Reina Himiko

Reina Himiko


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


La reina chamán de Yamatai

Nota rápida: mi japonés no es muy bueno y mi japonés escrito es aún peor, así que por favor perdone cualquier error de ortografía y significado de varios nombres.

Japón tiene una historia antigua que está íntimamente relacionada con la época en que los dioses habitaban la Tierra. La línea de emperadores hasta el día de hoy se considera una línea ininterrumpida de sucesión a la diosa del sol Amaterasu. Una de las leyendas más oscuras e intrigantes es la de la reina Himiko de Yamatai.

Los registros de Himiko aparecen únicamente en fuentes chinas y no hay ningún registro de ella en los primeros textos japoneses. El principio de estos proviene de la epopeya heroica del Romance de los Tres Reinos (una Ilíada china y una gran lectura). El Romance de los tres reinos trata sobre la batalla entre los reinos de Wei, Wu y Shu tras la caída del Emperador Han y fue escrito en el siglo IV d.C. Himiko aparece en la historia del reino de Wei.

Esta narrativa describe la nación isleña de Wa, que vive en medio del océano en las islas montañosas al sureste de [la prefectura de] Tai-fang. Anteriormente comprendían más de cien comunidades. Durante la dinastía Han, [los enviados de Wa] aparecieron en la Corte hoy, treinta de sus comunidades mantienen relaciones [con nosotros] a través de enviados y escribas & # 8230 El país antes tenía un hombre como gobernante. Durante unos setenta u ochenta años después de eso, hubo disturbios y guerras. Entonces la gente acordó en una mujer para su gobernante. Su nombre era Himiko. Se ocupó de la magia y la hechicería, hechizando a la gente. Aunque madura en edad, permaneció soltera. Tenía un hermano menor que la ayudó a gobernar el país. Después de que ella se convirtió en gobernante, fueron pocos los que la vieron. Tenía mil mujeres como asistentes, pero solo un hombre. Le sirvió comida y bebida y actuó como un medio de comunicación. Ella residía en un palacio rodeado de torres y empalizadas, con guardias armados en un estado de vigilancia constante & # 8221.

Himiko & # 8217s reino de Yamatai es equivalente a la corte mística del Rey Arturo en Camelot en términos de discernir su ubicación. Se ha ofrecido una variedad de ubicaciones que van desde Okinawa hasta la provincia de Yamato. Yamato es el nombre de la raza japonesa moderna en contraste con los Ainu, un grupo racial diferente que habitaba Japón antes de la llegada de los Yamato o los Kumasu que habitaban la isla de Kyushu entre otros. Como tal, parecería que podría haber habido cierta confusión entre los escritores chinos del Romance de los Tres Reinos. La descripción china de Himiko como Reina de Yamatai podría ser un error ortográfico aludiendo a Himiko como la Reina del pueblo Yamato en las islas de Wa (Japón). Confundían a un pueblo con un reino.

A lo largo de los siglos ha habido varios intentos de reconciliar la historia de China con la de Japón en relación con Himiko. Las fuentes chinas retrataron como una poderosa hechicera y hay varios personajes de este tipo en la historia japonesa que podrían cumplir ese papel. Sin embargo, el principal sospechoso es la emperatriz Jingu debido a una correlación aproximada de fechas y la similitud de sus nombres, Jingu & # 8217s Okinagatarashi-hime (Sin embargo, los caracteres utilizados para escribir los nombres son considerablemente diferentes: 息 長 帯 比 売 Himiko & # 8211卑 彌 呼).

Consorte del decimocuarto emperador, Chuai, la emperatriz Jingu se convirtió en el gobernante de facto de Japón en el año 201 d.C. durante los siguientes 68 años hasta su muerte a la edad de 100 años. Todas estas fechas deben tomarse con más de una pizca de sal ya que la historia japonesa primitiva se ha perdido en su mayor parte o no existe. Existe controversia sobre el reinado de la emperatriz Jingu, el más interesante de los cuales es el hecho de que podría representar la primera ruptura en la línea imperial oficialmente ininterrumpida. La leyenda afirma que su hijo, un futuro emperador, Ojin, fue concebido justo antes de la muerte del emperador Chuai, pero se mantuvo en el útero durante tres años después de la muerte de Chuai. Por lo tanto, parecería que el Emperador Ojin no era el hijo legítimo del difunto Emperador, sino uno de los amantes de la Emperatriz Jingu y, por lo tanto, no era un descendiente de la Diosa del Sol.

También está el tema polémico de la leyenda de que la emperatriz Jingu invadió Corea y regresó a casa victoriosa. Si bien esta leyenda ha sido rechazada en gran medida debido a la falta de evidencia histórica de la presencia japonesa en Corea en este momento, esta leyenda se ha vuelto controvertida ya que se usó para la propaganda destinada a fomentar el apoyo a Japón y la anexión de Corea # 8217 en 1905.

Sin embargo, la teoría de Jingu y Himiko entra en dificultad ya que las fuentes chinas afirman que cuando Himiko murió hubo un período prolongado de guerra civil que terminó con Yamatai haciendo de otra mujer su Chamán-Reina, una mujer llamada Iyo (壹 與). Sin embargo, sabemos que la emperatriz Jingu fue sucedida por su hijo (posiblemente ilegítimo), Ojin, que era un emperador legendario por derecho propio y se dice que gobernó durante 40 años (a su vez fue sucedido por el emperador Nintoku).

Existe otra teoría de que el nombre Himiko es de hecho un título y no un nombre. Se teoriza que, de hecho, es un error ortográfico hime-ko que significa & # 8220princess & # 8221, lo que significa que los chinos se estaban refiriendo a una princesa (o reina) japonesa sin nombre del pueblo Yamato. Otra teoría, en relación con la reputación de Himiko como una poderosa hechicera, es que Himiko es una combinación de Hola que significa sol (日) y miko lo que significa shamaness (巫女) por lo tanto insinuando que Himiko era una sacerdotisa de la Diosa del Sol (y origen de la línea Imperial) Amaterasu.

Quienquiera que fuera Himiko, se ha ganado su lugar en la leyenda japonesa de manera similar al Rey Arturo en Occidente. También se ha convertido en un símbolo feminista como reina poderosa en una sociedad patriarcal. Recientemente, también se convirtió en el tema del nuevo juego Tomb Raider que ve a Lara Croft varada en Yamatai, que es retratada como una isla mítica en la costa sur de Japón. Independientemente, Himiko sigue siendo un personaje enigmático e interesante en un período de la historia japonesa que existe en gran parte en el ámbito de las leyendas y los mitos.


Una historia rápida

La reina Himiko era la gobernante shamaness del reino de Yamatai, un área de Japón considerada parte del país en Wa (Japón) durante el período Yayoi tardío. Himiko no se menciona en los primeros libros de historia. Nihon Shoki (720 d.C.) y Kojiki (712 d.C.). Sin embargo, se la menciona en los libros de historia de China, específicamente en el he c. 297 Registros de los Tres Reinos (Sanguo Zhi 三國 志). Estas fuentes chinas retrataron a Himiko como una poderosa hechicera y hay varios personajes de este tipo en la historia japonesa que podrían cumplir ese papel. Los eruditos del siglo XVII propusieron a la emperatriz Jingu. Se convirtió en la gobernante de facto de Japón en 201 d.C. durante los siguientes 68 años hasta su muerte a la edad de 100 años. Sin embargo, fuentes chinas afirman que cuando Himiko murió hubo un período prolongado de guerra civil que terminó con Yamatai haciendo de otra mujer su Shaman-Queen, una mujer llamada Iyo (壹 與). A Jingu le sucedió su hijo (posiblemente ilegítimo), Ojin.

Sin embargo, el mayor misterio que aún perdura hasta el día de hoy es ¿dónde estaba el reino de Yamatai? En el videojuego, Yamatai se representa como una isla de ocupación de varios períodos, pero los arqueólogos creen que el verdadero Yamatai existió de alguna forma en Kinki, la región de Yamato en Japón.


Himiko: el debate más significativo sobre la historia antigua de Japón

Estatua de la reina Himiko frente a la estación Kanzaki (salida norte). Ella era una reina shamaness de Yamatai-koku (170–248 EC) en Wakoku (parte del antiguo Japón).

Himiko era una reina de la shamanía (el chamanismo es una práctica religiosa que involucra a un practicante, un chamán, que se cree que interactúa con un mundo espiritual a través de estados alterados de conciencia, como el trance) de Yamatai-koku en los inicios de Japón. Las primeras historias chinas registran la alianza entre la reina Himiko y el reino de Cao Wei (220-265), y registran que la gente del período Yayoi la eligió como líder después de décadas de guerra entre los reyes de Wa. Las primeras historias japonesas no especifican a Himiko, pero los historiadores la comparan con figuras legendarias como la emperatriz consorte Jingū, que fue regente (c. 200-269) aproximadamente en la misma época que Himiko. Scholarly disputa la identidad de Himiko y el lugar de su área, Yamatai, ha explotado desde finales del período Edo, con opiniones divididas entre el norte de Kyūshū o la región tradicional de Yamato en la actual Kinki. La controversia de Yamatai es el debate más importante sobre la historia antigua de Japón.

Fuentes chinas

Los primeros registros históricos de Himiko están disponibles en un texto clásico chino, el c. 297 Registros de los Tres Reinos.

Esta historia temprana describe cómo Himiko llegó al trono:

& # 8220 El país anteriormente tenía un hombre como gobernante. Durante unos setenta u ochenta años después de eso, hubo disturbios y guerras. Entonces la gente acordó que una mujer fuera su gobernante. Su nombre era Himiko. Se ocupó de la magia y la hechicería, hechizando a la gente. Aunque madura en edad, permaneció soltera. Tenía un hermano menor que la ayudó a gobernar el país. Después de convertirse en gobernante, pocos la vieron. Tenía mil mujeres como asistentes, pero solo un hombre. Le sirvió comida y bebida y actuó como un medio de comunicación. Ella residía en un palacio rodeado de torres y cercas, con guardias armados en un estado de vigilancia constante. & # 8221 (tr. Tsunoda 1951: 13)

Los & # 8220Records of Wei & # 8221 también registran a los enviados que viajan entre los tribunales de Wa y Wei. Los emisarios de Himiko y # 8217 visitaron por primera vez la corte del emperador Cao Rui de Wei en 238, y él respondió:

& # 8220 Aquí, nos dirigimos a Himiko, Reina de Wa, a quien ahora llamamos oficialmente amiga de Wei. [… Tus enviados] han llegado aquí con tu tributo, compuesto por cuatro esclavos y seis esclavas, junto con dos piezas de tela con dibujos, cada seis metros de largo. Vives muy lejos al otro lado del mar, pero has enviado una embajada con tributo. Apreciamos mucho su lealtad y piedad filial. Por ello, os otorgamos el título & # 8220Queen of Wa Friendly to Wei, & # 8221 junto con la decoración del sello dorado con cinta morada. Este último, debidamente empaquetado, se le enviará a través del Gobernador. Esperamos que usted, oh Reina, gobierne a su pueblo en paz y se esfuerce por ser devoto y obediente & # 8221. (tr. Tsunoda 1951: 14)

Finalmente, los & # 8220Records of Wei & # 8221 (tr. Tsunoda 1951: 15) registra que en 247 cuando un nuevo gobernador llegó a la Comandancia Daifang en Corea, la Reina Himiko se quejó oficialmente de las hostilidades con Himikuku (卑 弥 弓 呼, o Pimikuku), el rey de Kunu (狗 奴, literalmente & # 8220dog esclavo & # 8221), uno de los otros estados de Wa. El gobernador envió a & # 8220Chang Chêng, secretario interino de la Guardia de Fronteras & # 8221 con una & # 8220 proclamación aconsejando la reconciliación & # 8221 y, posteriormente, lo siguiente:

& # 8220 Cuando Himiko falleció, se levantó un gran montículo de más de cien pasos de diámetro. Más de cien asistentes, hombres y mujeres, la siguieron hasta la tumba. Luego se colocó a un rey en el trono, pero el pueblo no le obedeció. Asesinatos y asesinatos siguieron, más de mil fueron así asesinados. Un pariente de Himiko llamado Iyo, una niña de trece años, fue nombrada Reina y se restauró el orden. Chêng proclamó en el sentido de que Iyo era el gobernante. & # 8221 (tr. Tsunoda 1951: 16)

Fuentes japonesas

Ninguna de las dos historias japonesas más antiguas: la c. 712 Kojiki ni c. 720 Nihon Shoki - menciona a la reina Himiko. Las circunstancias en las que se escribieron estos libros son un tema de constante debate. Incluso si los autores conocieran a Himiko, podrían haber decidido a propósito no incluirla. Sin embargo, incluyen a tres chamanes de la familia imperial identificados con ella: Yamatototohimomosohime-no-Mikoto, la tía del emperador Sujin (el legendario décimo emperador japonés, r. 97-30 a. C.) e hija del emperador Kōrei Yamatohime-no-Mikoto, la hija del emperador Suinin (legendario XI, r. 29 a.C.-70 d.C.) y la emperatriz Jingū (rc 209-269 d.C.), la esposa del emperador Chūai (legendario emperador XIV, r. 192-200 d.C.). Sin embargo, estas fechas no están verificadas históricamente.

Un privilegio notable de las primeras historias japonesas que pasan por alto a Himiko es el Nihon Shoki que cita al Wei Zhi tres veces. En 239, & # 8220 la reina de Wa & # 8221 envió enviados a Wei en 240, regresaron & # 8220 cargados con un rescripto imperial y un sello y cinta & # 8221 y en 243, & # 8220 el gobernante de Wa volvió a enviar altos oficiales como enviados. con el tributo & # 8221 (tr. Aston 1924: 245-6). Es revelador que los editores de Nihon Shoki decidieran omitir los detalles de Wei Zhi sobre Himiko.

Yamato Totohi Momoso Himiko, la tía chamán del emperador Sujin, supuestamente se suicidó después de enterarse de que su marido era un dios-serpiente tramposo. El Kojiki no la menciona, pero el Nihon Shoki la describe como & # 8220el Emperador & # 8217s tía al lado del padre & # 8217s, una persona astuta e inteligente, que podía prever el futuro & # 8221 (tr. Aston 1924: 156). Después de una serie de calamidades nacionales, el Emperador & # 8220 reunió las 80 miríadas de Deidades & # 8221 y preguntó por adivinación. Yamato-totohi-momo se inspiró en Ōmononushi-nushi (& # 8220 Gran Deidad de Todas las Deidades y Espíritus & # 8221, tr. Hori 1968: 193) para decir. & # 8220 ¿Por qué el Emperador está afligido por el estado desordenado del país? Si nos hiciera una adoración reverente, seguramente se pacificaría por sí mismo. & # 8221 El Emperador preguntó, diciendo: & # 8220 ¿Qué Dios es el que así me instruye? & # 8221 La respuesta fue: & # 8220 Yo soy el Dios que habita dentro de las fronteras de la tierra de Yamato, y mi nombre es Oho-mono-nushi no Kami. & # 8221 (tr. Aston 1924: 152) & # 8221 Yamato-totohi-momoso luego se casó con él.

Después de este Yamato-toto-hi-momo-so-bime, no Mikoto se convirtió en la esposa de Oho-mono-nushi no Kami. Este dios, sin embargo, nunca fue visto durante el día, sino por la noche. Yamato-toto-hi-momo-so-bime no Mikoto le dijo a su esposo: & # 8220 Como nunca se ve a mi Señor durante el día, no puedo ver claramente su rostro augusto, le suplico que se demore un poco, para que por la mañana pueda contemplar la majestad de su belleza. & # 8221 El Gran Dios respondió y dijo: & # 8220 Lo que dices es claramente correcto. Mañana por la mañana entraré en tu inodoro y me quedaré allí. Te ruego que no te alarmes por mi forma. & # 8221 Yamato-toto-hi-momo-so-bime no Mikoto se preguntó secretamente en su corazón por esto. Esperando hasta el amanecer, miró en su neceser. Había una pequeña serpiente hermosa, de la longitud y el grosor del cordón de una prenda. Entonces ella se asustó y lanzó una exclamación. El Gran Dios se avergonzó y se transformó repentinamente en forma humana, le habló a su esposa y le dijo: & # 8220 No te contuviste, pero me has causado vergüenza. Yo a mi vez te avergonzaré. Vacío, ascendió al Monte Mimoro. Entonces Yamato-toto-hi-momo-so-bime no Mikoto miró hacia arriba y sintió remordimiento. Se dejó caer en un asiento y con un palillo se apuñaló en el pudendo y murió. Fue enterrada en Oho-chi. Por eso los hombres de esa época llamaron a su tumba Hashi no haka.

El Hashihaka Kofun en Sakurai, Nara, está asociado con esta leyenda.

Yamatohime-no-Mikoto, la hija del emperador Suinin, supuestamente fundó el Santuario Ise para la diosa del sol Amaterasu. El Kojiki la registra como la cuarta de los cinco hijos de Suinin & # 8217, & # 8220Su Augustness Yamato-hime, (era la suma sacerdotisa del templo de la Gran Deidad de Ise) & # 8221 (tr. Chamberlain 1919: 227). El Nihon Shoki también registra & # 8220Yamato-hime no Mikoto & # 8221 (tr. Aston 1924: 150) y proporciona más detalles. El Emperador asignó a Yamatohime para encontrar una ubicación permanente para el santuario de Amaterasu & # 8217s. Después de vagar durante años, la diosa del sol le ordenó que lo construyera en Ise, donde descendió por primera vez del cielo, (tr. Aston 1924: 176).

La emperatriz consorte Jingū (o Jingō 神功) supuestamente sirvió como regente después de la muerte de su esposo, el emperador Chūai (c. 200) hasta el ascenso de su hijo, el emperador Ōjin (legendario decimoquinto emperador, r. 270-310). El Kojiki (Chamberlain 1919: 283-332) y Nihon Shoki (Aston 1924: 217-271) tienen relatos similares. El emperador Chūai quería invadir Kumaso, y mientras consultaba con sus ministros, Jingū transmitió un mensaje chamánico de que debería invadir Silla en su lugar. Compare estos.

Su princesa Okinaga-tarashi Augustness, estaba en ese momento, divinamente poseída ... le encargó esta instrucción y consejo: & # 8220 Hay una tierra hacia el oeste, y en esa tierra hay una abundancia de varios tesoros deslumbrantes a la vista, desde oro y plata hacia abajo. Ahora te otorgaré esta tierra. & # 8221 (tr. Chamberlain 1919: 284-5). En este momento, cierto Dios inspiró a la Emperatriz y la instruyó, diciendo: & # 8220 ¿Por qué debería preocuparse el Emperador porque los Kumaso no se someten? Es una tierra que falta en la columna vertebral. ¿Vale la pena levantar un ejército para atacarlo? Hay una tierra mejor que esta, una tierra de tesoros, que puede compararse con el aspecto de una mujer hermosa: la tierra de Mukatsu, deslumbrante a los ojos. En esa tierra hay oro y plata y colores brillantes en abundancia. Se llama la Tierra de Silla de la colcha de papel-morera. Si me adoras correctamente, la tierra ciertamente se someterá libremente, y el filo de tu espada no se manchará de sangre. & # 8221 (tr. Aston 1924: 221).

(La reimpresión de Chamberlain de 2005: 284 agrega una nota a pie de página después de & # 8220 poseído & # 8221: & # 8220 en los avisos históricos chinos de Japón era hábil en la magia, con la que engañaba a la gente. & # 8221) El emperador pensó que los dioses eran mintiendo, dijo que solo había visto el océano hacia el oeste, y luego murió, ya sea inmediatamente (Kojiki) o después de invadir Kumaso (Nihon Shoki). Jingū supuestamente descubrió que estaba embarazada, planeó personalmente y dirigió una conquista exitosa de Silla, dio a luz al futuro Emperador y regresó para gobernar Yamato. El Nihon Shoki (tr. Aston 1924: 225) agrega que, dado que Jingū quería saber qué dioses habían maldecido a Chūai, construyó un & # 8220palacio de adoración & # 8221 & # 8220 & # 8220 en persona el oficio de sacerdote & # 8221, y escuché a los dioses revelarse como provenientes de Ise (Amaterasu) y Mukatsu (una divinidad coreana sin nombre). Aunque las historias míticas de Kojiki y Nihon Shoki llamaron a Jingū la primera de las emperatrices japonesas, los historiadores del período Meiji la eliminaron de la Lista de emperadores de Japón, dejando a la emperatriz Suiko (r. 593-628) como la primera gobernante japonesa históricamente verificable.

Fuente: Kidder, Jonathan Edward. 2007. Himiko y el escurridizo cacicazgo de Yamatai en Japón. University of Hawai’i Press, Wikipedia, Britanicca


Himiko, reina del reino de Yamatai

A lo largo de Asakura encontrará varias imágenes de dibujos animados de una mujer alegre con un vestido tradicional. Esta joven no es otra que la reina Himiko (卑 弥 呼): la primera mujer de poder influyente en la historia de Japón. Su reinado sobre el Reino de Yamatai duró aproximadamente sesenta años (188-248 dC) y para muchas personas Yayoi, fue un símbolo de unidad y paz.

Mucho de lo que sabemos hoy sobre la reina Himiko proviene del texto chino, La historia del reino de Wei (297AD). Este texto histórico afirma que después de años de guerra, la gente acordó tener una mujer como gobernante. Bajo el gobierno de Himiko, el Reino de Yamatai se convirtió en el estado más poderoso del antiguo Japón. Además de ser popular en su propio reino, Himiko mantuvo una buena relación con la dinastía Wei. Durante su tiempo como Reina, envió al menos cuatro misiones diplomáticas a China, cada vez con obsequios en nombre del pueblo Yamatai. En respuesta a una de estas visitas, el emperador Wei escribió: “Vives tan lejos al otro lado del mar, pero has enviado una embajada con tributo. Su lealtad y piedad filial las apreciamos sobremanera. Conferimos, por tanto, el título de “Reina de Wa, amiga de Wei”. Además de su nuevo y estimado título, la reina Himiko recibió un sello dorado y más de 100 espejos ceremoniales de bronce del emperador Wei.

Fuera de su diplomacia, la reina Himiko era una sacerdotisa sintoísta estimada por derecho propio. Su nombre, & # 8216Himiko & # 8217, alude a su descendencia divina de Amaterasu, la diosa del sol sintoísta. Un extracto de La historia del reino de Wei, sugiere que usó sus poderes sobrenaturales durante su reinado: & # 8220Trabaja en el espiritismo divino y cautiva bien la mente de las personas.

El Reino de Yamatai tenía un sistema de leyes, impuestos y prósperos acuerdos comerciales con reinos externos. Estos sistemas funcionaron para mantener la unidad y la prosperidad hasta la muerte de la reina Himiko en 248. Es famoso que cien asistentes femeninos y masculinos la acompañaron a la tumba. Ella nunca se casó y no tenía hijos.

Después de su muerte, un gobernante masculino tomó brevemente el trono. Se produjo el caos y fue rápidamente reemplazado por Iyo, un pariente de Himiko de 13 años que era conocida por sus propios poderes chamanistas. La historia de la reina Himiko, aunque todavía se debate hoy en día, es importante al considerar los roles de liderazgo de las mujeres en la política y las prácticas religiosas japonesas.

Si bien la ubicación exacta del Reino de Yamatai sigue siendo en gran parte desconocida, existen fuertes razones para creer que se estableció en el área conocida hoy como Asakura. De hecho, el Parque Arqueológico Hiratsuka Kawazoe está dedicado tanto a la Reina Himiko como al Reino Yamatai. El parque arqueológico es un buen lugar para que las familias descubran vestigios del antiguo reino. Los visitantes del parque pueden practicar tiro con arco y hacer sus propias cerámicas.

Dato curioso: el personaje de la reina Himiko # 8217 aparece en varios videojuegos: Orochi 2, Warriors Orochi Z, Okami (donde conoce a la diosa japonesa Amaterasu) y el famoso Tomb Rider, entre otros.


La reina Himiko, la primera persona japonesa registrada en la historia, solo está atestiguada en fuentes chinas y coreanas, y no aparece en las primeras historias japonesas. ¿Cuáles son las principales teorías de por qué esto es así? ¿La omitieron deliberadamente los primeros cronistas japoneses?

La cuestión de que Himiko no se menciona en las fuentes japonesas tiene menos que ver con la omisión intencionada y más con cuestiones de cómo los japoneses comenzaron a llevar registros y la introducción del budismo en el país alrededor del siglo VI.

El tipo de alfabetización generalizada y mantenimiento de registros que está presente en Corea y China en ese momento no está presente en Japón. Las fuentes chinas (The Chronicle of Wei) hablan sobre la interacción con el Reino de Wa (un término algo despectivo que significa & quot; Reino de los enanos & quot), que va desde alrededor del 200 a. C. hasta el 100 d. C., dependiendo de cómo se interprete el sistema de citas chino. El Japón de esta época había estado en contacto con el continente durante cientos de años e importó muchos expertos para ayudar con el cultivo de arroz y las técnicas de riego. También estaban presentes escribas, pero que escribían casi exclusivamente en chino. Hasta aproximadamente el siglo VI d.C., los japoneses generalmente no usaban caracteres chinos para fines de escritura personal o gubernamental. No es sino hasta la adopción generalizada del budismo y la adopción de las reformas Taika que el mantenimiento de registros extensivos, especialmente historias y asuntos gubernamentales, comienza a ocurrir con regularidad o de manera oficial. Entonces, si bien existieron, y aún pueden existir, documentos que describen a Himiko desde una perspectiva japonesa contemporánea, estos no serían ningún tipo de historia oficial ni irían más allá de un diario o carta personal.

Como parte de la creación de legitimidad para su nuevo gobierno bajo las reformas de Taika, y para imitar aún más el estilo de gobierno chino Tang, el príncipe Shotoku encargó la redacción del Nihon Shoki como una historia dinástica de su línea familiar Yamato. Esta historia es el lugar principal en el que se codifica la conexión familiar entre el Emperador y la Diosa del Sol, se recopilan los diversos mitos de la creación de los Kami y las islas de Japón, y es esencialmente el documento más antiguo disponible que describe cualquier tiempo anterior. al siglo VI desde una perspectiva japonesa. El documento también se ocupa de la sucesión del Emperador de Amaterasu, y coloca al primer "nieto" de Amaterasu como Emperador Jimmu. Jimmu, o al menos el hombre que creemos que era Jimmu, probablemente vivió alrededor del año 350 d.C., alrededor de 200 años después de que Himiko hubiera vivido. Para complicar aún más las cosas, el Nihon Shoki no fue traducido del chino de la dinastía Tang al japonés hasta el siglo XVIII por un hombre llamado Norinaga. Su traducción del Nihon Shoki es posiblemente el último trabajo sobre el tema. Sin embargo, sigue siendo una traducción y posiblemente contenga errores o interpretaciones del traductor.

Esto quiere decir, después de todo este divagar, que no existe una fuente confiable para la historia temprana de Japón. Documentos como las Crónicas de Wei son la única información aparte de la evidencia arqueológica de la vida y la cultura japonesa primitiva. El Nihon Shoki es ante todo una historia dinástica, y está diseñado para engrandecer al Yamato. La forma más importante de hacerlo es a través de Amaterasu y la conexión con los Kami. Esta conexión con la Diosa del Sol es congruente con la centralización de la autoridad en torno a la Suma Sacerdotisa mencionada en las crónicas y la evolución de la estructura política de Japón desde el período Yayoi hasta los inicios de Heian.

Dentro de la estructura social del Japón temprano, el clan era la distinción más importante entre varios grupos. Estos clanes tendían a agruparse en torno a una clase profesional o una función social, y se dividían entre los clanes Uji (en su mayoría familias aristocráticas, militares y sacerdotales) y Be (clases profesionales, como herreros, alfareros, tejedores, etc.). La mayoría de los Be no lo eran tan formalmente organizado como Uji. A la cabeza de cada clan estaría un Uji-gami, o una deidad / espíritu familiar (Uji - Clan, Gami = Kami) cuyo culto sería dirigido por el cabeza de familia. Aquí es donde Himiko como & quotSun Princess & quot es importante. Si la familia de Himiko & # x27 fuera grande y poderosa, y adorara la encarnación de Amaterasu, los clanes que estaban subordinados a ellos (ya sea por razones sociales, religiosas o militares) ganarían estatus a través de su asociación con Himiko & # x27s Uji-Gami. Esta transmisión de poder, de Dios, al Emperador / Suma Sacerdotisa, al Clan vasallo es la base de toda la legitimidad política en Japón hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, e incluso después de que el Emperador fue despojado de su Divinidad, fue colocado como un cuasirreligioso. símbolo de Japón & # x27s & quot; Unidad & quot en la primera línea de la constitución de posguerra. Así de importante es incluso hoy en día este sentido de continuidad de las raíces míticas de Japón. Otro aspecto a considerar fue el propósito de algunas de las Reformas Taika que acompañaron este esfuerzo por legitimar este nuevo estilo de gobierno. Las reformas introdujeron impuestos estandarizados, el reclutamiento de las fuerzas armadas y una reorganización del gobierno a un nivel extremadamente burocrático. Pero algunas de las reformas más importantes son las relativas a cómo se nombran los títulos, qué títulos existían ahora y los métodos para otorgar títulos e insignias de los cargos. Podemos suponer, a partir del detalle y la especificidad de esta parte de los decretos, que la capacidad de cualquier familia importante para asignarse un título se estaba volviendo problemática. La asociación con Himiko puede haber introducido incertidumbre en el nuevo orden, pero esto es ciertamente una especulación. Sin embargo, puede haber algo que decir sobre los acontecimientos que llevaron a las reformas en sí mismas. Sin profundizar demasiado en ello, la introducción del budismo y otros beneficios de los Tang (alfabetización y burocracia especialmente) se habían enfrentado con una resistencia significativa por parte de los clanes arraigados de la clase sacerdotal, que sentían que el budismo era un ataque a sus valores sintoístas, los dioses. y la tierra misma (¿que es lo mismo?). La síntesis entre la práctica budista y sintoísta es en parte el resultado de la negociación política y el conflicto de este período.

¿Qué significa esto para Himiko? Es posible que haya sido omitida porque mencionar la legitimidad política del sistema anterior puede no haber sido una buena política. Es posible que haya sido olvidada, ya que probablemente vivió entre 400 y 500 años antes de que se escribiera el Nihon Shoki. Incluso he escuchado alguna discusión en un seminario al que asistí que postulaba que Himiko (o al menos ALGUNA Suma Sacerdotisa) se había combinado con Amaterasu en Nihon Shoki como pariente de Jimmu. Esta es una teoría interesante, pero lamentablemente no tiene forma real de ser probada. Incluso es posible en esta nueva sociedad confuciana patriarcal que Shotoku estaba tratando de construir, sería inaceptable rendir deferencia a una reina (aunque se sabe que adoraba a su madre, la emperatriz Suiko, esto no siempre se traduce en otros lugares).

TLDR: La razón más probable es que cuando alguien se molestó en escribir algo, Himiko ya no era relevante para quienes pensaban que era importante.

EDITAR: Se ha señalado con bastante razón que he olvidado que Himiko se menciona varias veces en el Nihon Shoki y posiblemente se combina con la Emperatriz Jingu. Mi especialidad es la reapertura del período del país hasta la Segunda Guerra Mundial, así que me disculpo si engañé a alguien. Sin embargo, creo que mi punto sigue siendo que Himiko no es realmente comprendido por quienes escribieron el Nihon Shoki y probablemente no fue relevante para sus objetivos al escribirlo.

EDITAR: ¡Gracias por el oro! Lo usaré como inspiración para finalmente escribir sobre la loca década de 1860 y el Shinsengumi. También he editado algunos puntos porque accidentalmente olvidé una palabra.

Sansom, George B. Japón: una breve historia cultural. Tokio: Tuttle, 1983.

Hall, John Whitney. Japón desde la prehistoria hasta los tiempos modernos. Nueva York: Delacorte Press, 1970.

Muraoka, Tsunetsugu. Estudios sobre el pensamiento sintoísta. Tokio: Comisión Nacional Japonesa para la UNESCO, 1964.

Brown, Delmer M., Kozo Yamamura, John Whitney Hall, Marius B. Jansen, Peter Duus, Donald H. Shively y William H. McCullough. La historia de Cambridge de Japón. Cambridge: Cambridge University Press, 1993.


Contenido

Textos chinos Editar

Los relatos más antiguos de Yamatai se encuentran en las veinticuatro historias dinásticas chinas oficiales de la dinastía Han oriental de los siglos I y II, el reino Wei del siglo III y la dinastía Sui del siglo VI.

La C. 297 d.C. Registros de Wèi (chino tradicional: 魏志), que forma parte del Registros de los Tres Reinos (chino tradicional: 三國 志), primero menciona el país Yamatai (Yémǎtái (邪 馬 臺)) escrito como Yamaichi (Yémǎyī (邪 馬 壹)).

La mayoría Wei Zhi los comentaristas aceptan el Yémǎtái (邪 馬 臺) transcripción en textos posteriores y descartar esta palabra original yi 壹 "uno" (la variante de carácter anti-falsificación para 一 "uno") como una copia errónea, o tal vez una evitación del tabú de nombres, de Tai 臺 "terraza de la plataforma". Esta historia describe la antigua Wa basada en informes detallados de enviados chinos del siglo III que viajaron por todo el archipiélago japonés:

Going south by water for twenty days, one comes to the country of Toma, where the official is called mimi and his lieutenant, miminari. Here there are about fifty thousand households. Then going toward the south, one arrives at the country of Yamadai, where a Queen holds her court. [This journey] takes ten days by water and one month by land. Among the officials there are the ikima and, next in rank, the mimasho then the mimagushi, entonces el nakato. There are probably more than seventy thousands households. (115, tr. Tsunoda 1951:9)

los Wei Zhi also records that in 238 CE, Queen Himiko sent an envoy to the court of Wei emperor Cao Rui, who responded favorably:

We confer upon you, therefore, the title 'Queen of Wa Friendly to Wei', together with the decoration of the gold seal with purple ribbon. …As a special gift, we bestow upon you three pieces of blue brocade with interwoven characters, five pieces of tapestry with delicate floral designs, fifty lengths of white silk, eight taels of gold, two swords five feet long, one hundred bronze mirrors, and fifty catties each of jade and of red beads. (tr. Tsunoda 1951:14-15)

The ca. 432 CE Book of the Later Han (traditional Chinese: 後漢書 ) says the Wa kings lived in the country of Yamatai (traditional Chinese: 邪馬臺國 pinyin: Yèmǎtái guó):

The Wa dwell on mountainous islands southeast of Han [Korea] in the middle of the ocean, forming more than one hundred communities. From the time of the overthrow of Chaoxian [northern Korea] by Emperor Wu (B.C. 140-87), nearly thirty of these communities have held intercourse with the Han [dynasty] court by envoys or scribes. Each community has its king, whose office is hereditary. The King of Great Wa [Yamato] resides in the country of Yamadai. (tr. Tsunoda 1951:1)

los Libro de Sui (traditional Chinese: 隋書 ), finished in 636 CE, records changing the capital's name from Yamadai (traditional Chinese: 邪摩堆 pinyin: Yèmóduī) para Yamato (traditional Chinese: 大和 pinyin: Dàhé):

Wa is situated in the middle of the great ocean southeast of Baekje and Silla, three thousand li away by water and land. The people dwell on mountainous islands. …The capital is Yamato, known in the Wei history as Yamadai. The old records say that it is altogether twelve thousand li distant from the borders of Lelang and Daifang prefectures, and is situated east of Kuaiji and close to Dan'er. (81, tr. Tsunoda 1951:28)

Japanese texts Edit

The first Japanese books were mainly written with the Man'yōgana system, a rebus-like transcription that phonetically uses kanji "Chinese characters" to represent Japanese phonemes. For instance, using Chinese jiā (加 "add"), which was pronounced ka in Japanese, to write the Japanese mora ka. Irregularities within this awkward system led Japanese scribes to develop phonetically regular syllabaries. In many cases, the new kana were graphic simplifications of Chinese characters. For instance, ka is written か in hiragana and カ in katakana, both of which derive from the Man'yōgana 加 character.

La C. 712 Kojiki (古事記 "Records of Ancient Matters") is the oldest extant book written in Japan. The "Birth of the Eight Islands" section phonetically transcribes Yamato as what would be in Modern Standard Chinese Yèmádēng (夜麻登). los Kojiki records the Shintoist creation myth that the god Izanagi and the goddess Izanami gave birth to the Ōyashima (大八州 "Eight Great Islands") of Japan, the last of which was Yamato:

Next they gave birth to Great-Yamato-the-Luxuriant-Island-of-the-Dragon-Fly, another name for which is Heavenly-August-Sky-Luxuriant-Dragon-Fly-Lord-Youth. The name of "Land-of-the-Eight-Great-Islands" therefore originated in these eight islands having been born first. (tr. Chamberlain 1919:23)

Chamberlain (1919:27) notes this poetic name "Island of the Dragon-fly" is associated with legendary Emperor Jimmu, who was honorifically named with Yamato as "Kamu-yamato Iware-biko."

The 720 Nihon Shoki (日本書紀 "Chronicles of Japan") also transcribes Yamato with the Chinese characters Yèmádēng (耶麻騰). In this version of the Eight Great Islands myth, Yamato is born second instead of eighth:

Now when the time of birth arrived, first of all the island of Ahaji was reckoned as the placenta, and their minds took no pleasure in it. Therefore it received the name of Ahaji no Shima. Next there was produced the island of Oho-yamato no Toyo-aki-tsu-shima. (tr. Aston 1924 1:13)

The translator Aston notes a literal meaning of "Rich-harvest (or autumn)-of-island" (es decir. "Island of Bountiful Harvests" or "Island of Bountiful Autumn").

La C. 600-759 Man'yōshū (万葉集 "Myriad Leaves Collection") transcribes Yamato como yama 山 "mountain" plus 蹟 "footprint track trace". Take for example, the first poem in the book, allegedly written by Emperor Yūryaku:

O maiden with a basket, a pretty basket, with a scoop, a pretty scoop, maiden picking greens on this hillside: I want to ask about your house I want to be told your name. In the sky-filling land of Yamato it is I who rule everyone it is I who rule everywhere, and so I think you will tell me where you live, what you are called. (tr. McCullough 1985:6)

Commentators gloss this 山蹟乃國 as Yamato no kuni 大和の国 "country of Yamato". The usual Japanese reading of 山蹟 would be sanseki in Sino-Japanese on'yomi (from Chinese shanji) or yama'ato in native kun'yomi.

Modern Japanese Yamato (大和) descends from Old Japanese Yamatö o Yamato2, which has been associated with Yamatai. The latter umlaut or subscript diacritics distinguish two vocalic types within the proposed eight vowels of Nara period (710-794) Old Japanese (a, I, I, tu, mi, ë, o, y ö, see Jōdai Tokushu Kanazukai), which merged into the five Modern ones (a, I, tu, mi, y o).

During the Kofun period (250-538) when kanji were first used in Japan, Yamatö was written with the ateji 倭 for Washington "Japan". During the Asuka period (538-710) when Japanese place names were standardized into two-character compounds, Yamato was changed to 大倭 with a 大 ("big great") prefix.

Following the ca. 757 graphic substitution of 和 for 倭, it was written 大和 "great harmony," using the Classical Chinese expression dàhé 大和 (e.g., Yijing 1, tr. Wilhelm 1967:371: "each thing receives its true nature and destiny and comes into permanent accord with the Great Harmony.")

The early Japanese texts above give three transcriptions of Yamato: 夜麻登 (Kojiki), 耶麻騰 (Nihon Shoki), and 山蹟 (Man'yōshū). los Kojiki y Nihon Shoki use Sino-Japanese on'yomi readings of ya 夜 "night" or ya o ja 耶 (an interrogative sentence-final particle in Chinese), ma o ba 麻 "hemp", and o para 登 "rise mount" or 騰 "fly gallop". En contraste, el Man'yōshū uses Japanese kun'yomi readings of yama 山 "mountain" and para & lt o ato 跡 "track trace".

The early Chinese histories above give three transcriptions of Yamatai: 邪馬壹 (Wei Zhi), 邪馬臺 (Hou Han Shu), and 邪摩堆 (Sui Shu). The first syllable is consistently written with 邪 "a place name", which was used as a jiajie graphic-loan character for 耶 "interrogative sentence-final particle" and xié 邪 "evil depraved". The second is written with 馬 "horse" or 摩 "rub friction". The third syllable of Yamatai is written o ichi 壹 "faithful, committed financial form of 一, one", tái 臺 or 台 "platform terrace" (cf. Taiwán 臺灣) or duī 堆 "pile heap". Concerning the transcriptional difference between Yamaichi 邪馬壹 in the Wei Zhi y Yamadai o Yamatai 邪馬臺 in the Hou Han Shu, Hong (1994:248-9) cites Furuta Takehiko [ja] that Yamaichi was correct. Chen Shou, author of the ca. 297 Wei Zhi, was writing about recent history based on personal observations Fan Ye, author of the ca. 432 Hou Han Shu, was writing about earlier events based on written sources. Hong says the San Guo Zhi uses ichi 壹 86 times and dai 臺 56 times, without confusing them.

During the Wei period, dai was one of their most sacred words, implying a religious-political sanctuary or the emperor's palace. The characters ya 邪 and ma 馬 mean "nasty" and "horse", reflecting the contempt Chinese felt for a barbarian country, and it is most unlikely that Chen Shou would have used a sacred word after these two characters. It is equally unlikely that a copyist could have confused the characters, because in their old form they do not look nearly as similar as in their modern printed form. Yamadai was Fan Yeh’s creation. (1994:249)

He additionally cites Furuta that the Wei Zhi, Hou Han Shu, y Xin Tang Shu histories use at least 10 Chinese characters to transcribe Japanese para, pero dai 臺 is not one of them.

In historical Chinese phonology, these Modern Chinese pronunciations differ considerably with the original 3rd-7th century transcriptions from a transitional period between Archaic or Old Chinese and Ancient or Middle Chinese. The table below contrasts Modern pronunciations (in Pinyin) with differing reconstructions of Early Middle Chinese (Edwin G. Pulleyblank 1991), "Archaic" Chinese (Bernhard Karlgren 1957), and Middle Chinese (William H. Baxter 1992). Note that Karlgren's "Archaic" is equivalent with "Middle" Chinese, and his "yod" palatal approximant (which some browsers cannot display) is replaced with the customary IPA j.

Chinese pronunciations
Caracteres Modern Chinese Chino medio Early Middle Chinese "Archaic" Chinese
邪馬臺 yémǎtái yæmæXdoj jiamaɨ'dəj jama:t'ḁ̂i
邪摩堆 yémóduī yæmatwoj jiamatwəj jamuâtuḁ̂i
大和 dàhé dajHhwaH dajʰɣwaʰ d'âiɣuâ

Roy Andrew Miller describes the phonological gap between these Middle Chinese reconstructions and the Old Japanese Yamatö.

los Wei chih account of the Wo people is chiefly concerned with a kingdom which it calls Yeh-ma-t'ai, Middle Chinese i̯a-ma-t'ḁ̂i, which inevitably seems to be a transcription of some early linguistic form allied with the word Yamato. The phonology of this identification raises problems which after generations of study have yet to be settled. The final -ḁ̂i of the Middle Chinese form seems to be a transcription of some early form not otherwise recorded for the final of Yamato. (1967:17-18)

While most scholars interpret 邪馬臺 as a transcription of pre-Old Japanese yamatai, Miyake (2003:41) cites Alexander Vovin that Late Old Chinese ʑ(h)a maaʳq dhəə 邪馬臺 represents a pre-Old Japanese form of Old Japanese yamato2 (*yamatə). Tōdō Akiyasu reconstructs two pronunciations for 䑓 – dai < Middle dǝi < Old *dǝg y yi & lt yiei < *d̥iǝg – and reads 邪馬臺 as Yamaikoku. [ cita necesaria ]

The etymology of Yamato, like those of many Japanese words, remains uncertain. While scholars generally agree that Yama- signifies Japan's numerous yama 山 "mountains", they disagree whether -para < - signifies 跡 "track trace", 門 "gate door", 戸 "door", 都 "city capital", or perhaps tokoro 所 "place".

The location of Yamatai-koku is one of the most contentious topics in Japanese history. Generations of historians have debated "the Yamatai controversy" and have hypothesized numerous localities, some of which are fanciful like Okinawa (Farris 1998:245). General consensus centers around two likely locations of Yamatai, either northern Kyūshū or Yamato Province in the Kinki region of central Honshū. Imamura describes the controversy.

The question of whether the Yamatai Kingdom was located in northern Kyushu or central Kinki prompted the greatest debate over the ancient history of Japan. This debate originated from a puzzling account of the itinerary from Korea to Yamatai in Wei-shu. The northern Kyushu theory doubts the description of distance and the central Kinki theory the direction. This has been a continuing debate over the past 200 years, involving not only professional historians, archeologists and ethnologists, but also many amateurs, and thousands of books and papers have been published. (1996:188)

The location of ancient Yamatai-koku and its relation with the subsequent Kofun-era Yamato polity remains uncertain. In 1989, archeologists discovered a giant Yayoi-era complex at the Yoshinogari site in Saga Prefecture, which was thought to be a possible candidate for the location of Yamatai. While some scholars, most notably Seijo University historian Takehiko Yoshida, interpret Yoshinogari as evidence for the Kyūshū Theory, many others support the Kinki Theory based on Yoshinogari clay vessels and the early development of Kofun (Saeki 2006).

The recent archeological discovery of a large stilt house suggests that Yamatai-koku was located near Makimuku in Sakurai, Nara (Anno. 2009).


It is believed that Queen Himiko lived between 183 and 248 CE. However, it is interesting to mention why Queen Himiko was considered semi-legendary for a long time. In fact, there were no verified historical records of her in Japan, but early Chinese chronicles indicate Queen Himiko concerning her diplomatic mission to China. The delegation had a tribute of 10 slaves for the Chinese Emperor Cao Rui. After that, Queen Himiko was granted by him the title of “Queen of Wa” (Japan), “Friendly to Wei” (China). Although Queen Himiko was described in Chinese classic text Records of the Three Kingdoms, neither Kojiki nor Nihon Shoki (two main Japanese chronicles) do not contain any information about her, as said earlier. However, it is recorded in Nihon Shoki that a not named Queen sent a tributary embassy to the kingdom of China in 238 CE.

Queen Himiko is also associated with shaman practices. Some historians identify her with records of one of three shamans described in ancient Japanese chronicles: Yamatototohimomosohime-no-Mikoto, Yamatohime-no-mikoto, and Empress Jingū. All of them are members of the imperial family, although the information about them is not verified. However, the old Chinese book Wei Chih (the part of the Records of the Three Kingdoms) mentions Queen Himiko’s role as a shamaness, who was described as a woman occupied with magic and sorcery. It is also known that she had never been married and lived with one thousand female servants in a fortress guarded with one hundred men. Queen Himiko’s younger brother was known as her political adviser, whereas the Queen was mostly occupied with spiritual practices.

It is still a matter of dispute where Yamatai kingdom of Queen Himiko was exactly located. Nevertheless, the reign of this legendary woman was considered peaceful and prosperous. It is believed that Himiko died in 248 CE and was buried with hundreds of slaves sacrificed in her honor in a great tomb measuring 150 meters. However, the location of her grave was not known for a long time. In 2009, Japanese researchers claimed they had finally found evidence that a 280 meters long burial mound in the town of Sakurai was the tomb of Queen Himiko. The further excavation of the site was forbidden by the Japanese Royal Family as it is believed that the present Emperor is a descendant of Queen Himiko.

Nowadays, Queen Himiko is a popular Japanese historical figure surrounded by many myths. She is often depicted in popular media as a shamaness, although it is not the only image. The other interpretations include a sorceress, a wise ruler, or even a tyrant. Among many other appearances, Queen Himiko is a character in the popular Japanese video game Okami based on Japanese mythology. Anime series The Legend of Himiko is also based on ancient Japanese tales. The other famous appearance of a legendary Queen Himiko occurred in the Tomb Raider game, where she was depicted as the death Queen and a sorceress. In the movie, however, she was not magical at all, but her mummy contained a contagious disease despite being dead for hundreds of years. However, it is only a game fiction, and the real Queen Himiko is not believed to have had any strange death circumstances.


Remains of building in Japan may be palace of ancient shaman Queen Himiko

Archaeologists in Japan have uncovered the remains of an ancient building that they believe was the palace of the shaman Queen Himiko , who is said to have ruled Yamatai in 3 rd century AD. Scholarly debate over the identity of Himiko and the location of her domain Yamatai have raged for centuries and has been described as "the greatest debate over the ancient history of Japan."

Queen Himiko is not mention in Japanese sources, rather it is a classic Chinese historical text written in the late third century, ‘Records of the Three Kingdoms’, which gives the earliest and most complete picture of this ancient queen. The ‘Records of the Three Kingdoms’ (compiled ca. 290 AD) is considered one of the most reliable of the Chinese dynastic histories, but its record of this exchange leaves Yamatai's precise location ambiguous. Yamatai is said to have controlled some 30 other countries making up the Japanese islands, although its actual location has never been proven. The text describes how the mysterious Himiko came to the throne:

The country formerly had a man as ruler. For some seventy or eighty years after that there were disturbances and warfare. Thereupon the people agreed upon a woman for their ruler. Her name was Himiko. She occupied herself with magic and sorcery, bewitching the people. Though mature in age, she remained unmarried. She had a younger brother who assisted her in ruling the country. After she became the ruler, there were few who saw her. She had one thousand women as attendants, but only one man. He served her food and drink and acted as a medium of communication. She resided in a palace surrounded by towers and stockades, with armed guards in a state of constant vigilance.

The remains of the building were found at the Makimuku archaeological site, which is located near the ancient capital of Nara and dates from the early third century to the early fourth century. It follows the discovery last month of ‘ Himiko’s mirror’ , a so-called ‘magic mirror’ that can conjure up images of mountain wizards and divine beasts for sun-worshipping rituals.

"The latest finding virtually confirms that buildings stood in a regular geometry along the central axis of a quadrangular area stretching 150 meters from east to west," said Hironobu Ishino, director of the Hyogo Prefectural Museum of Archaeology. "That is an extraordinary dimension for third-century artefacts. It now appears ever more likely that the site represents the residential area of the two queens of the Yamatai state, Himiko and her successor, Toyo, who are mentioned in an official chronicle of China."

Whoever Himiko was she has earned her place in Japanese legend in a similar manner to King Arthur in the West. She has also become a feminist symbol as a powerful Queen in a patriarchal society.

Featured image: A depiction of Himiko

April

April Holloway es copropietaria, editora y escritora de Ancient Origins. Por razones de privacidad, ha escrito anteriormente en Ancient Origins con el seudónimo de April Holloway, pero ahora está eligiendo usar su nombre real, Joanna Gillan.


It is believed that Queen Himiko lived between 183 and 248 CE. However, it is interesting to mention why Queen Himiko was considered semi-legendary for a long time. In fact, there were no verified historical records of her in Japan, but early Chinese chronicles indicate Queen Himiko concerning her diplomatic mission to China. The delegation had a tribute of 10 slaves for the Chinese Emperor Cao Rui. After that, Queen Himiko was granted by him the title of “Queen of Wa” (Japan), “Friendly to Wei” (China). Although Queen Himiko was described in Chinese classic text Records of the Three Kingdoms, neither Kojiki nor Nihon Shoki (two main Japanese chronicles) do not contain any information about her, as said earlier. However, it is recorded in Nihon Shoki that a not named Queen sent a tributary embassy to the kingdom of China in 238 CE.

Queen Himiko is also associated with shaman practices. Some historians identify her with records of one of three shamans described in ancient Japanese chronicles: Yamatototohimomosohime-no-Mikoto, Yamatohime-no-mikoto, and Empress Jingū. All of them are members of the imperial family, although the information about them is not verified. However, the old Chinese book Wei Chih (the part of the Records of the Three Kingdoms) mentions Queen Himiko’s role as a shamaness, who was described as a woman occupied with magic and sorcery. It is also known that she had never been married and lived with one thousand female servants in a fortress guarded with one hundred men. Queen Himiko’s younger brother was known as her political adviser, whereas the Queen was mostly occupied with spiritual practices.

It is still a matter of dispute where Yamatai kingdom of Queen Himiko was exactly located. Nevertheless, the reign of this legendary woman was considered peaceful and prosperous. It is believed that Himiko died in 248 CE and was buried with hundreds of slaves sacrificed in her honor in a great tomb measuring 150 meters. However, the location of her grave was not known for a long time. In 2009, Japanese researchers claimed they had finally found evidence that a 280 meters long burial mound in the town of Sakurai was the tomb of Queen Himiko. The further excavation of the site was forbidden by the Japanese Royal Family as it is believed that the present Emperor is a descendant of Queen Himiko.

Nowadays, Queen Himiko is a popular Japanese historical figure surrounded by many myths. She is often depicted in popular media as a shamaness, although it is not the only image. The other interpretations include a sorceress, a wise ruler, or even a tyrant. Among many other appearances, Queen Himiko is a character in the popular Japanese video game Okami based on Japanese mythology. Anime series The Legend of Himiko is also based on ancient Japanese tales. The other famous appearance of a legendary Queen Himiko occurred in the Tomb Raider game, where she was depicted as the death Queen and a sorceress. In the movie, however, she was not magical at all, but her mummy contained a contagious disease despite being dead for hundreds of years. However, it is only a game fiction, and the real Queen Himiko is not believed to have had any strange death circumstances.


Ver el vídeo: Who Was Queen Himiko?


Comentarios:

  1. Kikus

    Tienes una curva RSS - arregléela

  2. Naalnish

    Soy finito, me disculpo, pero no se acerca a mí. ¿Quién más puede decir qué?

  3. Wycliff

    Soy definitivo, lo siento, pero esto completamente otro, en vez de esto me es necesario.

  4. Truitestall

    Tú permites el error. Entra, hablamos. Escríbeme en PM, hablamos.

  5. Aldous

    Creo que fuiste engañado.

  6. Tojind

    me parece que no tienes razon



Escribe un mensaje