Un capricho antiguo: la rica historia del pastel de frutas

Un capricho antiguo: la rica historia del pastel de frutas

Lo ame o lo odie, el pastel de frutas ha sido un elemento básico de las vacaciones de invierno durante mucho tiempo. Se podría decir que la versión más antigua era un postre de cebada, granada, nuez, pasas y vino con miel llamado saturar que se hizo en la antigua Roma. Era esencialmente una barra de energía que a las Legiones Romanas les encantaba tener a mano.

Panaforte es un postre italiano, una especie de tarta de frutas, que contiene frutas y frutos secos. ( Printemps / Adobe Stock)

Panforte, Satura, Stollen: orígenes de la tarta de frutas en Oriente Medio

Pero el pastel de frutas (también llamado pastel de frutas o pan de frutas) que mejor conocemos proviene de la Edad Media, cuando las frutas secas y las especias se volvieron más disponibles y los chefs de Europa occidental comenzaron a hacer pan con frutas. Eso pronto dio lugar a una variedad de pasteles de frutas. En el siglo XIII, los italianos crearon panforte (que literalmente significa "pan fuerte"), una densa mezcla dulce y picante que se originó en Siena. alemán stollen - un pan cónico que incluye frutas confitadas, nueces y mazapán, y cubierto con mantequilla derretida y azúcar - ha sido un favorito de Dresde desde el siglo XV.

  • ¡Este pastel de frutas sigue siendo bueno después de un siglo en la Antártida!
  • Una historia del azúcar: el alimento que nadie necesita, pero todos anhelan

El siguiente gran avance de la tarta de frutas se produjo en el siglo XVI, cuando los europeos deleitaron sus papilas gustativas con azúcar del Caribe. Esta nueva incorporación en la cocina permitió a la gente hacer fruta confitada. El 18 thEl epicúreo francés del siglo XX Jean Anthelme Brillat-Savari creía que este proceso conservaba la fruta "mucho después del período fijado por la naturaleza para su duración". Sin embargo, las amas de casa de la época habrían descubierto que macerar cerezas, ciruelas, peras e higos, así como naranjas, limones, cidras y limas importadas en almíbar de azúcar no solo aumentaban la dulzura, sino que la conservación era una herramienta útil en el proceso. cocina.

Pastel de frutas tradicional de Navidad stollen. ( nblxer / Adobe Stock)

Pastel de frutas y especias de la duodécima noche

El período entre el día de Navidad y la duodécima noche (6 de enero) fue un momento especialmente festivo en la Inglaterra isabelina y los 12 días de Navidad (duodécima noche) se remataron con un gran pastel de frutas y especias de la duodécima noche. Los libros de cocina y los libros de gestión del hogar alentaron a las personas a dedicar el mayor tiempo posible en verano y otoño a abastecer sus despensas en preparación para la temporada festiva. ¡Eso habría sido especialmente importante si tuvieras una gran mansión y pudieras esperar alimentar a 50 personas o más dos veces al día, todos los días, durante 12 días!

El pastel de frutas de la Duodécima Noche incluiría tradicionalmente un frijol seco y un guisante y las personas que los encontraran en su rebanada de pastel serían declarados el Rey y la Reina de los Revels. La receta del pastel de la Duodécima Noche del siglo XVII de Samuel Pepys menciona que los ingredientes le costaron casi 20 chelines y el pastel se cortó en 20 porciones. Otra receta, tomada de Libro de recibos de Lady Elinor Fettiplace , data de 1604, y produce un enorme pastel de frutas que se cortó en increíbles 160 rebanadas. Si desea probar suerte para hacer esta receta, aquí está:

Tome un beso de flor y una libra de currance, una onza de canela, media onza de jengibre, dos nueces moscadas, de clavo y macis dos peniques, de mantequilla una libra, mezcle sus especias y flores y frutas juntas, ponga tanto barme como lo hará liviano, luego tome una buena cerveza y ponga su mantequilla en ella, todo ahorrando un poco, que debe poner en la leche, y deje que la leche hierva con la mantequilla, hagan un posset con ella, y temperen el pastel con la bebida de posset, y la cuajada y todo junto, y poner un poco de azúcar y hornearlo.

La reina Victoria sirvió un pastel de frutas en su boda en 1840.

La reina Victoria y su pastel de frutas de boda

El pastel de frutas que se preparaba con mantequilla y azúcar fue declarado “pecaminosamente rico” durante un tiempo en el siglo XVIII e incluso fue prohibido en algunas partes de Europa. Pero en la época victoriana, el pastel de frutas había ganado popularidad una vez más y se preparaba para servir como pastel de bodas. La reina Victoria comió un pastel de frutas para su boda que fue coronado con una figura de Britannia de azúcar hilado. Los invitados a la boda tradicionalmente ponían una pequeña porción de pastel de frutas debajo de sus almohadas, con la esperanza de que sus sueños revelaran a su futuro cónyuge.

En estos días, hay muchas opciones de frutas, nueces y especias disponibles para crear un pastel de frutas personalizado. Para las frutas, las recetas tradicionales pueden incluir algunas de las siguientes: pasas, grosellas, arándanos, cerezas, piña, limón, naranja y dátiles. Las opciones populares de nueces para pasteles de frutas son las nueces y las nueces. La mayoría de los pasteles de frutas incluirán canela, pero encontrará recetas que incluyen especias como nuez moscada, clavo, jengibre, macis o pimienta de Jamaica.

Pastel de frutas de 100 años encontrado entre casi 1.500 artefactos conservados de un grupo de edificios en Cabo Adare en la Antártida. Probablemente lo dejó la expedición Terra Nova de Scott. ( Fideicomiso del Patrimonio Antártico )

¡Viva el pastel de frutas!

Los pasteles de frutas pueden durar mucho tiempo. Una de las formas en que los panaderos pueden aumentar la vida útil del pastel es agregando alcohol. La gente a menudo "sazona" su pastel de frutas espolvoreando ron, brandy, oporto, jerez o un licor. A menudo, el proceso se repite aproximadamente cada semana, manteniendo la torta húmeda, agregando sabor y ayudando a conservarla durante meses, años o incluso décadas.

  • Tratado sobre maquillaje y mermelada: un libro de cocina más vendido de Nostradamus
  • Polvo de zombi, saliva de pájaro y tiburón podrido: ¿probarías estos alimentos ancestrales?

El año pasado, los exploradores se sorprendieron al encontrar un pastel de frutas en el edificio más antiguo de la Antártida, una cabaña en el cabo Adare. Fue fabricado por la British Biscuit Company y se encontró envuelto en papel dentro de una lata corroída. El pastel probablemente lo dejó el explorador británico Robert Falcon Scott durante su expedición Terra Nova de 1910 a 1913, por lo que tiene más de 100 años. Las maravillosas propiedades de la conservación del pastel de frutas han salido a la luz con este pastel, que según los investigadores está en "excelentes condiciones" y con un olor que sugiere que es "casi comestible". ¡Este puede ser el mejor cumplido que algunas personas ofrecerían en general!

La cobertura de un pastel de frutas también influye en su sabor. Muchas veces el pastel de frutas se cubre con mazapán (un glaseado de almendras y azúcar o miel) y luego con glaseado real o fondant. Otra opción es agregar una pizca de azúcar en polvo o un glaseado azucarado encima. En Ancient Origins hemos creado nuestra propia receta de pastel de frutas que no incluye ningún aderezo. Esto permite que los sabores y la textura del pastel brillen y brinden una iniciación en el mundo del pastel de frutas para las personas que pueden haber dudado en intentar hornearlo antes.

Encontrar una receta de pastel de frutas que se adapte a sus papilas gustativas puede ser una hazaña complicada. Pero debe probar diferentes combinaciones de frutas y / o nueces, tal vez probar variedades con y sin alcohol, ver si le gustan diferentes ingredientes y expandir su área de búsqueda para incluir las opiniones de varias culturas sobre lo que hace un buen pastel de frutas. ¡Es casi seguro que encontrará una versión de este postre icónico para hacer el suyo!

Nuestra RECETA FRUITCAKE está disponible AQUÍ, en la edición de diciembre de 2020 de la revista AO.


Un capricho antiguo: la rica historia del pastel de frutas - Historia

una nota al pie de la historia por stephanie grace whitson (www.stephaniewhitson.com)

Decidí hacer un pastel de frutas.
No sé por qué.
Parecía una buena idea en ese momento.
Reuní la receta, los ingredientes y demás,
Y tomé prestado el tipo de sartén
En el que hornear la bestia.
Las críticas fueron variadas cuando compartí el plan culinario.
Y ahora estoy escribiendo en un blog sobre eso.
Con un mal intento de poema.

¿Te gusta el pastel de frutas o lo odias? No parece haber una respuesta intermedia a esta antigua confección. Descubrí algunas cosas interesantes en mi aventura que comenzó con la hermosa fruta confitada a la izquierda y terminó con un pastel que pesaba cuatro libras.

El pastel de frutas es antiguo. La receta más antigua conocida es de la antigua Roma y requiere semillas de granada, piñones, pasas y puré de cebada.

Pastel de frutas en la Edad Media contenía miel, especias y frutas en conserva (las frutas secas comenzaron a llegar a Gran Bretaña en el siglo XIII). Un lujo reservado para ocasiones especiales, el pastel de frutas se preparaba mucho antes de ser servido, y el alcohol proporcionaba sabor y conservación.

Hacer un pastel de frutas en el siglo XVIII requería mucha mano de obra. La fruta tenía que lavarse, deshuesarse y secarse. Se cortó el azúcar de un pan y tuvo que ser machacado y tamizado. Manteca . bien. Empezaron con una vaca, ¿verdad? Leche, batir, lavar: una fuente que leí mencionaba lavar la mantequilla en agua de rosas, la última que supongo que comenzó con rosas. Los huevos tenían que batirse a mano, y algunas instrucciones recomendaban batir durante media hora. Me duelen los brazos con solo pensarlo. Y luego, una vez ensamblada la mezcla, uno tenía el problema de controlar la temperatura en los hornos de leña.

En comparación con hornear en "los buenos viejos tiempos", mi búsqueda para hacer el pastel de frutas perfecto fue fácil (aunque costoso). También fue un fracaso. Al final lo comimos, pero no nos encantó.

Limpieza en Old Virginia, publicado en 1879, incluye dos recetas de "Pastel de frutas blancas", una de ellas con la nota (receta superior, probada) y otras siete recetas de Pastel de frutas. Aquí hay uno:


6 comentarios:

No odio los pasteles de frutas reales, no necesariamente los que compras en una tienda. Creo que es la cidra lo que aleja a muchas personas. Y tal vez sea si los frutos secos se ablandan o no antes de colocarlos en la masa. No soy un experto, pero estas son mis conjeturas. Gracias por abordar este tema polarizador.

Observaciones útiles, Connie. porque tengo la intención de volver a intentarlo.

Me encantaba el pastel de frutas de mi abuela. Lo hizo todos los años. La receta murió con ella. O al menos mi madre nunca intentó hacerlo. Como dijiste, es un trabajo intenso. Yo tampoco gané. Un amigo me regaló uno para Navidad. Este me recordó a la abuela. Lehmans.com hace un maravilloso pastel de frutas.

¡Gracias! ¡Voy a ver a Lehman!

Suena como un libro muy bueno. Sin embargo, no me importa mucho el pastel de frutas. Mi tía siempre hacía uno para mi mamá en Navidad. Creo que tengo la receta que usó, pero nunca la hice. El pastel en el que siempre pienso cuando pienso en mi abuela es el pastel de puré de manzana. ¡Delicioso! Todavía lo hago de vez en cuando.

No soy un amante de los pasteles de frutas, pero mi madre sí. Mi esposo le compró uno como regalo para Navidad.


Un capricho antiguo: la rica historia del pastel de frutas - Historia

Los pasteles de frutas son pasteles navideños y de boda que tienen un contenido de frutas muy pesado. Requieren un manejo y horneado especiales para obtener resultados exitosos. El nombre & # 8220fruitcake & # 8221 se remonta solo hasta la Edad Media. Está formado por una combinación del latín fructus, y francés frui o frug. La referencia más antigua que se puede encontrar sobre un pastel de frutas se remonta a la época romana. La receta incluía semillas de granada. Piñones y pasas que se mezclaron en puré de cebada. Durante la Edad Media se agregaron miel, especias y frutas en conserva. Se informó que los cruzados y los cazadores llevaban este tipo de pastel para mantenerse durante largos períodos de tiempo fuera de casa.

1400 & # 8211 Los británicos comenzaron su historia de amor con el pastel de frutas cuando llegaron los frutos secos del Mediterráneo.

1700 & # 8211 En Europa, se horneó un tipo ceremonial de pastel de frutas al final de la cosecha de nueces y se guardó y se comió el próximo año para celebrar el comienzo de la próxima cosecha, con la esperanza de que les traiga otra cosecha exitosa. Después de la cosecha, las nueces se mezclaron y se convirtieron en un pastel de frutas que se guardó hasta el año siguiente. En ese momento, los pasteles de frutas del año anterior se consumieron con la esperanza de que su simbolismo traería la bendición de otra cosecha exitosa.

A principios del siglo XVIII, los pasteles de frutas (llamados pasteles de ciruela) fueron prohibidos por completo en toda Europa continental. Estos pasteles fueron considerados & # 8220 extremadamente ricos. & # 8221 A fines del siglo XVIII, existían leyes que restringían el uso de pastel de ciruela. Entre 1837 y 1901, el pastel de frutas fue extremadamente popular. Un & # 8220Tea & # 8221 victoriano no habría estado completo sin la adición de la tarta de frutas a la extensión dulce y salada. Se dice que la reina Victoria esperó un año para comerse un pastel de frutas que recibió por su cumpleaños porque sintió que mostraba moderación, moderación y buen gusto.

En Inglaterra era costumbre que los invitados a la boda solteros pusieran una rebanada del pastel, tradicionalmente un pastel de frutas oscuras, debajo de la almohada por la noche para soñar con la persona con la que se casarían. La durabilidad de la tarta de frutas, el blanco de la mayoría de los chistes sobre la golosina navideña, es en realidad la razón por la que se inventó el producto horneado en primer lugar.

Los soldados romanos llevaban pastel de frutas con ellos durante sus largas caminatas. Los cruzados también trajeron el abundante obsequio en su búsqueda del Santo Grial. Los egipcios guardaron el pan de frutas y nueces en los ataúdes de amigos y familiares. Al parecer, sentían que era el único alimento que podía sobrevivir al viaje al más allá.

El pastel de frutas también estuvo relacionado con la abundancia de ingredientes en la región del Medio Oriente durante la antigüedad. Las frutas y nueces abundaban en Tierra Santa, por lo que mezclar un pastel de frutas no fue difícil. También proporcionó un regalo especial para las personas en el norte de Europa, donde esos artículos no estaban tan fácilmente disponibles. Además, la fruta era un lujo en los meses de invierno, por lo que un pastel de frutas elaborado en verano u otoño aún sería comestible durante diciembre y enero.

los romanos mezclaban pasas, piñones y semillas de granada con puré de cebada para hacer su pastel compacto y robusto. Durante la Edad Media, dice Dorfman, se agregaron frutas en conserva, miel y especias. En estos días, la fruta confitada, la cáscara de la fruta, la cáscara de cidra y algún tipo de licor también forman parte de los ingredientes. Dorfman dice que la proporción de frutas y nueces con respecto a la masa es alta, lo que le da al pastel de frutas un maquillaje denso y pesado.

Pastel de frutas claro y oscuro

Hay dos tipos básicos de tarta de frutas. La versión más ligera utiliza ingredientes más ligeros como azúcar granulada, almendras, pasas doradas, piña y albaricoques. La versión más oscura utiliza ingredientes más oscuros como melaza, azúcar morena, pasas, ciruelas pasas, dátiles, cerezas, nueces y nueces.

Los chistes sobre el poder de permanencia del pastel de frutas son ciertos. Peggy Trowbridge Filippone en el sitio web about.com dice que los pasteles de frutas pueden durar fácilmente tres años si se almacenan y cuidan adecuadamente. Deben estar bien envueltos y es necesario verter una pequeña cantidad de licor sobre ellos cada pocos meses.

El pastel de frutas sigue siendo popular

A pesar de las bromas, el pastel de frutas conserva cierta popularidad. La panadería Collin Street en Texas vende 1,6 millones de pasteles de frutas cada año. Van a los 50 estados y 200 países.

Los 14 monjes de la Abadía de la Asunción en Missouri preparan 23.000 pasteles de frutas cada temporada navideña. Cuesta $ 28 por un pastel de 2 libras. Y su sitio web dice que se agotaron para la Navidad de 2007. Si quieres uno de sus pasteles de frutas, debes esperar hasta el 1 de febrero.


La vida secreta del pastel de frutas

Las tartas de frutas una paliza con chistes navideños, considerado el regalo que sigue dando. El pastel de frutas tiene una historia antigua interesante y ligeramente increíble.

El registro más antiguo de pastel de frutas se remonta al Antiguo Egipto, donde se proporcionaba un pan en las tumbas como un regalo de la vida después de la muerte. El pastel de frutas no se convirtió en un postre común hasta la época romana.

El pastel de frutas romano incluía semillas de granada, piñones y puré de cebada. El pan en forma de anillo a menudo fue llevado al campo de batalla por los soldados romanos, esta tradición del campo de batalla también fue practicada por los cruzados durante la Edad Media.

La tarta de frutas se hizo tan popular (y si puedes creerlo, DECADENTE), una vez fue prohibida en Europa por ser & # 8220Sinly rich. & # 8221

La anatomía de un pastel de frutas

Los pasteles de frutas generalmente se preparan entre un mes y un año antes de la fecha de consumo. Los panaderos generalmente se involucran en & # 8220feeding & # 8221 su pastel (vertiendo whisky, brandy o ron sobre el pan) para realzar el sabor. Las nueces y las frutas constituyen la mayor parte del peso de la torta y varían de una barra a otra. Una vez puesto en circulación como regalo de Navidad, un pastel de frutas podría pasarse de una persona a otra decenas de veces.

Hechos afrutados

  • El pastel de frutas promedio pesa dos libras.
  • Los pasteles de frutas durarán AÑOS sin estropearse.
  • Los astronautas del Apolo 11 comieron pastel de frutas con su segunda comida.
  • Claxton, Georgia es conocida como la capital mundial de la tarta de frutas.
  • Según Harper & # 8217s Index, 1991, la relación entre la densidad del pastel de frutas promedio y la densidad de la caoba es 1: 1.

Consulte Julie Douglas & # 8217s Ultimate Guide to Fruitcake para obtener más información sobre el pastel de frutas.


Guía definitiva de tarta de frutas

La tradición culinaria afirma que los antiguos egipcios colocaron una versión temprana del pastel de frutas en las tumbas de sus seres queridos, tal vez como alimento para el más allá. Pero los pasteles de frutas no eran comunes hasta la época romana, cuando las semillas de granada, los piñones y el puré de cebada se mezclaban para formar un postre en forma de anillo. Apreciado por su portabilidad y vida útil, los soldados romanos solían llevar pastel de frutas a los campos de batalla. Más tarde, en la Edad Media, se agregaron frutas en conserva, especias y miel a la mezcla y los pasteles de frutas ganaron popularidad entre los cruzados [fuente: What's Cooking in America].

Con las colonias proporcionando una gran cantidad de materias primas baratas, los pasteles de frutas del siglo XVI contenían tazas llenas de azúcar, lo que agregaba otro refuerzo de densidad al pastel. Además, se confitaron frutas del Mediterráneo y se añadieron a la mezcla, junto con frutos secos. Cada siglo sucesivo parecía aportar un elemento más al pastel, como el alcohol durante la época victoriana, hasta que cobró peso con las cosechas acumuladas de las estaciones.

De hecho, a principios del siglo XVIII, la tarta de frutas se convirtió en sinónimo de decadencia y fue prohibida en Europa, donde se la proclamó & quot; muy rica & quot [fuente: Contenido asociado]. La ley fue finalmente derogada ya que el pastel de frutas se había convertido en una parte importante de la hora del té, particularmente en Inglaterra.

Los últimos siglos han visto que el pastel de frutas continúa siendo un artículo popular para enviar a los soldados. Un ex soldado, Lance Nesta, redescubrió un pastel de frutas que le obsequiaron en 1962 cuando estaba destinado en Alaska. Se había olvidado del pan, y terminó en el ático de su madre, donde lo encontró 40 años después, alegando que al momento de recibir el regalo, "lo abrí y no supe qué hacer con él". Seguro que no me lo iba a comer, y mis compañeros soldados me gustaban demasiado como para compartirlo con ellos "[fuente: Breitbart].

El humilde pan también ha aparecido en la cultura popular como "Un recuerdo navideño" de Truman Capote, que relata el tiempo que el joven Capote pasó con su excéntrica prima, quien comenzaría a hacer pasteles de frutas cuando ella lo considerara adecuado.

Pero quizás sea el ex presentador de "The Tonight Show", Johnny Carson, quien mejor determinó el lugar del pastel de frutas en la psique moderna. Burlándose del pan como un rechazo de las festividades, una vez afirmó que, "El peor regalo es el pastel de frutas". Solo hay un pastel de frutas en todo el mundo, y la gente sigue enviándoselo entre sí & quot [fuente: Village Voice].

En la siguiente sección, veremos las cualidades físicas de los pasteles de frutas y descubriremos por qué algunas personas comienzan a "alimentar" sus pasteles de frutas un año antes de regalarlos o consumirlos.

Los parientes del pastel de frutas, el panettone y el stollen tienen ingredientes similares, como frutas y nueces. Sin embargo, la versión italiana, el panettone, es más ligera, con una consistencia similar a un pastel y no está hecha con alcohol. Stollen, la contraparte alemana de la tarta de frutas, tiene un contenido de azúcar más bajo y también omite el alcohol [fuente: Village Voice].


Bodas, guerras, humanidad, divinidad y pastel de frutas

Desde hace milenios hasta nuestros días, desde la Antártida hasta el Caribe, siempre ha habido pastel de frutas. Mucho más que una fuente de burlas navideñas, el pastel de frutas ha alimentado bodas y guerras. Es tan histórico y complejo como la humanidad con un susurro de lo divino. Y digamos, aleluya.

El pastel de frutas no tiene su origen en las fábricas comerciales, sino en la antigua Roma, y ​​aparece en la obra del primer siglo. De re coquinaria (El arte de cocinar), el libro de cocina más antiguo del mundo. El primer pastel de frutas comprendía frutas secas y nueces unidas con puré de cebada, miel y vino, luego se formaban pasteles y se horneaban. Esto nació por necesidad, los ingredientes estaban disponibles y no eran perecederos, pero el resultado demostró que el pastel de frutas era mayor que la suma de sus partes. Mientras escribo en mi libro, Alimentando al fantasma hambriento: vida, fe y qué comer para la cena, "Los suntuosos aceites de piñones, nueces, almendras y pistachos abrazaron y mejoraron la dulzura vinícola de dátiles, albaricoques, ciruelas y pasas para una rica confección que perduró (sin conservantes) mucho después de la caída de Roma".

En su forma más primitiva y deliciosa, la receta permanece como antes: en su mayoría frutas secas y nueces, natural, alta en energía y rica en nutrientes, una delicia con la que puede sentirse bien (un poco), sin ninguna de las extrañas cosas artificiales. pasteles de frutas comerciales pueden contener. Piense en el pastel de frutas como el precursor de las barras energéticas y la mezcla de frutos secos. Por eso sirvió de ración para legionarios romanos y cruzados medievales. Es un MRE que realmente vale la pena comer.

Si estudias la historia del pastel de frutas, y yo lo hago, notarás que las primeras recetas son tacañas con las especias dulces que lanzamos tan libremente ahora: canela, jengibre, nuez moscada, clavo. Las especias procedían de la Ruta de la Seda: Asia, India y Oriente Medio. Poner las manos sobre ellos requirió dinero, y en el caso de la nuez moscada, el derramamiento de sangre era tan apreciado en el siglo XVII, que los británicos y los holandeses entraron en guerra por ello. Tenga esto en cuenta la próxima vez que agregue un poco a su capuchino.

Pasa más o menos un siglo, las especias se vuelven más accesibles y asequibles, y la humanidad en su conjunto se vuelve una pizca más civilizada. Estados Unidos declara su independencia y el pastel de frutas se convierte en parte de la historia estadounidense, gracias a nuestra primera primera dama, Martha Washington, que lo hizo para amigos y familiares. También lo hizo otro ícono estadounidense, Emily Dickinson. La amada poeta se aseguró de hornear pastel de frutas para todos en su lista de Navidad. Para ser una reclusa e introvertida, tenía muchos amigos. Su receta de pastel negro, llamado así porque es rico en brandy, espeso, denso y oscuro con pasas, ciruelas pasas y dátiles, para 60 personas.

En la época victoriana, el pastel de frutas se convierte en un canal secundario para el ritual de la boda. El novio victoriano necesitaba algo más que un pastel de bodas para sostenerlo a través de la pompa matrimonial y acompañarlo durante su noche de bodas. ¿La respuesta? Un pastel de frutas robusto y alcohólico. Después de la ceremonia, se entregarían porciones de lo que se llamó "pastel del novio" a todos en la fiesta de bodas para que las colocaran debajo de las almohadas esa noche. Esto suena más como una receta para fundas de almohada arruinadas y pastel de frutas aplastado, pero me encanta la idea. ¿Inspiró dulces sueños? ¿Sexo loco? Siendo victorianos, no lo dijeron.

El pastel de novios y el pastel negro, los pasteles de frutas más oscuros, ricos y con un alto contenido de alcohol, tienen su origen en el Caribe, hogar del ron y el azúcar. Nunca han tenido una Navidad blanca, pero de todos modos les encanta la temporada. El pastel negro es un motivo de orgullo y una celebración en sí mismo. Cada familia en Jamaica, Trinidad, Granada, Barbados y las Bahamas tiene su propia receta, y todos juran que la suya es la mejor.

El pastel de frutas ha perdurado a través de los siglos y en todo el mundo. Realmente soportado. Más de un siglo después de la desafortunada expedición de Robert Scott al Polo Sur en 1910, los conservacionistas descubrieron artefactos en su campamento base, incluido un pastel de frutas. Parece y huele “casi comestible”, gracias al frío, que lo mantuvo bien conservado. Por desgracia, no se puede decir lo mismo de Scott y su tripulación, que perecieron.

Mira, nadie debería morir por un pastel de frutas. Es una prueba de la abundancia de espíritu, con lo que me refiero al alma, no al alcohol, aunque un verdadero pastel de frutas también lo implica. También requiere generosidad, previsión, esfuerzo, tiempo y, con todo ese picar y agitar, cierta resistencia y fuerza en la parte superior del cuerpo. Es verdaderamente un trabajo de amor.

Los devotos fabricantes de pasteles de frutas comienzan el proceso meses antes de que lleguen las vacaciones, macerando cidra, pasas, piña, cerezas, dátiles e higos en bourbon, brandy o ron. Una amiga jamaicana macera su fruta en Manischewitz para hacer un pastel de frutas para todos los credos. Olerá a alto octanaje al principio. No se preocupe, revuélvalo ocasionalmente y luego déjelo en paz. El alcohol se suavizará con el tiempo.

Ven, otoño, preparas una masa resplandeciente con “jengibre y vainilla ... y nueces y whisky y, oh, tanta harina, mantequilla, tantos huevos, especias, aromas: vamos, necesitaremos un pony para llevar el cochecito a casa. " ¿Esa cita acogedora suena a Dickens? En realidad, es del extravagante e irascible Truman Capote, quien mostró su debilidad por el pastel de frutas en Un recuerdo navideño. Luego hornea sus pasteles, los enfría, los envuelve, los baña suavemente con más alcohol de vez en cuando y los deja madurar para la temporada navideña, deteniéndose en ocasiones simplemente para admirar. Son como mascotas a las que no tienes que entrenar.

A pesar de todo el esfuerzo que implica, los mejores pasteles de frutas se siguen elaborando con amor y de forma artesanal en pequeños lotes. Algunas cosas no se escalan bien. Puede aumentar la producción de pasteles de frutas, pero corre el riesgo de perder su alma. Entonces, si subcontrata su pastel, hágalo a personas que estén en el negocio de las almas. Dirígete a la iglesia. En realidad.

Los mejores pasteles de frutas del mercado están hechos por órdenes religiosas y lo han sido durante al menos 1.500 años. Los monjes producen y venden alimentos finos como una forma de mantener el orden: es beneficioso para todos. Puede estar seguro de que la receta ya ha alcanzado la perfección, cada pastel suavizado con la edad (y el alcohol) y bendecido. No tienes que ser de fe. Solo cree en el pastel de frutas.

Empapado en brandy, cargado de bondad

El sitio web de Monastery Greetings sirve como un centro de compensación en línea de las órdenes religiosas y sus pasteles de frutas y otros productos. New Camaldoli Hermitage en el majestuoso Big Sur es la primera y única orden benedictina de Camaldolese que hornea pasteles de frutas, y los monjes se lo toman en serio. Primero tuve que demostrar que era legítimo y sincero en mi investigación y no, en sus palabras, un "terrorista de pastel de frutas", tales son los días oscuros en los que vivimos.

La receta original de pastel de frutas es cortesía del hermano Joseph. Antes de unirse a la orden, el hermano Joseph, un suboficial en jefe de la Marina de los EE. UU., Elaboró ​​la receta del pastel de frutas, junto con el otro gran vendedor de New Camaldoli, el pastel de nueces de dátil, como fabricante de dinero del monasterio. Funcionó. Lo han estado haciendo durante casi medio siglo y, según el padre Zaqueo de la orden, producen 2000 pasteles de frutas al año.

El suyo está empapado en brandy, denso y húmedo pero no pegajoso, con un buen equilibrio de dátiles y pasas, nueces (mi favorito) y nueces (el favorito de todos los demás). Como ocurre con la mayoría de los pasteles de frutas, es mejor disfrutarlos en rodajas finas y acompañarlos con algo vigorizante: café fuerte, té negro o un trago de brandy o oporto. Un pastel de frutas de 1 libra cuesta $ 20.98, ¡qué oferta! Se ofrecen tartas de frutas más grandes, así como tartas de nueces y dátiles de New Camaldoli y granola sagrada.

Para la mejor experiencia de New Camaldoli, los monjes dan la bienvenida a los visitantes que solicitan un retiro en la ermita. La preparación del pastel de frutas se deja a los expertos, pero se anima a los huéspedes a unirse en oración o contemplación en silencio y disfrutar de la belleza salvaje de la zona. Todos podríamos usar más contemplación y belleza en nuestras vidas. También más pastel de frutas. Amén.


También podría gustarte

Mi mamá tiene una receta para un pastel de frutas para el refrigerador que es bastante fácil de hacer. No está nada mal. Supongo que soy una de esas personas a las que realmente les gusta el pastel de frutas, siempre que tenga más nueces que frutas. Pero comeré casi cualquier tipo de pastel de frutas. Supongo que soy un poco extraño.

También me encantan las galletas de tarta de frutas. Mi tía los hace y están riquísimos. No son tanto trabajo como el pastel de frutas tradicional y realmente me gustan. Obtienes muchas de las cosas que te gustan del pastel de frutas sin todo el esfuerzo. julio 13 de julio de 2011

Nunca había sido un gran fanático del pastel de frutas navideño hasta que probé un pastel casero en la casa de un amigo. Todo el pastel de frutas que había probado antes había sido enviado por una empresa que vendía muchos regalos navideños.

No hubo comparación en la calidad y el sabor de estos pasteles de frutas. Cuando me contó cómo lo hizo, nunca me di cuenta de cuánto tiempo lleva todo el proceso. No soy muy panadero, así que no creo que nunca intente hacer el mío, pero cada vez que tengo la oportunidad de probar un pastel de frutas casero, no lo dejo pasar más. Honeybees 12 de julio de 2011

Me encontré con una receta de pastel de frutas sin hornear que decidí probar. Realmente resultó bien y fue muy fácil de hacer. Después de mezclar todos los ingredientes, simplemente lo vertí en una sartén y lo dejé madurar durante al menos una semana.

Lo que me gusta de hacer tarta de frutas para mí es que puedes elegir las frutas y los frutos secos que más te gusten. En cualquier receta que encuentre para pastel de frutas, generalmente haré modificaciones en los ingredientes que agrego. Este pastel sin hornear fue muy dulce y satisfactorio. John57 11 de julio de 2011

Mi tío hace pastel de frutas todos los años para regalar a familiares y amigos. Dedica bastante tiempo y esfuerzo a este esfuerzo y tiene que comenzar bastante temprano en el otoño, por lo que son perfectos para Navidad.

Una vez lo visitamos en octubre y ya había hecho los pasteles de frutas y estaban envejeciendo en brandy para darle sabor y como conservante.

Esperamos este regalo todos los años porque sabemos cuánto amor pone en hacerlos. Es un pastel de frutas rico, por lo que es mejor si solo comes un poco a la vez, pero de esta manera también dura más. anon44654 9 septiembre 2009

Anon25403, con solo jugo de manzana en la receta, lo prepararía con una semana de anticipación y lo guardaría en el refrigerador, ciertamente. Nunca hice uno como ese, pero estarías seguro si lo hicieras de esa manera. anon25403 28 enero 2009

con el zumo de manzana añadido al bizcocho en lugar de alcohol, ¿todavía lo preparas con 4 semanas de antelación y lo guardas en el frigorífico? o más cerca de la fecha, ¿alguien que haya hecho esto puede avisar?


Contenido

El término "pastel" tiene una larga historia. La palabra en sí es de origen vikingo, de la palabra nórdica antigua "kaka". [2]

Los antiguos griegos llamaban pastel πλακοῦς (plakous), que se deriva de la palabra para "plano", πλακόεις (plakoeis). Se horneaba con harina mezclada con huevos, leche, nueces y miel. También tenían un pastel llamado "satura", que era un pastel plano y pesado. Durante el período romano, el nombre de la torta se convirtió en "placenta", que se deriva del término griego. Se horneaba una placenta sobre una base de hojaldre o dentro de una caja de hojaldre. [3]

Los griegos inventaron la cerveza como levadura, friendo buñuelos en aceite de oliva y pasteles de queso con leche de cabra. [4] En la antigua Roma, la masa de pan básica a veces se enriquecía con mantequilla, huevos y miel, lo que producía un producto horneado dulce y parecido a un pastel. [5] Latin poet Ovid refers to his and his brother's birthday party and cake in his first book of exile, Tristia. [6]

Early cakes in England were also essentially bread: the most obvious differences between a "cake" and "bread" were the round, flat shape of the cakes, and the cooking method, which turned cakes over once while cooking, while bread was left upright throughout the baking process. [5]

Sponge cakes, leavened with beaten eggs, originated during the Renaissance, possibly in Spain. [7]

Cake mixes

During the Great Depression, there was a surplus of molasses and the need to provide easily made food to millions of economically depressed people in the United States. [8] One company patented a cake-bread mix to deal with this economic situation, and thereby established the first line of cake in a box. In so doing, cake, as it is known today, became a mass-produced good rather than a home- or bakery-made specialty.

Later, during the post-war boom, other American companies (notably General Mills) developed this idea further, marketing cake mix on the principle of convenience, especially to housewives. When sales dropped heavily in the 1950s, marketers discovered that baking cakes, once a task at which housewives could exercise skill and creativity, had become dispiriting. This was a period in American ideological history when women, retired from the war-time labor force, were confined to the domestic sphere, while still exposed to the blossoming consumerism in the US. [9] This inspired psychologist Ernest Dichter to find a solution to the cake mix problem in the frosting. [10] Since making the cake was so simple, housewives and other in-home cake makers could expend their creative energy on cake decorating inspired by, among other things, photographs in magazines of elaborately decorated cakes.

Ever since cake in a box has become a staple of supermarkets and is complemented with frosting in a can.

Cakes are broadly divided into several categories, based primarily on ingredients and mixing techniques.

Although clear examples of the difference between cake and bread are easy to find, the precise classification has always been elusive. [5]

Butter cake

Butter cakes are made from creamed butter, sugar, eggs, and flour. They rely on the combination of butter and sugar beaten for an extended time to incorporate air into the batter. [11] A classic pound cake is made with a pound each of butter, sugar, eggs, and flour. Another type of butter cake that takes its names from the proportion of ingredients used is 1-2-3-4 cake: 1 cup butter, 2 cups sugar, 3 cups flour, and 4 eggs. [12] According to Beth Tartan, this cake was one of the most common among the American pioneers who settled North Carolina. [13]

Baking powder is in many butter cakes, such as Victoria sponge. [14] The ingredients are sometimes mixed without creaming the butter, using recipes for simple and quick cakes. [ cita necesaria ]

Sponge cake

Sponge cakes (or foam cakes) are made from whipped eggs, sugar, and flour. Traditional sponge cakes are leavened only with eggs. They rely primarily on trapped air in a protein matrix (generally of beaten eggs) to provide leavening, sometimes with a bit of baking powder or other chemical leaven added. Egg-leavened sponge cakes are thought to be the oldest cakes made without yeast.

Angel food cake is a white cake that uses only the whites of the eggs and is traditionally baked in a tube pan. The French Génoise is a sponge cake that includes clarified butter. Highly decorated sponge cakes with lavish toppings are sometimes called gateau, the French word for cake. Chiffon cakes are sponge cakes with vegetable oil, which adds moistness. [15]

Chocolate cake

Chocolate cakes are butter cakes, sponge cakes, or other cakes flavored with melted chocolate or cocoa powder. [16] German chocolate cake is a variety of chocolate cake. Fudge cakes are chocolate cakes that contain fudge.

Coffee cake

Coffee cake is generally thought of as a cake to serve with coffee or tea at breakfast or a coffee break. Some types use yeast as a leavening agent while others use baking soda or baking powder. These cakes often have a crumb topping called streusel or a light glaze drizzle.

Flourless cake

Baked flourless cakes include baked cheesecakes and flourless chocolate cakes. Cheesecakes, despite their name, are not cakes at all. Cheesecakes are custard pies, with a filling made mostly of some form of cheese (often cream cheese, mascarpone, ricotta, or the like), and have very little flour added, although a flour-based or graham cracker crust may be used. Cheesecakes are also very old, with evidence of honey-sweetened cakes dating back to ancient Greece.

Layer cakes

Layer cakes are cakes made with layers of sponge or butter cake, filled with cream, jam or other filling to hold the layers together.

One egg cake

One egg cakes are made with one egg. They can be made with butter [17] or vegetable shortening. [18] One egg cake was an economical recipe when using two eggs for each cake was too costly. [19]

Although clear examples of the difference between cake and bread are easy to find, the precise classification has always been elusive. [5] For example, banana bread may be properly considered either a quick bread or a cake. Yeast cakes are the oldest and are very similar to yeast bread. Such cakes are often very traditional in form and include such pastries as babka and stollen.

Cakes may be classified according to the occasion for which they are intended. For example, wedding cakes, birthday cakes, cakes for first communion, Christmas cakes, Halloween cakes, and Passover plava (a type of sponge cake sometimes made with matzo meal) are all identified primarily according to the celebration they are intended to accompany. The cutting of a wedding cake constitutes a social ceremony in some cultures. The Ancient Roman marriage ritual of confarreatio originated in the sharing of a cake.

Particular types of cake may be associated with particular festivals, such as stollen or chocolate log (at Christmas), babka and simnel cake (at Easter), or mooncake. There has been a long tradition of decorating an iced cake at Christmas time other cakes associated with Christmas include chocolate log and mince pies.

A Lancashire Courting Cake is a fruit-filled cake baked by a fiancée for her betrothed. The cake has been described as "somewhere between a firm sponge – with a greater proportion of flour to fat and eggs than a Victoria sponge cake – and a shortbread base and was proof of the bride-to-be's baking skills". Traditionally it is a two-layer cake filled and topped with strawberries or raspberries and whipped cream. [20]

Cakes are frequently described according to their physical form. Cakes may be small and intended for individual consumption. Larger cakes may be made to be sliced and served as part of a meal or social function. Common shapes include:

A plate of white chocolate cake balls

The kransekage is an example of a conical cake

Special cake flour with a high starch-to-gluten ratio is made from fine-textured, soft, low-protein wheat. It is strongly bleached and compared to all-purpose flour, cake flour tends to result in cakes with a lighter, less dense texture. [21] Therefore, it is frequently specified or preferred in cakes meant to be soft, light, and/or bright white, such as angel food cake. However, if cake flour is called for, a substitute can be made by replacing a small percentage of all-purpose flour with cornstarch or removing two tablespoons from each cup of all-purpose flour. [22] [23] [24] Some recipes explicitly specify or permit all-purpose flour, notably where a firmer or denser cake texture is desired.

A cake can fail to bake properly, which is called "falling". In a cake that "falls", parts may sink or flatten, because it was baked at a temperature that is too low or too hot, [25] [26] when it has been underbaked [26] and when placed in an oven that is too hot at the beginning of the baking process. [27] The use of excessive amounts of sugar, flour, fat or leavening can also cause a cake to fall. [27] [28] A cake can also fall when subjected to cool air that enters an oven when the oven door is opened during the cooking process. [29]

A finished cake is often enhanced by covering it with icing, or frosting, and toppings such as sprinkles, which are also known as "jimmies" in certain parts of the United States and "hundreds and thousands" in the United Kingdom. The frosting is usually made from powdered (icing) sugar, sometimes a fat of some sort, milk or cream, and often flavorings such as a vanilla extract or cocoa powder. Some decorators use a rolled fondant icing. Commercial bakeries tend to use lard for the fat, and often whip the lard to introduce air bubbles. This makes the icing light and spreadable. Home bakers either use lard, butter, margarine, or some combination thereof. Sprinkles are small firm pieces of sugar and oils that are colored with food coloring. In the late 20th century, new cake decorating products became available to the public. These include several specialized sprinkles and even methods to print pictures and transfer the image onto a cake.

Special tools are needed for more complex cake decorating, such as piping bags and various piping tips, syringes and embossing mats. To use a piping bag or syringe, a piping tip is attached to the bag or syringe using a coupler. The bag or syringe is partially filled with icing which is sometimes colored. Using different piping tips and various techniques, a cake decorator can make many different designs. Basic decorating tips include open star, closed star, basketweave, round, drop flower, leaf, multi, petal, and specialty tips. An embossing mat is used to create embossed effects. A cake turntable that cakes are spun upon may be used in cake decoration.

Royal icing, marzipan (or a less sweet version, known as almond paste), fondant icing (also known as sugar paste), and buttercream are used as covering icings and to create decorations. Floral sugarcraft or wired sugar flowers are an important part of cake decoration. Cakes for special occasions, such as wedding cakes, are traditionally rich fruit cakes or occasionally Madeira cakes, that are covered with marzipan and iced using royal icing or sugar-paste. They are finished with piped borders (made with royal icing) and adorned with a piped message, wired sugar flowers, hand-formed fondant flowers, marzipan fruit, piped flowers, or crystallized fruits or flowers such as grapes or violets.


Where to Learn More

Libros

Bailey, Adrian, ed. Mrs. Bridges' Upstairs, Downstairs Cookery Book. New York: Simon and Schuster, 1974.

Cosman, Madeleine Pelner. Fabulous Feasts: Medieval Cookery and Ceremony. New York: George Braziller, 1976.

Field, Carol. The Italian Baker. New York: Harper & Row Publishers, 1985.

General Mills, Inc. Betty Crocker's International Cookbook. New York: Random House, 1980.

McGrath, Jean. Butte's Heritage Cookbook. Butte, MT: Butte-Silver Bow Bicentennial Commission, 1976.

Morris, Sally. British and Irish Cooking: Traditional dishes prepared in a modern way. New York: Garland Books, 1972.


History of Cabbage - Where does Cabbage come from?

Cabbage is a leafy vegetable from the wide family of "brassicas". It is grown annually, and we eat its dense green or purple leaves in many different dishes. Head of cabbage, which can grow from 0.5 to 4 kilograms, is rich in vitamins and minerals, has almost no fat and is very rich in fiber which makes it very healthy to eat.

We don't know for certain where cabbage appeared for the first time because many plants belong to the family of "brassicas", they grow around the world and today's cabbage descends from them. The most common theory is that The West cabbage is domesticated in Europe some 3,000 years ago from its wild predecessors that had thick leaves that retained water which allowed them to survive in colder places with less water. In the East, cabbage is used since the 4,000 BC and was cultivated in North China. These variants were nonheading cabbages and were domesticated by Celts of central and western Europe. Mesopotamia also knew about cabbages while the ancient Egyptians didn't cultivate cabbages until the times of the Ptolemaic dynasty. By the time of the early Rome, cabbage became common food in the Egypt along with other vegetables. Theophrastus (371 – 287BC), which is considered “father of botany”, mentions cabbage in his texts, so we know that Greeks knew about them at least as early as 4th century BC. The headed cabbage Greeks called “krambe” while the Romans called it “brassica” or “olus”. Tales say that Diogenes ate nothing but cabbage and drank nothing but water. In Rome, cabbage was considered a luxury and many regarded it as better than all other vegetables. They also used it for medicinal purpose as relief from gout, headaches and the symptoms of poisonous mushroom ingestion. Some even advised the use of cabbage-eater's urine, in which infants might be rinsed. Pliny the Elder wrote about seven known variants of cabbage at that time which include Pompeii, Cumae, and Sabellian cabbage. Except for nourishment, Ancient Egyptians and Romans ate larger amounts of cabbage before the night of drinking which allowed them to drink more.

During the time of Charlemagne (Charles the Great, 8th century), cabbages were directed to be cultivated in the “Capitulare de villis”, a text that gave rules and regulations on how to manage the lands and laws in the country.

The first round-headed cabbages appeared in 14th-century England, and they became more and more popular as cuisine throughout Europe. Proof for this we find in manuscripts of that time where they appeared in illuminations and in other texts where they were mentioned as the food of both wealthy and poor. From Europe, cultivated variants of cabbage spread to Asia and Americas. It was brought to India by colonizing traders from Portugal somewhere between a 14th and 17th century, and it was unknown in Japan until the 18th century.

The first cabbage in America was brought by a French explorer Jacques Cartier on his third voyage 1541 – 1542. Cabbage became necessary on long ocean journeys because it has high amounts of vitamin C which prevent scurvy. Ship doctors (like for instance doctor on captain Cook's ship that sailed in 1769) used sauerkraut (cabbage preserved in brine) to treat wounds of sailors and prevent gangrene.

Today, China is the largest producer of cabbage, followed by India and Russia, which is the biggest consumer of cabbage.

Around the world, cabbage is prepared in different ways. While it can be eaten raw, as a salad, cabbage can be steamed, pickled, stewed, sautéed or braised. Sauerkraut and kimchi are the most popular pickled variants while the coleslaw is one of the most popular salads.


Ver el vídeo: torta con frutas