Noticias de Turkmenistán - Historia

Noticias de Turkmenistán - Historia



Noticias de Turkmenistán

TURKMENISTÁN

En las noticias


Perfil de país de Turkmenistán

A pesar de su riqueza en gas, gran parte de la población de Turkmenistán todavía está empobrecida. Después de la independencia de la Unión Soviética en 1991, el país entró en un período de aislamiento que sólo recientemente ha comenzado a terminar.

Turkmenistán produce aproximadamente 70 mil millones de metros cúbicos de gas natural cada año y aproximadamente dos tercios de sus exportaciones van al monopolio de gas de Rusia y Gazprom.

Sin embargo, el gobierno ha buscado acuerdos de gas con varios otros países, incluidos China y el vecino Irán, para reducir su dependencia de Rusia.


¿Qué sucedió cuando los talibanes visitaron Turkmenistán?

Ni los talibanes ni los funcionarios turcomanos dieron detalles sobre sus conversaciones después de que una delegación del grupo extremista musulmán llegó a Turkmenistán el 6 de febrero.

Con escasa información disponible sobre las reuniones en la capital de Turkmenistán, Ashgabat, esto es lo que se sabe.

La delegación a Ashgabat estuvo encabezada por Mullah Abdul Ghani Baradar y, según un informe inusualmente rápido declaración el mismo día desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turkmenistán, los talibanes vinieron a hablar sobre la construcción del gasoducto de gas natural Turkmenistán-Afganistán-Pakistán-India (TAPI), la línea eléctrica de Turkmenistán-Afganistán-Pakistán (TAP), y sobre la conexión de Afganistán con Turkmenistán por ferrocarril.

Baradar también condujo la delegación de los talibanes a Irán el 26 de enero y a pakistán el 16 de diciembre de 2o20.

Esas visitas fueron para discutir las estancadas conversaciones de paz afganas que comenzaron el año pasado en la capital de Qatar, Doha.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turkmenistán incluyó una breve declaración del miembro de la delegación de los talibanes, Mohammad Suhail Shahin, quien dijo: “Sin duda, el inicio temprano de la construcción de proyectos como TAPI, TAP y un ferrocarril de Turkmenistán a Afganistán contribuirá a la logro de la paz y el desarrollo económico en Afganistán ".

Shahin dijo que los talibanes garantizarían la "protección de todos los proyectos nacionales implementados en nuestro país" que se realizan para beneficiar al pueblo afgano.

Agregó que “declaramos nuestro pleno apoyo para la realización y seguridad del proyecto TAPI y otros proyectos de infraestructura en nuestro país”.

El valor de una promesa de los talibanes

Los talibanes han hecho tales promesas antes, incluso en noviembre de 2016 cuando el portavoz Zabihullah Mujahid dijo en un declaración que los talibanes "no solo apoyan todos los proyectos nacionales que son de interés para el pueblo y dan como resultado el desarrollo y la prosperidad de la nación, sino que están comprometidos a protegerlos".

En enero y febrero de ese mismo año, los talibanes cortaron las líneas eléctricas en el norte de Afganistán que transportaban electricidad desde Tayikistán y Uzbekistán.

La destrucción dejó áreas en el norte de Afganistán sin energía y suministros de electricidad muy reducidos a Kabul.

Después de la promesa de los talibanes en 2016, el portavoz presidencial adjunto Shah Hussain Murtazawi dijo que en los meses anteriores a hacer esa promesa, los talibanes habían destruido 302 escuelas, 41 clínicas de salud, 50 minaretes de mezquitas, 5.305 casas, 1.818 tiendas, un edificio gubernamental, seis puentes, 293 pasos superiores y 123 kilómetros de carreteras en 11 provincias.

En mayo de 2020, el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Tariq Arian, dijo que los talibanes habían destruido 110 proyectos públicos en 14 provincias durante los seis meses anteriores, incluidos "tres torres de energía eléctrica importadas de Tayikistán en el distrito de Baghlan-e Markazi [y] dos torres de alta tensión para la electricidad que viene de Uzbekistán en los barrios Dand-e Shahabuddin y Khwaja Alwan de Pul-e Khumri, provincia de Baghlan. & quot

Inversión que asusta a la inseguridad

En cuanto a TAPI, ha sido el deseo de Turkmenistán construir el oleoducto durante más de 25 años, pero los problemas de seguridad en Afganistán siempre han hecho imposible su realización.

El periodista Ahmed Rashid es el autor del exitoso libro Taliban y es una de las principales autoridades en Afganistán.

El dijo Sitio web de RFE / RL's Gandhara que "en la década de 1990, cuando Ashgabat presionó por la construcción del oleoducto TAPI, se volvió imposible porque los talibanes comenzaron a ejecutar a mujeres en los estadios de fútbol".

Rashid agregó que ahora "es muy poco probable que alguna vez haya alguna inversión extranjera en Afganistán si los talibanes tienen el control del gobierno y no se comprometen con el régimen de Kabul y no resuelven su modus operandi".

No solo se trata de inversión extranjera, sino también de quién se encargaría exactamente de la construcción.

Se presume que los trabajadores extranjeros con experiencia en la construcción de tuberías junto con la maquinaria necesaria serían llevados a los sitios de construcción.

Pero, ¿qué empresas enviarían a sus empleados y equipos a áreas donde los combates arden o áreas bajo el control de los talibanes, sabiendo que estos trabajadores podrían verse atrapados en los combates o ser utilizados como escudos humanos?

La tubería

La necesidad de Turkmenistán de TAPI nunca ha sido mayor. El país está sumido en problemas económicos que se derivan principalmente de su incapacidad para encontrar mercados para el gas natural, su principal exportación.

Actualmente, las únicas exportaciones importantes de gas turcomano van a China y el año pasado Pekín redujo significativamente la cantidad de gas turcomano que importa a través de los tres gasoductos que conectan los dos países.

El proyecto TAPI propone transportar 33 mil millones de metros cúbicos (bcm) de gas turcomano a más de 1.800 kilómetros a través del oeste de Afganistán, luego a través del sur a través de Kandahar a Pakistán y luego a Fazilka en la India.

Afganistán recibiría 5 bcm de ese gas, Pakistán e India recibirían 14 bcm y Afganistán y Pakistán también cobrarían tarifas de tránsito.

Turkmenistán está desesperado por obtener ingresos y, a fines del otoño pasado, comenzó a hacer un nuevo impulso para que el proyecto TAPI se pusiera en marcha nuevamente después de que Ashgabat finalmente acordó reducir el precio que planeaba cobrar a Pakistán e India por ese gas.

Ambos India y Pakistán había estado exigiendo que Turkmenistán redujera el precio del gas natural, y Pakistán dijo que no comenzaría la construcción de su sección de TAPI hasta que se resolviera esa disputa.

Si bien Turkmenistán acordó reducir el precio, las conversaciones sobre la reducción exacta continúan y, tan recientemente como en septiembre de 2020, Pakistán estaba diciendo "Le gustaría hacer la palada inicial de TAPI en Pakistán lo antes posible después de la finalización de los temas en discusión", uno de esos temas es el precio del gas, que Pakistán insiste debe ser significativamente más bajo que el precio del gas natural licuado ( GNL).

Pero incluso si todas las partes están convencidas de las garantías de seguridad, todavía existen varios obstáculos que enfrenta la construcción de TAPI.

¿Qué se discutió en Ashgabat?

Uno de los elementos intrigantes de la visita de la delegación talibán a Ashgabat fue que fueron recibidos en la capital.

Turkmenistán es un país aislado que permite la entrada de muy pocos extranjeros y, desde que comenzó la pandemia de coronavirus el año pasado, las autoridades turcomanas han hecho todo lo posible para sellar el país, especialmente Ashgabat.

Desde hace casi un año, los vuelos extranjeros se dirigen a través de la ciudad oriental de Turkmenabat.

La única visita a Ashgabat de una delegación extranjera desde entonces, excluyendo a los médicos alemanes que volaron a Turkmenistán dos veces para verificar al presidente, ha sido una misión de la Organización Mundial de la Salud en julio de 2020 que las autoridades turcomanas esperaban validar su extraña afirmación de que el país está completamente libre del coronavirus.

Entonces, lo que sea que los funcionarios turcomanos quisieran discutir con los talibanes, era lo suficientemente importante como para traerlos a Ashgabat.

TAPI es ciertamente importante para Turkmenistán, pero como se señaló, los obstáculos en la construcción del oleoducto a través de Afganistán siguen siendo formidables y la situación actual hace que la construcción sea imposible.

¿Electricidad en lugar de gas?

Desde abril de 2018, Turkmenistán se ha ofrecido al menos tres veces para albergar conversaciones de paz afganas, aunque no se menciona tal oferta en los informes de la reunión del 6 de febrero, lo cual es interesante si se recuerda que las conversaciones de paz afganas estaban en la cima de la reunión. la agenda cuando los talibanes visitaron recientemente Pakistán e Irán.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turkmenistán no menciona nada sobre las conversaciones de paz más allá de una vaga alusión a la "importancia de establecer y mantener la paz y la estabilidad en Afganistán".

Pero quizás uno de los principales temas de discusión entre la delegación de los talibanes y el gobierno de Turkmenistán no fue el gas, sino la electricidad.

Turkmenistán está buscando exportar electricidad a través de Afganistán a Pakistán después de la construcción de un TAP propuesto de 500 kilovoltios, una línea de transmisión de energía.

El 14 de enero, el presidente turcomano Gurbanguly Berdymukhammedov y el presidente afgano Ashraf Ghani vio la inauguración a través de un enlace de video de la primera parte de TAP: el proyecto de transmisión de energía Karki-Andkhoy-Pul-e Khomri.

Turkmenistán ya exporta electricidad a áreas en el norte de Afganistán, algunas de las cuales están bajo el control de los talibanes.

Los talibanes han estado cobrando a los residentes de estas áreas por la electricidad, aunque las tarifas son bajas. Sin embargo, se desconoce cuánto, si es que hay alguno, de ese dinero se destina a pagar a Turkmenistán, que tiene problemas de liquidez.

El gobierno afgano generalmente es responsable de pagar estas facturas de energía a Turkmenistán, aunque no está claro cuánto paga Kabul por las exportaciones de electricidad utilizadas en las áreas controladas por los talibanes en el norte de Afganistán.

Pero está claro que los talibanes utilizan la electricidad turcomana para promover su causa en el norte de Afganistán.

A fines de julio de 2018, Turkmenistán lanzó su tercera línea eléctrica a Afganistán, una línea de transmisión de 110 kilovoltios que se extiende hasta Qala-e Nau, la capital de la provincia de Badghis.

En abril de 2019, los talibanes cortaron esa energía al volar torres de alta tensión en Badghis y evitar que las cuadrillas llegaran a los lugares para hacer reparaciones.

El entonces gobernador de Badghis, Abdul Ghafur Malikzai dijo, "[Los] talibanes quieren electricidad para 21 aldeas [bajo el control de los talibanes en el distrito de Moqo de Badghis] y su demanda ha sido aceptada. Pero no es posible en un día & quot.

Después de la reunión de Turkmenistán-Talibanes del 6 de febrero, el actual gobernador de Badghis, Hesamuddin Shams, dijo a Radio Free Afganistán de RFE / RL, conocida localmente como Azadi, que da la bienvenida a la promesa de los talibanes de no destruir la infraestructura y dijo que ahora “deben actuar y cumplirla. "

Pero Shams dijo que el comportamiento de los insurgentes en su provincia no ha cambiado y que las líneas eléctricas que traen electricidad desde Turkmenistán continúan siendo blanco de los extremistas.

Shams también señaló que los talibanes no son el único grupo militante que opera en la provincia de Badghis.

“El [distrito] Bala Murghab es un centro importante de la oposición armada”, dijo Shams. “Además de los combatientes afganos, es el hogar de militantes de Uzbekistán afiliados al Movimiento Islámico de Uzbekistán. También hay paquistaníes ".

También es interesante la renuencia de las autoridades turcomanas a divulgar casi cualquier información sobre la reunión.

El Servicio Turcomano de RFE / RL, conocido localmente como Azatlyk, informa que los medios estatales dijeron que una "delegación afgana" visitó y tuvo cuidado de no nombrar a ningún funcionario turcomano que se reunió con ellos, aunque hay al menos uno. foto que muestra claramente El ministro de Relaciones Exteriores de Turkmenistán, Rashid Meredov, sentado a la mesa de negociaciones.

El gobierno afgano no comentó específicamente sobre la visita, pero le dijo a Azadi que todos los grupos en Afganistán deberían proteger la infraestructura del país para evitar más sufrimiento por parte del pueblo afgano, al tiempo que pidió a los talibanes que acuerden un alto el fuego inmediato.

Por tanto, cualquiera que sea el negocio de los talibanes en Ashgabat, parte o la mayor parte parece ser algo que solo existe entre ellos y el gobierno de Turkmenistán.

Turkmenistán tiene el estatus de país neutral reconocido por la ONU y eso ha sido especialmente útil cuando se trata de Afganistán. Turkmenistán intenta no ponerse del lado de nadie en el prolongado conflicto en ese país devastado por la guerra.

Pero por esa razón es poco probable que alguien involucrado en el conflicto afgano vea a Turkmenistán como un aliado confiable cuando se trata de lograr la estabilidad.


¿Turkmenistán está siendo introducido en la órbita de Rusia?

Abril marcará 10 años desde una misteriosa explosión en un gasoducto que va de Turkmenistán a Rusia.

Podría decirse que fue el punto más bajo en las relaciones ya incómodas entre Ashgabat y Moscú. En los años que siguieron a la explosión, los lazos entre Turkmenistán y Rusia se mantuvieron al mínimo.

Ha habido un cambio desde 2016, posiblemente impulsado por las preocupaciones del Kremlin sobre la situación de seguridad en el norte de Afganistán y la capacidad de Tayikistán y Turkmenistán para contener cualquier amenaza de este tipo que se propague a países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

El acercamiento entre Turkmenistán y Rusia no es necesariamente el resultado de un deseo mutuo de mejorar las relaciones; está siendo iniciado casi en su totalidad por un enfoque del palo y la zanahoria que emana de Moscú. Turkmenistán simplemente no está en condiciones de resistir en este momento. La política oficial de neutralidad de Ashgabat ya no es un escudo.

Ashgabat vulnerable

La posición débil en la que se encuentra Turkmenistán hoy es posiblemente una creación del propio gobierno. El 12 de diciembre de 1995, la Asamblea General de la ONU reconoció el estado de neutralidad permanente de Turkmenistán, algo así como una distinción amorfa. En opinión de Ashgabat, la neutralidad permanente legitimó políticas que aislaron al país del mundo exterior.

Los ingresos de las ventas de gas natural de Turkmenistán (el país tiene la cuarta reserva de gas más grande del mundo) permitieron al gobierno aislar el país y seguir satisfaciendo las necesidades internas. La política exterior de Turkmenistán estuvo dominada por el comercio, específicamente sus exportaciones de gas.

En 2007, con el aumento de los precios mundiales del gas, Rusia había prometido pagar "precios europeos" a Kazajstán, Uzbekistán y Turkmenistán por su gas.

En 2008, Turkmenistán vendió gas a dos países: Rusia, a través de gasoductos de la era soviética e Irán, a través de un gasoducto terminado en 1997. Ese año, Turkmenistán vendió unos 40 mil millones de metros cúbicos (bcm) a Rusia, y hubo negociaciones para impulsar eso por otros 5-8 bcm - y 5-6 bcm a Irán. Irán pagó mediante trueque, pero Rusia pagó en moneda. Rusia estaba pagando alrededor de 140 dólares por 1.000 metros cúbicos, más de cuatro veces más que los 32 dólares por 1.000 metros cúbicos menos de una década antes, por el gas de Turkmenistán.

Además, la construcción estaba muy avanzada en los nuevos gasoductos que iban desde Turkmenistán a China y de Turkmenistán a Irán, respectivamente.

Los precios del gas cayeron durante 2008. El diario ruso Vremya Novostei informó en abril de 2009 que Gazprom había perdido más de mil millones de dólares comprando gas de Asia Central en el primer trimestre. Kazajstán y Uzbekistán acordaron bajar sus precios Turkmenistán no lo hizo. Y cuando la explosión golpeó el gasoducto el 9 de abril de 2009, el gobierno de Turkmenistán se quejó en voz alta de que era culpa de Rusia.

Explosión de oleoducto aumenta tensiones entre Turkmenistán y Rusia

El resultado fue una interrupción de las exportaciones de gas turcomano a Rusia. Cuando, en 2011, las dos partes finalmente acordaron la reanudación de los suministros y se reparó el oleoducto, Rusia dijo que no tomaría más de 11 bcm por año. Para 2015, eso se había reducido a unos 4 bcm y, a fines de ese año, Gazprom anunció que no compraría gas a Turkmenistán. Rusia no ha comprado gas turcomano desde entonces.

Las exportaciones de gas eran realmente el principal vínculo de Turkmenistán con Rusia.

Ashgabat había intentado durante años mantener a Moscú a distancia, y eso se extendía a las organizaciones dominadas por Rusia.

El primer presidente de Turkmenistán, Saparmurat Niyazov, no era un ferviente partidario de la CEI. Ya se estaba saltando las cumbres de la CEI en 1992, solo un año después de su establecimiento. En agosto de 2005, Niyazov envió a un ex guardaespaldas que había sido nombrado recientemente viceprimer ministro de Turkmenistán a cargo de los asuntos de la CEI, Aganiyaz Akyev, a una cumbre informal de la CEI en Kazán, Rusia, para anunciar que Turkmenistán estaba reduciendo oficialmente su estatus en la CEI. a & quotassociate member. & quot

Y parte de la interpretación del gobierno de Turkmenistán de la neutralidad permanente es evitar la membresía en cualquier bloque militar, como la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) liderada por Rusia, de la que los vecinos de Asia Central Kazajstán, Kirguistán y Tayikistán son miembros y de la cual Uzbekistán ha sido miembro dos veces en el pasado.

Caída libre económica

A principios de 2017, Turkmenistán suspendió el suministro de gas natural a Irán, alegando que Teherán debía unos 1.800 millones de dólares por suministros entregados casi 10 años antes. Con Rusia cancelando su acuerdo de gas con Turkmenistán un año antes, esto dejó a Turkmenistán con un cliente de gas: China, un país que había prestado a Turkmenistán miles de millones de dólares para desarrollar campos de gas que abastecerían a China y construir los gasoductos para llevar ese gas a Porcelana. Una parte no especificada de ese gas se destina a pagar los préstamos turcomanos de China.

A principios de 2016, China estaba supuestamente pagando $ 185 por 1000 metros cúbicos, pero la Corporación Nacional de Petróleo de China envió una delegación a Turkmenistán en febrero de 2017 para negociar un precio más bajo. Los resultados de esas conversaciones nunca se hicieron públicos, pero parece poco probable que Turkmenistán pueda rechazar la solicitud china de precios más bajos del gas.

El resultado de precios más bajos de la gasolina y menos clientes ha sido una caída económica en Turkmenistán. Desde que el país se independizó a fines de 1991, la situación económica en Turkmenistán nunca había sido tan mala como ahora. La gente espera en la fila para obtener harina, pan y otros productos básicos, todos los cuales están racionados y, a menudo, requieren documentos de identificación personal para comprarlos.

Turkmenistán también tiene problemas de seguridad.

A finales de la década de 1990, cuando los talibanes controlaban la mayor parte de Afganistán, incluidas las zonas fronterizas con Asia central, Turkmenistán fue el único estado de la CEI que entabló relaciones diplomáticas con los talibanes. Bajo el presidente Niyazov, Turkmenistán, refiriéndose a su estado neutral, logró establecer lazos amistosos con los talibanes, para gran disgusto de los vecinos de Asia central de Turkmenistán y Rusia, quienes veían a los talibanes como una amenaza.

Después de 2001, cuando la coalición liderada por Estados Unidos comenzó a operar en Afganistán, las provincias del noroeste se mantuvieron relativamente tranquilas. Turkmenistán aparentemente tenía poco de qué preocuparse de su vecino del sur.

Al actual presidente Gurbanguly Berdymukhammedov no le ha ido tan bien. A principios de 2014, la situación en el norte de Afganistán cambió. Tres guardias fronterizos turcomanos fueron supuestamente asesinado a lo largo de la frontera afgana a finales de febrero de 2014 y tres soldados turcomanos En Mayo.

Desde entonces, ha habido informes de nuevos enfrentamientos entre tropas turcomanas y militantes de Afganistán, pero las autoridades turcomanas han negado, o más generalmente no han dicho nada, sobre tales incidentes, insistiendo en que la frontera con Afganistán está en calma.

Tan recientemente como el 28 de noviembre, Naqibullah Faiq, el gobernador de la provincia de Faryab de Afganistán, una de las cuatro provincias afganas que limitan con Turkmenistán, dijo que el 80 por ciento de su provincia era bajo el control de los talibanes. E incluso si los talibanes no amenazan a Turkmenistán, hay cientos, sin duda, de militantes extranjeros en el norte de Afganistán, personas apátridas que no hacen caso de las fronteras estatales.

El gobierno de Turkmenistán ha ordenado simulacros militares rápidos y ha aumentado el gasto en defensa desde 2014 sin explicar la repentina necesidad de ninguno de los dos.

Ventaja Rusia

Otras partes interesadas ven la situación a lo largo de la frontera entre Turkmenistán y Afganistán de manera diferente. Los funcionarios rusos han expresado su preocupación por los acontecimientos allí. El 3 de enero de 2016, Aleksandr Sternik, director del Tercer Departamento de la CEI del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo que Moscú estaba preparada para ayudar a Turkmenistán a fortalecer su frontera con Afganistán.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, repitió la oferta durante una visita a Turkmenistán a fines de ese mes. Solo unos meses antes, en octubre de 2015, el presidente kazajo, Nursultan Nazarbaev preocupación expresada sobre la frontera entre Turkmenistán y Afganistán en una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turkmenistán afirmó repetidamente que no había ningún problema a lo largo de su frontera con Afganistán, incluso cuando los medios afganos mostraban imágenes de luchando en áreas a lo largo de la frontera con Turkmenistán.

El Kremlin no parecía creer las historias de tranquilidad de las autoridades turcomanas a lo largo de la frontera afgana, a la que los funcionarios rusos se referían cada vez con mayor frecuencia como la "frontera del CIS" con Afganistán.

El 9 de junio de 2016, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, hizo un visita no anunciada a Turkmenistán. Los medios de comunicación turcomanos fueron generales en sus informes sobre la visita de Shoigu, pero los medios rusos fueron más al grano: Shoigu estaba en Ashgabat para "ofrecer" la ayuda de Rusia en el fortalecimiento de las capacidades militares de Turkmenistán, incluida la venta de armas y el entrenamiento.

El 14 de noviembre de 2018, la agencia de noticias rusa RIA Novosti informó sobre un Reunión de la guardia de fronteras de la CEI en Tokmok, Kirguistán, donde los funcionarios discutieron un "deterioro significativo de la situación en la frontera de Turkmenistán y Afganistán".

Dos días después, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turkmenistán emitió una declaración diciendo que el informe de RIA Novosti "no se correspondía con la realidad" y calificando el informe de "poco amistoso".

'Peligro real'

El 22 de noviembre, el secretario general interino de la CSTO, Valery Semerikov, dijo en un declaración publicó en el sitio web de la CSTO que existía un "peligro real" de los grupos del EI que se estaban formando en Afganistán a lo largo de las fronteras con Tayikistán y Turkmenistán.

Y el 25 de diciembre, el jefe interino del Distrito Militar Central de Rusia, Yevgeny Ustinov, dijo que el ejército de Rusia había formación conjunta renovada con fuerzas militares de Uzbekistán y Turkmenistán. Ustinov no dio más detalles sobre esta nueva cooperación con las fuerzas armadas de Turkmenistán, pero parece evidente que Rusia ha forzado su asistencia militar a Turkmenistán, lo quiera o no Ashgabat.

Otro ejemplo de la presión rusa sobre Turkmenistán ocurrió el 7 de diciembre. Lavrov planteó el problema de las personas en Turkmenistán que tenían doble ciudadanía turcomano-rusa, diciendo que Rusia estaba esperando información sobre ellos. En 2003, Turkmenistán se retiró unilateralmente de un acuerdo de doble ciudadanía de 1993 que había hecho con Rusia. Tomó esta medida después de un supuesto intento de asesinato del presidente Niyazov en noviembre de 2002. Varios de los sospechosos arrestados posteriormente tenían doble ciudadanía y, según informes, habían estado viajando entre Rusia y Turkmenistán antes del supuesto ataque. Aquellos que tenían doble ciudadanía antes de 2003 mantuvieron ese estatus.

"Esperamos información concreta sobre esto pronto", dijo Lavrov el 7 de diciembre, agregando una mención de Boris Shikhmuradov, ex ministro de Relaciones Exteriores de Turkmenistán que fue encarcelado luego de ser declarado culpable de planear el presunto intento de asesinato de 2002. Los grupos de derechos internacionales han estado pidiendo a Turkmenistán durante años que divulgue información sobre Shikhmuradov y lo muestre públicamente para demostrar que todavía está vivo. Por tanto, la mención de Lavrov de Shikhmuradov planteó un tema delicado para las autoridades turcomanas.

No ha habido un seguimiento público ruso de los comentarios de diciembre de Lavrov, lo que lleva a uno a preguntarse si se trataba de un recordatorio del Kremlin de otra palanca que tenía a su disposición.

Rusia también parece haber acercado a Turkmenistán a la CEI. Berdymukhammedov no ha estado más entusiasmado públicamente con la CEI que su predecesor, Niyazov, pero a medida que se acercaba un acuerdo sobre el estatus legal del Mar Caspio, algo vitalmente conectado con el futuro de las exportaciones de gas de Turkmenistán, Berdymukhammedov comenzó a aparecer en las cumbres de la CEI. Berdymukhammedov hizo una aparición memorable en una cumbre en Sochi en octubre de 2017, cuando Vladimir Putin recibió un cachorro que el líder turcomano colgaba literalmente frente al presidente ruso como regalo.

Putin organiza cumbres de la Unión Económica Euroasiática y de la CEI en Sochi

En una cumbre de la CEI celebrada en septiembre de 2018 en Dushanbe a la que Berdymukhammedov no asistió (la Convención del Caspio se firmó en agosto de 2018), se le otorgó a Turkmenistán la presidencia rotatoria de la CEI para 2019. Turkmenistán se está preparando ahora para albergar las reuniones de 2019 de los primeros ministros de la CEI, la CEI ministros y la cumbre de la CEI en octubre.

Rusia también está utilizando su influencia económica. El director de Gazprom, Aleksei Miller, visitó Turkmenistán el 9 de octubre y 28 de noviembre discutir una posible reanudación de las compras de gas turcomano.

¿Puntos de fricción?

Las exportaciones de gas de Turkmenistán siempre han sido el lazo definitivo que une a los dos países, pero la situación ahora es muy diferente a la de hace más de 10 años, cuando Rusia compraba 30-40 bcm de gas de Ashgabat.

Rusia ha desarrollado varios campos grandes desde entonces y agregó miles de kilómetros de gasoductos. Rusia y Gazprom sí necesitaron gas turcomano en la primera década de este siglo, pero podría decirse que eso ya no es cierto.

Entonces, ¿por qué comprar alguno? ¿Para apuntalar al gobierno de Turkmenistán con problemas de liquidez? ¿Para disuadir a Turkmenistán de seguir adelante con el proyecto Trans-Caspian Pipeline para enviar gas a Europa, donde Rusia ya vende su gas y quiere vender más?

Ya sea que la respuesta sea una, ambas o algo más, Turkmenistán necesita desesperadamente vender más gas, y cuanto antes, mejor.

Lo que Gazprom tiene para ofrecer a Turkmenistán son exportaciones inmediatas. El oleoducto está ahí, solo falta un acuerdo.

Los funcionarios turcomanos se mostraron optimistas de que se llegaría a un acuerdo a fines de 2018, pero a mediados de enero todavía no hay noticias, por lo que aún pueden quedar puntos de fricción.

En caso de que las dos partes lleguen a un acuerdo, es poco probable que los volúmenes superen los 4-5 bcm y es poco probable que el precio sea tanto como lo desearía Turkmenistán.

Pero entonces, las autoridades turcomanas y el presidente Berdymukhammedov probablemente desearían que muchas cosas fueran diferentes sobre la realidad que enfrentan ahora. Turkmenistán tiene pocos amigos reales, si es que tiene alguno, muchos problemas y se ha abierto a la intervención de una gran potencia. Es posible que Ashgabat no pueda decir "no" a Rusia en este momento.


Presidente vitalicio

1999 - El Parlamento vota a Saparmurat Niyazov como presidente vitalicio. Abolida la pena de muerte.

2000 - El presidente Niyazov anuncia que dejará el cargo en 2010, después de cumplir 70 años.

2000 - El presidente Niyazov anuncia planes para construir un lago artificial de 2.000 kilómetros cuadrados en el desierto de Karakum. El lago tendría como objetivo garantizar el suministro de agua, pero los científicos advierten que el plan podría arruinar el medio ambiente local.

2002 Agosto: el presidente Niyazov cambia el nombre de los meses del año en honor a él, su madre y un libro que escribió, el Ruhnama.

2002 Noviembre: el presidente Niyazov sale ileso cuando su caravana es atacada en la capital. Las autoridades culpan a los "mercenarios" que actúan en nombre de los líderes de la oposición en el exilio, quienes a su vez acusan a Niyazov de organizar el incidente como excusa para tomar medidas enérgicas.

El activista de la oposición y ex ministro de Relaciones Exteriores, Boris Shikhmuradov, es pronto arrestado, acusado de ser el autor intelectual y condenado a cadena perpetua. Más de 40 personas más condenadas y encarceladas.

2003 Abril: Acuerdo firmado con el monopolio ruso Gazprom en virtud del cual Rusia comprará 60.000 millones de metros cúbicos de gas turcomano al año.

El decreto del presidente Niyazov cancela el acuerdo de doble ciudadanía de 1993 con Rusia, lo que desató una disputa diplomática con Moscú.

2004 Agosto: el presidente Niyazov ordena la construcción de un gigantesco palacio de hielo en el desierto.

2004 Noviembre: los presidentes de Turkmenistán y Uzbekistán firman una declaración de amistad y un acuerdo sobre los recursos hídricos.

2005 Febrero: el presidente Niyazov se somete a una operación ocular. Sugiere cerrar hospitales distintos a los de la capital.

2005 Mayo - El viceprimer ministro Elly Kurbanmuradov, una alta figura a cargo del sector energético, es despedido. Posteriormente, es encarcelado durante 25 años por cargos que incluyen corrupción.

2005 Julio: Rejep Saparov es despedido como jefe de la administración presidencial y sentenciado a 20 años de cárcel por corrupción.


Turkmenistán: caliente bajo el cuello

#Nofilter (administración presidencial de Tartaristán)

El presidente de Turkmenistán concedió su segunda entrevista a un medio de comunicación extranjero, y fue tan aburrida y poco reveladora como cabría esperar, salvo por un detalle extraño.

El destinatario de este dudoso honor fue Mir 24, un insípido clon de Euronews con sede en Moscú cuyo presidente mismo planteó las preguntas a Gurbanguly Berdymukhamedov. Las preguntas fueron leídas de un guión y diseñadas para permitir al líder turcomano hablar sobre los triunfos de su gobierno.

Berdymukhamedov solo se ha expuesto una vez antes a una entrevista. Eso fue en abril de 2018, cuando un corresponsal de la televisión estatal rusa hizo una caminata de 20 minutos con él mientras una multitud que los rodeaba coreaba incesantemente "¡Arkadag shukhrat!" (Gloria al protector). Arkadag es el apodo honorífico promovido por el estado para Berdymukhamedov. En esa ocasión, la primera pregunta - acerca de cómo fue que el presidente resultó ser un jinete tan consumado - marcó el tono de todo el intercambio.

Que Mir 24 consiguiera la entrevista, que se emitió el 31 de mayo, es fruto del cuidadoso cultivo de Turkmenistán por parte del canal. La estación comenzó a transmitir dentro del país en diciembre de 2020, luego de un acuerdo de cooperación firmado con la emisora ​​estatal de Turkmenistán un mes antes. Desde entonces, ha producido un torrente regular de contenido de milquetoast del país.

Sin embargo, permanecer a su lado significa hacer adaptaciones. Y Mir 24 parece haber aceptado una muy extraña para su exclusiva de Berdymukhamedov, como descubrió Chronicles of Turkmenistan, con sede en Viena. Durante toda la duración de la entrevista, se pudo detectar una leve mancha alrededor de la barbilla y el cuello del líder turcomano, lo que posiblemente sugiera que los editores (no está claro de quién) estaban tratando de disfrazar la incómoda evidencia del envejecimiento.

La entrevista, en la medida en que tenía un propósito específico, tenía la intención de moldear a Berdymukhamedov en el molde del constructor de países que hace historia. Este tema se repetirá sin descanso a medida que el presidente busque terminar formalmente su tiempo en la silla de montar.

Hubo más evidencia de esta narrativa el 25 de mayo, cuando Berdymukhamedov sentó las bases para un nuevo complejo residencial importante que se construirá sobre 7,5 kilómetros cuadrados y se conocerá como Ashgabat-City. El complejo está diseñado para albergar hasta 100.000 habitantes, según medios estatales. Este proyecto ha tardado en estar en línea según los estándares turcomanos. El presidente estaba revisando los diseños en 2019. No se ha indicado cuándo está programada la finalización del proyecto.

Después del evento de colocación de la piedra angular, que es uno de toda una serie de eventos para conmemorar el 140 aniversario de la fundación de Ashgabat, Berdymukhamedov subió a un autobús con su círculo íntimo de ministros, quienes tomaron notas ferozmente incluso cuando el vehículo estaba en movimiento. y se dirigió a Choganly, un complejo residencial de Ashgabat listo para su inauguración.

Alrededor de 10.000 casas independientes solían estar en este distrito hasta que Berdymukhamedov ordenó su demolición en 2015. Las noticias estatales hablaban de que solo se estaban construyendo 140 nuevas casas de dos pisos allí.

Choganly fue una vez un llamado vecindario de dacha, un asentamiento de casas de fin de semana que evolucionó con el tiempo para convertirse en un área residencial de tiempo completo particularmente apreciada por el hecho de que las familias tenían espacio donde cultivar sus propios alimentos. The look of the new Choganly carries more than a shade of the anonymous suburbs depicted in the 2019 psychological horror movie Vivarium .

In the fields, away from these jubilant scenes, the mood is darker. Chronicles reported on May 31 that the wheat harvest in the Akhal province, within which the capital is located, is showing disappointing results. Plant stems stand barely more than 20 centimeters tall and fields are overgrown with weeds, the website cited its sources as saying. Similar complaints are being heard in other parts of the country.

A former agricultural worker contacted by the website has attributed the poor yield to soil degradation and lack of irrigation.

The knock-on effect is bread shortages, which Turkmenistan seems to experience every year. Amsterdam-based Turkmen.news reported on May 28 that deficits for the basic food staple have worsened in the Ashgabat, Balkan and Dashoguz provinces. Privately owned stores are, meanwhile, sticking up their prices for bread. Most Turkmens are reliant on the wares sold by state-subsidized state stores, however.

Even prices for drinking water are ticking upward, Turkmen.news notes. Tap water is not safe for consumption, so buying treated water is the only safe option. This reality must have felt particularly uncomfortable in late May, when Ashgabat saw what weather-focused Russian website Meteozhurnal described as the hottest temperatures recorded for that month in 130 years. On May 30, the thermometer rose to 45.6 degrees Celsius (114 degrees Fahrenheit) – a full 1.1 degrees more than the previous record set in May 1951.

Households in Turkmenabat, the country’s second-largest city, did not even have tap water on May 29, Turkmen.news reported . The utility company did not respond to calls from frustrated ratepayers. In some part of Turkmenabat, even the power was down.

State daily Neutral Turkmenistan advised its readers to ensure, while the weather is this intense, to refrain from eating sweet, fried and fatty foods, and to opt instead for vegetables, fruit, boiled fish, chicken and cold soups.

It might be a slight consolation that the Awaza tourist resort on the Caspian Sea has reopened for business as of June 1. There are rules, though. Holidaymakers must be equipped with documentary evidence that they have been vaccinated against COVID-19. Swimming in the Caspian had been off-limits since mid-May 2020.

Little is known about how the vaccination program is going. The Health and Medical Industry Ministry has said that there are 18 dedicated vaccination points distributed around the health centers in the capital and in the regions. That makes roughly one vaccination-distribution facility for every 300,000 citizens. There is no information about how many people have got a jab so far. A pair of Chinese vaccines and Russia’s Sputnik are the only options known to be available.

Caspian-bound vacationers also need to submit to a COVID-19 test within 72 hours before heading for the summer holidays.

This double layer of precautions is remarkable considering the country insists it has not since the pandemic began recorded a single case of the coronavirus. But this, of course, is a flagrant lie, as is much else that the government claims.

Akhal-Teke is a weekly Eurasianet column compiling news and analysis from Turkmenistan.

Inscribirse for Eurasianet's free weekly newsletter. Support Eurasianet: Help keep our journalism open to all, and influenced by none.


Historians Protest imprisonment of a historical novelist by Turkmenistan

On 23 February 2004, Russian citizen Rakhim Esenov (?1926-), writer, historian and freelance correspondent for Radio Free Europe/Radio Liberty, in bad health, was detained by Security Service officers in the capital Ashgabat. He was believed to be at risk of torture.

Esenov was accused of "smuggling" into Turkmenistan 800 copies of his historical novel Ventsenosny Skitalets (The Crowned Wanderer written around 1994, banned from publication in Turkmenistan for about ten years, eventually published in Moscow in 2003). The novel was set in the sixteenth-century Mogul (Mughal) Empire (1526-1803 CE) and centered on Bayram Khan, a Turkmen poet, philosopher and army general who saved the empire from falling apart in 1556-60. In February 1997, President Saparmurad Niyazov publicly criticized Esenov's "historical errors" for the latter's (correct) portrayal of Bayram Khan as a Shia rather than a Sunni Muslim. Esenov refused to make the "corrections" the president demanded. He was charged with "inciting social, national and religious hatred". On 9 March 2004, he was released after submitting a written undertaking to remain in Turkmenistan. The charges against him were not dropped. If convicted, he faces up to four years' imprisonment.

[Sources: Amnesty International, Urgent Action 90/04 (2 March 2004) idem, Report 2005 (London 2005) 260 Human Rights Watch, World Report
2005 (Washington) (2005) 436 Index on Censorship, 2/04: 146 International PEN, Rapid Action Network 06/04 (5 & 17 March 2004) idem, Half-Yearly Caselist to 31 December 2004 (London 2005): 66 PEN Writers in Prison, Historian's Investigation for Banned History Book Continues (London 2 November 2005) S. Seidelin, & S. Hamilton, eds., IFLA/FAIFE World Report 2005: Libraries, National Security, Freedom of Information Laws and Social Responsibilities (Copenhagen 2005) 323.]

HISTORIAN'S INVESTIGATION FOR BANNED HISTORY BOOK CONTINUES

Turkmenistan - 2 November 2005
Source: English Section of International PEN Writers in Prison
(http://www.englishpen.org/writersinprison/)

Person(s) affected: Rakhim Esenov

The English Section of International PEN wishes to draw attention to the case of Rakhim Esenov, a novelist, historian and freelance correspondent for Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL). Esenov remains under investigation in Turkmenistan on the charge of "inciting social, national and religious hatred using the mass media"
with his novel Ventsenosny Skitalets (The Crowned Wanderer). If convicted, he faces up to four years' imprisonment.

The Crowned Wanderer is set in the 16th century Moghul Empire and centres on Bayram Khan, a poet, philosopher and army general who is said to have saved Turkmenistan from fragmentation. It had been banned from publication in Turkmenistan for 10 years by President Saparmurad Niyazov. Niyazov had publicly denounced it as "historically inaccurate" in 1997 and demanded that corrections be made - a demand that Esenov refused to meet. This is believed to be related to Esenov's portrayal of Khan as a Shia rather than a Sunni Muslim. This offence carries a four-year prison sentence under Article 177 parts 1 and 2 of the Turkmen Criminal Code.

Rakhim Esenov was summoned to the Ministry of National Security (MNB) on 23 February 2004. He was reportedly accused of "smuggling" 800 copies of his novel into Turkmenistan. The book has been banned for 10 years from the publishing houses in Turkmenistan and Rakhim Esenov was only able to get it published in Moscow, in 2003. The books were delivered to his apartment in the capital, Ashgabat, in January, but customs officers removed them after a few days, alleging that they had been imported illegally.

Esenov, 78, already in poor health following a heart attack only two days prior to his arrest, suffered a stroke during interrogation and was taken to hospital. Two days later he was interrogated again and was then transferred to the hospital's intensive care unit, under the strict control of the MNB. On 26 February 2004 Esenov was formally arrested and moved to an MNB prison.

Esenov was also accused of failing to report details of a telephone conversation with former Turkmen Minister of Foreign Affairs Avdy Kuliev to the authorities. Kuliev, a key opposition figure and a staunch critic of the Niyazov regime, is currently living in exile in Moscow following a crackdown on the opposition in November 2002 which began after gunmen fired on Niyazov's car in the capital, Ashgabat.

Esenov was finally released on 9 March 2004 after submitting a written undertaking to remain in Turkmenistan. However, the charges against him were not dropped, and the results of an investigation are still pending. He remains unable to leave the capital Ashgabat, has been ordered to cease working for RFE/RL and remains under surveillance. He is in dire need of medical attention that is not available in Turkmenistan, and is unable to travel to Moscow to receive the treatment he needs.

**Emphasising Turkmenistan's international legal obligations to ensure freedom of expression

**Expressing concern that Esenov has been targeted for the peaceful exercise of this right - both in the context of The Crowned Wanderer and for his work with RFE/RL

**Calling for all charges against him to be dropped and for the banning order against his book to be withdrawn

**Requesting that he be allowed to return to his profession as a journalist, and for the harassment of RFE/RL journalists in particular to come to an end

**Calling for the return of his right to freedom of movement, thus enabling him to receive essential medical treatment abroad.

President Saparmurad Niyazov
**744000 g. Ashgabat
**Apparat Prezidenta
**Prezidentu Turkmenistana Niyazovu S.A.
**Turkmenistan
**Fax: +993 12 35 51 12
**[Salutation: Dear President]

To ensure that appeals are current and credible, please do not continue to write appeals on this case after 60 days from the date of the posting unless an update has been issued.


President: Kurbanguly Berdymukhamedov

Kurbanguly Berdymukhamedov has ruled Turkmenistan since 2007 when he succeeded life-long president Saparmyrat Niyazov.

Following in his predecessor's footsteps, Mr Berdymukhamedov is an autocratic ruler who has built a personality cult. Officially titled the "Arkadag" (The Patron), he is also prime minister and commander-in-chief of the country's armed forces.

Constitutional changes passed in 2016 extended presidential term limits from five to seven years and scrapped the 70-year age limit which was the only legal barrier to Mr Berdymukhamedov remaining in power indefinitely.

In February 2017, Mr Berdymukhamedov was sworn in as president for a third consecutive term.


Q&A: The First-Ever Expedition to Turkmenistan's "Door to Hell"

Explorer George Kourounis describes his descent into a fiery, gas-fueled crater.

More than four decades ago, a gaping, fiery crater opened up in the desert of northern Turkmenistan (map), likely the result of a drilling mishap.

The Darvaza Crater, more commonly known as the Door to Hell, still burns today, a surreal feature in an otherwise barren landscape.

Details on the origin of the sinkhole are sketchy, but the story goes that Soviet scientists set it on fire to burn off noxious gases after the ground under a drilling rig gave way. Perhaps the scientists underestimated the amount of fuel that lay below—Turkmenistan has the sixth largest natural gas reserves in the world.

In November 2013, explorer and storm chaser George Kourounis, on an expedition funded partly by National Geographic and also supported by the travel company Kensington Tours, set out to be the first person to plumb the depths of the crater, which is 225 feet (69 meters) wide and 99 feet (30 meters) deep. (Related: "Diver 'Vanishes' in Portal to Maya Underworld.")

At the bottom he collected soil samples, hoping to learn whether life can survive in such harsh conditions—and perhaps shedding light on whether life could survive similar conditions elsewhere in the universe.

His harrowing plunge is featured on the National Geographic Channel series Die Trying, which airs tonight, July 16, at 10 p.m. EDT. Kourounis, who's based in Toronto, talked with National Geographic about his experience in Turkmenistan.

Tell me how this project got started.

The place has always fascinated me. The story behind how it came into existence has been sort of shrouded in mystery, and there's no other place like it on Earth. It is very unique, in that there's no other place where there is this pit of burning methane that's being ejected from the ground at high pressure. It's fascinating, it's visually stunning, and there's a lot that we can learn about this place.

What did you do to prepare for the expedition? How did you protect yourself?

There was about a year and a half of preparation and planning. Getting permission, getting all the logistics in order, getting the team assembled, getting the [National Geographic] Expeditions Council on board. In order to prepare, there was a lot of practice at first. We set up [a] rope-rigging system over a local river gorge and practiced out there several times, including with the full apparatus I was wearing: a heat-reflective suit, self-contained breathing apparatus, the climbing harness that I'm wearing. We had to get it custom-made out of Kevlar, because a regular climbing harness would just melt under the extreme heat.

I even went as far as to hire a stunt coordinator who does movie stunts for Hollywood films to light me on fire several times, in order to sort of prepare myself for not panicking being up close around flame.

When you first set eyes on the crater, it's like something out of a science fiction film. You've got this vast, sprawling desert with almost nothing there, and then there's this gaping, burning pit . The heat coming off of it is scorching. The shimmer from the distortion of it warping the air around it is just amazing to watch, and when you're downwind, you get this blast of heat that is so intense that you can't even look straight into the wind. You have to shield your face with your hand just standing at the crater's edge. Here I am thinking, Oh-kaaaay, maybe I've bitten off a bit more than I can chew.

Is the place open to visitors in general? Did you have bystanders checking it out?

We had a couple of little tourist outfits come by. Every now and then you get a random person driving past on a motorcycle, or a truck will go past, or some camels. But it is literally wide open. Once you're in the country, very few people go there . But once you're there—if you can find the place—you can drive up, get out of your car, walk over to the edge, and jump right in, if you want. La decisión es tuya. And I'm so far the only person who has actually done that.


Taliban Expresses Support For TAPI Pipeline During Turkmenistan Visit

A delegation of the Afghan Taliban has visited Turkmenistan for talks with the Turkmen Foreign Ministry focusing in part on security issues surrounding the Turkmenistan-Afghanistan-Pakistan-India (TAPI) natural-gas pipeline project.

Ashgabat announced the visit on February 6, saying the Taliban delegation was headed by Mullah Abdul Gani Baradar.

Turkmen Deputy Prime Minister and Foreign Minister Rashid Meredov participated in the talks, according to the head of the Taliban representative office in Qatar, Naim Bardak.

According to a statement by the Turkmen government, the talks focused on establishing peace and stability in Afghanistan. The statement said the Taliban representatives expressed complete support for Turkmen infrastructure projects.

"Without a doubt, the immediate construction of such projects as TAPI. and railroads between Turkmenistan and Afghanistan will help achieve peace and economic development in Afghanistan," Taliban spokesman Mohammad Soheil Shahin told journalists in Ashgabat after the talks.

State media in Turkmenistan, however, did not report on the meeting.

The Afghan government has not commented on the Ashgabat talks.

The 1,814-kilometer TAPI pipeline is projected to run from the Galkynysh gas field in Turkmenistan to the Indian city of Fazilka, passing through Herat and Kandahar in Afghanistan and Quetta and Multan in Pakistan.

Its cost is estimated at some $10 billion.

RFE/RL's Turkmen Service

RFE/RL's Turkmen Service is the only international Turkmen-language media reporting independently on political, economic, cultural, and security issues from inside one of the the world&rsquos most reclusive countries.


Ver el vídeo: TurkmenistanAmazing Hard Desert Life Part 23