Guerra de la Primera Coalición - Frente del Rin 1793

Guerra de la Primera Coalición - Frente del Rin 1793

Guerra de la Primera Coalición - Frente del Rin 1793

Este mapa en el que se puede hacer clic muestra los principales eventos en el Frente del Rin de la Guerra de la Primera Coalición durante 1793. En el verano, los Aliados recuperaron Mainz y luego se movieron lentamente hacia el sur, invadiendo finalmente Francia después de expulsar a los franceses de las líneas de Wissembourg. El resto del año estuvo dominado por los eventualmente exitosos intentos franceses de expulsar a los aliados.


Guerras de coalición

los Guerras de coalición (Francés: Guerres de Coalitions, Alemán: Koalitionskriege, Holandés: Coalitieoorlogen etc.) fueron una serie de siete guerras libradas por varias alianzas militares de grandes potencias europeas, conocidas como Coaliciones, contra la Francia Revolucionaria entre 1792 y 1815, primero contra la recién declarada República Francesa y desde 1799 en adelante contra el Primer Cónsul y luego el Emperador Napoleón Bonaparte . [5] [6] El término abarca tanto las Guerras Revolucionarias Francesas como las Guerras Napoleónicas, aunque, estrictamente hablando, excluye conflictos como la invasión francesa de Suiza que no enfrentó a Francia contra una coalición de potencias.

    (Abril de 1792 - octubre de 1797) (1798 - 1802) (1803 - 1806) (octubre de 1806 - julio de 1807) (abril - octubre de 1809) (marzo de 1813 - mayo de 1814)
  • Guerra de la Séptima Coalición, también conocida como los Cien Días (marzo-julio de 1815)

Archiduque Carlos

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Archiduque Carlos, Alemán Erzherzog Karl, (nacido el 5 de septiembre de 1771 en Florencia [Italia]; fallecido el 30 de abril de 1847 en Viena, Austria), archiduque austríaco, mariscal de campo, reformador del ejército y teórico militar que fue uno de los pocos comandantes aliados capaces de derrotar a los franceses generales del período napoleónico. Modernizó el ejército austríaco durante la primera década del siglo XIX, convirtiéndolo en una fuerza de combate formidable que contribuyó materialmente a la derrota de Napoleón en 1813-1815.

El tercer hijo del futuro emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Leopoldo II, Carlos creció en Italia. Participó en la guerra contra la Francia revolucionaria a partir de 1792, ganó en Aldenhoven y Neerwinden en 1793 y se convirtió en gobernador general de los Países Bajos austríacos el mismo año. Fue nombrado comandante en jefe del ejército austríaco del Rin en 1796 y también fue nombrado mariscal de campo general del Sacro Imperio Romano Germánico. Su campaña de 1796, en la que derrotó repetidamente a los comandantes franceses Jean-Baptiste Jourdan y Jean-Victor-Marie Moreau y los hizo retroceder a través del Rin, lo distinguió como uno de los mejores comandantes de Europa.

De nuevo al mando del frente del Rin en la Guerra de la Segunda Coalición contra Francia (1798-1802), Carlos derrotó a Jourdan y André Masséna, pero no pudo detener el avance de Moreau en Viena después de la derrota austriaca en Hohenlinden (1800). Durante la guerra de 1805, Carlos comandó el principal ejército austríaco en Italia y nuevamente aplastó a Masséna en Caldiero, pero las derrotas de Austria en Alemania decidieron la lucha a favor de Napoleón.

Después del Tratado de Lunéville (1801), Charles se convirtió en presidente del Hofkriegsrat austríaco ("Consejo Supremo de Guerra") y generalísimo con amplios poderes. El único general que había vencido a los franceses, descartó el antiguo sistema militar de Austria e inició un programa de reformas de gran alcance que incluía la adopción del principio de "nación en armas", la utilización de la organización y tácticas militares francesas, y la fundación de academias militares. Aún no preparado, pero sin embargo una fuerza formidable, el ejército austríaco bajo el mando de Carlos aplastó a Napoleón en Aspern-Essling, pero fue nuevamente derrotado en la desesperada batalla de Wagram en 1809.

Al retirarse durante ese año, Charles no participó más en las luchas napoleónicas. Sus escritos militares, especialmente sus Grundsätze der Strategie erläutert durch die Darstellung des Feldzuges von 1796 en Deutschland, 3 vol. (1814 "Principios de estrategia, explicados a través de la descripción de la campaña de 1796 en Alemania"), ejerció una influencia considerable en sus contemporáneos. En contraste con su conducta agresiva y audaz de operaciones reales, los escritos de Charles enfatizaban la precaución y la importancia de los puntos estratégicos y eran algo anticuados incluso en su propio tiempo.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Amy Tikkanen, Gerente de Correcciones.


& quot; Guerra de la Primera Coalición & quot; Tema

Todos los miembros en regla son libres de publicar aquí. Las opiniones expresadas aquí son únicamente las de los carteles y no han sido aprobadas ni respaldadas por La página de miniaturas.

Recuerde que algunos de nuestros miembros son niños y actúen de manera apropiada.

Áreas de interés

Artículo destacado de noticias de pasatiempos

52524 - Granaderos de la Legión de Nain liberados y las Guerras Bier

Enlace destacado

Acerca de nuestros Atlas

Conjunto de reglas destacado

Dragón contra Húsar

Artículo de presentación destacado

28 mm Capitán Boel Umfrage

Editor en jefe Bill vuelve a Flintloque pintar un Ogro.

Artículo de perfil destacado

Proyecto de Navidad 2015 de la editora Julia

Editora Julia quisiera su apoyo para un proyecto especial.

861 visitas desde el 3 de abril de 2018
& # 1691994-2021 Bill Armintrout
¿Comentarios o correcciones?

Estoy buscando una narrativa moderna (de los últimos 25 años más o menos) de la guerra de la primera coalición, especialmente los combates en los Países Bajos entre 1793 y 1794. He leído el volumen de Phipps en el Nord y tengo el volumen de Dodge. Bayonets of the Republic de Lynn es más un análisis del Nord que una narrativa. Tengo el volumen de Blanning sobre las guerras revolucionarias. ¿Hay algo que me esté perdiendo?
Gracias,
Phil

No que yo sepa, pero estaría muy feliz de ser corregido. ¿No sería maravilloso si un historiador decente pudiera dedicar su mente a un relato detallado en inglés de estas guerras? En cambio, obtenemos aún más libros sobre la Península y Waterloo.

Hay uno en marcha, pero estas cosas llevan tiempo y diablos

Lo espero con ansias. Parece lo contrario, grillos y hellip

Tigre verde
¿Se refería a la Guerra de Conquista de la Francia revolucionaria de Jordan R Hayworth en Renania? ¿O hay algo más bajando por la pica?

El título de Hayworth parece interesante pero parece muy caro. La última vez que miré era & pound90.00 & # 160 GBP

Paul Demet: Estamos acostumbrados a cumplir con nuestro deber

Harrington (editor): Con los guardias en Flandes

Para aquellos que estén interesados, estoy aproximadamente a un tercio del camino a través de Hayworth (hasta la caída de los Brissotins). La atención se centra principalmente en la política francesa y los orígenes y el nivel de compromiso con las "fronteras naturales" como objetivo de la guerra. Si bien es interesante para mí, no es lo que estaba buscando como narrativa de las campañas y batallas, de hecho, los detalles operativos están prácticamente ausentes. Aunque me alegro de leerlo, mi búsqueda de una narrativa moderna continúa.
vonW, gracias por las sugerencias, ya he leído a Demet, buscaré a Harrington. ¿Se trata principalmente de las memorias de un individuo o las coloca en una narrativa más amplia?
Gracias,
Phil

Actualmente estoy trabajando en una historia de la campaña del Rin de 1793, que será un relato detallado de la campaña y cubrirá todas las batallas importantes y ndash, por lo que debería complementar a Hayworth.

Hola Pablo
Eso sería muy interesante, lo espero con ansias. Manténganos informados cuando se publique :)


Contenido

Preludio

Dos años después de que comenzara la Revolución Francesa, Federico Guillermo II de Prusia y el Sacro Imperio Romano Germánico apoyaron al rey Luis XVI contra la Revolución Francesa. Esto se conoció como la Declaración de Pillnitz, que empeoró las relaciones entre Francia, Prusia y la HRE. La Asamblea Nacional que estaba a cargo de Francia en ese momento, vio esto como una declaración de guerra, muchos radicales como Jacques Pierre Brissot y Jean-Paul Marat, también usaron esto para aumentar su influencia y finalmente declarar la guerra el 20 de abril. 1792, inicio de la Guerra de la Primera Coalición. Al principio, muchos de los ejércitos de Francia estaban estacionados en París y no pudieron resistir la invasión, debido a esto, muchos dentro del alto mando francés tuvieron que relevar tropas de la capital y enviarlas hacia el frente. Esto, combinado con el avance de los ejércitos prusianos, provocó miedo y paranoia dentro del gobierno francés, temiendo que las cárceles superpobladas llenas de clase alta y nobleza iban a lanzar una contrarrevolución y permitir la entrada de las fuerzas de la coalición. Como resultado, muchos revolucionarios , principalmente de los Cordeliers y la Guardia Nacional, ingresaron a las muchas cárceles que rodeaban París y posteriormente masacraron a todos en el interior, incluidas mujeres y niños.

Invasión de francia

El ejército francés continuaría luchando contra el avance de los ejércitos austro-prusianos, a pesar de ganar varias batallas importantes en Siege of Thionville y Porrentruy. Sin embargo, una gran fuerza francesa dirigida por Charles François Dumouriez, pudo derrotar a una gran fuerza austro-prusiana en la Batalla de Valmy, y fue un punto de inflexión de la invasión, ya que habían obligado a la coalición a retirarse mucho más allá del río Rin. Después de la victoria francesa en Valmy, la Asamblea Nacional proclamó la República Francesa 2 días después, el 22 de septiembre de 1792, y fue un momento histórico en la historia de Francia. El ejército francés continuaría persiguiendo a los ejércitos austro-prusianos en retirada, ganando otro enfrentamiento menor en Lille y obligando al ejército austríaco a retirarse a la actual Bélgica. El Ejército del Rin, que se formó en diciembre del mismo año, también lanzó su propia campaña contra la coalición cerca de la frontera francesa, capturando la ciudad de Mainz y preparando el escenario para futuras campañas al este del Rin. Además, los austriacos sufrirían una vez más otra derrota a manos de Dumouriez en la batalla de Jemappes, lo que permitiría al ejército francés lanzar incursiones en los Países Bajos austríacos.

Campaña de Flandes

La Campaña de Flandes comenzaría el 6 de noviembre de 1792, con varias victorias francesas en la Batalla de Limburgo, Anderlecht y Namur, todas las cuales cayeron en manos de los franceses. Sin embargo, el ejército francés tropezó gravemente con su fallido asedio de Maastricht, debido a la cantidad de refuerzos de la coalición que tomaron desprevenidos a los franceses. Más al norte, el ejército francés continuó avanzando, obteniendo una victoria en el asedio de Breda y posteriormente capturando la ciudad. Pero una enorme fuerza austríaca de más de 39.000 hombres atacó repentinamente las líneas francesas, y los franceses solo pudieron detenerlas con 9.000 hombres y fueron fácilmente destruidos por el avance de los ejércitos austriacos. El desastre finalmente llegó cuando la fuerza combinada de más de 43.000 tropas holandesas y austríacas aplastó al ejército francés en la mortal Batalla de Neerwinden y los obligó a evacuar los Países Bajos. Como resultado, seguirían varias derrotas, los austriacos recuperarían Condé de los franceses después de un asedio de 3 meses, y también siguieron varias derrotas en la batalla de Raimses y Valenciennes, debilitando aún más al ya golpeado ejército francés y obligando a muchos a recurrir a deserción. El avance de la Coalición finalmente se detuvo fuera de Dunkerque. Durante el asedio de Dunkerque, muchos oficiales de alto rango dentro del ejército francés comenzaron a entregar sus brigadas enteras al enemigo, uno de esos incidentes fue en Le Quesnoy, donde 5.000 de la guarnición francesa se rindieron por completo al ejército austríaco. El asedio de Dunkerque duraría un mes y los franceses pudieron repeler a los ejércitos de la coalición en la ciudad. Temiendo que otro contraataque de la coalición pudiera destruir todo su progreso en la campaña, el alto mando francés ordenó una nueva ofensiva contra las fuerzas de la coalición, tomándolas con la guardia baja y obteniendo su primera gran victoria en meses en la Batalla de Hondschoote. expulsar a los británicos y sus aliados del campo de batalla. El ejército francés continuaría sus ataques contra las defensas de la coalición, ganando varias batallas en Menin y Maubeuge, lo que obligó a los ejércitos de la coalición a entrar en pánico y retirarse de la frontera francesa. Finalmente, todos los ejércitos de la Coalición se vieron obligados a retirarse de Bélgica una vez más y fueron derrotados en la Segunda Batalla de Aldenhoven, lo que provocó el colapso de los Países Bajos austríacos y el establecimiento de la República de Batavia, una de las primeras "repúblicas hermanas" creadas por Francia durante la Revolución Francesa.

Guerra de los Pirineos

La Guerra de los Pirineos, también conocida como Guerra del Rosellón o Guerra de la Convención, fue el frente sur de la guerra de la Primera Coalición contra Francia. Enfrentó a la República Francesa contra España y Portugal y ambos bandos participaron en brutales escaramuzas y enfrentamientos a gran escala en las montañas de los Pirineos que envolvieron la frontera franco-española. La guerra comenzó debido a la desaprobación de España de la ejecución del rey Luis XVI, esto enfureció a Francia y a gran parte de la Convención Nacional, que a cambio declaró la guerra a su antiguo aliado, España. Al estallar la guerra, Carlos IV, que era rey de España en ese momento, envió al general Antonio Ricardos para hacer frente de inmediato a la amenaza francesa cerca de la frontera. Al principio, los españoles avanzaron bien, ganando varias batallas en Mas Deu y Cerdeña, y deteniendo todo el avance francés. Sin embargo, más refuerzos franceses y con la pérdida de impulso del lado español, pronto cambian el rumbo del conflicto. La Batalla de Perpignan, fue una de las mayores derrotas sufridas por los españoles durante la guerra y allanó el camino para más victorias francesas en los próximos meses. Al mismo tiempo, cierto capitán desconocido con el nombre de Napoleón Bonaparte estaba haciendo un buen progreso contra las fuerzas británicas y leales en la ciudad de Toulon. Lograr derrotar a las fuerzas españolas en la ciudad y expulsarlas, dejando a los británicos aislados y luego obligados a rendirse. Los franceses volverían a asestar otro golpe decisivo contra el ejército español en la batalla de Peyrestortes, infligiendo casi 3.000 bajas a la guarnición española mientras sufrían solo 200-300 bajas, los españoles también perdieron una cantidad vital de suministros, lo que contribuyó a su posterior derrota en la guerra. A pesar de esto, el ejército francés sufriría una serie de derrotas al año dentro de la campaña, perdiendo casi 10,000 hombres y suministros que eran muy necesarios para continuar el esfuerzo bélico. Solo las victorias del general Dugommier en la Segunda Batalla de Boulou y Collioure lograron salvar al ejército francés de la aniquilación total. La guerra acabaría finalmente con una victoria muy reñida para los franceses, la firma de la Paz de Basilea permitiría a Francia ir a la paz con Prusia y España. Los españoles cederían la isla de Santo Domingo a los franceses en el Caribe a cambio de mantener los territorios españoles en el continente.

Campaña del Rin de 1795-96

La Campaña del Rin tuvo lugar entre 1795 y 1796 a lo largo del río Rin entre los ejércitos austríaco y francés. Como se suponía que la Campaña del Rin era el "espectáculo principal" y la prioridad del alto mando francés, se dedicaron muchos recursos y mano de obra a la campaña para asegurarse de que el resultado fuera un éxito. Más de 180.000 franceses se ofrecieron como voluntarios para luchar contra los austriacos, muchos de los cuales eran reclutas y tenían poca o ninguna experiencia. Algunos incluso estaban mal equipados y muchos de los oficiales tenían poca o ninguna experiencia en combate. Inicialmente, el ejército francés dirigido por Jean-Jourdan (futuro mariscal de Napoleón), tuvo éxito en la invasión de Luxemburgo, aplastando a todo un ejército austríaco en el asedio de Luxemburgo que duró casi medio año antes de rendirse finalmente al avance de los ejércitos franceses. Sin embargo, los fracasos comenzaron cuando el Ejército Francés se dio cuenta de que le faltaba caballería para marchar en una fase mucho más rápida y apoyar a la infantería en el campo de batalla, ambos ejércitos también estaban preocupados por poder llegar a tiempo el uno al otro. En la Batalla de Handschuhsheim, los austriacos lanzaron una carga de caballería que fácilmente llevó a las líneas francesas al desorden, con el pánico que siguió rápidamente y resultó en la destrucción del ejército francés en el campo de batalla, con la captura de su oficial al mando. Los franceses continuarían sufriendo varias derrotas humillantes a manos de los austriacos y, finalmente, se suspendió toda la campaña de 1795 en el Rin, lo que resultó en una victoria austriaca. Un año más tarde, se iba a lanzar una nueva campaña una vez más, esta vez con un ataque de distracción desde el sur dirigido por el recién nombrado mayor general, Napoleón Bonaparte. Al igual que la campaña anterior del año anterior, los franceses pudieron ganar la partida contra los austriacos, obteniendo 3 victorias consecutivas en la batalla de Altenkirchen, Maudach y Kehl. debilitando al ejército austríaco estacionado al este del río Rin. Cuando comenzaron a aparecer problemas logísticos, Jourdan se dio cuenta de que ya no podía mantener sus posiciones, a pesar de que ganó batalla tras batalla, pronto ordenó una retirada a través del Rin con los austriacos persiguiéndolo. Incluso durante la retirada, los perseguidores austríacos sufrieron derrota tras derrota a manos del ejército francés, una de esas pérdidas fue en la Batalla de Theiningen, donde el ejército austríaco no pudo cortar las fuerzas en retirada de Bernadotte a pesar de superarlo en casi 10 a 1. Al final, los desafíos logísticos y la abrumadora presencia del ejército austríaco obligaron a los franceses a abandonar su campaña del Rin de 1796, a pesar de que tuvo un éxito mucho más significativo que el año pasado. En lugar de Alemania, el foco principal del alto mando francés se volvió hacia el sur, hacia el frente italiano, donde Napoleón había derrotado magistralmente a los sardos y austríacos de la frontera francesa y consiguió una serie de victorias que acabarían finalmente con la Guerra de la Primera Coalición.

Campaña italiana

Después de la gran victoria de Napoleón en el Asedio de Toulon, se le dio el mando de su propio ejército, primero el Ejército del Interior, luego el Ejército de la Reserva, que utilizó en sus primeras campañas en Italia. Napoleón lanzaría la campaña Montenotte de un mes en un intento de eliminar a Cerdeña-Piamonte de la guerra. Inicialmente sufriendo algunos reveses de la guarnición austríaca en Piamonte, Napoleón comenzó a usar sus tácticas de dividir al enemigo y atacar al más débil de los dos con un número abrumador. Atrapó al Ejército Austro-Sardo en la Batalla de Montenotte y procedió a aniquilar el 40% de su ejército total en el campo, y también a capturar todos sus cañones. Esta victoria le permitió dividir el ejército austríaco dirigido por Beaulieu del ejército sardo dirigido por Colli, derrotándolos posteriormente una vez más en la batalla de Mondovi y obligando a los sardos a firmar el Armisticio de Cherasco, eliminando a Cerdeña-Piamonte de la guerra. Al enterarse de la victoria francesa en Mondovi, los austriacos comenzaron a retirarse del Piamonte, pero el ejército francés pudo atraparlos en Lombardía y los derrotó en la famosa batalla de Lodi, aniquilando a todo el ejército austríaco y capturando la mayor parte del norte de Italia. Napoleón continuaría persiguiendo a los austriacos en retirada, infligiendo grandes bajas al ejército austríaco y una vez más derrotando magistralmente a los austriacos en la Batalla de Rovereto, en la que 10,000 de los 20,000 soldados austríacos desplegados en el campo murieron, resultaron heridos o capturados. , mientras que los franceses solo sufrieron 750 bajas en total. Napoleón continuó su persecución del ejército austríaco, pero sufrió una serie de derrotas menores cerca de Venecia; se vengó de esto al derrotar a los austríacos en la batalla de Arcole, allanando el camino para la conquista francesa de Venecia. Después de la victoria, el ejército austríaco quedó incapacitado para infligir daño a las fuerzas de Napoleón. Napoleón enviaría a uno de sus generales a ocupar la República de Venecia, que se conoció como la Pascua Veronesa y resultó en la caída de la república mercantil de mil años. Napoleón supervisaría la firma del Tratado de Campo Formio entre Francia y Austria, poniendo fin de manera efectiva a la Guerra de la Primera Coalición.


Guerra de la Segunda Coalición

Referencias variadas

... en el frente del Rin en la Guerra de la Segunda Coalición contra Francia (1798-1802), Carlos derrotó a Jourdan y André Masséna, pero no pudo detener el avance de Moreau en Viena después de la derrota austriaca en Hohenlinden (1800). Durante la guerra de 1805, Carlos comandó el principal ejército austríaco en Italia y volvió a aplastar ...

Historia de

... (1792-1797) y la de la Segunda Coalición (1799-1800), la política austríaca fue guiada por Franz Maria, Freiherr (barón) von Thugut, el único plebeyo que alcanzó el rango de ministro de Asuntos Exteriores en la historia de la Monarquía de los Habsburgo. Thugut era un diplomático experimentado y conocía muy bien Francia, y él ...

Para luchar en la Guerra de la Segunda Coalición que comenzó en 1799, el Directorio movilizó tres "clases", o cohortes de edad, de hombres jóvenes, pero encontró una resistencia masiva en el reclutamiento y la deserción en muchas regiones. Mientras tanto, los ejércitos en retirada en el campo carecían de raciones y suministros porque, según se decía, estaban corruptos ...

… Alentó la formación de una Segunda Coalición de poderes alarmados por el avance de la Revolución. Esta coalición de Austria, Rusia, Turquía y Gran Bretaña obtuvo grandes éxitos durante la primavera y el verano de 1799 y obligó a los ejércitos franceses a retroceder hasta las fronteras. Acto seguido, Bonaparte regresó a Francia para ...

… Se formó contra Francia (la Guerra de la Segunda Coalición, 1798-1802). Esta vez, Prusia se mantuvo neutral. Federico Guillermo III, un gobernante concienzudo y modesto pero ineficaz, se destacó por su moralidad privada más que por su habilidad política. El gobierno de Berlín iba y venía, incursionando en reformas económicas y administrativas menores ...

Tras el nacimiento de la Segunda Coalición contra Francia (marzo de 1799), las tropas austriacas y rusas pudieron ocupar la República Cisalpina y llegar a Turín en menos de dos meses. Así, los franceses perdieron todo el valle del Po. Además, la mayor parte del ejército francés se vio obligado a retirarse ...


A veces, las guerras francesas se dividen en diferentes partes. Por ejemplo, el período 1792-1799 puede llamarse Guerras Revolucionarias; el período 1799-1815 se conoce a veces como la era de las Guerras Napoleónicas; todo el período 1792-1815 es el de las Guerras Francesas.

En un intento por evitar que Francia dominara toda Europa, Pitt estaba ansioso por ver el establecimiento de coaliciones. Los ejércitos europeos podrían entonces luchar contra Francia en tierra y permitir que la Royal Navy se ocupara de las flotas francesas. El objetivo de las diversas coaliciones era combinar las monarquías europeas contra los revolucionarios franceses (es decir, la República jacobina) quienes (como los estadounidenses antes que ellos) fueron influenciados por ideales - en el caso de los franceses, la libertad, la igualdad, la fraternidad y la democracia. .

1793-1797 la Primera Coalición (S.H.A.P.E.S.)
1799-1801 la Segunda Coalición (T.E.A.R.)
1803-1807 la Tercera Coalición (P.E.A.R.S.)

Entre 1793 y 1797 se estableció la Primera Coalición. Comprende España, Holanda, Austria, Prusia, Inglaterra y Cerdeña.

James Gillray, Los horrores prometidos de la invasión francesa (1796).

Gillray muestra St. James 'Street en Londres. Un ejército francés marcha por la ciudad, portando varios cuerpos desmembrados, incluido el de Lord Grenville a la derecha, y banderas que sostienen una república. A la izquierda, los soldados franceses limpian el White's Club (un club social progubernamental) y comienzan a arrojar a los aristócratas desde el balcón. También han tirado los naipes y parte de una mesa de juego. Mientras tanto, en el balcón del club de los Brookes, los radicales británicos (incluido un ministro anglicano y algunos disidentes) queman la Carta Magna, introducen nuevas leyes y guillotinan a una variedad de figuras de autoridad (incluido un juez, como indica la peluca blanca y fluida). ). Una nota debajo de una placa de cabezas dice: "Asesinado por el bien público". En la planta baja, un hombre camina en la entrada principal con un saco en la cabeza ("Restos del Tesoro") y bajo el brazo ("Requisitos del Banco"). de Inglaterra & quot). En el primer plano de la derecha, un paquete que incluye la Declaración de Derechos, varios estatutos y varias leyes del Parlamento lleva una etiqueta: "Papel de desecho". En el centro de la composición, William Pitt, el Primer Ministro, se encuentra atado a un poste de la libertad. mientras Charles Fox lo azota. Al fondo, una iglesia está en llamas.

A finales de 1797, Napoleón Bonaparte había dejado una profunda impresión en Francia: había

1793 recapturado Toulon.
1795 salvó la Convención de otro levantamiento realista
1796 derrotó a Piamonte y a la Italia austríaca con un ejército poco mejor que una chusma cuando lo consiguió.
1797 Capturó Venecia. Italia fue saqueada de tesoros artísticos para Francia.
1798 firmó el Tratado de Campo Formio con Austria que entregó Bélgica a Francia y el control de la margen izquierda del Rin. Creó la República Cisalpina a partir del estado del norte de Italia.

En mayo de 1798 Bonaparte fue enviado a capturar Egipto y en agosto de 1798 tuvo lugar la Batalla del Nilo (o Bahía de Aboukir).

En 1802 se concluyó la Paz de Amiens entre Gran Bretaña y Francia, ambos países necesitaban un respiro después de 10 años de guerra y el nuevo Primer Ministro de Gran Bretaña, Addington, siempre había querido encontrar un acuerdo pacífico para poner fin a las guerras contra Francia. Napoleón quería un tratado de paz para asegurar su propia posición en Francia, donde comenzó a emprender reformas sociales y económicas masivas, reagrupar a sus ejércitos tras los reveses en Egipto y estabilizar Francia, donde se había librado una guerra civil desde 1793.

Gran Bretaña necesitaba reagrupar sus fuerzas y hacer frente a los disturbios por escasez de 1801-02. El comercio había aumentado en un 60% pero la deuda pública había aumentado en un 100%. Los precios del trigo y otros alimentos estaban en su punto más alto, había habido una serie de malas cosechas y la agitación causada por la guerra provocó disturbios. Además, la segunda Coalición se había derrumbado, aislando a Gran Bretaña, que necesitaba tiempo para prepararse para la siguiente ronda de combates.

Pitt había dimitido en marzo de 1801 sobre el principio de la Ley de Unión irlandesa que entró en vigor el 1 de enero de 1801. Pitt había prometido que si el parlamento de Dublín votaba por su propia extinción, aprobaría una Ley para la Emancipación Católica. El rey se negó a aprobar tal legislación, por lo que Pitt dimitió por principio porque no pudo cumplir su promesa. Addington formó un ministerio desde 1801 hasta mayo de 1804, liderando un gobierno débil en una plataforma de paz y reducción. Rápidamente recortó las estimaciones del ejército y la marina y redujo la mano de obra en ambos servicios. (NB Addington se convirtió en Lord Sidmouth).

  • Gran Bretaña otorgó reconocimiento diplomático a la República Francesa.
  • Francia se preparó para evacuar el norte de Italia: esto ayudaría al comercio británico en el Mediterráneo.

1802 fue el final del período revolucionario, cuando Gran Bretaña estaba luchando contra una idea, y marca el comienzo de un período en el que el nacionalismo europeo comenzó a luchar contra la maquinaria militar francesa: esto fue un cambio total de roles.

Las demandas de reforma en Gran Bretaña casi llegaron a su fin y creció el sentimiento patriótico para aplastar la dictadura en Francia. En 1803, se formó una tercera coalición en otro intento de derrotar a los franceses.

El 23 de enero de 1806 Pit murió, a los 46 años. Su muerte fue acelerada, si no causada, por los fracasos de Europa. Estaba enfermo y agotado. Se ha dicho que 'Austerlitz. mató a Pitt '. También en 1806 Prusia fue derrotada en la Batalla de Jena y en 1807 Rusia fue derrotada en la Batalla de Friedland. El zar Alejandro hizo las paces en Tilsit. Ni Alejandro ni Napoleón tenían la intención de que el tratado se firmara en tierras de su propiedad, por lo que ambos emperadores se sentaron en una balsa en medio del río Niemen, que marcaba sus límites territoriales.

Comentario sobre la política de guerra de Pitt

Pitt no apeló al principio del nacionalismo que se estaba desarrollando en Europa debido a las enseñanzas de la Revolución Francesa: libertad, igualdad, fraternidad y debido a las realidades de la ocupación francesa. Estos sentimientos de nacionalismo finalmente llevaron a la caída de Napoleón. Este primer período de las guerras francesas vio el comienzo del nacionalismo europeo. Pitt negoció con los gobiernos, pero Francia negoció con la gente.

Pitt siguió una política tradicional, segura y defensiva y nunca comprometió a Gran Bretaña a una derrota europea de Francia. Limitó el esfuerzo bélico británico a la marina y se mostró feliz de subsidiar a los ejércitos europeos porque estaba preocupado primero por la defensa de Gran Bretaña y sus colonias. Pitt creía que Francia en Europa era un asunto de Francia. Esta política fue sensata y realista, inicialmente. Las coaliciones fracasaron porque cada país, incluido Gran Bretaña, solo se preocupaba por sus propios intereses. Los aliados enviaron ejércitos al campo sin cooperación entre ellos: solo eran coaliciones en el papel. Cada país hizo tratados de paz separados. Cuando Pitt murió, también lo hicieron las coaliciones, hasta que Castlereagh negoció la cuarta coalición en 1813.

Se necesitaba una reforma del ejército británico, junto con un hombre de genio que lo dirigiera, si alguna vez Gran Bretaña iba a ganar batallas terrestres. Pitt concentró todos sus esfuerzos en la marina. La fase naval casi terminó y la Francia napoleónica se fortaleció. Gran Bretaña comenzó a concentrarse en las campañas terrestres en la Península Ibérica con Wellington y el ejército, siguiendo los éxitos navales con victorias terrestres.

  • 1792 - 1806: máquinas y gobiernos europeos contra pueblos franceses
  • 1806-1815: pueblos europeos contra maquinaria militar francesa.

Esta inversión total de roles ayudó a derrotar a Napoleón.

Estos materiales se pueden usar libremente para fines no comerciales de acuerdo con las asignaciones legales aplicables y la distribución a los estudiantes.
La reedición en cualquier forma está sujeta a autorización por escrito.


Ejército sajón 1806

Generalmente considerado como una fuerza de combate mediocre, el ejército sajón luchó extensamente durante las guerras napoleónicas, casi en su totalidad en calidad de aliado de los franceses. El ejército de este empobrecido electorado centroeuropeo sólo jugó un papel menor en la Guerra de la Primera Coalición, en la que sirvió en el frente del Rin. No volvió a actuar hasta 1806, y luego solo como un aliado incómodo de Prusia. Como el ejército de su vecino mucho más poderoso, el ejército sajón continuó usando uniformes y empleando tácticas prácticamente sin cambios desde el final de la Guerra de los Siete Años (1756-1763). En 1806, el ejército contaba con 19.000 hombres, organizados en un batallón de la élite Leib-Grenadier Garde y doce regimientos de la línea, todos vestidos con batas blancas, cinturones y pantalones, con polainas negras y sombreros bicornio, directamente de la época de Federico el Grande. La caballería se compuso de diversas formas entre 1806 y 1815, pero al comienzo de este período comprendía cuatro regimientos de caballería pesados ​​(coraceros) y cinco ligeros (chevauléger, uhlan y húsares). También había baterías de artillería a pie y a caballo, un cuerpo de ingenieros e infantería de guarnición.

Los sajones lucharon en la decisiva batalla de Jena, donde se desenvolvieron bien, pero cambiaron de bando después de la campaña, uniéndose al grupo de estados de Europa central unidos en alianza con Francia conocido como la Confederación del Rin. Como reino recién creado, Sajonia envió un pequeño contingente a luchar en la campaña de 1807 contra Prusia y Rusia, donde se desempeñó bien en el sitio de Danzig y en las batallas de Heilsberg y Friedland.

Sajonia treinta y dos batallones de infantería, cuarenta escuadrones de caballería y doce baterías de artillería.

Estas tropas se integraron principalmente en el ejército de Hohenlohe y se han contado como tales. Esta dispersión no recibió la aprobación de los sajones, que hubieran preferido seguir siendo una sola fuerza nacional autónoma. De todos modos, muchos de ellos habían aceptado la causa prusiana a regañadientes. Su Gran Elector solo envió los siguientes regimientos:

-dos regimientos de coraceros (con cuatro escuadrones cada uno): Kochitsky y Kurfürst

-cuatro regimientos de caballos ligeros o dragones (cuatro escuadrones cada uno): Clemens, von Polenz, Prince John y Prince Albrecht

-los ocho escuadrones de húsares sajones

-nine infantry regiments (two battalions each): Elector, Clemens, Rechten, Bevilaqua, Low, Thümmel, Niesemenschel, Prince Maximilian and Prince Frederick-Augustus, together with the corresponding grenadier battalions.

The grenadiers of the Guard and two regiments of infantry remained at Dresden.

For the artillery, there was the Kotsch battery with mortars, the Hausmann and Ernst batteries of 8-pounders, the Bonniot battery of 12-pounders, the de Hoyer battery of 4-pounders and the Grossmann and Studnitz horse artillery batteries. In all, the Saxon artillery consisted of 16 foot batteries and two horse, but the origins of the batteries which served at Jena are not always well enough documented.

Action at Saalfeld, (10Octoer1806)

The first major confrontation in the 1806 campaign between French and Prussian forces. Marshal Jean Lannes, faced by a smaller force under the command of Prince Louis Ferdinand of Hohenzollern, was given the task of taking Saalfeld. A combination of French tactical initiative and poor Prussian deployment led to the defeat of the Prussian force and to the death of Prince Louis.

Early in the Prussian campaign, Prince Louis commanded the advance guard of Frederick Louis, Prince Hohenlohe’s corps of the Prussian army and was given orders to hold Saalfeld. Lannes, conversely, had instructions to take Saalfeld, provided the enemy were discovered to be numerically inferior to his forces. Lannes duly sent out cavalry patrols to ascertain the strength of the enemy. Prince Louis had deployed his force in three lines, outside the town, but he had made little attempt to occupy the villages on his flanks. The ground was also broken up by a number of streams running in steep ravines down to the river Saale. The river itself was directly to the rear of the Prussian position. As Lannes advanced from the wooded hills to the south of Saalfeld, he was able to observe the entire enemy position. Initially he deployed in skirmish order the first of his troops to arrive on the battlefield, and they quickly advanced under the cover of the ravines. He also deployed a battalion composed entirely of the elite companies (grenadiers and voltigeurs) of his infantry to pin down the Prussians defending Saalfeld.

The French then seized the villages that flanked the Prussian line and began to issue an effective fire on the exposed lines of troops. This bombardment continued for about two hours. By now Lannes had received reinforcements and was determined to attack the Prussian right wing. Prince Louis, realizing that his line of communications was threatened, weakened his center in order to deploy troops onto a low ridge to the right of his main line, called the Sandberg. He then took the decision to launch an attack in the center against a screen of French skirmishers. The troops in the center were Saxons, and despite their bravery in attack they were repulsed by the skirmishers on their flanks and fresh French troops to their front. Having blunted the enemy advance, Lannes began an artillery bombardment before launching his own assault. French troops attacked the Sandberg, which allowed a combined infantry and cavalry assault to be delivered against the Prussian center. The four Saxon battalions there quickly broke.

In an attempt to stabilize the situation, Prince Louis led five squadrons of his own cavalry forward, in the course of which he was killed in single combat by a French sergeant of hussars. The Prussian force was now broken, and in the cavalry pursuit that followed nearly thirty guns were taken, together with 1,500 prisoners. The Prussian survivors were forced to rally 4 miles to the north of Saalfeld. The French victory began to dispel the myth of Prussian invincibility and provided a vital morale boost for the French army prior to the decisive battles to be fought at Jena and Auerstädt only days later.

Referencias y lecturas adicionales Petre, F. Loraine. 1993. Napoleon’s Conquest of Prussia, 1806. London: Greenhill.


En resumen

The Revolutionary Wars were a chaotic dogfight that cannot be easily explained.

The old eighteenth century reasons of state did not go away. Geopolitics remained much the same as they had been. On the other hand both the politics of Revolution, the strength of a nation in arms, and the military innovation unleashed by the Revolution changed everything.

At first no one realized this. Even the men, perhaps most of all them, who set the Revolution in train and drove it forward did not understand what they were unleashing and where it would end.

The old leadership of Europe were slow to let go of old fixations and methods.

They failed to strangle Revolutionary France in its cradle while it was still weak.

As a result they were forced to change their own ways and the organization of their states, now become nations, in ways they'd rather not of.

Those necessary adaptions birthed the modern world. A world that in the end had little room for monarchs or aristocracies.

Though it took another hundred years and another series of horrible wars for that to become clear.


There had been two previous attempts to defeat the French armies of expansion following the French Revolution of 1789: the First Coalition of 1793-1797 and the Second Coalition of 1799-1801. Neither had succeeded and eventually Britain and France were obliged to reach a peace agreement. The Peace of Amiens, concluded between Britain and France in 1802 did not last long. In May 1803 hostilities broke out again. Also in 1803 a third coalition was formed although it did nothing until 1805. The coalition comprised Prussia, England, Austria, Russia and Sweden. A third coalition was necessary because Napoleon began a quest for military Empire in Europe. He invaded Northern Italy, occupied Switzerland and left a French army of occupation in Holland. He contemplated a second invasion of Egypt and refused commercial treaties with Britain.

Napoleon believed that Britain was weak, particularly in the absence of Pitt who had resigned over the lack of Catholic Emancipation following the 1801 Act of Union with Ireland. Also, Napoleon was angered by anti-French feeling particularly in the British press - for example the various cartoons by people such as Gillray. Napoleon also objected to Britain giving political asylum to French émigrés.

By 1803 Napoleon had stabilised France, given it a strong central government, restored Catholicism with the Concordat and now needed military victories to maintain his raison d'être. He became 'a revolution on horseback'.

In 1804 Napoleon became Emperor of France and the following year the third coalition became rather more active. Initially, Britain was alone. French forces tried to capture some British bases in India and landed an expedition in Ireland. Both failed, so Napoleon decided to crush Britain, since Britain was the centre of resistance in Europe, providing sea-power and gold.

In 1804 Napoleon planned an invasion of Britain and coincidentally Pitt returned to power. George III fell ill again between February and April 1804. Britain was isolated when Pitt returned to power. Napoleon called Britain 'the vampire of the north' and 'that nation of shopkeepers'. He was aware that to defeat Britain he had to attack Britain's trade.

150,000 French soldiers, known as the 'Army of England', were assembled at Boulogne. To get such a huge force across the English Channel, to provide the necessary transport and complete the planning needed much effort, because the British navy could defeat any French invasion attempt. The aim was for the Spanish fleet to sail up the Channel to join the flotilla of barges at Boulogne and protect the Army of England as it crossed the Channel. The main problem was how to get rid of the British fleet. Napoleon's solution was to instruct the Franco-Spanish fleet to make a feint voyage towards the West Indies, shake off the British fleet, return up the Channel and begin the invasion. Villeneuve, who commanded the Franco-Spanish fleet, had been second in command at the Battle of the Nile.

There was very little support in England for the Revolution by this time: the British attitude had completely changed. European rulers sat back and watched events but British naval power saved Britain.

Map showing the fleets at the Battle of Trafalgar. Click on the image for a larger view.

Admiral Villeneuve was to lead the decoy fleet towards the West Indies, but went all the way there and back with Nelson hanging on. When he had almost arrived back to Spain, Villeneuve met up with another British fleet, was sandwiched between Nelson and Admiral Calder, was engaged in battle and ended with a crippled fleet. Villeneuve had to put into Cadiz for repairs. Napoleon was furious because all hopes of an invasion were wrecked he withdrew his troops from Boulogne and embarked on the conquest of Europe instead, without telling Villeneuve that the Army of England was going elsewhere. Unfortunately, Villeneuve tried to complete his orders and sailed from Cadiz for Boulogne.

The Franco-Spanish fleet met Nelson off Cape Trafalgar on 21 October 1805. Nelson used unusual tactics and blew the enemy fleet to pieces. Eighteen of Villeneuve's fleet of thirty-four were accounted for in the battle and none ever fought again. Nelson had twenty-seven ships.

  • prevented French invasion of England.
  • landlocked France.
  • renewed European confidence in Britain and led to making the 3rd Coalition a reality instead of a 'paper exercise'.
  • pointed to need for new tactics: the elephant cannot fight the whale: some British diplomats thought of using sea-power to supply a bridge-head in Europe.

Estos materiales se pueden usar libremente para fines no comerciales de acuerdo con las asignaciones legales aplicables y la distribución a los estudiantes.
La reedición en cualquier forma está sujeta a autorización por escrito.


Ver el vídeo: Napoleon Total war - Napoleonic NTW3 Mod Ver. - Easy install guide