Reagan apoya el movimiento de solidaridad de Polonia

Reagan apoya el movimiento de solidaridad de Polonia

A finales de 1981, en un discurso a la nación, el presidente Ronald Reagan condenó la reciente represión comunista contra el Movimiento de Solidaridad en Polonia.


Día de la Solidaridad: Estados Unidos y el apoyo de la “Solidaridad”

El presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, declaró el 30 de enero de 1982 como el Día de la Solidaridad. Este fue tanto un gesto de apoyo a los ciudadanos de la República Popular de Polonia como de oposición a la ley marcial en Polonia. Sin embargo, la Casa Blanca no pretendía limitarse a gestos simbólicos.

A fines del otoño de 1980, el coronel Ryszard Kuklinski comenzó a enviar análisis e informes de inteligencia a la CIA, que mostraban que las autoridades comunistas se estaban preparando para romper Solidaridad. Sin embargo, la Casa Blanca se sorprendió por la introducción de la ley marcial. El 10 de diciembre, Reagan discutió con su personal las condiciones para la concesión de ayuda económica a la República Popular de Polonia. Dos días después, en la noche del 12 al 13 de diciembre de 1981, aparecieron tanques en las calles de las ciudades más grandes de Polonia. Poco después, los líderes de la & # 8220Solidaridad & # 8221 fueron arrestados y las huelgas aplastadas por la milicia armada y las tropas militares.

T-55A en las calles durante la ley marcial en Polonia (foto de J. Żołnierkiewicz dominio público)

Inicialmente, Reagan y sus asociados se abstuvieron de hacer declaraciones duras, buscando comprender la situación. Nadie estaba seguro de si la ley marcial era una operación llevada a cabo únicamente por el ejército y la milicia polacos o si las unidades habían sido enviadas & # 8211 o serían enviadas & # 8211 por ejércitos de otros países del Pacto de Varsovia. Todavía no estaba claro qué tan extendida estaba la resistencia entre la sociedad polaca. Los principales miembros del gabinete de Reagan, así como el propio presidente, declararon muchas veces que no querían causar un derramamiento de sangre aún mayor. Sin embargo, el Consejo de Seguridad Nacional continuó observando y discutiendo la situación en Polonia.

El Gabinete consideró varias formas de reaccionar. La respuesta más obvia fueron las sanciones contra Polonia y la Unión Soviética. Sin embargo, era necesario analizar detenidamente el alcance, ya que nadie quería que las sanciones afectaran demasiado a la sociedad polaca. Con respecto a las represalias contra la Unión Soviética, era importante convencer a los aliados europeos & # 8211 Gran Bretaña, Francia y Alemania Occidental & # 8211 de cooperar y actuar en unidad y coherencia. También se consideraron represalias mediante el fortalecimiento del apoyo a los muyahidines afganos, pero, en general, el número de opciones posibles fue bastante modesto. Por eso Reagan creía que el apoyo simbólico de & # 8220Solidarity & # 8221 era muy importante.

Leer más: Solidaridad. El 40 aniversario del nacimiento del movimiento social

Imperio del mal

Para Reagan, la imposición de la ley marcial con el apoyo general de Moscú fue un punto de inflexión en la historia de la Guerra Fría: “Es la primera vez en 60 años que tenemos este tipo de oportunidad. Puede que no haya otro en nuestra vida. ¿Podemos permitirnos no hacer todo lo posible? Estoy hablando de una cuarentena total en la Unión Soviética. ¡No distensión! Sabemos y el mundo sabe & # 8211 que ellos están detrás de esto. Hemos retrocedido tantas veces ". Esto no era solo una forma de hablar, Reagan se sintió fuertemente en lo que estaba diciendo. En su diario privado, escribió: "Es posible que nunca tengamos una oportunidad como esta en nuestra vida".

Fotos de Solidaridad 1980-1981 (foto: FORTEPAN / Jankó Attila CC BY-SA 3.0)

Las declaraciones de Regan estaban lejos de la fría realpolitik y, en cambio, estaban llenas de comparaciones simbólicas. La lucha de la sociedad polaca por la libertad le recordó la historia de los primeros estadounidenses que lucharon por la independencia de su país: “Es como las primeras líneas de nuestra propia declaración de independencia. "Cuando en el curso de los acontecimientos humanos ..." Esto es exactamente lo que (los polacos) están haciendo ahora ".

El presidente creía firmemente que esta situación hacía imperativo que Estados Unidos redefiniera su política hacia la Unión Soviética. En su opinión, se trataba de una obligación moral fundamental para la misión histórica de Estados Unidos. Reagan aludió al famoso & # 8220Quarantine Speech & # 8221 de Franklin Delano Roosevelt, quien en 1937 pidió la construcción de una represa para contener la “epidemia de anarquía mundial” que azota el mundo. No nombró ningún país en ese momento, pero estaba claro que se refería a las potencias del Eje: el Tercer Reich, el Reino de Italia y el Imperio japonés. Este discurso inspiró a Reagan: “Somos los líderes del mundo occidental. No lo hemos sido durante años, varios años, excepto de nombre, pero ahora aceptamos ese papel. Estoy hablando de una acción que se dirige a los Aliados y les solicita, no les ruega, que se unan a una cuarentena completa de la Unión Soviética ". La mayor parte del gabinete lo apoyó. El vicepresidente George Bush enfatizó que la situación requería que Estados Unidos asumiera el liderazgo mundial y el secretario de Defensa, Caspar Weinberger, compartió la misma opinión, instando a Reagan a transmitir el mensaje: “Hay que decirle al mundo que tiene un líder”. Hubo discrepancias entre los miembros del gabinete sobre la escala de las sanciones, y nadie habló con tanta pomposidad como Reagan, pero todos estuvieron de acuerdo en que enfrentaban un desafío de relaciones públicas.

La fuerza de un símbolo

Jeane Kirkpatrick, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas y asesora influyente de Reagan, señaló que la falta de una declaración contundente hasta el momento no había sido bien recibida por la prensa. Ella sugirió hacer gestos simbólicos de apoyo y solidaridad con los polacos todos los días. Se suponía que el discurso de Navidad del presidente marcaría la culminación de este esfuerzo. El propio Reagan era consciente de que no era posible otra salida: "No puedo pronunciar un discurso de 'Santa Claus viene a la ciudad' en este entorno".

El presidente Ronald Reagan en 1982 (foto: dominio público de la Administración Nacional de Archivos y Registros de Michael Evans)

Así, el presidente preparó su discurso de Navidad con especial énfasis en Polonia. Por supuesto, primero se refirió a los asuntos internos, comenzando por el estado de la economía, pero luego comenzó a hablar sobre la situación en Europa del Este. Anunció la introducción de sanciones limitadas contra el régimen de Wojciech Jaruzelski y también pidió a sus compatriotas que encendieran velas en sus ventanas como gesto de solidaridad con los polacos.

“Durante mil años, la Navidad se ha celebrado en Polonia, una tierra de profunda fe religiosa, pero esta Navidad trae poca alegría al valiente pueblo polaco. Han sido traicionados por su propio gobierno. Los hombres que los gobiernan y sus aliados totalitarios temen la libertad misma que aprecia el pueblo polaco. Han respondido a los impulsos de la libertad con fuerza bruta, asesinatos, detenciones masivas y el establecimiento de campos de concentración. Lech Walesa y otros líderes de Solidaridad están encarcelados, se desconoce su destino. Se han asaltado fábricas, minas, universidades y viviendas. (…) Una vez, a principios de este siglo, una influencia maligna amenazó con apagar las luces en todo el mundo. Que la luz de millones de velas en los hogares estadounidenses dé aviso de que la luz de la libertad no se apagará. Somos bendecidos con una libertad y abundancia que se les niega a muchos. Que esas velas nos recuerden que estas bendiciones traen consigo una obligación sólida, una obligación para con el Dios que nos guía, una obligación con la herencia de libertad y dignidad que nos legaron nuestros antepasados ​​y una obligación con los hijos del mundo. cuyo futuro será moldeado por la forma en que vivamos nuestras vidas hoy ".

Dumitru Prunariu y Leonid Popov con Leonid Brejnev el 1 de junio de 1981 (foto: dominio público del Museo Nacional de Historia de Rumanía)

El 23 de diciembre de 1981, Reagan estaba escribiendo dos textos simultáneamente: un mensaje de Navidad y un mensaje para Leonid Brezhnev. En la carta, acusó al líder de la Unión Soviética de interferir con los asuntos internos de Polonia y ser responsable de lo sucedido. La respuesta de Brezhnev fue dura y él mismo acusó a la Casa Blanca de interferir en los asuntos internos de Polonia, de intentar presionar a la URSS y de actuar contra el derecho internacional. En respuesta, la Casa Blanca introdujo sanciones contra la Unión Soviética: se restringieron las exportaciones de productos de alta tecnología, se prohibió el aterrizaje de aviones de Aeroflot en los EE. UU. Y se pospusieron las negociaciones sobre el intercambio económico.

Esta respuesta fue, de hecho, de alcance limitado & # 8211 la primera ola de sanciones golpeó a Moscú después de la invasión de Afganistán. Resultó que su eficacia era baja. El problema también fue que los aliados europeos se mostraron reacios a unirse a la & # 8220quarantine & # 8221 iniciada por la Casa Blanca. En esta situación, se concedió aún más importancia a la creación de imágenes y las actividades simbólicas.

Deja que Polonia sea Polonia

Reagan y miembros de su administración plantearon el tema de la ley marcial muchas veces durante sus discursos. El 20 de enero de 1982, Reagan emitió una proclamación declarando el 30 de enero como el Día de la Solidaridad & # 8211 alentó a los ciudadanos a expresar su apoyo a la sociedad polaca y a pedir el fin de la ley marcial.

El evento más importante del día fue la transmisión del programa & # 8220Let Poland be Poland & # 8221, con Reagan y una docena de otros líderes mundiales, incluidos Margaret Thatcher y François Mitterrand. Sin embargo, en este programa de 90 minutos, la mayor impresión la causó la galaxia de estrellas que expresaron su solidaridad con los polacos. El programa fue inaugurado por Charlton Heston, encendiendo una vela simbólica para & # 8220Solidarity & # 8221 Max von Sydow presentó la historia de & # 8220Solidarity & # 8221 Czesław Miłosz leyó un poema Kirk Douglas recordó su visita a la Escuela de Cine de Łódź y Frank Sinatra cantó & # 8220Free Heart & # 8221 en polaco e inglés.

La administración donó dinero para la organización de este evento mediático, pero patrocinadores privados también donaron medio millón de dólares. El programa fue transmitido por satélite y fue visto por más de 185 millones de espectadores. Otros 165 millones de oyentes de Radio Free Europe y Voice of America también escucharon. La Casa Blanca, animada por este éxito, dirigió más fondos a estas estaciones de radio. Como resultado, el tiempo de transmisión de Voice of America se extendió siete horas y fue escuchado regularmente por 11 millones de personas.

Las sanciones serían efectivas a largo plazo, pero Reagan esperaba resultados más rápidos. La administración comenzó a preparar una nueva estrategia global para enfrentar al comunismo. Polonia fue solo uno de los escenarios de esta lucha y, si bien no fue el más importante, fue clave. El Departamento de Estado enfatizó que “Polonia se relaciona con tantos fundamentos (el futuro de Europa del Este, la Alianza, la seguridad soviética, el liderazgo político y moral estadounidense) que nuestros objetivos deben ubicarse en el contexto de nuestra política exterior general. Nuestro objetivo general es mantener la capacidad de Estados Unidos para el liderazgo mundial al detener y, si es posible, revertir las tendencias adversas en el equilibrio de poder mundial durante la última década o más ".

En mayo de 1982, Reagan firmó la Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, que luego fue seguida por una estrategia detallada de la Política de los Estados Unidos hacia Europa del Este, que allanó el camino para una acción más decisiva. La CIA lanzó la Operación QRHELPFUL, cuyo objetivo era apoyar a la clandestinidad de Solidaridad. [1] Como evaluó Seth G. Jones, autor de un libro sobre el tema: “Ni la CIA ni los funcionarios de la Casa Blanca esperaban la ayuda encubierta de Estados Unidos para derrocar al régimen de Jaruzelski o desencadenar un colapso del comunismo en Europa del Este (…) Los objetivos eran limitados: ayudar a las actividades organizativas de Solidaridad y otros grupos de oposición polacos, mejorar su capacidad para comunicarse con el pueblo polaco dentro y fuera del país y ejercer más presión sobre el régimen de Jaruzelski para que alivie sus políticas represivas ".

Ver también: Diciembre de 1980: La invasión soviética de Polonia. ¿Moscú realmente planeaba invadir Polonia?

Solidaridad en el tablero de ajedrez mundial

Durante las discusiones en la Casa Blanca luego de la introducción de la ley marcial, se forjó una estrategia de confrontación con el comunismo, que se llevó a cabo durante toda la década. La Unión Soviética estaba sujeta a un embargo de tecnologías modernas, se crearon numerosas barreras comerciales y el ciclo de la deuda se estrechó en los países de Europa del Este. Se dedicaron enormes fondos para apoyar a los muyahidines en Afganistán. La Agencia Central de Inteligencia apoyó & # 8220Solidarity & # 8221 en Polonia y sus oficinas en el extranjero & # 8211 y se asignaron alrededor de $ 20 millones para este propósito.

Sin embargo, la política seguida por la Casa Blanca hacia Polonia fue siempre un complemento de la estrategia implementada hacia la Unión Soviética. Reagan, quizás incluso más que su gabinete, estaba convencido de la razón moral detrás de Solidaridad. Sin embargo, la política global se regía por reglas diferentes. Cuando la Unión Soviética comenzó a declinar en 1989, la Casa Blanca era uno de los principales actores mundiales interesados ​​en frenar la transformación política de Polonia.

& # 8220High Noon, 4 de junio de 1989 & # 8221, Ciudadanos solidarios & # 8217 Cartel de elección del Comité por Tomasz Sarnecki (uso justo)

El presidente George Bush, que se desempeñó como vicepresidente de Reagan durante ocho años, estaba más interesado en salvar a la Unión Soviética que colapsaba que en la revolución polaca. En junio de 1989, el Departamento de Estado temía que, tras la derrota del partido comunista en las elecciones parlamentarias, Wojciech Jaruzelski no se postulara para la presidencia. La Casa Blanca temía que Jaruzelski, que había introducido la ley marcial y a quien Caspar Weinberger se refería como un general soviético con uniforme polaco, no se convirtiera en presidente de Polonia. Al final, fue George Bush, entre otros, quien tuvo que convencer a Jaruzelski para que diera ese paso.

Fue una ironía extraordinaria. George Bush, tuvo que echar una mano a Jaruzelski. “Le dije que su negativa a correr podría provocar inadvertidamente una grave inestabilidad y le insté a que lo reconsiderara. Fue irónico. Aquí estaba un presidente estadounidense tratando de persuadir a un líder comunista de alto rango para que se postulara para un cargo. Pero sentí que la experiencia de Jaruzelski era la mejor esperanza para una transición sin problemas en Polonia ”, recordó Bush años después.

Autor: Tomasz Kozłowski - Doctorado en ciencias políticas, empleado de la Oficina de Investigaciones Históricas del Institute of National Remembrance
Traducción: Alicja Rose & amp Jessica Sirotin


Obtener una copia


En este día de 1987, dos años antes del colapso de los regímenes comunistas en Europa del Este, el presidente Ronald Reagan levantó todas las sanciones de Estados Unidos contra Polonia.

Reagan señaló que el gobierno polaco había levantado la ley marcial, liberado a miles de presos políticos y se abstuvo de realizar arrestos masivos desde que se declaró una amplia amnistía en septiembre de 1986. Pero enfatizó que los disidentes aún enfrentan sanciones económicas en lugar de la cárcel y el movimiento sindical Solidaridad proscrito y operando bajo tierra, "todavía queda mucho por hacer".

Respondiendo a los llamamientos de los polaco-estadounidenses y la Iglesia Católica Romana, Reagan restauró los privilegios económicos que le habían sido quitados en diciembre de 1981. El presidente afirmó que se tomarían más pasos hacia relaciones normales junto con una mayor libertad política para el pueblo polaco.

La medida restauró el estatus comercial de "nación más favorecida" de Polonia, que brinda un trato preferencial para sus exportaciones a los Estados Unidos y eliminó la prohibición del servicio aéreo comercial entre las dos naciones.

Más importante aún, hizo que las empresas dirigidas por el estado de Polonia fueran elegibles para las garantías crediticias de los EE. UU. Y abrió la puerta a la inversión externa directa.

Una explosión transatlántica (atómica) del pasado

El gobierno polaco acogió la noticia "con satisfacción". Jerzy Urban, un portavoz del gobierno, dijo que las medidas punitivas de Estados Unidos habían "traído un daño considerable a la sociedad polaca" y, "Consideramos el levantamiento de las sanciones como un punto de partida hacia una mejora adicional en las relaciones polaco-estadounidenses".

En Gdansk, la ciudad donde los trabajadores de los astilleros en huelga precipitaron la represión de 1981, Lech Walesa, fundador del movimiento Solidaridad y futuro presidente polaco, elogió la medida de Reagan como "una expresión de apoyo sabio y de largo alcance a la aspiración, el programa y ideales de solidaridad ”.

El general Wojciech Jaruzelski, el líder comunista de Polonia, que había enviado tanques para aplastar los impulsos de Solidaridad por la democracia y luego presidió el colapso del sistema que lo había nutrido, estimó el daño económico de las sanciones de Estados Unidos en $ 15 mil millones. Sin embargo, los analistas occidentales dijeron que los problemas de Polonia, incluida la alta inflación y la grave escasez de bienes de consumo, fueron el resultado de políticas económicas equivocadas y no fueron causados ​​por acciones punitivas tomadas por Estados Unidos y otras naciones occidentales.

Aloysius Mazewski, presidente del Congreso Polaco-Estadounidense, dijo a los reporteros en la Casa Blanca que el gobierno polaco usó las sanciones "como una muleta" para sus problemas económicos y agregó, "ya es hora de que le demos una patada a la muleta".

Mientras las sanciones estaban en vigor, las exportaciones polacas a los Estados Unidos cayeron de 450 millones de dólares en 1980 a 250 millones de dólares en 1985. La reanudación del estatus comercial que Polonia había disfrutado durante 22 años tenía como objetivo impulsar las exportaciones mediante la reducción de aranceles sobre productos como el vodka y el jamón. .

La derogación de las sanciones de Estados Unidos completó un proceso que comenzó en enero de 1984, cuando Reagan respondió a una ronda inicial de reformas levantando las prohibiciones de pesca polaca en aguas territoriales estadounidenses y vuelos de aerolíneas chárter polacas.

FUENTE: "Este día en la historia presidencial ”, por Paul Brandus (2018)


Contenido

En la década de 1970, el gobierno de Polonia aumentó los precios de los alimentos mientras los salarios estaban estancados. Esta y otras tensiones provocaron protestas en 1976 y una posterior represión gubernamental contra la disidencia. La KOR, la ROPCIO y otros grupos comenzaron a formar redes clandestinas para monitorear y oponerse al comportamiento del gobierno. Los sindicatos formaron una parte importante de esta red. [9] En 1979, la economía polaca se contrajo por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, en un 2 por ciento. La deuda externa alcanzó alrededor de $ 18 mil millones en 1980. [10]

Anna Walentynowicz fue despedida del astillero de Gdańsk el 7 de agosto de 1980, cinco meses antes de su jubilación, por participar en el sindicato ilegal. Esta decisión de la dirección enfureció a los trabajadores del astillero, que realizaron una huelga el 14 de agosto defendiendo a Anna Walentynowicz y exigiendo su regreso. Ella y Alina Pienkowska transformaron una huelga por cuestiones de pan y mantequilla en una huelga de solidaridad en solidaridad con las huelgas en otros establecimientos.

La solidaridad surgió el 31 de agosto de 1980 en el Astillero de Gdańsk cuando el gobierno comunista de Polonia firmó el acuerdo que permitía su existencia.El 17 de septiembre de 1980, más de veinte comités fundadores entre fábricas de sindicatos libres se fusionaron en el congreso en una organización nacional NSZZ Solidarity. [6] Se registró oficialmente el 10 de noviembre de 1980. [11]

Lech Wałęsa y otros formaron un amplio movimiento social antisoviético que iba desde personas asociadas con la Iglesia católica [12] hasta miembros de la izquierda antisoviética. El nacionalismo polaco, junto con el liberalismo pro-estadounidense, jugó un papel importante en el desarrollo de Solidaridad en la década de 1980. [13] Solidaridad defendió la no violencia en las actividades de sus miembros. [14] [15] [ fuente autoeditada ] En septiembre de 1981, el primer congreso nacional de Solidaridad eligió a Wałęsa como presidente [11] y adoptó un programa republicano, la "República autónoma". [16] El gobierno intentó destruir el sindicato con la ley marcial de 1981 y varios años de represión, pero al final tuvo que empezar a negociar con el sindicato.

Las conversaciones de mesa redonda entre el gobierno y la oposición liderada por Solidaridad llevaron a elecciones semi-libres en 1989. A finales de agosto se formó un gobierno de coalición liderado por Solidaridad, y en diciembre Tadeusz Mazowiecki fue elegido primer ministro. Desde 1989, Solidaridad se ha convertido en un sindicato más tradicional y tuvo relativamente poco impacto en la escena política de Polonia a principios de la década de 1990. Un brazo político fundado en 1996 como Acción Electoral Solidaria (AWS) ganó las elecciones parlamentarias en 1997, pero perdió las siguientes elecciones de 2001. En la actualidad, Solidaridad tiene poca influencia en la política polaca moderna.

En el año previo a la ley marcial, las políticas de la administración Reagan apoyaron el movimiento Solidaridad, llevando a cabo una campaña de relaciones públicas para disuadir lo que la administración Carter había visto como "un movimiento inminente de las grandes fuerzas militares soviéticas en Polonia". [17] Michael Reisman de la Facultad de Derecho de Yale mencionó las operaciones en Polonia como una de las acciones encubiertas de cambio de régimen de la CIA durante la Guerra Fría. [18] El coronel Ryszard Kukliński, un alto oficial del Estado Mayor polaco, estaba enviando informes en secreto al oficial de la CIA David Forden. [19] La Agencia Central de Inteligencia (CIA) transfirió alrededor de $ 2 millones anuales en efectivo a Solidarity, por un total de $ 10 millones durante cinco años. No existían vínculos directos entre la CIA y Solidarność, y todo el dinero se canalizaba a través de terceros. [20] A los agentes de la CIA se les prohibió reunirse con los líderes de Solidaridad, y los contactos de la CIA con los activistas de Solidarność fueron más débiles que los de la AFL-CIO, que recaudó 300.000 dólares de sus miembros, que se utilizaron para proporcionar material y efectivo directamente a Solidaridad, sin control del uso que hace Solidaridad de la misma. El Congreso de los Estados Unidos autorizó al Fondo Nacional para la Democracia a promover la democracia, y la NED asignó $ 10 millones a Solidaridad. [21]

El gobierno polaco promulgó la ley marcial en diciembre de 1981, sin embargo, Solidaridad no fue alertado. Las posibles explicaciones para esto varían, algunos creen que la CIA fue tomada con la guardia baja, mientras que otros sugieren que los políticos estadounidenses vieron una represión interna como preferible a una "inevitable intervención soviética". [22] El apoyo de la CIA a Solidaridad incluyó dinero, equipo y entrenamiento, que fue coordinado por Operaciones Especiales. [23] Henry Hyde, miembro del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, declaró que Estados Unidos proporcionó "suministros y asistencia técnica en términos de periódicos clandestinos, radiodifusión, propaganda, dinero, ayuda organizativa y asesoramiento". [24] Los fondos iniciales para acciones encubiertas de la CIA fueron de $ 2 millones, pero poco después de la autorización se incrementaron y en 1985 la CIA se infiltró con éxito en Polonia. [25]

En 2017, Solidaridad respaldó una propuesta para implementar leyes azules para prohibir las compras dominicales, una medida respaldada por los obispos polacos. [26] Ha entrado en vigor una nueva ley polaca de 2018 que prohíbe casi todo el comercio los domingos, con los grandes supermercados y la mayoría de los demás minoristas cerrados por primera vez desde que se introdujeron las leyes de compras liberales en la década de 1990. El partido Ley y Justicia aprobó la legislación con el apoyo del primer ministro Mateusz Morawiecki. [27] [28] [29] [30]

Aunque las obras de Leszek Kołakowski fueron oficialmente prohibidas en Polonia y vivió fuera del país desde finales de la década de 1960, las ideas del filósofo ejercieron una influencia en el movimiento Solidaridad. Las copias clandestinas de sus libros y ensayos dieron forma a las opiniones de la oposición intelectual polaca. Su ensayo de 1971 Tesis sobre la esperanza y la desesperanza, que sugirió que los grupos sociales autoorganizados podrían expandir gradualmente las esferas de la sociedad civil en un estado totalitario, ayudó a inspirar los movimientos disidentes de la década de 1970 que llevaron a la creación de Solidaridad y brindó una base filosófica para el movimiento.

Kołakowski describió más tarde a Solidaridad como "quizás lo más cercano a la revolución de la clase trabajadora" que Karl Marx había predicho a mediados del siglo XIX. Irónicamente, Solidaridad presentaba muchos elementos contrarios al socialismo tal como lo concebía Marx: "[los trabajadores organizados] contra los explotadores, es decir, el estado. Y este ejemplo solitario de una revolución de la clase trabajadora (si es que esto puede contarse) fue dirigido contra un estado socialista, y realizado bajo el signo de la cruz, con la bendición del Papa ". [31]

La supervivencia de Solidaridad fue un evento sin precedentes no solo en Polonia, un estado satélite de la URSS gobernado (en la práctica) por un régimen comunista de partido único, sino en todo el bloque del Este. Significó una ruptura en la postura de línea dura del comunista Partido Polaco de los Trabajadores Unidos, que había puesto fin sangrientamente a una protesta de 1970 con fuego de ametralladora (matando a más de treinta e hiriendo a más de 1.000), y el gobierno comunista soviético más amplio en el Este. Bloc, que había sofocado tanto el Levantamiento Húngaro de 1956 como la Primavera de Praga de 1968 con invasiones lideradas por los soviéticos.

La influencia de la solidaridad llevó a la intensificación y difusión de los ideales y movimientos anticomunistas en los países del Bloque del Este, debilitando sus gobiernos comunistas. Como resultado del Acuerdo de Mesa Redonda entre el gobierno polaco y la oposición liderada por Solidaridad, el 4 de junio de 1989 se celebraron elecciones en Polonia, en las que se permitió a la oposición presentar candidatos contra el Partido Comunista, las primeras elecciones libres en cualquier país soviético. país del bloque. Se creó una nueva cámara alta (el Senado) en el parlamento polaco y todos sus 100 escaños fueron disputables en las elecciones, así como un tercio de los escaños en la cámara baja más importante (el Sejm). Solidaridad ganó 99 de los 100 escaños del Senado y los 161 escaños disputables en el Sejm, una victoria que también desencadenó una reacción en cadena en los estados satélites de la Unión Soviética, lo que llevó a revoluciones anticomunistas casi totalmente pacíficas en Europa Central y Oriental [12] conocido como las revoluciones de 1989 (Jesień Ludów o Wiosna Obywatelów), que terminó con el derrocamiento de cada régimen impuesto por Moscú y, en última instancia, con la disolución de la Unión Soviética a principios de la década de 1990.

Dado el apoyo del sindicato de muchos gobiernos occidentales, las relaciones con los sindicatos en los países capitalistas podrían complicarse. Por ejemplo, durante la huelga de los mineros del Reino Unido de 1984-1985, Wałęsa dijo que "Los mineros deben luchar, pero con sentido común, no con destrucción" y dijo de Margaret Thatcher "Con una mujer tan sabia y valiente, Gran Bretaña encontrará un solución a la huelga ". Sin embargo, David Jastrzębski, presidente de Solidaridad de la Alta Silesia, expresó su apoyo a los mineros en huelga: "Ni las cargas de la policía montada del gobierno británico ni sus golpes de porra, como tampoco los tanques de la junta polaca o el fuego de los rifles, pueden romper nuestra voluntad común de lucha por un futuro mejor para la clase trabajadora ". [32] Esto fue a pesar del hecho de que Arthur Scargill, presidente de la Unión Nacional Británica de Trabajadores Mineros había sido muy crítico con Solidaridad, condenándola como una "organización antisocialista que desea el derrocamiento de un estado socialista". [33]

En 2005, el sindicato Solidarity - The Union for British Workers fue creado en honor al sindicato polaco original por el Partido Nacional Británico de extrema derecha.

A finales de 2008, varios grupos de oposición democrática en la Federación de Rusia formaron un movimiento de solidaridad. [34]

En los Estados Unidos, el Partido de Solidaridad Estadounidense (antes Partido Demócrata Cristiano de EE. UU.), Un partido político democrático cristiano, atribuye su homónimo a Solidaridad. [35]

En un ensayo de 2011 "The Jacobin Spirit" en la revista estadounidense Jacobino, el filósofo Slavoj Žižek llamó a Solidarność 'uno de los "espacios libres a distancia del poder estatal" que usaba la "violencia defensiva" para protegerse del control estatal. La noción de "violencia defensiva" corre en la línea de las ideas postuladas por Alain Badiou. [36]

El sindicato fue fundado oficialmente el 17 de septiembre de 1980, [2] los poderes supremos del sindicato estaban conferidos a un cuerpo legislativo, el Convención de Delegados (Zjazd Delegatów). El poder ejecutivo fue la Comisión Nacional Coordinadora (Krajowa Komisja Porozumiewawcza), posteriormente rebautizada como Comisión Nacional (Komisja Krajowa). La Unión tenía una estructura regional, que comprendía 38 regiones (región) y dos distritos (okręg). En su nivel más alto, la Unión tenía más de 10 millones de miembros, lo que se convirtió en la afiliación sindical más grande del mundo. Durante la era comunista, los 38 delegados regionales fueron arrestados y encarcelados cuando la ley marcial entró en vigor el 13 de diciembre de 1981 bajo el mando del general Wojciech Jaruzelski. Después de un año de prisión, a los miembros de alto rango del sindicato se les ofreció viajes de ida a cualquier país que los aceptara (incluidos Canadá, Estados Unidos y naciones del Medio Oriente).

Solidaridad se organizó como un sindicato industrial, o más específicamente de acuerdo con el principio de Un gran sindicato, en la línea de los Trabajadores Industriales del Mundo y la Confederación Nacional del Trabajo Española (los trabajadores de todos los oficios estaban organizados por región, en lugar de por oficio ). [37]

En 2010, Solidaridad tenía más de 400.000 miembros. [3] La Comisión Nacional de Sindicatos Autónomos Independientes tiene su sede en Gdańsk y está compuesta por delegados de los congresos generales regionales.

Estructura regional Editar

Solidaridad se divide en 37 regiones y la estructura territorial refleja en gran medida la forma de los voivodados polacos, establecidos en 1975 y anulados en 1998 (ver: División administrativa de la República Popular de Polonia). Las regiones son:

  • Gdańsk, con sede en Gdańsk,
  • Warmia-Masuria, con sede en Olsztyn,
  • Elbląg, con sede en Elbląg,
  • Baja Silesia, con sede en Wrocław,
  • Pila, con sede en Piła,
  • Pomerania Occidental, con sede en Szczecin,
  • Tierra de Łódź, con sede en Łódź,
  • Częstochowa, con sede en Częstochowa,
  • Land of Sandomierz, con sede en Stalowa Wola,
  • Płock-Kutno, con sede en Płock,
  • Pequeña Polonia, con sede en Cracovia,
  • Opole Silesia, con sede en Opole,
  • Seashore, con sede en Koszalin,
  • Słupsk, con sede en Słupsk,
  • Zielona Góra, con sede en Zielona Góra,
  • Podbeskidzie, con sede en Bielsko-Biała,
  • Konin, con sede en Konin,
  • Sur de la Gran Polonia, con sede en Kalisz,
  • Podlachia, con sede en Białystok,
  • Piotrków, con sede en Piotrków Trybunalski,
  • Cuiavia y Dobrzyń Land, con sede en Włocławek,
  • Carpathia, con sede en Krosno,
  • Land of Rzeszów, con sede en Rzeszów,
  • Toruń, con sede en Toruń,
  • Silesia-Zaglebie, con sede en Katowice,
  • Land of Radom, con sede en Radom,
  • Gran Polonia, con sede en Poznań,
  • Gorzów, con sede en Gorzów Wielkopolski,
  • Holy Cross, con sede en Kielce,
  • Oriente Medio, con sede en Lublin,
  • Bydgoszcz, con sede en Bydgoszcz,
  • Jelenia Góra, con sede en Jelenia Góra,
  • Leszno, con sede en Leszno,
  • Chełm, con sede en Chełm,
  • Przemyśl-Jarosław, con sede en Przemyśl,
  • Mazovia, con sede en Varsovia,
  • Cuenca de Cobre, con sede en Legnica.

Red de fábricas clave Editar

La red de sucursales de Solidaridad de las principales fábricas de Polonia se creó el 14 de abril de 1981 en Gdańsk. Estaba formado por representantes de diecisiete fábricas, cada una de las cuales representaba la fábrica más importante de todos los voivodatos de la Polonia anterior a 1975. Sin embargo, hubo dos excepciones. No había ningún representante del Voivodato de Koszalin, y el Voivodato de Katowice estaba representado por dos fábricas:


Recordando a Lady Thatcher (otra vez)

Para conmemorar el décimo aniversario el 13 de enero de la inauguración de un retrato de Lady Thatcher, aquí está de nuevo mi artículo de entonces sobre ese hermoso evento. Fue publicado en el difunto sitio PunditWire que ha desaparecido de Internet.

Hace varios años tuve el gran placer de participar en una pequeña cena privada en la que la baronesa Thatcher fue la invitada de honor.

Para entonces estaba frágil, pero aún era capaz de capturar la mesa con algo de ingenio y perspicacia de acero. Me sorprendió la frecuencia con la que citaba sus creencias cristianas, logrando un alentador consenso de que Jesús había sido más que "sano" en sus sólidos principios conservadores.

Cuando concluyó la cena, dijo con nostalgia que estaba muy agradecida de tener amigos que apreciaban su trabajo:

Nadie da las gracias a los políticos

Ella tenía un punto ahí. En la forma en que funciona la democracia, es probable que un líder que atrae a aproximadamente la mitad de la población moleste a la otra mitad. Los políticos infelices que intentan maniobrar entre estos dos bandos (y realmente hacer algo) incurren en el resentimiento de sus oponentes por hacer las cosas incorrectas y de sus partidarios por tomar atajos. ¿Gratitud? No está en la lista de tareas pendientes de nadie.

Poco después de esta cena fui invitado a un evento organizado en el Carlton Club de Londres por los Amigos conservadores de Polonia para la presentación de un nuevo y espléndido retrato de Lady Thatcher por la artista polaca / británica Barbara Kaczmarowska Hamilton. Este, creo.

Mi amiga Teresa Potocka como directora de CFoP tuvo que presentar la velada. Le sugerí que en su breve discurso incluyera un mensaje explícito de agradecimiento a Lady Thatcher por su firme apoyo a la causa de la libertad en Polonia. (En caso de que los lectores hayan olvidado cómo la Primera Ministra Margaret Thatcher defendió el movimiento de Solidaridad contra el entonces régimen comunista en decadencia, vea este breve videoclip de su famosa visita a Gdansk en 1988).

Las palabras de Teresa en la noche en presencia de Lady Thatcher ganaron una cálida ovación de la gran multitud de distinguidos invitados:

El final de la Segunda Guerra Mundial condujo a largas décadas de opresión comunista en Polonia y en otras partes de Europa central y oriental.

Lady Thatcher, en esos años oscuros de la ley marcial, fuiste un símbolo de esperanza y libertad para el pueblo polaco. Crecí en los años ochenta y recuerdo cuando visitó Polonia el 3 de noviembre de 1988 y se convirtió en el primer primer ministro británico en hacer una visita oficial a Polonia. Un acontecimiento trascendental.

Trabajando en estrecha colaboración con el Papa Juan Pablo II y Ronald Reagan y Lech Walesa, ayudó a traer la libertad de regreso a Polonia & # 8211 y derribar el Telón de Acero de una vez por todas. Un logro imponente en la historia de la política conservadora.

Como dijo en su discurso ante el Senado polaco el 3 de octubre de 1991:

Para los dos la idea que tenemos de nuestro país es inseparable de nuestra misión de defender y extender el reino de la libertad.

Las palabras desafiantes estampadas en las banderas de los luchadores por la libertad de Polonia y # 8217 en el siglo XIX encontrarían eco en cualquier corazón británico: & # 8220 Por tu libertad y la nuestra & # 8221

La gente rara vez dice Gracias a los políticos. Permítanme decirlo hoy en nombre del CFoP.

Gracias por lo que hiciste por este país y por Polonia.

Esta graciosa incorporación del toque personal fue perfecta para la ocasión. Todos los presentes, y no menos la propia Lady Thatcher, se emocionaron.

Por el contrario, parte de la declaración del presidente Obama sobre la muerte de Lady Thatcher tuvo una nota bastante extraña, al menos para mi oído británico:

Como hija de un tendero que se convirtió en la primera mujer primera ministra de Gran Bretaña, es un ejemplo para nuestras hijas de que no existe un techo de cristal que no pueda romperse. Como primera ministra, ayudó a restaurar la confianza y el orgullo que siempre ha sido el sello distintivo de Gran Bretaña en su mejor momento.

Imagínese decir sobre un Barack Obama recién fallecido algo como "Como afroamericano que se convirtió en el primer presidente estadounidense negro, es un ejemplo para todas las personas de color de que no existe un techo de cristal que no se pueda romper". ¿No califica sutilmente de alguna manera una vida de logros definiéndola en términos de un cliché de diversidad objetivo?

El objetivo de la vida de Margaret Thatcher era que simplemente no pensaba así y tenía poco tiempo para las personas que lo pensaban.

Pero esto fue fuerte, generoso y apropiado:

Aquí en Estados Unidos, muchos de nosotros nunca olvidaremos su posición hombro con hombro con el presidente Reagan, recordándole al mundo que no nos dejamos llevar por las corrientes de la historia y que podemos moldearlas con convicción moral, valor inquebrantable y voluntad de hierro. .

Los lectores estadounidenses que deseen una mirada definitiva a la filosofía de Margaret Thatcher no pueden hacer nada mejor que esta transcripción de una importante entrevista televisiva antes de las elecciones de 1987. Las mismas palabras que usa suenan ahora como algo de un universo diferente:

Ha estampado su imagen en el Partido Conservador como ningún líder anterior. Nunca hemos oído hablar del macmillanismo, del heathismo, del churchillismo. Oímos hablar del thatcherismo. ¿Qué significa?

Déjame decirte lo que representa. Representa las finanzas sólidas y el gobierno que maneja los asuntos de la nación de una manera financiera sólida.

Significa dinero honesto y # 8211 no inflación

Significa vivir dentro de tus posibilidades

Representa incentivos porque sabemos muy bien que el crecimiento, la fuerza económica de la nación proviene de los esfuerzos de su gente. Su gente necesita incentivos para trabajar lo más duro posible. Todo eso ha producido crecimiento económico

Representa algo más. Representa la difusión cada vez más amplia de la propiedad de la propiedad, de las casas, de las acciones y de los ahorros. Significa ser fuerte en defensa & # 8211 un aliado confiable y un amigo confiable

La gente llama a esas cosas Thatcherismo; de hecho, son un sentido común fundamental y tienen fe en la empresa y las habilidades de la gente.

Mi tarea era intentar liberarlos. Siempre estuvieron ahí, siempre han estado ahí en el pueblo británico, pero no pudieron prosperar bajo el socialismo.

Ahora han sido liberados. Eso es todo lo que es el thatcherismo

¿Se atreve uno a esperar que el Brexit recupere una buena parte de eso?

Comparte esta página:

Comentarios (1)

Actualmente estoy leyendo el Vol. Uno de la biografía publicada recientemente de M. Thatcher. Reagan tenía mucho que agradecerle (y viceversa).

Deja un comentario - Cancelar respuesta

Mecenas dignissim euismod nunc, in commodo est luctus eget. Proin in nunc laoreet justo volutpat blandit enim. Sem felis, ullamcorper vel aliquam non, varius eget justo. Duis quis nunc tellus. Mauris a felis arcu, vitae sollicitudin mauris. Aliquam quis tellus vel massa mattis ornare et eu felis.

Dignissim euismod nunc, in commodo est luctus eget. Proin in nunc laoreet justo volutpat blandit enim.Sem felis, ullamcorper vel aliquam non, varius eget justo. Duis quis nunc tellus. Mauris a felis arcu, vitae sollicitudin mauris. Aliquam quis tellus vel massa mattis ornare.

Morbi velit eros, sagittis in facilisis non, rhoncus et erat. Nam posuere tristique sem, eu ultricies tortor imperdiet vitae. Curabitur lacinia neque non metus

Commodo est luctus eget. Proin in nunc laoreet justo volutpat blandit enim. Sem felis, ullamcorper vel aliquam non, varius eget justo. Duis quis nunc tellus. Mauris a felis arcu, vitae sollicitudin mauris.


Transcripción del evento

Operador: Bienvenido al podcast del grupo de práctica de la Sociedad Federalista. El siguiente podcast, presentado por el Grupo de Práctica de Derecho de Seguridad Nacional e Internacional de The Federalist Society, fue grabado el martes 30 de julio de 2019, durante una conferencia telefónica en vivo realizada exclusivamente para miembros de la Sociedad Federalista.

Micah Wallen: Bienvenido a la teleconferencia telefónica de The Federalist Society. El tema de esta tarde una reseña de un libro sobre Una acción encubierta: Reagan, la CIA y la lucha de la Guerra Fría en Polonia. Mi nombre es Micah Wallen y soy la subdirectora de grupos de práctica de The Federalist Society.

Como siempre, tenga en cuenta que todas las expresiones de opinión son las de los expertos en la llamada de hoy.

Hoy tenemos la suerte de tener con nosotros a nuestro autor, el Dr. Seth Jones, quien es el presidente de Harold Brown y director del Proyecto de Amenazas Transnacionales, así como asesor principal del Programa de Seguridad Internacional en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. También tenemos al Dr. Michael Ledeen, quien es un becario de la libertad en la Fundación para la Defensa de las Democracias. Después de que nuestros oradores den sus comentarios de apertura, pasaremos a la sesión de preguntas y respuestas de la audiencia. Gracias a todos por compartir con nosotros hoy. Michael, la palabra es tuya.

Dr. Michael Ledeen: Gracias. Hola, Seth. Es bueno estar contigo. Quería comenzar diciendo que este es uno de esos libros que las personas que están realmente interesadas en cómo funcionó el siglo XX deben leer porque abre una ventana al mundo subterráneo de Polonia, que fue el lugar donde realmente vino el Imperio Soviético. aparte. El gran beneficio del libro de Seth, aparte del hecho de que está maravillosamente escrito, es fácil de leer y está repleto de fragmentos de información previamente desconocidos, lo mejor de él es que muestra que, al contrario de lo que muchos de nosotros tenemos Creído todo el tiempo, la CIA estaba muy ocupada apoyando a Solidaridad y desafiando al Imperio Soviético en Polonia.

Y la razón de esto es que tanto los polacos como los soviéticos, así como el presidente Reagan y el director de Inteligencia Central Casey entendieron que si los rusos no podían administrar Polonia y no podían administrar Solidaridad, estaban condenados, y que el Imperio Soviético. estaba tambaleándose. Y la clave de todo fue Solidaridad.

Tuve un papel diferente en esto. En ese momento, yo era el primer asesor especial del secretario de Estado Alexander Haig, y luego, más tarde, trabajé como consultor en el Consejo de Seguridad Nacional, donde mi punto de contacto era Bud McFarlane. Seth no se ocupa de esta parte de la historia y lo tiene muy claro. Solo está lidiando con la CIA y cómo la CIA se puso en contacto con la clandestinidad de Solidaridad y demás.

Solo me gustaría señalar un par de cosas que no están en el libro y que realmente no sabemos lo suficiente y que no hemos podido documentar. Trabajé principalmente con un hombre llamado Boguta que dirigía la operación editorial clandestina Solidaridad. Y después de la caída de Polonia y después de la desintegración del Imperio Soviético, comenzó a trabajar, curiosamente, con empresarios estadounidenses y creó una editorial gratuita en Polonia. Y su primer esfuerzo fue publicar una enciclopedia, una enciclopedia libre para que el pueblo polaco pudiera, por primera vez, ir a un lugar y obtener información sobre su historia real, quiénes eran, qué era todo el gobierno polaco. sobre, y así sucesivamente.

Me gustaría comenzar con lo que me parece que sigue siendo el aspecto más controvertido y desafiante de todo esto, que es el general Jaruzelski. Y mi impresión, basada en mis conversaciones con los polacos durante todo ese período, fue que los rusos estaban muy decepcionados con Jaruzelski y que, al contrario de lo que se ha escrito sobre esto, los rusos no querían ocupar Polonia. No querían enviar tropas militares. Querían que los polacos lo hicieran ellos mismos. Querían que Jaruzelski tomara medidas drásticas contra Solidaridad por sí mismo. Y no estaba dispuesto a hacer eso.

Así que me gustaría comenzar preguntándole a Seth, ¿es esa tu impresión? Quiero decir, el gran problema para la CIA, después de todo, era que había una historia de invasiones soviéticas de países satélites que estaban actuando mal. Y cuando llegó el turno de Polonia, Jaruzelski no cooperaba. No hizo lo que ellos querían que querían. ¿Estás de acuerdo con eso?

Dr. Seth Jones: Lo diría de manera un poco diferente, pero generalmente en el mismo estadio. Creo que lo importante es comprender el período de tiempo del que estamos hablando. Hubo varios elementos de oposición, los precursores de Solidaridad a lo largo de la década de 1970, e incluso antes, para el caso. Pero a medida que entramos en 1980, y hay lo que parece un movimiento de oposición en ciernes que ocurre en la ciudad portuaria polaca de Gdańsk, pone al gobierno polaco en una posición bastante difícil porque creo que no querían tomar medidas enérgicas contra Solidaridad. , particularmente brutalmente.

Y así, en agosto de 1980, logramos el Acuerdo de Gdańsk, y el gobierno polaco acepta permitir sindicatos independientes autónomos, un logro notable. Y es realmente durante el próximo año que los soviéticos comienzan a preocuparse porque Solidaridad comienza a florecer en Polonia y crece en tamaño hasta casi 10 millones de personas. Y fue realmente en el transcurso de 1981 cuando los soviéticos comenzaron a presionar muy duro para que Jaruzelski tomara medidas enérgicas.

Y comienzan a sopesar, quiero decir, es interesante mirar algunos de los archivos soviéticos sobre los debates dentro del Politburó soviético, por ejemplo, e incluso la KGB. Había preocupaciones sobre el envío de fuerzas del Ejército Rojo y del Pacto de Varsovia a Polonia, en parte porque no era Checoslovaquia. Existía la preocupación de que los miembros de Solidaridad y otros lo hicieran: estaban bien organizados y resistirían a las fuerzas del Ejército Rojo en su país. Entonces, lo que querían que Jaruzelski hiciera para diciembre de 1981 era tomar medidas enérgicas contra Solidaridad.

Y hubo un período a fines de 1981 después de la ley marcial, fines de diciembre y partes de 1982 en el que los soviéticos parecían estar satisfechos de que Solidaridad estaba bajo una presión significativa. Se había arrestado a miembros clave, incluido Lech Walesa. Parecía que Solidaridad estaba potencialmente contra las cuerdas. Pero Jaruzelski simplemente no pudo matar a Solidaridad como movimiento. Y creo que en ese sentido, los líderes soviéticos, con el tiempo, se sintieron frustrados de que Jaruzelski fuera lo suficientemente fuerte como para declarar la ley marcial, pero lo suficientemente débil como para no eliminar Solidaridad. Así que al final, estaba en algún punto intermedio, creían los líderes soviéticos.

Dr. Michael Ledeen: ¿Crees que hay alguna posibilidad de que Jaruzelski engañara a los soviéticos y fingiera ser más duro de lo que era, que nunca estuvo dispuesto a reprimir realmente Solidaridad? Y ahí tenemos que hablar del Papa, ¿no?

Dr. Seth Jones: Sí, creo que Jaruzelski estaba extremadamente preocupado por una importante ofensiva militar contra Solidaridad. Habría, como creo que reconoció con razón, habría conducido casi con certeza a un derramamiento de sangre a gran escala. Y así, en ese sentido, estaba dispuesto a llegar hasta cierto punto. Ahora, para ser claros, la ley marcial fue bastante dura para los miembros de Solidaridad, pero había otras fuerzas en la sociedad polaca que hicieron que Jaruzelski se preocupara por hasta dónde llegar. Y uno de ellos señaló, que es la Iglesia Católica.

Y en ese momento, como la gente recordará, el Papa Juan Pablo II era polaco, y gran parte de la Iglesia en Polonia en ese momento simpatizaba con Solidaridad, al final, en realidad ayudó a trozos de la clandestinidad de Solidaridad, permitió iglesias como Santa Brígida. en Gdańsk para ser utilizado para reuniones, facilitó el movimiento de material, máquinas duplicadoras, tinta, papel, al metro de Solidarity para imprimir material. Y entonces creo que cuando Jaruzelski analizó el movimiento de oposición, analizó el papel de la Iglesia en su apoyo y analizó los altos costos de lo que implicaría incluso una importante represión militar polaca, fue bastante cauteloso sobre hasta dónde estaba dispuesto a llegar. .

Dr. Michael Ledeen: Y luego el Papa fue a Polonia y tuvo este mitin monstruoso en el que le dijo al pueblo polaco: "No tengas miedo. No tengas miedo. Puedes desafiar a esta gente". Y creo que una de las preguntas clave que tendremos que responder ahora y en el futuro es ¿cuál fue la verdadera naturaleza de la revolución de Solidaridad en Polonia?

No creerías cuántos intelectuales polacos durante este período vinieron a Washington y hablaron con sus contrapartes en los Estados Unidos. Comentario La revista era como una especie de universidad solidaria en el exilio. Teníamos docenas de estas personas que acudían a nosotros y nos hacían preguntas y trataban de desarrollar teorías sobre lo que podría sucederle a Polonia en el futuro, cuál era la naturaleza del Imperio soviético, cómo se podía desafiar y qué. Cuál fue la naturaleza de la revolución? Quiero decir, estaba abierto de par en par.

Dr. Seth Jones: Estaba abierto de par en par. Otra diferencia importante es que cuando ocurre la ley marcial, ocurre bajo un presidente relativamente nuevo de los Estados Unidos, Ronald Reagan, quien había equiparado Solidaridad con la fundación de los Estados Unidos. Y los veía, para bien o para mal, como algo parecido a los fundadores de los Estados Unidos al rechazar una ocupación británica. Entonces, cuando, en el transcurso de 1982, la administración de los EE. UU. Está debatiendo qué hacer en Polonia, si es que hay algo, que no sean las sanciones, que se aplicaron tanto a la Unión Soviética como a Polonia, si los EE. UU. ¿Debería verse como? Eso se convirtió en una gran pregunta.

Y creo que lo que fue diferente acerca de Reagan que otros presidentes de Estados Unidos anteriores es que muchos de ellos antes de 1981 y 1982 habían estado de acuerdo esencialmente con la interpretación de Churchill y Roosevelt en Yalta en 1945, que esencialmente cedería Europa del Este a los soviéticos. . Esa era su esfera de influencia. Y en lo que respecta a lo que Estados Unidos podría o debería hacer en Europa del Este, hubo algunos pasos limitados que Estados Unidos podría hacer, pero en general, cedería en gran medida ese territorio a la esfera de influencia soviética.

Bueno, Reagan no se creyó eso, y se podía ver en las Directivas de Decisión de Seguridad Nacional 32 y 54, que, en particular la 54, que trata sobre la política de Estados Unidos hacia Europa del Este. Y básicamente tira a Yalta por la ventana y dice que, en muchas palabras, los soviéticos se están entrometiendo en América Latina, incluso en Cuba. Es un juego abierto para nosotros, no solo llevar a cabo actividades militares o diplomáticas, sino operaciones de información porque, en esencia, la Guerra Fría es una lucha de ideas. Entonces, lo que eso significaba es que la administración Reagan, con Casey como director de la CIA y varios otros, incluidos algunos católicos, y entre ellos Haig, el primer secretario de Estado, hubo apoyo para un programa de acción encubierta para ayudar a Solidaridad.

Entonces, a diferencia de la asistencia de la CIA a los muyahidines en Afganistán al mismo tiempo, con ayuda letal, incluidos eventualmente misiles Stinger, lo que la administración decidió en Polonia fue que se trataba de un grupo de oposición política y, por lo tanto, lo que la oposición necesitaba y lo que debería. consiguió dinero de la CIA que se destinó a la compra de folletos, imprentas, duplicadoras, marcos de serigrafía, máquinas de escribir y resmas de papel, todos los elementos que Solidarity necesitaba para operar un clandestino, además de la programación de radio y algunos esfuerzos limitados para irrumpir en la televisión. . Así que ese fue realmente el núcleo en ese momento de la decisión de la administración Reagan sobre si ir o no, y al final, a Polonia y hacerlo como un programa encubierto.

Dr. Michael Ledeen: Derecha. Y es interesante comparar Polonia a principios de la década de 1980 e Irán hoy porque siguen surgiendo las mismas preguntas. ¿A qué te dedicas? ¿Cómo lo haces? Y aprendimos mucho. Quiero decir, cuando hablé con la clandestinidad de Solidaridad y les pregunté: "¿Qué necesitan? ¿Qué quieren? ¿Qué podemos hacer por ustedes?". y así sucesivamente, surgió, en primer lugar, que la gran tecnología revolucionaria de la época era la máquina de fax. Todavía no estábamos en la era de Internet. Pero necesitaban comunicarse entre sí.

Curiosamente, resultó que los intelectuales polacos que vinieron a Washington y hablaron con nosotros sabían todo sobre Estados Unidos. Podían decirte lo que estaba pasando en Hollywood, Broadway y demás. Pero la gente de Gdańsk no sabía lo que estaba pasando en otras partes del país. Y las personas que hicieron eso fueron personas a las que ayudó la CIA, que es Radio Free o Radio Liberty. Nuestra transmisión para ellos fue enormemente importante porque, entonces, se enteraron de lo que estaban haciendo sus homólogos en toda Polonia, que no estaban solos, que no estaban abandonados, que la gente estaba dispuesta a apoyarlos, etc. ¿Se sorprendió la CIA al descubrir eso? Porque las personas ajenas a la CIA que trabajamos en esto quedamos muy sorprendidos.

Y aquí nuevamente, la Iglesia Católica jugó un papel enormemente importante. Yo mismo fui prácticamente todos los meses a Roma y hablé con uno de los dos secretarios privados del Papa, un africano llamado Kabongo. Y Kabongo me informaba sobre lo que estaba pasando en Polonia porque lo sabían. Tenían sacerdotes en todos los pueblos y aldeas, y nosotros no. Tenían fuentes mucho mejores que nosotros. Entonces, ¿la CIA se sorprendió igualmente al descubrir la extensión de la clandestinidad y la forma en que lo que necesitaban saber era lo que estaba sucediendo dentro de su propio país?

Dr. Seth Jones: Sí, creo que se sorprendieron en cierto sentido, o al menos algunos lo estaban. Lo que también encontré de manera relacionada, interesante, fue que había una pregunta sobre cómo la CIA obtendría realmente el material que necesitaba la clandestinidad en Polonia, ya sea para imprimir o para programas de radio, o para comunicarse entre sí, como ya se ha dicho. acabo de señalar, dentro de Polonia.

Y la forma en que la CIA hizo esto y es por eso que se trataba de un programa de acción encubierta y mdash lo era, y creo que esto es lo que hizo, francamente, este programa, que se llamaba QRHELPFUL, brillante de muchas maneras si aprovecharon las líneas de ratas ya existentes. , para usar la terminología clandestina. Ya estaban trayendo material del mercado negro a Polonia. Así que incluso antes de que la CIA tomara una decisión final con Reagan aprobando que llevaría las máquinas duplicadoras, el papel y los cartuchos de tinta a Polonia, la pregunta era cómo hacerlo. Y ya existían líneas de ratas que iban desde París, o Bruselas, o Malm & ouml, o Estocolmo, Suecia, por rutas terrestres o por rutas marítimas a Polonia. La CIA simplemente reclutó a la gama de personas que estaban ejecutando algunas de las rutas clave de contrabando.

Entonces, solo para darle a la gente un ejemplo de cómo funcionó esto, lo que un oficial de caso de la CIA podría hacer es reunirse con su activo en París, proporcionar fondos para el material, digamos una máquina duplicadora o un par de máquinas duplicadoras para ir en camión. Ese individuo tomaría el dinero en efectivo, compraría las duplicadoras y las pondría en camiones. Ese camión podría ir de París a Bruselas, de Bruselas a Hamburgo, de Hamburgo por ruta marítima a Malm y ouml, Malm y ouml a Estocolmo, de Estocolmo a Gdańsk. Para cuando llegó al área subterránea del sótano de alguien en Polonia, en el subterráneo de Solidaridad, podría haber cambiado de manos seis o siete veces. Y cualquiera a lo largo de ese camino no habría sabido de dónde provino la financiación o de dónde vino el material.

La mano del gobierno de los EE. UU. Se ocultó en múltiples capas, y esto volvió absolutamente locos a la KGB y a los servicios de seguridad polacos. Nunca pudieron encontrar pruebas definitivas porque nunca hubo un oficial de caso de la CIA, en su mayor parte, en Varsovia reuniéndose con miembros de Solidaridad. Colocan a seis, siete personas o más entre ellos y el destino final. Esa es la forma en que se ejecutó una acción de cobertura como QRHELPFUL.

Dr. Michael Ledeen: Derecha. Y fue verdaderamente internacional. Tenías los sindicatos europeos, los partidos políticos europeos. Quiero decir, por ejemplo, a través de estas conversaciones me enteré de que el libro de Sajarov fue contrabandeado a Occidente por un socialista holandés que estuvo dentro y fuera de la Unión Soviética y dentro y fuera de Polonia durante todo ese período. Y había muchas de estas personas.

Dr. Seth Jones: Sí, las hubo. La asistencia de la CIA, que es en lo que me concentré, fue, de hecho, parte de un esfuerzo más amplio de sindicatos, funcionarios gubernamentales, ocasionalmente algunos otros servicios de inteligencia, transmisiones, Radio Free Europe, Radio Liberty, Voice of America, BBC y otros. , y la comunidad polaca & eacutemigr & eacute que estaba ubicada en los suburbios de París, en varios lugares de Estados Unidos, incluso en la Ciudad de México, entre otros lugares, que estaban brindando algún tipo de asistencia y ayuda a Solidaridad.

De hecho, fue un gran esfuerzo internacional el que se desarrolló en el contrabando de material, en libros, en programas de radio y en muchos otros foros, todos los cuales destacan que mucho de lo que tendemos a recordar sobre la Guerra Fría es Star Wars. Pueden ser armas de Estados Unidos para los muyahidines en Afganistán. Y, sin embargo, lo que nos muestra el programa polaco en todas sus diferentes formas es que la Guerra Fría también fue en gran medida sobre la lucha de ideas entre la democracia e incluso el capitalismo, y el marxismo, el leninismo.

Y creo que eso es, a medida que el programa de la CIA realmente se intensificó en Polonia y estaba llegando otra ayuda, eso es lo que realmente preocupó a los soviéticos porque creo que sintieron que a mediados de la década de 1980, ahora estaban a la defensiva, que Solidaridad había sobrevivido, seguía introduciendo material en Polonia, estaba ganando reconocimiento en todo el mundo y que los soviéticos estaban perdiendo esta batalla de ideas. Y, obviamente, a medida que avanzamos hacia la década de 1980, en la era de la perestroika, la glasnost y Gorbachov, queda muy claro que la lucha ideológica en Polonia es sintomática de la lucha más amplia de ideas en Europa del Este y que los soviéticos están perdiendo y perdiendo en grande.

Dr. Michael Ledeen: Derecha. Si no podían administrar Polonia, no podrían administrar el imperio. Toda Europa del Este estaba en juego, y ellos lo sabían. Y Reagan lo entendió, y Casey acertó en eso, absolutamente bien. Sabía que si perdían Polonia, lo iban a perder todo. Seth, muchas gracias. Espero que todos nuestros oyentes obtengan su libro y lo lean, lo estudien y aprendan de él. ¿Por qué no aceptamos ahora algunas preguntas de los oyentes?

Micah Wallen: Tenemos algunas preguntas en fila, así que sin más preámbulos, ahora vamos a ir a nuestra primera llamada.

Don Padou: Hola, Seth. Mi nombre es Don Padou. No espero que me recuerde, pero fui alumno suyo hace más de una década.La pregunta que tengo es que tengo entendido que algunos grupos ayudan a la CIA a pasar de contrabando cosas como papel de periódico, máquinas Xerox y tinta a Polonia. Se informó que uno de esos grupos era AFL-CIO. Tengo curiosidad: ¿las operaciones de la AFL-CIO eran por sí solas o estaba cooperando estrechamente con la CIA?

Dr. Seth Jones: Buena pregunta y me alegro de saber de ti otra vez. En AFL-CIO, permítanme diferenciar dos componentes. Uno de ellos es el programa en Polonia que se hacía llamar QRHELPFUL por la CIA, era casi en su totalidad un programa de la CIA. Y es decir, estaba dirigido por oficiales de casos, administrado desde Langley, dirigido por oficiales de casos en ciudades como París, donde había una población grande y ecuatoriana, definitivamente no en Varsovia o en otras ciudades polacas donde había demasiada penetración por parte de los polacos. los servicios de seguridad y la KGB.

Y que cuando se trataba de esas líneas de ratas que describí anteriormente, los grupos más importantes que movieron ese material, para que la CIA proporcionara el dinero. El dinero luego pasaría a manos de diferentes contrabandistas del mercado negro. Hubo algunos casos, filántropos, y luego lo empujarían a través de sus redes para llevarlo a Polonia y a las manos de los miembros de Solidaridad. Hubo un poco de ayuda británica en QRHELPFUL y, ocasionalmente, la CIA apalancaría; en realidad, realmente, los contrabandistas apalancarían un pequeño número de funcionarios católicos, incluidos sacerdotes, que generalmente no se controlaban en la frontera. Pero en su mayor parte, esto fue en gran parte una operación orquestada y ejecutada por la CIA.

Ahora, cambiando de tema, hubo cooperación CIA / AFL-CIO en varios puntos, incluso en cuestiones relacionadas con Polonia. Pero la gran mayoría de este programa en particular que fue, por lo que pude ver al observar las corrientes de financiamiento que ingresaban a Polonia, la mayor fuente de financiamiento en Polonia, era en gran parte solo una operación de la CIA, no una operación de la CIA / AFL-CIO. QRHELPFUL fue una ejecución de la CIA, una operación ejecutada por la CIA. Y hubo otras cosas en otras áreas del mundo que se hicieron en cooperación o al menos aprovechando la AFL-CIO. Y ciertamente, la AFL-CIO estuvo involucrada, y Lane Kirkland estuvo involucrada en llevar material a Polonia y a Solidaridad, pero lo caracterizaría como un esfuerzo cooperativo en lugar de uno coordinado centralmente.

Entonces fueron esencialmente dos operaciones. Estaba el de la AFL-CIO, estaba el de la CIA. Ambos estaban al tanto, ciertamente, la CIA estaba al tanto de AFL-CIO. Creo que AFL-CIO - Kirkland probablemente lo fue. Otros elementos de AFL-CIO, probablemente menos porque incluso, como descubrí, gran parte de la CIA ni siquiera conocía los detalles de este programa de acción encubierta. Entonces, para responder a su pregunta, algo de cooperación en general, pero eran dos programas separados.

Micah Wallen: Muy bien, ahora pasaremos a nuestra siguiente pregunta.

Karen Lugo: Esta Karen Lugo, y primero quiero agradecerles a ambos por sus fascinantes ideas. He conversado con la baronesa Caroline Cox, miembro del Parlamento en el Reino Unido, y ella cuenta relatos fascinantes de cómo viajaba en la parte trasera de camiones utilitarios a Polonia y contrabandeaba los diversos materiales de escritura de los que ha hablado desde el Reino Unido o otras áreas donde los reuniría. Pero también habló de su trabajo dentro de la comunidad religiosa en Polonia. Y yo, a lo largo de los años, me he interesado en la investigación de la vida del padre Jerzy Popieluszko.

Y él, aunque probablemente muy cercano al Papa, creo que fue más la persona en el terreno en Polonia que, cuando el Papa decía desde la distancia: "No temas", el Padre Jerzy Popieluszko vivió esa máxima donde fue detenido. por los servicios de seguridad polacos, KGB. Hubo amenazas contra su vida. Sabía que lo estaban examinando y, sin embargo, todavía se reuniría públicamente en las plazas públicas con miles y miles de personas.

Entonces, mi pregunta es cuándo alguien así se convierte en una especie de galvanización simbólica para un pueblo y, en última instancia, fue martirizado, brutalmente torturado y su cuerpo arrojado al río Vístula en 1984. Entonces, si esto coincide con cuando comenzaron los soviéticos Para entender que estaban perdiendo el control, ¿qué tan instrumental es alguien así que vive entre la gente y es visto como un ejemplo de liderazgo en una situación como esta?

Dr. Seth Jones: Oh, fue increíblemente influyente. Y paso un poco de tiempo en el libro mirando su influencia y su asesinato en octubre de 1984. Creo que es interesante que fuera un fuerte anticomunista. Fue un gran partidario de Solidaridad. Sus sermones fueron transmitidos en Polonia y, lo que es más importante, en Europa del Este por, entre otros canales, Radio Free Europe. Y el régimen polaco, el régimen de Jaruzelski y los soviéticos lo consideraban peligroso. Y así, cuando lo golpearon, lo ataron, lo metieron en el maletero de un Fiat de fabricación polaca y luego, finalmente, lo arrojaron al agua, como usted notó, y lo mataron, eso se sumó a su estatus legendario.

Y entonces creo que lo que mostró, entre otras cosas, es que hubo una angustia significativa por esta muerte. Fue un momento importante en el que los polacos asistieron a un réquiem al aire libre en su honor en noviembre de 1984. Hubo un gran número de polacos que se presentaron. Vinieron varios dignatarios extranjeros. E incluso en los Estados Unidos, lo interesante es que la comunidad polaca de Chicago le erigió un monumento en el Jardín de la Memoria de la Basílica de San Jacinto. La Iglesia Católica en Trenton, Nueva Jersey, construyó un busto de él. Y lo vemos en otros lugares.

También es interesante, como identifiqué a lo largo de la investigación, que la CIA se involucró en esto, reconociendo así su valor simbólico. Imprimieron aproximadamente 40.000 postales; ellos, la CIA, imprimieron aproximadamente 40.000 postales con la imagen del Padre, junto con los textos de su sermón. Y luego Radio Free Europe transmitió segmentos de audio de esos sermones después de su muerte. Y entonces hubo un esfuerzo de la CIA para usar la muerte para continuar apoyando el movimiento clandestino. Así que incluso la CIA, como supe, intentó aprovechar su asesinato de manera que apoyara a Solidaridad. Así que creo que la respuesta a su pregunta es que su vida y su muerte fueron fundamentales para socavar el apoyo al régimen y fortalecer Solidaridad, particularmente a mediados de la década de 1980, cuando nos adentramos en ese período de Gorbachov en el que, en realidad, vemos que el marxismo y el leninismo comienzan a desmoronarse. .

Micah Wallen: Muy bien, ahora pasaremos a nuestra siguiente pregunta.

Joe Morris: Hola. Este es Joe Morris en Chicago, casualmente, a solo unas millas de ese monumento en St. Hyacinth's. Quiero hacerle una pregunta sobre la participación del presidente Reagan en todo esto. Casi al mismo tiempo, estaba asignando tareas a la CIA y a otras agencias, incluida una agencia que no es de inteligencia, la USIA y, aunque ya no existen, la Agencia de Información de EE. UU., Su programa de diplomacia pública aparentemente se desmanteló mucho en las décadas intermedias y les pidió que hicieran cosas similares en muchos lugares. en todo el mundo, en Afganistán, por ejemplo.

Es decir, dar a las personas en el terreno acceso a modalidades, entonces modernas modalidades de comunicación, tecnología que les permitiría comunicarse entre sí y llevar la historia al mundo exterior de las atrocidades y otras cosas que los soviéticos y sus aliados se estaban comprometiendo. Mi impresión es que esto fue en gran medida algo impulsado por la personalidad y la cosmovisión del propio Ronald Reagan. ¿Es justo decir que si no hubiera sido por Ronald Reagan, los ejercicios polacos y el resto de esto probablemente no hubieran sucedido?

Dr. Seth Jones: Creo que es un contrafactual interesante. Creo que la elección de Ronald Reagan, su enfoque estratégico para tratar con la Unión Soviética y su elección de los funcionarios del gabinete, incluida la incorporación de Casey, el director de la CIA, al gabinete, probablemente hicieron que su administración fuera diferente a casi cualquier otra anterior. Ahora bien, si esto había sucedido bajo la administración de Carter, uno de los asesores de seguridad nacional de Carter con quien hablé sobre este tema, Zbigniew Brzezinski, era un halcón, era el mismo polaco y un firme partidario de Solidaridad. Probablemente, y fue, durante el transcurso de la administración Reagan, un partidario del programa de la CIA y había sido informado al respecto.

Pero me parece poco probable que en la mayoría de las administraciones estadounidenses anteriores lo hicieran: la gama de asesores del presidente habría estado dispuesto a descartar realmente la decisión de Estados Unidos en Yalta de ir a Europa del Este de una manera relativamente agresiva. Y, entonces, creo que lo que hizo Reagan fue estratégicamente con sus directivas de decisión de seguridad nacional, dejar muy claro que todas las partes del mundo, incluida Europa del Este, eran un juego abierto.

Y también muy importante, y vemos esto en su estrategia de seguridad nacional, que personas como Richard Pipes escribieron, es que el tema de las operaciones de información o la ideología fueron: la ideología se elevó al mismo campo de juego que el diplomático, militar, el desarrollo, y otros esfuerzos. Y para Reagan, que había pasado gran parte de su carrera en Hollywood, e incluso antes de eso en programación de radio, la gente olvida que después de la universidad pasó sus primeros años como un - involucrado en la radio en el Medio Oeste y comprendió la importancia de la comunicación. Así que creo que todas estas cosas explican probablemente cómo con Reagan y tal vez con algunos otros presidentes, algo como esto hubiera sucedido.

Ahora, también debe tenerse en cuenta que el propio Reagan no estaba tan involucrado en el día a día en este programa que estaba en gran parte dirigido por la CIA. Donde estuvo involucrado fue firmando el programa. Un programa de acción encubierta, por ley, tiene que ser firmado por el presidente, y lo hizo en 1982. Además, Reagan, si miras los archivos ahora desclasificados de la administración en 1981 y 1982, Polonia dominó la política exterior de la administración Reagan, y Solidaridad, y el apoyo a Solidaridad.

Y si miras el diario del presidente Reagan, se sintió muy fuerte, y vale la pena volver si la gente está interesada, a su discurso de Navidad de diciembre de 1981, donde insta a todos los estadounidenses a encender una vela y ponerla en su ventana para apoyar a Solidaridad en Polonia. Era un comunicador increíble y gravitó hacia la causa de Solidaridad de una manera que no estoy seguro de que otro presidente lo hubiera hecho en circunstancias similares.

Entonces creo que, volviendo a su pregunta, Reagan pudo haber sido uno de los pocos presidentes estadounidenses, si esos temas hubieran surgido, eso lo habría apoyado de la forma en que lo hizo. Y creo que realmente es un testimonio de quién era él y de su visión en blanco y negro del bien y el mal, la libertad y la democracia versus el marxismo, el leninismo. Hizo una llamada bastante dura y luego siguió adelante.

Micah Wallen: Al no ver otras preguntas, únase a la línea. Caballeros, ¿tuvieron algún comentario final?

Dr. Seth Jones: Tengo dos, solo brevemente. Es interesante observar el contexto en el que emerge Solidaridad y la forma en que la administración Reagan asume el cargo en 1980. Hay algunos paralelos interesantes con la actualidad, no solo como Michael señaló anteriormente, Irán, sino también con Rusia porque, como la administración está siendo Informado a fines de 1980 por Stansfield Turner, el director saliente de la CIA para el presidente Carter, se hace cada vez más claro que la KGB está muy involucrada en lo que ellos llaman medidas activas contra Estados Unidos. Es un esfuerzo ideológico bien financiado para beneficiar a Moscú y al comunismo y socavar a Estados Unidos, a quien la KGB consideraba el principal enemigo, y sus aliados. Por lo tanto, la KGB participó en el establecimiento de grupos de fachada para canalizar dinero a los partidos políticos y organizaciones no gubernamentales, transmitir de forma encubierta programas de radio y otros programas, orquestar campañas de información y desinformación y otras actividades que realmente estaban al nivel de una guerra de ideas.

Y así, cuando la administración Reagan asume el cargo, Polonia y la respuesta de la administración a Polonia es una oportunidad para que el gobierno de los Estados Unidos pase a la ofensiva ideológicamente en el patio trasero de la Unión Soviética para apoyar un movimiento de oposición democrática. Y así, en ese sentido, estaba realmente claro en este período que esta guerra de ideas no es solo defensiva. También es ofensivo, la KGB muy involucrada en campañas de información ofensivas, medidas activas en el extranjero. Las administraciones estadounidenses anteriores fueron bastante cautelosas con las operaciones ofensivas, y está claro que Reagan quiere ir y lo hace ideológicamente en Europa del Este, e incluso en la propia Unión Soviética. Y en ese sentido, esta es una gran ruptura con las campañas anteriores.

Y creo que lo que encontré realmente interesante, y esta es la segunda parte, es que a pesar de que la administración con apoyo a Solidaridad no esperaba que Solidaridad lo hiciera tan bien como lo hizo, en 1989, Solidaridad, con el apoyo de la anterior. década de la CIA y otros sindicatos y programas de radio, gana, lo hace extremadamente bien en las elecciones polacas. Y luego, en 1990, Lech Walesa es elegido presidente de Polonia. De modo que Solidaridad cierra el círculo desde casi ser diezmado en diciembre de 1981 hasta ganar las elecciones.

Es una historia absolutamente fenomenal y es fundamental para desencadenar el colapso del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética en general. Así que Polonia juega un papel importante en el colapso de la Unión Soviética y la expansión de la democracia, del capitalismo en Europa del Este. Así que el final de la historia es realmente interesante, y creo que muestra cuán poderosos fueron los valores democráticos durante este período y cuál fue el impacto de apoyarlos.

Dr. Michael Ledeen: Derecha. Número uno, coge el libro y léelo porque contiene cosas que no sabes y debes saber sobre cómo funcionan las revoluciones y cómo se derrumban los imperios totalitarios. Y creo que Seth realmente ha hecho un trabajo sobresaliente al iluminarnos eso.

Y la otra es que la gran pieza que faltaba en todo esto, y probablemente no la obtendremos hasta dentro de un siglo más o menos, ¿qué estaba haciendo la Iglesia Católica? ¿Qué estaba tramando el Vaticano? ¿Qué hizo Juan Pablo II de lo que no tenemos ni idea, al menos hasta ahora? Recuerde que Reagan solía enviar al general Walters, un ex alto funcionario de la CIA y embajador general bajo Reagan, solía enviarlo al Vaticano para hablar con el Papa sobre Polonia. Y no sabemos qué sucedió allí. Aún no tenemos esos documentos. Tenemos la suerte de poder tener los documentos de la CIA, gracias a Seth. La siguiente gran parte serán los documentos de la Iglesia.

Dr. Seth Jones: Sí.

Micah Wallen: Y de hecho, otra pregunta apareció en la línea, así que si no tienes ninguna objeción, Seth, podríamos intentar incluir esa última pregunta.

Dr. Seth Jones: Si, esta bien.

Micah Wallen: Está bien. Persona que llama, después de escuchar el mensaje, no dude en hacer su pregunta.

Carter Page: Hola, soy Carter Page. Muchas gracias por agregar esa última parte. Estoy de acuerdo con su punto de que Rusia también es una analogía interesante más allá del ejemplo de Irán del que hablamos anteriormente. Solo tengo curiosidad por escuchar un poco más sobre sus pensamientos en términos de esa misma analogía de las supuestas medidas activas de Rusia más recientemente. Y veo muchas similitudes en la línea de lo que estás aludiendo, similar a lo que sucedió con la AFL-CIO en Polonia. Creo que ahora hemos visto mucha evidencia de que el DNC y algunos de sus operativos estaban trabajando con la CIA, el FBI y otras agencias de inteligencia en 2016.

Y tengo curiosidad, principalmente, sobre su metodología. Parece un libro muy interesante. Estoy deseando leerlo. Pero, ¿qué te llevó a escribir esto ahora? ¿Hubo alguna desclasificación que salió, etc.? Y también, parece que estamos en un camino más acelerado en este momento para hacer que algunas de las divulgaciones más recientes salgan a la luz en términos de lo que sucedió en 2016. Y solo tengo curiosidad por saber cómo surgió el libro y sus pensamientos Han dado algunas de las cosas que el DNI designa a Ratcliffe y otros han estado diciendo sobre la importancia de llegar al fondo de algunas de las colaboraciones entre los grupos nacionales de las agencias de inteligencia estadounidenses y las medidas activas en el exterior. Así que gracias.

Dr. Seth Jones: Buena pregunta. En cuanto al origen, para empezar brevemente, había estado buscando con mi agente y mi editor, que es W. W. Norton, oportunidades y temas a considerar. Y alguien, un colega, realmente un amigo mío que había servido en el Servicio Clandestino Nacional sugirió: "Sabes, es posible que desees ver algunos programas de la CIA que aún no han sido completamente desclasificados, y ciertamente ni siquiera han sido reconocidos. Pero hay un poco de información ahí fuera ".

Así que miré algunos, y el polaco me atrajo mucho. Encontré al menos tres fuentes. Uno de ellos fue, por ejemplo, el libro de Bob Gates Desde las sombras donde habla sobre el programa polaco de asistencia de la CIA a Solidaridad. No hay muchos detalles. Y salió en algunos otros libros de ex empleados de la CIA que tuvieron que pasar por la junta de revisión. Entonces, cuando fui a los archivos de Reagan y comencé a hablar con ex funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional en la administración Reagan, y luego retiré a los funcionarios de la CIA que habían trabajado en el programa, simplemente se abrió un mundo de información.

Entonces, si pensara en esto como tomar un rompecabezas y tirar todas las piezas sobre una mesa, cuando fui a los archivos de Reagan y hablé con las personas involucradas en el programa, y ​​luego también miré parte del material publicado, fuente primaria material, comenzamos a juntar esas piezas. Así que eso es realmente lo que me atrajo de este estudio de caso en particular. Esto fue realmente: comencé a mirar esto incluso antes de que surgiera la situación actual de Rusia, ciertamente de la forma en que terminó sucediendo en 2016 y después.

Lo que solo diría sobre esto, en general, es que creo que lo que es interesante aquí, y el estudio de caso de la asistencia de Estados Unidos a grupos como Solidaridad y lo que hizo la administración Reagan es, y esto llega a los problemas de hoy, es reconocer que con los estados competidores, y esto ciertamente podría ser cierto tanto con Rusia como con China e Irán, lo olvidaremos a menudo: la gente a menudo olvida que esto no es solo una lucha por cuestiones económicas, sanciones, cuestiones militares, sino una eso es una lucha de ideas. Así que las medidas activas, como las llamaron los soviéticos en la década de 1980 y hasta cierto punto donde están los rusos hoy, es, en gran medida, competir a nivel de ideas.

Y creo que lo que Estados Unidos tiene que hacer también es ceñirse a sus principios democráticos fundamentales para combatir este tipo de esfuerzos porque, en el fondo, creo que, cuando miro lo que los rusos, los chinos e incluso los iraníes están haciendo, están utilizando todos los medios disponibles en las redes sociales, la televisión, la radio, de persona a persona, en formas que los benefician y socavan a los EE. UU. y socavan a los EE. UU.relación con sus aliados, y que tenemos que reconocer que esto es, en parte, una competencia de ideas. Tenemos que ser capaces no solo de defendernos en casa, sino también de estar dispuestos a ir a la ofensiva.

Y este período de la década de 1980 en el que Estados Unidos gana la Guerra Fría, quiero decir, ahora es bastante inequívoco. Y lo ganó en gran medida por lo que estaba haciendo en la programación radial y la asistencia encubierta a los movimientos democráticos de oposición. Estados Unidos cometió errores durante este período & mdashSandinistas and the Contras, Nicaragua, fue problemático de alguna manera & mdash pero también tomó decisiones enormes y correctas sobre cómo operar. Entonces, para mí, una de las lecciones que tomo hoy es que muchas poblaciones de todo el mundo no pueden acceder a Internet en China, en Rusia, en Irán, esos medios estatales, que hay oportunidades para ayudar. sus poblaciones como lo hicimos con Solidaridad. Para mí, esa es una de las lecciones más importantes que saco de este período.

Dr. Michael Ledeen: ¿Puedo decir amén a eso?

Micah Wallen: Absolutamente. ¿Alguno de ustedes tiene algo más que decir antes de que cierre la llamada hoy?

Dr. Michael Ledeen: Creo que nuestras mayores armas contra los regímenes totalitarios son políticas, no militares, y que debemos usar esas armas de manera mucho más agresiva de lo que generalmente lo hacemos.


La CIA y la “solidaridad” de Marek Jan Chodakiewicz

Entre marzo de 1983 y 1991, la Agencia Central de Inteligencia gastó menos de 20 millones de dólares estadounidenses para ayudar al movimiento de liberación nacional de & # 8220Solidaridad & # 8221 Polonia & # 8217 disfrazado de sindicato libre. Esto es cacahuete en comparación con los $ 5 mil millones gastados en los muyahidines afganos para derrotar al Ejército Rojo en un período comparable. Y los resultados en el caso polaco fueron mucho más saludables y beneficiosos para todas las partes involucradas, incluido Estados Unidos, según Seth G. Jones, Una acción encubierta: Reagan, la CIA y la lucha de la Guerra Fría en Polonia(Nueva York y Londres: W.W. Norton & amp Company, 2018) (p. 10, 297, 301, 304).

& # 8220Solidaridad & # 8221 no era una criatura de la CIA. Surgió espontáneamente en agosto de 1980. En muchos sentidos, fue una continuación del Ejército Nacional polaco (Armia Krajowa& # 8211 AK), el movimiento de resistencia clandestino en tiempos de guerra, que también recibió asistencia, incluidos fondos, armas y otro material, de los británicos y los estadounidenses. Sin embargo, el AK habría luchado, y luchó, por la libertad de Polonia con o sin ayuda occidental. Lo mismo se aplica a & # 8220Solidaridad & # 8221. Nadie era títere & # 8217.

Poco después de su nacimiento, & # 8220Solidarity & # 8221 atrajo alrededor de 9 millones de miembros, o aproximadamente el 30% de la población de Polonia & # 8217s. Si se incluye a las familias, casi el 90% de todos los polacos estaban afiliados al sindicato libre. Los comunistas lo proscribieron y aplastaron sus actividades abiertas después de imponer la ley marcial en diciembre de 1981. & # 8220Solidarity & # 8221 siguió luchando clandestinamente hasta 1989, cuando resurgió aparentemente victorioso.

Al igual que la narrativa nazi designaba al AK como & # 8220British agentura & # 8221, la propaganda comunista lo llamaba & # 8220Solidarity & # 8221 & # 8220CIA agentura & # 8221. lacayos de extranjeros hostiles a la causa de la libertad polaca. La verdad fue todo lo contrario. No obstante, la Gestapo y la policía secreta comunista persiguieron furiosamente varias pistas para encontrar pruebas de sus narrativas propagandísticas. El primero tuvo éxito y el segundo fracasó porque la CIA superó a la KGB.

Sin embargo, la CIA intervino al final del juego. La asistencia comenzó a llegar lentamente en marzo de 1983, aunque la decisión de extender la ayuda encubierta se tomó en noviembre de 1982. Eso significa que & # 8220Solidarity & # 8221 se había dejado en gran parte a sus propios dispositivos durante un año y tres meses mientras luchaba contra un clandestino lucha tras la imposición de la ley marcial.

El programa de la CIA para ayudar a los polacos reflejaba la voluntad del presidente Ronald Reagan, un acérrimo anticomunista. Rechazó la contención por ser demasiado defensiva y pasiva. En cambio, presionó por el retroceso y la liberación. En otras palabras, Reagan quería derrocar a Yalta, el maldito acuerdo de posguerra por el cual Franklin D. Roosevelt cedió la mitad de Europa a Joseph Stalin.

El director de la CIA de Reagan, William Casey, estuvo de acuerdo de todo corazón. Fue personal para Casey. Durante la Segunda Guerra Mundial, se desempeñó en la Oficina de Servicios Estratégicos, equipo de inteligencia y comando de Estados Unidos. Fue un enlace con el Gobierno polaco en el exilio y trabajó en estrecha colaboración con los espías y operadores especiales polacos. El estadounidense experimentó una aguda sensación de traición durante el infame caso Katyn, cuando los alemanes descubrieron las fosas comunes de oficiales polacos prisioneros de guerra asesinados por los soviéticos, mientras que Occidente ignoró las pruebas y exculpó a Stalin en aras de la llamada & # 8220 unidad aliada. . & # 8221 Yalta fue el colmo de esta vil política de apaciguamiento de los comunistas. Fue entonces cuando Casey y otros conservadores, a menudo católicos, incluido Bill Buckley, se comprometieron a luchar por una Polonia libre. Cuando Casey se unió a la administración Reagan y juró como director de la CIA, finalmente tuvo su oportunidad.

Oficialmente, la CIA comenzó su operación QUHELPFUL, asistencia a & # 8220Solidarity, & # 8221 sólo después de un dictamen presidencial y órdenes apropiadas de la Casa Blanca el 4 de noviembre de 1982. Extraoficialmente, Bill Casey entró en acción mucho antes de eso. Al principio, estableció una relación informal con el Papa Juan Pablo II. Y se mantuvo informado de la situación en Polonia. Lo que Jones no sabe es que después de la imposición de la ley marcial en diciembre de 1981, Casey le dijo a su yerno, Owen Smith, que usara su propio dinero para comprar equipos de impresión por valor de decenas de miles de dólares y enviarlos al Vaticano. para ser introducidos de contrabando en Polonia.

El director de la CIA actuó con rapidez y en privado porque conocía bien la realidad glacial de la burocracia federal. También se dio cuenta de que la Agencia carecía de personal de habla polaca y de sofisticación para comprender las complejidades de la clandestinidad política de Polonia. Además, los fanáticos liberales y & # 8220realistas & # 8221 de la distensión con Moscú sabotearon las órdenes de la Casa Blanca.

Recordemos que Reagan heredó una administración estatal a menudo liberal y desmoralizada de Carter, Ford y Nixon. Sus predecesores presidieron una serie de duras derrotas en política exterior en la década de 1970: desde Vietnam hasta Irán. El Kremlin extendió su poder por todas partes, apoderándose de las naciones africanas una tras otra. También se trasladó a Centroamérica.

Reagan se opuso a eso. Resolvió apoyar a quien se opusiera a los comunistas. El presidente creía que Polonia era el eslabón más débil del imperio soviético. & # 8220Solidaridad & # 8221 fue prueba de ello. Reagan y Casey acordaron que & # 8211 a diferencia de Afganistán y otros lugares & # 8211 uno no debe permitir un levantamiento armado en Polonia. Por tanto, la asistencia sería exclusivamente para fomentar la lucha no violenta. Según Jones, & # 8220 dado que una confrontación directa entre las fuerzas militares estadounidenses y soviéticas podría escalar a una guerra nuclear, Reagan y Casey acordaron que contrarrestar a los soviéticos con acciones encubiertas a través de sustitutos locales era una mejor opción. Los líderes de la solidaridad eran moderados y la mayoría no apoyaba el derrocamiento del gobierno de Jaruzelski o la resistencia armada. La ayuda militar estadounidense no sería bienvenida & # 8221 (p. 137).

Por lo tanto, QUHELPFUL & # 8220 fue una guerra de ideas & # 8221 (p. 13). Fue un esfuerzo de múltiples agencias, que incluyó leyendas como el embajador Hugh Montgomery, quien dirigió la Oficina de Inteligencia e Investigación en el Departamento de Estado, y el Dr. Jack Dziak, un experto en contrainteligencia y contraengaño en la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Richard Malzahn y otros en la CIA asumieron que deberían ayudar a los llamados & # 8220moderados & # 8221 en la clandestinidad polaca. Los & # 8220extremistas & # 8221 fueron excluidos. Eso significa que la CIA discriminó a todas las organizaciones secretas que pidieron abiertamente la independencia de Polonia. Esto se refería principalmente a & # 8220Fighting Solidarity & # 8221, que en teoría se negó a evitar la autodefensa (p. 354). Como resultado, la mayor parte de la ayuda fue a los & # 8220moderados & # 8221 principalmente a los izquierdistas. Tygodnik Mazowsze y sus avatares, así como Radio y TV & # 8220Solidaridad. & # 8221

Nota bene, la mayoría de los fondos llegaron a Polonia sólo después de 1988. Es necesario recalcar este punto. Sólo cuando surgió la posibilidad de un cambio político serio, la CIA invirtió los billetes verdes. Por cierto, la Agencia no fue la única fuente de financiación para & # 8220Solidarity & # 8221. Un poco más de $ 1 millón provino de la AFL-CIO, y el National Endowment for Democracy envió alrededor de $ 9 millones (que incluían un subsidio de $ 4 millones directamente de la CIA).

Parece que gran parte del dinero de los contribuyentes estadounidenses se destinó a actividades de emigración polaca a favor de la solidaridad: desde París, pasando por Nueva York hasta la Ciudad de México. Muy a menudo, la CIA apoyó iniciativas de izquierda. Por ejemplo, los hermanos Smolar post-Trotskite recibieron subvenciones para la publicación periódica que publicaban, Aneks. La CIA financió a Jerzy Gedroyic & # 8217s liberal Kulturaa través de un programa separado: con nombre en código QUBERRETTA (pág. 62), prácticamente desde el inicio de la publicación. Siguiendo la ley marcial, el subsidio se incrementó sustancialmente.

La CIA resolvió no aprovechar las estructuras de & # 8220Solidaridad & # 8221 preexistentes y en su lugar establecer su propia red. Básicamente, esto implicó reclutar activistas emigrados y financiarlos. El activista católico Piotr Jegliński, a quien Jones llama & # 8220Artur Kowalski & # 8221, fue uno de ellos. Personas como él llevaron a cabo operaciones a favor de la Solidaridad por su cuenta, principalmente en Occidente. Sin embargo, también pasaron de contrabando ayuda a la clandestinidad en Polonia a través de sus propios canales. Algunos de ellos fueron penetrados por los Servicios de Seguridad Comunistas (SB), al igual que algunas estructuras de emigrados & # 8220Solidaridad & # 8221 fuera de la estructura de la CIA & # 8217s, por ejemplo, la oficina principal de & # 8220Solidaridad & # 8221 en Bruselas.

Aparte de esto, la CIA también se aprovechó de otros lugares. Incluían conexiones con el Mossad, filántropos amistosos y redes de la Iglesia Católica. En todo momento, la Agencia ocultó su presencia para mantener & # 8220 una negación plausible & # 8221. Washington no quería comprometer & # 8220Solidaridad & # 8221 al proporcionar munición para la propaganda comunista, que ensuciaría aún más al sindicato como & # 8220 agente occidental & #. 8221

Esencialmente, el papel de la CIA se redujo a ser un cajero de & # 8220Solidaridad & # 8221 o, como dicen los polacos, & # 8220, un buen tío de América & # 8221. Bueno, había al menos una buena tía, Cecilia & # 8220Celia y # 8221 Larkin. Como sabía polaco, el oficial fue enviado a operaciones de FIBIS, el equipo de código abierto de la CIA & # 8217. Aunque su preparación para las operaciones fue bastante inadecuada, lo compensó con su celo por & # 8220Solidaridad & # 8221. Retirada de la Agencia, se desempeña como presidenta de la Asociación de Artes Polaco-Estadounidense.

El cajero no controlaba cómo se gastaba el dinero ni tenía idea de cómo se destinaban específicamente los fondos. El encargado de la CIA sabía, sin embargo, quién estaba enviando el dinero y otra ayuda. El objetivo era evitar que la KGB y la SB obtuvieran pruebas tangibles de la participación de la Agencia y la desplegaran en propaganda antisolidaridad. La artimaña funcionó a las mil maravillas.

Sin embargo, no es evidente la eficacia de la ayuda. Naturalmente, los intermediarios tendían a embellecer cada éxito, y los informes de la CIA también están llenos de autocomplacencia, por ejemplo sobre los logros de Radio y TV & # 8220Solidaridad & # 8221 Jones admite abiertamente: & # 8220 Mientras no estaba claro cuán beneficiosa fue la ayuda de la CIA para Solidaridad, la evidencia disponible sugiere que sin duda fue útil para un movimiento de oposición que estaba hambriento de dinero y material dirigir un movimiento político clandestino & # 8211 especialmente en los primeros años después de la ley marcial & # 8221 (p. 306).

La CIA ayudó a & # 8220Solidarity & # 8221, en particular, confiando en Lech Wałęsa como símbolo de la resistencia polaca. Fue principalmente la izquierda la que se benefició de la generosidad de Estados Unidos, en particular los asesores post-estalinistas y post-trotskitas de "Solidaridad". Jones afirma que el rendimiento de una inversión tan pequeña en Polonia fue estupendo. Permitió que & # 8220Solidarity & # 8221 sobreviviera y, como resultado, la independencia y la democracia siguieron después de 1989.

Una cosa es cierta. & # 8220Solidaridad & # 8221 nació y luchó por su cuenta. Aguantó con los fondos de la CIA. Y nunca se rindió. El dinero estadounidense permitió que una parte del liderazgo de & # 8220Solidarity & # 8221 se mantuviera en puestos prominentes para controlar el sindicato hasta cierto punto y promover a sus compinches, por un lado, y reprimir a sus oponentes, por el otro. En particular, los beneficiarios de la generosidad estadounidense se dirigieron a quienes lucharon abiertamente por la independencia y no por las reformas del socialismo.

Una acción encubierta es interesante en algunos lugares. Por desgracia, los prejuicios liberales del autor impactan negativamente en la narrativa. Es de lo más discordante en lo que respecta a su comprensión de la historia de Polonia. Jones ignora, o al menos subestima, el papel del Papa Juan Pablo II en el drama. En su relato, la tercera peregrinación papal a Polonia en 1987 fue la más importante. En realidad, fue el primer viaje del Papa en 1979 que plantó la semilla: & # 8220 ¡No temas! & # 8221.

Hay errores menores derivados de la falta de polaco de Jones. Por ejemplo, el cardenal Józef Glemp nació en Włocławek, no en Wrocław (p. 210). Lo más notorio es que Jones ha hecho de Lech Wałęsa un eje virtual de su historia. Por lo tanto, se nos presenta una hagiografía tonta del líder sindical, principalmente basada en sus propias memorias (escritas por fantasmas) & # 8220. & # 8221 Jones rechaza obstinadamente y desdeñosamente todas las pruebas de que Wałęsa era un soplón de la policía secreta comunista con el nombre en clave & # 8220Bolek. & # 8221 Él admite que, tal vez, sea & # 8220 plausible & # 8221 que & # 8220joven y desempleado & # 8221 e ingenuo Wałęsa, agobiado por la familia, haya informado por dinero a sus camaradas (p. 134, 314). Pero este fue un episodio que no definió a Jones & # 8217s & # 8220hero. & # 8221

A pesar de que el autor anota el trabajo de vanguardia de Sławomir Cenckiewicz y Piotr Gontarczyk y la mina de documentos que desenterraron, junto con las declaraciones juradas originales de Wałęsa & # 8217s snitching adquiridas del jefe de sus manipuladores, el general Czesław Kiszczak, Jones simplemente lo descarta. . Esto no lo hará.

Primero, Jones nunca leyó la evidencia porque no sabe polaco. En cambio, se basó en ofuscadores nativos amistosos, cuya misión es defender a Wałęsa. Maldita sea la verdad. En consecuencia, el autor no tiene conocimiento de ningún cargo específico contra su héroe.

En segundo lugar, Jones, que se considera un experto en inteligencia, se muestra completamente perdido acerca de la modus operandi de la policía secreta comunista. Solo cuando un informante fue descubierto, desertó, murió o dejó de ser útil, la SB y la KGB cedieron. Siempre consideraron que un soplón era una ventaja. Y ese fue el caso de Wałęsa. Nunca ha desmentido sus actividades y sigue negando. Jones también. Para él, Wałęsa es un & # 8220true hero & # 8221 (p. 309).

Jones ignora incluso cosas tan simples como el hecho de que en 1972 TW & # 8220Bolek & # 8221 delató a compañeros de trabajo que tenían la intención de depositar flores en las tumbas de sus camaradas asesinados por los comunistas durante las huelgas dos años antes. La posible conmemoración nunca ocurrió porque los & # 8220 perpetradores & # 8221 fueron arrestados por la policía secreta. Aún más atroz, en agosto de 1980 TW „Bolek & # 8221 acordó poner fin a la huelga a instancias de los comunistas. & # 8220Solidaridad & # 8221 no habría existido si no fuera por la acción decidida de Alina Pieńkowska y Anna Walentynowicz, que impidieron físicamente que los trabajadores abandonaran el astillero de Gdańsk, salvando así la huelga. En 1983, Wałęsa se jactó ante sus agentes de la policía secreta de que había destruido para ellos a tales & # 8220Solidaridad & # 8221 & # 8220extremistas & # 8221 como el legendario activista de derechos humanos y líder sindical Andrzej Gwiazda. Quizás Wałęsa estaba bromeando, pero le corresponde a Jones estar al menos al tanto de tales hechos. De hecho, es vergonzoso tener que invocar eventos cruciales como estos.

La crítica de Jones al general Wojciech Jaruzelski no logra herir al dragón, pero al menos el autor no lo considera un héroe. Sin embargo, aquí también faltan hechos básicos de la vida del dictador. Una acción encubierta. El lector no se entera de la participación de Jaruzelski en los Grupos Escolares nacionalistas extremos del Campamento Nacional Radical (GS ONR) en el período anterior a la guerra. No hay nada más sobre su colaboración con el Smersh (contrainteligencia militar soviética) durante la guerra, y con el GRU y la inteligencia militar nativa después. ¿Estaría fuera de lugar mencionar esto en un libro sobre inteligencia? ¿Qué pasa con el papel principal del General & # 8217s en las purgas antijudías en Polonia & # 8217s ejército comunista en 1967 y 1968? Además, Jones pasó por alto el hecho de que Jaruzelski luchó contra los insurgentes del Ejército Nacional a instancias de Stalin en 1945 y más tarde. También afirma que el dictador vivió & # 8220 modestamente & # 8221. Por lo tanto, Jones aparentemente no tiene idea de la villa en Varsovia en la calle Ikara, que Jaruzelski adquirió por maní después de que los comunistas la confiscaran a sus legítimos propietarios, los Przedpełski. familia (algunos de los cuales lucharon con las Fuerzas Polacas Libres en Occidente, mientras que otros salvaron a judíos de los nazis). Jones afirma además que el General no tenía & # 8220 ninguna casa de campo & # 8221 (p. 45). ¿Qué pasa con la dacha cerca de Natać en la región de Mazury?

Generalmente, tenemos dos libros en una sola portada. Uno es sobre Ronald Reagan y la CIA, el otro se centra en Wałęsa y & # 8220Solidarity & # 8221. El primero es interesante, en lugares incluso fascinantes, si está cargado de clichés y estereotipos liberales, así como burlas ad hominem hacia Reagan y Casey & #. 8217s físicos, dicciones y estilos. Su anticomunismo es siempre & # 8220rabid & # 8221 o & # 8220extreme, & # 8221 y su visión del mundo & # 8220blanco y negro, & # 8221 y, por lo tanto, supuestamente, simplista. Pero Reagan, Casey y otros Cold Warriors estadounidenses fueron definitivamente menos simplistas que la descripción de Jones de la historia reciente de Polonia y algunos de sus protagonistas, en particular Wałęsa. Hubiera sido mejor descartar esa parte por completo. En el mejor de los casos, al retenerlo, Jones conserva los mitos que deambulan por los Estados Unidos y otras partes de Occidente sobre un héroe magnífico, un simple electricista que liberó Polonia. Por supuesto, es muy difícil admitir que uno fue engañado. Jones no es una excepción aquí. Es una aflicción bastante ubicua en Estados Unidos en lo que respecta a Wałęsa.

¿Y qué pasó con los 9 millones de miembros de & # 8220Solidarity & # 8221? ¿Qué pasa con los 200.000 que luchan en la clandestinidad? ¿No tuvieron un papel en el drama? Seguro que lo hicieron.Tan importante como era Wałęsa como símbolo, eran mucho más importantes. Pero Ronald Reagan y el Papa Juan Pablo II fueron los más importantes, no solo como símbolos sino también como líderes cuyas palabras y acciones llevaron al colapso del comunismo. Por cierto, el Reino Unido y Margaret Thatcher también ayudaron.


Solidaridad

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Solidaridad, Polaco Solidarność, oficialmente Sindicato autónomo independiente "Solidaridad" o polaco Niezależny Samorządny Związek Zawodowy “Solidarność”, Sindicato polaco que a principios de los 80 se convirtió en el primer sindicato independiente de un país perteneciente al bloque soviético. Solidaridad se fundó en septiembre de 1980, fue reprimida por la fuerza por el gobierno polaco en diciembre de 1981 y resurgió en 1989 para convertirse en el primer movimiento de oposición en participar en elecciones libres en una nación del bloque soviético desde la década de 1940. Posteriormente, Solidaridad formó un gobierno de coalición con el Partido Unido de los Trabajadores de Polonia (PUWP), después de lo cual sus líderes dominaron el gobierno nacional.

El origen de Solidaridad se remonta a 1976, cuando un grupo de intelectuales disidentes fundó un Comité de Defensa de los Trabajadores (Komitet Obrony Robotników KOR) después de que varios miles de trabajadores en huelga fueran atacados y encarcelados por las autoridades en varias ciudades. La KOR apoyó a las familias de los trabajadores encarcelados, ofreció asistencia jurídica y médica y difundió noticias a través de una red clandestina. En 1979 publicó una Carta de Derechos de los Trabajadores.

Durante una creciente ola de nuevas huelgas en 1980 en protesta por el aumento de los precios de los alimentos, Gdańsk se convirtió en un hervidero de resistencia a los decretos gubernamentales. Unos 17.000 trabajadores de los Astilleros Lenin organizaron una huelga y se atrincheraron dentro de la planta bajo la dirección de Lech Wałęsa, un electricista de profesión. A mediados de agosto de 1980 se estableció en Gdańsk un Comité de Huelgas Interfaces para coordinar las huelgas que se extendían rápidamente allí y en otros lugares, en una semana presentó al gobierno polaco una lista de demandas que se basaban en gran medida en la Carta de los Derechos de los Trabajadores de KOR. El 31 de agosto, los acuerdos alcanzados entre el gobierno y los huelguistas de Gdańsk sancionaron a los sindicatos libres e independientes con el derecho de huelga, junto con una mayor libertad de expresión religiosa y política.

Solidaridad se fundó formalmente el 22 de septiembre de 1980, cuando los delegados de 36 sindicatos regionales se reunieron en Gdańsk y se unieron bajo el nombre de Solidarność. Posteriormente, la KOR se disolvió, sus activistas se convirtieron en miembros del sindicato y Wałęsa fue elegido presidente de Solidaridad. Un sindicato agrícola independiente compuesto por agricultores privados, llamado Rural Solidarity (Wiejska Solidarność), fue fundado en Varsovia el 14 de diciembre de 1980. A principios de 1981 Solidarity tenía una membresía de alrededor de 10 millones de personas y representaba a la mayor parte de la fuerza laboral de Polonia.

A lo largo de 1981 el gobierno (encabezado por el general Wojciech Jaruzelski) se enfrentó a una Solidaridad cada vez más fuerte y exigente, que impuso una serie de huelgas controladas para respaldar sus llamamientos a favor de reformas económicas, elecciones libres y la participación de los sindicatos en toma de decisiones al más alto nivel. Las posiciones de Solidaridad se endurecieron cuando el moderado Wałęsa fue presionado por más sindicalistas militantes. Mientras tanto, el gobierno de Jaruzelski fue sometido a fuertes presiones de la Unión Soviética para reprimir Solidaridad.

El 13 de diciembre de 1981, Jaruzelski impuso la ley marcial en Polonia en un intento por aplastar el movimiento Solidaridad. Solidaridad fue declarada ilegal y sus líderes fueron arrestados. El sindicato fue formalmente disuelto por el Sejm (Parlamento) el 8 de octubre de 1982, pero, no obstante, continuó como una organización clandestina.

En 1988, una nueva ola de huelgas y disturbios laborales se extendió por Polonia, y entre las demandas de los huelguistas se destacó el reconocimiento gubernamental de Solidaridad. En abril de 1989, el gobierno acordó legalizar Solidaridad y permitirle participar en elecciones libres a un parlamento polaco bicameral. En las elecciones, celebradas en junio de ese año, los candidatos respaldados por Solidaridad obtuvieron 99 de los 100 escaños en el Senado recién formado (cámara alta) y los 161 escaños (de un total de 460) que los candidatos de la oposición tenían derecho a disputar en el Sejm (cámara baja). casa). En agosto, Solidaridad acordó formar un gobierno de coalición con el PUWP, y un asesor de Solidaridad desde hace mucho tiempo, Tadeusz Mazowiecki, se convirtió el 24 de agosto en el primer primer ministro no comunista en gobernar Polonia desde finales de la década de 1940. En diciembre de 1990, Wałęsa fue elegido presidente de Polonia después de separarse de Mazowiecki en una disputa sobre el ritmo de la conversión de Polonia a una economía de mercado. La división entre Wałęsa y Mazowiecki impidió la formación de una coalición respaldada por Solidaridad para gobernar el país tras el colapso del PUWP, y el papel directo del sindicato en el nuevo escenario parlamentario de Polonia se redujo a medida que surgieron muchos nuevos partidos políticos a principios de la década de 1990.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Michael Ray, editor.


Historia del Movimiento de Solidaridad

Solidaridad, para la mayoría de las personas en la actualidad, es solo una palabra que significa unidad, cohesión y armonía, pero llevar esa palabra a 1980 le daría un significado significativamente diferente. Hacia finales del siglo XX, esta palabra se asociaría con & # 8216 el mayor movimiento político de la historia moderna & # 8217 [1]. La importancia de este movimiento se ha cimentado profundamente no solo en la historia de Polonia, lo que le dio a los polacos una nueva identidad geopolítica, sino que también enfatizó a Polonia en la historia global, a menudo vinculándola con historias de la Guerra Fría.
Varios historiadores han debatido este tema recientemente, especialmente después del colapso del comunismo. Abrió una serie de puertas para que los historiadores lo intentaran, literalmente, debido a la apertura de archivos que nunca antes habían estado disponibles para nadie. Debido a que este tema es muy reciente, existen varias ventajas y desventajas. Aunque este tema es una parte reciente de nuestra historia, y hay una gran cantidad de fuentes disponibles, no se pueden sacar conclusiones claras a medida que surgen más pruebas a medida que pasan los años. Paralelamente, debido a los documentos emergentes se están descubriendo nuevas verdades. Adicionalmente a esto, aunque tenemos acceso a quienes estuvieron involucrados en el movimiento y permite un análisis más coherente de los eventos, debido al factor anterior es difícil analizar esos factores en su totalidad.
Para analizar los factores que llevaron a que Solidaridad sea 'el movimiento obrero más impresionante y significativo de nuestro período' [2], es fundamental explicar cómo surgió este movimiento, y una forma de hacerlo es mirando en los eventos anteriores a 1980.
La solidaridad nació de un descontento entre los trabajadores y el gobierno desde hace mucho tiempo, y sus orígenes se caracterizaron por huelgas, protestas y tensiones generales que podrían atribuirse a la Segunda Guerra Mundial y a la conferencia de Yalta, durante la cual un Gobierno Provisional de Unidad Nacional respaldado por los soviéticos fue formado, sin tener en cuenta el gobierno polaco en el exilio con sede en Londres. Occidente consideraba esta política como una puñalada por la espalda para muchos polacos. El fracaso de la política económica soviética en todo el Bloque del Este es el argumento favorable entre los estudiosos a favor de la directiva para el nacimiento de la Solidaridad y, según Touraine, & # 8216 en ningún otro lugar de la Europa Central Comunista fue el fracaso de una política industrial y agrícola del gobierno tan obvio & # 8217. [3]
A mediados de los 70 & # 8217, la economía & # 8216 se hundió más profundamente en un declive económico irreversible, ya que los niveles de producción se desplomaron, los salarios reales se estancaron, la escasez aumentó y la deuda externa aumentó, alcanzando los $ 18 mil millones en 1980 & # 8217. [4] El año de 1980 es lo que trajo la nueva política económica del gobierno, que vio el aumento de los precios de los alimentos en toda Polonia, y esto se encontró con una ola de protestas en todo el país, que a diferencia de las protestas de los años 70 & # 8217, no pudieron Ya sea silenciado por el gobierno. La primera huelga comenzó en Aviation Works en Lublin, lo que llevó a la creación de una frase conocida, & # 8216todo comenzó con una hamburguesa & # 8217, y en poco tiempo las protestas se extendieron como la pólvora. El aumento de protestas y huelgas, y la incapacidad del Estado para poner fin a las huelgas, llevaron a la redacción del Acuerdo de Gdansk.
Esta tesis destacará la importancia del movimiento de Solidaridad para la liberación de Polonia del control comunista y analizará los componentes clave que permitieron que el movimiento floreciera. A través de una evaluación crítica de las áreas clave que he elegido, los capítulos revisarán figuras importantes, la iglesia y las respuestas internacionales al surgimiento del movimiento y # 8217s. Analizaré la forma en que esos eventos han logrado contribuir con éxito al surgimiento del movimiento y asegurar su futuro en la nueva Polonia Libre. A través de un análisis cuidadoso de las fuentes primarias y secundarias, podré probar la utilidad de estos factores para establecer el movimiento en Polonia, así como destacar los factores basados ​​en su importancia para fortalecer el movimiento. El uso de textos clave en cada sección también me proporcionará el conjunto correcto de conclusiones.

Capítulo 2: Contra todo pronóstico: ¿Hasta qué punto se pueden atribuir las acciones de los & # 8216 héroes & # 8217 del movimiento Solidaridad al surgimiento del movimiento y al establecimiento de Solidaridad como sindicato?

Este capítulo es fundamental para analizar la forma en que ha surgido el movimiento y, en particular, analiza el aspecto de causa y efecto del movimiento a través del análisis de las figuras clave y sus acciones. Proporciona evidencia de sus objetivos y metas para el movimiento. Al igual que con la mayoría de los conflictos, el resurgimiento de la causa nunca es un asunto de la noche a la mañana. El burbujeo, causado por el maltrato de las clases trabajadoras reprimidas en su vida cotidiana por parte del Estado es lo que contribuyó a que una serie de figuras clave emergieran y apoyaran el movimiento. Al observar movimientos anteriores con objetivos similares y por causas similares, varias personas ya lo han intentado y han sido derrotadas en la lucha por la causa de la clase trabajadora. Un ejemplo de esto fue el aplastamiento de los movimientos de 1970 en Polonia durante los cuales murieron 30 trabajadores.
Lo que dificulta el éxito de varios movimientos de la clase trabajadora, especialmente en los estados comunistas autoritarios, es el hecho de que el aspecto de clase no existe, ya que va en contra de la ideología de Marx. Los historiadores creen que lo que hizo que la década de 1980 fuera un éxito fue el hecho de que el movimiento no era específico del área y la velocidad a la que se había extendido. Creció más rápido de lo que las autoridades pudieron contenerlo.
Para analizar las cifras clave, se eligió una serie de personalidades clave. El juicio sobre qué personalidad contaba como una figura importante se decidió sobre cuán activos eran en el movimiento y cuán responsables eran de su crecimiento, así como cuán relevantes permanecieron después del éxito del movimiento para lograr la independencia polaca del régimen comunista.
Este capítulo se centrará en la medida en que Lech Walesa, Anna Walentynowicz y Alina Pienkowska han contribuido al aumento de la popularidad y también evaluará hasta qué punto sus acciones contribuyeron al establecimiento del movimiento.
En primer lugar, investigará por qué Walesa se convirtió en un ícono para el movimiento, así como los eventos en los que estuvo involucrado y que llevaron a la firma del Acuerdo de Gdansk. Evaluará aún más la lucha del movimiento y el razonamiento para querer reinstalar a Anna Walentynowicz, así como el intento perpetuo de Walentynowicz de movilizar a los grupos de trabajo para el movimiento y su dedicación para intentar que el movimiento tenga éxito. Por último, examinará la forma en que Alina Pienkowska unió fuerzas del movimiento y, al igual que Walentynowicz, continuó luchando por el éxito del movimiento. Este capítulo concluirá con la noción de que la participación de estas figuras fue esencial para el éxito del movimiento y que fue su motivación continua junto con otros factores lo que permitió que el movimiento floreciera.

2.1 Lech Walesa:
Para analizar cómo contribuyó Walesa al movimiento es fundamental investigar los factores que lo situaron en la primera línea de los acontecimientos de 1980. A finales de 1980, el nombre de Lech Walesa era tan famoso como el propio movimiento y corrió en paralelo y más a menudo fue una representación de la esperanza. Sin embargo, la fama del nombre de Walesa se remonta a antes de 1970. Sus inquietudes políticas a partir de su principal implicación en la política se iniciaron en 1968, con un intento de movilizar apoyo en los astilleros para las recientemente condenadas huelgas estudiantiles. A partir de ese momento, también fue Walesa quien ayudó a organizar las protestas ampliamente ilegales de 1970, cuando los trabajadores protestaron por razones similares en 1970. Al no lograr los objetivos de esas huelgas, Walesa estaba convencido de que era necesario realizar más cambios.
En 1976, Walesa fue despedido debido a su continua participación en actividades sindicales, que en ese momento se consideraban ilegales, así como por intentar conmemorar la muerte de los huelguistas de 1970. & # 8217 La década de 1970 fue extremadamente desafiante y dolorosa para Lech Walesa y su familia. Vivió bajo la constante vigilancia del Servicio de Seguridad del Estado. Su casa y su lugar de trabajo fueron interceptados, y Lech Walesa fue espiada y reprimida incesantemente & # 8217. [5] La participación en esas actividades lo había llevado a ser arrestado varias veces durante la década.
Con tal experiencia, este factor permite identificarlo como un aspecto importante del auge del movimiento que siguió dando resultados fructíferos incluso en la Polonia libre. Sus múltiples arrestos lo han establecido como un líder importante con las autoridades tratando de restar importancia a sus logros debido a la amenaza que les planteaba y llamándolo & # 8216 exlíder de un antiguo sindicato & # 8217. [6] Esto le dio a Walesa una ventaja sobre sus autoridades, ya que sus actividades prolongadas y su participación constante con las autoridades significan que también ganó la experiencia de cómo tratar con ellas, lo que fue beneficioso para la evolución del movimiento.
Dado que Walesa había planeado el fallido levantamiento de la década de 1970 y # 8217, eso significaba que sabía de adentro hacia afuera qué funcionaría y qué no, una vez más basándose en su experiencia. & # 8216Aquel que extienda la mano para detener la rueda de la historia tendrá los dedos aplastados & # 8217 es una de las frases más utilizadas por Walesa. [7] Con tal punto de vista en mente, así como una buena estructura organizativa, Walesa pudo contribuir en gran medida al movimiento.
Además, el tipo de carácter que encarna Walesa también es un gran beneficio que permitió que Solidarity floreciera. La capacidad de & # 8216Walesa & # 8217 para ganarse la confianza de la gente aseguró que nunca perdieran la fe, independientemente de cuán severa fue la reacción violenta del régimen & # 8217. [8] Esto está respaldado además por una carta que Walesa recibió de uno de los miembros de Solidaridad, que afirma que Walesa nos ha demostrado que no debemos dejarnos asustar por las porras de la policía, ni por el ridículo ni por la falta de fe. La otra cosa que realmente me impresiona es su profunda fe. & # 8217 [9] Fue el personaje de Walesa & # 8217 el que también logró ganarle el premio al Hombre del Año de The New York Times, que presentaba una caricatura dibujada a mano de Walesa en el frente portada [10] y el Premio Nobel de la Paz al año siguiente por su trabajo en derechos humanos [11]. Esto lo aclamó la atención internacional, así como una visita personal de Margaret Thatcher en su visita de estado en 1988. Durante su cena con Walesa, ella exclamó que & # 8216La libertad personal y la libertad económica van de la mano. Produce ambos: dignidad del individuo y prosperidad & # 8217. [12] Una clara señal de aliento, que significó que Thatcher estaba de acuerdo con las políticas que perseguía Solidaridad. Con The Times calificando a Walesa como & # 8216 un hombre de emoción, no de lógica o análisis & # 8217 [13], también se alinea con la idea de que Walesa era un hombre del pueblo, que puede hacer las cosas.
Lo que también muestra lo importante que fue para el movimiento se puede juzgar por la forma en que se convirtió en la figura principal del movimiento. No cualquier persona promedio puede saltar una valla del lugar de huelga y asumir la responsabilidad como líder, que es exactamente lo que sucede en el caso de Walesa. Por lo tanto, significa que no fue un caso de lugar correcto en el momento adecuado, sino que da un juicio claro de que debe haber sido un contribuyente creíble al auge del movimiento.
Otro factor importante que Walesa logró contribuir al aumento del perfil de Solidaridad, así como al nacimiento del movimiento en un sindicato legal, fue lo que las autoridades consideraron una difusión de propaganda anticomunista. Viajando por todo el país para movilizar apoyo, así como difundiendo los mensajes de Solidaridad y el progreso que había logrado el movimiento, Walesa, por supuesto, no con la cabeza sola, logró llevar a 10 millones de miembros exitosos de la clase trabajadora y no solo , en todo el país. En una entrevista con su esposa, cuando se le preguntó sobre pasar tiempo con su esposo y sus actividades, Danuta afirma que & # 8216Lech a menudo pasa muchos días fuera de casa haciendo campaña, a veces hasta una semana, por lo que no podemos gastar mucho. tiempo juntos & # 8217. [14] Esto se puede sostener con el cronograma de Walesa & # 8217, que consistió en brindar información y entrevistas. La aportación de Walesa & # 8217 fue esencial para el desarrollo del movimiento y, a menudo, contribuyó a artículos en boletines de propaganda, así como a otras publicaciones semanales como & # 8216Coastal Worker & # 8217 y el & # 8216Informative Strike Bulletin & # 8217. Dado que la propaganda fue muy esencial para que el movimiento tuviera éxito, también se puede concluir que la persona que difunde la literatura también es importante para elevar el perfil del movimiento y, por lo tanto, es una parte importante del nacimiento del movimiento.

2.2 Anna Walentynowicz:
Anna Walentynowicz se convirtió en un símbolo de esperanza para muchos polacos como Walesa. A diferencia de muchas de las mujeres que participan en el movimiento, Walentynowicz fue muy reconocida por los esfuerzos que contribuyó al movimiento, y a menudo se la conoce como una parte esencial del movimiento. También participó activamente en la política hasta su muerte en el accidente aéreo de Smolensk en 2010, que mató a la mitad del Parlamento polaco, para rendir homenaje a las víctimas del genocidio.
Parte de la razón por la que comenzaron las huelgas fue por ella. Walentynowicz fue despedida en 1980 de su trabajo de operadora de grúas, debido a su participación en actividades sindicales ilegales cinco meses antes de su jubilación, que fue emprendida por ella debido a su desilusión con el sistema comunista.
Esto enfureció a muchos trabajadores, que pensaron que si un empleado tan ejemplar podía ser despedido tan fácilmente, le podría pasar a cualquiera de ellos.Lech Walesa publicó recientemente en 2007 transcripciones sobre las huelgas que tenían como objetivo reintegrar a Walentynowicz al trabajo, que las autoridades denominaron & # 8216Operation Gate & # 8217. Se publicaron más de doscientas páginas de los Archivos Nacionales de Polonia. [15]
El hecho de que Walentynowicz haya sido apodada en esos documentos como & # 8216Wala & # 8217 y con su nombre siendo detectable con frecuencia, por lo tanto, se puede estar de acuerdo de manera prominente en que jugó un papel importante para que el movimiento fuera un éxito solo con su presencia.

Walentynowicz también puede acreditarse con el beneficio del movimiento al transformarse de una huelga de pan y mantequilla en una huelga de compasión y simpatía con otros establecimientos. Ella exclamó que & # 8216nuestro objetivo no debería ser conseguir hoy una rebanada de pan algo más gruesa, aunque esto nos haga felices, no debemos olvidar cuál es nuestro verdadero objetivo. Nuestro principal deber es considerar las necesidades de los demás. Si asumimos este deber, no habrá personas tratadas injustamente entre nosotros y, a su vez, no seremos tratados injustamente & # 8217. [16] Una vez que se firmó el Acuerdo de Gdansk, Walesa asumió un papel más político y, según Walentynowicz, olvidó el verdadero significado del movimiento. Su lucha por la igualdad fue apoyada por ella afirmando que & # 8216 debemos extender nuestra amistad y fortalecer nuestra solidaridad & # 8217. [17] Al asumir un papel de madre en el movimiento y continuar asumiendo un papel más activista, después del giro político de Lech Walesa, continuó apoyando el perfil del movimiento y condujo a un aumento constante de las membresías. confirmando así una vez más que ella fue de gran beneficio para el movimiento.
Además, al igual que Wales, una gerente para ganarse el premio Mujer del Año en Holanda una vez más, ganando el reconocimiento de la comunidad internacional [18]. En una entrevista en una estación de radio, Walentynowicz exclamó que los trabajadores del astillero querían que ella se presentara como la líder de las huelgas, pero les dijo que el rango del movimiento bajaría si una mujer fuera la líder & # 8217. [19] Tal desinterés y sacrificio hacia el movimiento puede ser lo que podría ser una de las razones más importantes de por qué ella puede ser considerada una de las figuras clave más importantes, si no la más importante, del movimiento. Walentynowicz fácilmente podría haber tratado de superar a Walesa en el liderazgo, ya que las protestas técnicamente comenzaron gracias a ella, sin embargo, a través del reconocimiento de lo que era mejor para el movimiento, ayudó tanto como pudo, razón por la cual el movimiento se benefició de su presencia y acciones.
Otro gran logro de Walentynowicz que logró contribuir en gran medida al auge del movimiento fue a través de su palabra escrita y hablada. Como miembro activo del Comité Inter-Strike, así como editora de un samizdat llamado & # 8216Coastline Worker & # 8217, siguió distribuyendo hojas de noticias como parte de un movimiento clandestino, incluso después de que se introdujo la Ley Marcial. A menudo dejaba que se organizaran reuniones en su piso, algo que muchos no se atrevían a hacer.
También hay numerosos ejemplos de cómo ella tomó el control del movimiento cuando las cosas estaban fuera de control. Un ejemplo famoso de esto fue descrito en el libro de Cienciekiewicz & # 8217s. & # 8216Walentynowicz corrió hacia la puerta número 1, que da al casco antiguo. Allí se encontró con un Walesa desorientado y lo tiró de la manga. Ella trató de comunicarse con él. Se subió a un carro y habló con los trabajadores & # 8217. [20] Tal dedicación al éxito del movimiento y encarnación del movimiento mientras intentaba alcanzar el éxito es una de las razones de por qué ella fue una de las figuras clave del movimiento y de por qué el movimiento tuvo éxito.

2.3 Alina Pienkowska:
Una de las heroínas de Solidaridad menos comentadas fue Alina Pienkowska. Al igual que la mayoría de las mujeres que participaron en el movimiento, después del colapso del régimen, logró ganarse un lugar en la nueva política de Polonia hasta su muerte en 2005 a la edad de 50 años. Pienkowska se puede atribuir a muchos de los los éxitos del movimiento & # 8217s se elevan. Trabajando a menudo junto a Anna Walentynowicz, las enfermeras del astillero & # 8217 se mencionan por primera vez como uno de los fundadores de los Sindicatos Libres de la Costa en la década de 1970 & # 8217. La mayor contribución de Pienkowska al movimiento fue sin duda, al igual que Walentynowicz, su poder de la palabra escrita. Fue una activa escritora en la revista clandestina editada por Walentynowicz, Coastal Worker, en la que escribió numerosos artículos relacionados con la salud y seguridad en los astilleros, así como con el alarmante aumento de la siniestralidad en los astilleros. Además, también hizo numerosas funciones en artículos de prensa occidental. Un ejemplo de ello fue un artículo titulado & # 8216 We Want Decent Lives & # 8217 en The Times Magazine en 1980. [21]
Otra forma en que logró ser un activo para el movimiento fue a través de la decisión conjunta de ella y Walentynowicz de cerrar las puertas del astillero para iniciar las huelgas. Durante las huelgas se cortaron todos los teléfonos del astillero, excepto la línea de enfermería. Ella era la principal comunicadora con el mundo exterior y transmitía esa información al resto del mundo. Como ya se mencionó, su perspectiva y juicio en la divulgación de información sobre la huelga fue fundamental para la creciente popularidad del movimiento, así como para su éxito y establecimiento.
Algunas mujeres asumieron misiones atrevidas por su capacidad para escapar de las fuerzas de seguridad interiores, que siempre sospecharon que los hombres llevaban a cabo empresas rebeldes. Pienkowska era una de esas heroínas, que a menudo llevaba documentos secretos y folletos, así como boletines de noticias dentro y fuera de los astilleros, a menudo distribuyéndolos entre los trabajadores. Al igual que las otras dos figuras clave ya mencionadas, Pienkowska contribuyó a difundir propaganda anticomunista, que es una gran manera de contribuir al deseo de los movimientos de tener éxito.
Por último, esta fue probablemente la mayor contribución de Pienkowska al movimiento. Después del tercer día de huelgas y su suspensión por parte de Walesa debido a la firma de las concesiones por parte del gobierno, Pienkowska se indignó. Ella le dijo a Walesa: & # 8216 ¡Los traicionaste! Ahora las autoridades nos aplastarán como chinches & # 8217. [22] Cogió el altavoz y se dirigió a los trabajadores. Un liderazgo tan audaz fue lo que hizo que el movimiento fuera aún más fuerte. Al no conformarse con menos de lo acordado, Pienkowska aprovechó la oportunidad por los hilos y los orquestó de tal manera que era más que probable que el futuro del movimiento continuara con sus objetivos y metas. Es por eso que Pienkowska merece el reconocimiento por el trabajo, y cuando por la medida en que contribuyó al movimiento, se puede afirmar que fue vital.

A través de un análisis crítico de las tres personas clave elegidas asociadas con Solidaridad, pude ver héroes en lugar de una simple clase trabajadora que intentaba luchar por sus libertades. Son notables las contribuciones que han hecho las tres figuras y lo que han sacrificado por la Polonia libre. Como dijo Walesa, & # 8216 mantenemos la cabeza alta a pesar del precio que hemos pagado, porque la libertad no tiene precio & # 8217. [23] Al evaluar a Wales, se encontraron factores clave y esos fueron su experiencia y, en particular, su carácter simpático, lo que le valió el respeto de los líderes y los medios occidentales, lo que fue esencial para asegurar el futuro del movimiento en la Polonia poscomunista. Ayudar en la distribución de propaganda y convertirlo en un símbolo de esperanza también fue crucial para asegurar que el movimiento permaneciera y no fuera aplastado como en 1970. Además de esta contribución para asegurar el futuro de Solidaridad, Walentyowicz también fue esencial. Fue debido al despido de ella que los ataques pudieron ganar su impulso. Su presencia y participación en las huelgas fue suficiente para mantener la fuerza. También fue debido a ella, así como a su figura maternal y su desinterés por la causa que su éxito en el movimiento contribuyó en gran medida a su desarrollo. Por último, aunque no se habla tanto, la determinación de Pienkowska y # 8217, así como defender lo que ella creía que era correcto, incluso después de que las huelgas fueran canceladas después del tercer día, fue lo que hizo que mucha gente se tratara realmente de este movimiento. , y por eso creo que ella también merece ser reconocida. En conclusión, sin esas cifras, el futuro de Solidaridad no hubiera sido claro, por supuesto que no podemos ver qué hubiera pasado si estas personas no estuvieran allí para impulsar el movimiento, pero seguro, el movimiento sin ellos lo habría hecho. tomado una dirección totalmente diferente, por lo que la extensión de las personas que participaron en el movimiento fue imprescindible para su existencia.

Capítulo 3: El atolladero católico hacia la solidaridad: ¿Hasta qué punto contribuyó la división de la política hacia el comunismo en la Iglesia Católica Romana al surgimiento del Movimiento de Solidaridad?

Otro debate importante en el análisis de los componentes que llevaron al surgimiento del movimiento Solidaridad es la afiliación que tenía la Iglesia con el movimiento Solidaridad, especialmente en las etapas previas a que Solidaridad fuera legalizada por el Gobierno comunista según el Acuerdo de Gdansk de 1980. Dado que Polonia es uno de los países más homogéneos desde el punto de vista religioso de Europa, no es de extrañar que el catolicismo, según muchos historiadores, haya jugado un papel importante en el derrocamiento del régimen comunista. La homogeneidad de las religiones de Polonia se puede atribuir tanto a las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial como a las Purgas estalinistas en las décadas de 1950 y 8217, cuando la religión fue reprimida fundamentalmente porque no se alineaba con las ideologías marxistas. Condujo al cristianismo, debido a algunas concesiones del estado, a convertirse en la religión principal de Polonia, y lo es hasta el día de hoy. La participación de la Iglesia en la política no estatal, al igual que en cualquier gobierno autoritario, habría sido un gran agravio para el estado político. Es por eso que la división de opiniones sobre cómo abordar el tema de la Solidaridad y el andar de puntillas en el tema debido a la política del estado, es lo que lo convierte en un factor importante que contribuyó al surgimiento de la Solidaridad.
Una vez más al mirar este factor clave, se encuentra un tema recurrente, siendo que hubo una clara división en el enfoque que se pretendía tomar hacia Solidaridad durante sus etapas fundacionales. En toda la Iglesia Católica Romana. Las divisiones más grandes se reconocieron dentro de los funcionarios de la iglesia de más alto rango. Por lo tanto, se vuelve a crear una paradoja, ya que en lugar de unificar a la iglesia en el tema de las actividades sindicales que surgen, y tener una posición decisiva sobre el tema, estaba provocando una nueva división en las actitudes hacia el movimiento.
Este capítulo analizará la relación de la iglesia con el estado y, en particular, la del cardenal Wyszynski. También investigará el impacto de la elección de Karol Wojtyla como Papa, así como el impacto que tuvieron las creencias religiosas de quienes protestaban para asegurar el futuro de Solidaridad y los objetivos de Solidaridad. Este capítulo concluirá con la opinión de que la Iglesia fue una de las principales razones, y si no la más importante, para asegurar la libertad de los trabajadores polacos y contribuir así al colapso del régimen comunista, independientemente de su opinión dividida sobre la existencia y apoyo al movimiento.

3.1 El cardenal Wyszynski y las élites religiosas:
Para analizar el factor religioso en la contribución al surgimiento del movimiento Solidaridad de manera efectiva, el análisis crítico debe comenzar con las figuras religiosas clave, siendo una de las más esenciales el cardenal Wyszynski. Asumiendo el título de Primado de Polonia, a Wyszynski también se le atribuye a menudo la supervivencia del cristianismo en Polonia, frente al autoritarismo. La importancia de Wyszynski en este análisis es imperativa, ya que fue él quien empujó a Karol Wojtyla a aceptar ser elegido Papa. En el momento del avance de Solidaridad & # 8217, la actitud más controvertida provino del cardenal Wyszynski. En lugar de apoyar públicamente al movimiento, hizo muchas apariciones públicas que insinuaban que debía detener el movimiento o abandonarlo por completo.
Su primer discurso sobre las huelgas lo hizo el 17 de agosto de 1980 durante una misa. Durante el sermón destacó & # 8216 satisfacer mejor, todas las necesidades de la nación, morales, sociales, religiosas, culturales y luego domésticas & # 8217. [24] Tal actitud puede malinterpretarse fácilmente, pero podría explicarse con la misma facilidad y puede cuestionarse con pruebas de archivos que se abrieron al público después del colapso del régimen comunista. La evidencia sugiere que 'Wyszynski creyó hasta el final que la Iglesia debe apoyar al gobierno en el mantenimiento de la & # 8221paz social & # 8221 en el país, una posición que mantendría incluso cuando el movimiento sindical Solidaridad estaba en plena rebelión en el verano de 1980 ». [25] La política de paz social y cooperación estatal que emprendió Wyszynski es algo que a menudo es mal interpretado y visto por muchos católicos como una traición. En una reunión con los líderes de Solidaridad, en enero de 1981, Wyszynski afirma que & # 8216responsabilidad de la vida de los niños de Polonia es una gran responsabilidad, por lo que a menudo me pregunto, ¿es mejor, con los peligros para nuestra libertad, nuestra salud? , la vida de nuestros hermanos, ¿sería mejor alcanzarlo ahora, o sería mejor lograr algo hoy, y dejar el resto para más adelante & # 8217? [26] Esta política de doble vía de compromiso y negociación con las autoridades se puede ver en múltiples ocasiones.
Si las afirmaciones de que Wyszynski estaba apoyando al estado en lugar de solo a Solidaridad deben incorporarse para obtener un análisis completo, la evidencia solo apunta a que él es un mediador a lo sumo, en lugar de un partidario total del estado. Esto se puede sostener una vez más con la noción de que no quería derrames de sangre innecesarios & # 8216 ya que la vida de un niño polaco innecesariamente perdido lo haría sentir culpable & # 8217. [27] Esta declaración junto con el estatus de mediador de Wyszynski # 8217 se puede corroborar con evidencia que resalta la disminución en el número de conflictos entre el estado y los manifestantes, desde el inicio del movimiento hasta la legalización de Solidaridad. & # 8216Gracias a la toma de decisiones del primate, la iglesia se convirtió en un factor para suavizar las tensiones en Solidaridad & # 8217s line & # 8217. [28] Aunque este enfoque provocó importantes divisiones de opinión, contribuyó en gran medida al surgimiento del movimiento Solidaridad, lo que le permitió existir sin ser aplastado por el estado.
Además, los objetivos y metas generales futuros de la iglesia que contribuirían al beneficio personal de la Iglesia Católica también respaldan en el análisis que la iglesia fue un factor clave para contribuir al surgimiento del movimiento. Wyszynski no podía quedarse al margen ya que esta era una oportunidad demasiado grande para la democratización que garantizaría una oportunidad para mejores condiciones para la funcionalidad de la Iglesia, por lo que estar en contra del movimiento no sería favorable para él ni para la Iglesia. . No apoyar al estado y al gobierno también sería recibido con la desaprobación de los estados y lo más probable es que se hubiera cumplido de manera similar a las iglesias en Checoslovaquia y Hungría, simplemente siendo reprimidas [29]. Como el impacto para el aumento de Solidaridad llegó en números, esto obstaculizaría en general la causa de Solidaridad al reducir la plataforma para difundir propaganda anticomunista. Al permanecer neutral con ambos lados, la iglesia aún pudo mantener algo de poder y continuar con la política de dos vías.
Con una división de opinión tan evidente sobre el movimiento de acumulación, con algunos sacerdotes eligiendo afiliaciones más cercanas al estado o abrazando por completo el cambio radical, Wyszynski pudo crear condiciones en las que el movimiento pudo florecer más libremente, sin que la iglesia fuera castigada también. . Fue visto casi como una señal de aliento, que venía con una etiqueta de advertencia. Con los treinta años de experiencia de Wyszynski en el manejo de la política estatal comunista, es una clara indicación de cómo logró contribuir al surgimiento del movimiento Solidaridad.

3.2 Karol Wojtyla como Papa:
Otro factor dentro del tema religioso que fue muy importante y aseguró al movimiento su popularidad fue la elección de Karol Wojtyla como Sumo Pontífice. Fue nombrado Papa el 22 de octubre de 1978. & # 8216 Dada la creciente tensión en el mundo comunista en general y en Polonia en particular & # 8211 y teniendo en cuenta su identidad nacional polaca poderosamente asertiva & # 8211, era inevitable que su atención se centrara instantáneamente en la tierra de su nacimiento & # 8217. [30] Aunque el Papa no estuvo en la primera línea del conflicto, su contribución no puede pasar desapercibida. Su conjunto de visitas papales a Polonia a partir de 1979 y luego seguidas por visitas en 1983, 1987 y dos visitas en 1991, crearon una ola de esperanza y movilización masiva en toda Polonia mientras predicaba la paz y el compromiso. Por eso se dice que el Papa contribuyó en gran medida al surgimiento de la Solidaridad. & # 8216Sus dos visitas a Polonia en el transcurso de la década de 1980 & # 8217 fueron cruciales para afectar la marcha de los acontecimientos, ya que Juan Pablo II mostró el instinto más agudo y el juicio sobre la situación allí. & # 8217 [31] Las visitas también han logrado Contribuir al surgimiento del movimiento atrayendo más atención internacional y cobertura de los medios.
Aunque el Papa permaneció en gran parte en silencio sobre el tema de la Solidaridad públicamente como Papa, debido a su neutralidad, hay muchas pruebas para mostrar su apoyo sentimental personal a su tierra y su pueblo, en forma de la correspondencia que intercambió entre él. y el cardenal Wyszynski, que se volvió a imprimir con los manifestantes. En un discurso formal al Primado, el Papa informó al episcopado polaco que & # 8216 los informes sobre estos temas no aparecen en los titulares de primera línea de los periódicos, programas de televisión y radio & # 8217. [32] La búsqueda de una política de dos vías por parte del Papa podría considerarse como una división de su opinión hacia las acciones del movimiento. Al distanciarse públicamente, si el movimiento se volvía demasiado radical, permitía al Papa alejarse del movimiento. Además, al no tener una política clara hacia Solidaridad y apoyar el movimiento públicamente solo en un grado proporcionado, significó que se produjeron más divisiones en el episcopado polaco, ya que no tenían una dirección clara sobre a quién deberían apoyar y predicar. También habría facilitado que los sacerdotes que se afiliaron más al estado cumplieran con el régimen.
Otra forma en que el Papa contribuyó al surgimiento del movimiento una vez más se relaciona con su política de dos vías. Debido a que el apoyo del Papa provenía de una nación no autoritaria, el estado no podía reprimir su apoyo y temía lo que vendría de él si el Papa decidía hacer un cambio fundamental en su política neutral.Esto contribuyó en gran medida a la causa de Solidaridad y jugó a su favor. Si el gobierno no tenía miedo de ser derrocado antes de la elección de Wojtyla como Papa, este miedo se pudo ver después de su elección. Sentido de protección de Juan Pablo II, dio una ventaja política y psicológica a aquellos que estaban involucrados en el movimiento. Ash está de acuerdo con esto y afirma que & # 8216 sin el Papa, no Solidaridad. Sin Solidaridad, no Gorbachov. Sin Gorbachov, no hay caída del comunismo. & # 8217 [33] Esto muestra claramente cuán importante fue el Papa para el ascenso del movimiento a pesar de las divisiones en la religión, que tenían más que ver con cómo abordar el movimiento si salía. de mano, en lugar de con los objetivos generales del movimiento.
Además, el acercamiento del Papa, parecía enviar el mismo mensaje, pero tenía diferentes matices a los mensajes que Wyszynski y el Episcopado polaco estaban enviando, y parecía mucho más fuerte a pesar de que el apoyo no estaba tan publicitado, como lo fue por parte del Episcopado. . Esto podría ser explicado por Szulc. & # 8216Wojtyla tranquila dureza hacia el régimen contrastaba con la actitud de gran parte del establecimiento de la Iglesia polaca, a menudo incluido el primate, que tendía a cooperar más plenamente con las autoridades & # 8217. [34] El Papa sabía que la finalización de las demandas agrícolas, administrativas y personales es imposible de completar de inmediato, pero debe hacerse de forma gradual, por lo que el apoyo constante del Papa y el juicio cuidadoso con signos de aliento a lo largo de los años cuando fue necesario. importante para el surgimiento del movimiento, lo que significa que la contribución del Papa al surgimiento del movimiento a través del mantenimiento de su política personal fue enorme.

3.3 Fuerza laboral y catolicismo:
El último enfoque religioso que permite unir todos los puntos anteriores es el efecto que tuvo la religión en la fuerza de trabajo que participó en las protestas que permitieron el surgimiento del movimiento. El surgimiento de Solidaridad no podría haber sido posible sin los trabajadores. Con eso, una alta proporción de trabajadores atribuyó a la religión el hecho de que Solidaridad floreciera. Una forma en que los trabajadores mostraron su afiliación religiosa y permitieron que Solidaridad tuviera una carga religiosa en lugar de puramente política, fue mediante la exhibición de insignias católicas. Cruces, imágenes de Madonna y Cristo, así como banderas del Vaticano, fueron solo algunos de los métodos en los que los trabajadores mostraron su apego a la iglesia. Lech Walesa es un ejemplo clave de tal exhibición. El ex presidente de Polonia, se afilió fuertemente con el catolicismo hasta el día de hoy, y esta identidad se ha mostrado con orgullo en numerosas ocasiones. Durante las protestas, así como durante las visitas de estado, Walesa solía llevar una solapa de la Virgen Negra de Czestochowa como se muestra en la figura 1 [35]. Desde la elección del Papa, las fotografías de Juan Pablo II también hicieron una aparición común, como se demuestra en las figuras 2 [36] y 3 [37] y también fueron algo que Lech Walesa incorporó como parte de su identidad como se muestra en la figura 4 [38 ]. La Asociación del Vaticano, un organismo externo y la cobertura internacional continua del Vaticano, en particular por la causa a través de sermones dedicados a la situación que ocurre en Polonia, permitió que la atención internacional se dirigiera a la causa de los trabajadores polacos y estableciera el movimiento a nivel mundial. Esto, por lo tanto, resalta que cuanto mejor era la relación de los trabajadores, mejor era su causa, lo que explica por qué algunos trabajadores podrían haber optado por afiliarse a la religión. Otra noción que explica por qué tantos trabajadores vinculados estrechamente a la religión podrían deberse a la religión y el estatus legal # 8217 en Polonia en ese momento, lo que significa que al asociarse con otro grupo minoritario contra el estado, no solo tendrían una mayor probabilidad de lograr derrocarlo, pero también se le daría más atención a su causa por parte del estado. Sin embargo, en este momento no hay suficiente evidencia para respaldar esta afirmación.
Se pueden encontrar más pruebas que respaldan la afirmación de que la religión fue un aspecto clave que contribuyó al crecimiento del movimiento Solidaridad a través de los registros de peregrinaciones organizadas por Solidaridad. Si Solidarność no fue tan influyente, tales actividades no habrían ocurrido. Una peregrinación clave fue la que Solidaridad hizo al Vaticano en enero de 1981. Un extracto de una postal escrita por Anna Walentynowicz decía & # 8216 Nosotros, dimos nuestro honor a nuestra tierra, también daremos nuestras vidas & # 8217 [39] como se muestra. en la Fig. 5. Enviar esta postal desde la Ciudad del Vaticano podría entenderse como una afirmación firme y un acto de desafío al Estado autoritario, y una vez más da un indicador claro de cuán estrechamente entrelazadas estaba la relación entre la iglesia y el movimiento. Esto permite hacer un juicio claro, lo que significa que la iglesia contribuyó en gran medida al surgimiento del Movimiento Sindical Solidario.
Además de esto, la evidencia también se puede encontrar en los lemas que comenzaron a desarrollarse como resultado de esta relación. Cuanto más duraban las protestas, más católicos se volvían las consignas. Lemas como & # 8216Dios nos proteja del comunismo & # 8217 o & # 8216Badz z nami Maryjo& # 8216, que se tradujo como & # 8216 estar con nosotros María & # 8217 con Solidarnosc El logotipo y los # 8217 adheridos a las pancartas fueron comunes durante la duración de las protestas, como se muestra en las figuras 6 [40] y 7. [41] Las peregrinaciones, aunque se suponía que tenían un significado personal detrás de ellas, estaban ligadas en gran medida a Solidaridad. Con cada peregrinación organizada por Solidaridad, el movimiento pudo llegar a más personas, a través del contacto de primera mano, ya que los medios de comunicación estaban controlados por el estado. Esto fue particularmente correcto cuando se habla de las peregrinaciones al santuario de la Virgen María, en Czestochowa, en el Jasna Gora (Montaña de la Luz). Esto también permitió llegar a áreas más remotas, como el condado de Czestochowa. & # 8216 No en Czestochowa, ni en la región, no hubo huelgas en julio o agosto de 1980 & # 8217. [42] Debido a la afluencia de peregrinaciones a esta región, esto había cambiado. Después de agosto, debido a las peregrinaciones, se inició una ofensiva de propaganda. Esto significa que el movimiento pudo reclutar más miembros y, por lo tanto, esto condujo a un movimiento más exitoso. Esta fue una de las formas más efectivas en que la religión contribuyó a la difusión de los objetivos y metas de Solidaridad, que una vez más permitieron que Solidaridad floreciera.
Por último, una contribución mucho menor de la religión al ascenso del movimiento fue a través de misas para los trabajadores en huelga, a menudo dirigidas por sacerdotes prominentes. A menudo mejoraron el espíritu de los manifestantes y los incrustó aún más en la creencia de que la iglesia apoya sus acciones. & # 8216En Varsovia, bajo el deseo de los huelguistas, se organizó una misa dirigida por un joven sacerdote para una parroquia de Zoliborsk & # 8211 Jerzy Popieluszko & # 8217 [43] & # 8211 que fue asesinado por los Servicios de Seguridad del Estado en 1984. En los astilleros de Gdansk se llevaron a cabo otros ejemplos de masas que lograron contribuir a levantar la moral de los trabajadores y, por lo tanto, al mantenimiento del creciente movimiento. A menudo se erigían grandes cruces para rendir homenaje a los perdidos en las reyertas. Esto estableció una nueva identidad católica, a pesar de que los astilleros eran propiedad del estado. Esto, una vez más, contribuyó al acto de desafío contra el estado, lo que permitió que Solidaridad floreciera y contribuyó en gran medida a su ascenso.

A través de un análisis cuidadoso de los componentes religiosos y la medida en que han permitido que el movimiento Solidaridad surja y se convierta en un sindicato establecido, queda claro que el elemento religioso juega un papel clave. Con este elemento también viene la noción de paradoja, que nos permite ver que más que Solidaridad uniendo a todos para cumplir sus objetivos, Solidaridad estaba provocando divisiones de opiniones en todas partes del ámbito religioso. Al analizar los comportamientos del cardenal Wyszynski, así como sus motivos, puede quedar claro por qué apoyó a Solidarity. Además, su política de dos vías junto con su experiencia, le permitió ser un activo para el crecimiento de Solidarity.
Además, en lo que respecta al catolicismo, Juan Pablo II también fue una de las mayores influencias que contribuyó al surgimiento del movimiento dentro del tema religioso. A través de la adaptación de una política personal de dos vías, el Papa pudo permitir que el movimiento floreciera mientras la concesión, el compromiso y la paz junto con la resiliencia estaban en el apogeo de su política. Junto a eso también estaba el tono diferente, en el que el Papa se dirigió al movimiento, también permitió el crecimiento del movimiento. Además, el número de visitas de estado papales que realizó Juan Pablo II durante el período de Solidaridad y # 8217 aumentó ayudó en gran medida a mantener el poder que tenía Solidaridad, lo que significa que el Papa representó una proporción significativa de los factores religiosos que permitieron el crecimiento. del movimiento.
Por último, la fuerza laboral en sí y sus creencias religiosas tienen mucho que deber por el surgimiento del movimiento. A través de la aceptación de su identidad religiosa, así como de métodos de difusión como las peregrinaciones y los lemas religiosos, los trabajadores pudieron contribuir al máximo al surgimiento del movimiento y asegurarse de que siga creciendo. En general, este análisis crítico nos permite ver la percepción y juzgar hasta qué punto la religión ha contribuido al surgimiento del movimiento y, en este caso de juicio, permite llegar a la conclusión de que la religión fue una de los mayores activos para haber asegurado la escalada del movimiento.

Capítulo 4: Hacer o romper: ¿De qué manera ayudó la respuesta de la Comunidad Internacional a la crisis en el desarrollo de la lucha por la libertad del Movimiento de Solidaridad?

La historia de Polonia en todo el mundo tiende a caracterizarse por el dolor y el sufrimiento, así como el heroísmo y la valentía. El movimiento Solidaridad proporcionó gran parte de ese estereotipo y avanzó hacia el nuevo siglo victorioso de sus opresores. Las relaciones internacionales de Polonia también son ricas al igual que su historia. Fue un shock a nivel mundial cuando la gente se enteró de los primeros ataques. No pasó mucho tiempo, incluso en un régimen comunista, para que las noticias se filtraran en los medios occidentales. & # 8216 Los informes sobre estos temas no salen de los titulares de primera línea de los periódicos, programas de televisión y radio & # 8217 [44], escribió el Papa a Wyszynski en 1980. Claramente fue un gran problema, a nivel nacional y mundial.
Este capítulo analizará la forma en que el movimiento Solidaridad fue recibido internacionalmente y también evaluará críticamente si las opiniones de la comunidad internacional, así como las acciones, han ayudado al movimiento en su nacimiento y solidificación, o si la intromisión internacional de las relaciones conmovió el movimiento. olla y dañó las posibilidades de una concesión anterior y la libertad de Polonia. Este capítulo concluirá con la noción de que el factor más importante que contribuyó al aumento junto con el factor internacional fue Estados Unidos y, en particular, el apoyo financiero de la Agencia Central de Inteligencia. También concluirá con la noción de que otro enfoque internacional en el movimiento fue igualmente beneficioso para su crecimiento.

Respuesta estadounidense a la solidaridad:
Estados Unidos fue un aliado clave de Polonia después de la guerra y continuó teniendo una relación cercana con Polonia durante todo el dominio soviético. Puede quedar claro que a la primera señal de angustia de Polonia y con las tensiones ya en aumento durante la Guerra Fría entre Estados Unidos. También estaba claro que Polonia estaba lista para el cambio. Estados Unidos tuvo que pensar dos veces en la forma en que apoyó el descontento de Solidaridad en Polonia, razón por la cual la ayuda, así como otro apoyo a Solidaridad, llegó en dos oleadas. El primer paso fue la financiación financiera organizada por la CIA. La CIA transfirió alrededor de $ 2 millones anuales en efectivo a Solidarity, por un total de $ 10 millones durante cinco años. No había vínculos directos entre la CIA y Solidarnosc, y todo el dinero se canalizaba a través de terceros. & # 8217 [45] El coronel Ryszard Kukliński, un alto oficial del Estado Mayor polaco, estaba enviando informes en secreto a la CIA. [46] A través de organizaciones secretas, Estados Unidos no solo pudo mantenerse callado para no aumentar las tensiones crecientes y transformar un movimiento pacífico en una guerra, sino que también pudieron beneficiarse al ayudar a erradicar a su propio enemigo. Más evidencia también señala que no solo Estados Unidos realizó acciones similares. & # 8216El dinero para el sindicato prohibido provino de fondos de la CIA, el Fondo Nacional para la Democracia, cuentas secretas en el Vaticano y los sindicatos occidentales & # 8217. [47] Este es un indicador claro de por qué Estados Unidos siguió contribuyendo al desarrollo y crecimiento de Solidaridad y por qué contribuyó tanto a ello. Fue visto como una inversión que permitiría hacer mucho daño a su enemigo. También se puede ver más evidencia en un artículo titulado & # 8221Holy Alliance & # 8221. & # 8216La revista Times, informó que & # 8220Toneladas de equipos & # 8211 máquinas de fax (las primeras en Polonia), imprentas, transmisores, teléfonos, radios de onda corta, cámaras de video, fotocopiadoras, máquinas de télex, computadoras, procesadores de texto se introdujeron de contrabando en Polonia a través de canales establecidos por sacerdotes y agentes estadounidenses y movimientos laborales europeos. & # 8217 [48] A través del suministro de nuevos equipos, Estados Unidos pudo promover su causa de manera más efectiva, lo que permitió el crecimiento y la expansión, y revolucionó la forma en que el organización, esto por lo tanto proporciona evidencia de que el apoyo internacional fue clave en el desarrollo y establecimiento del movimiento que condujo a su nacimiento.
Otra forma en la que Estados Unidos ha contribuido y que resultó beneficiosa para el desarrollo del movimiento fue a través de un amplio reconocimiento internacional, así como la cobertura de las acciones del movimiento y de retratar al régimen con mala luz, por lo tanto, aplicando más presión internacional. Un segmento publicado por la Embajada de los Estados Unidos, mostró un video de importantes figuras de alto perfil en la política estadounidense, así como otras autoridades globales. El video, titulado & # 8216Dejemos que Polonia sea Polonia & # 8217 [49], incluía mensajes de buena voluntad y un apoyo total al movimiento. El apoyo estaba destinado a alentar a los trabajadores de los huelguistas a continuar con su política, que ha sido tan ampliamente publicitada más allá de las fronteras de Polonia. El presidente Reagan afirmó en esa transmisión que & # 8216 hay un espíritu de solidaridad en el exterior en la actualidad que ninguna fuerza física puede aplastar & # 8217. [50] Una vez más, esto fue una insinuación de que incluso si las cosas se pusieran violentas, Estados Unidos tenía a Polonia de vuelta. Con ese apoyo psicológico afectó mucho al movimiento y les permitió empujar al gobierno lo más lejos posible para lograr sus objetivos. Por lo tanto, Estados Unidos es una parte clave de la comunidad internacional que esencialmente estableció el movimiento.

La razón de por qué el movimiento de Solidaridad ganó tanta popularidad y no fracasó como cualquier movimiento anterior, fue porque capturó los & # 8216 corazones & # 8217 de Occidente, y también porque no había un movimiento como este en ningún otro lugar de Europa en el tiempo.
Como se puede entender claramente, al analizar el movimiento Solidaridad y en particular los temas que permitieron el surgimiento del movimiento, nada puede ser blanco o negro. El número de áreas grises es lo que hace que este tema sea tan interesante y también lo convierte en un tema de investigación fructífero. Debido a que el tema es de historia reciente, aún se están descubriendo nuevas perspectivas, que es algo a lo que yo y muchos más historiadores estamos tratando de contribuir. El objetivo de esta disertación fue proporcionar un razonamiento claro para el apoyo y para el movimiento de Solidaridad, ya que describe los factores claramente a través de la evaluación crítica de la evidencia.
El primer capítulo tenía como objetivo resaltar las figuras clave que ayudaron a construir el movimiento y hacer que las huelgas, de una simple revuelta, se convirtieran en una política de gobernanza que cambia la vida y que da como resultado una Polonia libre. Las personalidades clave destacadas en este trabajo son Lech Walesa, Anna Walentynowicz y Alina Pienkowska. Al mostrar un liderazgo fuerte en un atolladero, que el movimiento había comenzado con las autoridades, para proteger sus libertades, los líderes clave pudieron lograr que el movimiento fuera un éxito, y diferente a cualquier otro movimiento en la historia. Mediante el uso de varios métodos, estas personas contribuyeron a algo que nunca se había hecho antes, sentando un precedente para otros países y convirtiéndose en héroes de Europa, además de conducir a la caída del comunismo en Europa del Este. Por lo tanto, se puede decir que fueron verdaderamente exitosos en sus objetivos y métodos. Otro aspecto importante que se relaciona fuertemente con Solidaridad es la Iglesia. El segundo capítulo evaluó en primer lugar la forma en que la opinión dividida sobre la forma en que se debe hacer referencia al movimiento de Solidaridad, ya que algunos líderes católicos se alinearon más con el estado autoritario que otros. He utilizado algo similar al cardenal Wyszynski, quien en ese momento era el Primado de Polonia y se desempeñaba como la entidad religiosa más alta de Polonia. Luego me referí al Papa recién elegido y analicé las formas en que contribuyó al movimiento y cómo permitió su surgimiento. Estaba claro que las visitas papales eran la clave para asegurar la motivación y la movilidad de quienes sufrían la mala suerte del gobierno. Por último, este capítulo analizó las clases trabajadoras y su afiliación religiosa y hasta qué punto influyó eso en su lucha y crecimiento del movimiento. Descubrí que ambos permitieron el crecimiento del movimiento y también permitieron a las clases trabajadoras expresar sus luchas y lograr sus objetivos. El último capítulo se centró en la tensión internacional que el movimiento había ejercido en todo el mundo y en qué medida las acciones de la comunidad internacional contribuyeron al crecimiento del movimiento. En primer lugar, analizando el impacto que tuvo la aprobación de Estados Unidos para el movimiento, y también observando los préstamos que la CIA hizo al movimiento para lograr su objetivo, lo cual es un claro indicador de que esto permitió que el movimiento floreciera. . El segundo aspecto de este capítulo analizó la respuesta del gobierno británico y otros funcionarios de alto rango al movimiento. Una vez más, a través de fuentes cuidadosamente analizadas, pude demostrar que el apoyo de la comunidad internacional fue perjudicial para la evolución del movimiento y aseguró las libertades de millones de polacos en todo el mundo. Por último, este capítulo, analizó las asociaciones de solidaridad que se formaron como resultado de las huelgas originarias y encontró que la avalancha de apoyo recibido por la comunidad internacional, permitió, en primer lugar, construir alianzas y en segundo lugar, aseguró que el régimen actual fuera asfixiado. los grupos y naciones globales externos.La conclusión general de esta disertación es que a través de una serie de factores y restricciones impuestas por el gobierno autoritario, Solidaridad pudo liberarse de sus opresores y crear una nueva identidad para sí mismos a escala global, alejándose de la etiqueta del sufrimiento en una nueva década de valentía. todos los factores y aspectos de la vida polaca contribuyeron en gran medida a esto, y sin uno u otro sería difícil que el movimiento tuviera éxito.

http://sierpien1980.pl/s80/dokumenty/czestochowa/7421,dok.html


Ver el vídeo: POLONIA: del COMUNISMO al CAPITALISMO en apenas unas semanas - VisualPolitik