Anna Tuthill Symmes Harrison - Historia

Anna Tuthill Symmes Harrison - Historia

Anna Harrison, esposa de William Henry Harrison, nunca vio la Casa Blanca. En el momento de la inauguración, estaba enferma y no podía viajar a Washington D.C. desde su casa en Ohio. Para el 7 de abril, Harrison estaba muerto, aparentemente se había enfermado en la toma de posesión un mes antes. Fue el primer presidente en morir en el cargo. Los Harrisons tuvieron diez hijos, aunque en el momento de la muerte de Anna en 1864, solo dos sobrevivieron. Su hijo, Benjamin, se convertiría en el 22º presidente de los Estados Unidos.



Anna Tuthill Symmes Harrison

Anna Tuthill Symmes Harrison, esposa del presidente William Henry Harrison y abuela del presidente Benjamin Harrison, fue Primera Dama durante el mandato de un mes de su marido en 1841, y ostentaba el título durante el menor tiempo posible. Fue la primera Primera Dama en enviudar mientras ostentaba el título.

Anna Harrison estaba demasiado enferma para viajar cuando su esposo partió de Ohio en 1841 para su investidura. Fue un viaje largo y difícil incluso en barco de vapor y ferrocarril, con el clima de febrero incierto en el mejor de los casos, y a los 65 años conocía bien los rigores de los viajes fronterizos.

Cuando tenía 19 años y traía ropa bonita y modales delicados, se fue a Ohio con su padre, el juez John Cleves Symmes, quien había tomado tierras para asentarse en la “curva norte” del río Ohio. Había crecido como una joven del Este, completando su educación en un internado en la ciudad de Nueva York.

Un matrimonio clandestino el 25 de noviembre de 1795 unió a Anna Symmes y al teniente William Henry Harrison, un soldado experimentado a los 22 años. Aunque el joven provenía de una de las mejores familias de Virginia, el juez Symmes no quería que su hija enfrentara las dificultades. vida de fuertes fronterizos, pero finalmente, al ver su felicidad, aceptó su elección.

Aunque Harrison ganó fama como luchador indio y héroe de la guerra de 1812, pasó gran parte de su vida en una carrera civil. Su servicio en el Congreso como delegado territorial de Ohio les dio a Anna y sus dos hijos la oportunidad de visitar a su familia en Berkeley, su plantación en el río James. Su tercer hijo nació en ese viaje, en Richmond en septiembre de 1800. El nombramiento de Harrison como gobernador del Territorio de Indiana los llevó aún más lejos en el desierto: construyó una hermosa casa en Vincennes que mezclaba fortaleza y mansión de plantación. Anna tuvo cinco hijos más.

Enfrentando la guerra en 1812, la familia fue a la granja en North Bend. Antes de que se asegurara la paz, había tenido dos hijos más. Allí, ante la noticia de la aplastante victoria electoral de su marido en 1840, Anna, amante del hogar, dijo simplemente: "Ojalá los amigos de mi marido lo hubieran dejado donde está, feliz y contento en su jubilación".

Cuando decidió no ir a Washington con él, el presidente electo le pidió a su nuera Jane Irwin Harrison, viuda de su hijo homónimo, que lo acompañara y actuara como anfitriona hasta la llegada propuesta de Anna en mayo. Media docena de otros parientes fueron felices con ellos. El 4 de abril, exactamente un mes después de su investidura, murió, por lo que Anna nunca hizo el viaje. Ya había comenzado a empacar cuando se enteró de su pérdida.

Aceptando el dolor con admirable dignidad, se quedó en su casa en North Bend hasta que la casa se quemó en 1858 vivió cerca con su último hijo sobreviviente, John Scott Harrison, hasta que murió en febrero de 1864 a la edad de 88 años.

Las biografías de las Primeras Damas en WhiteHouse.gov son de "Las Primeras Damas de los Estados Unidos de América", de Allida Black. Copyright 2009 por la Asociación Histórica de la Casa Blanca.

Obtenga más información sobre el cónyuge de Anna Tuthill Symmes Harrison, William Henry Harrison.


William Henry Harrison: primeros años

William Henry Harrison nació el 9 de febrero de 1773 en Berkeley, su familia y la plantación de 2019 cerca de Richmond, Virginia. Su padre, Benjamin Harrison (1726-91) fue un firmante de la Declaración de Independencia y gobernador de Virginia. El joven Harrison asistió al Hampden-Sydney College y estudió medicina en la Universidad de Pensilvania, antes de abandonar en 1791 para unirse al ejército.

¿Sabías? Mientras era gobernador del Territorio de Indiana, William Henry Harrison vivió en Grouseland, una mansión construida para él en 1803 cerca del pueblo fronterizo de Vincennes. La primera casa de ladrillos en el territorio, tenía gruesos muros exteriores para protegerse de posibles incursiones indias. Hoy Grouseland es un museo.

Harrison luchó contra las fuerzas indias en varios conflictos territoriales, incluida la Batalla de Fallen Timbers en 1794, que fue ganada por Estados Unidos y abrió el Ohio actual al asentamiento blanco. Harrison fue ascendido a capitán y comandante de Ohio & # x2019s Fort Washington, cerca de la actual Cincinnati.

En 1795, Harrison se casó con Anna Tuthill Symmes (1775-1864), cuyo padre era juez y acaudalado terrateniente en Ohio. Al principio, el juez Symmes estaba en contra de una coincidencia entre los dos, creyendo que su futuro yerno y la carrera militar en la frontera no era propicia para el matrimonio, como resultado, los Harrison se fugaron. La pareja tuvo 10 hijos, seis de los cuales murieron antes de que Harrison se convirtiera en presidente. Su hijo John Scott Harrison (1804-78) crecería para convertirse en un congresista estadounidense de Ohio y el padre de Benjamin Harrison (1833-1901), el 23o presidente estadounidense.


Anna, una heroína de la educación en casa

Anna Tuthill Symmes nació en Nueva Jersey casi un año antes de que los miembros del Congreso Continental firmaran la Declaración de Independencia. Su padre, el juez John Cleves Symmes, se convirtió en coronel del Ejército Continental. La madre de Anna murió en el primer cumpleaños de su bebé. El padre de Anna la cuidó hasta que cumplió los cuatro años. Luego, valientemente se hizo pasar por un oficial británico y llevó a Anna a caballo a través de Nueva York (entonces bajo ocupación británica) hasta la casa de sus abuelos maternos en Long Island. Anna permaneció bajo el cuidado de sus abuelos durante su adolescencia. La enviaron a internados. Durante un año, estuvo en la misma clase que la nieta de George y Martha Washington, Nelly Custis.

Cuando Anna tenía 19 años, se mudó al Territorio del Noroeste con su padre y su madrastra. Allí conoció al joven oficial del ejército, William Henry Harrison. Los dos se enamoraron, pero el padre de Anna no lo aprobó. No quería que Anna viviera la dura vida fronteriza de la esposa de un oficial del ejército en el Territorio del Noroeste. Se casaron en secreto. El juez Symmes finalmente aceptó a su yerno.

Harrison sirvió en el gobierno del Territorio de Indiana. Se convirtió en un héroe nacional después de luchar contra los nativos en la Batalla de Tippecanoe. También sirvió como oficial en la Guerra de 1812. Al comienzo de la guerra, trasladó a su familia cerca del padre de Anna en el área de Cincinnati, Ohio. Después de la guerra, representó a los habitantes de Ohio en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y en el Senado de los Estados Unidos. Se desempeñó en el senado del estado de Ohio y como embajador de Colombia en América del Sur.

William y Anna Harrison tuvieron diez hijos. Anna los educó en el hogar en lectura, escritura, Biblia, Shakespeare y filosofía griega. Anna era una mujer de gran fe. Ella era activa en su iglesia y disfrutaba invitando a toda la iglesia a su casa algunos domingos para una jornada de puertas abiertas y una cena.

A principios de 1840, Martin Van Buren se desempeñaba como presidente y se preparaba para buscar un segundo mandato en el cargo. El Partido Whig eligió a Harrison para competir contra él. Harrison ganó a Van Buren. Cuando Anna se enteró de la victoria de su esposo, dijo: "Ojalá los amigos de mi esposo lo hubieran dejado donde está, feliz y contento en la jubilación".

William Harrison tenía 68 años cuando dejó Ohio para viajar a Washington, D.C., para la inauguración. Anna estaba enferma en ese momento, por lo que decidieron que vendría en mayo cuando hiciera mejor tiempo. Andrew Jackson fue el primer presidente en viajar en tren, pero Harrison se convirtió en el primer presidente en viajar a Washington en tren para su investidura. Llevó consigo alrededor de media docena de miembros de la familia.

Harrison fue investido en una gran celebración el 4 de marzo de 1841. Pronto se enfermó y desarrolló neumonía. Murió a los 32 días en el cargo. Anna había comenzado a empacar para su viaje a Washington cuando se enteró de que su esposo había muerto.

El Congreso le dio a Anna Harrison una pensión a tanto alzado y gastos de envío gratis de por vida. Vivió como viuda durante 22 años. Se mantuvo interesada en la política y apoyó firmemente a su hijo John Scott Harrison cuando se postuló para el Congreso. Continuó sirviendo en su iglesia. Escribió y recibió muchas cartas y visitas.

Anna Harrison estaba sana en sus últimos años, pero sufrió mucho dolor. Cuando murió, solo uno de sus hijos seguía vivo. Pasó sus últimos seis años en la casa de John Scott Harrison. Su hijo Benjamin Harrison se convertiría en presidente en 1889.

Anna Harrison es la única Primera Dama que es esposa de un presidente y abuela de un presidente. Ella es la Primera Dama que dio a luz a más niños y la única Primera Dama que nunca fue a la Casa Blanca.

La fe de Anna Harrison la sostuvo a través de sus muchos problemas. A menudo citaba este versículo de la Biblia King James:


Ближайшие родственники

Acerca de Anna Tuthill Symmes, Primera Dama

Anna Tuthill Symmes Harrison (25 de julio de 1775-25 de febrero de 1864), esposa del presidente William Henry Harrison y abuela del presidente Benjamin Harrison, fue nominalmente Primera Dama de los Estados Unidos durante el período de un mes de su esposo en 1841, pero nunca entró en la Casa Blanca.

Anna nació en Flatbrookville, Walpack Township, Nueva Jersey el 25 de julio de 1775 al juez John Cleves y Anna Tuthill Symmes de Long Island. Su padre fue presidente de la Corte Suprema de Nueva Jersey y más tarde se convirtió en un prominente terrateniente en el suroeste de Ohio. Cuando su madre murió en 1776, su padre se disfrazó de soldado británico para llevarla a caballo a través de las líneas británicas hasta sus abuelos en Long Island, quienes la cuidaron durante la guerra. Su padre también fue delegado de Nueva Jersey en el Congreso Continental y presidente del Comité de Seguridad del Condado de Sussex.

Creció en Long Island y recibió una educación inusualmente amplia para una mujer de la época. Asistió a la Academia Clinton en Easthampton, Long Island, y a la escuela privada Isabella Graham en la ciudad de Nueva York.

Cuando tenía trece años, Anna se fue con su padre y su madrastra al desierto de Ohio, donde se establecieron en North Bend, Ohio. Mientras visitaba a parientes en Lexington, Kentucky, en la primavera de 1795, conoció al teniente William Henry Harrison, en la ciudad por asuntos militares. Harrison estaba destinado en las cercanías de Fort Washington. El padre de Anna desaprobaba completamente a Harrison, en gran parte porque quería evitarle a su hija las dificultades de la vida en un campamento militar. A pesar de su decreto de que los dos dejen de verse, el cortejo floreció a sus espaldas.

Se casaron el 25 de noviembre de 1795 en la casa del Dr. Stephen Wood, tesorero del Territorio del Noroeste, en North Bend (su padre estaba en Cincinnati por negocios). La pareja pasó la luna de miel en Fort Washington, ya que Harrison todavía estaba de servicio. Dos semanas más tarde, en una cena de despedida para el general "Mad" Anthony Wayne, Symmes se enfrentó a su nuevo yerno por primera vez desde su boda. Dirigiéndose a él con severidad, exigió saber cómo pensaba mantener a su hija. Hasta que su yerno no alcanzó la fama en el campo de batalla, Symmes no llegó a aceptarlo.

La pareja aparentemente tuvo un matrimonio feliz a pesar de la sucesión de tragedias en la prematura muerte de cinco de sus hijos adultos.

El lugar de nacimiento también se informó como Flatbrook NJ y Morristown NJ. http://www.whitehouse.gov/history/firstladies/ah9.html

Anna Tuthill Symmes Harrison

Anna Harrison estaba demasiado enferma para viajar cuando su esposo partió de Ohio en 1841 para su investidura. Fue un viaje largo y difícil incluso en barco de vapor y ferrocarril, con el clima de febrero incierto en el mejor de los casos, y a los 65 años conocía bien los rigores de los viajes fronterizos.

Cuando tenía 19 años y traía ropa bonita y modales delicados, se fue a Ohio con su padre, el juez John Cleves Symmes, quien había tomado tierras para asentarse en la & quot; curva norte & quot del río Ohio. Había crecido como una joven del Este, completando su educación en un internado en la ciudad de Nueva York.

Un matrimonio clandestino el 25 de noviembre de 1795 unió a Anna Symmes y al teniente William Henry Harrison, un soldado experimentado a los 22 años. Aunque el joven provenía de una de las mejores familias de Virginia, el juez Symmes no quería que su hija enfrentara las dificultades. vida de fuertes fronterizos, pero finalmente, al ver su felicidad, aceptó su elección.

Aunque Harrison ganó fama como luchador indio y héroe de la guerra de 1812, pasó gran parte de su vida en una carrera civil. Su servicio en el Congreso como delegado territorial de Ohio les dio a Anna y sus dos hijos la oportunidad de visitar a su familia en Berkeley, su plantación en el río James. Su tercer hijo nació en ese viaje, en Richmond en septiembre de 1800. El nombramiento de Harrison como gobernador del Territorio de Indiana los llevó aún más lejos en el desierto. Construyó una hermosa casa en Vincennes que mezclaba fortaleza y mansión de plantación. Anna tuvo cinco hijos más.

Enfrentando la guerra en 1812, la familia fue a la granja en North Bend. Antes de que se asegurara la paz, había tenido dos hijos más. Allí, ante la noticia de la aplastante victoria electoral de su marido en 1840, Anna, amante del hogar, dijo simplemente: "Ojalá los amigos de mi marido lo hubieran dejado donde está, feliz y contento en su jubilación".

Cuando decidió no ir a Washington con él, el presidente electo pidió a su nuera Jane Irwin Harrison, viuda de su hijo homónimo, que lo acompañara y actuara como anfitriona hasta la llegada propuesta de Anna en mayo. Media docena de otros parientes fueron felices con ellos. El 4 de abril, exactamente un mes después de su investidura, murió, por lo que Anna nunca hizo el viaje. Ya había comenzado a empacar cuando se enteró de su pérdida.

Aceptando el dolor con admirable dignidad, se quedó en su casa en North Bend hasta que la casa se quemó en 1858 vivió cerca con su último hijo sobreviviente, John Scott Harrison, hasta que murió en febrero de 1864 a la edad de 88 años.

  • -------------------------------------
  • Los descendientes de William y Elizabeth Tuttle, quienes vinieron de la vieja a Nueva Inglaterra en 1635, y se establecieron en New Haven en 1639, con numerosas notas biográficas y bocetos: también, algunos relatos de los descendientes de John Tuttle, de Ipswich y Henry Tuthill, de Hingham, Mass. (1883)
  • 22. Henry Tuthill fue padre de Henry 2d, quien fue padre de Henry 3d, cuyo dau. Anna Tuthill, m. John Cleves (s. Del Rev. Timothy) Symmes, b. 10 de julio de 1742. Fue oficial de la rev. ejército, y después de uno de los jueces de la Corte Suprema de Nueva Jersey. No mucho después de la guerra, compró un terreno de unas veinte millas de largo, en el lado norte del río Oldo, incluido el sitio de Cincinnati. Se mudó a Ohio y res. en North Bend, entonces llamado Cleves, habiendo sido designado por Washington U. S. Dist. Juez del Noroeste Ter. Él d. en N. B., febrero de 1614. He m. (2) Viuda Halsey de N. J. (3) Susanna, dau. del Hon. Wm. Livingston de N. J. Su hermana era esposa de John Jay. A 1 m. él tuvo
  • 1. 'ANNA, que vivía con su abuelo Tuthill en Southold, se educó en la academia femenina en E. Hampton luego fue alumna de la Sra. Isabella Graham, y res. en su familia. En 1764 acompañó a su padre y madrastra a res. en No. Bend. donde ella m. El 22 de noviembre de 1795, William Henry Harrison, entonces un joven oficial al mando de Fort Hamilton y luego presidente de los Estados Unidos, en cuyo cargo ocupó el cargo. en la Casa Blanca en Washington. Cobertizo. 25 de febrero de 1861, a. 88 años y 7 meses. Aproximadamente en el año 1853, el compilador, mientras se dedicaba a estudiar una ruta para el RR de Cincinnati y St. Louis, aceptó la hospitalidad ofrecida por uno de los hijos del presidente Harrrison, que entonces vivía unas pocas millas por debajo de North Bend (el honorable Scott Harrison). .H se refirió a sus relaciones con Tuthill y dijo que su familia siempre las había tenido en alta estima. El Rev. Joseph Tuthill Daryea, D. D., es de esta familia.
  • -------------------
  • La familia Tuthill de Tharston, condado de Norfolk, Inglaterra y Southold, condado de Suffolk, Nueva York también escribió Totyl, Totehill, Tothill, Tuttle, etc. (1898)
  • I. Henry, de Acquebogue, b. antes de diciembre de 1715, d. 17 de septiembre de 1793 m. 16 de marzo de 1738, Phoebe Horton (Caleb, Caleb, Caleb, Bernabé), m. 3 de noviembre de 1793, a los 75 años. Abuelo de Henry, 'ANNA SYMMES, m. Presidente WM. HENRY HARRISON y era la abuela del presidente Benjamin Harrison.
  • --------------------------------------

Anna Tuthill Symmes Harrison (25 de julio de 1775-25 de febrero de 1864), esposa del presidente William Henry Harrison y abuela del presidente Benjamin Harrison, fue nominalmente Primera Dama de los Estados Unidos durante el período de un mes de su esposo en 1841, pero nunca entró en la Casa Blanca.

Anna nació en Flatbrookville, Walpack Township, Nueva Jersey el 25 de julio de 1775 al juez John Cleves y Anna Tuthill Symmes de Long Island. Su padre fue presidente de la Corte Suprema de Nueva Jersey y más tarde se convirtió en un prominente terrateniente en el suroeste de Ohio. Cuando su madre murió en 1776, su padre se disfrazó de soldado británico para llevarla a caballo a través de las líneas británicas hasta sus abuelos en Long Island, quienes la cuidaron durante la guerra. Su padre también fue delegado de Nueva Jersey al Congreso Continental y presidente del Comité de Seguridad del Condado de Sussex.

Creció en Long Island y recibió una educación inusualmente amplia para una mujer de la época. Asistió a la Academia Clinton en Easthampton, Long Island, y a la escuela privada Isabella Graham en la ciudad de Nueva York.

Cuando tenía trece años, Anna se fue con su padre y su madrastra al desierto de Ohio, donde se establecieron en North Bend, Ohio. Mientras visitaba a parientes en Lexington, Kentucky, en la primavera de 1795, conoció al teniente William Henry Harrison, en la ciudad por asuntos militares. Harrison estaba destinado en las cercanías de Fort Washington. El padre de Anna desaprobaba completamente a Harrison, en gran parte porque quería evitarle a su hija las dificultades de la vida en un campamento militar. A pesar de su decreto de que los dos dejen de verse, el cortejo floreció a sus espaldas.

Se casaron el 25 de noviembre de 1795 en la casa del Dr. Stephen Wood, tesorero del Territorio del Noroeste, en North Bend (su padre estaba en Cincinnati por negocios). La pareja pasó la luna de miel en Fort Washington, ya que Harrison todavía estaba de servicio. Dos semanas después, en una cena de despedida para el general "Mad" Anthony Wayne, Symmes se enfrentó a su nuevo yerno por primera vez desde su boda. Dirigiéndose a él con severidad, exigió saber cómo pensaba mantener a su hija. Hasta que su yerno no alcanzó la fama en el campo de batalla, Symmes no llegó a aceptarlo.

La pareja aparentemente tuvo un matrimonio feliz a pesar de la sucesión de tragedias en la prematura muerte de cinco de sus hijos adultos.

Anna Harrison estaba demasiado enferma para viajar cuando su esposo partió de Ohio en 1841 para su investidura. Fue un viaje largo y difícil incluso en barco de vapor y ferrocarril, con el clima de febrero incierto en el mejor de los casos, y a los 65 años conocía bien los rigores de los viajes fronterizos.

Cuando tenía 19 años y traía ropa bonita y modales delicados, se fue a Ohio con su padre, el juez John Cleves Symmes, quien había tomado tierras para asentarse en la & quot; curva norte & quot del río Ohio. Había crecido como una joven del Este, completando su educación en un internado en la ciudad de Nueva York.

Un matrimonio clandestino el 25 de noviembre de 1795 unió a Anna Symmes y al teniente William Henry Harrison, un soldado experimentado a los 22 años. Aunque el joven provenía de una de las mejores familias de Virginia, el juez Symmes no quería que su hija enfrentara las dificultades. vida de fuertes fronterizos, pero finalmente, al ver su felicidad, aceptó su elección.

Aunque Harrison ganó fama como luchador indio y héroe de la guerra de 1812, pasó gran parte de su vida en una carrera civil. Su servicio en el Congreso como delegado territorial de Ohio les dio a Anna y sus dos hijos la oportunidad de visitar a su familia en Berkeley, su plantación en el río James. Su tercer hijo nació en ese viaje, en Richmond en septiembre de 1800. El nombramiento de Harrison como gobernador del Territorio de Indiana los llevó aún más lejos en el desierto. Construyó una hermosa casa en Vincennes que mezclaba fortaleza y mansión de plantación. Anna tuvo cinco hijos más.

Enfrentando la guerra en 1812, la familia fue a la granja en North Bend. Antes de que se asegurara la paz, había tenido dos hijos más. Allí, ante la noticia de la aplastante victoria electoral de su marido en 1840, Anna, amante del hogar, dijo simplemente: "Ojalá los amigos de mi marido lo hubieran dejado donde está, feliz y contento en su jubilación".

Cuando decidió no ir a Washington con él, el presidente electo pidió a su nuera Jane Irwin Harrison, viuda de su hijo homónimo, que lo acompañara y actuara como anfitriona hasta la llegada propuesta de Anna en mayo. Media docena de otros parientes fueron felices con ellos. El 4 de abril, exactamente un mes después de su investidura, murió, por lo que Anna nunca hizo el viaje. Ya había comenzado a empacar cuando se enteró de su pérdida.

Aceptando el dolor con admirable dignidad, se quedó en su casa en North Bend hasta que la casa se quemó en 1858 vivió cerca con su último hijo sobreviviente, John Scott Harrison, hasta que murió en febrero de 1864 a la edad de 88 años.

------------------------------------- Los descendientes de William y Elizabeth Tuttle, quienes vinieron de antaño a Nueva Inglaterra en 1635, y se estableció en New Haven en 1639, con numerosas notas biográficas y bocetos: también, algunos relatos de los descendientes de John Tuttle, de Ipswich y Henry Tuthill, de Hingham, Mass. (1883)

Henry Tuthill fue padre de Henry 2d, quien fue padre de Henry 3d, cuyo dau. Anna Tuthill, m. John Cleves (s. Del Rev. Timothy) Symmes, b. 10 de julio de 1742. Fue oficial de la rev. ejército, y después de uno de los jueces de la Corte Suprema de Nueva Jersey. Poco después de la guerra, compró un terreno de unas veinte millas de largo, en el lado norte del río Oldo, incluido el sitio de Cincinnati. Se mudó a Ohio y res. en North Bend, entonces llamado Cleves, habiendo sido designado por Washington U. S. Dist. Juez del Noroeste Ter. Él d. en N. B., febrero de 1614. He m. (2) Viuda Halsey de N. J. (3) Susanna, dau. del Hon. Wm. Livingston de N. J. Su hermana era esposa de John Jay. A 1 m. él tuvo

ANNA, que vivía con su abuelo Tuthill en Southold, se educó en la academia femenina en E. Hampton y luego fue alumna de la Sra. Isabella Graham, y res. en su familia. En 1764 acompañó a su padre y madrastra a res. en No. Bend. donde ella m. El 22 de noviembre de 1795, William Henry Harrison, entonces un joven oficial al mando de Fort Hamilton y luego presidente de los Estados Unidos, en cuyo cargo ocupó el cargo. en la Casa Blanca en Washington. Cobertizo. 25 de febrero de 1861, a. 88 años y 7 meses. Aproximadamente en el año 1853, el compilador, mientras se dedicaba a estudiar una ruta para el RR de Cincinnati y St. Louis, aceptó la hospitalidad ofrecida por uno de los hijos del presidente Harrrison, que entonces vivía unas pocas millas por debajo de North Bend (el honorable Scott Harrison). . H. se refirió a sus relaciones con Tuthill y dijo que su familia siempre las había tenido en alta estima. El Rev. Joseph Tuthill Daryea, D. D., es de esta familia.

Familia Tuthill de Tharston, condado de Norfolk, Inglaterra y Southold, condado de Suffolk, Nueva York

Henry, de Acquebogue, b. antes de diciembre de 1715, d. 17 de septiembre de 1793 m. 16 de marzo de 1738, Phoebe Horton (Caleb, Caleb, Caleb, Bernabé), m. 3 de noviembre de 1793, a los 75 años. Henry's grand-da., 'ANNA SYMMES, m. Presidente WM. HENRY HARRISON y era la abuela del presidente Benjamin Harrison.

Un matrimonio clandestino el 25 de noviembre de 1795 unió a Anna Symmes y al teniente William Henry Harrison, un soldado experimentado a los 22 años. Aunque el joven provenía de una de las mejores familias de Virginia, el juez Symmes no quería que su hija enfrentara las dificultades. vida de fuertes fronterizos, pero finalmente, al ver su felicidad, aceptó su elección.

Aunque Harrison ganó fama como luchador indio y héroe de la guerra de 1812, pasó gran parte de su vida en una carrera civil. Su servicio en el Congreso como delegado territorial de Ohio les dio a Anna y sus dos hijos la oportunidad de visitar a su familia en Berkeley, su plantación en el río James. Su tercer hijo nació en ese viaje, en Richmond en septiembre de 1800. El nombramiento de Harrison como gobernador del Territorio de Indiana los llevó aún más lejos en el desierto. Construyó una hermosa casa en Vincennes que mezclaba fortaleza y mansión de plantación. Anna tuvo cinco hijos más.

Enfrentando la guerra en 1812, la familia fue a la granja en North Bend. Antes de que se asegurara la paz, había tenido dos hijos más. Allí, ante la noticia de la aplastante victoria electoral de su marido en 1840, Anna, amante del hogar, dijo simplemente: "Ojalá los amigos de mi marido lo hubieran dejado donde está, feliz y contento en su jubilación".

Cuando decidió no ir a Washington con él, el presidente electo pidió a su nuera Jane Irwin Harrison, viuda de su hijo homónimo, que lo acompañara y actuara como anfitriona hasta la llegada propuesta de Anna en mayo. Media docena de otros parientes fueron felices con ellos. El 4 de abril, exactamente un mes después de su investidura, murió, por lo que Anna nunca hizo el viaje. Ya había comenzado a empacar cuando se enteró de su pérdida.

Aceptando el dolor con admirable dignidad, se quedó en su casa en North Bend hasta que la casa se quemó en 1858 vivió cerca con su último hijo sobreviviente, John Scott Harrison, hasta que murió en febrero de 1864 a la edad de 88 años.

Anna Tuthill Symmes Harrison (25 de julio de 1775-25 de febrero de 1864), esposa del presidente William Henry Harrison y abuela del presidente Benjamin Harrison, fue nominalmente Primera Dama de los Estados Unidos durante el período de un mes de su esposo en 1841, pero nunca entró en la Casa Blanca.

Anna nació en Flatbrookville, Walpack Township, Nueva Jersey el 25 de julio de 1775 al juez John Cleves y Anna Tuthill Symmes de Long Island. Su padre fue presidente de la Corte Suprema de Nueva Jersey y más tarde se convirtió en un prominente terrateniente en el suroeste de Ohio. Cuando su madre murió en 1776, su padre se disfrazó de soldado británico para llevarla a caballo a través de las líneas británicas hasta sus abuelos en Long Island, quienes la cuidaron durante la guerra. Su padre también fue delegado de Nueva Jersey en el Congreso Continental y presidente del Comité de Seguridad del Condado de Sussex.

Creció en Long Island y recibió una educación inusualmente amplia para una mujer de la época. Asistió a la Academia Clinton en Easthampton, Long Island, y a la escuela privada Isabella Graham en la ciudad de Nueva York.

Cuando tenía trece años, Anna se fue con su padre y su madrastra al desierto de Ohio, donde se establecieron en North Bend, Ohio. Mientras visitaba a parientes en Lexington, Kentucky, en la primavera de 1795, conoció al teniente William Henry Harrison, en la ciudad por asuntos militares. Harrison estaba destinado en las cercanías de Fort Washington. El padre de Anna desaprobaba completamente a Harrison, en gran parte porque quería evitarle a su hija las dificultades de la vida en un campamento militar. A pesar de su decreto de que los dos dejen de verse, el cortejo floreció a sus espaldas.

Se casaron el 25 de noviembre de 1795 en la casa del Dr. Stephen Wood, tesorero del Territorio del Noroeste, en North Bend (su padre estaba en Cincinnati por negocios). La pareja pasó su luna de miel en Fort Washington, ya que Harrison todavía estaba de servicio. Dos semanas después, en una cena de despedida para el general "Mad" Anthony Wayne, Symmes se enfrentó a su nuevo yerno por primera vez desde su boda. Dirigiéndose a él con severidad, exigió saber cómo pensaba mantener a su hija. Hasta que su yerno no alcanzó la fama en el campo de batalla, Symmes no llegó a aceptarlo.

La pareja aparentemente tuvo un matrimonio feliz a pesar de la sucesión de tragedias en la prematura muerte de cinco de sus hijos adultos.

Anna Tuthill Symmes Harrison

Anna Harrison estaba demasiado enferma para viajar cuando su esposo partió de Ohio en 1841 para su investidura. Fue un viaje largo y difícil incluso en barco de vapor y ferrocarril, con el clima de febrero incierto en el mejor de los casos, y a los 65 años conocía bien los rigores de los viajes fronterizos.

Cuando tenía 19 años y traía ropa bonita y modales delicados, se fue a Ohio con su padre, el juez John Cleves Symmes, quien había tomado tierras para asentarse en la & quot; curva norte & quot del río Ohio. Había crecido como una joven del Este, completando su educación en un internado en la ciudad de Nueva York.

Un matrimonio clandestino el 25 de noviembre de 1795 unió a Anna Symmes y al teniente William Henry Harrison, un soldado experimentado a los 22 años. Aunque el joven provenía de una de las mejores familias de Virginia, el juez Symmes no quería que su hija enfrentara las dificultades. vida de fuertes fronterizos, pero finalmente, al ver su felicidad, aceptó su elección.

Aunque Harrison ganó fama como luchador indio y héroe de la guerra de 1812, pasó gran parte de su vida en una carrera civil. Su servicio en el Congreso como delegado territorial de Ohio les dio a Anna y sus dos hijos la oportunidad de visitar a su familia en Berkeley, su plantación en el río James. Su tercer hijo nació en ese viaje, en Richmond en septiembre de 1800. El nombramiento de Harrison como gobernador del Territorio de Indiana los llevó aún más lejos en el desierto. Construyó una hermosa casa en Vincennes que mezclaba fortaleza y mansión de plantación. Anna tuvo cinco hijos más.

Enfrentando la guerra en 1812, la familia fue a la granja en North Bend. Antes de que se asegurara la paz, había tenido dos hijos más. Allí, ante la noticia de la aplastante victoria electoral de su marido en 1840, Anna, amante del hogar, dijo simplemente: "Ojalá los amigos de mi marido lo hubieran dejado donde está, feliz y contento en su jubilación".

Cuando decidió no ir a Washington con él, el presidente electo pidió a su nuera Jane Irwin Harrison, viuda de su hijo homónimo, que lo acompañara y actuara como anfitriona hasta la llegada propuesta de Anna en mayo. Media docena de otros parientes fueron felices con ellos. El 4 de abril, exactamente un mes después de su toma de posesión, murió, por lo que Anna nunca hizo el viaje. Ya había comenzado a empacar cuando se enteró de su pérdida.

Aceptando el dolor con admirable dignidad, se quedó en su casa en North Bend hasta que la casa se quemó en 1858 vivió cerca con su último hijo sobreviviente, John Scott Harrison, hasta que murió en febrero de 1864 a la edad de 88 años.

------------------------------------- Los descendientes de William y Elizabeth Tuttle, quienes vinieron desde la antigüedad a Nueva Inglaterra en 1635, y se estableció en New Haven en 1639, con numerosas notas biográficas y bocetos: también, algunos relatos de los descendientes de John Tuttle, de Ipswich y Henry Tuthill, de Hingham, Mass. (1883) http: // www .archive.org / stream / descenddantsofwil01tutt # page / n71 / mode / 2up 22. Henry Tuthill fue padre de Henry 2d, quien fue padre de Henry 3d, cuyo dau. Anna Tuthill, m. John Cleves (s. Del Rev. Timothy) Symmes, b. July 10, 1742. He was an officer in the rev. army, and after one of the judges of the Supreme court of New Jersey. Not long after the war he bought a tract of land some twenty miles in length, on the north side of the Oldo river, including the site of Cincinnati. He removed to Ohio and res. at North Bend, then called Cleves, having been appointed by Washington U. S. Dist. Judge for the North West Ter. He d. at N. B., Feb., 1614. He m. (2) Widow Halsey of N. J. (3) Susanna, dau. of Hon. Wm. Livingston of N. J. Her sister was wife of John Jay. By 1st m. he had 1. 'ANNA, who lived with her grandfather Tuthill at Southold, educated at the female academy at E. Hampton afterwards a pupil of Mrs. Isabella Graham, and res. in her family. In 1764 accompanied her father and step-mother to res. at No. Bend. where she m. Nov. 22, 1795, William Henry Harrison, then a young officer in command of Fort Hamilton afterwards President of the United States, in which office he d. in the White House at Washington. She d. Feb. 25, 1861, a. 88 yrs. and 7 months. About the year 1853 the compiler while engaged in surveying a route for the Cincinnati & St. Louis R. R., accepted the proffered hospitality of one of the sons of President Harrrison, then living a few miles below North Bend (Hon. Scott Harrison.) Mr. H. referred to his Tuthill relationships, saying his family had always held them in high esteem. Rev. Joseph Tuthill Daryea, D. D., is of this family. Anna Tuthill Symmes Harrison (July 25, 1775 - February 25, 1864), wife of President William Henry Harrison and grandmother of President Benjamin Harrison, was nominally First Lady of the United States during her husband's one-month term in 1841, but she never entered the White House.

Anna was born at Flatbrookville, Walpack Township, New Jersey on July 25, 1775 to Judge John Cleves and Anna Tuthill Symmes of Long Island. Her father was a Chief Justice of the New Jersey Supreme Court and later became a prominent landowner in southwestern Ohio. When her mother died in 1776 her father disguised himself as a British soldier to carry her on horseback through the British lines to her grandparents on Long Island, who cared for her during the war. Her father was also a New Jersey delegate to the Continental Congress and the Chairman of the Sussex County Committee of Safety.

She grew up in Long Island, receiving an unusually broad education for a woman of the times. She attended Clinton Academy at Easthampton, Long Island, and the private school of Isabella Graham in New York City.

When she was thirteen years old, Anna went with her father and stepmother into the Ohio wilderness, where they settled at North Bend, Ohio. While visiting relatives in Lexington, Kentucky in the spring of 1795, she met Lieutenant William Henry Harrison, in town on military business. Harrison was stationed at nearby Fort Washington. Anna's father thoroughly disapproved of Harrison, largely because he wanted to spare his daughter the hardships of army camp life. Despite his decree that the two stop seeing each other, the courtship flourished behind his back.

They married on November 25, 1795 at the home of Dr. Stephen Wood, treasurer of the Northwest Territory, at North Bend (her father was away in Cincinnati on business). The couple honeymooned at Fort Washington, as Harrison was still on duty. Two weeks later, at a farewell dinner for General "Mad" Anthony Wayne, Symmes confronted his new son-in-law for the first time since their wedding. Addressing him sternly, he demanded to know how he intended to support his daughter. Not until his son-in-law had achieved fame on the battlefield did Symmes come to accept him.

The couple apparently had a happy marriage despite the succession of tragedies in the untimely deaths of five of their grown children.

Anna Tuthill Symmes Harrison

Anna Harrison was too ill to travel when her husband set out from Ohio in 1841 for his inauguration. It was a long trip and a difficult one even by steamboat and railroad, with February weather uncertain at best, and she at age 65 was well acquainted with the rigors of frontier journeys.

As a girl of 19, bringing pretty clothes and dainty manners, she went out to Ohio with her father, Judge John Cleves Symmes, who had taken up land for settlement on the "north bend" of the Ohio River. She had grown up a young lady of the East, completing her education at a boarding school in New York City.

A clandestine marriage on November 25, 1795, united Anna Symmes and Lt. William Henry Harrison, an experienced soldier at 22. Though the young man came from one of the best families of Virginia, Judge Symmes did not want his daughter to face the hard life of frontier forts but eventually, seeing her happiness, he accepted her choice.

Though Harrison won fame as an Indian fighter and hero of the War of 1812, he spent much of his life in a civilian career. His service in Congress as territorial delegate from Ohio gave Anna and their two children a chance to visit his family at Berkeley, their plantation on the James River. Her third child was born on that trip, at Richmond in September 1800. Harrison's appointment as governor of Indiana Territory took them even farther into the wilderness he built a handsome house at Vincennes that blended fortress and plantation mansion. Five more children were born to Anna.

Facing war in 1812, the family went to the farm at North Bend. Before peace was assured, she had borne two more children. There, at news of her husband's landslide electoral victory in 1840, home-loving Anna said simply: "I wish that my husband's friends had left him where he is, happy and contented in retirement."

When she decided not to go to Washington with him, the President-elect asked his daughter-in-law Jane Irwin Harrison, widow of his namesake son, to accompany him and act as hostess until Anna's proposed arrival in May. Half a dozen other relatives happily went with them. On April 4, exactly one month after his inauguration, he died, so Anna never made the journey. She had already begun her packing when she learned of her loss.

Accepting grief with admirable dignity, she stayed at her home in North Bend until the house burned in 1858 she lived nearby with her last surviving child, John Scott Harrison, until she died in February 1864 at the age of 88.


Anna Tuthill Symmes Harrison

Anna Harrison was too ill to travel when her husband set out from Ohio in 1841 for his inauguration. It was a long trip and a difficult one even by steamboat and railroad, with February weather uncertain at best, and she at age 65 was well acquainted with the rigors of frontier journeys.

As a girl of 19, bringing pretty clothes and dainty manners, she went out to Ohio with her father, Judge John Cleves Symmes, who had taken up land for settlement on the “north bend” of the Ohio River. She had grown up a young lady of the East, completing her education at a boarding school in New York City.

A clandestine marriage on November 25, 1795, united Anna Symmes and Lt. William Henry Harrison, an experienced soldier at 22. Though the young man came from one of the best families of Virginia, Judge Symmes did not want his daughter to face the hard life of frontier forts but eventually, seeing her happiness, he accepted her choice.

Though Harrison won fame as an Indian fighter and hero of the War of 1812, he spent much of his life in a civilian career. His service in Congress as territorial delegate from Ohio gave Anna and their two children a chance to visit his family at Berkeley, their plantation on the James River. Her third child was born on that trip, at Richmond in September 1800. Harrison’s appointment as governor of Indiana Territory took them even farther into the wilderness he built a handsome house at Vincennes that blended fortress and plantation mansion. Five more children were born to Anna.

Facing war in 1812, the family went to the farm at North Bend. Before peace was assured, she had borne two more children. There, at news of her husband’s landslide electoral victory in 1840, home-loving Anna said simply: “I wish that my husband’s friends had left him where he is, happy and contented in retirement.”

When she decided not to go to Washington with him, the President-elect asked his daughter-in-law Jane Irwin Harrison, widow of his namesake son, to accompany him and act as hostess until Anna’s proposed arrival in May. Half a dozen other relatives happily went with them. On April 4, exactly one month after his inauguration, he died, so Anna never made the journey. She had already begun her packing when she learned of her loss.

Accepting grief with admirable dignity, she stayed at her home in North Bend until the house burned in 1858 she lived nearby with her last surviving child, John Scott Harrison, until she died in February 1864 at the age of 88.

The biographies of the First Ladies on WhiteHouse.gov are from “The First Ladies of the United States of America,” by Allida Black. Copyright 2009 by the White House Historical Association.

Learn more about Anna Tuthill Symmes Harrison’s spouse, William Henry Harrison.


Anna Tuthill Symmes Harrison - History

Anna Tuthill Symmes Harrison

Anna Harrison was too ill to travel when her husband set out from Ohio in 1841 for his inauguration. It was a long trip and a difficult one even by steamboat and railroad, with February weather uncertain at best, and she at age 65 was well acquainted with the rigors of frontier journeys.

As a girl of 19, bringing pretty clothes and dainty manners, she went out to Ohio with her father, Judge John Cleves Symmes, who had taken up land for settlement on the "north bend" of the Ohio River. She had grown up a young lady of the East, completing her education at a boarding school in New York City.

Though Harrison won fame as an Indian fighter and hero of the War of 1812, he spent much of his life in a civilian career. His service in Congress as territorial delegate from Ohio gave Anna and their two children a chance to visit his family at Berkeley, their plantation on the James River. Her third child was born on that trip, at Richmond in September 1800. Harrison's appointment as governor of Indiana Territory took them even farther into the wilderness he built a handsome house at Vincennes that blended fortress and plantation mansion. Five more children were born to Anna.

Facing war in 1812, the family went to the farm at North Bend. Before peace was assured, she had borne two more children. There, at news of her husband's landslide electoral victory in 1840, home-loving Anna said simply: "I wish that my husband's friends had left him where he is, happy and contented in retirement."

When she decided not to go to Washington with him, the President-elect asked his daughter-in-law Jane Irwin Harrison, widow of his namesake son, to accompany him and act as hostess until Anna's proposed arrival in May. Half a dozen other relatives happily went with them. On April 4, exactly one month after his inauguration, he died, so Anna never made the journey. She had already begun her packing when she learned of her loss.

Accepting grief with admirable dignity, she stayed at her home in North Bend until the house burned in 1858 she lived nearby with her last surviving child, John Scott Harrison, until she died in February 1864 at the age of 88.


Anna Tuthill Symmes Harrison

(1775–1864). Although Anna Harrison’s husband, William Henry Harrison, was the ninth president of the United States, she never lived in the White House. She had been too ill to travel to Washington for his inauguration in March 1841. By the time she could make the trip, one month after the ceremony, he had died—his sudden death of pneumonia making his the shortest presidency in U.S. history. Her grandson Benjamin Harrison served as the nation’s 23rd president from 1889 to 1893.

Anna Tuthill Symmes was born in Morristown, N.J., on July 25, 1775. When she was 1 year old her mother died she was then raised by her maternal grandparents while her father fought in the American Revolution. She later attended prestigious girls’ schools on the East coast, including Clinton Academy in Easthampton, N.Y., and took classes from famed educator and philanthropist Isabella Marshall Graham.

The family, including Anna’s new stepmother, moved to Ohio in 1795 to settle on land purchased by Anna’s father after the revolution. While visiting her sister in Kentucky, Anna met William Henry Harrison, then a young soldier. Although William came from a prominent Virginia family, Anna’s father—a judge and wealthy landowner—objected to the match, citing the young man’s lack of any profession “but that of arms.” The couple married secretly on Nov. 25, 1795, while her father was away.

While William’s career progressed from garrison commander to congressional delegate from the territory of Ohio, Anna gave birth to ten children (including one who died at age 3) between 1796 and 1814, and she took primary responsibility for their education and upbringing. Despite her privileged childhood, she adapted well to the frontier life she led while her husband served as governor of the Indiana Territory (1800–12).

When William won the presidency in 1840, the couple asked their daughter-in-law, Jane Irwin Harrison, widow of their son William Henry, to perform the duties of first lady until Anna felt well enough to travel to Washington. As Anna began packing in April 1841, she learned of her husband’s death. Although he had served only one month in office, Congress voted to give Anna a pension equivalent to his salary, thus setting a precedent for the pensions of subsequent first ladies.

Anna outlived her husband by 23 years. In 1858 her house was destroyed in a fire, and she spent the remaining six years of her life with her son John Scott Harrison (Benjamin’s father), the only one of her children to outlive her. She died on Feb. 25, 1864, in North Bend, Ohio.


Anna (Symmes) Harrison 1775


Anna Symmes Harrison

Anna Symmes Harrison, wife of William Henry Harrison, ninth President of the United States, was born the 25th of July, 1775, at Morristown, New Jersey, her mother dying soon after her birth.

She was given into the care of her maternal grandparents, Mr. and Mrs. Tuthill, at Southhold, Long Island, at the age of four years. The British were then in possession of Long Island and, notwithstanding her tender years, she realized the danger of the journey. Her father, Hon. John Cleves Symmes, a colonel in the Continental Army, assumed the disguise of a British officer's uniform, that he might accomplish the perilous undertaking of transferring his little daughter from Morristown, New Jersey, to Southhold, Long Island.

He did not see her again until after the evacuation of New York, in the fall of 1783. She had most excellent care by her worthy grandparents, who did not neglect to give Anna religious instruction in her earliest childhood. She was also taught that industry, prudence and economy were Christian virtues. She was educated in the school of Mrs. Isabelle Graham, of New York.

In 1794 she accompanied her father and stepmother to Ohio, where her father had a small colony of settlers at North Bend, on the Ohio River. Judge Symmes was appointed one of the associate judges of the Supreme Court of the great northwestern territory. His district was a very large one, and frequently while he was attending the courts in his district. Anna visited her sister, Mrs. Peyton Short, at Lexington, Kentucky. During one of these visits she met Captain William Henry Harrison, the youngest son of Benjamin Harrison, of Virginia, and later married him.

After his service in the army. General Harrison was appointed the first governor of Indian Territory by President Adams, and removed his family to the old French town of Vincennes, on the Wabash, then the seat of government of the Indian Territory. Here he and Mrs. Harrison and their family lived for many years. Mrs. Harrison, through her courteous manners and liberal hospitality as mistress of the Governor's Mansion, won for herself a wide reputation. She resided in the Governor's Mansion through the administration of Adams, Jefferson and Madison, till 1812, when, after the surrender of Hull, Harrison was appointed to the command of the Northwestern army.

Mrs. Harrison remained in Vincennes during the absence of General Harrison, when he commanded the army which fought the battle of Prophets Town, Tippecanoe and other engagements. After his victories General Harrison was appointed Major-General of the forces in Kentucky, and removed his family to Cincinnati, where Mrs. Harrison and her children remained while he conducted his campaign against the hostile Indians. She arranged for the education of her children by private tutors, and herself conducted the entire rearing of her family, displaying the greatest executive ability, loyalty and Christian fortitude, bearing bravely bereavements that came to her through the death of her children and other members of her family.

When, after his election to the Presidency, General Harrison left his home to be in Washington for his inauguration, the 4th of March, 1 841, he was unaccompanied by Mrs. Harrison, who was in very delicate health and, through the advice of her physician, did not accompany her husband to Washington. Consequently, she never presided over the White House. One month from the day of his inauguration President Harrison died of pneumonia. Mrs. Harrison was in her home at North Bend, and was overwhelmed for a time by this fearful blow. She rallied, however, and lived for many years in the old home.

She eventually removed to that of her only surviving son, Hon. J. Scott Harrison, five miles below North Bend, on the Ohio River, where she resided until her death, the 25th of February, 1864, in the 89th year of her age. She lived to see many of her grandsons officers and soldiers in the Union Army during the Civil War and to predict the elevation of her grandson, Benjamin H. Harrison, to the office of President of the United States, which office had been filled by his grandfather, General William Henry Harrison.

Source: The Part Taken by Women in American History, By Mrs. John A. Logan, Published by The Perry-Nalle Publishing Company, Wilmington, Delaware, 1912.

T his page was last updated Monday, 02-Feb-2015 20:09:42 EST

Copyright August 2011 - 2021The American History and Genealogy Project.
Disfrute del trabajo de nuestros webmasters, proporcione un enlace, no copie su trabajo.


Anna Harrison: Statistically Atypical First Lady

Anna Harrison, the wife of ninth U.S. president William Henry Harrison, was completely different from any other First Lady for a variety of reasons.

Anna Tuthill Symmes Harrison (1775-1864) was, statistically speaking, a very unique First Lady. For example, she gave birth to more children than any other U.S. president’s wife. Also, she is the only woman to hold the distinction of being both the wife and grandmother of a chief executive. These are just a couple things that set Mrs. Harrison apart from the women who came before and after her.

Public Education on the American Frontier

Anna, born in Flatbrook, New Jersey, was raised in Ohio. Here, she became the first First Lady to receive a public education. This is remarkable in that most girls brought up on the frontier received very little, if any, formal schooling.

The First Lady with the Most Children

In 1795, Anna married a young army lieutenant– who had become a distinguished Indian fighter under the command of Revolutionary War general Mad Anthony Wayne in the Northwest Territory (a region that would later become Ohio, Indiana, and Illinois)– named William Henry Harrison. William and Anna were the parents of ten children– six sons and four daughters: Elizabeth Bassett (1796-1846) John Cleves Symmes (1798-1830) Lucy Singleton (1800-26) William Henry II (1802-38) John Scott (1804-78) Benjamin (1806-40) Mary Symmes (1809-42) Carter Bassett (1811-39) Anna Tuthill (1813-45) James Findlay (1814-17). This is the largest number of children born to a president and First Lady. Only one of these children, John Scott, survived both his parents.

First GrandmotherAnna is especially noteworthy in that she is the only First Lady to become both the wife and grandmother of a U.S. president. John Scott was the father of the twenty-third commander-in-chief, Benjamin Harrison. Benjamin held the nation’s highest office from 1889 to 1893.

Short TenureWhat really sets Anna Harrison apart from the other First Ladies, however, is that the fact that she only held this title for one month. William died on April 4, 1841, exactly one month after his inauguration. He had developed pneumonia after prolonged exposure to a cold, blustery March wind. The 68-year-old war hero had delivered his long inaugural speech hatless and coatless in order to prove his strength to the crowd.

As for Anna, she never actually set foot in Washington or lived in the White House. (The only other First Lady to never live in the White House was Martha Washington, for the Executive Mansion was not built until after her husband’s administration.) At age 65, Anna, the oldest of all the First Ladies, was too frail and ill to travel to the nation’s capital in the dead of winter.

Widow’s Pension

Anna lived to the age of 88. She died on February 25, 1864, at her home in North Bend, Ohio. Prior to her passing, Anna became the first presidential widow to receive a pension. She was given a lump sum of $25,000.


Ver el vídeo: 1971 - George Harrison - What Is Life 7 Single Version