Hughie Ferguson

Hughie Ferguson

Hughie Ferguson nació en Motherwell el 2 de marzo de 1898. Jugó fútbol local para Parkhead Juniors antes de unirse a Motherwell en la Liga Escocesa en 1916. En su primera temporada marcó 24 goles en la liga.

Ferguson se convirtió en un gran éxito y fue el máximo goleador de la liga escocesa de fútbol en tres ocasiones: 1917-18 (35 goles), 1919-20 (33 goles) y 1920-21 (43 goles). Ferguson marcó 284 goles durante los nueve años que estuvo en el club.

A mitad de la temporada 1924-25, Ferguson fichó por el Cardiff City en la Primera División de la Liga de Fútbol. Fue un éxito inmediato y marcó 19 goles durante la segunda mitad de la temporada. La temporada siguiente sumó 24 más.

En 1927, Ferguson formó parte del equipo que llegó a la final de la Copa FA contra el Arsenal. Con 17 minutos para el final, Ferguson disparó a la portería del Arsenal que golpeó a Tom Parker y el balón rodó lentamente hacia Dan Lewis, el portero. Como Lewis explicó más tarde: "Me puse manos a la obra y la detuve. Por lo general, puedo levantar una pelota con una mano, pero como estaba acostada sobre la pelota. Tuve que usar ambas manos para levantarla, y ya un Cardiff hacia adelante estaba corriendo hacia mí. La pelota estaba muy grasosa. Cuando tocó a Parker, evidentemente había adquirido un giro tremendo, y por un segundo debió haber estado girando debajo de mí. En mi primer toque, se disparó por encima de mi brazo ".

Ernie Curtis, lateral izquierdo de Cardiff, comentó más tarde: "Estaba alineado con el borde del área penal por la derecha cuando Hughie Ferguson disparó un tiro que el portero del Arsenal se había agachado un poco antes. La pelota giró mientras viajaba hacia él, después de haber tomado una ligera desviación, por lo que ahora estaba un poco fuera de línea. Len Davies estaba siguiendo el tiro y creo que Dan debe haberlo echado un ojo. El resultado fue que no lo tomó claramente y se retorció debajo de él y sobre la línea. Len saltó sobre él y entró en la red, pero nunca la tocó ".

En palabras de Charlie Buchan: "Él (Lewis) tomó la pelota en sus brazos. Mientras se levantaba, su rodilla golpeó la pelota y la lanzó fuera de su agarre. Al tratar de recuperarla, Lewis solo la tiró más hacia la meta. . La pelota, con Len Davies siguiéndolo, goteó lenta pero inexorablemente sobre la línea de meta sin apenas fuerza suficiente para alcanzar la red ".

Poco después, el Arsenal tuvo una gran oportunidad de empatar. Como Charlie Buchan explicó más tarde: "El exterior izquierdo Sid Hoar envió un centro largo y alto. Tom Farquharson, portero de Cardiff, salió corriendo para enfrentar el peligro. El balón cayó justo al lado del punto de penalti y rebotó por encima de sus dedos extendidos. Jimmy Brain y yo corrimos hacia adelante juntos para cabecear el balón en la portería vacía. En el último momento Jimmy me lo dejó. Desafortunadamente, se lo dejé a él. Entre nosotros, perdimos la oportunidad de oro del juego ". El Arsenal no tuvo más oportunidades después de eso y, por lo tanto, el Cardiff City ganó el juego 1-0.

Ferguson se mantuvo en buena forma en la temporada 1927-28 anotando 18 goles en la liga. En la primera mitad de la temporada 1928-29 anotó 14 goles antes de ser transferido a Dundee.

Tuvo un comienzo decepcionante de la temporada 1929-30, anotando solo dos goles en 17 partidos. Los seguidores lo acorralaron sin descanso y finalmente lo sacaron del equipo.

Hughie Ferguson se suicidó el 9 de enero de 1930. Tenía 32 años y dejó una esposa y dos hijos. Según su nieto: "Su esposa, mi abuela, estaba embarazada en el momento de su muerte, por lo que tenía tres hijos. Eso lo hace aún más triste. Al parecer, mi abuelo sufría un desequilibrio en el oído interno por el Cuando llegó a jugar en el Dundee. La familia calcula que era un tumor que nunca se diagnosticó. De todos modos, el resultado fue que siguió cayéndose en el parque, lo que no le cayó bien a la afición. También fue un insomne, así que puedes imaginar lo difíciles que deben haber sido las cosas para él ".

Parecía que ninguno de los dos lados iba a marcar. Luego, diecisiete minutos antes del final, Dan Lewis, portero del Arsenal, cometió el trágico desliz que envió la Copa a Gales.

Hugh Ferguson, delantero centro de Cardiff, recibió el balón a unos veinte metros de la portería. Disparó, un balón raso que se fue, sin mucha velocidad, directo al portero. Lewis se arrodilló por seguridad. Cogió la pelota en sus brazos. Al tratar de recuperarlo, Lewis solo lo empujó más hacia la meta.

El balón, seguido de Len Davies, goteó lenta pero inexorablemente sobre la línea de meta sin apenas fuerza para alcanzar la red. Fue un amargo revés.

Incluso después de eso, el Arsenal tuvo la oportunidad de sacar el juego del fuego. Sid Hoar exterior izquierdo envió a través de un centro largo y alto. La pelota cayó justo al lado del punto de penalti y rebotó muy por encima de sus dedos extendidos. Jimmy Brain y yo corrimos hacia adelante juntos para cabecear la pelota en la portería vacía. Entre nosotros, perdimos la oportunidad de oro del juego.

Arsenal recibió a Cardiff en la FA Cup ayer, y durante toda la semana en partes del principado que son para siempre Bluebird, han estado recordando un encuentro anterior entre esos dos equipos. También con una buena razón. En abril de 1927, Cardiff venció al Arsenal en lo que entonces se conocía como la final de la Copa FA inglesa en Wembley, y los 'ingleses' fueron eliminados tras la primera y única victoria de Gales en la competición.

Así que la semana pasada se estaban volviendo nostálgicos por los chicos de 1927, y una vez más revivieron la heroicidad de un escocés en particular, Hughie Ferguson.

El pequeño delantero ha estado en los anales de la historia de Cardiff a lo largo de las décadas. En esa misma temporada de 1926-27, Ferguson anotó 32 goles, una marca que se mantuvo durante más de 70 años hasta que Robert Earnshaw la superó en 2003. En Wembley, Ferguson anotó el único gol del partido, un disparo que se perdió en la fondo de la red por Dan Lewis, el portero del Arsenal.

Se decía que Lewis, un galés, estuvo perseguido por el error durante el resto de sus días. Los seguidores del Arsenal en ese momento tampoco aliviaron mucho su dolor. Lo acusaron de permitir deliberadamente que el tiro se le escapara de las manos para que sus compatriotas tuvieran su mejor día. Ferguson, sin embargo, fue un héroe para siempre.

Cuando anotó, Lloyd George, sentado en la tribuna junto a Winston Churchill, se quitó el sombrero y lo agitó en el aire. Posteriormente, el escocés fue felicitado personalmente por el rey Jorge V.

Un cuarto de millón de personas vitorearon al equipo por las calles de Cardiff al día siguiente. En lo alto, entonces, la vida de Ferguson tendría un final profundamente trágico. En 1929 regresó a Escocia para jugar en el Dundee, pero la falta de forma provocada por una lesión persistente lo convirtió en un momento infeliz allí. Los seguidores esperaban grandes cosas de él y lo acorralaban sin descanso cuando no podía cumplir. Lo sacaron del equipo y se hundió en una depresión.

El 9 de enero de 1930 - mañana hace 76 años - Hughie Ferguson se suicidó y se gaseó hasta morir después de una sesión de entrenamiento en Dens Park. Ninguno de los artículos que se publicaron en los periódicos galeses la semana pasada mencionó su trágica desaparición. A los 32 años dejó esposa y dos hijos.

Hace dos semanas mencionamos la historia agridulce de Hughie Ferguson, el escocés que marcó el gol de la victoria del Cardiff contra el Arsenal en la final de la Copa FA de 1927, la primera y única vez que la vieja olla de plata ha sido sacada de Inglaterra. . Hughie, que sigue siendo una especie de héroe popular en Cardiff en la actualidad, regresó a Escocia dos años después de la final de copa y fichó por el Dundee, pero después de perder la forma y ser ridiculizado por la afición, trágicamente se quitó la vida en enero de 1930.

Dijimos en nuestro artículo que Hughie, de 32 años, dejó esposa y dos hijos. Su nieto, Hugh, se ha puesto en contacto para darnos más detalles. "Su esposa, mi abuela, estaba embarazada en el momento de su muerte", dijo Hugh, desde su casa en Edimburgo, "así que tenía tres hijos. La familia calcula que fue un tumor que nunca se diagnosticó.

"De todos modos, el resultado fue que seguía cayendo en el parque, lo que no le cayó bien a la afición. También era un insomne, así que puedes imaginar lo difíciles que deben haber sido las cosas para él".

Hugh aprecia la medalla de su abuelo y su camiseta de la final de copa. Tiene el programa de partidos y algunas fotografías de él con el Rey George V, quien estuvo allí ese día con Winston Churchill y David Lloyd George. La historia de Hughie, su gloria y su repentina desaparición se contará como parte de un documental de televisión de la BBC que se emitirá en primavera.


Hughie Ferguson - Historia

Niall Ferguson, MA, D.Phil., Es miembro senior de la familia Milbank en la Hoover Institution de la Universidad de Stanford y miembro de la facultad del Centro Belfer de Ciencias y Asuntos Internacionales de Harvard. También es profesor invitado en la Universidad de Tsinghua, Beijing. Es autor de dieciséis libros, entre ellos The Pity of War, The House of Rothschild, Empire, Civilization y Kissinger, 1923-1968: The Idealist, que ganó el premio Arthur Ross del Consejo de Relaciones Exteriores. También es un cineasta galardonado, que ganó un Emmy internacional por su serie de PBS The Ascent of Money. Además de escribir una columna regular para Bloomberg Opinion, es el fundador y director gerente de Greenmantle LLC, una firma de asesoría.
Su libro más reciente, "Doom: The Politics of Catastrophe", fue publicado por Penguin Press el 4 de mayo.

Niall Ferguson sobre la perdición, el desastre y la democracia | Amanpour y compañía

@nfergus: "Una muerte es una tragedia, un millón es una estadística". De donde vino eso? La respuesta está en DOOM.


Michael Brown Disparo

El 9 de agosto de 2014, el adolescente negro de 18 años desarmado Michael Brown fue asesinado a tiros por el oficial de policía blanco Darren Wilson en Ferguson, Missouri, una ciudad con una población mayoritariamente negra pero una fuerza policial mayoritariamente blanca con un historial confirmado de antecedentes raciales. perfilado. Los hechos que llevaron al tiroteo estaban bien documentados.

Alrededor de las 11:50 a.m., Brown fue grabado por una cámara de seguridad de la tienda robando un paquete de puritos del Ferguson Market & amp Liquor y empujando al empleado en el proceso. A las 12 p.m., Wilson, mientras respondía a una llamada no relacionada en el área, se encontró con Brown y su amigo, Dorian Johnson, caminando en medio de la calle cerca del mercado y les pidió que regresaran a la acera. Cuando Wilson notó que Brown encajaba con la descripción del sospechoso en el robo del mercado Ferguson reportado recientemente, maniobró su camioneta policial para bloquear a la pareja.

En este punto, los testigos dicen que Brown metió la mano en la ventana abierta de la camioneta de la policía y comenzó a golpear a Wilson mientras agarraba el arma del oficial. A medida que la pelea se intensificaba, Wilson disparó dos tiros, uno de los cuales golpeó la mano derecha de Brown. Brown luego huyó, perseguido a pie por Wilson. Cuando Brown se detuvo y se volvió hacia Wilson, el oficial disparó su pistola varias veces, golpeando a Brown al menos seis veces. Brown murió en la escena aproximadamente a las 12:02 p.m., menos de 90 segundos después de haberse encontrado por primera vez con Wilson en la calle.

Una investigación forense encontró que las lesiones en la cara de Wilson, la presencia del ADN de Brown en su uniforme y el ADN de Wilson en la mano de Brown indicaron que Brown había actuado de manera agresiva durante su encuentro inicial. Además, varios testigos contradecían las afirmaciones de los manifestantes de que Brown había recibido un disparo con las manos en alto mientras intentaba rendirse. Según un informe del Departamento de Justicia de EE. UU., Algunos de los testigos se habían mostrado reacios a testificar, y uno de ellos se refería a letreros colocados cerca del lugar del tiroteo advirtiendo que "los soplones reciben puntadas".


Los chicos de la historia del fútbol

¿Nos gusta el fútbol? ¡Amo su historia! ¡Ganadores de Logística de Amazon 2014 y finalistas de 2019!

Fútbol por década: 1920

  • Obtenga el enlace
  • Facebook
  • Gorjeo
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Otras aplicaciones

Los primeros 20 años del siglo XX nos trajeron el rápido crecimiento del hermoso juego en circunstancias a veces controvertidas pero a menudo intrigantes. Los próximos 10 años a lo largo de la década de 1920 continuarían con esta tendencia a medida que el juego pasaba por la reconstrucción inicial de la posguerra para convertirse en el mejor deporte del mundo.Para muchos, la década de 1920 se conoce como los "años veinte" debido a la nueva prosperidad económica que se encuentra principalmente en los Estados Unidos. Sin embargo, también es una década en la que algunas naciones se deleitaron con la riqueza, mientras que otras cayeron en la confusión. El fútbol, ​​por otro lado, iría viento en popa y comenzaría a expandir su influencia en todo lo social, económico y político.

los Reino Unido había emergido de la Primera Guerra Mundial como vencedor, y en términos de recuperación, más apto para prosperar en la nueva década. los Liga inglesa de futbol que había visto a muchos jugadores, árbitros y oficiales ir a la primera línea, continuaría ofreciendo el formato de liga más profesional de Europa para los primeros años de los años 20. El número cada vez mayor de equipos que querían competir en la liga creó el sur División tres al inicio de la temporada 1920-21 con equipos como Southampton, Swansea y Norwich todos compitiendo por primera vez.

La Football League en 1920 también fue la primera en incluir galés lados. Como se ha mencionado Ciudad de Swansea compitió en el tercer nivel junto a Ciudad de Merthyr y condado de Newport. Cardiff City, siendo el mejor equipo de Gales, se presentó de inmediato a División dos, donde ascenderían en su primera temporada, solo perdiendo el título por diferencia de goles para Birmingham. los Primera Division fue ganado en 1914 Copa FA ganadores Burnley en una competencia dominada por Lancashire (Ciudad del hombre, Bolton, Liverpool, Everton etc).

Después de la temporada 1920-21, el Tercera División Norte También se introdujo, ampliando aún más el juego inglés a 86 equipos. Los años siguientes verían al Norte continuar su dominio con Liverpool victorioso durante los próximos dos años (1921-23) y luego Huddersfield Town de Herbert Chapman convirtiéndose en el primer equipo en ganar tres títulos de liga consecutivos, aunque Chapman fue el único entrenador de los dos primeros. Newcastle detendría el tren de Huddersfield al ganar por poco el título de liga de 1927. Esto combinado con la partida de Chapman a la mitad de la mesa. Arsenal significaba que el club de Yorkshire nunca volvería a alcanzar las alturas de mediados de los años veinte. La temporada de 1928 fue ganada por el club Everton de Merseyside, con la leyenda del club Dixie Dean liderando la carga. En la temporada 1927-8 pasaría a marcar 60 goles en la liga, una hazaña todavía inigualable en Inglaterra en la actualidad.

Huddersfield Town de Herbert Chapman
En otras partes del mundo del fútbol se vio el continuo desarrollo de las principales ligas europeas. Hasta Español El fútbol estaba preocupado, la principal fuente de competencia continuaba con la Copa del Ray. Debajo El rey Alfonso XIII, el juego español comenzaría a crecer, visto principalmente con la adopción de "Real" o "Royal" para Madrid fc, destacando una influencia real en el deporte. Athletic de Bilbao y Barcelona Proporcionaría las victorias de la Copa de España hasta 1929, cuando se introdujo la primera Liga española. La inaugural la Liga iba a ser competido por diez equipos de toda España, lo que resultó en una victoria de Barcelona, ​​dos puntos de ventaja sobre Real Madrid.

Meazza - los mejores de Italia
Al otro lado del Mediterráneo se vio una réplica casi exacta del desarrollo del fútbol español en Italia. Italia en la década de 1920 fue el escenario de un inmenso cambio político después de la Gran Guerra. Para los italianos, la década vio la llegada de "Il Duce" Benito Mussolini y su partido fascista en el centro de la vida italiana. Sin embargo, en lo que respecta al fútbol, ​​el estado totalitario en constante crecimiento buscaría mostrar los mejores equipos deportivos que Europa tenía para ofrecer. La década de 1920 continuó donde lo dejaron los 10 años anteriores, con una variedad de métodos adoptados para encontrar el formato de liga superior. La temporada 1927-8 ofreció dos ligas, una del norte y otra del sur, con los ganadores de cada uno jugando un desempate (ganado por Bolonia). Sin embargo, al igual que España, la temporada de 1929 finalmente ofrecería ligas a nivel nacional. Serie A y Serie B. La primera liga iba a ser ganada por el Milán Ambrosiana, gracias principalmente a su delantero Guiseppe Meazza.

Más al norte vio el alemán El juego también se desarrolló a pesar de emerger como una nación derrotada de la Primera Guerra Mundial y víctima de un severo castigo después de 1919. Tratado de Versalles. Una década bajo lo impopular República de Weimar trajo consigo el descontento social temprano y la hiperinflación debido a las reparaciones debidas a los Estados Unidos por el daño que habían causado al resto del mundo. 1923 incluso trayendo consigo la primera vez Adolf Hitler había entrado en la esfera pública con su infame Putsch de Múnich y la escritura de "MI lucha".

10 años después.
Sin embargo, en lo que respecta al fútbol, ​​el juego alemán inicialmente continuó con su método de eliminación directa para determinar los campeones, lo que llevó a las primeras victorias de Nuremberg en 1920 y 1921. El título de 1922 no tuvo vencedor debido a Nuremberg¡El equipo se redujo a solo siete jugadores después de 2 lesiones (no se permiten sustituciones) y 2 expulsiones! Hamburgo se les ofreció el título por defecto, pero luego lo rechazaron. A medida que avanzaba la década, el número de equipos que competían comenzó a aumentar entre más victorias para Nuremberg y Hamburgo. 1928 también vio el primer torneo con Bayern Munich incluido y una multitud de 60.000 para la final entre Hamburgo y Hertha Berlín, destacando la popularidad del deporte con Alemania.

En el resto del mundo, el fútbol y su organismo rector FIFA comenzaría a capturar todos los rincones del mundo. los Juegos Olímpicos de 1920 vio la victoria para Bélgica en una polémica final contra descalificados Checoslovaquia (ver dos párrafos más abajo). Los siguientes torneos en 1924 y 1928 vieron Uruguay salir victorioso y ofrecer un cambio de poder en la demografía del fútbol.

Bicampeones olímpicos de Uruguay
los sudamericano juego dentro CONMEBOL había ofrecido fútbol basado en pases y movimientos, un concepto ajeno a muchas naciones europeas. Uruguay batiría Argentina en la final. Al ser un torneo principalmente amateur, los partidos resultantes habían presentado numerosas puntuaciones de dos cifras como Argentina 11-2 Estados Unidos y Italia 11-3 Egipto. El torneo olímpico había comenzado a representar un campeonato mundial de fútbol y atraía a países de todo el mundo. Por supuesto, dos años después vería el primer FIFA Copa del Mundo.

En lo que respecta a la controversia, no sería una década verdaderamente futbolística sin algunos contratiempos en el camino hacia el dominio mundial. La final olímpica de 1920 mencionada anteriormente se ha hecho famosa por ser la única final internacional importante que se abandona. Después de 40 minutos, el equipo checoslovaco se había encontrado dos abajo y con solo 10 hombres siguiéndolo. De Karel Steiner despido. En protesta por la decisión, el equipo salió de la cancha dando la victoria a los anfitriones Bélgica. Los belgas estaban descontentos con la actuación del árbitro inglés Joe Lewis, la presencia del ejército belga y la falta de respeto a la bandera nacional checa. Más tarde apelaron el resultado, pero fue en vano.

Nuestro juego más influyente de la década proviene de la principal competencia de copa de clubes del mundo, que ofrece una gran preferencia personal por Los chicos de la historia del fútbol. los Final de la Copa FA de 1927 ser ganado por Cardiff City después de una 1-0 vencer al Arsenal de Chapman. Después de la derrota en la final de 1925 ante Sheffield United, la Primera Guerra Mundial y Batalla del Somme veterano Fred Keenor aseguraría la victoria de Wembley para convertirse en el primer (y único hasta la fecha) club galés en triunfar en la Copa FA. El gol de la victoria, de Cardifff Hughie Ferguson ahora es recordado como uno de los goles más famosos de la Copa, debido al error del portero del Arsenal y del galés Dan Lewis quien culpó de su error a su camiseta recién limpiada y resbaladiza.


El fusil Ferguson: el arma británica que podría haber cambiado el resultado de la revolución estadounidense

ERA EL rifle que podría tener ganó la Revolución Americana para los británicos. Una maravilla técnica más de 50 años adelantada a su tiempo, este cargador de recámara recibió su bautismo de fuego en Brandywine Creek, en las afueras de Filadelfia, el 1 de septiembre de 1777.

El mayor Patrick Ferguson, el inventor del arma, puso su rifle experimental en su hombro y centró la mira en un oficial estadounidense de alto rango vestido de ante y azul. Considerado como uno de los mejores tiradores del ejército británico, Ferguson sabía que era un tiro fácil & # 8212 el objetivo estaba a poco más de 100 yardas de distancia y tenía una línea de visión clara. Ferguson no tenía idea de quién era el oficial enemigo desde que el hombre estaba de espaldas, pero estaba impresionado por la estatura y porte de su enemigo. En el último segundo, Ferguson bajó su arma, decidiendo que el negocio de un oficial británico adecuado era un combate honorable, no asesinar a los comandantes opuestos. George Washington viviría.

Nacido en Aberdeenshire, Escocia en 1744, Ferguson fue respetado tanto por su humanidad como por su iniciativa. Al crecer en Edimburgo en una familia más distinguida por su pedigrí que por su fortuna, estaba familiarizado con muchas de las figuras clave de la Ilustración escocesa y desde la adolescencia mostró una inclinación por las cosas mecánicas. Lord Cornwallis lo llamó "brillante" y sintió que el rifle que lleva su nombre nunca recibió el reconocimiento debido.

Ferguson desarrolló su extraordinaria arma después de comenzar el entrenamiento de infantería ligera en 1774. Un veterano de la lucha en el continente, había quedado impresionado por el rechoncho jaeger rifles empleados por las unidades de escaramuzas alemanas aliadas. Aunque mortalmente precisos, eran demasiado lentos para cargar. A diferencia de los mosquetes convencionales de ánima lisa que llevaban los soldados ordinarios, los rifles de avancarga requerían mazos de madera para golpear la bola en las ranuras estriadas. Basándose en los diseños del armero francés Isaac de Chaumette y el inventor inglés John Warsop, Ferguson imaginó un arma de retrocarga que no necesitaba baqueta, podía recargarse en el camino y tenía más del doble de alcance que un mosquete común. Si bien tres tiros por minuto eran buenos para una Brown Bess, un operador hábil del Ferguson podría hacerlo mucho mejor.

El secreto del rifle de Ferguson era una recámara móvil. A diferencia de los bloques de cierre anteriores, su arma incorporó un mecanismo de tornillo en el guardamonte con un mango que no podía desprenderse, perderse o estorbar cuando no estaba en uso. También desarrolló un tornillo exclusivo de 12 roscas para el tapón de cierre. El tornillo estaba ahusado y ranurado: las roscas diagonales permitían que la recámara se abriera completamente con un giro hacia abajo en sentido antihorario de la manija. Un giro hacia arriba en el sentido de las agujas del reloj selló la recámara. Cuando se cerró la recámara, esas mismas roscas dieron un buen sello de gas porque se incorporó una rosca a juego en el cañón. La adición de una mezcla de sebo y cera de abejas a los hilos mejoró aún más la eficacia del sello.

Cuando se abrió la recámara, el tirador inclinó el arma ligeramente hacia adelante y colocó una bola de .648 pulgadas en el cañón. Luego añadió pólvora y selló la recámara, dejando que el exceso de pólvora simplemente se cayera. La bola no necesitaba guata, se mantuvo firmemente en su lugar porque era un poco más grande que el barril de .645 pulgadas. Cuando se disparó, la bola se comprimió para adaptarse a las ocho tierras y ranuras del cañón hexagonal: dando un giro completo en 60 pulgadas.

El ensuciamiento causado por pólvora sin quemar era un problema para todas las armas de pólvora negra, pero el Ferguson también disfrutaba de una ventaja en este sentido. Cuando se bajó el bloque de cierre, la mayor parte de las incrustaciones desaparecieron y el resto se pudo limpiar fácilmente.

El arma tenía miras delantera y trasera calibradas para rangos de 100 a 500 yardas, aunque 300 era probablemente su límite efectivo.

Aunque la mayoría de los rifles de la época no llevaban bayoneta, Ferguson aceptaba una bayoneta de casquillo de 30 pulgadas.

Basado en el arma de un hombre alistado en el museo del Parque Histórico Nacional de Morristown, el Ferguson pesaba 6,9 libras. Tenía 49 3/8 pulgadas de largo y tenía un cañón de 34 1/8. Sus dimensiones se aproximaban a las del rifle Baker, que ganó fama en las guerras napoleónicas. Y al igual que el Baker, el Ferguson era lo suficientemente corto como para recargarlo desde una variedad de posiciones.

El 2 de octubre de 1776, Ferguson dio una demostración convincente de su rifle para King George en Woolwich. En medio de una fuerte tormenta que habría dejado inutilizables las cargadoras de boca, disparó cuatro tiros por minuto durante diez minutos. Para concluir la demostración, aceleró el ritmo y logró seis rondas en un minuto.

En un momento dado, permitió que la lluvia llenara la recámara abierta y pudo limpiar el agua y hacer que el arma disparara nuevamente en solo unos momentos.

Como recompensa por el placer del rey, a Ferguson se le permitió formar un cuerpo de fusileros experimental de 100 hombres. Su debut fue también su última actuación. Cuando Ferguson resultó gravemente herido en Brandywine, el cuerpo se disolvió. Los hombres se vieron reasignados a unidades regulares y la mayoría de sus armas se perdieron en la historia.

Ferguson murió heroicamente en la Batalla de King's Mountain en Carolina del Sur en 1780. Aunque se fabricaron poco más de 100 Fergusons, solo se sabe que existen cinco ejemplares en los Estados Unidos en la actualidad: el mejor conservado es el del Capitán Fredric de Peyster, cuyos descendientes lo donaron. a la Institución Smithsonian. Si uno en condiciones razonables apareciera en el mercado de antigüedades en un futuro próximo, probablemente obtendría siete cifras.

Dos factores impidieron que Ferguson se convirtiera en un arma revolucionaria en una guerra revolucionaria: el gasto y el conservadurismo.

El arma era costosa de fabricar y el gobierno británico estaba muy preocupado por la frugalidad. El Ferguson amplió los límites de la tecnología disponible en ese momento y requirió un armero con una habilidad mucho más que promedio. Un Brown Bess podría ser un arma tosca, pero las armerías podrían producir 20 por el costo de un Ferguson.

Los jefes de la Junta de Artillería de la época eran escépticos ante la innovación, prefiriendo quedarse con armamento probado y comprobado. La adopción del Ferguson en gran número habría requerido una reevaluación completa y exhaustiva de las tácticas y maniobras del día: algo extremadamente difícil de hacer en tiempos de guerra. Debe recordarse que el revólver Colt de repetición fue inicialmente rechazado por el Ejército de los EE. UU. Por las mismas razones por las que el Ferguson nunca ganó la aceptación general.

El Ferguson fue la notable creación de un hombre extraordinario. Hoy en día se recuerda como una curiosidad: lo que podría haber sido que les brinda a los guardaparques nacionales una historia que los turistas en King's Mountain encuentran infinitamente cautivadora. Aunque es una nota al pie de la historia en lugar de un cambio de juego, no debemos dejar de verlo por lo que fue: un gran salto adelante en el desarrollo de armas de fuego.

SOBRE EL AUTOR: John Danielski es el autor de la serie de novelas de Tom Pennywhistle sobre un oficial de la Marina Real en las Guerras Napoleónicas. Libro cinco de la serie, Campeón de Bellerophon: Pennywhistle en Trafalgar fue publicado por Penmore Press en mayo. Para obtener más información, visite: www.tompennywhistle.com o visítelo en Amazon.


Hughie Ferguson - Historia

A continuación se muestra un comunicado de prensa del Departamento de Archivos e Historia de Mississippi:

El 23 de junio de 2021, Robert Hunt Ferguson presentó “Rehaciendo la raza y el trabajo en las zonas rurales de Mississippi: la granja cooperativa de la saga de Providence” como parte de la serie History Is Lunch.

En 1938, cientos de antiguos aparceros de Mississippi, tanto negros como blancos, se establecieron en una comunidad del condado de Holmes llamada Providence Farm. "Durante las siguientes dos décadas, Providence fue el escenario de experimentos extraordinarios en cooperación interracial, economías socialistas, activismo por los derechos civiles y liberación negra", dijo Ferguson, autor del libro Race and the Remaking of the Rural South: Interracialism, Christian Socialism, y agricultura cooperativa en Jim Crow Mississippi.

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos residentes blancos se fueron, y Providence Farm se convirtió en la nueva esperanza para una comunidad cada vez más centrada en los negros, menos preocupada por los derechos laborales y más centrada en los movimientos locales de educación, religión y derechos civiles. “Los residentes de Providence intentaron promulgar una versión alternativa del sur rural que se opone a la omnipresente opresión endémica de la región”, dijo Ferguson. “A mediados de la década de 1950, la violenta reacción al movimiento de derechos civiles obligó al cierre de Providence. Pero durante dos décadas, la granja fue un espacio de oportunidades para los pobres del sur rural en la era de Jim Crow ".

Robert Hunt Ferguson es profesor asociado de historia en la Western Carolina University. Obtuvo su licenciatura y maestría en la Universidad de Western Carolina y su doctorado en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Su trabajo ha aparecido en el Journal of Southern History, el North Carolina Historical Review y el Arkansas Historical Quarterly. La investigación de Ferguson ha sido financiada por el Center for the Study of the American South y la North Caroliniana Society.

History Is Lunch está patrocinado por el Fondo de Caridad John y Lucy Shackelford de la Community Foundation for Mississippi. La serie de conferencias semanales del Departamento de Archivos e Historia de Mississippi explora diferentes aspectos del pasado del estado. Los programas de una hora se llevan a cabo en el Auditorio Craig H. Neilsen del Museo de Historia de Mississippi y en el edificio del Museo de Derechos Civiles de Mississippi en 222 North Street en Jackson.


GLF75: Cazador 'marinero'

GLF75: Esta edición del fanzine GLF tiene un perfil excelente de la leyenda de Motherwell, 'Sailor' Hunter. ¿Por qué no hay un monumento en Fir Park?

True Steelmen - Leyendas de nuestro club y lsquoSailor y rsquo Hunter

El chico que sería conocido como John & lsquoSailor & rsquo Bryson Hunter nació en Johnstone, Renfrewshire el 6 de abril de 1878. El Motherwell Football Club aún no se había formado, pero el hombre que se convertiría en su mayor influencia estaba en camino.

A los 18 años fichó por el equipo de Paisley, Abercorn, que había sido relegado a la División dos la temporada anterior. Mientras que Abercorn no mejoró en absoluto durante su tiempo allí y ndash en su última temporada terminaron últimos de la Segunda División y, por lo tanto, últimos de la Liga, Hunter fue capturado por Liverpool. Se convirtió en parte del Liverpool que ganó su primer Campeonato de Primera División en 1901, sin embargo, un año después, después de que no pudo establecerse en Merseyside, fue persuadido de regresar a Escocia, firmando por el Hearts para & pound300 en una transferencia conjunta con Tom Robertson. Debía ayudar a los Jambos a alcanzar, pero perder, la final de la Copa de Escocia de 1903 contra el Rangers.

En 1904 se unió al Woolwich Arsenal en una transferencia & pound165, jugando 22 veces para ellos en la temporada 1904/05, antes de unirse al Portsmouth, entonces de la Liga del Sur. Pero fue solo cuando se unió al Dundee en 1907, que se hizo con lo suyo, pasando del centro del campo izquierdo al delantero central, que se convirtió en un goleador bastante prolífico y ganó su único partido internacional con Escocia en la derrota por 3-2 ante Gales en Wrexham.

En la final de la Copa de Escocia de 1910, Hunter & rsquos Dundee se enfrentó a un fuerte equipo de Clyde que había eliminado al campeón, Celtic 3-1 en la semifinal, y estaba 2-0 arriba en la final con seis minutos por jugar, cuando & lsquoSailor & rsquo anotó un gol para darle esperanza a Dundee. Dos minutos después, Dundee empató y los equipos tuvieron que hacerlo todo de nuevo. La primera repetición terminó en un empate 0-0, pero Dundee ganó la segunda repetición 2-1 con Hunter anotando el ganador. Sería su mejor momento como jugador en Escocia. Fichó por Clyde en septiembre de 1910, pero una lesión lo obligó a retirarse seis meses después, sin hacer una sola aparición para Bully Wee.

Dos meses después, en abril de 1911, Hunter fue nombrado gerente de Motherwell a la edad de 32 años y el hombre que transformaría nuestro querido Club comenzó un viaje increíble que dejaría su nombre grabado de manera indeleble en la historia de Motherwell FC.

The Steelmen had finished second bottom of the First Division the previous season, just above relegated Queen&rsquos Park. Hunter would improve their position slightly in the following season, although the highlight was surely the reserve side winning their League title for the first time. Motherwell improved steadily on the pitch over the next few years, as did John Hunter&rsquos reputation off it. The was borne out by the Directors handing him the Secretary&rsquos job in addition to his managerial duties mid way through the 1912/13 season (the first in which the club sported the famous claret and amber colours). In August 1916, Hunter gave a debut to a young centre forward signed from Parkhead Juniors, Hughie Ferguson, who hit a double against Raith Rovers, and followed it up with a hat trick a week later against Dundee. Ferguson was Motherwell's top scorer in every one of the 9 seasons he played at Fir Park, amassing a terrific 362 goals and to this day he remains Motherwell's all-time top scorer.

In the next four seasons Motherwell never finished lower than fifth in the league, but over time financial restraints began to tell on the club local unemployment was higher than it had ever been, crowds were down, and the club had to abandon their reserve team.

Motherwell began to slip in the league and they finished the 1924/25 third from bottom, on the same points total as the two teams immediately below them. Indeed, it was only Hughie Ferguson's goals that kept the club in the top flight. The following season started off pretty well for Motherwell, but in October Hughie Ferguson was sold to Cardiff City for £5,000, putting paid it seemed, to the clubs hopes for the near future.

Mr Hunter though had identified an instant replacement for Ferguson in the shape of another signed from Parkhead Juniors, Willie McFadyen, who would more than justify the manager&rsquos faith in him. He took Ferguson&rsquos number 9 shirt and spookily, repeated his predecessors debut feat by firing a double past Raith Rovers in a 5-0 romp. Motherwell finished fifth that season and for the next eight seasons they would not finish lower than third, with a League title to celebrate in 1931/32.

The original &lsquofamous five&rsquo adorned Fir Park in this era, with the names, Murdoch, McMenemy, McFadyen, Stevenson and Ferrier tripping off the tongues of the Motherwell faithful, as the men in claret and amber played a brand of football that had the world drooling in anticipation whenever Motherwell came to town.

During this era, &lsquoSailor&rsquo Hunter saw the advantage of taking such a football team abroad. He was the architect of three successful &lsquoworld&rsquo tours undertaken by the club, played to big crowds, to boost finances. The summer of 1927 saw Motherwell tour Spain (beating Real Madrid to win the King of Spain Cup and drawing with Barcelona to secure the Barcelona Cup). In the following year Motherwell headed to South America for some &lsquomissionary&rsquo work. Matches in Argentina, Uruguay and Brazil yielded yet more silverware, and, 1931 the Steelmen visited South Africa in the most arduous of tours. Fifteen players played 15 games within two months, losing just the once, with McFadyen scoring 30 of the 57 goals Motherwell rattled past the opposition.

It proved to be the perfect preparation for the new campaign which would see the Steelmen scoring an incredible 119 goals in 38 league games to secure the League Title, after twice finishing runners-up. Motherwell became the first club to win the Championship outside the Old Firm in almost thirty years.

Despite the foreign tours being money-spinning for the club, Hunter insisted on the Board curtailing them in future years, which they did, into 4/5 games at a time, and to the likes of Belgium and Denmark (including Odense . )

It was also during this period that &lsquoSailor&rsquo installed a cup fighting spirit at the club, resulting in three Scottish Cup Final appearances, the first in the club&rsquos history.

On tour in South Africa with Mr Hunter, centre right

John Hunter would remain as secretary/manager at Fir Park until the Summer of 1946 when George Stevenson, inside left and playmaker of the team which won the Championship, would take over the managerial duties, leaving our &lsquohero&rsquo the, then, important secretary role.

1952 saw the Fir Parkers win the Scottish Cup for the first time, and the first stop for the victorious Motherwell team after lifting the old trophy was at Fir Park where Mr Hunter, who had been unable to witness the Hampden showpiece due to a deterioration of his eyesight, held the prize.

&lsquoSailor&rsquo found it hard to leave Fir Park and remained as club secretary until his retirement in 1959 at the age of 80. After 48 years service, the club granted him a weekly pension of £10. The legend that was John &lsquoSailor&rsquo Hunter died, aged 87, in January 1966.

It&rsquos pretty safe to say that Motherwell Football Club would not be in the prominent position it is today within Scottish football, were it not for the vision, wisdom and influence of John Hunter.

We should all hang our heads in shame that this great man&rsquos name is not remembered enough, by those of us who attend Fir Park on match days. Future generations will most likely ask about the legends of Davie Cooper and Phil O&rsquoDonnell as their names are, rightly, prominent at Fir Park. It&rsquos a travesty that the greatest Steelman of all time, bar none, is not yet afforded the same accolade.


Published: 00:20 BST, 3 January 2014 | Updated: 09:41 BST, 3 January 2014

WE DON'T NEED THIS!

Since it's inception in 1871, the FA Cup has had it all - thrills, spills, shocks, surprises, stunning goals and some of the most memorable moments in English football's rich history.

With the third round of this year's tournament taking place this weekend, it's time for the big boys to get involved and for the smaller teams to dream of a fairytale run all the way to Wembley.

But, after Aston Villa manager Paul Lambert claimed the FA Cup is something the majority of Premier League clubs could do without, we take a time-out to remind you what is so special about the competition and list every top-flight club's best moment in the greatest domestic cup in the world.

Double up: Arsenal completed their first double under Arsene Wenger in 1998, goals from Dutch winger Marc Overmars and French striker Nicolas Anelka sealed a 2-0 win against Newcastle United in the FA Cup final at Wembley after the Gunners sealed the Premier League title, pipping Manchester United by one point. Arsenal won the double in 1971 and then for a third time in 2002. Since 2002, Arsenal have won the FA Cup twice more, in 2003 and 2005, and a total of 10 times in their history.

Aston Villa captain Johnny Dixon holds the FA Cup aloft after a 2-1 win over Manchester United in the 1957 final. Peter McParland was the hero for the Villans that day as he scored both goals. This was the seventh time Villa had won the FA Cup but, amazingly for a club their size, they haven't since had a taste of glory. In fact, since their last FA Cup win, Villa have won the League Cup on five occasions, in 1961, 1975, 1977, 1994 and 1996, as well as their historic European Cup win in 1982.

Across the Severn: For the first time in history the FA Cup left English shores and moved to the Welsh capital when Cardiff beat Arsenal 1-0 in the 1927 final. In the picture above, Arsenal goalkeeper Dan Lewis lets Hughie Ferguson's 74th minute shot slip through in one of the biggest howlers and most famous goals in FA Cup final history. Cardiff make it to the final two years before this, in 1925, and were also back there in 2008 when they were beaten by Harry Redknapp's Portsmouth.

Early goal: Roberto di Matteo's strike after 42 seconds ended Chelsea's 27-year wait to land the Cup as he set them on their way to a 2-0 win over Middlesbrough in 1997. Eddie Newton sealed the win with an 83rd-minute goal. Chelsea have won the FA Cup five times since then and four times in six seasons under Roman Abramovich, including in 2012 when Di Matteo was manager and the Blues beat Liverpool 2-1 in the final.

Familiar face: Current Newcastle manager Alan Pardew's most memorable moment in his playing career. Pardew scored an extra-time winner for Crystal Palace in the 1990 FA Cup semi-final against Liverpool at Villa Park. Palace won a thrilling tie 4-3 to advance to the final, where they played Manchester United. The first match was drawn 3-3 after extra time, but United won a less frantic replay 1-0 with a goal from Lee Martin. This was the first major trophy of Sir Alex Ferguson's glittering reign at Old Trafford. Little did we know what would unfold over the next two decades.

Riding high: Paul Rideout's header sealed a 1-0 victory over Manchester United in the 1995 final and the Toffees’ last FA Cup success. Rideout's winning goal came after Graham Stuart's shot rebounded off the crossbar. Goalkeeper Neville Southall made several outstanding saves to keep United out. Sir Alex Ferguson's team that day featured Peter Schmeichel, Gary Neville, Roy Keane, Ryan Giggs and Paul Scholes.

Debut: The FA Cup doesn't hold great memories for Fulham, but they did make it to the final in 1975. But Fulham were beaten 2-0 by West Ham with two goals from Alan Taylor, who is pictured above scoring his second. The Fulham team that day featured former West Ham captain Bobby Moore. Fulham's only major final since then was the 2010 Europa League final, where they were beaten 2-1 by Atletico Madrid and an extra-time goal from Diego Forlan in Hamburg.

Partisan: The best FA Cup run in Hull City's history came in 1930, when they made it to the semi-finals. After beating Manchester City and Newcastle on the way, Hull found themselves in a last-four clash with Arsenal. The tie was played at Elland Road where their fans (pictured above) flooded in to see them draw 2-2. Hull had no such luck in the replay, though, as they lost 1-0. Arsenal went on to beat Huddersfield 2-0 in the final.

Derby day: There are many memorable FA Cup moments in Liverpool's history, from the Steven Gerrard final against West Ham in 2006 to Michael Owen's late show against Arsenal in 2001, but it surely doesn't get much better than beating your local rivals in the final. Gary Lineker gave Everton the lead in the 1986 final, but Liverpool came storming back with two goals from Ian Rush and Craig Johnston. The Reds won 3-1 on the day and sealed a historic double with yet another First Division title.

Bragging rights: Beating Stoke in the final to win the 2011 FA Cup was enjoyable, but getting the better of local rivals Manchester United in the semi-final topped it. Yaya Toure was the hero as his goal sealed a 1-0 win, and it was a repeat in the final as the Ivorian again scored the only goal. City won their first major trophy since 1976.

Three of the best: How do you pick one moment in Manchester United's history? The most successful team ever in the FA Cup. United's most famous season, the treble-winning year of 1999, saw them beat Newcastle 2-0 in the final with goals from Teddy Sheringham. The latter was on target again four days later in the Champions League final which saw Sir Alex Ferguson's side score two late goals to beat Bayern Munich. United have lifted the FA Cup 11 times, more than any other team.

Prize: Newcastle captain Joe Harvey parades the cup after the Magpies beat Arsenal in the 1952 FA Cup Final. The hero of the day was Chilean forward George Robledo, who scored the only goal of the game in the 84th minute. Newcastle retained the trophy having won it in 1951 and when they tasted success once again in 1955 it was the sixth time they had lifted the famous old cup. Newcastle have not won it since then, though, but have made it to the final on three occasions, in 1974, 1998 and 1999.

Frozen out: Norwich haven't enjoyed much success in the FA Cup. They have advanced to the semi-finals on three occasions, in 1959, 1989 and 1992, but never made it any further. Pictured above, Terry Bly scores from a Bobby Brennan cross in a 3-0 win over Manchester United at a snowy Carrow Road en route to the semi-finals. Norwich were just a Division Three side at the time, but they also beat Tottenham and Sheffield United on that cup run. Their fairytale journey ended in the last four at the hands of Luton when, after a 1-1 draw at White Hart Lane, the Division One side prevailed 1-0 in the replay at St Andrew's. Luton were beaten 2-1 by Forest in the final.

Cup fever, cup fever: Mick Channon and David Peach dancing their way round the Wembley pitch summed up Saints' joy after beating Man United 1-0 in the 1976 final- the first time Southampton won a major trophy. The victory remains one of the biggest shocks in the history of the final and the win was sealed by an 83rd-minute goal from Bobby Stokes. This remains Southampton's only FA Cup success to date, although they did make the final in 2003, where they lost to Arsenal.

High flying: Stoke goalkeeper Thomas Sorensen makes a save during the 2011 FA Cup final. This was Stoke's first appearance in an FA Cup final and they held out for 74 minutes before Yaya Toure scored the only game of the game for Manchester City. This was the first trophy since City were taken over by the rich group from Abu Dhabi and they followed up by winning the Premier League in a dramatic final day finish the season after. Stoke had made it to three semi-finals before 2011.

Head and shoulders: Sunderland manager Bob Stokoe holds aloft an FA Cup filled with champagne after his team beat Leeds United 1-0 in the 1973 final at Wembley. Ian Porterfield scored the only goal of the game in the first half against Don Revie's Leeds team, who were looking for back-to-back cup successes having beaten Arsenal 1-0 in the final the year before. This was Sunderland's second FA Cup win, the first coming in 1937, and they were back in the final in 1992 when the lost 2-0 to Liverpool.

Limited: Unlike their Welsh Premier League counterparts Cardiff, Swansea haven't enjoyed a lot of success in England's greatest cup competition. Swansea may have won the Capital One Cup last season, but their best FA Cup showing is the semi-finals on two occasions, in 1926 and 1964. In 1964, they beat Bill Shankly's Liverpool 2-1 in the quarter-final, before seeing their Wembley dreams come to a crashing halt with a 2-1 defeat by Preston in the semi-finals at Villa Park. In the picture above, Preston goalkeeper Alan Kelly (left) holds the ball having been charged by Eddie Thomas, the Swansea centre forward (right, foreground). Preston's David Wilson and Alec Ashworth are in the middle of things as well.

Double delight: The old saying in the white parts of north London is that it's lucky for Spurs when the year ends in one. Although Ricardo Villa's mesmerising goal against Manchester City in the 1981 FA Cup final replay was a special moment, the double win in 1961 was even better. Captain Danny Branchflower holds aloft the trophy after Bobby Smith and Terry Dyson scored in a 2-0 win against Leicester. Tottenham have won the FA Cup eight times, fewer than only Manchester United and Arsenal.

Winners: West Bromwich Albion captain Graham Williams holds the FA Cup aloft in 1968 after the Baggies beat Everton 1-0 in the final. Jeff 'The King' Astle, who scored 174 goals in 361 games for West Brom, scored the only goal of the game in the third minute of extra time. This was West Brom's fifth FA Cup success, 14 years after their last one in 1954, but the Baggies haven't been back to the final since then.

Hiding something? West Ham manager Ron Greenwood hides the FA Cup under a blanket while waiting for a train at Tottenham Court Road. Greenwood's Hammers had just beaten Preston 3-2 in the final at Wembley with a late goal from Ronnie Boyce. Geoff Hurst and John Sissons were the other two West Ham scorers that day. This was West Ham's first FA Cup triumph, but they have gone on to win it twice more since then, in 1975 and 1980.


Descendants of key figures in landmark segregation case Plessy v. Ferguson create unlikely friendship

It's a friendship two decades strong between the descendants of two people who turned the course of American history.

Keith Plessy is the distant cousin of an African American shoemaker turned activist. Homer Plessy was tapped to challenge Louisiana's newest segregation law, the Separate Car Act of 1890.

"He looked like a white person, he was one-eighth Black," Plessy told CBS News' Michelle Miller. "He was selected to purchase that ticket. There was a group of people called the Citizens' Committee who organized that."

Eighteen lawyers and prominent citizens came together to defy the law, according to Plessy. The case made its way to the Supreme Court, with Justice John Marshall Harlan as the lone dissenter.

But a Louisiana state judge ruled against Plessy. ¿Su nombre? John Howard Ferguson.

"I remember thinking, 'Well, my name's Ferguson,'" said Phoebe Ferguson, the judge's great-great-granddaughter. "And I think by fourth grade we had learned something about it. I didn't pursue it or ask my parents or anything."

Noticias de actualidad

Like Ferguson, Plessy was in the dark about his ancestors for years, with the exception of a paragraph he read about the case in elementary school.

"I never knew that I was related to him," he said.

Ferguson found out about her ancestral connection through a phone call about a property that belonged to her great-great-grandfather.

"I just got a call, and this gentleman had purchased my great-great-grandfather's house on Henry Clay, and he wanted to restore it," she recalled. "He's saying, 'I bought your great, great grandfather's house, the judge in Plessy versus Ferguson. But I didn't know that."

Finding out about her family history got her and Plessy on a mission, she says. After being introduced by author Keith Weldon Medley, the pair launched the Plessy and Ferguson Foundation.

The modern-day Plessy and Ferguson hope to create change by telling the truth about history and helping people understand the meaning of legacy.

"I think it's our responsibility, that's how we look at it," Ferguson said. "We want people to understand what legacy is, and not to wait until the end of your life to understand legacy, but to understand legacy at an early age."

Had the ruling been different, Ferguson said it would have been "the most disastrous decision by the Supreme Court, or one of the most in American legal history."

"America had a chance to mend itself or begin at that time, but instead, after coming through a bloody Civil War and Reconstruction, which really worked, and a person like Homer Plessy had to go and ride a train and break a law in order to get their attention," Plessy said. "Instead, the highest court in the nation sanctions separate but equal."

"At that time, there was enough evidence and enough people who were progressive enough to change this place."

After the death of George Floyd last year and the massive Black Lives Matter protests that followed, both Ferguson and Plessy said they felt sad but hopeful seeing a unified force marching through the streets for justice.

The two think of themselves as "memory preservationists," planting markers around New Orleans to honor Black resistance, like the one that exists near the railroad tracks where Homer Plessy was arrested.

"This gives my life meaning, we really love working together," Ferguson said.

"In my case, I would say it's a calling," said Plessy. "I look at what's happening around us and I try to find solutions rather than to harp on the problem. Working with Phoebe is like therapy."

The duo hopes this therapy can lead to a nation's healing.

"It allows me, and us, to make a difference. Our unity can make a difference, and I am thrilled to be a part of that," Ferguson said.

"As a result of this thing, I'm hoping that we find some common ground," Plessy said. "I think the world is my canvas right now, and the painting I'm going to make is one of peace."


Contenido

Early career Hughie Ferguson_section_1

Renowned for his modesty and sense of fair play, Ferguson started his career with Parkhead Juniors in 1914. Hughie Ferguson_sentence_6

He appeared for the side in their victorious 1914–15 Scottish Junior Cup final. Hughie Ferguson_sentence_7

Motherwell Hughie Ferguson_section_2

Ferguson joined John Hunter's Motherwell for the start of the 1916–17 season, scoring both goals in the 2–2 draw with Raith Rovers on 19 August 1916. Hughie Ferguson_sentence_8

He soon established himself as a prolific goalscorer at Fir Park, becoming the top Scottish Football League goalscorer on three occasions (1917–18 1919–20 1920–21), scoring 111 goals in total. Hughie Ferguson_sentence_9

His 43 goals in 1921 is the second highest season total of League goals in England or Scotland before the change to the offside law in 1925. Hughie Ferguson_sentence_10

His scoring exploits attracted interest from several English clubs and, in June 1922, Manchester City submitted an offer of £3,500 which was rejected by Motherwell who valued Ferguson at £4,000. Hughie Ferguson_sentence_11

City would later return with an improved bid of £3,900 which was accepted by the Motherwell board but the transfer collapsed when Ferguson turned down the move. Hughie Ferguson_sentence_12

With Motherwell, Ferguson reached the Scottish Cup quarter-finals in 1921 and 1922, the semi-finals in 1923, losing 2–0 to Celtic, and achieved third place in the League in 1920. Hughie Ferguson_sentence_13

Despite his performances, the dominance of Rangers and Dunfermline Athletic player Andy Cunningham and, later, Middlesbrough's high scoring Andy Wilson meant they were picked for Scotland ahead of Ferguson. Hughie Ferguson_sentence_14

He represented the Scottish League XI three times, scoring three goals. Hughie Ferguson_sentence_15

In the summer of 1923 he was invited to be part of a squad organised by Third Lanark that toured South America he scored eight goals in as many matches against opponents including Independiente, Peñarol and a Uruguay XI. Hughie Ferguson_sentence_16

Cardiff City Hughie Ferguson_section_3

In 1925, halfway through the season and after scoring his 285th goal for Motherwell, Ferguson departed for South Wales, joining FA Cup Finalists Cardiff City for a fee of £5,000, just £1,000 less than the record transfer fee at the time. Hughie Ferguson_sentence_17

Such was his popularity at the Scottish club that the local steelworks closed for over an hour as the workers lined the streets to wave Ferguson off. Hughie Ferguson_sentence_18

In the previous few seasons, Cardiff had trawled far and wide for talented players and Ferguson was one of a list of notable Scots to wear the blue shirt Scottish internationals Jimmy Blair and Jimmy Nelson had both appeared for the club. Hughie Ferguson_sentence_19

He a goalscoring debut for the club on 7 November 1925 in a 5–2 win over Leicester City. Hughie Ferguson_sentence_20

Ferguson's most successful moment in English football occurred when he appeared for Cardiff in the 1927 Cup Final against Arsenal. Hughie Ferguson_sentence_21

Having scored five times on the way to the final, in the 74th minute, collecting a throw from the right, Ferguson hurried a tame shot toward the Arsenal goal. Hughie Ferguson_sentence_22

Dan Lewis, the Arsenal goalkeeper, appeared to collect the ball but, under pressure from the advancing Len Davies, clumsily allowed the ball to roll through his grasp in a desperate attempt to retrieve the ball, Lewis only succeeded in knocking the ball with his elbow into his own net. Hughie Ferguson_sentence_23

Ernie Curtis, the 19‑year‑old centre-wing said of the goal: Hughie Ferguson_sentence_24

  • "I was in line with the edge of the penalty area on the right when Hughie Ferguson hit the shot which Arsenal's goalie had crouched down for a little early. The ball spun as it travelled towards him, having taken a slight deflection so he was now slightly out of line with it. Len Davies was following the shot in and I think Dan must have had one eye on him. The result was that he didn't take it cleanly and it squirmed under him and over the line. Len jumped over him and into the net, but never actually touched it." Hughie Ferguson_item_0_0

Ferguson still features on the record books for Cardiff City, having scored five goals in the First Division fixture with Burnley on 1 September 1928 and his 32 goals in all competitions in the 1926–27 season stood until Robert Earnshaw overtook it in March 2003. Hughie Ferguson_sentence_25

He also scored the first goal in a 2–1 victory over the Corinthians in the 1927–28 Charity Shield and his two goals won the Welsh Cup later that same season for Cardiff against Bangor but despite a healthy return of 77 goals during his four seasons there his days at Ninian Park were numbered due to a back injury. Hughie Ferguson_sentence_26

Dundee Hughie Ferguson_section_4

Ferguson returned to Scotland with Dundee in the following season for a fee of £500, but his days there were desperate a despondent, demanding crowd seeking from the legendary goalscorer more than he could provide. Hughie Ferguson_sentence_27

He scored two goals for Dundee, before being dropped due to injury and a lack of form. Hughie Ferguson_sentence_28

His final game for the club was a 3–0 victory over Heart of Midlothian on 14 December 1929. Hughie Ferguson_sentence_29


Ver el vídeo: HUGHIE FERGUSON Jnr - Jailhouse Rock