Lancer belga con caballo de Uhlan

Lancer belga con caballo de Uhlan

Lancer belga con caballo de Uhlan

Este lancero belga se muestra con un caballo tomado de un Uhlan alemán durante el período de guerra móvil de 1914.


El Regimiento de Lituania se formó en 1797 después de la Tercera Partición de Polonia y se nombró como el 1er regimiento lituano tártaro de caballos. En 1799, el regimiento participó en la Campaña Suiza, después de su regreso en 1801, el regimiento fue asignado a la Inspección de Lituania y el regimiento recibió nuevos uniformes relacionados con sus homólogos regulares lituanos. En 1803, partes de los regimientos de Lituania y Polonia ayudaron a formar el nuevo Regimiento de Caballo de Lituania. En 1806, el regimiento participó en la batalla de Pułtusk y en noviembre del año siguiente pasó a llamarse Regimiento tártaro de Uhlan con nuevos colores.

En 1809, junto con el regimiento lituano, fue asignado a la & # 160 Guardia Fronteriza & # 160 en la frontera con el & # 160Ducado de Varsovia y al año siguiente fue retirado de los deberes fronterizos y asignado a la 2da División de Caballería. En 1811 el regimiento se trasladó a la 5ª División de Caballería. Durante la invasión francesa de Rusia, el regimiento fue asignado al Cuerpo de Caballería de Lambert como parte del 3er Ejército de Observación y más tarde ese año se unió a la 2da División Lancer y en 1813 participó en la Guerra de la Sexta Coalición y la Batalla de Kulm. Después del final de la guerra, el regimiento estuvo estacionado en Lebedin.

En 1819 el regimiento fue asignado a la División Lituana Lancer y en 1828 fue conocido como el 22 ° (Lanceros tártaros) Regimiento de la milicia a caballo. En 1831, el regimiento participó en el Levantamiento de enero y luego fue asignado a la 6ª División Lancer. En 1833, el regimiento se disolvió con los siguientes escuadrones que se unieron a los regimientos:


Contenido

Guerra de la Quinta Coalición Editar

En 1806, el duque de Brunswick-Lüneburg, Charles William Ferdinand, fue herido de muerte durante la derrota prusiana en la batalla de Jena-Auerstedt. Tras la derrota de Prusia y el colapso de la Cuarta Coalición contra Napoleón, su ducado permaneció bajo control francés. En lugar de permitir que el heredero del duque, Federico Guillermo, suceda al título de su padre, Napoleón se apoderó del ducado y, en 1807, lo incorporó a su recién creado Reino modelo de Westfalia, gobernado por su hermano Jérôme. Dos años más tarde, en 1809, se formó la Quinta Coalición contra Napoleón entre el Imperio Austriaco y el Reino Unido. El desposeído Frederick William, que había sido un enérgico crítico de la dominación francesa en Alemania, aprovechó esta oportunidad para buscar la ayuda de Austria para formar una fuerza armada. Para financiar esta empresa hipotecó su principado en Oels. En su encarnación inicial (fechada el 25 de julio de 1809), el cuerpo 'libre' de 2.300 efectivos constaba de dos batallones de infantería, un batallón Jäger, una compañía de francotiradores y un contingente de caballería mixto que incluía húsares y uhlanes. [1] [4]

A pesar de una campaña exitosa con sus aliados austríacos, la derrota de estos últimos en la batalla de Wagram el 6 de julio de 1809 llevó al Armisticio de Znaim el 12 de julio. William se negó a aceptar esto y dirigió su Schwarze Schar ("Black Host") en Alemania, logrando brevemente tomar el control de la ciudad de Brunswick. Enfrentados a las fuerzas superiores de Westfalia, los Brunswickers llevaron a cabo una notable retirada de combate a través de Alemania, deteniendo dos veces a los ejércitos perseguidores, en la Batalla de Halberstadt y la Batalla de Ölper finalmente siendo evacuados por la Royal Navy de la desembocadura del río Weser. Al aterrizar en Inglaterra, el duque fue recibido por su primo y cuñado, el príncipe regente (más tarde el rey Jorge IV) y los Brunswickers negros entraron al servicio británico. [5] Durante los años siguientes, los Brunswickers se ganaron una sólida reputación a través del servicio con los británicos en la Campaña Peninsular. Sin embargo, el desgaste constante en las batallas y escaramuzas en Portugal y España, combinado con la falta de apoyo político y las dificultades financieras, llevaron a una situación en la que parecía probable la disolución inminente de la unidad. [6]

Guerra Peninsular Editar

Cuando se organizó para el servicio británico, el cuerpo pasó a llamarse regimientos Brunswick Oels Jäger y Brunswick Oels Hussar. Los prusianos representaban una gran parte del cuerpo de oficiales original, mientras que los hombres alistados estaban motivados por el patriotismo alemán. Sin embargo, una vez que los Oels entraron al servicio inglés, se les aisló de sus terrenos naturales de reclutamiento. Obligado a reclutar hombres de los campos de prisioneros de guerra para completar las filas, la calidad de los soldados en los Oels disminuyó. Además, la Legión Alemana del Rey obtuvo los mejores reclutas alemanes, dejando a los Oels con los menos deseables. Además de los alemanes, los Oels reclutaron polacos, suizos, daneses, holandeses y croatas. Charles Oman, el historiador de la Guerra Peninsular, llama a los Oels una "tripulación heterogénea, muy dada a la deserción" y registra una ocasión en la que diez hombres fueron sorprendidos desertando en un cuerpo. De éstos, cuatro fueron fusilados y el resto azotado. [7]

Sin embargo, los Brunswick Oels Jäger dieron buena cuenta de sí mismos durante la guerra. El regimiento, realmente un solo batallón, llegó a Portugal a principios de 1811. El duque de Wellington distribuyó una compañía a la 4ª División y dos compañías a la 5ª División como escaramuzadores, mientras que las nueve compañías restantes sirvieron en la recién formada 7ª División. Los Oels permanecieron en esta organización hasta el final de la guerra en abril de 1814. [8] Durante este período, los Oels sirvieron en la mayoría de las batallas importantes, incluidas Fuentes de Onoro, Salamanca, Vitoria, los Pirineos, Nivelle, Nive y Orthez. [9]

Tras la fallida invasión de Rusia por Napoleón en 1812, y su posterior retirada a Francia, William pudo regresar a Brunswick en 1813 para reclamar su título. También aprovechó la oportunidad para reponer las filas de sus Black Brunswickers. Tras la fuga de Napoleón de Elba en 1815, se colocó una vez más bajo el mando del duque de Wellington y se unió a las fuerzas aliadas de la Séptima Coalición en Bélgica. El "Cuerpo de Brunswick", como se le llama en el orden de batalla de la Campaña de Waterloo, se formó como una división discreta en la reserva aliada. Su fuerza se da en 5.376 hombres, compuestos por ocho batallones de infantería: una vanguardia o Vanguardia, un salvavidas o Leib-Bataillon, tres batallones ligeros y tres de línea. Fueron apoyados por una batería de artillería a caballo y a pie de ocho cañones cada una. También se incluyó un regimiento de Brunswicker húsares mientras que un solo escuadrón de ulanos a menudo se adjuntaba al cuerpo de caballería aliado. [10]

Batalla de Quatre Bras Editar

Quatre Bras era una aldea en una encrucijada estratégica en la carretera a Bruselas. El control francés no solo amenazaría a la ciudad, sino que dividiría al ejército aliado de Wellington de los prusianos de Blucher. A las 14:00 del 16 de junio de 1815, después de algunas escaramuzas iniciales, la principal fuerza francesa al mando del mariscal Ney, se acercó a Quatre Bras desde el sur. Se enfrentaron a la 2ª División de Holanda, que había formado una línea mucho antes de la encrucijada. Frente a tres divisiones de infantería francesa y una brigada de caballería, las tropas holandesas y de Nassau se vieron obligadas a retroceder, pero no se rompieron. Los refuerzos llegaron a las 15:00, siendo una brigada de caballería holandesa, la 5ª División Británica de Picton, seguida de cerca por el Cuerpo de Brunswick. Los francotiradores del regimiento de la Guardia Avanzada de Brunswick fueron enviados para apoyar a los escaramuzadores holandeses en Bossou Wood en el flanco derecho (occidental) aliado; el resto del cuerpo tomó una posición de reserva al otro lado de la carretera de Bruselas. [11] El duque tranquilizó a sus tropas inexpertas caminando arriba y abajo frente a ellos, fumando tranquilamente su pipa. [12]

Un ataque de infantería francesa fue detenido por la primera línea aliada, que fue atacada a su vez por la caballería francesa. Wellington trasladó a la infantería de Brunswick a la línea del frente, donde fueron sometidos a un intenso fuego de artillería francesa, lo que los obligó a retroceder una corta distancia. Mientras una masa de infantería francesa avanzaba por la carretera principal, el duque encabezó una carga por su ulanos, pero fueron rechazados. Barridos por el disparo de un bote a corta distancia, los Brunswickers se rompieron y se reunieron en la encrucijada misma. En este punto, el duque, que estaba reformando sus tropas, fue alcanzado por una bala de mosquete, que le atravesó la mano hasta el hígado. Fue rescatado por los hombres del Regimiento Leib, quienes lo llevaron de regreso usando sus mosquetes como camilla. Murió poco después. Las últimas palabras del duque a su ayudante, el mayor von Wachholtz, fueron:

Mein lieber Wachholtz, ¿quién es Denn Olfermann? (Mi querido Wachholtz, ¿dónde está Olfermann?) [13]

El coronel Elias Olfermann era el ayudante general del duque, quien asumió el mando inmediato del cuerpo. [14] Wellington luego ordenó a los húsares de Brunswick que hicieran un contraataque sin apoyo contra la brigada de caballería ligera francesa, pero fueron rechazados por el fuego pesado. Más adelante en la batalla, los coraceros franceses rompieron la línea del frente aliado y solo la infantería de Brunswick que se había formado en cuadrados les impidió tomar el cruce de caminos. A las 21:00, los refuerzos aliados, incluidos los recién llegados Brunswick 1º y 3º regimientos ligeros, habían hecho retroceder a los franceses a sus posiciones iniciales. [15] Las pérdidas de Brunswick ese día ascendieron a 188 muertos y 396 heridos. [dieciséis]

Batalla de Waterloo Editar

Solo dos días después, el domingo 18 de junio, el duque de Wellington colocó a su ejército anglo-aliado a lo largo de una cresta cerca del pueblo de Waterloo, para bloquear el avance de Napoleón por la carretera a Bruselas. El Cuerpo de Brunswick formaba parte del cuerpo de reserva de Wellington, bajo su mando personal. [17] En esa capacidad, se mantuvieron muy por detrás de la cresta de la cresta y evitaron bajas durante el bombardeo francés inicial. En la primera parte de la tarde, los guardias de infantería británicos bajaron la pendiente para reforzar el castillo de Hougoumont, que estaba bajo un feroz ataque francés, el Cuerpo de Brunswick se adelantó para ocupar su lugar.

Aproximadamente a las 16:00, Ney decidió intentar romper el centro derecho de la línea anglo-aliada con su caballería. Unos 4.800 jinetes franceses cargaron colina arriba y entraron en la infantería aliada, que se había formado en cuadrados para resistirlos. En total, 9.000 jinetes participaron en repetidos ataques contra las plazas aliadas, pero no pudieron romper ninguna de ellas, incluidos los Brunswickers, a quienes algunos oficiales británicos consideraban "inestables". [18] El Brunswick húsares y ulanos, que formaba parte de la 7ª Brigada de Caballería Británica, atacaba a los franceses cada vez que se retiraban para reagruparse. Finalmente, Ney no tuvo más remedio que abandonar los ataques.

La captura francesa de la granja fortificada de La Haye Sainte había dejado una brecha en el centro de la línea de Wellington, y la infantería de Brunswick fue traída para llenarla. Fue aquí donde Napoleón envió uno de los dos ataques de su guardia imperial en un último esfuerzo por romper el ejército de Wellington. Frente a los veteranos de los granaderos de la guardia media, los inexpertos Brunswickers se separaron de la línea y "retrocedieron en desorden", pero se recuperaron cuando llegaron a la reserva de caballería en la retaguardia. La misma suerte corrió el Regimiento de Infantería de Nassau y dos batallones británicos. Finalmente, los guardias fueron detenidos y echados hacia atrás cuando fueron sorprendidos por un ataque de flanco de las tropas aliadas. [19] El Cuerpo de Brunswick se había recuperado lo suficiente para participar en el "avance general" aliado que barrió al ejército francés del campo. Fuentes británicas dan el número de Brunswickers muertos en acción ese día como 154 con 456 heridos y 50 desaparecidos. [20]

En los días siguientes, escoltaron a 2.000 prisioneros franceses de regreso a Bruselas y luego marcharon a París. Finalmente regresaron a Brunswick el 6 de diciembre de 1815. [21]


Información general [editar | editar fuente]

Los ulanos son la caballería con lanza europea. Al igual que otras caballerías con lanzas, los uhlanes tienen excelentes estadísticas de carga, pero, por lo demás, escasas estadísticas de combate cuerpo a cuerpo. Esto los hace mortales en una carga, pero frágiles si se empantanan, por esta razón deben ser retirados de la batalla con bastante rapidez. Ordenarles que carguen por los flancos o atravesar su objetivo les permite escapar más rápido, con menos bajas y, a menudo, más muertes. Los ulanos austríacos tienen mejores estadísticas que los equivalentes de todas las demás facciones, pero también son más caros de entrenar y mantener.


Información general [editar | editar fuente]

Vístula Uhlans son la caballería lancero por defecto (y única) de Francia en La Campaña Peninsular. Son estadísticamente idénticos a los Chevau-Légers Lancers, lo que los convierte en los mejores lanceros de caballería en La Campaña Peninsular.

A diferencia de los Chevau-Légers Lancers, que se reclutan fácilmente en cualquier región con centros de reclutamiento de nivel bajo, los Uhlans del Vístula solo pueden ser reclutados en academias militares de nivel 4 o superior, y solo en regiones francesas. Esto relega al ejército francés a utilizar Chasseurs à Cheval y Dragoons durante gran parte de la campaña.


Lancer belga con el caballo de Uhlan - Historia

"Simonyi. Condujo a sus húsares al palacio de Fontainbleu [en París] e, imitando a Hadik, vació su pipa en el trono de Napoleón".
- Dave Hollins


Caballería austriaca, de la colección de Paul Armont (www.flats-zinnfiguren.com)
De izquierda a derecha: chevauleger, húsar, uhlan, coracero y dragón.

.

Los soldados de caballería austriacos "eran tan superiores a nosotros
como estábamos con las bandas adiestradas de la ciudad ".
- Le Marchant, líder de la caballería británica

La Caballería austríaca.
En Borghetto, Bonaparte huyó ante la caballería austríaca.
trepando por una pared y perdió su bota en el proceso.

La caballería austríaca estaba formada por coraceros, dragones, chevaulegeres (dragones ligeros), húsares y uhlanes. Eran excelentes espadachines y jinetes, bien entrenados y bien montados y gozaban de gran reputación en Europa. Para el oficial de caballería francés, De Brack, los húsares húngaros eran "la mejor caballería europea". Sir Wilson escribió sobre la caballería austriaca: ". Tanto los coraceros como los húsares son magníficos". Otro observador británico describió a sus coraceros en 1814 en París como "sobresalientes". De acuerdo a "Los ejércitos de Europa": "La caballería [austriaca] es excelente. La caballería pesada o" alemana ", que consiste en alemanes y bohemios, está bien montada, bien armada y siempre es eficiente. La caballería ligera, quizás, ha perdido al mezclar el chevau-l alemán gers con los lanceros polacos, pero sus húsares húngaros siempre serán los modelos de toda la caballería ligera ". ("The Armies of Europe" en Putnam's Monthly, No. XXXII, publicado en 1855)

.
". Durante las Guerras Napoleónicas, 4 Húsares querían atacar
40 soldados de caballería ligera enemigos. Su Oberleutenant ordenó
que retrocedieran, ya que eran superados en número.
'¿Eh?' refunfuñó el infeliz Gemeiner, 'Nunca había escuchado eso
tenemos que contar al enemigo antes de atacar ".
- Hollins "Húsar húngaro 1756-1815"

Tácticas de la caballería austriaca
"La caballería austriaca estaba bien montada y en general buena
pero rara vez funcionaba eficazmente en masa ". - John Elting

John Elting escribió: "La caballería austríaca estaba bien montada y en general buena, pero rara vez operaba eficazmente en masa. Parece que, con la excepción de Liechtenstein y Nostitz, los generales franceses operaban mejor las formaciones multirregimentales. Solo en unos pocos casos los austriacos utilizaron tales formaciones multirregimentales. Por ejemplo, en 1809 en Aspern-Essling, el general Liechtenstein envió nueve regimientos de caballería contra la caballería ligera francesa al mando de Lasalle. Cuatro regimientos atacaron desde el frente y cinco atacaron el flanco de Lasalle. Los austriacos expulsaron a los franceses.

.
"Un recluta alto de 1,8 m [húsar] se enfrentó a un Korporal bajo.
"¡Ponte de pie y mantén la cabeza erguida!" - gritó el Korporal
'En ese caso', fue la respuesta, 'tendré que despedirme
para ti, Korporal, porque nunca te volveré a ver.
- Hollins "Húsar húngaro 1756-1815"

Organización y fuerza de la caballería austriaca
Regimientos y escuadrones

El regimiento de caballería austríaco constaba de 2-4 divisiones, cada una de 2 escuadrones. La división y no el escuadrón fue considerada como "el principal elemento táctico".

En marzo de 1809 fueron:
8 regimientos de coraceros, cada uno de 975 hombres y 1031 caballos en 6 escuadrones.
6 regimientos de dragones, cada uno de 975 hombres y 1031 caballos en 6 metros cuadrados.
3 regimientos de uhlan, cada uno de 1.479 hombres y 1.414 caballos en 8 metros cuadrados.
6 regimientos de chevaulegers, cada uno de 1.479 hombres y 1.414 caballos en 8 metros cuadrados.
11 regimientos de húsares, cada uno con 1.481 hombres y 1.414 caballos en 8 metros cuadrados.
1 Szekler regimiento de húsares: de 1.478 hombres y 1.408 caballos en 8 metros cuadrados.

En 1812-1813, el regimiento de coraceros y dragones tenía 4 cuadrados de 144 hombres cada uno, mientras que el regimiento de chevaulegere, uhlan y húsares constaba de 6 cuadrados de 180 hombres cada uno.
En 1814 se formaron el 7º Regimiento de Chevaulegers y el 4º Regimiento de Uhlan.
Austria también tenía un regimiento de dragones (de 10 "alas" independientes) para las tareas de guardia y escolta del personal. Fueron llamados Staff Dragoons (Dragones de puñaladas) y se formaron antes de la campaña destacando a los hombres más confiables de cada regimiento de dragones. Por esta razón, se les puede considerar como una tropa de élite.
Los Dragones del Estado Mayor ayudaron a mantener el equipaje en orden, pero tuvieron un papel policial más activo que la Infantería del Estado Mayor y también aumentaron la escolta de los generales en los reconocimientos. La unidad se formó en 1758.

Organización del regimiento de caballería:
. . . . . . . . . . . . . . . . . Personal
. . . . . . . . . . . . . . . . . Banda de música
. . . . . . . . . . . . . . . . . En 1813 en Hanau las bandas de regimiento de caballería
. . . . . . . . . . . . . . . . . les dio una serenata a los coraceros austríacos mientras esperaban la acción.
. . . . . . . . . . . . Yo 'División'
. . . . . . . . bajo el Oberst (coronel)

. . . Escuadrón. . . . . . . . Escuadrón
. . . . . . . . . . . . II 'División'
. . . . . . . . bajo el teniente de Oberst

. . . Escuadrón. . . . . . . . Escuadrón
. . . . . . . . . . . . III 'División'
. . . . . . . . en segundo mayor

. . . Escuadrón. . . . . . . . Escuadrón
. . . . . . . . . . . . IV 'División'
. . . . solo en regimientos de caballería ligera

Organización del escuadrón en 1806-1815 (según Bernhard Woykowitsch):
. . . . 6 Oficiales: 2 Rittmeisters, 2 Oberlieutenants, 2 Unterlieutenants
. . . . Los Rittmeisters eran equivalentes a la infantería Hauptmann (capitán)
. . . . 2 Wachtmeisters
. . . . 1 trompetero
. . . . Hasta 1806 fueron 2 trompetistas
. . . . después hubo un trompetista divisional con el personal del regimiento.
. . . . 12 Korporale
. . . . 144 Gemeine (soldados) en caballería pesada y 156 en caballería ligera.
. . . . 1 Fouriersch tz (sirviente oficial del primer Rittmeister)
. . . . 5 Privatdiener (sirvientes oficiales, ni siquiera un Gemeiner
. . . . 3 no combatientes: Unterchirurg, Sattler (guarnicionero) y Schmied (herrero)

Escuadrón de húsares de 4 Zuge (tropas)
(Este es el escuadrón del lado izquierdo de una división formada en el estándar)

.

". la mayoría de los húngaros aprendieron a montar en la infancia
y cuando salía a montar pronto adquirió un sentido natural
de dirección, lo que los convierte en los reclutas ideales
para tareas de caballería ligera ".
- Hollins "Húsar húngaro 1756-1815"

El caballo húngaro Lipizzaner (enlace externo) fue utilizado por la caballería austriaca. Provenía de la ciudad yugoslava de Lipice. Este caballo era más grande que el árabe y era muy conocido en el ejército austríaco. El caballo gozó de una gran reputación e incluso Napoleón obtuvo un Lipizzaner para él. Las tropas francesas saquearon gran parte de los reproductores de Lipizza y Piber.
Las monturas compradas tenían entre 4 y 7 años y 14-15 manos de altura. En 1807, un uso del caballo durante 10 años fue recompensado con tres dukats con uno mas dukat para cada año a partir de entonces.

El caballo estaba marcado con cifrado imperial y un número. A menudo se hacía hincapié en la limpieza y la alimentación de los caballos, cuando llovía se ataba o ataba la cola a la mitad de su longitud. Todos los arneses para caballos eran de color marrón en todos los regimientos de caballería. La piel de cordero de la silla era blanca o negra, y los grandes shabraques eran rojos.

.

En 1809, Napoleón notó que los mosquetones franceses
sufrió mucho en manos de los ulanos austríacos
[armado con lanzas] y se le ordenó darles armadura.

En la imagen: Regimiento austríaco de Ulanen F rst Schwarzenberg Nr. 2

El gran coracero llevaba 2 pistolas y una espada recta. La espada de caballería pesada británica se inspiró completamente en esta arma. El coracero austríaco estaba protegido con amor (solo placa frontal). Cada escuadrón de coraceros tenía 8 hombres armados con rifles y 8 con carabinas. (Antes de que se introdujeran los cascos, los coraceros llevaban cruces de hierro protectoras dentro de sus sombreros tricornios).

El dragón estaba armado con carabina y era recto y pesado. pallash. Cada escuadrón de dragones tenía 16 hombres armados con rifles.

El uhlan llevaba 2 pistolas, un sable curvo y una lanza. Cada escuadrón de ulanos tenía 8 hombres armados con rifles y 8 con carabinas. En el regimiento uhlan de 4 divisiones, las 2 divisiones centrales estaban armadas con lanzas, las 2 divisiones de flanco con carabinas.

El chevauleger (caballero ligero) llevaba una carabina y un sable (hasta 1802 pesados pallash). Desde 1804 todos llevaban las carabinas más largas. Cada escuadrón de chevaulegers tenía 16 hombres armados con rifles.

Uniformes de caballería austriaca.

La caballería austríaca, excepto los húsares, vestía ropa sencilla. Los húsares vestían atuendos sorprendentemente hermosos.

Uniformes de húsares
La regulación de 1798 permitía que los húsares usaran overoles grises con botones para usar en campaña. Estaban reforzados con cuero en el lado del sable. Las botas largas estándar se cortaron al estilo nacional con una decoración fuerte y duradera en la parte superior. El patrón de 1811 reintrodujo el borde amarillo / negro, que se retorció para formar una simple roseta en la parte superior delantera. El mono no tenía rayas rojas.
Para el servicio en el campo, la pluma se reemplazó por un pompón y generalmente se usaba una pelliza sobre el dolman. El abrigo estaba atado al pomo. La piel de cordero sobre la silla era generalmente negra.


Regimiento Dormán Pelliza Pantalones Shako Botones
1. Emperador Francisco
[Kaiser Franz]
azul oscuro azul oscuro azul oscuro negro amarillo
2. Archiduque Joseph
[Erzherzog Josef]
azul claro azul claro azul claro rojo amarillo
3. Ferdinand d'Este azul oscuro azul oscuro azul oscuro gris amarillo
4. Hessen-Homburg verde claro verde claro rojo amapola azul claro blanco
5. Ott verde oscuro verde oscuro carmesí rojo blanco
6. Blankenstein azul claro azul claro azul claro negro amarillo
7. Liechtenstein azul claro azul claro azul claro verde blanco
8. Kienmayer verde claro verde claro rojo amapola negro amarillo
9. Frimont verde oscuro verde oscuro carmesí negro amarillo
10. Stipsich azul claro azul claro azul claro verde amarillo
11. Szekler azul oscuro azul oscuro azul oscuro negro blanco
12. Palatinat gris gris azul claro negro blanco

Uniformes de Uhlans
La chaqueta era verde con solapas rojas para todos los regimientos. Los pendones de las lanzas eran negros sobre amarillos. Todos vestían pantalones verdes con rayas rojas y reforzados con cuero negro en la parte inferior. En la campaña llevaban monos grises. Existe cierta confusión sobre el color de la piel de cordero en la montura. Una versión dice que era blanco para desfile y negro para campaña y otra versión dice que hasta 1803 la piel de cordero era blanca y luego reemplazada por negra.


Regimiento Abrigo Pantalones Czapka Pendón Botones
1. Merveldt verde oscuro verde oscuro amarillo negro
amarillo
amarillo
2. Schwarzenberg verde oscuro verde oscuro verde oscuro negro
amarillo
amarillo
3. Archiduque Carlos
[Erzherzog Karl]
verde oscuro verde oscuro escarlata negro
amarillo
amarillo
4. Emperador Francisco
[Kaiser Franz]
verde oscuro verde oscuro blanco negro
amarillo
amarillo

Uniformes de coraceros
Los coraceros llevaban batas y calzones blancos. Durante la campaña llevaban monos grises encima o en lugar de los ajustados y elegantes pantalones. Las botas estaban por debajo de la rodilla. Aproximadamente desde 1805, el peine del casco de cuero negro de los coraceros se realzó, con una tira de latón en la parte delantera para otras filas, las placas frontales ahora llevaban el cifrado 'F.I.' El cabello de los hombres se había cortado muy corto, con las patillas que se extendían no más abajo que la parte inferior de la oreja. Los bigotes eran obligatorios para los soldados rasos, pero los oficiales debían estar bien afeitados.


Regimiento Abrigo Pantalones Vueltas Botones
1. Emperador Francisco
[Kaiser Franz]
(Bohemio)
blanco blanco rojo gris
2. Archiduque Francis Joseph de Este
[Erzherzog Franz Josef de Este]
(Bohemio)
blanco blanco negro gris
3. Albert ze Saschsen-Teschen
(Moravio)
blanco blanco rojo amarillo
4. Archiduque Fernando
[Erzherog Ferdinand]
(Austriaco)
blanco blanco verde gris
5. Sommariva
(Austriaco)
blanco blanco azul gris
6. Wallmoden
(Moravio)
blanco blanco negro amarillo
7. Lothringen
(Moravio)
blanco blanco azul oscuro gris
8. Hohenzollern
(Bohemio)
blanco blanco rojo amarillo

Nacionalidades.
Los húsares eran húngaros
Los Ulanos eran polacos
Los coraceros eran checos

El ejército austríaco era multinacional, no solo se podían encontrar austríacos, sino también suecos, ingleses, escoceses, irlandeses, polacos, rusos, ucranianos, prusianos, croatas, serbios e incluso monárquicos franceses.

Los Bussy Horse Jagers estaban formados por realistas franceses (emigrados) al servicio de Austria. Irónicamente, esta unidad participó en la derrota de los granaderos de la Guardia Consular de Bonaparte en Marengo, 1800.

Chevaulegeres
". la fuerza de caballería más útil
es presentado por los chavaulegers "
- General Daun

Chevau legere significa caballo ligero. Para muchos jugadores de guerra en países de habla inglesa, los chevaulegeres son los más populares de la caballería austriaca. Muchos militares tenían una opinión muy alta sobre ellos. Chlapowski de Lancers of Old Guard de Napoleón escribe: ". Era de la opinión entonces, como todavía lo soy hoy, que el caballo ligero austriaco es el mejor entrenado en este tipo de guerra [escaramuza]. Los austriacos son siempre los más hábiles para colocar puestos de avanzada para proteger su ejército ". (Chlapowski / Simmons - "Memorias de un lancero polaco" p. 15)
A finales de la década de 1750 hubo una propuesta para convertir dos regimientos de coraceros en dragones, pero el general Daun estaba en contra de esta idea. Afirmó que "la distinción entre los dos, tal como es, equivale simplemente a llevar la coraza, pero eso causa una gran impresión en los turcos, contra quienes estaremos luchando tarde o temprano ... En la guerra contra nuestro presente enemigo, la fuerza más útil de la caballería la presentan los chavaulegers. Los 'chevaulegers'. eran una especie de caballería que era nueva para los austriacos, eran dragones ligeros que podían servir junto a los coraceros y los dragones convencionales en el campo de batalla. capaz de ejecutar incursiones y otras empresas de rápido movimiento, y cumplir con su deber de avanzada en un país difícil al menos tan eficazmente como los húsares, y ciertamente mejor que los dragones. El 17 de junio, los nuevos escuadrones sorprendieron y derrotaron al mejor de los dragones prusianos, el regimiento supergrande de Bayreuth, (enlace externo) y capturaron sus tambores de plata. Sería difícil imaginar una demostración más espectacular del valor de los dragones ligeros ". (Duffy -" Instrumento de Guerra "Vol. I p. 252-3)

En 1788 Austria tenía 6 regimientos de chevaulegeres, en 1791 eran 7. En 1798 los siete regimientos de chevauleger fueron rebautizados como dragones ligeros, pero pocos meses después se convirtieron en dragones. En 1801-1802, cinco regimientos de dragones ligeros y un regimiento de dragones recién formado se convirtieron en chevaulegeres. En 1814 se formó el séptimo regimiento de chevaulegeres de italianos.

En 1805, en Austerlitz, parte de la 3ª División de Dragones francesa (5º, 8º y 12º Regimiento de Dragones) formada en columna fue flanqueada y derrotada por un solo regimiento de chevaulegeres. La segunda brigada de la 3.ª División de Dragones fue derrotada de forma idéntica. Pero cuando el 21º Regimiento de Dragones (formado en columna) cargó, los chevaulegeres se precipitaron en estampida. En ese año, el 21º Regimiento de Dragones era una unidad excelente, tenía un 50% de veteranos de varias campañas y de 10 a 15 años de servicio.
Los chevaulegeres de O'Reilly se reunieron pero nuevamente fueron derrotados por el mismo 21º Regimiento de Dragones. Esta vez se debió al apoyo de varios cañones de artillería a caballo de la Guardia Imperial. Los chevaulegeres tuvieron suficiente y se retiraron de la zona de combate. Pero Napoleón observó las acciones de la caballería y estaba furioso con el comandante de la 3.ª División de Dragones.

Chefs y coroneles de regimientos chevaulegeres.

.
"En 1809, un Húsar había capturado a 2 soldados franceses en Raab.
Mientras cabalgaba de regreso con el ejército en retirada, se encontró con
algunos granaderos que intentaron matar a los franceses.
'Para !' - gritó el Húsar
'Si quieres matarlos
¡tienes que capturar algunos para ti! "
- Hollins "Húsar húngaro 1756-1815"

¡Los húsares húngaros!
Húsar "Samuel Hemmer. Se había comprometido
una gran patrulla cosaca por él mismo en 1812. "
Hollins - "Húsar húngaro 1756-1815"

Los húngaros eran excelentes jinetes y servir en la infantería no era su primera opción. ". estaban convencidos de que no eran aptos para el servicio desmontado. Sin embargo, todas las regulaciones del mundo no lograron sacudir la convicción entre los húngaros de que estar 'atrapados entre la infantería' era el peor destino que les podía ocurrir". (Duffy - "Instrumento de guerra" Vol I p 237)
Los húngaros formaron caballería ligera conocida como húsares. "El nombre 'Húsar' deriva originalmente del latín cursarius, que significa asaltante, y originalmente se refería a los merodeadores en los Balcanes del norte. Sin embargo, fue adoptado por los magiares de Hungría como el nombre de la caballería ligera irregular. El regimiento regular más antiguo [9º Nadasdy] se formó en 1688 y en 1756, con la formación del Kaiser Hussars y la regularización de una unidad Jagzyier-Kumanier en ese año cuando comenzó la Guerra de los Siete Años (1756-1763), había 12 regimientos. . Los salvajes irregulares de principios del siglo XVIII se regularizaron constantemente en unidades del ejército. Mientras mantenían su reputación de movimientos rápidos y apariciones inesperadas, se volvieron más efectivos en el campo de batalla. Seis regimientos se concentraron para una carga decisiva durante la primera derrota infligida a Federico el Grande en Kolin. Cuatro meses después, en octubre, Andreas Hadik asaltó y rescató Berlín. Luego se sentó en el trono de Federico el Grande. "(Hollins -" Húsar húngaro 1756-1815 "págs. 4-5, 57)

Los húsares húngaros que servían en el ejército austríaco tenían la reputación de ser excelentes jinetes conocidos por la calidad de sus monturas. Habían sido figuras conocidas desde el siglo XVII y habían sido imitadas por otros ejércitos. Aunque los húsares húngaros no eran grandes (su altura entre 165 y 173,5 cm) eran conocidos por su carrera en combate. Se hicieron tan conocidos en Europa que su atuendo se hizo popular en toda Europa, incluidos Francia, Rusia, Inglaterra y España.
El oficial Chlapowski de la Caballería de la Guardia de Napoleón describió un combate entre los húsares húngaros y la caballería francesa: "El enemigo nos había atacado 3 o 4 veces durante este enfrentamiento. sus líneas, y después de la carga terminaron en una completa desorganización. Los franceses, por otro lado, aunque también perdieron la formación después de una carga, se mantuvieron juntos mucho más y cada vez fueron más rápidos para recuperar el orden ... aunque los húngaros rechazaron sus ataques Con determinación, eran más difíciles de reformar en algún tipo de orden.Los franceses, por otro lado, sabían que sus propios caballos carecían de la velocidad y la resistencia de los austriacos, y lanzarían sus ataques desde un rango más cercano y por lo tanto conservaron la formación hasta el final. al final de la carga, y la recuperé más rápidamente después ... Yo también fui herido en la pierna por encima del tobillo por un húngaro ese día, pero su espada se retorció en su mano y la herida no estaba de ep. Pero fue un gran golpe y lo sentí durante muchos años ". (Chlapowski, - p. 68)

Los puestos de avanzada, las patrullas y los piquetes fueron un papel clave para la caballería ligera durante la guerra. Cualquier húsar húngaro que se encontrara dormido o borracho en tal deber estaba sujeto a ejecución. ¡Los húsares asaltaron el campo e incluso las ciudades no fueron un problema para estos temerarios! ". Durante el avance de Bonaparte a través de Italia en 1796, 30 hombres del 8º de Húsares lanzaron una incursión por sorpresa en la ciudad de Brescia controlada por los franceses el 30 de junio y rápidamente expulsaron a los guardias de las murallas. Se abrieron las puertas y el resto del escuadrón barrieron, llegando a la plaza de instrucción de la ciudad, donde las tropas de la guarnición se dispersaron y muchos fueron hechos prisioneros. Los primeros húsares adoptaron un enfoque típicamente resorbido cuando se enfrentaron a las puertas con barricadas de Bamberg en agosto de 1796. Ordenado por el comando superior para romperlo, simplemente arrancó las bisagras de la pared y las puertas se cayeron ". (Hollins - "Húsar húngaro 1756-1815" p. 26)

Chefs y coroneles de regimientos de húsares.

Reclutamiento
Recruitment of hussars was on volunteer basis but "selection was to be strict so that the recruits taken were useable and under no circumstances were they to include dishonorable professions [hangmen and horse butchers], notorious people, gypsies . The recruits were not to be less than 18 nor more than 30 years old (grey hair was considered an automatic bar) and preferably over 5 Fus 4 Zoll (1.68 m) tall. Western volunteers, especially better-educated southern Germans, were welcomed, including the famous Constantin von Ettingshausen, who had taken a boat trip down the Danube River from his home in near Mainz and presented himself in Vienna to join the 1st Hussars as a Gemeiner." (Hollins - "Hungarian Hussar 1756-1815" pp 8, 10)

The colonel of 4th Hussar Regiment, Josef Simony Vit zv r, was called as the bravest hussar of all times.

Rilliet from the French 1er Cuirassiers witnessed the encounter between the horse carabiniers and Hungarian hussars at Leipzig: "We were in column of regiments. The 1er Carabiniers were in front and general Sebastiani was to the right of the regiment: all at once a mass of enemy cavalry, mainly Hungarian hussars, rode furiously down on the carabiniers. 'Bravo!' cried the general, laughing and waving the riding crop which was the only weapon that he designed to use. 'This will be charming hussars charging the horse carabiniers.' But when the Hungarians were 100 paces away, the 1er Carabiniers turned about and fled leaving behind their brave general ! They hastily rode back on to the 2e Carabiniers and both regiments hooved away. It was such a disgrace that when after battle a group of carabiniers entered a farm seeking quarters, the cuirassiers from the 5e Regiment teased them: "If you want hospitality, try the Hungarian hussars !" :=)

Bowden, Tarbox - "Armies on the Danube 1809" 1981
Duffy - "The Army of Maria Theresa" 1977
Hollins - "Hungarian Hussar 1756-1815"
Maude - "The Ulm Campaign 1805"
Arnold - "Napoleon Conquers Austria"
Regele - "Feldmarshall Radetzky. Leben, Leistung, Erbe" 1957
Rothenberg - "Napoleon's Great Adversaries: The Archduke Charles"
Chlapowski - "Memoirs of a Polish Lancer" translated by Tim Simmons
Flags from warflag.com

Cavalry Tactics and Combat
Types of Cavalry, Weapons, Armor, Organization, Tactical Formations
Cut and Slash vs Thrust, Charge, Melee, Pursuit, Casualties
The Best Cavalry


The Last Great Cavalry Charge of WW1: The Jodhpur Lancers

During the First World War cavalry became largely irrelevant in warfare. Machine guns, repeating rifles, and the advent of trench warfare made the battlefield almost impossible for mounted attacks. But, in September 1918 the Jodhpur Lancers, one of India’s elite cavalry regiments, attacked German and Turkish defenses in the Mediterranean town of Haifa in what has been described as the last great cavalry charge in history.

Pratap Singh was born in October 1845, the third son of Maharaja Takhat Singh, the ruler of the Princely State of Jodhpur in northwestern India. Pratap Singh learned to ride and shoot when he was a young boy and served in the British Army during the Second Afghan War in the late 1870s.

Singh’s experiences led him to become interested in the notion of forming an army for the State of Jodhpur. Although the state did have what passed for an armed force, it was ill-disciplined and almost completely without training. Singh decided to form his own regiment of lancers.

Sir Pratap Singh of Idar

With his father’s agreement, he provided horses, weapons, and uniforms for sixty of his followers, while Singh was appointed Lieutenant-Colonel of Cavalry. In 1889, the colonial Indian government requested that each Princely State should raise military units to serve with the Imperial forces.

Singh’s small force rapidly expanded into a regiment of three hundred mounted men, named the Sardar Rissala (Jodhpur Lancers).

During the late 1800s, the Jodhpur Lancers became one of the best-known and most glamorous regiments in India. They adopted the motto Jo Hokum (I obey) and the wealth of the Maharaja ensured that the unit was always superbly equipped and mounted.

Imperial Service Troops circa 1908

Meanwhile, the regiment’s polo team became very successful and traveled as far as the United Kingdom to participate in competitions. Additionally, Pratap Singh mingled with some of the most senior officers in the British Army and with members of the British Royal Family who often visited Jodhpur.

Although the Lancers were involved in occasional actions against rebellious tribes, what Singh wanted more than anything was to lead his men into action on behalf of the British Empire. In 1900 he got his chance–the Jodhpur Lancers were ordered to China as part of a multi-national force of British, Russian, Japanese, German, and American troops formed to fight the Boxer Rebellion.

NSW Naval Contingent & 12 pdr 8 cwt gun Boxer Rebellion

Pratap Singh was leading when the Lancers finally encountered the enemy. However, until he personally killed an enemy soldier, his troops only used the blunt end of their lances since it was important for the honor of the regiment that the commanding officer drew first blood.

This he did, and although the Lancers saw relatively little combat, they performed well. Singh was later promoted to the rank of Major-General and appointed Honorary Knight Commander of the Order of the Bath (KCB).

When the First World War began in 1914, Sir Pratap Singh immediately offered to lead the Jodhpur Lancers to France where he hoped to be allowed to fight the Germans. When he was informed that there was very little chance of any cavalry unit being involved in a charge in the war he replied, “I will make an opportunity!”

Pratap Singh in 1914

The Jodhpur Lancers arrived in Flanders in October 1914 and remained on the Western Front for over three years. There they participated in several unsuccessful attempts to break through German lines, including at the Battle of Cambrai where they followed British tanks into action.

In early 1918 the regiment was posted to the 15 th Imperial Service Cavalry Brigade. With the brigade they were sent as part of an Expeditionary Force first to Egypt and then to the British Mandate of Palestine (present day Israel) where British forces were fighting Turkish and German troops.

A Mark IV (Male) tank of ‘H’ Battalion, ‘Hyacinth’, ditched in a German trench while supporting 1st Battalion, Leicestershire Regiment near Ribecourt during the Battle of Cambrai, 20 November 1917.

By this time, Sir Pratap Singh was seventy-three years old and many of his subordinates urged him to take a less active role in leading the regiment. Nonetheless, he refused and often spent whole days in the saddle and nights camped in the desert with his men.

During the British advance in September 1918, the Jodhpur Lancers were continuously in action. At one point, Pratap Singh spent over thirty hours in the saddle and the regiment covered more than five-hundred miles in thirty days.

On September 23, 1918, the Imperial Service Cavalry Brigade was ordered to take the strategically important and heavily defended port city of Haifa. Turkish troops had taken up positions in front of the town and were supported by German and Austro-Hungarian artillery on the hills above.

Indian Jodhpur lancers marching through Haifa after it was captured

By this time Pratap Singh was ill with a fever exacerbated by exhaustion. In his absence, the Lancers were led by Major Dalpat Singh.

A unit of the Mysore Lancers was sent to attack German and Austro-Hungarian gun positions while the Jodhpur Lancers were ordered to attack the city itself. The four hundred Jodhpur Lancers drew themselves up in a battle formation to the east of the city, 4,000 yards from the enemy. They faced almost one-thousand entrenched Turkish troops protected by barbed wire and covered by at least four machine guns.

Mysore Lancer sowar and horse

Led by Major Dalpat Singh, the regiment began to trot towards the Turkish lines. Ignoring constant enemy fire, they accelerated to a canter until, as they passed through a narrow gorge close to the entrenchments, they reached the ‘break-in point and accelerated into the final gallop. Almost at once Major Singh fell, mortally wounded by a Turkish bullet.

Maddened with rage at the loss of their commander, the remaining Jodhpur Lancers hurled themselves at the Turkish positions. Many men and horses were brought down by the hail of rifle and machine gun fire, but as they smashed into the trench line the survivors wrought terrible carnage with lance and saber.

Firing line of a troop of Jodhpur Lancers

Stunned by the ferocity of the attack, the Turkish troops fled towards the town square with the Lancers in pursuit. A short time later, the defenders of Haifa surrendered en-masse.

After more than four hundred years of Turkish occupation, Haifa was finally in British hands. Seven-hundred Turkish troops were captured along with sixteen artillery pieces and ten machine guns. In the official history of the British campaign in Palestine that was published in 1919, it was said of the charge of the Jodhpur Lancers that “No more remarkable cavalry action of its scale was fought in the whole course of the campaign.”

Troop of Jodhpur Lancers coming into action dismounted

The charge was the last large-scale cavalry action made by the British Army in wartime. The Jodhpur Lancers fought again for the British in the Second World War, but by then they had swapped their horses for armored vehicles. The unit was later absorbed into the Indian Army following independence in 1947.

After the First World War, Sir Pratap Singh returned to Jodhpur where he died in 1922 at the age of seventy-seven. At the time of his death, his full and rather intimidating title was Lieutenant-General His Highness Maharajadhiraja Maharaja Shri Sir Pratap Singh Sahib Bahadur, GCB, GCSI, GCVO.

Officers of the Jodhpur Lancers

However, perhaps his memory is best served by a description of Sir Pratap Singh provided by General Harbord, a friend and the Commander of the Imperial Service Cavalry Brigade:

“I have always looked upon him as the finest Indian I have ever had the honor to know–loyal to the core, a sportsman to his finger-tips, a gallant soldier and a real gentleman.”


Questions & Answers

Question: Was Dale Robertson&aposs horse Jubilee a gelding?

Respuesta: No. A mare.

Question: What was James West&aposs horse&aposs name?

Respuesta: Shadow Trail

Question: Jock Mahoney played the Range Rider, what was his horse&aposs name?

Respuesta: Dark Sorrel named Champion (Original) known as Wonder Horse of the West

Question: What color was Gene Autry&aposs first horse?

Respuesta: Dark Sorrel with T-shaped white face.

Question: What was Randolp Scott’s horse’s name and breed?

Respuesta: Stardust - Palomino


TOTAL WAR WIKI

These cavalrymen are each armed with a lance, which make them particularly deadly when charging.

The lance is probably among the oldest of cavalry weapons. It gives the user a chance to put all his weight and that of his charging horse into one very sharp point. A lance that can, in skilled hands, be driven right through any enemy. When coupled with the fast pace of their horses, a lancer’s charge is very intimidating. However, if the lancer does not kill his target, he leaves himself vulnerable. A long lance is less use in a melee than a sword, and a lancer is at a disadvantage once the close fighting starts, especially against well-trained infantry capable of forming square.

Historically, many nations used lancers. The French army adopted lancers with some enthusiasm, and Napoleon even included Polish lancers in his Imperial Guard. In India the lance had long been used as a weapon: lancer skills were often practiced by “pegging”, picking tent pegs out of the ground with the lance tip, or “pig-sticking”, the hunting of wild pigs or even wild dogs with the lance.


The Charge of The Polish Cavalry Against German Tanks in 1939 – How It Was Turned Into A Modern Myth

Poland had a long history of horsemanship, and its light cavalry called Uhlans (A Tatar word for “Hero,” or “Rider”) were the pride of its army. When Hitler invaded on 1st of September, 1939, he swept across Poland with a different kind of cavalry ― tanks. The whole world watched the dawn of entirely different warfare. No more were the horsemen lords of war in the flatlands of Eastern Europe. Instead, they became mere cannon fodder.

Before all hell broke loose, it was obvious that the Germans were aiming to end Polish sovereignty. The Free City of Danzig, established by the Versaille treaty, was a semi-autonomous territory that acted as part of the Polish state. Part of the initial battles of the invasion was the famous cavalry charge at the village of Krojanty southwest of Danzig. This was where Hitler struck first.

At the same time, from the east, the secret part of the Molotov-Ribbentrop Pact took effect. The Soviet Union invaded the country, causing a complete collapse of Polish attempts to defend themselves. While the Germans were practicing Blitzkrieg, the Poles were cornered and forced to fight to their death. Even though the Polish High Command had initial success, the enemy was far better equipped and larger in numbers. The Poles relied on courage as their last resort. It all came down to heroic acts of individuals.

Thus, the Charge at Krojanty turned into a modern myth. The basis for the myth is true, as Poles did use cavalry extensively during their desperate defense attempt against the Germans, but the story later evolved into a propaganda effort by both sides.

The truth is, the Polish Cavalry did see extensive combat, and was able to rout the enemy infantry units on several occasions, but the mythic component was the story that the Poles charged the German Panzers, believing they were dummies. Now, why would they believe such a thing?

The answer lies in the restrainments of the Treaty of Versaille from 1919, which explicitly prohibited the use of tanks by the German Army. Hitler violated this agreement, but the Poles refused to believe it.

The Battle of Krojanty happened on September 1st, as part of the much larger Battle of Tuchola Forrest. This was a series of skirmishes across the Polish defense line in the countries northwest. Krojanty, a small village in northern Poland, which was under the jurisdiction of the Free City of Danzig, became the field of battle which later turned into a story for future generations.

German tanks in Poland, 1939. Bundesarchiv – CC BY-SA 3.0 de

The 18th Pomeranian Uhlans spotted a group of German infantry resting at a railroad near the village. Colonel Kazimir Mastalerz, the commander of the Uhlans, ordered Eugeniusz Świeściak, commander of the 1st Squadron, to use the element of surprise. He was ordered to charge at the Germans, with his horsemen, who were mostly equipped with lances. The two other squadrons, which included the TKS/TK-3 tankettes as support, were held in reserve.

The initial charge proved to be successful. The German infantry dispersed as the Uhlans chased them across the field. But then, German armored vehicles (most likely Leichter Panzerspähwagen or Schwerer Panzerspähwagen) joined the fight, advancing through the nearby forest. They fired a machine gun barrage which decimated the Polish horsemen. Commander Świeściak was gunned down. Colonel Mastalerz hurried to his aid, prompting the second two squadrons to advance. He was killed soon after by the same armored vehicles.

The battle ended, and German and Italian war correspondents rushed to cover the story. As they saw the dead horsemen, they immediately concluded that the charge took place against the German armor. The Italian journalist, Indro Montanelli, wrote on that day about the bravery of Polish Uhlans who charged the German tanks with lances and sabers. This article was the initial starting point of the myth.

Left: Eugeniusz Świeściak Right: Kazimierz Mastalerz.

A third of the Polish force was either dead or wounded after the Battle of Krojanty. Even though the battle was lost, it enabled the Polish 1st Rifle Battalion and National Defence Battalion Czersk to execute their tactical withdrawal from the nearby village of Chojnice. The charge left an impression on the Germans, as they ended their advance for the day. The self-confident and arrogant German officers were indeed frightened of the Uhlan’s cavalry charge, as they managed to disturb the Wehrmacht’s advance on several points along the front.

The Poles were able to outmaneuver the German Panzers and strike the supporting infantry from the rear, leaving the tanks unguarded. On 15 different occasions, the Polish Uhlans managed to stage charges, covering the retreating friendly units and causing panic and confusion within the enemy. Even though the lance stopped being part of the official cavalry arsenal in 1937, it was still available as a weapon of choice. The traditional long spear was often decorated with a small Polish flag and was thus seen as a motivational tool, as well as being an effective weapon against infantry.

Polish POWs, 1939.

After a month of fighting, Poland fell to her conqueror. The Nazis wanted to mock the defeated Poles by further developing the propaganda myth which incorporated suicidal charges of Polish cavalry on German tanks. They also wanted to point out how superior the German people were in compared with primitive Poles who still used horses in battle even though the time of cavalry had certainly passed.

The Poles saw the myth as part of their mentality ― bravery against all odds, and adopted the story proudly and defiantly. The myth survived the war and was used as Soviet propaganda to discredit the pre-war Polish officers who, allegedly, wasted the lives of their soldiers. As late as the 1990s, this story was still taught in history classes in American high schools and colleges.

Polish uhlan with wz. 35 anti-tank rifle.

Nevertheless, the story remains inspirational as it depicts romantic bravery against a far superior enemy. A Nobel Prize winning author, Gunther Grass, was particularly struck by the news of the Poles charging the German tanks. He wrote in his famous 1959 novel, “The Tin Drum”:

O insane cavalry… with what aplomb they will kiss the hand of death, as though death were a lady but first they gather, with sunset behind them – for color and romance are their reserves – and ahead of them the German tanks, stallions from the studs of Krupp von Bohlen und Halbach, no nobler steeds in all the world. But Pan Kichot, the eccentric knight in love with death, lowers his lance with the red-and-white pennant and calls on his men to kiss the lady’s hand. The storks clatter white and red on rooftops, and the sunset spits out pits like cherries, as he cries to his cavalry: “Ye noble Poles on horseback, these are no steel tanks, they are mere windmills or sheep, I summon you to kiss the lady’s hand”.