Concentración de tierras en Colombia

Concentración de tierras en Colombia

Estoy buscando una elaboración para el siguiente pasaje, que encontré en Wikipedia:

"Solo en 1968 y 1969, el INCORA emitió más de 60.000 títulos de propiedad de tierras a agricultores y trabajadores. A pesar de esto, Matsetela (2000) afirmó que Entonces el proceso se detuvo y la situación comenzó a revertirse., ya que las posteriores acciones violentas de los capos de la droga, los paramilitares, la guerrilla y los grandes terratenientes oportunistas contribuyeron gravemente a renovada concentración de la tierra y al desplazamiento de pequeños propietarios".

En particular, estoy buscando más detalles sobre el proceso mediante el cual se ha producido la concentración de tierras en Colombia.

Busqué en Google Scholar, tanto por el nombre "Matsetela" como por tema, pero no encontré resultados relevantes.


Gran Colombia

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Gran Colombia, nombre formal República de colombia, República de corta duración (1819-1830), anteriormente Virreinato de Nueva Granada, que incluye aproximadamente a las naciones modernas de Colombia, Panamá, Venezuela y Ecuador. En el contexto de su guerra por la independencia de España, las fuerzas revolucionarias en el norte de América del Sur, lideradas por Simón Bolívar, en 1819 sentaron las bases para un gobierno regular en un congreso en Angostura (ahora Ciudad Bolívar, Venezuela). Su república fue definitivamente organizada en el Congreso de Cúcuta en 1821. Antes de eso, el gobierno había sido militar y altamente centralizado con el poder ejecutivo directo ejercido por los vicepresidentes regionales mientras el presidente Bolívar estaba en campaña. Se reorganizó como una república representativa centralizada con su capital en Bogotá Bolívar se convirtió en presidente y Francisco de Paula Santander en vicepresidente. La constitución también pedía una legislatura bicameral elegida en las tres regiones de la república.

La Gran Colombia tuvo una breve y vigorosa existencia durante la guerra. La subsiguiente rivalidad civil y militar por cargos públicos y los celos regionales llevaron a una rebelión en Venezuela en 1826. Después de gobernar como dictador de 1828 a 1830, Bolívar convocó una convención para redactar una nueva constitución. Fue reconocido solo en Nueva Granada (Colombia y Panamá). Bolívar dimitió y partió hacia la costa norte, donde murió, cerca de Santa Marta, el 17 de diciembre de 1830. Para entonces Venezuela y Ecuador se habían separado de la Gran Colombia. Así la Gran Colombia pasó esencialmente a la historia con su arquitecto principal.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Jeff Wallenfeldt, Gerente de Geografía e Historia.


ACUERDO DE PAZ DE COLOMBIA

El gobierno colombiano espera abordar la propiedad desigual de la tierra y cerrar la brecha urbano-rural como parte de un nuevo acuerdo de paz que firmó con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para poner fin a 52 años de guerra.

La distribución desigual de la tierra fue una razón clave por la que las FARC tomaron las armas en 1964 como un movimiento agrario de inspiración marxista que luchó por defender los derechos de los campesinos sin tierra.

Según el acuerdo, los agricultores sin tierra y desplazados, en particular las mujeres, tendrán derecho a créditos y tierras agrícolas a través de un banco de tierras que tiene como objetivo redistribuir tres millones de hectáreas de tierra durante la próxima década.

“El acuerdo de paz es una oportunidad real para abordar la distribución desigual de la tierra en Colombia”, dijo Ticehurst.

“Pero no estamos ciegos ante los intereses de los grandes terratenientes y la élite y su capacidad para ceder el poder sobre las decisiones sobre la reforma agraria y resistir los cambios en la propiedad de la tierra. El acuerdo será un verdadero desafío de implementar ”, dijo.

Los legisladores del Senado de Colombia votaron unánimemente a favor del nuevo acuerdo de paz el martes, y ahora deberá ser aprobado por el Congreso para que el acuerdo sea ratificado.


Concentración de tierras en Colombia - Historia

Ver también tierras públicas tierra publica,
en la historia de los EE. UU., tierras propiedad del gobierno federal pero no reservadas para ningún propósito especial, por ejemplo, para un parque o una reserva militar. La tierra pública también se llama tierra de dominio público.
. Haga clic en el enlace para obtener más información. tenencia tenencia,
en la ley, la forma en que se posee la propiedad de la tierra. La naturaleza de la tenencia ha sido durante mucho tiempo de gran importancia, tanto en la ley como en el contexto económico y político más amplio.
. Haga clic en el enlace para obtener más información. propiedad propiedad,
derechos al goce de cosas de valor económico, sea el goce exclusivo o compartido, presente o prospectivo. La posesión legítima de tales derechos se denomina propiedad.
. Haga clic en el enlace para obtener más información. .

Bibliografía

Véase A. W. Griswold, Agricultura y democracia (1948) G. Hallett, La economía de la tenencia de tierras agrícolas (1960) R. E. Megarry y H. W. R. Wade, La ley de la propiedad inmobiliaria (3ª ed. 1966) A. W. Simpson, Una historia de la ley agraria (2ª ed. 1986).

  1. Territorio valorado por sus recursos naturales o su potencial de uso humano para cultivo, espacio vital o belleza natural.
  2. el territorio con el que un pueblo en particular se identifica: & # x2018 esta tierra es nuestra tierra & # x2019.

Los científicos sociales a menudo consideran que las diferentes formas de tenencia y uso de la tierra son importantes para distinguir entre las diferentes formas de sociedad: por ejemplo, la tenencia de la tierra con la condición de proporcionar servicio a un superior es característica del FEUDALISMO, en oposición a la noción de propiedad privada. característica de propiedad del CAPITALISMO. En las sociedades capitalistas, sin embargo, la tierra a menudo no es solo otro factor de producción equivalente a otros. Por lo tanto, la zonificación puede evitar ciertos usos de la tierra en ciertas regiones, como ocurre con la designación de parques nacionales en el Reino Unido, y la mayoría de las sociedades tienen regulaciones de planificación que rigen el uso de la tierra. Más recientemente, el aumento de los grupos de presión ambiental ha llevado a reclamar limitaciones en el uso de la tierra, p. Ej. para controlar la deforestación o el uso de fertilizantes nitrogenados.

Considerado como un medio de producción, un prerrequisito material necesario para el proceso de trabajo uno de sus factores materiales más importantes.

La tierra proviene de la propia naturaleza y es el principal medio de producción en muchos sectores de la economía nacional, sobre todo en la agricultura y la silvicultura. Tiene una serie de características que influyen en la naturaleza del proceso de producción en estos sectores. La tierra es un medio de producción no reproducible, que limita fundamentalmente los recursos de la tierra en general (tierras agrícolas en particular) y hace que las propiedades de la tierra dependan de un conjunto de factores climáticos y otros naturales. Aunque la superficie total de tierra es absolutamente limitada, las dimensiones de la tierra agrícola son relativamente limitadas. Con la creciente disponibilidad de equipo técnico, la expansión del mejoramiento de la tierra, la electrificación de la agricultura y el desarrollo general de las fuerzas productivas, es posible convertir nuevas tierras en tierras agrícolas. Sin embargo, estas posibilidades no deben exagerarse, sobre todo porque el desarrollo de la industria pone en juego el proceso inverso, a saber, la retirada de algunas tierras del uso agrícola. La creciente necesidad de productos agrícolas puede satisfacerse sobre todo mediante un uso más intensivo y eficiente de la tierra ya cultivada. De esto se sigue que la intensificación de la producción agrícola es la forma principal de desarrollarla.

La fertilidad es la propiedad básica de la tierra como medio de producción y determina su valor de uso. Desde el punto de vista económico, la fertilidad es la capacidad de la tierra para seguir produciendo los productos vegetales necesarios para el hombre y permitir el desarrollo de la ganadería. La fertilidad depende de la cantidad de nutrientes en la tierra, la estructura del suelo y otros factores biológicos y climáticos que se forman inicialmente en el curso de los procesos naturales. Una vez que la tierra se pone en circulación económica, la fertilidad se puede reproducir y mejorar artificialmente a través del progreso técnico: fertilizantes mejorados, equipo técnico y técnicas de cultivo. Las condiciones más favorables para aumentar la fertilidad de la tierra se crean donde existe una combinación racional de capacidades de producción naturales y artificiales. La unidad de estos factores determina la fertilidad económica real de la tierra. Es precisamente el crecimiento de la fertilidad económica el aspecto más importante para aumentar la eficiencia en el uso de los recursos de la tierra. El índice de fertilidad económica de la tierra es el rendimiento de los cultivos agrícolas. El aumento del rendimiento de los cultivos y de la productividad de la ganadería es una prueba directa de la mejora de la calidad de la tierra y de su valor de uso. Este crecimiento refuta completamente las teorías malthusianas y neomalthusianas y la llamada ley de la fertilidad decreciente. La ley de la fertilidad decreciente contradice una de las características más importantes de la tierra como medio de producción, que es que el valor de uso de la tierra en la circulación económica (donde se usa racionalmente), en lugar de disminuir, en realidad aumenta. Para mejorar la calidad de la tierra y aumentar su fertilidad, la URSS tiene un amplio programa de medidas para expandir la producción y el uso de fertilizantes minerales, introducir medidas de mejoramiento de la tierra y perfeccionar el sistema de cultivo teniendo en cuenta las características de las diferentes zonas. del país.

Una característica específica de la tierra, que está relacionada con su propiedad de producción primaria de la fertilidad, es que es un objeto y un medio de trabajo al mismo tiempo. Cuando el proceso productivo se orienta a cultivar la tierra e implica mantener o incrementar su fertilidad, la tierra aparece como objeto de trabajo. Por lo tanto, las tierras puestas en circulación económica y cultivadas no pueden considerarse simplemente un regalo de la naturaleza. En este caso, las propiedades productivas de la tierra también son resultado de la actividad laboral, y la eficiencia del uso de las propiedades productivas se evalúa teniendo debidamente en cuenta los gastos incurridos. La tierra aparece como objeto de trabajo, sin embargo, solo en las primeras etapas del proceso de producción agrícola. Como condición y base de toda la tecnología de la producción agrícola, la tierra es un medio de trabajo. Pero la fertilidad de la tierra, su capacidad para aportar nutrientes a los cultivos agrícolas, la convierte en un instrumento de producción único. Así como la fertilidad es la propiedad principal de la tierra como medio de producción agrícola, la tierra misma actúa principalmente como un instrumento de producción. En este caso, el rasgo característico de la tierra es que el hombre utiliza procesos biológicos, químicos y de otro tipo que ocurren en el suelo mismo como instrumentos de producción. El hombre crea las condiciones más favorables para estos procesos e intenta controlar y variar su curso en la dirección necesaria. En este sentido, el problema del uso de la tierra como instrumento de producción es más complejo que el uso de maquinaria o equipo. El nivel de fertilidad potencial y las oportunidades para su uso están determinados por el nivel de desarrollo de los medios de producción agrícolas, el equipo técnico disponible para la agricultura y el nivel de sofisticación agrícola que sea apropiado. Por tanto, la naturaleza de la tierra como instrumento de producción es históricamente tan cambiante como todos los demás medios de producción. No hay límite para aumentar la fertilidad del suelo a medida que se desarrolla el progreso técnico. La experiencia agrícola en los países económicamente desarrollados muestra que la fertilidad del suelo aumenta constantemente.

Es importante tener en cuenta los cambios que se producen en la fertilidad de la tierra específicamente en relación con la posibilidad de producir diferentes cultivos en una misma parcela, es decir, con la universalidad de la tierra como instrumento de producción. La alternancia de cultivos (rotación de cultivos) en tierras cultivadas permite mantener el nivel de fertilidad alcanzado. Por tanto, la rotación de cultivos es un elemento vital en la reproducción de las propiedades de la tierra como instrumento de producción. Al mismo tiempo, cada parcela de tierra se adapta de manera diferente a la producción de tipos particulares de producción. Por tanto, el uso más eficiente de la fertilidad de la tierra depende directamente de determinar correctamente el sector óptimo de una explotación y del nivel de especialización agrícola. El uso cada vez más amplio de fertilizantes minerales y otros factores que influyen en la fertilidad amplía las posibilidades de especialización de la producción agrícola. En las condiciones actuales, con la agricultura pasando a la etapa de producción de maquinaria y mayor especialización, el desarrollo de la producción agrícola es una tarea de suma importancia. La evaluación económica de la tierra y el desarrollo de un catastro estatal de tierras que tenga en cuenta los posibles resultados de los distintos tipos de tierra deberían promover la configuración correcta de los programas de producción de las empresas agrícolas.

Otra característica específica de la tierra como medio primario de producción en la agricultura es la brecha de tiempo entre la producción y el período de trabajo, lo que aumenta la desigualdad en el uso de los recursos laborales y los medios de producción en diferentes períodos del año. A medida que crece la intensidad de la producción agrícola, se reduce la brecha de tiempo entre la producción y el período de trabajo, debido a la creación de más nuevos puestos de trabajo en el abono de las plantas, el control de malezas y plagas, y otros aportes de la tecnología de producción. Al mismo tiempo, la intensidad del trabajo agrícola se nivela un poco en el transcurso de toda la temporada de producción. La forma más importante de resolver el problema de igualar el empleo de los trabajadores agrícolas es la mecanización integral de la producción.

La naturaleza de la propiedad de la tierra como medio de producción también determina la naturaleza de las relaciones de producción (agrarias). Las diferencias en la fecundidad y en la ubicación de las parcelas crean la base para la renta diferencial, la manifestación económica de la propiedad de la tierra. Las diferentes formas de propiedad de la tierra y las relaciones agrarias crean diferentes condiciones para el uso y la mejora de la tierra. El socialismo, que en última instancia elimina la propiedad privada de la tierra y transforma las granjas privadas en empresas estatales y cooperativas socialistas a gran escala, elimina por completo las barreras socioeconómicas al desarrollo agrícola. Aquí juegan un gran papel los ingresos por rentas que surgen debido a las características naturales (suelo o geográficas) de diferentes parcelas de tierra y se utilizan productivamente de acuerdo con las necesidades de toda la agricultura. Simultáneamente, el socialismo crea requisitos previos objetivos para la especialización racional de las empresas agrícolas con la debida consideración de las características específicas de los recursos de la tierra. De la misma manera, surgen las condiciones para el uso eficiente de uno de los tipos más importantes de riqueza social y mdashland.


En 1912, este condado de Georgia expulsó a todos los residentes negros

Los hijos de Jeremiah y Nancy Brown, que fueron expulsados ​​de Forsyth en 1912. De izquierda a derecha: Harrison, Rosalee, Bertie, Fred, Naomi y Minor Brown, alrededor de 1896.

La victoria de Stacey Abrams & # x2019 en las primarias para gobernador demócrata de Georgia la puso un paso más cerca de convertirse en la primera gobernadora negra en los EE. UU. solo ha elegido a hombres blancos, es útil observar la historia de supremacía blanca del estado y cómo ese legado afecta a los georgianos en la actualidad. Un condado en particular tiene un pasado especialmente atroz.

El condado norteño de Forsyth, uno de los 10 más poblados de Georgia y los 10 más poblados, es muy blanco y conservador. Su demografía está determinada por un evento que sucedió en 1912, cuando los blancos expulsaron a los 1.098 residentes negros de Forsyth & # x2019, que comprendían aproximadamente el 10 por ciento de la población en ese momento.

Al crecer como un niño blanco en Forsyth, el escritor Patrick Phillips dice que siempre había escuchado que el condado había expulsado a la población negra para proteger a sus mujeres blancas después de que hombres negros violaran y mataran a una mujer. De adulto, investigó la historia real y publicó sus hallazgos en Blood at the Root: A Racial Cleansing in America.

& # x201C De hecho, hubo una mujer blanca que fue asesinada en 1912 y su nombre era Mae Crow, & # x201D, dice. & # x201C Tenía 18 años y fue encontrada en circunstancias muy misteriosas golpeada, ensangrentada e inconsciente en el bosque. & # x201D

Una sección de la Constitución de Atlanta del 4 de octubre de 1912 que muestra a los prisioneros (de izquierda a derecha) Jane Daniel, Oscar Daniel, Toney Howell, Ed Collins, Isaiah Pirkle y Ernest Knox.

El caso aún no se ha resuelto y probablemente seguirá siéndolo ya que no hay más testigos vivos. Sin embargo, en ese momento, "los únicos jóvenes negros que vivían en esa parte del país fueron acusados ​​del crimen", dice Phillips. & # x201CA Un hombre llamado Rob Edwards fue linchado casi de inmediato en la plaza del pueblo, y resultó ser un linchamiento en el que participó la mayor parte de la comunidad. Miles de personas se presentaron para ver el linchamiento y se unieron y dispararon balas contra su cadáver. . & # x201D

El condado también linchó a Oscar Daniel y Ernest Knox, ambos adolescentes. Después de eso, los vigilantes blancos expulsaron a todas las personas negras del condado e hicieron cumplir sus fronteras como blancos, solo hasta bien entrada la década de 1980. Las familias negras se trasladaron a diferentes regiones, algunas se trasladaron al norte en la Gran Migración. Muchos, dice Phillips, se mudaron al vecino condado de Hall, Georgia.

Esta expulsión no fue una anomalía extraña en una parte del país. Entre las décadas de 1860 y 1920, los estadounidenses blancos expulsaron a miles de residentes negros de sus comunidades.

Desde entonces, muchas de estas comunidades han permanecido casi exclusivamente blancas, según el documental de PBS Banished. En 1901, los residentes blancos de Pierce City, Missouri, lincharon a tres hombres negros y desterraron a 300 residentes negros. Para el año 2000, el censo informó que la ciudad seguía siendo mayoritariamente blanca: de una población de 1.385, solo el 0,22 por ciento (es decir, tres personas) eran negros. Una expulsión de 1905 en Harrison, Arkansas dejó un legado similar, como la campaña de 1912 en Forsyth. Hoy en día, la población de Forsyth & # x2019s es solo un 3,6 por ciento de raza negra.

Los contramanifestantes racistas se enfrentan a una gran marcha por los derechos civiles en Cumming, Georgia, mientras protestan contra el condado de Forsyth y una determinación perdida de evitar que los afroamericanos vivan en sus fronteras.

(Crédito: Bettmann Archive / Getty Images)

La fea historia de Forsyth & # x2019 atrajo la atención del estado en 1987, cuando los estadounidenses negros y los aliados blancos celebraron una marcha por los derechos civiles en 1987 en Forsyth. Muchos residentes blancos respondieron arrojando piedras a los manifestantes, y Phillips dice que esto inició una investigación sobre si la tierra que fue ilegalmente tomada a los residentes negros en 1912 podría entregarse a esos residentes negros y descendientes # x2019 hoy.Sin embargo, dado que la tierra ha sido entregada o vendida varias veces desde entonces, el condado no redistribuyó ninguna tierra y probablemente ganó & # x2019t en el futuro.

Phillips dice que muchas otras comunidades en el norte de Georgia intentaron expulsar a sus residentes negros a principios del siglo XX & # x2014Forsyth fue el único en lo exitoso que fue. & # x201C Si estas personas votaran por alguien como Stacey Abrams y realmente dejaran todo esto atrás, sería revolucionario, & # x201D, dice. & # x201CPero hay & # x2019s mucha historia y mucha intolerancia en esa parte de Georgia. & # x201D

REVISIÓN DE HECHOS: Nos esforzamos por la precisión y la equidad. Pero si ve algo que no se ve bien, ¡haga clic aquí para contactarnos! HISTORIA revisa y actualiza su contenido con regularidad para asegurarse de que sea completo y preciso.


10 países con más minas terrestres

Las minas terrestres son controvertidas porque siguen siendo peligrosas después del conflicto en el que fueron desplegadas, matando e hiriendo a civiles y dejando la tierra intransitable e inutilizable durante décadas. La Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres ha buscado prohibir su uso, culminando en la Convención de 1997 sobre la Prohibición del Uso, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción, conocida informalmente como el Tratado de Ottawa. La ONU estima que con la tecnología actual, se necesitarán casi 1.100 años para limpiar todas las minas del mundo.

Recuento de minas terrestres: 1 millón

El problema de las minas en Somalia es el resultado de varios conflictos internos y regionales durante un período de casi 40 años, y la primera vez que se informó de que se colocaron minas en 1964. El centro y el sur de Somalia están muy contaminados con minas y municiones sin detonar (MUSE). La ONU afirma que el impacto socioeconómico de las minas terrestres se puede ver en casi todos los aspectos de la sociedad somalí: reducción de la tierra disponible para la producción ganadera y agrícola, aumento de los costos de transporte, desempeño deficiente de los esfuerzos de rehabilitación y desarrollo, pérdida de vidas, discapacidades, una falta generalizada de la seguridad de las comunidades y obstáculos a la repatriación y reintegración. Se siguen notificando bajas por minas y municiones sin detonar. La ONU también cree, sin embargo, que la amenaza de minas y artefactos explosivos sin detonar en Somalia es un "problema finito" y que "con atención sostenida" puede resolverse en un período de siete a diez años con los recursos adecuados. Somalia no puede acceder al Tratado de Prohibición de Minas porque ha estado sin un gobierno central desde la caída del gobierno de Siyad Barre en 1991.

Recuento de minas terrestres: 3 millones

Después de casi treinta años de guerra, Mozambique es uno de los países más pobres de África. El grano debe importarse y la economía depende en gran medida de la ayuda exterior. Mozambique se enfrenta a la desertificación, la contaminación de las aguas superficiales y costeras y las graves sequías e inundaciones en las provincias centrales y meridionales. Además, gran parte de su tierra cultivable es inutilizable debido a las minas terrestres. "Quizás el uso más devastador de las minas terrestres fue la disección aleatoria de minas en los campos y a lo largo de los caminos de acceso para evitar que los campesinos produzcan alimentos", señala Human Rights Watch África en un informe titulado "Minas terrestres y vida económica". Todas las partes en la lucha utilizaron minas fabricadas en 15 países diferentes, lo que aceleró un ciclo devastador de hambruna en la década de 1980 que provocó un enorme éxodo de refugiados a través de las fronteras con Sudáfrica, Zambia, Tanzania y Malawi. Según Handicap International, se estima que 20 personas pisan minas terrestres cada mes en Mozambique. El sesenta por ciento de ellos muere por falta de acceso a los servicios de salud. En 1996, el ministro de Defensa de Mozambique & rsquos estimó que todavía había alrededor de 3 millones de minas terrestres en Mozambique. La devastación causada por las minas en Mozambique es sorprendente. Además de tierras cultivables, líneas eléctricas, carreteras, puentes, ferrocarriles y aeropuertos, incluso se minaron escuelas, fábricas y tanques de inmersión de ganado. La vida silvestre también está amenazada por las minas: se han encontrado elefantes mutilados por minas antipersonal y muertos por minas antitanques. La esperanza de vida media en Mozambique es de unos 46 años.

Recuento de minas terrestres: 3 millones

Bosnia-Herzegovina está muy contaminada con minas terrestres y restos explosivos de guerra, principalmente como resultado del conflicto de 1992-1995 relacionado con la desintegración de la República Federativa Socialista de Yugoslavia. La contaminación de la mina es generalmente de baja densidad. Las minas se utilizaron ampliamente a lo largo de las líneas de enfrentamiento, que se movían con frecuencia. La mayoría de los campos minados se encuentran en la zona de separación entre las dos entidades, que tiene 1.100 kilómetros de largo y hasta cuatro kilómetros de ancho. En el sur y el centro de Bosnia-Herzegovina, las minas a menudo se usaban al azar, con pocos registros. Parte del territorio afectado es montañoso o densamente boscoso, pero el fértil cinturón agrícola del distrito de Br? Ko es una de las zonas más contaminadas. Cada mes, las minas terrestres matan o hieren a entre 30 y 35 personas, el 80% de ellas civiles. La presencia de estas armas mortales está obstaculizando la reconstrucción, reduciendo gravemente la producción de alimentos y desviando los recursos necesarios para reconstruir la sociedad. Hasta ahora, solo un pequeño porcentaje de la tierra contaminada con minas se ha limpiado de acuerdo con las normas humanitarias. La mayoría de los campos minados permanecen sin marcar.

Recuento de minas terrestres: 5 millones

La historia de Kuwait & rsquos ha estado llena de estrés debido a la gran cantidad de petróleo que se encuentra en todo el país. Durante la Guerra del Golfo, Irak ocupó Kuwait desde agosto de 1990 hasta febrero de 1991. Las tropas iraquíes colocaron millones de minas AP y AT en el "Teatro de Operaciones Militares de Kuwait". Aproximadamente el 97,8 por ciento de la tierra de Kuwait quedó minada o afectada por MUSE. Las áreas muy minadas fueron la costa norte de la bahía de Kuwait y la frontera entre Kuwait y Arabia Saudita. Inmediatamente después de la liberación de Kuwait & rsquos, el gobierno planeó un programa integrado de acción contra las minas. La duración fue de 24 meses y costó $ 128 millones (EE. UU.). Según el Informe del Monitor de Minas Terrestres, al 3 de abril de 1999, se habían recuperado casi 2 millones de minas terrestres en las zonas costeras y desérticas de Kuwait. También se estableció un programa de concienciación sobre las minas para informar a los civiles sobre los peligros de las minas terrestres.

Recuento de minas terrestres: 8-10 millones

Tres décadas de guerra en Camboya han dejado cicatrices de muchas formas en todo el país. Lamentablemente, uno de los legados más duraderos de los conflictos sigue cobrando nuevas víctimas todos los días. Las minas terrestres, colocadas por el Khmer Rouge, los regímenes de Heng Samrin y Hun Sen, los vietnamitas, el KPNLF y los sihanoukistas, ensucian el campo. En la mayoría de los casos, incluso los soldados que plantaron las minas no registraron dónde fueron colocadas. Ahora, Camboya tiene una de las tasas más altas de discapacidad física de cualquier país del mundo. Si bien los datos del censo de Camboya son incompletos, en general se acepta que más de 40.000 camboyanos han sufrido amputaciones como resultado de heridas causadas por las minas desde 1979. Eso representa un promedio de casi cuarenta víctimas por semana durante un período de veinte años. Si bien se cree que ningún grupo militar todavía está desplegando minas, los dispositivos todavía se utilizan de formas nuevas y horribles: los civiles han utilizado las minas para proteger la propiedad y resolver disputas, según los informes, los cazadores furtivos están utilizando minas para cazar tigres, que son muy apreciados por su uso en medicinas en el vecino Vietnam y en un incidente en 1998, la policía rodeó un bosque con minas para capturar a un sospechoso de asesinato que se había escondido allí. Salió del bosque y pisó una mina, y luego la policía lo mató a tiros. Al ritmo actual de progreso, puede llevar hasta 100 años limpiar todas las minas en Camboya.

Recuento de minas terrestres: 10 millones

Irak se ve gravemente afectado por minas y municiones sin detonar (MUSE) como resultado de la Guerra del Golfo de 1991, la Guerra Irak-Irán de 1980-1988, dos décadas de conflicto interno e incluso la Segunda Guerra Mundial. Las minas terrestres y las municiones sin detonar plantean un problema en el norte, a lo largo de la frontera entre Irán e Irak y en las regiones central y sur del país. Se desconoce el número de minas plantadas en Irak, pero las Naciones Unidas estiman que es de al menos 10 millones. Una encuesta sobre el impacto de las minas terrestres, que se completó recientemente, confirmó que los veinticinco distritos de las tres provincias (gobernaciones) que comprenden el norte de Irak están afectados por las minas, y que 3.444 áreas distintas sospechosas de contaminación por minas y / o municiones sin detonar afectan a más de 148.000 familias (más de una de cada cinco ) que viven en 1.096 comunidades afectadas por las minas.

Recuento de minas terrestres: 10 millones

Afganistán ha sufrido mucho a causa de la guerra desde 1978, y todos los bandos de los diversos conflictos armados han utilizado minas antipersonal, en particular las fuerzas soviéticas y el gobierno afgano de 1979 a 1992. Se han plantado minas terrestres indiscriminadamente en la mayor parte del país. Se contaminan granjas agrícolas, áreas de pastoreo, canales de riego, áreas residenciales, caminos y senderos, tanto en áreas urbanas como rurales. Las minas son un obstáculo importante para las actividades de repatriación, socorro, rehabilitación y desarrollo. Las minas terrestres matan o mutilan entre diez y doce personas cada día en Afganistán. Se cree que casi el 50 por ciento de las víctimas de las minas terrestres mueren debido a la falta de instalaciones médicas.

Recuento de minas terrestres: 10 a 20 millones

Las estimaciones del número de minas terrestres angoleñas oscilan entre 10 y 20 millones, lo que equivale a al menos 1 o 2 minas terrestres por cada persona en el país. Las estimaciones de la ONU sitúan el número de amputados angoleños como resultado de los asesinos silenciosos en 70.000. Durante tres décadas, las minas se esparcieron en campos, aldeas, carreteras y otros lugares inesperados de Angola y rsquos para intimidar, mutilar y matar a víctimas inocentes. Las minas terrestres tienen un efecto devastador sobre el medio ambiente al restringir el movimiento de personas, disuadir la agricultura, perturbar las economías y matar y mutilar a muchos hombres, mujeres y niños inocentes. En 1993 se aprobó una moratoria de la Resolución General de la ONU sobre la venta y exportación de minas terrestres antipersonal. Sin embargo, el consenso internacional aún no se ha logrado y el problema de Angola y rsquos continúa sin cesar.

Recuento de minas terrestres: 16 millones

La contaminación por minas terrestres y municiones sin detonar (MUSE) en el oeste y suroeste de Irán, particularmente en las provincias de Kurdistán, Azerbaiyán Occidental, Juzestán y Kermanshah, es el resultado del conflicto Irán-Irak de 1980-1988. Los funcionarios del gobierno afirman que Irak plantó unos 16 millones de minas terrestres en Irán durante la década de 1980, contaminando un área de más de 42.000 kilómetros cuadrados. Se informa que las minas terrestres y las municiones sin detonar han limitado gravemente la producción agrícola en las cinco provincias a lo largo de la frontera iraquí. También comprometen la explotación de los campos petroleros. La contaminación por minas y MUSE ha afectado a sitios históricos y ha obstaculizado los estudios arqueológicos en el suroeste de Irán.

Recuento de minas terrestres: 23 millones

La Segunda Guerra Mundial y las guerras entre Egipto e Israel de 1956, 1967 y 1973 han dejado a Egipto como un país afectado por las minas. Egipto cita a menudo una cifra de 23 millones de minas terrestres enterradas en el país. El problema de Egipto y rsquos se deriva del hecho de que sus minas terrestres son viejas y difíciles de localizar y fueron diseñadas para su uso contra tanques, mientras que la crítica internacional generalmente se centra en las minas antipersonal. Según el Ministerio de Defensa, las minas han obstaculizado el desarrollo humano y económico y han matado y herido a miles de civiles. Se han limpiado siete millones de minas del desierto occidental en los últimos 15 años y tres millones del desierto del Sinaí. Los nómadas se refieren a las zonas de desechos de los campos minados del desierto como & ldquoThe Devil & rsquos Garden & rdquo.


Gobernanza y reclamaciones territoriales

De enero a abril de 2005, el Programa de Estudios de las Primeras Naciones de la Universidad de Columbia Británica organizó una serie de ocho conferencias que exploraron los problemas de los reclamos de tierras en Columbia Británica y los problemas de gobernanza asociados. Columbia Británica es inusual en Canadá por tener muy pocos tratados históricos. Los tribunales canadienses a fines del siglo XX han reconocido lo que las Primeras Naciones saben desde hace mucho tiempo: que, en ausencia de tratados, la tierra nunca se entregó. En esta circunstancia cambiante, las Primeras Naciones, los gobiernos y otras entidades se han involucrado en varios tipos de procesos para negociar diferencias sobre la tierra y los procesos de tratado, casos judiciales y otras formas de acuerdos negociados. Si bien varios libros académicos excelentes abordan aspectos de estas situaciones, esta serie presenta las perspectivas y la experiencia de líderes comunitarios, abogados y otras personas que han participado activamente en aspectos cruciales de estas situaciones.

Puede comenzar a explorar este archivo a través de uno de los temas de muestra que se indican a continuación, o abriendo el visor de IVT, haciendo clic en el botón Menú de sesión para obtener descripciones breves de las sesiones y explorando la sesión de su elección (si el IVT no parece funcionan correctamente, consulte la información sobre resolución de problemas y el navegador IVT para obtener ayuda).

Sesión 3, que se centra en los casos judiciales que han dado forma al panorama legal para las reclamaciones de tierras en Columbia Británica, de dos abogados centrales para ellos (Reclamaciones de tierras 3,2).

Una instantánea de los tratados modernos: en 2005 se concluyó el tratado Nisga & # 8217a y se estaba aplicando, y el Tratado de Tsawassen, desde su conclusión, todavía estaba en curso. El ex director ejecutivo de Nisga & # 8217a Lisims, Edward Allen, y el jefe de Tsawassen, Kim Baird, hablan (Reclamaciones de tierras 4,2).

Algunas buenas historias: escuche a Delbert Guerin explicar el camino rocoso hacia & quot el honor de la Corona & quot (Reclamaciones de tierras 3,56) o Satsan (Herb George) cuentan una historia fantástica sobre los valores de la comunidad y los expertos externos. (Reclamaciones de tierras 6,40).

En el momento de la última sesión de esta serie, los ancianos de Tahltan que se oponían a los planes de Shell Oil # 8217 de comenzar a perforar en el área de Sacred Headwaters en el norte de la Columbia Británica. Nuestra sesión final, sobre la acción política fuera de las organizaciones, presenta oradores tanto para los ancianos como para el Jefe y el Consejo al que se opusieron (Reclamaciones de tierras 8,4).

Por último, es posible que desee ver las presentaciones de dos líderes aborígenes monumentales que han fallecido desde estas conferencias. George Watts lideró importantes iniciativas para las comunidades de Nuu-chah-nulth durante muchos años, incluido el tratado de Maa-nulth que ocupó los años antes de su muerte (Reclamaciones de tierras 2,53). Patricia Monture fue abogada y profesora, líder y mentora de muchos dentro de la comunidad académica aborigen y más allá (Reclamaciones de tierras 6,3).

Si simplemente desea explorar el archivo por su cuenta, (haga clic aquí)


Historia del estado de Washington y el noroeste del Pacífico

Un proyecto de plan de estudios para las escuelas de Washington

Desarrollado por John M. Findlay, profesor

Aunque estas lecciones están disponibles para cualquier persona interesada en ellas, se han escrito principalmente para estudiantes universitarios de la Universidad de Washington en HSTAA 432, Historia del estado de Washington y el noroeste del Pacífico. Como tal, las lecciones no están destinadas a servir como una descripción general completa de la historia regional o estatal, sino que están destinadas explícitamente a ser utilizadas junto con otras fuentes de información. Algunos estudiantes que utilizan las lecciones también leerán a Carlos Arnaldo Schwantes, El noroeste del Pacífico: una historia interpretativa, Rvdo. ed. (Lincoln: University of Nebraska Press, 2000), una descripción general de libro de texto de la historia regional, por lo que las lecciones se han desarrollado para no superponerse demasiado con Schwantes. Son más temáticos y conceptuales que el libro de texto, y están destinados a profundizar en ciertas áreas mientras pasan por alto otros temas cubiertos por Schwantes. Reflejando sus orígenes como conferencias en cursos impartidos en Seattle para estudiantes que provienen principalmente de la cuenca de Puget Sound, las lecciones también se enfocan más en el oeste de Washington que en otras partes de la región. Finalmente, las lecciones reflejan mis propios intereses personales de investigación y estrategias de enseñanza.

Agradezco comentarios y sugerencias para adiciones y revisiones.

John M. Findlay, profesor del Departamento de Historia de la Universidad de Washington

Resumen del curso

Resumen del curso: Historia del estado de Washington y el noroeste del Pacífico

Qué está cubierto HSTAA 432, Historia del estado de Washington y el noroeste del Pacífico es un curso de pregrado de división superior sobre historia local y regional. Se centra principalmente en los tres estados estadounidenses de Oregon, Idaho y Washington, con atención adicional a Columbia Británica, Alaska, el oeste de Montana y California, desde mediados del siglo XVIII hasta finales del siglo XX.

El curso comienza presentando a los estudiantes el noroeste del Pacífico actual y colocando los problemas y preocupaciones actuales en un contexto histórico. Luego pasa a considerar la historia del noroeste del Pacífico durante dos eras amplias. La Parte I, & # 8220Contactos y concursos: no indígenas, indígenas y recursos, 1741-1900, & # 8221 considera los años en que diferentes grupos de pueblos interactuaron entre sí y trataron de hacer valer o retener el control de la región. Examina a los pueblos nativos del noroeste, la llegada, influencia e impacto sobre los indios de exploradores, comerciantes de pieles y misioneros europeos y estadounidenses, y el eventual éxito de los Estados Unidos en la colonización de una parte de la región y en afirmar el control sobre los pueblos nativos a través de tratados y reservas. La Parte II, & # 8220 The American Northwest: Urban And Industrial Growth, 1846-Present, & # 8221 considera el surgimiento de una región americana moderna al observar los desarrollos económicos, políticos, urbanos y culturales durante los siglos XIX y XX.

Tres conjuntos de temas conectados proporcionan un enfoque para el curso. Uno son las circunstancias cambiantes y las relaciones entre los diversos pueblos y culturas de la región. La cronología del curso comienza con el advenimiento de los exploradores europeos en el siglo XVIII, pero presta mucha atención a las experiencias tanto de los pueblos nativos del noroeste como de los diversos inmigrantes que llegaron de otras partes de América del Norte y de Europa y Asia. Otro conjunto de temas gira en torno a diversos usos y actitudes de las personas hacia los recursos naturales. Por supuesto, diferentes grupos y culturas tenían diferentes usos e ideas sobre cosas como los bosques, los peces y la tierra, y estos usos e ideas cambiaron con el tiempo. Es importante comprender cómo algunos pueblos pudieron afirmar sus valores y usos de los recursos naturales sobre los de otros. El tercer conjunto de temas, íntimamente ligado a los dos primeros, es cómo el sentido de identidad regional evolucionó con el tiempo en el noroeste del Pacífico. Dos aspectos de esta identidad nos preocupan especialmente: la cuestión de quién supuestamente pertenecía y no pertenecía a la región, y la cuestión de cómo los residentes regionales se relacionaban e identificaban con el entorno natural de un lugar distintivo. En gran medida, las respuestas a estas preguntas fueron moldeadas por las agendas de los muchos recién llegados que vinieron a colonizar, asentarse y aprovechar las oportunidades en el noroeste.

Fuentes de información Los estudiantes de HSTAA 432 son responsables de la información presentada en tres lugares diferentes.Primero, hay contenido básico del curso presentado en conferencias, que sirven como descripción general interpretativa y & # 8220textbook. & # 8221 En segundo lugar, se requiere una cantidad sustancial de lectura sobre temas y eventos específicos para el curso. La lectura asignada incluye dos libros de bolsillo (Dietrich, The Final Forest, y Sone, Nisei Daughter) y un paquete que consta de copias fotocopiadas de fuentes primarias y artículos académicos. Cada tarea de lectura irá acompañada de una hoja de & # 8220preguntas de estudio & # 8221 diseñada para estimular el pensamiento y la discusión en secciones. También se requiere que los estudiantes realicen lecturas independientes adicionales para completar la tarea del trabajo de investigación. En tercer lugar, las secciones semanales discutirán las lecturas y conferencias. Se espera que los estudiantes asistan a las secciones después de haber completado y pensado las lecturas y que participen de manera informada en las discusiones. Lecturas Las lecturas requeridas para HSTAA 432 están disponibles de la siguiente manera. Dos libros de bolsillo para el curso están disponibles para su compra en la Librería de la Universidad. Ellos son: William Dietrich, Final Forest: The Battle for the Last Great Trees of the Pacific Northwest (Nueva York, 1993), y Monica Sone, Nisei Daughter (Seattle, 1979). El resto de las lecturas constan de once selecciones diferentes, que son capítulos, artículos y extractos de una variedad de fuentes primarias y materiales secundarios. Estas selecciones han sido fotocopiadas y están disponibles en un paquete para la venta en Suzzallo Copy Center, 5to piso, Suzzallo Library. Si se siente más cómodo siguiendo un libro de texto opcional, sugiero a Carlos Arnaldo Schwantes, The Pacific Northwest: An Interpretive History, rev. ed. (Lincoln, 1996). Se mencionarán lecturas adicionales a lo largo del curso y no dude en consultarlas. El libro de texto de Schwantes # 8217 también contiene una bibliografía útil.

Objetivos del curso Uno de los objetivos principales de HSTAA 432 es que los estudiantes familiarizarse con el contenido del curso como se presenta en los diferentes lugares y ser capaz de escribir eficazmente sobre ello en una mezcla de asignaciones. Esto implica aprender una variedad de hechos y perspectivas sobre el noroeste del Pacífico, un tipo de pensamiento. Se necesita algo de memorización, al igual que una lectura atenta y cuidadosa. También es importante vincular los eventos y tendencias pasados ​​con las condiciones actuales.

Otro objetivo es mejorar las habilidades de los estudiantes para pensar históricamente—Sobre el noroeste después de 1750 más o menos, así como sobre otros lugares y épocas. El pensamiento histórico implica: el reconocimiento de la complejidad, la ambigüedad y la incertidumbre en los asuntos humanos, el desarrollo de una actitud crítica, y a menudo escéptica, hacia las fuentes de información y la comprensión de que los eventos ocurren secuencialmente y que la secuencia importa. El pensamiento histórico también requiere que uno intente comprender los eventos y las tendencias del pasado desde los diferentes puntos de vista que tenían las personas que vivían en ese momento, y reconocer que esos puntos de vista del pasado son generalmente sustancialmente diferentes de los nuestros hoy.

Para fomentar un mejor pensamiento histórico, HSTAA 432 se basa en una gran cantidad de lectura de fuentes primarias, es decir, documentos creados por personas que fueron testigos presenciales de los eventos y desarrollos de tiempos pasados. Se requiere que los estudiantes leer y pensar críticamente sobre estas fuentes primarias, para tratar de apreciar de dónde vienen sus autores & # 8220 & # 8221 y por qué llegaron a las conclusiones que expresaron. En al menos una ocasión, los estudiantes deben escribir un artículo breve sobre los documentos de fuente primaria que están leyendo. También se les pide a los estudiantes que leer y escribir sobre fuentes secundarias, es decir, los escritos de varios historiadores que ellos mismos han utilizado fuentes primarias para construir argumentos sobre el pasado. Finalmente, el curso requiere que los estudiantes escriben sus propios trabajos de investigación, basados ​​al menos en parte en la lectura de fuentes primarias, para demostrar sus propias habilidades para leer las fuentes de manera crítica y pensar y escribir históricamente.

Otro objetivo en HSTAA 432 es la capacidad de pensar conceptualmente. Llegar a un acuerdo con el pasado requiere que uno imponga algún orden intelectual sobre el conjunto de hechos numerosos, diversos, a veces caóticos de épocas anteriores, para hacer conexiones entre diferentes tendencias y eventos y personas históricas. Esto se hace trabajando cuidadosamente con conceptos que ayudan a aclarar el pasado explicando patrones en el desarrollo histórico. El pensamiento conceptual vincula varios eventos juntos. Por ejemplo, el pensamiento conceptual ha producido los tres grandes temas de este curso (relaciones entre pueblos diversos, relaciones entre pueblos y entornos y el surgimiento de identidades regionales) y también nos ha permitido dividir el curso cronológicamente en dos períodos convincentes. El pensamiento conceptual también vincula la historia local y regional con contextos más amplios, como los desarrollos nacionales e internacionales. Por ejemplo, el auge del comercio de pieles a fines del siglo XVIII en el noroeste del Pacífico y el surgimiento de las industrias maderera y pesquera a fines del siglo XIX pueden considerarse aspectos de un sistema global cambiante de capitalismo de mercado.

El pensamiento conceptual nos permite unir selectivamente una variedad de temas, fuentes y eventos en explicaciones del pasado. Se pedirá a los estudiantes que desarrollen dichas explicaciones en ensayos compuestos para un examen parcial y un examen final. Los exámenes de ensayo requieren la integración de material de todas las partes del curso (conferencias, lecturas, secciones de discusión) en ensayos que argumentan una tesis en respuesta a una pregunta de examen y demuestran el pensamiento histórico y conceptual..

Unidad 1: Lección 1

Unidad uno: ¿Washington de quién? ¿De quién es el noroeste?

Lección uno: ¿Quién pertenece al noroeste del Pacífico?

En los últimos años, ha parecido que las personas en el noroeste del Pacífico (es decir, los estados estadounidenses de Washington, Oregon e Idaho) han compartido dos cosas. El primero es una identificación creciente con salmón. A medida que las corridas de salmón salvaje del Pacífico se han visto amenazadas, la gente de la región se ha aferrado a ellos como un símbolo fundamental de la identidad del noroeste del Pacífico. (Abordaré el tema del salmón en la próxima lección). Lo segundo que tenemos en común es California, o, debería decir, una pronunciada aversión a California y todas las cosas y personas californianas. Muchas personas en Idaho, Oregon y Washington han desarrollado opiniones sólidas sobre California y los californianos en los últimos tiempos. Oregon en realidad abrió el camino durante la década de 1970, con una campaña a la vez humorística y seria para mantener alejados a los californianos. Washington e Idaho se volvieron más ruidosos durante las décadas de 1980 y 1990. El sentimiento anti-californiano alcanzó su punto máximo en el área de Seattle a fines de la década de 1980. Tomé nota de la tendencia y comencé a discutirla con los estudiantes en mis clases sobre la historia del Pacífico Noroeste. También comencé a encuestar a los estudiantes en mis cursos como una forma de examinar las actitudes hacia California y los californianos, y hacer un seguimiento de sus cambios a lo largo del tiempo. (Solo considero las actitudes de los estudiantes del oeste de Washington hacia California y los californianos. Se solicita a los estudiantes de áreas distintas al oeste de Washington que respondan diferentes preguntas, que también se analizan a continuación. Si es un estudiante registrado en HSTAA 432, se le ha preguntado para completar esta encuesta, y sus respuestas se agregarán a mis datos).

He estado haciendo esta encuesta durante unos diez años, y durante ese tiempo los estudiantes & # 8217 actitudes hacia & # 8220California & # 8221 y & # 8220Californians & # 8221 han sido bastante consistentes. Cada año, cuando se les pide a los estudiantes que enumeren frases que les vienen a la mente cuando escuchan la palabra & # 8220California & # 8221 o & # 8220Californian, & # 8221, mencionan regularmente lo siguiente: & # 8220 malos conductores, & # 8221 & # 8220 contaminación, & # 8221 & # 8220 superpoblado, & # 8221 & # 8220 ocupado & # 8221 o & # 8220 ritmo rápido, & # 8221 & # 8220 rico & # 8221 y & # 8220 poderoso, & # 8221 & # 8220 crimen, & # 8221 & # 8220 enamorado de su coches, & # 8221 y varias combinaciones de & # 8220pushy, & # 8221 & # 8220vain, & # 8221 & # 8220 egocéntrico, & # 8221 & # 8220loud, & # 8221 & # 8220rude, & # 8221 & # 8220 irrespetuoso, & # 8221 & # 8220superficial, & # 8221 & # 8220inmoral, & # 8221 & # 8220uptight, & # 8221 & # 8220plastic, & # 8221 & # 8220artificial, & # 8221 y & # 8220mindless. & # 8221 Varios encuestados han afirmado que los californianos están & # 8220 tomando & # 8221 el noroeste del Pacífico, o que demasiados & # 8220 están llegando a Washington. & # 8221 En 1997, un estudiante habló en nombre de muchos cuando escribió, & # 8220 los californianos: 1) están invadiendo nuestra hermosa área 2) como [ex gobernador de Oregon] Tom McCall dijo: & # 8216Ven a visitarnos pero vete a casa & # 8217 3) Los californianos son conductores locos que causan accidentes 4) están haciendo subir los precios de la vivienda y 5) como dice mi madre, & # 8216Odio a los californianos. & # 8221

Es importante darse cuenta de que los recién llegados al noroeste de California han captado claramente el mensaje. Un profesional de Seattle afirmó en 1991 que & # 8220La hostilidad hacia los californianos es peor que el prejuicio racial en el sur. Es sólo una temporada abierta para el desprecio de los californianos. Una joven de 16 años cuya familia se había mudado de California a Idaho se quejó en 1996 del & # 8220 ataque a California & # 8221 que recibió en la escuela secundaria, donde incluso los maestros —Que se suponía que iban a dar el ejemplo— menospreció a los recién llegados del Estado Dorado. Continuó enumerando & # 8220 el trato injusto y los prejuicios flagrantes & # 8221 como razones importantes por las que los estudiantes que habían venido de California estaban abandonando la escuela.

O considere los hallazgos del sociólogo californiano Glenn T. Tsunokai. A mediados de la década de 1990, realizó una encuesta estándar diseñada para medir los prejuicios contra los afroamericanos, los homosexuales y otras minorías, e insertó la palabra & # 8220Californians & # 8221 para & # 8220blacks & # 8221 o & # 8220gays & # 8221. 600 encuestas a residentes de Oregón y recibieron 319 respuestas. Tsunokai encontró lo que podría describirse como una cantidad sustancial de prejuicio. Una gran mayoría de los oregonianos esperaba que los californianos & # 8220 crear & # 8216 problemas & # 8221 en sus comunidades al mudarse allí. Los oregonianos también tendían a describir a los californianos con el mismo tipo de adjetivos que los estudiantes de mis cursos han usado: & # 8221shallow, & # 8221 & # 8220 despiadado, & # 8221 & # 8220competitive. & # 8221 (Vale la pena señalar que los habitantes de Washington eran más El sesenta y ocho por ciento de los oregonianos creían que los californianos provocarían cambios negativos en sus comunidades al mudarse allí, solo el veinticuatro por ciento de los encuestados dijo lo mismo sobre los habitantes de Washington). no tenía tanto miedo de los habitantes de Oregón como para no mudarse allí. Sin embargo, pensó que tendría que tomar algunas precauciones: & # 8220 Cambiaría mis placas de matrícula muy rápido y no usaría ninguno de esos tipos de camisetas que lo identifican como de California. & # 8221 (Información sobre Tsunokai & # El estudio del 8217 proviene del Portland Oregonian, 12 de noviembre de 1996, A1, A7.) Una pieza del sueño de California (abajo). (Claudia K. Jurmain y James J. Rawls, California: A Place, A People, A Dream, San Francisco, 1986. 24. Copyright, The Oakland Museum)

Ahora bien, hablar sobre California puede no parecer la forma más lógica de comenzar un curso en el noroeste del Pacífico, pero encuentro estas actitudes recientes hacia California y los californianos bastante reveladoras. No creo que aprendamos mucho de ellos sobre la gente y la sociedad de California. Después de todo, son estereotipos que nos dicen más sobre las personas que los sostienen que sobre aquellos a quienes pretenden representar. Me gustaría usarlos como una especie de espejo que nos refleje algo sobre las personas que los han expresado. Propongo analizar estas imágenes por lo que nos dicen sobre los habitantes del noroeste del Pacífico.

Al hacer esto, mi objetivo es fomentar y & # 8220modelar & # 8221 la pensamiento histórico y conceptual ese es el enfoque principal de este curso. Es decir, quiero sugerir: que los asuntos que parecen simples en la superficie no son tan simples como para examinar tanto nuestras propias suposiciones como la sabiduría convencional que nos rodea, y no aceptarlos sin crítica y que podemos llegar a una mejor comprensión. del presente colocándolo en perspectiva histórica, es decir, viéndolo como una continuación o modificación de patrones del pasado. Echemos un vistazo, entonces, a las recientes actitudes anti-California desde seis puntos de vista diferentes.

Primero, las actitudes anti-California contradicen nuestras propias percepciones de nosotros mismos. Las personas en el noroeste del Pacífico generalmente no se consideran prejuiciosas. De hecho, la región tiene la reputación de ser educada y amigable. Los mismos habitantes de Oregón mencionados en la encuesta anterior, los que eran tan desconfiados y desconfiados de los californianos, se consideran & # 8220 personas completamente decentes: caritativas, dignas de confianza, respetuosas de la ley, consideradas, cooperativas y de buena vecindad & # 8221 - sus actitudes hacia Aparentemente a pesar de los californianos. Además, tienden a ver a la gente de Washington como básicamente similar a ellos. Los habitantes de Washington devuelven el favor. Cuando hago una encuesta en mis clases sobre sus actitudes hacia los californianos, también les pregunto qué piensan sobre los habitantes de Oregón. Mis estudiantes del oeste de Washington han mirado a Oregon y a los habitantes de Oregon de manera bastante favorable. Según se informa, el estado de Oregón es más rural y & # 8220 relajado & # 8221 que Washington, y tiene más & # 8220hippies (o, como dijo uno de los encuestados, más & # 8220 tipos de granola crujientes & # 8221). Oregon también supuestamente tiene un & # 8220lifestyle & # 8221 más aburrido. Pero se dice que su gente es consciente del medio ambiente, y el estado es & # 8220 limpio y verde & # 8221. . & # 8221 En otras palabras, los habitantes de Oregón y el oeste de Washington se ven a sí mismos en términos bastante positivos y similares, y ven a los californianos en términos bastante negativos y diferentes. Deberíamos sospechar de este tipo de generalizaciones, en las que se imagina que un grupo de personas es exactamente lo contrario de otro, en las que & # 8220we & # 8221 aparece como bueno y el otro como malo. Sin embargo, hay mucho en la historia del noroeste del Pacífico, por ejemplo, en el trato de los indios a manos de los no indios, o en las actitudes de los blancos hacia los inmigrantes de China y Japón, que sugieren que este tipo de pensamiento dualista y estereotipado es no es exclusivo de la década de 1990. (Ver el sexto punto).

En segundo lugar, debemos tener cuidado con lo que decimos con respecto a otras personas, porque es posible que se digan las mismas cosas de nosotros. Como parte de la encuesta a los estudiantes en mis cursos, les he pedido a los del este de Washington, Oregon, Idaho, Alaska y Montana que escriban las frases que les vienen a la mente cuando piensan en Seattle o en Seattle. En respuesta, aproximadamente la mitad de los estudiantes han ofrecido términos que se asemejan mucho a las frases que los estudiantes del oeste de Washington emplean para describir a los californianos y de California, es decir, & # 8220 malos conductores, & # 8221 & # 8220 hacinados y congestionados, & # 8221 & # 8220 ritmo rápido & # 8221 & # 8220 crimen & # 8221 & # 8220 individualista & # 8221 y & # 8220 no orientado a la comunidad & # 8221 & # 8220 pretencioso & # 8221 & # 8220 ambientalmente destructivo & # 8221 (con urbanizaciones en expansión que destruyen bosques y humedales) & # 8220221 & # 8220yuppies & # 8221 (no es una palabra usada de manera entrañable). Otros dos rasgos se mencionaron con frecuencia: & # 8221liberals, & # 8221 y una variedad de cosas que tienen que ver con el café (por ejemplo, & # 8220espresso-slurpers, & # 8221 & # 8220coffee adictos, & # 8221 & # 8220latte land & # 8221) .

Una persona del este de Washington apodó a Seattle & # 8220Spokane & # 8217s malvada hermanastra & # 8221. Para ser gracioso, hay un lado más serio en el contraste. A finales de la década de 1980, varias empresas del oeste de Washington, como Seafirst Bank y Boeing, comenzaron a instalar nuevas oficinas en Spokane en lugar de en los alrededores de Seattle. Una de las principales razones fue que Spokane tenía menos congestión y menores costos de vivienda, y los empleados tendían a ser más estables, más satisfechos, más productivos y más propensos a no pertenecer a sindicatos. Un artículo del Seattle Times del 25 de octubre de 1988 (titulado, con & # 8220typical & # 8221 Seattle arrogancia, & # 8220 ¿Por qué Spokane? & # 8221) citó a un residente diciendo que le gustaba Spokane porque se sentía más como la década de 1950, mientras que otro dijo que se parecía a las ciudades de Iowa con su & # 8220 ética de trabajo de granjero & # 8221. Era casi como si, al tratar de contrastarse con la ciudad altamente urbanizada y acelerada de Seattle, Spokane quisiera separarse del noroeste del Pacífico de los años ochenta o noventa, y se alinea con una época y un lugar diferentes. En resumen, hubo muchos en el noroeste, incluidos muchos residentes de Portland, que sintieron que Seattle se había vuelto demasiado grande o por su propio bien, al igual que la gente del oeste de Washington pensaba que California se había vuelto demasiado grande para su propio bien. Claramente, las percepciones de lugares y pueblos son relativo. Desde la perspectiva de Spokane, Seattle se parecía mucho a la apariencia de Los Ángeles para los habitantes de Seattle.

En tercer lugar, las percepciones de la influencia de los californianos en el noroeste del Pacífico bien pueden haber sido erróneas. En los últimos años, una de las ideas generalizadas sobre los californianos en el noroeste del Pacífico ha sido que han exacerbado en gran medida muchos de los problemas sociales y urbanos de la región. Por lo tanto, se dice que la afluencia de californianos ha provocado un aumento de la actividad de las pandillas en los centros urbanos, un aumento de la delincuencia, un aumento de la congestión del tráfico y la conducción & # 8220bad & # 8221, un aumento drástico en el precio de la vivienda y una serie de problemas ambientales. Un problema con este tipo de explicación es que exagera la influencia de los recién llegados del Estado Dorado al sobrestimar sus números.

Cuando Seattle se puso particularmente nerviosa por el impacto de los californianos a fines de la década de 1980, existía una percepción generalizada de que los californianos estaban invadiendo el lugar mientras intentaban escapar de sus propias ciudades cubiertas de vegetación. Es cierto que algunos californianos estaban migrando hacia el norte, pero constituían solo el 12% de todos los recién llegados a Washington entre 1980 y 1987. Oregon, por el contrario, representó el 21% de todos los inmigrantes en ese lapso, pero pocas personas en Washington se quejaron. sobre ser invadido por los oregonianos. (Recordando que Oregon fue el primero, en la década de 1970, en hacer campaña contra los californianos, uno podría concluir que el estado estaba exportando a Washington no solo a su gente, sino también a sus sentimientos anti-California bien desarrollados). , & # 8220natural & # 8221 crecimiento de la población en Washington representó el 54% del crecimiento neto del estado, mientras que los inmigrantes fuera del estado representaron el 46%. En otras palabras, por cada recién llegado de California en 1980-1987, había aproximadamente diez bebés nacidos de padres de Washington.El estado fue, en verdad, la mayor fuente de aumento de su propia población. (En el condado de King, en el período 1990-97, se mantuvo el mismo patrón. Los residentes sintieron que estaban siendo inundados por los recién llegados, pero los nacimientos en realidad representaron el 64% del crecimiento. De los recién llegados al condado, además, la mayoría eran de otros países , no en otros estados. En los condados al norte y al sur del condado de King, por el contrario, los migrantes superaban en número a los nacimientos. Seattle Times, 17 de marzo de 1998, A1, A14.

Para obtener una perspectiva, es necesario observar los flujos de población entre Washington y California durante períodos de tiempo más prolongados. La gente avanza hacia las oportunidades económicas. Durante la recesión de Washington & # 8217 de principios de la década de 1980, tuvo una pérdida neta de personas en California durante la recesión de California & # 8217 a finales de la década de 1980, Washington tuvo una ganancia neta de personas de California. Los dos estados han tendido a enviar personas de un lado a otro, generalmente dependiendo de la salud de su respectiva industria aeroespacial y de otro tipo. ¡Entre 1970 y 1990, Washington envió setenta (70) personas menos a California de las que California envió! Antes de eso, el flujo había ido principalmente en la otra dirección. El censo estadounidense de 1970 (en el punto más profundo de una fuerte recesión en Boeing) contó a 238.000 personas que vivían en California y que habían nacido en Washington, en comparación con las 138.000 personas que vivían en Washington y que habían nacido en California. En resumen, si bien los californianos ciertamente han sido parte del crecimiento de la población en el estado de Washington desde 1970, es fácil sobreestimar su número y también su influencia. También ha sido fácil confundir la inmigración de californianos con un fenómeno bastante reciente. No obstante, los californianos son vistos como una fuente importante de problemas sociales. Permítanme sugerir una razón especulativa.

Cuarto, al identificar una afluencia de personas de California como la causa de una variedad de problemas, las personas del oeste de Washington (y probablemente también de Oregón) han encontrado un chivo expiatorio al que culpar de los problemas que ellos mismos han creado. Es fácil culpar de una amplia variedad de males a un extraño, alguien que se identifica fácilmente como diferente. Pero, en realidad, no suele ser el forastero quien ha causado todos los problemas. Más que nadie Washingtonianos son responsables de las condiciones atribuidas a los californianos. Es gente de esta indique quiénes compran la mayoría de los automóviles y casas nuevos, usan la mayoría de las carreteras, tienen la mayoría de los bebés y cometen la mayoría de los delitos. Además, si están llegando recién llegados, es en gran parte porque Washington empleadores como Microsoft y Boeing y universidades estatales los están reclutando aquí para unirse a las fuerzas laborales en expansión. La mayoría de la gente del Evergreen State anima a sus empleadores locales, que forman la base de su prosperidad. Pero rara vez se detienen a preguntar si estas organizaciones —no los recién llegados de fuera del estado— deberían compartir más la responsabilidad de los males urbanos que tan comúnmente se atribuyen a los californianos.

En quinto lugar, los recién llegados al estado, incluidos los de California, contribuyen a Washington de manera valiosa, como lo ilustra el caso del gran Seattle.A fines del siglo XIX, el capitán de un barco que visitaba Seattle resumió bastante bien una actitud local distintiva que persiste hasta el día de hoy: & # 8220 Ustedes, los pioneros de Seattle, son personas muy peculiares. Quieren tener una gran ciudad, pero no quieren que nadie viva aquí excepto ustedes. & # 8221 El hecho es, por supuesto, que una ciudad no puede ser & # 8220 grande & # 8221 si se aísla. Boeing, Microsoft y la Universidad de Washington difícilmente podrían prosperar sin atraer a empleados capacitados y educados de fuera del estado. La economía local depende de la afluencia de personas talentosas, y muchas de ellas provienen de California. Los recién llegados contribuyen no solo a la economía, sino también a la vida cultural que hace a Seattle & # 8220big & # 8221 o cosmopolita. Piense en el teatro, el arte, la música, las películas y los restaurantes que le dan a Seattle una cultura tan rica. Piense en el estado y la floreciente industria del vino, que recibió tanta ayuda al principio de California y el Valle de Napa. Piense en la diversidad de pueblos, tan esencial para una existencia urbana y urbana, que surge como resultado de la inmigración.

Además, puede ser que las personas que se mudan aquí desde otros lugares compartan nuestros valores más de lo que pensamos. Muchos californianos que vienen al noroeste explican su migración diciendo que querían dejar atrás & # 8220 la carrera de ratas de California & # 8221. Cuando encuesta a los estudiantes de mis clases que vienen de fuera del noroeste del Pacífico, les pregunto cómo es que Terminó en el estado de Washington. Muchos, por supuesto, tenían pocas opciones al respecto: el ejército los envió aquí, su cónyuge consiguió un trabajo aquí, y así sucesivamente. Pero un buen número ha dicho que vinieron porque les gustó el entorno natural del área y las comodidades de la vida urbana en Puget Sound. En otras palabras, aprecian las cosas que valoramos tanto de nuestro lugar de residencia. De hecho, al igual que los conversos a una nueva religión, pueden demostrar ser más devotamente protectores del lugar que los antiguos, sobre todo porque les preocupa que reproduzca la & # 8220raza rata & # 8221 que dejaron atrás.

En sexto lugar, y finalmente, diría que los recientes sentimientos anti-californianos perpetúan una fea forma de intolerancia que ha caracterizado durante mucho tiempo la historia del noroeste del Pacífico. Desde la llegada de los colonos estadounidenses durante la década de 1840, ha habido un esfuerzo constante por parte de la población dominante, principalmente personas de ascendencia europea, para definir el noroeste del Pacífico excluyendo a ciertos grupos de & # 8220 otros & # 8221 de él o marginando ciertos grupos de & # 8220otros & # 8221 dentro de él. Dicho en otros términos, ha habido constantes intentos de decir que algunas personas & # 8220 pertenecen & # 8221 al noroeste del Pacífico, mientras que otras, en particular las personas de color, no lo hacen. Los blancos del noroeste del Pacífico en ocasiones prohibieron formalmente y desalentaron informalmente la migración afroamericana a la región. Lucharon contra grupos indígenas y los desposeyeron. Presionaron al gobierno federal para que excluyera a los inmigrantes chinos y japoneses, expulsaron por la fuerza a los chinos de algunas ciudades durante la década de 1880 y prohibieron la propiedad de la tierra por parte de inmigrantes japoneses en la década de 1920. La mayoría de los habitantes del Noroeste apoyaron el encarcelamiento de todas las personas de ascendencia japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, y muchos presionaron para mantenerlos alejados de la región después de la guerra. El Ku Klux Klan alcanzó un poder considerable en la región durante la década de 1920, y en Oregón casi promulgó leyes, dirigido a inmigrantes, diseñado para prohibir las escuelas parroquiales. Durante las décadas de 1980 y 1990, los grupos supremacistas blancos se sintieron atraídos por el noroeste del Pacífico porque tenía menos gente de color que otras partes del país, y el objetivo de una población exclusivamente blanca parecía más alcanzable allí. En resumen, hay un registro largo e inacabado de personas en el noroeste del Pacífico que intentan definir la región en términos raciales exclusivos. No es un legado orgulloso.

Uno podría pensar que la hostilidad más reciente hacia los californianos es diferente. Después de todo, los hipotéticos californianos que han atraído tanta atención en los últimos años han tendido a ser blancos y relativamente ricos. A veces en nuestra historia, sin embargo, incluso los californianos & # 8220white & # 8221 han sido castigados en términos raciales. En 1924, la Cámara de Comercio de Seattle publicó un folleto titulado En la zona del sol filtrado: por qué el noroeste del Pacífico está destinado a dominar el mundo. Tratando de convertir la necesidad en una virtud, los impulsores intentaron explicar por qué los inversionistas e inmigrantes deberían preferir Seattle a California. & # 8220Los tipos humanos más enérgicos y las civilizaciones más elevadas y duraderas han evolucionado en la región más nublada del mundo, la Europa nórdica & # 8230. Estados Unidos entero, con la excepción del noroeste del Pacífico, no está bien adaptado para la supervivencia permanente de las razas nórdicas, pero es más adecuada para los tipos más oscuros. & # 8221 California atraería a las & # 8220 razas mediterráneas, & # 8221 el folleto predijo, por lo que su & # 8220 civilización & # 8221 sería del tipo & # 8220inferior & # 8221 , susceptible a los efectos negativos del & # 8220 intenso sol & # 8221 y, por lo tanto, seguramente se descompondrá en una fecha temprana. Seattle, por otro lado, atraería a los tipos & # 8220Nordic & # 8221, lo que garantizaría un & # 8220empire & # 8221 más duradero y exitoso.

Las percepciones de los californianos como el & # 8220 otro & # 8221 durante la década de 1920 incorporaron el mismo tipo de intolerancia que expresaron los blancos contra las personas de color a lo largo de la historia de la región. Yo diría que las percepciones de los californianos durante las décadas de 1980 y 1990 han continuado la tendencia. Los estereotipos de personas que se supone que son diferentes han ofrecido constantemente una forma de ayudar a definir el noroeste del Pacífico como una región y de proporcionarle un sentido de identidad, pero lo han hecho a un costo considerable. Como cualquier estereotipo, han malinterpretado y deshumanizado a las personas que se supone que deben retratar. Además, como cualquier estereotipo, estas percepciones generalmente se han basado en información imperfecta. Han asignado la culpa de los problemas por error y han ayudado a perpetuar una comprensión poco realista de las causas de esos problemas. Finalmente, han contribuido a distorsionar el significado de la región al distorsionar el conocimiento de su propia historia.

Una razón para preguntar & # 8220 ¿Quién pertenece al noroeste del Pacífico? & # 8221 es pensar en todas las respuestas imperfectas que existen a esa pregunta, incluidas las que se han ofrecido a lo largo de la historia de la región. Una razón para estudiar la historia de la región es llegar a mejores respuestas, o quizás mejores preguntas.

Unidad 1: Lección 2

Unidad 1: Lección 2 & # 8211 ¿A quién pertenece el noroeste del Pacífico?

& # 8220 Kwagulth el salmón, & # 8221 impresión del artista nativo del noroeste Tony Hunt. © 1976 (Hall, Edwin S., Blackman, Margaret B. y Rickard, Vincent. Northwest Coast Indian Graphics. Seattle, University of Washington Press, 1981. p. 64.) La lección anterior pregunta quién pertenece al noroeste del Pacífico, y aborda la cuestión considerando la imagen de los californianos, que han llegado a servir como punto de encuentro para la gente en Washington, Idaho y Oregon. Muchos residentes de estos tres estados, que casi no están de acuerdo en todos los temas, en los últimos años han tendido a estar de acuerdo en una aversión mutua hacia los californianos. Sus puntos de vista estereotipados de las personas del Estado Dorado pueden no haber sido precisos, pero no obstante han contribuido a un sentido más fuerte de identidad regional. La gente del noroeste del Pacífico parece saber a quién están porque tienen un fuerte (aunque en gran parte dudoso) sentido de quiénes son no—Californianos.

Además de los californianos, el otro elemento cada vez más poderoso de la identidad regional en los últimos años ha sido el salmón. En este caso, sin embargo, a diferencia de los californianos, el salmón parece representar todo lo bueno del noroeste del Pacífico (y quizás todo lo que parece estar en peligro por la afluencia de personas del sur del paralelo 42). Las razas salvajes del salmón del Pacífico son una especie autóctona de cosecha propia. A diferencia de los inmigrantes recientes, son nativos del noroeste. De hecho, son de la naturaleza misma, desovando en arroyos de agua dulce. El salmón parece unir la región cruzando las líneas que la dividen. Por ejemplo, viven a ambos lados de las Montañas Cascade y, por lo tanto, son algo que las mitades oriental y occidental del noroeste pueden reclamar en común. Además, el salmón aparentemente atraviesa divisiones humanas y geográficas. Aunque los indios y los no indios se han peleado durante años por el acceso a los recorridos de pesca, el icónico salmón es algo que comparten los dos grupos. Una consecuencia es que las obras de arte que representan los peces por artistas indios y no indios se han vuelto bastante populares en toda la región. Y se habla mucho de la cooperación recién descubierta entre indios y no indios mientras cooperan para tratar de salvar las rachas agonizantes del salmón salvaje.

En el mundo de los símbolos, se considera que el salmón une el noroeste del Pacífico. Así, el periodista Timothy Egan, en The Good Rain: Across Time and Terrain in the Pacific Northwest (1990), escribe que & # 8220 The Pacific Northwest es simplemente esto: dondequiera que pueda llegar el salmón & # 8221 Y porque son tan importantes a nuestra identidad regional, es nuestro deber salvarlos. Will Stelle, jefe de la oficina del Noroeste del Servicio Nacional de Pesca Marina, explica: & # 8220 El salmón es parte del corazón y el alma del Pacífico Noroeste. Han definido su historia y su cultura y, con suerte, su futuro. & # 8221 La clara implicación es que si se permite que mueran las razas salvajes del salmón del Pacífico, la región como un lugar especial, como una parte distintiva de los Estados Unidos, desaparecerá. morir también.

El símbolo del salmón, como el símbolo del californiano, tiene mucho poder en el Pacífico Noroeste. Pero al igual que el californiano simbólico, el salmón simbólico probablemente enmascara u oscurece más sobre el noroeste del Pacífico de lo que revela. Detrás de la noción cálida y difusa de Salmon Are Us se esconde un conjunto de cuestiones mucho más divisivas. ¿Se pueden salvar las razas salvajes del salmón? ¿Pueden la región y la nación poder pagar gastar lo que costará salvar a las especies amenazadas? ¿Quién saldrá ganando y quién perderá con los planes para salvar las rachas de salmón?

Tales preguntas conducen a una preocupación aún mayor: ¿quién es el propietario del noroeste del Pacífico y, por lo tanto, tiene un interés y una voz en cómo se responden las preguntas sobre el futuro del salmón? La lección anterior preguntó quién pertenece al noroeste del Pacífico. Esta lección pregunta a quién pertenece el noroeste del Pacífico.

Uno de los mayores atractivos del salmón como símbolo regional es que es autóctono y pertenece & # 8220 & # 8221 a la región y a todos sus pueblos. Y la implicación es que todas las personas del noroeste pertenecen a él. Debido a que preservar el salmón significa preservarnos a nosotros mismos, tendemos a asumir que depende de nosotros salvar las especies de peces, y que lo que los habitantes del noroeste del Pacífico puedan hacer con el salmón debe ser aceptado y será aceptado por otros. Sin embargo, las realidades legales, políticas y económicas sugieren lo contrario. Salvar el salmón es un asunto mucho más complicado que hacer que los habitantes del noroeste simplemente acepten preservar la especie que todos aman. La respuesta a la pregunta de a quién pertenece el noroeste del Pacífico es igualmente compleja.

Mientras escribo estas palabras en la primavera de 1998, numerosas corridas de salmón Chinook en el oeste de Washington acaban de ser nominadas para su inclusión en la lista de especies en peligro de extinción del gobierno federal. Esta acción ha aumentado la ansiedad de la región sobre la conservación del salmón. Confirma, por supuesto, lo que ya es ampliamente conocido: las razas salvajes de salmón están desapareciendo. Pero también plantea otro espectro: si Washington no puede desarrollar un plan creíble para preservar las especies de salmón en peligro de extinción, el gobierno federal intervendrá e impondrá su propio plan al estado. El temor, por supuesto, es que el gobierno federal se muestre insensible a las necesidades locales.

La cuestión de salvar el salmón está estrechamente relacionada con la cuestión de quién controla la región, o & # 8220 a quién pertenece el noroeste del Pacífico & # 8221. Los funcionarios del estado de Washington se preocupan por los posibles esfuerzos federales para salvar al salmón que se entrometen en los asuntos estatales y locales. Sugieren que la región pertenece a sus residentes, no a funcionarios federales, y que a esos residentes se les debería permitir resolver sus propios problemas. Pero, de hecho, el gobierno federal está íntimamente involucrado en todas las cuestiones del estado del salmón; después de todo, es una ley federal, la Ley de Especies en Peligro de 1973, la que ha planteado el dilema actual. Además, existe una larga tradición de participación federal en el salmón del noroeste del Pacífico. En 1974, un juez federal en Tacoma, George Boldt, dictó una decisión histórica que interpretó los tratados entre los indios y el gobierno de los Estados Unidos durante la década de 1850. Boldt determinó que, según el lenguaje de los tratados, los pueblos indígenas del oeste de Washington tenían derecho al 50% de la captura comercial de todo el salmón, aunque la población nativa no representaba más del 1,5% de la población. De esta manera, y muchas otras, el gobierno federal ha jugado durante mucho tiempo un papel en la determinación de quién obtiene qué recursos naturales en el noroeste del Pacífico.

En la primavera de 1997, un caso judicial presentado en Oregon reveló la complejidad de las disputas modernas por el salmón. El estado de Oregón presentó una demanda contra el gobierno de los EE. UU., Tratando de que cumpla con las leyes federales que requieren la protección de especies amenazadas. Más específicamente, Oregon quería que las agencias federales administraran el flujo de los ríos Columbia y Snake para derramar más agua sobre las presas para mejorar las probabilidades de supervivencia de los salmones jóvenes. Oregon fue apoyado por representantes del estado de Washington y por grupos ambientalistas, intereses de pesca comercial e incluso algunas agencias federales que simpatizan con una mayor protección del salmón (el Servicio de Pesca y Vida Silvestre y el Servicio de Parques Nacionales). Unificados contra la demanda estaban otras agencias más prominentes del gobierno de los Estados Unidos (el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, la Oficina de Reclamación y la Administración de Energía de Bonneville o BPA), los estados de Idaho y Montana (que se benefician más de no derramar más agua sobre las presas) y una variedad de intereses privados (intereses de navegación interior, agricultores de regadío y empresas de aluminio que dependen de la electricidad barata de BPA) que temen perder dinero si el sistema fluvial se administra de manera diferente. Cada una de las partes de la demanda, por supuesto, tuvo una respuesta diferente a la pregunta de a quién pertenece la región y su salmón. Y, como si los desacuerdos dentro y entre los estados del noroeste del Pacífico no fueran suficientes, durante mucho tiempo se han producido disputas aún más amplias.. Estados Unidos y Canadá han estado discutiendo desde finales del siglo XIX sobre qué país y los pescadores tienen derechos sobre los recorridos de salmón que atraviesan las aguas saladas de una nación en su camino hacia los arroyos de desove de los demás. A pesar de Presa de Bonneville (izquierda) y otros a lo largo de los ríos Columbia y Snake tienen escaleras para peces, el tamaño y la función de las presas han creado una seria obstrucción para la migración del salmón. (Colecciones especiales de la Universidad de Washington, Neg. # 15581.)

Las disputas sobre el salmón anticipan una variedad de cuestiones históricas que se cubrirán en este curso. En un momento, los grupos indígenas ocuparon el noroeste del Pacífico por sí mismos. Ellos también discreparon entre ellos sobre quién controlaba qué partes de la región.Cuando los pueblos no indígenas llegaron para explorar, explotar y ocupar la región, vinieron en representación de diferentes estados nacionales europeos y norteamericanos: España, Gran Bretaña, Rusia, Estados Unidos y Canadá reclamaron al menos una parte del noroeste del Pacífico en a veces. Discutieron extensamente sobre la cuestión de a quién pertenecía el noroeste del Pacífico, viéndolo como una cuestión de rivalidad internacional. Estas naciones también se propusieron reclamar territorio a los pueblos nativos, lo que resultó, entre otras cosas, en los tratados que reservaban para los indígenas la mitad de la captura comercial de salmón. Dentro de la parte estadounidense del noroeste del Pacífico, los territorios y estados evolucionaron, cada uno reclamando una parte de la región y cada uno estableciendo un gobierno distintivo y una serie de condados y pueblos. Todas estas ocupaciones dieron a una variedad de gobiernos un derecho al noroeste del Pacífico.

Una respuesta a la pregunta, & # 8220a quién pertenece el Pacífico Noroeste, & # 8221 entonces, es el gobierno. Considere que el gobierno federal posee el 29,5% de la tierra en Washington, el 52,5% de la tierra en Oregon y el 63,7% de la tierra en Idaho. Aunque los habitantes del noroeste pueden estar resentidos por la intervención federal en la crisis del salmón y sus otros asuntos, no es casualidad que el gobierno de Estados Unidos tenga tanta importancia en la región. Es el mayor terrateniente y está obligado a proteger y administrar sus tierras en beneficio de los cincuenta estados, no solo del noroeste del Pacífico. En cierto sentido, la gente de Georgia y Nueva York y Dakota del Sur & # 8220own & # 8221 partes del Pacífico Noroeste, porque tierras como los parques nacionales y los bosques nacionales se gestionan en su nombre y para su beneficio. El gobierno de los Estados Unidos, como otro ejemplo, determinó unilateralmente (y en secreto) entre 1943 y 1987 cómo se manejarían las tierras y los recursos en la reserva nuclear de Hanford, basándose principalmente en las necesidades de seguridad nacional. Los poderes del gobierno federal se ven reforzados por su relación especial con ciertas tierras. Solo Estados Unidos, por ejemplo, tiene el poder de tratar con pueblos indígenas, y los 2 millones de acres del estado de Washington reservados como reservas indígenas (a partir de 1989) son administrados por indígenas y agencias federales, no por funcionarios estatales o locales. Y solo el gobierno federal tiene el poder de negociar tratados con otras naciones, por lo que cuando los habitantes de Washington chocan con los colombianos británicos por cuestiones de uso de la tierra o derechos del salmón, la resolución de la disputa requiere la interacción federal con la nación de Canadá. Como otro ejemplo, la inversión federal en el Proyecto de la Cuenca de Columbia y las diversas represas en el río y sus afluentes otorgan al gobierno de los Estados Unidos un papel extraordinario en la gestión del sistema fluvial. Cuando considera el destino del salmón en ese sistema, debe tener en cuenta los intereses de los cincuenta estados, y no solo los de Oregón, Idaho y Washington. En resumen, a través de la propiedad federal, partes significativas del noroeste del Pacífico pertenecen literalmente a muchas personas que no viven en la región, y en muchos sentidos son administradas por personas y políticas centradas en & # 8220 el otro Washington & # 8221 la capital de la nación.

El gobierno federal, por supuesto, no es el único partido al que pertenece el noroeste del Pacífico. Eche un vistazo a las tierras forestales en el estado de Washington (uno de los temas tratados en William Dietrich & # 8217s El bosque final). El Evergreen State contiene alrededor de 44 millones de acres, aproximadamente la mitad de ellos pueden clasificarse como tierras forestales. Algo más de la mitad de esta tierra forestal (50,6%, o aproximadamente una cuarta parte de todo el estado) es de propiedad pública. El Servicio Forestal de los EE. UU. Posee y administra el 28,4% del bosque de propiedad pública, la Oficina de Asuntos Indígenas de los EE. UU. Posee otro 8,9%, el Departamento de Recursos Naturales del estado posee otro 10,3% y los condados y las ciudades poseen el resto del bosque de propiedad pública. Los propietarios privados poseen el 49,4% del bosque, y se dividen aproximadamente a la mitad, entre grandes corporaciones y pequeños propietarios.

Pensemos un minuto en los terrenos forestales propiedad de las grandes empresas. La mayoría de esas empresas son empresas que cotizan en bolsa, con inversores o accionistas ubicados en todo el mundo. Las empresas, y por lo tanto las tierras forestales de Washington, se gestionan en beneficio no de los residentes del noroeste del Pacífico sino de las personas que poseen acciones en las empresas propietarias de las tierras forestales. De esta manera, también, gran parte de Washington y el noroeste del Pacífico pertenecen literalmente a personas que viven fuera de la región. Debido a que los propietarios de los bosques se ven afectados por el problema del salmón (la erosión de las tierras forestales es uno de los principales contribuyentes a la destrucción del hábitat de desove del salmón), tienen un interés y una voz en el problema.

Gran parte de la tierra de Washington, por supuesto, es privada. En otras palabras, las parcelas del noroeste del Pacífico pertenecen literalmente a personas y familias específicas. Sin embargo, como los propietarios de tierras están descubriendo cada vez más, sus derechos sobre la propiedad que poseen no están libres de restricciones. (Este es un tema tratado en el ensayo de William Kittredge & # 8220 & # 8220 Owning It All. & # 8221) A principios de la década de 1990, para dar un ejemplo, el estado de Washington aprobó una legislación de gestión del crecimiento relativamente estricta que trató de limitar expansión para proteger tierras de cultivo, humedales y áreas silvestres. (Oregón había tenido leyes similares en los libros durante más de veinte años). Las nuevas leyes limitaban lo que los propietarios privados podían hacer con su propiedad. Si un agricultor quiere vender su tierra a un desarrollador y retirarse a Arizona con las ganancias, o una empresa maderera desea convertir un bosque en un desarrollo de viviendas, el derecho a hacerlo ahora es limitado. El estado puede prevenir ciertos tipos de desarrollos terrestres ahora para prevenir daños a los humedales, mantener las tierras de cultivo en producción, preservar los bosques primarios y ciertas especies animales & # 8217 hábitat, y prevenir la erosión del suelo que podría destruir los arroyos de desove del salmón. En otras palabras, el estado ha determinado que él y todos sus residentes tienen un mayor interés en cómo se utilizará la tierra para evitar daños al medio ambiente; está preparado para interferir con lo que los propietarios de tierras pueden hacer con su propiedad, lo que claramente puede reducir el valor de esa propiedad. En respuesta a esta reducción de los derechos de propiedad, los propietarios de tierras en las partes orientales de los condados de King, Snohomish, Skagit y Whatcom están hablando de separarse y formar sus propios condados para escapar de los regímenes de uso de la tierra menos permisivos asociados con las grandes áreas urbanas. (y votantes ambientales liberales). A medida que cambia el significado de las líneas de propiedad, algunas personas también quieren volver a trazar las líneas políticas.

Troncos en el río Humptulips después de las inundaciones de 1909, el condado de Grays Harbor. (Colecciones Especiales de la Universidad de Washington, Neg. # 15684.) Todo esto es para decir que la cuestión de a quién pertenece Washington es complicada. Al abordar el tema de las especies en peligro de extinción de salmón salvaje del Pacífico, existe la tendencia a querer decir que estas son & # 8220nuestro & # 8221 salmón y que & # 8220 nosotros & # 8221 en la región somos los que resolveremos el problema. Pero claramente el salmón (y los bosques y los ríos y tanto más) no pertenecen simplemente a & # 8220us, & # 8221 y los medios necesarios para preservarlos involucrarán a los otros estados de la unión que operan a través del gobierno federal, y otras naciones que participan en las pesquerías del Pacífico Norte. Además, incluso si el problema del salmón se dejara en manos de los residentes del noroeste del Pacífico, esos residentes están tan claramente divididos entre ellos que les resultaría muy difícil llegar a un consenso que haría mucho bien al salmón. La intervención de los funcionarios federales puede resultar bastante útil, aunque no hay garantías de ello.

Les guste o no, la gente del noroeste del Pacífico debería estar acostumbrada a la influencia de los forasteros. Durante gran parte de su historia, la región ha luchado para lidiar con el hecho de que entidades externas han ejercido un poder significativo sobre ella. Dado que hemos estado discutiendo el tema de la identidad regional, permítanme ofrecer dos ejemplos relacionados con el tema. La idea de & # 8220the Pacific Northwest & # 8221 fue popularizada por primera vez no por los residentes de la región sino por las grandes compañías ferroviarias, con sede en el este. A medida que se completaron las líneas transcontinentales durante las décadas de 1880 y 1890, los publicistas de los ferrocarriles lanzaron campañas para dirigir la atención a los estados de Idaho, Oregon y Washington, y al hacerlo los agruparon en un solo lugar llamado & # 8220Great Northwest & # 8221 o el & # 8220Pacific Northwest & # 8221. Un grupo de publicistas ferroviarios pretendía explícitamente & # 8220 introducir la palabra & # 8216Pacific Northwest & # 8217 en el vocabulario popular, para que transmitiera un significado definido y claro. Para que sea una idea. & # 8221 Mucho antes de que la mayoría de los residentes de Washington, Oregón e Idaho estuvieran preparados para verse a sí mismos como pertenecientes a la misma región, los inversores externos y los propietarios de tierras agrupaban los tres estados y los vendían al mundo. .

Otro poder externo, el gobierno federal, también contribuyó al sentido de región. Lo hizo en parte mediante la creación de una & # 8220 región del Pacífico Noroeste & # 8221 como unidad administrativa para burocracias como el Servicio de Parques Nacionales o el Cuerpo de Ingenieros del Ejército. También creó una agencia específicamente para la región, la Administración de Energía de Bonneville, cuando comenzó a comercializar los kilovatios generados por las presas administradas y financiadas por el gobierno federal en el río Columbia durante la década de 1930. Al igual que las compañías ferroviarias, el gobierno federal tenía menos apego intrínseco a estados y localidades específicos del noroeste; en cambio, veía la región como un único sistema hidroeléctrico que debía administrarse y, al igual que los ferrocarriles, obligaba a las distintas partes del noroeste a coordinarse con uno. otro más que nunca. En otras palabras, todo el concepto del noroeste del Pacífico es en gran medida la invención de forasteros, de personas cuyas oficinas estaban en Washington, D.C. o la ciudad de Nueva York o St. Paul, Minnesota, en lugar de en el propio noroeste del Pacífico. La idea de una región se nos ha impuesto de alguna manera. El surgimiento de los californianos y el salmón como íconos regionales representa el esfuerzo reciente de los residentes para afirmar su propia comprensión más local de lo que significa la región e, implícitamente, a quién pertenece la región.

Permítanme concluir reiterando que los significados tan populares hoy en día tienen más sentido a nivel simbólico que en la actualidad. Ya he sugerido que existen problemas para retratar el noroeste del Pacífico como la antítesis de California. (Washington, de todos los estados del oeste estadounidense, la mayoría se parece al Estado Dorado: en su orientación urbana, su industria de alta tecnología, su dependencia del gasto en defensa de Estados Unidos y otros rasgos. Propongo, de hecho, que Washington es más como California de lo que es como Oregón). Permítanme sugerir también que existen problemas con el empleo del salmón como ícono regional. Podemos decir con Egan que el noroeste del Pacífico es & # 8220 adonde puede llegar el salmón & # 8221. Pero las corrientes salvajes de salmón del Pacífico llegan a muchos lugares fuera de las fronteras del noroeste del Pacífico, incluidos arroyos que desembocan en el océano Ártico, ríos en Rusia, Corea y Japón, y cuencas hidrográficas en Chile, Nueva Zelanda y Australia. ¡Incluso desovan en California y los Grandes Lagos! Sin embargo, hay algunas partes de Washington, Idaho y Oregón donde el salmón nunca ha podido llegar, a menos que se transporten en camión, porque algunas cuencas hidrográficas (como las del sureste de Oregón que son parte de la Gran Cuenca sin litoral) no pueden soportar pez anádromo. El salmón es, por tanto, un marcador imperfecto de identidad regional. Muchos de los peces, además, no son tan & # 8220naturales & # 8221 y & # 8220nativos & # 8221 para la región como creemos que son. Una gran parte del salmón que se consume hoy en día en el noroeste es de alguna manera & # 8220 artificial & # 8221. Esto incluye el salmón del Atlántico que se encuentra tan fácilmente disponible en las tiendas de abarrotes, que son criados en granjas, y los muchos peces desovados en criaderos, cuyo número y los hábitos de hecho contribuyen al declive de las razas salvajes de salmón. Con estas adiciones al stock de salmón & # 8220natural & # 8221, los habitantes del noroeste del Pacífico han podido tener su icono y comérselo también. Es incierto cuánto tiempo más disfrutarán de tal lujo. Si se extinguieran las razas de salmón salvaje del Pacífico en el noroeste, debemos preguntarnos, ¿se extinguirá también la identidad especial de la región? Aprendiendo a pescar en el noroeste (izquierda) Un niño del Noroeste posa con un salmón recién pescado. (Colecciones especiales de la Universidad de Washington, archivo de pesca).


Contexto histórico del orgullo y el prejuicio por Jane Austen

Retrato de Jorge III (1738–1820) de Sir William Beechey, 1820. (Wikimedia Commons) La corta vida de Austen abarcó la "locura del rey Jorge", las revoluciones estadounidense y francesa y la batalla de Waterloo. Gran Bretaña de finales del siglo XVIII y el período de la regencia

La breve vida de Jane Austen y su carrera como escritora coincidieron con una de las épocas más transformadoras de la historia británica, marcada por la revolución en el extranjero y los disturbios en casa. La firma de la Declaración de Independencia en 1776, un año después del nacimiento de Austen, marcó el inicio de la Revolución Americana, seguida en la década siguiente por el comienzo de la Revolución Francesa en 1789. Durante las siguientes dos décadas, Gran Bretaña estuvo comprometida casi sin cesó en las guerras revolucionarias y napoleónicas de 1793-1815, uno de los conflictos más importantes de la historia británica. Entre los efectos de las guerras extranjeras de Inglaterra durante este período se encuentran una gran inestabilidad financiera y volatilidad monetaria. La precariedad de finales del siglo XVIII fue seguida en las décadas de 1810 y 1820 por lo que se conoce como el período de Regencia. La Regencia comenzó oficialmente en 1811, cuando el rey Jorge III enloqueció permanentemente y su hijo Jorge, príncipe de Gales, fue sancionado para gobernar Inglaterra en su lugar como regente. La Regencia política duró hasta 1820, cuando fue coronado Jorge IV. Sin embargo, el período de la Regencia también ha llegado a referirse de manera más general a las primeras décadas del siglo XIX antes del inicio del reinado de Victoria en 1837, durante las cuales el Príncipe Regente brindó un gran apoyo para el desarrollo de las artes y las ciencias que florecieron. durante este período. Austen habría sido testigo, además, del comienzo de la industrialización en Inglaterra, aunque el crecimiento del sistema fabril no alcanzaría su punto máximo hasta mediados del siglo XIX. Fuera del mundo refinado que vemos en Orgullo y prejuicio, un tercio de la población del país vivía al borde de la inanición, lo que provocó disturbios por alimentos en el campo. Este malestar se vio agravado por los manifestantes luditas que atacaron la nueva maquinaria industrial (una práctica llamada "rotura de máquinas") en manifestaciones que fueron un precursor de las huelgas laborales. A medida que estas manifestaciones sembraron el miedo a una revolución en Inglaterra, el gobierno respondió con medidas represivas que restringieron drásticamente la libertad de expresión.

Guerra con Francia
Retrato de Enrique IV por la hermana de Austen, Cassandra, c. 1790. (Wikimedia Commons) Una ilustración de la sátira juvenil de Austen La historia de Inglaterra por "un historiador parcial, prejuicioso e ignorante".

Con una duración de veintidós años, la guerra de Gran Bretaña con Francia afectó a todos los niveles de la sociedad británica. Mientras que aproximadamente un cuarto de millón de hombres
estaban sirviendo en el ejército regular, una milicia de oficiales y voluntarios en la costa sureste de Inglaterra (la región de donde era Austen) se movilizó para lo que se pensaba que era una inminente invasión de Napoleón. Austen tenía una estrecha relación con la milicia, ya que su hermano Henry se unió a la milicia de Oxfordshire en 1793. Aunque el campo rural en el que se desarrollan las novelas de Austen parece estar muy alejado de la tumultuosidad de la época, el mundo de Orgullo y prejuicio lleva la rastros de agitación en el extranjero. Como escribe Gillian Russell, "El zumbido de la guerra, si no el estallido o el grito de batalla, impregna la ficción [de Austen]". [1] La presencia de las tropas en Brighton y los oficiales de la milicia como Wickham reflejan preocupaciones más amplias sobre el lugar del militar en la sociedad civil inglesa.

La nobleza terrateniente

La novela también está incrustada dentro de un conjunto de preocupaciones domésticas sobre la propiedad, el dinero y el estatus que resaltan el cambiante panorama social de la Inglaterra de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Las novelas de Austen retratan a la nobleza, una amplia clase social que incluye a quienes poseían tierras (el país o la nobleza terrateniente), así como a las clases profesionales (abogados, médicos y clérigos) que no las poseían. Aunque la industrialización y la urbanización habían comenzado a afianzarse a fines del siglo XVIII, el sector más influyente de la sociedad en la época de Austen era la nobleza terrateniente. A lo largo de los siglos XVIII y XIX, la propiedad de la tierra inglesa se concentró en manos de las clases terratenientes relativamente pequeñas, que retuvieron su control sobre la tierra a través de un sistema que fomentaba la consolidación y extensión de las propiedades mediante la aplicación de estrictas leyes de herencia. Durante este período se establecieron vínculos del tipo al que se hace referencia en la novela para concentrar la riqueza y ampliar las propiedades mediante la canalización de la propiedad a los hijos varones o parientes varones en lugar de dividirla y distribuirla entre los miembros de la familia. Por lo tanto, la tierra del Sr. Bennett no se deja a sus hijas sino a un miembro (masculino) de su familia extendida, el Sr. Collins, que se asegura de que la propiedad permanezca en la línea familiar, mientras deshereda a Elizabeth y sus hermanas. Las grandes propiedades en el campo, del tipo que Darcy posee y el Sr. Bingley desea comprar, sirvieron como símbolo de la riqueza y el poder de la nobleza terrateniente.

Grabado de una escena de Pride & amp Prejudice, 1833. (Wikimedia Commons) El Sr. Bennet está a la izquierda, Elizabeth a la derecha. Matrimonio y roles de género

Como vemos en la novela, las cuestiones de la propiedad de la tierra y la herencia están estrechamente relacionadas con el noviazgo y el matrimonio. A finales del siglo XVIII, las concepciones inglesas de la familia y el papel de la mujer comenzaron a cambiar, a medida que la cultura británica se centró cada vez más en la acumulación y concentración de la riqueza dentro de la familia. Una forma de que las familias acumularan capital rápidamente era a través de matrimonios ventajosos. Como resultado, la posición de las hijas dentro de la familia cambió, ya que se convirtieron en el medio a través del cual una familia podía obtener una mayor riqueza. Las aspiraciones familiares, junto con la creciente dependencia de la mujer del matrimonio para sobrevivir económicamente, hicieron del noviazgo un tema central de la vida de las mujeres.

Al mismo tiempo, a finales del siglo XVIII también se produjo una transformación en la concepción de los derechos de la mujer tras la publicación de Vindicación de los derechos de la mujer de Mary Wollstonecraft en 1792. En la Vindicación, argumenta Wollstonecraft, en el lenguaje de pensadores de la Ilustración como John Locke , que las mujeres deben ser tratadas como iguales racionales a los hombres. Elizabeth Bennett sirve como un ejemplo paradigmático de las transformaciones conflictivas en los roles de las mujeres que ocurrieron a fines del siglo XVIII. Desheredada de la propiedad de su padre, Elizabeth no es económicamente independiente y, de hecho, depende de un matrimonio ventajoso para su supervivencia futura. Sin embargo, a lo largo de la novela, afirma una independencia intelectual y moral que refleja una concepción wollstoncraftiana de la política de género.

Cultura impresa y la novela en la época de Austen

Un cambio particularmente significativo que ocurrió durante la vida de Austen fue la expansión de la alfabetización y la cultura impresa en Inglaterra. Para 1800, casi todas las personas de la clase media y superiores sabían leer, y las tasas de alfabetización del resto de la población aumentaron de manera constante a partir de entonces. Al mismo tiempo, desde 1780 en adelante hubo un aumento bastante constante en el número de nuevas novelas que se publicaron, de modo que al final de la vida de Austen, la novela era la forma dominante de literatura en Inglaterra. En parte, el auge de la novela fue impulsado por nuevas formas de impresión y marketing, que hicieron que los libros fueran menos costosos y expandieron sus lectores. Los libros de formato más pequeño (octavos y duodecimos, a diferencia de los cuartos de galón) eran más portátiles y, por lo tanto, más fáciles de consumir. De manera similar, las novelas se hicieron más accesibles gracias a la expansión de varios modos de acceso, incluidas las bibliotecas circulantes y de suscripción, así como las publicaciones periódicas, lo que hizo que la literatura fuera asequible en una época en que los libros a menudo eran prohibitivamente caros. Sin embargo, novelas como las que publicó Austen habrían sido un lujo inasequible para una gran parte de la población. Esto fue particularmente cierto en la primera parte del siglo XIX, cuando los “impuestos sobre el conocimiento” elevaron los precios del papel, periódicos, anuncios y otros textos. Estos impuestos estuvieron de hecho en su apogeo durante la carrera de Austen. Esto se debió en parte al deseo de limitar el acceso a la información para las clases bajas en respuesta a la revolución en Francia y la agitación interna. Aunque finales del siglo XVIII y principios del XIX marcaron una explosión en la lectura de novelas y la producción de las novelas mismas, la novela ampliamente asequible no se volvería omnipresente hasta mediados del siglo XIX.

La novela realista, definida por su narrador supuestamente objetivo, personajes psicológicamente desarrollados y descripción minuciosa de las realidades de la vida doméstica, fue inaugurada en parte por Austen en Orgullo y prejuicio, y llegaría a dominar la escena literaria en Inglaterra en el resto de la historia. El siglo diecinueve. El auge de la novela se ha relacionado históricamente con el auge de la clase media en Inglaterra desde el siglo XVIII en adelante, porque esta clase social en expansión (y las mujeres de clase media en particular) tenía tanto los ingresos como el tiempo libre disponibles para consumirlos. Aunque las novelas se leyeron ampliamente, a finales del siglo XVIII y principios del XIX, se las consideró en gran medida poco serias, frívolas e incluso irrelevantes: un género meramente "popular".

Escrito por Deborah Aschkenes, Departamento de Inglés y Literatura Comparada, Universidad de Columbia

Obras consultadas

Gillian Russell, "El ejército, la marina y las guerras napoleónicas", Un compañero de Jane Austen. Claudia L. Johnson. y Clara Tuite (eds) (Malden: Blackwell Publishing, 2009)

Un compañero de la historia del libro (Editores Blackwell, 2007)

Un compañero de la Gran Bretaña del siglo XVIII (Blackwell Publishers, 2002)

Un compañero de la novela y la cultura inglesas del siglo XVIII (Editores Blackwell, 2005)

Un compañero de Oxford en la época romántica (Prensa de la Universidad de Oxford, 2009)


Resistencia India

La guerra fue constante entre blancos e indios a fines del siglo XIX, cuando los nativos americanos lucharon para proteger su tierra y su herencia de la invasión blanca. Aunque tenían el beneficio de armas de última generación (rifles de repetición obtenidos de comerciantes de pieles), se enfrentaron a formidables fuerzas estadounidenses.

A medida que se asentaba el polvo de la Guerra Civil, los soldados de ambos lados de ese conflicto estaban listos para entrar en otra refriega. La batalla para adquirir territorios estadounidenses de los indios se libró predominantemente por veteranos de la Guerra Civil, incluido un número significativo de hombres negros que fueron asignados a un grupo de lucha llamado Buffalo Regiment. Bajo la dirección de los generales William T. Sherman, P.T. Sheridan y George Custer, estos "soldados búfalo" avanzaron con confianza y repetidamente contra las tribus indias.

Aunque algunas batallas contra los indios fueron brutales en ambos lados, otros conflictos no fueron más que demostraciones de dominio por parte de las tropas estadounidenses. Una de esas batallas fue la Masacre de Sand Creek, que ocurrió en Colorado en 1864. En ese momento, las tribus Cheyenne y Arapaho habitaban la región de Sand Creek después de ser reubicadas por la fuerza allí debido a la fiebre del oro en 1861. Los mineros tomaron su área y empujaron a las tribus en un lugar desolado.

Los aproximadamente 400 indios que vivían en esta zona creían que el gobierno de los Estados Unidos les había concedido inmunidad y custodia protectora cuando llegaron las tropas del coronel J.M. Chivington. Chivington ordenó a sus tropas que masacraran a los hombres, mujeres y niños indios para hacer alarde de su dominio sobre los nativos.

La fiebre del oro también condujo a otro conflicto legendario. La tribu Sioux, dirigida por el Jefe Toro Sentado, había sido reubicada en Black Hills del Territorio de Dakota y vivía allí en paz cuando los mineros determinaron que Black Hills era otro objetivo de la fiebre del oro en 1875. El general Custer fue llamado para dirigir las tropas. para alejar a los sioux del área que los mineros buscaban excavar. Sin desanimarse, los sioux retrocedieron en un enfrentamiento que se conocería como la Guerra Sioux y se extendería desde 1876 hasta 1877.

La guerra llegó a un punto crítico el 25 de junio de 1877 en Little Bighorn en el Territorio de Montana. El general Custer, que buscaba apoderarse de la tierra rica en minerales para los mineros, se encontró con un asentamiento de más de 7.000 indios de las tribus Sioux, Cheyenne y Arapaho. A pesar de que se dio cuenta de que las fuerzas estadounidenses eran superadas en gran medida en número, Custer creía que el elemento sorpresa funcionaría a su favor. Dividiendo a sus tropas en tres grupos de aproximadamente 200 hombres cada uno, ordenó a los grupos rodear el campamento y lanzar un ataque.

Sin embargo, antes de que pudiera comenzar el ataque, Custer y su grupo se vieron rodeados por un ataque furtivo indio dirigido por el famoso jefe de guerra Crazy Horse. Los indios bien armados atacaron a Custer y sus hombres sin piedad. En una batalla de dos horas, los 2.500 guerreros de Crazy Horse masacraron a Custer y sus 264 hombres. Ganar la Guerra de los Sioux no garantizaba su seguridad, por lo que el Jefe Toro Sentado llevó a sus Sioux a Canadá, donde se establecieron como residentes pacíficos y respetuosos de la ley.

Mientras los sioux luchaban en las llanuras del norte, la tribu Nez Perce, dirigida por el jefe Joseph, estaba librando una batalla similar en el noroeste del Pacífico. Esta tribu se centralizó en Oregon e Idaho después de ceder grandes cantidades de tierra a los Estados Unidos en nombre de la paz. Sin embargo, Estados Unidos hizo continuos intentos de concentrar a los Nez Perce en áreas cada vez más pequeñas. En 1877, Estados Unidos le dijo a los Nez Perce que serían removidos por acuerdo o por la fuerza del Valle de Wallowa. La tribu resistió esta invasión con varias batallas que redujeron tanto las fuerzas estadounidenses como las de Nez Perce.

El jefe Joseph tenía reputación de ser un líder noble y humano, y no deseaba que continuara el derramamiento de sangre. Decidió buscar el consejo del Jefe Toro Sentado, pero necesitaba viajar a Canadá para hacerlo. Movilizó a sus tropas y comenzó el viaje de 75 días y 1.500 millas hasta el lugar de Toro Sentado, solo para ser superado por las fuerzas estadounidenses a 30 millas de la frontera canadiense.

Después de prometer por primera vez devolver a la tribu a sus tierras ancestrales en Idaho, el gobierno de Estados Unidos redirigió el viaje de los Nez Perce hacia el sur, colocándolos en un campamento indígena en Kansas. El campo estaba infectado con malaria y más de un tercio de los Nez Perce murieron mientras estaban en Kansas. Finalmente, los miembros restantes de la tribu Nez Perce fueron trasladados a Oklahoma. Más tarde se les permitiría regresar al noroeste, pero nunca se les permitió regresar al valle de Wallowa. Estos movimientos cobraron su precio en la tribu Nez Perce, y cuando se les permitió regresar al noroeste, eran solo una fracción de la tribu que alguna vez fue fuerte.

Los apaches eran otra tribu dañada por la guerra. Aunque varios Apache aceptaron el esfuerzo de reubicación y se convirtieron en agricultores y ganaderos relativamente exitosos en Oklahoma, muchos otros se resistieron firmemente a los esfuerzos de reubicación. Liderados por Geronimo y Cochise, los guerreros Apache establecieron una base en las Montañas Rocosas, donde libraron una guerra de guerrillas de nueve años contra las tropas estadounidenses. Estados Unidos finalmente empujó al Apache más hacia el suroeste y México y capturó a Geronimo. Cochise se rindió y permitió que su tribu fuera reubicada y concentrada.

Hubo un evento final en la serie de Guerras Indias. Un indio llamado Wovoka, que también se hacía llamar en inglés Jack Wilson, soñó que un ser supremo rescataría a los indios de las fuerzas estadounidenses opuestas. El sueño de Wovoka indicaba que los indios podían acelerar el rescate realizando una "Danza de los fantasmas" en la víspera de cada luna nueva.

Las tribus indias, especialmente los sioux, depositaron su fe en la Danza de los fantasmas y la interpretaron con un fervor sin precedentes. Los colonos blancos, aunque no creían en la profecía de Wovoka, temían la atmósfera que creaba la Danza de los Fantasmas y pidieron al gobierno federal que declarara ilegal la ceremonia religiosa. Aunque el gobierno nunca cumplió con esa solicitud, observaron las ceremonias de la Danza de los Fantasmas con cautela.

Cuando una Danza de fantasmas particularmente apasionada planteó preocupaciones en 1890, las autoridades intervinieron para controlar el furor arrestando al Jefe. Durante el arresto, el Jefe fue asesinado, lo que solo sirvió para inflamar a los indios ya resentidos. El ambiente estaba tenso.

La tensión se convirtió en conflicto la noche del 29 de diciembre de 1890. Un tiroteo accidental en Wounded Knee, Dakota del Sur, hizo que ambas partes creyeran erróneamente que la guerra había comenzado. El resultado fue un baño de sangre, con más de 200 indios —hombres, mujeres y niños— y un número significativo de soldados estadounidenses muertos. Los indios abrigaban resentimiento por la masacre, pero en su mayor parte buscaron el fin de las guerras indias y se permitieron integrarse en la sociedad estadounidense.


Una breve historia de los campos de concentración de EE. UU.

campo de concentración (sustantivo): un lugar en el que un gran número de personas, especialmente presos políticos o miembros de minorías perseguidas, son encarceladas deliberadamente en un área relativamente pequeña con instalaciones inadecuadas, a veces para realizar trabajo forzoso o para esperar una ejecución masiva.

- Diccionario de ingles Oxford

La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY) ha encendido una tormenta de críticas, tanto de izquierda como de derecha, así como de los principales medios de comunicación, por llamar a los centros de detención de inmigrantes de Estados Unidos "campos de concentración". Para su crédito, Ocasio-Cortez se ha negado a dar marcha atrás, citando a expertos académicos y criticando a la administración Trump por retener a la fuerza a inmigrantes indocumentados "donde son brutalizados con condiciones deshumanizantes y muriendo". También citó la historia. "Estados Unidos dirigió campos de concentración antes, cuando reunimos a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial", tuiteó. “Es una historia tan vergonzosa que la ignoramos en gran medida. Estos campamentos ocurren a lo largo de la historia ". De hecho lo hacen. Lo que sigue es una descripción general de los campos de concentración civiles estadounidenses a lo largo de los siglos. Los campos de prisioneros de guerra, por horribles que hayan sido, han sido excluidos debido a su condición jurídica en virtud de los Convenios de Ginebra y por razones de brevedad.

Medio siglo antes de que el presidente Andrew Jackson promulgara la Ley de Remoción de Indígenas en 1830, un joven gobernador de Virginia llamado Thomas Jefferson abrazó el genocidio y la limpieza étnica como soluciones a lo que más tarde se llamaría el "problema indígena". En 1780, Jefferson escribió que "si vamos a emprender una campaña contra estos indios, el fin propuesto debería ser su exterminio o su expulsión más allá de los lagos del río Illinois". Sin embargo, no fue hasta Jackson que se introdujeron los "depósitos de emigración" como parte integral de la política oficial de expulsión de indios de EE. UU. Decenas de miles de Cherokee, Muscogee, Seminole, Chickasaw, Choctaw, Ponca, Winnebago y otros pueblos indígenas fueron obligados a abandonar sus hogares a punta de pistola y marcharon a campos de prisioneros en Alabama y Tennessee. El hacinamiento y la falta de saneamiento provocaron brotes de sarampión, cólera, tos ferina, disentería y tifus, mientras que la insuficiencia de alimentos y agua, junto con la exposición a los elementos, causó una muerte y un sufrimiento tremendos.

Miles de hombres, mujeres y niños murieron de frío, hambre y enfermedades en los campamentos y durante las marchas de la muerte, incluido el infame Camino de las Lágrimas, de cientos y, a veces, incluso mil millas (1.600 km). Esta reubicación genocida fue perseguida, explicó Jackson, como la "política benevolente" del gobierno de Estados Unidos, y porque los nativos americanos "no tienen la inteligencia, la industria, los hábitos morales ni el deseo de mejora" necesarios para vivir en paz y libertad. "Establecidos en medio de una ... raza superior, y sin apreciar las causas de su inferioridad ... deben ceder necesariamente a la fuerza de las circunstancias y desaparecer durante mucho tiempo", dijo el hombre a quien Donald Trump ha llamado su presidente favorito en su estado de 1833. la dirección de la Unión.

Décadas más tarde, cuando los sioux y otros pueblos indígenas resistieron la invasión blanca y el robo de sus tierras, el gobernador de Minnesota, Alexander Ramsey, respondió con otro llamado al genocidio y la limpieza étnica. & # 8220Los indios sioux de Minnesota deben ser exterminados o expulsados ​​para siempre más allá de las fronteras del estado '', declaró en 1862, ofreciendo una recompensa de $ 200, más de $ 5.000 en dinero de hoy, por el cuero cabelludo de cada indio que huye o se resiste. Alrededor de 1.700 mujeres, niños y ancianos de Dakota fueron obligados a marchar a un campo de concentración construido en un sitio espiritual sagrado. Muchos no llegaron allí. Según el presidente de la tribu Mendota Dakota, Jim Anderson, “durante esa marcha murieron muchos de nuestros familiares. Fueron asesinados por colonos cuando pasaban por los pueblos pequeños, los bebés fueron arrancados de los brazos de las madres y asesinados y las mujeres ... fueron disparadas o con bayonetas ”. Los que sobrevivieron enfrentaron tormentas invernales, enfermedades y hambre. Muchos no sobrevivieron al invierno.

Dos años más tarde, el general de la Guerra Civil y notorio asesino indio James Henry Carleton obligó a 10.000 navajos a marchar 300 millas (480 km) en pleno invierno desde su tierra natal en la región de Four Corners hasta un campo de concentración en Fort Sumner, Nuevo México. Esto siguió a una campaña de tierra arrasada en la que el famoso hombre de la frontera Kit Carson intentó matar de hambre a los navajos, cientos de los cuales murieron o fueron esclavizados por colonos blancos y tribus rivales durante lo que se conoció como The Long Walk. Los que sobrevivieron a la marcha de la muerte a Fort Sumner se enfrentaron al hambre, la falta de leña para calentar y cocinar durante los inviernos extremadamente fríos y las enfermedades devastadoras. Las depredaciones diarias incluyeron la prohibición de oraciones, ceremonias espirituales y canciones. Se estima que unas 1.500 personas murieron mientras estaban internadas en Fort Sumner, muchas de ellas bebés y niños.

Aproximadamente al mismo tiempo, el Ejército de la Unión estaba recapturando esclavos liberados en todo el sur y presionándolos para que realizaran trabajos forzados en "campos de contrabando" plagados de enfermedades, ya que los esclavos fugados y liberados se consideraban propiedad enemiga capturada. "Hay mucha enfermedad, sufrimiento e indigencia", escribió James E. Yeatman de la Western Sanitary Commission después de visitar uno de esos campos cerca de Natchez, Mississippi en 1863. "No había una sola casa que visité donde la muerte no hubiera entrado ... Setenta y cinco había muerto en un solo día ... algunos habían regresado a sus amos a causa de su sufrimiento ". En un campamento en Young's Point, Louisiana, Yeatman informó de "enfermedades y muertes espantosas", con 30 a 50 personas muriendo cada día por enfermedades y hambre. Un campamento cerca de Natchez, Mississippi, albergaba hasta 4.000 refugiados negros en el verano de 1863 para el otoño de 2.000 ya habían fallecido, la mayoría de ellos niños infectados con viruela y sarampión.

"Asimilación benévola" en los "suburbios del infierno"

Dado que los pueblos indígenas ya no se interponen en el camino de su "destino manifiesto", Estados Unidos puso la mira en convertirse en una potencia imperial de primer orden a través de la conquista y expansión en el extranjero. Después de derrocar a la monarquía de Hawái y anexar sus islas, se libró una guerra contra España que resultó en la captura de las primeras colonias estadounidenses en Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas. Cuando los filipinos se resistieron, los comandantes estadounidenses respondieron con tremenda crueldad. Haciéndose eco de Andrew Jackson, el presidente William McKinley llamó a esto la "asimilación benévola" de Filipinas en el floreciente imperio estadounidense.

Cuando el general "Hell-Roaring" Jake Smith ordenó a sus tropas "matar a todos los mayores de 10" en Samar, el futuro presidente William Howard Taft, el administrador colonial estadounidense del archipiélago, instituyó una campaña de "pacificación" que combinó las tácticas de contrainsurgencia de tortura y ejecución sumaria con deportación y encarcelamiento en campos de concentración, o reconcentrados, ese comandante se refirió como los "suburbios del infierno". El general J. Franklin Bell, esperando su nuevo puesto como director de los notorios Batangas reconcentrado, declaró que "toda consideración y respeto por los habitantes de este lugar cesará desde el día en que llegue a ser comandante".

Lo decía en serio. En diciembre de 1901, Bell le dio a la gente de Batangas dos semanas para dejar sus hogares e informar al campamento todo lo que dejaron atrás: sus casas, granjas, ganado, tiendas de alimentos y herramientas, fue robado o destruido por las tropas estadounidenses. A las personas que se negaron a presentarse en el campo se les disparó, al igual que a los prisioneros al azar cada vez que los insurgentes mataban a un estadounidense. Las condiciones eran más que horribles en muchos reconcentrados. El hambre, las enfermedades y la tortura, que incluían el submarino, eran rampantes. En algunos campos, hasta el 20 por ciento de los internados murieron. Para ahorrar comida, 1.300 prisioneros de Batangas fueron obligados a cavar fosas comunes antes de ser abatidos a tiros 20 a la vez y enterrados en ellas.“Para mantenerlos prisioneros sería necesario que los soldados [estadounidenses] recibieran raciones escasas”, explicó un soldado. "No había nada que hacer más que matarlos".

Campos de concentración para ciudadanos estadounidenses

Durante ambas guerras mundiales, miles de ciudadanos alemanes, germanoamericanos y alemanes de naciones latinoamericanas fueron encarcelados en campos de concentración en todo Estados Unidos. Sin embargo, su raza y su nivel relativamente alto de asimilación salvaron a la mayoría de los estadounidenses de origen alemán del internamiento, y las condiciones eran mucho mejores que en los campos anteriores de Estados Unidos. Los japoneses-estadounidenses no tuvieron tanta suerte. Después del ataque a Pearl Harbor, el presidente Franklin D. Roosevelt emitió la Orden Ejecutiva 9066, según la cual todas las personas de ascendencia japonesa que vivían en la costa oeste fueron detenidas y encarceladas en docenas de centros de reunión civiles (donde a menudo se les obligaba a dormir en lugares abarrotados de gente). , establos de caballos cubiertos de estiércol), centros de reubicación, bases militares y "centros de aislamiento de ciudadanos", campos de prisioneros en el desierto donde se encarcelaba a "presos problemáticos", incluidos aquellos que se negaban a jurar lealtad a los Estados Unidos. Las condiciones variaban según el campamento, pero el hacinamiento, la falta de plomería interior, la escasez de combustible y el racionamiento de alimentos eran comunes. Muchos de los campamentos estaban ubicados en desiertos remotos infestados de escorpiones y serpientes.

Increíblemente, miles de japoneses-estadounidenses se ofrecieron como voluntarios para luchar por el país que los estaba encarcelando por nada más que su origen étnico. Estas fueron algunas de las tropas estadounidenses más condecoradas en la guerra. Mientras tanto, la Corte Suprema se puso del lado del gobierno en tres casos presentados por japoneses-estadounidenses desafiando la constitucionalidad de su detención, y un público estadounidense atrapado en las garras de la histeria racista del “peligro amarillo” accedió al encarcelamiento masivo descaradamente inconstitucional. El internamiento duraría la duración de la guerra, a veces más, y muchos detenidos descubrieron que sus hogares, negocios y propiedades fueron robados o destruidos cuando finalmente fueron liberados. El presidente Ronald Reagan se disculparía formalmente y aprobaría pagos de reparación de 20.000 dólares a ex internos en 1988.

Además de japoneses y algunos alemanes, un número menor de italianos e italoamericanos también fueron encarcelados durante la Segunda Guerra Mundial. También lo fueron los aleutianos indígenas de Alaska, que fueron evacuados por la fuerza antes de que sus pueblos fueran quemados hasta los cimientos para evitar que las fuerzas invasoras japonesas los usaran. Cerca de 900 aleutianos fueron encarcelados en fábricas abandonadas y otras instalaciones abandonadas sin plomería, electricidad ni baños, escaseaban los alimentos decentes, el agua potable y la ropa abrigada de invierno. Casi el 10 por ciento de los detenidos murió en los campos. Otros fueron esclavizados y obligados a cazar lobos marinos.

Durante los primeros años de la Guerra Fría, el Congreso aprobó la Ley de Control de Actividades Subversivas de 1950 sobre el veto del presidente Harry Truman, lo que llevó a la construcción de seis campos de concentración destinados a albergar a comunistas, activistas por la paz, líderes de derechos civiles y otros considerados un amenaza en caso de que el gobierno declarara el estado de emergencia. La ley fue confirmada por la Corte Suprema durante los años de McCarthy / Red Scare, pero en la década de 1960 el tribunal superior dictaminó que las disposiciones que exigían a los comunistas registrarse con el gobierno y prohibirles obtener pasaportes o empleo en el gobierno eran inconstitucionales. Los campos, que nunca se utilizaron, se cerraron a finales de la década.

De Japón a Vietnam

En una atrocidad poco conocida, al menos 3.000 habitantes de Okinawa murieron de malaria y otras enfermedades en los campamentos establecidos por las tropas estadounidenses después de que conquistaron las islas japonesas durante los feroces combates en 1945. Durante y después de la guerra, las tierras y los hogares de los habitantes de Okinawa fueron confiscados en A punta de pistola y sus casas y granjas fueron arrasadas o quemadas hasta los cimientos para dar paso a decenas de bases militares estadounidenses. Unos 300.000 civiles fueron obligados a ingresar a estos campos. El superviviente Kenichiro Miyazato recordó más tarde que “murieron demasiadas personas, por lo que los cuerpos tuvieron que ser enterrados en una única fosa común”.

Por pura escala, ningún régimen de campos de concentración de EE. UU. Podría igualar el Programa de Aldeas Estratégicas. En 1961, el presidente John F. Kennedy aprobó la reubicación forzosa, a menudo a punta de pistola, de 8,5 millones de campesinos de Vietnam del Sur en más de 7.000 campos fortificados rodeados de alambre de púas, campos de minas y guardias armados. Esto se hizo para matar de hambre a la creciente insurgencia del Viet Cong de alimentos, refugio y nuevos reclutas. Sin embargo, se ganaron pocos corazones y mentes y muchos se perdieron cuando las tropas estadounidenses y vietnamitas del sur quemaron las casas de las personas ante sus propios ojos antes de alejarlas de su tierra y, con ello, de sus lazos espirituales más profundos con sus venerados antepasados.

Guerra contra los terroristas y los migrantes

Aunque los campos de prisioneros de guerra no están incluidos en este estudio de los campos de concentración de EE. UU., La guerra global abierta contra el terrorismo iniciada por la administración de George W. Bush después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos ha visto borrarse las líneas entre detención de combatientes y civiles. Según el coronel Lawrence Wilkerson, exjefe de gabinete del secretario de Estado de la era Bush, Colin Powell, la mayoría de los hombres y niños detenidos en la prisión militar de la bahía de Guantánamo eran inocentes, pero estaban recluidos por razones políticas o en un intento de obtener un " mosaico ”de la inteligencia. También se mantuvo a civiles inocentes en prisiones militares, algunas de ellas secretas, en Irak, Afganistán y otros lugares. Muchos detenidos fueron torturados y murieron bajo custodia estadounidense. Algunos de estos hombres han estado detenidos sin cargos ni juicio durante hasta 17 años, mientras que algunos considerados demasiado inocentes para acusarlos permanecen encarcelados en GITMO a pesar de haber sido autorizados para su liberación durante muchos años.

Ahora es el turno de los migrantes. Y a pesar de las protestas aulladoras de quienes cometen o justifican el crimen de arrancar a bebés y niños de los brazos de sus padres y encarcelarlos en jaulas de congelación que los funcionarios de Trump han comparado eufemísticamente con un "campamento de verano", no hay duda de que los campos de concentración están en operación en suelo estadounidense una vez más. El intento de la administración Trump de presentar el encarcelamiento de niños como algo mucho más feliz recuerda instantáneamente las películas de propaganda de la Segunda Guerra Mundial que muestran contenido de japoneses-estadounidenses que se benefician de la vida detrás de un alambre de púas. El actor George Takei, que estuvo internado con su familia durante la guerra, estaba todo menos contento. "Sé lo que son los campos de concentración", tuiteó en medio de la controversia actual. “Estaba dentro de dos de ellos. En América. Y sí, estamos operando esos campamentos nuevamente ".

Takei notó una gran diferencia entre entonces y ahora: "Al menos durante el internamiento de los japoneses-estadounidenses, yo y otros niños no fuimos despojados de nuestros padres", escribió, y agregó que "al menos durante el internamiento" son palabras que pensé Nunca lo diría ".

Brett Wilkins es redactora de Common Dreams y miembro de Collective 20.


Ver el vídeo: The Third Industrial Revolution: A Radical New Sharing Economy