El símbolo sagrado del pilar Djed

El símbolo sagrado del pilar Djed

Los jeroglíficos juegan un papel importante en la comprensión de la cultura del antiguo Egipto. Uno de los símbolos jeroglíficos más comunes y misteriosos se conoce como el símbolo djed. Con la apariencia de un pilar y tres o más barras transversales, ha habido varias teorías sobre el significado de este enigmático símbolo y lo que representaba para los antiguos egipcios que lo usaban con tanta frecuencia.

El símbolo djed tiene la apariencia de un eje o pilar vertical. Por lo general, tenía cuatro barras horizontales cerca de la parte superior, con una serie de líneas verticales entre cada barra. También tenía cuatro bandas alrededor del cuello del eje, debajo de la primera de las barras horizontales. A veces se remata con mayúscula.

Un pilar djed (centro) sobre un pectoral de esteatita vidriada (1070 - 703 aC). ( Wikimedia)

Muchos creen que el djed es un símbolo del dios Osiris, específicamente, su columna vertebral. Según la mitología egipcia, Osiris era el dios del más allá. Mientras visitaba a Set, el dios del desorden, el desierto, las tormentas y la violencia, Osiris fue engañado para que subiera a un ataúd construido exactamente a su tamaño. Lo asfixiaron rápidamente y el ataúd fue arrojado al Nilo. Finalmente, el ataúd llegó a las costas de Biblos, en Siria. Un árbol sagrado creció rápidamente alrededor del ataúd, encerrando el ataúd dentro de su tronco. El rey de la tierra, sin darse cuenta de la presencia del ataúd, estaba asombrado por el rápido crecimiento del árbol y ordenó que lo cortaran para convertirlo en un pilar de su palacio. Mientras tanto, la esposa de Osiris, Isis, lo había estado buscando. Llegó a saber que su cuerpo estaba contenido dentro del pilar. Se hizo cercana al rey y la reina, y cuando le otorgaron una bendición, solicitó el pilar. Al recibir el pilar, quitó el cuerpo de Osiris y consagró el pilar. Desde entonces se le ha llamado el pilar del djed.

El disco solar del dios Ra se eleva hacia el cielo mediante un signo ankh (que significa vida) y un pilar djed (que significa estabilidad y el dios Osiris) mientras lo adoran Isis, Neftis y babuinos. El motivo simboliza el renacimiento y el amanecer. ( Wikimedia)

Según otros, el djed es un pilar de fertilidad hecho o rodeado de juncos, árboles o gavillas. Dado que Egipto era una tierra sin árboles, esto puede representar la importancia de los árboles que se importaron de Siria. Esto también se relaciona con la historia de Osiris, donde su cuerpo estaba encerrado dentro del tronco de un árbol. Otros relatos asocian al djed con el dios halcón de la necrópolis de Menfita, Seker, y luego con el dios patrón de los artesanos de Menfita, Ptah. A veces se hace referencia a Ptah como "el noble djed". El símbolo djed también se ve a veces como un pilar que sostiene el cielo. En un palacio, los pilares pueden rodear una ventana y, visto desde el ángulo recto, parece que los pilares sostienen el cielo.

Relieve de estuco de Ptah sosteniendo un bastón que lleva los símbolos combinados ankh y djed. Período tardío o dinastía ptolemaica, siglo IV al III a.C. ( Wikipedia)

El símbolo djed también se usa en una ceremonia llamada "levantar al djed". Esta ceremonia está destinada a representar el triunfo de Osiris sobre Set. Durante la ceremonia, el faraón utiliza cuerdas para levantar un pilar, con la ayuda de sacerdotes. Esto coincidió con la época del año en que comenzó el año agrícola y se sembraron los campos. Esta fue solo una parte de las festividades de 17 días dedicadas a Osiris. En general, la ceremonia de levantamiento del djed representó tanto la resurrección de Osiris como la fuerza y ​​estabilidad del monarca.

Levantando el pilar Djed, Templo de Seti I, Abydos, Egipto ( Wikimedia)

El djed también se ha utilizado como amuleto, colocado cerca de las espinas de los cuerpos momificados, y la imagen pintada en su ataúd. El amuleto estaba destinado a permitir que los difuntos vivieran eternamente y garantizar su resurrección. El Libro Egipcio de los Muertos contiene un hechizo que se pronunciaría mientras se colocaba el amuleto sobre la momia, con la esperanza de que permitiera al difunto sentarse y recuperar el uso de la columna vertebral. Además, a menudo se veía en inscripciones jeroglíficas e incluso como parte de estructuras arquitectónicas. Su apariencia omnipresente da la impresión de que este símbolo era importante y sagrado en los sistemas de creencias del antiguo Egipto.

El símbolo djed visto en la inscripción jeroglífica en Deir el-Bahri. Crédito: Kyera Giannini / flickr

Imagen de portada: Una escena en la pared oeste del Salón Osiris que se encuentra más allá de las siete capillas y se ingresa por la Capilla Osiris. Muestra la elevación del pilar Djed. ( Wikimedia)

Fuentes:

El concepto del símbolo Djed - Pirámide del hombre. Disponible en: http://www.pyramidofman.com/Djed/

Egipto: El pilar Djed - Tour por Egipto. Disponible en: http://www.touregypt.net/featurestories/djedpillar.htm

El Djed - Wikipedia. Disponible en: http://en.wikipedia.org/wiki/Djed

Por M R Reese


Número de acceso: 3718
Mediciones: Largo: 3.93 cm Ancho: 1.47 cm Espesor: 0.81 cm
Material: Loza egipcia
Fecha: Período tardío, ca. 664-332 a. C.
Procedencia: Tebas, Egipto
Colección: Colección Mendes Israel Cohen de antigüedades egipcias, número 165

Descripción (3718)

Esta djedEl amuleto de pilar está hecho de una loza azul brillante con grandes secciones de un colorante marrón-púrpura en todas partes. Se ha incluido una barra de suspensión en la parte superior del djed-pilar, que está ligeramente ladeado.

Descripción (1991-1)

Esta loza djed-pilar se ha realizado con gran cuidado y un alto nivel de detalle incisa. Se perfora un orificio muy pequeño a través de la parte superior de su pilar trasero horizontalmente para la suspensión.

Descripción

Este símbolo era de naturaleza osiriana y estaba asociado principalmente con temas de renacimiento y regeneración. Según la leyenda, Osiris, el rey del antiguo panteón egipcio, fue asesinado por su hermano, Seth, el dios del caos. Después de su muerte, su consorte, Isis, y su hijo, Horus, revivieron al dios para que pudiera servir como la deidad principal del inframundo. los djed-pilar fue diseñado como un símbolo de Osiris y más tarde llegó a entenderse como una representación de su columna vertebral. De hecho, en varios Libro de los Muertos Los hechizos, las representaciones del símbolo se utilizan para ayudar a restablecer las vértebras del difunto y, en consecuencia, revivirlas para su renacimiento en la otra vida. Cuando se usa como amuleto, el símbolo ayuda a invocar los poderes regenerativos de Osiris. los djed-pilar también sirvió como un símbolo jeroglífico común, que representa la palabra egipcia antigua para "estabilidad".

Como uno de los amuletos egipcios más comunes, djedLos amuletos de pilar tienen una larga historia, que se remonta a finales del Imperio Antiguo (ca. 2686-2160 a. C.). Debido a sus asociaciones y poderes osirianos, djedLos amuletos de pilar se utilizaron con mayor frecuencia en contextos funerarios. Los amuletos a menudo se ensartaban y se colocaban en la parte inferior del torso de una momia, especialmente en los últimos períodos de la historia del antiguo Egipto, y también alrededor del cuello. El verde y el azul, como se ve en estos ejemplos, son los colores más comúnmente atestiguados de estos amuletos, que mejoran los poderes regenerativos de los amuletos a través de su conexión con la fertilidad y la renovación que proporciona el Nilo y su vegetación.

Referencias

Andrews, Carol, 1994. Amuletos del Antiguo Egipto. Austin: Universidad de Texas. 18.

Meeks, Dimitri, 1996. "Jerarquías, prerrogativas, grupos". En La vida diaria de los dioses egipcios, editado por Dimitri Meeks y Christine Favard-Meeks, traducido por G.M. Goshgarian. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press. 33-52.

Te Velde, H., 1971. "Algunas observaciones sobre la estructura de las tríadas divinas egipcias". El diario de arqueología egipcia 57. 80–86.


Djed & # 8211 Historia y orígenes

El Djed ha sido parte de la mitología y los jeroglíficos egipcios desde que podemos rastrear, al menos 5,000 años y más. Se cree que originalmente se desarrolló como un culto a la fertilidad. Debido a que la forma de pilar del culto también puede representar un árbol, y debido a la mitología que rodea al símbolo, esta hipótesis parece más que probable. En sus representaciones físicas, el símbolo probablemente se hizo como un tótem de juncos y gavillas.

Según el psicólogo Erich Neumann, el tótem era probablemente un fetiche de los árboles al principio, lo que es muy comprensible para una cultura que habitaba en el desierto como los antiguos egipcios. La evolución del Djet hacia un símbolo de estabilidad también es lógica a partir de ahí, ya que la alta fertilidad de la vegetación fue vital precisamente para la estabilidad que trajo a la región.

También se cree que el Djed se ha asociado con la columna vertebral humana, que también es un símbolo de estabilidad. Esto también conecta a los Djed con la fertilidad, ya que los antiguos egipcios creían que la semilla de los hombres provenía de la columna vertebral.

Como símbolo antiguo, el Djed también se abrió camino en los mitos egipcios. Estos son los que los arqueólogos e historiadores suelen analizar para derivar sus orígenes. Inicialmente se usó como el símbolo del dios Ptah, quien también fue llamado el "Noble Djed".

En la mitología egipcia posterior, Djed se vinculó al mito de Osiris. En él, Set mató a Osiris engañándolo para que lo pusiera en un ataúd hecho para que le quedara perfectamente. Después de que Set atrapó a Osiris en el ataúd y este último murió, Set arrojó el ataúd al Nilo. Desde allí, según el mito, el ataúd entró en el mar Mediterráneo y se lavó en las costas del Líbano.

Cuando el ataúd con el cuerpo de Osiris cayó al suelo, un árbol poderoso creció rápidamente, encerrando el ataúd dentro de su tronco. El rey del Líbano estaba intrigado por el árbol, así que lo cortó, lo convirtió en un pilar y lo instaló en su palacio con el cuerpo de Osiris todavía dentro del pilar.

Años más tarde, mientras Isis todavía estaba buscando al Osiris perdido con la ayuda de Anubis, se enteró de la presencia de Osiris en el Líbano. Ella ganó el favor del rey del Líbano y recibió una bendición de su elección. Naturalmente, eligió el pilar y su deseo fue concedido. De regreso a Egipto, Isis extrajo el ataúd del pilar, consagró los restos del árbol, lo ungió con mirra y lo envolvió en lino. Según los mitos, ese pilar se convirtió en el símbolo Djed.

Si bien esto es solo un mito religioso, vincula claramente el símbolo Djed tanto a sus orígenes como un culto a los árboles como a su uso frecuente como un "pilar de estabilidad".


Ptah y Sekhmet

Ptah, el dios patrón de las artes y los artesanos, a menudo se empareja con la diosa Sekhmet como su consorte / esposa. Se creía que las dos deidades dieron a luz a la deidad juvenil llamada Nefertem. (Nefertum- el dios del loto). Con todo, esas tres deidades forman la Tríada de dioses de Menfita, un trío ampliamente adorado en la antigua ciudad de Memphis.

En algunos relatos, su esposa era más bien Bast (Bastet), la diosa egipcia de los gatos domésticos o leonas. De esa unión nació el dios Maahes con cabeza de león.


Djed: Antiguo símbolo egipcio de estabilidad

El Djed es un símbolo en forma de pilar en los jeroglíficos egipcios representando estabilidad. Está asociado con el dios creador Ptah y Osiris, el dios egipcio del más allá, el inframundo y los muertos. Se entiende comúnmente que representa su columna vertebral.

En el Mito de OsirisOsiris fue asesinado por Set al ser engañado en un ataúd hecho para adaptarse exactamente a Osiris. Luego, Set hizo arrojar el ataúd con el ahora fallecido Osiris al Nilo.

El ataúd fue llevado por el Nilo al océano y luego a la ciudad de Biblos en el Líbano. Encalló y un árbol sagrado echó raíces y creció rápidamente alrededor del ataúd, encerrando el ataúd dentro de su tronco. El rey de la tierra, intrigado por el rápido crecimiento del árbol, ordenó talarlo e instalarlo como un pilar en su palacio, sin saber que el árbol contenía el cuerpo de Osiris.

Mientras tanto, Isis buscó a Osiris con la ayuda de Anubis y se enteró de la ubicación de Osiris en Byblos. Isis maniobró a favor del rey y la reina y se le concedió una bendición. Pidió el pilar en el salón del palacio y, al recibirlo, extrajo el ataúd del pilar. Luego consagró la columna, ungiéndola con mirra y envolviéndola en lino. Este pilar llegó a ser conocido como el pilar de Djed.

Origen y desarrollo

El Djed pudo haber sido originalmente un pilar relacionado con el culto a la fertilidad hecho de juncos o gavillas o un tótem del que se suspendían gavillas de grano o se amontonaba alrededor.

Erich Neumann comenta que el pilar Djed es un fetiche de árboles, lo cual es significativo considerando que Egipto estaba principalmente sin árboles. Indica que el mito puede representar la importancia de la importación de árboles por Egipto desde Siria.

El Djed llegó a asociarse con Seker, el dios halcón de la necrópolis de Menfita, y luego con Ptah, el dios patrón de los artesanos de Menfita. A menudo se hacía referencia a Ptah como & # 8220el noble djed& # 8220, y llevaba un cetro que era una combinación del símbolo Djed y el ankh, el símbolo de la vida. Ptah fue asimilando gradualmente a Osiris. En la época del Imperio Nuevo, Djed estaba firmemente asociado con Osiris.

En su libro de 2004 The Quick and the Dead: Biomedical Theory in Ancient Egypt, Andrew Hunt Gordon y Calvin W. Schwabe especularon que los símbolos ankh, djed y was tienen una base biológica derivada de la antigua cultura ganadera (vinculado a la creencia egipcia de que el semen se creó en la columna vertebral), por lo tanto:

  • el ankh, símbolo de la vida, la vértebra torácica de un toro (visto en corte transversal)
  • el djed, símbolo de estabilidad, base en el sacro de un toro y la columna vertebral # 8217s
  • el fue-cetro, símbolo de poder y dominio, un bastón con la cabeza y la cola del dios Set, & # 8220gran fuerza

Uso de jeroglíficos

El jeroglífico djed era un símbolo en forma de pilar que representaba la estabilidad. También se usó a veces para representar al propio Osiris, a menudo combinado & # 8220con un par de ojos entre las barras transversales y sosteniendo el cayado y el mayal.

El jeroglífico djed se encuentra a menudo junto con el tyet (también conocido como nudo de Isis) jeroglífico, que se traduce como vida o bienestar. El djed y el tyet usados ​​juntos pueden representar la dualidad de la vida. El jeroglífico tyet puede haberse asociado con Isis debido a su frecuente emparejamiento con el djed.

Uso ceremonial

El djed fue una parte importante de la ceremonia llamada & # 8220levantando el djed& # 8220, que fue parte de las celebraciones del festival Sed, la celebración del jubileo egipcio. El acto de levantando el djed se ha explicado que representa el triunfo de Osiris sobre Seth.

Se describen ceremonias en Memphis donde el faraón, con la ayuda de los sacerdotes, levantó una columna de madera con cuerdas. La ceremonia tuvo lugar durante el período en que se sembraron los campos y comenzaría la temporada agrícola del año, correspondiente al mes de Koiak, el cuarto mes de la Temporada de la Inundación.

Esta ceremonia fue parte de una de las fiestas y celebraciones más populares de la época, un festival más grande dedicado a Osiris que se llevó a cabo del 13 al 30 del Koiak. Celebrada como era en esa época del año en que el suelo y el clima eran más propicios para la agricultura, la fiesta y sus ceremonias pueden verse como un llamado a Osiris, que era el dios de la vegetación, para favorecer el crecimiento de las semillas sembradas. , en paralelo con su propia resurrección y renovación después de su asesinato por Seth.

Otras celebraciones en torno al levantamiento de los djed se describen en un relieve en Amenhotep III & # 8217s Luxor Temple. En la tumba del templo, la escena muestra la elevación del pilar djed que tiene lugar en la mañana de Amenhotep III y el tercero. Sed festival, que tuvo lugar en su trigésimo séptimo año de reinado. Sigrid Hodel-Hoenes describe la escena:

El pilar antropomorfizado se encuentra en el centro a la izquierda, en un santuario. Ha tomado la forma de un cuerpo humano con el pilar djed como cabeza, los ojos son ojos udjat. Las manos sostienen el cayado y el mayal, la insignia habitual de Osiris, el dios de los muertos. En su cabeza está la corona de plumas altas con el disco solar. El pilar está sobre una base alta que recuerda a las plataformas visibles hoy en muchos templos, sobre las que alguna vez estuvo el culto. Delante y detrás hay flores de loto y papiro. Debajo de la gran losa de la base hay dos altos puestos de ofrendas: uno lleva un recipiente de libación, mientras que en el otro se han colocado flores. A la derecha está el propio rey, presentando una mesa generosamente colocada. Aves, pepinos, flores, panes y cabezas y costillas de ternera se encuentran en la alfombra superior, mientras que una vaca y un antílope se pueden ver en la inferior. Debajo de estas esteras hay cuatro recipientes altos que contienen ungüentos y aceite, con manojos de lechuga sobresaliendo entre ellos. La diosa buitre, Wadjyt, la Señora del santuario de Per-nu, ha extendido sus alas protectoras sobre el soberano, con la corona azul en la cabeza. - Sigrid Hodel-Hoenes, Vida y muerte en el antiguo Egipto

Uso como amuletos

El pilar djed se usaba a menudo como amuletos para los vivos y los muertos. Se colocó como un amuleto cerca de las espinas de los cuerpos momificados, que se suponía para asegurar la resurrección de los muertos, permitiendo que el difunto viva eternamente.

El Libro Egipcio de los Muertos enumera un hechizo que cuando se pronuncia sobre un amuleto de oro colgado alrededor del cuello de la momia, asegura que la momia recuperará el uso de su columna vertebral y podrá sentarse. También fue pintado en ataúdes.

Paralelos en otras culturas

También se han establecido paralelos entre el pilar djed y varios elementos de otras culturas. Sidney Smith en 1922, sugirió por primera vez un paralelo con el asirio & # 8220arbol sagrado& # 8221 cuando llamó la atención sobre la presencia de las cuatro bandas superiores del pilar djed y las bandas que están presentes en el centro de la porción vertical del árbol. También propuso un origen común entre Osiris y el dios asirio Assur con quien dijo, el árbol sagrado podría estar asociado.

Cohen y Kangas sugieren que el árbol probablemente esté asociado con el dios sumerio de la fertilidad masculina, Enki y que tanto para Osiris como para Enki, un poste erecto o un símbolo similar a un poste se encuentra debajo de un símbolo celestial. También señalan que el rey asirio está representado cerca del árbol sagrado, que es similar a la representación del faraón en la ceremonia de levantamiento de djed.

Además, el árbol sagrado y el disco alado asirio, que generalmente se representan por separado, se combinan en ciertos diseños, similar al pilar djed que a veces está coronado por un disco solar.

Katherine Harper y Robert Brown también discuten un posible vínculo fuerte entre la columna djed y el concepto de kundalini en el yoga.

* Este artículo utiliza material del artículo de Wikipedia Djed, que se publica bajo la licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike License 3.0 (ver autores)


5- & # 8216Was & # 8217 Símbolo

El & # 8216Was Sceptre & # 8217 fue uno de los más importantes Simbolos egipcios Fue cetro fue el símbolo de poder en la cultura del antiguo Egipto también representaba el dominio de los dioses y según lo que los antiguos egipcios creen que también aseguraba la continuidad de la prosperidad de un rey, el & # 8216Was Sceptre & # 8217 tiene un eje recto, un mango torcido en forma de cabeza de animal y una base bifurcada La parte superior torcida del bastón refleja la extraña forma animal de la propia cabeza de Set & # 8217.


El símbolo sagrado del pilar Djed - Historia

El Ankh se define como: La representación simbólica de la vida tanto física como eterna.

Se la conoce como la cruz original, que es un símbolo poderoso que fue creado por primera vez por africanos en el Antiguo Egipto.

El Ankh es comúnmente conocido por significar la vida en el idioma de la antigua Kemet (tierra de los negros) rebautizada como Egipto por los griegos. También es un símbolo del poder de dar y mantener la vida, el Ankh se asocia típicamente con cosas materiales como el agua (que los egipcios creían que regeneraba la vida), el aire, el sol, así como con los dioses, que con frecuencia son en la foto portando un Ankh.

El rey egipcio también se asocia a menudo con el Ankh, ya sea en posesión de un Ankh (que da vida a su pueblo) o recibiendo un Ankh (o una corriente de Ankh) de los dioses. Esto se puede ver en la imagen del Rey Senworsert a continuación, que sostiene dos Ankhs contra su pecho.

Son numerosos los ejemplos que se han encontrado que estaban hechos de metal, arcilla y madera.

A menudo se usaba como amuleto para extender la vida de los seres vivos y se colocaba sobre la momia para energizar el espíritu resucitado.

Los dioses y los reyes se muestran a menudo llevando el Ankh para distinguirlos de los simples mortales.

El Ankh simbolizaba la vida eterna y otorgaba inmortalidad a cualquiera que la poseyera.

Se cree que la energía vital que emana del Ankh puede ser absorbida por cualquier persona que se encuentre en cierta proximidad.

Un Ankh sirve como antena o conducto para el poder divino de la vida que impregna el universo.

El amuleto es un poderoso talismán que brinda protección al usuario contra las fuerzas malignas de la descomposición y la degeneración.

Los dioses sostienen el bucle del Ankh. Está asociado con Isis y Osiris en el Período Dinástico Temprano.

El Bucle del Anhk también representa la disciplina femenina o el (Útero), mientras que la sección alargada representa la disciplina masculina o el (Pene).

Estas dos unidades sagradas luego se unen y forman vida. Debido a su poderoso atractivo, el Ankh se usó en varios rituales religiosos y culturales relacionados con la realeza. En los Tesoros de Tutankhumun, el Ankh fue un artefacto importante encontrado en la tumba. El círculo simboliza la vida eterna y la cruz debajo de él representa el plano material.

El Ankh se llama el Crux Ansata.

Es de origen egipcio y se remonta al Período Dinástico Temprano, apareciendo frecuentemente en obras de arte de diversos materiales y en relieve, representando a los Dioses.

Por lo general, los dioses lo sostienen en la nariz del rey fallecido para representar el aliento de vida dado en el más allá. El Ankh también se parece a una llave y se considera la llave de la vida eterna después de la muerte.

Su influencia se sintió en todos los períodos dinásticos y sobrevive como un icono que posee poder místico durante toda la era cristiana copta.

El Ankh poseído por cada Dios tenía poder asociado con ese Dios.

El Ankh del Dios Anubis está relacionado con la protección de los muertos, el de Sekmet, Guerra, Hapi relacionado con las aguas vivas del Nilo y Amén, el Dios espíritu, el aliento de vida.

El jeroglífico del pilar djed significa "estabilidad". La fuente de las imágenes, sin embargo, está envuelta en el tiempo. Es claramente de origen predinástico y se sugiere que representa un poste al que se ataba el maíz, símbolo de fertilidad. Está asociado, en uso, con Sokar, Ptah y más tarde con Wesir (Osiris).

Fue en Mennefer (Memphis) donde los reyes comenzaron a realizar la ceremonia de "levantar el pilar djed como un signo de la estabilidad del reinado, y simbólicamente la resurrección de Wesir. El pilar djed también llegó a equipararse con la columna vertebral del rey, a menudo pintado en la parte inferior del ataúd, debajo de donde estaría la columna vertebral.


Significado del pilar Djed

El símbolo aparece como un pilar o un eje vertical con cuatro barras horizontales cerca de la parte superior con una serie de líneas entre cada barra. Hay cuatro bandas alrededor del cuello del eje debajo de la primera de las barras horizontales. El pilar Djed representa el concepto, la palabra hablada y escrita de estabilidad. El origen del símbolo se remonta al mito de Osiris, que involucró a su hermano Seth, el dios del desorden, el caos, el desierto y la violencia, tratando de matar a su hermano Osiris engañando a Osiris para que subiera a un ataúd y luego lo arrojaran al Nilo que terminó. en las orillas de Biblos, donde un árbol sagrado creció rápidamente alrededor del ataúd.

El rey de la tierra quedó impresionado por el enorme árbol y ordenó que lo cortaran en un pilar y lo pusieran en su palacio sin lo que hay dentro de él, luego su esposa, la diosa Isis, pudo conseguir el pilar para quitar el cuerpo de Osiris y reconstruir el pilar. que se conoció como el Djed Pillar. El dios creador Ptah fue visto a menudo con Djed e incluso llamado noble Djed. El pilar Djed representa la columna vertebral humana de Osiris que alentaría al alma a levantarse del cuerpo y avanzar hacia el más allá y la presencia duradera de los dioses en la vida de uno.


Ptah es un dios creador egipcio que existió antes que todas las demás cosas, concibió el mundo y lo creó a través del poder creativo del habla. Un himno a Ptah que data de la XXII Dinastía de Egipto dice que Ptah "elaboró ​​el mundo en el diseño de su corazón", y la Piedra Shabaka, de la XXV Dinastía, dice que Ptah "dio vida a todos los dioses y sus kas también, a través de este corazón y esta lengua ". [3]

Lleva muchos epítetos que describen su papel en la religión del antiguo Egipto y su importancia en la sociedad en ese momento:

  • Ptah el bello rostro
  • Ptah señor de la verdad
  • Maestro de justicia de Ptah
  • Ptah que escucha las oraciones
  • Maestro de ceremonias de Ptah
  • Ptah señor de la eternidad
  • Ptah el Dios que se hizo a sí mismo para ser Dios
  • Ptah el doble ser
  • Ptah el engendrador del primer comienzo

Como muchas deidades del antiguo Egipto, adopta muchas formas, a través de uno de sus aspectos particulares o mediante el sincretismo de las antiguas deidades de la región de Menfita. A veces representado como un enano, desnudo y deforme, su popularidad continuaría creciendo durante el Período Tardío. A menudo asociado con el dios Bes, su culto se trasladó más allá de las fronteras de Egipto y se exportó a todo el Mediterráneo oriental. A través de la difusión de los fenicios, encontramos figuras de Ptah en Cartago.

Ptah generalmente se representa con la apariencia de un hombre de piel verde, contenido en un sudario que se adhiere a la piel, lleva la barba divina y sostiene un cetro que combina tres poderosos símbolos de la antigua religión egipcia:

Estos tres símbolos combinados indican los tres poderes creativos del dios: poder (era), vida (ankh) y estabilidad (djed).

Desde el Reino Antiguo, absorbe rápidamente la aparición de Sokar y Tatenen, antiguas deidades de la región de Menfita. Su forma de Sokar se encuentra contenida en su sudario blanco que lleva la corona Atef, un atributo de Osiris. En esta capacidad, representa a la deidad patrona de la necrópolis de Saqqara y otros sitios famosos donde se construyeron las pirámides reales. Poco a poco formó con Osiris una nueva deidad llamada Ptah-Sokar-Osiris. Estatuillas que representaban la forma humana, la forma mitad humana, mitad halcón, o simplemente la forma pura de halcón de la nueva deidad comenzaron a colocarse sistemáticamente en las tumbas para acompañar y proteger a los muertos en su viaje hacia Occidente.

Su forma de Tatenen está representada por un hombre joven y vigoroso que lleva una corona con dos altas plumas que rodean el disco solar. Así encarna el fuego subterráneo que retumba y levanta la tierra. Como tal, fue particularmente reverenciado por los metalúrgicos y herreros, pero igualmente temido porque fue él quien provocó los terremotos y temblores de la corteza terrestre. En esta forma también, Ptah es el maestro de ceremonias para Heb Sed, una ceremonia que tradicionalmente atestigua los primeros treinta años del reinado de un faraón.

El dios Ptah pudo corresponder con las deidades solares Re o Aten durante el período de Amarna, donde encarnó la esencia divina con la que se alimentó al dios sol para llegar a existir, es decir, nacer, según la mitología / teología menfita. textos. En el santo de los santos de su templo en Memphis, así como en su gran barco sagrado, conducía en procesión para visitar regularmente la región durante las principales festividades. Ptah también estaba simbolizado por dos pájaros con cabezas humanas adornadas con discos solares, símbolos de las almas del dios Re: el Ba. Los dos Ba se identifican como los dioses gemelos Shu y Tefnut y están asociados con el pilar djed de Memphis. [4]

Finalmente, Ptah está encarnado en el toro sagrado, Apis. Frecuentemente referido como heraldo de Re, el animal sagrado es el vínculo con el dios Ra del Reino Nuevo. Incluso recibió adoración en Memphis, probablemente en el corazón del gran templo de Ptah, y tras la muerte del animal, fue enterrado con todos los honores debidos a una deidad viviente en el Serapeum de Saqqara.

Los eruditos también han asociado a Ptah con el dios mandeano Ptahil fuera de Egipto debido a sus características algo similares y nombres estrechamente relacionados. [5]

Como dios de los artesanos, el culto al dios Ptah se extendió rápidamente por todo Egipto. Con los principales proyectos reales del Reino Antiguo, los sumos sacerdotes de Ptah fueron particularmente buscados y trabajaron en concierto con el visir, desempeñando el papel de arquitectos principales y maestros artesanos, responsables de la decoración de los complejos funerarios reales.

En el Reino Nuevo, el culto al dios se desarrollaría de diferentes formas, especialmente en Memphis, su tierra natal, pero también en Tebas, donde los trabajadores de las tumbas reales lo honraron como patrón de los artesanos. Por eso, el oratorio de Ptah que escucha las oraciones fue construido cerca del sitio de Deir el-Medina, el pueblo donde se alojaban los trabajadores y artesanos. En Memphis, el papel de intercesor con los humanos fue particularmente visible en la apariencia del recinto que protegía el santuario del dios. Grandes orejas estaban talladas en las paredes, simbolizando su papel como dios que escucha las oraciones.

Con la Dinastía XIX, su culto creció y se convirtió en una de las cuatro grandes deidades del imperio de Ramsés. Fue adorado en Pi-Ramsés como maestro de ceremonias y coronaciones.

Con el Tercer Período Intermedio, Ptah regresó al centro de la monarquía donde se llevó a cabo nuevamente la coronación del faraón en su templo. Los Ptolomeos continuaron esta tradición, y los sumos sacerdotes de Ptah se asociaron cada vez más con la familia real, y algunos incluso se casaron con princesas de sangre real, lo que indica claramente el papel destacado que desempeñaban en la corte ptolemaica.


RESUMEN

Esta tumba representa una copia a tamaño natural del Libro de los Muertos, en piedra. Una copia del libro, en un rollo de papiro, se colocó incluso en las tumbas de nobles, escribas y artesanos. Algunos de estos eran extremadamente largos, el conocido (un escriba) era de aprox. 23 metros de largo. En la tumba de Nefertari las paredes han sustituido al papiro, siendo sus escenas pintadas las viñetas.

Existen otras dos hermosas en este sitio. Uno de los cuales es una copia del misterioso príncipe Maiherkhepri, que data de los días de Thutmosis IV, que fue recuperado con la momia intacta del personaje en una tumba del Valle de los Reyes, KV36.

Aunque no todos los capítulos del Libro de los Muertos están presentes, aquellos que sí cumplen su propósito de ayudar a la reina a alcanzar con éxito su objetivo, el reino de Osiris y poder (después de su regeneración) viajar desde el inframundo y ser asimilado con el disco solar (Ra). El final exitoso de su viaje a veces peligroso, llegando al reino de Osiris, se retrata en la pared trasera de la cámara funeraria (el "Occidente" religioso) donde se encuentra ante la tríada de los dioses que gobiernan los destinos de los occidentales (el muerto): Osiris, Hathor y Anubis. Su aparición en el horizonte oriental, asimilada con Ra, aparece en el plafón de la puerta de entrada inicial, ahora la salida de su viaje más allá de la tumba.

  • BARGUET, Paul: "Le livre des morts des anciens Égyptiens", Le cerf, 1967.
  • BASE DE DATOS DEL MUSEO BRITÁNICO, fotos completas y detalles de.
  • CORZO, M.A. y AFSHAR, M. (editado por): Art and Eternity Getty Conservation Institute, 1993.
  • DONADONI-ROVERI A.M. : "La Vallée des Reines", in Civilisation des Égyptiens, les croyances religieuses, p 146-161, Electa, 1988
  • FAULKNER, R.O. : "The Ancient Egyptian Book of the Dead", British Museum Press, 1972.
  • GETTY INSTITUTE : Newsletter #7.3 (Fall 1992).
  • GETTY INSTITUTE : , 1986-1992.
  • GETTY INSTITUTE : "In the tomb of Nefertari. Conservation of the wall paintings", Paul Getty Trust, 1992
  • GETTY INSTITUTE : " : The Nefertari Wall Paintings Conservation Project" 1986-1992 (3 pdf à télécharger)
  • LEBLANC, Christian : "Néfertari, 'l'aimée-de-Mout'", Le Rocher, collection Champollion, 1999
  • McCARTHY Heather L. : "Queenship, Cosmography, and Regeneration: The Decorative Programs and Architecture of Ramesside Royal Women’s Tombs", Dissertation, New York University, 2011
  • McDONALD, J.K. : "House of Eternity, The Tomb of Nefertari", Thames and Hudson, 1996.
  • SWATHMORE INSTITUTE : : On Nefertari’s Tomb, a site with some detail image views.
  • TAHA, M.H. : "Nefertari, The Most Beautiful of Them", Prism Publication, Ministry of Culture, Egypt, 2001.
  • WEEKS, Kent R. : "Valley of the Kings", Vercelli : White Star, 2001, pp.285-309.
  • WILKINSON Richard :"Reading Egyptian art", a hieroglyphic guide to ancient Egyptian painting and sculpture", Thames and Hudson, 1992

Original pages created by Thierry Benderitter
Text by Thierry Benderitter and Jon Hirst
Images taken from the 3D tour created by Jon Hirst


Ver el vídeo: DÓNDE QUIERES VIVIR?