Economía de Dominica - Historia

Economía de Dominica - Historia

Presupuesto: Ingresos .............. $ 72 millones
Gastos ... $ 80 millones Principales cultivos: banano, cítricos, mangos, tubérculos, cocos; potencial forestal y pesquero no explotado

Recursos naturales: madera

Industrias principales: jabón, aceite de coco, turismo, copra, muebles, bloques de cemento, zapatos

Economía (2002)
PIB: $ 250 millones.
Tasa de crecimiento del PIB: -4,75 (estimación del FMI de 2002)
PIB per cápita: 3.424 dólares.
Recursos naturales: madera, agua (hidroeléctrica), cobre.
Agricultura (17% del PIB): Productos: bananos, cítricos, cocos, cacao, aceites y extractos de hierbas.
Manufactura (8,5% del PIB): Tipos: procesamiento agrícola, jabón y otros productos a base de coco, prendas de vestir.
Comercio: Exportaciones - $ 47,4 millones (2001): bananos, cítricos, jabón y cacao. Mercados principales: Unión Europea (UE), CARICOM, EE. UU. (16%). Importaciones - $ 100 millones (2001): maquinaria y equipo, productos alimenticios, manufacturas, cemento. Principales proveedores: OECO, CARICOM, EE. UU., Canadá, UE, Japón.


  • Región: Caribe y Américas
  • Población: 72.000 (2018)
  • Superficie: 750 kilómetros cuadrados
  • Capital: Roseau
  • Se incorporó a la Commonwealth: 1978, tras la independencia de Gran Bretaña

Elecciones

Dominica recibió capacitación sobre la Iniciativa para Profesionales Electorales del Commonwealth (CEP) en mayo de 2018. Sus funcionarios electorales mejoraron sus conocimientos sobre la financiación de campañas y partidos, la participación de las mujeres y los nuevos medios de comunicación.

La Commonwealth envió un Grupo de Observadores de la Commonwealth para observar las elecciones de 2019 en Dominica.

Derechos humanos

En una sesión de trabajo celebrada en abril de 2019, la Secretaría ayudó al Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos de la CARICOM de Dominica a mejorar la presentación de informes sobre derechos humanos en el marco del proceso de Examen Periódico Universal (EPU) de las Naciones Unidas. Dominica decidió establecer un instrumento para la presentación de informes y el seguimiento como resultado de esta asistencia.

Anti corrupcion

En 2018-19, la Secretaría brindó capacitación en liderazgo y gestión a altos funcionarios de la agencia anticorrupción de Dominica.

Juventud

De julio de 2016 a enero de 2017, la Secretaría envió un experto a Dominica para ayudar a redactar una nueva Política Nacional para la Juventud. La Secretaría también ayudó a Dominica a mejorar sus políticas para alentar a los jóvenes a establecer empresas.

Comercio

La oficina de Ginebra de la Commonwealth ayudó a Dominica a desarrollar habilidades en las negociaciones comerciales internacionales.

Carta azul

Dominica es miembro del Grupo de Acción de Áreas Marinas Protegidas.


Los Arawak fueron guiados a Dominica y otras islas del Caribe por la Corriente Ecuatorial Sur desde las aguas del río Orinoco. Estos descendientes de los primeros taínos fueron derrocados por la tribu Kalinago de los caribes. Los caribes, que se establecieron aquí en el siglo XIV, llamaron a la isla Wai'tu kubuli, que significa "Alto es su cuerpo". [1]

Cristóbal Colón nombró a la isla por el día de la semana en que la vio, un domingo ('Dominica' en latín), que cayó el 3 de noviembre de 1493 en su segundo viaje.

Atemorizados por la feroz resistencia de los caribes y desanimados por la ausencia de oro, los españoles no se establecieron en la isla. Muchos de los caribes que quedan viven en el territorio caribe de Dominica, un distrito de 15 km 2 (3.700 acres) en la costa este de Dominica.

En 1632, la Compagnie des Îles de l'Amérique francesa reclamó Dominica junto con todas las demás 'Petite Antilles', pero no se intentó ningún acuerdo. Entre 1642 y 1650, un misionero francés Raymond Breton se convirtió en el primer visitante europeo habitual de la isla. En 1660, los franceses e ingleses acordaron que tanto Dominica como San Vicente no deberían establecerse, sino que se dejarían a los caribes como territorio neutral. Dominica fue oficialmente neutral durante el siglo siguiente, pero la atracción de sus recursos siguió siendo la de las expediciones rivales de los forestales ingleses y franceses que estaban recolectando madera a principios del siglo XVIII. [2]

España tuvo poco o ningún éxito en la colonización de Dominica y en 1690, los franceses establecieron sus primeros asentamientos permanentes en Dominica. Los leñadores franceses de Martinica y Guadalupe comienzan a establecer campamentos madereros para abastecer de madera a las islas francesas y gradualmente se convierten en colonos permanentes. Trajeron a las primeras personas esclavizadas de África Occidental a Dominica. En 1715, una revuelta de pequeños propietarios "blancos pobres" en el norte de Martinica, conocida como La Gaoulé, [3] provocó un éxodo de ellos hacia el sur de Dominica. Establecieron minifundios. Mientras tanto, familias francesas y otras de Guadalupe se establecieron en el norte. En 1727, el primer comandante francés, M. Le Grand, se hizo cargo de la isla con un gobierno francés básico. Dominica se convirtió formalmente en una colonia de Francia, y la isla se dividió en distritos o "barrios". [4] Ya instalados en Martinica y Guadalupe y cultivando caña de azúcar, los franceses desarrollaron gradualmente plantaciones en Dominica para el café. Importaron esclavos africanos para cubrir las demandas laborales reemplazando a los indígenas caribes.

En 1761, durante la Guerra de los Siete Años, una expedición británica contra Dominica dirigida por Lord Rollo tuvo éxito y la isla fue conquistada junto con varias otras islas del Caribe. Después de que Francia fuera derrotada por Gran Bretaña en la Guerra de los Siete Años, cedió la isla a los británicos bajo el Tratado de París (1763). En 1778, durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, los franceses organizaron una exitosa invasión con la cooperación activa de la población. El Tratado de París de 1783, que puso fin a la guerra, devolvió la isla a Gran Bretaña. Las invasiones francesas en 1795 y 1805 terminaron en fracaso. [2]

Como parte del Tratado de París de 1763 que puso fin a la Guerra de los Siete Años, la isla se convirtió en posesión británica. [5] En 1778, durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos, los franceses organizaron una invasión exitosa con la cooperación activa de la población, que era en gran parte francesa. El Tratado de París de 1783, que puso fin a la guerra, devolvió la isla a Gran Bretaña. Las invasiones francesas en 1795 y 1805 terminaron en fracaso. La invasión de 1805 quemó gran parte de Roseau hasta los cimientos.

En 1763, los británicos establecieron una asamblea legislativa, que representaba solo a la población blanca. En 1831, reflejando una liberalización de las actitudes raciales británicas oficiales, el Proyecto de Ley de Privilegio Brown confirió derechos políticos y sociales a los no blancos libres. Tres negros fueron elegidos para la asamblea legislativa el año siguiente. La abolición de la esclavitud en 1834 permitió que Dominica en 1838 se convirtiera en la única colonia del Caribe británico en tener una legislatura controlada por negros en el siglo XIX. La mayoría de los legisladores negros eran pequeños propietarios o comerciantes que tenían puntos de vista económicos y sociales diametralmente opuestos a los intereses de la pequeña y adinerada clase de plantadores ingleses. En reacción a una amenaza percibida, los plantadores presionaron por un gobierno británico más directo.

En 1865, después de mucha agitación y tensión, la oficina colonial reemplazó la asamblea electiva por una compuesta por la mitad de miembros elegidos y la mitad nombrados. Los legisladores electos fueron superados en numerosas ocasiones por plantadores aliados con administradores coloniales. En 1871, Dominica se convirtió en parte de la Federación de las Islas de Sotavento. El poder de la población negra se erosionó progresivamente. El gobierno de Crown Colony se restableció en 1896.

Después de la Primera Guerra Mundial, un aumento de la conciencia política en todo el Caribe llevó a la formación de la asociación gubernamental representativa. Atendiendo a la frustración pública por la falta de voz en el gobierno de Dominica, este grupo ganó un tercio de los escaños de la asamblea legislativa elegidos por el pueblo en 1924 y la mitad en 1936. Poco después, Dominica fue transferida de la Administración de la Isla de Sotavento. y fue gobernado como parte de Windwards hasta 1958, cuando se unió a la efímera Federación de las Indias Occidentales.

En 1961, se eligió un gobierno del Partido Laborista de Dominica dirigido por Edward Oliver LeBlanc. Después de la disolución de la federación, Dominica se convirtió en un estado asociado del Reino Unido el 27 de febrero de 1967 y asumió formalmente la responsabilidad de sus asuntos internos. LeBlanc se retiró en 1974 y fue reemplazado por Patrick John, quien se convirtió en el primer primer ministro de las islas.

El 3 de noviembre de 1978, el Reino Unido concedió la independencia a la Commonwealth de Dominica.

En agosto de 1979, el huracán David, con vientos de 150 mph (240 km / h), golpeó la isla con una fuerza devastadora. Cuarenta y dos personas murieron y el 75% de las casas de los isleños fueron destruidas o gravemente dañadas.

La independencia hizo poco para resolver los problemas derivados de siglos de subdesarrollo económico y, a mediados de 1979, el descontento político llevó a la formación de un gobierno interino, dirigido por Oliver Seraphin. Fue reemplazado después de las elecciones de 1980 por un gobierno encabezado por el Partido de la Libertad de Dominica bajo la Primera Ministra Eugenia Charles, la primera mujer primera ministra del Caribe. Un año después de su toma de posesión, sobrevivió a dos golpes fallidos y en octubre de 1983, como presidenta de la Organización de Estados del Caribe Oriental, respaldó la invasión estadounidense de Granada.

Los problemas económicos crónicos se vieron agravados por el severo impacto de los huracanes en 1979 y en 1980. A fines de la década de 1980, la economía había tenido una recuperación saludable, que se debilitó en la década de 1990 debido a la disminución de los precios del banano.

En 1995, el gobierno fue derrotado en las elecciones por el United Workers Party de Edison James. James se convirtió en primer ministro, sirviendo hasta las elecciones de febrero de 2000, cuando el Partido de los Trabajadores Unidos de Dominica (DUWP) fue derrotado por el Partido Laborista de Dominica (DLP), dirigido por Rosie Douglas. Era un ex activista socialista y muchos temían que su enfoque de la política no fuera práctico. Sin embargo, estos se callaron un poco cuando formó una coalición con el Partido de la Libertad de Dominica, más conservador. Douglas murió repentinamente después de solo ocho meses en el cargo, el 1 de octubre de 2000, y fue reemplazado por Pierre Charles, también del DLP. En 2003, Nicholas Liverpool fue elegido y juramentado como presidente, sucediendo a Vernon Shaw. El 6 de enero de 2004 falleció el primer ministro Pierre Charles, que padecía problemas cardíacos desde 2003. Se convirtió en el segundo primer ministro consecutivo de Dominica en morir en el cargo de un ataque al corazón. El ministro de Relaciones Exteriores, Osborne Riviere, se convirtió inmediatamente en primer ministro, pero el ministro de Educación, Roosevelt Skerrit, lo sucedió como primer ministro y se convirtió en el nuevo líder del Partido Laborista de Dominica. Las elecciones se llevaron a cabo el 5 de mayo de 2005, y la coalición gobernante mantuvo el poder.

En 2017, el huracán María azotó a Dominica y fue el huracán más poderoso y devastador jamás registrado en Dominica.


Economía de Dominica - Historia

Economía - descripción general:
La economía dominicana dependía de la agricultura - principalmente del banano - en años pasados, pero cada vez más ha sido impulsada por el turismo, ya que el gobierno busca promover a Dominica como un destino de "ecoturismo". Sin embargo, el huracán María, que pasó por la isla en septiembre de 2017, destruyó gran parte del sector agrícola del país y causó daños a toda la infraestructura física y de transporte del país. Antes del huracán María, el gobierno había intentado fomentar una industria financiera extraterritorial y planeaba firmar acuerdos con el sector privado para desarrollar recursos de energía geotérmica. En un momento en que las finanzas del gobierno son frágiles, el enfoque del gobierno ha sido volver a poner al país en forma para dar servicio a los cruceros. La economía se contrajo en 2015 y recuperó un crecimiento positivo en 2016 debido a la recuperación de la agricultura y el turismo. Dominica sufre de altos niveles de deuda, que aumentaron del 67% del PIB en 2010 al 77% en 2016. Dominica es uno de los cinco países del Caribe Oriental que tienen ciudadanía mediante programas de inversión mediante los cuales los extranjeros pueden obtener pasaportes por una tarifa e ingresos de este Contribuir a los presupuestos gubernamentales.

Productos de agricultura:
plátanos, cítricos, mangos, tubérculos, cocos, cacao
Nota: potencial forestal y pesquero no explotado

Industrias:
jabón, aceite de coco, turismo, copra, muebles, bloques de cemento, zapatos


Economía de Dominica - Historia

Sobre Dominica
¡Un país como ningún otro en el mundo!

Sobre Dominica
¡Un país como ningún otro en el mundo!

por: Thomson Fontaine
Dominica ha sido descrita como uno de los países más bellos del mundo. Para el observador distraído, esta impresión se confirma inmediatamente desde la primera cita de la isla. Ubicado entre las islas francesas de Martinica y Guadalupe, esta `` Isla de la Naturaleza '' es impregnado de una belleza natural incomparable, una rica cultura criolla y la gente más amable del mundo.

Redescubierta el 3 de noviembre de 1493 por Cristóbal Colón, Dominica fue el último de los países caribeños en ser colonizado debido en gran parte a la resistencia de los indios caribes (Kalinago). Hoy, Dominica es el único país donde los caribes permanecen y continúan contribuyendo significativamente al rico patrimonio cultural de Dominica.

Francia e Inglaterra lucharon constantemente por Dominica, con la isla cambiando de manos varias veces durante toda la segunda mitad del siglo XVIII, lo que llevó a los caribes a llamar a la isla `` Waitukubuli '' la tierra de muchas batallas.

Debido a su terreno montañoso, Dominica permaneció en manos de los caribes más tiempo que cualquiera de las otras islas de Sotavento y Barlovento, aunque Gran Bretaña y Francia habían acordado este acuerdo en 1748, Francia rompió el tratado y reclamó Dominica.

En 1763 Gran Bretaña ganó Dominica, pero los franceses la recuperaron en 1778 y nuevamente por los británicos en 1783. Finalmente, en 1805 Francia vendió Dominica a Inglaterra por 12.000 libras esterlinas y la entregó después de quemar la capital Roseau. (Leer más Dominica Historia)

Desde sus imponentes picos de 5000 pies hasta sus cascadas que brotan, cientos de ríos que fluyen, aguas azules del mar y playas de arena blanca y negra, Dominica ofrece una experiencia única y diversa a todos los que visitan sus costas.

La isla de 790 km2 cuenta con una población de 71.000 habitantes, un gobierno estable y una tasa de criminalidad extremadamente baja. También cuenta con la mayor cantidad de centurinarios por mil de la población del mundo.

Con una esperanza de vida de 82 años para las mujeres y 78 para los hombres, y clasificado por las Naciones Unidas como uno de los 35 países más importantes del mundo en términos de calidad de atención médica, el país se erige como un verdadero monumento de calma y tranquilidad.

(Fotos de arriba de la playa de Portsmouth y el lago Boiling, cortesía de Eric Baumburger)

Geografía de Dominica

Dominica se encuentra en el centro de la cadena de islas del Caribe, entre los territorios franceses de ultramar de Guadalupe y Martinica. Es una isla escarpada que se destaca por sus montañas, ríos y cascadas. Ella, más que cualquier otra isla del Caribe, ha logrado conservar su belleza natural. Dominica es el hogar del segundo lago hirviendo más grande del mundo.

Con un área de 751 kilómetros cuadrados (298 millas cuadradas), es la cuarta isla más grande del Caribe de habla inglesa. En su punto más largo, tiene veintinueve (29) millas y en su punto más ancho, dieciséis (16) millas. Tiene una población de 71.727 (censo de 2000), principalmente de ascendencia africana. También hay una población blanca y china en aumento. Dominica también alberga a la última población caribeña del Caribe.

Hay dos centros urbanos en Dominica: la capital de Roseau y la segunda ciudad de Portsmouth. Roseau es el centro administrativo y comercial y tiene una población de 20 000 personas. Portsmouth, que es mucho más pintoresco, tiene una población de 5000 personas. Aproximadamente mil (1,000) de ellos son estudiantes y personal (en su mayoría estadounidenses) de la Facultad de Medicina de la Universidad Ross, una facultad de medicina en el extranjero.

Historia

Dominica fue descubierta por Cristóbal Colón en 1493, pero la mayor parte de su historia colonial temprana la pasó cambiando de manos entre franceses e ingleses. Aunque los franceses finalmente perdieron el control ante los ingleses en 1776, su influencia sigue siendo fuerte, principalmente a través del idioma criollo francés que habla la mayoría de los isleños, el dominio de la iglesia católica romana y numerosos nombres de lugares. Dominica se independizó en 1978 y es miembro de la Commonwealth británica. También es miembro de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comunidad del Caribe y varias otras organizaciones regionales e internacionales. (Leer más historia de Dominica)

Dominica es un país democrático que ha disfrutado del sufragio universal de los adultos desde la década de 1950. Sigue el modelo de gobierno de Westminster. Las elecciones se llevan a cabo cada cinco años para elegir veintiún (21) miembros del Parlamento. Luego se nombran nueve (9) senadores y juntos se sientan en una legislatura unicameral. El Jefe de Estado es un presidente elegido por el Parlamento y ocupa su cargo por un período de cinco años. Su papel es esencialmente ceremonial. El actual Primer Ministro es el Honorable Roosevelt Skeritt, elegido en mayo de 2005.

Hay tres (3) partidos políticos principales en Dominica. Son el Partido Unido de los Trabajadores (UWP), el Partido de la Libertad de Dominica (DFP) y el Partido Laborista de Dominica (DLP). El actual gobierno es el Partido Laborista de Dominica.

Desde la Independencia en 1978, ha habido siete Primeros Ministros: Patrick John (1978 - 79 DLP) Oliver Seraphin (1979 - 80 DLP) Mary Eugenia Charles (1980 - 1995 DFP) Edison James (1995 - 2000 UWP) Roosevelt Douglas (febrero - Octubre 2000 DLP) Pierre Charles (2000 - 04 DLP) y Roosevelt Skeritt (2004 - Presente DLP). Tanto Douglas como Charles murieron en el cargo mientras que John se vio obligado a dimitir. El presidente es el Excmo. Sr. Nicholas Liverpool, elegido en 2003.

Dominica disfruta de un poder judicial independiente y su tribunal más alto es el Comité Judicial del Privy Council en Londres. En el escalón más bajo del poder judicial se encuentra el Tribunal de Primera Instancia, que se ocupa de asuntos civiles y penales menores. Luego está el Tribunal Superior que se ocupa de casos civiles y penales graves. Las apelaciones tanto del Tribunal Superior como del Tribunal de Primera Instancia van al Tribunal de Apelación. Dominica comparte un Tribunal de Apelación con otros miembros de la Organización de Estados del Caribe Oriental. Ese tribunal es un tribunal de circuito que se encuentra en cada isla dos o tres veces al año. Las apelaciones de la Corte de Apelaciones del Caribe Oriental van al Comité Judicial del Consejo Privado.

Dominica tiene un sistema legal de derecho consuetudinario inglés y la mayor parte de su ley estatutaria se basa en precedentes del Reino Unido. Hay alrededor de 50 abogados en ejercicio en Dominica.

La economía de Dominica se basa sustancialmente en la agricultura, aunque en los últimos años se han logrado grandes avances en la diversificación hacia el turismo y los servicios extraterritoriales. El banano es el principal producto de exportación de Dominica y aporta alrededor del 80 por ciento del Producto Bruto de Desarrollo (PIB). El mercado tradicional de Dominica para sus bananos es el Reino Unido, donde sus exportaciones, junto con las de las demás Islas de Barlovento, gozan de un trato preferencial. Sin embargo, recientemente, el trato preferencial de Dominica y otros bananos de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) ha sido atacado y ha sido objeto de decisiones adversas en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esto ha arrojado una sombra oscura sobre la existencia continua de la industria bananera de Dominica en su forma tradicional.

Dominica tiene un sistema de telecomunicaciones muy moderno.De hecho, ocupa la posición en el Libro Guiness de los Récords Mundiales como el primer país del mundo en establecer un sistema totalmente digital. Los proveedores de telecomunicaciones son Cable & amp Wireless (Dominica) Ltd., Orange Telecoms, Digicel, SAT Telecoms y Marpin Telecoms and Broadcasting Ltd.


Visión general

Durante los últimos 25 años, la República Dominicana (RD) ha experimentado un período notable de sólido crecimiento económico. La economía continuó su rápida expansión en los años previos a la pandemia de COVID-19, y entre 2015 y 2019 la tasa de crecimiento anual del PIB de la República Dominicana promedió el 6,1%. El turismo, las remesas, la inversión extranjera directa, los ingresos de la minería, las zonas francas y las telecomunicaciones han ayudado a hacer de la República Dominicana una de las economías de más rápido crecimiento en la región de América Latina y el Caribe (ALC), y en 2019 el país estaba en seguimiento para hacer realidad su ambición de alcanzar el estatus de altos ingresos para 2030.

Sin embargo, el impacto global provocado por la pandemia de COVID-19 ha impactado significativamente la economía de la República Dominicana, provocando una fuerte contracción en el segundo trimestre de 2020 en sectores críticos como el turismo, la construcción y la minería. El PIB se contrajo un 6,7% en 2020 y se prevé que crezca un 5,5% en 2021, pero se mantendrá por debajo de su potencial en 2021 y 2022. La pandemia ha ejercido una intensa presión sobre los ingresos y gastos fiscales, pero en 2021 una combinación de recuperación económica y mejoras en Se proyecta que la eficiencia del gasto público contribuya a que el déficit fiscal vuelva a una trayectoria sostenible. Mientras tanto, la gestión eficaz de la deuda y el desarrollo de los mercados de capital locales serán cada vez más importantes para salvaguardar la sostenibilidad de la deuda a largo plazo y limitar la exposición al riesgo cambiario.

Durante la última década, el crecimiento económico en la República Dominicana ha reducido sustancialmente las tasas de pobreza y ha apoyado la expansión de la clase media. Sin embargo, las disparidades en el acceso a las oportunidades económicas y los servicios públicos siguen siendo profundas. Las tasas de pobreza son persistentemente altas en las áreas rurales y las mujeres enfrentan desafíos desproporcionados en todo el país. A pesar de un aumento en el gasto social para mitigar el impacto de la crisis pandémica, las estimaciones oficiales indican que la pobreza aumentó en 2,4 puntos porcentuales hasta el 23,4 por ciento en 2020, lo que representa más de un cuarto de millón de personas (270.000) cayendo en la pobreza. La inversión pública y las políticas específicas para acelerar la recuperación de los sectores industrial y agrícola serán vitales para fomentar un crecimiento renovado y revertir el aumento de la tasa de pobreza.

La pandemia de COVID-19 ha empujado a la República Dominicana a su primera recesión en casi 17 años. Hasta el último trimestre de 2020, se estima que se han perdido 191.273 puestos de trabajo desde marzo, con implicaciones especialmente negativas para los hogares pobres, las mujeres y los trabajadores informales. La participación laboral se recuperó al 61,1 por ciento en el cuarto trimestre de 2020 desde el 56,6 por ciento en el segundo trimestre, pero permanece por debajo del 65,4 por ciento del cuarto trimestre de 2019. El sector informal se recuperó más rápido que el empleo formal y representó el 51,3 por ciento del empleo total en el cuarto trimestre de 2020 en comparación con el 48,4 por ciento del año anterior. . La reforma estructural necesaria para acelerar la formalización incluye nivelar el campo de juego competitivo para los nuevos participantes, pequeñas empresas y proveedores locales, y actualizar las regulaciones comerciales.

Si bien los formuladores de políticas se concentran en los desafíos urgentes que plantea la pandemia, la República Dominicana sigue teniendo un alto riesgo de huracanes, inundaciones y otros eventos climáticos extremos. El acceso a servicios adecuados de agua y saneamiento ha mejorado desde principios de la década de 2000, pero la exposición de la República Dominicana al cambio climático amenaza estos avances. Los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático deben complementarse con una mejor gestión de los recursos naturales, especialmente los activos costeros y marinos de los que depende gran parte de la economía de la República Dominicana.

A medida que la pandemia retroceda, la inversión en capital humano será vital para el continuo crecimiento y desarrollo de la República Dominicana. El Índice de Capital Humano 2020 estima que un niño nacido en la República Dominicana hoy será solo la mitad de productivo durante su vida de lo que hubiera sido si hubiera recibido una educación completa y una atención médica adecuada. La República Dominicana ha logrado grandes avances en la expansión del acceso a la educación y la atención médica, pero la calidad desigual de estos servicios sigue siendo un obstáculo importante para el crecimiento económico de base amplia y el desarrollo del capital humano. Para reiniciar el crecimiento intensivo en empleo, favorable a los pobres y mejorar su competitividad económica, la República Dominicana debe fortalecer los vínculos productivos entre las empresas nacionales y exportadoras, reducir los costos administrativos de la burocracia, mejorar la confiabilidad del suministro de electricidad y ampliar el acceso al crédito. La rapidez y eficacia con que el gobierno adopte estas reformas determinará en gran medida el impacto a largo plazo de la pandemia en la pobreza, el empleo y el crecimiento económico.

La estrategia del Grupo del Banco Mundial (GBM) en la República Dominicana se basa en fortalecer las condiciones para un crecimiento equitativo, mejorar la prestación de servicios a los hogares pobres y desarrollar una resiliencia multidimensional a los impactos económicos y ambientales. Durante la última década, los compromisos del GBM se han centrado en el crecimiento y la competitividad, las instituciones públicas, el suministro de electricidad, el desarrollo del capital humano, las salvaguardias ambientales y la gestión de los recursos naturales.

En junio de 2021, la cartera de recuperación de desastres de 468,5 millones de dólares del Banco Mundial respaldaba proyectos en los sectores de educación, protección social, electricidad, agua y agricultura resiliente. En marzo de 2020, el Banco Mundial desembolsó US $ 150 millones de una línea de crédito contingente para respaldar la respuesta del gobierno al COVID-19, y otros US $ 100 millones en asistencia relacionada con la pandemia se desembolsaron en diciembre del mismo año. El trabajo de asesoría y análisis del GBM recientemente completado incluye un gasto público con un enfoque en protección social y agua, un diagnóstico de trabajo y un análisis de inversión en infraestructura. El trabajo analítico actual se centra en el desarrollo territorial, la protección de los consumidores, un memorando económico del país y el apoyo a las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC).

El programa de RD de la Corporación Financiera Internacional (IFC) es el más grande entre los países del Caribe, con una cartera de 505,3 millones de dólares en mayo de 2021, incluidos 212,2 millones de dólares que se movilizaron. Los pilares estratégicos de la CFI para la RD son: (i) aumentar la inclusión financiera y social, (ii) fortalecer la competitividad y (iii) mejorar la resiliencia ante eventos climáticos adversos en apoyo de la electricidad, el transporte, la banca y los sectores con alto potencial de empleo, como como turismo.

La Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) emitió una garantía de US $ 107,6 millones para brindar un seguro de riesgo político para el desarrollo de una carretera de peaje diseñada para unir zonas turísticas.

El Banco Mundial y la CFI están fortaleciendo su colaboración en áreas como la electricidad, el acceso a la financiación entre las pequeñas y medianas empresas, el desarrollo de los mercados de capitales y las asociaciones público-privadas, en consonancia con las prioridades del gobierno. El diálogo con los responsables de la formulación de políticas en torno a un nuevo Marco de Asociación de País del GBM se centra en navegar por el incierto entorno global posterior a la pandemia y sentar las bases para un nuevo período de crecimiento sólido, inclusivo y favorable a los pobres.

Los proyectos financiados por el Grupo del Banco Mundial han arrojado ganancias sustanciales en áreas críticas, que incluyen:


Economía de Dominica - Historia

Historia de la republica dominicana

La Sección de Historia fue revisada y editada por Dr. Lynne Guitarra, uno de los principales historiadores de República Dominicana.

Durante al menos 5.000 años antes de que Cristóbal Colón descubriera América para los europeos, la isla, a la que llamó Hispaniola, estaba habitada por pueblos indígenas a los que llamó `` indios ''. Los antropólogos han rastreado múltiples oleadas de inmigración indígena desde dos lugares principales. Algunos de los primeros indios americanos vinieron de América Central (probablemente Yucatán y Belice) y algunos vinieron de América del Sur, descendientes de los indios arahuacos en la Amazonia, muchos de los cuales pasaron por el Valle del Orinoco en Venezuela. Es de la mezcla de estas oleadas de inmigrantes indígenas que se cree que se originaron los indios tayiacuteno, el pueblo que dio la bienvenida a Colón a su llegada.

La palabra Ta & iacuteno significaba "bueno" o "noble" en su idioma, lo que le mostraron a Columbus y su tripulación española con su pacífica y generosa hospitalidad. Los primeros cronistas españoles documentan que no vieron a los indios tailandeses peleando entre ellos y, de hecho, sustituyeron las batallas por un juego de pelota llamado batey. Si dos tailandeses tenían una discusión, elegirían un equipo de jugadores y, frente a sus kacikes (& quot; jefes & quot) y toda su gente, jugarían el juego, que era algo parecido al fútbol actual. El equipo ganador ganó la discusión y el infierno. A finales del siglo XV, los tayiacuteno estaban bien organizados en cinco unidades políticas llamadas kacikazgos y se consideraba que estaban a punto de pasar de una nación a otra. Estimaciones basadas en investigaciones arqueológicas y demográficas recientes indican que probablemente había varios millones de tayiacutenos viviendo en la isla en ese momento.

Cuando Colón cruzó el Atlántico con su tripulación de españoles, hizo paradas en lo que ahora se conoce como las islas de las Bahamas y Cuba antes de desembarcar en la isla a la que llamó Hispaniola: los taiyacuteno la llamaron Kiskeya, Haití y Boh y iacuteo (había varias tribus y naciones indígenas diferentes de la isla, cada una con su propio idioma, aunque predominaba el ta & iacuteno). La Española fue la que emocionó a los españoles por varios motivos. El diario de Colón está lleno de descripciones que indican cuán hermosa era la isla paradisíaca, incluidas montañas altas y boscosas y grandes valles fluviales. Describió a los taiacuteno como muy pacíficos, generosos y cooperativos con los europeos y, como resultado, los europeos vieron a los taiacuteno como objetivos fáciles de conquistar. Además, vieron que el Taéyacuteno tenía adornos de oro y joyas de los depósitos de oro que se encuentran en los ríos de La Española. Entonces, después de un mes más o menos de festejar y explorar la costa norte de La Española, Colón se apresuró a regresar a España para anunciar su exitoso descubrimiento, pero había perdido su buque insignia y tuvo que dejar atrás a muchos de sus tripulantes.

En la víspera de Navidad de 1492, después de regresar de dos días de fiesta con sus anfitriones de Ta & iacuteno, el buque insignia de Colón, el Santa María, chocó contra un arrecife a unas pocas millas al este del actual Cabo Haitiano, después de que toda la tripulación, excepto un 12 niño de unos años, se había quedado dormido. Con la ayuda de los tailandeses, pudieron rescatar todos los objetos de valor del barco, pero el barco se perdió. Antes de partir, Colón ordenó que se construyera una pequeña fortaleza con el buque insignia y vigas de madera y dejó atrás a un grupo de 39 de sus tripulantes para recolectar oro hasta su regreso. Llamó a este asentamiento Fortalesa La Navidad (& quotFort Christmas & quot).

Poco tiempo después de la partida de Colón, los colonos españoles comenzaron a pelear entre ellos, y algunos incluso se mataron entre sí. Ellos ofendieron profundamente a los tailandeses violando a sus esposas y hermanas y obligando a hombres y mujeres a trabajar como sirvientes. Después de varios meses de este abuso, un kacike con el nombre de Caonab & oacute atacó el asentamiento y mató a los colonos españoles. Cuando Colón regresó a la isla con una gran expedición en enero siguiente, se sorprendió al encontrar a sus hombres muertos y el fuerte quemado hasta los cimientos.

El primer asentamiento europeo permanente, Isabella, fue fundado en 1493, en la costa norte de la isla, no lejos de donde se encuentra ahora Puerto Plata. Desde allí los españoles pudieron explotar el oro en el Valle del Cibao, a poca distancia, en el interior del país. Los españoles trajeron caballos y perros, y combinaron con sus armaduras y armas de hierro, así como sus aliados invisibles, gérmenes patógenos contra los cuales los taiacuteños no tenían inmunidad, los taiacutenos no pudieron resistir por mucho tiempo. Se envió una fuerza expedicionaria para capturar Caonab & oacute y otra para sofocar una fuerza unificada de miles de guerreros en el sitio hoy conocido como Santo Cerro, luego de lo cual los taiacuteños fueron forzados a realizar trabajos forzados, buscando oro en condiciones represivas y deplorables.

El hermano de Colón, Bartolomé, fue nombrado gobernador mientras Cristóbal continuaba sus exploraciones en la región del Caribe. Después del descubrimiento de oro en la isla y la costa sur, Bartolomé fundó la ciudad de Santo Domingo en 1496. Los españoles estaban celosos del liderazgo de los hermanos Colón (italianos) y comenzaron a acusarlos de mala gestión cuando informaban a España. Estas quejas los relevaron de sus cargos y Christopher y sus dos hermanos fueron llevados de regreso a España encadenados. Una vez allí, se hizo evidente que la mayoría de las acusaciones contra ellos habían sido enormemente exageradas y la reina Isabel ordenó su liberación.

Su sucesor como gobernador de la nueva colonia, Nicolás Ovando, de España, decidió emprender acciones para "pacificar" al Ta & iacuteno de una vez por todas. Hizo los arreglos para que Anacaona, la muy respetada Ta & iacuteno kacika (& quot; jefa de la & quot o & quot; reina & quot), la viuda de Caonab & oacute, organizara una fiesta, supuestamente para dar la bienvenida al nuevo gobernador a la isla. Cuando más de 80 kacikes de la isla se ensamblaron en el gran caney de madera de Anacaona ("palacio") cerca del sitio del actual Puerto Príncipe, en Haití, los soldados españoles lo rodearon y le prendieron fuego. Aquellos que no fueron asesinados de inmediato fueron brutalmente torturados hasta la muerte. Después de un simulacro de juicio en Santo Domingo, Anacaona también fue ahorcada. Ovando ordenó una campaña similar para matar a todos los kacikes de Taeyacuteno en la parte oriental de la isla. Con pocos líderes tayacuteno restantes, la resistencia futura de los tayacuteno fue virtualmente eliminada. Fue un patrón que los españoles llevaron al resto de América.

A diferencia de los europeos, africanos y asiáticos (que habían intercambiado enfermedades durante siglos junto con bienes comerciales), el resto de los taacuteños no tenían inmunidad a las enfermedades que los españoles y sus animales llevaban a las Américas. Obligados a realizar trabajos brutos e incapaces de dedicar tiempo a realizar actividades agrícolas para poder alimentarse, la hambruna aceleró la tasa de mortalidad. Para escapar de los españoles, algunos taacuteños adoptaron la táctica de abandonar sus aldeas y quemar sus cultivos. Huyeron a regiones menos hospitalarias de la isla, formando colonias cimarr & oacuten (& quotrunaway & quot), o huyeron a otras islas e incluso al continente. La viruela se introdujo en la isla a fines de 1518 y la tasa de mortalidad indígena se aceleró. Después de 25 años de ocupación española, quedaban menos de 50.000 taacuteños en las partes de la isla dominadas por los españoles. En otra generación, casi todos los supervivientes se habían mezclado biológicamente con españoles, africanos u otras personas de sangre mixta; se habían convertido en el pueblo tripartito que hoy se conoce como dominicanos. Algunos historiadores modernos han calificado de genocidio los actos de los españoles contra los tailandeses.

En la primera década del siglo XVI, uno de los kacikes tailandeses, Hatuey, escapó a Cuba, donde organizó la resistencia armada contra los invasores españoles. Después de una lucha valiente pero desigual, fue capturado y quemado vivo. Cuando las llamas saltaron hacia arriba, un sacerdote intentó convertirlo al cristianismo para que Hatuey pudiera ir al cielo. Hatuey preguntó si había españoles en el cielo, y cuando el sacerdote respondió: "Sí", Hatuey rechazó su bendición. La resistencia más exitosa contra los españoles tuvo lugar en La Española entre 1519 y 1534, después de que la población tailandesa hubiera sido diezmada casi por completo. Esto ocurrió cuando varios miles de tailandeses escaparon de su cautiverio y siguieron a su líder Enriquillo hasta las montañas de Bahoruco, en la parte centro-sur del país, cerca de la actual frontera con Haití. Fue aquí, después de asaltar las plantaciones españolas y derrotar a las patrullas españolas durante 14 años, donde se negoció la primera tregua entre un jefe indio-americano y un monarca europeo. Enriquillo y sus seguidores fueron todos indultados y se les otorgó su propia ciudad y estatuto.

En 1515, los españoles se dieron cuenta de que los depósitos de oro de La Española se estaban agotando. Poco tiempo después, Hern & aacutendo Cort & eacutes y su pequeño séquito de soldados hicieron su asombrosa conquista de México, con sus fabulosas riquezas de plata. Casi de la noche a la mañana, la colonia de La Española, que generalmente se llamaba Santo Domingo por su ciudad capital, fue abandonada y solo quedaron unos pocos miles de colonos "españoles" (muchos de los cuales eran descendientes de padres españoles y madres tailandesas). La introducción de Colón de ganado y cerdos a la isla se había multiplicado rápidamente, por lo que los habitantes restantes centraron su atención en la cría de ganado para abastecer a los barcos españoles que pasaban por la isla en ruta hacia las colonias más ricas del continente americano. La importancia de Hispaniola como colonia se minimizó cada vez más.

A mediados del siglo XVII, la isla de Tortuga, ubicada al oeste de Cap Haitien, había sido poblada por contrabandistas, sirvientes contratados que se habían fugado y miembros de las tripulaciones de varios barcos europeos. Además de capturar ganado en La Española para venderlo por su cuero, Tortuga se convirtió en el cuartel general de los piratas del Caribe, que asaltaban predominantemente los barcos del tesoro españoles. Esta área se convirtió en el lugar de reclutamiento para las expediciones montadas por muchos piratas notorios, incluido el famoso pirata británico Henry Morgan.

Los franceses, envidiosos de las posesiones de España en América, enviaron colonos a asentar Tortuga y la costa noroeste de La Española, que los españoles habían abandonado totalmente en 1603 (bajo mandato real, el gobernador de la isla, Osorio, trasladó por la fuerza a todos los españoles a una línea sur y al este del actual San Juan de Maguana). Para domesticar a los piratas, los franceses les proporcionaron mujeres que habían sido sacadas de las cárceles, acusadas de prostitución y robo. El tercio occidental de La Española se convirtió en una posesión francesa llamada Saint Domingue en 1697, y durante el siglo siguiente se convirtió en lo que se convirtió, con mucho, en una de las colonias más ricas del mundo. La riqueza de la colonia derivaba predominantemente del azúcar de caña. Las grandes plantaciones fueron trabajadas por cientos de miles de esclavos africanos que fueron importados por la fuerza a la isla.

Inspirada por los acontecimientos que tuvieron lugar en Francia durante la Revolución Francesa y por las disputas entre blancos y mulatos en Saint Domingue, estalló una revuelta de esclavos en la colonia francesa en 1791, y finalmente fue dirigida por un hombre negro francés llamado Toussaint L '. ouverture. Desde que España había cedido la colonia española de Santo Domingo a Francia en 1795, en el Tratado de Basilea, Toussaint L'Ouverture y sus seguidores reclamaron toda la isla.

Aunque L'Ouverture y su sucesor, Jean-Jacques Dessalines, lograron restablecer el orden y renovar la economía de Saint Domingue, que había sido gravemente devastada, el nuevo líder en Francia, Napoleón Bonaparte, no podía aceptar que se gobernara la colonia más rica de Francia. por un hombre negro.Sucumbiendo a las quejas de los antiguos colonos que habían perdido sus plantaciones en la colonia, se montó una gran expedición para conquistar a los negros y restablecer la esclavitud. Dirigida por el cuñado de Napoleón, el general Leclerc, la expedición se convirtió en un desastre. El ejército negro derrotó definitivamente a los franceses y los negros declararon su independencia el 1 de enero de 1804, estableciendo la República de Haití en el tercio occidental de la isla Hispaniola.

Sin embargo, los franceses retuvieron el control del lado oriental de la isla y luego, en 1809, devolvieron esta parte al dominio real español. Los españoles no solo intentaron restablecer la esclavitud en Santo Domingo, sino que muchos de ellos también organizaron expediciones de incursión en Haití para capturar a los negros y esclavizarlos también. Debido a la negligencia de las autoridades españolas, los colonos de Santo Domingo, bajo el liderazgo de José Núgué e ntildeez de Cáacuteceres, proclamaron lo que llegó a llamarse la Independencia Efímera. En 1822, temerosos de que los franceses montaran otra expedición desde el Santo Domingo español para restablecer la esclavitud, como habían amenazado con hacer, el presidente de Haití, Jean-Pierre Boyer, envió un ejército que invadió y se apoderó de la parte oriental de La Española. Boyer abolió una vez más la esclavitud e incorporó a Santo Domingo a la República de Haití.

Durante los siguientes 22 años, toda la isla de La Española estuvo unificada bajo control haitiano; los dominicanos llaman al período "La ocupación haitiana". Debido a su pérdida de control político y económico, la antigua clase dominante española se sintió profundamente resentida por la ocupación. A fines de la década de 1830, se organizó un grupo de resistencia clandestino, La Trinitaria, bajo el liderazgo de Juan Pablo Duarte. Después de múltiples ataques al ejército haitiano y debido a la discordia interna entre los haitianos, los haitianos finalmente se retiraron. La independencia de los dos tercios orientales de La Española fue declarada oficialmente el 27 de febrero de 1844, y se adoptó el nombre de República Dominicana (República Dominicana).

Los líderes trinitarios del movimiento por la independencia dominicana se encontraron casi de inmediato con la oposición política interna y en seis meses fueron destituidos del poder. Desde ese momento la República Dominicana estuvo casi constantemente bajo el dominio de caudillos, fuertes líderes militares que gobernaron el país como si fuera su feudo personal. Durante los siguientes 70 años, la República Dominicana tuvo múltiples estallidos de guerra civil y se caracterizó por la inestabilidad política y el caos económico.

Durante el siguiente cuarto de siglo, el liderazgo se alternó entre el del general Pedro Santana y el general Buenaventura B & aacuteez, cuyos ejércitos lucharon continuamente entre sí por el control político. En un esfuerzo por mantener algún tipo de estabilidad, los dos líderes militares y sus ejércitos recurrieron a ayuda externa. En 1861, el general Pedro Santana invitó a España a regresar y hacerse cargo de su antigua colonia. Después de un breve período de mala gestión por parte de España, los dominicanos se dieron cuenta de su error y expulsaron a los españoles para que pudieran restaurar la República. Se hizo otro intento de estabilidad cuando los dominicanos invitaron a Estados Unidos a tomar el control una década después. Aunque el presidente de los Estados Unidos, Grant, apoyó la solicitud, fue rechazada por el Congreso de los Estados Unidos.

Durante el siglo XIX, la economía del país pasó de la ganadería a otras fuentes de ingresos. En la región suroeste, surgió una nueva industria con la tala y exportación de maderas preciosas como caoba, roble y guayac & aacuten. En las llanuras y valles del norte de Santiago, la industria se centró en el cultivo de tabaco para algunos de los mejores puros del mundo y en el café.

En 1882, el general Ulysses Heureux, conocido como "Lilis", llegó al poder. Su brutal dictadura consistió en un régimen corrupto que mantuvo el poder mediante la represión violenta de sus oponentes. Lilis manejó tan mal los asuntos del país que regularmente oscilaba entre la crisis económica y las devaluaciones de la moneda. Después de su asesinato en 1899, varias personas llegaron al poder, solo para ser rápidamente derrocadas por sus oponentes políticos, y la situación interna del país degeneró continuamente en el caos.

Hacia el cambio de siglo, la industria azucarera revivió y tantos estadounidenses llegaron a la República Dominicana para comprar plantaciones que llegaron a dominar este sector vital de la economía. En 1916, los estadounidenses, que querían expandir su influencia y poder en la República Dominicana, utilizaron la Primera Guerra Mundial como excusa para traer a los Marines de los Estados Unidos a & quot; protegerla & quot contra la vulnerabilidad de las grandes potencias europeas como Alemania. Habían utilizado este argumento justo antes de enviar marines estadounidenses a ocupar Haití.

La ocupación estadounidense de la República Dominicana (llamada la "intervención" en los libros de historia de los Estados Unidos) duró 8 años y, desde el principio, los estadounidenses tomaron el control total. Ordenaron la disolución del Ejército dominicano y obligaron a la población a desarmarse. Se instaló un gobierno títere que se vio obligado a obedecer las órdenes de los comandantes ocupantes de la Marina de los Estados Unidos. Se llevó a cabo una remodelación de la estructura legal para beneficiar a los inversionistas estadounidenses, permitiéndoles controlar sectores cada vez más grandes de la economía y eliminar las barreras aduaneras y de importación para cualquier producto estadounidense que ingrese a la República Dominicana. Aunque muchos empresarios dominicanos experimentaron pérdidas debido a estos cambios, se eliminó la violencia política y se introdujeron muchas mejoras en la infraestructura y el sistema educativo de la República Dominicana.

Uno de los cambios que hicieron los estadounidenses fue establecer y entrenar un nuevo ejército, lo que anteriormente se había hecho en el vecino Haití. Su razonamiento era que un ejército entrenado internamente mantendría la ley, el orden y la seguridad pública. Tanto en República Dominicana como en Haití, el resultado final fue traspasar el poder de los civiles a los militares. Durante la época de la ocupación estadounidense, el Intendente del nuevo Ejército Dominicano era un antiguo empleado de telégrafos con el nombre de Rafael Le & oacutenidas Trujillo. Este hombre fuerte sin escrúpulos utilizó su poderosa posición para amasar una enorme fortuna personal a partir de actividades de malversación de fondos, que inicialmente involucraron la adquisición de suministros militares. Aunque la República Dominicana tuvo sus primeras elecciones relativamente libres después de que las fuerzas estadounidenses se fueran en 1924, en poco tiempo Trujillo pudo bloquear cualquier acción de reforma del gobierno, y en 1930 tomó el control total del país y asume el poder político.


Usando al Ejército como su ejecutor, Trujillo no perdió tiempo en establecer una dictadura represiva y organizó una vasta red de espías para eliminar a cualquier oponente potencial. Sus secuaces no dudaron en utilizar la intimidación, la tortura o el asesinato de enemigos políticos para aterrorizar y oprimir a la población para asegurar su gobierno y amasar su fortuna. En poco tiempo consolidó su poder a tal grado que comenzó a tratar a la República Dominicana como su propio reino personal. Era tan arrogante y confiado que, después de solo seis años al frente del gobierno, Trujillo cambió el nombre de la ciudad capital de Santo Domingo (cuyo nombre había existido durante más de 400 años), a Cuidad Trujillo (Ciudad de Trujillo).

Trujillo recibió el apoyo estadounidense de su liderazgo porque ofreció condiciones generosas y favorables a los empresarios estadounidenses que deseaban invertir en República Dominicana. Más importante aún para Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, Trujillo mostró su apoyo político a la posición de Estados Unidos contra los males del comunismo. En 1942, Trujillo incluso arregló el pago de toda la deuda externa de Estados Unidos, que durante décadas había limitado al gobierno dominicano y había intensificado las iniciativas económicas. Pero después de varios años de confiscar la propiedad de la mayoría de las empresas nacionales más importantes, también comenzó a tomar el control de las principales industrias de propiedad estadounidense, en particular, la muy importante industria azucarera. Estas actividades de toma de control, combinadas con la intromisión de Trujillo en los asuntos internos de los países vecinos, llevaron a un creciente desencanto de Estados Unidos con el dictador de la República Dominicana.

Uno de los actos más notorios de Trujillo se cometió contra el vecino de República Dominicana, la República de Haití. Durante siglos ha habido una falta de una definición clara de la frontera entre los dos países, una fuente de agravamiento y conflicto para ambos. La zona fronteriza no solo se había convertido en un nido de incesantes actividades de contrabando, sino que también miles de haitianos habían comenzado a asentarse en las tierras alrededor de la ambigua frontera. Trujillo nunca había ocultado sus ideas racistas sobre la & quot; inferioridad y falta de atractivo & quot; de los haitianos de piel negra, por lo que en 1937, después de negociar por primera vez un acuerdo fronterizo elogiado internacionalmente con el presidente de Haití, ordenó a su ejército que supervisara la masacre de todos los haitianos del lado dominicano. de la frontera. Se estima que hasta 20.000 hombres, mujeres y niños desarmados, muchos de los cuales habían vivido en la República Dominicana durante generaciones, fueron masacrados en un baño de sangre de violencia. La mayor parte de este derramamiento de sangre tuvo lugar alrededor de la ciudad fronteriza de Dajab & Oacuten y el acertadamente llamado Massacre River.

En un intento por desviar las críticas internacionales a esta horrenda masacre, Trujillo se ofreció a aceptar en la República Dominicana hasta 100.000 refugiados judíos de la Alemania nazi. Pero cuando se llegó a la acción, en 1942 se ofreció refugio a un total de solo 600 familias judías, instalándose en lo que hoy se conoce como la sección El Batey de Sosúa (a unos 20 kilómetros al este de Puerto Plata). De estas familias, solo una docena permaneció permanentemente en el área, aunque contribuyeron en gran medida al desarrollo económico de la región.

Trujillo permaneció en el poder durante más de 30 años, pero hacia el final de su reinado logró alienar incluso a sus ex partidarios más ávidos, incluido Estados Unidos. y María Teresa Mirabal y mdash, quienes fueron miembros del Movimiento 14 de Junio ​​para derrocar su dictadura, y cuando fue vinculado con un intento fallido de asesinato contra el presidente venezolano Róacutemulo B y eacutetancourt. El 30 de mayo de 1961, el automóvil personal de Trujillo fue emboscado al regresar de una cita con su amante, y el dictador tuvo un final violento. A su muerte, era uno de los hombres más ricos del mundo, habiendo amasado una fortuna personal estimada en más de $ 500 millones de dólares estadounidenses, incluida la propiedad de la mayoría de las grandes industrias del país y un importante sector de tierras agrícolas productivas. .

Luego del asesinato de Trujillo, su entonces vicepresidente, el Dr. Joaquín Balaguer, tomó el control de la presidencia. Un año y medio después, Juan Bosch, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), fue elegido presidente. El programa socialista de Bosch fue juzgado demasiado extremo por Estados Unidos, que entonces estaba paranoico sobre la posible expansión del comunismo después de la exitosa revolución de Fidel Castro en Cuba, y porque el Ejército dominicano había mantenido a Trujillo en el poder durante tantos años. Los defensores del ejército maniobraron para bloquear cada una de las reformas legislativas de Bosch, y solo nueve meses después diseñaron un golpe de Estado para expulsarlo de la presidencia.

Los siguientes dos años vieron un caos político y económico en la República Dominicana. Esto culminó cuando las clases trabajadoras insatisfechas, aliadas con una facción disidente del ejército, se rebelaron y tomaron medidas para restablecer el orden constitucional el 24 de abril de 1965. El presidente de los Estados Unidos, Lyndon Johnson, ordenó a los marines estadounidenses que ocuparan la República Dominicana (nuevamente), esta vez con el pretexto de que los comunistas fueron los responsables del levantamiento político.

Un año después, el exlíder Dr. Joaquín Balaguer fue elegido presidente una vez más, con la ayuda de Estados Unidos, en lo que todos los observadores reconocieron como una elección amañada. Balaguer permaneció en el poder durante los siguientes 12 años, ganando la reelección tanto en 1970 como en 1974. En ambas instancias los partidos de oposición sostuvieron que las elecciones serían nuevamente amañadas, por lo que ni siquiera nominaron candidatos para participar en las contiendas electorales.

En las elecciones de 1978, los ciudadanos dominicanos manifestaron su deseo de cambio al elegir al Dr. Antonio Guzmán, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Balaguer y sus seguidores se habían percatado del movimiento pro-PRD durante la campaña y las elecciones y, reacios a ceder la derrota, intentaron poner fin al escrutinio para mantener a Balaguer en la presidencia. Pero bajo la presión internacional, en particular el gobierno del presidente Jimmy Carter en Estados Unidos, Balaguer se vio obligado a admitir la derrota y dimitir.

Justo antes de que terminara el mandato de 4 años de Guzm & aacuten en 1982, se suicidó, supuestamente después de darse cuenta de que familiares cercanos estaban involucrados en corrupción masiva y malversación de fondos gubernamentales. El Dr. Salvador Jorge Blanco, del mismo partido político, reemplazó a Guzmán & aacuten como presidente. Blanco continuó con la tradicional tradición dominicana de recompensar a los familiares, amigos cercanos y partidarios políticos con lucrativos puestos gubernamentales. Su mandato en la presidencia de la República Dominicana se vio empañado finalmente por acusaciones de corrupción masiva y malversación de fondos del gobierno. Más tarde fue declarado culpable de ambos y condenado a 20 años de prisión.

Totalmente desilusionados por la mala gestión y corrupción de los líderes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), los dominicanos regresaron a las urnas en 1986 para optar nuevamente por el Dr. Joaquín Balaguer. Debido a los partidos de oposición divididos y desorganizados en las próximas elecciones de 1990, Balaguer fue reelegido una vez más. Con todos sus años como presidente de la República Dominicana, se había vuelto casi tan dictatorial como Trujillo.

Durante este período, la comunidad internacional condenó al gobierno dominicano por su continua explotación de los braceros haitianos (trabajadores de la caña de azúcar). Se ha denunciado que miles de estos trabajadores se vieron obligados a realizar trabajos agotadores durante largas horas bajo el sol abrasador, bajo la supervisión de guardias armados. Los observadores internacionales informaron que los trabajadores se vieron obligados a sobrevivir en condiciones de vida deplorables. Se les pagaba sólo centavos por su trabajo y no se les permitía dejar sus lugares de trabajo, condiciones que se han comparado con la esclavitud. En junio de 1991, cediendo a la presión internacional, todos los trabajadores haitianos fueron deportados. Se sospecha que algunas de estas condiciones de trabajo y de vida continúan existiendo para los haitianos en la República Dominicana hoy en día: miles de haitianos trabajan principalmente en trabajos manuales pesados ​​y trabajos mal pagados en las industrias de la construcción y la agricultura dentro de la República Dominicana, trabajos despreciados. por la mayor parte de los ciudadanos dominicanos. Dado el caótico estado de la República de Haití, es comprensible que cualquier cosa que se ofrezca en República Dominicana sea más que bienvenida en términos de trabajo y condiciones de vida, porque algo es mejor que nada.

En 1994, a los 88 años, Balaguer volvió a declarar la victoria en unas elecciones que la O.A.S. y otros observadores internacionales acordaron unánimemente que se había manipulado. Miles de nombres de simpatizantes de su principal oponente, José Francisco Peñildea Gómez, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), habían sido eliminados de la votación. En un esfuerzo por evitar un gran estallido de violencia, Balaguer y Peñtildea Gómez se reunieron y negociaron un acuerdo por el que Balaguer prometía permanecer en el poder no más de dos años y no postularse para la reelección después de eso. Las elecciones de segunda vuelta programadas para mayo de 1996 tuvieron resultados anticipados que mostraban que Peñtildea Gómez tenía una pluralidad. El 2 de julio de 1996, el Dr. Leonel Fern & aacutendez y su Partido de la Liberación Dominicana (PLD) superaron a G & oacutemez porque Balaguer brind & oacute; su apoyo para ayudar a Fern & aacutendez a remontar y ganar con el 51% de los votos. Según organismos internacionales del observatorio, la elección fue declarada limpia. Los dominicanos parecieron aceptar el voto con poca protesta y esperaron, esperando ver reformas gubernamentales significativas por parte de Fern & aacutendez.

Parte de las reformas de Leonel Fernández dependía de que su partido obtuviera la mayoría en las elecciones a la Asamblea Nacional de mayo de 1998. Unas semanas antes de la celebración de las elecciones, Peñtildea Gómez murió de cáncer. La República Dominicana declaró un período de duelo de dos días para honrar al político que muchos creían que habría sido presidente si las elecciones pasadas no hubieran sido manipuladas. Los resultados electorales en la elección de la Asamblea Nacional dieron mayoría al partido Peñtildea Gómez, que se opuso al de Fernández, mostrando las opiniones cambiantes de la gente y el inicio de verdaderas elecciones democráticas en la República Dominicana.

En 2000, Fern & aacutendez fue destituido de su cargo en elecciones notablemente libres y justas, particularmente para los estándares dominicanos. Aunque el país estaba disfrutando de su mayor crecimiento económico y éxito en su historia, los votantes eligieron a Hip & oacutelito Mej & iacutea del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), debido a su creciente disgusto por la supuesta corrupción que permeaba a la administración de Fern & aacutendez. La elección le dio a Hip & oacutelito y su partido el control del poder ejecutivo, una mayoría en la legislatura de la cámara alta y casi el control de la cámara baja.

Hasta 2001, el turismo y la manufactura sostenían la economía de la República Dominicana con un impresionante crecimiento anual promedio de siete por ciento. Sumado a la expansión en estos sectores, la República Dominicana recibió importantes remesas de dominicanos que vivían fuera del país, la mayoría de los cuales ahora vivían y trabajaban en Nueva York / Nueva Jersey y sus alrededores.

En los dos años siguientes, los signos esperanzadores mostrados al principio de la administración de Hip & Oacutelito dieron paso al escándalo político y a una recesión mundial. En 2003, la tercera institución financiera privada más grande de la República Dominicana, Banco Internacional (Baninter), entró en quiebra debido a un enorme fraude diseñado por los propietarios y administradores del banco. Poco después, otros dos grandes bancos dominicanos también se declararon en quiebra. El impacto en la economía dominicana fue devastador. En enero de 2004, apenas siete meses después del colapso de Baninter, el tipo de cambio peso-dólar había caído a 50: 1 (por debajo de 16: 1, donde se mantuvo estable desde 1996 hasta 2002). Para empeorar la situación económica, por un tiempo el Fondo Monetario Internacional (FMI) suspendió sus préstamos a la República Dominicana, citando la compra de Hip & Oacutelito de dos instalaciones de energía privadas (que alguna vez fueron propiedad de República Dominicana y vendidas a propietarios privados por Fern & aacutendez. durante su administración) y el gasto en programas públicos que creían que se usaban únicamente para impulsar la reputación de Hip & Oacutelito entre los pobres del país. Los préstamos finalmente se dispersaron, pero no antes de que el tipo de cambio del peso bajara aún más frente al dólar estadounidense.

Durante el tiempo de Hip & Oacutelito en el cargo, orquestó una enmienda constitucional que permitía presidencias secuenciales (que anteriormente estaba prohibida), aunque prometió públicamente una y otra vez que no volvería a postularse en 2004, pero lo hizo. En mayo de 2004, los ciudadanos del país, desesperados por volver a la prosperidad, y a pesar de haber acusado a su anterior administración de corrupción y fraude, volvieron a votar por el Dr. Leonel Fern & aacutendez y su Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Aunque todos los dominicanos educados sabían que se necesitarían medidas severas y muchos años para restaurar la prosperidad del país después del caos económico de 2003-04, en menos de un año estaba claro que el esperado milagro: un retorno a la estabilidad, la economía el crecimiento y el éxito que su país experimentó en la década de 1990 no iba a suceder. Comenzaron a surgir quejas, especialmente de las masas pobres en recursos que, junto con la pequeña clase media, son las más afectadas por los nuevos impuestos que se han recaudado para asegurar y devolver los miles de millones de dólares en préstamos internacionales que la administración de Fern & aacutendez tomó para Estabilizar las finanzas del país y ayudar a lograr un cambio positivo. Desafortunadamente, uno de los proyectos más costosos de Fern & aacutendez es un sistema de Metro subterráneo para Santo Domingo que ya ha costado muchas veces el total propuesto y no está cerca de completarse. Al menos Fern & aacutendez logró estabilizar el peso, pero hay acusaciones de que el peso ha sido fijado artificialmente alto frente al dólar estadounidense y que cuando caiga, el país volverá a caer en el caos económico y el infierno. Desde 2009, el peso ha ido bajando de valor lenta pero constantemente.

A pesar de la inflación, el aumento de impuestos, las quejas crecientes y las huelgas generales convocadas contra su administración, Fern & aacutendez se postuló nuevamente para la presidencia en 2008, prometiendo a los ciudadanos del país que la próxima vez dedicaría más dinero y energía a la educación y las necesidades de los dominicanos en el campo. Hasta el momento, Fern & aacutendez ha logrado esquivar las acusaciones de corrupción personal que asolaron a sus antecesores, pero no se puede decir lo mismo de quienes lo asisten dentro de su administración. Y no ha prestado mucha atención a sus promesas de mejorar la educación y la difícil situación de los pobres. A medida que se acerca 2012, otro año electoral, hay huelgas y protestas más feroces y frecuentes en todo el país. Los dos principales contendientes para las elecciones presidenciales son Leonel Fern & aacutendez y Hip & oacutelito Mej & iacutea, si Leonel tiene éxito, es decir, en impulsar un cambio constitucional que le permita postularse por tercera vez consecutiva. Cuando uno pregunta a los dominicanos en la calle por qué votarían por un hombre que ha ocupado el poder durante tanto tiempo, su respuesta general es que solo tiene sentido votar por alguien con experiencia.

Incluso con sus muchos problemas, en las últimas décadas la República Dominicana se ha convertido en una nación razonablemente libre y democrática, con una clase media en crecimiento. Las manifestaciones políticas tienen lugar abierta y libremente en las calles, y los políticos pueden hacer campaña sin ser censurados. El pueblo dominicano promedio está involucrado en la arena política y los periódicos del país brindan un flujo de información libre y abierto para sus ciudadanos. A pesar de estos avances, el país todavía está vigilado por la Policía Nacional y el Ejército, que tienden a actuar en interés de los políticos que detentan el poder (aunque nadie en el ejército puede votar). La amenaza de la fuerza, junto con la corrupción continua y generalizada entre los que están en el poder, deben superarse antes de que la República Dominicana pueda llamarse a sí misma una democracia verdadera y desarrollada.


Menú de ron

& # 8220 El ron es una bebida alcohólica destilada a partir de subproductos de la caña de azúcar que se producen en el proceso de fabricación del azúcar. La melaza, el jarabe espeso que queda después de que el jugo de caña de azúcar se cristaliza por ebullición, se usa generalmente como base para el ron, aunque también se usa el jugo en sí u otros residuos de la caña de azúcar. Se deja fermentar la melaza y luego se destila para producir un líquido transparente que se envejece en barricas de roble. El color dorado de algunos rones se debe a la absorción de sustancias del roble. Los rones jamaicanos más oscuros y pesados ​​& # 8211 fabricados en su mayor parte en Jamaica, Barbados y Guyana & # 8212 se producen a partir de una combinación de melaza y espumas de las tinas de hirviendo azúcar, el más oscuro, Guyana & # 8217s Demarara, se produce mediante una fermentación muy rápida y no tiene un cuerpo particularmente pesado. La fermentación de otras sustancias en la melaza mejora el sabor y el aroma del líquido & # 8217s. & # 8221

Después de la destilación, el ron a veces se oscurece con la adición de caramelo y se envejece de 5 a 7 años. Los rones más ligeros y secos de Puerto Rico y las Islas Vírgenes se fermentan más rápidamente con levaduras cultivadas y se envejecen de 1 a 4 años.

& # 8220La industria del ron se desarrolló junto con el crecimiento de las plantaciones de azúcar en las Indias Occidentales. Los ingleses fueron los primeros en adoptar la bebida (su nombre puede derivarse de una palabra de Devonshire, Rumbullion, que significa & # 8220 un gran tumulto & # 8221). A partir del siglo XVII, las destilerías que operan en Nueva York y Nueva Inglaterra produjeron ron a partir de melaza de las Indias Occidentales. Los comerciantes utilizaron las ganancias del ron para comprar esclavos en África, los esclavos se vendieron en las Indias Occidentales por cargamentos de melaza que se convirtieron en ron de Nueva Inglaterra. El intento de los británicos de imponer fuertes aranceles a la melaza importada de las Antillas francesas y españolas fue un factor importante en los disturbios coloniales prerrevolucionarios en América. & # 8221

Fuente: Enciclopedia Grolier


Bosch, Balaguer y sus sucesores

En 1963, Juan Bosch y su Partido Revolucionario Dominicano PRD, moderadamente reformista, tomaron el poder; fue el primer presidente democrático y progresista elegido directamente en la historia del país. Sin embargo, Bosch se ganó la enemistad de la oligarquía del país y de los principales funcionarios estadounidenses, y después de siete agitados meses fue derrocado. En 1965 se desencadenó una revolución democrática para oponerse al retorno del país al gobierno oligárquico, pero Estados Unidos, temiendo la instalación de un régimen comunista (como había sucedido en Cuba la década anterior), volvió a ocupar el país en 1965-1966 y lo apagó. la revuelta.

El ganador de las elecciones de 1966 organizadas por Estados Unidos fue Joaquín Balaguer, un ex títere de Trujillo que se presentó como un conservador moderado y un símbolo del cambio ordenado. Balaguer se convirtió en una de las principales figuras nacionales durante las siguientes tres décadas, ante los desafíos políticos de Bosch y otros políticos progresistas. El gobierno conservador de Balaguer y sus reelecciones en 1970 y 1974 reflejaron el poder de la oligarquía empresarial, comercial e industrial, así como del ejército. El gobierno de Balaguer logró importantes avances económicos e instituyó algunas reformas sociales, pero grandes segmentos de la población seguían insatisfechos. Como alternativas al gobierno conservador, muchos activistas políticos apoyaron al PRD o al recién fundado Partido de la Liberación Dominicana de Bosch (Partido de la Liberación Dominicana PLD).

En 1978 Balaguer fue derrotado por Antonio Guzmán Fernández del PRD. Guzmán actuó con cautela para implementar reformas, pero los elementos oligárquicos siguieron siendo poderosos y la economía frágil. Un huracán devastó el país en 1979 y la tambaleante economía produjo inflación, huelgas y condiciones deprimentes. A Guzmán le sucedió otro candidato del PRD, Salvador Jorge Blanco, quien se desempeñó como presidente en 1982-1986. Así, el país cumplió ocho años de gobierno verdaderamente democrático, el más largo de su historia hasta ese momento. Pero Jorge Blanco se enfrentó a la caída de los precios del azúcar en los mercados mundiales, la corrupción generalizada en la burocracia gubernamental y una recesión económica. En un intento por estabilizar la economía, inició un programa de austeridad impopular que produjo huelgas y disturbios por alimentos. Como resultado, Balaguer, anciano (y para entonces ciego), fue elegido presidente nuevamente en 1986. En las elecciones de 1990 derrotó por estrecho margen a Bosch a pesar de las continuas dificultades económicas de la nación y los temores de que la edad avanzada de Balaguer y el deterioro de su salud invitarían a la inestabilidad. La oposición reclamó fraude en 1990 y en 1994, cuando Balaguer volvió a ganar por estrecho margen. Ante las masivas manifestaciones públicas, Balaguer accedió a dimitir después de cumplir solo dos años de su mandato. Durante sus tres décadas de gobierno, había proporcionado al país estabilidad y crecimiento económico, pero a costa de las injusticias sociales y las violaciones de los derechos humanos.

Leonel Fernández Reyna, del PLD, ganó las elecciones presidenciales de 1996. Fernández, quien esperaba marcar el fin del gobierno del caudillo, demostró ser un líder capaz pero ocasionalmente voluble que supervisó tasas de crecimiento económico sin precedentes. Hipólito Mejía, ex ingeniero agrario, fue elegido presidente en 2000 como candidato del PRD.

Bajo Mejía, la República Dominicana celebró el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DR) con los Estados Unidos y varios países de Centroamérica. Mejía también envió tropas dominicanas a luchar en la Guerra de Irak. El final del mandato de Mejía estuvo plagado de una economía en declive y una escasez crónica de energía. Mejía se postuló para un segundo mandato (después de que se modificó la constitución para permitir que un titular sirviera mandatos consecutivos) pero perdió ante Fernández, quien asumió el cargo en 2004 y quien fue reelegido para un tercer mandato en 2008.

Los golpes del terremoto de Haití de enero de 2010 se sintieron en la República Dominicana, aunque sufrió muchos menos daños que su devastado vecino. Más tarde ese mes, República Dominicana promulgó una nueva constitución que, entre otras medidas, prohibió al presidente cumplir dos mandatos consecutivos, prohibió el aborto y estipuló que los niños nacidos en República Dominicana de inmigrantes ilegales no eran ciudadanos dominicanos.

En el período previo a las elecciones presidenciales de 2012, los partidarios presionaron a Fernández para que intentara diseñar un cambio en la constitución que le permitiera postularse por un período consecutivo. Eligió no tomar ese rumbo, sino que dio su apoyo al colega de PDL, Danilo Medina. Al obtener más del 50 por ciento de los votos (51 por ciento) en la primera vuelta de mayo, Medina evitó una segunda vuelta contra el candidato del PRD, el ex presidente Mejía, y asumió el cargo ejecutivo en agosto. Medina había hecho una promesa de “no corrupción” y prometió hacerse cargo del sistema de electricidad crónicamente deficiente y mejorar la educación. Se puso de pie para beneficiarse de una elección legislativa de 2012 en la que su partido obtuvo el control mayoritario tanto del Senado como de la Cámara de Diputados.

Para 2014, Medina había sido capaz de diseñar la promulgación de reformas a la legislación laboral y educativa, programas de creación de empleo y medidas anticorrupción. También supervisó una reducción del déficit fiscal del gobierno y un crecimiento del PIB del 5 por ciento en 2014. Sin embargo, hubo una fuerte protesta internacional contra la legislación de 2013 que despojó a los haitianos nacidos en la República Dominicana de la ciudadanía dominicana, dejándolos sujetos a expulsión. (Los cruces ilegales de Haití a la más próspera República Dominicana han sido durante mucho tiempo una fuente de fricción entre los dos países). En respuesta a las críticas, en 2014 el gobierno modificó la legislación draconiana para permitir a las personas nacidas de padres extranjeros indocumentados y cuyo nacimiento había no estar registrado oficialmente para solicitar permisos de residencia como extranjeros, con la opción de solicitar la naturalización a los dos años. Los cambios en el llamado programa de regularización también hicieron elegible para residentes no ciudadanos que pudieran probar que habían llegado a la República Dominicana antes de octubre de 2011. Al mismo tiempo, algunos argumentaron que el nacimiento en la propia República Dominicana debería ser motivo suficiente para la ciudadanía, mientras que los inmigrantes ilegales recién llegados seguían siendo detenidos y expulsados ​​del país. Además, a pesar de las garantías del gobierno en sentido contrario, existía un temor generalizado a las deportaciones masivas a medida que se acercaba la fecha límite de junio de 2015 para la solicitud de residencia en el marco del programa revisado.

La economía siguió prosperando, con un crecimiento del PIB del 7 por ciento en 2015, según la mayoría de las cuentas. En el proceso, la popularidad de Medina se disparó, y en junio de 2015 se enmendó la constitución para permitirle postularse por un período consecutivo. En las elecciones de mayo de 2016, Medina obtuvo una abrumadora victoria. Al capturar más del 60 por ciento de los votos, no solo se adelantó a la necesidad de una segunda vuelta al ganar una mayoría absoluta, sino que también obtuvo la mayor parte de los votos en la historia de las elecciones presidenciales dominicanas, superando el total del 59,53 por ciento registrado por Juan Bosch en 1962. Sin embargo, la elección se vio empañada por acusaciones de irregularidades y estallidos de violencia. El PLD también mantuvo su control de ambas cámaras de la legislatura, con su representación en la Cámara de Diputados prácticamente estable y su dominio casi monolítico del Senado cayendo de 31 de 32 escaños a 26 escaños.

A principios del segundo mandato de Medina, sus partidarios empezaron a plantear la idea de que la constitución debería enmendarse nuevamente para permitirle a Medina buscar un tercer mandato. Una lucha interna se desarrolló dentro del PLD sobre el tema y llevó a la salida de Fernández del partido, aunque Medina finalmente decidió no buscar la reelección. La República Dominicana se encontraba entre los países del Caribe más afectados por la pandemia mundial de coronavirus y la enfermedad causada por el virus, COVID-19. Las críticas a la respuesta de Medina a la crisis de salud resultante contribuyeron al decepcionante desempeño del PLD en las elecciones nacionales de 2020, que se pospusieron de mayo a julio debido a la pandemia.

El empresario Luis Abinader, candidato del Partido Revolucionario Moderno PRM, que ganó la presidencia, se vio obligado a suspender temporalmente su campaña cuando contrajo el COVID-19. El PRM había sido fundado en 2014 por Abinader y otros exmiembros destacados del PRD. Abinader ganó las elecciones al obtener más del 52 por ciento de los votos, en comparación con aproximadamente el 37 por ciento de Gonzalo Castillo, abanderado del PLD, y casi el 9 por ciento de Fernández, candidato de la Fuerza del Pueblo (Fuerza del Pueblo FP ) partido. El PRM tomó el control del Senado al ganar 19 escaños y, al obtener 90 escaños, no alcanzó la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados de 190 escaños.


Historia de la economía política: una visión general

Fuente: Capítulo uno de Keizaigaku shi (Historia de la Economía Política), Tokio: Iwanami Shoten, 1954
Traducido: para marxists.org por Michael Schauerte
CopyLeft: Creative Commons (Attribute & amp ShareAlike) marxists.org 2007.

El siguiente es el prefacio y el primer capítulo del libro de Kuruma & # 8217s Keizaigaku shi (Historia de la economía política) publicado por primera vez en 1948 por Kawade Shob & # 333 y reeditado en una edición ampliada en 1954 por Iwanami Shoten. Mi traducción se basa en esta última edición. La historia de Kuruma y # 8217 consta de tres capítulos: el capítulo uno, que ofrece una breve descripción de la historia de la economía política como ciencia, el capítulo dos sobre Quesnay y los fisiócratas y el capítulo tres sobre el pensamiento de Smith y Ricardo, particularmente en lo que se refiere a la teoría del trabajo. de valor. El capítulo tres se publicó por separado en la edición de 2007 de Investigación en Economía Política como un artículo titulado: & # 8220A Critique of Classical Political Economy. & # 8221

Prefacio

Quiero comenzar, antes del cuerpo principal de este libro, discutiendo la importancia de estudiar la historia de la economía política, particularmente la cuestión de qué puede aclarar tal estudio, porque sin comprender este punto, una persona podría terminar perdiendo el bosque. para los árboles. Una historia de la economía política requiere sobre todo una comprensión correcta de las teorías económicas pasadas. Sin embargo, incluso si se elaboran preguntas sobre quién, cuándo y qué, y obtenemos una comprensión general correcta de lo que se ha escrito sobre varios problemas, esto equivaldrá, en el mejor de los casos, a una colección de hechos, no a conocimiento vivo o ciencia en la verdad. sentido de la palabra. Si se entiende que el estudio de las teorías pasadas solo tiene ese significado, sería natural ver todo el esfuerzo como una pérdida de tiempo. Ésta resultó ser la opinión de Jean Baptiste Say, quien reinó supremo en el mundo de la economía política francesa a principios del siglo XIX, desarrollando y sistematizando los aspectos vulgares y superficiales de la economía política de Adam Smith. En su Cours Complet d & # 8217Economie Politique Pratique, Say escribe:

¿De qué sirve juntar opiniones necias que deberían dejarse enterradas? Es inútil y desagradable desenterrar todo esto. A medida que la ciencia se vuelve más completa, la historia de la ciencia se acorta. Como d & # 8217Alembert hábilmente señaló, cuando nos familiarizamos cada vez más con un objeto, nos preocupamos cada vez menos por opiniones erróneas y dudosas sobre ese objeto. Los errores no deben estudiarse, sino olvidarse. (Meline, Cans et Compagnie, Bruxelles 1843 págs. 540-1 y # 8212 traducido del japonés)

No es de extrañar que Say mantuviera este punto de vista, ya que se jactaba de haber llevado personalmente la economía política a su culminación, pero esto fue mera complacencia de su parte, como lo demuestra el hecho de que en poco tiempo su propia doctrina estaba muerta y enterrada. La raíz del error de Say es que no pudo captar algo histórico y evolutivo como tal. En este libro, me ocuparé de la historia de la economía política, pero la economía política en sí misma es la comprensión teórica de la economía de la sociedad burguesa, que, lejos de existir fuera de la historia, es tanto histórica como de desarrollo. , y se transforma. Esto significa que la economía política tiene, naturalmente, una historia de desarrollo enmarcada por el desarrollo de la economía misma. ¿De qué manera la historia de la economía política está ligada al desarrollo histórico de la sociedad burguesa? Al plantear esta pregunta, el estudio de la historia de la economía política se convierte en una ciencia, que tiene la tarea de identificar las leyes objetivas dentro de las cambiantes escuelas de pensamiento. Ciertamente no es la reunión de & # 8220 opiniones tontas lo que debería dejarse enterrado & # 8221 o una cuestión de tratar con simplones. No solo tiene importancia en sí misma como ciencia, sino que la historia de la economía política también puede ser tremendamente útil para quienes persiguen un estudio de la economía política en general. Al estudiar la historia de la economía política podemos aclarar los aspectos históricos y sociales. raison d & # 8217etre de cada una de las escuelas de pensamiento, al tiempo que determina cuáles de ellas tienen legitimidad científica. También podemos aprender por qué y cómo una escuela de pensamiento fue innovadora en comparación con la etapa anterior. De esta manera, podemos beneficiarnos enormemente al llegar a una comprensión más profunda de una doctrina económica.

Sin embargo, si buscáramos, desde la perspectiva anterior, aclarar la relación entre el desarrollo de la economía burguesa y la historia de la economía política en el caso de cada doctrina del pasado, la tarea sería interminable. Sería bastante difícil presentar simplemente los resultados de la investigación que ya existe sobre este tema. Un estudio tan detallado sin duda tendría alguna importancia en términos del objetivo particular de verificar las leyes de desarrollo de la economía política, pero no es necesario si nuestro objetivo es comprender la economía política en un sentido más general. En ese caso, es suficiente estar familiarizado con las principales corrientes de desarrollo de la economía política. De hecho, para los recién llegados al tema, existe el peligro de que una perspectiva que se adhiere demasiado a los detalles resulte un obstáculo. Me propongo, por tanto, centrarme en el desarrollo de la economía política como ciencia, dejando de lado lo que no es esencial.

Una visión general de la historia de la economía política

Francois Quesnay, quien fundó la escuela fisiocrática a mediados del siglo XVIII, fue el primero en introducir un sistema científico en la economía política. Antes de esto había habido muchas doctrinas económicas - con lo que me refiero a discusiones sobre la economía de la sociedad burguesa & # 8212, pero ninguna doctrina se había liberado del ámbito directamente relacionado con la política, e incluso cuando se intentó un análisis teórico agudo, se extendió más allá de un análisis parcial. análisis como en el caso de William Petty (cuyos principales escritos sobre política son: & # 8220A Treatise on Taxes and Contributions & # 8221 (1662), & # 8220Political Arithmetik & # 8221 (1690), y & # 8220The Political Anatomy of Ireland & # 8221 ). La historia de la economía política, en el sentido propio del término, comienza con Quesnay, mientras que el período anterior puede verse como su prehistoria. Si nos despedimos de esta prehistoria, creo que la historia de la economía política se puede dividir en tres etapas.

La primera etapa corresponde al período en el que el poder productivo que se había desarrollado gradualmente bajo las relaciones feudales de producción comenzó a chocar ampliamente con estas relaciones. Este fue un período en el que los ideólogos que representaban las relaciones de producción capitalistas emergentes buscaron, en nombre de la sociedad en su conjunto, reemplazar las relaciones de producción existentes por otras nuevas. La característica de la economía política durante este período fue la noción de un & # 8220orden natural & # 8221. El ideal de un orden natural se contrastó con el & # 8220orden artificial & # 8221 que realmente existía, y se decía que el ideal se basaba en la voluntad de Dios que deseaba la felicidad de la humanidad. La imagen del orden natural era de perfecta armonía, mientras que las diversas enfermedades de la sociedad existente se consideraban el resultado de un sistema artificial que va en contra de ese orden natural. La tarea de los estadistas, por lo tanto, era usar el poder de la razón para & # 8220corroborar & # 8221 el orden natural y las leyes de la naturaleza en las que se basa, a fin de alinear el sistema que existe en realidad con este ideal. Se hizo un esfuerzo por dilucidar los principios que gobiernan las operaciones económicas dentro del orden natural, y el resultado de esto fue un sistema de economía política.

Sin embargo, si examinamos el contenido de las doctrinas en esta primera etapa, queda claro que el orden económico & # 8220natural & # 8221 descrito son esencialmente relaciones capitalistas de producción, y las llamadas & # 8220 leyes naturales & # 8221 no son más que las leyes de la producción capitalista. Las relaciones y leyes de la producción capitalista fueron declaradas como el orden y las leyes de Dios o de la naturaleza, es decir, principios absolutos e inmutables que existen desde tiempos inmemoriales. Cualquiera que no esté dominado por los prejuicios burgueses, sin embargo, reconocerá que las relaciones capitalistas de producción, como las precedentes relaciones feudales de producción, son históricas. Estas relaciones de producción se generan, se desarrollan y un día perecerán, por lo que difícilmente podrían describirse como constitutivas de un orden ideal plenamente armonioso. Sin embargo, a los ojos de los pensadores revolucionarios de la época, las relaciones de producción capitalistas emergentes parecían ser un orden natural absoluto e inmutable, mientras que las relaciones feudales de producción que obstaculizaban el desarrollo parecían ser & # 8220 artificiales & # 8221. Y de hecho el sistema feudal tenía volverse artificial en este momento, en el sentido de que ya estaba en un punto muerto. En lugar de ser una forma a través de la cual podría desarrollarse el poder productivo, las relaciones feudales de producción se habían convertido en un obstáculo para ese desarrollo. En lugar de tener una necesidad histórica, el sistema feudal se había convertido en una reliquia histórica. En última instancia, estas relaciones solo podrían mantenerse artificialmente a través del poder tradicional de una clase. Así, era natural que las relaciones capitalistas de producción, que estaban encargadas de crear una nueva historia, se reflejaran en la mente de las personas como un orden natural. Más que simplemente parecer naturales, estas relaciones eran de hecho naturales en un sentido, dadas las circunstancias de la época. Esto se debió a que tenían una necesidad histórica. Sin embargo, cuando la gente hablaba de & # 8220natural & # 8221 en ese momento, ciertamente no se basaba en este tipo de conciencia histórica. En sus mentes, el término & # 8220natural & # 8221 se refería a una voluntad divina o verdad absoluta. El pensamiento de la época se caracterizó por la falta de conciencia, tratando la necesidad histórica como un deber suprahistórico [sollen].

Esta mentalidad idealista, lejos de ser exclusiva de la economía política, fue una característica general de la ideología de la burguesía revolucionaria. En términos de este punto, la concepción materialista de la historia, que forma la base cognitiva de la teoría revolucionaria actual (& # 8220 socialismo científico & # 8221), difiere completamente en su orientación. Hoy, la teoría revolucionaria no afirma que el capitalismo sea artificial mientras que el socialismo es natural tampoco se afirma que el socialismo deba reemplazar al capitalismo porque está en consonancia con la moral, mientras que el capitalismo va en contra de ella. Más bien, el capitalismo es captado & # 8212 junto con el feudalismo y los otros sistemas precedentes & # 8212 como una etapa necesaria por la que atraviesa la sociedad en su viaje de desarrollo normal, y se reconoce que la misión histórica del capitalismo no tiene precedentes en muchos sentidos. El capitalismo, a medida que se desarrolla, establece las condiciones para su propia desaparición y reemplazo por un nuevo sistema, tal como lo habían hecho los sistemas precedentes. Una vez que este desarrollo ha llegado a cierto punto, la revolución es inevitable, y entonces se lleva a cabo una revolución en la realidad.

Debe quedar claro que esta perspectiva difiere mucho de la idea de orden natural, que era la ideología de la burguesía revolucionaria. Básicamente, la diferencia se reduce a si existe o no conciencia de la necesidad histórica. Se puede decir que la concepción materialista de la historia despierta al ser humano a su propia historia, para que sea capaz de hacerla avanzar conscientemente. Esta es precisamente la razón por la que critiqué antes la idea de un & # 8220orden natural & # 8221, refiriéndome a él como una conciencia que carece de conciencia de la necesidad histórica. Los representantes de la economía política durante este primer período, esbozado anteriormente, fueron los fisiócratas, centrados en Francois Quesnay.

La segunda etapa subsiguiente en el desarrollo de la economía política correspondió al período en el que las relaciones capitalistas de producción ya habían comenzado básicamente a existir, pero las contradicciones propias de ellas aún no habían sido expuestas. La característica más llamativa de los economistas en esa etapa era la fe en el modo de producción capitalista y un esfuerzo serio por aclarar sus leyes. Es durante este período cuando la economía política alcanza el punto más alto posible desde una perspectiva burguesa. Las relaciones capitalistas de producción, objeto de la economía política, se habían desarrollado fundamentalmente hasta el punto de constituir un hecho real que no había que imaginar. Ya no son las leyes de un mundo ideal, se han convertido en las leyes fundamentales que gobiernan la realidad hasta el fondo. En otras palabras, se habían convertido en los & # 8220principios de la economía política & # 8221. Mientras tanto, había quedado claro que este no era necesariamente un orden perfectamente armonioso, aunque aún no habían surgido dudas fundamentales sobre este modo de producción. Se consideró que los defectos del sistema socioeconómico provenían del desarrollo inadecuado de la producción capitalista, o eran el resultado de alguna necesidad natural basada en la naturaleza humana o la calidad de la tierra (como lo representa Malthus y la teoría de la población # 8217). Esto significó que los economistas en esta etapa podrían avanzar en su análisis de la estructura económica del capitalismo sin ser agobiados por dudas. David Ricardo es el representante típico de la economía política durante el segundo período. Adam Smith también puede incluirse básicamente en este período, pero también muestra algunos rasgos característicos de la primera etapa.

Sin embargo, el desarrollo de la producción capitalista no duró mucho en esta segunda etapa. Poco a poco se fueron poniendo de manifiesto las contradicciones propias de este modo de producción. Esto se manifestó, en particular, por la aparición periódica de crisis generales, a partir de 1825, y por la conciencia de clase y rebeliones de los trabajadores y el surgimiento de un movimiento socialista. La economía política cayó así en un dilema. Dado el claro despliegue de contradicciones propias de la producción capitalista, una búsqueda consciente de la verdad sobre el capitalismo se volvió incompatible con el punto de vista de la clase capitalista.

La economía política tuvo que elegir entre dos caminos. Uno implicaba descartar un punto de vista capitalista para que la economía política pudiera volverse completamente científica, mientras que el segundo camino era mantener ese punto de vista de clase a expensas de la ciencia. El primer camino fue recorrido por la economía política marxista, mientras que el segundo es el camino de la vulgarización tomado por los economistas burgueses. Si la economía política se entiende como el estudio de la clase capitalista, este último camino representa la ortodoxia, pero si se entiende como una ciencia que apunta a comprender a fondo el modo de producción moderno, Marx es quien debe ser visto como el descendiente directo. de Ricardo.

Hasta ahora hemos esbozado los cambios en la economía política, concentrándonos en los cambios en las condiciones subjetivas de la comprensión económica que acompañaron el desarrollo de las relaciones capitalistas de producción, y notamos que estas relaciones enmarcan naturalmente el desarrollo de la economía política porque constituyen su objeto de estudio. Las relaciones capitalistas de producción son históricas, se desarrollan con el paso del tiempo, por lo que diferirán según el período en el que aparezcan y, a menos que las relaciones dadas hayan alcanzado un cierto nivel de desarrollo, por supuesto es imposible comprenderlas con claridad. y establecerlos conceptualmente. Por ejemplo, & # 8220finance capital & # 8221 apareció por primera vez en la segunda mitad del siglo XIX, por lo que, naturalmente, no pudo ser descubierto como una categoría dentro de la economía política antes de ese momento. Este ejemplo es claro a simple vista y no requiere mayor explicación, pero también hay casos en los que la relación entre el desarrollo de las relaciones de producción y el desarrollo de las categorías económicas correspondientes no es tan clara. El caso más obvio es la categoría de & # 8220labor & # 8221 ¿Por qué el trabajo fue captado por primera vez en su generalidad por la economía política moderna, a pesar de haber existido desde el comienzo de la historia humana? Ésta es una pregunta crucial para la persona que estudia la historia de la economía política. De hecho, la comprensión del trabajo es la base teórica de la economía política moderna. Este es el punto de partida de la economía política moderna que realmente tiene un fundamento teórico (economía política clásica). Marx analiza la categoría de trabajo en detalle en el siguiente pasaje de su introducción a Grundrisse:

El trabajo parece una categoría bastante simple. La concepción del trabajo en esta forma general & # 8212 como trabajo como tal & # 8212 es también inconmensurablemente antigua. Sin embargo, cuando se concibe económicamente en esta simplicidad, & # 8220labor & # 8221 es una categoría moderna como lo son las relaciones que crean esta simple abstracción. El sistema monetario, por ejemplo, todavía ubica la riqueza de manera totalmente objetiva, como una cosa externa, en el dinero. Comparado con este punto de vista, el sistema comercial o manufacturero dio un gran paso al ubicar la fuente de riqueza no en el objeto sino en una actividad subjetiva & # 8212 en la actividad comercial y manufacturera & # 8212, aunque siempre concibe esta actividad dentro de límites estrechos. , como hacer dinero. En contraste con este sistema, el de los fisiócratas postula un cierto tipo de trabajo & # 8212agricultura & # 8212 como creador de riqueza, y como producto en general, como resultado general del trabajo. Este producto, como corresponde a la estrechez de la actividad, sigue siendo siempre un producto naturalmente determinado & # 8212 el producto de la agricultura, el producto de la tierra por excelencia.

Fue un paso inmenso para Adam Smith deshacerse de cada especificación limitante de la sociedad creadora de riqueza: no solo la manufactura o el trabajo comercial o agrícola, sino uno y los otros, el trabajo en general. Con la universalidad abstracta de la actividad creadora de riqueza, ahora tenemos la universalidad del objeto definido como riqueza, el producto como tal o, nuevamente, el trabajo como tal, pero el trabajo como trabajo pasado y objetivado. Lo difícil y grandiosa que fue esta transición se puede ver por cómo el mismo Adam Smith de vez en cuando aún vuelve a caer en el sistema fisiocrático. Ahora bien, podría parecer que todo lo que se había logrado con ello era descubrir la expresión abstracta de la relación más simple y antigua en la que los seres humanos, en cualquier forma de sociedad, desempeñan el papel de productores. Esto es correcto en un aspecto. No en otro. La indiferencia hacia cualquier tipo específico de trabajo presupone una totalidad muy desarrollada de tipos reales de trabajo, de los cuales ninguno es ya predominante. Por regla general, las abstracciones más generales surgen sólo en medio del desarrollo concreto más rico posible, donde una cosa parece común a muchos, a todos. Entonces deja de ser pensable solo en una forma particular. Por otro lado, esta abstracción del trabajo como tal no es meramente el producto mental de una totalidad concreta de trabajos. La indiferencia hacia trabajos específicos corresponde a una forma de sociedad en la que los individuos pueden pasar fácilmente de un trabajo a otro, y donde el tipo específico es una cuestión de azar para ellos, por lo tanto de indiferencia. No solo la categoría, el trabajo, sino el trabajo en realidad se ha convertido aquí en el medio de crear riqueza en general, y ha dejado de estar vinculado orgánicamente con individuos particulares en cualquier forma específica. Tal estado de cosas está en su forma más desarrollada en la forma más moderna de existencia de la sociedad burguesa & # 8212 en los Estados Unidos. Aquí, entonces, por primera vez, el punto de partida de la economía moderna, a saber, la abstracción de la categoría de & # 8220labor, & # 8221 & # 8220labor como tal, & # 8221 trabajo puro y simple, se hace realidad en la práctica. La abstracción más simple, entonces, que la economía moderna coloca a la cabeza de sus discusiones y que expresa una relación inmensamente antigua válida en todas las formas de sociedad, alcanza sin embargo la verdad práctica como una abstracción sólo como una categoría de la sociedad más moderna. (Penguin, 1973 págs.103-5)

Este pasaje puede ser algo difícil de seguir, por lo que me gustaría ofrecer una explicación. Como seres humanos, no hace falta decirlo, necesitamos varias cosas. Pero la mayoría de estas cosas no se encuentran dentro de la naturaleza en una forma que sea inmediatamente útil. Por lo tanto, necesitamos producir las cosas que necesitamos a través de nuestra propia actividad, trabajando sobre la naturaleza para alterarla. Esta actividad humana para producir varios objetos deseados es labor en su sentido fundamental. Aquí tenemos el contenido universal del trabajo, independientemente de la forma de sociedad. El trabajo, entendido como la producción de los diversos objetos que los seres humanos necesitan (o & # 8220use-values ​​& # 8221), diferirá según el tipo de valor de uso que se produzca. La producción de grano requiere el trabajo de cultivo, mientras que la producción de tela implica el trabajo de tejer, etc. Sin embargo, en un sentido separado, el trabajo, independientemente de su variedad, es el gasto de la fuerza de trabajo humana. Desde esta perspectiva, todo tipo de trabajo se presenta como indiscriminado, simple labor, abstrayéndose de sus diversas diferencias como algo que produce un valor de uso (es decir, & # 8220 trabajo útil & # 8221). Sin embargo, a pesar de que en cualquier período histórico, el trabajo, independientemente de su tipo, no es más que el gasto de la fuerza de trabajo humana, en la historia de la economía política, el trabajo solo fue finalmente captado en su simplicidad, para establecer la categoría de trabajo simple. , con la aparición de Adam Smith. ¿Por qué fue este el caso?

La respuesta de Marx, creo, puede entenderse básicamente de la siguiente manera. En primer lugar, una abstracción, en términos generales, solo se establecerá primero una vez que una cosa determinada se haya desarrollado y diferenciado de modo que exista como una totalidad rica con múltiples aspectos. Si una cosa solo existe en una forma, la abstracción obviamente no se llevará a cabo. Pero incluso si una cosa se ha desarrollado y diferenciado, manifestándose en nuevas formas, si la variedad de estas formas sigue siendo limitada y ninguna de ellas es lo suficientemente importante como para llamar la atención, la forma primaria seguirá dominando para que no se lleve a cabo la abstracción. El mismo razonamiento se aplica al caso del trabajo, donde la abstracción & # 8220simple labor & # 8221 sólo es posible una vez que el trabajo se ha desarrollado y diferenciado realmente de modo que existe como una rica totalidad de diversos tipos de trabajo. Este tipo de diferenciación del trabajo, históricamente hablando, solo se hizo factible en la forma de una división social del trabajo entre los productores de mercancías, y esta división del trabajo en sí misma solo podría desarrollarse ampliamente bajo el modo de producción capitalista. En este sentido, el trabajo simple es una abstracción que, naturalmente, solo puede llevarse a cabo una vez que el desarrollo del modo de producción capitalista ha alcanzado un cierto nivel.

Además, el trabajo simple es una abstracción basada en una indiferencia hacia el tipo específico de trabajo, que es una actitud que surge primero cuando las personas pueden cambiar libremente de un tipo de trabajo a otro. Esta libre circulación de mano de obra, igualmente, sólo se desarrolla bajo el modo de producción capitalista. Para que este movimiento fuera posible, era necesario, ante todo, acabar con el sistema feudal (por ejemplo, el sistema de servidumbre y el sistema de gremios) que lo había impedido en el pasado. De hecho, este sistema fue destruido, huelga decirlo, a través de una revolución burguesa. Pero el modo de producción capitalista no eliminó simplemente las barreras sistemáticas que impedían el movimiento de la mano de obra.También simplificó el trabajo en grado extremo, primero mediante la introducción de una división del trabajo basada en la manufactura y luego mediante la producción a gran escala basada en máquinas, lo que a su vez ha facilitado aún más el movimiento de la mano de obra. No solo se ha simplificado la mano de obra, sino en respuesta a la necesidad de que las industrias sean flexibles & # 8212 en línea con el clima empresarial fluctuante y los cambios en la oferta y la demanda & # 8212 un gran número de trabajadores entra y sale de la producción, de modo que el modo de producción la producción los obliga a moverse continuamente. Un claro ejemplo de ello es el escenario de los centros de empleo. Tales lugares revelan que el trabajo simple, o el trabajo en general, ciertamente no es un producto arbitrario de la subjetividad humana, sino un hecho objetivo que se puede ver en cualquier lugar hoy. Podemos ver la forma en que hay & # 8220trabajo en general & # 8221 mediante letreros en los centros de empleo que buscan & # 8220 trabajadores en general & # 8221.

Los ejemplos anteriores son, por supuesto, del período contemporáneo, no de la época de Adam Smith. De modo que es verdaderamente asombroso considerar el hecho de que Smith logró establecer la categoría de trabajo general, aunque con defectos, como veremos más adelante en este libro, en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando el capitalismo solo finalmente estaba listo para entrar. la etapa de la revolución industrial. Este notable logro fue el resultado de la singular grandeza de su mente. Y, sin embargo, a pesar de su genio, Smith no habría podido lograr esto si hubiera vivido en una época anterior. Genio de hecho, puede describirse como la capacidad de captar algo que no se ha desarrollado hasta el punto en que el público es consciente de ello.


Ver el vídeo: Origen, evolución y desarrollo de la economía dominicana 1844-1960.