¿Qué cultura mesoamericana usó lanzas largas con forma de lucio?

¿Qué cultura mesoamericana usó lanzas largas con forma de lucio?

Hace un tiempo, leí acerca de alguna tribu o cultura mesoamericana que armó a muchos de sus guerreros con lanzas extremadamente largas, que o los invasores españoles o el artículo que leí compararon con el arma europea llamada pica. Sin embargo, no recuerdo el nombre de la tribu que usó esta arma, ni dónde leí sobre ella. Probé todas las combinaciones de términos de búsqueda que se me ocurrieron para volver a encontrar esta información, pero no he tenido suerte, así que recurro a esta comunidad.

En caso de que sirva de ayuda, creo recordar que la tribu / cultura en cuestión fue un estado cliente de los aztecas en algún momento, o con frecuencia luchó con ellos. Además, si no recuerdo mal, las lanzas que usaron tenían un eje en algún lugar del rango de 15 a 20 pies de largo. (Eso es aproximadamente de 4.5 a 6 metros para aquellos de ustedes que usan el sistema métrico).

¿Alguien puede decirme qué tribu / cultura fue la que usó estas armas?


Bernal Díaz del Castillo comparó oblicuamente las lanzas del pueblo chinanteco con picas (al menos en la traducción, no verifiqué el original en español) y comentó que eran más largas que el equivalente castellano.

Varios grupos mesoamericanos usaron lanzas. Aquí hay guerreros aztecas empuñando tepoztopilli:


Ropa Maya

La sociedad maya era una sociedad compleja y multiétnica en la que diferentes ciudades estado interactuaban entre sí. La civilización alcanzó su cenit durante lo que se conoce como su Período Clásico entre 250AD y 900AD.

La sociedad en sí era jerárquica, lo que significa que estaba dividida en varias clases. Estaba gobernado por reyes y la posición de un rey era hereditaria. El rey fue asistido por los nobles y la población restante consistió en los plebeyos que se dedicaban a una variedad de profesiones. Dependiendo del estatus social, la ropa maya variaba de un grupo de personas a otro.


Los mexicas (aztecas) vivieron en lo que los rsquos llamaron la Edad del Bronce, que llegó tarde a las Américas. Durante miles de años, los antiguos mesoamericanos lo habían hecho muy bien sin el uso de metales en absoluto, extrayendo primero andesita (una roca volcánica) y luego obsidiana (un vidrio volcánico fuerte pero quebradizo) para darles algunas de las mejores herramientas de corte. (Escrito por Ian Mursell / Mexicolore)

OBSIDIAN ha sido descrito como el acero del Nuevo Mundo. Los guerreros aztecas de élite todavía usaban hojas de obsidiana súper afiladas (foto 1) en sus armas unos 9.000 años después de su primer uso. ¿Y por qué no? Los mesoamericanos perfeccionaron la técnica de "producción de cuchillas prismáticas", dándoles cuchillos, raspadores y puntas de armas con algunos de los filos más afilados que conoce la ciencia moderna.

Foto 2: Los espejos de obsidiana fueron asociados por los aztecas con el gran dios del destino, Tezcatlipoca (Click en la imagen para agrandar)

Eso sí, no solo usaron obsidiana, andesita y pedernal para hacer cuchillas para cortar y perforar cosas, también crearon algunos objetos realmente hermosos a partir de ellos: como finos tapones para los oídos, vasijas y este espejo de obsidiana altamente pulido (foto 2). Obtuvieron resultados impresionantes con las tecnologías más simples.

Imagen 3: El granjero azteca y el bastón de excavación más importante de los rsquos (Haga clic en la imagen para ampliarla)

Igual de antiguo, por supuesto, como recurso para la fabricación de herramientas era la MADERA, utilizada para fabricar una de las herramientas de trabajo más tradicionales en México, que todavía emplean los agricultores pobres de todo el país, el clásico bastón de excavación de madera (foto 3). ¡Sin palos de excavación, sin cultivos! Llamado uictli en N & aacutehuatl, puede obtener más información al respecto en el enlace a continuación.

Imagen 4: Encendido de fuego, estilo azteca (Haga clic en la imagen para ampliar)

Y sin fósforos, la madera se usó en su forma más simple para hacer la mejor herramienta de los Boy Scouts aztecas: palos para encender fuego (foto 4) que se frotaban vigorosamente y a gran velocidad. Cada 52 años, los aztecas celebraban una Ceremonia de Fuego Nuevo para celebrar el inicio de un nuevo & lsquocentury & rsquo: ¿el héroe del día? El sumo sacerdote que encendió ese primer fuego crucial en el pecho de una víctima de sacrificio. (Obtenga más información en nuestra sección Historias aztecas).

Foto 5: Un agricultor mexica (azteca) con un hacha de cobre preciosa, junto con su bastón de excavación y su correa de transporte (Haga clic en la imagen para ampliarla)

Fue solo en los últimos siglos antes de la conquista española que la metalurgia llegó a México, probablemente por mar desde América del Sur. Fueron los tarascos (que nunca fueron derrotados por los aztecas y cuyas tierras al oeste del Imperio azteca formaron el segundo estado más grande en ese momento) quienes eran expertos en la fabricación de herramientas de cobre y bronce e incluso armas. Los aztecas valoraban las hachas de cobre (imagen 5), como los granos de cacao y las capas de algodón, como una especie de "moneda corriente" (algo parecido al dinero).

Foto 6: Canteros aztecas esculpieron piezas enormes e impresionantes, la más famosa es la Piedra del Sol (Haga clic en la imagen para ampliarla)

La metalurgia implica técnicas bastante complejas, y los aztecas las usaban principalmente para fabricar pequeñas campanillas, alfileres, estatuillas y joyas de cobre, oro y plata. Dominaron otras tecnologías complejas para fabricar artículos de caucho, textiles, cerámica y trabajos con plumas. Pero, irónicamente, son más conocidos por crear esculturas de piedra monumentales, desde enormes figuras de jaguares hasta piedras de calendario, con el más simple de los cinceles de piedra (foto 6), sin cambios durante miles de años.


Agradecemos sinceramente a Cara Grace Tremain, Ph.D. Candidata en la Universidad de Calgary, Alberta, Canadá, estudiando la vestimenta y la identidad de los antiguos mayas, y Directora de campo del Proyecto de Investigación Arqueológica Ka & rsquoKabish en Belice, donde ha trabajado desde 2010, para este esclarecedor artículo introductorio sobre la vestimenta de los antiguos mayas.

Imagen 1: Noble maya, del dintel 24 en Yaxhilan ilustración de Krystyna Deuss (Haga clic en la imagen para ampliarla)

¿Qué vestían los antiguos mayas?
Los antiguos mayas son bien conocidos por sus apariencias exóticas, vibrantes y la práctica de modificaciones corporales inusuales. Explotaron los materiales disponibles para ellos en sus ambientes tropicales para fabricar coloridos textiles y ornamentaciones llamativas. Produjeron una amplia gama de atuendos para diferentes ocasiones, incluyendo vestidos lujosos para grandes eventos públicos, trajes de baile vibrantes, armaduras protectoras para conflictos, atuendos deportivos y ropa más simple, pero no menos sofisticada, para situaciones cotidianas.

Imagen 2: Estela H, sitio arqueológico de Copán, Honduras (Haga clic en la imagen para agrandar)

Eventos publicos
Durante grandes eventos públicos, donde la comunidad se reunía para presenciar la realización de rituales u otros deberes ceremoniales, la élite gobernante usaba trajes grandes y lujosos para reflejar sus posiciones importantes en la sociedad. Estos atuendos incluirían grandes tocados de plumas, joyas de jade y ropa hecha con pieles de animales peligrosos (como jaguares). Las imágenes de estos trajes lujosos a menudo se ven en monumentos tallados en áreas públicas de los antiguos sitios mayas, para que toda la comunidad las vea (ver foto 2).

Foto 3: Dios Aprime baila con un traje de sacrificio de sangre mientras 1) se corta la cabeza con un cuchillo de piedra, 2) usa una piedra de mano y 3) se transforma en los detalles del apicultor de un jarrón de cerámica maya (K2942) (Haga clic en la imagen alargar)

Trajes De Baile
Los participantes en los eventos de danza de celebración a menudo se representan con trajes muy grandes que abarcan el cuerpo con un traje extravagante hecho de jade, plumas y otros materiales exóticos. Además de los grandes tocados, los participantes de la danza solían llevar grandes espalderas con largas plumas. A pesar del tamaño de estos disfraces, fueron diseñados para ser lo suficientemente livianos para moverse, por lo que es probable que tuvieran un marco de madera clara sobre el que se adjuntaran los materiales.

Armadura protectora
Los antiguos mayas participaron regularmente en guerras y conflictos y desarrollaron ropa protectora como medio de defensa. Estos atuendos incluían un manto acolchado (quizás hecho de algodón retorcido u hojas gruesas), a menudo cubierto con piel de animal, y pertrechos como escudos decorados con piel o plumas de animales. Curiosamente, las escenas de los antiguos mayas muestran cautivos de guerra y prisioneros despojados de mucha ropa y sus pendientes reemplazados por tiras de papel de corteza, lo que los arqueólogos consideran un signo de humillación y derrota.

Foto 4: Escena del juego de pelota, de un jarrón de cerámica maya (K1209) (Haga clic en la imagen para ampliar)

Vestimenta deportiva
El juego de pelota es un deporte mesoamericano muy conocido, y los jugadores usaban atuendos específicos y distintos. Para reducir las lesiones en las partes del cuerpo que regularmente entraban en contacto con la pelota de goma dura, se usó un yugo en forma de herradura alrededor de la cintura y un acolchado alrededor de las rodillas y los codos. Las escenas en cerámica pintada a menudo muestran tocados distintivos que se usan para indicar a qué equipo pertenecía un jugador de béisbol (ver foto 4).

Foto 5: Ropa maya masculina y femenina (Click en la imagen para agrandar)

Ropa Cotidiana
Los componentes básicos de la vestimenta diaria incluían un taparrabos o una falda corta para los hombres y un huipil o una falda larga (quizás combinada con un quechquemitl) para las mujeres (ver imagen a la derecha). Estos conjuntos a menudo se adornan con joyas como pulseras y tobilleras, collares y joyas para las orejas. Se prestó mucha atención a los peinados, que se ataban (casi nunca se dejaban sueltos) y se decoraban con bandas de tela y largas plumas. Los antiguos mayas muestran peinados cuidadosamente mantenidos en su arte, lo que sugiere que es posible que se hayan puesto un endurecedor en el cabello para mantenerlo en su lugar.

Imagen 6: Bisutería hecha de concha, jade y cerámica. Foto tomada en la exhibición Maya Hidden Worlds Revealed, Museo de Arte y Ciencia de Denver, Colorado (Haga clic en la imagen para ampliarla)

¿Qué evidencia tenemos de la vestimenta maya?
Los arqueólogos a menudo recuperan piezas de joyería como aretes, collares y anillos hechos de material duradero como conchas, huesos, piedras preciosas e incluso metales (ver foto 6). Además, de los antiguos entierros mayas se recuperan modificaciones corporales como cabezas alargadas y dientes con forma y decoración (ver foto 7). Desafortunadamente, los arqueólogos rara vez encuentran evidencia de textiles o atuendos hechos de materiales perecederos porque el ambiente cálido y húmedo de la región maya hace que se desintegren. Afortunadamente, la información sobre la ropa que no sobrevive en el registro arqueológico se puede ver en una amplia gama de arte maya, incluidos murales, cerámicas, esculturas, estatuillas y libros (conocidos como códices). Estas imágenes muestran a muchos individuos mayas de élite, pero hay poca información sobre la vestimenta de las clases bajas, porque no se los retrata a menudo en el arte. Sin embargo, los arqueólogos asumen que las personas que no pertenecen a la élite vestían ropa más sencilla y no tenían acceso a toda la gama de materiales exóticos que se ven en los atuendos de élite.

Imagen 7: Cráneo maya modificado, Museo Regional de Antropolog & iacutea, Palacio Canton, M & eacuterida, Yucat & aacuten (Click en la imagen para agrandar)

¿Qué materiales usaban los antiguos mayas?
Pieles de animales
Las pieles de varios animales se convirtieron en pieles para decorar ropa y producir calzado. Las pieles de jaguar eran una forma favorita de decoración porque eran un reflejo de la riqueza y el poder. Los huesos de animales también se utilizaron en la fabricación de diversos adornos y joyas.

Plumas de pájaro
Las plumas de diferentes pájaros se utilizaron para decorar tocados y otros elementos. A veces, las aves fueron atrapadas y criadas y otras veces fueron cazadas y liberadas. El Quetzal resplandeciente era venerado por sus largas plumas verdes iridiscentes de la cola, que a menudo se usaban para decorar tocados y espalderas (ver foto 8).

Imagen 8: Quetzal Resplandeciente (Click en la imagen para agrandar)

Insectos
Los insectos de la cochinilla se utilizaron para producir un colorante rojo que podría usarse como tinte, pintura y cosmético.

Plantas
Las fibras de varias plantas, como el algodón y el agave, se utilizaron para producir telas, y otras partes de las plantas, como semillas, savia, hojas y flores, también se utilizaron como medicinas y alimentos.

Imagen 9: Anillo de metal excavado en el sitio de Ka & rsquoKabish, Belice (Haga clic en la imagen para ampliarla)

Metal
No fue hasta alrededor del año 1000 d.C. que el metal se introdujo en el área maya desde el oeste de México (que había recibido la tecnología a través del comercio marítimo de América del Sur), pero pronto se convirtió en un material importante para la fabricación de ornamentación, incluidos los anillos (foto 9) y campanas.

Imagen 10: Spondylus princeps del Mar de Cortés, México (Haga clic en la imagen para agrandar)

Cascarón
Tanto el agua dulce como la concha marina se utilizaron para hacer joyas, recipientes y mosaicos. El caparazón de Spondylus (ver foto 10), que tiene un exterior rojo vibrante y un interior blanco brillante, parece haber sido el más valioso y se ha encontrado en muchos entierros y ofrendas importantes.

Piedra
El jade y la obsidiana se utilizaron para decorar ropa y fabricar joyas. Ambas eran piedras exóticas que se comercializaban a largas distancias en toda Mesoamérica. La obsidiana también se usó como herramienta ya que es muy afilada y existen ejemplos en el arte maya antiguo por su uso en sacrificios y otros rituales.

Imagen 11: Husillo y espiral del husillo. Foto tomada en el Museo Real de Ontario, Toronto (Haga clic en la imagen para ampliarla)

¿Cómo hicieron su ropa?
Tejidos y Textiles
Para hacer telas con plantas de agave, los mayas tenían que extraer fibras de las hojas. Para ello tenían que remojar o cocer las hojas para ablandarlas, lo que permitía extraer las fibras y luego secarlas al sol. Las fibras se pueden hilar en hilos de diferentes espesores. Es posible que se hayan usado hilos más gruesos para crear una tela que actuara como refuerzo para cinturones o cintas para la cabeza. Para hacer tela a partir de plantas de algodón, la fibra de algodón debe recogerse a mano de la planta y limpiarse para que quede clara y uniforme. Luego se debe preparar para el hilado, en un proceso conocido como desmotado, batiendo la fibra para aflojarla. Tanto el algodón como las fibras de agave tuvieron que hilarse en hilo para que pudieran tejerse en textiles. Los antiguos mayas usaban husillos y espirales para hacer esto (ver foto 11). El huso es un palo largo que tiene una espira adherida al extremo. Los verticilos pueden estar hechos de arcilla, hueso o madera, y se utilizan para mantener o aumentar la velocidad del giro. El huso se gira con una mano mientras con la otra se alimenta la fibra cruda con el suministro por encima del hombro o desde un contenedor en el suelo.

Imagen 12: Telar de espalda, San Juan Chamula, México (Haga clic en la imagen para agrandar)

Una vez hilado, el hilo se tejía en textiles usando un telar de cintura como los que todavía usan los mayas modernos en la actualidad (ver foto 12). La parte superior del telar se puede atar a un objeto fijo como un árbol, y la parte inferior tiene un cinturón que se ata alrededor de la cintura del tejedor. Son muy ligeras y portátiles y se pueden llevar con el tejedor a donde quiera que viaje. Sin embargo, los telares no son muy anchos, por lo que no se pueden tejer tiras anchas de tela sobre ellos y es posible que haya que coser varios anchos de tela para crear una sola pieza de ropa. Al igual que la ropa moderna que usan las mujeres mayas, los textiles mayas antiguos no estaban cortados a la forma y no se ajustaban cómodamente al cuerpo, sino que estaban holgados alrededor del cuerpo.

Foto 13: Extracto de índigo natural aplicado sobre papel (Click sobre la imagen para ampliar)

Tintes y colorantes
Los antiguos mayas confeccionaban coloridos textiles con hilos de diferentes colores. Dado que el color natural del agave y la fibra de algodón es blanco, amarillo o marrón claro, se agregaron tintes para lograr otros colores y se derivaron de plantas, animales y minerales. Uno de los tintes naturales más desafiantes con los que trabajaban los antiguos mayas era el índigo. El color azul se encuentra en las hojas de la planta índigo y debe extraerse compostando las hojas durante meses o sumergiéndolas en agua. La pasta resultante debe procesarse más porque no es soluble en agua y solo puede teñir las fibras después de que se haya convertido a su forma incolora reducida por bacterias especiales, lo que se logra colocando el índigo en una solución alcalina con otras bacterias que consumen el oxígeno. La solución alcalina puede ser orina y las bacterias pueden ser carne en descomposición. Cuando la tela se sumerge en esta solución final, se vuelve de color verde amarillento, pero se transforma en azul cuando se retira y se expone al oxígeno.

Foto 14: Teñido con uno de los últimos tintoreros ancestrales de púrpura (murex) del planeta en la costa de Oaxaca (Click en la imagen para agrandar)

Un tinte natural más fácil con el que trabajaban los antiguos mayas era el obtenido de los moluscos marinos. Plicopurpura pansa se utilizó para obtener un color púrpura, triturando, hirviendo o ordeñando las cáscaras para extraer el tinte. Para ordeñar la cáscara, se pincha el molusco con un alfiler u otro implemento hasta que suelte gotas de líquido espeso. El líquido es de un color blanquecino, pero cuando se aplica a la fibra y se expone a la luz y al oxígeno se vuelve violeta (ver foto 14). Otro tinte que los antiguos mayas obtenían de un organismo vivo era el rojo cochinilla. Los insectos cochinilla hembra viven en las hojas de los cactus y se pueden recolectar, secar y triturar para producir un tinte que varía en color desde el naranja, el rojo hasta el púrpura. ¡Este tinte todavía se usa hoy en día en alimentos y cosméticos, como las bebidas de Starbucks!

Foto 15: Figura Jaina de mujer tejiendo en telar de cintura (Click en la imagen para agrandar)

¿Quién hizo la ropa Maya?
Encontramos evidencia de la fabricación de textiles en áreas de sitios arqueológicos tanto de élite como de clase baja, por lo que podemos suponer que la mayoría de las personas estaban involucradas en la producción de textiles. Sin embargo, es probable que la élite tuviera acceso a telas más finas como el algodón y las clases bajas dependieran de telas más toscas como la hecha de agave. A menudo vemos imágenes de mujeres involucradas en la producción textil (ver foto 15), y muchos artículos asociados con la manufactura se encuentran dentro, aunque no exclusivamente, en los entierros de mujeres.
Probablemente había fabricantes de vestidos especializados que eran expertos en crear atuendos particulares, como tocados o mochilas grandes e intrincados. Los especialistas habrían desarrollado formas de hacer que estos atuendos fueran lo suficientemente livianos como para usarlos, pero que parecieran muy ricos y pesados. Las élites probablemente encargaron a especialistas la confección de atuendos para ocasiones importantes.

Imagen 16: Detalle que muestra pilas de tela - parte de una escena de tributo de un jarrón de cerámica maya (K8526) (Haga clic en la imagen para ampliar)

¿Hubo otros usos para la ropa y las joyas?
Los antiguos mayas usaban telas, probablemente algodón, como un artículo de tributo y montones de telas a menudo se ven en escenas de tributos en los antiguos vasos mayas (ver foto 16). Por lo tanto, fue una parte importante de la economía y las transacciones políticas. También es probable que se utilizaran como moneda cuentas de piedras preciosas como el jade. Además, algunas piezas de joyería, como collares o colgantes, pueden haberse conservado durante varias generaciones como piezas de reliquia.

Imagen 17: Un dignatario del Templo de las Inscripciones, Ilustración de Palenque por Krystyna Deuss (Haga clic en la imagen para ampliarla)

Otras lecturas
& toro Anawalt, Patricia R. 2000: Tres mil años de vestimenta de Mesoamérica. En Chalchihuitl en Quetzalli. Precious Greenstone, Precious Quetzal Feather: Mesoamerican Studies in Honor of Doris Heyden, editado por E. Q. Keber, págs. 183-203. Laberintos, Lancaster, California.
& bull Holsbeke, Mireille y Julia Montoya (editores) 2003: Con sus manos y sus ojos: Textiles mayas, espejos de una cosmovisión. Museo Etnografisch, Amberes.
y toro Mahler, Joy. 1965: Confecciones y Textiles de las Tierras Bajas Mayas. En Handbook of Middle American
Indians Volume 3: Archaeology of Southern Mesoamerica (Part Two), editado por Gordon R. Willey, págs. 581-593. Prensa de la Universidad de Texas, Austin.
& bull Mayer, Karl Herbert 1983: Decoración dental entre los mayas precolombinos. Organorama 20 (2): 15-20.
& bull Morris, Walter F. 1985: Glifos deformados: una lectura de los textiles mayas. En Cuarta Mesa Redonda de Palenque, 1980, editado por E. P. Benson, págs. 317-324. Instituto de Investigación de Arte Precolombino, San Francisco.
& bull Reents-Budet, Dorie 1991: El tema & ldquoHomul Dancer & rdquo en el arte maya. En Sexta Mesa Redonda de Palenque, 1986, editado por M. G. Robertson, págs. 217-222. Prensa de la Universidad de Oaklahoma, Norman.
& bull Robertson, Merle Greene 1985: & ldquo57 Varieties & rdquo: The Palenque Beauty Salon. En la Cuarta Mesa Redonda de Palenque 1980, editada por M. G. R. a. E. P. Benson, págs. 29-44. Instituto de Investigación de Arte Precolombino, San Francisco, California.
& bull Scheville, Margot Blue, Janet Catherine Berlo y Edward B. Dwyer (editores) 1991: Tradiciones textiles de Mesoamérica y los Andes: una antología. Garland, nuevo
York.

Fuentes de imagen: -
& bull Pix 1 & amp 17: ilustraciones y cortesía de Krystyna Deuss según Francis Robicsek
& bull Pix 2, 5, 11 & amp 12: Fotografías y cortesía del autor
& bull Pix 3, 4 & amp 16: Imágenes de & copy y cortesía de Justin Kerr, de Mayavase Database
& Bull Pic 6: Foto y cortesía de Jim Dora Cash
& Bull Pic 7: Foto cortesía de Karl Herbert Mayer
& Bull Pic 8: Foto cortesía de Steve Bird / Birdseekers
& Bull Pic 9: Foto y cortesía de Toni Gonzalez
& Bull Pic 10: Imagen de Wikipedia (Spondylus)
& Bull Pic 13: Imagen de Wikipedia (Indigo)
& Bull Pic 14: Foto y cortesía de Eric Mindling / tradicionmexico.com
& bull Pic 15: Imagen de http://www.latinamericanstudies.org/jaina-seated-figurines.htm.

Este artículo fue subido al sitio web de Mexicolore el 23 de noviembre de 2014.


El legado de la cultura pipil

La influencia de la antigua cultura pipil se puede ver en muchos aspectos de la vida salvadoreña contemporánea. A continuación se muestran solo algunos ejemplos. La mayor parte de esta información se deriva de una publicación titulada: Etnografia de El Salvador publicado en 1985 por el Ministerio de Cultura y Comunicaciones, San Salvador.

Cocinando

El maíz ha jugado un papel importante tanto en la vida material como espiritual de El Salvador. En la época prehispánica, el maíz era una parte básica de la dieta diaria y también una parte integral de la religión. La cocina salvadoreña actual refleja las tradiciones de los antiguos salvadoreños, el maíz juega un papel tan importante hoy como hace diez siglos.

Muchos alimentos tradicionales se basan en el maíz, como:

atol: una bebida caliente hecha de salsas de maíz molidas

chicha de maiz: una bebida alcohólica

café demaiz: una bebida parecida al café hecha de maíz tostado

También son típicas en El Salvador las pupusas, tortillas rellenas de cerdo, queso o frijoles.

Otros alimentos básicos que han sido tradicionales desde la antigüedad incluyen frijoles, calabazas y otras plantas nativas de la región. Las bebidas tradicionales incluyen café y chocolate.

Instrumentos musicales

Muchos de los instrumentos musicales tradicionales de El Salvador tienen sus raíces en las costumbres prehispánicas. En la época prehispánica, la música se utilizaba durante las ceremonias rituales y otros eventos importantes como bodas, ceremonias de iniciación, etc. Algunos de los instrumentos que se utilizaban en esa época eran tambores, conchas de tortuga, maracas e instrumentos de viento como flautas, silbatos. , conchas marinas y trompetas. Muchos de estos tenían un carácter simbólico, por ejemplo, las conchas marinas representaban la fertilidad. Los instrumentos musicales prehispánicos todavía se utilizan en muchas comunidades salvadoreñas y se tocan durante importantes festividades religiosas. Otros instrumentos musicales tradicionales se introdujeron durante la época colonial, como la marimba (de África), la guitarra y el violín (ambos de Europa).

Cuidado de la salud

En El Salvador existe un amplio uso de la medicina tradicional, particularmente en las comunidades rurales. La medicina tradicional incorpora un amplio conocimiento sobre las causas de las enfermedades que pueden atribuirse a problemas físicos, psicológicos y espirituales. Las curas a menudo combinan el uso de plantas y hierbas con propiedades terapéuticas y rituales específicos. Entre las causas físicas de las enfermedades, la vista y la sangre se consideran elementos importantes. Uno puede tener una vista "fuerte" o "débil". La vista fuerte puede causar una enfermedad. La sangre también es un factor determinante. Muchas enfermedades ocurren porque "la sangre esta mala" (la sangre es mala) o "la sangre esta debil" (la sangre es débil).

El conocimiento de la curanderos (curanderos) se basa en una larga tradición derivada en gran parte de la medicina indígena y en parte de las prácticas coloniales europeas.

Cuando un paciente visita un curandero, se le pregunta qué ha comido en las últimas semanas, ejercicio físico reciente, exposición a la lluvia, frío, sol, etc., sus sueños, visiones y enemigos que pueden haber causado la enfermedad. Se les toma el pulso. La oficina del curandero incluye un altar con imágenes de santos, flores, velas, vasos de agua y ofrendas.

El curandero juega un papel particularmente importante en las comunidades rurales. Aquí la medicina moderna es a menudo demasiado cara. Más importante aún, la medicina moderna a menudo es ineficaz porque deshumaniza y carece de un componente espiritual.

Solo algunas de las docenas de remedios herbales que se usan en El Salvador incluyen:

Ajo (ajo): para la inflamación de los párpados.

Albahaca (albahaca dulce): para mareos

Mora (mora): analgésico local para el dolor de muelas

Idioma

Muchas palabras actualmente en uso en El Salvador tienen su origen en náhuat, el idioma hablado en la región por los pipiles. Por ejemplo:

Atol: de Atuli: bebida caliente hecha de maíz molido.

Cacahuate: de cacahatle: maní

Chirmol: condimento a base de tomates, cebollas y ají verde.

Elote: de elut: maíz verde

Milpa: de mili, pan: maizal

Zopilote: de tzupilot: buitre

Muchos topónimos de El Salvador también tienen su origen en náhuat. Los siguientes son solo algunos. ¿Puedes encontrarlos en el mapa?


Indios arcaicos (6000 a. C. a 750 d. C.)

Alrededor del 6000 a.C., al comienzo del período Arcaico, el clima se volvió más seco y los mamíferos de la Edad del Hielo se extinguieron.

La gente arcaica que llamaba hogar al Panhandle de Texas vivía en un entorno rico en varias plantas y animales. Estas personas eran recolectoras activas de varios tipos de materiales vegetales: semillas, raíces, bayas y cualquier otra cosa que fuera comestible. Para maximizar la nutrición de muchas plantas, triturarían la semilla hasta convertirla en harina. Esto también hizo que la comida fuera más sabrosa. El tipo de mano y matate utilizados para este esfuerzo generalmente estaban hechos de arenisca o dolomita.

Al final de este período de tiempo, el arma de elección comenzó a cambiar el Atlatl y el dardo comenzaría el lento proceso de eliminación gradual y fue reemplazado por el arco y la flecha. Una forma en que los arqueólogos saben esto es la diferencia de tamaño en las puntas de los proyectiles. Las puntas más grandes se usaron como puntas de dardo, mientras que las puntas más pequeñas (puntas de flecha) se usaron con el arco y la flecha. El gran bisonte de cuernos rectos ahora estaba extinto y esta gente cazaba animales que podríamos reconocer hoy como ciervos, conejos y pavos. Estas personas estaban en una lenta transición de ser exclusivamente cazadores-recolectores nómadas a agricultores. Esta transición se puede ver con la introducción de la cerámica. Por lo general, las culturas que producían cerámica eran agricultores. Las siguientes culturas que se abrieron paso en el territorio de Texas llevarían la alfarería y la agricultura a nuevas alturas.


Máscaras funerarias mayas

Las máscaras funerarias fueron elaboradas con la mayor habilidad en el arte maya, ensamblándolas en forma de mosaicos de jade, que era considerada por los mayas como la piedra más preciosa, y las combinaba con turquesas, nácar y obsidiana.

Las máscaras funerarias los protegieron mientras descendían al inframundo "Xibalba" para derrotar a los dioses de la muerte y poder ascender como el "Dios del Maíz" maya.


Las cabezas de hacha de piedra estaban unidas a mangos de madera dura para cortar árboles y partir troncos. Estas hachas también podrían usarse como armas básicas.

Los arqueólogos conocen los cuchillos y otras herramientas de hoja afilada como herramientas en escamas. Las hojas estaban hechas de escamas de pedernal u obsidiana, un tipo de vidrio volcánico. El pedernal podría lograr un filo adecuado, mientras que las hojas de obsidiana tienen un filo más afilado que el del acero quirúrgico. Los mayas usaban estas herramientas afiladas para cortar los cadáveres y la piel de los animales.


Estilo de vida taino

La sociedad Arawak / Taína era básicamente una cultura muy apacible. Se caracterizaba por la alegría, la simpatía y una sociedad jerárquica, paterna y muy organizada, y la falta de astucia.

Cada sociedad era un pequeño reino y el líder se llamaba cacique. La función del cacique era mantener el bienestar de la aldea asignando trabajo diario y asegurándose de que todos recibieran una parte igual. Los familiares de los caciques vivían juntos en casonas en el centro del pueblo. Estas casas reflejan la calidez del clima y simplemente usan barro, paja y hojas de palma. Las casas no tenían muchos muebles. La gente dormía en hamacas de algodón o simplemente en esteras de hojas de plátano. La población en general vivía en grandes edificios circulares llamados bohíos, construidos con postes de madera, paja tejida y hojas de palma.

En la época de Colón había cinco reinos diferentes en la isla Hispaniola. Los indios practicaban la poligamia. La mayoría de los hombres tenían 2 o 3 esposas, pero los caciques tenían hasta 30. Era un gran honor para una mujer estar casada con un cacique. No solo disfrutaba de un estilo de vida materialmente superior, sino que sus hijos eran muy estimados.

VIVIENDA Y VESTIMENTA
Los arawak / taínos utilizaron dos estilos arquitectónicos principales para sus hogares. La población en general vivía en edificios circulares con postes que proporcionaban el soporte principal y estos estaban cubiertos con paja tejida y hojas de palma. Eran algo así como los tipis norteamericanos, excepto que en lugar de estar cubiertos con pieles, necesitaban reflejar el calor del clima y simplemente usaban paja y hojas de palma.

Los caciques fueron seleccionados por viviendas únicas. Su casa era rectangular e incluso contaba con un pequeño porche. A pesar de la diferencia de forma y de los edificios considerablemente más grandes, se utilizaron los mismos materiales. Cuando llegaron los africanos a partir de 1507, introdujeron el barro y la acacia como materiales de construcción primarios. Sin embargo, no hay registro de que los arawak / taínos hayan utilizado estos materiales.

La casa del cacique contenía solo su propia familia. Sin embargo, dada la cantidad de esposas que podría tener, esto constituía una gran familia. Las casas redondas de la gente común también eran grandes. Cada uno tenía entre 10 y 15 hombres y sus familias enteras. Por lo tanto, cualquier hogar Arawak / Taino podría albergar a cien personas.

Las casas no tenían muchos muebles. La gente dormía en hamacas de algodón o simplemente en esteras de hojas de plátano. También hicieron sillas de madera con asientos tejidos, sofás y construyeron cunas para sus hijos.

Además de las casas, el típico pueblo arawak / taino contenía una cancha plana en el centro del pueblo que se usaba para juegos de pelota y varias festividades, tanto religiosas como seculares. Había casas alrededor de esta corte. Ésta era una sociedad jerárquica, y aunque solo había un cacique al que se le pagaba un tributo (impuesto) para supervisar la aldea, había otros niveles de subcaciques, que no eran pagados, pero ocupaban puestos de honor. Eran responsables de diversos servicios al pueblo y al cacique.

La fabricación de piedra se desarrolló especialmente entre los arawak / taínos, pero parece que no la usaron en absoluto en la construcción de casas. Se utilizó principalmente para herramientas y especialmente para artefactos religiosos.

The men were generally naked, but the women sometimes wore short skirts. Men and women alike adorned their bodies with paint and shells and other decorations.

FOOD AND AGRICULTURE
The Arawak/Taino diet, like ours, centered around meat or fish as the primary source of protein. There never were many wild animals to hunt on Hispaniola, but there were some small mammals which were hunted and enjoyed. They also ate snakes, various rodents, bats, worms, birds, in general any living things they could find with the exception of humans. They were able to hunt ducks and turtles in the lakes and sea. The costal natives relied heavily on fishing, and tended to eat their fish either raw or only partially cooked. Since they did grow cotton on the island, the natives had fishing nets made of cotton. The natives of the interior relied more on agriculture and de-emphasized meat or fish in their diet.

The Taino had a developed system of agriculture which was environmentally friendly and almost maintenance free. They raised their crops in a conuco, a large mound which was devised especially for farming. They packed the conuco with leaves which improved drainage and protected it from soil erosion. One of the primary crops cultivated by the Taino was cassava or yuca, which they ate as a flat bread. They also grew corn, squash, beans, peppers, sweet potatoes, yams, peanuts as well as tobacco.

(As an aside I would like to comment that many people in the pre-Columbian Americas had virtually work free agriculture. This system meant that people living in these materially simple social systems had enormous amounts of free time and often developed elaborate religious rites which took a lot of their time, but also had highly developed systems of games and recreation. There are some nice advantages to very simple living and diet!)

One of the Arawak/Taino’s primary crops was cassava. This is a root crop from which a poisonous juice must be squeezed. Then it is baked into a bread like slab. The current method of doing this in Haiti produces a flat bread, sort of like a stale burrito or pizza shell. The Arawak/Taino grew corn (maize), squash, beans, peppers, sweet potatoes, yams and peanuts.

They not only had cotton, but they raised tobacco and enjoyed smoking very much. It was not only a part of their social life, but was used in religious ceremonies too.

TRANSPORTATION
The Arawak/Taino had no large animals like horses, oxen or mules to ride or use for work. But they did have river and sea transportation. They used dugout canoes which were cut from a single tree trunk and used with paddles. They could take 70-80 people in a single canoe and even used them for long travels on the sea. These dugouts allowed fishing the few lakes of Hispaniola as well as fishing out a bit off the coast.

DEFENSE
The Arawak/Taino themselves were quite peaceful people, but they did have to defend themselves from the Caribs who were cannibals. The Caribs of this area were centered at what is today Puerto Rico, but some did live in northeast Hispaniola, an area that today is the Dominican Republic. The Caribs were war-like cannibals. They often raided the more peaceful Arawak/Tainos, killing off the men, stealing and holding the women for breeding, and fattening the children to eat.

Thus the Arawak/Taino had some weapons which they used in defense. They used the bow and arrow, and had developed some poisons for their arrow tips. They had cotton ropes for defensive purposes and some spears with fish hooks on the end. Since there were hardwoods on the island, they did have a war club made of macana. This was about 1″ thick and reminds one very much of the cocomaque stick used in later Haitian days. They did not develop any armor or specifically defensive weapons (shields, etc.).

RELIGION AND MYTH
The Arawak/Taino were polytheists and their gods were called zemi. The zemi controlled various functions of the universe, very much like Greek gods did, or like later Haitian Voodoo lwa. However, they do not seem to have had particular personalities like the Greek and Haitian gods/spirits do.

There were three primary religious practices:

  • Religious worship and obeisance to the zemi themselves
  • Dancing in the village court during special festivals of thanksgiving or petition
  • Medicine men, or priests, consulting the zemi for advice and healing. This was done in public ceremonies with song and dance

People had special dress for the ceremonies which included paint and feathers. From their knees on down they would be covered in shells. The shaman (medicine man or priests) presented the carved figures of the zemi. The cacique sat on wooden stool, a place of honor. (There are many surviving stone carvings of the cacique on his stool.) There was a ceremonial beating of drums. People induced vomiting with a swallowing stick. This was to purge the body of impurities, both a literal physical purging and a symbolic spiritual purging. This ceremonial purging and other rites were a symbolic changing before zemi. Women served bread (a communion rite), first to zemi, then to the cacique followed by the other people. The sacred bread was a powerful protector. (The interesting similarities between this ritual and the Christian practice of eucharist is obvious!) Finally came an oral history lesson — the singing of the village epic in honor of the cacique and his ancestors. As the poet recited he was accompanied by a maraca, a piece of hardwood which was beaten with pebbles.

There was an afterlife where the good would be rewarded. They would meet up with dead relatives and friends. Since most of the people they would meet in this paradise were women, it is curious to speculate if it was mainly women who were considered good, or if some other reason accounted for this division of the sexes in the afterlife.

There are many stone religious artifacts which have been found in Haiti. The zemi take on strange forms like toads, turtles, snakes, alligators and various distorted and hideous human faces.

The zemi, as well as dead caciques, have certain powers over the natural world and must be dealt with. Thus these various services are ways of acknowledging their power (worship and thanksgiving) and at the same time seeking their aid. Because of these powers there are many Arawak/Tanio stories which account for the origins of some experienced phenomena in myth and or magic. Several myths had to do with caves. The sun and moon, for example, came out of caves. Another story tells that the people lived in caves and only came out at night. One guard was supposed to watch carefully over people to be sure they were well divided in the land. However, one day he was late in returning and the sun caught him and turned him into a stone pillar.

Another Indian became angry at the sun for its various tricks and decided to leave. He convinced all the women to abandon their men and come with him along with their children. But, the children were deserted, and in their hunger they turned into frogs. The women simply disappeared. This left the men without women. But, they did find some sexless creatures roaming around and eventually captured them. (Actually they used people with a disease like mange since they had rough hands and could hold on to these elusive creatures.) However, they tied these creatures up and put woodpeckers on them. The birds, thinking these were trees started pecking on them and carved out the sex organs of women, thus re-establishing the possibility of survival.

A different myth simply tells that once there were no women. Man brought woman from an island where there were only women.

The origin of the oceans was in a huge flood which occurred when a father murdered his son (who was about to murder the father), and then put his bones in a calabash. The bones turned to fish and then the gourd broke and all the water of the world flowed from the broken gourd.

GENOCIDE AGAINST THE ARAWAK/TAINO INDIANS
There is a great debate as to just how many Arawak/Taino inhabited Hispaniola when Columbus landed in 1492. Some of the early Spanish historian/observers claimed there were as many as 3,000,000 to 4,000,000. These numbers seem to be based on very little reliable evidence and are thought to be gross exaggerations. However, since nothing like a census was done, the methods for estimating the numbers are extremely shaky, whether by these early historians or later critics.

One long technical article on the population comes in the with the low estimate of 100,000. Several other modern scholars seem to lean more forcefully in the area of 300,000 to 400,000. Whatever the number, what happened to them is extremely tragic. They were not immune to European diseases, especially smallpox, and the Spanish worked them unmercifully in the mines and fields. By 1507 the Spanish were settled and able to do a more reliable job of counting the Arawak/Tainos. It is generally agreed that by 1507 their numbers had shrunk to 60,000. By 1531 the number was down to 600. Today there are no easily discerned traces of the Arawak/Tanio at all except for some of the archaeological remains that have been found. Not only on Hispaniola, but also across the Windward Passage in Cuba, complete genocide was practiced on these natives.

Disease was a major cause of their demise. However, on Columbus’ 2nd voyage he began to require a tribute from the Arawak/Tainos. They were expected to yield a certain quantity of gold per capita. Failing that each adult of 14 was required to submit 25lbs. of cotton. For those who could not produce the cotton either, there was a service requirement for them to work for the Spanish. This set the stage for a system of assigning the Arawak/Taino to Spanish settlers as effective slave labor. This system contributed significantly to their genocide.


Functional artwork includes wood, bark, and pottery storage boxes. Another item is the distinctive Azande throwing knife, the multibladed shongo , which is used in combat. It is made of copper or steel and adorned with elaborate patterns. Some of these knives are also used as bridewealth. Other folk art includes pots, wooden utensils, and woven mats and baskets.

At the time of this writing, the Azande, along with hundreds of thousands of the people living in the southern Sudan, are in the midst of a second civil war following the end of colonial rule. Many Azande have fled the Sudan to live in neighboring Democratic Republic of the Congo, Uganda, and the Central African Republic. As a result, much of traditional Azande culture and custom has ceased to exist.


Crystal Weapons Belonged to a Few Elite Individuals

After examining the finds closely, archaeologists observed that the weapons are almost of the same shape as the flint arrowheads that were pretty common in that region during that time. However, the fact that there are not any crystal mines near the area, implies that the skillful builders of the crystal weapons possibly traveled for many miles to find the material they needed for the construction of their weapons and tools. The shortage of crystal also suggests that these weapons were destined for a select group of people. According to the Daily Grail , experts report in the study, “The more technically sophisticated items, however, were deposited in the larger megalithic structures…As such, it is reasonable to assume that although the raw material was relatively available throughout the community…only the kin groups, factions or individuals who were buried in megaliths were able to afford the added value that allowed the production of sophisticated objects such as arrow heads or dagger blades.”

In conclusion, the experts taking part in the study concerning rock crystal, confirmed Valencina's status as an exceptional location with a high concentration of exotic raw materials and rare products coming from all over Iberia.

Top image: Dagger blade from Structure 10.049 (PP4-Montelirio sector). Photograph: Miguel Angel Blanco de la Rubia.


Ver el vídeo: La astronomía prehispánica en Mesoamérica II