22 de agosto de 1940

22 de agosto de 1940

22 de agosto de 1940

Agosto

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031

Japón

Cinco embajadores japoneses retirados



22 de agosto de 1940

El clima aún es frío. Uno siente que el verano se ha ido. Me pregunto dónde estaremos el próximo verano.

Llamé al Museo esta mañana para preguntar si debería volver hoy, ya que sé que las advertencias han sonado todos los días y todas las noches esta semana. Poulter respondió y dijo que no, que no necesitaba molestarme, ya que lo estaban haciendo muy bien.

Ahora me doy cuenta de que no hay esperanzas de conseguir un trabajo permanente aquí. Es una finca muy pequeña y es bastante obvio que no hay ninguna posibilidad. Además de esto, la agricultura se encuentra ahora en un estado tan terriblemente deprimido que no es razonable esperar que los agricultores contraten más hombres. Parrington es un hombre sumamente humano, y estoy seguro de que no desanimará a ninguno de los hombres si puede evitarlo. A veces está muy deprimido por la guerra y no ve un final posible para ella. No creo que esté de acuerdo con & # 8220paz a cualquier precio & # 8221, pero lo haría si pudiera detener la guerra de una vez, incluso si eso significaba dar concesiones a Alemania. Encuentro que la mayoría de los agricultores en Essex y East Anglia tienen una opinión similar, y escuché que Doreen Wallace, la autora, está celebrando reuniones de & # 8220peace & # 8221 en varias partes de Suffolk.

Esta gente no es anti-británica, pero está harta de las mentiras de la prensa diaria sobre & # 8220Britain & # 8217s might & # 8221, & # 8220the grandeza del Imperio & # 8221, y todas esas tonterías. Sienten que la guerra está perdida, que nunca debería haber comenzado y que cuanto antes se termine, mejor para todos. Es bastante obvio que nadie ganará nada con la guerra, excepto los hombres de negocios y los financieros internacionales, y es para su beneficio que todo se esté manejando. Morimos, estamos mutilados y aterrorizados para que los fabricantes de armamentos puedan vivir con más lujo del que han vivido hasta ahora.

Bueno, debo acostumbrarme a la idea de volver a Colchester, a más años de Hull o si no al ejército, no sé qué es peor.

Doreen Wallace (1897-1989) fue una novelista y activista social, que escribió varios libros sobre la vida en East Anglian. En la década de 1930, había hecho campaña como presidenta de la Asociación Nacional de Pagadores de Diezmos para apoyar los derechos de los agricultores en contra de los reclamos de la iglesia de cobrar un diezmo en sus tierras. Ella y su esposo se negaron a pagar y durante seis semanas en 1934 su granja estuvo prácticamente en estado de sitio. Más tarde, registró estos eventos en su libro 'La guerra del diezmo'. Según el relato de Rudsdale, parece que continuó manteniendo estrechos vínculos con la comunidad agrícola durante la Segunda Guerra Mundial. CP

5 comentarios:

Este & # 39blog & # 39 se vuelve más interesante día a día. Viviendo en East Anglia, comencé a leerlo porque tengo una conexión familiar con el accidente del bombardero Heinkel en Clacton, ahora lo leo por la perspectiva que da sobre cómo la gente común veía el progreso de la guerra.
Incluso ahora solo tenemos una imagen de la guerra de una nación unificada que apoya todo lo que hizo Churchill: claramente era un gran líder de guerra (sin esperanza en tiempos de paz), pero leer los comentarios negativos sobre él y el progreso de la guerra cambia esa imagen.

Encuentro fascinante esta actitud de los civiles frente a la propaganda oficial & quotgung ho & quot ;. Se hace eco de algunos de los sentimientos de las cartas y diarios de Critchley de 1940-1945 (escritos en Enfield y en el norte y centro de Londres) que estoy publicando actualmente en un blog.

Gracias a ambos por sus interesantes comentarios sobre la publicación de hoy. Estoy de acuerdo, me parece fascinante ver cómo reaccionó la gente común a la guerra. En esta coyuntura crítica de 1940, no podría haber sido fácil mantener el espíritu bélico que promovían los propagandistas y los diarios personales nos permiten conocer los pensamientos, temores y opiniones divergentes de la gente.
Muy contento de descubrir tu blog, Barbara, ¡enhorabuena! y estoy deseando leer más. Y gracias a & # 39Anonymous & # 39 por su comentario, me alegro de que esté disfrutando del blog de EJR & # 39 y que esté interesado en conocer la conexión de su familia con el accidente del bombardero Heinkel, estaría encantado de saber más sobre esto. CP

Perdón por la publicación anónima la última vez.
Mi conexión con Heinkel se estrelló en Clacton en el sentido de que mi difunto abuelo era uno de los guardias de ARP en el área, la casa de la familia estaba a un par de cientos de metros de distancia. Posteriormente fue uno de los primeros en la escena; desafortunadamente estuvo cerca cuando una de las bombas explotó después del accidente, aunque resultó ileso, sufrió sordera durante meses y tuvo problemas de audición por el resto de su vida. También en la escena poco después estaban mi difunta madre y su hermano: ¡él era el individuo que estaba sentado a horcajadas sobre una de las bombas sin detonar pensando que era el cilindro de agua caliente de la casa destruida! Mi madre fue entrevistada sobre el accidente de BBC Look East en 1979 para el 40 aniversario.

Muchas gracias por esta información, Mike. Es genial tener este relato sobre las personas que fueron testigos del accidente del bombardero Heinkel en Clacton y lo vincularé con el relato de EJR sobre el accidente del 1 de mayo de 1940. Su ¡El tío tuvo mucha suerte de escapar de cualquier daño al haberse sentado en la mina sin explotar! Pero también te hace darte cuenta de cómo personas como tu abuelo siguieron sufriendo los efectos de estos eventos por el resto de sus vidas. Me alegra saber que la cuenta de su madre fue filmada por la BBC, es un registro importante de eventos. Gracias por compartir esto, CP


El líder naranja (Orange, Texas), vol. 27, núm. 203, Ed. 1 jueves 22 de agosto de 1940

Periódico diario de Orange, Texas que incluye noticias locales, estatales y nacionales junto con amplia publicidad.

Descripción física

cuatro páginas: ill. página 23 x 18 pulg. Digitalizada desde 35 mm. microfilm.

Información de creación

Contexto

Esta periódico es parte de la colección titulada: Programa de periódicos digitales de Texas y fue proporcionada por Lamar State College - Orange a The Portal to Texas History, un repositorio digital alojado por las bibliotecas de UNT. Ha sido visto 13 veces. Más información sobre este problema se puede ver a continuación.

Personas y organizaciones asociadas con la creación de este periódico o su contenido.

Editor

Editores

Audiencias

¡Consulte nuestro sitio de Recursos para educadores! Hemos identificado esto periódico como un fuente principal dentro de nuestras colecciones. Los investigadores, educadores y estudiantes pueden encontrar útil este tema en su trabajo.

Proporcionado por

Universidad Estatal Lamar - Naranja

Lamar State College en Orange abrió sus puertas en 1969 como un centro de extensión de la Universidad Lamar en Beaumont. Más tarde obtuvo la acreditación independiente en 1989 y recibió la autoridad para otorgar títulos por separado en 1991. Se encuentra en un campus único compuesto por edificios reutilizados y ha ayudado a revitalizar el centro de Orange.


The New Ulm Enterprise (New Ulm, Texas), vol. 30, N ° 45, Ed. 1 jueves 22 de agosto de 1940

Periódico semanal de New Ulm, Texas que incluye noticias locales, estatales y nacionales junto con publicidad.

Descripción física

ocho páginas: mal. página 23 x 16 pulg. Digitalizada desde 35 mm. microfilm.

Información de creación

Creador: Desconocido. 22 de agosto de 1940.

Contexto

Esta periódico es parte de la colección titulada: New Ulm Enterprise y fue proporcionada por Nesbitt Memorial Library a The Portal to Texas History, un repositorio digital alojado por las bibliotecas de UNT. Más información sobre este problema se puede ver a continuación.

Personas y organizaciones asociadas con la creación de este periódico o su contenido.

Creador

Editor

Audiencias

¡Consulte nuestro sitio de Recursos para educadores! Hemos identificado esto periódico como un fuente principal dentro de nuestras colecciones. Los investigadores, educadores y estudiantes pueden encontrar útil este tema en su trabajo.

Proporcionado por

Biblioteca conmemorativa de Nesbitt

La Biblioteca es la biblioteca municipal de Colón. Lleva el nombre de Lee Quinn Nesbitt, quien financió la construcción del edificio. Los materiales se centran en la historia del condado de Colorado desde el siglo XIX hasta finales del siglo XX, incluidos los primeros colonos de Texas, cartas de la Guerra Civil, Reconstrucción, veteranos de la guerra mundial y otros eventos en el desarrollo del condado.


Aprende más

  • Busca en Feria del Condado o Feria Estatal en Farm Security Administration / Office of War Information Negativos en blanco y negro para ver más fotos de ferias. Busque esos términos, así como 4-H, feria y concurso, y feria y diversión para una variedad de imágenes en estos eventos.
  • Busca en Feria del Condado o Feria Estatal en American Life Histories: Manuscripts from the Federal Writers & # 8217 Project, 1936 a 1940 para leer más historias sobre ferias. Lea, por ejemplo, acerca de la & # 8220 Agencia de reservas justas & # 8221 como le dijo Eddye Kendall de Midlothian, Illinois, a Alfred O. Phillipp.
  • Explore una de las artesanías que se presentan en las ferias estatales y del condado visitando la colección Quilts and Quiltmaking in America, 1978 a 1996, que presenta imágenes de edredones premiados y entrevistas con las mujeres que los elaboraron. Visite la función Hoy en la historia en Quilting para conocer algunos antecedentes sobre el oficio.
  • Busca en Feria Estatal en los Papeles de Abraham Lincoln en la Biblioteca del Congreso para ver artículos como invitaciones a Lincoln para asistir a varias ferias estatales.
  • Busca en Feria Estatal en Fotografías panorámicas para ver imágenes panorámicas del recinto ferial.
  • Las colecciones de fotografías, grabados y dibujos contienen numerosas imágenes de estadojustaarena condadojustas. Busque esos términos, así como 4-H, feria y concurso, y feria y diversión para una variedad de imágenes en estos eventos.
  • Visite la colección Buckaroos in Paradise: Ranching Culture en el norte de Nevada, 1945 a 1982 para ver una presentación multimedia de la vida en un rancho, que incluye videos que detallan muchas prácticas tradicionales de esta rama de la cría de animales y la agricultura.
  • Busque las colecciones en los términos desfile o rodeo para encontrar más material sobre festivales celebrados en muchas partes de los Estados Unidos.
  • Aprenda sobre desfiles y concursos de comer pasteles y celebre la Biblioteca del Congreso & # 8217 bicentenario en Venga Celebrate dentro del sitio web para niños y familias, América & # 8217s Story from America & # 8217s Library.

El registrador de Fairfield (Fairfield, Texas), vol. 64, N ° 50, Ed. 1 jueves 22 de agosto de 1940

Periódico semanal de Fairfield, Texas que incluye noticias locales, estatales y nacionales junto con publicidad.

Descripción física

ocho páginas: mal. página 22 x 15 pulg. Digitalizado desde 35 mm. microfilm.

Información de creación

Contexto

Esta periódico es parte de la colección titulada: Colección de periódicos del área del condado de Freestone y fue proporcionada por la Biblioteca de Fairfield a The Portal to Texas History, un depósito digital alojado por las Bibliotecas de UNT. Más información sobre este problema se puede ver a continuación.

Personas y organizaciones asociadas con la creación de este periódico o su contenido.

Editor

Editor

Audiencias

¡Consulte nuestro sitio de Recursos para educadores! Hemos identificado esto periódico como un fuente principal dentro de nuestras colecciones. Los investigadores, educadores y estudiantes pueden encontrar útil este tema en su trabajo.

Proporcionado por

Biblioteca de Fairfield

La biblioteca de Fairfield abrió sus puertas por primera vez el 2 de agosto de 1954, en una pequeña casa de ladrillos en la plaza Courthouse con solo 224 libros. En 1977, la creciente biblioteca obtuvo la acreditación en el Sistema de Bibliotecas de Texas y posteriormente se convirtió en un lugar donde las familias podían pasar tiempo juntas leyendo y disfrutando de los abundantes recursos.


Guerra y conflicto, Segunda Guerra Mundial, foto: 22 de agosto de 1940, el salón de baile reforzado de London & # 39s Savoy Hotel, mostrando los soportes de los andamios para proteger contra los daños de las bombas

Su cuenta de fácil acceso (EZA) permite a los miembros de su organización descargar contenido para los siguientes usos:

  • Pruebas
  • Muestras
  • Composicion
  • Diseños
  • Cortes ásperos
  • Ediciones preliminares

Anula la licencia compuesta en línea estándar para imágenes fijas y videos en el sitio web de Getty Images. La cuenta EZA no es una licencia. Para finalizar su proyecto con el material que descargó de su cuenta de EZA, necesita obtener una licencia. Sin una licencia, no se puede hacer ningún uso adicional, como:

  • presentaciones de grupos focales
  • presentaciones externas
  • materiales finales distribuidos dentro de su organización
  • cualquier material distribuido fuera de su organización
  • cualquier material distribuido al público (como publicidad, marketing)

Debido a que las colecciones se actualizan continuamente, Getty Images no puede garantizar que ningún artículo en particular esté disponible hasta el momento de la licencia. Revise cuidadosamente las restricciones que acompañan al Material con licencia en el sitio web de Getty Images y comuníquese con su representante de Getty Images si tiene alguna pregunta al respecto. Su cuenta EZA permanecerá en su lugar durante un año. Su representante de Getty Images hablará con usted sobre la renovación.

Al hacer clic en el botón Descargar, acepta la responsabilidad de utilizar contenido no publicado (incluida la obtención de las autorizaciones necesarias para su uso) y acepta cumplir con las restricciones.


Hoy en la historia de la Segunda Guerra Mundial — ago. 22, 1940 y # 038 1945

Hace 80 años — ago. 22 de octubre de 1940: Primer duelo de artillería a través del Canal: los alemanes bombardean Dover y la respuesta británica.

Negociaciones de rendición en Mille Atoll, Islas Marshall, a bordo del USS Levy, 19 de agosto de 1945 (Archivos Nacionales de EE. UU .: 80-G-490371)

Hace 75 años — ago. 22 de noviembre de 1945: En Manchuria, los japoneses se rinden a los soviéticos y los soviéticos se apoderan de Port Arthur.

Las fuerzas japonesas en el atolón de Mille en las Islas Marshall se rinden a bordo del destructor de escolta USS Exacción, la primera entrega voluntaria japonesa de una isla.

Yugoslavia ordena que todas las tierras agrícolas de más de 75 acres sean confiscadas y entregadas a combatientes partidistas.


Marcus Garvey (17 de agosto de 1887-10 de junio de 1940)

Marcus Mosiah Garvey Jr. nació el 17 de agosto de 1887 en Saint Ann's Bay, Jamaica. Su padre era cantero y su madre era empleada doméstica. Cuando era joven, Garvey viajó y trabajó en varios países de América Latina antes de mudarse a Londres, Inglaterra. Estudió en Birkbeck College (Universidad de Londres) y trabajó como mensajero y manitas para el Tiempos africanos y Revisión de Oriente, una revista que enfatizó el nacionalismo panafricano.

Garvey era conocido como el fundador de la Universal Negro Improvement Association (UNIA). Formada en Jamaica en julio de 1914, la UNIA tenía como objetivo lograr el nacionalismo negro a través de la celebración de la historia y la cultura africanas. A través de la UNIA, Garvey también presionó para apoyar el movimiento de "regreso a África" ​​y creó Black Star Line para actuar como la línea de pasajeros de propiedad negra que llevaría a los clientes de ida y vuelta a África. También fomentó restaurantes y centros comerciales para fomentar la independencia económica de los negros. Además de su apoyo al panafricanismo, Marcus Garvey era un nacionalista negro y creía en el separatismo racial. Esto lo convirtió en una figura controvertida dentro y fuera de la comunidad negra, especialmente cuando desafió al principal líder de pensamiento W.E.B Du Bois.

En 1922, Marcus Garvey fue acusado de fraude postal en relación con un barco en la Black Star Line, Orión. La presión adicional de J. Edgar Hoover y las investigaciones de su departamento, la prensa negativa y las quejas de los accionistas pronto llevaron a Garvey a ganarse la reputación de estafador. También ganó muchas críticas cuando se reunió con supremacistas blancos como el Ku Klux Klan. Garvey fue declarado culpable de los cargos de fraude postal y enviado a la Penitenciaría Federal de Atlanta. Mientras cumplía su sentencia de prisión, el presidente Calvin Coolidge conmutó el tiempo que le quedaba en medio de las protestas de los afroamericanos. En 1927, fue deportado de Estados Unidos a Jamaica, donde continuó su labor en la UNIA y su activismo político antes de trasladarse a Londres en 1935. Murió el 10 de junio de 1940, tras múltiples accidentes cerebrovasculares.

A pesar de su controvertida reputación, el legado de Garvey siguió infundiendo orgullo e inspiración entre muchas personas negras de la diáspora. Su ideología ha influido en miembros de la Nación del Islam, el movimiento Black Power y el movimiento Rastafari.


El bombardeo navideño de Manchester - diciembre de 1940

Cuando terminé la escuela en Catforth en julio de 1940, regresé a Manchester para vivir con mi madre en la tienda de periódicos en Hulme. No más pan casero o pastel de paloma (e incluso a veces de gorrión) para saborear. Más parecido al menú regular de Mancunion de pescado y patatas fritas de Thurell's, la tienda de patatas fritas en la esquina de Scott Street, junto a la tienda de caramelos de la abuela. Como solían decir, patatas fritas con todo, todo con patatas fritas, junto con copiosas cantidades de butties de mermelada y tostadas de frijoles. Esta amplia (?) Variedad de alimentos fue, invariablemente, la dieta básica que comieron la mayoría de los residentes de Hulme durante la guerra.
Aunque los niños en edad escolar habían sido evacuados de Manchester justo antes del comienzo de la guerra, excepto por prácticas, ninguna sirena de ataque aéreo había hecho sonar advertencias hasta el 20 de junio de 1940. La primera vez que las sirenas sonaron con ira fue a las tres y cuarto de la madrugada. horas de esa mañana. No se escuchó ni un solo avión, no hubo disparos, pero sin embargo, fue una experiencia angustiosa para la población.
La alerta duró treinta y tres minutos y fue el preludio de lo que vendría después. El dolor sordo en la boca del estómago, la sensación de aprensión y algo de miedo cuando se escucharon las notas agudas y graves de las sirenas de "alerta". En contraste, el alivio total y absoluto que la gente sintió una vez que el sonido de una nota constante del "todo despejado" indicaba que un ataque aéreo había terminado. Al menos hasta la próxima sirena de "alerta".
El primer ataque aéreo real comenzó el 8 de agosto de 1940. Los bombarderos enemigos lanzaron algunas bombas de alto poder explosivo junto con algunas bombas incendiarias. Durante esta redada, también lanzaron un paquete de folletos titulado "El último recurso de Hitler a la razón". Desafortunadamente, estos folletos no fueron en absoluto efectivos como debían ser: el paquete no se abrió y cayó sobre la cabeza de un oficial de policía que custodiaba la entrada al Centro de Control e Informes de Defensa Civil en Salford. No existe ningún registro de si leyó uno o no.
Como participé en la producción del periódico escolar mientras asistía a la escuela City Road, mi ambición cuando comencé a buscar una carrera después de dejar la escuela era ingresar a la industria de la impresión. Solicité un aprendizaje en Abel Heywood, situado en Lever Street, cerca del centro de Manchester. Esta empresa tenía una sección de impresión ubicada en uno de los dos grandes almacenes
edificios que poseían. Estaba el departamento de libros y suministros de oficina al por mayor en un edificio frente a la calle Lever y las secciones de distribución e impresión de periódicos en el otro edificio en la calle Little Lever, a una cuadra de la calle Oldham. Los dos edificios estaban separados por una calle muy estrecha, de solo un coche de ancho. Los edificios estaban conectados por un puente en el primer piso.

Aunque no había una vacante inmediata para un aprendiz en ese momento en particular, me ofrecieron un trabajo en el departamento de empaque, con la promesa de que la próxima vacante de aprendizaje sería mía. La entrada en el comercio de la impresión estaba estrictamente controlada por la Asociación Tipográfica, un sindicato que solo permitía la admisión de aprendices en función del número de obreros artesanos calificados empleados en una empresa. El período contratado para compositores y administradores de máquinas fue un aprendizaje de siete años.
Mi salario al comenzar en el departamento de empaque de Abel Heywood era la principesca suma de cinco chelines a la semana, (25 peniques) que aumentaba a diez chelines a la semana (cincuenta peniques) al completar un período de prueba de tres meses. Además de empacar paquetes, había paquetes para entregar localmente, así como algunos para llevar al departamento de paquetes ferroviarios en Piccadilly, el correo se recogería en la oficina de correos de Newton Street y varias otras tareas a realizar, de lunes a viernes y sábado. hasta el mediodía.
Los departamentos de composición y embalaje estaban en el primer piso y la sala de máquinas, donde se instalaron las pesadas prensas de impresión, estaba en el sótano. Había un aprendiz en particular en la sala de máquinas que solía asustar a todos hasta la muerte. Solía ​​ponerse botas de goma, colocar una barra de metal dentro del motor eléctrico y cargarse como una batería humana. ¡Ay de cualquiera que pillase desprevenido al pasar junto a él! Una mano repentina que te agarró te dejó sintiéndote un poco desconcertado cuando la electricidad se transfirió a tu cuerpo. Ciertamente mantuvo a todos en ascuas mientras trabajaba allí. Afortunadamente estuvo con Abel Heywoods pero por poco tiempo, ya que fue despedido por algún otro delito menor, para alivio de todo el resto del personal.
Cuando terminaba de trabajar todos los días, solía abordar el autobús 47 en Piccadilly. Esto corrió a lo largo de City Road, dejándome casi en la puerta principal de nuestra tienda. Marjorie (mi hermana) había regresado a Manchester durante la Pascua y asistió a City Road School hasta que la abuela y el abuelo se retiraron a Cleveleys a fines de agosto de 1940. Marjorie y mi primo Brian se fueron con la abuela y el abuelo a vivir a Cleveleys y se quedaron allí hasta que terminó la guerra. .
El siguiente ataque aéreo fue la noche del 28 de agosto cuando las bombas cayeron sobre Baguley y Brooklands. No hubo víctimas porque las bombas cayeron sobre todo en campos o jardines. Sin embargo, hubo algunas bajas en Worsley y en Altrincham. Algunas casas resultaron afectadas, así como un depósito de petróleo y gasolina que se incendió.

La noche siguiente, 29 de agosto, cayó una bomba en medio de la calle en la esquina de las calles Scott y Henry, a la vuelta de la esquina de nuestra papelería. La bomba golpeó y encendió una tubería de gas que ardió durante bastante tiempo y se convirtió en una gran atracción para las personas que venían de kilómetros a la redonda para ver "la primera bomba que cayó sobre Hulme". Hubo otras bombas esa noche, una aterrizando en el techo de la tienda de Paulden e incendiarias en Moss Side, Alexandra Park, Rusholm y Platt Fields.
Como resultado de este incidente, mi madre y yo nos fuimos a vivir con un tío a Droylsden; no era realmente un pariente, sino un amigo de la familia muy cercano que tenía un negocio de ebanistería en la esquina de Barrack Street y City Road. Se había mudado a la nueva finca que se estaba construyendo en Droylsden durante 1936 y desde entonces había viajado a su lugar de trabajo todos los días en automóvil. Mi esposa, Teresa, y yo todavía vivimos en esta misma casa unifamiliar en Droylsden, hasta el día de hoy.
Mi madre viajaba a la tienda todos los días, de lunes a sábado, pero solo hasta el mediodía los domingos. Todas las noches iba a la tienda en Hulme del trabajo, me tomaba el té y luego ambos viajábamos de regreso a Droylsden todas las noches. Como concesión a los ataques aéreos, la tienda se cerró a las siete de la tarde. Desde que mi padre había muerto unos años antes, la tienda se convirtió en la única fuente de ingresos de mi madre para poder mantenernos a ella, a Marjorie ya mí.
Mientras que la tienda se utilizaba como "cerradura" y porque siempre había un suministro de cigarrillos en stock, que eran muy escasos durante la guerra, la tienda fue asaltada muchas veces durante estos años de guerra. Los ladrones entraron por las puertas, ventanas, techo y paredes usando algunos métodos ingeniosos. de entrada para lograr sus "ciggies". Paraguas insertado cerrado a través de una pizarra y abierto para atrapar el resto.
Los ataques aéreos se hicieron más prolíficos con una plétora de bombas en diferentes distritos: 30 de agosto - Swinton y Pendlebury 31 de agosto - Knott Mill, Ardwick y el techo de la Facultad de Tecnología, que destruyó la sala común de la universidad el 3 de septiembre - Chorlton-cum- Hardy, Hough End Avenue, Nell Lane y Mauldeth Road 4 de septiembre, Weaste, Old People's Homes, Hope Hospital Pendleton y Worsley 6, 7, 8, 9 de septiembre, Didsbury, Northenden, Withington, Irlam, Heaton Park, nuevamente Worsley Swinton y Stretford .
Ningún área escapó mientras los aviones lanzaban incesantemente su carga de bombas HE y bombas incendiarias. Muchos edificios tenían a los acertadamente llamados "Vigilantes del fuego" patrullando todas las noches. Equipado con "bombas de estribo" listas para colocar en los baldes de agua estratégicamente colocados que se encuentran esparcidos por el local. También había baldes de arena junto a los baldes de agua. Los vigilantes de incendios dormían en las instalaciones todas las noches y empezaron a trabajar una vez que sonaron las sirenas. Los vigilantes de incendios se contrataron principalmente entre el personal regular empleado por la empresa, a veces complementados con vigilantes nocturnos a tiempo completo para hacer el trabajo. Después de los dos días de "Blitz", la "Orden de los Vigilantes del Fuego" se fortaleció para garantizar que todos los edificios estuvieran cubiertos todas las noches.

Aunque estrictamente no era mayor de edad, me ofrecí como voluntario para vigilar el fuego, tentado por la pequeña remuneración que recibía cada voluntario por el trabajo nocturno. Abel Heywoods era un edificio de cinco pisos con techo plano. Tenía un enorme letrero de madera en la parte superior, de aproximadamente dos metros y medio de alto. Las grandes letras doradas deletreaban "A H & amp SONS". Al pararse en el medio de la letra H, tenía una vista clara e ininterrumpida de todo el centro de Manchester.

Cuando no estaban en alerta, algunos voluntarios dormían en camas de campamento, mientras que otros recorrían el edificio por turnos. Sin embargo, una vez que las sirenas habían sonado, todos subieron al techo plano para ver los reflectores cruzar el cielo, destacando ocasionalmente uno de los muchos globos de bombardeo que flotaban en lo alto del cielo. Estos fueron para ayudar a disuadir a los aviones de emprender bombardeos de bajo nivel.
Luego, no hubo que esperar mucho antes de que el pesado zumbido de los motores de los bombarderos pudiera oírse en la distancia. Este ruido aumentó gradualmente a medida que los aviones se acercaban cada vez más, luego el ruido de las bombas cayendo y el ruido de las baterías antiaéreas abriéndose. Estos ayudaron a iluminar el cielo nocturno con el destello de proyectiles explosivos. A veces, en una noche de luna, se podía ver la silueta de un bombardero en lo alto del cielo. Las correas de los sombreros de hojalata que se usaban siempre se revisaban y ajustaban cuando el patrullaje del edificio por parejas comenzaba en serio.
Normalmente había ocho vigilantes de incendios cada noche para cubrir los dos edificios. Una noche, una bomba incendiaria cayó entre los dos edificios, rebotó a través de la ventana de la sala de máquinas y provocó un incendio entre las pilas de papel y la maquinaria. El fuego pronto se controló con bombas de estribo y arena. Mucho más tarde, la sala de máquinas fue revisada por los aparatos contra incendios regulares que habían llegado para asegurarse de que el fuego se había apagado correctamente.
El coronel Heywood, director gerente y jefe de la empresa, llamó a los ocho hombres de servicio esa noche a su oficina unos días después. Presentó a cada hombre un gran billete blanco de cinco libras, junto con su agradecimiento personal. Era una gran cantidad de dinero en esos días. Pero en comparación con la posible pérdida de cientos de miles de libras esterlinas en existencias y accesorios si los edificios hubieran sido completamente destruidos por el fuego, entonces no es realmente mucho dinero, en comparación.
Como contramedida, cuando sonaban las sirenas de alerta, se prendieron fuego en los campos al oeste de Salford y Worsley, grandes contenedores de aceite llenos de neumáticos viejos y madera empapada en aceite. Esto se hizo para dar la falsa impresión de que las fábricas habían sido atacadas y, con suerte, para atraer a las próximas oleadas de bombarderos que se acercaban para lanzar sus bombas desde donde pudieran ver el humo y las llamas que provenían. Desviando así los aviones de sus verdaderos objetivos, Trafford Park, Salford Docks y el centro de Manchester.
Otro truco fue tener varias armas móviles Ack-Ack circulando por los diferentes barrios mientras se desarrollaba el ataque. Detendrían los camiones que remolcaban los cañones en una variedad de lugares, instalarían el cañón antiaéreo, soltarían algunas rondas, cargarían y luego se mudarían a otro lugar. Esto fue para dar la impresión a los aviones de que había muchos más emplazamientos de cañones Ack-Ack de los que realmente había.

Invariablemente, mamá y yo, en nuestro viaje a Droylsden después de que cerraran la tienda, logramos llegar a algún lugar cercano a Piccadilly o incluso a Stevenson Square, antes de que las sirenas nos detuvieran. Todos "los autobuses dejaron de funcionar, incluso los trolebuses que iban a Ashton-under-Lyne, aunque normalmente dejaban de funcionar a la medianoche para ser reemplazados por autobuses nocturnos a motor". Todos se dirigieron a los muchos refugios subterráneos en los sótanos de los edificios de almacenes de cinco y seis pisos repartidos por Piccadilly y las calles circundantes.
Pronto llegamos a conocer los mejores refugios profundos y cómodos en esa área y no pasó mucho tiempo antes de que estuviéramos en términos de primer nombre y nos familiarizáramos con todos los "habituales" que frecuentaban estos refugios. Se llevaron a cabo muchas historias de vida y rememoraciones mientras estaban instalados en las entrañas de esos edificios para ayudar a pasar el tiempo, incluso a veces un pequeño canto. El espíritu, la camaradería íntima y la amistad construidas entre completos desconocidos unidos en la adversidad mientras se refugian es algo que se recordará durante mucho tiempo en esos días oscuros. Abundaba un decidido espíritu de lucha que finalmente nos ganó la guerra.
A principios de octubre se produjo otra serie de ataques aéreos que causaron daños a la residencia oficial de los jueces de Assize y también al Ayuntamiento de Salford. Muchas personas murieron y las listas de los que habían muerto comenzaron a aparecer en las comisarías y oficinas del gobierno local. La casa de enfermeras de Manchester Royal Infirmary fue alcanzada. Las redadas continuaron sin cesar durante octubre, noviembre y diciembre.
Afortunadamente, mamá y yo no viajábamos de la papelería de Hulme a Droylsden la fatídica noche del 22 de diciembre, ya que era domingo. De lo contrario, es posible que nos hubiéramos quedado atrapados, junto con muchos otros, dentro de los refugios de los sótanos profundos de los edificios altos de Piccadilly que fueron totalmente destruidos por el fuego en esa noche horrenda.
Tan intensas fueron las llamas esa noche, que para detener la propagación del fuego, algunos edificios tuvieron que ser dinamitados para formar un espacio entre los edificios en llamas y los más afortunados que estaban siendo rociados con agua.

Hay un viejo dicho que es perfectamente cierto: "El fuego, cuando está bajo control, es uno de los mejores amigos del hombre; cuando está fuera de control, uno de los peores enemigos del hombre". Eso ocurrió en las dos noches del Blitz.
Todavía era temprano en la noche y las sirenas ya eran un sonido familiar, cuando comenzaron a aullar de nuevo, anunciando el comienzo del ataque más furioso de la Luftwaffe contra la ciudad de Manchester: el comienzo de los dos Blitz diurnos y nocturnos. Las doce horas que siguieron fueron el tiempo de prueba de Manchester. La ciudad de Liverpool ya había sido severamente atacada en las dos noches anteriores, el 20 y 21 de diciembre, incluso con algunos bombardeos el 22 y 23, pero la peor parte del ataque de la Fuerza Aérea Alemana el 22 y 23 de diciembre de 1940 fue contra Manchester y las zonas urbanas que rodean al City.
____________________________________________________

EL MANCHESTER CERCA DE NAVIDAD BLITZKRIEG - DICIEMBRE DE 1940 - CAPÍTULO DOS

El asalto a Manchester siguió el plan adoptado por el enemigo en sus asaltos masivos a otras ciudades. Hubo un ataque incendiario preliminar intensivo, durante el cual se lanzaron pocas bombas de alto explosivo, seguido del bombardeo de bombas HE de calibre cada vez más pesado y minas terrestres, ya que el área objetivo se iluminó por los incendios causados ​​por la lluvia de bombas incendiarias lanzadas anteriormente.
Las primeras bombas incendiarias cayeron sobre la ciudad a los dos minutos de sonar las sirenas. Una de las primeras bombas incendiarias cayó sobre el edificio en la esquina de la calle Princess y la calle Clarence y pronto se incendió. Dos minutos más tarde informa que los edificios Royal Exchange y Victoria estaban encendidos. Este último colapsando en Deansgate bloqueando la vía desde Blackfriars Street hasta Victoria Bridge, con los cables aéreos del sistema de tranvías enredados debajo de los montones de escombros. El Exchange Hotel ardía ferozmente, al igual que la sastrería de Burton en la esquina de las calles Corporation y Market.
En menos de una hora, los almacenes en la esquina de la calle Portland y la calle Sackville, en la calle Watson y en otros lugares, estaban bajo las garras del fuego y condenados a la destrucción. Lluvias de bombas incendiarias cayeron en cascada sobre las casas de las calles Erskine, Russell Street, Lime Street y St Georges Park en Hulme y no muy lejos de la tienda de nuestro quiosco. Los explosivos de alta potencia comenzaron a destruir edificios en toda la ciudad y sus alrededores.
Había un refugio conocido como refugio Gibsons en la calle Erskine, cerca de la calle Stretford y parte del Ayuntamiento de Hulme. Esto recibió un impacto directo que resultó en 450 personas atrapadas, a pesar de que el refugio estaba destinado oficialmente a albergar a solo 200. Afortunadamente, cada uno de los 450 ocupantes fue rescatado con vida.
Los muchos miles de bombas incendiarias lanzadas sobre Manchester el domingo por la noche causaron el mayor problema, que fueron principalmente incendios incontrolables.
extendiéndose sobre un área amplia. También hubo muchas bombas de alto explosivo y minas terrestres lanzadas sobre la ciudad durante las dos noches que también causaron una devastación incalculable.
Aunque la redada del lunes 23 por la noche fue mucho más corta, y duró desde las 7 a las 15 horas hasta las 1 y 29 de la mañana, el efecto acumulativo de las dos redadas fue extremadamente severo y devastador. En total, hubo más de 1.300 incendios en el centro de Manchester y sus alrededores. Se trajeron unos 400 electrodomésticos adicionales y se reclutaron más de 3.400 hombres adicionales de las áreas circundantes. Pero aun así, los incendios aún mostraban un resplandor brillante en la noche de Nochebuena. No fue hasta la tarde del día de Navidad que todos los incendios estuvieron bajo control. Los muertos en Manchester ascendieron a 363, hubo 455 casos hospitalarios de heridos graves y 728 personas con heridas menos graves.
Acabábamos de terminar el té del domingo. Fue a las 6 y 38 de la tarde de esa noche del 22 de diciembre cuando las sirenas hicieron sonar su advertencia gimiendo espeluznante en el aire frío de la noche. Mucha gente se fue a los refugios, pero decidimos acostarnos debajo de la gran mesa de roble fuerte apoyada contra la pared en la sala de estar de Scott Road. Casi de inmediato se oyó el zumbido de los motores de los aviones en lo alto. The steady crump of the estimated 233 bombs that were said to have been dropped that first night could be heard exploding throughout the night, along with the many thousands of incendiary bombs that had been strewn across a wide area and many districts.
As the night dragged on, I ventured upstairs once or twice to look through the back bedroom window. Each visit saw the skies over Manchester getting ever redder and brighter as the flames took hold and the fires spread from building to building.
The following morning I cycled to work, arriving on time at 8-0 clock and went straight to the roof to join most of the staff who had managed to get to work, enjoying the best view of the biggest fire ever seen in Manchester. Climbing on to the letter H, you could see the whole of the centre of Piccadilly ablaze from Mosely street to Portland street.
Lever Street was blocked off with fire appliances, but making my way down Newton Street to reach the corner where it joined Piccadilly, all you could see was one mass of flames engulfing the whole row of five story warehouses on the opposite side - every window alight from end to end - top to bottom, with flames belching from where the roof had been. Like a backcloth to some giant inferno. A sight never to be forgotten by those that witnessed that giant furnace of flame and smoke. This block of buildings is where the Piccaddilly Hotel now stands. You could not bear to touch the walls of the building housing the BBC opposite because the bricks were so hot. Firemen were even spraying water on these walls opposite, causing steam to rise skywards.
That night there were 200 business houses, 165 warehouses, nearly 150 offices and five banks destroyed or seriously damaged more than 500 additional business houses, 20 banks, 300 warehouses and 220 offices suffered in lesser degree. Within a mile radius of Albert Square 31.3 acres had been laid in ruins, with more than 100 schools and over 30,000 houses damaged or destroyed. Complete and utter devastation.
Even though all this was happening all around, people tried to carry on as best they could. Later on that morning, I was sent out to deliver a parcel to a small printers situated in the warren of side streets just behind John Rylands Library on Deansgate. I started out making my way down Canon street which was strewn with debris, broken glass and fire hoses, with fire tenders still spraying water on the burning and smouldering shells of buildings. Several side streets were wrecked and impassable where some of the buildings had been roped off. Large coping stones from the tops of building were lying everywhere.
My route was often changed and I had to make many diversions as my journey progressed very slowly because of stopping to talk to Firemen and other groups of pedestrians standing outside of what used to be their place of employment, now completely demolished. The smell of burning was intense. Buildings were collapsing all around and still on fire. Those that were not on fire left were left as piles of smoking and smouldering rubble.
Not able to go along Deansgate because of collapsed buildings and entangled overhead tram wire, I began to make my way down side streets round by Victoria station and then into Salford towards the Flat Iron Market on the corner of Chapel Street. Picking my way and still clutching my parcel, I went towards Bexley Square and Salford Town Hall, picking my way slowly through rubble strewn side streets towards the back of Deansgate, in order to make my delivery.
Alas, when I did eventually reach my destination, all that I found of the building that housed the printing firm I was looking for was one huge heap of rubble. There were huge beams of blackened wood jutting out of the pile of bricks that strtched into the road. So I began to make my way back towards Abel Heywood’s the same way that I had come.
Naturally, when I returned I was plied with questions as to the extent of the damage in other parts of the City and was told, that being away so long they thought I had either got lost or made my way home. Those that had managed to make it into work that day were allowed to go home in the early afternoon to await the next sirens and more bombing that everyone knew was inevitable.

Everyone knew the bombers were coming again that evening ‘cos Lord Haw Haw had broadcast the news in his dulcet tones - G-e-a-rmany calling - G-e-a-rmany calling - these were always his opening words.
There was no fear spread by his words and promises of more bombing on specific targets, but he was fair game to mimic and many people could be heard mocking his overposh accent - “This is Lord Haw Haw calling”. He came from a small town on the outskirts of Oldham named ‘Shaw’. His accent was so affected he pronounced the word ‘sure’ like the name of his birthplace! When the war was over and being a British citizen, although raised in America, he later completed his studies at the London School of Economics, he was tried as a war criminal, found guilty and sentenced “to be hung by the neck until dead” for the crime of treason.
There seemed to be a certain togetherness born through adversity. The type of spirit that was abroad during those trying times will probably never again being repeated. At least I don’t think so, because you never knew, after reading the long list of casualties posted on police station doors and public buildings each day, whether you would survive or not. You lived each day as it came and there was more caring and kindness shown to each other during the war years, especially during those terrible air raids that made up, in some way, for all the suffering that everyone experienced together - a common bond. Yet throughout it all, no one lost their sense of humour and spirits were always high.
The full reality and magnitude of those night air raids that was lost at the time of the blitz, because they came to be accepted as normal everyday life - the sirens - the shelters - etched indelibly somewhere at the back of the minds of all those that underwent, what can only be explained as the most traumatic experience of a lifetime - and yet survived.
We did survive everything that Hitler and Goering could throw at us and still lived to tell the tale. Manchester, after the 1940 blitz became “one of the ruins that Adolph (not Cromwell) knocked ab’rt a bit! ”. Even his worst efforts did not ruin our Christmas that year. The human spirit is truly remarkable.
Well into 1941 and 1942 spasmodic air raid sirens continued to disrupt the sleep pattern of Mancunions. Everyone knew what the intended main target was. If the Germans could have obliterated Trafford Park, or, at least crippled its great industries, they would have seriously injured the war effort.
The prize was denied them. Relatively few high-explosive or incendiary bombs fell on Trafford Park itself throughout the war, but Hulme, the area most adjacent, felt the full brunt of the bombing. A full row of houses in Caton street, Hulme had the whole of their fronts ripped off by a bomb that fell near by, making them all uninhabitable.

On 11th March 1941 during a three-hours’ raid, the most serious incidents were in Victoria street and Rutland street, Hulme where six people were killed by HE bombs that destroyed several houses. Four people were rescued alive from debris in Erskine street. One of our paper boys lost both his parents when the family home was totally destroyed by a bomb. His bed was catapulted over the rubble into the street with him in it and he was very lucky to survive this terrifying ordeal, for one so young, without virtually a scratch on him.
The many raids on Coventry, Sheffield, Birmingham, Liverpool, London and other target Cities, including Manchester, did not achieve the enemy’s strategy of trying to instil fear and create panic in the general public. This ploy was unsuccessful and failed dismally.
Next to the blitz, one of the heaviest raids on the Manchester area took place just after midnight on Whit Sunday, June the 1st 1941. Destruction and loss of life was on a very heavy scale caused by the high explosive bombs dropped that night. It was during this concentrated ninety minute onslaught that fourteen nurses were killed in the tragic incident at Salford Royal Infirmary, when the hospital received a direct hit. There were many other casualties and deaths in different parts of Manchester and Salford during that particular raid.
One of the very last air raid on the Manchester area happened on the 27th July, 1942, when a sneak raider flying just above the housetops dropped a stick of bombs in Palmerston street, Hillkirk street and Russell street, Beswick, at breakfast time. Three people were killed, seven seriously injured and others received slight injuries. Five people who had been trapped in wreckage were rescued and more than fifty people evacuated from the area owing to an unexploded bomb.
There was then a lull in the bombing raids on Manchester and the conurbation areas surrounding the City until much later in the war. An ‘unmanned flying bomb’ was launched from a German plane flying in over the Pennines that exploded on a row of houses in Oldham one Sunday morning. The distinctive drone of the engine before it cut out, the short silence and then the explosion itself as it landed on an indiscriminate target gave everyone the jitters. Some friends and I travelled by bicycle to the scene that morning as it was not far from Droylsden, where I was living.
The overall cost to the nation was considerable when the count was made in the numbers of dead and injured throughout the conflict with Germany.
The following statistcs researched from Government sources gave a breakdown of the 357,116 Britains' killed in the War. These statistics also reported that seven in ten young men and one in nine young women served in the armed Forces.

"Altogether 357,116 people of Britain were killed in the war - 264,443 in the armed forces, 60,595 civilians, 30,248 in the Merchant Navy and Fishing Fleets, 1,206 in the Home Guard and 624 in the Women's Auxilliary Services.
"Detailed statistics given in a Government White Paper (Cmd. 6832, price 2d (old money) issued 06 June 1946) show that the number killed is about one-third of that of the 1914-18 war.
Those killed in the services were:
Navy. 50,758
Army. 144,079
R.A.F. 69,606
"Of the civilians who died from enemy action 26,923 were men, 25,399 were women, and 7,736 were children under 16. There were also 537 unidentified bodies.
"At one time 46,079 men were "missing" but so many rejoined their units that the figure is now only 6,244 and even that will be subject to later correction.
"The wounded total 369,267, comprising: Armed Forces, 277,077 (Army, 239,575 Navy, 14,663 R.A.F., 22,839) civilians, 86,182 Merchant Navy and fishing fleet 4,707 women's auxilliary services, 744 Home Guard, 557.
"Three out of five men born between 1905 and 1927, and seven out of every ten men born between 1915 and 1927 served in the armed forces. One in every nine women born between 1915 and 1927 served in the armed forces.
"The peak of mobilisation was reached in June 1944, when 8,881,000 (7,963,000 men and 918,000) were serving either full-time or part-time in the armed forces or other services.
"In the armed forces 90,332 casualties, including 29,968 killed, were suffered in the war against Japan."

HOW TELEVISION STARTED UP AGAIN AFTER THE WAR
On the same day that the above statistics were published, 7th June 1946, an announcement was made that television would re-open in order to show the 'London Victory Parade' on the following day. It was nearly seven years since it closed down at the outbreak of war, a much longer time than it was working up to the 1st September 1939.
One of the great events in television was the 'Coronation Procession' of 1937, which is often said to have "put television on the map". It was a happy coincidence to allow people to get out their television sets again to "see" the Victory march as the first big event of the new service. Television started where it left off seven years before, for it was admitted that war-time research had not found any great improvements that could have been made immediately.

© Copyright of content contributed to this Archive rests with the author. Find out how you can use this.


Ver el vídeo: 22 de Agosto de 1942 - O dia em que o Brasil declarou guerra ao Eixo!