Casa dorada de Nerón (Domus Aurea)

Casa dorada de Nerón (Domus Aurea)

La Casa Dorada de Nerón (la Domus Aurea) en Roma era un suntuoso complejo palaciego que acogía las salvajes fiestas de uno de los emperadores más notorios de Roma. Además de utilizar el mármol más fino y la decoración, como la pintura mural fina y las columnatas doradas, el edificio también fue una maravilla técnica con cúpulas elevadas, techos giratorios, fuentes ornamentales e incluso cascadas que caían por las paredes.

Tras el devastador incendio del 64 d.C. que había destruido grandes áreas de las colinas del Aventino y el Palatino, Nerón decidió aprovechar la oportunidad para construir un enorme palacio nuevo. Para tener suficiente espacio para el proyecto, el emperador, ya impopular debido a las acusaciones de una respuesta lenta al fuego e incluso posiblemente de haberlo iniciado, se apoderó de grandes áreas de tierra propiedad de aristócratas e incluso excavó en la ladera de Oppian en la parte trasera del edificio. Para la construcción del palacio, Nerón se dirigió al arquitecto Severus y al ingeniero Celer, ya celebrados como maestros de la gran arquitectura, mientras que para la decoración de interiores y la pintura mural recurrió a Famulus, cuya obra sería estudiada siglos después por los artistas del Renacimiento. Cuando finalmente terminó todo el magnífico proyecto, Nero declaró con satisfacción: "Ahora puedo empezar a vivir como un ser humano".

La parte mejor conservada del complejo es el ala oeste, que insinúa la suntuosa naturaleza de este antiguo palacio de placer. Había dos pisos que contaban con al menos 140 habitaciones con techos de hasta 11 metros de altura. La entrada principal fue por la vía Sacra procedente del Foro. La entrada principal también incluía una enorme estatua de bronce dorado de 30 metros de altura de Nerón como el dios del sol y el palacio estaba rodeado por vastos jardines paisajísticos que cubrían 125 acres que se expandieron aún más con parques y un lago.

Suetonius describe paredes con incrustaciones de gemas, decoraciones de marfil y nácar, y techos que bañaban a los invitados con flores y perfumes.

Grandes áreas de la planta baja se dedicaron exclusivamente a las salas de banquetes dispuestas en un desconcertante laberinto de salas de todas las formas y tamaños y todas decoradas con suntuosas pinturas murales. El ala oeste, por ejemplo, tenía un patio rectangular rodeado por no menos de 50 salas de banquetes. Había un gran patio pentagonal brillantemente decorado con mosaicos de vidrio que se ramificaba en 15 habitaciones separadas. Uno de ellos fue la "sala de la Bóveda Dorada" con su techo dorado, paneles de mármol y una gran imagen de la mitología griega de Zeus secuestrando a Ganímedes. Había una gran sala octogonal con una cúpula de hormigón, probablemente cubierta originalmente con mosaico de vidrio. Esta cúpula y, en general, el uso del hormigón para la bóveda del edificio fueron innovaciones que se convertirían en elementos comunes de la arquitectura romana posterior. Suetonio también ofrece una famosa descripción de uno de los techos abovedados o tal vez incluso de la sala misma: "[había un] salón de banquetes circular, que giraba incesantemente, día y noche, como los cielos". Tales dispositivos se mencionan en otras partes de los edificios romanos anteriores y posteriores, y las excavaciones han revelado evidencia de que el agua pudo haber impulsado este maravilloso entretenimiento para los invitados de Nerón. Suetonio también describe paredes con incrustaciones de gemas, decoraciones de marfil y nácar, y techos que colmaban a los invitados con flores y perfumes.

El pasillo octogonal conducía a habitaciones en cinco lados, cada una de las cuales tenía una cascada que corría por la pared trasera. Cerca estaba la "habitación de Aquiles en Skyros" con paredes de mármol y estuco pintado. Otro gran salón tenía un techo abovedado de 13 metros de alto que parecía una cueva cubriéndolo con piedra pómez. También llevaba un mosaico que representa al cíclope Polifemo. El efecto subterráneo se mejoró aún más con la adición de fuentes que corrían por las paredes, el agua se acumulaba en grandes piscinas en las habitaciones circundantes. Todas estas maravillosas características y la variedad que las acompaña de soláriums, salas de estar, pasillos de acceso y salas de servicio probablemente se repitieron, o al menos coincidieron, en el ala este, estando unidas las dos por una enorme columnata, posiblemente con dos niveles.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

El piso superior es mucho más difícil de reconstruir debido a la falta de evidencia sobreviviente. Sobrevive una pequeña parte del piso superior del patio octogonal que tiene un pozo de luz para dar luz al piso de abajo, dos pequeños patios con fuentes y una columnata que corre a lo largo de un lado de una gran piscina ornamental.

Tras la muerte de Nerón, y con el deseo de sus sucesores de distanciarse de este emperador impopular, el edificio fue abandonado y despojado de gran parte de su precioso mármol para reutilizarlo en otro lugar. La mayor parte de la estructura ha desaparecido bajo los cimientos de edificios posteriores como las Termas de Trajano o yace enterrado. Así también, se construyeron los jardines y se drenó el gran lago y se construyó el Coliseo encima. En la época medieval, el sitio se cubrió de maleza y se usó para cultivar verduras y enredaderas, un contraste tranquilo para lo que alguna vez fue el sitio de la fiesta más estridente y libertina de la Roma imperial.


Domus Aurea - Nero & # 39s Golden House¡Una Roma imprescindible! Actualizado 2019

La primera vez que visité el Domus Aurea en Roma (en 2002), supe que tenía suerte de ver un sitio tan extraordinario de la Antigua Roma.

No podía creer que pudiéramos ir subterráneo y visita este increíblemente intacto Ruina de 2000 añosy vea pinturas tan vívidas y habitaciones bien excavadas. Me impresionaron los detalles que podía ver en la obra de arte antigua, y la habitación octogonal con óculo en el techo que era tan claramente un precursor del Panteón.

La habitación octogonal dentro de la Casa Dorada de Nero - completa con un óculo en el techo

Bueno, estaba en lo cierto. Fue de corta duración. Cerraron todo el sitio a los visitantes debido a una exposición excesiva que devastó las ruinas. Pensé que estaba cerrado para siempre.

Pero en 2014 reabrieron sus puertas. Y fue incluso mejor que antes.

¿Y ahora? Se convierte en uno de los más espectaculares cosas que puedes hacer en Roma!


La Domus Aurea: La casa de oro de Nerón y su excéntrica vida en Roma

Un día del siglo XV, un joven salió a caminar por Roma. Mientras caminaba por el cerro Esquilino, se cayó por un hoyo. Quedó asombrado al encontrarse en una enorme cueva decorada con figuras pintadas y frescos. Los lugareños pronto hicieron cola para hacer rappel en la cueva y ver estas increíbles pinturas por sí mismos.

Aunque no tenía idea de dónde estaba cuando tropezó por primera vez con la cueva, el joven había descubierto inadvertidamente la Domus Aurea, el palacio de placer de Nerón. La Domus Aurea (& ldquoGolden House & rdquo en latín), era el palacio más opulento de la Antigua Roma. Nerón tenía gustos extravagantes y aprovechó el incendio del 64 d.C., que había destruido muchos edificios en el centro de Roma, para construir su palacio personal.

Uno esperaría que el palacio de un emperador fuera lujoso, pero incluso para los estándares de los emperadores romanos, la Domus Aurea era excesiva. El palacio y sus jardines eran vastos, según algunas estimaciones cubrían un área de hasta 300 acres. El edificio estaba lujosamente decorado con pan de oro, piedras semipreciosas y frescos. Según Suetonius, cuando los trabajos de construcción finalmente se terminaron unos años más tarde, Nero & rsquos solo comentó que por fin estaba comenzando a ser alojado como un ser humano. Nerón, por supuesto, no era un ser humano corriente.

La descripción de Suetonius & rsquos es quizás la más evocadora, y nos da una buena idea de la escala y el esplendor del palacio:

El vestíbulo de la casa era tan grande que contenía una estatua colosal de 120 pies de alto, la imagen de Nerón y era tan extenso que tenía tres columnatas de una milla de largo. También había un lago, de hecho un mar, rodeado de edificios tan grandes como ciudades. Detrás había villas con campos, viñedos y pastos, bosques llenos de todo tipo de animales salvajes y domésticos. En el resto de la casa todo estaba revestido de oro y adornado con gemas y conchas. Los comedores tenían techos con grecas de marfil, con paneles que giraban y derramaban flores y perfumes en los de abajo. El salón principal de banquetes era circular y giraba constantemente día y noche, como los cielos.

Había más de 300 habitaciones en la Domus Aurea, pero no había dormitorios. Parece poco probable que Nero durmiera alguna vez en el palacio, ya que fue diseñado únicamente con fines de entretenimiento. Las fiestas decadentes de Nero & rsquos eran legendarias, aunque no siempre por las razones correctas. Cuenta la leyenda que un huésped desafortunado fue asfixiado por los pétalos de rosa que cayeron del techo. Parece poco probable, pero la historia es una prueba de la reputación de Nero & rsquos. Como la realidad era tan extraordinaria de todos modos, no es de extrañar que sus detractores decidieran embellecer algunos detalles. Incluso ciñéndose a los hechos, la vida de Nerón era realmente más extraña que la ficción.

Nero no pudo disfrutar de los lujos de la Domus Aurea durante mucho tiempo. Se suicidó en el 68 d.C. y en cuarenta años este magnífico palacio había desaparecido. Se consideró una vergüenza, y los sucesores de Nerón y rsquos se apresuraron a llenar el terreno y construir sobre el palacio. Las Termas de Trajano se construyeron en el sitio, y Vespasiano cubrió el lago con el Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo. Si bien algunas secciones de la Domus Aurea todavía se pueden ver hoy, otras partes se pierden para siempre, enterradas debajo de otras ruinas.

Roma quería olvidar a Nerón y su palacio vergonzosamente ostentoso, pero la influencia de la Domus Aurea perduró. Cuando el palacio fue redescubierto en el siglo XV, sus frescos inspiraron a artistas como Rafael, cuyos diseños para el Vaticano estaban claramente influenciados por la Domus Aurea. Tampoco se olvidó la opulencia del palacio y rsquos, ya que las empresas modernas, incluidos hoteles, agentes inmobiliarios y fabricantes de vino, utilizan la marca & ldquoDomus Aurea & rdquo para sugerir riqueza y lujo.

Cuando visite Roma, un recorrido por la Domus Aurea es una visita obligada, es una experiencia fascinante mientras camina por los vastos pasillos subterráneos admirando los frescos y aún es hermoso a pesar del daño del agua y ndash que cautivó la imaginación de los artistas del Renacimiento. La sala octogonal, que se cree que es la ubicación del techo giratorio de Nerón y rsquos, tiene un óculo en la cúpula, que recuerda al Panteón. Mientras observa la luz del sol que entra por el agujero, imagine al joven cayendo en la Domus Aurea desde la colina de arriba, redescubriendo accidentalmente uno de los edificios más grandes de la historia romana.


Contenido

La Domus Aurea probablemente nunca se completó. [4] Otho [5] y posiblemente Titus asignaron dinero para terminar al menos la estructura en la colina de Oppian que continuó habitada, en particular por el emperador Vitelio en 69, pero solo después de enfermarse, [6] hasta que fue destruida en un incendio. bajo Trajano en 104. [7]

Fue una gran vergüenza para los sucesores de Nerón como símbolo de la decadencia y fue despojado de su mármol, joyas y marfil en una década. [8] Aunque la villa de Oppian continuó habitada durante algunos años, poco después de la muerte de Nerón, otras partes del palacio y los terrenos, que abarcan 2,6 km 2 (c. 1 mi 2), se llenaron de tierra y se construyeron sobre: ​​las Termas de Titus ya se estaba construyendo en parte del sitio, probablemente los baños privados, en el 79 d.C. [9] [10] En el sitio del lago, en medio de los terrenos del palacio, Vespasiano construyó el Anfiteatro Flavio, que podría ser inundado a voluntad, [11] con el Coloso Neronis junto a ello. [1] Las Termas de Trajano, [1] [12] y el Templo de Venus y Roma también se construyeron en el sitio. En 40 años, el palacio fue completamente destruido. Paradójicamente, esto aseguró la supervivencia de las pinturas murales al protegerlas de la humedad. [13] [9] [14]

Cuando un joven romano cayó inadvertidamente a través de una hendidura en la ladera del Esquilino a fines del siglo XV, se encontró en una extraña cueva o gruta llena de figuras pintadas. [8] Pronto, los jóvenes artistas de Roma se dejaron bajar en tablas atadas a cuerdas para ver por sí mismos. [15] Los frescos del Cuarto Estilo que se descubrieron entonces se han desvanecido a manchas de color gris pálido en el yeso ahora, pero el efecto de estos recién redescubiertos Grotesco [16] La decoración fue electrizante a principios del Renacimiento, que recién llegaba a Roma.

Cuando Rafael y Miguel Ángel se arrastraron bajo tierra y bajaron pozos para estudiarlos, las pinturas fueron una revelación del verdadero mundo de la antigüedad. [17] Además de las firmas de graffiti de turistas posteriores, como Casanova y el marqués de Sade, grabados en un fresco a centímetros de distancia (Arqueología británica Junio ​​de 1999), [18] son ​​los autógrafos de Domenico Ghirlandaio, Martin van Heemskerck y Filippino Lippi. [19]

Incluso se afirmó que varias obras de arte clásicas encontradas en este momento, como Laocoon y sus hijos y Venus Kallipygos [20], se encontraron dentro o cerca de los restos de la Domus, aunque ahora esto se acepta como poco probable (las obras de arte de alta calidad habrían sido removido —al Templo de la Paz, por ejemplo— antes de que la Domus fuera cubierta con tierra). [20]

El efecto de los frescos en los artistas del Renacimiento fue instantáneo y profundo (se puede ver más obviamente en la decoración de Rafael para las logias en el Vaticano), y las paredes blancas, delicados guirnaldas y bandas de friso (reservas enmarcadas que contienen figuras o paisajes) han regresó a intervalos desde entonces, sobre todo en el neoclasicismo de finales del siglo XVIII, [21] convirtiendo a Famulus en uno de los pintores más influyentes de la historia del arte.

Siglo XX hasta la actualidad Editar

El descubrimiento del pabellón provocó la llegada de la humedad iniciando el lento e inevitable proceso de descomposición de la humedad que a veces alcanza el 90% dentro de la Domus. [17] Se culpó a las fuertes lluvias por el colapso de un trozo de techo. [22] La presencia de árboles en el parque de arriba está causando más daño, ya que las raíces de los árboles se hunden lentamente en las paredes, dañando el techo y los compuestos químicos liberados de estas raíces están provocando un deterioro adicional. [23] [10] Desafortunadamente, muchos de estos árboles no se pueden arrancar sin dañar la Domus. [24]

El peso de la tierra en la Domus también está causando un problema, y ​​los arquitectos creen que el techo eventualmente colapsará si no se reduce el peso de entre 2.500 y 3.000 kg / m 2. [9] Se está trabajando en un proyecto piloto para reemplazar el parque actual sobre la Domus, ampliado durante el régimen de Mussolini, [25] con un jardín en la azotea más ligero plantado con el tipo de flores descritas por Plinio, Columela y otros escritores antiguos. [9]

La creciente preocupación por el estado del edificio y la seguridad de los visitantes provocó su cierre a finales de 2005 para realizar más trabajos de restauración. [26] El complejo se reabrió parcialmente el 6 de febrero de 2007, pero se cerró el 25 de marzo de 2008 por motivos de seguridad. [27] [17]

Sesenta metros cuadrados (645 pies cuadrados) de la bóveda de una galería colapsaron el 30 de marzo de 2010. [14]


La casa dorada

La Casa Dorada (Domus Aurea) era un complejo palaciego romano construido en las laderas de las colinas Palatina, Esquilina, Opia y Celia en Roma por el emperador Nerón.

El palacio era el complejo de entretenimiento personal de Nero, diseñado para albergar sus fastuosas fiestas e infames orgías en el laberinto de pasillos y 300 habitaciones.

La construcción comenzó entre el 64 y el 68 d.C. en la Regione III Isis et Serap después de que el devastador incendio del 64 d.C. destruyera grandes áreas de Roma.

El maestro arquitecto Severus y el ingeniero Celer se encargaron de diseñar el complejo, mientras que las pinturas de las paredes interiores y las decoraciones de estuco se encargaron a Famulus.

La Casa Dorada fue amueblada con los pisos de mármol blanco pulido más lujosos, mosaicos y techos de estuco revestidos con piedras semipreciosas y chapas de marfil. Las paredes estaban cubiertas de pinturas al fresco, a menudo temáticas y decoradas con una extensa hoja de oro. Cuando terminó, se dijo que Nero dijo: "Ahora puedo empezar a vivir como un ser humano".

Los estudiosos creen que la Casa Dorada cubría un área de hasta 300 acres. Suetonio describió los terrenos del palacio como "ruinosamente pródigos", ya que incluían arboledas, pastos con rebaños, viñedos y un lago artificial, rus in urbe, "campo en la ciudad".

Los arquitectos diseñaron dos de los comedores principales para flanquear un patio octogonal, coronado por una cúpula (probablemente cubierta originalmente con mosaico de vidrio) con un óculo central gigante para dejar entrar la luz.

Celer y Severus crearon un ingenioso mecanismo, accionado por esclavos, que hizo que el techo debajo de la cúpula girara como el cielo, mientras se rociaba perfume y se dejaban caer pétalos de rosa sobre los comensales reunidos (según algunos relatos, tal vez embellecido por los enemigos políticos de Nerón para hacer que parezca vanidoso y malversar fondos).

Nerón también encargó una estatua colosal de sí mismo hecha de bronce fuera de la entrada principal del palacio, posiblemente destinada a representar a Nerón como el dios sol Sol.

Legado de la casa dorada

Tras la muerte de Nero, los sucesores de Nero despojaron de activos a la Casa Dorada. Los terrenos se rellenaron con tierra y se reconstruyeron para dar paso al Anfiteatro Flavio de Vespasiano, las Termas de Trajano y el Templo de Venus de Roma, borrando el proyecto de vanidad de Nerón de la memoria pública.

El verdadero legado fue la influencia que tuvo la Casa Dorada en otros proyectos de construcción en todo el imperio romano. La técnica de la Cúpula fue un ejemplo temprano de construcción de hormigón que se replicaría en muchos edificios romanos que siguieron.

Otra innovación fue la influencia en el arte del futuro: Nero colocó mosaicos, antes restringidos a pisos, en los techos abovedados. Solo han sobrevivido fragmentos, pero esa técnica fue copiada extensamente, eventualmente terminando como una característica fundamental del arte cristiano: los mosaicos del ábside que decoran tantas iglesias en Roma, Rávena, Sicilia y Constantinopla.

La Casa Dorada permaneció enterrada hasta el siglo XV cuando un joven romano cayó inadvertidamente por una abertura en la ladera del Esquilino y se encontró dentro de una cámara subterránea pintada. El descubrimiento atrajo instantáneamente a los artistas jóvenes de Roma, ansiosos por ver los vibrantes frescos y mosaicos que fueron una revelación a los ojos de los primeros artistas del Renacimiento.

Durante las recientes obras de renovación a fines de 2018, los expertos se toparon con una habitación abovedada ricamente decorada con panteras, centauros, el dios Pan y una esfinge, que se cree que se construyó entre el 65 d.C. y el 68 d.C.

El efecto que los frescos de Famulus en la Casa Dorada tuvieron sobre el arte renacentista se puede ver en la decoración del pintor Rafael para las logias en el Vaticano, y las paredes blancas, delicados guirnaldas y franjas de friso: las reservas enmarcadas que contienen figuras o paisajes han regresado a intervalos. influyendo en la historia del arte desde entonces.

Imagen de encabezado - Panorama de la habitación octagonal, Domus Aurea - Crédito: Tyler Bell


Emperador Nerón & # 8217s Golden House

¿Adivina qué hizo el emperador Nerón (37-68) después de quemar Roma en el 64 d. ​​C.?

HAGA CLIC AQUÍ para el artículo sobre Nero el incendiario

Inmediatamente comenzó a construirse un "hogar" y terrenos. Confiscó grandes extensiones de tierra de aristócratas y construyó sobre las ruinas de una gran parte de las cenizas de Roma.

Vista reconstruida de la "casa" de Nero con un mar de simulación y edificios de la ciudad de simulación

Los romanos no solo fueron excelentes en la conquista, sino que fueron asombrosos constructores / ingenieros / arquitectos de carreteras y edificios. La casa de Nero, la Domus Aureus (Golden House) tenía 140 habitaciones cada una con un tema diferente y cada habitación tenía 36 pies de altura. Nerón tenía el campo en su propio complejo. Los romanos amaban rus en urbe, el "campo en la ciudad". Su propiedad contenía un lago artificial, viñedos, arboledas y pastizales con bandadas de animales que se alimentaban perezosamente.

La colosal estatua de oro de Nerón en su vestíbulo

Suetonius (69-126) da una descripción de la Casa Dorada de Nero y los terrenos que cubrían un terreno equivalente a unos 300 campos de fútbol:

“Su tamaño (c. 300 acres) y esplendor estarán suficientemente indicados por los siguientes detalles. Su vestíbulo era lo suficientemente grande como para contener una estatua colosal del emperador de 120 pies de altura ... (la casa) era tan grande que tenía una columnata triple de una milla de largo. También había un estanque, como un mar, rodeado de edificios que representaban ciudades, además de extensiones de campo, variadas por campos de labranza, viñedos, pastos y bosques, con una gran cantidad de animales salvajes y domésticos.

Reconstrucción del área de la Casa Dorada de Nerón y sus terrenos

En el resto de la casa, todas las partes estaban revestidas de oro y adornadas con gemas y nácar. Había comedores con techos engastados de marfil cuyos paneles podían girar y derramar flores y estaban equipados con tuberías para rociar a los invitados con perfumes. El salón de banquetes principal era circular y giraba constantemente día y noche como los cielos. Tenía baños provistos de agua de mar y agua azufrada. Cuando se terminó el edificio en este estilo y lo dedicó, no se dignó decir nada más en forma de aprobación que que por fin estaba comenzando a ser alojado como un ser humano ”. Suetonio, Lives Of The Caesars: Nero

La estatua de Nero de 120 pies desnuda, de bronce revestida de oro y plata adornaba el vestíbulo de su Casa Dorada. Era tan grande que la gente lo llamaba Coloso, que significa "gigantesco". Ese apodo se convirtió gradualmente en el nombre del sitio del anfiteatro del emperador Vespasiano, el Coliseo en los años 70 d.C. Los futuros emperadores conservaron parte de la Casa Dorada de Nerón, pero en la década de 500, Roma fue superada por invasores que gradualmente cubrieron el área con otros edificios y tierra y quedó sepultada. A finales de 1400, un niño cayó en un agujero en la colina y el palacio de Nerón fue descubierto y admirado por sus pinturas. Rafael, Ghirlandaio y otros pintores fueron a Roma y estudiaron el asombroso arte en esas "cuevas". Sus pinturas fueron influenciadas por los artistas que habían adornado el "humilde hogar" de Nero hace más de un milenio.

Una reconstrucción de uno de los pasillos de la casa dorada de Nero

Sabemos lo que pasó con la Casa Dorada, pero ¿qué pasó con el loco y depravado Nerón? Finalmente, el Senado no pudo aceptar a Nerón y lo nombró "enemigo público".

Cuando Nero se enterara, sería:

“… Despojado, sujetado por el cuello con un tenedor y luego golpeado hasta morir con varas, con un terror mortal, Nerón agarró dos dagas que había traído consigo, y luego, después de probar la punta de cada una, las volvió a colocar, suplicando que la hora fatal aún no había llegado. Ahora suplicaba a Sporus que comenzara a lamentarse y a lamentarse, y ahora suplicaba a alguien que lo ayudara a quitarse la vida dándole el ejemplo, y luego se reprochaba su cobardía con palabras como estas: `` Vivir es un escándalo y una vergüenza ... este no se convierte en Nerón, no se convierte en él, hay que estar resuelto en esos momentos, ven, ¡levántate! »Y ahora estaban cerca los jinetes que tenían órdenes de llevárselo vivo. Cuando los escuchó, tembló: `` ¡Oye, ahora me golpea en el oído el pisoteo de los corceles de pies rápidos! '' Y se clavó una daga en la garganta, ayudado por Epafrodito, su secretario privado. Estaba casi muerto cuando un centurión entró precipitadamente y, mientras cubría la herida con un manto, fingiendo que había venido a ayudarlo, Nerón se limitó a jadear: "¡Demasiado tarde!" Y "¡Esto es fidelidad!" se había ido, con los ojos tan fijos y mirando desde sus órbitas que todos los que lo vieron se estremecieron de horror ". Suetonio, Lives: Life of Nero 49 — Artículo de Sandra Sweeny Silver

Muerte de Nerón - Grabado de Engelbert Kaempfer (1650-1716)

Jeremías 22:13
& # 8220 ¡Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus aposentos sin justicia! ”.

Santiago 5: 5
"Has vivido lujosamente en la tierra y has llevado una vida de placer desenfrenado, has engordado tu corazón en un día de matanza".


La casa dorada de Nerón (Domus Aurea) - Historia

Cómo los arqueólogos están salvando el legendario palacio de placer de Nerón

En ningún otro asunto actuó más derrochador que en la construcción de una casa que se extendía desde el Palatino hasta la Colina Esquilina, a la que originalmente llamó & ldquoTransitoria & rdquo [Casa de los Pasajes], pero cuando poco después fue destruida por el fuego y reconstruida, la llamó & ldquoAurea & rdquo [Casa Dorada]. Una casa cuyo tamaño y elegancia deberían ser suficientes para relacionar estos detalles: su patio era tan grande que una estatua colosal del emperador mismo de 120 pies estaba allí; era tan espaciosa que tenía un pórtico triple de una milla de largo y también había una piscina. de agua como un mar, que estaba rodeada de edificaciones que le daban apariencia de ciudades y además, varias extensiones de tierra rural con viñedos, maizales, pastos y bosques, repletos de toda clase de animales tanto salvajes como domesticados. En otras partes de la casa, todo estaba cubierto de oro y adornado con joyas y comedores de nácar con techos engastados cuyos paneles de marfil se podían voltear para que las flores o los perfumes de las pipas se esparcieran desde arriba del salón principal de la casa. Los comedores eran redondos, y giraban constantemente día y noche como los Cielos había baños, fluyendo con agua de mar y con los manantiales de azufre de la Albula cuando dedicó esta casa, que había sido terminada de esta manera, solo lo aprobó. tanto como para decir que finalmente podría comenzar a vivir como un ser humano. Suetonio, Las vidas de los césares

A mediados del siglo I d.C. No había ningún edificio en Roma tan suntuoso, ornamentado o grandioso como la Domus Aurea, o la "Casa Dorada", una lujosa residencia imperial y un extenso parque que cubría cientos de acres en un área conocida como la colina de Oppian entre las colinas Palatina y Esquilina en la ciudad y rsquos lado norte. Construido por el emperador Nerón y nacido de las cenizas del enorme incendio del 64 d.C. que destruyó el centro de la ciudad y despejó el espacio que ocuparía, tal vez explicando la sospecha persistente de muchos romanos de que el emperador mismo había prendido el fuego. La vasta propiedad tenía cientos de habitaciones. Había paredes revestidas de mármol policromado, bóvedas y techos cubiertos de vibrantes frescos del artista Fabullus y de piedras preciosas, marfil y oro, y jardines llenos de obras maestras de la escultura de Grecia y Asia Menor. Según el historiador romano Tácito, que elogia a los arquitectos del palacio y rsquos, Severus y Celer, por tener la "ingenuidad y el coraje de probar la fuerza del arte incluso contra el veto de la naturaleza", lo que era aún más maravilloso que los espectaculares interiores eran los campos y lagos y el aire de soledad que da el suelo de madera que se alterna con espacios claros y paisajes abiertos. & rdquo

Sin embargo, el extraordinario palacio del emperador y rsquos nunca se terminó, y permaneció en pie durante solo cuatro años. El 9 de junio del 68 d.C., Nerón se suicidó después de ser convencido de que el Senado lo había condenado a morir como enemigo público. Su muerte puso fin a la dinastía julio-claudiana que había comenzado con Augusto y puso fin a un reinado caracterizado por la lascivia excesiva, la crueldad y la violencia, y que desembocó en la guerra civil. Los siguientes tres emperadores gobernaron solo durante 18 meses en total, y todos fueron asesinados o se suicidaron. No fue hasta diciembre del 69 d.C., cuando Vespasiano se convirtió en emperador, que comenzó un período de relativa calma que duraría más de una década.

Los sucesores de Nerón & rsquos intentaron borrar no sólo la memoria del emperador & rsquos, sino también todos los rastros de la Domus Aurea, y devolver al uso público la tierra que se había apoderado de sus proyectos privados. Pronto Vespasiano drenó el lago artificial y comenzó la construcción del Coliseo. El Coliseo en realidad adquirió su nombre de la estatua de bronce gigante que Nerón se había encargado a sí mismo para parecerse al Coloso de Rodas, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. En su continuo esfuerzo por desterrar todo recuerdo del emperador caído en desgracia, Vespasiano añadió una corona a la estatua y la volvió a dedicar al dios sol romano, Sol. Alrededor del 128 d.C., el emperador Adriano hizo que la estatua se trasladara al lado noroeste de lo que entonces se conocía como el Anfiteatro Flavio, después de la nueva dinastía imperial fundada por Vespasiano y mdashus, que asoció permanentemente el edificio con la estatua, incluso después de que la estatua desapareciera. La Domus Aurea fue despojada de muchas de sus bellas decoraciones y sus espacios abovedados se llenaron de tierra, proporcionando una superficie plana sobre la que se construyeron los enormes baños públicos de los emperadores Tito y Trajano.

Después de que Roma sucumbiera a los invasores en el siglo VI, la colina de Oppian fue más o menos abandonada, dejando la Domus Aurea intacta en comparación con gran parte de la ciudad antigua y preservando lo que permaneció debajo durante casi 1.500 años. Incluso hoy en día, el monumento es invisible en los mapas de satélite. No fue hasta finales del siglo XV, cuando un niño cayó por una abertura en la ladera de la colina, que la decoración del palacio y los rsquos se hizo conocida. Algunos de los más grandes pintores italianos, entre ellos Pinturicchio, Ghirlandaio y Raphael, fueron bajados con cuerdas a aberturas que originalmente se creía que eran cuevas. En cambio, vieron lo que se convirtió en la principal fuente de conocimiento de los antiguos estilos de pintura romanos que influirían tanto en el arte y la arquitectura del Renacimiento.

A pesar de la protección que debería haberle brindado al ser llenado y cubierto tan completamente, el tiempo no ha sido amable con el lujoso palacio de Nerón. En el siglo XVIII, los viñedos cubrían la colina de Oppian y, en 1871, se creó allí un gran parque público que incorpora las ruinas de los antiguos baños. Luego, el parque fue ampliado durante el reinado de Mussolini & rsquos y sirvió como telón de fondo para la apertura del área recientemente renovada alrededor del Coliseo el 21 de abril de 1936 y mdasha fecha que recuerda la legendaria fundación de Roma en la misma fecha en 753 a. C. Estas decisiones fueron desastrosas para las ruinas que yacían debajo del parque. La vida vegetal, incluidas las malas hierbas, las raíces de ailantos, acacias y robles, e incluso un pino del Himalaya que, según los residentes locales muy antiguos, fue entregado a Roma por Hirohito, el futuro emperador de Japón, en 1921, se han ido infiltrando. el cocciopesto (piezas de alfarería o ladrillo mezclado con cal y arena que se utilizan como argamasa) que mantiene unido el suelo de los baños de Trajano y rsquos y amenaza los restos de la Domus Aurea por debajo durante más de un siglo. No solo las plantas y las raíces, en busca de los minerales que abundan en el mortero antiguo, agrietaron el piso, sino que los compuestos químicos liberados de las raíces también están contribuyendo a la desintegración del cocciopesto y rsquos.

Un ambicioso proyecto de restauración y excavación dirigido por la Superintendencia de Arqueología de Roma está ahora en marcha. La primera prioridad ha sido repensar y rediseñar por completo el parque, que se encuentra en pésimas condiciones. &ldquoUntil we have lightened the volume of the park&mdashwhose weight increases by up to 30 percent when it rains&mdashby more than half, we are far from any effective solution,&rdquo says Fedora Filippi, the archaeologist responsible for the Domus Aurea excavations. &ldquoWe have had to map and then remove existing trees that are causing the most damage, while documenting the entire excavation phase in detail,&rdquo she says. &ldquoWe can&rsquot just dismantle the garden without taking precautions or we will destroy the palace&rsquos frescoed walls, which have managed to adapt and stay standing over the centuries.&rdquo According to landscape architect Gabriella Strano, who, along with agronomist Pier Luigi Cambi and biologist Irene Amici, has worked at the mapping project&rsquos pilot site&mdashthe first of 22 planned lots&mdashthe weight of the earth covering the archaeological remains is conservatively estimated at 5,500&ndash6,600 pounds per square meter, not including the weight of the trees. One laurel tree, which had stood above the Domus Aurea&rsquos ornate frescoes, was removed and found to have weighed more than 30,000 pounds.

Filippi explains that the existing garden will be replaced at a level more than 10 feet above where it is now, with a subsurface infrastructure designed to seal off the underground architecture from moisture and regulate temperature and humidity. The new garden will also have walkways that will recall the past, says Strano. &ldquoThe ancient writers Columella and Pliny tell us that Roman gardens were made up of straight avenues crossed at right angles by little paths. These new lines will also suggest to visitors the outlines of the structures underneath, and make it possible to channel rainwater.&rdquo

One of the benefits of the effort to conserve and stabilize the surviving parts of the Domus Aurea has been the chance to excavate sections that have never been explored, expanding scholars&rsquo knowledge of the palace and its surroundings&rsquo later history. In 2014 a test site was opened in the palace&rsquos western district. &ldquoThe area surveyed, totaling more than 8,000 square feet, was part of the Domus Aurea&rsquos peristyle. This was filled in to act as a support for the Baths of Trajan,&rdquo says archaeologist Elisabetta Segala. &ldquoThis excavation has allowed us to deepen our understanding of the fate of this space, especially when the baths were abandoned, after A.D. 539, when the Ostrogoths cut off the supply of water from the aqueducts to the city.&rdquo It is also known that in the Middle Ages this area became a necropolis for the humble inhabitants of the Oppian Hill. &ldquoWe have unearthed nine graves that were made using pieces of cocciopesto from the Trajanic baths,&rdquo says Segala. &ldquoWe have also found traces of agricultural activities, mostly vineyards, orchards, and vegetable gardens, that have damaged the skeletons.&rdquo

In addition, a team led by Maria Antonietta Tomei, has found new remains of the palace, including the main entertaining and dining spaces, on the nearby Palatine Hill. In 2009 she identified a circular structure that is likely one of the 12-foot-wide supporting pillars of the round dining room described by Suetonius.

Filippi&rsquos team has further documented the facade of the columned portico that once stretched almost 800 feet and opened onto the artificial lake, according to archaeologist Ida Sciortino of the Italian Ministry of Heritage and Cultural Activities and Tourism. &ldquoTo restore its original appearance we have to imagine a monument that&rsquos now missing some of its essential components,&rdquo says Filippi. &ldquoBrickwork that once covered the walls&rsquo cement core is easily reusable and has been removed over the centuries. This has not only thinned the walls, but also deprived them of proper support. Thus, for structural reasons, we are reconstructing the walls with bricks identical to those used in Nero&rsquos time.&rdquo

Scholars are currently working not only to explore but also to conserve the Domus Aurea and its ornamentation, removing salts, mineral deposits, fungal growths, and pollutants that are destroying the frescoes that still cover more than 300,000 square feet&mdashthe area of 30 Sistine Chapels. They are also trying to reattach the topmost painted layers of the frescoes to the underlying preparatory surfaces from which they have separated. For Mariarosaria Barbera, former archaeological superintendent of Rome, the work on the Domus Aurea, which will likely not be completed until 2018, is crucial. &ldquoThe Domus Aurea, a country villa in the urban heart of the empire, is an original experiment to integrate the city and nature,&rdquo she says. &ldquoIt represents an attempt to import the refined architecture of Alexandria to Rome, and to give the city the appearance of a lavish eastern capital, which it would take on in the following centuries. We are experimenting with ways to revive Severus and Celer&rsquos intentions, and to recover the lost relationship between the green of the Oppian Hill and the architecture within it. It&rsquos a tremendous challenge.&rdquo


Domus Aurea – Nero’s Palace

Nero Claudius Caesar Augustus Germanicus, known to history as just Nero, was not the best of Roman Emperors. In fact, on most lists of Roman Emperors, he would rank somewhere near the bottom.

In no small part, this is due to how he reacted after the greatest fire ever to engulf Rome and what he built in its aftermath.

Learn more about the Domus Aurea, or Nero’s Golden House, on this episode of Everything Everywhere Daily.

This episode is sponsored by Audible.com

My audiobook recommendation today is The Great Fire of Rome: The Fall of the Emperor Nero and His City by Stephen Dando-Collins.

In the year 64, on the night of July 19, a fire began beneath the stands of Rome’s great stadium, the Circus Maximus. The fire would spread over the coming days to engulf much of the city of Rome. From this calamity, one of the ancient world’s most devastating events, legends grew: that Nero had been responsible for the fire, and fiddled while Rome burned and that Nero blamed the Christians of Rome, burning them alive in punishment, making them the first recorded martyrs to the Christian faith at Rome.

You can get a free one month trial to Audible and 2 free audiobooks by going to audibletrial.com/EverythingEverywhere or clicking on the link in the show notes.

Nero came to power at the age of 16, which is almost always a bad sign. His stepfather, the Emperor Claudius, was believed to have been poisoned by Nero’s mother, Agrippina.

Five years later, Nero had his own mother killed because he didn’t want her to overshadow him. Again, killing your own mother is not a good thing.

For 10 years he was pretty much a disappointment and very unpopular, especially with the upper class and the Roman senate.

Nero thought himself a great singer and actor, and actors were looked down on by Roman society. It was felt that Nero’s acting ambitions were undignified for the Emperor.

10 years into his reign, and at the ripe old age of 26, came the event which defined his reign as emperor. The Great Fire of Rome.

During Nero’s reign, Rome was the largest city in the world. Less than 100 years earlier it became the first city in human history to have a population of over 1,000,000 people.

It was crowded, dirty, and dangerous. It was also the center of the western world.

On the evening of July 19, in the year 64, a fire started underneath the stands in the Circus Maximum, Rome’s great chariot racing stadium.

Fires were a common problem in Rome and all ancient cities. Fires were used for cooking everywhere, construction was shoddy, and firefighting techniques were poor at best.

There had been big fires in Rome before, but this fire was far greater than any other which had affected the city.

Over the course of six nights, the city burned. It was estimated that as much as ? of the city was destroyed. Of the 14 districts in the city of Rome, three were completely destroyed and 7 suffered heavy damage.

According to popular legend, Nero set the fire, or he at least did nothing to prevent it. You’ve probably heard the old adage that “Nero fiddled while Rome burned.”

This comes from some historical accounts that Nero played the lyre during the fire or from others that he sang songs during the fire. Just to get technical, the fiddle, aka the violin, didn’t exist back then, so he wasn’t actually fiddling.

There isn’t a lot of hard evidence to connect Nero to the fire. Even if he wanted to burn Rome to the ground, there is no guarantee that starting a fire in one spot would have spread as far as it did. Moreover, Nero probably wasn’t even in Rome when the fire started.

However, these stories about Nero starting the fire make sense in the context of what happened after the fire.

Even if he didn’t start the fire (hat tip to Billy Joel) he certainly took advantage of it.

For starters, he took the opportunity to deflect criticism from himself and put the blame for the fire onto a small, little known religious sect called Christians. This was the first great persecution of Christians in history, and the first time they as a group made the pages of history.

He also saw that a great deal of Rome was now destroyed and ripe for redevelopment.

Specifically, Nero wanted a palace. A really, really big palace.

Nero demolished an enormous part of the city which burned to build his extravagant palace.

The palace became known as the Domus Aurea, or the Golden House.

The palace complex was over 300 acres in area. The primary building had over 300 rooms, none of which were sleeping quarters.

The palace covered parts of three of the seven hills of Rome.

Most Roman villas had mosaics, but they would always be installed on the floor. Nero, had them installed on the ceiling, which might not sound like a big deal, but it was at the time.

The palace got its name from the extensive use of gold leaf which was used. Where there wasn’t gold, there were frescos, precious gems, and other decorations.

The portico was three stories high and a mile long.

He had a rotating dome installed in his main dining room that displayed the heavens. It would be turned by slaves pulling on ropes.

He had vineyards and gardens build, and remember this was all in the middle of Rome.

He had a massive lake constructed which was big enough for battleships to float in it.

Perhaps the most conspicuous feature was the 120-foot tall golden statue of himself which Nero had erected inside the vestibule. It was taller than the Colossus of Rhodes, which was one of the wonders of the Ancient world.

In terms of square footage, it was the largest building ever built in antiquity.

When he finally moved in, he was quoted as having said that he could now finally live as a human being.

The Domus Aurea was never technically completed, although it came close.

For the size of the project, an astonishing amount was done in a short amount of time.

However, four years after the fire the senate and everyone turned on him and Nero ended up killing himself. Here I’ll reference my episode on the year of the four emperors who followed him.

When Emperor Vespasian came to power a year later, he decided to get rid of the extremely unpopular building.

The giant 120-foot statue of Nero, known as the Colossus of Nero. It was moved by a team of elephants and the head was changed to represent the sun god instead of Nero.

Vespasian built a huge amphitheater built next to the statue, the Flavian Amphitheater. It became known by the Colossus which stood by it and today is known as the Colosseum.

A whole bunch of public works projects in addition to the colosseum were built on the site, including the Baths of Trajan, and the Temple of Venus and Rome.

Over time, the Domus Aurea was forgotten and what was left fell into ruin.

That was until the 15th Century.

A young man walking around the Esquiline Hill fell into a hole. In the hole wasn’t dirt and rock. Rather he found paintings and frescos. He had found the buried ruins of the Domus Aurea.

The condition of the artwork was unlike anything which had been seen at the time and would be seen until the ruins of Pompeii were excavated centuries later.

Word spread of this discovery and eventually artists of the period were coming to visit. Painters such as Raphael and Michelangelo paid visits to view the artwork, and it was in part responsible for the creation of the style of Italian Renaissance art.

Today, it is still possible to explore the reaming part of Nero’s Palace. It isn’t a very popular tourist attraction because most of the tour is underground.

Mold has been growing on some of the artwork and there was a collapse of one of the ceilings in 2010.

It has been closed for periods as archeologists work on shorting up the walls and trying to lessen the load of the park which currently sits on top of it. However, it has recently reopened to the public.

It still has the very best examples of original Roman art that you can find in Rome itself.

Everything Everywhere is also a podcast!


When was the Domus Aurea discovered?

Golden House of Nero, Latin Domus Aurea, palace in ancient Rome that was constructed by the emperor Nero between ad 65 and 68, after the great fire of 64 (an occasion the emperor used to expropriate an area of more than 200 acres [81 hectares] of land in the centre of the city).

why was the Domus Aurea built? Commissioned by the Roman Emperor Nero to be construido after the Great Fire of Rome in 64 AD, the Domus Aurea, or Golden House, was an extremely lavish palace, whose grounds covered approximately a square mile. It is rumored that this statue of Nero resembled later depictions of Sol, the Roman sun god.

Secondly, what did the Domus Aurea look like?

los Domus Aurea complex covered parts of the slopes of the Palatine, Esquiline, Oppian and Caelian hills, with a man-made lake in the marshy valley. The face of the statue era modified shortly after Nero's death during Vespasian's reign to make it truly a statue of Sol.


Emperor Nero’s Golden Palace had a room with a rotating ceiling that dropped perfume and rose petals down on its inhabitants

The Domus Aurea or “Golden House” in Latin, was a large landscaped portico villa built by the Emperor Nero in the heart of ancient Rome, after the great fire in 64 AD had cleared away the aristocratic dwellings on the slopes of the Palatine Hill

Built of brick and concrete in the few years between the fire and Nero’s suicide in 68, the extensive gold leaf that gave the villa its name was not the only extravagant element of its decor.

Stuccoed ceilings were faced with semi-precious stones and ivory veneers, while the walls were frescoed, coordinating the decoration into different themes in each major group of rooms. Pliny the Elder watched it being built and mentions it in his Naturalis Historia.

Statue of a muse in the newly reopened Domus Aurea. Photo credit

When the edifice was finished in this style and he had dedicated it, he deigned to say nothing more in the way of approval than that he was at last beginning to be housed like a human being.
Though the Domus Aurea complex covered parts of the slopes of the Palatine, Esquiline, and Caelian hills, with a man-made lake in the marshy bottomlands, the estimated size of the Domus Aurea is an approximation, as much of it has not been excavated. Some scholars place it at over 300 acres (1.2 km2), while others estimate its size to have been under 100 acres (0.40 km2).

Suetonius describes the complex as “ruinously prodigal” as it included groves of trees, pastures with flocks, vineyards and an artificial lake — rus in urbe, “countryside in the city”.

Nero also commissioned from the Greek Zenodorus a colossal 35.5 m (120 RF) high bronze statue of himself, the Colossus Neronis. Pliny the Elder, however, puts its height at only 30.3 m (106.5 RF).

The statue was placed just outside the main palace entrance at the terminus of the Via Appia in a large atrium of porticoes that divided the city from the private villa.This statue may have represented Nero as the sun god Sol, as Pliny saw some resemblance.

This idea is widely accepted among scholars, but some are convinced that Nero was not identified with Sol while he was alive.

The face of the statue was modified shortly after Nero’s death during Vespasian’s reign to make it truly a statue of Sol. Hadrian moved it, with the help of the architect Decrianus and 24 elephants, to a position next to the Flavian Amphitheater. This building took the name “Colosseum” in the Middle Ages, after the statue nearby, or, as some historians believe, because of the sheer size of the building.

The Golden House was designed as a place of entertainment, as shown by the presence of 300 rooms without any sleeping quarters. Nero’s own palace remained on the Quirinal Hill. No kitchens or latrines have been discovered either.

Rooms sheathed in dazzling polished white marble were given richly varied floor plans, shaped with niches and exedras that concentrated or dispersed the daylight.

There were pools in the floors and fountains splashing in the corridors. Nero took great interest in every detail of the project, according to Tacitus’ Annals, and oversaw the engineer-architects, Celer and Severus, who were also responsible for the attempted navigable canal with which Nero hoped to link Misenum with Lake Avernus.

The style of wall paintings in Domus Aurea inspired Raphael’s Vatican Stanze and 18th-century Neoclassicism alike.
Some of the extravagances of the Domus Aurea had repercussions for the future.

The architects designed two of the principal dining rooms to flank an octagonal court, surmounted by a dome with a giant central oculus to let in light.It was an early use of Roman concrete construction. One innovation was destined to have an enormous influence on the art of the future.

Nero placed mosaics, previously restricted to floors, in the vaulted ceilings. Only fragments have survived, but that technique was to be copied extensively, eventually ending up as a fundamental feature of Christian art: the apse mosaics that decorate so many churches in Rome, Ravenna, Sicily, and Constantinople.

The Domus Aurea still lies under the ruins of the baths of Trajan, shown here and the surrounding park.

Celer and Severus also created an ingenious mechanism, cranked by slaves, that made the ceiling underneath the dome revolve like the heavens, while perfume was sprayed and rose petals were dropped on the assembled diners. According to some accounts, perhaps embellished by Nero’s political enemies, on one occasion such quantities of rose petals were dropped that one unlucky guest was asphyxiated (a similar story is told of the Emperor Elagabalus).

“Nero gave the best parties, ever,” archaeologist Wallace-Hadrill told an interviewer when the Golden House was reopened to visitors in 1999 after being closed for years for restorations.

“Three hundred years after his death, tokens bearing his head were still being given out at public spectacles — a memento of the greatest showman of them all. Nero, who was obsessed with his status as an artist, certainly regarded entertainments as works of art. His official elegantiae arbiter, or judge of elegance, was the novelist and courtier Petronius.

Frescoes covered every surface that was not more richly finished. The main artist was one Famulus (or Fabulus according to some sources). Fresco technique, working on damp plaster, demands a speedy and sure touch: Famulus and assistants from his studio covered a spectacular amount of wall area with frescoes. Pliny, in his Natural History, recounts how Famulus went for only a few hours each day to the Golden House, to work while the light was right. The swiftness of Famulus’s execution gives a wonderful unity and astonishing delicacy to his compositions.

The style of wall paintings in Domus aurea

Pliny the Elder presents Amulius as one of the principal painters of the Domus urea: “More recently, lived Amulius, a grave and serious personage, but a painter in the florid style. By this artist there was a Minerva, which had the appearance of always looking at the spectators, from whatever point it was viewed.

He only painted a few hours each day, and then with the greatest gravity, for he always kept the toga on, even when in the midst of his implements. The Golden Palace of Nero was the prison-house of this artist’s productions, and hence it is that there are so few of them to be seen elsewhere.”

After Nero’s death, the Golden House was a severe embarrassment to his successors. It was stripped of its marble, its jewels, and its ivory within a decade. Soon after Nero’s death, the palace and grounds, encompassing 2.6 km² (c. 1 mi²), were filled with earth and built over: the Baths of Titus were already being built on part of the site in 79 AD.

On the site of the lake, in the middle of the palace grounds, Vespasian built the Flavian Amphitheatre, which could be reflooded at will, with the Colossus Neronis beside it. The Baths of Trajan, and the Temple of Venus and Rome were also built on the site. Within 40 years, the Golden House was completely obliterated, buried beneath the new constructions, but paradoxically this ensured the wall paintings’ survival by protecting them from dampness.


Nero's Golden House (Domus Aurea) - History

"The Domus Aurea (Golden House), Rome (A.D. 64-68 and possibly later), was built or begun by Nero after the great fire in A.D. 64. It was less a palace than a series of pavilions and a long wing comprising living and reception rooms, all set in a vast landscaped park with an artificial lake in its centre where the Colosseum now stands. Most of it has largely disappeared. The main architectural interest lies in the wing just referred to, known as the Esquiline wing, which stood a little to the north of the lake and was subsequently built over to form part of the enclosure of the Baths of Trajan. It most resembled the country and seaside portico villas of Campagna, and was open to the views of and beyond the lake. The more westerly part, which was certainly of Nero's time, also had a peristyle behind the fa ade. In the centre, the fa ade was set back, following three sides and two half-sides of an octagon. To the right of this was the less conventionally planned eastern part, which contained the feature of greatest importance and originality. This was an octagonal hall roofed by a concrete dome, 14.7 m (50 ft) across the corners, and open on all sides to the garden or to surrounding smaller rooms—as far as is known the first appearance in a building of this kind of a new concept of interior space which was to come increasingly to the fore over the next half-century."

—Sir Banister Fletcher. A History of Architecture . p246.

On Appian Hill, northeast of the Colluseum.

Roger H. Clark and Michael Pause. Precedents in Architecture . New York: Van Nostrand Reinhold, 1985. balance diagram, p180. — Updated edition available at Amazon.com

Sir Banister Fletcher. A History of Architecture . Boston: Butterworths, 1987. ISBN 0-408-01587-X. NA200.F63 1987. discussion, p246. — The classic text of architectural history. Expanded 1996 edition available at Amazon.com

William L. MacDonald. The Architecture of the Roman Empire I . New Haven, CT: Yale University Press, 1982. ISBN 0-300-02818-0. LC 81-16513. NA310.M2. analytical drawing of the octagon, plate 31. plan drawing of octagon, plate 30.

Ernest Nash. Pictorial Dictionary of Rome . 2nd Ed, rev. V.1. New York: Frederick A. Praeger, Publishers, 1961. Photo of rooms at the south-west corner of the peristyle, plate 408, p340. Photo showing construction of the cupola and openings for lighting of the octagonal hall, plate 416, p346. Photo of the octagonal domed room in the east wing, plate 417, p346. Photo of remains of walls in front of the facade of the main palace with the southern exedra of the Baths of Trajan, plate 418, p347.


Ver el vídeo: Palatine Hill Walking Tour in 4K