¿Por qué la sociedad basada en el maíz que España encontró en el Valle Central de México no dominó a Europa?

¿Por qué la sociedad basada en el maíz que España encontró en el Valle Central de México no dominó a Europa?

· ¿Hubo algo en las culturas mesoamericanas que puso obstáculos al crecimiento y desarrollo? · ¿Los cultivos estadounidenses como el maíz, el cacao y el tabaco compitieron desfavorablemente con el trigo europeo? · ¿Qué tenía el trigo que carecían los cultivos de América, África y Asia? ¿Por qué el trigo se convirtió en la "marca registrada" de la agricultura, la tecnología y la civilización mundiales?


De hecho, el maíz / maíz (de ahora en adelante solo usaré el término estadounidense "maíz") es la cosecha de cereales más grande del mundo¹, muy por delante del trigo (que no está muy por delante del arroz): la dominación europea sobre las culturas mesoamericanas tenían poco o nada que ver con los cultivos alimentarios. En cambio, fue el resultado de la tecnología y la resistencia a las enfermedades.

Las enfermedades deberían ser obvias. Es difícil oponer una resistencia eficaz a los invasores extranjeros cuando una gran parte de la población está enferma o muerta. Las razones de la diferente resistencia a las enfermedades entre europeos y estadounidenses se discuten en otra parte: básicamente tiene que ver con la población europea que está expuesta repetidamente a plagas, enfermedades que se originan en África y Asia. La población europea descendía de aquellos que sobrevivieron a las plagas y, por lo tanto, tenían un sistema inmunológico que podía hacerles frente. Los estadounidenses no tenían tal fuente de enfermedades nuevas.

(Por supuesto, la transmisión de la enfermedad no fue del todo unidireccional, siendo la sífilis el ejemplo notable de una enfermedad estadounidense introducida en Europa. Pero su transmisión sexual limitó su propagación, en comparación con la transmisión aérea de cosas como el sarampión y la viruela, que rápidamente pueden infectar poblaciones enteras.)

La tecnología es un poco más difícil de entender. Se dice que un factor es la falta de animales de tiro o de montar. (Aunque tengo algunos problemas con esto: los incas & c tenían llamas, que son buenas manadas y pequeños animales de tiro. En Europa, los samis domesticaron renos).

Otro factor, y en mi humilde opinión más importante, fue la falta de depósitos de estaño viable en las Américas. Sin estaño, está limitado a lo poco que puede hacer con el cobre nativo. Sin estaño, sin bronce y sin Edad de Bronce. Sin una Edad del Bronce, es difícil, si no imposible, desarrollar el trabajo del hierro, por lo que no hay Edad del Hierro.

¹ Como se señaló en los comentarios, gran parte del maíz cultivado se utiliza como alimento para animales o como materia prima para biocombustibles. Sin embargo, eso es simplemente una cuestión de gusto y economía, gusto (que por supuesto es al menos en parte cultural) porque muchos humanos prefieren el trigo y el arroz, y alimentan con maíz a sus animales. Economía, porque el maíz / maíz produce más calorías alimentarias por acre que el trigo o el arroz. Los animales tienden a alimentarse de lo más barato.

También hay diferentes cepas de maíz que se cultivan para diferentes propósitos. Para uso humano, existen cepas de maíz dulce, que se consumen como verdura, y cepas de maíz en grano que se utilizan para la harina de maíz. Para la alimentación animal, a menudo se utiliza toda la planta, no solo las mazorcas que contienen granos, lo que la hace aún más eficiente. Consulte "ensilaje" para obtener información.


Historia de Costa Rica

Los costarricenses tienen una historia colorida que coincide con su personalidad nacional.

El colaborador Christopher Baker ha tenido la amabilidad de conceder permiso para utilizar un extracto de su libro, Moon Handbooks: Costa Rica, que ofrece una excelente imagen de la historia de Costa Rica. Leer esto debería darte una idea de por qué los ticos están muy orgullosos de su historia y de sus logros.

Moon Handbooks: Costa Rica está disponible para comprar aquí o en nuestra Librería.

La Historia de Costa Rica

Cuando los exploradores españoles llegaron a lo que hoy es Costa Rica a principios del siglo XVI, encontraron que la región estaba poblada por varias tribus autónomas mal organizadas. En total, probablemente no había más de 20.000 pueblos indígenas el 18 de septiembre de 1502, cuando Colón desembarcó cerca del actual Puerto Limón. Aunque la habitación humana se remonta al menos a 10.000 años, la región había permanecido como un remanso escasamente poblado que separaba las dos áreas de alta civilización: Mesoamérica y los Andes. Las altas montañas y las tierras bajas pantanosas habían impedido la migración de las culturas avanzadas.

Hay pocos signos de grandes comunidades organizadas, ninguna arquitectura de piedra monumental que yace medio enterrada en la lujosa maleza o centros ceremoniales planificados de importancia comparable a los de otras partes del istmo. La región era un popurrí de distintas culturas. En el este a lo largo de la costa del Caribe y a lo largo de las costas del Pacífico sur, los pueblos compartían rasgos culturales distintivos de América del Sur. Estos grupos, los caribes en el Caribe y los borucas y chibchas en el suroeste, eran cazadores y pescadores seminómadas que cultivaban yuca, calabaza y tubérculos, masticaban coca y vivían en chozas comunales rodeadas de empalizadas fortificadas. Los chibchas matriarcales tenían un sistema esclavista muy desarrollado y eran orfebres consumados. También fueron responsables de las fascinantes & quot; bolas & quot de granito perfectamente esféricas de propósito desconocido que se encuentran en grandes cantidades en los sitios de enterramiento en el valle de Río Terraba, la isla de Cao y la región de Golfito. No tenían lenguaje escrito.

El sitio arqueológico más grande de Costa Rica se encuentra en Guayabo, en las laderas de Turrialba, 56 km al este de San José, donde actualmente se está excavando una ciudad antigua. Que data quizás del año 1000 a. C. hasta el 1400 d.C., se cree que Guayabo albergaba hasta 10,000 habitantes. Los hallazgos arqueológicos más interesantes de todo el país se relacionan con la alfarería y la metalurgia. El arte del trabajo del oro se practicó en toda Costa Rica durante quizás mil años antes de la conquista española, y en las tierras altas estaba de hecho más avanzado que en el resto del istmo.

Las tribus aquí eran los corobic, que vivían en pequeños grupos en los valles de las tierras altas, y los náhuatl, que habían llegado recientemente de México en el momento en que Colón desembarcó. En la prehistoria tardía, el comercio de alfarería de la Península de Nicoya trajo esta zona al ámbito cultural mesoamericano, y se desarrolló una cultura entre los chorotegas, el grupo indígena más numeroso de la región, que en muchos aspectos se asemejaba a los más avanzados. culturas más al norte.

De hecho, los chorotegas se originaron en el sur de México antes de establecerse en Nicoya a principios del siglo XIV (su nombre significa "Gente que huye"). Desarrollaron ciudades con plazas centrales que trajeron consigo un sistema agrícola logrado basado en frijoles, maíz, calabaza y calabazas tenían un calendario, escribieron libros en pergamino de piel de ciervo y produjeron cerámicas altamente desarrolladas y figuras de jade estilizadas (gran parte de ellas ahora en el Jade Museo en San José). Al igual que los mayas y los aztecas, también los militaristas chorotegas tenían esclavos y una rígida jerarquía de clases dominada por sumos sacerdotes y nobles.

ÉPOCA COLONIAL

Cuando Colón ancló su embarcación dañada por la tormenta en la bahía de Cariari en su cuarto viaje al Nuevo Mundo, fue recibido y tratado con gran hospitalidad. Los indios de la costa enviaron a dos niñas, "la una de ocho años, la otra de 14 años", registró el hijo de Colón, Ferdinand. --Las chicas. . . siempre se veía alegre y modesto. De modo que el almirante les dio un buen uso. . . & quot

En su Lettera Rarissima al rey de España, Colón relató lo sucedido de otra manera: `` Nada más llegar me enviaron directamente a dos chicas, todas vestidas, la mayor apenas tenía once años, las otras siete, ambas comportándose con tanta falta de modestia ''. como para no ser mejores que las putas. Tan pronto como llegaron, di órdenes de que les presentaran algunos de nuestros camiones comerciales y los enviaran directamente a tierra ''.

Los indios también le dieron oro a Colón. "Vi más señales de oro en los primeros dos días de las que vi en España durante cuatro años", registra su diario. Llamó a la región La Huerta ("El Jardín"). La perspectiva del botín atrajo a aventureros cuyo número se reforzó después del descubrimiento del Pacífico por Balboa en 1513. Para estos exploradores, el nombre de Costa Rica debió parecerles una broma cruel. Inundaciones, pantanos y enfermedades tropicales los acecharon en las sofocantes tierras bajas. Indios feroces y esquivos los hostigaban desesperadamente. Y, con pocas excepciones, no había una olla de oro al final del arco iris.

En 1506, Fernando de España envió a un gobernador, Diego de Nicuesa, a colonizar la costa atlántica de Veragua. Tuvo un mal comienzo al encallar frente a las costas de Panamá y se vio obligado a marchar hacia el norte, soportando una acogida menos hospitalaria que la de Colón. Bandas indias antagónicas utilizaron tácticas de guerrilla para matar a los extraños y quemaron voluntariamente sus propias cosechas para negarles la comida. Nicuesa marcó la pauta para futuras expediciones al acortar sus propias lecciones culturales con la bala de mosquete. Las cosas parecían más prometedoras cuando una expedición al mando de Gil González Dávila partió de Panamá en 1522 para colonizar la región. Fue la expedición de Dávila, dada la cantidad de oro, que apodó a la tierra Costa Rica, la & quot; Costa Rica & quot.

Los sacerdotes católicos de Dávila también supuestamente lograron convertir a muchos indios al cristianismo. Pero una vez más, la enfermedad y el hambre fueron el precio: la expedición supuestamente perdió más de 1.000 hombres. De manera similar, las expediciones colonizadoras posteriores en el Caribe fracasaron miserablemente; los asentamientos costeros se disolvieron en medio de la acritud interna, las burlas de los indios y el impacto debilitante de las incursiones piratas. Dos años más tarde, Francisco Fernández de Córdova fundó el primer asentamiento español en el Pacífico, en Bruselas, cerca de la actual Puntarenas. Duró menos de dos años.

Durante las siguientes cuatro décadas, Costa Rica se quedó prácticamente solo. La conquista de Perú por Pizarro en 1532 y la primera de las grandes huelgas de plata en México en la década de 1540 desviaron los ojos del sur de Centroamérica. Guatemala se convirtió en el centro administrativo de la capital española en 1543, cuando se creó la capitanía general de Guatemala, dependiente del virrey de Nueva España (México), con jurisdicción desde el Istmo de Tehuantepec hasta las tierras baldías de Costa Rica.

Para la década de 1560, varias ciudades españolas habían consolidado su posición más al norte y, impulsados ​​por Felipe II de España, los representantes en Guatemala pensaron que era hora de asentarse en Costa Rica y cristianizar a los nativos. Para entonces ya era demasiado tarde para este último. El trato bárbaro y las epidemias europeas -oftalmía, viruela y tuberculosis- ya habían segado a los indios como una guadaña y habían antagonizado tanto a los supervivientes que se trasladaron a los bosques y finalmente encontraron refugio en los remotos valles de las montañas de Talamanca. Sólo en la península de Nicoya quedó una población indígena significativa, los chorotegas, que pronto se encontraron como bienes muebles en tierras españolas.
Asentamiento

En 1562, Juan Vásquez de Coronado, el verdadero conquistador de Costa Rica, llegó como gobernador. Trató a los indios supervivientes con más humanidad y trasladó a los colonos españoles existentes al Valle de Cartago, donde el clima templado y los ricos suelos volcánicos ofrecían la promesa de cultivos. Cartago fue establecida como capital nacional en 1563. El desarrollo económico y social de las provincias españolas fue tradicionalmente obra de los soldados, a quienes se les otorgaron encomiendas, posesiones de tierras que permitían derechos de uso de siervos indígenas.

En las tierras altas, la tierra estaba disponible, pero no había mano de obra indígena para trabajarla. Sin mano de obra esclava nativa ni recursos para importar esclavos, los colonos se vieron obligados a trabajar la tierra ellos mismos (incluso Coronado tuvo que trabajar su propia parcela de tierra para sobrevivir). Sin oro ni cultivos de exportación, el comercio con otras colonias era, en el mejor de los casos, poco frecuente. De hecho, el dinero se volvió tan escaso que los colonos finalmente volvieron al método indio de usar los granos de cacao como moneda. Tras el impulso inicial que dio el descubrimiento, Costa Rica pasó a ser una humilde Cenicienta del imperio español.

Así, la economía temprana evolucionó lentamente en condiciones que no favorecieron el desarrollo de la gran hacienda de estilo colonial y el sistema feudal de otros enclaves españoles. Los colonos tuvieron que conformarse con el desmonte y la labranza de parcelas primitivas para la subsistencia básica. Un siglo después de su fundación, Cartago podía presumir de poco más que unas pocas casas de adobe y una sola iglesia, que perecieron cuando el Volcán Irazón entró en erupción en 1723.

Sin embargo, gradualmente, impulsados ​​por un edicto eclesiástico que ordenaba a la población reasentarse cerca de las iglesias, las ciudades tomaron forma alrededor de las iglesias. Heredia (Cubujuquie) fue fundada en 1717, San José (Villaneuva de la Boca del Monte) en 1737 y Alajuela (Villa Hermosa) en 1782. Posteriormente, las exportaciones de trigo y tabaco colocaron a la economía colonial en una base económica más sólida y alentaron el asentamiento intensivo que caracteriza hoy a la Meseta Central.

Mezclarse con la población nativa no era una práctica común. En otras colonias, los españoles se casaron con nativos y surgió un sistema de clases distinto, pero los mestizos y los ladinos (mestizos) representan un elemento mucho más pequeño en Costa Rica que en otras partes del istmo. Todo esto tuvo un efecto nivelador en la sociedad colonial. A medida que la población crecía, también lo hacía el número de familias pobres que nunca se habían beneficiado del trabajo de los indios encomiendas ni habían sufrido la arrogancia despótica de los terratenientes criollos. Costa Rica, en la visión tradicional, se convirtió en una "democracia cultural", sin ninguna clase mestiza oprimida resentida por el maltrato y desprecio de los criollos. Alejados de la corriente principal de la cultura española, los costarricenses se volvieron muy individualistas e igualitarios.

Sin embargo, no todas las áreas del país se ajustan al modelo de democracia rural. Nicoya y Guanacaste en el lado del Pacífico ofrecían una ruta fácil por tierra desde Nicaragua a Panamá y se administraron por separado en la época colonial del resto de la actual Costa Rica. Cayeron dentro de la esfera de influencia nicaragüense y surgieron grandes haciendas o haciendas ganaderas. Sin embargo, las revisiones de las leyes de encomienda en 1542 limitaron la cantidad de tiempo que los indígenas estaban obligados a proporcionar su mano de obra. Los indígenas también fueron detenidos y concentrados por la fuerza en asentamientos distantes de las haciendas. Los latifundistas comenzaron así a importar esclavos africanos, quienes se convirtieron en una parte importante de la mano de obra de las haciendas ganaderas que se establecieron en el Pacífico noroeste. La economía de la ganadería y la sociedad de clases más tradicional que surgieron persisten hoy.

Unos tres siglos de asociaciones inglesas y de negligencia por parte de las autoridades españolas también han creado un medio cultural muy diferente a lo largo de la costa caribeña de América Central. En el Caribe de Costa Rica, las plantaciones de cacao, la actividad más rentable del período colonial, se consolidaron. Finalmente, la producción de cacao a gran escala dio paso a la aparcería a pequeña escala y luego al tabaco a medida que la industria del cacao entró en declive. España cerró los puertos costarricenses en 1665 en respuesta a la piratería, cortando así las fuentes marítimas de comercio legal. Tales dificultades artificiales para el desarrollo económico agravaron las creadas por la naturaleza. El contrabando floreció, sin embargo, porque la costa caribeña, en gran parte no incorporada, proporcionó un refugio seguro para los bucaneros y contrabandistas, cuyas fortalezas se convirtieron en puntos de envío del siglo XVIII para la madera de palo y la caoba. El comercio ilícito ayudó a debilitar la autoridad central. La ilusión de la unidad colonial centroamericana también se debilitó en las etapas menguantes del imperio español a medida que declinó el interés y la capacidad de mantener la rígida estructura administrativa.

LA EMERGENCIA DE UNA NACION

La independencia de Centroamérica de España el 15 de septiembre de 1821 se produjo en la declaración de México a principios del mismo año. Sin embargo, la independencia tuvo poco efecto inmediato, ya que Costa Rica solo había requerido un gobierno mínimo durante la era colonial y había seguido su propio camino durante mucho tiempo. De hecho, el país estaba tan desconectado que la noticia de la concesión de la independencia llegó a Costa Rica un mes después del hecho. Un consejo provincial convocado apresuradamente votó por la adhesión a México en 1823, las otras naciones centroamericanas proclamaron las Provincias Unidas de Centroamérica, con su capital en la ciudad de Guatemala.

Después de la declaración, el poder efectivo quedó en manos de las ciudades separadas del istmo, y se necesitaron varios años para que surgiera un patrón estable de alineación política. Las cuatro ciudades principales de Costa Rica se sintieron tan independientes como las ciudades-estado de la antigua Grecia, y los líderes conservadores y aristocráticos de Cartago y Heredia pronto se encontraron en desacuerdo con los líderes republicanos más progresistas de San José y Alajuela. Las disputas locales se convirtieron rápidamente en disturbios cívicos y, en 1823, en una guerra civil. Después de una breve batalla en las colinas de Ochomogo, las fuerzas republicanas de San José obtuvieron la victoria. Rechazaron a México y Costa Rica se unió a la federación con total autonomía para sus propios asuntos. Guanacaste votó para separarse de Nicaragua y unirse a Costa Rica el año siguiente.

A partir de este momento, el liberalismo en Costa Rica tomó la delantera. En otras partes de Centroamérica, los grupos conservadores vinculados a la Iglesia y la antigua burocracia colonial pasaron generaciones en guerra con los liberales anticlericalistas y del laissez-faire, y un ciclo de guerras civiles llegó a dominar la región. Por el contrario, en Costa Rica las instituciones coloniales habían sido relativamente débiles y la temprana modernización de la economía sacó a la nación de la pobreza y sentó las bases de la democracia mucho antes que en otras partes del istmo. Mientras que otros países recurrieron a la represión para hacer frente a las tensiones sociales, Costa Rica se inclinó hacia la reforma. Las conspiraciones militares y los golpes de Estado no eran desconocidos, desempeñaron un papel importante en la determinación de quién llegó a gobernar durante el siglo siguiente, pero los generales generalmente eran títeres que se usaban como herramientas para instalar a individuos favorecidos (generalmente aliados civiles sorprendentemente progresistas) que representaban los intereses. de camarillas particulares.

Liberalismo temprano

Juan Mora Fernández, elegido primer jefe de estado de la nación en 1824, marcó el comienzo de un período de nueve años de estabilidad progresiva. Estableció un sistema judicial sólido, fundó el primer periódico de la nación y amplió la educación pública. También alentó el cultivo del café y otorgó concesiones de tierras gratuitas a los futuros productores de café. Sin embargo, la nación todavía estaba dividida por la rivalidad, y en septiembre de 1835 estalló la Guerra de la Liga cuando San José fue atacado por los otros tres pueblos. No tuvieron éxito y la bandera nacional se plantó firmemente en San José (consulte & quotSan José - Historia & quot para obtener más detalles).

Braulio Carrillo, que había tomado el poder como un dictador benevolente, estableció una administración pública ordenada y nuevos códigos legales para reemplazar la ley colonial española. En 1838, retiró a Costa Rica de la federación centroamericana y proclamó la independencia total. En una última demostración de fuerza federalista, el general hondureño Francisco Morazán derrocó a Carrillo en 1842. Era demasiado tarde. Las semillas de la independencia habían echado raíces firmes. Las ambiciones extranacionales de Morazán y el servicio militar y los impuestos directos que impuso pronto inspiraron su derrocamiento. Fue ejecutado dentro de un año.

El café es rey

A estas alturas, las riendas del poder habían sido tomadas por una élite nouveau: los barones del café, cuya creciente prosperidad condujo a rivalidades entre las facciones familiares más ricas, que competían entre sí por el dominio político. En 1849, los cafetaleros anunciaron su ascendencia al conspirar para derrocar al primer presidente de la nación, José María Castro, un hombre ilustrado que inició su administración fundando una escuela secundaria para niñas y patrocinando la libertad de prensa. Eligieron como sucesor de Castro a Juan Rafael Mora, una de las personalidades más poderosas de la nueva aristocracia cafetera. Mora es recordado por el notable crecimiento económico que marcó su primer mandato, y por "salvar" a la nación de las ambiciones imperiales del aventurero estadounidense William Walker durante su segundo mandato (que Mora ganó manipulando las elecciones). En una muestra de ingratitud, sus compatriotas lo expulsaron del poder en 1859, las masas lo culparon por la epidemia de cólera que se cobró la vida de uno de cada 10 costarricenses a raíz de la saga Walker, mientras que las élites se horrorizaron cuando Mora se mudó a establecer un banco nacional, lo que habría socavado su control del crédito a los productores de café. Después de fracasar en su propio golpe contra su sucesor, fue ejecutado. . . un preludio de un segundo ciclo de militarismo, porque la guerra de 1856 había introducido a Costa Rica en la compra y venta de generales y el establecimiento de un cuerpo de oficiales que poseía un aura inflada de legitimidad.

El legado de la Guardia

La década de 1860 se vio empañada por luchas de poder entre la siempre poderosa élite cafetera apoyada por sus respectivos compinches militares. La Guardia del general Tom, sin embargo, era su propio hombre. En abril de 1870, derrocó al gobierno y gobernó durante 12 años como un hombre fuerte militar de voluntad férrea respaldado por un poderoso gobierno centralizado de su propia creación.

Fiel a la tradición costarricense, Guardia demostró ser un pensador progresista y un benefactor del pueblo. Su imponente reinado puso en movimiento las fuerzas que dieron forma al moderno estado liberal-democrático. Apenas característico de los déspotas del siglo XIX, abolió la pena capital, logró frenar el poder de los barones del café y domesticó el uso del ejército con fines políticos. Utilizó las ganancias y los impuestos del café para financiar carreteras y edificios públicos. Y en una revisión histórica de la Constitución en 1869, hizo que `` la educación primaria para ambos sexos sea obligatoria, gratuita y a costa de la Nación ''.

Guardia tenía un sueño: hacer más eficiente y rentable el transporte de café mediante la construcción de un ferrocarril que uniera el Valle Central con la costa atlántica y, por tanto, con América y Europa. El terreno por el que se proponía construir su ferrocarril era tan inhóspito que dio lugar a un dicho: "El que una vez hace el viaje a la costa caribeña es un héroe, el que lo hace por segunda vez es un tonto". El sueño de 39 fue el triunfo de un hombre, Minor Keith de Brooklyn, Nueva York, sobre un mundo de riesgos y pesadillas logísticas (ver página opuesta).

La administración ilustrada de Guardia fue un hito para la nación. Los aristócratas gradualmente llegaron a comprender que los regímenes liberales, ordenados y estables se beneficiaban de sus intereses comerciales, mientras que la inestabilidad inherente a la dependencia del militarismo los perjudicaba. Y la extensión de la educación a todos los ciudadanos (y la adhesión en la prensa libre de las nociones europeas del liberalismo) aumentó la conciencia de las masas y dificultó cada vez más a la élite patrimonial excluir a la población del proceso político.

Democracia

El cambio a la democracia fue presenciado en la elección convocada por el presidente Bernardo Soto en 1889, comúnmente conocida como la primera elección y quothhonesta, con participación popular, las mujeres y los negros, sin embargo, todavía estaban excluidos de la votación. Para sorpresa de Soto, ganó su oponente José Joaquín Rodríguez. Las masas se levantaron y marcharon en las calles para apoyar a su líder elegido después de que el gobierno de Soto decidiera no reconocer al nuevo presidente. Los costarricenses habían hablado y Soto dimitió.

Durante el transcurso de las siguientes dos generaciones, el militarismo dio paso a transiciones pacíficas al poder. Los presidentes, sin embargo, intentaron enmendar la Constitución para continuar con su gobierno e incluso destituyeron a las legislaturas que no cooperaron. Tanto Rodríguez como su sucesor escogido a dedo, Rafael Iglesias, por ejemplo, se volvieron dictatoriales mientras patrocinaban el progreso material. El sucesor de Iglesias, Ascensión Esquivel, quien asumió el cargo en 1902, incluso exilió a tres contendientes para las elecciones de 1906 e impuso su propia elección para presidente: González Vísquez. Y el Congreso declaró inelegible al ganador del plebiscito de 1914 y nombró a su propia elección, el no contendiente Alfredo González Flores, como presidente.

A lo largo de todo esto, el país había estado en paz, el ejército en sus cuarteles. En 1917, la democracia enfrentó su primer gran desafío. En ese momento, el estado recaudaba la mayor parte de sus ingresos de los menos ricos. El proyecto de ley de Flores para establecer impuestos directos y progresivos basados ​​en los ingresos y su apoyo a la participación del estado en la economía se había ganado la ira de las élites. Decretaron su remoción. El ministro de Guerra Federico Tinoco Granados tomó el poder. Tinoco gobernó como un dictador con puño de hierro y pronto desperdició el apoyo de los intereses comerciales de Estados Unidos. Más importante aún, los costarricenses habían llegado a aceptar la libertad como su merecido, ya no estaban dispuestos a aceptar las restricciones oligárquicas. Mujeres y estudiantes de secundaria encabezaron una manifestación que pidió su destitución, y Flores renunció.

Siguieron una serie de administraciones inmemorables que culminaron con el regreso de dos líderes anteriores, Ricardo Jiménez y González Vísquez, quienes alternaron el poder durante 12 años hasta las décadas de 1920 y 1930. La aparente tranquilidad fue destrozada por la Depresión y el malestar social que engendró. El liberalismo paternalista a la antigua no había logrado resolver los males sociales como la desnutrición, el desempleo, los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo. La Depresión destiló todos estos problemas, especialmente después de que una dramática huelga liderada por los comunistas contra la United Fruit Company trajo ganancias tangibles. Se hicieron estridentes los pedidos de reformas.

REFORMISMO Y GUERRA CIVIL

La década de los 40 y su clímax, la guerra civil, marcan un punto de inflexión en la historia de Costa Rica: del gobierno paternalista de las élites rurales tradicionales al arte de gobernar modernista y urbano controlado por burócratas, profesionales y pequeños empresarios. El amanecer de la nueva era lo engendró Rafael Ángel Calderón Guardia, médico profundamente religioso y presidente (1940-44) con conciencia social. En un período en el que las naciones vecinas de Centroamérica estaban bajo el yugo de dictadores tiránicos, Calderón promulgó una serie de reformas previsoras. Su legado incluyó una puñalada a la "reforma" de la tierra (los sin tierra podían obtener el título de la tierra no utilizada cultivándola), el establecimiento de un salario mínimo garantizado, vacaciones pagadas, compensación por desempleo, impuestos progresivos, además de una serie de enmiendas constitucionales que codifican los derechos de los trabajadores. Calderón también fundó la Universidad de Costa Rica.

La agenda social de Calderón fue aclamada por los pobres urbanos y los izquierdistas y despreciada por las clases altas, su base original de apoyo. Su temprana declaración de guerra a Alemania, la incautación de propiedades alemanas y el encarcelamiento de alemanes molestó aún más a sus patrocinadores conservadores, muchos de los cuales eran de ascendencia alemana. La Segunda Guerra Mundial detuvo el crecimiento económico en un momento en que los programas sociales de Calderón exigían un gasto público enormemente mayor. El resultado fue una inflación galopante, que erosionó su apoyo entre las clases media y trabajadora. Abandonado, Calderón se metió en la cama con dos socios inverosímiles: la Iglesia católica y los comunistas (Partido de la Vanguardia Popular). Juntos formaron el Partido Social Cristiano Unido.

El preludio de la guerra civil

En 1944, Calderón fue reemplazado por su títere, Teodoro Picado, en unas elecciones ampliamente consideradas fraudulentas. La administración poco inspirada de Picado no logró abordar el creciente descontento en todo el país. Los intelectuales, desconfiados de la alianza `` impía '' de Calderón, se unieron a empresarios, campesinos y activistas laborales y formaron el Partido Socialdemócrata, dominado por las clases medias profesionales emergentes ávidas de diversificación económica y modernización. En su propia y extraña amalgama, el SDP se alió con la élite oligárquica tradicional. El país estaba así polarizado. Las tensiones aumentaron.

La violencia callejera finalmente estalló en el período previo a las elecciones de 1948, con Calderón en la boleta electoral para un segundo mandato presidencial. Cuando perdió ante su oponente Otilio Ulate por un pequeño margen, el gobierno alegó fraude. Al día siguiente, el edificio que contenía muchas de las papeletas se incendió y la legislatura dominada por los calderonistas anuló los resultados de las elecciones. Diez días después, el 10 de marzo de 1948, la "Guerra de Liberación Nacional" sumió a Costa Rica en una guerra civil.

& quotDon Pepe & quot - Salvador de la nación

El mito popular sugiere que José María (& quot; Don Pepe & quot) Figueres Ferrer, cafetero, ingeniero, economista y filósofo de 42 años, levantó un & quot; ejército de estudiantes universitarios e intelectuales & quot y dio un paso al frente para derrocar al gobierno. que se había negado a hacerse a un lado por su sucesor elegido democráticamente. En realidad, la revolución de Don Pepe había sido larga en la planificación de las elecciones de 1948 simplemente proporcionó una buena excusa.

Don Pepe había sido exiliado a México en 1942, el primer marginado político desde la era de Tinoco, luego de ser apresado a la mitad de una transmisión de radio denunciando a Calderón. Figueres formó una alianza con otros exiliados, regresó a Costa Rica en 1944, comenzó a pedir un levantamiento armado y dispuso que se transportaran armas extranjeras a grupos que estaban siendo entrenados por asesores militares guatemaltecos.

Apoyados por los gobiernos de Guatemala y Cuba, los insurrectos de Don Pepe capturaron las ciudades de Cartago y Puerto Lim n y estaban listos para abalanzarse sobre San Jos cuando Calder n, que ten a poco coraz n por el conflicto, capitul . (Los soldados patéticamente entrenados por el gobierno, ayudados y armados por el régimen de Somoza en Nicaragua, incluían a trabajadores bananeros comunistas de las tierras bajas que usaban mantas sobre sus hombros contra el frío de las tierras altas, lo que le valió a los partidarios de Calderón el apodo de mariachis). La guerra civil de 40 días se cobró más de 2.000 vidas, la mayoría de ellas civiles.

LA ERA MODERNA

Fundación del Estado moderno

Don Pepe se convirtió en jefe de la Junta Fundadora de la Segunda República de Costa Rica. Como líder de la junta revolucionaria, consolidó el programa de reforma social progresista de Calderón y agregó sus propias reformas históricas: prohibió la prensa y el Partido Comunista, introdujo el sufragio para las mujeres y la ciudadanía plena para los negros, revisó la Constitución para prohibir una posición ejército (incluido el suyo), estableció un límite para el mandato presidencial y creó un Tribunal Electoral independiente para supervisar las elecciones futuras. Figueres también conmocionó a las élites al nacionalizar los bancos y las compañías de seguros, una medida que allanó el camino para la intervención estatal en la economía.

En una nota más oscura, Don Pepe renegó de los términos de paz que garantizaban la seguridad de los calderonistas: Calderón y muchos de sus seguidores fueron exiliados a México, tribunales especiales confiscaron sus propiedades y, en un sórdido episodio, muchos prominentes izquierdistas los funcionarios y activistas del ala fueron secuestrados y asesinados. (Con el apoyo de Nicaragua, Calderón intentó dos veces invadir Costa Rica y derrocar a su némesis, pero fue repelido en cada ocasión. Increíblemente, se le permitió regresar, ¡e incluso se postuló para presidente sin éxito en 1962!)

Luego, por un acuerdo previo que estableció la junta interina por 18 meses, Figueres devolvió las riendas del poder a Otilio Ulate, el verdadero ganador de las elecciones y un hombre que ni siquiera pertenece al propio partido de Don Pepe. Posteriormente, los costarricenses recompensaron a Figueres con dos mandatos como presidente, en 1953-57 y 1970-74. Figueres dominó la política durante las siguientes dos décadas. Socialista, usó su popularidad para construir su propia base electoral y fundó el Partido de Liberación Nacional (PLN), que se convirtió en el principal defensor del desarrollo y la reforma patrocinados por el estado. Murió el 8 de junio de 1990, héroe nacional.

La escena contemporánea

El progreso social y económico desde 1948 ha ayudado a devolver la estabilidad al país y, aunque la política posterior a la guerra civil ha reflejado el juego de viejas lealtades y antagonismos, las elecciones han sido libres y justas. Salvo dos excepciones, el país ha alternado ritualísticamente sus presidentes entre el PLN y los socialcristianos de oposición. Los sucesivos gobiernos del PLN se han basado en las reformas de la era calderonista, y las décadas de 1950 y 1960 vieron una expansión sustancial del estado de bienestar y el sistema de escuelas públicas, financiado por el crecimiento económico. Los gobiernos conservadores que intervienen han alentado la empresa privada y la autosuficiencia económica a través de exenciones fiscales, proteccionismo, créditos subsidiados y otras políticas macroeconómicas. Los resultados combinados fueron un crecimiento económico generalmente vigoroso (ver & quotEconomía & quot a continuación) y la creación de un estado de bienestar que había crecido en 1981 para servir al 90% de la población, absorbiendo el 40% del presupuesto nacional en el proceso y otorgando al gobierno la dudosa distinción de ser el mayor empleador del país.

Para 1980, la burbuja había estallado. Costa Rica estaba sumida en una crisis económica: inflación epidémica, devaluación de la moneda paralizante, aumento de las facturas del petróleo y los costos del bienestar social, caída de los precios del café, el banano y el azúcar, y las interrupciones del comercio causadas por la guerra de Nicaragua (Costa Rica se convirtió primero en una base para los sandinistas y luego para las actividades de la contra, ya que su vecino del norte devastado por la guerra pasó de regímenes de derecha a izquierdistas). Cuando vencieron los grandes préstamos internacionales, Costa Rica se vio agobiada de la noche a la mañana con la mayor deuda per cápita del mundo.
En febrero de 1986, los costarricenses eligieron como presidente a un sociólogo y economista-abogado relativamente joven llamado Oscar Arias Sánchez. La promesa electoral de Arias había sido trabajar por la paz. Inmediatamente, puso sus energías en resolver los conflictos regionales de Centroamérica. Intentó expulsar a los contras de Costa Rica y hacer cumplir la proclamación oficial de neutralidad de la nación hecha en 1983 (para gran disgusto del gobierno de los Estados Unidos, ver "Costa Rica y la revolución nicaragüense"). Los incansables esfuerzos de Arias fueron recompensados ​​en 1987, cuando su plan de paz centroamericano fue firmado por los cinco presidentes centroamericanos en la ciudad de Guatemala, un logro que le valió al presidente costarricense el Premio Nobel de la Paz 1987, y por el cual toda la nación está justamente orgulloso.

En febrero de 1990, Rafael Ángel Calderón Fournier, abogado conservador y candidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), obtuvo una estrecha victoria con el 51% de los votos. Fue investido 50 años después de que su padre, el gran reformador, fuera nombrado presidente. Restaurar la economía de Costa Rica a una salud sólida frente a una deuda nacional debilitante sigue siendo el objetivo primordial de Calderón. Bajo la égida de la presión del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, Calderón ha iniciado una serie de medidas de austeridad destinadas a reparar el enorme déficit y la deuda nacional del país.

  • La deuda nacional a la que se hace referencia en el artículo del Sr. Baker ahora ha aumentado a $ 10 mil millones y se ha convertido en un gran problema para Costa Rica. Retirar esta deuda requeriría un pago de casi $ 3.000 por persona. El servicio de esta deuda es tan caro que solo una pequeña parte de los ingresos del país se gasta en el mantenimiento de Costa Rica.
  • Rafael Angel Calderón Fournier, presidente de Costa Rica de 1990 a 1994 se encuentra ahora en la cárcel. Está siendo investigado por posiblemente aceptar pagos de la empresa francesa Alcatel que se adjudicó un gran contrato de telefonía celular aquí en Costa Rica.
  • Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, presidente de Costa Rica de 1998 a 2002, también se encuentra en la cárcel por los mismos cargos.
  • José María Figueres, presidente de Costa Rica de 1994 a 1998 se encuentra en Suiza y hasta ahora se ha negado a regresar a Costa Rica para responder a las preguntas del fiscal (fiscal) en los dos casos anteriores en cuanto a la tarifa de consulta de más de $ 900,000 admite recibir de Alcatel por el mismo contrato de telefonía celular.

Christopher Baker, autor del Manual de Costa Rica Christopher Baker nació y se crió en Yorkshire, Inglaterra. Después de recibir un B.A. en Geografía en el University College London (incluidas dos expediciones de investigación del Sahara y un programa de intercambio en la Universidad de Cracovia, Polonia), obtuvo una maestría en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Liverpool y en Educación del Instituto de Educación de la Universidad de Londres. Baker comenzó su carrera como escritor en 1978 como editor colaborador sobre América Latina de _Land and Liberty_, una revista política con sede en Londres. En 1980, recibió una Beca de Periodismo de la Fundación Scripps-Howard para asistir a la Universidad de California, Berkeley. Desde 1983 se ha ganado la vida como escritor profesional de viajes y ciencias naturales, y ha publicado en más de 150 publicaciones en todo el mundo. Baker es miembro de la Society of American Travel Writers y ha recibido varios premios por sus escritos sobresalientes, incluido el premio Lowell Thomas Travel Journalism. Vive en Oakland, California.

etiqueta. * * Si no desea lidiar con las intricidades de la sección noscript *, elimine la etiqueta (de). En promedio, menos del 1% de los usuarios de Internet * llaman a la etiqueta noscript. * / ->

etiqueta. * * Si no desea lidiar con las intricidades de la sección noscript *, elimine la etiqueta (de). En promedio, menos del 1% de los usuarios de Internet * llaman a la etiqueta noscript. * / ->

etiqueta. * * Si no desea lidiar con las intricidades de la sección noscript *, elimine la etiqueta (de). En promedio, menos del 1% de los usuarios de Internet * llaman a la etiqueta noscript. * / ->

página en tus redes sociales.

JavaScript DEBE estar habilitado para utilizar correctamente este sitio web. Para verificar si el tuyo lo es, haz clic aquí.

El REAL Costa Rica se ve mejor a una resolución de 1024 X 768 con Firefox o Microsoft Internet Explorer


¿Por qué la sociedad basada en el maíz que España encontró en el Valle Central de México no dominó a Europa? - Historia

Ricardo J. Salvador
Departamento de Agronomía
Universidad del Estado de Iowa
Ames, Iowa

Adaptación de un artículo publicado originalmente en
La enciclopedia de México: historia, cultura y sociedad
1997, Fitzroy Dearborn Publishers

El maíz es una gigantesca hierba domesticada [Zea mays ssp. mays] de origen tropical mexicano. La planta se utiliza para producir cereales y forrajes que son la base de una serie de manufacturas alimentarias, alimentarias, farmacéuticas e industriales. El cultivo del maíz y la elaboración de sus productos alimenticios están indisolublemente ligados al surgimiento de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas. Debido a su adaptabilidad y productividad, el cultivo del maíz se extendió rápidamente por todo el mundo después de que españoles y otros europeos exportaran la planta de América en los siglos XV y XVI. El maíz se produce actualmente en la mayoría de los países del mundo y es el tercer cultivo más plantado (después del trigo y el arroz). La mayor parte de la producción de maíz se produce en los Estados Unidos, la República Popular de China y Brasil, que en conjunto representan el 73% de la producción mundial anual de 456,2 millones de toneladas. México, el cuarto productor mundial de maíz, produce en la actualidad aproximadamente 14 millones de toneladas de cereales al año en 6,5 millones de hectáreas (el 3% de la producción mundial en el 5% de la tierra mundial dedicada a la producción de maíz).

El maíz es una planta anual alta y determinada que produce hojas grandes, estrechas y opuestas (aproximadamente una décima parte del ancho que del largo), que nacen alternativamente a lo largo de un tallo sólido. Aparte de su tamaño, una característica distintiva de esta hierba es la separación de los sexos entre sus estructuras florales. A diferencia de otras gramíneas, que producen flores perfectas (bisexuales), el maíz produce inflorescencias masculinas (borlas) que coronan la planta en el ápice del tallo, e inflorescencias femeninas (mazorcas) que nacen en el ápice de las ramas laterales condensadas que sobresalen de las axilas de las hojas. La inflorescencia masculina (estaminada), una panícula suelta, produce pares de espiguillas libres, cada una de las cuales encierra un flósculo fértil y uno estéril. La inflorescencia femenina (pistilada), una espiga, produce pares de espiguillas en la superficie de un raquis altamente condensado (eje central o "mazorca"). Cada una de las espiguillas femeninas encierra dos floretes fértiles, uno de cuyos ovarios madurará hasta convertirse en un grano de maíz una vez fertilizado sexualmente por el polen arrastrado por el viento.

El grano de maíz individual es botánicamente una cariópside, una fruta seca que contiene una sola semilla fusionada con los tejidos internos de la caja de la fruta. La semilla contiene dos estructuras hermanas, un germen a partir del cual se desarrollará una nueva planta y un endospermo que proporcionará nutrientes para esa plántula en germinación hasta que la plántula establezca suficiente área foliar para volverse autótrofa.

El germen consta de un eje de planta en miniatura, que incluye aproximadamente cinco hojas embrionarias, una radícula, a partir de la cual se desarrollará el sistema de raíces, y una hoja de semillas adherida (escutelo). El germen es la fuente del "aceite vegetal" de maíz (el contenido total de aceite del grano de maíz es del 4% en peso). El endospermo ocupa aproximadamente dos tercios del volumen de un grano de maíz y representa aproximadamente el 86% de su peso seco. El componente principal del endospermo es el almidón, junto con un 10% de proteína unida (gluten), y este almidón almacenado es la base de los usos nutricionales del grano de maíz. La harina integral de maíz molido tiene un valor energético de 3578 calorías por kilogramo.

La cacareada productividad del maíz se debe a su gran área foliar y a una modificación de su vía fotosintética. Esta modificación (compartida por otras especies tropicales adaptadas para sobrevivir períodos de estrés por sequía), se conoce como el "síndrome C4" y consiste en un mecanismo eficiente para el intercambio de vapor de agua por dióxido de carbono atmosférico. Como resultado de este mecanismo, las especies C4 pueden producir más materia seca por unidad de agua transpirada que las plantas dotadas de la vía fotosintética convencional (C3).

El maíz es principalmente una especie de polinización cruzada, una característica que ha contribuido a su amplia variabilidad morfológica y adaptabilidad geográfica. Las variedades de maíz pueden variar de 0,5 a 5 metros de altura en pie en el momento de la floración, madurar en 60 a 330 días desde la siembra, producir de 1 a 4 mazorcas por planta, de 10 a 1800 granos por mazorca y rendir de 0,5 a 23,5 toneladas de grano por hectárea. Los granos pueden ser incoloros (blancos) o amarillos, rojos, azules o abigarrados con estos colores en patrones moteados o estriados. El cultivo, que se produce desde la latitud 50 & # 176 N hasta la 40 & # 176 S, está adaptado a ambientes desérticos y de alta precipitación, y a elevaciones que van de 0 a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

La característica variable del maíz que se relaciona más estrechamente con sus usos alimentarios es la composición del endospermo, un rasgo generalmente controlado por uno o unos pocos genes simplemente heredados. Una clasificación utilitaria común del maíz basada en las características del endospermo distingue cinco tipos:

& # 149 & # 9Pop (reventador) - el tipo domesticado original, que consiste en un pequeño grano esférico con un núcleo de almidón harinoso (suave) y una cáscara de endospermo pedernal (duro). La humedad atrapada en el almidón harinoso se expande al calentarse y estalla a través de la cáscara dura, creando el dulce popular. Representa menos del 1 por ciento de la producción comercial.

& # 149 & # 9Flint (duro) - similar al maíz pop pero con un grano más grande. El maíz Flinty probablemente se desarrolló a partir de tipos de pop mediante selección por tamaño de grano y mayor rendimiento. Este tipo se produce en áreas donde se requiere tolerancia al frío o donde las condiciones de almacenamiento y germinación son malas. Actualmente representa el 14% de la producción comercial.

& # 149 & # 9Flour (blando): el descubrimiento y la selección de este rasgo fue casi con certeza un paso clave en el desarrollo y adopción generalizados de una serie de alimentos básicos a base de maíz. La harina de maíz sigue siendo la forma preferida para el consumo humano directo, ya que consiste en almidón suave que se muele fácilmente para producir una harina que se puede consumir directamente (pinole), o como pan plano (tortilla), bola de masa (tamal) o bebida (atole). ). Actualmente representa el 12% de la producción comercial.

& # 149 & # 9Dent (dentado) - consiste en un núcleo de almidón harinoso con inclusiones laterales de almidón de pedernal. Debido a que la corona del grano consiste en almidón harinoso, la pérdida de humedad de esta área al madurar el grano causa un ligero colapso en el volumen que produce una abolladura característica. Este es el tipo de maíz más producido a nivel mundial, representa el 73% de la producción comercial, y se utiliza como alimento para el ganado y para manufacturas industriales (almidón, jarabe, aceite, alcohol).

& # 149 & # 9Dulce (dulce) - el endospermo consiste principalmente en azúcar soluble, con poco almidón, y una forma intermedia de polímero de azúcar llamado fitoglucógeno. La producción comercial es insignificante (& lt 1%), aunque el cultivo tiene un alto valor en efectivo como verdura procesada en las economías industriales.

Actualmente, las principales áreas de producción de maíz están ubicadas en regiones templadas del mundo y producen principalmente piensos para animales y materiales industriales. Sin embargo, en México el cultivo del maíz sigue siendo predominantemente una empresa de subsistencia. Las variedades de maíz industrial son híbridos que tienden a la uniformidad debido a los requerimientos de la producción mecanizada y su ascendencia común (en casi todos los casos relacionados con el germoplasma desarrollado en el cinturón de maíz del centro norte de los Estados Unidos). Es en esta región donde la técnica de la hibridación de líneas endogámicas de maíz para producir cultivares de alto rendimiento se perfeccionó en el primer tercio del siglo XX. Debido a que la mayor parte del maíz producido en México es para consumo humano directo, y debido a que es producido por agricultores que se autoabastecen en entornos de pequeña escala, los costosos, uniformes y de alto rendimiento híbridos dentados del centro norte de los Estados Unidos no son adecuados para los de alto rendimiento. condiciones de producción variables o requerimientos nutricionales de la mayoría de los productores mexicanos. Aunque existen nichos importantes de producción de híbridos en varias áreas, notablemente en los estados occidentales de Jalisco y Sinaloa, casi toda la producción de maíz mexicana se basa en pequeñas poblaciones de polinización abierta. Estas poblaciones son mantenidas por agricultores campesinos y están bajo constante presión de selección para adaptarse a los microclimas de los innumerables valles montañosos donde estos agricultores subsisten.

En consecuencia, existe una alta biodiversidad genética en el acervo de maíz mexicano, factor de gran importancia para el mejoramiento de los cultivares de maíz actuales y futuros. En un estudio clásico de esta variabilidad realizado durante la década de 1940, se identificaron 32 razas agrupadas en 5 complejos raciales. El trabajo posterior ha refinado esta caracterización a al menos 42 razas en 3 grandes complejos raciales. Las organizaciones mexicanas e internacionales han realizado un gran esfuerzo para preservar este rico tesoro genético contra la erosión genética causada por 1) la disminución del cultivo de maíz asociado con la economía de rápida industrialización de México, y 2) la introducción de cultivares híbridos. Las principales colecciones mundiales de germoplasma de maíz mexicano son mantenidas por el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT, El Bataan, Edo. De M & eacutexico), el Instituto Nacional de Investigación Agrícola, Forestal y Ganadera de México (INIFAP) y los Estados Unidos. Estación de introducción de plantas de la región centro-norte del Departamento de Agricultura (Ames, Iowa).

El maíz es la forma domesticada de una cepa de teocintle [Zea mays ssp. parviglumis], una hierba silvestre que se encuentra naturalmente en parches aislados actualmente restringidos a elevaciones entre 400 y 1700 metros en la Sierra Madre occidental de México (Michoacán y Jalisco). Tanto los científicos sociales como los especialistas en plantas consideran la agricultura del maíz como un excelente ejemplo de la coevolución de una planta y sus domesticadores: a medida que la sociedad humana y la planta evolucionaron, cada una de ellas ejerció una fuerte influencia mutua. El antropólogo e historiador del maíz mexicano Arturo Warman se ha referido al maíz como un artefacto completamente cultural, en el sentido de que es verdaderamente una invención humana, una especie que no existe naturalmente en la naturaleza y solo puede sobrevivir si es sembrada y protegida por humanos. Asimismo, la domesticación y mejoramiento del maíz está fuertemente correlacionada con el desarrollo de la complejidad cultural y el surgimiento de las altas civilizaciones de la Mesoamérica prehispánica.

La domesticación del teosinte es anterior al período histórico mesoamericano, y la mayoría de las tradiciones orales existentes aluden a este hito cultural en cuentos y folclore míticos altamente codificados. Al carecer de un registro histórico confiable, la cuestión de los orígenes del maíz ha sido durante mucho tiempo un controvertido problema etnobotánico. Recientemente, se han aplicado varias técnicas nuevas a esta cuestión. Estos métodos incluyen, además de la excavación arqueológica tradicional, taxonomía numérica (cladística), análisis de homologías de cromosomas y alozimas, y técnicas de datación por espectrometría de masas acelerada. La aplicación de estos procedimientos ha permitido a los científicos reducir la fecha general y la ubicación de la domesticación del teosinte a 4 - 3000 a. C. en el drenaje del río Balsas de Michoacán. Sin embargo, aún existe incertidumbre sobre si este logro trascendental fue, en palabras de Hugh Iltis, "un proceso o un evento".

En busca de evidencia de los orígenes agrícolas mesoamericanos, los arqueólogos Richard McNeish y Kent Flannery dirigieron varios equipos interdisciplinarios en la excavación de varias cuevas áridas de las tierras altas a lo largo de las mesetas centrales de México. Desde la década de 1940 a la de 1960, estos investigadores documentaron la transición del estilo de vida cazador-recolector al de los primeros agricultores ocurrida durante el cuarto y tercer milenio antes de Cristo en los actuales estados de Tamaulipas, Puebla y Oaxaca (estas fechas son las asignadas por las actuales investigadores, y son más recientes de lo que McNeish y Flannery estimaron originalmente, quienes estaban limitados por los métodos de datación disponibles para ellos). La imagen que surgió fue la de pequeñas bandas migratorias que siguieron los patrones estacionales de plantas y animales, subsistiendo a base de antílopes, ciervos, conejos y pequeñas presas similares, recolectando nueces de piña, almez y otras especies, y experimentando con granos tostados y harina de cereales.

El primer cereal domesticado por los primeros mesoamericanos no fue evidentemente el maíz, sino Setaria geniculata, un pariente del mijo de grano actual. Sin embargo, para el 2700 a.C. el maíz se había introducido desde Michoacán al valle de Puebla y Tehuacán, los residentes de las cuevas de Coxcatlán en la franja sur del valle estaban utilizando un maíz de orejas pequeñas (6-9 granos por mazorca), y habían innovó el proceso de molienda de grano de maíz con morteros de piedra y horneado de pan plano. Durante un período de 2.000 años, los residentes de Coxcatlán y Guila N & aacutequitz, Oaxaca, gradualmente comenzaron a depender más de sus cultivares y menos de su caza y alimentación. Se incrementaron los indicadores de estratificación y complejidad social, como los trabajos de riego y la fabricación de alfarería, textiles y tejidos. Hacia el 1400 a. C. el cultivo de maíz había llegado a ambas costas mexicanas y estaba en marcha el despegue cultural de los pueblos de las tierras altas centrales, la costa sur del golfo y las tierras bajas de Chiapas / Guatemala.

Es instructivo comparar la historia de la domesticación del teosinte tal como la descifraron los científicos contemporáneos con las tradiciones orales que sobreviven entre los pueblos nativos mesoamericanos. En el mito mesoamericano más común de los orígenes del maíz, un zorro sigue a una hormiga y descubre un alijo de maíz encerrado dentro de una gran montaña o roca, come el grano y luego revela en su flatulencia que ha encontrado un maravilloso alimento nuevo. En la mayoría de los relatos, el maíz atrapado dentro de la montaña o la roca es inicialmente accesible a los animales pequeños, pero no a los humanos, y finalmente se lo libera a los humanos por intervención divina. Una interpretación de esto es que se trata de una memoria cultural de una época en que el follaje o el grano producido por el antepasado del maíz era comestible solo por los animales y no por los humanos. O esto puede referirse a un conjunto repentino de mutaciones que instantáneamente "liberaron" el maíz.

En estas historias, la deidad liberadora de maíz abre con un rayo la montaña que encierra el maíz. Esto explica por qué el grano de maíz se presenta en varios colores que van desde el negro (quemado por haber estado en el exterior del alijo) hasta el rojo, el azul, el amarillo y finalmente el blanco puro (maíz que estaba en el centro del alijo y, por lo tanto, protegido del rayos de trueno).

Hay historias que tratan más directamente de los orígenes del maíz. Significativamente, los mejores ejemplos de estos son los mitos de la creación que establecen la estructura y el significado del universo. Una buena fuente de tales tradiciones son los pueblos mayas, quienes mantienen la relación cultural más antigua y continua con el maíz entre los pueblos aborígenes existentes de Mesoamérica, y para quienes, según Freidel y Schele, la mayor constelación visible en el corazón del cielo nocturno. es de hecho una planta de maíz sagrada sobre la que se ordena el universo.

J. E. S. Thompson recopiló una gran cantidad de mitos mayas sobre el maíz y la creación y proporcionó un análisis comparativo útil. Un tema importante es el que se encuentra entre los pueblos Mam, Quich & eacute y Cakchiquel, quienes creen que en la antigüedad no existía el maíz, pero la gente se alimentaba de las raíces de una planta llamada "maíz madre", txetxina, que tenía una raíz grande y un tallo único. Esta observación puede ser relevante para abordar el enigma de qué aspecto del teocintle ancestral atrajo la atención de sus domesticadores como fuente de alimento. Estas tradiciones cuentan cómo la gente "descubrió" el maíz al notar la presencia de grano en el estiércol del gato montés uech. Thompson informa que cuando se les pregunta directamente dónde se originó el maíz, la mayoría de los informantes en tierras mayas señalan los límites del norte de su territorio.

Los mitos de la creación maya hablan de tres mejoras graduales de la creación. Primero, los hombres estaban hechos de barro, seguidos de madera y masa de maíz sucesivamente, y la masa de maíz resultó ser la carne humana ideal. Esta idea se desarrolla aún más en los mitos de creación mucho más tardíos de los aztecas del centro de México, que cuentan que el mundo actual fue creado después de una sucesión de cuatro eras anteriores, o "soles".

En los relatos de las distintas eras de la creación que tenemos tanto de los mayas como de los aztecas, la idea impregna que la creación fue mejorando persistentemente con cada era sucesiva. Los mitos explican cómo surgieron varios seres y características del mundo. Entonces, en el Primer Sol, los gigantes imperfectos (eran recolectores, no agricultores, y eran demasiado grandes para las dimensiones del mundo) fueron devorados, salvo aquellos que ellos mismos se convirtieron en jaguares. De manera similar, a lo largo de cada una de las eras de la creación, la tierra fue poblada gradualmente por diferentes organismos. En el relato maya, los organismos fallidos de la primera creación fueron hechos de arcilla y se convirtieron en pájaros y ciervos. En la segunda era, los humanos se formaban a partir de madera, pero no fue hasta el tercer intento (el Cuarto Sol para los aztecas) que los dioses hicieron masa de maíz y la mezclaron con su propia sangre para producir los humanos de hoy en día, literalmente "gente del maíz". "los mejores seres posibles. La palabra náhuatl para masa de maíz es de hecho "nuestra carne" (toneuhcayotl).

De la misma manera, la comida que consumían los seres humanos mejoraba durante cada iteración de la creación. En el Primer Sol, aquellos seres que no sembraron ni cultivaron comieron bellotas y frutos. En el Segundo Sol, los humanos progresaron a piñones. En el tercer sol era mijo. En el Cuarto Sol era teocentli o cencocopi, sugestivamente también conocido como "Madre de Ma & iacutez" (Madre del Maíz) en algunas partes del México rural. El mismo nombre teocentli es de interés porque su significado literal es "gran grano" o "grano divino", revelando que el fruto del antepasado inmediato del maíz era conocido y reconocido por los pueblos del maíz como un grano. Finalmente, durante el Quinto Sol, el alimento proporcionado por los dioses era el centli, maíz cultivado moderno. Era parte integral de las creencias de los mesoamericanos de que no solo se había mejorado la creación en cada paso, sino también sus seres, plantas y alimentos, de modo que los humanos de hoy, "la gente del maíz", eran la mejor criatura posible, y el maíz el la mejor comida posible.

Los sistemas agrícolas mesoamericanos evolucionaron durante un período de aproximadamente 4.500 años antes de la llegada de los españoles a principios del siglo XVI. Si bien esos sistemas eran muy variables, estaban inequívocamente centrados en el cultivo del maíz. En general, los sistemas de producción aborígenes presentaban policultivos intensivos de plantas en parcelas pequeñas. Especies como frijoles, pimientos, cucurbitáceas, tomates, amaranto y una variedad de verduras compartían el mismo campo de producción con el maíz. Las técnicas específicas de manejo agroecológico se relacionaron con las características climáticas, topográficas y culturales locales. En las zonas áridas era común el riego por desvío de agua de manantial y río, así como el uso de captaciones de agua artificiales. En las laderas de las colinas se utilizaron terrazas. En las zonas forestales se practicaron sistemas agroforestales que simulaban o encajaban con etapas sucesionales naturales.En las zonas húmedas se idearon técnicas como la agricultura en lecho elevado, el drenaje de los campos y el sistema de "chinampa" (islas artificiales construidas a partir de limo del fondo del lago). Todo el trabajo fue proporcionado por humanos (no había animales de tiro disponibles) los implementos consistían en palos y azadas de madera endurecidos al fuego, y existían pocos animales domesticados (los pavos y una especie de perro comestible fueron notables excepciones).

En general, los sistemas de tenencia de la tierra eran comunales, con derechos a parcelas de tierra ganadas y mantenidas trabajando una parcela determinada y manteniendo una buena posición social. Cuando los españoles llegaron al Valle central de México, la tierra se midió en una unidad (quahuitl) equivalente a 2.5 metros lineales que se cuadró para expresar el área (6.25 m2). Se han conservado registros aborígenes de parcelas cultivadas por jefes de familia individuales, que muestran que la tierra se registró oficialmente por área y por tipo de suelo. Los análisis de Barbara Williams de los códices prehispánicos muestran que una unidad familiar típica de 6 individuos podría cultivar 1.8 ha de tierra repartidas en 4 parcelas diferentes de diferente calidad de suelo, y que esta tierra podría producir un 17% de grano de maíz en exceso por encima de las necesidades dietéticas anuales. de la familia. Este exceso de producción era el amortiguador de la familia contra las malas temporadas de producción, o una mercancía potencial para la venta o el trueque. Significaba claramente una economía más allá de la subsistencia. Además de la tierra comunal de cada familia, la mayoría de los jefes de hogar contribuían con un número mínimo de horas de trabajo al año a la producción de maíz en parcelas que satisfacían las necesidades de los señores teocráticos.

Los españoles conquistadores introdujeron nuevas técnicas agrícolas y especies en Mesoamérica, así como también introdujeron especies mesoamericanas en Europa. Entre las prácticas introducidas por los españoles se encuentran: agricultura extensiva de plantaciones, ganadería extensiva (porcinos, bovinos, ovinos), monocultivo, arado, siembra al voleo y tala, además de una serie de nuevas especies vegetales (p. Ej., Caña de azúcar, trigo, olivos). .) Muchos cultivos mesoamericanos se introdujeron en Europa como novedades y curiosidades, pero el maíz se extendió rápidamente dondequiera que viajaran los españoles, en gran parte debido a su amplia adaptabilidad y alta productividad. Aunque los propios españoles tendían a considerar el maíz como un grano inferior que producía alimentos básicos más adecuados para el consumo animal, muchos pueblos contactados por los españoles (y portugueses) en sus rutas comerciales globales en expansión lo adoptaron rápidamente como fuente de alimento humano. De esta manera, el maíz penetró rápidamente en África, India y China durante el siglo XVI. Un dibujo chino de un maíz de orejas apicales data de 1597.

La conquista española impactó fuertemente los sistemas sociales y agrícolas de Mesoamérica. Inicialmente, la proporción de españoles a aborígenes en la región era pequeña y la población española se centró en la extracción de riqueza mineral para su transporte a España. Esto permitió que se desarrollaran economías paralelas, donde los sistemas de producción nativos convivieron con los de los conquistadores. Los españoles producían y consumían trigo, panes con levadura, cerdo, cordero y frutas mediterráneas, mientras que los nativos continuaban produciendo maíz y frijoles de forma tradicional. Sin embargo, la interacción de las economías paralelas fue perjudicial para los nativos mesoamericanos, ya que fueron la principal fuente de trabajo forzoso para la industria minera española y, cada vez más, para sus empresas agrícolas. Las autoridades españolas establecieron sucesivamente una serie de estructuras legales para sancionar la apropiación del trabajo y la propiedad nativos.

Varias tendencias adicionales agravaron la precaria situación de la población nativa. Primero, los españoles coloniales se apropiaron de las principales tierras agrícolas que rodeaban los principales asentamientos para la producción de sus propios cultivos alimentarios introducidos, relegando a los nativos a áreas marginales. Las demandas de trabajo forzoso de los españoles durante el período colonial temprano, así como una serie de epidemias, redujeron severamente la población nativa, impactando tanto la disponibilidad general de mano de obra como la capacidad de los nativos de producir lo suficiente para pagar tributos, diezmos y alimentos. ellos mismos. A medida que el auge de la minería disminuyó en la década de 1580 y los colonos españoles buscaron sustitutos para generar capital, se volcaron cada vez más hacia la agricultura. La forma de agricultura que adoptaron fue extensiva (agricultura de plantación, pastoreo), y mediante una serie de dispositivos (por ejemplo, "congregaciones") desplazaron a los nativos y sus sistemas agrícolas a zonas remotas y montañosas del interior y otros lugares indeseables. El efecto acumulativo de estas tendencias fue degradar a la población aborigen y forzar su reducción a un sórdido estilo de vida de subsistencia. La depresión económica en España durante este tiempo alimentó una ola de inmigrantes a México (Nueva España), y junto con la diezmación de la población nativa, la proporción de españoles a aborígenes aumentó dramáticamente. Una famosa estimación de Cook y Borah sitúa la población nativa de México en 1,4 millones en 1595, en comparación con 25,2 millones en 1518, cuando llegaron los españoles. Junto con sus cultivadores, el maíz se convirtió en un cultivo de subsistencia, identificado con los pobres y desposeídos (tanto rurales como urbanos) y utilizado por los españoles principalmente para alimentar a su ganado.

Durante el período colonial, España jugó un papel importante en la evolución de las economías mercantiles hacia economías capitalistas globales. La riqueza que los españoles generaron al extraer mano de obra, tierra, productos agrícolas y minerales de la Nueva España pasó por una red comercial en expansión que abarcaba Asia, América, África y Asia. Sin embargo, los ciclos de auge y caída característicos del capitalismo incipiente se extendieron por toda la Nueva España, con un efecto desproporcionadamente negativo sobre los pobres. Entre 1560 y 1578, el precio "oficial" del grano de maíz aumentó en más de un 400%. En un intento por estabilizar los precios, las autoridades coloniales idearon una serie de mecanismos, incluido el requisito del pago de tributos en el maíz en grano, con el fin de estimular la oferta, pero que finalmente resultó en la creación de un "granero oficial" (alh & oacutendiga) en la Ciudad de México. Esto tenía la intención de amortiguar las grandes fluctuaciones en la oferta y la demanda, convirtiéndose en el depositario central de todos los granos que se vendían y vendiéndolos a precios controlados. Al eliminar los intermediarios y la especulación, la alh & oacutendiga estaba destinada a eliminar el fraude y los cambios bruscos de precios. Sin embargo, para poder trabajar, el granero oficial necesitaba pagar precios máximos durante la escasez y luego vender el grano por debajo del precio de mercado. Este déficit operativo fue compensado por una subvención real. Aunque el plan tendió a funcionar, los grandes terratenientes se opusieron a él.

En 1630, los productores españoles de cereales se habían hecho cargo de la producción comercial de la cosecha. La población india que producía maíz para su propia subsistencia se había vuelto irrelevante para la creciente economía nacional. Mientras que la exportación de productos coloniales (minerales, pieles) a la patria española estaba sujeta a cambios impredecibles del mercado, y el mercado local de trigo estaba relativamente fijo por el número de españoles en la población de Nueva España, la creciente población compuesta por castas ( mestizos) representaba un mercado seguro para la empresa capitalista de producción de granos de maíz. En el lapso de un siglo que siguió a la conquista, la economía española se había apropiado con éxito de las mejores tierras agrícolas y productos de Mesoamérica. Sin embargo, como ha observado Enrique Florescano:

Para controlar el mercado regional, eliminar a su competidor más peligroso y asegurar una mano de obra permanente a su disposición, el gran predio se expandió territorialmente, absorbiendo el pequeño predio. Hacia fines del siglo XVIII este proceso había producido en su cúspide una pequeña 'sociedad' de terratenientes que dominaba el país y la ciudad en su base, una masa de desheredados, continuamente perseguidos por el hambre y la miseria. Como ningún otro fenómeno económico, las distorsiones causadas por la gran tenencia de tierras resumieron las contradicciones que desgarraron a la sociedad colonial.

Florescano sostiene que tales fuerzas centrífugas contribuyeron a la disolución de la colonia española en Nueva España. Durante el siglo intermedio entre la independencia (1821) y la revolución de 1910, la dinámica de concentración de la riqueza en la clase de los grandes terratenientes a expensas del trabajo forzoso de la clase baja apenas pareció alterada por el hecho de que España ya no era colonial. Maestro. Aunque finalmente se prohibió la tenencia de tierras a gran escala y se reconocieron oficialmente los derechos de los campesinos indios a la tenencia de tierras comunales, no fue hasta los programas de reforma agraria de la década de 1930 que se realizaron serios esfuerzos para empoderar al campesinado. Sin embargo, las expropiaciones de tierras de L & aacutezaro C & aacuterdenas que pretendían redistribuir la tierra a los desposeídos, compuesta en gran parte por la población nativa, tuvieron un efecto fugaz.

Con pocas excepciones, las mejores tierras agrícolas de México se dedican a cultivos distintos del maíz, que es visto por una población cada vez más urbana como alimento de los pobres. La categoría de ingresos más altos de los mexicanos obtiene menos del 13% de su proteína dietética de la dieta tradicional de maíz y frijoles, mientras que el 84% de la proteína consumida por aquellos con el nivel de ingresos más bajo proviene de esta fuente. Steve Sanderson ha calculado que aunque el 59% del área total cultivada en México se dedica al maíz, esto refleja más el número de fincas de subsistencia que la productividad real del maíz. Esto se demuestra por el hecho de que la importancia del cultivo es inversamente proporcional al tamaño de la finca. Si bien el 85% de los campesinos cultivan maíz, por lo general lo hacen en parcelas de 3 ha o menos, en condiciones limitadas de secano. Estos agricultores suelen tener un acceso limitado a la asistencia técnica o económica que está fácilmente disponible para los empresarios agrícolas a gran escala. Además, la viabilidad de proporcionar asistencia técnica eficaz a esos agricultores se ve disminuida por sus situaciones ecológicas y climáticas limitantes. Las pequeñas parcelas, las tierras marginales y los entornos altamente variables en los que producen los campesinos no se prestan a las economías de escala que hacen factible la producción intensiva de maíz híbrido.

Sanderson estima que el cultivo de maíz mexicano no ha crecido ni en extensión ni en productividad desde la década de 1950. Aunque los rendimientos han aumentado de 0,7 toneladas / ha en 1950 a 2 toneladas / ha en la actualidad, estas ganancias representan una mayor productividad de las granjas a gran escala ubicadas en distritos de riego federales, que tienen acceso a crédito, semillas híbridas y fertilizantes sintéticos. Si bien México fue autosuficiente en maíz durante un breve período antes de 1960, desde entonces la producción per cápita ha caído al nivel actual de 105 kg anuales. Las importaciones de maíz han aumentado constantemente de 0 en 1960 al nivel actual de 5 millones de toneladas anuales.

A través de políticas sucesivas como el Sistema Alimentario Mexicano y PROCAMPO, el gobierno mexicano ha intentado apoyar simultáneamente al campesinado y a los asalariados urbanos estableciendo precios mínimos para los agricultores y subsidiando el precio de las tortillas a los consumidores. La política más reciente del gobierno ha sido abandonar tales tácticas en favor de la economía de libre mercado. Al revertir el reconocimiento oficial a largo plazo de la propiedad de la tierra comunal para el campesinado, el gobierno enmendó la constitución para permitir la propiedad privada de la tierra comunal. El efecto de esta medida será permitir una vez más la tenencia de tierras a gran escala, que el gobierno y los proveedores externos de crédito creen que favorecerá las economías de escala necesarias para hacer rentables los sistemas agrícolas industriales intensivos. Si la política produce los resultados previstos por sus redactores, la dinámica del libre mercado creará oportunidades económicas para los campesinos que serán desplazados de sus tierras. Por ventaja comparativa, la producción nacional de maíz disminuirá y una mayor proporción de las necesidades nacionales de maíz se cubrirán importando de las principales naciones productoras, como Estados Unidos (maíz amarillo para alimentación animal) y Sudáfrica (maíz blanco para consumo humano).

Importancia cultural y económica

Un valor fundamental transmitido y preservado a lo largo de miles de años entre todos los grupos del maíz con vínculos con el pasado precolombino es una profunda reverencia por el maíz como fuente de vida. Entre los nativos mesoamericanos, esta creencia se expresa incluso hoy en día en palabras muy similares a las recopiladas por Fray Sahag & uacuten de un informante azteca del siglo XVI:

Si veían granos secos de maíz esparcidos por el suelo, rápidamente los recogían, diciendo: "Nuestro sustento sufre, yace llorando. Si no lo recogiéramos, nos acusaría ante nuestro Señor. Diría 'Oh, Señor nuestro, este vasallo no me recogió cuando yacía esparcido por el suelo. ¡Castígalo! O quizás deberíamos morirnos de hambre ".

Esta reverencia, encarnada en el culto a las deidades del maíz en el pasado prehispánico y a los santos patrones agrícolas en el presente, refleja el papel central del maíz en la subsistencia material y la cultura mesoamericana. La mayoría de las comidas mexicanas se basan en el maíz de una forma u otra, y serían incompletas o inconcebibles sin el tradicional pan plano conocido como tortilla. El consumo anual per cápita actual de tortillas en México es de aproximadamente 186 kilogramos, o 0.5 kilogramos por día, y en las áreas rurales se estima que las tortillas proporcionan alrededor del 70% de toda la ingesta calórica.

Aunque el maíz puede proporcionar el requerimiento calórico mínimo diario para los humanos, solo este grano es una fuente pobre de los aminoácidos esenciales lisina y triptófano. Una dieta en la que predomina el maíz puede provocar graves enfermedades carenciales como la pelagra y el kwashiorkor. La dieta tradicional mexicana basada en el maíz como alimento básico evita tales consecuencias para la salud por dos medios: 1) la complementariedad con el frijol Phaseolus, también un componente esencial de la dieta tradicional (estos dos productos juntos brindan un perfil de aminoácidos similar al de la leche), y 2) preprocesamiento del grano de maíz en un baño de álcali, lo que da como resultado una mayor disponibilidad de niacina que de otro modo estaría unida y no disponible. Se cree que este tratamiento con álcali se diseñó originalmente para separar la caja de la fruta (pericarpio) de los granos de maíz del endospermo para producir maíz, un paso que precede a la molienda, siendo el álcali original las cenizas de madera o la cal apagada.

Aunque la fabricación de tortillas se ha mecanizado, el proceso sigue siendo esencialmente el mismo que el prescrito originalmente por los primeros mesoamericanos. El español mexicano abunda en palabras nativas íntimamente relacionadas con el procesamiento del maíz para la producción de tortillas (p. Ej., Tequisquite, nejayote, nixtamal, metate, testal, comal, tenate), sin mencionar los nombres de los diversos productos alimenticios que se pueden producir a partir de masa de maíz básica (por ejemplo, tamal, pozole, tlacoyo). Un informe de 1996 en el Wall Street Journal indicó que el mercado mundial de tortillas tiene un valor aproximado de $ 5 mil millones de dólares. Según este informe, aunque los mexicanos consumen alrededor de 10 veces más tortillas per cápita que los consumidores de EE.UU. pequeñas "tortillerias". En México, las tortillas empaquetadas representan solo el 5 por ciento de las ventas. Sin embargo, las grandes industrias productoras de harina, como Maseca y Bimbo, pronostican que "el fin de los subsidios a la tortilla en México transformará el mercado mexicano, dando una ventaja a la comercialización al estilo estadounidense de tortillas en bolsas de plástico en los supermercados".

La adopción del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, 1 de enero de 1994) tendrá un efecto marcado en la producción de maíz mexicana, ya que los subsidios gubernamentales tradicionales diseñados para apoyar las tortillas baratas se reducirán gradualmente hasta que se eliminen por completo en, o antes, el año 2009. Se espera que la cantidad de maíz producida en México disminuya, con la agricultura mexicana especializándose más en la producción de especies tropicales y cultivos de hortalizas con valor de exportación. Esto amenazará la viabilidad de las razas terrestres de maíz que hasta ahora han sido preservadas in vivo e in situ por los campesinos mexicanos. Beadle estimó que en el momento del contacto con los españoles, se cultivaban en México entre 200 y 300 razas terrestres de maíz, en comparación con las 42 razas terrestres actuales. Además, la reducción de la producción interna de maíz afectará la dieta de los residentes mexicanos rurales y urbanos por igual, ya que los productos de maíz basados ​​en maíz blanco harinoso serán reemplazados por los producidos con grano amarillo dentado importado o con maíz de harina blanca importado y caro, y es posible que tenga un precio. más allá del alcance de los pobres.

La transición gradual hacia la fijación de precios del grano de maíz basada en el mercado incorporada en el TLCAN se permitió específicamente para prevenir la desestabilización social a gran escala que casi con certeza resultaría de un aumento repentino en el precio de este importante alimento básico, y para permitir la supuesta construcción. de la riqueza que resultará de las políticas de libre mercado y que permitirá a los mexicanos comprar alimentos más costosos. Se han producido importantes trastornos sociales por la falta de acceso físico y económico al maíz a lo largo de la historia mesoamericana y mexicana.

En el año 1450 una serie de cinco años consecutivos de malas cosechas azotaron el valle de México (enfermedades, heladas y sequía). Según las crónicas aztecas, las epidemias estallaron cuando la gente comenzó a consumir plantas no comestibles. Los niños fueron vendidos como esclavos a cambio de maíz. Las reservas reales ayudaron a alimentar a la población de 200.000 habitantes, pero solo duraron el primer año del desastre. Algunos estudiosos de la historia azteca especulan que este evento impulsó la expansión conquistadora del imperio, bajo el emperador Motecuhzoma Ilhuicaminatl, en busca de más tierra para asegurar un suministro de alimentos más estable. El petlacalco, o reserva real, se sembró desde allí con un suministro de maíz para 20 años. En el momento de la conquista, la cantidad de grano extraído de los afluentes cada año por Tenochtitlán era suficiente para alimentar a 50.000 personas, un efecto potente de la mala cosecha de maíz, infligido a muchas personas en una amplia gama geográfica.

Enrique Florescano documentó una serie de crisis sociales y económicas en el México colonial que demostró que estaban directamente relacionadas con el aumento de los precios del maíz y que, según él, contribuyeron de manera importante a la inestabilidad política que, entre otros efectos, desembocó en la guerra revolucionaria contra España en 1810. Queda por ver si las actuales perturbaciones de las tendencias en la producción y los precios del maíz tendrán efectos similares en la sociedad mexicana contemporánea, o si las estrategias de libre mercado de las actuales administraciones mexicanas aliviarán con éxito estas catastróficas consecuencias. También está en juego la posibilidad de que las políticas económicas y agrícolas actuales que reducen la producción tradicional de maíz en México puedan diezmar el tesoro genético que es el acervo de germoplasma de maíz mexicano, un contribuyente importante y recurrente al germoplasma híbrido clave del cinturón de maíz de Estados Unidos.Cualquiera que sea el resultado final, está claro que rara vez en la historia de las sociedades humanas los destinos de una planta y un pueblo han estado tan íntimamente entrelazados.

Doebley, J. F. 1994. Morfología, moléculas y maíz. En S. Johannessen y C. A. Hastorf, Eds. El maíz y la cultura en el nuevo mundo prehistórico, págs. 101-112. Westview Press, Boulder, CO.

Dowswell, C. R., R. L. Paliwal y R. P. Cantrell. Maíz en el Tercer Mundo. Boulder, CO: Westview Press, 1996.

Florescano, E. Precios del Ma & iacutez y Crisis Agr & iacutecolas en M & eacutexico. Problemas de M & eacutexico, M & eacutexico, D. F .: Ediciones Era, 1986.

Gunder Frank, A. 1982. La Agricultura Mexicana: Transformaci & oacuten del Modo de Producci & oacuten 1521-1630. Ediciones ERA, M & eacutexico D. F.

Rooney, L. W. y S O. Serna-Sald & iacutevar. "Usos alimentarios del maíz entero y fracciones molidas en seco". En Corn: Chemistry and Technology, ed. S. A. Watson y R. E. Ramstad. 399-429. St. Paul, MN: Amer. Assoc. Químicos de cereales, 1987.

Sanderson, S. E. 1986. La transformación de la agricultura mexicana. Estructura internacional y política del cambio rural. Prensa de la Universidad de Princeton, Princeton.

Schulz, M., ed. El Ma & iacutez, Fundamento de la Cultura Popular Mexicana. 1a Edici & oacuten ed., M & eacutexico, D. F .: Productora Nacional de Semillas, 1994.

Smith, B. D. El surgimiento de la agricultura. Vol. 54. Scientific American Library, Nueva York: W. H. Freeman and Co., 1995.

Varios. Nuestro Ma & iacutez. Treinta Monograf & iacuteas Populares. 2 vol. Ed. G. Bonfil Batalla. M & eacutexico, D. F .: Museo Nacional de Culturas Populares, Consejo Nacional de Fomento Educativo, Secretar & iacutea de Educaci & oacuten P & uacuteblica, 1982.

Warman, A. La Historia de un Bastardo: Ma & iacutez y Capitalismo. 1a ed., Obras de Historia, M & eacutexico D. F .: Fondo de Cultura Económica, 1988.

Wellhausen, E. J., L. M. Roberts y E. Hern & aacutendez X. Razas de maíz en México: su origen, características y distribución. Institución Bussey, Universidad de Harvard, 1952.

Williams, B. J. 1990. La Producci & oacuten y el Consumo de Ma & iacutez: Un Estudio Preliminar de Tlanchiuhca, Tepetlaoztoc. En T. Rojas Rabiela, Ed. Agricultura Ind & iacutegena: Pasado y Presente, págs. 209-226. Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropolog & iacutea Social. Ediciones de la Casa Chata, M & eacutexico, D. F.


Urbanismo, arquitectura y uso del espacio

La mayoría de los pueblos y ciudades chilenas se diseñaron originalmente siguiendo el patrón clásico español. Normalmente poseen una plaza central ( plaza de armas ) desde donde se extienden carriles y calles en línea recta hasta cuatro puntos cardinales. En el pasado, la plaza central estaba rodeada por un ayuntamiento ( cabildo ), una iglesia o catedral católica y casas de familias notables. Hoy en día solo quedan unos pocos ejemplos de arquitectura colonial (que fue construida principalmente con adobe). Esto ha sido en gran parte el resultado de los terremotos que azotan con frecuencia el país. Además, desde mediados del siglo XIX, muchos edificios coloniales del centro de Santiago han sido reemplazados por nuevas edificaciones de estilo neoclásico. Esto ocurrió después de que muchas familias santiagueras, que se enriquecieron enormemente con las actividades mineras en el norte de Chile, construyeron grandes palacios de estilo neoclásico italiano y francés. Hoy en día, los ciudadanos ricos de Santiago viven en barrios exclusivos cerca de las estribaciones de la Cordillera de los Andes en grandes casas de estilo principalmente francés y estadounidense. En los grandes barrios de clase media (que datan de la década de 1930) se encuentra una amplia variedad de estilos arquitectónicos con fuertes rasgos españoles, franceses y británicos. Desde la década de 1960, las casas de bungalows de estilo estadounidense se han vuelto dominantes entre los ciudadanos de clase media. A partir de mediados de la década de 1980, surgió un nuevo centro financiero en una zona exclusiva de Santiago con enormes edificios de torres modernas, que reflejan la bonanza económica de las últimas dos décadas.

Hasta hace muy poco, los chilenos pobres vivían en grandes barrios marginales (llamados callampas, ["hongos"]) en la periferia de las grandes ciudades y pueblos. Sus casas eran de construcción propia, de cartón de una o dos habitaciones y chozas de hojalata. Estas chabolas han sido erradicadas gradualmente por las autoridades y reemplazadas por viviendas para personas de bajos ingresos.

En el campo, el campesinado vivía tradicionalmente en pequeñas casas de adobe construidas dentro de las haciendas, a una distancia prudente de la casa del terrateniente, la llamada casa patronal. Hoy en día todavía se conserva un número considerable de casas patronales en el Valle Central. Constituyen atractivos turísticos históricos que guardan el sabor de la sociedad rural tradicional de Chile. La mayoría de los campesinos viven ahora en pequeños asentamientos semi-urbanizados (los llamados villorrios rurales ), que han surgido en los márgenes de carreteras y principales caminos rurales.


Enlaces Útiles

Los siguientes son recursos que son útiles para realizar chequeos de realidad CHIRPS mensuales. Estos incluyen enlaces a recursos de CHC (por ejemplo, visores de datos y detalles de amplificador de Rchecks) y otros productos que se utilizan para comparaciones.

    Sugerencia: Compare CHIRPS con los totales mensuales de PERSIANN, PERSIANN-CCS y PERSIANN-CDR
    Sugerencia: busque una ciudad cercana y haga clic en el botón del mes, luego seleccione el mes y luego el botón de configuración (último a la derecha) para ver los totales diarios de precipitaciones
    : Elija una zona del mundo para productos especiales (Asia Central, Asia del Sur, África, América Central y el Caribe): Buscar en Google el nombre de una ciudad + la climatología también puede ser útil

Productos de Centroamérica y Sudamérica


Contenido

País o
territorio con bandera
Zona
(km 2) (por milla cuadrada)
Población
(Julio de 2012 est.)
Densidad de población
por km 2
Capital
Guatemala 108,889 km 2 (42,042 millas cuadradas) 14,099,032 116,8 / km 2 (4,913,9 / millas cuadradas) Ciudad de Guatemala
Belice 22,966 km 2 (8,867 millas cuadradas) 307,899 13 / km 2 (546,9 / millas cuadradas) Belmopán
El Salvador 21,040 km 2 (8,120 millas cuadradas) 6,090,646 330,2 / km 2 (13,891,9 / mi2) San Salvador
Honduras 112.090 km 2 (43.280 millas cuadradas) 8,296,693 66,7 / km 2 (2.806,1 / millas cuadradas) Tegucigalpa
Nicaragua 129,494 km 2 (49,998 millas cuadradas) 5,727,707 43,8 / km 2 (1.842,7 / millas cuadradas) Managua
Costa Rica 51,100 km 2 (19,700 millas cuadradas) 4,636,348 70,8 / km 2 (2978,6 / millas cuadradas) San Jose
Panamá 78.200 km 2 (30.200 millas cuadradas) 3,360,474 41,4 / km 2 (1,741,7 / millas cuadradas) ciudad de Panama
Total 523,780 42,071,038 77,3 / km 2

La mezcla centroamericana comenzó con la llegada de los españoles a Centroamérica, cuyas consecuencias aún se perciben en la actual Sociedad Centroamericana. Los mestizos son el resultado de la mezcla entre españoles y nativos americanos (o amerindios)

Los mestizos son la mayoría en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Guatemala, formados por 22,425,257 habitantes, que ocupan la mayoría de la población centroamericana, y los 7 países tienen poblaciones mestizas significativas.

El primer contacto de los europeos con Centroamérica se produjo en 1502, durante el cuarto viaje de Cristóbal Colón, quien navegó por las costas caribeñas de las actuales Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. [4]

Después de la conquista de la población nativa, los españoles establecieron un sistema de castas en el que ellos y sus descendientes ocuparon la parte superior de la pirámide social. siendo el peninsular quien tenía derecho a altos cargos políticos, religiosos y militares. Es por ello que fueron los criollos quienes iniciaron los movimientos independentistas a principios del siglo XIX. [5]

Cuando Centroamérica se independizó, Costa Rica tenía una mayoría étnica española, en El Salvador eran más del 10 por ciento, Guatemala y Nicaragua representaban el 5 por ciento, en Honduras representaban menos del 3 por ciento [6] [7] [8] [ 9]

Las reformas liberales comenzaron en 1870 en Centroamérica, teniendo éxito en Guatemala, El Salvador y Costa Rica, esto atrajo a miles de inmigrantes, principalmente italianos, alemanes y españoles [10] [11]

La construcción de grandes obras de infraestructura como el Canal de Panamá o el Ferrocarril del Atlántico en Costa Rica, exigió el ingreso de miles de trabajadores españoles, italianos y griegos

También llegaron alemanes a Costa Rica, Guatemala y Nicaragua para dedicarse a las actividades agrícolas [12] [13]. En Costa Rica y El Salvador, el ingreso de cientos de miles de italianos en las primeras décadas del siglo XX fue uno de los movimientos más importantes que tuvieron peso demográfico. . [14] [15] [16]

En la Primera y Segunda Guerra Mundial, miles de judíos, principalmente de Alemania y Polonia, ingresaron a la Región Panamá, Costa Rica, El Salvador y Guatemala fueron los que más recibieron. [17] [18] [19] [20]

Costa Rica: A partir de 2012 [actualización], la mayoría de los costarricenses son principalmente de ascendencia española. Muchos también tienen ascendencia alemana, italiana, francesa, holandesa, británica, sueca y griega. Europeos castizos, y los mestizos juntos comprenden el 83% de la población. [21] Europeos y castizos representan el 65,8% de la población total). [22] Los migrantes europeos utilizaron Costa Rica para cruzar el istmo de América Central y llegar a la costa de California a finales del siglo XIX y principios del XX antes de la apertura del Canal de Panamá. Otros grupos étnicos europeos que se sabe que viven en Costa Rica incluyen rusos, daneses, belgas, portugueses, croatas y húngaros.

Nicaragua: Asimismo, en Nicaragua durante mediados del siglo XIX y principios del XX el gobierno fomentó la inmigración cediendo tierras en áreas de Estelí, Jinotega, Matagalpa, Managua-El Crucero, Carazo, Nueva Segovia y Madriz, principalmente a alemanes, franceses y Inmigrantes de Europa del Este que estaban dispuestos a trabajar la tierra.

El Salvador El 12% de los salvadoreños son en su mayoría descendientes de los colonizadores españoles, con otros descendientes de franceses, italianos, portugueses, británicos, alemanes y algunos otros grupos étnicos centroeuropeos.

Panamá: Menos del 7% de la población panameña se identifica como blanca. [23] La inmigración europea a Panamá en los siglos XIX y XX incluyó a británicos, irlandeses, holandeses, franceses, alemanes, italianos, portugueses, polacos y rusos.

Guatemala: El cinco por ciento de los guatemaltecos son blancos de ascendencia europea en su mayoría españoles y alemanes.

Belice: En 2010 había 13,964 personas blancas viviendo en Belice, lo que representa el 4,6% de la población total. 10,865 o el 3,6% de la población eran menonitas de descendencia alemana / holandesa.

Honduras: El 1% de la población hondureña se identifica como blanca. [24] Se trata de personas de ascendencia principalmente española.


Tu opinión es importante para nosotros!

Después de ver nuestras unidades del plan de estudios, tómese unos minutos para ayudarnos a comprender cómo las unidades, que fueron creadas por maestros de escuelas públicas, pueden ser útiles para otros.

El capítulo I trataré de la cultura española del Viejo Mundo, un breve perfil del tipo de hombre que llegó por primera vez a las Américas.

El Capítulo II explorará brevemente la geografía del Nuevo Mundo, principalmente América del Sur, incluidos México, América Central y las Indias Occidentales.

El Capítulo III describirá las grandes ciudades de América Latina hoy, su gente y sus problemas en general.

El capítulo IV, el capítulo final, intentará mostrar a América Latina hoy y la dirección general que parece estar tomando.

Capítulo I

Para comenzar a comprender al latinoamericano de hoy, debemos mirar al pasado para ver el tipo de hombre que llegó por primera vez a América. Era un español, un conquistador, que vino principalmente para conquistar, para la gloria y el beneficio de España, y para difundir la doctrina católica. Era un hombre de profunda dignidad personal, con mucho orgullo y pasión, y un absoluto desprecio por la muerte. Para el español, la vida y la muerte conviven en beneficio mutuo. Su amor por la vida es fuerte porque entiende que es pasajero y precario. Por eso desdeña la muerte, haciéndola más probable. . . una simbiosis de vida y muerte, de ahí la formación de hombres como Cortés, Pizarro, los conquistadores, los castellanos.

¿Cómo surgieron estos rasgos? Según Elena de Souchere, la conformación del entorno geográfico y el clima político de España ayuda a desarrollar estas características. Ella escribe: “En la atmósfera hostil, surgió un tipo de hombre duro y voluntarioso, encerrado en sí mismo. Y estas características, adquiridas en el transcurso de una lucha constante contra las inclemencias de los elementos, fueron acentuadas por el invasor africano, una guerrilla permanente y sin frente fijo ”. 1 El hecho de que estos musulmanes pudieran aparecer en cualquier momento representaba un peligro constante para el castellano español. Este peligro común tendía a ser un igualador social porque cada hombre tenía que hacerse cargo de su propia defensa. “Todo hombre era, sobre todo, un hombre solo, enfrentado al peligro en la tierra árida, con la muerte en todas partes y siempre presente”. 2

Éstas eran algunas de las características de los españoles del viejo mundo. También tenían una actitud relajada hacia la raza. Una razón por la que escribe George Pendle es que los españoles fueron influenciados por los musulmanes.

Los musulmanes tomaron el control de España a principios de los años 700, todos excepto la zona muy montañosa en la parte norte de la península Ibérica. Allí, varios pequeños reinos cristianos iniciaron una campaña para expulsar a los musulmanes de España. Comenzaron a luchar contra los conquistadores musulmanes.

Entre el 700 y el 1000, los moros se establecieron entre sus súbditos cristianos, se casaron con ellos y adoptaron muchas de las costumbres españolas. Sin embargo, después de 1100, el territorio que quedó en manos musulmanas se dividió en varios estados pequeños. Entonces fue más fácil para los reinos cristianos de España vencer a sus enemigos. Hacia el 1000, la lucha por reconquistar España estaba en marcha. Continuó intermitentemente durante casi 500 años, hasta que los últimos musulmanes fueron derrotados en Granada en 1492.

A medida que la lucha contra los musulmanes llegaba a su fin, comenzaba una nueva lucha y aventura. . . el descubrimiento del Nuevo Mundo. Mientras una gran empresa (la derrota de los musulmanes) llegaba a su fin y comenzaba otra, el pueblo español seguía viviendo en la tensión cargada de pasión de una gran tarea en la que el yo lograría la victoria sobre la muerte. El español siempre estaba dispuesto a probarse a sí mismo, a que su “yo” irreemplazable no muriera, a que siempre persistiera en la integridad de su ser. Hernán Cortés hizo quemar sus barcos en el puerto para que no hubiera retorno en caso de fracaso: era un caso de vencer o morir.

Jane Schneider en su artículo “De vigilancia y vírgenes”, escribe sobre el papel de la mujer en la estructura psicológica del Mediterráneo. Cuando la determinación de los límites está sujeta a la interacción humana continua, se desarrolla una preocupación por el honor (como en el caso del luchador musulmán, montado en un caballo veloz dispuesto a intervenir como en la España castellana). No hay un gobierno fuerte que lo proteja, por lo que el español debe defender su “yo”, su honor en una estructura familiar individual. Las mujeres se convierten en el punto focal de la perpetuidad, el linaje, la familia, el honor.

Este es el español, entonces, que vendrá al Nuevo Mundo, un individualista acostumbrado a las incertidumbres, reacio a aceptar el fracaso, condicionado a luchar contra los elementos geográficos, dispuesto a aceptar otra gran tarea. Desde sus entrañas perpetuará el machismo.

Capitulo dos

El español que llegó al Nuevo Mundo era un hombre condicionado a un ambiente hostil. La mayoría de los conquistadores procedían de tierras áridas contra las que luchaban constantemente. Aquí había hombres a miles de kilómetros de casa, en un entorno poco amistoso y desconocido, la posibilidad de regresar a España fuera de la cuestión, y con un solo pensamiento en mente. . . triunfar o perecer.

Existe alguna evidencia de que después de la conquista inicial algunos de los soldados se asentaron en el entorno que más se parecía a su hogar. Los hombres que venían de la costa atlántica de España donde el clima era húmedo y lluvioso tendían a asentarse a lo largo de las llanuras costeras de América Latina o las Indias Occidentales, mientras que los de las tierras altas del interior de Castilla tendían a asentarse en las tierras altas de Perú y México. .

Fue debido a esta variada región que evolucionó una variedad de culturas. La cultura y el medio ambiente están vinculados. Una cultura está moldeada por las condiciones geográficas que la rodean. Por lo tanto, diferentes condiciones geográficas desarrollaron una cultura más o menos en sintonía con lo que la tierra estaba dispuesta a renunciar o lo que la cultura supo extraer de ella, según su grado de desarrollo.

En América Latina el clima difiere de un lugar a otro. Las plantas y los animales eran diferentes de un lugar a otro y ciertamente del Viejo Mundo y lo que los recién llegados estaban acostumbrados cuando las personas estaban a muchas millas de distancia, no estaban en contacto entre sí. Cada hombre tuvo que adaptarse a su propio entorno particular.

El clima, los suelos, los accidentes geográficos y los minerales en varias partes de América Latina han significado algo diferente para los agricultores. Cada grupo ha tenido una base tecnológica diferente y ha percibido las posibilidades de recursos de manera diferente. Cabeza de Vaca escribe en Aventuras en el interior desconocido de América cómo cada tribu de indios que encontró tenía su propia forma de sobrevivir contra los elementos y aquellos indios que encontró, cuyo entorno era algo más generoso, salieron mejor que aquellos que vivían en un ambiente más hostil. Las tribus que no pasaron todo el día cazando o buscando comida fueron aquellas cuya cultura superó con creces a todas las demás. Fueron estas tribus las que los conquistadores conquistaron y luego construyeron en la América Latina que conocemos hoy.

América Latina es un área de gran contraste físico. Contiene algunas de las montañas más altas del mundo en regiones justo por encima del nivel del mar. Posee grandes llanuras templadas, selvas impenetrables, áreas de densidad poblacional inigualable y un interior sin apenas habitantes humanos. En términos de superficie, es varias veces más grande que Estados Unidos. Se predice que su población será varias veces mayor que la de los Estados Unidos para fines de siglo.

América Latina contiene cinco características físicas que son de importancia: su ubicación, sus montañas, los grandes valles fluviales, la extensa llanura costera y sus islas. La mayor parte de América Latina se encuentra dentro de los trópicos. Este hecho ha afectado profundamente la naturaleza de su población y la economía y los problemas sociales de los distintos países.

Una cadena de montañas forma la columna vertebral geográfica de América. Esta cadena comienza en Alaska, pasa por Estados Unidos y Canadá, baja por la parte occidental de todo el Nuevo Mundo y termina a poca distancia de la Antártida. Las mesetas de una milla de altura de México descienden hacia montañas mucho más bajas en América Central, para elevarse nuevamente al segundo grupo de montañas más alto del mundo llamado Los Andes. En el norte de América del Sur, los Andes se abren en abanico para formar amplias mesetas y profundos valles.

En Chile, las mesetas desaparecen y se convierten en dos cordilleras a unos veinte kilómetros de distancia del gran Valle Central de Chile. Luego, la cadena continúa por la costa hasta Sierra del Fuego.Los Andes se extienden por más de cuatro mil millas con picos tan altos como los 23,081 pies del Monte Aconcagua en la frontera argentino-chilena. La meseta de Bolivia en muchos lugares tiene más de 14,000 pies de altura. Incluso en las islas de las Indias Occidentales hay picos montañosos y pequeñas cadenas montañosas. En la costa este de América del Sur, una escarpa de montañas bajas ha provocado que los ríos de la zona desvíen su flujo, serpenteen miles de kilómetros antes de desembocar en el mar.

Esta geografía ha moldeado las sociedades de los países por los que atraviesan. Las montañas son ricas en depósitos de hierro, estaño, plomo, zinc y otros minerales. Las mesetas y los valles proporcionan ricas áreas agrícolas y de pastoreo. Los arroyos y ríos que corren rápidamente desde las montañas brindan a América del Sur un rico potencial de energía hidroeléctrica.

Estas cadenas montañosas hacen que varias regiones de la zona tropical tengan un clima más parecido al de la zona templada. Hay grandes mesetas donde el clima varía de primaveral a extremadamente frío y se encuentran entre las áreas rurales más densamente pobladas de América del Sur. Otras poblaciones se encuentran en los valles profundos que se encuentran a muchos miles de pies sobre el nivel del mar en toda la cordillera de los Andes. Esto es particularmente cierto en los estados de Sao Paulo y Porana en Brasil. El principal problema en el desarrollo de una región tan montañosa ha sido la dificultad que tiene el transporte moderno para atravesar estos rangos. No fue hasta el siglo XX que Bolivia y Ecuador se vincularon con el mundo exterior.

La siguiente característica geográfica destacada es el valle fluvial de América del Sur. Uno de los ríos más grandes del mundo, el Amazonas, serpentea a unas tres mil trescientas millas desde su origen en los Andes, dentro de las 100 millas del Océano Pacífico hasta su vasta desembocadura en el Atlántico. Drena un área de aproximadamente 2,700,000 millas cuadradas. Se navega por embarcaciones oceánicas durante mil millas río arriba, hasta el puerto de Manaus, mientras que la navegación comercial continúa hasta Iquitos, a unas 2.300 millas de la desembocadura.

El valle del Amazonas está cubierto por una densa selva tropical dominada por enormes árboles cuyas ramas entrelazadas son tan gruesas que es difícil ver el rayo completo de luz solar. Alejo Carpentier lo describe como "una fecundidad brutal, una proliferación implacable". 3 Hasta ahora, sólo los indios y parte de indios nativos de la zona han podido resistir los rigores de este clima, que ha repelido tanto a los setters negros como a los blancos. El problema de cultivar esta zona es la ligereza del suelo y las lluvias torrenciales. Una vez que se ha quitado la cubierta tropical, el suelo es lixiviado por las fuertes lluvias.

Otro sistema fluvial es el Orinoco que nace en el norte de Brasil y fluye principalmente a través de Venezuela. Es navegable por 1.000 millas, pero fluye principalmente a través de selvas tropicales y llanuras aisladas. Colombia tiene el río Megdalena, que es virtualmente la corriente vital de ese país porque es el principal medio de transporte.

El sistema fluvial del Río de la Plata es probablemente el más importante en la actualidad. El Río de la Plata es el nombre del estuario a través del cual los ríos Paraná, Paraguay y Uraguay desembocan en el Océano Atlántico. Este sistema fluvial nace en el interior del continente, y la mayoría de los arroyos de los dos tercios meridionales de América del Sur que no desembocan en el Amazonas desembocan ni en el Paraná ni en el Paraguay. Son las principales arterias comerciales del este de Argentina, Uraguay y Paraguay.

Las regiones costeras son los principales centros de población de América del Sur. Hay llanuras estrechas a lo largo de las costas del Atlántico y el Pacífico de América del Sur y la costa del Pacífico y el Caribe de México y América Central. En el tercio sur de América del Sur, el área llana se ensancha dramáticamente para formar las vastas pampas de Argentina, Uraguay y el sur de Brasil, llegando hasta las estribaciones de los Andes. La costa tropical de México es inhóspita para la mayoría de los mexicanos que están acostumbrados a vivir en tierras altas secas y semi-templadas. Los principales núcleos de población de las repúblicas centroamericanas, excepto Guatemala y Costa Rica, se encuentran en la zona costera del Pacífico. Las costas caribeñas de Nicaragua y parte de Honduras tienen muy poca gente. En América del Sur, las grandes ciudades portuarias de Guayaquil, Lima y varias ciudades chilenas líderes se encuentran en la costa del Pacífico. La población de estas ciudades costeras se comparte con las mesetas y valles de los Andes. En la costa oriental se ubican la mayoría de las ciudades importantes de Brasil, así como Montevideo, en Uraguay, y la mayoría de los centros urbanos argentinos también se encuentran en la llanura costera, o cerca de ella. También en esta zona se encuentran las pampas o grandes llanuras planas que se extienden hacia el interior desde el Océano Atlántico hasta las estribaciones de los Andes.

La característica física final son las islas, las Antillas Mayores y Menores. La mayoría de las islas son montañosas o incluso montañosas con relativamente poca tierra cultivable a excepción de Cuba y Barbados. La tierra a lo largo de la costa de las islas del Caribe es muy fértil y una importante fuente de azúcar. Esto explica el hecho de que estas islas están densamente pobladas de negros que fueron introducidos allí como esclavos para apoyar la industria azucarera. La mayoría de estas islas son cimas de montañas altas, mientras que otras son afloramientos de coral.

La geografía de América Latina, entonces, ha determinado el tipo de civilización que ha evolucionado. Los indios se encuentran en las zonas montañosas, los negros se encuentran básicamente en las islas y a lo largo de las llanuras costeras calientes, y los europeos principalmente en la región templada del sur. La geografía ha provocado una falta de desarrollo en las montañas y en los valles de los ríos tropicales.

Así como la mezcla de territorio y gente de España provocó una variedad de personalidades, esta misma combinación tuvo el mismo efecto en el Nuevo Mundo. Se formaron nuevos reinos, aislados unos de otros debido a la geografía, y estos reinos formaron diferentes personalidades.

La geografía de la tierra junto con la aversión a la concesión y el compromiso puede ser una de las razones del malestar y la falta de cohesión en América Latina hoy.

Capítulo III

Hay más de 600 millones de personas viviendo en Estados Unidos. Sabiendo esto, es difícil imaginar que hace 30.000 años ni una sola persona vivía en las Américas.

El hemisferio occidental incluye dos continentes o grandes extensiones de tierra. Estos continentes son América del Norte y del Sur. América del Norte está formada por Canadá, Groenlandia, Estados Unidos, México y las naciones de América Central y las Indias Occidentales. Hay más de 7.000 islas en las Indias Occidentales, algunas demasiado pequeñas para que la gente viva en ellas. De las islas habitadas, algunas son naciones independientes, mientras que otras están gobernadas por naciones independientes o tienen estrechos vínculos con ellas. América Central también se considera parte del continente de América del Norte. Hay siete naciones centroamericanas.

El continente de América del Sur no es tan grande como América del Norte. Hay doce naciones independientes en América del Sur. Cada país tiene personas, culturas y recursos únicos.

La Patagonia, que es el nombre que se le da al sur de Chile y Argentina, es sombría, aislada y poco adecuada para la vida humana. Sin embargo, la gente ha aprendido a vivir allí. En Chile, la Patagonia se extiende desde la isla de Chloe 'hasta la punta del Cabo de Hornos. Solo un puñado de personas vive en esta área remota. La mayor parte de la Patagonia es fría y salvaje, un lugar de fuertes vientos y fuertes lluvias, de empinadas laderas rocosas y aguas tormentosas. Sería difícil encontrar un clima más desagradable. Sólo hay unas pocas horas de sol, unas pocas horas en las que no sopla el viento. . . la nieve y el aguanieve son comunes durante todo el invierno. Debido a que el clima es tan desolador y la tierra tan salvaje, la mayoría de la gente de esta área cría ovejas para ganarse la vida en una estrecha franja de pastizales en el lado este de los Andes. La cría de ovejas es una de las pocas formas en que se puede sacar la vida de este desierto.

Una antigua leyenda dice que un dios habló con la tribu azteca errante en 1325. El dios le dijo a los aztecas que buscaran un lugar donde encontrarían un águila sentada sobre un cactus y comiéndose una serpiente. En ese lugar, el dios ordenó a los aztecas que construyeran la ciudad de Tenochtitlán. Casi doscientos años después, los españoles conquistaron a los aztecas y construyeron una nueva ciudad sobre la base de la antigua. Llamaron a la nueva ciudad México.

La Ciudad de México es la capital de México. Es una de las ciudades más bellas del mundo con amplios bulevares bordeados de palmeras, tranquilos parques verdes y fuentes. Hasta finales de la década de 1950, el aire era tan puro que la gente podía sentarse en los parques y mirar hacia arriba y ver a lo lejos montañas nevadas. Esto ya no existe. Ahora es una ciudad con una población de aproximadamente 17 millones de personas, donde la gente acude en masa con la esperanza de encontrar trabajo. La explosión demográfica de la Ciudad de México ha producido muchos problemas. La mayoría de los recién llegados que acuden en masa a la ciudad son personas pobres del campo. No tienen más remedio que vivir en los barrios más viejos y pobres de la Ciudad de México, lo que provoca graves problemas en los barrios marginales. Parece que no hay esperanza para la gente, ya que no tienen educación ni cualificación. El propio México está atravesando graves problemas económicos y hasta que el país pueda encontrar una manera de resolverlos, los problemas de la Ciudad de México seguirán creciendo.

Río de Janeiro es quizás la ciudad más hermosa de Brasil. Está escondido entre las exuberantes montañas boscosas y las aguas de la Bahía de Guanabara, que desemboca en el Océano Atlántico. Los turistas vienen de todo el mundo para ver sitios como el Pan de Azúcar y las montañas Corcavado, que se elevan desde el centro de la ciudad. Río es un bullicioso centro industrial y comercial.

La gente de Río tiene una variedad de antecedentes ancestrales. Muchos de los descendientes son esclavos negros que fueron traídos a Brasil por los portugueses durante la época colonial. Muchos otros son de ascendencia mixta. Río también tiene personas que han emigrado de Portugal, España, Italia y Alemania. La mayoría de la gente habla portgugese, el idioma oficial de Brasil.

Río tiene una población de ocho millones de personas y debido a que el área de la ciudad no es grande, la densidad de población es extremadamente alta. Hay un promedio de más de ocho mil personas por milla cuadrada. Esta superpoblación trae otros problemas. Muchos de los recién llegados rurales del oeste rural son recibidos con decepción. A menudo, no pueden encontrar trabajo o una vivienda adecuada. Muchas de estas personas, una de cada cinco, se ven obligadas a vivir en favelas, barrios marginales destartalados que bordean las colinas que bordean la ciudad.

Los habitantes de las favelas son críticamente pobres. Hacen sus hogares con cualquier cosa que puedan conseguir, latas, tablas viejas o barro. No hay recolección de basura ni alcantarillado, ni electricidad, ni agua corriente. Sin embargo, estas circunstancias no impiden que los recién llegados acudan en masa a la ciudad buscando desesperadamente mejorar sus vidas. Con una inflación alta y una pobreza desenfrenada, Brasil busca sus recursos potenciales en el interior de la cuenca del Amazonas. Hasta el momento, nada se ha materializado.

La cuenca del Amazonas es una enorme región ecuatorial en el norte de Brasil. Lleno de enjambres de insectos que pican, es el hogar de escorpiones y orugas venenosos. Enormes serpientes se deslizan por la tierra, pirañas en los ríos y cocodrilos en los pantanos. El tiempo se ha detenido en esta área. Solo unos pocos indios pueden vivir satisfactoriamente allí. Los colonos dejaron en paz esta zona, que en lo que a ellos respectaba no contenía oro ni era apta para el cultivo de caña de azúcar. Recientemente, sin embargo, el área ha producido cantidades sustanciales de minerales y algunas personas creen que puede ser solo la punta del iceberg.

Ganaderos, agricultores y madereros se están asentando en la zona, trayendo consigo problemas del siglo XX. Están amenazando con deforestar el área para el año 2000, esta última gran selva virgen luego perecería. El indio amazónico también se ha visto afectado por los colonos, muchos han muerto a causa de las enfermedades traídas a la zona. Miles de personas se han visto obligadas a trasladarse a reservas fuera de su jungla nativa y su futuro parece incierto.

Buenos Aires, en Argentina, tiene muchos de los mismos problemas que afectan a otras ciudades sudamericanas. No obstante, Buenos Aires tiene una clase media más grande que cualquier otra ciudad sudamericana. Estas personas disfrutan de comodidades modernas y hogares cómodos. Sus vidas no son diferentes a las de las personas que viven en los suburbios de los Estados Unidos.

Debe hacerse un breve comentario sobre las Naciones Andinas. Ha habido muchas reformas en las últimas décadas, como otorgar la propiedad de la tierra a más personas, dándole a la gente el autogobierno y sus líderes teniendo más oportunidades de efectuar reformas positivas. Aunque estas reformas han logrado algunas mejoras en la vida andina, no han traído prosperidad, gobiernos estables o una sensación de seguridad a la gente. Los recursos en esta área son grandes, pero también lo es el miedo a la pobreza continua y al gobierno duro bajo la dictadura.

A principios de 1528 Pedro de Alvarado fundó la ciudad de San Salvador, la segunda ciudad más grande de Centroamérica y actual capital de la república de El Salvador. La ciudad de San Salvador se encuentra a solo 25 millas del Océano Pacífico, y los productos fabricados en San Salvador se exportan a mercados de todo el mundo. San Salvador enfrenta muchos de los mismos problemas que enfrentan otras grandes ciudades de América Latina. La gente fluye hacia la ciudad en una marea interminable, pero se les ofrece poca pero terrible pobreza debido a la falta de trabajo.

La distribución desigual de la riqueza y la tierra en El Salvador ha sido durante mucho tiempo una fuente de conflicto. Durante años, esa tierra en este país se ha dividido en enormes haciendas propiedad de un pequeño número de personas adineradas. Los gobiernos han tratado de dividir la riqueza de manera más equitativa, pero nunca han podido hacerlo con gran éxito. El ejército ha estado del lado de los terratenientes ricos y, por lo tanto, ha podido derrotar a las personas menos afortunadas. El conflicto aún continúa hoy y se ha convertido en una guerra civil. Solo los gobiernos duraderos podrán realizar los deseos y necesidades de la gente.

Puerto Rico, una isla densamente poblada de más de 3 millones de habitantes, pertenece al grupo de las Antillas Mayores. Puerto Rico es un estado de la Commonwealth, lo que significa que se gobierna a sí mismo bajo su propia constitución, pero está sujeto a muchas leyes federales de los Estados Unidos. Históricamente, Puerto Rico ha sido una nación muy pobre. La caña de azúcar, su principal cultivo, ha proporcionado la mayoría de los puestos de trabajo en la isla. Las mejoras económicas ayudaron a Puerto Rico a través de un ambicioso programa de industrialización. Puerto Rico hoy tiene un alto nivel de vida en comparación con el de otras naciones de las Indias Occidentales, y sus ciudades tienen un aspecto moderno. A pesar de su relativa prosperidad, el ingreso promedio en Puerto Rico es de menos de $ 4,000.00 al año. En busca de El Dorado, aproximadamente un tercio de toda su población ha emigrado a los Estados Unidos. La mayoría de los puertorriqueños han venido a Estados Unidos o conocen a alguien que lo ha hecho. Muchos de los que vienen aquí vuelven, totalmente desilusionados. La mayoría de los puertorriqueños que emigran a Estados Unidos se establecen en la ciudad de Nueva York, donde heredan las peores condiciones de vida posibles. Les resulta difícil ascender en la escala social como lo han hecho otros grupos de otras tierras antes que ellos. La razón, dicen algunos, es que debido a su herencia mixta se los considera parte del grupo minoritario y no tienen las mismas oportunidades que las migraciones blancas que no hablan inglés en el pasado. Cualquiera sea la razón, el inmigrante puertorriqueño parece estar enredado en un dilema sobre el que prácticamente no tiene control.

Capítulo IV

La cultura latinoamericana existe a pesar de la gran diversidad étnica entre la gente. En algunas áreas dominan los indios nativos, particularmente en América Central y en las tierras altas de los Andes desde Colombia hasta Perú. En Argentina, partes de Brasil y en Venezuela, las raíces inglesas, alemanas e italianas son significativas. En Guyana hay áreas dominadas por indios orientales. En otros, como las Indias Occidentales, los esclavos africanos son los principales componentes de la población. Los europeos son prominentes en todas partes de América Latina, y en Argentina, Costa Rica y Uraguay no se han mezclado con otros grupos. En otros lugares, son parte de una integración que ha producido personas de todos los colores de piel.

Un artículo de Roberto Fernández Retamar cita al Libertador Simón Bolívar en su mensaje al Congreso de Angostura (1819):

La afirmación más interesante del alero de Retamar es la explicación de la cultura latinoamericana como un borrador o copia de la cultura buorgeois europea. Intentaré ampliar este concepto en párrafos posteriores de este capítulo.

Retamar continúa diciendo que la raíz del problema es el idioma que tiene que usar el latinoamericano. Según Retamar,

Dentro del embrión del recién nacido deben estar todas las experiencias pasadas de la ascendencia del embrión; el Génesis del Nuevo Mundo es ese Viejo Mundo con todas las herramientas y lenguajes conceptuales.

Examinemos de manera limitada la declaración de Retamar. Los españoles vinieron a conquistar, no a colonizar. La tierra fue saqueada, los nativos hicieron esclavos y las mujeres dieron a luz a sus hijos. Cuando la población india fue diezmada por la matanza o la enfermedad, se trajeron esclavos negros para tomar el relevo. Hijos de conquistadores, mestizos, mulatos, heredaron los rasgos de sus padres y se convirtieron en feroces caudillos que luchaban constantemente entre sí para ver quién gobernaba.

Una vez que se logró la independencia de España, los latinoamericanos no tuvieron que unirse como una sola nación para protegerse de otras grandes potencias. Es a partir de este pasado violento, en el que la cultura nativa fue arrasada casi por completo, que se generaron algunos de los problemas inherentes a América Latina.

Para explorar más a fondo América Latina, examinemos sus tres instituciones básicas, el ejército, la iglesia y su sistema de educación.

La imagen estereotipada del oficial militar latinoamericano es la de pavonearse con un chaleco lleno de medallas colgadas en un uniforme brillante buscando un "golpe". Hay una cierta cantidad de verdad en esta imagen, pero cambia rápidamente. Hay que darse cuenta de que la mayor parte de América Latina fue colonizada por militares que en la mayoría de los casos se convirtieron en los órganos de gobierno. Las estructuras militares gobernantes tienden a tomar decisiones por la población. No pueden ser eliminados, por lo tanto, el "golpe" de otros militares. Esto, entonces, conduce a la propagación de este tipo de gobierno.

La Iglesia Católica llegó a América junto con los conquistadores. Los militares usaron la fuerza para destruir el poder político y militar de los nativos, mientras que la Iglesia usó la cruz para destruir su religión. El problema es que no eliminaron por completo las costumbres religiosas indias nativas. Esto, sumado a otros factores, ha presentado problemas en la actualidad en América Latina. El indio parece haberse vuelto retraído, hosco y desconfiado de los demás.Muchos todavía regresan a algunas de sus antiguas costumbres. Siguen siendo discriminados y parecen ignorar cualquier cohesión nacional. Este es un problema muy difícil de tratar y no será fácil de resolver.

El sistema educativo comienza a mostrar algunos avances, pero aún le queda un largo camino por recorrer. En el pasado, las únicas personas educadas eran las familias de la élite. Muchos de los hijos de la élite fueron enviados a España y Portugal para continuar su formación. Las familias de los pobres recibieron poca o ninguna educación. Al campesino no se le ofreció formación profesional para mejorar su habilidad en la agricultura, ni lo preparó para ningún tipo de trabajo en las ciudades.

El analfabetismo siempre ha sido un problema importante en América Latina. Sin embargo, varios países como Argentina, Cuba, Venezuela y Chile han realizado mejoras. Con esfuerzos continuos, América Latina parece estar resolviendo este problema.

Todos estos factores —los sistemas militares, religiosos y educativos— han contribuido a la noción de que América Latina es un área subdesarrollada. América Latina es considerada hoy como parte del movimiento mundial de los países “subdesarrollados” por un lugar en los asuntos mundiales. Uno debe darse cuenta de que América Latina ciertamente ha estado a la vanguardia de tales movimientos que se remontan a la Revolución Mexicana.

Uno de los pensadores políticos latinoamericanos modernos fue Víctor Raúl Haya de la Torre, el líder peruano. Instó al desmantelamiento de la sociedad tradicional y la aceleración del desarrollo económico, social y político en beneficio de los propios países latinoamericanos y no de los inversionistas externos. La ayuda desde el exterior debe dirigirse a aquellas áreas que necesitan ayuda según lo determinen los propios latinoamericanos y esto debe hacerse sobre una base de región a región. También pidió la unificación de todas las naciones latinoamericanas en una América Latina unida. La geografía y la variedad de tradiciones arraigadas hacen que esta sea una tarea muy difícil.

En el clima político, el comunismo es otra fuerza con la que deben lidiar los latinoamericanos. En Cuba, los comunistas han llegado al poder. El comunismo aún no ha ganado aceptación en toda América Latina, pero ha construido partidos en todos los países.

Ha surgido otra corriente de pensamiento político y social llamada izquierda jacobina. También están de acuerdo en que las instituciones responsables de las antiguas injusticias y del retraso del desarrollo nacional deben ser destruidas. Los jacobinos no creen en la libertad de expresión, etc. y consideran el debido proceso como un obstáculo para lograr sus objetivos.

Hay algunos latinoamericanos, como los trabajadores industriales urbanos, los campesinos, la nueva clase media y los intelectuales que creen firmemente que, a menos que las naciones latinoamericanas puedan acabar con los sistemas de latfundio, los antiguos propietarios de tierras de élite y otros efectos residuales del pasado colonial, todo futuro. el desarrollo se verá obstaculizado. También creen que en el futuro América Latina se alineará solo con situaciones y países que sirvan a sus propios intereses.

Con una tierra tan diversa en su geografía, tan diversa en sus tradiciones y culturas, nacida en la violencia del Viejo Mundo al encuentro del Nuevo Mundo, uno puede al menos comenzar a ver las difíciles tareas de sus líderes, presentes y futuros, en cuyo En manos estará el futuro de América Latina.

(figura disponible en forma impresa) Atlas de América del Sur. (figura disponible en forma impresa) Hemisferio occidental: principales accidentes geográficos y cuerpos de agua.

Lección 1

Objetivo Enseñar algunos de los logros de la civilización azteca e inca.

Objetivos
1. Conocer la civilización azteca.

2. Conocer la civilización Inca.

Materiales Un mapa de México que muestra el Imperio Azteca y de América del Sur, que muestra el Imperio Inca. Lápices de colores, mapas en blanco de México y América del Sur, brújula.

Procedimiento

Lección 2

Objetivo

Materiales Mapa de la región del Río de la Plata, regla, crayón.

Procedimiento

Lección 3

Objetivo Enseñar a los estudiantes la razón por la que los conquistadores llegaron al Nuevo Mundo, la razón por la que los conquistadores lograron conquistar a los indios con tan pocos números, el impacto de la cultura del Viejo Mundo al encuentro de la cultura del Nuevo Mundo.

Materiales Mapas de México y Perú, crayones.

Procedimiento

Lección 4

Lección # 5

C personajes:
Montaigne — Montezuma — La Casa y la cultura del mundo occidental (W.W.C.)

La Casa : (declaración introductoria) Y de todo el universo de la humanidad, estos pueblos (indios) son los más inocentes, los más desprovistos de maldad y duplicidad, los más obedientes y fieles a sus amos nativos ya los cristianos españoles a quienes sirven. . . estas personas son las más desprovistas de rencores, odios o deseos de venganza de cualquier pueblo del mundo. Y debido a que son tan débiles y complacientes, son menos capaces de soportar trabajos pesados ​​y pronto mueren sin la enfermedad. . . no tienen ningún deseo de poseer bienes terrenales. Por eso no son arrogantes, amargados ni codiciosos.


TRATAMIENTO DE ACEITUNAS EN ACEITE

Para producir aceite de alta calidad, las aceitunas deben recolectarse sin romper la piel de la fruta, y la fruta debe procesarse dentro de las 12 a 24 ha posteriores a la cosecha. La fruta debe estar separada por calidad, procesando cada grado por separado (Hermoso Fernández et al., 1998).

Lavado y deshojado

La mayoría de los molinos pasan las aceitunas por una criba vibratoria y un soplador que quita las hojas y otros desechos. Las aceitunas se lavan solo si han sido recolectadas del suelo o tienen residuos de aspersión. La humedad adicional puede reducir la eficiencia de extracción, porque se forman emulsiones de agua / aceite. Los aceites elaborados a partir de aceitunas lavadas suelen ser menos deseables, con una reducción del amargor y el picor, pero también tienen un sabor menos afrutado (Civantos, 1999 Hermoso Fernández et al., 1998).

Molienda o trituración

Las aceitunas se trituran para romper las células y liberar el aceite para su extracción. Se utilizan dos tipos principales de máquinas para triturar aceitunas: el molino de piedra y el molino de martillos. La mayoría de las aceitunas se trituran con el hueso, y el tamaño de los fragmentos de hueso indica la finura de la pasta.

Los molinos de piedra, el método más antiguo, consisten en una base de piedra y muelas verticales encerradas en un recipiente de metal, a menudo con raspadores y paletas para esparcir la fruta debajo de los huesos y hacer circular y expulsar la pasta. El lento movimiento de las trituradoras de piedra no calienta la pasta y da como resultado una menor emulsificación, por lo que el aceite es más fácil de extraer. Las desventajas de este método son la maquinaria voluminosa y su lentitud, su alto costo y su incapacidad para operar continuamente. La mayoría de los molinos de piedra han sido reemplazados durante los últimos 20 años debido a su ineficiencia, sin embargo, algunos productores prefieren este método para variedades de sabor excesivamente fuerte.

Los molinos de martillos generalmente consisten en un cuerpo de metal que gira a alta velocidad, arrojando las aceitunas contra una pantalla de metal. La principal ventaja de los molinos de martillos es su velocidad y funcionamiento continuo, lo que se traduce en un alto rendimiento, tamaño compacto y bajo costo. Sin embargo, la rápida trituración de la fruta crea una mayor emulsificación del aceite y el agua dentro de la pasta y temperaturas más altas. El aceite producido en un molino de martillos generalmente tiene un sabor más fuerte porque la pulpa se rompe más. El tamaño de la malla del molino de martillos se ajusta normalmente a medida que avanza la temporada y la fruta se vuelve más madura y blanda (Alba Mendoza, 2001 Civantos, 1999 Di Giovacchino et al., 2002b).

Mezcla de la pasta de aceitunas (batido)

La malaxación prepara la pasta para la separación del aceite. Se hace para revertir la emulsificación que se produjo durante el proceso de trituración y es particularmente importante si la pasta se produjo en un molino de martillos. El proceso de mezcla optimiza la cantidad de aceite extraído mediante la formación de gotas de aceite más grandes y una reducción de la emulsión de aceite y agua. De manera óptima, el batidor está diseñado para asegurar una mezcla completa, sin dejar ninguna porción sin mezclar. La pasta se agita lentamente durante 30 a 60 min. La temperatura de la pasta durante el batido es muy importante. Debe estar tibio, de 80 a 86 ºF (26,6–30 ° C), que aún esté frío al tacto, para mejorar la viscosidad del aceite y mejorar la extractabilidad. Temperaturas superiores a 30 ° C (86 ° F) pueden causar problemas como pérdida de sabores frutales, aumento del amargor y aumento de la astringencia. La última tendencia en el manejo de la pasta de aceite de oliva es excluir el oxígeno, lo que se puede hacer inundando la superficie de los tanques de mezcla con nitrógeno o excluyendo el oxígeno al vacío en tanques especiales de malaxación. Se cree que limitar la exposición al oxígeno reduce la actividad enzimática que puede descomponer los polifenoles, que son los principales compuestos de sabor del aceite de oliva (Alba Mendoza, 2001 Di Giovacchino et al., 2002a Hermoso Fernández et al., 1998).

Extracción de aceite de la pasta

El siguiente paso es extraer el aceite de los sólidos y el agua de la fruta. El aceite se puede extraer mediante prensado, decantadores centrífugos, filtración selectiva o mediante combinaciones de los diferentes métodos.

Prensa tradicional.

El prensado es uno de los métodos más antiguos de extracción de aceite. Este método implica aplicar presión a las esteras de filtro apiladas, cada una cubierta con aproximadamente 0,5 pulgadas (1,25 cm) de pasta, que se alternan con discos de metal. Una espiga central hueca permite que el aceite y el agua exprimidos (jugo de aceituna) salgan en ambas direcciones. Este proceso requiere más mano de obra que otros métodos de extracción, el ciclo no es continuo y las esteras del filtro pueden contaminarse fácilmente, introduciendo defectos de fermentación y oxidación en el aceite. En consecuencia, el uso de prensas tradicionales se está volviendo obsoleto (Alba Mendoza, 2001).

Filtración selectiva: proceso sinolea.

Con En este proceso, no se aplica presión a la pasta. Funciona según el principio de que en una pasta que contiene aceite, partículas sólidas y agua, el aceite solo se adherirá al metal. La máquina tiene cuchillas de acero inoxidable que sumergen en la pasta el aceite adherido y luego gotea de las cuchillas en un recipiente separado, y los sólidos y el agua se quedan atrás. Esto produce un aceite ligero de "flujo libre" con una calidad única. El equipo es complicado y requiere limpieza y mantenimiento frecuentes, y una fuente de calor constante para mantener la pasta a una temperatura uniforme. La extracción se detiene cuando comienza a aparecer agua de fruta en el aceite (Alba Mendoza, 2001).

Decantadores centrífugos: trifásicos y bifásicos.

Históricamente, se dejaba reposar en recipientes la pasta de aceitunas, o jugo de aceitunas que contenía agua y aceite, hasta que el aceite subía a la superficie, donde podía desnatarlo. Sin embargo, el tiempo que se requiere para esto aumenta el contacto del aceite con las enzimas y la probabilidad de fermentación, lo que produce aceites defectuosos. Los decantadores modernos son centrífugas horizontales grandes que separan el aceite de los sólidos y el agua en mucho menos tiempo. Los decantadores giran a ≈3000 gramonorte. La fuerza centrífuga mueve los materiales sólidos más pesados ​​hacia el exterior, se forma una capa de agua más ligera en el medio, con la capa de aceite más ligera en el interior. En un sistema de tres fases, se agrega agua para que la pasta fluya a través del decantador, pero esto elimina parte del sabor y los antioxidantes y da como resultado un menor contenido de polifenoles.

Los decantadores de sistema de dos fases se introdujeron a principios de la década de 1990. También son grandes centrífugas que giran sobre un eje horizontal, pero separan el aceite de los sólidos y el agua de la fruta que salen juntos. No es necesario agregar agua, por lo que hay una mejor retención de polifenoles. Los aceites extraídos en dos fases suelen mostrar niveles más altos de frutosidad, sabores verdes, amargor, pungencia y sabor en general, pero no son tan dulces. El sistema de dos fases tampoco produce casi nada de aguas residuales en comparación con el sistema de tres fases, y sus aguas residuales tienen una demanda biológica de oxígeno mucho menor, pero los residuos sólidos son bastante húmedos y más difíciles de manejar (Civantos, 1999 Hermoso Fernández et al. , 1998).

Centrifugadora vertical.

Las centrífugas verticales giran a dos veces la velocidad de un decantador en un eje vertical y proporcionan cuatro veces la fuerza de separación (2 2) para las fases sólida, acuosa y oleosa. La separación adicional de las tres fases elimina aún más las partículas sólidas y el agua del aceite. Por lo general, se agrega agua tibia fresca para “limpiar” el aceite, creando una mayor separación de las fases. Los procesadores de sistemas trifásicos utilizan dos centrifugadoras: una para el aceite “húmedo” del decantador y una segunda para separar el aceite de la fruta-agua del decantador (Alba Mendoza, 2001).

Procesamiento de residuos

En países con una producción significativa de aceite de oliva, los residuos de la extracción de aceite de primera calidad se utilizan para una mayor extracción de aceite con disolventes. Actualmente, no hay plantas de extracción con solventes que fabriquen aceite de orujo en California.

Filtración, almacenamiento y embotellado de aceite

Después del procesamiento, el aceite debe almacenarse a granel durante 1 a 3 meses para que sedimente aún más las partículas restantes y el agua de la fruta. Esto elimina los sedimentos en las botellas y el contacto del aceite con los residuos del agua de procesamiento que podrían provocar sabores desagradables. Algunos aceites se filtran antes del embotellado para eliminar cualquier residuo de agua de fruta o sólidos en suspensión. El aceite "nuevo", que se embotella y vende inmediatamente después del procesamiento, debe consumirse rápidamente (en aproximadamente 6 semanas) para evitar cambios de sabor dentro de la botella. Los aceites de calidad superior deben almacenarse en acero inoxidable y mantenerse a una temperatura constante de entre 45 y 65 ºF (7.2–18.3 ° C) (Alba Mendoza, 2001 Hermoso Fernández et al., 1998).


EL PERIODO COLONIAL

La historia centroamericana revela un fuerte hilo de unidad. Aunque la unión política no era una característica de la Centroamérica precolombina, existía una considerable similitud cultural entre los pueblos que ocupaban los actuales estados de Centroamérica, con extensas relaciones comerciales entre ellos y cierto sentimiento de enemigos comunes externos. A principios del siglo XVI, sin embargo, los españoles impusieron la unidad política, económica, social y cultural. Como Reino de Guatemala, durante tres siglos la región evolucionó como una sola unidad política, gobernada desde Santiago de Guatemala (actual Antigua). Movida ocasionalmente por desastres naturales, esa ciudad se convirtió en el hogar de una élite criolla patricia y de los burócratas peninsulares que gobernaban estas provincias. Su progenie se extendió a las provincias y formó el núcleo de la aristocracia local en cada capital provincial.

Si bien se pagaron diversos grados de lealtad y cantidades de tributo colonial a la capital virreinal en la ciudad de México y España, el centro inmediato y real del universo centroamericano era Santiago de Guatemala. Hasta los últimos años del dominio español, contenía la única universidad del reino (la Universidad de San Carlos, fundada en 1681), y era la sede de todas las órdenes religiosas del istmo, el centro del comercio y las finanzas de ultramar, y , por supuesto, la capital administrativa del reino. La flor y nata de la estirpe criolla local vino de las provincias para educarse, ingresar al comercio, unirse a la burocracia y establecer vínculos más estrechos con las familias en el centro del reino.

Sin duda, también hubo fuerzas centrífugas. Las instalaciones de transporte inadecuadas hicieron que gran parte de la región estuviera alejada de la capital y sus ventajas. El reino a menudo representaba una intromisión en la subsistencia local, una carga en forma de impuestos y servicio a la corona o la cruz. Estaba el conflicto entre los dos grandes sistemas socioeconómicos que han caracterizado a Centroamérica desde 1524: el feudalismo y el capitalismo. Los conquistadores establecieron un reino con conceptos, instituciones y costumbres feudales. Los vestigios de ese reino aún se pueden ver en las instituciones y actitudes de la Centroamérica moderna, pero también hubo un capitalismo renacentista llevado a Centroamérica que enfatizó la explotación minera, la producción agroexportadora, el desarrollo de infraestructura y una mayor unidad entre las provincias del reino. . Esta tendencia capitalista se desaceleró durante el siglo XVII y, en todo caso, las instituciones feudales se fortalecieron entonces. Pero a medida que España declinaba económicamente, sus rivales ganaron fuerza y ​​la revolución industrial los llevó a investigar el istmo en busca de comercio y saqueo, lo que contribuyó en última instancia a un mayor comercio exterior. Los Borbones del siglo XVIII promovieron especialmente el aumento de la producción agrícola de exportación en las regiones remotas del Imperio español que habían estado predominantemente orientadas a la subsistencia.

En Centroamérica esto produjo algunos cambios muy sustanciales. Las provincias anteriormente subordinadas a Guatemala comenzaron a ganar importancia por derecho propio. Honduras explotó las minas de plata y, como en Nicaragua, surgió una floreciente comunidad ganadera que llevó grandes rebaños a los mercados de El Salvador y Guatemala. Costa Rica exporta cacao y tabaco. Y, sobre todo, el índigo de El Salvador se convirtió en el principal producto de exportación del istmo. Esta mayor importancia económica de las provincias contribuyó a su resentimiento contra el persistente dominio económico y político de la ciudad de Guatemala, pero también provocó algunas graves dislocaciones económicas. Durante el último medio siglo del dominio hispano, comenzaron a surgir fuertes divisiones entre la élite colonial con respecto al desarrollo económico, el papel de la Iglesia Católica Romana, la representación provincial y, en última instancia, la cuestión de la independencia de España.


Bibliografía

Biesanz, Mavis Hiltunen, Richard Biesanz y Karen Zubris Biesanz, Los ticos: cultura y cambio social en Costa Rica, 1998.

Bozzoli de Wille, María E. El indígena costarricense y su ambiente natural, 1986.

Chomsky, Aviva. Trabajadores de las Indias Occidentales y la United Fruit Company en Costa Rica 1870-1940, 1996.

Edelman, Marc. La lógica del Latifundio: los latifundios del noroeste de Costa Rica desde finales del siglo XIX, 1992.

——. Campesinos contra la globalización: Movimientos sociales rurales en Costa Rica, 1999.

——, y Joanne Kenen (eds.). El lector de Costa Rica, 1989.

Evans, Sterling. La República Verde: Una Historia de la Conservación de Costa Rica, 1999.

Gudmundson, Lowell. Costa Rica antes del café: sociedad y economía en vísperas del boom exportador, 1986.

Cariño, Martha. Actos hostiles: política estadounidense en Costa Rica en la década de 1980, 1994.

Janzen, Daniel H. (ed.) Historia Natural de Costa Rica, 1983.

Lara, Silvia, Tom Barry y Peter Simonson. Dentro de Costa Rica: la guía esencial de su política, economía, sociedad y medio ambiente, 1995.

Leitinger, Ilse Abshagen (ed.). El movimiento de mujeres costarricenses: una lectora, 1997.

Molina, Iván y Steven Palmer. La historia de Costa Rica: breve, actualizada e ilustrada, 1998.

Morales, Abelardo y Carlos Castro. Inmigración laboral nicaragüense en Costa Rica, 1999.

Palmer, Steven. "Conociendo al soldado desconocido: el nacionalismo oficial en la Costa Rica liberal, 1880-1935". Revista de estudios latinoamericanos 25 (1): 45– 72, 1993.

Sandoval García, Carlos. Sueños y sudores en la vida cotidiana: Trabajadores y trabajadoras de la maquila y la construcción en Costa Rica, 1996.

Stone, Samuel Z. "Aspectos de la distribución de energía en Costa Rica". En Dwight Heath, ed., Culturas y sociedades contemporáneas de América Latina, 1974.

Williams, Robert G. Estados y evolución social: café y auge de los gobiernos nacionales en Centroamérica, 1994.

Wilson, Bruce M. Costa Rica: política, economía y democracia, 1998.