Tarros Canópicos de Djedbastetiuefankh

Tarros Canópicos de Djedbastetiuefankh


Tarro Canópico

Tarros Canópicos son artefactos tol'vir comunes. Se requieren 45 fragmentos de arqueología de Tol'vir para resolver, por lo que se requiere una habilidad de arqueología mínima de 450. Hasta dos Las piedras angulares & # 160 & # 91 Tol'vir Jeroglífico & # 93 se pueden utilizar para ayudar a resolver este artefacto.


Contenido

Hapi, como se muestra en una jarra canópica

Hapi (xapi), el hijo de Horus con cabeza de babuino, protegía los pulmones del difunto y, a su vez, estaba protegido por la diosa Neftis. La ortografía de su nombre incluye un jeroglífico, que se cree que está relacionado con la dirección de un barco, aunque se desconoce su naturaleza exacta. Por eso a veces se le relacionaba con la navegación, aunque las primeras referencias lo llaman el gran corredor: "Tú eres el gran corredor ven, que te unas a mi padre N y no estés lejos en este tu nombre de Hapi, porque tú eres el el más grande de mis hijos, así dice Horus "En el hechizo 151 del Libro de los muertos, Hapi recibe las siguientes palabras para decir:" He venido para ser tu protección. Te he atado la cabeza y las extremidades por ti. He herido tus enemigos debajo de ti por ti, y te entregó tu cabeza, eternamente ". El hechizo 148 del Libro de los Muertos asocia directamente a los cuatro hijos de Horus, descritos como los cuatro pilares de Shu y uno de los cuatro timones del cielo, con los cuatro puntos cardinales de la brújula. Hapi estaba asociado con el norte.


Escultura egipcia antigua a gran escala

Una de las esculturas más famosas jamás creadas por los antiguos egipcios es La Esfinge.

Una bestia mística retratada con la cabeza de un hombre y el cuerpo de un león, La Esfinge es un símbolo monolítico que se considera el Guardián de la Necrópolis de Giza.

Con un cuerpo que mide 200 pies de largo, 65 pies de altura y una cara de 13 pies de ancho, la Esfinge es uno de los monumentos de piedra más grandes encontrados en Egipto. Construida con arenisca blanda, la Esfinge pasó gran parte de su tiempo enterrada bajo las arenas de Egipto, lo que puede ser uno de los factores clave de su longevidad en el duro clima del desierto egipcio. Incluso hoy, la gran estatua continúa derrumbándose debido al daño del viento, la arena, el smog y la humedad de El Cairo.


¿Para qué se utilizan los frascos canópicos?

Los frascos canopos eran cuatro y se usaban para contener órganos como el estómago, los intestinos, los pulmones y el hígado después de ser extraídos del cuerpo, embalsamados, ungidos y envueltos en lino como para el corazón, bueno, el antiguo egipcio decidió dejarlo. en su lugar, ya que creían que el corazón contenía el alma. El antiguo egipcio creía que la vida era inmortal y que la muerte no era más que una puerta al otro lado. Cada uno de los hijos de las horas fue responsable de una dirección y un órgano, son:

  • Hapi, el dios con cabeza de babuino que representa al norte cuya vasija contenía los pulmones y estaba protegida por la diosa Neftis.
  • Duamutef, el dios con cabeza de chacal que representa al este cuyo frasco contenía el estómago y estaba protegido por la diosa Neith.
  • Imsety, el dios con cabeza humana que representa al sur, cuya vasija contenía el hígado y estaba protegida por la diosa Isis.
  • Qebehsenuef, el dios con cabeza de halcón que representa a occidente, cuya vasija contenía los intestinos y estaba protegida por la diosa Serqet.

Los frascos se colocaron dentro de un cofre canópico y se enterraron en las tumbas con el sarcófago de los muertos. Muchos juegos de jarras sobreviven del antiguo reino, en alabastro, aragonito, piedra calcárea y porcelana vidriada azul o verde con inscripciones en el exterior y se pueden ver en el museo egipcio o en cualquier museo del mundo.


Jarras Canópicas de Djedbastetiuefankh - Historia

Cerca del diván funerario había un cofre de piedra cubierto por todos lados con jeroglíficos. Mientras un sacerdote con la máscara de Anubis leía las oraciones de un pergamino, un embalsamador colocó un frasco canopic en cada uno de los cuatro compartimentos del cofre. Cuando terminó, el embalsamador cubrió la caja con su pesada tapa. Los cuatro órganos internos del difunto, cada uno sellado en un frasco, estaban listos para ser llevados a la tumba.

Los antiguos egipcios querían mantener el cuerpo de una persona fallecida con el aspecto que tenía en vida. Descubrieron que la extirpación de los órganos internos evitaba que el cuerpo se descompusiera. Sin embargo, los órganos no se descartaron. Fueron preservados como el cuerpo momificado.

Preservando los órganos internos
Se extrajeron cuatro órganos internos del cuerpo y se prepararon para su conservación: los pulmones, el estómago, el hígado y los intestinos. Cada órgano estaba empaquetado soda, una mezcla de principalmente bicarbonato de sodio y sal. El natrón secó los órganos. Cuando estuvieron completamente secos, un embalsamador los envolvió en lino como momias en miniatura.
Parte superior de la página

Los Cuatro Tarros Canópicos
A lo largo de la mayor parte de la historia del antiguo Egipto, los órganos conservados se colocaron en frascos canopic, cada uno de los cuales tenía una tapa con forma de cabeza de un dios específico. Los antiguos egipcios creían que cuatro espíritus protectores, los Cuatro Hijos de Horus, vigilaban los órganos del difunto. Estos dioses no solo tenían deberes funerarios, también eran los protectores de las cuatro direcciones principales de la brújula.

El dios del norte, Hapy, fue retratado con la cabeza de un babuino y protegió los pulmones. Duamutef, dios de Oriente, estaba representado por la cabeza del chacal y custodiaba el estómago. El dios del sur, Imsety, tenía cabeza humana y vigilaba el hígado. Finalmente, Qebehsenuef, el dios occidental con cabeza de halcón, protegía los intestinos.
Parte superior de la página

Hacer frascos canopicos
Los antiguos egipcios usaban vasijas canopicas de algún tipo desde el Reino Antiguo hasta la época del cristianismo. Las tinajas solían estar hechas de piedra caliza o arcilla, pero los ricos tenían tinajas canopicas hechas de alabastro. Las inscripciones fueron pintadas o talladas en el exterior de los frascos, que por lo general tenían entre 17 y 19 pulgadas de alto.
Parte superior de la página

Colocación de frascos canópicos en la tumba
Era costumbre poner los cuatro frascos en un decorado caja canopic, o cofre, que se colocó en la tumba con el difunto.

En algunos entierros posteriores, se colocaron frascos canopos falsos sin tapas removibles en la cámara funeraria. En lugar de poner los cuatro órganos en los frascos, los embalsamadores volvieron a colocar los órganos empaquetados dentro del cuerpo momificado. Esperaban que los frascos canópicos falsos todavía animaran a los Hijos de Horus a proteger los órganos.
Parte superior de la página

¿Cómo lo sabemos?
Tan recientemente como en 1996, los arqueólogos han encontrado frascos canopos que todavía contenían materia intestinal. Los informes también dicen que se encontró que un frasco contenía algunas de las sustancias utilizadas en el proceso de momificación. Estos frascos canopos fueron descubiertos en una tumba cerca de Dashur, al sur de El Cairo.
Parte superior de la página

Cerrar


Tarros Canópicos - Bibliografías de historia - en estilo Harvard

Este sitio web tenía menos información que otros, pero todavía recibí algunas notas y una nota que fue muy útil y no la tenía en ningún otro sitio web.

En el texto: (Bienvenidos al Museo Británico, 2015)

Tu bibliografía: Museo Británico. 2015. Bienvenidos al Museo Británico. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.britishmuseum.org> [Consultado el 6 de mayo de 2015].

Gahlin, L.

Antiguo Egipto

2001 - Libros Lorenz

Este libro contiene una descripción / notas muy detalladas sobre las Jarras Canópicas y los hijos de Horus. Fue muy útil porque la información era fácil de encontrar y leer. Este libro no tiene mucho que ver con el significado de las jarras Canopic. Le daría a este libro una calificación / estrellas de 4 sobre 5.

En el texto: (Gahlin, 2001)

Tu bibliografía: Gahlin, L., 2001. Antiguo Egipto. Libros de Lorenz.

Tarros Canópicos

Este sitio web fue la mejor fuente que obtuve porque indicaba claramente los subtítulos como El propósito, Por qué eran tan importantes y mucho más. Fue muy fácil obtener y encontrar información y fue muy confiable.

En el texto: (Tarros Canópicos, 2015)

Tu bibliografía: Historyembalmed.org. 2015. Tarros Canópicos. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.historyembalmed.org/egyptian-mummies/canopic-jars.htm> [Consultado el 19 de mayo de 2015].

Kinnaer, J.

Página no encontrada | El sitio del Antiguo Egipto

Este sitio web no tiene mucha información y la información es básicamente la información de los otros sitios web. Este wesite tenía principalmente el propósito de las Jarras Canópicas y la Descripción de las mismas.

En el texto: (Kinnaer, 2015)

Tu bibliografía: Kinnaer, J., 2015. Página no encontrada | El sitio del Antiguo Egipto. [en línea] Ancient-egypt.org. Disponible en: & lthttp: //www.ancient-egypt.org/_V3d/index.html> [Consultado el 5 de mayo de 2015].

Frascos Canópicos del Antiguo Egipto

Esta fuente no era la mejor, pero seguía siendo confiable y tenía mucha información. Esta fuente tenía un poco más de información que otros sitios web y aún tenían información útil. Le daría a este sitio web una calificación / estrellas de 3 de 5


Jarras Canópicas de Djedbastetiuefankh - Historia

Beth Asbury, Museo Pitt Rivers

La colección fundacional del Museo Pitt Rivers contiene no menos de cinco tapas de jarras canopicas y una jarra canopic. 1884.57.13 y .14 tienen cabeza humana y se sientan juntos en un estante bajo en el caso C.122.C (Forma humana en el arte) debajo de 1884.57.16, que tiene una cabeza de babuino, y se encuentra en la mayúscula, C .122.A. 1884.57.14 está hecho de cerámica pintada, pero todos los demás son de piedra caliza pálida con solo 1884.57.13 decorado con contornos pintados de negro para resaltar sus características. 1884.57.15 tiene una cabeza humana y se asienta sobre el frasco canopic 1884.57.17.1 en el caso Tratamiento de los muertos C.7.A (Fig. 1). Por último, 1884.67.28, también con cabeza humana, se asienta ligeramente torcida en un estante en Forma humana en el caso de Arte C.147.A, posiblemente después de haber sido cortado de su jarra.

Todos estos objetos son de origen egipcio antiguo, pero se desconocen sus coleccionistas originales y las regiones de Egipto de donde proceden. Lo que se sabe es que todas estas tapas estaban en el primer lote de objetos que Pitt-Rivers envió para exhibir en el Museo Bethnal Green probablemente en 1874, y están enumerados en los catálogos de entrega de objetos empacados para Oxford como transferidos desde South Kensington Museum en 1884. La jarra Canopic 1884.57.17.1 (Fig. 2) no estaba en el primer lote como las tapas, pero está incluida en el Catálogo de entrega I, por lo que probablemente también estuvo en exhibición en algún momento entre 1874 y 1884. Tapa 1884.57 .15 y la jarra 1884.57.17.1 se muestran con la jarra canopic completa 1908.64.5.1-.2, comprada a JC Stevens Auction Rooms como Lote 407 el 27 de mayo de 1908. 1908.664.5.2 es una tapa con cabeza de halcón.

Según Ikram (1998: 276, 2003: 125), las jarras canopicas reciben su nombre de Canopus, cerca de la actual Abu Qir en la costa mediterránea de Egipto. Aquí, el piloto de Menelao, Koptos, fue adorado como una forma del dios, Osiris, como una jarra con cabeza humana llena de agua del Nilo. Las referencias de los autores clásicos a Canopus y estos frascos fueron leídos por eruditos del Renacimiento que los conectaron erróneamente con los recipientes utilizados para contener los órganos internos momificados de los antiguos egipcios, que a menudo se encuentran en las tumbas. Se les conocía como qebu en wet, "frascos para embalsamar", y generalmente se colocaban cerca del pie de la momia, a veces en nichos especialmente construidos dentro de la tumba (Ikram 2003: 125).

El ejemplo más antiguo es el de la reina Hetepheres de la IV Dinastía (c. 2575-2465 a. C.) [1] en Giza, que era una caja cuadrada sencilla de alabastro egipcio con cuatro compartimentos y una tapa (Ikram 2003: 127). La versión de jarra más antigua es la de Merysankh III de la misma dinastía, también en Giza, y aparecieron con cabezas, posiblemente representando a la persona fallecida, en el Reino Medio (c. 2030-1802 aC) (Ikram y Dodson 1998: 278) . En el Reino Medio, los órganos internos se pusieron bajo la protección de uno de los Cuatro Hijos de Horus y en el Reino Nuevo (c. 1550-1070 a. C.) las tinajas tomaron las cabezas de estos dioses (Ikram 2003: 127). Horus era el hijo de Isis y Osiris, y representaba al legítimo heredero vivo de Osiris, el dios del Más Allá. Duamutef, el con cabeza de chacal, protegía el estómago Qebhsenuef, el halcón, protegía los intestinos Hapi, el babuino, los pulmones e Imsety, un humano, protegía el hígado (Brier 1996: 27).

Por qué los antiguos egipcios desarrollaron la técnica de la momificación sigue siendo un tema debatido. Los cementerios egipcios suelen estar en la ribera occidental del valle del Nilo, en la periferia del desierto, evitando la fértil llanura aluvial utilizada para la agricultura. En circunstancias excepcionales (condiciones áridas, anegadas o congeladas, donde las bacterias aeróbicas no pueden funcionar), el material orgánico y, por lo tanto, potencialmente, el cuerpo humano completo, puede sobrevivir. En general, se cree que el descubrimiento de cuerpos naturalmente desecados enterrados en tumbas poco profundas en la arena durante el Período Predinástico (c. 4000-2960 aC) dio a los antiguos egipcios sus ideas de la vida después de la muerte y los inspiró a desarrollar técnicas de momificación artificial más adelante en el período dinástico (c. 2960 a. C.-332 d. C.) (Ikram 2003: 49-50). Sin embargo, se han encontrado entierros del Período Naqada II (c. 3650-3300 aC) en Hierakonpolis con envoltura parcial del cuerpo, especialmente la cabeza y las manos, con lino (Friedman 1999: 7) y Badarian (c. 4500-4000 BC) los entierros comúnmente contienen vasijas de cerámica, paletas de pizarra y cuentas de piedra (Murray 1956: 89, 94), lo que podría significar que la creencia religiosa en una vida después de la muerte y el deseo de preservar el cuerpo fue lo primero y no al revés (Ikram 2003: 50).

De cualquier manera, aunque los antiguos egipcios aceptaron la muerte física, tal vez vieron que hasta cierto punto la persona que había muerto aún sobrevivía, pero no podían imaginar su supervivencia sin el cuerpo (Frankfort 1948: 93). Creo que percibieron que cuidar el cuerpo cuando la persona moría, es decir, tomarse el tiempo para enterrarlo lejos de las moscas y los animales carroñeros, tenía este efecto y que al esforzarse aún más por cuidarlo, estarían incluso más probabilidades de sobrevivir. Esto explicaría por qué en la dinástica temprana (c. 2960-2649 a. C.) las tumbas se revestían de ladrillos o los cuerpos estaban envueltos en esteras de caña (Brier 1996: 20). Desafortunadamente, esto tuvo el efecto contrario porque significó que los cuerpos perdieron el contacto con la arena caliente y seca por más tiempo y se descompusieron más (Brier 1996: 20). Los egipcios no entendieron el importante papel de la arena del desierto y no volvieron a ella (Tyldesley 2000: 146), esto significó que se tuvieron que desarrollar medidas de preservación aún más drásticas, y por ensayo y error durante un largo período de tiempo, desarrollaron la famosa técnica familiar para todos los escolares británicos de hoy.

La creencia de los antiguos egipcios en la otra vida se refleja en el mito de Osiris, el epítome del buen rey y el buen dios (Plutarco, De Iside 13, 49). Su historia era lo que todo el mundo aspiraba a seguir (Brier 1996: 21), aunque parece haber sido un tema tabú para los textos egipcios porque las menciones son muy breves a pesar de su frecuencia (Lichtheim 1976: 81). El Himno a Osiris de la XVIII Dinastía es el relato egipcio antiguo más completo (Lichtheim 1976: 81-86), pero la versión más famosa de su mito es De Iside et Osiride de Plutarco. En resumen, los egipcios creían que antes de que los humanos gobernaran Egipto, estaba gobernado por los dioses. Osiris enseñó a la gente a cultivar, pero su malvado hermano, Seth, estaba celoso de él y decidió matarlo. Se las arregló para obtener las medidas de Osiris e hizo que le hicieran una caja en la que solo él cabía. Hizo una fiesta y les dijo a sus invitados que quien encajara en ella la ganaría y, por supuesto, Osiris encajó a la perfección, pero no se dio cuenta de que era un truco. Seth cerró la tapa de golpe y arrojó la caja, ahora el ataúd de Osiris, al río.

La buena esposa de Osiris, Isis, encontró la caja atascada en un árbol y lo rescató. Seth se enteró y rompió el cuerpo de Osiris en pedazos y los esparció por todo el país. Isis volvió a juntar cuidadosamente todos los pedazos, lo envolvió en vendas y escondió el cuerpo en los pantanos con la ayuda de su hermana, Neftis, custodiada por el dios con cabeza de chacal, Anubis. Isis se convirtió en un pájaro y le dio el aliento de vida a Osiris el tiempo suficiente para quedar embarazada de Horus. Los otros dioses finalmente decidieron que Osiris podría ser el dios del Más Allá y el Inframundo, pero las batallas entre Seth y Horus continuaron, descritas de manera colorida en un texto conocido como Las contiendas de Horus y Seth (Lichtheim 1976: 214-223). Fue el triunfo definitivo del bien sobre el mal: Osiris superó la muerte al tener su cuerpo preservado y protegido por Isis, y los antiguos egipcios aspiraban en sus muertes a hacer lo mismo y vivir para siempre con él en el Más Allá.

El cuerpo vivo se conocía como khet y el cadáver como khat (Ikram 2003: 24), pero los antiguos egipcios también creían que todos tenían un ka (la fuerza vital de una persona) y un ba (la personalidad de una persona). Para sobrevivir después de tu muerte, el ka y el ba necesitaban las mismas provisiones, como comida, que tenían en la vida y poder regresar al cuerpo (Ikram 2003: 23). Por lo tanto, era esencial preservar el cuerpo [2], razón por la cual los antiguos egipcios invirtieron tantos recursos en la momificación y la construcción de tumbas; las tumbas se conocían como "casas de los ka" (Ikram 2003: 27). El papel de los Cuatro Hijos de Horus también se menciona específicamente en relación con el ka en un texto al final de una copia del Período ptolemaico (griego) (332-30 a. C.) del Libro de los Muertos perteneciente a una dama llamada Tentraty o Teret, y llamado Lamentación de Isis y Neftis (Lichtheim 1980: 116-121):

“Thoth recita tu liturgia,
Y te llama con sus hechizos
Los Hijos de Horus guardan tu cuerpo,
Y todos los días bendice tu ka ".

Desafortunadamente, no se han encontrado relatos del antiguo Egipto sobre el proceso de momificación, posiblemente porque nunca fue escrito como los embalsamadores aprendieron en el trabajo, como otros artesanos (Brier 1996: 38). Herodoto (2. 86) y Diodoro (1. 91) dicen que fue un oficio profesional. Herodoto fue un historiador griego antiguo y la primera persona en escribir un relato sobre la momificación, pero en un momento en que el proceso acababa de pasar su apogeo y comenzaba a declinar. Su obra se complementa con Diodoro (1. 91 y 19. 98-99), Estrabón (16. 2. 41-2 y 45) y Plinio (16. 21, 24. 11 y 31. 46). Estos datan de c. 484-420 a.C., siglo I a.C., c. 63 a. C.-21 d. C. y 23-79 d. C., respectivamente (Shaw y Nicholson 1995: 126, 22, 280, 197), no, entonces, el apogeo del imperio egipcio.

El relato de Herodoto (2. 85-88) dice que después de los rituales de duelo iniciales, los embalsamadores mostraron a los familiares de la persona fallecida "muestras de cadáveres" de madera para ayudarlos a decidir qué método querían. En el primer método, se extrajo el cerebro con un gancho, se cortó el costado del cuerpo con una piedra etíope [3] y se extrajeron las vísceras (órganos internos). La cavidad del cuerpo se limpió con vino de palma y especias, se llenó con mirra, casia y más especias, y luego se cosió. El cuerpo se empacó en natrón durante 70 días, luego se lavó y se envolvió en vendajes y goma de mascar. El segundo método era más barato e implicaba inyectar el cuerpo con aceite de cedro a través del ano y envasarlo durante 70 días, después de lo cual el aceite de cedro habría disuelto las tripas y el natrón la pulpa. Luego, los embalsamadores devolvieron el cuerpo sin hacer nada más. El tercer método era el más barato y simplemente implicaba limpiar las entrañas con mirra y dejar el cuerpo en natrón durante 70 días.

Herodoto era un extranjero y un turista, por lo que es posible que no se le haya dicho toda la verdad de lo que estaba sucediendo, que haya tenido problemas de traducción y que ni siquiera haya estado en Egipto. Es posible que haya escuchado estas cosas de tercera mano de parte de soldados o marineros, y algunas de las historias que cuenta en otras partes de su libro, Las historias, son bastante increíbles (ver 3. 101-105). Todo esto pone en duda sus otras descripciones, pero, a pesar de esto, es la mejor fuente escrita que tenemos. Diodoro (1.91) agrega detalles, como que a la familia se le dio una lista de precios de antemano, los precios de los tres métodos eran un talento de plata, veinte minas y el tercero, `` muy poco ''. La acuñación no se utilizó en Egipto hasta Tiempos griegos (Smith y Dawson 1924: 174), por lo que no sabemos cuánto habría costado la momificación antes de esto, pero según el Museo Británico en 1930 (1930: 229), los precios de Diodoro equivalían a £ 250 para la primera método y £ 60 por el segundo. Se han conservado listas de precios del período griego y Brier (1996: 74) ha publicado un ejemplo.

Diodoro (1. 91) dice que el 'escriba' marcó el lugar para la incisión de embalsamamiento, que estaba en el lado izquierdo del cuerpo, y el 'cortador' hizo el corte, pero luego fue ahuyentado con piedras por dañar a uno de sus "tribu." Herodoto no menciona esto. ¿Podría esto deberse a que Diodoro visitó Egipto alrededor del 59 a.C. (Brier 1996: 71), durante el reinado del emperador romano Nerón (Shaw y Nicholson 1995: 312), mientras que Herodoto lo visitó alrededor del 450 a.C. (Shaw y Nicholson 1995: 126, 311), y antes de las conquistas grecorromanas (332 a. C. y 30 a. C., respectivamente)? A los griegos no se les permitió diseccionar cuerpos (Smith 1914: 190, Brier 1996: 100), por lo que podría ser que este ritual fuera una introducción posterior a la época de Herodoto. Debe haber sido un proceso muy ritualizado porque ni siquiera necesitaban haber usado una "piedra etíope afilada", ya que también tenían cuchillos de bronce en ese momento (Brier 1996: 63).

Diodoro (19. 98-99) y Estrabón (16. 2. 41-2 y 45) dicen que en el proceso se usó alquitrán del Mar Muerto, Plinio agrega que 'jugo de cedro' (16. 21) y brea de cedro '(24, 11), y también menciona natrón (31, 46). El natrón es un compuesto natural de carbonato de sodio y bicarbonato de sodio (a menudo con impurezas de cloruro de sodio (sal común) y sulfato de sodio), y su fuente principal es Wadi Natrun (Lucas 1932: 62, 66). Se lo conocía como netjry, "sal divina" (Ikram 2003: 54). Se cree que muchas momias del Período Tardío (c. 688-332 aC) se hicieron simplemente cubriéndolas con betún y a menudo se dice que la palabra moderna 'momia' proviene de una palabra persa, mumiya, que significa betún o brea mineral ( Pettigrew 1834: 1), pero Lucas (1914) cuestionó esto. Él (1931: 20) argumentó que lo que se identificó como "brea" era resina de árbol y que el aceite de cedro del segundo método de Herodoto era aceite impuro de trementina. Por otro lado, el trabajo de Spielmann (1932) sí detectó la presencia de betún en algunas momias.

También hay cierta inconsistencia en las descripciones del tiempo que tomó el proceso de momificación. Herodoto (2. 86, 87 y 88) dice que tomó 70 días, pero Diodoro (1.91) dice que fueron 30 días. Las inscripciones en la tumba de la reina Merysankh III (mencionadas anteriormente) registran que transcurrieron 273 días entre su muerte y su entierro (Dunham y Simpson 1974: 8), pero Brier (1996: 57) cree que este retraso podría deberse a que su tumba no estaba terminada. En la Biblia (Génesis 50, 2-3), el embalsamamiento de Jacob tomó 40 días y el período de luto 70 días. Sin embargo, el consenso actual es que todo el procedimiento tomó 70 días, pero la parte de la momificación probablemente no tomó tanto tiempo y se completó con rituales y el tiempo que tomó envolver los cuerpos.

Diodoro (1. 93) dice que los riñones y el corazón quedaron dentro del cuerpo, y las momias valían tanto para la gente, que podían usarlos como garantía en un préstamo y se deshonraban si no podían devolverlo. Porfirio (4. 10) dice que las entrañas se pusieron en una caja y se sostuvieron al sol, y esta es la única fuente antigua que menciona el cofre canópico (Brier 1996: 77). Filce Leek (1969) se mostró escéptico sobre la posibilidad de extraer el cerebro por la nariz (conocido como excerebración [Ikram 2003: 62]), pero sus experimentos con ovejas demostraron, para su sorpresa, que la técnica era perfectamente viable, muy eficaz, y bastante necesario ya que la extirpación de los órganos internos significa que es menos probable que el cuerpo se descomponga (Ikram 2003: 62-63). Sin embargo, algunas preguntas que aún no se han respondido son cuánto natrón se usó, qué se hizo con la sangre, la vejiga y el bazo, y en qué orden se extrajeron los órganos (Brier 1996: 323).

El estudio físico de las momias muestra que la técnica cambió con el tiempo y esto puede ser útil para las citas (por ejemplo, Gray 1972). La extirpación de cerebros no fue común hasta el Imperio Nuevo (Ikram 2003: 63) cuando las momias comenzaron a estar realmente bien conservadas. En la dinastía XX (c. 1186-1070 a. C.) hubo una declinación del poder del estado central y una serie de famosos robos de tumbas (Peet 1930). La corte se trasladó al norte y las tumbas reales de Tebas en el sur quedaron vulnerables, pero los sacerdotes del dios Amón las abrieron, volvieron a vendar a los reyes y los trasladaron a escondites secretos (Tyldesley 2000: 110-12). Esto tenía la ventaja de que los embalsamadores podían ver los resultados previamente pobres de su trabajo y, por lo tanto, la técnica de la XXI Dinastía (c. 1070-945 aC) vio la momificación en su apogeo (Brier 1996: 92-93). En este período, se describe a muchos como llenos de una "sustancia parecida al queso" debajo de la piel, que detuvo su encogimiento y ayudó a que el cuerpo pareciera más realista (Smith y Dawson 1924: 116, Brier 1996: 269).

A fines de la dinastía XX, los frascos canopos no siempre se colocaban cerca de los pies de la momia, sino que a veces se colocaban a ambos lados (Ikram 2003: 128). Durante las dinastías 21 y 22 (c. 1070-712 a. C.), las vísceras se envolvían y volvían a colocar dentro de la cavidad del cuerpo, pero todavía se usaban frascos canopicos, a veces sólidos, frascos 'falsos' (Brier 1996: 85, pág. Ikram 2003: 128), tan importantes eran para entonces como parte del conjunto funerario tradicional. Dando otro giro a esto, el rey Shoshenq II (c. 890 a. C.) incluso hizo que le hicieran vísceras falsas en ataúdes de plata. En el tercer período intermedio (c. 1070-660 a. C.), las parcelas viscerales a veces iban acompañadas de figuras de cera de los Cuatro Hijos de Horus (Ikram y Dodson 1998: 289). El uso adecuado de las vasijas canopicas revivió brevemente en la dinastía 25 (c. 712-653 a. C.), pero durante las dinastías 26 a 30 (c. 688-343 a. C.), las vísceras se colocaron entre las piernas de las momias (Ikram 2003: 69) y la técnica de momificación declinó (Brier 1996: 94).

El uso de frascos canopos disminuyó aún más durante el Período grecorromano (332 a. C.-364 d. ​​C.) (Ikram 2003: 128), pero la técnica de vendaje utilizada en las momias mejoró y se convirtió en una elaborada 'forma de arte' (Museo Británico 1930: 233, Brier 1996: 99). Los romanos también introdujeron retratos realistas en los envoltorios y la mayoría de los ejemplos provienen del área de Fayum en los primeros dos siglos d.C. Lo mejor se hizo en encáustica (pigmentos mezclados con cera de abejas) (Brier 1996: 100-1) y aunque solo un número muy pequeño de momias tenían paneles de retrato, muestran cómo la élite local había adoptado las tendencias romanas (Montserrat 1993 Doxiadis 1995) . Sin embargo, debido a estas nuevas influencias, hubo un declive en las creencias religiosas anteriormente sostenidas. Cuando llegó el cristianismo en el siglo I d.C., las prácticas funerarias del antiguo Egipto declinaron aún más y los líderes de la iglesia, como Atanasio y San Antonio, se pronunciaron en contra de la momificación (Brier 1996: 78). La práctica fue prohibida en el 392 d.C. por el emperador Teodosio (Brier 1996: 100), pero cientos de toscas momias indican que todavía existía hasta la introducción del Islam en el siglo VII (Smith 1914: 195).

Examinar el desarrollo y los pertrechos de la momificación, las tumbas y los bienes funerarios del antiguo Egipto es examinar el desarrollo de su religión, ciencia, artesanía y riqueza. Los frascos canopicos son la punta de un iceberg de industria y teología cuya profundidad los egiptólogos todavía están trabajando arduamente para comprender completamente. Aunque algunos observadores pueden criticar a esta antigua civilización por estar obsesionada con la muerte, muchos otros ven sus creencias como un reflejo de una vida que disfrutaron y posteriormente desearon llevar para siempre. En palabras de Diodoro (1,93), "una persona bien puede admirar a los hombres que establecieron estas costumbres ... y el cuidado afectuoso de los muertos".

Beth Asbury
Museo Pitt Rivers
Agosto 2012

[1] La cronología utilizada es la del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York en agosto de 2010.

[2] Saber esto hace que sea triste que el contenido de la jarra canopic 1884.57.17.1 haya sido identificado como "materia quemada ... probablemente las vísceras embalsamadas" en la base de datos de objetos (http://databases.prm.ox.ac.uk).

[3] Para una discusión sobre un antiguo cuchillo egipcio que Pitt-Rivers pensó que podría haber sido usado en la momificación, vea la biografía de mi objeto de Flint Knife 1884.140.82.

Biblia, El, La Biblia del Estudiante: Nueva Versión Internacional, 1992. Zondervan: Michigan.

Brier, B. 1996. Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo, O’Mara: Londres.

Museo Británico, 1930. Una guía general de introducción a la colección egipcia del Museo Británico, Harrison and Sons: Londres.

Diodoro de Sicilia, Biblioteca de Historia, Libro 1 traducido por C.H. Oldfather 1933, Libro 19 traducido por R.M. Geer 1971, Loeb Classical Library, Heinemann: Londres.

Doxiadis, E. 1995. Los misteriosos retratos de Fayum: rostros del antiguo Egipto, Thames y Hudson: Londres.

Dunham, D. y Simpson, W.K. 1974. La Mastaba de la Reina Mersyankh III, vol. 1, Eastern Press: New Haven, Connecticut.

Filce Leek, F. 1969. "El problema de la eliminación del cerebro durante el embalsamamiento por los antiguos egipcios", Revista de arqueología egipcia 55, pág. 112-117.

Frankfort, H. 1948. Religión egipcia antigua: una interpretación, Harper and Row: Nueva York, Londres.

Friedman, R. Maish, A., Fahmy, A.G., Darnell, J.C. y Johnson, E.D. 1999. "Informe preliminar sobre el trabajo de campo en Hierakonpolis: 1996-1998", Revista del Centro de Investigación Estadounidense en Egipto 36, 1-35.

Gray, P.H.K. 1972. "Nota sobre la posición de los brazos y las manos de las momias con vistas a la posible datación del espécimen", Revista de arqueología egipcia 58, pág. 200-204.

Herodoto, las historias, traducido por R. Waterfield 1998, Oxford University Press: Oxford.

Ikram, S. y Dodson, A. 1998. La momia en el antiguo Egipto: equipando a los muertos para la eternidad, Thames y Hudson: Londres.

Ikram, S. 2003. Muerte y entierro en el antiguo Egipto, Pearson: Edimburgo y Londres.

Lichtheim, M. 1976. Literatura egipcia antigua, Volumen II: El nuevo reino, Prensa de la Universidad de California: Berkeley.

Lichtheim, M. 1980. Literatura egipcia antigua, Volumen III: El período tardío, Prensa de la Universidad de California: Berkeley.

Lucas, A. 1914. "La cuestión del uso de betún o brea por los antiguos egipcios en la momificación", Revista de arqueología egipcia 1, pág. 241-45.

Lucas, A. 1931. "Cedro" -Productos de árboles empleados en la momificación, " Revista de arqueología egipcia 17, pág. 13-21.

Lucas, A. 1932. "The Occurrence of Natron in Ancient Egypt", Revista de arqueología egipcia 18, pág. 62-67.

Montserrat, D. 1993. "La representación de varones jóvenes en los" retratos de Fayum ", Revista de arqueología egipcia 79, pág. 215-225.

Murray, M.A. 1956. "Burial Customs and Beliefs in the Hereafter in Predynastic Egypt", Revista de arqueología egipcia 42, pág. 86-96.

Peet, T.E. 1930. Los grandes robos de tumbas de la XX dinastía egipcia, Clarendon Press: Oxford.

Pettigrew, T.J. 1834. Una historia de las momias egipcias, Longman and Company: Londres.

Pórfido, De L’Abstinence, traducido por M. Patillon y A. Segonds 1995, Les Belles Lettres: Paris.

Plinio, Historia Natural, Libro 16 traducido por H. Rackham 1945, Libros 24 y 31 traducidos por W.S.H. Jones 1966 y 1963, Loeb Classical Library, Heinemann: Londres.

Shaw, I. y Nicholson, P. 1997. Diccionario del Antiguo Egipto del Museo Británico, Prensa del Museo Británico: Londres.

Smith, G.E. 1914. "Momias egipcias", Revista de arqueología egipcia 1, pág. 189-197.

Smith, G.E. y Dawson, W.R. 1924. Momias egipcias, Allen and Unwin: London.

Spielmann, P.E. 1932. ‘To What Extent Did the Ancient Egyptians Employ Bitumen for Embalming?’ Journal of Egyptian Archaeology 18, pág. 177-180.

Strabo, The Geography, translated by H.L. Jones Book 16: 1956, Book 17: 1932, Loeb Classical Library, Heinemann: London.

Tyldesley, J. 2000. The Private Lives of the Pharaohs, Channel 4 Books, Macmillan: London.


Canopic jar

Canopic jar a covered urn used in ancient Egyptian burials to hold the entrails and other visceral organs from an embalmed body. The lids, originally plain, were later modelled as the human, falcon, dog, and jackal heads of the four sons of Horus, protectors of the jars.

The name comes (via Latin) from Canopus, the name of a town in ancient Egypt.

Citar este artículo
Elija un estilo a continuación y copie el texto para su bibliografía.

"Canopic jar ." Diccionario Oxford de frases y fábulas. . Encyclopedia.com. 17 de junio de 2021 & lt https://www.encyclopedia.com & gt.

Estilos de citas

Encyclopedia.com le brinda la posibilidad de citar entradas y artículos de referencia de acuerdo con estilos comunes de la Asociación de Idiomas Modernos (MLA), el Manual de Estilo de Chicago y la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Dentro de la herramienta "Citar este artículo", elija un estilo para ver cómo se ve toda la información disponible cuando se formatea de acuerdo con ese estilo. Luego, copie y pegue el texto en su bibliografía o lista de trabajos citados.


Ancient Egypt Lapbook

Esta free Ancient Egypt lapbook has twenty lapbook templates and many hands-on activities for you to use when completing your unit study of Ancient Egypt.

The free printable pages include ones about pyramids, mummies, pharaohs, Jews in Egypt, and more.

Here are the resources used in the Ancient Egypt Lapbook:

Resource List:

Books by Level:

    by Philip Steele 1st-3rd by Kay Winters, Barry Moser 3rd-6th by Jeff Reynolds (non-fiction) 4th-6th by Anne Millard 4th-6th by Joan Barghusen (culture) 4th-8th by Usborne (non-fiction) 4th-9th by Earnestine Jenkins (events) 7th-9th by George Ebers (historical fiction) 10th-12th

Books for All:

    by Geraldine Woods by Marian Broida by Peter Chrisp by The Metropolitan Museum of Art
  • The Egyptian World by Margaret Oliphant by George Hart by Joyce Filer

Other Resources:

Ancient Egypt Lapbook Activities:

  • pyramids *geography / history / science / culture
  • hieroglyphics *history
  • mummies *history / culture / science
  • canopic jars *history / culture
  • homes *history / culture / art
  • furniture *history / culture / research skills
  • clothes *history / culture / art
  • work *history / culture / research skills
  • food *history / culture / life skills
  • religion *history / culture
  • entertainment *history / culture
  • What are these? *history / culture / research skills
  • Jews in Egypt *history / Bible / language arts
  • pharaohs *history
  • transportation *history / science
  • Egyptian math *history / math
  • Science in Ancient Egypt *history / science
  • tools *history / science
  • did you know
  • show what you learned

How to Complete the Ancient Egypt Lapbook:

There is a printable lapbook template for each of the twenty activities. As you read through the books, complete each template following the directions on the printable pages.

There are also many corresponding hands-on activities. There are links and directions for some of the activities while some of the directions are in the books listed in the Resource List.

If you can’t find the exact books, you should be able to find some on the same topics and you can search online for directions to the activities.

There are enough activities to keep you immersed in Ancient Egyptian history for several weeks.

Reinforce what you are learning with this fun Tomb Dash! File Folder Game.

Activity 1: Pyramids

Pyramids are a well-known part of Ancient Egypt. Therefore let’s take a closer look at them.

1. What are the 3 types of pyramids found in Egypt?
2. Where are they located? Draw a map and put pyramid symbols to show the location and kind. See page 8 in Pyramid by Eyewitness books
3. Why were the pyramids built?
4. What materials were used to build the pyramids?
5. How were the pyramids built?
6. What kind of treasures can be found in the pyramids?
7. Why did the Egyptians choose the pyramid design?

Hands-on: Make a simple step pyramid. Instructions can be found in Ancient Egyptians and Their Neighbors: An Activity Guide pág. 8

Activity 2: Hieroglyphics

Hieroglyphics often adorned the walls and artifacts in pyramids. In the printable booklet is a sheet with Cleopatra’s name written out. There are directions on this sheet for you to complete.

Activity 3: Mummies

In the mini-book explain how mummies were made in Ancient Egypt. Why did they practice mummification?

Hands-on: Make a mummified Barbie

Activity 4: Canopic Jars

What were canopic jars used for? What did the different lids on them stand for?

Hands-on: Make a canopic jar. You’ll need self hardening clay and paints. Shape the clay into the shape of a jar. Set aside and let dry. While this is drying shape some more clay into the lid for your jar. Pick an image of a lid to copy. After both pieces are dry paint them to look like a canopic jar.

Activity 5: Egyptian Homes

Research and find out what kind of homes Ancient Egyptians lived in. Sketch some examples of the homes in your mini-book.

Activity 6: Egyptian Furniture

Identify the images of furniture the Egyptians uses. Give a brief description of what they were used for. See if you can find any more examples to add.

Activity 7: Egyptian Clothes

Sketch or take a picture of your Egyptian outfit you make and put it in your minibook.

Hands-on: Make a girl’s long dress or a boy’s short kilt. Instructions found inAntiguo Egyptians and Their Neighbors pp. 14-17 Make an Egyptian headband and collar.

Activity 8: Egyptian Work

What kind of work did they do? Write the different kinds in your mini-book. Then pick one to describe in your book.

Activity 9: Egyptian Food

What was the Egyptians diet like? Was there a difference between poor and rich Egyptians diets? Make a list of each in your book.

Hands-on: Make overnight fig cakes. Instructions found in Ancient Egyptians and Their Vecinos pág. 37

Activity 10: Religion

What kind of religion did the Egyptians practice? List the different gods they worshipped and what each represented.

Activity 11: Egyptian Entertainment

What kind of things did the Egyptians do for fun?

Activity 12: Identification

What are these images? What form of entertainment did they use this stuff for?

Hands-on: Make a sistrum. You’ll need a wire coat hanger, yarn, and metal washers. Bend the hanger into the shape of the sistrum. Now cut 3 lengths of string long enough to stretch across your sistrum, making sure to leave enough length to tie it on. Tie each end on to one side of the sistrum. Then string some metal washers onto each piece of yarn. Then tie the other end to the other side. Make sure it is pulled tight when you tie it.

Activity 13: Jews in Egypt

What role did Jews play in Egyptian history? Find the Bible verses that tell about the captivity of Jews in Egypt. Why did the Jews become slaves in Egypt? What hardships did they endure during their captivity? What things did God do to make the Egyptians free the Jews? If the Jews had not suffered at the hand of the Egyptians, do you think they would have been willing to leave Egypt for the Promise Land?

Activity 14: Pharaohs

What was the role of pharaohs in Egypt? What did the pharaohs believe themselves to be? Who are some of the most famous pharaohs?

Activity 15: Transportation

List the ways Egyptians traveled.

Hands-on: Make an Egyptian sailboat. Instructions found in Ancient Egyptians and Their Vecinos pág. 32-33

Activity 16: Egyptian Math

Make a chart to show how the Egyptians math. Explain how the Egyptians used math and what they used it for. You can find this information in Science in Ancient Egipto

Activity 17: Science in Ancient Egypt

Research and write about how the Egyptians used science in building the pyramids, astronomy and time, and medicine. What did we gain from the Egyptians?

Activity 18: Egyptian Tools

There are images of tools used in Ancient Egypt on the printable pages. Explain what these tools were used for.

Activity 19: Rosetta stone

What is the Rosetta Stone and why is it important?

Activity 20: Did you know?

Come up with some facts to make a did you know book.

Here’s one – The Egyptians trained monkeys to climb fruit trees to pick the fruit at the top. See what other interesting facts you can come find.

Activity 21: Show What you Learned

Show what you learned – make a display of all the things you have created. Also display your notebook or lapbook. Then make an Egyptian feast, dress in your Egyptian outfit, and invite some guests over to share your info with.

This Egyptian history creative writing newspaper is a great way to wrap up everything your students have learned throughout the unit study.


Ver el vídeo: Ancient Egyptian Canopic Jars