Cliff Britton

Cliff Britton

Clifford Britton nació en Hanham, Bristol, el 27 de agosto de 1909. Jugó fútbol local antes de fichar como profesional con el Bristol Rovers en agosto de 1928. Un elegante medio derecho, Britton fichó por el Everton en junio de 1930.

El club acababa de descender a Segunda División. Britton hizo su debut en octubre de 1930 en un partido contra Tottenham Hotspur. La estrella del equipo en ese momento era Dixie Dean. El Everton ganó fácilmente el campeonato de Segunda División en la temporada 1930-31. Dean anotó en 12 partidos consecutivos de liga y una vez más fue el máximo goleador del club.

El Everton ganó el campeonato de Primera División en 1931-32. Dixie Dean anotó ocho hat-tricks esa temporada y por séptima temporada consecutiva fue el máximo goleador del Everton. Britton ahora se había establecido como la primera opción de la mitad derecha del club. Tony Matthews en Who's Who of Everton señala que Britton era "un mitad derecho de gran estilo y eficiencia, pulido y aplomo, siempre quiso el balón y le encantaba avanzar, ayudando a sus líderes siempre que era posible".

El Everton también llegó a la final de la Copa FA de 1933. El equipo que se alineó contra el Manchester City incluyó a Britton, Dixie Dean, Ted Sager y Albert Geldard. Everton ganó el juego 3-0.

Cliff Britton ganó su primer partido internacional con Inglaterra contra Gales el 29 de septiembre de 1934. El equipo de Inglaterra ese día también incluyó a: Stanley Matthews, Edwin Bowden, Eric Brook, Eddie Hapgood y Ray Westwood. Inglaterra ganó 4-0. Durante el próximo año, Britton ganó partidos contra Italia (3-2), Irlanda del Norte (2-1) y Escocia (0-2).

En diciembre de 1936, Everton contrató a Tommy Lawton por una tarifa de 6.500 libras esterlinas. El equipo en este momento incluía a Joe Mercer, Dixie Dean, Ted Sager, Albert Geldard, Alex Stevenson y Jack Jones.

Britton continuó jugando para Inglaterra, donde formó una gran línea media con Joe Mercer y Stan Cullis. También desarrolló una buena sociedad con el derechista de Inglaterra, Stanley Matthews. En la temporada 1936-37 jugó contra Irlanda del Norte (3-1), Hungría (6-2), Escocia (1-3), Noruega (6-0) y Suecia (4-0).

Al comienzo de la temporada 1937-38, Tommy Lawton jugó en el interior derecho y Dixie Dean en el delantero centro. La pareja no funcionó y el Everton no pudo ganar un partido cuando los dos hombres jugaron juntos. El 8 de septiembre de 1937, Dean fue retirado y Lawton lo reemplazó como delantero centro para jugar contra el Manchester City. Lawton anotó en la victoria por 4-1 y Dean solo jugó dos partidos más para el Everton antes de dejar el club.

El Everton terminó en el puesto 14 en la temporada 1937-38 con Tommy Lawton terminando como el máximo goleador del club con 28 goles en 39 partidos de liga. También fue el máximo goleador del conjunto de Primera División. Este fue un logro asombroso para alguien que solo tenía 18 años.

En la temporada 1938-39, el Everton ganó el título de liga de Primera División al vencer al Wolverhampton Wanderers por cuatro puntos. Sin embargo, Britton había perdido su lugar en el lateral y solo hizo una aparición esa temporada.

Britton jugó en varios partidos amistosos durante la Segunda Guerra Mundial, pero se retiró del fútbol profesional en octubre de 1945. Había marcado 3 goles en 242 partidos con el Everton.

Britton fue nombrado entrenador del Burnley de Segunda División en octubre de 1945. La temporada siguiente, el Burnley ascendió a Primera División y llegó a la final de la Copa FA de 1947, donde fue derrotado por el Charlton Athletic por 1-0.

En septiembre de 1948, Britton fue nombrado director del Everton. Britton era un disciplinario y se decía que su equipo ideal serían once abstemios. Britton no compró bien en el mercado de fichajes y el club descendió en la temporada 1950-51. El Everton permaneció en Segunda División hasta que ascendió al subcampeonato en la temporada 1953-54.

Britton tuvo varios desacuerdos con la junta del Everton y renunció en febrero de 1956 quejándose de la forma en que lo estaban tratando diciendo que "quiero que todos los gerentes tengan la libertad de hacer el trabajo para el que fueron nombrados".

En agosto de 1956 Britton se convirtió en gerente de Preston North End. Una de sus primeras decisiones fue interpretar a Tom Finney, de 34 años, como delantero centro. Finney anotó 23 goles en la temporada 1956-57 y Preston terminó tercero en Primera División. La temporada siguiente terminaron subcampeones de Wolverhampton Wanderers. Sin embargo, Preston descendió después de la temporada 1960/61 y Britton dimitió.

En julio de 1961 Britton se convirtió en gerente de Hull City. Después de un par de temporadas moderadas, Hull ganó el campeonato de Tercera División en la temporada 1965-66. Se convirtió en director general del club en noviembre de 1969.

Cliff Britton murió el 1 de diciembre de 1975.


Vida y carrera

Carrera del jugador

Como jugador, Britton comenzó su carrera profesional en 1928 con los Bristol Rovers y se mudó al Everton en 1930. Inicialmente solo en el segundo equipo, fue uno de los jugadores más importantes de la Toffees ' Triunfo de la Copa FA en 1933. Fue uno de los grandes creadores de juego de esa época. Jugó su último partido de liga el 15 de abril de 1939 contra Preston North End. A nivel internacional, jugó nueve veces para la selección inglesa de fútbol.

Carrera de entrenador

Después de la Segunda Guerra Mundial, Britton fue entrenado por Burnley FC. Después de la promoción y una final de la Copa FA, fue entrenador del Everton FC en 1948. Como entrenador de los Toffees, gastó £ 28,000 en nuevos jugadores, lo que aún no contribuyó al éxito. El equipo desmontó. En 1956, después de infructuosos intentos de levantarse de nuevo, se mudó a Preston North End. Después de años de mucho éxito y algunos "casi títulos de campeonato", también tuvo que descender con este equipo. Durante los siguientes años se entrenó en Hull City. En 1970 terminó su carrera como entrenador. Cinco años después, Cliff Britton murió.


El presidente más cachondo de Estados Unidos

Warren G. Harding podría haber sido un líder inútil, pero seguro que podría crear un escándalo sexual.

Jordan Michael Smith es un escritor colaborador de Salón y el Monitor de la Ciencia Cristiana.

Cuando era una joven adolescente de Ohio, Nan Britton se enamoró del candidato republicano casado al Senado del estado, Warren G. Harding. Al pasar por su casa un día, le dijo a Harding, que entonces estaba cerca de los 50, que había decorado su habitación con los carteles de su campaña. Seguramente, el futuro presidente le dijo amablemente mientras su esposa miraba en un silencio sepulcral, que le gustaría tener una fotografía real para acompañar la colección de carteles. Los historiadores han dicho que durante la campaña, Harding llevaría a Britton a su oficina y la sentaría en su regazo. Eso fue antes de que él tomara su virginidad en una habitación de hotel y luego la llevara a la Casa Blanca para citas regulares. "El hecho de que yo fuera tan ignorante pareció aumentar su aprecio por mí por alguna razón", recordó Britton más tarde.

Por supuesto, el sexo siempre ha formado parte de la presidencia, tanto porque los presidentes son hombres humanos (hasta ahora) como porque el poder tiene sus atractivos. El año anterior a su muerte, George Washington le escribió a Sally Fairfax, su amor de toda la vida, que nada podría "erradicar de mi mente el recuerdo de esos momentos felices, los más felices de mi vida, que he disfrutado en tu compañía". Y luego estaban las alianzas más públicas de Franklin Roosevelt, John Kennedy, Lyndon Johnson y Bill Clinton, por supuesto.

Pero Warren G. Harding está realmente en una categoría propia. Ningún otro director ejecutivo mujeriego tenía el estilo del 29 ° presidente con las palabras (él llamó a la vagina de una de sus amantes "Sra. Pouterson") o su sentido del paisaje (él y Nan tenían relaciones sexuales con regularidad en un armario de la Casa Blanca). Y, como se subrayó esta semana, cuando se supo que Harding engendró un hijo con Britton como ella había afirmado, ningún otro fue tan imprudente con su libido.

A los historiadores no les gustaba Harding durante mucho tiempo por razones distintas a sus aventuras sexuales. Presidió una administración sin precedentes en su corrupción, revocó las reformas de la era progresista y promulgó leyes de inmigración racistas. En las clasificaciones que realizan los académicos cada pocos años, Harding se ha convertido en el peor presidente de la historia de Estados Unidos. "Después de su muerte", escribió un biógrafo, "su reputación se desplomó tan rápidamente que sólo con la mayor desgana se pudo persuadir a un sucesor republicano de que dedicara su tumba".

Pero todo eso es aparte de las dificultades en las que se metió cuando tuvo problemas para controlar a "Jerry", como solía llamar a su pene.

El año pasado, la Biblioteca del Congreso publicó un lote de cartas que Harding le escribió a su amante de toda la vida, Carrie Fulton Phillips. La correspondencia reveló que él y el Comité Nacional Republicano le pagaron a la mujer $ 5,000 por mes para que guardara silencio sobre su aventura mientras él era presidente. Las cartas no eran meras declaraciones de amor que salieron mal, eran, como dijo John Oliver memorablemente, "notas obscenas". Contenían gemas poéticas como. “Amo tu aplomo / De muslos perfectos / Cuando me sostienen en el paraíso… / Amo la rosa / Tu jardín crece / Amo el rosa de concha / Que sobre él brilla”. Phillips amonestó repetidamente a Harding por su discurso lascivo, pero no pudo evitarlo: “Me gusta soñar con un atuendo suelto y suelto, porque puedo soñar con más intensidad. Y lo hice, con una liberación alarmante. Dije tu nombre en voz alta tres veces, rogándote que vinieras ”, le escribió a la señora.

Había mucho más: “Jerry vino y no se irá, dice que te ama, que eres el único, el único amor que vale la pena en todo este mundo, y debo decirte eso y una veintena o más de otras cosas tiernas que sugiere, pero te perdono. No debes enfadarte. Es tan devoto que solo existe para darte todo ".

Phillips era una mujer mundana: colgaba la amenaza de exponerse sobre la cabeza de Harding para obtener grandes ganancias, recibiendo del RNC un obsequio de entre $ 20,000 y $ 25,000 (más de $ 297,000 en la actualidad), además de su dinero de silencio mensual.

Britton era más inocente. En un libro que escribió en 1927, pocos años después de la muerte de Harding, el primer relato del sexo presidencial, describió haber perdido su virginidad con el entonces senador Harding cuando ella tenía 20 años y él tenía más de 50 en un hotel de Nueva York. "Recuerdo tan bien que llevaba un vestido de lino rosa que era bastante corto y realzaba el aspecto de niña", escribió Britton más tarde. A Harding le gustaba ese tipo de cosas. Se registró en el hotel con un nombre falso, y luego él y Britton viajaron en silencio en el ascensor hasta una habitación.

Según el libro de Britton, la brigada antivicio de la policía de Nueva York irrumpió por la puerta poco después de que concluyeran las relaciones sexuales. , sabiendo que la aventura era ilícita. La policía comenzó a arrestar a la pareja, a pesar de la súplica de Harding de "¡Dejen ir a esta pobre niña!" No fue hasta que se dieron cuenta de que se habían topado con los Warren Harding que se disculparon. Britton recordó: “Al ver ese nombre, se calmaron de inmediato. No solo tranquilo sino extrañamente respetuoso, retirándose muy pronto. Completamos nuestro aderezo ". Las ventajas de ser un senador de los Estados Unidos siempre han sido considerables.

La cita entre Harding y Britton duró seis años, en la presidencia de Harding. En su libro, Britton describió los lugares elegantes que Harding aseguró para sus encuentros, desde el sofá de la oficina del Senado de Harding (donde Britton dijo que el bebé fue concebido) hasta un lugar particularmente romántico en la Casa Blanca: “Este era un armario en la antesala, evidentemente un lugar para sombreros y abrigos. … Reparamos allí muchas veces en el transcurso de mis visitas a la Casa Blanca, y en la oscuridad de un espacio de no más de cinco pies cuadrados, el presidente y su adorada amada hicieron el amor ”. Un agente de confianza del Servicio Secreto llamaría a la puerta para avisarles cuando se acercaba la esposa de Harding, Florence.

Pero una vez que murió Harding, Britton se encontró sin apoyo financiero para el bebé, por lo que decidió escribir un libro sobre su aventura con el presidente. En su mayor parte, nadie creía sus historias, o que el niño era de Harding, y Britton fue denunciada como un pervertido trastornado, un mentiroso buscador de oro, una puta y cosas peores. Un congresista presentó un proyecto de ley en la Cámara para intentar prohibir la venta del libro, afirmando que era "una explosión del infierno". Incluso biógrafos recientes la han retratado como una súcubo hambrienta de dinero. John Dean escribió en su libro sobre Harding: "El sentido de oportunidad de Britton para sacar provecho no podría haber sido mejor ... todo lo que muestran sus artículos es una fijación de por vida con Harding y su esfuerzo incesante por tenerlo como el padre de su hijo".

Sin embargo, Harding lo sabía mejor. En secreto, hizo pagos de manutención de los hijos entregados personalmente por el Servicio Secreto para la hija que nunca conoció hasta que murió en 1923. Britton estaba enamorada de Harding "hasta el día en que ella murió" en 1991, le dijo su nieto al New York Times.

Sin embargo, por muy “especiales” que esas asignaciones de armario pudieran haber sido, Britton fue solo una de las muchas mujeres con las que Harding se acostó a lo largo de su carrera. " Es bueno que no sea una mujer. Siempre estaría embarazada. No puedo decir que no”, Dijo a los periodistas cuando era presidente. Existe una declaración jurada que dice que Harding tuvo un romance con su secretario de personal del Senado. Y es posible que Harding haya engendrado otra hija, Marion Louise Hodder, con una de las amigas de la infancia de su esposa Florence. Pero la evidencia de ADN aún tiene que confirmarlo.

Sin embargo, hay una mujer con la que no se acostó: su esposa Florence, de quien dijo, “No hay ni un ápice de afecto en mi relación familiar. ... Es meramente existencia, necesaria por el bien de la apariencia ".

Pero si Harding estaba realmente tan preocupado por las apariencias, no lo hizo muy bien. El único ranking histórico que alguna vez encabezará es el de cuánto dinero en secreto pagaron los presidentes a sus amantes. Pero bueno, di lo que quieras, porque el hombre realmente sabía cómo elegir un buen apodo. Mucho después de que el escándalo de la cúpula de la tetera se haya desvanecido de la conciencia estadounidense, "Jerry" sigue siendo una gran parte de él.


Dave Hickson

Hickson comenzó su carrera futbolística cuando era adolescente en el Ellesmere Port Town, que no forma parte de la liga, donde el entrenador del Everton, Cliff Britton, notó su estilo robusto y su buen ojo para el gol. Firmó por el Caramelos en 1948, [1] pero cumplir su período en el Servicio Nacional retrasó su debut por otros tres años. Durante este período jugó para el equipo de Cheshire Army Cadets, y fue con ellos que fue entrenado por la leyenda del Everton, Dixie Dean. Es bastante seguro asumir que Dave desarrolló el lado físico de su juego en este período. Hickson hizo su debut con el Everton en septiembre de 1951 contra el Leeds United, con los Blues en la División Dos por solo la segunda temporada en su historia. Hickson pronto se convirtió en un fijo en el equipo del Everton.

Quizás el momento decisivo en la carrera de Dave llegó en la carrera del Everton en la Copa FA de 1952–53. Los Blues todavía estaban en la División Dos, y las victorias en casa contra Ipswich Town y Nottingham Forest pusieron al Everton en la quinta ronda, donde fueron empatados con el Manchester United. Frente a una multitud llena en Goodison Park, Hickson se lanzó de cabeza entre botas voladoras y emergió con un gran corte sobre una ceja. Hickson fue conducido por el túnel, y la multitud esperaba que el Everton jugara el resto con 10 hombres, ya que aún no se permitían los sustitutos. Salió del túnel en la segunda mitad, recibido por una gran ovación de la multitud, con una fila de puntos recién aplicados que mantenían la herida unida. Minutos después, Hickson anotó lo que terminaría siendo el gol de la victoria, luego cabeceó contra el poste y volvió a abrir la herida. A pesar de las súplicas tanto del árbitro como de su capitán para que abandonaran el campo, Hickson permaneció hasta el final del partido, con el pelo rubio ahora rojo y la camiseta del mismo color que los del United. Hickson también fue el ganador del partido en los cuartos de final contra el Aston Villa, con un rayo desde el borde del área, después de comenzar él mismo la jugada detrás de la línea media. Un año épico para la copa empata este, ya que el Everton se enfrentó a Bolton Wanderers en Maine Road. Hickson volvió a sufrir una lesión en la cabeza en este juego y se vio obligado a retirarse cuando faltaban 15 minutos para el final. Esto no fue hasta que marcó un gol en una improbable remontada de 4-0 en contra en el medio tiempo. El marcador final fue 4-3, y Bolton fue derrotado por el mismo marcador contra Blackpool en la "final de Matthews".

Everton pronto regresó a la División Uno, ya que la marca de 25 goles de Hickson en la temporada 1953-54 les ayudó a conseguir el ascenso a la máxima categoría. Después de solo una temporada en la máxima categoría con el Everton, Hickson fue vendido a Aston Villa por £ 17,500. Nunca se instaló en Villa Park y jugó solo 12 partidos en una breve estadía.

Se mudó al lado de Huddersfield Town, donde pasó dos años más. Aunque su récord en Huddersfield era respetable, Hickson no estaba contento y estaba feliz de regresar a Goodison para un segundo período en 1957 por £ 7,500. Al menos la junta obtuvo una buena ganancia con estos acuerdos. El segundo hechizo de Hickson no fue tan productivo como el primero, pero su pasión y determinación permanecieron, y los fieles de Goodison Park todavía lo adoraban. Cuando el Everton lo vendió a sus rivales del derbi de Merseyside, Liverpool en 1959, hubo mucha disidencia.

Sin duda, Hickson fue venerado en Everton, pero igualmente despreciado por la mitad roja de la ciudad. Partidarios de la Rojos, que entonces luchaba en la División Dos, pronto se apaciguaría. Hickson anotó dos goles en su debut con el Liverpool en Anfield, visto por un público 15.000 más alto que el promedio de esa temporada. Días después, el Liverpool tenía un nuevo entrenador, Bill Shankly. Shankly había dirigido previamente a Hickson en Huddersfield y nuevamente hizo un uso efectivo del estilo de Hickson. Su regreso de 21 goles en 27 partidos esa temporada casi llevó al Liverpool a la máxima categoría. Otro ascenso cercano al año siguiente y un regreso de 16 goles en 33 marcarían el final de la temporada de Hickson con el Liverpool. Hickson se estaba acercando a los 32 y tuvo que dejar paso a los nuevos fichajes de Shankly.

Hickson se mudó, a través de Cambridge City fuera de la liga, a Bury por un breve período, jugando solo un puñado de juegos. Regresó a Merseyside en el ocaso de su carrera, con un último par de temporadas de liga productivas en Tranmere Rovers. Fue el máximo goleador de los Rovers en la temporada 1962/63 con 23 goles, a la edad de 34 años. Dave continuó después de esto fuera de la Football League, jugando para Ellesmere Port Town y Ballymena United (jugador / entrenador de ambos), y como jugador en Winsford y Northwich Victoria.

A menudo se dice de Hickson que es el único jugador que ha jugado "para los tres clubes de Merseyside". Esto está mal por varias razones: otros dos jugadores, John Heydon y Frank Mitchell, también jugaron para los tres de Everton, Liverpool y Tranmere Rovers. Pero New Brighton fueron miembros de la Liga de Fútbol de 1923-1951 y Bill Lacey y Neil McBain jugaron para los tres de Everton, Liverpool y New Brighton. Además, John Whitehead jugó para Liverpool, Everton y también para Bootle en su año como equipo de liga (1892/93), antes de ser reemplazado en la División 2 por Liverpool.

Su enfoque físico como delantero centro, junto con su determinación, pronto lo convirtió en el favorito de la multitud. Fuera del campo, Hickson era un hombre diferente, tranquilo y sin pretensiones, pero el Dave Hickson que se ponía una camiseta azul y entraba a la batalla todos los sábados por la tarde era un personaje agresivo, sin cuartel. Esta agresión daría lugar a varios enfrentamientos con los árbitros y tres expulsiones durante su carrera, pero ese era su estilo y a los fanáticos les encantó. Un Hickson joven con su apariencia llamativa, completamente arreglado con un mechón de cabello rubio, como era el estilo del día, fue una de las pocas cosas por las que emocionarse en las terrazas de Goodison Park. Dave Hickson pronto forjó una asociación productiva con John Willie Parker, siendo Hickson el objetivo. Aunque su reputación como una amenaza aérea era bien conocida, Hickson también era un oponente difícil con el balón en el suelo y podía producir un potente disparo, lo que le valió el sobrenombre de Cannonball Kid.

El 8 de julio de 2013, Hickson murió tras una breve enfermedad, a la edad de 83 años. [2] Su funeral se celebró el 25 de julio de 2013 en la Catedral de Liverpool.


Cliff Britton

Una carrera impresionante como jugador con éxito al más alto nivel proporcionó los antecedentes y la preparación para las empresas gerenciales de Britton.

Su carrera como jugador profesional comenzó con Bristol Rovers y después de hacer más de 50 apariciones con los 'Piratas' se mudó al Everton, donde más de 200 apariciones en la Liga le valieron honores de clubes e internacionales. Además de ser miembro de un impresionante trío de mediocampistas del Everton, sus apariciones en Inglaterra lo unieron a Joe Mercer y Stan Cullis, quienes alcanzarían el reconocimiento por sus logros gerenciales.

Britton no se quedaría atrás en términos de perfil y logros. En todo caso, tomó la delantera, ya que en su primer nombramiento como gerente, con Burnley en octubre de 1945, rápidamente los llevó a la promoción de la División 2 en la temporada 46/47 y a una aparición en la final de la Copa F.A. de 1947. Sobre la base de este pedigrí, regresó al Everton como su entrenador en un momento en que estaban luchando. Durante dos temporadas logró mantenerlos en la máxima categoría, pero en la tercera sus esfuerzos resultaron infructuosos y el Everton fue relegado a la División 2. Dependiendo en gran medida de una política de juventud en lugar de grandes compras, tardó tres años en recuperar la membresía del club. de la División 1. Durante este tiempo y de hecho después, su mandato en Goodison Park estuvo plagado de dificultades en su relación con los directores del club. Se centró en el enfoque frugal de Britton para gastar dinero en el mercado de transferencias y, eventualmente, lo llevaría a su partida en circunstancias bastante duras. Después de un año sabático de seis meses, Britton se unió a Preston. En un período de cinco años, el club coqueteó con ganar el campeonato de la Liga y Britton sentó las bases de una sólida política juvenil. Sin embargo, cuando descendieron en la temporada 60/61, Britton renunció y Boothferry Park fue su próximo puerto de escala.

El deseo por el fútbol de la División 1 expresado por los Directores, y el presidente Harold Needler en particular, no se había materializado en los 15 años de su administración y Britton fue visto como la respuesta a un problema prolongado. Britton fue metódico en su enfoque, confiando en sus métodos probados y confiables de juventud y sólidas bases defensivas. No fue el enfoque de 'solución rápida' que muchos esperaban, pero difícilmente podría haber sido una sorpresa porque era la forma en que trabajaba y, con el tiempo, tanto los directores como los seguidores reconocieron que tenía algún mérito como impulso de la promoción de los Tigres. comenzó a ganar impulso. Con la astuta adquisición de Wagstaff, Houghton e Ian Butler para complementar adquisiciones anteriores, finalmente logró los primeros pasos hacia la División 1 cuando el Club ganó el campeonato de la División 3 en 1965/66. Al llevar al club tan lejos, Britton había demostrado una tremenda lealtad a sus jugadores y una planificación metódica en su enfoque de los juegos.

Con el beneficio de la retrospectiva, tal vez fue esta lealtad la que demostraría su perdición, en lugar de fortalecer al escuadrón para un último empujón para romper la barrera de la División 1, prefería confiar en el grupo de personas que le habían servido bien hasta ahora. Su lealtad inicialmente pagó dividendos, ya que en las primeras etapas de la temporada 66/67, el City se abrió camino hasta la cima de la División 2 con una serie de victorias de gran puntuación. Sin embargo, el impulso inicial no se pudo mantener y las lesiones de los jugadores clave hicieron que las ruedas comenzaran a tambalearse y finalmente se cayeran, con el tren terminando en el arcén de la mitad de la mesa y allí permaneció durante el resto de los años 60. Si bien su récord y la duración de su servicio lo colocan merecidamente en el pedestal más alto del Salón de la Fama de la gestión, un poco más de crueldad y aventura al traer nuevos jugadores para reemplazar y complementar a la vieja guardia habría convertido su estatura en inmortalidad.


Contenido

Después de jugar fútbol amateur para varios equipos en el área de Bristol, su carrera como jugador profesional comenzó cuando fichó por el Bristol Rovers en 1928. Hizo más de 50 apariciones con los Rovers, donde fue compañero de equipo de su hermano Frank Britton. & # 911 & # 93 Britton fue contratado por el Everton en 1930. & # 912 & # 93 Al principio se le consideró demasiado frágil, por lo que jugaba en las reservas en la temporada del campeonato de 1931-1932, pero era una de las estrellas del Everton. Victoria de la Copa FA en 1933. & # 913 & # 93 Fue uno de los creadores de juego con más clase de su época, que podía producir milagros con pases cortos o largos. Dixie Dean dijo que era el mejor cruzador de la pelota con la que jugaba. Dean bromeó diciendo que la precisión de Britton aseguró que los cordones de la pelota se apartaran cuando Dean tenía que cabecearla. Britton hizo 242 apariciones con el Everton, aunque solo marcó tres goles. Entre 1934 y 1937 Britton también jugó nueve veces con Inglaterra. & # 912 & # 93


El contexto afecta la forma en que vemos un escándalo

Con el tiempo, los historiadores han llegado a entender que un par de estos asuntos presidenciales supuestamente & # x201C consensuales & # x201D son coercitivos.

Aunque Sally Hemings alguna vez fue conocida como Thomas Jefferson & # x2019s & # x201Cmistress, & # x201D today & # x2019s los eruditos enfatizan que los esclavizados Hemings no tenían ningún derecho legal a consentir o rechazar el sexo con él. De manera similar, el hijo ilegítimo de Grover Cleveland con una mujer llamada Maria Halpin no se entendía ampliamente como violación hasta hace poco (en una declaración jurada, ella dijo que él la había embarazado con el uso de la fuerza y ​​la violencia y sin mi consentimiento & # x201D). Y hoy, algunos escritores liberales han pedido a los demócratas que reevalúen las acusaciones hechas contra Bill Clinton.

Una foto del video de 2005 que presenta a Donald Trump con el presentador de Access Hollywood Billy Bush, y & aposDays of Our Lives & apos con la actriz Arianne Zucker, que reveló el ahora infame & aposgrab them by the pussy & apos comentario. (Crédito: The Washington Post a través de Getty Images)

(Crédito: The Washington Post a través de Getty Images)

Durante su campaña y presidencia, Donald Trump ha sido acusado de acoso o agresión sexual por al menos 16 mujeres, y vinculado por separado a dos relaciones consensuales. En particular, la actriz de cine para adultos Stormy Daniels ha recibido mucha cobertura mediática por su afirmación de que Trump trató de encubrir su cita consensuada con ella con un acuerdo de confidencialidad (NDA) y luego ignoró sus términos.

Al igual que con Clinton, no es el asunto en sí, sino el encubrimiento, lo que podría meter a Trump en problemas legales. Sin embargo, Dagnes tiene dudas de que el desafío legal de Stormy Daniels termine impactando a Trump o sus fanáticos y la opinión # x2019 sobre él de una manera importante. A modo de ilustración, señala un artículo de 1994 de Tony Kornheiser en El Washington Post: & # x201C si mañana hubiera una historia sobre Bill Clinton, una tina de gelatina de lima, dos orangutanes y los June Taylor Dancers, casi todos en Estados Unidos: a. créelo y, b. no importa. & # x201D

Sin duda, hay muchas personas a las que les importan las afirmaciones sobre Trump. Pero como dijo una vez & # xA0de sus partidarios, & # x201CI podría pararse en medio de la Quinta Avenida y dispararle a alguien y yo no & # x2019t perdería votantes & # x201D.


Qué Britton registros familiares que encontrará?

Hay 209.000 registros censales disponibles para el apellido Britton. Como una ventana a su vida cotidiana, los registros del censo de Britton pueden decirle dónde y cómo trabajaron sus antepasados, su nivel de educación, condición de veterano y más.

Hay 17,000 registros de inmigración disponibles para el apellido Britton. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

Hay 33.000 registros militares disponibles para el apellido Britton. Para los veteranos entre sus antepasados ​​de Britton, las colecciones militares brindan información sobre dónde y cuándo sirvieron, e incluso descripciones físicas.

Hay 209.000 registros censales disponibles para el apellido Britton. Como una ventana a su vida cotidiana, los registros del censo de Britton pueden indicarle dónde y cómo trabajaron sus antepasados, su nivel de educación, condición de veterano y más.

Hay 17,000 registros de inmigración disponibles para el apellido Britton. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

Hay 33.000 registros militares disponibles para el apellido Britton. Para los veteranos entre sus antepasados ​​de Britton, las colecciones militares brindan información sobre dónde y cuándo sirvieron, e incluso descripciones físicas.


Los primeros años de Florence Britton

Florence nació el 29 de noviembre de 1880 y su nacimiento lo registró su madre, Eliza, el 27 de diciembre de 1880 en Thirsk, una ciudad a 3 ½ millas de Bagby. Cuando se bautizó el 6 de febrero de 1881 en la iglesia parroquial de Bagby, aparentemente Florence todavía estaba al cuidado de sus padres. Casualmente, el 6 de febrero todavía se celebra en Nueva Zelanda como el Día de Waitangi. Además, el niño que figura en los registros bautismales inmediatamente antes de Florencia es un tal Thomas Barker Feather, hijo de William Feather, un granjero que vive en Islebeck, quien posteriormente emigró a una granja en Nueva Zelanda y vivió allí hasta la madura edad de 93 años, muriendo. en 1945. Islebeck sigue siendo hasta el día de hoy una aldea de granjas aisladas y es posible que William Feather supiera todo sobre el nacimiento de Florence e incluso pudo haber empleado a su padre, Joseph. Si Florence hubiera sabido el paradero de William en Nueva Zelanda y hubiera podido contactarlo, podría haber descubierto los secretos de su pasado. Le escribí a Mike Donnelly, bisnieto de William Feather, en Tauranga, Nueva Zelanda, pero no pudo proporcionar ninguna información sobre Florence.

Censo de 1881: Florence Britton, una "niñera" de la familia Freestone

Entre el momento de su bautismo en febrero y finales de marzo de 1881, cuando se llevó a cabo el censo anual diez, Florence fue abandonada por sus padres. Está registrada en el censo como una "niñera" que vive en la casa de George y Ann Freestone, los padres de Jane. George Freestone era un guardabosques, presumiblemente trabajando en la propiedad del cercano Thirkleby Hall. En 1995, se anunció la venta de una de las llamadas cabañas del cuidador en Islebeck, con dos dormitorios, junto con jardines y terrenos que se extendían a 3,75 acres, a un precio de 70.000 libras esterlinas. No es seguro que este sea el lugar donde vivían los Freestones y donde Florence fue abandonada, ya que, según el censo, otro guardabosque parece estar viviendo más obviamente en Islebeck que George. Se registra que George y su familia residen en Bagby Road, quizás en el propio pueblo de Bagby. No se sabe cuánto sabían George y Ann Freestone, o incluso Jane, sobre los antecedentes de Florence, pero ciertamente conocían su nombre y fecha de nacimiento correctos. Posiblemente se dejó algún tipo de mensaje o etiqueta con el bebé, o tal vez los Freestones conocían a Joseph y Eliza Britton y participaron en asegurar que se hicieran los arreglos adecuados para el bienestar futuro del niño. Jane, de 13 años en ese momento, bien pudo haber sabido mucho sobre la situación, pero, como una típica victoriana, a partir de entonces se guardó los detalles para sí misma.

En marzo de 1891, cuando se llevó a cabo el siguiente censo, Florence se había mudado con George y Ann Freestone a Square, Wolviston, County Durham, cerca de otra gran finca de Wynyard Hall. George había muerto el 18 de febrero de 1891 y Ann murió poco después, el 22 de diciembre de 1892. Por lo tanto, Florence se encontraba nuevamente sola a la edad de 12 años. Exactly where she lived and earned a living during the next 15 years before emigrating is unclear. At the time of the 1901 census, she is recorded as being a visitor in the household of Luke Adams, a 59-year-old Poultry Manager, Domestic. Luke, his 53 year old wife Mary Ann, 26 year old son Charles (a gamekeeper) and 33 year old daughter (a dressmaker working from home) were living at Spring Bank, in the village of Wynyard and civil parish of Grindon, close to where Florence was living in 1891. Florence’s occupation in 1901 is not recorded and it is unknown whether she lived permanently with the Adams at that time or was a short-term visitor, possibly the girl friend of Charles. Perhaps she was taken in by this family following the death of Ann Freestone and was treated as a member of the family, rather than as a servant, helping with the cooking and other household chores. Certainly, Florence will always be remembered by her family for the excellence of her baking, particularly her sponge cakes, the like of which I have never tasted since her death. The only other clue to Florence’s permanent residence at that time is a photograph of her as a young woman taken by a photographer with studios in Stockton-on-Tees, Guisborough, Spennymoor and Darlington. The evidence thus suggests that she continued to reside in the same part of County Durham during this period of her life. Luke Adams, his wife and daughter were living in Wynyard Park at the time of the 1911 census and Luke died in 1913.

los Iónico in the Panama Canal

Clearly, Florence must also have kept in touch with Jane Harding, deciding to leave England with her and Jane’s children, Minnie and James (Arthur?), following the death of Jane’s husband, James, on 12 May 1907. They sailed in March 1908 from Tilbury, London, bound for Wellington, in the 7825 ton White Star Line steamer Iónico, with a carrying capacity of 754 passengers and enough food for 400 adults for 70 days. Florence’s occupation is defined on the passenger list as “domestic” and she shared a third class cabin with Minnie Harding. Jane Harding shared a separate third class cabin with her son James. Alfred Anderson, an upholsterer and future husband of Florence, was listed as another third class passenger. los Iónico arrived in Wellington on 21 April 1908 and Alfred and Florence were married in Wanganui on 1 August 1908.


Cliff Britton - History

EL YUNQUE RAINFOREST MT. BRITTON TOWER HIKE TO 3,088 FT


Drive to the very top of road #191 on the north side, through Palmer. You will find a sign with an arrow pointing to the Mt. Britton parking. The trail begins there.

The Mt. Britton lookout tower, on a small peak, is a great hike. 45 minutes up, less down. 3,088 ft. high. It is a wonderful overlook of the El Yunque Rain Forest, on a clear day you can see forever! On a cloudy day, with a little wind, the clouds are swirling around you. Great experience, well worth the hike up. There are 3 covered rest stations on the way up. The trail leads you up to a road, turn right on the road and walk a small distance up to the path marked Mt. Britton Tower.

You walk through the Sierra Palm forest as you climb. The path itself is paved, perhaps narrow but well maintained. If you wished to continue up to the top of El Yunque the path continues from here ( about another hour up). Much easier to walk up the road from Mt. Britton.


Why Do Some Rainforest Trees Grow &rdquoButtress&rdquo Roots?

Some of the trees of the El Yunque National Forest&rsquos upper zones have adapted to its unique soil, topography and humid climate conditions by growing &ldquobuttress roots,&rdquo a type of prop root that grows at the base of the tree trunk, extended and flattened along its upper surface to form a support for the tree.

A good example of this adaptation is the Sierra Palm (Prestoea montana) rather than burying its roots, this tree grows exposed &ldquobuttress&rdquo roots which help it cling to,unstable soils, steep cliff edges and river banks in the forest&rsquos 5,000 acre (2000 hectare) Sierra Palm Life Zone which begins in the El Yunque National Forest above 1400 feet in elevation.

Because buttress roots extend along the ground&rsquos surface, they also serve to increase the area over which the tree can absorb nutrients from the soil through osmosis. . . . article written by Alan Mowbray for El Yunque.com


Camping trip at the top of El Yunque. Camping is allowed but there are no facilities and you need a permit.


Ver el vídeo: Andrew Britton u0026 Jesse OMahoney - White Cliffs