociedad y para mantener y operar un centro de investigación.

La Sociedad Histórica del Condado de Cochise se fundó en 1966 y se incorporó bajo las leyes del estado de Arizona el 13 de septiembre de 1968. Su estado de exención de impuestos es 501 (c) 3 del Servicio de Impuestos Internos y se otorgó el 17 de diciembre de 1971.

El condado de Cochise se creó el 1 de febrero de 1881, cuando se anexó a la parte este del condado de Pima. Toma su nombre del legendario jefe de Chiricahua Apache, Cochise, y es el único condado en Arizona que lleva el nombre de un indio en particular. El primer asiento de condado fue Tombstone hasta 1929, cuando se trasladó a Bisbee. El condado de Cochise consta de 6.219 millas cuadradas.

Decir que el condado de Cochise es rico en historia es quedarse corto. Desde los paleoindios hasta los exploradores españoles, desde los colonos mexicanos hasta los Chiricahua Apaches, desde los primeros pioneros anglosajones hasta los vibrantes ciudadanos de hoy, la historia del condado de Cochise tiene algo de interés para todos. Además de Cochise, nombres como Wyatt Earp, Geronimo, Doc Holliday, Naiche, John Slaughter, Rex Allen, Billy Fourr, Nellie Cashman, Tom Jeffords y muchos otros añaden color a nuestro famoso condado.

Sociedad Histórica del Condado de Cochise: "Para preservar el pasado para el futuro".

Este es el nuevo sitio web oficial de la Sociedad Histórica del Condado de Cochise. Reemplaza cualquier otro sitio web que afirme representar a la Sociedad Histórica del Condado de Cochise. No estamos afiliados a ningún otro sitio web que utilice nuestro nombre.


Centro Zen Cochise

Cochise Zen Center fue fundado en 2003 por Suzanne y Joel Carp, en afiliación libre con Zen Desert Sangha en Tucson. Durante los primeros 14 años, el grupo fue conocido como Bisbee Lotus Sangha. Éramos autosuficientes, sin un maestro y dependíamos de la práctica constante del Zen para hacer su trabajo.

En 2017, un maestro autorizado de la Escuela de Zen de Kwan Um, Barry Briggs JDPSN, se retiró a Bisbee y comenzó a practicar con la comunidad. En 2018, le pedimos a Barry PSN que sirviera como maestro guía. Hemos evolucionado nuestra práctica semanal a las formas de la Escuela Kwan Um y seguimos la dirección de Barry PSN en materia de enseñanza.

Servimos a la región fronteriza del sureste de Arizona con práctica de meditación semanal, talleres, grupos de discusión y retiros.

El centro Zen es una organización sin fines de lucro incorporada en Arizona y está reconocida como una organización exenta de impuestos por el Servicio de Impuestos Internos. Estamos gobernados por una junta directiva compuesta por profesionales de alto nivel.

Cochise Zen Center es una organización sin fines de lucro, exenta de impuestos, afiliada a la Escuela de Zen Kwan Um. Servimos a la región fronteriza del sureste de Arizona con práctica de meditación, talleres y retiros.


Jefe Cochise, del Apache de la Montaña Blanca

Cochise nació alrededor de 1810, en el sureste de Arizona o en el noroeste de Sonora, México. Estaba destinado al liderazgo: su padre, probablemente un hombre llamado Pisago Cabez & # x00f3n, era el jefe principal de la banda Chokonen, una de las cuatro bandas de la tribu Apache.

Cochise tenía al menos dos hermanos menores, Juan y Coyuntura (o Kin-o-Tera), y una hermana menor.

Cochise c.1800-1874 Jefe de la Tribu Apache Chiricahua. Las hostilidades con las tropas estadounidenses comenzaron con el asunto & # x201cCut-through-the-tent & # x201d (1860). Cuando se estableció la Reserva Chiricahua (1872) entró para quedarse. Murió allí en junio de 1874. La esposa principal de Cochise fue Dos-teh-seh, una Mimbreno Apache, hija de Mangus Coloradas. De ella tuvo los hijos Taza y Naiche (Natchez). De otra esposa, de sangre chiricahua, cuyo nombre no se recuerda, tuvo hijas Dash-den-zhoos y Naithlotonz (Naiche-dos). A su muerte, Cochise fue sucedido como jefe de los Chiricahuas por su hijo mayor Taza, y en la muerte de este último en Washington en 1876, el hijo menor, Naiche, lo sucedió. Naiche, su madre Dos-teh-seh y sus dos medias hermanas vivieron 27 años como prisioneros de guerra y terminaron sus días en Mescalero. Dash-den-zhoos se convirtió en la esposa de Kay-dah-zinne y la madre de Lena Morgan. Naithlotonz era esposa de Fred Gokliz y después de su muerte se casó con Chiricahua Tom. Enterradas en Fort Sill están dos nueras de Cochise (esposas de Naiche), 6 nietos (hijos de Naiche), 2 nietas (hijas de Naiche), un sobrino nieto y una nieta (hijos de Hugh Chee), y otros más. relativas distancias. Numerosos descendientes de Cochise sobreviven hoy a través de los hijos de su hijo Naiche y su hija Dash-den-zhoos.


Cultura Cochise

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Cultura Cochise, una antigua cultura indígena de América del Norte que existió hace unos 9.000 a 2.000 años, conocida en sitios en Arizona y el oeste de Nuevo México y llamada así por el antiguo lago Cochise, ahora una cuenca desértica seca llamada Willcox Playa, cerca del cual se hicieron importantes hallazgos. El Cochise era una cultura del desierto, que contrastaba con las culturas de caza mayor del este (ver Clovis complex Folsom complex), y enfatizó la recolección y recolección de alimentos de plantas silvestres en lugar de la caza en etapas posteriores, hay evidencias de una agricultura incipiente.

La cultura Cochise se ha dividido habitualmente en tres períodos de desarrollo. La etapa más temprana, Sulphur Spring, data de 6000 o 7000 aC hasta aproximadamente 4000 aC y se caracteriza por muelas para moler semillas silvestres y por varios raspadores, pero sin cuchillos, hojas o puntas de proyectil, aunque los restos de animales comestibles, ambos extintos y modernos, indican que se realizó alguna caza. Durante la segunda etapa, Chiricahua, que duró desde 4000 hasta quizás 500 a. C., la aparición de puntas de proyectil parecería indicar un mayor interés por la caza, y los restos de una forma primitiva de maíz sugieren que los inicios de la agricultura, la recolección de alimentos aún eran importantes. , sin emabargo. En la etapa final o San Pedro, desde el 500 aC hasta aproximadamente la época de Cristo, las piedras de moler fueron reemplazadas por morteros y majas, y aparecieron las casas de pozo (casas de postes y tierra construidas sobre hoyos). Durante la etapa de San Pedro apareció la alfarería en la zona de los indios Mogollon (ver Cultura Mogollon). La tradición Cochise puede tomarse como base para desarrollos culturales posteriores entre varios indios del suroeste.


Condado de Cochise, Arizona

El área del condado de Cochise es de 6,972 millas, aproximadamente del tamaño de las áreas combinadas de Rhode Island y Connecticut. Este condado limita al este con Nuevo México, al sur con la línea norte del estado mexicano de Sonora, al oeste con el condado de Pima, del cual fue tomado en su totalidad, y al norte con el condado de Graham. Según el censo de 1900, la población de este condado era de 9.251. Tombstone, la cabecera del condado, según el mismo censo tenía una población de 646, aunque, en sus días de gloria, se jactaba de tener una población de más de 7.000 en los últimos meses ha revivido un poco y se está construyendo un ferrocarril, que Pasará por el lugar que golpea la carretera Arizona y Sonora en Fairbanks, sobre el río San Pedro.

Este condado tiene tres grandes valles casi en su totalidad dentro de sus límites, que incluyen una vasta extensión de finas tierras agrícolas. Dos de estos valles atraviesan directamente todo el condado desde el sureste hasta aproximadamente el noroeste, a saber, el de San Pedro y Sulphur Springs, mientras que el valle del Río de Sauz, o, mejor conocido, San Simón, cruza el esquina noreste. Estos valles con sus laterales, abarcan una gran cantidad de finas tierras agrícolas. Lo que se necesita en todos estos valles para convertirlos en grandes productores de productos agrícolas es el desarrollo de agua para riego. Sobre el San Pedro, a unas siete millas al sur de donde el Ferrocarril del Pacífico Sur cruza ese arroyo, la colonia de mormones laboriosos y enérgicos en St. Davids comenzó a perforar un pozo artesiano y han logrado en cincuenta lugares traer un buen flujo a la superficie. otros, al ver lo que estos hombres emprendedores habían logrado, se pusieron a trabajar y ahora, por más de sesenta millas a lo largo de este arroyo, hay pozos que fluyen en diferentes puntos.

Hay dos cadenas montañosas distintas que recorren toda la distancia a lo largo del condado con la tendencia de los valles, es decir, de sureste a noroeste, la gran Cordillera de Chiricahua es la más oriental y hay minerales en muchos puntos y en ambos lados del esta gran conmoción. Desde las cercanías de lo que se conoce como Paso de Ferrocarril, donde el Pacífico Sur pasa a través de la cordillera desde el Valle de Sulphur Springs hasta el de San Simón, hasta, y un poco más allá, lo que se conoce como Paso de Apache, puede llamarse un paso dorado. formación, ya que es el mineral predominante. Esta porción de la cordillera se llama frecuentemente Cordillera Dos Cabezas, aunque es parte de la Cordillera Chiricahua. En esta sección hay muchas reclamaciones de oro valiosas, tanto en repisas como en lavados de superficies. El gran inconveniente del pleno desarrollo de las excavaciones de superficie es la escasez de agua la mayor parte del año, pero si la perforación que se está realizando ahora es un éxito, esa dificultad se evita. Al avanzar a lo largo de la cordillera hacia el sureste desde el paso de Apache, se encuentran plata, cobre y plomo en muchos lugares, y hay algunos depósitos valiosos de cobre a unas quince millas casi al este del paso de Apache, sobre una gran extensión de terreno en la ladera de San Simón. de la cordillera, es todo un espectáculo de carbón, pero no se ha trabajado lo suficiente para mostrarlo realmente.

En colinas separadas a unas siete millas al sur de Sulphur Springs se encuentra la gran mina Pearse, que ha producido en unos ocho años una ganancia neta para los afortunados propietarios en oro y plata, y todavía está en funcionamiento con éxito, con un molino de ochenta sellos. capacidad después de haber rendido en dividendos algo más de $ 15,000,000. Unas treinta millas al oeste de las Chiricahuas se encuentra la Cordillera de los Dragones en la que se encuentran muchas minas de gran valor y en la continuación hacia el sur, a veces llamadas Montañas de Mulas.

El gran campamento de cobre de Bisbee está en la parte sur de este condado, a unas ocho millas de la línea fronteriza de Sonora, México, y un ferrocarril desde el campamento ingresa a Sonora en la ciudad de Naco y ya está en funcionamiento. Se ha sacado de las minas de esta empresa, en unos veinte años de operaciones, se ha pagado una gran cantidad de tesoros de más de $ 20.000.000 en dividendos, y se han pagado todas las mejoras, que ascienden a muchos millones más. Un elemento de mejora es un ferrocarril de sesenta millas, construido por la empresa para conectar con el Ferrocarril del Pacífico Sur en Benson en el cruce del San Pedro.

Tombstone es un gran productor minero de plata y ha producido en las distintas minas un total de $ 15.000.000. La gran huelga de los mineros de 1884 provocó una suspensión del trabajo por un tiempo, y antes de que estuvieran listos para reanudar, la plata se había depreciado tanto en valor en los mercados mundiales que se consideró que la reanudación sería una mala política, y prácticamente han permanecido inactivos. desde entonces, aunque en los últimos meses se está trabajando mucho y se está entrando nueva maquinaria en busca de una reanudación completa. Al este de Tombstone, a unas dieciséis millas, hay un campamento floreciente llamado Turquoise, que eventualmente debe ser un gran productor. Está la próspera ciudad de Douglas, establecida en Blackwater, en la línea fronteriza que solo existe desde hace unos meses, y hace una oferta justa para convertirse en un lugar de gran importancia comercial en muy poco tiempo.

Según las indicaciones actuales, parecería que el condado de Cochise debe mantenerse al frente como productor durante muchos años, aunque Arizona, a lo largo de sus colinas y montañas, está tan llena de vetas minerales que es difícil decir qué parte eventualmente resultará de la producción. más valioso, pero el condado de Cochise en los próximos años asombrará al mundo.

Además de las grandes minas, hay muchas otras que se están trabajando tranquilamente haciendo que la mina pague todos los gastos, y los dueños están, sin ostentación, ahorrando cómodas fortunas.

El censo escolar muestra que hay 2.122 niños en edad escolar y una asistencia promedio a las escuelas públicas de 1.826, y cuarenta y dos maestros que se compararían favorablemente con cualquier cuerpo de maestros en cualquiera de los antiguos estados. El período escolar promedio es de un poco más de seis meses cada año.

Casi todos los pueblos tienen su iglesia denominacional diferente, y todos cuentan con un apoyo razonable. Tombstone tiene católicos, metodistas, episcopales y bautistas. Bisbee, episcopal (a expensas de la empresa minera), católico, metodista, presbiteriano, congregacionalista, bautista. St. Davids, una iglesia de los Santos de los Últimos Días (mormones) Benson, católica, metodista y episcopal. Willcox, católico, metodista, bautista, & # 8212, así que se puede decir, ningún hombre necesita sufrir por falta de alimento espiritual, aunque no siempre es fácil de digerir.

En Tombstone se publica el Prospector y en Bisbee hay dos periódicos, además, la ciudad en ascenso de Douglass, aunque tiene solo unos meses, tiene dos periódicos que luchan por el patrocinio. Willcox tiene un periódico, el Range News, por lo que se puede decir que Cochise está bien provisto de periódicos.

Fuente: La historia de Arizona: desde los primeros tiempos conocidos por la gente de. Por Sidney Randolph De Long, Sociedad Histórica de Pioneros de Arizona

Condado de Cochise
Por Joseph H. Gray, Secretario del Club Comercial del Distrito de Warren.

Con una extensión de 6147 millas cuadradas, igual al área de Connecticut y Rhode Island combinada con cadenas montañosas escarpadas que son los depósitos de riqueza mineral inestimable con valles amplios y extensos en los que se encuentran cordilleras que deambulan por miles de ganado, y que son salpicado con un número cada vez mayor de ranchos, en la esquina sureste de Arizona, se encuentra el condado de Cochise, que lidera el estado en riqueza y disputas con el condado de Maricopa por el liderazgo en población. En tasación tasada, contiene una quinta parte de la riqueza de todo el estado, mientras que su población, que en 1910 era de 35.591, ahora se estima conservadoramente en más de 40.000. Su tasación tasada de $ 38,000,000, da una riqueza per cápita de $ 950 por cada hombre, mujer y niño dentro de sus límites.

Mientras Arizona lidera la nación en producción de cobre, el condado de Cochise lidera Arizona, produciendo la mitad de la producción total de ese metal, mientras que el distrito de Warren por sí solo produce más de un tercio de la producción del estado. Si bien la minería es la industria principal y más grande, la ganadería es de gran importancia y la agricultura está dando pasos tan grandes que promete en un futuro cercano ocupar el segundo lugar después de la minería. Los colonos se están apoderando rápidamente de todas las tierras gubernamentales disponibles y, mediante el desarrollo de suministros subterráneos y la práctica de la agricultura intensiva, las ricas tierras fértiles del condado se están convirtiendo en huertos, construyendo viviendas sustanciales y reuniéndose en comunidades agrícolas mientras el la industria está todavía en su infancia. Donde antes todo era tierra de vacas, ahora hay cientos de ranchos que van desde las viviendas más modestas hasta las más importantes con grandes dependencias y equipos agrícolas modernos, de modo que las tierras bajas del condado de Cochise se encuentran en un período de transición. Como las colinas solo han sido raspadas en la búsqueda de minerales, también los valles han sido poco más que tocados para probar sus posibilidades para la agricultura y, sin embargo, los resultados prometen tanto para uno como para el otro cuando se ha logrado un desarrollo equitativo.

Topográficamente, el condado de Cochise está dividido de sur a norte por tres sistemas montañosos que separan tres grandes valles. El sistema montañoso del oeste se compone de tres cordilleras, la piedra de afilar, las huachucas y las mulas, estando situado el gran distrito de Warren en la última cordillera, rodeando a Bisbee, la metrópoli del condado. Más al este están los Dragones y aún más al este los Swisshelms y los Chiricahuas. En las montañas del condado en los primeros días estaban las fortalezas de los apaches feroces y sedientos de sangre y desde estos Gerónimo y sus valientes libraron una guerra implacable contra los pioneros hasta que ellos mismos fueron perseguidos por los regulares del gobierno y los voluntarios de entre los primeros colonos.

Los tres valles son San Pedro al oeste, Sulphur Springs en el centro y San Simón al este. En San Simón, en San Simón y en San Pedro en Tierra, ya se han desarrollado flujos artesianos de agua, mientras que se están realizando experimentos en esa dirección en el Valle de Sulphur Springs, que se está asentando más rápidamente que cualquier otra sección. . En todos estos valles el clima es insuperable, la tierra es sumamente fértil y el toque mágico del agua es todo lo que se requiere para hacerlos florecer y producir. La construcción de pozos, la construcción de molinos de viento y plantas de bombeo en todas las direcciones está provocando esto.

En las estribaciones hay lujosos crecimientos de pastos nutritivos durante la mayor parte de los meses del año y aquí y en los valles deambulan los rebaños de ganado propiedad de individuos, empresas y corporaciones, generando ingresos que ascienden a millones cada año. Estas estribaciones también son susceptibles de cultivo en viñedos y huertas, produciendo uvas y melocotones finos que superan a cualquier otro cultivado en el oeste.

Es en las Montañas Mule donde se han desarrollado los mayores recursos minerales del condado de Cochise. Desde el Distrito Minero de Warren se envían diariamente para reducción 6.000 toneladas de mineral por tres empresas, Copper Queen, Calumet y Arizona, y Shattuck Arizona Companies, la primera de las cuales ha sido un productor activo desde principios de los años ochenta del siglo pasado. . En este distrito hay cientos de millas de trabajos subterráneos y, sin embargo, la extensión de los depósitos de mineral permanece indeterminada más allá del hecho de que todavía contienen mucho más metal del que se ha extraído en los últimos treinta años y que incluso entonces el final no está a la vista. .

Durante muchos años, el cobre fue el único metal que recibió atención en el distrito de Warren, pero recientemente se han desarrollado importantes depósitos de rico mineral de plata de plomo y ahora se están extrayendo y enviando para su reducción. La importancia de estas minas, así como de los depósitos de pórfidos, es ahora manifiesta y estas obras de ahora en adelante recibirán una atención merecida. Además de esto, hay una gran área de placer en el extremo sur del distrito que contiene 60 centavos de oro por yarda cúbica y esto requiere solo la solución de un método barato de extracción para convertirse en una fuente adicional de restos disponibles.

Aunque sólo hay tres compañías mineras en producción activa en el distrito, hay muchos reclamos mineros en los que el trabajo de desarrollo ha avanzado lo suficiente como para indicar depósitos valiosos y para justificar la afirmación de que un mayor desarrollo es todo lo que se necesita para llevarlos a la producción.

El distrito de Johnson-Dragoon es otra sección mineralizada importante del condado de Cochise situada en el mismo sistema montañoso general, pero en la esquina noroeste del condado. Aquí hay ahora media docena de propiedades en producción con más de una docena de otras en etapas muy avanzadas de desarrollo y decenas de reclamaciones que solo se han sometido a exploración y trabajo preliminares.

Pearce, Courtland y Gleeson se encuentran en el sistema montañoso central y son todos productores. En el primero mencionado se encuentra el Commonwealth, que ha entregado $ 38,000,000 en plata y se está desarrollando aún más con todo indicio de que quedan millones por extraer. Courtland y Gleeson tienen sus minas de producción, haciendo grandes envíos a las fundiciones. Courtland es un campamento de cobre y Gleeson también produce plata.

En Chiricahuas y Swisshelms, el sistema montañoso del este, también se encuentran propiedades mineras productoras y parcialmente desarrolladas. Hay muchos de estos especialmente en las cercanías de Paradise. Dos Cabezas promete destacar en la producción de cobre en un futuro próximo.

Bisbee, la ciudad más grande e importante del condado de Cochise, tiene una población de 13,000 habitantes y con sus suburbios, todos conectados con ella por ferrocarriles eléctricos, la población es de más de 18,000. Esta ciudad con sus suburbios no incorporados forma el Distrito Warren y paga un tercio de los impuestos del condado. Es esencialmente una comunidad minera pero al mismo tiempo brinda las facilidades, mejoras y ventajas de la ciudad moderna. Es el área más poblada del mismo tamaño en Arizona, así como la más rica. Su nómina mensual asciende a $ 750,000 y su importancia comercial y comercial es acorde. Aquí, el salario más bajo del trabajador subterráneo es de $ 3,75 por día y el resto del trabajo, así como el trabajo de oficina, se recompensa proporcionalmente. No se emplea mano de obra mexicana en la clandestinidad y la mano de obra estadounidense predomina en todo el distrito. El principal elemento extranjero que se encuentra en el distrito es el eslavonio y este trabajo está tan bien pagado como el estadounidense por la misma clase de trabajo.

En sus primeros días, Bisbee era conocido como Mule Gulch y fue conocido por primera vez hace unos treinta años cuando era simplemente un campamento de buscadores de algunas chozas y tiendas de campaña. Aquí, entre las escarpadas montañas, la compañía Copper Queen desarrolló una mina, y otras la siguieron hasta que creció un gran centro minero. En las únicas calles niveladas se construyeron casas comerciales, se construyeron almacenes, se erigieron edificios de oficinas, mientras que los distritos residenciales se extendieron por las colinas y subieron a puntos a lo largo de las laderas de las montañas, a las que se llega a veces por carreteras, más a menudo por senderos y en otras ocasiones por vuelos de pasos. El resultado es una ciudad que en apariencia es única. Las chozas dieron lugar a hermosos edificios de ladrillo y piedra, casas encantadoras reemplazaron a las cabañas de los mineros, los antros y colonias dieron paso a iglesias, bibliotecas, edificios de hospedaje, edificios de Y. M. C. A., edificios de Y. W. C. A., escuelas y otras mejoras públicas. El agua se canalizaba y bombeaba desde Naco, a nueve millas de distancia, en lugar de empaquetarse en pieles sobre la espalda del burro. El ferrocarril entró y suplantó al tren de carga. La fundición se trasladó a Douglas, a 35 millas de distancia, y así se eliminó el humo y los vapores de azufre. La luz eléctrica y el gas suplantaron velas y lámparas de aceite humeantes, aparecieron calles pavimentadas, un sistema de metro se llevó las aguas de la inundación de la temporada de lluvias y la devastación que antes no había sido infrecuente se hizo imposible. Después de varios incendios destructivos, uno de los mejores departamentos de bomberos de Arizona resultó de las mejoras y se creó un suministro de agua de la ciudad para incendios. Para estas mejoras municipales se gastaron cientos de miles de dólares y se obtuvieron beneficios permanentes de los mismos.

A una altitud de 5300 pies en la estación de ferrocarril, Bisbee disfruta de un clima más fresco en verano que las ciudades de los valles, mientras que las montañas circundantes en las proximidades lo protegen eficazmente de las ráfagas frías del invierno y de las tormentas de polvo. La temperatura media media de los últimos veinte años ha sido de 60,1 grados, el mes más frío medio, enero, es de 45,3, y el mes medio de julio, el más cálido del año, es de 75,3, mientras que la precipitación en el mismo período ha sido de 17,96. anualmente. The result is a climate of singular health giving properties and despite the fact that accidents in mines are at times unavoidable the death rate in the Warren District is lower than in any other section of the state. Despite this fact Bisbee has been too busy with mining and with business affairs to enter the ranks of health resorts and today it takes pride in the fact that its pre-eminence is as a copper producing center.

In culture, education and socially the city is at the forefront. There is a larger proportion of college bred men in its limit than can be found outside of college cities of the same population. All churches are represented, all lodges also, and the Elks, Masons, Moose and Knights of Columbus all own their homes, as do the Woman's Club and the Country Club. A fine library and reading rooms, open to all of the public, is supported by the Copper Queen company. Both the Copper Queen and the Calumet and Arizona companies have their medical corps, their dispensaries and their hospitals, where the most modern equipment is to be found. Of the lodges it is a notable fact that the Elks built a new home on the site of the one that had been destroyed by fire and paid off $34,000 of indebtedness in two and one half years.

Lowell is the nearest and the largest suburb of Bisbee, ten minutes distant by street railway, situated to the south, and in a more open location. Here are the two hospitals, handsome business houses, and it has its own bank and theater. Lowell is closer to more mine shafts than Bisbee, and through its independence avoids the payment of municipal taxes.

Warren is the residential suburb of Bisbee. Here, on a gradually sloping plateau, commanding a view of mountains on the one side and valley on the other, are handsome homes, surrounded by lawns, shrubben", trees and flowers and in reach of Bisbee in twenty minutes byelectric railway wr ith half hour service. Here are the offices of the Calumet and Arizona company, charming Vista Park, and close by the Country Club with its spacious home, its nine hole golf course, tennis courts, rifle range and traps for the shotgun experts. At Warren water and electric light are both furnished by the mining company. It has, as has Lowell also, its own school building, all of the district being in the Bisbee School District for which there is now being erected an $80,000 high school building.

Tombstone, replete with historic interest, picturesquely located with a magnificent outlook, is the county seat of Cochise County. It was discovered in 1878, before there was a Cochise County, by Edward Scheffelin, and was long known as one of the most famous mining camps of the country. Millions of dollars of wealth it produced until the problem of unwatering the workings caused a shut down by the operating company which must continue until that problem has been solved.

Willcox is the largest town in the north of the county on the Southern Pacific Railroad, and is the center of a growing agricultural district as well as an important cattle shipping point. Other towns of the north are Dos Cabezas, Cochise and Bowie of the south Naco, important as being the gateway to the Cananea District in Mexico and railroad junction for the El Paso and Southwestern Railroad and the Cananea Railroad Benson on the Southern Pacific and Southwestern Railroads and important as an agricultural and possible oil center and Fort Huachuca, the government military post. Up the Sulphur Springs Valley is Courtland, important for its mines and surrounding ranches, while numerous smaller settlements are rapidly growing up in its eighty miles of length and twenty miles of breadth with the spread of agriculture.

In addition to its natural wrealth and possibilities, Cochise boasts of its good roads and its school system. There are more miles of good roads than can be traversed at all seasons of the year than in any other county of the state, and these systems are being each year extended. It is traversed by the state highway and by two of the proposed National Highways, these passing through Douglas, Bisbee and Tombstone, and being connected up with other points.

The public schools of Cochise County, in the 65 school districts, are supported by an annual expenditure of over $200,000, and rank with the best in the land. There are in attendance 4500 scholars who are instructed by 200 teachers, the average salary for men being $111.75, and for women $83.81. As fast as occasion requires new school districts are created, new buildings erected and more teachers engaged so that the progress of education keeps pace with the growth of population in all parts of the county.
Source: Who's Who In Arizona


Cochise County Corral of the Westerners

The Cochise County Corral of the Westerners is dedicated to having fun while preserving both the history and legendary history of the American Frontier and the Wild West. The Corral meets at historic Scheiffelin Hall, built in 1881 as a theater, in Tombstone, the Town Too Tough to Die. We try to be welcoming and accept m

The Cochise County Corral of the Westerners is dedicated to having fun while preserving both the history and legendary history of the American Frontier and the Wild West. The Corral meets at historic Scheiffelin Hall, built in 1881 as a theater, in Tombstone, the Town Too Tough to Die. We try to be welcoming and accept members of the Earp posse and the Cowboy posse as long as they promise not to shoot inside the Hall.

Westerners International is committed to fun and scholarship in and about the American West. Add great company, exciting programs and publications, fellowship opportunities for young people, and the still wide-open Western landscape, and you’ll know what we’re about. As historian Ray Allen Billington put it: “Westerners share a dislike for stuffed-shirtism, over-seriousness, shiftless thinking, and above all ignorance.” We happily follow Billington’s trail!

Westerners was founded in 1944 and has over 60 corrals (or chapters) in the US, and 20 corrals abroad, with over 4,000 members around the globe. Corrals generally meet monthly for camaraderie and interesting programs on all aspects of Western history.

A Club Like No Other

A Club Like No Other

A Club Like No Other

We don't have a president or chairman. The person in charge is our Sheriff. He's assisted by a Recorder of Marks and Brands and a Keeper of the Chips, who handles our finances. The Ink Slinger handles our web page and publications.

Fogatas (monthly meetings) all held in Schieffelin Hall at 7 p.m. on the first Thursday of each month. T

We don't have a president or chairman. The person in charge is our Sheriff. He's assisted by a Recorder of Marks and Brands and a Keeper of the Chips, who handles our finances. The Ink Slinger handles our web page and publications.

Fogatas (monthly meetings) all held in Schieffelin Hall at 7 p.m. on the first Thursday of each month. The public is welcome to come and enjoy a bit of Cowboy poetry, reviews of books and articles, announcement of coming events and most important an hour immersed in a presentation of Western history.

Trail Rides (visits to historic sites) are usually conducted four times per year without horses. We do everything from intimate, not-open-to-the-public guided tours of museums to sharing fun with Living Historians at events like the Empire Ranch Annual Festival. We also visit backcountry sites, often unknown to the public, where history was made.


In Their Own Words: Cochise & The People Who Knew Him!

Naiche, youngest known son of Chief Cochise. Many who knew both men said that Naiche looked a lot like his father.

Unlike the many images we have of Geronimo today, no photograph of Cochise exists. We only know what he looked like from contemporary written accounts mostly American and Mexican. These we owe to the very few people of European descent who lived to tell about their close encounter with the great Chiricahua Apache chief.

He was born about 1810 in the Chiricahua Mountains of present-day Arizona when the United States was a small, weak republic on the East Coast of North America 2,000 miles and, given the transportation of the day, a galaxy away.

His life spanned the era of American expansion across a huge continent that was then populated by hundreds of Native American tribes. For decades, Cochise fought the invaders of his homeland with everything he had. In 1874, he died in the Dragoon Mountains, located about an hour and a half east of Tucson at a place now called Cochise Stronghold. Ironically, in the end he was at peace with the United States.

Many said that his youngest known son, Naiche, most closely resembled Cochise physically. But we also have written descriptions that tell us not only about his appearance but, more importantly, about his personality, his attitudes, and his extraordinary fighting and leadership skills.

Physical Appearance

Most record his height between 5’10” and 6’0”. According to Lt. Joseph Sladen who, as aid to General Oliver Howard, spent 10 days in Cochise’s camp in 1872, he “looked more than his height on account of his somewhat slender build, and his straight physique.” Lee mas.

Neighbor Roy & Ms. Karen at Council Rocks.

Captain Joseph Haskell was among General Howard's party during 1872 peace negotiations at Council Rocks in the Dragoon Mountains. Later he wrote:

"The reports that we have had of Cochise have always given us the understanding that he is old, used up, crippled from wounds and exposure, and of no account whatever as a leader or a chief. How mistaken we were. We met Cochise and 13 of his captains, and Cochise is as different from the others of his tribe, as far as we saw, as black is from white. When standing straight he is said to be exactly six feet tall. I took a good look at him and made up my mind that he was only five feet ten inches. He is powerful, exceedingly well built, bright, intelligent countenance, and as fine an Indian as I ever laid my eyes on."

At the time of the peace conference, Cochise would have been about 62 old age in the 19th century. At 5’10’’, he would have been 5 inches taller than the average Apache warrior.

Of his persona, General Howard, who negotiated the 1872 peace agreement, wrote that Cochise’s “countenance was pleasant, and made me feel how strange it is that such a man could be the notorious robber and cold-blooded murderer.”

Fort Bowie in 1886. In the last years of his life, Cochise was at peace with the Americans and often traded here. Etching by Granger.

In the two years following the 1872 peace agreement, Cochise was a frequent customer of Al Williamson, a trader at Fort Bowie, who wrote, “Cochise never smiled. He was severe and grave of aspect.”

Perhaps Cochise was not totally humorless. After he agreed to end his war on the Americans and settle down on the huge, newly-created Chiricahua Reservation, his warriors continued to raid across the International Border in Chihuahua and Sonora. Once when asked what is warriors were doing in Mexico, he answered euphemistically, "making a living."

Tom Jeffords, who led General Howard to Cochise.

To his enemies, the Americans and Mexicans, Cochise was a thief. But unlike his enemies, he was not a lying thief. He told Tom Jeffords, his friend and only agent of the short-lived Chiricahua Reservation, “A man should never lie. If a man asks you or I a question we do not wish to answer, we could say, I don’t want to talk about that.”

Fred Hughes, who worked for agent Jeffords on the reservation, said of Cochise’s peace accord with General Howard, “He kept his word till the day of his death.” In Cochise’s barbaric, merciless world, this was a very high standard for honesty.

A Surprising Discovery: Apaches Are Actually Human

In 1896, almost a quarter century after the fact, Sladen recalled his stay in the Chiricahua camp that resulted in his change of heart toward the Chiricahuas. It came as a surprise to him that the Apaches were actually human, like himself. He wrote that the Indians were “always cheerful, demonstratively happy, and talkative … brim full of fun and joking, and ready to laugh heartily over the most trivial matters. They were especially fond of playing practical jokes of a harmless nature upon each other.”

Fear And Respect

Among his own people, Cochise was sometimes as much feared as respected. Apaches would go out of their way to avoid incurring his wrath, particularly when he was drunk.

Sladen wrote that once he “heard screams from Cochise’s wife and sister. I saw them fleeing in terror from his bivouac. He was striking and scolding them.”

“It may have been during such a binge that his spunky younger wife twice bit him severely.”

Dragoon Mountains east of Tombstone where you can hike to Cochise Stronghold West and Council Rocks.

Fred Hughes wrote, “It was astonishing also to see what power he had over this brutal tribe, for while they idolized him and also worshipped him, no man was ever held in greater fear, his glance being enough to squelch the more obstreperous Chiricahua of the tribe.”

Another American recalled in a 1890’s article, “A private soldier would as soon think of disobeying a direct order of the President as would a Chiricahua Apache a command of Cochise.”

In the mid-1900’s, Asa (Ace) Daklugie, son of Juh (pronounced Hó) told ethnographer Eve Ball that as a child he was warned not to even look at Cochise’s wickiup because it might be considered disrespectful.

Power and Influence

Victorio, chief of the Warm Springs (NM) Apaches

Cochise was chief because his followers wanted and needed his leadership at a time when their world was being invaded and their very existence threatened. At the height of his power, late 1850's to mid-1860’s, Cochise exercised almost absolute rule over several thousand Chiricahuas. He could bring together his own Chokonens and other bands to organize war parties of more than 500 well-armed, well-mounted, and well-led warriors. No other Apache chief not Mangas Coloradas, not Victorio, not Juh, nor Nana nor Loco, had this much sway over so many Apaches. In the 1860’s, Cochise’s word was law to a people who largely controlled and raided over a 20,000 square mile area of the American Southwest and Northern Mexico.

Most Apache chiefs were war leaders who were skilled in the art of raiding stock from the Americans and Mexicans generous in sharing their loot with their people, and adroit in trading their excess booty for guns, ammunition, blankets, clothes, and whiskey.

Being a war leader required extraordinary close-combat fighting skills. Cochise was well-known for his skill with knife and lance. But Captain Cremony of the California Volunteers who fought Cochise at the Battle of Apache Pass, later wrote, “… no Apache warrior can draw an arrow to the head, and send it farther, with more ease than he.” It should be noted here that most Apache warriors were more deadly with bow and arrow than a rifle.

Cochise could be relentlessly bitter and unforgiving. In the 1860’s, Cochise’s hatred for the Mexicans was surpassed by his hatred of the Americans, who had needlessly hung several of his male relatives at Fort Bowie. About the U.S. Army’s treachery at Apache Pass in 1861, Cochise said, “I was at peace with the Whites, until they tried to kill me for what other Indians did now I live and die at war with them.”

His capacity for cruelty knew no bounds. Cochise could be lovingly compassionate and generous to his own people, particularly his relatives, but toward his enemies he showed no mercy. His captives were often tortured to death in the slowest, most painful, and humiliating ways.

Chiricahuas under the leadership of Cochise ambush soldiers at Apache Pass. Painting by Joe Beeler. The Apaches scattered when the troops opened fire with their two howitzers. The Chiricahuas had never seen such a devastating weapon in the field.

When the Americans or Mexicans killed his people whether in ambush, set battles, or the massacre of Apache women and children Cochise retaliated with all the power at his command. In the 1860’s, his Chiricahuas mostly warred for revenge against the Americans and Mexicans. Raiding for cattle, horses, mules and other usable items was still important for survival, but “an eye for an eye” became their primary motivation. In this sense, the Chiricahuas had a keen sense of Old Testament morality.

Above all, Cochise was a superb leader. In battle, he led by example. Edward Sweeney, who penned the most authoritative biography of Cochise wrote, “Cochise did not establish political alliances like those conceived and molded by Mangas Coloradas, his father-in-law, who was the dominant Eastern Chiricahua leader for some twenty years before his death (or execution) at the hands of white soldiers in 1863. Nor did Cochise evince Victorio’s skills in the art of guerrilla warfare. His fame was not based on a single whirlwind raid as was that of Nana, Victorio’s lieutenant, and he did not possess the military genius of Juh (Whoa). Yet each of these men was Cochise’s ally at one time or another, and although they were not of the same band, each willingly fought under Cochise or at his side. All respected his leadership ability his fierce, uncompromising hatred toward his legion of enemies and above all, his courage in battle and his wisdom in counsel.”

By 1870, if the Americans and the Mexicans were going to stop the Apache raids that were slaughtering their citizens and ruining their economies, they knew they had to either kill Cochise or make peace with him.

In the end, the United States government at the highest level decided that it would be faster and cheaper to make peace: a peace they agreed to in October 1872, then completely violated only 4 years later in 1876.

Geronimo: "The worst Indian who ever lived." Geronimo was a war leader, but never a chief.

The Chiricahua Apache's War with the United States during the late 1850's and all of the 1860's is called Cochise’s War. Cochise died in 1874. In the late 1870's and early 1880's, their war against the United States became known as Geronimo’s War.

Following the 1876 closing of the Chiricahua Reservation, the raiding and killing on both sides of the International Border continued for another decade. In 1886, Geronimo surrendered for the fourth and final time. The once mighty Chiricahuas were never to return to their Southern Arizona homeland that Cochise had so ably defended against overwhelming forces, both American and Mexican. Today, ironically, more than 6,000 square miles of Cochise's former homeland in Southeastern Arizona is named in his honor: Cochise County.

For more information on the Apaches and the history surrounding the Apache Wars, see our page on the Local History of the Apaches.


Ver el vídeo: Cochise - Tell Em feat. $NOT Official Visualizer


Comentarios:

  1. Mautilar

    En mi opinión, este es un tema muy interesante. Invito a todos a participar activamente en la discusión.

  2. Fearcher

    Es una idea notable, muy divertida.

  3. Mauzilkree

    Voluntariamente acepto. La pregunta es interesante, yo también participaré en la discusión. Sé que juntos podemos llegar a una respuesta correcta.

  4. Alonzo

    Un tema incomparable ....



Escribe un mensaje