Antiguo estadio olímpico amenazado por recortes presupuestarios en Grecia

Antiguo estadio olímpico amenazado por recortes presupuestarios en Grecia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El antiguo estadio olímpico de Nemea está bajo amenaza de cierre como resultado de los fuertes recortes presupuestarios en el país mientras Grecia entra en su sexto año consecutivo de recesión.

Los Juegos de Nemea se fundaron en 573 a. C. y fueron uno de los cuatro Juegos Panhelénicos de la Antigua Grecia, incluidos Delfos, Istmia y Olimpia. Fue en uno de estos cuatro sitios donde, durante un breve período cada año, las guerras y hostilidades fueron suspendidas por una tregua sagrada, y todos los griegos se reunieron en reconocimiento de su humanidad común.

El sitio del estadio de Nemea fue excavado debajo de una carretera y un viñedo en 1974 bajo la dirección de Stephen Miller, profesor emérito de arqueología clásica en la Universidad de California. El sitio incluye un templo dedicado a Zeus, ruinas de un vestuario, un túnel (marcado con graffiti de atletas antiguos) que conduce al estadio y al estadio en sí.

Lo más singular de Nemea es que los partidos amistosos todavía se llevan a cabo en el estadio cada cuatro años en una tradición que comenzó en 1996. En una declaración de la Sociedad para el Renacimiento de los Juegos de Nemea, se dice: "Es nuestra creencia que los Juegos Olímpicos modernos, a pesar de su éxito obvio en muchos aspectos, se han alejado cada vez más de la persona promedio. Nuestro objetivo es la participación, en la antigua tierra sagrada de Grecia, de todos y cada uno, en juegos que revivirán el espíritu de los Juegos Olímpicos. Lo lograremos reviviendo auténticas costumbres atléticas antiguas en el antiguo estadio de Nemea ".

Sin embargo, los juegos y el sitio en sí están ahora en peligro de cerrarse debido a los continuos recortes de personal y al fracaso de las autoridades para encontrar fuentes alternativas de financiación. Siete de los 10 miembros del personal del sitio en Nemea no han renovado sus contratos. Si pierden su última impugnación en la corte el próximo mes, dijo Miller, el sitio se cerrará.

“El tesoro de Grecia son sus antigüedades y los jóvenes arqueólogos entrenados para cuidar esas antigüedades. En lugar de hacer las inversiones que hubieran dado lugar a la arqueología en una empresa generadora de ingresos, siempre se ha dejado de lado ", dijo Miller. "Aquí no hay hotel, restaurante, ni tienda".

Muchos creen que una de las mayores esperanzas de Grecia para su crecimiento tan necesario es su turismo, y es ahí donde la financiación de algunos de sus importantes tesoros podría desempeñar un papel importante.


    Londres 2012: el salto con pértiga olímpico lucha contra la crisis financiera griega

    Nicole Kyriakopoulou, la saltadora con pértiga que batió récords en Grecia, está contando los días para los Juegos Olímpicos de Londres. El orgullo es en lo que los griegos son buenos, y el atleta está decidido a dar lo mejor de sí a los juegos.

    "El deporte me ha dado tantas experiencias, me ha convertido en una persona mucho mejor en muchos sentidos", dice sentada con las piernas cruzadas en un estadio cubierto después de una sesión de entrenamiento de cuatro horas. "Es una gran cosa representar a su país en un evento como los Juegos Olímpicos".

    Además, ama Inglaterra. Fue allí donde obtuvo su mejor actuación, superando 4,71 metros en el London Diamond Link en agosto.

    Pero desde entonces, Kyriakopoulou ha tenido que superar otros obstáculos, y de formas que tal vez no hubiera imaginado.

    La crisis económica que envuelve a Grecia ha tenido un efecto desastroso en los preparativos olímpicos del país agobiado por la deuda, con Kyriakopoulou entre muchos atletas de clase mundial golpeados por recortes sin precedentes. Varios entrenadores y proveedores no han cobrado en meses.

    "Los gastos apenas cubren las vitaminas y los alimentos", se lamentó el joven de 26 años. "Los atletas tienen necesidades dietéticas. No pueden comer comida rápida, pero en los últimos dos años todas las asignaciones e incentivos que nos dio el estado simplemente han desaparecido".

    Los recortes presupuestarios masivos llevaron recientemente a la federación nacional de atletismo, Segas, a suspender todas las competencias de pista y campo en el país.

    Kyriakopoulou, que está tratando de conseguir que las principales empresas deportivas la patrocinen, se perdió tres competiciones internacionales importantes el año pasado. "Al menos no fueron clasificatorios", dice.

    Ese no fue el caso del equipo de gimnasia griego, que dejó de viajar a Tokio para las eliminatorias olímpicas por problemas de dinero. El Comité Olímpico Internacional ha tenido que intervenir con fondos de emergencia para ayudar a otros equipos, incluido el equipo de waterpolo femenino, los campeones mundiales de 2011, a prepararse para los Juegos.

    Como resultado, cuando la delegación griega ingrese al estadio olímpico el 27 de julio, en honor al papel de Grecia en la creación de los Juegos, siempre lidera las ceremonias de apertura y clausura, será notablemente más pequeña. Se enviarán menos de 100 competidores griegos a Londres, en comparación con los 151 enviados a Beijing hace cuatro años y los 431 atletas que participaron en los juegos de Atenas 2004.

    "Los recortes nos han destruido", dijo la saltadora de bóveda de voz suave que ha estado entrenando intensamente desde que tenía 16 años. "No soy el único. De hecho, tengo suerte. El Hellenic Postbank comenzó a patrocinarme en diciembre". dice, señalando el logo de su camiseta. "Me han ayudado a comprar postes nuevos, algo que la federación [de campo y pista] no puede hacer".

    Pero Kyriakopoulou, como otros atletas de élite, entrena en instalaciones que, una vez que fueron el orgullo de Grecia, se han hundido en la decadencia y el mal estado. Los nadadores olímpicos se vieron obligados a utilizar piscinas sin calefacción el invierno pasado, los atletas que entrenaban en una de las instalaciones olímpicas cubiertas de la capital, construida especialmente para los Juegos de Atenas, tuvieron que lidiar con un techo con goteras.

    "Debido a que no hay dinero para los costos de mantenimiento, en el invierno te congelas y en el verano hierves. Como resultado, los atletas tienen tendones tensos", dice, señalando la alfombra rota en el área de caída debajo del salto de altura que ella misma usa. . "No tenemos dispensador de agua ni agua caliente en las duchas, y nuestra vivienda es, bueno, bastante básica. No hay limpiadores. Tenemos que hacerlo nosotros mismos. Pasé tiempo pintando la mía recientemente".

    Aunque se supone que el estadio en el que entrenan los atletas de élite está vigilado, no lo es. "Ha habido momentos en los que estoy entrenando y alguien cruza la pista frente a mí", dice. "Tuve que servir para dejar de chocar con ellos. Es aterrador. No puedo permitirme que me lesionen".

    Pero eso es casi secundario, dice ella. Lo que realmente irrita a Kyriakopoulou, y a docenas como ella, es que en la tormenta financiera que ha azotado a Grecia, el gobierno no ha cumplido sus promesas de ayudar a los atletas a prepararse para los Juegos.

    Menos de tres meses antes de los Juegos Olímpicos de Londres, Kyriakopoulou todavía está presionando papeles en el municipio local donde trabaja como administradora en el barrio de bajos ingresos de Egaleo.

    "No debería ir a trabajar, sino concentrarme en entrenar de siete a ocho horas al día", dice. "Me pierdo las sesiones de la mañana porque todavía tengo que presentarme en la oficina, a pesar de que el gobierno aprobó una ley en febrero que decía que los atletas que se preparan para los Juegos Olímpicos no tendrían que trabajar".

    Había, dijo, alrededor de 40 atletas de alto nivel en su posición. "Si nos tomamos un tiempo libre, tiene que ser una licencia sin goce de sueldo, y ninguno de nosotros puede permitírselo. Aparentemente es una cuestión de burocracia, pero es impactante pensar que estamos representando a nuestro país", dice.

    Vasilios Sevastis, un ex campeón de decatlón balcánico que preside Segas, dice que los recortes han tenido un efecto terrible, no solo en las instalaciones sino también en la mentalidad de los atletas. "Psicológicamente, ha sido muy difícil para los atletas. ¿Cómo pueden prepararse para los juegos cuando todos los días enfrentan tales problemas?" pregunta, rodeado de retratos de campeones olímpicos, incluido Spyros Louis, que ganó el maratón cuando se reintrodujeron los Juegos modernos en Atenas en 1896.

    "Nuestro presupuesto se ha reducido en un 40% desde 2010. Este año tenemos 6,5 millones de euros para cubrir los costes operativos y las necesidades básicas. Es absolutamente catastrófico y no tiene ningún sentido cuando la deuda de nuestro país es de cientos de miles de millones de euros".

    Es probable que los Juegos Olímpicos de Londres marquen un hito. "Nicole Kyriakopoulou no debería enfrentarse a tales obstáculos, pero es una de muchos", dice Sevastis. "Son personas increíbles que hacen lo que hacen porque quieren sobresalir.

    "Me preocupa que la generación más joven de atletas que ve cómo los tratan se rinda cuando comprendan que incluso si eres el mejor, no hay recompensas".


    ¿Cuánto cuesta construir un estadio olímpico?

    Prepararse para los Juegos Olímpicos es una carga financiera masiva para las ciudades anfitrionas, que se espera que paguen la factura no solo por la construcción de instalaciones deportivas, sino también por la mejora de la infraestructura, desde el transporte público hasta nuevos hoteles que pueden acomodar a millones de visitantes. Con todo, una ciudad puede esperar gastar al menos varios miles de millones de dólares en los Juegos Olímpicos: Río de Janeiro gastó $ 13.1 mil millones en los Juegos Olímpicos de Verano de 2016, mientras que Sochi, Rusia, supuestamente gastó $ 51 mil millones en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014. Del costo total de los Juegos, una gran parte se dedica a la construcción de instalaciones deportivas, particularmente en ciudades que no pueden reutilizar los estadios existentes para el evento.

    El precio de un estadio olímpico principal nuevo varía mucho según el lugar. Para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2016 en PyeongChang, Corea del Sur, la construcción del Estadio Olímpico de PyeongChang costó $ 109 millones, mientras que el Estadio de Londres, construido para los Juegos Olímpicos de Verano de 2012, costó aproximadamente $ 780 millones.


    Los Juegos Olímpicos modernos surgieron de un largo y extraño encuentro entre la modernidad europea y una antigua fiesta religiosa.

    Por David Goldblatt | 11 de agosto de 2016

    “Está claro que el telégrafo, los ferrocarriles, el teléfono, el apasionado investigación en ciencia, los congresos y exposiciones han hecho más por la paz que cualquier tratado o convención diplomática. Bueno, espero que atletismo hará aún más & # 8230

    Exportemos remeros, corredores y tiradores: existe el libre comercio del futuro, y el día en que se introduzca dentro de los muros de la vieja Europa, la causa de la paz habrá recibido una nueva y poderosa estancia & # 8230

    Esto es suficiente para animar a su sirviente a soñar ahora & # 8230 para continuar y completar, sobre una base adecuada a las condiciones de la vida moderna, esta grandiosa y saludable tarea, a saber, la restauración de los Juegos Olímpicos.”

    Así, en 1892, Pierre de Coubertin, un aristócrata francés, pronunció un discurso que puede haber sido el llamado público más significativo para la creación de los Juegos Olímpicos modernos. "Competiciones internacionales”Fue su tema. Pero no fue el primero. Más de medio siglo antes, en su poema Diálogos de los muertos, el poeta griego Panagiotis Soutsos imaginé el fantasma de platón hablando a la nación griega recién independizada pero devastada: “¿Dónde están todos sus teatros y estatuas de mármol? ¿Dónde están tus Juegos Olímpicos? " Ahora, finalmente libre de la soberanía otomana, ¿dónde estaban sus grandes espectáculos, artes y atletismo? Soutsos estaba lo suficientemente despedido por este pensamiento que hizo un propuesta al estado griego que debería revivir los antiguos Juegos Olímpicos.

    En los 60 años entre el poema de Soutsos y el discurso de Coubertin, habría decenas de eventos olímpicos, recreaciones y espectáculos, ahora moldeados por el surgimiento y globalización de los deportes modernos y el excavación arqueológica de Olimpia sí mismo. Soutsos fue el primero en pedir un resurgimiento de los Juegos Coubertin fue el primero en unir esa noción a alguna forma de internacionalismo y hacer que sucediera, pero ambas ideas surgieron de un largo y extraño encuentro entre la modernidad europea y una antigua fiesta religiosa sobre la cual solo Se conocen fragmentos.

    Como potencia mundial dominante del siglo XIX, Gran Bretaña victoriana podría haber parecido un catalizador obvio del renacimiento de los Juegos. Sin embargo, no fueron las escuelas públicas de Gran Bretaña o las universidades de Oxford y Cambridge, repletas de deportistas aristocráticos y clasicistas, las que adoptaron la idea olímpica, sino Dr. William Penny Brookes, un médico de la pequeña ciudad comercial de Shropshire, Much Wenlock. En 1850, inspiró la primeros Juegos Olímpicos de Much Wenlock, considerado un precursor de los Juegos Olímpicos modernos. Eclécticos en todos los sentidos, los juegos eran parte de una feria rural y parte de un día de deportes escolares. A medida que se hicieron más populares, Brookes agregó procesiones y boato, concursos de poesía, tiro, ciclismo y un pentatlón en constante cambio. Dejando a un lado la extraña referencia clásica, las credenciales olímpicas de Much Wenlock fueron siempre bastante escasas.

    Brookes estaba entre los ingleses protoolímpicos que se reunió en Londres en 1865 con miras a formar una Asociación Nacional de Juegos Olímpicos (NOA) .Concibieron una organización que pudiera “enfocar los muchos clubes físicos, atléticos y de gimnasia que se estaban extendiendo por todo el país”, y podría organizar juegos nacionales abiertos a “todos los interesados”, una propuesta que no incluía a las mujeres. o profesionales, pero al menos en el tema de los orígenes de clase, era neutral. Londres fue la elección natural del grupo como sede de los juegos inaugurales de la NOA en 1866. Sin embargo, rivalidades con otros grupos finalmente frustró sus esfuerzos.

    "Esto es suficiente para animar a su servidor a soñar ahora & # 8230 para continuar y completar, sobre una base adecuada a las condiciones de la vida moderna, esta grandiosa y saludable tarea, a saber, la restauración de los Juegos Olímpicos".

    Sitio de excavación con obreros y arqueólogos en el templo de Zeus, Olimpia, 1875-1876. (Instituto Arqueológico Alemán)

    & copy Instituto Arqueológico Alemán

    Sitio de excavación con obreros y arqueólogos en el templo de Zeus, Olimpia, 1875-1876. (Instituto Arqueológico Alemán)

    & copy Instituto Arqueológico Alemán

    Volver a Grecia

    Las pretensiones helénicas tenían mucho más peso en la Grecia moderna, donde Soutsos emitió el primer llamado a la reactivación de los juegos pocos años después de la independencia. El converso más importante de Soutsos a la causa fue el magnate naviero. Evangelos Zappas. En 1856, buscando un legado para su fortuna, Zappas escribió a Rey Otto proponer unos Juegos Olímpicos revividos que se celebrarán en un Estadio Panatenaico renovado, con premios para los ganadores, todo pagado con un legado económico muy considerable. El gobierno respondió que sería mejor gastar dinero en un edificio que podría albergar una exposición cuatrienal de avances agrícolas, industriales y educativos griegos, con un solo día reservado en el programa para juegos deportivos y entretenimientos. Se llegó a un acuerdo en 1858, y los primeros Juegos Olímpicos de Zappas se celebraron en 1859.

    Organizado en una plaza adoquinada de la ciudad de Atenas Durante tres domingos, hubo carreras de carreras, caballos y carros, concursos de disco y jabalina inspirados en el testimonio de fuentes antiguas, así como la escalada de un poste grasiento. Los juegos fueron abiertos por el rey y la reina, medallas con las palabras Primera corona olímpica se emitieron y los premios fueron abundantes. La multitud parece haber sido grande, los atletas vinieron de todo el mundo de habla griega para asistir, pero la organización fue pobre.

    En 1865, Zappas murió, dejando gran parte de su enorme fortuna a la continua tarea de reviviendo los juegos. Otto estaba ahora en el exilio, había sido reemplazado en 1863 por Jorge I, un príncipe danés adolescente. Entusiasta de los deportes y consciente de sus limitadas credenciales helénicas, George respaldó de buena gana la realización de unos segundos juegos en 1870, una vez más como parte de un festival agroindustrial más grande. Utilizando solo una parte del legado de Zappas, se reconstruyó parcialmente el Estadio Panatenaico, se erigió una pequeña tribuna y se ofrecieron considerables gastos de viaje y premios a los atletas que viajaban de todas partes del mundo. Mundo de habla griega. Los juegos se consideraron un gran éxito y atrajo a una multitud de 30.000, pero algunos quedaron consternados por la presencia de atletas de la clase trabajadora. En los próximos juegos, en 1875, solo los atletas del “órdenes sociales superiores”Se le permitiría competir. A pesar del júbilo en la prensa de que los juegos serían "mucho más respetables", fueron un desastre.

    No es sorprendente que el comité olímpico de Zappas mantuviera un perfil bajo durante la próxima década. Propusieron un cuarto Zappas Games, pero el comité nunca tuvo su corazón en ello. El avivamiento sobrevivió en la forma de los recién formados Sociedad Panhelénica de Gimnasia - el centro del deporte aristocrático en Atenas - que celebró sus propios pequeños Juegos Panhelénicos en 1891 y 1893, atrayendo tanto Rey Jorge y Príncipe Heredero Constantino como espectadores y patrocinadores. En 1890, Constantino llegó a firmar un decreto real anunciando que un ciclo de cuatro años de los Juegos Olímpicos griegos comenzaría de nuevo en 1892. Sin embargo, si la monarquía griega y sus aliados querían revivir los Juegos, iban a necesitar apoyo. de otro lugar.

    "En 1856, en busca de un legado para su fortuna, Zappas le escribió al rey Otto proponiéndole unos Juegos Olímpicos revividos que se celebrarían en un Estadio Panatenaico renovado, con premios para los ganadores, todos pagados con un legado financiero muy considerable".

    Retratos del barón Pierre de Coubertin (1863-1937), de sus años de infancia

    & copiar el Museo Olímpico, Getty Images / Ideal Image

    Retratos del barón Pierre de Coubertin (1863-1937), de sus años de infancia

    & copiar el Museo Olímpico, Getty Images / Ideal Image

    . a 1896, cuando realizó su sueño de revivir los Juegos Olímpicos

    Olimpia antigua

    Aquí es donde los Juegos Olímpicos se llevaron a cabo cada cuatro años durante más de 1100 años, hasta su abolición por el emperador Teodosio I en el 393 d.C. La llama olímpica todavía está encendida aquí para los Juegos modernos. Gracias a la destrucción ordenada por Teodosio II en 420 d. C. y varios terremotos posteriores, quedan pocos restos de los magníficos templos e instalaciones deportivas, pero existe lo suficiente para darte una idea de la antigua gloria del santuario. Es uno de los sitios antiguos más evocadores de Grecia.

    Deambulando entre las ruinas a la sombra de los árboles, casi se puede imaginar la sangre y el humo de los bueyes sacrificados a Zeus y Hera, los atletas sudorosos y aceitados que esperaban dentro del estadio original, las multitudes que empujaban y las mujeres y esclavos que observaban los procedimientos desde una colina cercana. Vale la pena recordar que algunas estructuras preceden a otras por siglos. Una visita al museo arqueológico antes o después proporcionará contexto y ayudará a visualizar los edificios antiguos.

    A su derecha mientras desciende, la primera ruina encontrada es el gimnasio, que data del siglo II a. C. Al sur de aquí están las columnas de la parte restaurada palaestra (escuela de lucha), donde los concursantes practicaron y entrenaron. Más allá es Taller de Fidias, donde la gigantesca estatua de marfil y oro de Zeus, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, fue esculpida por el maestro ateniense. El taller fue identificado por arqueólogos después del descubrimiento de herramientas y moldes en el siglo V d.C. Fue convertido en una iglesia paleocristiana. El siguiente es el Leonidaion, una estructura elaborada que acomodaba a dignatarios, construida alrededor del 330 a. C.

    El Altis, o Recinto Sagrado de Zeus, se encuentra a la izquierda del camino por el que viniste. Su edificio más importante fue el inmenso dórico del siglo V a.C. Templo de Zeus, que consagró la estatua de Fidias, luego trasladada a Constantinopla por Teodosio II (donde fue destruida por un incendio en el 475 d. C.). Una columna del templo ha sido restaurada y re-erigida y ayuda a poner en perspectiva el tamaño de la estructura. Al este del templo está la base de la Nike (Estatua de la victoria) que puedes admirar en el museo arqueológico.

    Al sur del Templo de Zeus se encuentra el bouleuterion (casa del consejo), que contiene el altar de juramentos, donde los competidores juraron cumplir con las reglas decretadas por el Senado Olímpico y no cometer juego sucio. Aquí se mantuvieron los registros oficiales de los Juegos y sus campeones.

    Al este del templo está el echo stoa, con una columnata dórica que conduce hacia el estadio. Su notable acústica significó que un sonido pronunciado en el interior se repitió siete veces. Justo al este del pórtico se encuentran los restos de un lujoso villa utilizado por el Emperador Nerón durante su participación en los Juegos en el año 67 d. C., reemplazó al Santuario original de Hestia.

    los estadio se encuentra al este del Altis y se accede a través de un arco de piedra. Es rectangular, con una pista de 192,27 m, las líneas de salida y llegada de piedra de la pista de velocidad y los asientos de los jueces aún sobreviven. El estadio podía albergar al menos a 45.000 espectadores esclavos y las mujeres, sin embargo, tenían que contentarse con mirar desde fuera en la colina de Kronos. El estadio se volvió a utilizar en 2004, cuando fue sede del lanzamiento de peso de los Juegos Olímpicos de Atenas.

    Al norte del Templo de Zeus estaba el pelopion, un pequeño montículo boscoso con un altar a Pelops, el primer héroe mítico de los Juegos Olímpicos. Estaba rodeado por un muro que contenía los restos de su último pórtico dórico del período clásico. En el montículo se encontraron muchos artefactos que ahora se exhiben en el museo. También hay un gran cementerio del tercer milenio antes de Cristo.

    Más al norte está el dórico de finales del siglo VII a. C. Templo de Hera, el templo más antiguo del sitio. Un altar frente al templo habría mantenido un fuego continuo durante los Juegos, simbolizando el fuego robado a los dioses por Prometeo hoy, la llama olímpica se enciende aquí.

    Cerca del altar está el ninfeo (156–60 d. C.), erigido por el rico banquero romano Herodes Atticus. Típico de los edificios financiados por benefactores romanos, era grandioso, consistiendo en un edificio semicircular con columnas dóricas flanqueadas a cada lado por un templo circular. El edificio contenía estatuas de Herodes Atticus y su familia, aunque Zeus ocupó el centro del escenario. A pesar de su elaborada apariencia, el ninfeo tenía un propósito práctico: era una fuente que abastecía a Olimpia con agua fresca de manantial.

    Más allá del ninfeo y subiendo un tramo de escalones de piedra, una fila de 12 tesorerías extendidos hasta el estadio, cada uno erigido por una ciudad-estado para su uso como almacén para las ofrendas a los dioses, estos se utilizaron principalmente para publicitar el prestigio y la riqueza de la ciudad-estado.

    Al pie de estos escalones se encuentran los escasos restos del siglo IV a.C. Metroön, un templo dedicado a Rea, la madre de los dioses. Al parecer, los antiguos adoraban a Rea en este templo con orgías.

    Los cimientos de la philippeion, al oeste del Templo de Hera, se encuentran los restos de una construcción circular con columnas jónicas construida por Filipo de Macedonia para conmemorar la Batalla de Chaironeia (338 aC), donde derrotó a un ejército combinado de atenienses y tebanos. El edificio contenía estatuas cubiertas de oro y marfil de Felipe y su familia, incluido su hijo, Alejandro Magno.

    Al norte de la philippeion fue el siglo V a.C. prytaneum, la residencia del magistrado. Aquí, los atletas ganadores festejaron y se entretuvieron. Aquí también era donde el fuego de Hestia ardía eternamente, simbolizando el hogar común de todos los griegos.

    Vale la pena visitarlo a primera hora de la mañana o al final de la tarde. Es una experiencia mágica estar allí sin las multitudes. Los paneles de información están en griego, inglés y alemán. El boleto de entrada también da acceso al magnífico museo arqueológico y al excelente museo de los Juegos antiguos.


    Galería de fotos

    Fue erigido en 153 EC por Herodus Atticus para ser la terminal de un acueducto recién construido.

    Ruinas del Templo de Zeus.

    El campo del estadio tiene unas 200 yardas de largo, lo que equivale a 600 pies olímpicos (Andronicos, 41), o 191,78 metros de largo (Mee & amp Spawforth, 291). La capacidad del estadio se estima en 40.000 espectadores.

    La presente restauración emula un siglo IV. Versión BCE con adiciones posteriores, que se construyó en un estadio más pequeño anterior.


    2: El Partenón

    Atenas y el monumento más famoso de rsquo

    Si bien forma parte del complejo de la Acrópolis, el Partenón merece una mención específica. Construido en 447 a. C. en la colina de la Acrópolis, con columnas dóricas de mármol que se adelgazaban hacia arriba y mostraban las maravillas arquitectónicas de la antigua Grecia.

    Dedicadas a la diosa Atenea, estas ruinas son una visita obligada durante el día y, vistas desde el otro lado de la ciudad, las magníficas columnas se ven espectaculares iluminadas por la noche por la noche.

    Puede haber mucha gente allí, así que recomiendo ir a primera hora de la mañana cuando se abre la Acrópolis, ¡o durante las últimas horas antes de que cierren!


    Antiguo estadio olímpico amenazado por recortes presupuestarios en Grecia - Historia

    ¿Se pregunta cómo se relacionan los juegos modernos con los antiguos? Has venido al lugar correcto. El Dr. David Gilman Romano, un experto de renombre internacional en los juegos olímpicos antiguos y científico investigador principal del Penn Museum, asistió a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 con su familia. Durante su viaje, el Dr. Romano compartió sus pensamientos en un diario en línea, mirando las festividades a través del lente de un antropólogo. A continuación se muestra una versión archivada de la revista.

    10 de agosto de 2004
    Cefalonia
    11.00 pm

    Desde esta isla jónica, al oeste de la antigua Olimpia, todos los ojos se centran en los Juegos Olímpicos de Atenas que se acercan rápidamente. Las noticias de televisión informan continuamente, durante todo el día, historias relacionadas con los Juegos Olímpicos. Las tiendas para turistas están llenas de artículos olímpicos oficiales (ver fotografía) y los visitantes de esta isla usan gorras y camisetas olímpicas de colores. La ceremonia de apertura tendrá lugar el viernes por la noche en Atenas.

    La llama olímpica y el relevo se acercan al Estadio Olímpico. Los reportajes en vivo cubrieron este relevo ya que inauguró, el pasado sábado, el nuevo 2556 m. Puente de tramo de cable que une el Peloponeso con el noroeste de Grecia, el Puente Rion-Antirion. El puente se abrió 6 meses antes de lo previsto y dentro del presupuesto, según los informes de los periódicos.

    No existía un relevo de antorchas como parte de los antiguos Juegos Olímpicos, aunque los relevos de antorchas eran conocidos en otras festividades religiosas, por ejemplo en Atenas. El relevo de la antorcha moderna se inició como parte de los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, aunque la idea de la llama olímpica se introdujo en los Juegos Olímpicos de 1928 en Ámsterdam y también fue parte de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1932.

    Cefalonia es una de las islas que pudo haber sido el hogar del héroe mitológico Ulises. Existe un acalorado debate entre los estudiosos sobre si la isla adyacente de Ítaca o Cefalonia es el hogar de Ulises, el héroe del poema épico de Homero y rsquos, la Odisea. Ulises fue uno de los primeros atletas griegos de la literatura occidental. Según la historia, después de la guerra de Troya (ca. 1200 a.C.) vagó por las islas griegas tratando de encontrar el camino a casa. En su viaje fue recibido por los feacios que le dieron la bienvenida y le mostraron competencias atléticas después de la cena y finalmente le pidieron que compitiera como atleta. Los concursos que se llevaron a cabo fueron boxeo, lucha libre, carrera a pie, salto de longitud y disco. Ulises participó solo en el evento de disco y venció a sus oponentes.

    ¡Esté atento a las referencias a Ulises y la Guerra de Troya en la ceremonia de apertura el viernes por la noche!

    13 de agosto de 2004
    Olimpia antigua
    6:30 pm

    Pie de foto: De pie frente a la entrada abovedada del estadio de Olympia están, de izquierda a derecha, Lizzie Romano, Anne-Marie Boucher, Patrice Boucher, Sarah Romano y en la última fila, David Romano. Foto de Irene Romano.

    Los XXVIII Juegos Olímpicos Modernos comienzan en Atenas esta noche con la ceremonia de apertura de gala. La prensa griega está convocando a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 como el festival de todos los festivales. El Santuario de Zeus en Olimpia, a unas 5 horas al oeste de Atenas, acogió casi 1200 años de festivales, uno cada cuatro años. El suyo era, por supuesto, un festival religioso y el nuestro secular, el festival olímpico se convirtió en el más famoso del mundo antiguo. En la antigüedad, la mayoría de los atletas, entrenadores, dignatarios y visitantes venían por mar, como lo hemos hecho hoy desde la isla de Kephalonia.

    El Santuario de Zeus se llena de turistas este viernes, fiesta nacional en honor a la inauguración de los Juegos Olímpicos. El sitio arqueológico está bien cuidado y los nuevos carteles guían al visitante. El Templo de Zeus, construido a mediados del siglo V a.C., está experimentando un nuevo aspecto con una columna reconstruida recién terminada. La colosal estatua de oro y marfil de Zeus, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, estuvo ubicada en el interior de este edificio. El Estadio Olímpico, limpio y sobrio, con su entrada abovedada recibe a los turistas hoy, como acogió a los atletas y jueces en la antigüedad (ver fotografía). El evento de lanzamiento de peso de los juegos de Atenas 2004 se llevará a cabo aquí el 18 de agosto.

    El museo arqueológico de Olimpia ha reabierto recientemente después de una importante remodelación. Tiene aire acondicionado y sus pantallas están entre las mejores que he visto en Grecia. También hay un nuevo Museo de los Juegos Olímpicos Antiguos cerca con exhibiciones relacionadas con las competiciones atléticas antiguas. La pequeña ciudad de Olimpia está llena de tiendas, cafés y restaurantes para turistas. Puedes comprar reproducciones de jarrones antiguos, esculturas, así como todo tipo de ropa y chucherías.

    La oficina de correos griega ha anunciado recientemente que recompensará a cada atleta griego que gane una medalla en los juegos con hasta 100.000 euros, mientras que al mismo tiempo imprimirá su imagen en un nuevo sello (dentro de los 3 días posteriores a su victoria). Los valores del premio son los siguientes: 100.000 euros por una medalla de oro 50.000 euros por una medalla de plata y 25.000 por una medalla de bronce. Ayer mismo, en las noticias se publicó el informe de que el gobierno ruso recompensará a los ganadores de las medallas olímpicas rusas con pagos libres de impuestos de 50.000 dólares para los medallistas de oro, 20.000 dólares para la plata y 10.000 dólares para el bronce. Estos desarrollos recientes tienen paralelos en la antigüedad, ya que los antiguos vencedores olímpicos recibían pagos en efectivo de sus ciudades de origen. Desde el siglo VI a.C. Los vencedores olímpicos atenienses recibieron un pago de 500 dracmais, una fortuna, así como una comida gratis todos los días por el resto de sus vidas y asientos delanteros en el teatro. Los vencedores olímpicos también podían erigir una imagen de sí mismos, por lo general en forma de estatua, en lo sagrado y lsquoaltis y rsquo en Olimpia. Les hubiera gustado la idea del sello, ¡sin duda!

    Finalmente, una nube se cernió sobre la cobertura griega de los Juegos Olímpicos de Atenas desde ayer después de que dos de los mejores atletas griegos y rsquos se perdieran sus pruebas antidopaje del COI y luego se vieron trágicamente involucrados en un accidente de motocicleta. Los deportistas implicados son Konstantinos Kenteris, el 200 m. medallista de oro de Sydney y Katerina Thanou, los 100 m. medallista de plata. Los titulares de noticias de la televisión griega de hoy se traducen en & ldquoGreece is congelada (esperando noticias) & rdquo El COI planea celebrar audiencias sobre este asunto. No hubo pruebas de drogas en la antigüedad, y hasta donde sabemos, no hay evidencia de sustancias que mejoren el rendimiento de los antiguos Juegos Olímpicos. Es posible que los atletas antiguos hayan intentado mejorar sus actuaciones, pero no puedo encontrar pruebas contundentes que lo documenten.


    ¿Los Juegos Olímpicos de 2004 provocaron la crisis financiera griega?

    Cuando se trata de gastar en exceso, Grecia se lleva la medalla de oro.

    Los gobiernos de Atenas, la capital griega, no han equilibrado un presupuesto en casi 40 años, y el país evitó por poco la bancarrota en mayo antes de que los socios europeos, presa del pánico, ofrecieran a regañadientes enormes préstamos de rescate.

    Si bien muchos factores están detrás de la agobiante crisis de la deuda, los Juegos Olímpicos de Verano de 2004 en Atenas han atraído una atención especial.

    Si no es la única razón del desastre financiero de esta nación, algunos señalan que los juegos son al menos una ilustración de lo que salió mal en Grecia.

    Their argument starts with more than a dozen Olympic venues — now vacant, fenced off and patrolled by private security guards.

    Stella Alfieri, an outspoken anti-Games campaigner, says they marked the start of Greece's irresponsible spending binge.

    "I feel vindicated, but it's tragic for the country . They exploited feelings of pride in the Greek people, and people profited from that," said Alfieri, a former member of parliament from a small left-wing party. "Money was totally squandered in a thoughtless way."

    The 2004 Athens Olympics cost nearly $11 billion by current exchange rates, double the initial budget.

    And that figure that does not include major infrastructure projects rushed to completion at inflated costs.

    In the months before the games, construction crews worked around the clock, using floodlights to keep the work going at night.

    In addition, the tab for security alone was more than $1.2 billion.

    Six years later, more than half of Athens' Olympic sites are barely used or empty.

    The long list of mothballed facilities includes a baseball diamond, a massive man-made canoe and kayak course, and arenas built for unglamorous sports such as table tennis, field hockey and judo.

    Deals to convert several venues into recreation sites — such as turning the canoe-kayak venue into a water park — have been stalled by legal challenges from residents' groups and Byzantine planning regulations.

    Criticism of the Olympic spending has sharpened in recent weeks, after parliament launched an investigation into allegations that German industrial giant Siemens AG paid bribes to secure contracts before the 2004 Games.

    A former Greek transport minister has been charged with money laundering after he told the inquiry that he had received more than $123,000 from Siemens in 1998 as a campaign donation.

    International Olympic Committee president Jacques Rogge said linking the debt crisis to the games is "unfair." He argues that Athens is still reaping the benefits from its pre-games overhaul of the city's transport systems and infrastructure.

    "These are things that really leave a very good legacy for the city . There have been expenses, of course. You don't build an airport for free," Rogge told The Associated Press in Lausanne, Switzerland. "Had Athens still been outmoded, the economy would have been much worse probably than it is today."

    Greek Olympic officials insist the scale of the country's dire financial problems - and its staggering national debt of $382 billion - are simply too big to be blamed on the 2004 Games budget.

    Some financial experts agree.

    "Put in proper perspective, it is hard to argue that the Olympic Games were an important factor behind the Greek financial crisis. It is, however, likely that they contributed modestly to the problem," Andrew Zimbalist, a U.S. economist who studies the financial impact of major sporting events, said in an email.

    "The empty or underused facilities are a problem and the maintenance and operating costs continue to impose a burden. That said, Athens also benefited from infrastructure development and the Greek public debt is $400 billion," he said.

    Before the games, Greece's densely populated capital got a new metro system, a new airport, and a tram and light railway network, along with a bypass highway, while ancient sites in Athens' city center were linked up with a cobblestone walkway.

    It's those advantages that organizers of the 2012 London Games are quick to point out, as Britain now also faces high public debt levels.

    "I think the underlying issues in the Greek economy were far greater than a snapshot of the Olympic Games," Sebastian Coe, chairman of London's organizing committee, told the AP.

    London's main Olympic budget now stands at $13.3 billion.

    Last week, Britain's new coalition government announced $38 million in Olympic budget cuts as part of efforts to slash the nation's budget deficit.

    Over the last decade, Greece's budget deficit remained well above the limit set by the European Union of 3 percent of gross domestic product, but rose abruptly last year to reach an estimated 13.6 percent — the highest level since Greece was previously in recession in 1993.

    Greece will get up to about $135 billion in bailout loans through 2012 from the International Monetary Fund and European governments worried the Greek crisis could damage the euro.

    Prime Minister George Papandreou blames the debt crisis on decades of poor management, putting off unpopular reforms, and vast clientele networks set up by political parties, promising government jobs, social security perks and loss-making regional projects to win votes.

    Nassos Alevras, the lead government official for Olympic projects, insists that, overall, the games carried a net gain including a tourism boost.

    "The issue of venue use is a sad story. Plans for post-Olympic use were later ignored," Alevras told the AP.

    But he added: "The money spent on the Olympics is equivalent to one quarter of last year's budget deficit. So how can the amount spent over seven years of preparation for the Olympic Games end up being considered responsible for the crisis? That's irrational."


    Greece fails to muster enthusiasm for 2012 Olympics despite ties

    F ew events trigger greater national pride than the sight of Greece's Olympians striding into the stadium at the start of the biggest show on earth. By dint of their contribution to the Games – as birthplace of the ancient Olympics and cradle of their modern reincarnation – the Greeks always enter the arena first. And so it was on Friday. But this time, as the delegation kicked off the parade, there was no hiding the truth.

    The smiles and laughter that are part of the enthusiasm of the moment could not conceal the dark mood that appears to have taken hold of the team – and the nation at large.

    A litany of incidents, many improbable, account for the gloom. The assertion by Jacques Rogge, the president of the International Olympic Games, that the Games "are coming home tonight" – made during his speech to assembled spectators at the opening ceremony – immediately triggered howls of protest.

    Leading the voices of outrage, the nationalist politician, Georgios Karatzaferis, felt compelled to quip: "The Olympic Games were born in Greece in the 8th century BC, when in Rogge's country they were eating acorns, if they weren't eating one another."

    Greeks readily accept they are prickly when it comes to matters of history. The Belgian's hasty attempt at clarification has done little to assuage popular anger. On Monday, the media were still riveted by the "gaffe" and the "rage and revulsion" it had triggered.

    But, in truth, before the Olympics kicked off, Greek morale was at an all‑time low – and not only because the chronically indebted country has been brought to its knees by its worst crisis since the second world war.

    Eight years after Athens hosted its own unexpectedly spectacular Games, there is almost no sign of the crackling optimism ignited by the event.

    Before the elite athletes even got to London, Greeks were reeling from the news that their Olympic team would be one of the smallest ever – indeed smaller than at any time since the Barcelona Games in 1992. A total of 105 athletes are participating in London compared to 431 who participated in Athens in 2004. In an unprecedented development, the national basketball team – widely seen as the soul of any Greek Olympics delegation – failed to make it.

    "When our country is facing such problems it is important to show we exist," Isidoros Kouvelos, who heads the Hellenic Olympic Committee (HOC), exhorted at a reception hosted at the British embassy days before the squad's departure.

    In the embassy's leafy gardens he declared that he was immensely proud of athletes who, against the odds, had qualified to participate in the sporting showpiece – draconian budget cuts have left facilities in a state of disrepair that has made training more difficult than ever before.

    Less than a week later, the official was forced to dismiss two contestants, including Dimitris Chondrokoukis, the world record-breaking high jumper and the team's greatest hope.

    Chondrokoukis's expulsion, after testing positive for a banned performance enhancer – a steroid more usually associated with horses – followed that of Voula Papachristou, the triple jumper forced to exit after posting a racist remark on her Twitter account.

    The blonde athlete apologised for the offending tweet but said her overriding emotion was one of bitterness at the "excessive" punishment meted out to her. With debate continuing to rage over the double blow it is an emotion that a growing number of Greeks have also come to feel.

    Even if most Greeks accept that the over-budgeted Athens Olympics played a huge role in leaving their country bankrupt and bereft, the London Games was meant to be a pleasant diversion from the quotidian worries that have left many in a state of despondency and despair.

    Far from austerity and the prospect of yet more belt-tightening measures, they could bask, if only for a brief moment, in the nostalgia and glory of an event whose countdown begins with the lighting of the Olympic flame in an olive orchard outside far-flung ancient Olympia in the Peloponnese.

    But this time it is different. And not because of any schadenfreude at the security hiccups and empty seats that London may have suffered – the media have made very little of such shortcomings.

    "I can't remember a climate to be so negative," says Dr Ioanna Mastora, one of the country's leading experts on Olympism. "Greeks love the Games and feel them to be part of their identity. But they are also worn down and for the first time aren't interested. Half are on holiday and the other half are trying to survive economically. It's very sad," said the academic who almost single-handed has ensured that the teaching of Olympism and Olympic ideals has become part of the national curriculum.

    The near total failure of authorities to exploit the legacy of the Athens Olympics – scores of venues purpose-built for the Games now lie derelict and abandoned – has undoubtedly exacerbated the malaise.

    "Many Greeks are appalled and outraged that they are not being properly exploited to attract tourism, host cultural activities and boost economic development," she says. "With the country in such financial crisis they could be used to support the homeless and other vulnerable social groups."

    But as the centre of the Olympic movement – with the International Olympic Academy permanently based in ancient Olympia – Greece is still home to people "with passion and enthusiasm", Dr Mastora says, who are determined not to let the Olympic flame that has kept the Games going, go out.

    "The Olympic Games are not a show," she says. "We are determined to try and ensure that they return to the Olympic ideals that guided the ancients when they held them."


    Ver el vídeo: Juegos Olímpicos de 2004, origen de la crisis griega


    Comentarios:

    1. Kajigor

      Es notable, muy valiosa información.

    2. Aragrel

      Debes decir que estás equivocado.

    3. Fenricage

      Por qué tonterías, es ...

    4. Goran

      Creo que no tienes razón. Estoy seguro. Escriba en PM, lo discutiremos.



    Escribe un mensaje