¿Marruecos ha reclamado alguna vez la propiedad de las islas Canarias y Madeira?

¿Marruecos ha reclamado alguna vez la propiedad de las islas Canarias y Madeira?

¿Marruecos ha reclamado alguna vez la propiedad de las islas Canarias y Madeira? Si no, ¿por qué no?

¿Qué hay de los países insulares Cabo Verde y Santo Tomé y sus vecinos continentales africanos?


Marruecos no tiene motivos razonables para reclamar estas islas.

Podría tener cierta legitimidad para reclamar semienclaves como Ceuta y Melilla o el par de pequeñas islas frente a su costa que actualmente están en manos ibéricas. Pero el reclamo de Marruecos sobre estos territorios está en el mismo orden que el reclamo no tan fuerte de España sobre Gibraltar: han estado bajo control ibérico durante más tiempo del que han estado bajo control marroquí.

En cuanto a las islas que te interesan, nunca han pertenecido a Marruecos en ningún momento. Las únicas islas que tuvieron nativos fueron las Canarias, que fueron habitadas por guanches. Si bien estos últimos están técnicamente relacionados con los bereberes, eran una entidad política separada de la de los árabe-bereberes en el continente, y vivieron en relativo aislamiento hasta que los españoles se establecieron.

Marruecos lo hace Sin embargo, tenemos algunos puntos de discordia con España sobre las aguas territoriales entre sus costas y Canarias, principalmente por los derechos de pesca y extracción de petróleo. Rechazó la designación unilateral de España de una línea mediana desde las islas en 2002.


Marruecos no tiene ningún derecho a las islas Canarias, nunca han ocupado el territorio. No tienen presencia cultural o histórica. La población aborigen puede haber estado relacionada lejanamente con los bereberes, pero también lo eran muchas otras personas en el Sahel, y eso no da derecho a Marruecos a reclamar el Sahel más de lo que da derecho a las otras naciones del Sahel a reclamar Marruecos.

Los guanches eran un pueblo separado, y una relación distante con los bereberes no los convierte en bereberes más de lo que hace que los ingleses sean alemanes debido a sus antepasados. Aunque hoy en día no existen como grupo étnico, su ADN sigue vivo en los ocupantes actuales de la tierra. En definitiva, Canarias es de los canarios, nadie más. Si eligen ser parte de España, las Islas Canarias son parte de España. Marruecos no tiene voz en esto. Son forasteros.


Para las personas que dicen que Marruecos no tiene derecho a las Islas Canarias ... Una prueba de ADN ha revelado que el primer habitante de las islas tiene ADN bereber que vino de Marruecos


En realidad, Marruecos tiene motivos razonables para reclamar Ceuta, Melilla y Canarias, ya que históricamente estas últimas siempre han formado parte del norte de África y Marruecos hasta la colonización española. La población precolonial de Canarias se conoce generalmente como guanches que originalmente eran los habitantes de Tenerife. En 2017, los primeros datos de todo el genoma de los guanches confirmaron un origen del norte de África y eran genéticamente más similares a los bereberes, que son los habitantes nativos de Marruecos y el norte de África. Los guanches eran los únicos nativos que se sabe que vivieron en la región macaronésica antes de la llegada de los europeos. Los bereberes o amazighs son un grupo étnico indígena del norte de África que habita principalmente en Marruecos, Argelia, el norte de Malí, Mauritania, el norte de Níger, Túnez y una parte del oeste de Egipto. La mayoría de los bereberes vive en el norte de África, principalmente en Marruecos, Libia, Argelia y Túnez. También se encuentran pequeñas poblaciones bereberes en Níger, Malí, Mauritania, Burkina Faso y Egipto, así como grandes comunidades de inmigrantes que viven en España, Francia, Bélgica, Países Bajos, Alemania y Canadá.


La membresía de Marruecos en la UA: ¿se ha logrado finalmente la unidad?

Frank Mattheis no trabaja, consulta, posee acciones ni recibe fondos de ninguna empresa u organización que se beneficie de este artículo, y no ha revelado afiliaciones relevantes más allá de su cargo académico.

Socios

La Universidad de Pretoria proporciona fondos como socio de The Conversation AFRICA.

The Conversation UK recibe financiación de estas organizaciones

La Unión Africana (UA) siempre ha considerado a Marruecos como el único país que falta en su redil. Después de una ausencia de 33 años, fue admitido recientemente en el organismo continental para convertirse en su miembro número 55.

Con esta última pieza del rompecabezas ahora en su lugar, ¿significa que finalmente se ha logrado la unidad africana? ¿O es probable que la imagen actual de la UA sea efímera?

Los criterios para convertirse en miembro de la Unión Africana son sencillos. La organización está abierta a todos los estados africanos y la adhesión requiere la aprobación de una mayoría simple de los miembros existentes. Aunque ser un estado africano parece un requisito sencillo, hay un amplio margen para la interpretación.

Tomemos, por ejemplo, los esfuerzos de Haití, un estado caribeño, para adherirse a la unión. Esto requeriría que la UA revisara su interpretación del panafricanismo. Otros posibles nuevos miembros son los estados que podrían formarse como resultado de la secesión, así como los territorios europeos de ultramar que forman parte de África pero representan los últimos vestigios del imperialismo.


Atlas de Marruecos

المغرب أو المملكة المغربية هي دولة في شمال غرب أفريقيا. تقع على ضفاف البحر الأبيض المتوسط ​​والمحيط الأطلسي. لها حدود شرقا مع الجزائر ، جنوبا مع موريتانيا ، كما أن لها حدود مع إسبانيا و منطقة الصراء الغربية الربيه.

Le Marruecos est un pays au nord-ouest de l'Afrique appartenant au Maghreb. Il est bordé par l'océan Atlantique à l'Ouest, par le détroit de Gibraltar et la mer Méditerranée au Nord, par l'Algérie à l'Est et par la Mauritanie au Sud, au-delà du Sahara Occidental. Le Maroc a pour capitale Rabat. Le régime politique du Maroc est une monarchie Constitutionnelle dont le souverain actuel est Mohammed VI. Le Maroc est membre de la Ligue arabe et de l'Organisation de la conférence islamique.

los Reino de Marruecos es un país del norte de África. Tiene una larga costa en el Océano Atlántico que llega más allá del Estrecho de Gibraltar hasta el Mar Mediterráneo. Limita ► Argelia al este, el mar Mediterráneo y una frontera de agua relativamente delgada ► España (► Andalucía) y ► Gibraltar al norte y el Océano Atlántico al oeste, donde se encuentran ► las Islas Canarias y ► Madeira. También hay dos enclaves españoles que limitan con Marruecos al norte. La frontera al sur está en disputa. Marruecos reclama la propiedad del ► Sahara Occidental y ha administrado la mayor parte del territorio desde 1975. Esta reclamación también trae una frontera con ► Mauritania. Este mapa muestra la ubicación de Marruecos (incluido el Sahara).


Contenido

Prehistoria y antigüedad Editar

El cliente romano bereber, el rey Ptolomeo de Mauritania.

El área del actual Marruecos ha estado habitada desde el Paleolítico, en algún momento entre 190.000 y 90.000 a. C. Durante el Paleolítico superior, el Magreb era más fértil de lo que es hoy, se asemeja más a una sabana que al paisaje árido de hoy. Hace veintidós mil años, al Aterian le sucedió la cultura Iberomaurusian, que compartía similitudes con las culturas ibéricas. Se han sugerido similitudes esqueléticas entre los entierros de Iberomaurusian "Mechta-Afalou" y restos de Cro-Magnon europeo. El Iberomaurusian fue sucedido por la cultura Beaker en Marruecos.

Los estudios del ADN mitocondrial han descubierto un vínculo estrecho entre los bereberes y los saami de Escandinavia. Esto respalda las teorías de que el área de refugio franco-cantábrica del suroeste de Europa fue la fuente de expansiones glaciales tardías de cazadores-recolectores que repoblaron el norte de Europa después de la última edad de hielo.

Los fenicios, que establecieron colonias comerciales y asentamientos en el período Clásico temprano, atrajeron lentamente el norte de África y Marruecos hacia el mundo mediterráneo emergente más amplio. Había importantes asentamientos fenicios en Chellah, Lixus y Mogador. Mogador era una colonia fenicia ya a principios del siglo VI a. C. [página necesaria]

Marruecos más tarde se convirtió en un reino de la civilización norteafricana de la antigua Cartago como parte de su imperio. El primer estado marroquí independiente conocido fue el reino bereber de Mauritania bajo el rey Baga. Este antiguo reino (que no debe confundirse con el actual estado de Mauritania) data al menos del 225 a. C.

Mauritania se convirtió en un reino cliente del Imperio Romano en el 33 a. C. El emperador Claudio anexó Mauritania directamente como provincia romana en el 44 d.C., bajo un gobernador imperial (ya sea unprocurador Augustio un legatus augusti pro praetore).

Durante la crisis del siglo III, las tribus bereberes reconquistaron partes de Mauritania. El dominio romano directo se limitó a unas pocas ciudades costeras (como Septum (Ceuta) en Mauritania Tingitana y Cherchell en Mauritania Caesariensis) a finales del siglo III.

Principios de la era islámica Editar

La conquista musulmana del Magreb, que comenzó a mediados del siglo VII, se logró a principios del siglo siguiente. Trajo tanto el idioma árabe como el Islam a la zona. Aunque parte del Imperio Islámico más grande, Marruecos se organizó inicialmente como una provincia subsidiaria de Ifriqiya, con los gobernadores locales nombrados por el gobernador musulmán en Kairouan.

Las tribus bereberes indígenas adoptaron el Islam, pero mantuvieron sus leyes consuetudinarias. También pagaron impuestos y tributos a la nueva administración musulmana. El primer estado musulmán independiente en el área del Marruecos moderno fue el Reino de Nekor, un emirato en las montañas del Rif. Fue fundada por Salih I ibn Mansur en 710, como estado cliente del Califato Rashidun. Después del estallido de la revuelta bereber en 739, los bereberes formaron otros estados independientes como el Miknasa de Sijilmasa y el Barghawata.

Según la leyenda medieval, Idris ibn Abdallah había huido a Marruecos después de la masacre de Abbasids de su tribu en Irak. Convenció a las tribus bereberes Awraba de romper su lealtad a los distantes califas abasíes en Bagdad y fundó la dinastía Idrisid en 788. Los idrisidas establecieron Fez como su capital y Marruecos se convirtió en un centro de aprendizaje musulmán y una potencia regional importante. Los Idrissids fueron derrocados en 927 por el Califato Fatimid y sus aliados Miknasa. Después de que Miknasa rompió relaciones con los fatimíes en 932, fueron destituidos del poder por el Maghrawa de Sijilmasa en 980.

Dinastías bereberes Editar

El reino almohade en su mayor extensión, c. 1212

A partir del siglo XI, surgieron una serie de poderosas dinastías bereberes. Bajo la dinastía almorávide y la dinastía almohade, Marruecos dominó el Magreb, gran parte de la actual España y Portugal, y la región del Mediterráneo occidental. Desde el siglo XIII en adelante, el país vio una migración masiva de tribus árabes Banu Hilal. En los siglos XIII y XIV, las Merinidas tomaron el poder en Marruecos y se esforzaron por replicar los éxitos de los almohades mediante campañas militares en Argelia y España. Fueron seguidos por los Wattasids. En el siglo XV, la Reconquista acabó con el dominio musulmán en el centro y sur de España y muchos musulmanes y judíos huyeron a Marruecos.

Los esfuerzos portugueses para controlar el comercio marítimo del Atlántico en el siglo XV no afectaron mucho al interior de Marruecos a pesar de que lograron controlar algunas posesiones en la costa marroquí, pero sin aventurarse más hacia el interior.

En otra nota y según Elizabeth Allo Isichei, "En 1520, hubo una hambruna en Marruecos tan terrible que durante mucho tiempo otros eventos fueron fechados por ella. Se ha sugerido que la población de Marruecos cayó de 5 a menos de 3 millones. entre principios del siglo XVI y XIX ".

Marruecos, recipiente de cerámica Safi Jobbana

Dinastías Sharifianas Editar

En 1549, la región cayó en manos de sucesivas dinastías árabes que afirmaban descender del profeta islámico Mahoma: primero la dinastía Saadi, que gobernó desde 1549 hasta 1659, y luego la dinastía alauí, que permaneció en el poder desde el siglo XVII.

Bajo la dinastía Saadi, el país rechazó las incursiones otomanas y una invasión portuguesa en la batalla de Ksar el Kebir en 1578. El reinado de Ahmad al-Mansur trajo nueva riqueza y prestigio al Sultanato, y una gran expedición a África Occidental infligió una aplastante derrota. sobre el Imperio Songhay en 1591. Sin embargo, la gestión de los territorios del Sahara resultó demasiado difícil. Después de la muerte de al-Mansur, el país se dividió entre sus hijos.

En 1666, Marruecos fue reunido por la dinastía alauita, que ha sido la casa gobernante de Marruecos desde entonces. Marruecos se enfrentaba a la agresión de España y los aliados del Imperio Otomano presionando hacia el oeste. Los alauitas lograron estabilizar su posición y, aunque el reino era más pequeño que los anteriores en la región, siguió siendo bastante rico. Contra la oposición de las tribus locales, Ismail Ibn Sharif (1672-1727) comenzó a crear un estado unificado. Con su Jaysh d'Ahl al-Rif (el ejército riffiano) arrebató Tánger a los ingleses en 1684 y expulsó a los españoles de Larache en 1689.

Marruecos fue la primera nación en reconocer a los incipientes Estados Unidos como nación independiente en 1777. Al comienzo de la Revolución Americana, los barcos mercantes estadounidenses en el Océano Atlántico fueron atacados por los piratas de Berbería. El 20 de diciembre de 1777, el sultán Mohammed III de Marruecos declaró que los buques mercantes estadounidenses estarían bajo la protección del sultanato y, por lo tanto, podrían disfrutar de un paso seguro. El Tratado de Amistad entre Marruecos y Estados Unidos, firmado en 1786, se erige como el tratado de amistad no roto más antiguo de Estados Unidos.

Protectorados francés y español Editar

Muerte del general español Margallo durante la Guerra de Melilla. Le Petit Journal, 13 de noviembre de 1893.

A medida que Europa se industrializó, el norte de África fue cada vez más apreciado por su potencial de colonización. Francia mostró un gran interés en Marruecos ya en 1830, no solo para proteger la frontera de su territorio argelino, sino también por la posición estratégica de Marruecos en dos océanos. En 1860, una disputa por el enclave español de Ceuta llevó a España a declarar la guerra. La España victoriosa ganó un enclave más y una Ceuta ampliada en el asentamiento. En 1884, España creó un protectorado en las zonas costeras de Marruecos.

En 1904, Francia y España se labraron zonas de influencia en Marruecos. El reconocimiento por parte del Reino Unido de la esfera de influencia de Francia provocó una fuerte reacción del Imperio alemán y se avecinaba una crisis en 1905. El asunto se resolvió en la Conferencia de Algeciras en 1906. La crisis de Agadir de 1911 aumentó las tensiones entre las potencias europeas. El Tratado de Fez de 1912 convirtió a Marruecos en un protectorado de Francia y desencadenó los disturbios de Fez en 1912. España continuó operando su protectorado costero. Por el mismo tratado, España asumió el papel de protección del poder sobre las zonas norte y sur del Sahara.

Decenas de miles de colonos entraron en Marruecos. Algunos compraron grandes extensiones de la rica tierra agrícola, otros organizaron la explotación y modernización de minas y puertos. Los grupos de interés que se formaron entre estos elementos presionaron continuamente a Francia para que aumentara su control sobre Marruecos, un control que también se hizo necesario por las continuas guerras entre las tribus marroquíes, parte de las cuales se habían puesto del lado de los franceses desde el comienzo de la conquista. El gobernador general, Marshall Hubert Lyautey, admiró sinceramente la cultura marroquí y logró imponer una administración conjunta marroquí-francesa, al tiempo que creaba un sistema escolar moderno. Varias divisiones de soldados marroquíes (Goumiers o tropas y oficiales regulares) sirvieron en el ejército francés tanto en la Primera Guerra Mundial como en la Segunda Guerra Mundial, y en el Ejército Nacionalista Español en la Guerra Civil Española y después (Regulares). La institución de la esclavitud fue abolida en 1925.

La población de Tánger incluía 40.000 musulmanes, 31.000 europeos y 15.000 judíos.

Entre 1921 y 1926, un levantamiento bereber en las montañas del Rif, liderado por Abd el-Krim, condujo al establecimiento de la República del Rif. La rebelión fue finalmente reprimida por tropas francesas y españolas.

En 1943, se fundó el Partido Istiqlal (Partido de la Independencia) para presionar por la independencia, con el discreto apoyo de Estados Unidos. Posteriormente, ese partido proporcionó la mayor parte del liderazgo del movimiento nacionalista.

El exilio francés del sultán Mohammed V en 1953 a Madagascar y su reemplazo por el impopular Mohammed Ben Aarafa provocó una oposición activa a los protectorados francés y español. La violencia más notable ocurrió en Oujda, donde los marroquíes atacaron a franceses y otros residentes europeos en las calles. Francia permitió que Mohammed V regresara en 1955 y las negociaciones que llevaron a la independencia de Marruecos comenzaron al año siguiente. En marzo de 1956 se terminó el protectorado francés y Marruecos recuperó su independencia de Francia como el "Reino de Marruecos". Un mes después, España cedió la mayor parte de su protectorado en el norte de Marruecos al nuevo estado, pero mantuvo sus dos enclaves costeros (Ceuta y Melilla) en la costa mediterránea. El sultán Mohammed se convirtió en rey en 1957.

Post-independencia Editar

Tras la muerte de Mohammed V, Hassan II se convirtió en rey de Marruecos el 3 de marzo de 1961. Marruecos celebró sus primeras elecciones generales en 1963. Sin embargo, Hassan declaró el estado de emergencia y suspendió el parlamento en 1965. En 1971, hubo un intento fallido de deponer al rey y establecer una república. Una comisión de la verdad establecida en 2005 para investigar los abusos contra los derechos humanos durante su reinado confirmó casi 10.000 casos, que van desde la muerte bajo custodia hasta el exilio forzado. Unas 592 personas murieron durante el gobierno de Hassan, según la comisión de la verdad.

El enclave español de Ifni en el sur fue devuelto a Marruecos en 1969. El movimiento Polisario se formó en 1973, con el objetivo de establecer un estado independiente en el Sahara español. El 6 de noviembre de 1975, el rey Hassan pidió voluntarios para cruzar al Sahara español. Se informó que unos 350.000 civiles participaron en la "Marcha Verde". Un mes después, España acordó abandonar el Sahara español, que pronto se convertiría en Sáhara Occidental, y transferirlo al control conjunto marroquí-mauritano, a pesar de las objeciones y amenazas de intervención militar de Argelia. Las fuerzas marroquíes ocuparon el territorio.

Las tropas marroquíes y argelinas pronto se enfrentaron en el Sáhara Occidental. Marruecos y Mauritania dividieron el Sáhara Occidental. Los combates entre el ejército marroquí y las fuerzas del Polisario continuaron durante muchos años. La guerra prolongada supuso una sangría financiera considerable para Marruecos. En 1983, Hassan canceló las elecciones previstas en medio de disturbios políticos y crisis económica. En 1984, Marruecos abandonó la Organización de la Unidad Africana en protesta por la admisión de la RASD al organismo. El Polisario afirmó haber matado a más de 5.000 soldados marroquíes entre 1982 y 1985.

Las autoridades argelinas han estimado que el número de refugiados saharauis en Argelia es de 165.000. Las relaciones diplomáticas con Argelia se restablecieron en 1988.En 1991, comenzó un alto el fuego supervisado por la ONU en el Sáhara Occidental, pero el estado del territorio sigue sin decidirse y se informa de violaciones del alto el fuego. La década siguiente vio muchas disputas sobre un referéndum propuesto sobre el futuro del territorio, pero el punto muerto no se rompió.

Las reformas políticas de la década de 1990 dieron como resultado el establecimiento de una legislatura bicameral en 1997 y el primer gobierno liderado por la oposición de Marruecos llegó al poder en 1998.

Los manifestantes en Casablanca exigen que las autoridades cumplan sus promesas de reforma política.

El rey Hassan II murió en 1999 y fue sucedido por su hijo, Mohammed VI. Es un modernizador cauteloso que ha introducido cierta liberalización económica y social.

Mohammed VI realizó una controvertida visita al Sáhara Occidental en 2002. Marruecos dio a conocer un plan de autonomía para el Sáhara Occidental ante las Naciones Unidas en 2007. El Polisario rechazó el plan y presentó su propia propuesta. Marruecos y el Frente Polisario mantuvieron conversaciones patrocinadas por la ONU en Nueva York, pero no llegaron a ningún acuerdo. En 2010, las fuerzas de seguridad irrumpieron en un campamento de protesta en el Sahara Occidental, lo que provocó violentas manifestaciones en la capital regional, El Aaiún.

En 2002, Marruecos y España acordaron una resolución negociada por Estados Unidos sobre la disputada isla de Perejil. Las tropas españolas habían tomado la isla normalmente deshabitada después de que los soldados marroquíes aterrizaran en ella e instalaran carpas y una bandera. Hubo nuevas tensiones en 2005 cuando cientos de inmigrantes africanos intentaron asaltar las fronteras de los enclaves españoles de Melilla y Ceuta. Marruecos deportó a cientos de inmigrantes ilegales. En 2006 el primer ministro español Zapatero visitó enclaves españoles. Fue el primer líder español en 25 años en realizar una visita oficial a los territorios. Al año siguiente, el rey español Juan Carlos I visitó Ceuta y Melilla, lo que enfureció aún más a Marruecos, que exigió el control de los enclaves.

Durante las protestas marroquíes de 2011-12, miles de personas se manifestaron en Rabat y otras ciudades pidiendo una reforma política y una nueva constitución que frenara los poderes del rey. En julio de 2011, el rey obtuvo una victoria aplastante en un referéndum sobre una constitución reformada que había propuesto para aplacar las protestas de la Primavera Árabe. A pesar de las reformas realizadas por Mohamed VI, los manifestantes continuaron pidiendo reformas más profundas. Cientos de personas participaron en una manifestación sindical en Casablanca en mayo de 2012. Los participantes acusaron al gobierno de no cumplir con las reformas.

Marruecos es una monarquía constitucional. Los poderes políticos son compartidos entre el rey Muhammad VI (el sexto) y el Jefe de Gobierno. El Rey es el jefe de estado (Responsable del país) y la persona más importante.

El pueblo de Marruecos vota a los miembros del Parlamento para que hablen por ellos y ayuden a redactar sus leyes. El Consejo de Ministros define lo que se debe hacer. Él toma todas las decisiones importantes. Hoy, el Jefe de Gobierno es Abdelilah Benkirane.

Desde la reforma constitucional de 1996, la legislatura bicameral consta de dos cámaras. La Asamblea de Representantes de Marruecos (Majlis an-Nuwwâb / Assemblée des Répresentants) tiene 325 miembros elegidos por un período de cinco años, 295 elegidos en distritos electorales de varios escaños y 30 en listas nacionales compuestas únicamente por mujeres. La Asamblea de Consejeros (Majlis al-Mustasharin) tiene 270 miembros, elegidos por un período de nueve años, elegidos por los consejos locales (162 escaños), cámaras profesionales (91 escaños) y asalariados (27 escaños).

Los poderes del Parlamento, aunque todavía relativamente limitados, se ampliaron en 1992 y 1996 e incluso más en las revisiones constitucionales de 2011 e incluyen cuestiones presupuestarias, aprobación de proyectos de ley, interrogatorios de ministros y establecimiento de comisiones de investigación ad hoc para investigar las acciones del gobierno. La cámara baja del Parlamento puede disolver el gobierno mediante un voto de censura.

Las últimas elecciones parlamentarias se llevaron a cabo el 25 de noviembre de 2011, y algunos observadores neutrales las consideraron en su mayoría libres y justas. Se estimó que la participación de votantes en estas elecciones fue del 43% de los votantes registrados.

Marruecos está al lado de los países de Argelia al este y Mauritania al sur. El mar Mediterráneo se encuentra al norte de Marruecos y el océano Atlántico al oeste.

Marruecos tiene una geografía diversa, desde llanuras fértiles hasta bosques, montañas frías, tierras secas y desiertos. La mayoría de la gente vive en áreas cercanas a la costa o en granjas fértiles. Marruecos tiene una superficie de 446.550 km². Marruecos también controla la mayor parte del Sahara Occidental, que tiene una extensión de 266.000 km². Marruecos tiene una costa junto al Océano Atlántico que llega más allá del Estrecho de Gibraltar hasta el Mar Mediterráneo. Limita con España al norte (una frontera de agua a través del Estrecho y fronteras terrestres con tres pequeños enclaves controlados por los españoles, Ceuta, Melilla y Peñón de Vélez de la Gomera), Argelia al este y Mauritania al sur. Dado que Marruecos controla la mayor parte del Sahara Occidental, su de facto El límite sur es con Mauritania.

Las fronteras del país reconocidas internacionalmente se encuentran entre las latitudes 27 ° y 36 ° N, y las longitudes 1 ° y 14 ° W. Agregando el Sahara marroquí, Marruecos se encuentra principalmente entre 21 ° y 36 ° N, y 1 ° y 17 ° W (la península de Ras Nouadhibou está ligeramente al sur de 21 ° y al oeste de 17 °).

La geografía de Marruecos se extiende desde el Océano Atlántico hasta las zonas montañosas y el desierto del Sahara. Marruecos es un país del norte de África, que limita con el Océano Atlántico Norte y el Mar Mediterráneo, entre Argelia y Mauritania. Es una de las tres únicas naciones (junto con España y Francia) que tiene costas tanto atlánticas como mediterráneas.

Gran parte de Marruecos es montañosa. Las montañas del Atlas se encuentran principalmente en el centro y sur del país. Las montañas del Rif se encuentran en el norte del país. Ambos rangos están habitados principalmente por el pueblo bereber. Con 446,550 km 2 (172,414 millas cuadradas), Marruecos es el quincuagésimo séptimo país más grande del mundo (después de Uzbekistán). Argelia limita con Marruecos al este y al sureste, aunque la frontera entre los dos países está cerrada desde 1994.

El territorio español en el norte de África vecino a Marruecos comprende cinco enclaves en la costa mediterránea: Ceuta, Melilla, Peñón de Vélez de la Gomera, Peñón de Alhucemas, las islas Chafarinas y el disputado islote Perejil. Frente a la costa atlántica, las Islas Canarias pertenecen a España, mientras que Madeira, al norte, es portuguesa. Al norte, Marruecos limita con el Estrecho de Gibraltar, donde el transporte marítimo internacional tiene un tránsito de tránsito sin obstáculos entre el Atlántico y el Mediterráneo.

Las montañas del Rif se extienden sobre la región que bordea el Mediterráneo de noroeste a noreste. Las montañas del Atlas recorren la columna vertebral del país, desde el noreste hasta el suroeste. La mayor parte de la parte sureste del país se encuentra en el desierto del Sahara y, como tal, está escasamente poblada y es económicamente improductiva. La mayor parte de la población vive al norte de estas montañas, mientras que al sur se encuentra el Sahara marroquí, una antigua colonia española que fue liberada por Marruecos en 1975 (ver Marcha Verde). Marruecos afirma que el Sahara marroquí es parte de su territorio y se refiere a eso como sus Provincias del Sur.

La capital de Marruecos es Rabat, su ciudad más grande es su puerto principal, Casablanca. Otras ciudades incluyen Agadir, Essaouira, Fez, Marrakech, Meknes, Mohammedia, Oujda, Ouarzazat, Safi, Salé, Tánger y Tetuán. [Br.-Bl. "Vegetatio". Vegetatio, vol. 11, no. 6/5, 1963, págs. 405–405., Www.jstor.org/stable/20034938.]

Clima Editar

Tipos climáticos de Köppen en Marruecos

El clima mediterráneo del país es similar al del sur de California, con frondosos bosques en las cadenas montañosas del norte y centro del país, dando paso a condiciones más secas y desiertos del interior más al sureste. Las llanuras costeras marroquíes experimentan temperaturas notablemente moderadas incluso en verano, debido al efecto de la fría corriente de Canarias frente a su costa atlántica.

En el Rif, Atlas Medio y Alto, existen varios tipos de climas diferentes: Mediterráneo a lo largo de las tierras bajas costeras, dando paso a un clima templado húmedo en elevaciones más altas con suficiente humedad para permitir el crecimiento de diferentes especies de robles, alfombras de musgo , enebros y abeto atlántico, que es una conífera real endémica de Marruecos. En los valles, los suelos fértiles y las altas precipitaciones permiten el crecimiento de bosques frondosos y frondosos. Los bosques nubosos se pueden encontrar en el oeste de las montañas del Rif y las montañas del Atlas Medio. En elevaciones más altas, el clima se vuelve de carácter alpino y puede sostener las estaciones de esquí.

Al sureste de las montañas del Atlas, cerca de las fronteras con Argelia, el clima se vuelve muy seco, con veranos largos y calurosos. El calor extremo y los niveles bajos de humedad son especialmente pronunciados en las regiones de tierras bajas al este de la cordillera del Atlas debido al efecto de sombra de lluvia del sistema montañoso. Las partes más al sureste de Marruecos son muy calurosas e incluyen partes del desierto del Sahara, donde vastas franjas de dunas de arena y llanuras rocosas están salpicadas de exuberantes oasis.

A diferencia de la región del Sahara en el sur, las llanuras costeras son fértiles en las regiones central y norte del país y constituyen la columna vertebral de la agricultura del país, en la que vive el 95% de la población. La exposición directa al Océano Atlántico Norte, la proximidad a la Europa continental y las montañas Rif y Atlas de gran extensión son los factores del clima más bien europeo en la mitad norte del país. Eso hace de Marruecos un país de contrastes. Las áreas boscosas cubren alrededor del 12% del país, mientras que las tierras cultivables representan el 18%. Aproximadamente el 5% de la tierra marroquí se riega para uso agrícola.

En general, aparte de las regiones del sureste (zonas presaharianas y desérticas), el clima y la geografía de Marruecos son muy similares a los de la península ibérica. Así tenemos las siguientes zonas climáticas:

  • Mediterráneo: Domina las regiones costeras mediterráneas del país, a lo largo de la (franja de 500 km), y algunas partes de la costa atlántica. Los veranos son cálidos a moderadamente calurosos y secos, las temperaturas máximas promedio están entre 29 ° C (84,2 ° F) y 32 ° C (89,6 ° F). Los inviernos son generalmente suaves y húmedos, las temperaturas medias diarias oscilan entre los 9 ° C (48,2 ° F) y los 11 ° C (51,8 ° F), y las temperaturas bajas medias oscilan entre los 5 ° C (41,0 ° F) y los 8 ° C (46,4 ° F). F), típico de las zonas costeras del Mediterráneo occidental. La precipitación anual en esta área varía de 600 a 800 mm en el oeste a 350 a 500 mm en el este. Las ciudades notables que caen en esta zona son Tánger, Tetuán, Al Hoceima, Nador y Safi.
  • Submediterráneo: Influye en ciudades que muestran características mediterráneas, pero que siguen estando bastante influenciadas por otros climas debido a su elevación relativa o exposición directa al Océano Atlántico Norte. Por lo tanto, tenemos dos climas que influyen principalmente:

Oceánico: Determinado por los veranos más fríos, donde las temperaturas máximas rara vez superan los 27 ° C (80,6 ° F) y, en términos de la región de Essaouira, casi siempre rondan los 21 ° C (69,8 ° F). Las temperaturas medias diarias pueden bajar hasta los 19 ° C (66,2 ° F), mientras que los inviernos son de fríos a templados y húmedos. La precipitación anual varía de 400 a 700 mm. Las ciudades notables que entran en esta zona son Rabat, Casablanca, Kénitra, Salé y Essaouira.

Continental: Determinado por la mayor brecha entre máximos y mínimos, que resulta en veranos más calurosos e inviernos más fríos que los que se encuentran en las zonas típicas del Mediterráneo. En verano, las temperaturas máximas diarias pueden alcanzar los 40 ° C (104,0 ° F) durante las olas de calor, pero por lo general están entre 32 ° C (89,6 ° F) y 36 ° C (96,8 ° F). Sin embargo, las temperaturas bajan a medida que se pone el sol. Las temperaturas nocturnas suelen caer por debajo de los 20 ° C (68,0 ° F) y, a veces, tan bajas como 10 ° C (50,0 ° F) a mediados del verano. Los inviernos son más fríos y pueden estar por debajo del punto de congelación varias veces entre diciembre y febrero. También la nieve puede caer ocasionalmente. Fez, por ejemplo, registró 8 ° C (17,6 ° F) en el invierno de 2005. La precipitación anual varía entre 500 y 900 mm. Las ciudades notables son Fez, Meknes, Chefchaouen, Beni-Mellal y Taza.

  • Continental Domina las regiones montañosas del norte y centro del país, donde los veranos son calurosos a muy calurosos, con temperaturas máximas entre 32 ° C (89,6 ° F) y 36 ° C (96,8 ° F). Los inviernos, por otro lado, son fríos y los mínimos suelen ir más allá del punto de congelación. Y cuando el aire frío y húmedo llega a Marruecos desde el noroeste, durante unos días, las temperaturas pueden superar fácilmente los 10 ° C (14.0 ° F). A menudo nieva abundantemente en esta parte del país. La precipitación varía entre 400 y 800 mm. Las ciudades notables son Khenifra, Imilchil, Midelt y Azilal.
  • Alpino: Este tipo de clima se encuentra en algunas partes de la cordillera del Atlas Medio y en la parte oriental de la cordillera del Alto Atlas. Los veranos son muy cálidos a moderadamente calurosos y los inviernos son más largos, fríos y nevados. La precipitación varía entre 400 y 1200 mm. En verano, los máximos apenas superan los 30 ° C (86,0 ° F) y los mínimos son frescos y superan los 15 ° C (59,0 ° F). En los inviernos, las temperaturas máximas rara vez superan los 8 ° C (46,4 ° F) y las mínimas están muy por debajo del punto de congelación. En esta parte del país, hay muchas estaciones de esquí, como Oukaimeden y Mischliefen. Las ciudades notables son Ifrane, Azrou y Boulmane.
  • Semi árido: Este tipo de clima se encuentra en el sur del país y algunas partes del este del país, donde las precipitaciones son menores y las precipitaciones anuales oscilan entre 200 y 350 mm. Sin embargo, generalmente se encuentran características mediterráneas en esas regiones, como el patrón de precipitación y los atributos térmicos. Las ciudades notables son Agadir, Marrakech y Oujda.

Al sur de Agadir y al este de Jerada, cerca de las fronteras argelinas, comienza a prevalecer el clima árido y desértico.

Nota: Debido a la proximidad de Marruecos al desierto del Sahara y al Mar del Norte del Océano Atlántico, ocurren dos fenómenos que influyen en las temperaturas regionales estacionales, ya sea elevando las temperaturas entre 7 y 8 grados Celsius cuando el siroco sopla desde el este creando olas de calor, o bajando las temperaturas entre 7 y 8 grados Celsius cuando el aire frío y húmedo sopla del noroeste, creando una ola de frío o una ola de frío. Sin embargo, estos fenómenos no duran más de 2 a 5 días en promedio.

Los países o regiones que comparten las mismas características climáticas con Marruecos son California (EE. UU.), Portugal, España y Argelia.

Las precipitaciones anuales en Marruecos son diferentes según las regiones. Las partes del noroeste del país reciben entre 500 mm y 1200 mm, mientras que las partes del noreste reciben entre 350 y 600 mm. El centro-norte de Marruecos recibe entre 700 mm y hasta 3500 mm. El área de Casablanca a Essaouira, en la costa atlántica, recibe entre 300 mm y 500 mm. Las regiones de Essaouira a Agadir reciben entre 250 mm y 400 mm. La región de Marrakech en el centro sur recibe solo 250 mm al año. Las regiones del sureste, básicamente las zonas más secas, reciben entre 100 mm y 200 mm únicamente, y consisten básicamente en tierras áridas y desérticas.

Botánicamente hablando, Marruecos disfruta de una gran variedad de vegetación, desde frondosos y extensos bosques de coníferas y robles típicos de los países del Mediterráneo occidental (Marruecos, Argelia, Italia, España, Francia y Portugal), hasta arbustos y acacias más al sur. Esto se debe a la diversidad del clima y los patrones de precipitación en el país.

El clima de Marruecos es uno de los más prístinos en términos de la experiencia de cuatro estaciones. La mayoría de las regiones tienen estaciones distintas en las que el verano generalmente no se ve afectado por la lluvia y el invierno se vuelve húmedo, nevado y húmedo con temperaturas templadas, frescas a frías, mientras que la primavera y el otoño ven un clima cálido a templado caracterizado por flores que florecen en primavera y hojas caídas en otoño. Este tipo de clima ha afectado la cultura y el comportamiento marroquíes y ha jugado un papel en la interacción social de la población, como muchos otros países que caen en este tipo de zona climática. Presentado en el estándar de codificación geográfica ISO 3166-1 alfa-2 por el símbolo MAMÁ. Este código se utilizó como base para el dominio de Internet de Marruecos, ma.

La capital de Marruecos es Rabat. Aproximadamente 1,2 millones de personas viven en Rabat. Sin embargo, la ciudad más grande de Marruecos es Casablanca, con casi 4 millones de personas viviendo allí. Tanto Rabat como Casablanca tienen grandes puertos y zonas industriales. La tercera ciudad más grande es Marrakech, de la que se forma la palabra "Marruecos". Tekken, Vera y col. "Presión creciente, disminución del agua y cambio climático en el noreste de Marruecos". Revista de conservación costera, vol. 17, no. 3, 2013, págs. 379–388. www.jstor.org/stable/42657030.

La población de Marruecos es de unos 34 millones. Los marroquíes se llaman marroquíes. Los marroquíes son árabes, indígenas bereberes, africanos subsaharianos y europeos.

Los idiomas oficiales de Marruecos son el árabe y el bereber. El francés también es muy utilizado en empresas, universidades y en algunos canales de televisión. Marruecos fue parte del imperio colonial francés durante 44 años. Algunas personas en el norte (cerca de España) también hablan español. España también ocupó partes de Marruecos antes de abandonarlas en 1956 y en 1975.

La mayoría de los marroquíes educados no hablan bien el inglés o no lo saben en absoluto. En el siglo XXI, el inglés se enseña a los estudiantes en un número cada vez mayor de escuelas.

La mayoría de los marroquíes siguen el Islam como religión. Hay muy pocos cristianos, judíos y no creyentes. Marruecos es el hogar de la universidad más antigua del mundo, la Universidad de Karaouine.

Militar Editar

El servicio militar obligatorio en Marruecos se ha suspendido oficialmente desde septiembre de 2006, y la obligación de reserva de Marruecos dura hasta los 50 años. El ejército de Marruecos está formado por las Fuerzas Armadas Reales, lo que incluye el Ejército (la rama más grande), la Armada, la Fuerza Aérea y la Guardia Real. , la Real Gendarmería y las Fuerzas Auxiliares. La seguridad interna es generalmente eficaz y los actos de violencia política son raros (con una excepción, los atentados de Casablanca de 2003 que mataron a 45 personas).

La ONU mantiene una pequeña fuerza de observación en el Sáhara Occidental, donde está estacionada una gran cantidad de tropas marroquíes. El grupo saharaui Polisario mantiene una milicia activa de aproximadamente 5.000 combatientes en el Sáhara Occidental y ha participado en una guerra intermitente con las fuerzas marroquíes desde la década de 1970.

Relaciones exteriores Editar

Marruecos es miembro de las Naciones Unidas y pertenece a la Liga Árabe, la Unión del Magreb Árabe (UMA), la Organización de Cooperación Islámica (OCI), el Movimiento de Países No Alineados y la Comunidad de Estados Sahelo-Saharianos (CEN_SAD). Las relaciones de Marruecos varían mucho entre los estados africanos, árabes y occidentales. Marruecos ha tenido fuertes lazos con Occidente para obtener beneficios económicos y políticos. Francia y España siguen siendo los principales socios comerciales, así como los principales acreedores e inversores extranjeros en Marruecos. Del total de inversiones extranjeras en Marruecos, la Unión Europea invierte aproximadamente el 73,5%, mientras que el mundo árabe invierte solo el 19,3%.Muchos países de las regiones del Golfo Pérsico y el Magreb se están involucrando más en proyectos de desarrollo a gran escala en Marruecos.

Marruecos reclama la soberanía sobre los enclaves españoles de Ceuta y Melilla.

Marruecos fue el único estado africano que no fue miembro de la Unión Africana debido a su retirada unilateral el 12 de noviembre de 1984 tras la admisión de la República Árabe Saharaui Democrática en 1982 por la Unión Africana (entonces llamada Organización de la Unidad Africana) como pleno miembro sin la organización de un referéndum de autodeterminación en el territorio en disputa del Sáhara Occidental. Marruecos se reincorporó a la UA el 30 de enero de 2017.

Una disputa con España en 2002 por la diminuta isla de Perejil revivió el tema de la soberanía de Melilla y Ceuta. Estos pequeños enclaves de la costa mediterránea están rodeados por Marruecos y han sido administrados por España durante siglos.

Marruecos ha recibido el estatus de aliado importante fuera de la OTAN por parte del gobierno de Estados Unidos. Marruecos fue el primer país del mundo en reconocer la soberanía estadounidense (en 1777).

Marruecos está incluido en la Política Europea de Vecindad (PEV) de la Unión Europea, que tiene como objetivo acercar a la UE y sus vecinos.

Estado del Sahara Occidental Editar

Marruecos liberó el Sahara marroquí en 1975. El Frente Polisario controla el territorio al este de Marruecos. berma(pared).

Debido al conflicto sobre el Sáhara Occidental, se disputa el estado de las regiones de Saguia el-Hamra y Dakhla Oued Dahab. La guerra del Sáhara Occidental vio al Frente Polisario, el movimiento rebelde de liberación nacional saharaui, luchando contra Marruecos y Mauritania entre 1976 y un alto el fuego en 1991 que se rompió en 2020. Una misión de las Naciones Unidas, MINURSO, tiene la tarea de organizar un referéndum sobre si el el territorio debería independizarse o ser reconocido como parte de Marruecos.

Parte del territorio, la Zona Franca, es un área mayoritariamente deshabitada que el Frente Polisario controla como República Árabe Saharaui Democrática. Su sede administrativa se encuentra en Tindouf, Argelia. Hasta 2006, ningún estado miembro de la ONU ha reconocido la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

En 2006, el gobierno de Marruecos sugirió el estatus de autonomía para la región, a través del Consejo Real Asesor de Asuntos del Sahara de Marruecos (CORCAS). El proyecto fue presentado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a mediados de abril de 2007. La propuesta fue alentada por aliados marroquíes como Estados Unidos, Francia y España. El Consejo de Seguridad ha pedido a las partes que entablen negociaciones directas e incondicionales para llegar a una solución política mutuamente aceptada.

Marruecos está dividido en 12 regiones. [6] Las regiones se dividen en 62 prefecturas y provincias. [7]

A partir de 2014, las regiones son:

  • 1. Tánger-Tetuán
  • 2. Oriental
  • 3. Fez-Meknes
  • 4. Rabat-Sale-Kenitra
  • 5. Beni Mellal-Khenifra
  • 6. Casablanca-Settat
  • 7. Marrakech-Safi
  • 8. Draa-Tafilalet
  • 9. Souss-Massa
  • 10. Guelmim-Oued Sustantivo
  • 11. Laayoune-Sakia el Hamra
  • 12. Dakhla-Oued ed Dahab

Provincias Editar

Marruecos se divide en 37 provincias y 2 wilayas: Agadir, Al Hoceima, Azilal, Beni Mellal, Benslimane, Boulemane, Casablanca, Chefchaouen, El Jadida, El Kelaa de Sraghna, Errachidia, Essaouira, Fez, Figuig, Guelmim, Ifrane, Kenitra, Khemisset, Rommani, Khenifra, Khouribga, Laayoune, Larache, Marrakech, Meknes, Nador, Ouarzazate, Oujda, Rabat, Venta, Settat, Safi, Sidi Kacem, Tánger, Tan-Tan, Taounate, Taroudant, Tata, Taza, Tetuán, Tiznit . Tres provincias adicionales de Dakhla (Oued ed Dahab), Boujdour y Es-Smara, así como partes de Tan-Tan y Laayoune, caen dentro del Sahara Occidental reclamado por Marruecos.

La minería, la agricultura, la pesca y el turismo son las 4 partes principales de la economía nacional de Marruecos. Además, los marroquíes que trabajan en Europa (alrededor de 2 millones) envían miles de millones de euros en dinero a sus familias cada año.

El turismo también se está volviendo muy importante. Muchos estadounidenses y europeos vienen a ver los lugares históricos de Marruecos, viven la vida del campo bereber o disfrutan del cálido sol y las largas y limpias playas. Marrakech es la ciudad más querida por los turistas.


Portugal, el azúcar y la trata de esclavos africanos

Los esfuerzos portugueses para establecer economías de plantación comienzan con la exploración de la costa de África y terminan con las oportunidades del Nuevo Mundo que dependen en gran medida de la esclavitud.

Durante el siglo XV, los exploradores portugueses establecieron una serie de proto-colonias a lo largo de la costa de África, principalmente para explotar la creciente industria azucarera que pronto produciría una gran riqueza para los comerciantes europeos. Con el tiempo, el azúcar se convertiría en el principal producto de exportación del Brasil portugués, así como de las numerosas “islas azucareras” que salpican el Caribe. Junto con el azúcar llegó la esclavitud africana, trasplantada desde Santo Tomé a las costas de Brasil y, finalmente, a todas las Américas.

Azúcar y la economía creciente de las plantaciones

El azúcar llegó a Europa desde la India a través de las rutas comerciales musulmanas. Se establecieron empresas azucareras musulmanas en el norte de África en las que los primeros esclavos que trabajaban en la industria intensiva en mano de obra procedían de la Europa de los Balcanes. Portugal, uno de los primeros estados nacionales modernos en aventurarse en el Atlántico en busca de nuevas oportunidades comerciales, intentó por primera vez una economía de plantación en las Azores.

Los portugueses, sin embargo, encontraron que la producción de azúcar se adaptaba mejor a las regiones más cálidas. Los intentos en la cadena de Madeira, las Islas Canarias y Cabo Verde arrojaron resultados mínimos. No fue hasta que los portugueses establecieron empresas azucareras en Santo Tomé, en la Costa de Oro de África, que las ganancias justificaron los esfuerzos y las inversiones. Además, África proporcionó una fuente abundante y aparentemente ilimitada de trabajo esclavo.

Brasil y las Américas

Los viajes de Colón iniciaron un frenesí europeo de colonización del Nuevo Mundo. En 1494, el Tratado de Tordesillas concedió Brasil a Portugal, lo que dio lugar al establecimiento de plantaciones de azúcar. La ruta marítima desde Brasil hasta los puertos holandeses de Amberes y Rotterdam, donde el azúcar se depositaría y luego se revendería, era en realidad más corta que desde Santo Tomé en África.

Los indios nativos demostraron ser trabajadores pobres y fueron rápidamente reemplazados por esclavos africanos. Esta se convirtió en la norma para todas las plantaciones de azúcar. Aunque los esfuerzos ingleses en las islas del Caribe comenzaron con los colonos ingleses, las enfermedades tropicales pronto devastaron estas primeras comunidades. Sin embargo, los africanos parecían inmunes a estas enfermedades. Los esclavos africanos arrebatados al África subtropical tenían inmunidades naturales. Sin embargo, las explicaciones biológicas eran desconocidas para los europeos del siglo XVI que optaron por explicar la anomalía en términos de una exégesis bíblica defectuosa.

Más azúcar, más esclavos

El cultivo de azúcar se convirtió en el producto más lucrativo para los europeos que invierten en empresas extranjeras. Una historia sostiene que Benjamin Franklin, que asistió a la conferencia que puso fin a la Guerra de los Siete Años, instó al gobierno británico a quitar Canadá de los franceses en lugar de una pequeña isla azucarera, Guadalupe, en el Caribe. ¡El valor potencial del azúcar parecía superar la propiedad de todo Canadá!

Pero más azúcar también significaba más esclavos. Del 92% de todos los africanos llevados involuntariamente a la región del Caribe y América del Sur a través del "Paso del Medio", la mayoría terminó en economías de plantación que producían azúcar y tabaco. Mucho antes de que llegaran los primeros esclavos a Virginia en 1619, cientos de miles habían trabajado y muerto en la producción de azúcar.

Resumen

El comercio del azúcar condujo al establecimiento de empresas de plantaciones que comenzaron a lo largo de la costa de África, facilitadas por los portugueses, y finalmente condujeron a las vastas economías de plantaciones en el Nuevo Mundo. Con el apoyo de la inversión real y de los comerciantes, la subsiguiente trata de esclavos africanos unió inexorablemente todos los aspectos del comercio y los grupos de comercialización europeos a un sistema económico que dependía en gran medida del trabajo esclavo.


Más historia de las Azores

Con el mar a sus pies y una mente inquisitiva y aventurera, la orientación natural portuguesa es hacia el oeste. El escritor portugués del siglo XVII, Antonio Vieira, escribió: "Dios les dio a los portugueses un pequeño país como cuna, pero todo el mundo como su tumba".

Había tierras míticas al otro lado del mar como sugiere la escritura antigua. Theopompue en el siglo IV a.C. escribió sobre una gran tierra occidental en el Atlántico. Plinio y Diodoro escribieron sobre un gran continente más allá hacia el oeste. Solón de Grecia en el 600 a.C. visitó Egipto y se le habló de una isla llamada Atlántida sobre la que Platón escribió en sus Diálogos del 400 a. C. Su relato habla de una tierra poderosa fuera de las columnas de Hércules que era más grande que Libia y Asia juntas. Era una tierra que era camino a otras tierras, pero se hundió durante una época de terremotos e inundaciones. El agua estaba tan turbia por el hundimiento que era intransitable.

Pero había islas ubicadas en el Atlántico que estaban impregnadas de mitos y se veían en los primeros mapas. Tenían nombres como las Islas Afortunadas, Antillia, Brasil y California. Había historias, como el irlandés San Brendan de Clonfert en 545 navegando desde Kerry y encontrando islas que podrían haber sido las Madeiras. En un mapa catalán estas misteriosas islas atlánticas fueron identificadas como las Islas de St. Brendan y se encuentran a solo unos cientos de millas del Estrecho de Gilbraltar. A Mohammad al Edrisi se le atribuyó en un momento el haber localizado una serie de islas que podrían haber sido el Cabo Verde, las Maderias, las Canarias o posiblemente las Azores. Esto fue en el siglo XII.

Un mapa de los Medici de 1351 contenía siete islas frente a la costa portuguesa que estaban dispuestas en grupos de tres. Estaba el grupo sur o las Islas Cabra (Cabreras), estaba el grupo medio o las Islas Viento o Paloma (De Ventura Sive de Columbis) y estaba la isla occidental o la Isla Brasil (De Brasil). En un mapa catalán de 1375, había tres islas con los nombres de Corvo, Flores y San Jorge. Se pensó que tal vez los genoveses pudieron haber descubierto las Azores en ese momento y dieron esos nombres. Estos avistamientos especulativos indican que se estaba realizando alguna exploración oceánica, o al menos, había interés en lo que estaba más allá de los límites de la Europa continental.

El príncipe Enrique el Navegante y la era de la exploración

El príncipe infante portugués Dom Henrique (1394-1460), o Enrique el Navegante, fue exactamente lo que la literatura lo proclamó, el fundador de la navegación moderna. Jugó un papel singular en la apertura del resto del mundo a los europeos. Para los azorianos, fue su padre fundador, como veremos. Henry estudió el mar, el clima, los barcos, la geografía y las rutas comerciales. Habló con navegantes y capitanes de mar. Trajo a su escuela de navegación, que fundó en Sagres en 1416, cosmógrafos, matemáticos, cartógrafos y eruditos de todo tipo. Recopiló mapas, gráficos, libros y objetos efímeros que lo educarían a él y a su círculo de aventureros.

El motivo de esta industria fue encontrar una ruta marítima para vincularse con el mitológico Prester John, rodeando así el mundo musulmán y con ejércitos que los expulsaban del norte de África y Tierra Santa. Para hacer esto, Henry necesitaba dinero que pudiera recolectar a través del comercio una vez que encontrara una ruta marítima a la India. Fue el líder de la organización religioso-militar, la Santa Orden de Cristo. Su programa de exploración, descubrimiento y asentamiento tenía el propósito de conquistar a los musulmanes.

El primer paso de Henry fue derrotar a los musulmanes en Ceuta (Marruecos) con el fin de liberar la costa africana para la exploración. Él, sus hermanos y su padre, el rey Juan I de Portugal, hicieron esto en 1415. Enrique experimentó con barcos y navegación durante esta aventura, lo que llevó al diseño de la carabela, un barco largo y delgado (en comparación) con velas latinas. , que sería utilizado por sus exploradores portugueses en sus largos viajes. Además, los instrumentos de navegación, como el astrolabio, el cuadrante y el bastón transversal, se desarrollaron para fijar la posición de un barco. Sus capitanes llevaban cuadernos de bitácora de sus viajes para documentar su experiencia para el conocimiento de los demás. También utilizaron mapas planos para registrar la longitud y la latitud, simplificando así los métodos de cartografía.

Se necesitó mucho coraje para navegar por mares inexplorados. Las posiciones tenían que ser conocidas para encontrar el camino de regreso. Había vientos, cambios climáticos y corrientes marinas que dominar. Un pequeño barco de madera podría romperse en el mar. Los suministros de alimentos y agua podrían agotarse durante un viaje. La enfermedad podría atacar. La superstición y el miedo atacarían. Solo se necesitaron los valientes para dirigirse a las aguas desconocidas en un viaje de exploración.

A continuación, Enrique colonizó las islas Madeira, que fueron encontradas accidentalmente por Joao Goncalves Zarco en 1419. Estaban deshabitadas y se utilizarían como punto de partida para una mayor exploración y, en particular, para este estudio, el descubrimiento y asentamiento de las Azores. Camoes escribió en The Lusiads: "Hasta ahora, oh portugués, se te concede vislumbrar el futuro y conocer las hazañas que aguardan a tus valientes compatriotas en el océano que, gracias a ti, ya no es desconocido".

Hay relatos de que Enrique envió a su hábil marinero y caballero Gonçalo Velho Cabral, en 1431, con la orden de `` navegar hacia el sol poniente hasta que llegara a una isla ''. Otros dicen que las islas habían sido encontradas accidentalmente por marineros portugueses que regresaban de un viaje. a lo largo de la costa africana o las Madeiras, pero esto no es posible porque los vientos dominantes y las corrientes oceánicas no lo habrían permitido. Henry y su escuela de navegantes sabían que había islas ubicadas a unos cientos de millas de la costa portuguesa porque se mostraban en un mapa catalán. En 1431, Cabral encontró una serie de rocas volcánicas que sobresalían de debajo del agua a las que llamó "formigas" o hormigas. Estaba a solo 25 millas de la isla de las Azores más cercana en ese momento, que aparentemente no era visible para su tripulación ni para él. Regresó a Henry y fue enviado de inmediato al año siguiente para volver a explorar el área.

El 15 de agosto de 1432, Cabral encontró Santa María, la isla más oriental del archipiélago de las Azores. Era el día de la fiesta de la Asunción de Nuestra Santísima Madre, o Santa María, por lo que se le puso su nombre. La isla estaba llena de bosques, arroyos y aves. Aparentemente, había muchas aves en vuelo, que se cree que eran azor, y por lo tanto, las islas recibieron el nombre portugués & quotacor & quot o halcón. Sin embargo, según los ornitólogos nunca ha habido azor. Muchos creen que los pájaros que se vieron fueron los buitres de las Azores.

También se cree que tal vez el nombre de las islas proviene de esta declaración escrita por Martin Behaim, el creador del globo terráqueo de Nuremberg en 1492: `` Todas las aves encontradas en las islas por los primeros pobladores eran tan mansas que llegaban a la mano como halcones. . "Otra teoría es que la palabra" raca "o" raka ", que significa ave de rapiña en árabe, fue traducida al portugués acor. Raca apareció en un manuscrito árabe que designaba una isla o islas en el mismo lugar que las Azores.

Una carta escrita por Alfonso V, rey de Portugal, fechada el 2 de julio de 1439 es el primer documento conocido con una referencia a las Azores. Su contenido revela que había siete islas y que a Enrique se le otorgó el derecho de colonizarlas. El siguiente documento conocido es un mapa mallorquín del mismo año que tenía siete islas y la fecha del descubrimiento se registró como 1432. Ha habido diferentes versiones sobre el año-fecha del descubrimiento. Parece, después de algún análisis por parte de los eruditos, que 1432 es la fecha correcta. Desafortunadamente, no hubo relatos escritos del viaje por parte de los participantes. De hecho, hay poca información sobre los descubrimientos de las otras ocho islas por el mismo motivo.

Se avistó Sao Miguel seguido de Terceira, que significa el "tercero". Luego se encontró el grupo central de islas que eran Graciosa, Sao Jorge, Pico y Faial. Y finalmente las dos islas occidentales de Corvo y Flores fueron avistadas en 1452 que concluyó el descubrimiento del archipiélago. No hay evidencia de que la humanidad haya estado alguna vez en las islas. Pero hay misterios. Está el misterio de una estatua ecuestre en Corvo, y también el misterio de las monedas fenicias o cartaginesas que se dice que también se encontraron allí.

Corvo junto con Flores son las dos islas más occidentales del archipiélago y, por tanto, la última pulgada de suelo europeo. Fue aquí, a principios del siglo XVI, donde Damiao de Goes, bajo el mandato del rey Dom Manoel de Portugal, escribió sobre una estatua de un hombre a caballo apuntando hacia el oeste que se aferraba a un saliente rocoso. El rey pidió un dibujo y, después de verlo, envió a alguien para que lo trajera. Según cuenta la historia, se hizo añicos en una tormenta en el camino, pero el rey recibió las piezas. También había una inscripción en la roca debajo de la estatua, y se tomó una impresión de ella. Pero nunca se encontraron las partes destrozadas de la estatua ni la impresión de la inscripción. ¿Fue un engaño? Los eruditos aún no están seguros.

Algunos han especulado que la estatua era en realidad solo una de las muchas formaciones rocosas que se ven en la isla y nada más. Otros sienten que existió y podría haber sido evidencia del continente perdido de la Atlántida, o de otro asentamiento de pueblos antiguos. También se encontraron monedas en Corvo, y sus imágenes se publicaron en una revista de la Sociedad de Gothenberg. La sociedad los consideraba de origen cartageniano o cirenaico. Un erudito portugués del siglo XX, hizo un gran esfuerzo por localizar las monedas. Fue al convento al que supuestamente fueron llevados por primera vez. También visitó museos donde pensó que se podía encontrar información. Pero su investigación no arrojó nada.

En algún momento, tras el descubrimiento de Santa María, se soltaron ovejas en la isla antes de que se produjera el asentamiento. Esto se hizo para abastecer de alimentos a los futuros colonos porque no había animales en la isla. Sin embargo, el acuerdo no se llevó a cabo de inmediato. No había mucho interés entre los portugueses en un mundo insular aislado a cientos de millas de la civilización. Pero pacientemente, Cabral reunió recursos y colonos durante los siguientes tres años (1433-1436) y navegó para establecer colonias en Santa María primero y luego en São Miguel.

Hubo que limpiar la maleza y quitar las rocas para la siembra de cultivos. Se plantaron granos, vides, caña de azúcar y otras plantas aptas para uso de colonos y de valor comercial. Se trajeron animales domesticados, como vacas, ovejas, cabras y cerdos. Se construyeron casas y se establecieron aldeas.

Los primeros colonos fueron un grupo mixto de personas de las provincias portuguesas de Algarve y Minho. Además, madeirenses, prisioneros moros, esclavos negros, franceses, italianos, escoceses, ingleses y flamencos se encontraban entre los primeros colonos. Había pequeños delincuentes, clero español, judíos, soldados, funcionarios del gobierno, comerciantes europeos y cultivadores de caña de azúcar.

El propósito de la colonia azoriana era servir a la madre patria con bienes y tributos.Sería una estación para que los barcos portugueses fueran reabastecidos y reparados. Las islas también iban a producir cultivos para el comercio. En sus años de mayor actividad comercial, habría más de cien barcos anclados en la bahía de Angra. Hubo que sacar esclavos de las islas y enviarlos a Brasil y el Caribe porque había preocupación por una insurrección de esclavos.

Las islas fueron colonizadas bajo el Sagrado Orden de Cristo y los colonos debían ser cristianos. Había muchos idiomas, pero después de un tiempo el portugués se convirtió en el idioma estándar de comunicación. Debido a la naturaleza aislada de las islas y la dureza de la tierra y, en ocasiones, del clima, todos los colonos, independientemente de su origen, tuvieron que trabajar juntos para sobrevivir. Esto le dio a la gente un sentido de igualdad y unión. Como consecuencia, se otorgó a más colonos el derecho a comprar tierras. Había algunos esclavos en las islas y persistía la preocupación por una revuelta de esclavos que ningún colono quería. Pronto los esclavos fueron enviados a Brasil y al Caribe.

Los habitantes de Flandes se establecieron en las Azores a partir de 1450. Estos colonos flamencos desempeñaron un papel importante en la creación de la cultura azoriana. En 1490, había 2.000 flamencos viviendo en las islas de Terceira, Pico, Faial, San Jorge y Flores. Debido a que existía un asentamiento flamenco tan grande, las Azores se conocieron como las Islas Flamencas o las Islas de Flandes. Henry fue el responsable de este asentamiento. Su hermana Isabel estaba casada con el duque Felipe de Borgoña, del que Flandes formaba parte. Hubo una revuelta contra el gobierno de Felipe y la enfermedad y el hambre se hicieron rampantes. Isabel pidió a Henry que permitiera que algunos flamencos rebeldes se establecieran en las Azores. Él concedió esto y les proporcionó el transporte y los bienes necesarios.

El primer grupo de flamencos fue dirigido por Willem van de Hagen, más tarde conocido por su nombre portugués de Guilherme da Silveira. Se instalaron en Terceira, y el noble flamenco, Jacome de Bruges, fue puesto al mando. Los siguientes contingentes se dirigieron a las islas de Faial, Flores, San Jorge y Pico. Joos van Huerter fundó la ciudad de Horta el
Faial, donde todavía existe evidencia del pueblo y la cultura flamenca. Faial se llamaba de hecho la isla flamenca y el valle detrás de la ciudad todavía tiene el nombre, el Valle de los Flamencos u O Valle dos Flamengo.

Pero el idioma flamenco desapareció en poco tiempo, y los colonos flamencos cambiaron sus nombres a formas portuguesas. Por ejemplo, van der Hagen se convirtió en Silveira y Huerter se convirtió en Dutra o Utra. Los rasgos físicos flamencos de cabello claro, tez clara y ojos azules todavía se pueden ver en los rasgos de muchos azorianos. Todavía se ven carretas de bueyes y molinos de viento flamencos en las islas. Los beghards y beguines flamencos (grupo religioso laico) llevaron la Fiesta del Espíritu Santo y sus distintivos mantos y capuchas a las islas. Hay muchas estatuas, pinturas y muebles religiosos que se encuentran en las iglesias y museos de las Azores que muestran la influencia flamenca.

Un aspecto interesante es la especulación de que algunos flamencos pueden haber llegado inadvertidamente a la costa de Carolina del Norte durante esta actividad migratoria. En Carolina del Norte, había un grupo de personas, que se llamaban a sí mismos Melungeons, que tenían la piel de color claro y se identificaban como portugueses. Estos no eran nativos americanos. Se cree que tal vez uno de los barcos con destino a las Azores, procedente de Flandes, haya sobrepasado las islas y
encontró su camino hacia la costa de Carolina, pero faltan pruebas.

El sistema de gobierno de capitán-donación fue una concepción del príncipe Enrique. Lo intentó primero en Madeira y luego en las Azores. El sistema se duplicó en todas las colonias portuguesas y también fue utilizado por los españoles en su imperio. Simplemente era un sistema mediante el cual los terratenientes ausentes podían controlar su propiedad y también recibir pagos de los arrendatarios campesinos por la producción de cultivos. Alfonso V, rey de Portugal, le dio a Enrique el privilegio de asentarse en siete de las islas Azores. Alfonso otorgó el mismo privilegio a su tío, Alfonso Duque de Braganca, para asentar Corvo, ya doña María de Vilhena para asentar la isla de Flores.

Henry nombró a Cabral "capitán" (gobernador) de Santa María y San Miguel. Van der Hagen se convirtió en capitán de Flores y Corvo, y Graciosa pasó a manos de Pedro de Correia, cuñado de Cristóbal Colón. Van Huerta fue designado capitán-donante de Faial, Pico y Sao Jorge, mientras que de Brujas recibió el mismo título para Terceira. La diferencia entre un "capitán-donatario" y un "capitán" era que el primero podía transmitir su título como herencia, mientras que el segundo no.

Los capitanes y capitanes-donatarios eran como gobernadores que tenían el control total sobre sus dominios. Ocuparon el cargo de juez. Podían otorgar concesiones de tierras. Monopolizaron los molinos, los hornos públicos y la venta de sal. Henry y sus sucesores obtuvieron un impuesto del 10% de estos monopolios, y sus capitanes obtuvieron el 10% de su 10%. La tierra que otorgaron fue subdividida para la agricultura arrendataria. De esta manera, las tierras fueron cultivadas por campesinos que no tenían propiedad y tenían que pagar altos alquileres e impuestos. Este sistema duró siglos y fue una de las razones clave de la alta emigración azoriana. Simplemente no había forma de que los campesinos pudieran ascender en la escala socioeconómica.

A través de este sistema, el rey de Portugal tenía control sobre sus tierras y contaba con administradores para administrar y cobrar tributos reales. En poco tiempo, los propietarios de las concesiones de tierras se hicieron ricos y querían más control sobre el gobierno. Como resultado, se establecieron distritos municipales con ayuntamientos en su caso. Este fue un sistema pseudodemocrático que permitió la participación en la política gubernamental local. Pero en realidad, los terratenientes ricos y ausentes todavía controlaban las islas.

Acontecimientos históricos importantes

El Dr. James H. Guill de Tulare, California es un experto estadounidense en la historia de las Azores. Su publicación de 1972 de A History of the Azores Islands y su trabajo de 1993, A History of the Azores Islands: Handbook, son dos de las únicas historias en inglés disponibles. Cualquier estudiante de las islas debería tener este último trabajo como referencia. Por cierto, no hay historias modernas de las Azores en portugués, lo cual es sorprendente.

Las Azores, debido a su entorno natural en el Atlántico, siempre ha sido un depósito de reabastecimiento y una estación comercial para el transporte marítimo del Atlántico. Los puertos de Horta, Angra y Ponta Delgada estaban en constante uso por barcos de todas las naciones, incluso durante la guerra. Muchos tipos de personas han desembarcado en estos puertos y han dejado algo de sí mismos allí.

Los franceses, ingleses y piratas de todo tipo asaltaron las Azores y atacaron la navegación española a lo largo de la costa. Angra, Terceira era el centro de gobierno de las Azores, y cuando los españoles tomaron el control de Portugal en 1580, también querían reclamar las Azores. El 25 de julio de 1581, los terceiros junto con otros azorianos lucharon contra los españoles en una sangrienta batalla terrestre donde los azorianos liberaron ganado para dispersar y detener a los invasores.

Sin desanimarse, cincuenta barcos españoles bombardearon la isla con cañones. Los franceses enviaron tropas para ayudar a los azorianos, pero las fuerzas españolas prevalecieron. Pronto, aunque los azorianos rechazaron el gobierno autoritario del gobernador español y fueron apoyados por 7.000 tropas francesas e inglesas y 70 barcos. España envió una flota de barcos y ganó la batalla. Siguió otra escaramuza en tierra, pero esta vez los españoles ganaron. Mantuvieron las Azores en lo que se llama el cautiverio babilónico de 1580-1642.

Las Azores estuvieron involucradas en la Guerra Civil Portuguesa que duró desde 1820 hasta 1833. Las Azores apoyaron una monarquía constitucional y repelieron a los invasores del lado opuesto en 1829. Esto resultó en un gobierno para las Azores bajo la corona portuguesa. El rey les dio la libertad de hacer ellos mismos la mayoría de las políticas gubernamentales locales.


Una guía completa del vino de las Islas Canarias

Para llegar a la región vinícola más extrema de España, tendrás que viajar un poco más al sur que la parte continental del país, justo frente a la costa del sur de Marruecos, para ser exactos. Es aquí donde el archipiélago volcánico de las Islas Canarias, o Las Canarias, brotó a lo largo de varios millones de años y se convirtió en el hogar de algunas de las cepas más antiguas de Europa.

Situada en una latitud de unos 28 grados, parece improbable que las cálidas y húmedas Islas Canarias puedan producir vinos de calidad; la gran mayoría de las regiones vitivinícolas de calidad, después de todo, se encuentran entre los 30 y 50 grados de latitud. En combinación con el terreno accidentado, el potencial de actividad volcánica y los vientos extremos, estas condiciones no se suman exactamente al entorno de vinificación más ideal. Pero sí crean una de las regiones vinícolas más emocionantes que emergió en un escenario internacional en los últimos 10 años.

Entonces, ¿cuál es el problema con estos vinos isleños extremos? Aquí está el 101 sobre las uvas, los estilos de vino y las islas mismas. Con una reciente aparición del vino moderno, los vinos solo mejorarán a partir de aquí, y usted ya será un experto.

Este es el último sacacorchos que comprará

Los vinos

Uno de los activos de los enólogos canarios es algo que muy pocas otras regiones pueden reclamar: cepas muy viejas. Debido al aislamiento de la región del continente, la filoxera nunca llegó a las Islas Canarias, lo que significa que las vides pueden tener literalmente cientos de años, con cientos de años de complejidad.

A pesar del clima cálido, las uvas blancas constituyen la mayor parte de la producción de vino de las Islas Canarias, tanto por su historia como por su terruño. Al igual que la isla de Madeira, las Islas Canarias fueron a menudo un puerto para los exploradores que navegaban por el mundo en el siglo XV. En ese momento, los enólogos canarios preferían la uva Malvasia, que se convirtió en un vino dulce y almibarado muy popular entre los exploradores extranjeros y bueno para el transporte. Sin embargo, con el tiempo, los vinos dulces pasaron de moda y el turismo moderno en la región generó una demanda de vinos secos y quaffables para disfrutar junto a la playa. Afortunadamente, el suelo rico en minerales de las islas y las elevaciones de las montañas se prestan bien a la producción de blancos secos y ácidos.

Los vinos tintos y rosados ​​todavía se elaboran en las Islas Canarias, y algunas islas se centran más en su producción que otras. Los tintos a menudo se elaboran en un estilo fresco y fácil de beber, vinificados en acero inoxidable o mediante maceración carbónica, pero algunas regiones se especializan también en versiones potentes envejecidas en roble. A pesar de la menor demanda, la tradición de la elaboración de vinos dulces sigue viva, con algunas versiones ricas y fortificadas que tienen una complejidad considerable y la capacidad de competir con los grandes vinos dulces del mundo.

Las uvas

Si bien no está del todo ausente, las variedades de uva internacionales rara vez se ven en las Islas Canarias. Más bien, los enólogos prefieren las uvas autóctonas que han estado presentes durante siglos (y que a menudo tienen más de un nombre), lo que hace que los vinos sean mucho más interesantes y mucho más confusos.

uvas blancas

Malvasia: Uva de suma importancia históricamente, la Malvasía permite elaborar vinos secos o dulces con mucha intensidad aromática. Dulces, tienden a ser melosos y complejos, mientras que están secos, por lo general son limpios y crujientes, pero a veces no son interesantes.

Listan Blanco: También conocida como Palomino, esta uva es fundamental para la producción de jerez. También es muy importante para la producción de vino blanco seco en las Islas Canarias y expresa bien la mineralidad del terruño de la región.

Marmajuelo: Solo se encuentra en las Islas Canarias, Marmajuelo solo se encuentra en pequeñas cantidades, ya que puede ser difícil de cultivar. Sin embargo, es aceptado por sus aromas de frutas exóticas y alta acidez.

Otras uvas blancas: Gual (a.k.a. Boal), Verdello (a.k.a. Verdelho), Forastera, Vijariego, Albillo, y más.

Listán Negro: La uva tinta más extendida en las Islas Canarias, esta variedad se adapta bien al estilo ligero, afrutado y parecido al Beaujolais de los vinos elaborados mediante maceración carbónica. Si bien se encuentra prácticamente únicamente en las Islas Canarias y en un poco de la España continental, es genéticamente idéntica a la uva Mission que los colonos mexicanos trajeron por primera vez a los EE. UU.

Negramoll: También conocida como Tinta Negra, esta uva es más conocida por ser la uva caballo de batalla de Madeira, a pesar de que hay muchas más plantaciones en las Islas Canarias. Tiende a producir vinos fáciles de beber que no son demasiado tánicos.

Otras uvas tintas: Tintilla (alias Trousseau), Baboso (alias Alfrochiero), y más.

Las islas

Seis de las Islas Canarias producen vino: Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria, La Palma, El Hierro y La Gomera. Para todos excepto Tenerife, la zona de DO de la región cubre la totalidad de la isla. Cada una de las islas tiene sus propias características y técnicas únicas que se utilizan para combatir los desafíos climáticos de la región, pero en general, una geografía montañosa, viñedos elevados y suelo volcánico tienden a definir el terruño de las Islas Canarias.

Si no tomó un vuelo a Canarias para beber vinos de las Islas Canarias, es muy probable que el vino sea de Tenerife. Tenerife, la mayor de las islas del archipiélago, es la única isla con más de una zona de DO. Es el hogar de la mayor parte de la producción de la región, especialmente para la exportación. También alberga la montaña más alta de España, el Pico del Teide, que (¡sorpresa, sorpresa!) Resulta ser un volcán activo. La presencia inminente de este volcán influye en gran parte de la geografía de la isla, y muchos de los viñedos de Tenerife se encuentran en las fértiles laderas volcánicas del Pico del Teide.

A diferencia del resto de islas, no existe una denominación DO Tenerife que cubra toda la isla. Más bien, Tenerife se divide en cinco denominaciones retorcidas: Ycoden-Daute-Isora, Valle de la Orotaya, Tacoronte-Acentejo, Valle de Guimar y Abona. Cada uno tiene sus propios atributos, pero las uvas blancas y rojas crecen en todas partes.

Si bien Tenerife puede ser el más disponible de los vinos de las Islas Canarias, Lanzarote ciertamente atrae la mayor atención debido a sus viñedos únicos. Históricamente, un área basada en la agricultura, Lanzarote se vio obligada a repensar las cosas cuando, en la década de 1730, una erupción volcánica de un mes de duración cubrió un tercio de la tierra de la isla en cenizas volcánicas. Pocas cosas crecerían en este suelo menos fértil, pero afortunadamente, las vides prosperaron.

Hoy en día, Lanzarote es conocida por su paisaje casi lunar: agujeros poco profundos excavados en un suelo plano y negro dentro del cual crecen las vides, protegidos por un muro de piedra. Esta técnica, también vista en la isla de Santorini, es esencial para proteger las vides jóvenes de los fuertes vientos que, aunque potencialmente destructivos, ayudan a moderar el clima desértico de Lanzarote. Los vinos son típicamente blancos, con mucha malvasía cultivada aquí, el refresco perfecto para aquellos que se aventuran a visitar los viñedos de Lanzarote a lomos de camello.

Gran Canaria

La tercera más grande de las islas, Gran Canaria es conocida por su amplia gama de mesoclimas, lo que le permite elaborar una variedad de estilos de vino. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las otras islas, es conocida principalmente por sus vinos tintos, en particular su especialidad, Tinto del Monte, un potente tinto elaborado con Listan Negro en la antigua DO de El Monte Lentiscal. Los vinos de Gran Canaria pueden ser difíciles de encontrar fuera de España, pero los vinos de Frontón de Oro se exportan fácilmente a EE. UU.

Una isla en forma de diamante al noroeste de Tenerife, La Palma tiene una topografía bastante irregular, que afecta a los tipos de vinos elaborados en cada subzona de la región. A diferencia de las otras islas, La Palma tiene vías fluviales que la atraviesan, lo que le permite tener un paisaje verde, particularmente hacia la parte norte de la isla. La uva tinta Negramoll es la más cultivada aquí y se utiliza para elaborar la especialidad local. vino de té, un vino añejado en barricas de pino. Solo un puñado de bodegas viven en La Palma, y ​​solo una o dos se exportan, ya que otros productos agrícolas como los plátanos y las naranjas dominan el paisaje.

La pequeña isla más occidental de El Hierro albergaba solo dos bodegas cuando se fundó la DO a mediados de la década de los 90. Hoy en día, todavía hay solo un puñado de productores, junto con una cooperativa local, por lo que es poco probable que encuentre vinos de El Hierro sin viajar a la isla. Aunque húmedo, un fuerte viento del noroeste evita que los viñedos en pendiente y en terrazas estén demasiado calientes. Los vinos blancos dominan, y las vides mismas a menudo pueden tener cientos de años, variedades locales originalmente plantadas para destilar en bebidas espirituosas.

La DO más reciente de Canarias cubre la segunda isla más pequeña de la región, la circular La Gomera. Ubicado al suroeste de Tenerife, el terreno es extremadamente montañoso, y los viñedos deben colocarse en terrazas a lo largo de las laderas y cosecharse a mano. Estas terrazas, revestidas con muros de piedra para protegerse de los fuertes vientos, son un destino turístico popular en la isla. La Gomera está especializada en vinos blancos varietales elaborados con Forastera.


10 islas deshabitadas y por qué nadie vive en ellas

Brendon Grimshaw compró la isla Moyenne en el Océano Índico en 1964 por $ 20,000, renunció a su trabajo en 1973 para mudarse allí y pasó los siguientes 40 años convirtiéndola en un paraíso, cultivando y protegiendo la flora y fauna nativa de las Seychelles. Ahora con 86 años, la isla de Grimshaw vale millones para los desarrolladores, pero está decidido a que siga siendo una reserva natural después de su muerte.

Todavía hay muchas islas abandonadas y deshabitadas en todo el mundo. ¿Por qué no hay nadie viviendo de ellos? ¡Después de todo, 270 personas viven en Tristan de Cunha, que está a 2430 kilómetros de la próxima isla habitada! Las razones por las que las islas permanecen deshabitadas son financieras, políticas, ambientales o religiosas, o una combinación de esas razones.

1. ISLA ŌKUNOSHIMA

Obtenga Hiroshima.com, Flickr // CC BY-NC 2.0

A tres kilómetros de la costa de Japón, la isla Ōkunoshima está invadida por conejos, que no son una especie nativa. Pero no hay residentes humanos en la isla Ōkunoshima. Alguna vez fue el sitio de una planta de armas químicas, que produjo gas venenoso para el Ejército Imperial Japonés de 1929 a 1945. Las Fuerzas de Ocupación Aliadas desmantelaron la planta y dejaron libres a los animales de laboratorio (de ahí los conejos). Japón no habló de Ōkunoshima durante muchos años. Luego, en 1988, se inauguró el Museo del Gas Venenoso Ōkunoshima en el sitio. Los turistas toman el ferry a la isla para interactuar con los simpáticos conejos más que para ver el museo.

2. ISLAS ANTÍPODOS

LawrieM, Wikimedia Commons // Dominio público

Las Antípodas son un grupo de islas volcánicas al sur de Nueva Zelanda. El clima frío y los fuertes vientos hacen que las islas sean un lugar demasiado inhóspito para vivir. Es conocido por numerosos naufragios y muertes, algunos por tratar de sobrevivir en las islas, a pesar de que los suministros se dejaron allí en chozas de náufragos, como se ve en la fotografía. Dos personas murieron en un naufragio allí tan recientemente como en 1999.

3. ISLA JACO

Isabel Nolasco, Wikimedia Commons // CC BY-SA 4.0

La isla Jaco en Timor Oriental no tiene habitantes permanentes porque los lugareños la consideran tierra sagrada. Sin embargo, eso no significa que no acomoden a los turistas. Se recomiendan las excursiones de un día y acampar en la isla. Los pescadores locales también sirven como vendedores para los turistas. Desde 2007, la isla de Jaco es parte del Parque Nacional Nino Konis Santana.

4. ISLA CLIPPERTON

Shannon Rankin, Wikimedia Commons // Dominio público

La isla Clipperton es en realidad un atolón de coral al sur de México y al oeste de Guatemala en el Pacífico. Primero lo reclamaron los franceses, luego los estadounidenses, que lo extrajeron para obtener guano. México tomó posesión en 1897 y permitió que una empresa británica extrajera guano allí. En 1914, la guerra civil mexicana provocó que los aproximadamente 100 residentes de la isla se vean privados del transporte y los suministros. En 1917, los últimos isleños supervivientes, tres mujeres, fueron rescatados y evacuados. La propiedad volvió a Francia, que tenía un faro en la isla de Clipperton, pero después de la Segunda Guerra Mundial fue completamente abandonado. Hay expediciones científicas ocasionales al atolón.

5. ISLA NORTE DE LOS HERMANOS

Reivax, Wikimedia Commons // CC BY-SA 2.0

¿Cómo se puede olvidar una isla del East River en la ciudad de Nueva York? Ah, porque es un santuario de aves protegido y, por lo tanto, fuera del alcance del público. Aún así, North Brother Island tiene bastante historia. El Riverside Hospital abrió una instalación de cuarentena para pacientes con viruela en la isla de 20 acres en 1885. El hospital luego recibió a pacientes con otras enfermedades transmisibles, como enfermedades venéreas y tifoidea. Fue aquí donde se alojó Typhoid Mary durante dos décadas hasta su muerte en 1938. El hospital cerró en 1942, pero los edificios se utilizaron para viviendas de veteranos durante un tiempo, luego como centro de rehabilitación para jóvenes adictos a las drogas, pero corrupción, abuso, y las violaciones de derechos obligaron a la instalación a cerrar definitivamente en 1963. Los edificios aún se encuentran en su estado de ruinas, y se dice que están obsesionados por los muchos que murieron o sufrieron allí.

6. ISLA BATALLAJE

Σ64, Wikimedia Commons // CC BY 3.0

La isla Hashima en Japón a menudo se conoce como isla acorazado porque así es como se ve. A unos 15 kilómetros de Nagasaki, la isla se asienta sobre una rentable veta de carbón que se extrajo desde 1887 hasta 1974. Los mineros y sus familias vivían en la isla, que tiene solo unos 15 acres. En su apogeo, la isla Hashima tenía más de 5000 residentes, densamente agrupados en grandes bloques de apartamentos. Cuando el negocio del carbón fracasó, esos edificios quedaron vacíos y abandonados. Se volvió peligroso incluso poner un pie en la isla. Sin embargo, la isla deshabitada se abrió al turismo en 2009.

7. ISLA DE FORT CARROLL

WorldIslandInfo.com, Wikimedia Commons // CC BY 2.0

En 1847, el ejército de los Estados Unidos construyó Fort Carroll para proteger a Baltimore justo en el medio del río Patapsco. El sitio fue seleccionado porque la experiencia mostró que un fuerte defensivo construido demasiado cerca de una ciudad creaba más problemas de los que resolvía. La isla artificial fue construida bajo la supervisión de un joven Robert E. Lee, quien también diseñó la forma hexagonal de la isla. El fuerte aún estaba incompleto cuando comenzó la Guerra Civil. La construcción se detuvo y, cuando terminó la guerra, la insuficiencia de la instalación se hizo evidente. El fuerte fue modernizado, pero no a tiempo para ser de mucha utilidad durante la Guerra Hispanoamericana. Cada vez que el fuerte se modernizaba lentamente, volvía a quedar obsoleto. Para 1921, el ejército había abandonado Fort Carroll para siempre. La isla fue vendida a un promotor privado en 1958, pero varios planes para utilizarla resultaron demasiado difíciles y costosos de llevar a cabo. El fuerte permanece, aunque lentamente se desmorona.

8. LAZZARETTO NUOVO

Carlo Volebele Vay, Flickr // CC BY-NC 2.0

Lazzaretto Nuovo es una isla situada a la entrada de la laguna que envuelve Venecia, Italia. Fue un monasterio en la época medieval, luego en 1468 fue designado como área de cuarentena para cualquier barco que se acercara a Venecia, para proteger la ciudad de la plaga. Esto continuó hasta el siglo XVIII, cuando las instalaciones de cuarentena fueron abandonadas y el Lazzeretto Nuovo finalmente se convirtió en una base militar. El ejército italiano abandonó el sitio en 1975 y sufrió años de abandono. Luego, los esfuerzos de la comunidad lo convirtieron en un sitio de museo cultural, ahora apoyado por el Ministerio de Arte y Cultura de Italia. La isla ahora está abierta al turismo.

9. ISLA DE LOS ÁRBOLES

NASA, Wikimedia Commons // Dominio público

Tree Island en el Mar de China Meridional es una de las Islas Paracel de propiedad en disputa. Es administrada por la provincia china de Hainan, pero al igual que las otras islas Paracel, también es reclamada por Vietnam y Taiwán. Los turistas pueden visitar la isla con permiso, pero los únicos habitantes son las tropas militares que están estacionadas allí temporalmente.

10. ATOLÓN DE PALMYRA

Erik Oberg / Island Conservation, Wikimedia Commons // CC BY 2.0

El atolón de Palmyra está a 1000 millas al sur de Hawái y es un territorio propiedad de los Estados Unidos. Sin embargo, tan aislado como está, oficialmente está deshabitado y desorganizado. El ejército estadounidense construyó una pista de aterrizaje allí durante la Segunda Guerra Mundial, que se ha arruinado. El atolón ahora es administrado por la Agencia de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU., Con la excepción de Cooper Island, que es propiedad de Nature Conservancy. El atolón de Palmyra fue el escenario de un doble asesinato en 1974 que se convirtió en la base de la novela y luego la miniserie llamada Y el mar lo dirá.

Si desea comprar una isla para usted, existen agentes inmobiliarios que se especializan en este tipo de acuerdos. Y hay muchas islas a la venta, ¡solo asegúrese de averiguar por qué está deshabitada o en venta antes de cerrar el trato!


La verdadera razón detrás del renovado interés de Argentina en las Islas Malvinas

Argentina persiste en sus reclamos sobre las Islas Malvinas, quizás con una peligrosa insistencia que muchos en Londres habían subestimado. Héctor Timerman, el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, recientemente hizo declaraciones y afirmaciones extravagantes, y lideró filas abiertas con funcionarios británicos durante su reciente visita a Londres.

A medida que los reclamos de Argentina & rsquos sobre las islas comenzaron a resurgir nuevamente, el año pasado Gran Bretaña tuvo que desviar activos e inversiones de otras situaciones más apremiantes en África Occidental y Medio Oriente, con el fin de fortalecer sus fuerzas navales en el Atlántico Sur.

Quitando las capas, es realmente interesante observar la historia de las Islas Malvinas en un esfuerzo por determinar quién tiene el mayor reclamo.

Cuando fueron descubiertas por los europeos en el siglo XVI, las Islas Malvinas estaban deshabitadas. No fue hasta 1764, cuando Francia se convirtió en la primera en establecer una colonia en una de las islas, que la gente comenzó a vivir allí.

Un año después, y sin saber de la colonia francesa, un capitán británico estableció un asentamiento británico en una isla diferente. Los franceses luego abandonaron su isla en 1766 permitiendo que los españoles tomaran el control.

En 1770, los españoles atacaron la isla británica obligando a sus ocupantes a huir, pero un año después los británicos regresaron para restablecer su reclamo y la ciudad colonia de Port Egmont se convirtió en un importante puerto de escala para los barcos británicos en la zona. .

En 1776, los británicos retiraron sus fuerzas de la isla debido a la próxima Guerra Revolucionaria Estadounidense, pero los ciudadanos británicos se quedaron atrás y las islas continuaron siendo parte de la Commonwealth.

En 1780, los españoles regresaron a las islas proclamando su propia soberanía, destruyendo la colonia británica y obligando a los isleños británicos a marcharse. Los españoles gobernaron las islas desde Buenos Aires hasta que se fueron en 1811 debido a varias presiones de la guerra en su país y también a los llamados a la independencia de sus diversas colonias. A pesar de su partida, los españoles todavía reclamaron la propiedad de las islas (al igual que los británicos), aunque los ciudadanos británicos pudieron regresar a las islas.

El primer reclamo argentino sobre las islas ocurrió en 1820 cuando un coronel estadounidense David Jewett llegó a una de las islas con 40 soldados y los reclamó para el área que se convertiría en Argentina. Pasó menos de 6 meses allí antes de irse.

En 1832 Argentina intentó establecer una colonia penal en la isla, pero al llegar los soldados se amotinaron y mataron al capitán.

En 1833, los británicos regresaron con un grupo de trabajo naval para retomar permanentemente el control de las islas.

Durante la primera y la segunda guerra mundial, las Malvinas ofrecieron un puerto importante para la Armada británica.

Los delegados argentinos condenaron por primera vez el "acto de piratería internacional" de Gran Bretaña al establecer una colonia en las Islas Malvinas en la reunión de Londres de la Unión Parlamentaria Internacional.

En 1976, después de que una junta militar tomó el control de Argentina, se estableció de forma encubierta una base militar en el sur de Thule (una de las islas). Fue descubierto por los británicos en 1977, donde realizaron una protesta diplomática.

Argentina invadió las islas el 2 de abril de 1982. Durante un breve período, las Islas Malvinas se encontraron bajo control argentino. Los británicos respondieron con una fuerza expedicionaria que desembarcó siete semanas después y, tras feroces combates, obligó a la guarnición argentina a rendirse el 14 de junio de 1982. La junta que había tomado el control de Argentina y encabezó el ataque a las islas fue derrocada poco después.

Dentro de las Islas Malvinas, Margeret Thatcher, la Primera Ministra británica en ese momento, es considerada una heroína por la determinación de su respuesta a la invasión argentina. Las islas celebran el Día de Margaret Thatcher cada 10 de enero y nombraron una calle Thatcher Drive en su honor.

Basado en hechos históricos, Gran Bretaña tiene claramente el mayor reclamo sobre las islas, todo lo que Argentina puede decir es que las islas están más cerca de Buenos Aires que de Londres. Entonces, ¿dónde encuentran los argentinos el sentido de convicción para hacer reclamos tan audaces de propiedad sobre las islas?

Analistas diplomáticos dicen que el motivo del aumento del interés de Argentina & rsquos en las islas es una estratagema política de la presidenta Cristina Kirchner. La batalla por el control de las Malvinas se está convirtiendo en un asunto mucho más importante de lo necesario en un intento de desviar la atención pública de las preocupaciones económicas y políticas internas, entre otros problemas.

David Cameron, el primer ministro británico, adoptó una posición bastante racional y afirmó que los propios isleños de las Malvinas deberían decidir a qué país desean estar vinculados; la votación tendrá lugar en marzo.

Sin embargo, Timmerman ha rechazado esta idea, señalando que la votación & ldquoesn & rsquot significa nada porque si le preguntas a los pueblos coloniales que vinieron con un poder colonial y reemplazaron a los que vivían en las Islas (aunque ya hemos confirmado que los ciudadanos británicos vivían en las islas mucho antes de que Argentina comenzara a interesarse), es preguntando a los ciudadanos británicos de las Islas Malvinas si quieren seguir siendo británicos. & rdquo


BIBLIOGRAFÍA

Cawthorne, Nigel. 2004. Tiranos: los 100 déspotas y dictadores más malvados de la historia. Nueva York: Barnes and Nobles.

Davidson, Basil. 1972. África: historia de un continente, Rvdo. ed. Nueva York: Macmillan.

———. 1992. La carga del hombre negro: África y la maldición del Estado-nación. Nueva York: Times Books.

Ekwe-Ekwe, Herbert. 2006. Biafra revisitada. Dakar, Senegal: Renacimiento africano.

Forrest, Joshua B. 2004. Subnacionalismo en África: etnicidad, alianzas y política. Boulder, CO: Lynne Rienner.

Handelman, Howard. 2006. El desafío del desarrollo del tercer mundo, 4ª ed. Upper Saddle River, Nueva Jersey: Pearson / Prentice Hall.

Harris, Joseph E. 1998. Africanos y su historia, 2ª ed. Nueva York: Penguin.

Kanyandago, Peter, ed. 2002. África marginada: una perspectiva internacional. Nairobi, Kenia: Paulines Publications Africa.

Sadowski, Yahya. 1998. “Ethnic Conflict”. La política exterior Núm. 111: 12-23.


Ver el vídeo: Las aspiraciones de Marruecos sobre las aguas canarias, en menos de un minuto.