¿Cuartos y pasajes ocultos (secretos) del Vaticano?

¿Cuartos y pasajes ocultos (secretos) del Vaticano?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Vaticano es el estado soberano más pequeño del mundo tanto por área como por población y, al mismo tiempo, se considera un lugar de muchos misterios.

Muchas películas contienen episodios de un Vaticano que contienen habitaciones o pasajes secretos (ocultos o no divulgados libremente) por una razón u otra. Además, ahora se sabe que existen algunos pasajes y / o habitaciones formalmente secretos.

El Passetto es un pasaje que une la Ciudad del Vaticano con el Castel Sant'Angelo. El Papa Alejandro VI lo cruzó en 1494 cuando Carlos VIII invadió la ciudad, y el Papa Clemente VII escapó a un lugar seguro a través de él durante el Saqueo de Roma, en 1527. - Pasaje secreto (Wikipedia)

Puede leer un ejemplo de una de las habitaciones secretas (privadas) del Vaticano aquí:

Negado al principio, Perrottet defendió su caso, y un obispo volvió a hacer malabares con el horario del Papa para que Perrottet pudiera entrar rápidamente para una breve visita.

Quizás el secreto más intrigante del Vaticano es, sorprendentemente, un baño, decorado con frescos eróticos, en los apartamentos papales. Según Tony Perrottet, autor de "Un viaje a través de los bajos históricos de Europa", este baño fue pintado en 1516 por el maestro renacentista Rafael y se llama Stufetta Della Bibbiena, la "pequeña habitación climatizada del cardenal Bibbiena", el funcionario que Encargó la obra.

"Lo habían pintado y luego restaurado. Su existencia fue negada. Los historiadores del arte habían oído hablar de él, pero las fotos de él de la década de 1930 eran turbias y oscuras ", dijo Perrottet. Obtener la entrada a este baño fue el mayor desafío de Perrottet mientras investigaba su libro, dijo.

Negado al principio, Perrottet defendió su caso, y un obispo modificó el programa del Papa para que Perrottet pudiera ingresar rápidamente para una breve visita.

"Fue muy emocionante", dijo. "Uno de los clérigos me acogió durante cinco minutos. La habitación estaba llena de frescos eróticos. Vi a Venus desnuda peinándose junto al lago, con las piernas sueltas, y tuve que acercarme al monseñor para hacerme a un lado para ver más uno famoso: Pan dándose placer a sí mismo ". A Perrottet no se le permitió tomar fotografías, pero hizo algunos dibujos.

Pero debido a que el acceso es solo a través de los Archivos Secretos del Vaticano, muy pocos forasteros pueden poner un pie allí. - Salas secretas, pasillos, frescos eróticos del Vaticano

Sé que existen otros pasajes y / o salas similares dentro del Vaticano, pero no puedo encontrar ninguna referencia a ellos. En una biografía del Papa Pío IX, leí (olvidé el título del libro, pero hacía referencia a un pasaje secreto), sobre cómo quería evitar algunos visitantes dentro del Vaticano y eligió ir de un área y otra dentro del Vaticano utilizando un pasaje pequeño pero secreto para ir del punto A al punto B. Desafortunadamente, no pudo abrir la puerta desde adentro y solo pudo salir con el ayudante de la Guardia Suiza.

Mi pregunta es bastante simple: ¿Hay alguna referencia conocida de otros pasajes o habitaciones ocultos (secretos o no divulgados libremente) históricamente conocidos dentro del Vaticano?


Encontré algunos ...

  • Scavi Un cementerio romano pagano ubicado debajo de la Basílica de San Pedro. La Necrópolis del Vaticano, o "scavi", conocida por sus tumbas y sus frescos, sarcófagos e inscripciones cristianas antiguas bellamente conservados. Contiene la tumba de San Pedro que murió en el circo / coliseo del emperador Nerón, al igual que muchos cristianos primitivos. Los cristianos creían que San Pedro recibió el liderazgo de la iglesia directamente de Jesús, de Dios. Su tumba fue uno de los lugares más secretos para la comunidad cristiana perseguida y un destino para los primeros peregrinos cristianos desde ~ 38 d.C. cuando Pedro murió hasta después del ~ 334 d.C. cuando Constantino legalizó el cristianismo. Cuando el Papa Silvestre le mostró a Constantino dónde estaba la tumba de San Pedro, no compartió con él dónde estaban los restos reales. El Papa Silvestre todavía guardaba el secreto para que los futuros emperadores no rescindieran el estatus legal del emperador Constantino para la religión. Hoy en día, el recorrido Scavi es uno de los recorridos más exclusivos del Vaticano y solo se permite mediante un permiso especial.
  • Archivos secretos, La entrada a los Archivos, adyacente a la Biblioteca Vaticana, es a través de Porta di S. Anna en via di Porta Angelica (rione de Borgo). La traducción de "Archivum Secretum Apostolicum Vaticanum" no significa secreto, pero más exactamente significa la Biblioteca Privada del Papa. Creado en la década de 1700, cerrado a los forasteros hasta 1881, cuando el Papa León XIII los abrió a los investigadores, más de mil de los cuales ahora examinan algunos de sus documentos cada año. Aún así, partes de los Archivos Secretos siguen siendo verdaderamente secretas, algunos materiales todavía están prohibidos para su visualización en exteriores, incluidos todos los que tengan fecha posterior a 1939.

  • Torre de los vientos, la primera torre de astronomía del Vaticano. La estructura de 200 pies de altura fue construida en 1578 para que los astrónomos del Papa pudieran rastrear los movimientos del sol y las estrellas y registrar las direcciones cambiantes del viento. Debido a que el acceso es solo a través de los Archivos Secretos del Vaticano, muy pocos forasteros pueden poner un pie allí. Este quizás no sea tan secreto, sino oculto o menos conocido debido a su ubicación. En el interior hay un fresco del naufragio de San Pablo en Malta. solo la Basílica de San Pedro se eleva más alta que la torre. En la pared hay un agujero del tamaño de una moneda, cada 21 de marzo, un rayo de sol apunta al mediodía en una roseta de ocho puntas en el suelo para marcar el equinoccio de primavera.


Adéntrate en los archivos secretos del Vaticano

Cincuenta y tres millas de estanterías. Treinta y cinco mil volúmenes de catálogo. Doce siglos de documentos. Ubicado en uno de los bastiones más emblemáticos de la religión y la cultura, los Archivos secretos & # xA0Vatican & # x2019s son material de leyenda histórica & # x2014, pero su existencia es absolutamente real.

Solo el nombre invoca el misterio y la pompa de la Iglesia Católica, e incita a los más imaginativos a proponer teorías siniestras sobre lo que podría haber en su interior. Los archivos & # x2019 índices no son públicos & # x2014 y solo son accesibles para los académicos una vez que tienen 75 años & # x2014 y están alojados en una parte del Vaticano que parece una fortaleza.

La naturaleza reservada de la Iglesia Católica y el potencial tesoro que contiene han alimentado años de locas especulaciones sobre lo que había dentro. Incluso hoy, abundan las teorías de la conspiración sobre su contenido & # x2014 como especulaciones locas de que el Vaticano está & # xA0 ocultando seres extraterrestres en su interior.

En realidad, sin embargo, los Archivos Secretos del Vaticano y # x2019s no son realmente secretos. La palabra & # x201Csecret & # x201D proviene de un malentendido de la palabra latina & # x201Csecretum, & # x201D o privado. Los archivos fueron & # x2014 y todavía están & # x2014 diseñados para albergar el papeleo oficial de la Santa Sede & # x2019 junto con la correspondencia y otra información relacionada con el Papa.

También contienen algunos de los tesoros más impresionantes de la Iglesia Católica & # x2019 & # x2014 documentos que datan del siglo VIII. Pero, hasta 1881, ni siquiera a los estudiosos del cristianismo se les permitió acceder al archivo. Eso & # x2019s cuando el Papa León XIII, conocido como un intelectual que & # xA0 se enfrentó a la modernización de finales del siglo XIX, abrió el tesoro a los investigadores. Estos fascinantes documentos cuentan no solo la historia de la Iglesia, sino también la del resto del mundo.

Un elemento destacado es una carta de Mary Queen of Scots, que fue ejecutada después de ser obligada a abdicar de su trono y pasar casi 20 años bajo custodia. Finalmente fue sentenciada a muerte por conspirar para asesinar a la reina Isabel I, su prima protestante. Frente a la decapitación, escribió una & # xA0letter desesperada al Papa Sixto V, rogando por su vida y criticando a los & # x201Cheretics & # x201D que eventualmente la matarían. El Papa no intervino y fue decapitada el 8 de febrero de 1587.

Última carta de María Reina de Escocia al Papa Sixto V en una exposición de documentos de los Archivos Secretos del Vaticano, 2012. & # XA0

Otro documento invaluable literalmente cambió la historia de la religión. Documenta la excomunión de la Iglesia Católica y # x2019 de Martín Lutero, el alemán que enardeció a Europa al darle la espalda al catolicismo y escribir sus 95 tesis, ahora visto como el documento que provocó el protestantismo. En respuesta, el Papa León X escribió & # x201CDecet Romanum Pontificem, & # x201D una bula papal que expulsó a Lutero de la Iglesia Católica. Esto liberó a Lutero para comenzar una iglesia propia, y el cisma ha definido gran parte de la historia mundial desde entonces.

El documento de excomunión de Martín Lutero en una exposición de los Archivos Secretos del Vaticano.

Los Archivos Secretos también contienen un documento extremadamente secreto: las actas de los juicios contra los Caballeros Templarios. Conocido como el pergamino de Chinon, tiene el tamaño de una mesa de comedor y documenta los juicios de la orden militar católica romana por cosas como comportamiento blasfemo y herejía durante las Cruzadas. Gracias a un error de archivo, el pergamino se perdió durante siglos y solo se encontró en una caja que contenía otros documentos en 2001. Ahora se ha categorizado correctamente y está disponible para los investigadores.

Cuando el Pergamino de Chinon se hizo público en 2007, rehabilitó efectivamente el legado de los Caballeros Templarios al & # xA0 demostrando que, sin que la historia lo supiera, el Papa Clemente V en realidad absolvió al grupo de herejía en 1308.

231 deposiciones en 60 mets de pergamino, parte de la exposición de documentos de los Archivos Secretos del Vaticano.

Alessandra Benedetti / Corbis / Getty Images

Estos y otros documentos históricos se almacenan cerca de la Biblioteca Vaticana en Roma. Como cualquier archivo, hay pilas y salas de lectura. Hay & # x2019s también un búnker & # x2014a estructura subterránea ignífuga diseñada para proteger documentos frágiles de los elementos y el fuego. Hay & # x2019s incluso una escuela para clérigos que estudian historia. Y debido a que es el Vaticano, también hay un montón de arte sacro para examinar.

Nadie puede acceder al archivo & # x2014it & # x2019s que solo está abierto a los académicos que se someten a un proceso de investigación exhaustivo. Sin embargo, en los últimos años el Vaticano se ha vuelto un poco más abierto con sus secretos. En 2010, en respuesta al creciente interés público en los Archivos Secretos y los mitos perpetuados por el libro más vendido de Dan Brown & # x2019s Ángeles y demonios, el Vaticano permitió a los periodistas recorrerlo por primera vez. En 2012, los Archivos Secretos del Vaticano exhibieron públicamente algunos de sus documentos más importantes para celebrar su 400 aniversario. Y en 2019, el Papa Francisco anunció que el Vaticano abrirá sus archivos sobre Pío XII. Durante un evento que conmemora el 80 aniversario de la elección al papado de Pío XII & # x2019, Francisco dijo que había dado órdenes para que el archivo se abriera en marzo de 2020. & # x201C La Iglesia no le teme a la historia & # x201D, le dijo al grupo. . Los archivos se abrieron el 2 de marzo de 2020, pero luego se cerraron poco después debido a la pandemia de COVID-19. & # XA0

Interior de los Archivos Secretos del Vaticano.

En 2005, Sergio Pagano, el prefecto de los Archivos Secretos, reveló por qué ha habido renuencia a abrir todos los archivos. Pagano le dijo a & # xA0L & # x2019Espresso que & # x2019s no es una cuestión de coraje & # x2014 & # x2019s es una cuestión de recursos. Dado que el archivo es tan vasto, dijo Pagano, es un desafío procesar rápidamente los documentos y ponerlos a disposición de los historiadores. Pero a menudo, dijo, la gente & # x201 clama por la apertura de los archivos del Vaticano casi como para entrar en una fortaleza secreta superando resistencias imaginarias & # x2026. Pero cuando la puerta está abierta y los documentos están disponibles, aquellos que parecían estar en las puertas no se presente, o haga casi una visita turística. & # x201D

El prefecto rechazó la presión para publicar documentos sobre Pío XII, calificándolo de & # x201Cstrange fenómeno & # x201D e insinuando que los investigadores estaban impulsados ​​por el deseo de derrocar a la Iglesia Católica.

Lo que nos lleva a lo que podrían ser los documentos más controvertidos en los Archivos Secretos y # x2014ones que se relacionan con el escándalo de abuso sexual en curso dentro de la Iglesia. Resulta que cada diócesis & # xA0 también tiene archivos secretos, y muchos han ayudado a corroborar la participación de la Iglesia & # x2019 en el abuso. Pero los documentos en los Archivos Secretos del Vaticano solo se publican una vez que tienen al menos 75 años de antigüedad y el verdadero propietario del archivo no es la Iglesia, sino el Papa.

Aunque las personas pueden demandar a diócesis individuales por su información, la Iglesia en sí es equivalente a una nación soberana y puede hacer lo que le plazca. El Papa es & # xA0el único que podría publicar los documentos antes & # x2014 y, como se ve ahora, podrían pasar décadas antes de que los periodistas, historiadores y víctimas aprendan más sobre el papel de la Iglesia Católica en el abuso.


15 maravillas históricas almacenadas en los archivos secretos del Vaticano

Primero, una advertencia: cualquiera que tenga un fuerte conocimiento del latín, o un disgusto por las novelas de Dan Brown, advertirá a los demás que no se entusiasmen demasiado con el nombre de esta biblioteca papal. Archivum Secretum parece que se referiría a un archivo “secreto”, pero la traducción en realidad está más cerca de un “archivo privado” y sirve como un lugar donde se almacenan los documentos personales de todos los papas. El contenido del interior nunca tuvo la intención de mantenerse en secreto.

Dicho esto, no es como si cualquiera pudiera entrar y echar un vistazo. Los archivos, que fueron fundados en 1612, estuvieron completamente cerrados al público hasta 1881, cuando el Papa León XIII comenzó a permitir que los eruditos católicos realizaran estudios entre las estanterías. En los últimos años, las restricciones a los investigadores se han relajado, ligeramente, pero siguen siendo bastante estrictas. Solo se permite la entrada a académicos cuidadosamente acreditados: los periodistas, estudiantes e historiadores aficionados están prohibidos. E incluso si cumple con los requisitos para ver los textos de los Archivos, no se permite la navegación. Los académicos pueden solicitar hasta tres carpetas al día, lo que puede resultar un poco arriesgado, porque no todo está catalogado y algunos catálogos están escritos en italiano o latín.

Sin embargo, hace tres años, el Vaticano decidió celebrar el 400 aniversario del Archivo poniendo 100 elementos a disposición del público por primera vez en los Museos Capitolinos de Roma. Por supuesto, con 50 millas de estanterías y documentos que datan del siglo VIII, 100 artículos solo rascan la superficie. Pero sin un acceso único, o un boleto de avión a Roma, esos 100 documentos, y cualquier otro que haya sido obtenido por académicos, es todo lo que podemos saber de los "Archivos Secretos". Éstos son algunos de los aspectos más destacados.

1. La bula papal del Papa León X excomulgando a Martín Lutero

El 3 de enero de 1521, el Papa León X emitió la bula papal Decet Romanum Pontificem, que excomulgó a Lutero, iniciando así la Reforma. El anterior emitido por el papa Exsurge Domine le había dado a Lutero 60 días para retractarse de su condenación de la Iglesia como se describe en sus 95 Tesis. Lutero respondió quemando su copia.

2. Una petición de 1530 de 81 clérigos y lores ingleses pidiendo al Papa Clemente VII que anule el matrimonio del rey Enrique VIII con Catalina de Aragón.

En 1530, un Enrique sin herederos estaba ansioso por casarse con Ana Bolena, pero el divorcio no estaba permitido dentro de la Iglesia Católica. A pesar de la carta de un metro de ancho firmada por 81 miembros del Parlamento y del clero (incluido el arzobispo de Canterbury), y el lenguaje amenazador que advirtió que "una denegación de la anulación requeriría el recurso a medidas extremas por el bien del reino que nosotros No dude en tomar ", se negó Clemente, lo que resultó en la formación de la Iglesia de Inglaterra. Muchos de los sellos de los signatarios se colocaron en la petición con una cinta roja, una práctica que a veces se considera la fuente del término "burocracia".

3. Transcripciones del juicio a los Caballeros Templarios

Después de disfrutar de siglos de riqueza y privilegios como ejército de élite durante las Cruzadas, el prestigio de los Caballeros Templarios llegó a ser visto como un lastre. En lo que probablemente fue un esfuerzo por evitar su deuda financiera con la orden, Felipe IV de Francia hizo arrestar a todos los caballeros el 13 de octubre de 1307 y acusarlos de herejía. Después de años de tortura, muchos admitieron los cargos falsos y finalmente fueron quemados en la hoguera. El Papa Clemente finalmente disolvió la Orden bajo una intensa presión de Felipe. En 2007, el documento de 60 metros de largo que comprende las actas de los juicios que duraron años finalmente se hizo público, revelando que el Papa había tenido la primera intención de indultar a los Caballeros Templarios antes de ser obligado a condenarlos.

4. Correspondencia relacionada con el juicio de Galileo

Aunque en el siglo XVII, los científicos comenzaban a cuestionar si la Tierra era realmente el centro del universo, la Iglesia mantenía que lo era y perseguía a cualquiera que dijera públicamente lo contrario. El físico y astrónomo Galileo Galilei ya había sido reprendido por sus creencias en 1616, pero se había defendido con éxito al afirmar que simplemente había discutido la idea de un universo heliocéntrico sin necesariamente creerlo. Ese argumento no se sostuvo en 1633, cuando la investigación del Papa Urbano VIII encontró a Galileo "vehementemente sospechado por este Santo Oficio de herejía, es decir, de haber creído y sostenido la doctrina (que es falsa y contraria a las Santas y Divinas Escrituras). ) que el sol es el centro del mundo, y que no se mueve de este a oeste, y que la tierra se mueve y no es el centro del mundo ".

5. y 6. Cartas al Papa Pío IX de Abraham Lincoln y de Jefferson Davis

Ambos fueron escritos en 1863, en el apogeo de la Guerra Civil estadounidense. En su solicitud de que el Papa acepte a Rufus King como representante de Estados Unidos en el Vaticano, Lincoln no mencionó la violencia que está destrozando a su país. El presidente confederado Davis, por su parte, detalló los horrores de "la guerra ahora librada por el gobierno de los Estados Unidos contra los estados y pueblos que he sido elegido para presidir". El intento no tan sutil de Jefferson de que el Vaticano reconociera al Sur como un país independiente fracasó, pero solo por poco. En una correspondencia separada, el Papa se dirigió a Davis como el presidente de los Estados Confederados de América, mientras que Robert E. Lee creía que Pío era el único líder mundial que reconocía a la Confederación.

7. Una carta de Miguel Ángel al Papa Julio II

La carta advirtió al Papa que los guardias del Vaticano no habían recibido sus cheques de pago en tres meses y amenazaban con dejar el trabajo. No está claro qué terminó sucediendo (o no sucediendo) como resultado de la advertencia del artista.

8. La Bula Papal del Papa Alejandro VI dividiendo el Nuevo Mundo

El 4 de mayo de 1493, solo un año después de que Cristóbal Colón "descubrió" el Nuevo Mundo, el Papa Alejandro VI emitió el Enterrar Caetera, que dio a España el control sobre todas las nuevas tierras a 100 leguas de las Azores y Cabo Verde. Efectivamente, esto significaba que la parte oriental del Brasil actual sería portuguesa y el resto del Nuevo Mundo sería español.

9. La doctrina de la Inmaculada Concepción

El 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX emitió la Ineffabilis Deus , comprometiendo oficialmente con la Constitución Apostólica la creencia de que María fue concebida sin "pecado original".

10. Una carta de María, reina de Escocia, unos meses antes de su ejecución.

Encarcelada durante casi dos décadas en Inglaterra (huyó allí después de una revuelta escocesa, con la esperanza de que Isabel la protegiera), María, considerada una amenaza para el trono, fue ejecutada el 8 de febrero de 1587. Solo unos meses antes de su muerte, María le escribió al Papa Sixto V desde su celda de la prisión en el castillo de Fotheringhay en Northamptonshire, rogándole que le salvara la vida y profesando su fe católica, mientras también criticaba su trato y la supuesta ilegitimidad del tribunal que la condenó.

11. Un documento de 809 CE

El pergamino suelto más antiguo que se conserva en todos los archivos data del 809 d.C. y registra parte de una donación a una iglesia en Venecia.

12. Una carta de Clemente XII al diputado del séptimo Dalai Lama

En él, el Papa pide protección para una misión franciscana en el Tíbet y libertad para los frailes para predicar el Evangelio.

13. El diseño de una máquina voladora inventada por un sacerdote brasileño

Bartolomeu Lourenço de Gusmão, un sacerdote que vivió en la entonces colonia portuguesa de Brasil a fines del siglo XVII y principios del siglo XVIII, pasó su vida estudiando cómo las disparidades en la densidad deberían permitir que ciertos objetos flotaran en el aire. Hizo varias demostraciones en la corte del rey Juan V de Portugal y diseñó planos para una máquina voladora nunca terminada, llamada Passarola, que se parecía a un pájaro inflado gigante.

14. Bula papal emitida por el Papa Inocencio III pidiendo una nueva cruzada a Tierra Santa

Emitida en 1198, lanzó efectivamente la Cuarta Cruzada, que vio la captura de Constantinopla por los cruzados. Aunque el Papa había aprobado originalmente la Cruzada, el saqueo de la enorme ciudad fue tan brutal que la condenó como "un ejemplo de aflicción y las obras del infierno".

15. Una carta de la gran emperatriz viuda de China, Helena Wang, al papa Inocencio X

Escrita en un rollo de seda, la carta de la emperatriz, que se había convertido al catolicismo, pedía ayuda al Papa después de que la dinastía Qing obligara a la emperatriz a huir de Zhaoqing. Desafortunadamente, la carta nunca llegó al Papa Inocencio X; murió antes de que el mensajero pudiera obtener audiencia.


Misterios y oscuras conspiraciones del Vaticano y archivos prohibidos # 8217

Los lugares secretos cerrados al mundo invitan a los rumores, la intriga y el misterio. Estos son lugares donde cualquier cosa podría estar al acecho dentro de sus pasillos, y atraen teorías de conspiración como polillas a una llama, revoloteando para golpearlas pero nunca obtener acceso y nunca encontrar las respuestas que buscan. Uno de esos lugares que durante mucho tiempo ha sido una fuente de extrañas teorías y especulaciones se encuentra directamente dentro de la Ciudad del Vaticano, y además de ser uno de los lugares más prohibidos del mundo, también es uno de los más misteriosos.

Compuesto por aproximadamente 53 millas de pasillos laberínticos de estanterías que albergan filas sobre innumerables filas de textos, libros y pergaminos que van desde los manuscritos más modernos hasta los más frágiles y desgastados por el tiempo que se remontan a 12 siglos en las sombras del tiempo, los Archivos del Vaticano, oficialmente conocidos como el Archivum Secretum Apostolicum Vaticanum, fue construido originalmente en 1612 por el Papa Pablo V y es verdaderamente un enorme tesoro de información recopilada por la Iglesia durante cientos de años. Este vasto depósito de conocimiento contiene documentos estatales, papeleo de la Santa Sede, correspondencia papal y cartas personales, e innumerables registros históricos, documentos y textos acumulados por el Vaticano de todos los rincones del mundo conocido que se remontan al siglo VIII, todos alojados dentro de un estructura masiva, cuidadosamente controlada por el clima adyacente a la Biblioteca del Vaticano que está diseñada más como una fortaleza que como una biblioteca, repleta de búnkeres subterráneos impenetrables y con una sola entrada conocida fuertemente vigilada.

La lista de contenidos conocidos de los archivos es demasiado larga para cubrirla por completo aquí, pero incluye una gran cantidad de documentos históricos que incluyen cartas escritas a mano al Papa de figuras tan importantes como María, Reina de Escocia, pidiendo perdón antes de su ejecución, el Rey Enrique. VIII, Miguel Ángel pidiendo que le paguen por su trabajo en la Capilla Sixtina, Abraham Lincoln, Jefferson Davis, la Gran Emperatriz Viuda Helena Wang de China en el siglo XVII, uno escrito en corteza de abedul por la tribu canadiense Ojibwe en 1887, y muchos, muchos otros. Aquí hay edictos oficiales de Papas a lo largo de los siglos, incluidas excomuniones como la del hereje religioso alemán y fundador del luteranismo Martín Lutero, decretos papales oficiales como el que hizo en 1493 el Papa Alejandro VI que dividió todo el mundo conocido entre España y Portugal, así como comunicaciones personales de papas a lo largo de la historia. Aquí también se pueden encontrar gemas como un pergamino de casi 200 pies de largo que contiene detalles de los juicios de los Caballeros Templarios por herejía y blasfemia que datan de 1307, así como una transcripción manuscrita que detalla el juicio del astrónomo Galileo Galilei en el siglo XVII. así como la doctrina de la Inmaculada Concepción, que afirma que María fue concebida sin pecado, garabateada en un pergamino que data de 1854.

Los Archivos del Vaticano a menudo se denominan Archivos Secretos del Vaticano, principalmente debido a una mala traducción de las palabras latinas. secretum, que en realidad tiene un significado más cercano a "personal" o "privado" en lugar de "secreto" o "confidencial" como muchos piensan, pero también podría tener que ver con la historia del archivo de estricta inaccesibilidad y reclusión del mundo exterior. Durante siglos habían estado prácticamente completamente prohibidos y cerrados a casi todo el mundo, incluso a los funcionarios de la Iglesia, y ni siquiera a los cardenales se les permitía el acceso a su tesoro de información, y no fue hasta 1881 que el Papa León XIII permitió el acceso limitado a los forasteros, sin embargo, esto Hace poco para disipar el secreto que rodea a los archivos y todavía no es poca cosa entrar en este santuario interior de todo el conocimiento del Vaticano.

Para acceder a estos archivos aislados e islas de conocimiento, uno debe ser un erudito o investigador calificado y reconocido que haya sido minuciosamente examinado por la Santa Sede, un proceso que puede llevar años. Los historiadores aficionados, periodistas, estudiantes o investigadores de sillón no necesitan postularse y están estrictamente prohibidos. Si uno tiene la suerte de tener acceso, ingresa por la única entrada, el bien vigilado Porta Sant'Anna, después de lo cual deben indicar exactamente qué es lo que buscan entre la voluminosa colección. Una vez que ingresa a las filas de textos antiguos polvorientos, no se permite la navegación, y solo puede recuperar tres documentos enumerados en uno de los catálogos gruesos e intimidantemente masivos que están meticulosamente escritos a mano en latín o italiano. Si no puede decidir lo que quiere ver dentro de un período de tiempo establecido bajo una estricta supervisión, será expulsado de los archivos y deberá esperar hasta el día siguiente para volver a intentarlo. Incluso si sabe lo que quiere mirar, todavía existen limitaciones opresivas sobre lo que está disponible para su lectura. Todos los materiales en los archivos solo se publican para la visualización pública después de que hayan pasado 75 años, lo que significa que los documentos más nuevos están restringidos, e incluso entonces hay grandes franjas de contenido archivado que están totalmente fuera de los límites y probablemente lo estarán para siempre.

Ocasionalmente, el Vaticano abrirá partes de los archivos a quienes no sean investigadores académicos, como lo hizo en 2012, cuando algunas secciones selectas se abrieron a los periodistas en celebración del 400 aniversario del archivo, pero en su mayor parte todavía están envueltas en gran parte en profundo misterio. Es este misterio y la intriga de los textos secretos o perdidos que abarcan más de un milenio archivados en estos pasillos remotos, en gran parte abandonados, lo que ha generado rumores y especulaciones sobre el alcance de lo que realmente contienen los archivos, y tal vez no sea sorprendente que los Archivos Secretos del Vaticano lo hayan hecho. ha sido la zona cero de todo tipo de teorías de la conspiración, que van desde lo plausible hasta lo completamente extraño y extravagante.

Una teoría popular es que el Vaticano tuvo relaciones con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, una conspiración que se vuelve especialmente intrigante, ya que gran parte de la documentación relacionada con la guerra todavía está prohibida, ya que no han pasado 75 años desde su incorporación a los archivos. El autor, historiador y profesor de antropología David Kertzer logró acceder a los documentos del Archivo Vaticano del reinado del Papa Pío XI (1922 & # 8211 1939), y afirma que su investigación lo llevó a concluir que el Vaticano había hecho tratos con Mussolini para guarde silencio sobre el antisemitismo patrocinado por el estado a cambio de varios beneficios del régimen en interés de la Iglesia. Esto lo ha llevado a él y a otros a preguntarse hasta qué punto potencial el Vaticano estaba aliado con los nazis, tal vez logrando acuerdos o colaboraciones similares, cuyos detalles aún estarían enterrados en la parte secreta de los archivos que aún no se ha publicado. liberado. Kertzer ha escrito sobre sus controvertidas ideas en su libro. El Papa y Mussolini.

A los oscuros relatos de una posible colaboración nazi está la idea de que los Archivos Secretos del Vaticano albergan pruebas y pruebas de que varios artefactos religiosos legendarios como el Arca de la Alianza, el Santo Grial, la Cruz Verdadera, la Corona de Espinas y la Sábana Santa de Turín son todos auténticos y reales, y que estas reliquias se encuentran en algún lugar del archivo o que hay mapas detallados de sus ubicaciones secuestradas en su interior. También se especula que los archivos contienen amplia información sobre el secreto de la verdadera naturaleza del linaje de Jesucristo y una prueba secular de la existencia de Cristo, como algo sacado de una novela de Dan Brown, así como evidencia de sus supuestos milagros, mientras que, a la inversa, algunos creen que hay pruebas de que Jesús en realidad no existió en absoluto. Hay muchos otros secretos místicos y mágicos supuestamente enterrados en los Archivos Secretos. Según los teóricos de la conspiración, también hay numerosos textos mágicos y libros de hechizos dentro de los archivos, así como pruebas de que existen demonios y una gran cantidad de información secreta sobre exorcismos.

También hay documentación supuestamente sobre el Tercer Secreto de Fátima, que fue una de las visiones presuntamente presenciadas por tres niños en Portugal en 1917 con los nombres de Lúcia Santos y sus primos Jacinta y Francisco Marto, cuando se encontraron con la Virgen María, quien le encomendó ellos con tres secretos. Dos de los secretos fueron revelados en las memorias de Lúcia, siendo el primero una visión del infierno y el segundo una visión profética de que la Primera Guerra Mundial terminaría. Sin embargo, el tercer secreto siempre se mantuvo en secreto, ya que se consideró que la humanidad no estaba preparada para ello. Las especulaciones sobre lo que contenía el legendario tercer secreto iban desde una predicción apocalíptica del fin del mundo hasta el Apocalipsis bíblico, pero nadie lo sabía y la Iglesia misma dijo siniestramente que era “lo más probable que el Secreto permanecería, para siempre, bajo un sello absoluto. " Aparentemente se reveló al mundo en 2000, y resultó ser bastante decepcionante en comparación con las espectaculares conspiraciones, pero durante mucho tiempo ha habido dudas de que lo que el Vaticano dio a conocer era el verdadero secreto, y se cree ampliamente que el texto verdadero permanece oculto. dentro de los Archivos Secretos del Vaticano, por supuesto.

Las teorías de la conspiración y la intriga que orbitan los Archivos Secretos del Vaticano son numerosas y van bien al margen de lo extraño. ¿Cuerpos alienígenas y tecnología de naves espaciales? Cheque. ¿Mapas del tesoro de vastas fortunas? Cheque. ¿La colección de pornografía más grande del mundo? Cheque. ¿Documentación de abuso infantil sistemático y agresión sexual dentro de la Iglesia? Cheque. The missing Chronovisor time viewing device, which purportedly allowed users to peer through history? Check. Full documentation of details of the Illuminati, who incidentally many think actually run the archives? Check. I wouldn’t be surprised if there are theories that Jimmy Hoffa is stashed away somewhere in the archives, and if you can name it it has probably been speculated as being hidden away by the Vatican here. The beauty of it all is that there is no way to prove or disprove any of it, and the sheer secrecy and exclusive nature of the archives makes it a perfect breeding ground of festering conspiracy theories that will likely never go away and which can’t be truly debunked.

Although there is no way to tell just how many of the documents filed away in the corridors of this vast archive are truly shadowy secrets willfully hidden away from the world, the Vatican Secret Archives are nevertheless a fascinating place that most people will never see. Regardless of whether there are earth shattering secrets here or not, it is a splendid repository of history and knowledge virtually unmatched by any other, and much of which has been stored away and forgotten for centuries, with even the Vatican itself not sure of its true extent. It is fascinating to think about what incredible discoveries could be contained within its miles of shelves and lying dormant within its vaults, waiting to be unearthed if someone were to be given free reign to search through it. Here a vast chunk of history is forever recorded, although mostly off-limits and obscure, and one wonders just what mysteries lie waiting in these halls.


Vatican hidden (secret) rooms and passages? - Historia

Beneath the streets of a suburb of Damascus, rows of shelves hold books that have been rescued from bombed-out buildings. Over the past four years, during the siege of Darayya, volunteers have collected 14,000 books from shell-damaged homes. They are held in a location kept secret amid fears that it would be targeted by government and pro-Assad forces, and visitors have to dodge shells and bullets to reach the underground reading space.

It’s been called Syria’s secret library, and many view it as a vital resource. “In a sense the library gave me back my life,” one regular user, Abdulbaset Alahmar, told the BBC. “I would say that just like the body needs food, the soul needs books.”

Religious or political pressures have meant that books have been hidden throughout history – whether in secret caches or private collections. One of those is now known as ‘the Library Cave’.

The Library Cave

French sinologist Paul Pelliot in the Library Cave at Dunhuang in 1908 reading the manuscripts (Credit: The Musée Guimet)

On the edge of the Gobi Desert in China, part of a network of cave shrines at Dunhuang called the Thousand Buddha Grottoes, it was sealed for almost 1000 years. In 1900, Taoist monk Wang Yuanlu – an unofficial guardian of the caves – discovered the hidden door that led to a chamber filled with manuscripts dating from the fourth to the 11th Centuries.

Provincial authorities showed little interest in the documents after Wang contacted them but news of the cave spread, and Hungarian-born explorer Aurel Stein persuaded him to sell about 10,000 manuscripts. Delegations from France, Russia and Japan followed, and most of the ancient texts left the cave. According to The New Yorker, “By 1910, when the Chinese government ordered the remaining documents to be transferred to Beijing, only about a fifth of the original hoard remained.”

Despite that, many of the original manuscripts can now be seen: an initiative to digitise the collection was launched in 1994. The International Dunhuang Project – led by the British Library, with partners worldwide – means that, as The New Yorker says, “Armchair archive-divers can now examine the earliest complete star chart in the world, read a prayer written in Hebrew by a merchant on his way from Babylon to China, inspect a painting of a Christian saint in the guise of a bodhisattva, examine a contract drawn up for the sale of a slave girl to cover a silk trader’s debt, or page through a book on divination written in Turkic runes.”

No one knows why the cave was sealed: Stein argued that it was a way of storing manuscripts no longer used but too important to be thrown away, a kind of ‘sacred waste’, while French sinologist Paul Pelliot believed it happened in 1035, when the Xi Xia empire invaded Dunhuang. Chinese scholar Rong Xinjiang has suggested that the cave was closed off amid fears of an invasion by Islamic Karakhanids, which never occurred.

Whatever the reason they were originally hidden, the cave’s contents have altered history since they were revealed just over a century ago. One of the Dunhuang documents, the Diamond Sutra, is a key Buddhist sacred work: according to the British Library, the copy in the cave dates back to 868 and is “the world's earliest complete survival of a dated printed book”.

It’s a reminder that paper and printing did not originate in Europe. “Printing began as a form of prayer,” says The New Yorker, “the equivalent of turning a prayer wheel or slipping a note into the Western Wall in Jerusalem, but on an industrial scale.”

A wing and a prayer

The Vatican Secret Archives includes Pope Leo X’s 1521 decree excommunicating Martin Luther (Credit: Capitoline Museums, Rome)

The location of another hidden stash of religious texts has been known since it was founded in 1612 – yet that hasn’t stopped it being the subject of conspiracy theories. The Vatican Secret Archives feature papal correspondences going back more than 1000 years, and appeared in Dan Brown’s Angels and Demons, as a Harvard ‘symbologist’ battled the Illuminati. The rumoured contents of the collection include alien skulls, documentation of the bloodline of Jesus and a time machine called the Chronovisor, built by a Benedictine monk so that he could go back in time and film Jesus’ crucifixion.

In an attempt to dispel the myths, access has been opened up in recent years, and there was an exhibition of documents from the archives at the Capitoline Museums in Rome. Pope Leo XIII first allowed carefully vetted scholars to visit in 1881, and now many documents can be viewed by researchers – although browsing is prohibited. The word ‘secret’ in the name comes from the Latin ‘secretum’, which is closer to ‘private’ yet areas of the archives remain off-limits.

Scholars aren’t allowed to look at any papal papers since 1939, when the controversial wartime Pontiff Pius XII became Pope, and a section of the archives relating to the personal affairs of cardinals from 1922 onwards can’t be accessed.

Housed in a concrete bunker, part of a wing behind St Peter’s Basilica, the archives are protected by Swiss Guards and officers from the Vatican City’s own police force. They reinforce the power of the words held within. As well as correspondence between the Vatican and figures such as Mozart, Erasmus, Charlemagne, Voltaire and Adolf Hitler, there is King Henry VIII’s request to annul his marriage to Catherine of Aragon: when this was refused by Pope Clement VII, Henry divorced her and sparked Rome’s break with the Church of England. The archives also contain Pope Leo X’s 1521 decree excommunicating Martin Luther, a handwritten transcript of the trial against Galileo for heresy and a letter from Michelangelo complaining he hadn’t been paid for work on the Sistine Chapel.

Another brick in the wall

Solomon Schechter recognised the significance of the manuscripts in the Cairo genizah (Credit: Wikipedia)

Not defended by armed guard but by centuries of forgetting, one collection in Old Cairo (Fustat), Egypt was left alone until a Romanian Jew recognised its significance. Jacob Saphir described the stash in an 1874 book – yet it wasn’t until 1896, when Scottish twin sisters Agnes Lewis and Margaret Gibson showed some of its manuscripts to fellow Cambridge University academic Solomon Schechter, that the trove became widely known.

Hidden in a wall of the Ben Ezra synagogue were almost 280,000 Jewish manuscript fragments: what has come to be called the Cairo Genizah. According to Jewish law, no writings containing the name of God can be thrown away: those that have fallen out of use are stored in an area of a synagogue or cemetery until they can be buried. The repository is known as a genizah, which comes from the Hebrew originally meaning ‘to hide away’, and later known as an ‘archive’.

For 1000 years, the Jewish community in Fustat deposited their texts in the sacred store. And the Cairo Genizah was left untouched. “Medieval Jews hardly wrote anything at all – whether personal letters or shopping lists – without referring to God,” says The New Yorker. As a result, “we have a frozen postbox of some two hundred and fifty thousand fragments composing an unparalleled archive of life in Egypt from the ninth to the nineteenth centuries… No other record as long or as full exists.”

Ben Outhwaite, the head of genizah research at Cambridge, told The New Yorker how important the Cairo Genizah collection is for scholars. “It is not hyperbole to talk about it as having rewritten what we knew of the Jews, the Middle East, and the Mediterranean in the Middle Ages.”

The fragments reveal that Jewish merchants collaborated with Christians and Muslims that Jews were treated more tolerantly than previously assumed, and anti-Semitism was less common than thought. Their importance is increasingly being acknowledged. In 2013, the libraries of Oxford and Cambridge Universities joined together to raise funds to keep the collection intact – the first time they have worked together in this way.

At the time, David Abulafia, author of The Great Sea: A Human History of the Mediterranean, said: “The Cairo Genizah documents are like a searchlight, illuminating dark corners of the history of the Mediterranean and shedding a bright light on the social, economic and religious life of the Jews not just of medieval Egypt but of lands far away. There is nothing to compare with them as source for the history of the 10th to 12th Centuries, anywhere in Europe or the Islamic world.”

Between the lines

Historian Erik Kwakkel discovered “hidden libraries” within Medieval book bindings (Credit: Erik Kwakkel)

In 2013, the Dutch Medieval book historian Erik Kwakkel described ‘a remarkable discovery’ made by students in a class he taught at Leiden University. “While students were systematically going through the binding remains in the library,” he says in a blog post titled A Hidden Medieval Archive Surfaces, they found “132 notes, letters and receipts from an unidentified court in the Rhine region, jotted on little slips of paper. They were hidden inside the binding of a book printed in 1577”.

Rather than being ‘sacred waste’ too important to throw away, the fragments were examples of rubbish recycled by bookbinders. “Recycling medieval written material was a frequent occurrence in the workshop of early-modern (as well as medieval) binders,” writes Kwakkel. “When a printed book from 1577 was to be fitted with its binding, the binder grabbed the 132 paper slips from his equivalent of a blue recycling bin and moulded them, likely wet, into cardboard boards.”

The process means that words never intended for posterity can still be read today. “The slips are first of all remarkable simply because such small written objects rarely survive from medieval society… There are few places where such objects can slumber undisturbed for centuries,” he says. “This is when their long journey to our modern period started, as stowaways hitchhiking on 16th Century printed matter.”

Including receipts, requests to servants and shopping lists, it’s a collection that’s rare for historians. “Messages like these bring us as close to real medieval society as you can get,” writes Kwakkel. “They are the medieval voices we normally don’t hear, that tell the story of what happened ‘on the ground’.”

And it’s a collection that could be far bigger than first thought. Using an X-ray technology created to look beneath the surface of paintings and detect earlier stages of composition, Kwakkel has developed a way to see through fragile book bindings. In October 2015, he began scanning early printed books in Leiden University Library.

“The new technique is amazing in that it shows us fragments – medieval text – that we could otherwise never see because they are hidden behind a layer of parchment or paper,” wrote Kwakkel in a blog post about his Hidden Library project. While the technology needs to be improved, it hints at a process that could reveal a secret library within a library. “We might be able to access a hidden medieval ‘library’ if we were able to gain access to the thousands of manuscript fragments hidden in bindings.”

If you would like to comment on this story or anything else you have seen on BBC Culture, head over to our Facebook page or message us on Gorjeo.


LIFE at the Vatican: Unearthing History Beneath St. Peter’s

Pope Pius XI, whose desire to be buried below St. Peter’s nave led to the historic excavations, lay in his stone sarcophagus in renovated upper grottoes.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Written By: Ben Cosgrove

The walled, pint-sized city-state known as the Vatican physically takes up around 100 acres in the center of Rome, but occupies a measureless space in the lives of more than a billion practicing Catholics around the globe. Here, LIFE.com looks back to a time when the church was actively unearthing its own secrets . . . literally.

In 1950, LIFE reported on a years-long effort undertaken beneath the staggeringly ornate public realms of the Vatican, as teams of workers meticulously excavated the myriad tombs and other long-sealed, centuries-old chambers far underground. Nat Farbman’s color and black and white images in this gallery most of which never ran in LIFE, were touted on the cover of the March 27, 1950, issue of the magazine as “exclusive pictures” for the story titled “The Search for the Bones of St. Peter.”

Deep in the earth below the great basilica of St. Peter’s in Rome [LIFE wrote] the clink of pickaxes and the scrape of shovels in the hands of workmen have been echoing dimly for 10 years. In the utmost secrecy, they have penetrated into a pagan cemetery buried for 16 centuries. Architects feared they might disturb the foundations on which rests the world’s largest church. But the workmen, with careful hands, pushed forward finally to the area where, according to a basic tenet of the Catholic Church, the bones of St. Peter were buried about A.D. 66.

The Church has always held that Peter was buried in a pagan cemetery on Vatican Hill. Now, for the first time, there is archaeological evidence to support this: the newly discovered tombs, which LIFE shows [in these exclusive pictures].

The greatest secret of all—whether the relics of the Chief Apostle himself were actually found —s one which the Vatican reserves for itself, although there have been rumors that the discovery of the relics will be announced at an appropriate time during the Holy Year.

In the end, LIFE’s editors expressed their appreciation for “the privilege of guiding LIFE’s readers through these chambers where in the dust of antiquity can be traced the humble yet transcendent beginnings of the Christian faith.”

NOTE: In December 1950 Pope Pius XII announced that bones discovered during the excavation could not conclusively be said to be Peter’s. Two decades later, in 1968, Pope Paul VI announced that other bones unearthed beneath the basilica—discovered in a marble-lined repository, covered with a gold and purple cloth and belonging to a man around 5′ 6″ tall who had likely died between the ages of 65 and 70—were, in the judgment of “the talented and prudent people” in charge of the dig, indeed St. Peter’s.

To this day, that claim has as many doubters as adherents.

Liz Ronk edited this gallery for LIFE.com. Follow her on Twitter at @LizabethRonk.

In a clutter of bones and artifacts the foreman of a team of Vatican workmen examined an ancient archway, St. Peter’s, Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The interior of St. Peter’s basilica, with markers indicating the location of the excavation beneath the floor, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The tomb of the Caetennii (17 x 18 feet) was one of the richest and most lavishly decorated of all those excavated beneath St. Peter’s.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The Tomb of the Egizio featured elaborate sarcophagi sculpted with scenes of Bacchic rites. While most of the findings here were purely pagan, there were also Christian designs—for example, of a palm leaf and a dove.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Scene during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The hunt of the Amazons was portrayed on a polychrome mosaic decorating the facade of the tomb of the Marci.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Scene during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

A workman cleaned an inscription during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Pope Pius XI, whose desire to be buried below St. Peter’s nave led to the historic excavations, lay in his stone sarcophagus in renovated upper grottoes.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The oldest burial chamber found during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Scene during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Workmen examined underneath the floor of the Basilico.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Workers gauged damage from water seepage during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Workmen gauged damage from water seepage during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The oldest burial chamber found during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

A double row of burial chambers beneath St. Peter’s, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

An inscription revealed during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

An early Christian mosaic, possibly the earliest known, decorated the ceiling and walls of a mausoleum close to area where St. Peter is supposed to have been buried, Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Rich polychrome stucco work in the southwest corner of the Tomb of the Caetennii showed how resplendently it was decorated.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Classic sculpture adorned the Marci sarcophagus of Q. Marcius Hermes and his wife.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Scene during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The foreman of work crew posed during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

The tomb of Pope Boniface VIII, beneath the Vatican, photographed in 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images

Scene during the excavation beneath St. Peter’s in Rome, 1950.

Nat Farbman The LIFE Picture Collection/Getty Images


10 Historical Secret Rooms & Mysterious Hidden Passages

For all of humankind&rsquos history, we&rsquove been fascinated with hidden places. Before they were a fun architectural addition to new homes, hidden rooms and secret passages served a purpose. Most often, that purpose was to allow someone to hide or escape from some kind of danger. At other times, though, they have served a much more sinister purpose. Here are ten notable hidden chambers, secret rooms, and concealed passages from throughout history from priest holes to royal escape routes.

(image via: Lost Chord)

There are few cultures more mysterious than the Ancient Egyptians. Their enormous monuments defy our ideas about ancient technology. Countless explorers, marauders and archaeologists have struggled to uncover the secrets of the Giza Plateau pyramids for centuries. The designers of the monuments must have anticipated this, because their ingenious designs allowed many mummified remains to lie undisturbed since they were initially laid to rest. The pyramids often contain a decoy room filled with a few items to throw off tomb raiders, while the actual burial chamber is concealed. Only with the progression of our own technology have we been able to detect the rooms hidden deep beneath the main passages.

(image via: Craig Thornber)

During the reign of Queen Elizabeth I, practicing Catholic rites was punishable by up to life in prison or even death. Some brave Catholic priests roamed the country to visit loyal Catholics and perform services in their homes. The Queen&rsquos men also roamed the country to catch Catholic priests in the act. As a result, many homes featured hidden chambers called priest holes. Priest holes were tiny, cleverly concealed spaces designed to hide a Catholic priest during raids and searches. Searches could last for days or even weeks, and often involved experienced builders who were trained to look for hiding places. Some priests were known to starve or suffocate in the cramped quarters while waiting out a search.


3) Vicus Caprarius

Under Trevi Fountain two huge underground places were found. One was a housing complex, later transformed into a luxury domus. The other one was converted into a water storage tank for the Aqua Virgo aqueduct that still leads water to Trevi Fountain. These two large archaeological sites were discovered only 16 years ago!


1. Vatican City is the smallest country in the world.

Vatican City takes the title for several superlatives&mdashsome claim it houses the world&rsquos most famous artwork, others say it&rsquos the world&rsquos most spiritual place for Catholics. But there&rsquos one thing that&rsquos unarguable and that&rsquos that it&rsquos the world&rsquos smallest country. The independent city-state covers just over 100 acres. That&rsquos smaller than New York City&rsquos 843-acre Central Park, folks. With approximately 842 residents, it also happens to be the smallest country by population. But don&rsquot let its size fool you&mdashit has its own post office (and stamps for that matter), railway station, radio station, flag, and anthem operates media outlets and issues passports. It even mints its own euros (coins are embossed with the Pope&rsquos head). That&rsquos about the size of it.


Nicholas Owen, master constructor of priest holes

Nicholas Owen was the most skilled and prolific builder of priest holes. A Jesuit brother, Owen dedicated his life to constructing secret chambers to protect the lives of Catholic priests. En el libro Secret Chambers and Hiding Places , Alan Fea describes how he artfully designed and created priest hides:

“With incomparable skill, he knew how to conduct priests to a place of safety along subterranean passages, to hide them between walls and bury them in impenetrable recesses, and to entangle them in labyrinths and a thousand windings”.

Owens worked for Friar Henry Garnet, the Jesuit superior in England, who built numerous safe houses for priests throughout the country during the 1590s. He guarded the secret of their location with his life.

A priest hole made by Nicholas Owen in the library in the Harvington Hall ( Wikipedia)

Owen’s priest holes saved many lives during this period of religious turmoil, but he could not save his own. In 1605, Owens was starved out of one of his priest hides at Hindlip Hall during a twelve-day search by priest hunters. He was taken to the Tower of London and tortured to death on the rack – he never revealed the locations of his secret chambers or safe houses. In 1970, Owens was canonized by Pope Paul VI and became the Patron Saint of Escapologists and Illusionists.

The death of Nicholas Owen in the Tower of London in 1606. ( Wikipedia)

The Protestant Reformation in England contributed to the onset of the English Civil War (1642–1651), a series of armed conflicts and political machinations over the manner of the country’s government. Most of the violence ended when the last Roman Catholic monarch, James II, was deposed in 1688. The Roman Catholic establishment remained illegal in England until the 19th century.

Featured image: Priest hole in the cupboard of Harvington Hall, Worcestershire



Comentarios:

  1. Niran

    No puedo participar ahora en discusión, no hay tiempo libre. Pero me publicarán, necesariamente escribiré que pienso en esta pregunta.

  2. Megedagik

    se limpia

  3. Marnin

    Esta es solo una gran idea.

  4. Dalyell

    Bastante buen sitio, pero me gustaría ver una versión para la PDA.

  5. Duffy

    Lo siento, no a este párrafo .....

  6. Vuzuru

    Estas equivocado. Ingrese lo discutiremos. Escríbeme en PM, lo manejaremos.

  7. Zulema

    es la valiosa respuesta



Escribe un mensaje