Sudamerica

Sudamerica

Escrito para conmemorar el centenario de la primera revolución predominantemente anticapitalista en el mundo, La revolución de México antes y ahora es el texto introductorio perfecto y que también agudizará la comprensión de los observadores experimentados. Cockcroft proporciona a los lectores el contexto histórico dentro del cual ocurrió la revolución; explica cómo se ha desarrollado el proceso revolucionario durante las últimas diez décadas; nos cuenta cómo los ideales de la revolución viven en la mente de los campesinos y trabajadores de México; y examina críticamente los contornos de la sociedad mexicana moderna, incluidas sus dimensiones étnicas y de género. Se presta una merecida atención a las tensiones entre los gobernantes y los gobernados dentro del país y las tensiones conectadas entre la nación mexicana y el gigante vecino del norte.

Simón Bolívar fue el arquetípico revolucionario romántico. Nacido en un privilegio y alimentado en la filosofía de Rousseau del Homme Sauvage, no fue hasta que el joven colonial visitó Europa que se encendió la vela de la revolución que envió al joven a una búsqueda desafiante de la muerte para luchar por la gente de su tierra natal. y eventualmente liberar a toda la América del Sur continental. La lucha de Bolívar por la libertad es una historia de extraordinaria valentía y fortuna. Desde la época de los conquistadores, América del Sur fue controlada desde España con mano de hierro. El ejército español brutalizó a la gente mientras la riqueza del continente se enviaba a Europa. En 1807, regresó a Caracas y se unió al movimiento de resistencia, declarando la independencia de Venezuela cuatro años después. Pronto abandonó la política, sin embargo, para buscar una solución militar, ideando el 'Decreto de Guerra hasta la Muerte' en julio de 1813, y reclamó el título de El Liberador. Una vez más, después de las victorias iniciales, se encontró huyendo para salvar su vida. Su campaña final de 1817 a 1821 vio la eventual liberación de Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá. Continuó su compromiso con la libertad con la posterior conquista del Perú. En 1825, la nueva nación de Bolivia fue creada con el espíritu que había impulsado al propio Bolívar a lograr tanto: el celo revolucionario y los principios de la ilustración. Sin embargo, en 1828 Bolívar se había declarado dictador. Después de intentos de asesinato y levantamientos, el libertador finalmente fue expulsado de su cargo y finalmente murió mientras esperaba para exiliarse en Europa. El autor más vendido de "La guerra de guerras", Robert Harvey trae la fascinación de toda una vida a Bolívar y explora la compleja personalidad detrás del revolucionario. Recrea vívidamente la historia de las campañas y dibuja un retrato panorámico de América del Sur en el cambio de imperio español.

Un domingo por la noche en 1998, el obispo Juan Gerardi, el principal activista de derechos humanos de Guatemala, fue asesinado a golpes en su garaje. Apenas dos días antes, un informe patrocinado por la Iglesia había implicado al gobierno de Guatemala en los asesinatos y desapariciones de unos 200.000 civiles. La Iglesia, al darse cuenta de que no podía depender del sistema legal para investigar el asesinato del obispo, tomó la controvertida decisión de formar un equipo de investigación de jóvenes que se llamaban a sí mismos Los Intocables (los Intocables) para encontrar a los asesinos. Francisco Goldman siguió los esfuerzos de Los Intocables por descubrir la verdad. Observó de primera mano algunos de los acontecimientos más cruciales del caso, incluido el asesinato y el exilio forzoso de testigos, jueces y abogados. El arte del asesinato político es su fascinante relato de la investigación. Al contarlo, Goldman abre una ventana a la nueva realidad latinoamericana de las maras maras y el crimen organizado, y demuestra, al nivel más íntimo, las dificultades de construir la democracia en un país inundado de corrupción política y criminalidad. Sobre todo, es la historia de un grupo extraordinario de personas valientes y su lucha por la justicia.


Historia de las Américas

La prehistoria de las Américas (América del Norte, del Sur y Central, y el Caribe) comienza con la migración de personas a estas áreas desde Asia durante el apogeo de una Edad de Hielo. Generalmente se cree que estos grupos estuvieron aislados de la gente del "Viejo Mundo" hasta la llegada de los europeos en el siglo X desde Islandia liderados por Leif Erikson y en 1492 con los viajes de Cristóbal Colón.

Los antepasados ​​de los pueblos indígenas estadounidenses de hoy eran los paleoindios, eran cazadores-recolectores que emigraron a América del Norte. La teoría más popular afirma que los migrantes llegaron a América a través de Beringia, la masa de tierra ahora cubierta por las aguas oceánicas del estrecho de Bering. Los pequeños pueblos de la etapa lítica siguieron a la megafauna como el bisonte, el mamut (ahora extinto) y el caribú, ganando así el sobrenombre moderno de "cazadores de caza mayor". Es posible que grupos de personas también hayan viajado a América del Norte en una plataforma o una capa de hielo a lo largo de la costa norte del Pacífico.

Los rasgos culturales traídos por los primeros inmigrantes evolucionaron más tarde y engendraron culturas como la iroquesa en América del Norte y la pirahã en América del Sur. Estas culturas luego se convirtieron en civilizaciones. En muchos casos, estas culturas se expandieron más tarde que sus contrapartes del Viejo Mundo. Las culturas que pueden considerarse avanzadas o civilizadas incluyen Norte Chico, Cahokia, Zapoteca, Tolteca, Olmeca, Maya, Azteca, Chimor, Mixteca, Moche, Mississippian, Puebloan, Totonac, Teotihuacan, Huastec, Purépecha, Izapa, Mazatec, Muisca y el Inca. [ cita necesaria ]

Después de los viajes de Cristóbal Colón en 1492, las expediciones coloniales españolas y posteriormente portuguesas, inglesas, francesas y holandesas arribaron al Nuevo Mundo, conquistando y asentando las tierras descubiertas, lo que provocó una transformación del paisaje cultural y físico de las Américas. España colonizó la mayor parte de las Américas desde el actual suroeste de Estados Unidos, Florida y el Caribe hasta el extremo sur de América del Sur. Portugal se instaló en lo que es en su mayor parte el actual Brasil, mientras que Inglaterra estableció colonias en la costa este de los Estados Unidos, así como en la costa del Pacífico norte y en la mayor parte de Canadá. Francia se instaló en Quebec y otras partes del este de Canadá y reclamó un área en lo que hoy es el centro de los Estados Unidos. Los Países Bajos se establecieron en Nueva Holanda (centro administrativo de Nueva Amsterdam, ahora Nueva York), algunas islas del Caribe y partes del norte de América del Sur.

La colonización europea de las Américas condujo al surgimiento de nuevas culturas, civilizaciones y eventualmente estados, que resultaron de la fusión de tradiciones, pueblos e instituciones nativos americanos y europeos. La transformación de las culturas americanas a través de la colonización es evidente en la arquitectura, la religión, la gastronomía, las artes y particularmente los idiomas, siendo los más extendidos el español (376 millones de hablantes), el inglés (348 millones) y el portugués (201 millones). El período colonial duró aproximadamente tres siglos, desde principios del siglo XVI hasta principios del XIX, cuando Brasil y las naciones hispanoamericanas más grandes declararon su independencia. Estados Unidos obtuvo la independencia de Gran Bretaña mucho antes, en 1776, mientras que Canadá formó un dominio federal en 1867 y obtuvo la independencia legal en 1931. Otros permanecieron unidos a su estado matriz europeo hasta finales del siglo XIX, como Cuba y Puerto. Rico que estuvo vinculado a España hasta 1898. Territorios más pequeños como Guyana obtuvieron la independencia a mediados del siglo XX, mientras que ciertas islas del Caribe y la Guayana Francesa siguen siendo parte de una potencia europea hasta el día de hoy.


Países

Brasil es el país más grande de América del Sur, con 8.515.799 kilómetros cuadrados. Brasil tiene una costa de 7.491 kilómetros cuadrados. Brasil limita con casi todos los países de América del Sur, excluyendo solo a Ecuador y Chile. La superficie terrestre de Brasil representa el 47,3% de la superficie terrestre total de América del Sur. Surinam es el país más pequeño de América del Sur. El país cubre un total de 163,820 kilómetros cuadrados. América del Sur tiene un total de 12 países y tres dependencias:

País Ciudad capital Población
Argentina Buenos Aires 42,192,494
Bolivia Sucre 10,290,003
Brasil Brasilia 205,716,890
Chile Santiago 17,067,369
Colombia Bogota 45,239,079
Ecuador Quito 15,223,680
Guayana Georgetown 741,908
Perú Lima 29,549,517
Paraguay Asunción 6,541,591
Surinam Paramaribo 560,157
Uruguay Montevideo 3,316,328
Venezuela Caracas 28,047,938

Dependencias

Existen varios acuerdos comerciales dentro de América del Sur. Mercosur es un acuerdo internacional que existe para promover el libre comercio entre ciertos países del continente. Sus miembros plenos son Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Sus miembros asociados son Bolivia, Chile, Perú, Colombia, Ecuador y Surinam. El Mercosur fue fundado por el Tratado de Asunción en 1991, y posteriormente fue modificado por el Tratado de Ouro Preto en 1994.

Otras organizaciones incluyen la Unión de Naciones de América del Sur, que consta de 12 países y tiene su sede en Quito, Ecuador. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América es una organización que busca la integración social, política y económica de los países de América Latina y el Caribe. Algunos países de América del Sur también son miembros de la Alianza del Pacífico, la Organización de Estados Americanos, la Comunidad Andina y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.


Contenido

América del Sur ocupa la parte sur de América. El continente generalmente está delimitado al noroeste por la cuenca del Darién a lo largo de la frontera entre Colombia y Panamá, aunque algunos pueden considerar que la frontera en cambio es el Canal de Panamá. Geopolítica [8] y geográficamente, todo Panamá, incluido el segmento al este del Canal de Panamá en el istmo, generalmente se incluye solo en América del Norte [9] [10] [11] y entre los países de América Central. [12] [13] Casi todo el continente de América del Sur se encuentra en la Placa de América del Sur.

América del Sur es el hogar de la cascada ininterrumpida más alta del mundo, Angel Falls en Venezuela, la cascada de caída más alta Kaieteur Falls en Guyana, el río más grande por volumen, el río Amazonas, la cadena montañosa más larga, los Andes (cuya montaña más alta es Aconcagua a 6,962 mo 22,841 pies) el lugar no polar más seco de la tierra, el desierto de Atacama [14] [15] [16] el lugar más húmedo de la tierra, López de Micay en Colombia la selva tropical más grande, la selva amazónica la ciudad capital más alta, La Paz, Bolivia es el lago navegable comercialmente más alto del mundo, el lago Titicaca y, excluyendo las estaciones de investigación en la Antártida, la comunidad habitada permanentemente más austral del mundo, Puerto Toro, Chile.

Los principales recursos minerales de América del Sur son el oro, la plata, el cobre, el mineral de hierro, el estaño y el petróleo. Estos recursos que se encuentran en América del Sur han traído altos ingresos a sus países, especialmente en tiempos de guerra o de rápido crecimiento económico por parte de países industrializados en otros lugares. Sin embargo, la concentración en la producción de uno de los principales productos de exportación a menudo ha obstaculizado el desarrollo de economías diversificadas. La fluctuación en el precio de las materias primas en los mercados internacionales ha llevado históricamente a grandes altibajos en las economías de los estados sudamericanos, lo que a menudo ha provocado una extrema inestabilidad política. Esto está dando lugar a esfuerzos para diversificar la producción para evitar quedarse como economías dedicadas a una gran exportación.

Brasil es el país más grande de América del Sur, cubriendo aprox. 47,3% de la superficie terrestre del continente y abarca alrededor de la mitad de la población del continente. [17] Los países y territorios restantes se dividen en cuatro subregiones: los estados andinos, el Caribe de América del Sur, las Guayanas y el Cono Sur. [18]

Islas periféricas Editar

Fisiográficamente, América del Sur también incluye algunas de las islas cercanas. Las islas ABC holandesas (Aruba, Bonaire y Curazao), las islas de Trinidad y Tobago (isla de Trinidad y Tobago, etc.), el estado de Nueva Esparta y las dependencias federales de Venezuela se encuentran en la parte norte de la región sudamericana. plataforma continental y a veces se consideran partes del continente. Geopolíticamente, todos los países y territorios insulares del Caribe se han agrupado generalmente como una subregión de América del Norte. Por el contrario, la Isla Aves (administrada por Venezuela) y el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Isla San Andrés, Isla Providencia, Isla Santa Catalina, etc., que son administradas por Colombia) son políticamente partes de países sudamericanos pero fisiográficamente partes de América del Norte. [11] [19] [20]

Otras islas a menudo asociadas con América del Sur son el Archipiélago de Chiloé y la Isla Robinson Crusoe (ambas administradas por Chile), Isla de Pascua (generalmente considerada parte de Oceanía, también administrada por Chile), las Islas Galápagos (administrada por Ecuador) y Tierra del Fuego (dividido entre Argentina y Chile). En el Océano Atlántico, Brasil administra Fernando de Noronha, Trindade y Martim Vaz, y el Archipiélago de San Pedro y San Pablo, mientras que las Islas Malvinas (español: Islas Malvinas) y las Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur (biográfica e hidrológicamente asociadas con la Antártida) [21] han sido administradas como dos Territorios Británicos de Ultramar bajo la Corona, cuya soberanía sobre las islas es disputada por Argentina.

Casos especiales Editar

Una isla volcánica aislada en la Placa de América del Sur, la Isla Ascensión es geológicamente una parte de América del Sur. [22] Administrada como una dependencia de Santa Elena, Ascensión y Tristán da Cunha, la isla es geopolíticamente una parte de África.

Una isla volcánica subantártica deshabitada ubicada en el Océano Atlántico Sur, la isla Bouvet (administrada por Noruega) está asociada geográfica, geológica, biográfica e hidrológicamente con la Antártida, pero el geoesquema de las Naciones Unidas ha incluido el territorio de América del Sur.

Clima Editar

La distribución de las temperaturas medias en la región presenta una regularidad constante a partir de los 30 ° de latitud sur, cuando las isotermas tienden, cada vez más, a confundirse con los grados de latitud. [24]

En latitudes templadas, los inviernos y veranos son más suaves que en América del Norte. Esto se debe a que la parte más extensa del continente se encuentra en la zona ecuatorial (la región tiene más áreas de llanuras ecuatoriales que cualquier otra región [24]), lo que le da al Cono Sur una mayor influencia oceánica, que modera las temperaturas durante todo el año.

Las temperaturas medias anuales en la cuenca del Amazonas oscilan alrededor de los 27 ° C (81 ° F), con bajas amplitudes térmicas y altos índices de precipitación. Entre el lago de Maracaibo y la desembocadura del Orinoco, predomina un clima ecuatorial de tipo congoleño, que también incluye partes del territorio brasileño. [24]

La meseta del centro-este de Brasil tiene un clima tropical húmedo y cálido. Las partes norte y este de la pampa argentina tienen un clima subtropical húmedo con inviernos secos y veranos húmedos de tipo chino, mientras que las cordilleras occidental y oriental tienen un clima subtropical de tipo dinárico. En los puntos más altos de la región andina, los climas son más fríos que los que ocurren en el punto más alto de los fiordos noruegos. En las mesetas andinas predomina el clima cálido, aunque es templado por la altitud, mientras que en la franja costera, existe un clima ecuatorial de tipo guineano. Desde este punto hasta el norte de la costa chilena aparece, sucesivamente, clima oceánico mediterráneo, templado de tipo bretón y, ya en Tierra del Fuego, clima frío de tipo siberiano. [24]

La distribución de las precipitaciones está relacionada con el régimen de vientos y masas de aire. En la mayor parte de la región tropical al este de los Andes, los vientos que soplan del noreste, este y sureste transportan la humedad del Atlántico, provocando abundantes lluvias. Sin embargo, debido a una fuerte cizalladura del viento y una zona de convergencia intertropical débil, los ciclones tropicales del Atlántico sur son raros. [25] En los llanos del Orinoco y en la meseta de las Guayanas, los niveles de precipitación van de moderados a altos. La costa del Pacífico de Colombia y el norte de Ecuador son regiones lluviosas, siendo Chocó en Colombia el lugar más lluvioso del mundo junto con las laderas norte del Himalaya indio. [26] El desierto de Atacama, a lo largo de este tramo de costa, es una de las regiones más secas del mundo. Las partes central y sur de Chile están sujetas a ciclones extratropicales y la mayor parte de la Patagonia argentina es desértica. En las Pampas de Argentina, Uruguay y Sur de Brasil la precipitación es moderada, con lluvias bien distribuidas durante el año. Las condiciones moderadamente secas del Chaco se oponen a las intensas lluvias de la región oriental de Paraguay. En la costa semiárida del nordeste brasileño las lluvias están ligadas a un régimen monzónico. [24]

Factores importantes en la determinación de los climas son las corrientes marinas, como las actuales Humboldt y Malvinas. La corriente ecuatorial del Atlántico Sur golpea la costa del Noreste y allí se divide en otras dos: la corriente de Brasil y una corriente costera que fluye hacia el noroeste hacia las Antillas, donde se mueve hacia el rumbo noreste formando así el más Importante y la famosa corriente oceánica del mundo, la Corriente del Golfo. [24] [27]

Fauna Editar

América del Sur es uno de los continentes con mayor biodiversidad de la Tierra. América del Sur es el hogar de muchas especies únicas de animales, como la llama, la anaconda, la piraña, el jaguar, la vicuña y el tapir. Las selvas tropicales del Amazonas poseen una alta biodiversidad y contienen una proporción importante de las especies de la Tierra.

Prehistoria Editar

Se cree que América del Sur se unió a África desde finales de la Era Paleozoica hasta principios de la Era Mesozoica, hasta que el supercontinente Pangea comenzó a agrietarse y separarse hace unos 225 millones de años. Por lo tanto, América del Sur y África comparten fósiles y capas de rocas similares.

Se cree que América del Sur fue habitada por primera vez por humanos cuando la gente cruzaba el Puente Terrestre de Bering (ahora el Estrecho de Bering) hace al menos 15.000 años desde el territorio que es la actual Rusia. Emigraron hacia el sur a través de América del Norte y finalmente llegaron a América del Sur a través del istmo de Panamá.

La primera evidencia de la existencia de la raza humana en América del Sur se remonta aproximadamente al año 9000 a.C., cuando se comenzaron a cultivar calabazas, chiles y frijoles como alimento en las tierras altas de la cuenca del Amazonas. La evidencia de cerámica sugiere además que la mandioca, que sigue siendo un alimento básico en la actualidad, se cultivaba ya en el año 2000 a. C. [28]

Para el año 2000 a. C., muchas comunidades agrarias se habían asentado en los Andes y las regiones circundantes.La pesca se convirtió en una práctica generalizada a lo largo de la costa, lo que ayudó a establecer el pescado como fuente principal de alimento. Los sistemas de riego también se desarrollaron en este momento, lo que ayudó al surgimiento de una sociedad agraria. [28]

Las culturas sudamericanas comenzaron a domesticar llamas, vicuñas, guanacos y alpacas en las tierras altas de los Andes alrededor del 3500 a. C. Además de su uso como fuente de carne y lana, estos animales se utilizaron para el transporte de mercancías. [28]

Civilizaciones precolombinas Editar

El auge del cultivo de plantas y la posterior aparición de asentamientos humanos permanentes permitió los inicios múltiples y superpuestos de civilizaciones en América del Sur.

Una de las primeras civilizaciones sudamericanas conocidas fue la de Norte Chico, en la costa central del Perú. Aunque es una cultura precerámica, la arquitectura monumental de Norte Chico es contemporánea a las pirámides del Antiguo Egipto. La clase gobernante del Norte Chico estableció una red comercial y desarrolló la agricultura, seguida por Chavín en el año 900 a. C., según algunas estimaciones y hallazgos arqueológicos. Se encontraron artefactos en un sitio llamado Chavín de Huántar en el Perú moderno a una altura de 3,177 metros (10,423 pies). La civilización Chavín se extendió desde el 900 a. C. hasta el 300 a. C.

En la costa central del Perú, alrededor del comienzo del primer milenio d.C., las culturas Moche (100 a.C.- 700 d.C., en la costa norte del Perú), Paracas y Nazca (400 a.C.- 800 d.C., Perú) florecieron las culturas con estados centralizados con milicia permanente que mejora la agricultura a través del riego y nuevos estilos de arte cerámico. En el Altiplano, Tiahuanaco o Tiwanaku (100 a. C. - 1200 d. C., Bolivia) manejaba una gran red comercial basada en la religión.

Hacia el siglo VII, tanto Tiahuanaco como Wari o Imperio Huari (600-1200, centro y norte de Perú) expandieron su influencia a toda la región andina, imponiendo el urbanismo Huari y la iconografía religiosa de Tiahuanaco.

Los muisca fueron la principal civilización indígena en lo que hoy es Colombia. Establecieron la Confederación Muisca de muchos clanes, o cacicazgos, que tenían una red de libre comercio entre ellos. Eran orfebres y agricultores.

Otras culturas precolombinas importantes incluyen: los cañaris (en el centro sur de Ecuador), el imperio chimú (1300-1470, costa norte peruana), los chachapoyas y los reinos aymara (1000-1450, oeste de Bolivia y sur de Perú). Con su capital en la gran ciudad del Cusco, la civilización Inca dominó la región de los Andes desde 1438 hasta 1533. Conocida como Tawantin suyu, y "la tierra de las cuatro regiones", en quechua, el Imperio Inca era muy distinto y desarrollado. El dominio inca se extendió a casi un centenar de comunidades lingüísticas o étnicas, entre nueve y catorce millones de personas conectadas por un sistema de carreteras de 25.000 kilómetros. Las ciudades se construyeron con mampostería precisa e inigualable, construida sobre muchos niveles de terreno montañoso. La agricultura en terrazas era una forma útil de agricultura.

Los mapuches del centro y sur de Chile resistieron a los colonos europeos y chilenos, librando la Guerra de Arauco durante más de 300 años.

Colonización europea Editar

En 1494, Portugal y España, las dos grandes potencias marítimas europeas de la época, a la expectativa de que se descubrieran nuevas tierras en occidente, firmaron el Tratado de Tordesillas, por el que acordaron, con el apoyo del Papa, que todos los la tierra fuera de Europa debería ser un duopolio exclusivo entre los dos países. [29]

El tratado estableció una línea imaginaria a lo largo de un meridiano norte-sur 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, aproximadamente 46 ° 37 'W. En términos del tratado, toda la tierra al oeste de la línea (que se sabe que comprende la mayor parte del sur Suelo americano) pertenecería a España, y toda la tierra al este, a Portugal. Como las mediciones precisas de longitud eran imposibles en ese momento, la línea no se aplicó estrictamente, lo que resultó en una expansión portuguesa de Brasil a través del meridiano.

A partir de la década de 1530, la gente y los recursos naturales de América del Sur fueron explotados repetidamente por conquistadores extranjeros, primero de España y luego de Portugal. Estas naciones coloniales en competencia reclamaron la tierra y los recursos como propios y los dividieron en colonias.

Las enfermedades infecciosas europeas (viruela, gripe, sarampión y tifus), a las que las poblaciones autóctonas no tenían resistencia inmunitaria, provocaron una despoblación a gran escala de la población autóctona bajo control español. Los sistemas de trabajo forzoso, como las haciendas y la mit'a de la industria minera, también contribuyeron a la despoblación. Después de esto, los africanos esclavizados, que habían desarrollado inmunidad a estas enfermedades, fueron traídos rápidamente para reemplazarlos.

Los españoles se comprometieron a convertir a sus súbditos nativos al cristianismo y se apresuraron a purgar cualquier práctica cultural nativa que obstaculizara este fin; sin embargo, muchos intentos iniciales en esto solo tuvieron un éxito parcial, ya que los grupos nativos simplemente mezclaron el catolicismo con sus creencias y prácticas establecidas. Además, los españoles llevaron su idioma al grado que lo hicieron con su religión, aunque la evangelización de la Iglesia Católica Romana en quechua, aymara y guaraní contribuyó al uso continuo de estos idiomas nativos, aunque solo en forma oral.

Finalmente, los nativos y los españoles se cruzaron, formando una clase mestiza. Al principio, muchos mestizos de la región andina eran descendientes de madres amerindias y padres españoles. Después de la independencia, la mayoría de los mestizos tuvieron padres nativos y madres europeas o mestizas.

Muchas obras de arte nativas fueron consideradas ídolos paganos y destruidas por exploradores españoles, esto incluyó muchas esculturas de oro y plata y otros artefactos encontrados en América del Sur, que se fundieron antes de su transporte a España o Portugal. Españoles y portugueses trajeron el estilo arquitectónico de Europa occidental al continente y ayudaron a mejorar las infraestructuras como puentes, carreteras y el sistema de alcantarillado de las ciudades que descubrieron o conquistaron. También aumentaron significativamente las relaciones económicas y comerciales, no solo entre el viejo y el nuevo mundo, sino entre las diferentes regiones y pueblos de América del Sur. Finalmente, con la expansión de las lenguas portuguesa y española, muchas culturas que antes estaban separadas se unieron a través de la latinoamericana.

Guyana fue colonizada inicialmente por los holandeses antes de quedar bajo el control británico, aunque hubo un breve período durante las guerras napoleónicas cuando fue ocupada por los franceses. La región se dividió inicialmente entre los holandeses, franceses y británicos antes de quedar totalmente bajo el control de Gran Bretaña.

Surinam fue explorado por primera vez por los españoles en el siglo XVI y luego colonizado por los ingleses a mediados del siglo XVII. Se convirtió en colonia holandesa en 1667. [30]

Esclavitud en América del Sur Editar

Los pueblos indígenas de las Américas en varias colonias europeas se vieron obligados a trabajar en plantaciones y minas europeas junto con africanos esclavizados que también fueron introducidos en los siglos siguientes a través del comercio de esclavos. Los colonos europeos dependían en gran medida de la mano de obra indígena durante las fases iniciales del asentamiento para mantener la economía de subsistencia, y los nativos a menudo eran capturados por expediciones. La importación de esclavos africanos comenzó a mediados del siglo XVI, pero la esclavitud de los pueblos indígenas continuó hasta bien entrados los siglos XVII y XVIII. El comercio de esclavos en el Atlántico trajo a los africanos esclavizados principalmente a las colonias de América del Sur, comenzando con los portugueses desde 1502. [31] Los principales destinos de esta fase fueron las colonias del Caribe y Brasil, ya que las naciones europeas construyeron colonias económicamente dependientes de esclavos en el Nuevo Mundo. . Casi el 40% de todos los esclavos africanos traficados a América fueron a Brasil. Se estima que 4,9 millones de esclavos de África llegaron a Brasil durante el período de 1501 a 1866. [32] [33]

En contraste con otras colonias europeas en las Américas que utilizaron principalmente el trabajo de esclavos africanos, los colonos españoles esclavizaron principalmente a los indígenas americanos. En 1750, la Corona portuguesa abolió la esclavitud de los pueblos indígenas en el Brasil colonial, bajo la creencia de que no eran aptos para el trabajo y menos efectivos que los africanos esclavizados. Los africanos esclavizados fueron llevados a América en barcos de esclavos, en condiciones inhumanas y maltratados, y los que sobrevivieron fueron vendidos en mercados de esclavos. [34] Después de la independencia, todos los países de América del Sur mantuvieron la esclavitud durante algún tiempo. El primer país sudamericano en abolir la esclavitud fue Chile en 1823, Uruguay en 1830, Bolivia en 1831, Colombia y Ecuador en 1851, Argentina en 1853, Perú y Venezuela en 1854, Surinam en 1863, Paraguay en 1869 y en 1888 Brasil fue la última nación sudamericana y el último país del mundo occidental en abolir la esclavitud. [35]

Independencia de España y Portugal Editar

La Guerra Peninsular Europea (1807-1814), escenario de las Guerras Napoleónicas, cambió la situación política de las colonias española y portuguesa. Primero, Napoleón invadió Portugal, pero la Casa de Braganza evitó la captura al escapar a Brasil. Napoleón también capturó al rey Fernando VII de España y nombró a su propio hermano en su lugar. Este nombramiento provocó una fuerte resistencia popular, que creó Juntas para gobernar en nombre del rey capturado.

Sin embargo, muchas ciudades de las colonias españolas se consideraban igualmente autorizadas para nombrar Juntas locales como las de España. Esto dio inicio a las guerras de independencia hispanoamericanas entre los patriotas, que promovían tal autonomía, y los realistas, que apoyaban la autoridad española sobre las Américas. Las Juntas, tanto en España como en América, promovieron las ideas de la Ilustración. Cinco años después del comienzo de la guerra, Fernando VII regresó al trono y comenzó la Restauración Absolutista cuando los realistas tomaron la delantera en el conflicto.

La independencia de América del Sur fue asegurada por Simón Bolívar (Venezuela) y José de San Martín (Argentina), los dos más importantes Libertadores. Bolívar lideró un gran levantamiento en el norte, luego dirigió a su ejército hacia el sur, hacia Lima, la capital del Virreinato del Perú. Mientras tanto, San Martín dirigió un ejército a través de la Cordillera de los Andes, junto con expatriados chilenos, y liberó a Chile. Organizó una flota para llegar al Perú por vía marítima y buscó el apoyo militar de varios rebeldes del Virreinato del Perú. Los dos ejércitos finalmente se encontraron en Guayaquil, Ecuador, donde arrinconaron al Ejército Real de la Corona Española y forzaron su rendición.

En el Reino portugués de Brasil, Dom Pedro I (también Pedro IV de Portugal), hijo del rey portugués Dom João VI, proclamó el Reino independiente de Brasil en 1822, que más tarde se convirtió en el Imperio de Brasil. A pesar de las lealtades portuguesas de las guarniciones en Bahía, Cisplatina y Pará, la independencia fue aceptada diplomáticamente por la corona en Portugal en 1825, con la condición de una alta compensación pagada por Brasil mediatizado por el Reino Unido.

Construcción de naciones y fragmentación Editar

Las naciones recién independizadas iniciaron un proceso de fragmentación, con varias guerras civiles e internacionales. Sin embargo, no fue tan fuerte como en Centroamérica. Algunos países creados a partir de provincias de países más grandes permanecieron como tales hasta la actualidad (como Paraguay o Uruguay), mientras que otros fueron reconquistados y reincorporados a sus antiguos países (como la República de Entre Ríos y la República Riograndense).

El primer intento separatista fue en 1820 por la provincia argentina de Entre Ríos, encabezada por un caudillo. [36] A pesar de la "República" en su título, el general Ramírez, su caudillo, nunca tuvo la intención de declarar un Entre Ríos independiente. Más bien, estaba haciendo una declaración política en oposición a las ideas monárquicas y centralistas que en ese entonces impregnaban la política de Buenos Aires. El "país" se reincorporó en las Provincias Unidas en 1821.

En 1825 la Provincia Cisplatina declaró su independencia del Imperio de Brasil, lo que derivó en la Guerra Cisplatina entre los imperiales y los argentinos de las Provincias Unidas del Río de la Plata para controlar la región. Tres años después, Reino Unido intervino en la cuestión proclamando un empate y creando en la ex Cisplatina un nuevo país independiente: la República Oriental del Uruguay.

Más tarde, en 1836, mientras Brasil vivía el caos de la regencia, Rio Grande do Sul proclamó su independencia motivada por una crisis fiscal. Con la anticipación de la coronación de Pedro II al trono de Brasil, el país pudo estabilizar y combatir a los separatistas, a los que se había adherido la provincia de Santa Catarina en 1839. El Conflicto llegó a su fin por un proceso de compromiso por el que tanto Riograndense La República y la República de Juliana se reincorporaron como provincias en 1845. [37] [38]

La Confederación Perú-Bolivia, una unión efímera de Perú y Bolivia, fue bloqueada por Chile en la Guerra de la Confederación (1836-1839) y nuevamente durante la Guerra del Pacífico (1879-1883). Paraguay fue virtualmente destruido por Argentina, Brasil y Uruguay en la Guerra de Paraguay.

Guerras y conflictos Editar

A pesar de las guerras de independencia hispanoamericanas y la Guerra de Independencia de Brasil, las nuevas naciones rápidamente comenzaron a sufrir conflictos internos y guerras entre ellos. La mayoría de los 1810 países fronterizos habían aceptado inicialmente en el uti possidetis iuris En 1848, el principio había sido alterado por la guerra o contrariado. [39]

En 1825 la proclamación de la independencia de Cisplatina desembocó en la Guerra Cisplatina entre rivales históricos el Imperio de Brasil y las Provincias Unidas del Río de la Plata, antecesor de Argentina. El resultado fue un punto muerto, que terminó cuando el gobierno británico dispuso la independencia de Uruguay. Poco después, otra provincia brasileña proclamó su independencia que condujo a la Guerra Ragamuffin que ganó Brasil.

Entre 1836 y 1839 estalló la Guerra de la Confederación entre la efímera Confederación Perú-Bolivia y Chile, con el apoyo de la Confederación Argentina. La guerra se libró principalmente en el territorio actual de Perú y terminó con una derrota confederada y la disolución de la Confederación y la anexión de muchos territorios por parte de Argentina.

Mientras tanto, las guerras civiles argentinas asolaron a Argentina desde su independencia. El conflicto fue principalmente entre quienes defendían la centralización del poder en Buenos Aires y quienes defendían una confederación. Durante este período se puede decir que "había dos argentinos": la Confederación Argentina y la República Argentina. Al mismo tiempo, la inestabilidad política en Uruguay provocó la Guerra Civil Uruguaya entre las principales facciones políticas del país. Toda esta inestabilidad en la región platine interfirió con los objetivos de otros países como Brasil, que pronto se vio obligado a tomar partido. En 1851 el Imperio brasileño, apoyando a los unitarios centralizadores, y el gobierno uruguayo invadieron Argentina y depusieron al caudillo, Juan Manuel Rosas, quien gobernó la confederación con mano de hierro. Aunque la Guerra Platine no puso fin al caos político y la guerra civil en Argentina, trajo una paz temporal a Uruguay donde ganó la facción Colorados, apoyada por el Imperio Brasileño, el Imperio Británico, el Imperio Francés y el Partido Unitario de Argentina. [40]

La paz duró poco tiempo: en 1864 las facciones uruguayas volvieron a enfrentarse en la Guerra de Uruguay. Los blancos apoyados por Paraguay comenzaron a atacar a los agricultores brasileños y argentinos cerca de las fronteras. El Imperio hizo un intento inicial de resolver la disputa entre Blancos y Colorados sin éxito. En 1864, después de que se rechazara un ultimátum brasileño, el gobierno imperial declaró que el ejército brasileño comenzaría a tomar represalias. Brasil se negó a reconocer un estado formal de guerra y, durante la mayor parte de su duración, el conflicto armado entre Uruguay y Brasil fue una guerra no declarada que llevó a la deposición de la Blancos y el ascenso del pro-brasileño Colorados al poder de nuevo. Esto enfureció al gobierno paraguayo, que incluso antes del final de la guerra invadió Brasil, iniciando la guerra más grande y mortal en las historias de América del Sur y América Latina: la Guerra del Paraguay. [ cita necesaria ]

La Guerra del Paraguay comenzó cuando el dictador paraguayo Francisco Solano López ordenó la invasión de las provincias brasileñas de Mato Grosso y Rio Grande do Sul. Su intento de cruzar territorio argentino sin la aprobación argentina llevó al gobierno argentino probrasileño a la guerra. El gobierno uruguayo pro brasileño mostró su apoyo enviando tropas. En 1865 los tres países firmaron el Tratado de la Triple Alianza contra Paraguay. Al comienzo de la guerra, los paraguayos tomaron la delantera con varias victorias, hasta que se organizó la Triple Alianza para repeler a los invasores y luchar eficazmente. Esta fue la segunda experiencia de guerra total en el mundo después de la Guerra Civil estadounidense. Se consideró el mayor esfuerzo bélico en la historia de todos los países participantes, duró casi 6 años y terminó con la devastación total de Paraguay. El país perdió el 40% de su territorio ante Brasil y Argentina y perdió el 60% de su población, incluido el 90% de los hombres. El dictador López murió en batalla y se instituyó un nuevo gobierno en alianza con Brasil, que mantuvo las fuerzas de ocupación en el país hasta 1876. [41]

La última guerra sudamericana en el siglo XIX fue la Guerra del Pacífico con Bolivia y Perú por un lado y Chile por el otro. En 1879 comenzó la guerra con las tropas chilenas ocupando puertos bolivianos, seguida de Bolivia declarando la guerra a Chile lo que activó un tratado de alianza con Perú. Los bolivianos fueron completamente derrotados en 1880 y Lima fue ocupada en 1881. Se firmó la paz con Perú en 1883 y se firmó una tregua con Bolivia en 1884. Chile anexó territorios de ambos países dejando a Bolivia sin camino hacia el mar. [42]

En el nuevo siglo, a medida que las guerras se volvían menos violentas y menos frecuentes, Brasil entró en un pequeño conflicto con Bolivia por la posesión del Acre, que fue adquirido por Brasil en 1902. En 1917 Brasil declaró la guerra a las potencias centrales, se unió a los aliados bando en la Primera Guerra Mundial y envió una pequeña flota al mar Mediterráneo y algunas tropas para integrarse con las fuerzas británicas y francesas en la región. Brasil fue el único país sudamericano que participó en la Primera Guerra Mundial. [43] [44] Posteriormente, en 1932, Colombia y Perú entraron en un breve conflicto armado por el territorio de la Amazonía.Ese mismo año Paraguay declaró la guerra a Bolivia por la posesión del Chaco, en un conflicto que terminó tres años después con la victoria de Paraguay. Entre 1941 y 1942 Perú y Ecuador lucharon decisivamente por los territorios reclamados por ambos que fueron anexados por Perú, usurpando la frontera de Ecuador con Brasil. [45]

También en este período se libró la primera batalla naval de la Segunda Guerra Mundial en el continente, en el Río de la Plata, entre la Royal Navy británica y los submarinos alemanes. [46] Los alemanes aún realizaron numerosos ataques a los barcos brasileños en la costa, lo que provocó que Brasil declarara la guerra a las potencias del Eje en 1942, siendo el único país sudamericano que peleó en esta guerra (y en las dos guerras mundiales). Brasil envió fuerzas navales y aéreas para combatir a los submarinos alemanes e italianos fuera del continente y en todo el Atlántico Sur, además de enviar una fuerza expedicionaria para luchar en la Campaña Italiana. [47] [48]

Se libró una breve guerra entre Argentina y el Reino Unido en 1982, luego de una invasión argentina de las Islas Malvinas, que terminó con una derrota argentina. La última guerra internacional que se libró en suelo sudamericano fue la Guerra del Cenepa de 1995 entre Ecuador y Perú a lo largo de su frontera mutua.

Auge y caída de dictaduras militares Editar

Las guerras se hicieron menos frecuentes en el siglo XX, con Bolivia-Paraguay y Perú-Ecuador librando las últimas guerras interestatales. A principios del siglo XX, los tres países más ricos de América del Sur participaron en una carrera armamentista naval enormemente cara que comenzó después de la introducción de un nuevo tipo de buque de guerra, el "acorazado". En un momento, el gobierno argentino estaba gastando una quinta parte de todo su presupuesto anual en solo dos acorazados, un precio que no incluía los costos posteriores en servicio, que para los acorazados brasileños era el sesenta por ciento de la compra inicial. [49] [50]

El continente se convirtió en un campo de batalla de la Guerra Fría a finales del siglo XX. Algunos gobiernos elegidos democráticamente de Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay fueron derrocados o desplazados por dictaduras militares en las décadas de 1960 y 1970. Para frenar la oposición, sus gobiernos detuvieron a decenas de miles de presos políticos, muchos de los cuales fueron torturados y / o asesinados en colaboración interestatal. Económicamente, iniciaron una transición hacia políticas económicas neoliberales. Colocaron sus propias acciones dentro de la doctrina de la Guerra Fría de Estados Unidos de "Seguridad Nacional" contra la subversión interna. Durante las décadas de 1980 y 1990, Perú sufrió un conflicto interno.

Colombia ha tenido un conflicto interno en curso, aunque disminuido, que comenzó en 1964 con la creación de las guerrillas marxistas (FARC-EP) y luego involucró a varios grupos armados ilegales de ideología de izquierda, así como a los ejércitos privados de poderosos narcotraficantes. Muchos de ellos han desaparecido ahora, y solo queda una pequeña parte del ELN, junto con las FARC más fuertes, aunque también muy reducidas.

Los movimientos revolucionarios y las dictaduras militares de derecha se hicieron comunes después de la Segunda Guerra Mundial, pero desde la década de 1980, una ola de democratización atravesó el continente y el gobierno democrático está muy extendido ahora. [52] Sin embargo, las denuncias de corrupción siguen siendo muy comunes y varios países han desarrollado crisis que han obligado a renunciar a sus gobiernos, aunque en la mayoría de las ocasiones ha continuado la sucesión civil regular.

El endeudamiento internacional se convirtió en un problema severo a fines de la década de 1980, y algunos países, a pesar de tener democracias fuertes, aún no han desarrollado instituciones políticas capaces de manejar tales crisis sin recurrir a políticas económicas poco ortodoxas, como lo ilustra más recientemente el default de Argentina a principios del siglo XXI. siglo. [53] [ la neutralidad está en disputa] Los últimos veinte años han visto un impulso creciente hacia la integración regional, con la creación de instituciones exclusivamente sudamericanas como la Comunidad Andina, Mercosur y Unasur. En particular, a partir de la elección de Hugo Chávez en Venezuela en 1998, la región experimentó lo que se ha denominado una marea rosa [ cita necesaria ] - la elección de varias administraciones de izquierda y centro-izquierda en la mayoría de los países del área, excepto las Guayanas y Colombia.

Brazos Bandera País o territorio Capital Área [54] Población
(2018) [1] [2]
Población
densidad
Argentina Buenos Aires 2,766,890 km 2
(1,068,300 millas cuadradas)
44,361,150 14,3 / km 2
(37 / milla cuadrada)
Bolivia La paz
Sucre [nota 9]
1.098.580 km 2
(424,160 millas cuadradas)
11,353,142 8,4 / km 2
(22 / milla cuadrada)
Isla Bouvet
(Noruega) [nota 10]
49 km 2
(19 millas cuadradas)
0 0 / km 2
(0 / milla cuadrada)
Brasil Brasilia 8.514.877 km 2
(3,287,612 millas cuadradas)
209,469,323 22 / km 2
(57 / milla cuadrada)
Chile [nota 11] Santiago 756,950 km 2
(292,260 millas cuadradas)
18,729,160 22 / km 2
(57 / milla cuadrada)
Colombia Bogotá 1.141.748 km 2
(440,831 millas cuadradas)
49,661,048 40 / km 2
(100 / milla cuadrada)
Ecuador Quito 283,560 km 2
(109,480 millas cuadradas)
17,084,358 53,8 / km 2
(139 / milla cuadrada)
Islas Malvinas
(Reino Unido)
Stanley 12.173 kilometros 2
(4700 millas cuadradas)
3,234 0,26 / km 2
(0,67 / milla cuadrada)
Guayana Francesa
(Francia)
Cayenne (Prefectura) 91.000 km 2
(35.000 millas cuadradas)
282,938 2,1 / km 2
(5,4 / milla cuadrada)
Guayana Georgetown 214,999 kilometros 2
(83,012 millas cuadradas)
779,006 3,5 / km 2
(9.1 / milla cuadrada)
Paraguay Asunción 406,750 km 2
(157,050 millas cuadradas)
6,956,066 15,6 / km 2
(40 / milla cuadrada)
Perú Lima 1.285.220 km 2
(496,230 millas cuadradas)
31,989,260 22 / km 2
(57 / milla cuadrada)
Georgia del sur y las islas Sandwich del sur
(Reino Unido) [nota 12]
King Edward Point 3.093 km 2
(1,194 millas cuadradas)
20 0 / km 2
(0 / milla cuadrada)
Surinam Paramaribo 163.270 kilometros 2
(63,040 millas cuadradas)
575,990 3 / km 2
(7.8 / milla cuadrada)
Uruguay Montevideo 176,220 kilometros 2
(68,040 millas cuadradas)
3,449,285 19,4 / km 2
(50 / milla cuadrada)
Venezuela Caracas 916.445 km 2
(353,841 millas cuadradas)
28,887,118 27,8 / km 2
(72 / milla cuadrada)
Total 17,824,513 km 2
(6,882,083 millas cuadradas)
423,581,078 21,5 / km 2
(56 / milla cuadrada)

Históricamente, los países hispanos se fundaron como dictaduras republicanas lideradas por caudillos. Brasil fue la única excepción, siendo una monarquía constitucional durante sus primeros 67 años de independencia, hasta que un golpe de Estado proclamó la república. A finales del siglo XIX, los países más democráticos eran Brasil, [56] [ se necesita una cita completa ] Chile, Argentina y Uruguay. [57]

Todos los países de América del Sur son repúblicas presidenciales con la excepción de Surinam, una república parlamentaria. La Guayana Francesa es un departamento francés de ultramar, mientras que las Islas Malvinas y Georgia del Sur y las Islas Sandwich del Sur son territorios británicos de ultramar. Actualmente es el único continente habitado del mundo sin monarquías, existió el Imperio de Brasil durante el siglo XIX y hubo un intento fallido de establecer un Reino de Araucanía y Patagonia en el sur de Argentina y Chile. También en el siglo XX, Surinam se estableció como un reino constituyente del Reino de los Países Bajos y Guyana retuvo al monarca británico como jefe de estado durante 4 años después de su independencia.

Recientemente, se ha formado una entidad intergubernamental que tiene como objetivo fusionar las dos uniones aduaneras existentes: Mercosur y la Comunidad Andina, formando así el tercer bloque comercial más grande del mundo. [58] Esta nueva organización política, conocida como Unión de Naciones Suramericanas, busca establecer la libre circulación de personas, el desarrollo económico, una política de defensa común y la eliminación de aranceles.

América del Sur tiene una población de más de 428 millones de personas. Hay varias áreas de escasa demografía como los bosques tropicales, el desierto de Atacama y las porciones heladas de la Patagonia. Por otro lado, el continente presenta regiones de alta densidad poblacional, como los grandes centros urbanos. La población está formada por descendientes de europeos (principalmente españoles, portugueses e italianos), africanos y amerindios. Existe un alto porcentaje de mestizos que varían mucho en composición según el lugar. También hay una población menor de asiáticos, [ se necesita más explicación ] especialmente en Brasil, Perú y Argentina. Los dos idiomas principales son, con mucho, el español y el portugués, seguidos del inglés, el francés y el holandés en menor número.

Idioma Editar

El español y el portugués son los idiomas más hablados en América del Sur, con aproximadamente 200 millones de hablantes cada uno. El español es el idioma oficial de la mayoría de los países, junto con otros idiomas nativos en algunos países. El portugués es el idioma oficial de Brasil. El holandés es el idioma oficial de Surinam. El inglés es el idioma oficial de Guyana, aunque hay al menos otros doce idiomas que se hablan en el país, incluidos el portugués, el chino, el indostaní y varios idiomas nativos. [59] También se habla inglés en las Islas Malvinas. El francés es el idioma oficial de la Guayana Francesa y el segundo idioma en Amapá, Brasil.

Las lenguas indígenas de América del Sur incluyen el quechua en Perú, Bolivia, Ecuador, Chile y Colombia Wayuunaiki en el norte de Colombia (La Guajira) y noroeste de Venezuela (Zulia) Guaraní en Paraguay y, en mucho menor grado, en Bolivia Aymara en Bolivia, Perú, y con menos frecuencia en Chile y Mapudungun se habla en ciertos puntos del sur de Chile. Al menos tres lenguas indígenas sudamericanas (quechua, aymara y guaraní) son reconocidas junto con el español como lenguas nacionales.

Otros idiomas que se encuentran en América del Sur incluyen el indostaní y el javanés en Surinam, el italiano en Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela y el alemán en ciertos lugares de Argentina y Brasil. El alemán también se habla en muchas regiones de los estados del sur de Brasil, siendo Riograndenser Hunsrückisch el dialecto alemán más hablado en el país entre otros dialectos germánicos, una forma brasileña de Pomerania Oriental también está bien representada y está experimentando un renacimiento. El galés permanece hablado y escrito en los pueblos históricos de Trelew y Rawson en la Patagonia argentina. También hay pequeños grupos de hablantes de japonés en Brasil, Colombia y Perú. Los hablantes de árabe, a menudo de ascendencia libanesa, siria o palestina, se pueden encontrar en comunidades árabes en Argentina, Colombia, Brasil, Venezuela y Paraguay. [60]

Religión Editar

Se estima que el 90% de los sudamericanos son cristianos [61] (82% católicos romanos, 8% de otras denominaciones cristianas, principalmente protestantes tradicionales y evangélicos, pero también ortodoxos), lo que representa c. 19% de cristianos en todo el mundo.

Las religiones afrodescendientes y las religiones indígenas también son comunes en toda América del Sur, algunos ejemplos son Santo Daime, Candomblé, Umbanda y Encantados.

Los criptojudíos o marranos, conversos y anusim fueron una parte importante de la vida colonial en América Latina.

Tanto Buenos Aires, Argentina como São Paulo, Brasil figuran entre las poblaciones judías más grandes por área urbana.

Las religiones de Asia oriental como el budismo japonés, el sintoísmo y las nuevas religiones japonesas derivadas del sintoísmo son comunes en Brasil y Perú. El confucianismo coreano se encuentra especialmente en Brasil, mientras que el budismo chino y el confucianismo chino se han extendido por todo el continente.

El Espiritismo Kardecista se puede encontrar en varios países.

Los hindúes forman el 25% de la población de Guyana y el 22% de la de Surinam. [62] [63]

Los musulmanes representan el 6,8% de la población de Guyana y el 13,9 de la población de Surinam. [62] [63] Casi todos los musulmanes en Surinam son javaneses o indios y en Guyana, la mayoría son indios.

Parte de Religiones en América del Sur (2013): [64]

Religión en América del Sur
Países Cristianos católicos romanos Otros cristianos Sin religión (ateos y agnósticos)
Argentina 88% 77% 11% 11%
Bolivia 96% 74% 22% 4%
Brasil 88% 64% 22% 8%
Chile 70% 57% 13% 25%
Colombia 92% 80% 12% 7%
Paraguay 96% 87% 9% 2%
Perú 94% 81% 13% 3%
Surinam 51% 29% 22% 5%
Uruguay 58% 47% 11% 41%
Venezuela 88% 71% 17% 8%

Demografía étnica Editar

La mezcla genética ocurre en niveles muy altos en América del Sur. En Argentina, la influencia europea representa entre el 65% y el 79% de los antecedentes genéticos, los amerindios entre el 17% y el 31% y el africano subsahariano entre el 2% y el 4%. En Colombia, el trasfondo genético del África subsahariana varió del 1% al 89%, mientras que el trasfondo genético europeo varió del 20% al 79%, según la región. En Perú, la ascendencia europea osciló entre el 1% y el 31%, mientras que la contribución africana fue solo del 1% al 3%. [65] El Proyecto Genográfico determinó que el peruano promedio de Lima tenía aproximadamente 28% de ascendencia europea, 68% de nativos americanos, 2% de ascendencia asiática y 2% de africanos subsaharianos. [66]

Los descendientes de pueblos indígenas, como los quechuas y aymaras, o los urarina [67] de la Amazonia constituyen la mayoría de la población en Bolivia (56%) y Perú (44%). [68] [69] En Ecuador, los amerindios son una gran minoría que comprende dos quintas partes de la población. La población europea nativa también es un elemento importante en la mayoría de las otras antiguas colonias portuguesas.

Las personas que se identifican como de ascendencia primaria o totalmente europea, o identifican su fenotipo como correspondiente a dicho grupo, son más mayoría en Argentina, [70] y Uruguay [71] y más de la mitad de la población de Chile (64,7%). [72] y (48,4%) en Brasil. [73] [74] [75] En Venezuela, según el censo nacional, el 42% de la población es principalmente descendientes de españoles, italianos y portugueses. [76] En Colombia, las personas que se identifican como descendientes de europeos son aproximadamente el 37%. [77] [78] En Perú, los descendientes de europeos son el tercer grupo en número (15%). [79]

Los mestizos (mezcla de europeos y amerindios) son el grupo étnico más grande en Bolivia, Paraguay, Venezuela, Colombia [77] y Ecuador y el segundo grupo en Perú y Chile.

América del Sur también alberga una de las poblaciones más grandes de africanos. Este grupo tiene una presencia significativa en Brasil, Colombia, Guyana, Surinam, Guayana Francesa, Venezuela y Ecuador.

Brasil seguido de Perú tiene las comunidades japonesas, coreanas y chinas más grandes de América del Sur, Lima tiene la comunidad étnica china más grande de América Latina. [80] Guyana y Surinam tienen la mayor comunidad étnica de las Indias Orientales.

Distribución étnica en América del Sur [81] [82] [83]
País Amerindios gente blanca Mestizos / Pardos Mulatos Personas de raza negra Zambos gente asiatica
Argentina 1% 85% 14% 0% 0% 0% 0%
Bolivia 48% 12% 37% 2% 0% & lt1% 0%
Brasil & lt1% 48% 43% 0% 8% 0% 2%
Chile 6% 57% 37% 0% 0% 0% 0%
Colombia 2% 37% 50% 8% 2% 0% & lt1%
Ecuador 39% 10% 41% 5% 5% 0% 0%
Paraguay 3% 20% 75% 4% 0% 0% 0%
Perú 45% 15% 35% 2% 0% 0% 3%
Surinam 3.8% 1% 13,4% * observado en Surinam como mixto, independientemente de la combinación de razas * ver Pardo 37.4% * ver Pardo 48.3%
Uruguay 0% 88% 8% 4% 0% 0% 0%
Venezuela 2.7% 43.6% 51.6% 0.7% 2.8% 0.6% 0.6%
Guayana 10.5% 0.36% 19,9% * señaló en Guyana como mixto independientemente de la combinación de razas * ver Pardo 29.2% * ver Pardo 39.98%

Pueblos indígenas Editar

En muchos lugares, los pueblos indígenas todavía practican un estilo de vida tradicional basado en la agricultura de subsistencia o como cazadores-recolectores. Todavía hay algunas tribus aisladas que residen en la selva amazónica. [84]

Población Editar

El país más poblado de América del Sur es Brasil con 209,5 millones de habitantes. El segundo país más grande es Colombia con una población de 49,661,048. Argentina es el tercer país más poblado con 44.361.150.

Si bien Brasil, Argentina y Colombia mantienen las poblaciones más grandes, las poblaciones de las grandes ciudades no se limitan a esas naciones. Las ciudades más grandes de América del Sur, con diferencia, son São Paulo, Río de Janeiro, Buenos Aires, Santiago, Lima y Bogotá. Estas ciudades son las únicas ciudades del continente que superan los ocho millones y tres de cinco en las Américas. Le siguen en tamaño Caracas, Belo Horizonte, Medellín y Salvador.

Cinco de las diez principales áreas metropolitanas se encuentran en Brasil. Todas estas áreas metropolitanas tienen una población de más de 4 millones e incluyen el área metropolitana de São Paulo, el área metropolitana de Río de Janeiro y el área metropolitana de Belo Horizonte. Mientras que la mayoría de las áreas metropolitanas más grandes se encuentran dentro de Brasil, Argentina alberga la segunda área metropolitana más grande por población de América del Sur: la región metropolitana de Buenos Aires tiene más de 13 millones de habitantes.

América del Sur también ha sido testigo del crecimiento de áreas megapolíticas. En Brasil existen cuatro megaregiones que incluyen el Complejo Metropolitano Ampliado de São Paulo con más de 32 millones de habitantes. Los otros son el Gran Río, el Gran Belo Horizonte y el Gran Porto Alegre. Colombia también tiene cuatro megaregiones que comprenden el 72% de su población, seguida de Venezuela, Argentina y Perú, que también son hogares de megaregiones.

Las diez áreas metropolitanas más grandes de América del Sur por población a partir de 2015, según las cifras del censo nacional de cada país:

Area del metro Población Zona País
Sao Paulo 21,090,792 7,947 km 2 (3,068 millas cuadradas) Brasil
Buenos Aires 13,693,657 3.830 km 2 (1.480 millas cuadradas) Argentina
Rio de Janeiro 13,131,431 6.744 km 2 (2.604 millas cuadradas) Brasil
Lima 9,904,727 2.819 km 2 (1.088 millas cuadradas) Perú
Bogotá 9,800,225 4.200 km 2 (1.600 millas cuadradas) Colombia
Santiago 6,683,852 15,403 km 2 (5,947 millas cuadradas) Chile
Belo Horizonte 5,829,923 9.467 km 2 (3.655 millas cuadradas) Brasil
Caracas 5,322,310 4.715 km 2 (1.820 millas cuadradas) Venezuela
Puerto alegre 4,258,926 10,232 km 2 (3,951 millas cuadradas) Brasil
Brasilia 4,201,737 56,433 km 2 (21,789 millas cuadradas) Brasil

América del Sur depende menos de la exportación tanto de bienes manufacturados como de recursos naturales que el promedio mundial de exportaciones de mercancías del continente que representaron el 16% del PIB sobre la base del tipo de cambio, en comparación con el 25% del mundo en su conjunto. [85] Brasil (la séptima economía más grande del mundo y la más grande de América del Sur) lidera en términos de exportaciones de mercancías con $ 251 mil millones, seguido de Venezuela con $ 93 mil millones, Chile con $ 86 mil millones y Argentina con $ 84 mil millones. [85]

Desde 1930, el continente ha experimentado un notable crecimiento y diversificación en la mayoría de los sectores económicos. La mayoría de los productos agropecuarios se destinan al mercado interno y al consumo local. Sin embargo, la exportación de productos agrícolas es fundamental para la balanza comercial en la mayoría de los países. [86]

Los principales cultivos agrarios son los cultivos de exportación, como la soja y el trigo. La producción de alimentos básicos como verduras, maíz o frijoles es grande, pero enfocada al consumo interno. La ganadería para la exportación de carne es importante en Argentina, Paraguay, Uruguay y Colombia. En las regiones tropicales los cultivos más importantes son el café, el cacao y el banano, principalmente en Brasil, Colombia y Ecuador. Tradicionalmente, los países productores de azúcar para exportación son Perú, Guyana y Surinam, y en Brasil, la caña de azúcar también se utiliza para producir etanol. En la costa de Perú, noreste y sur de Brasil, se cultiva algodón. El 50,5% de la superficie terrestre de América del Sur está cubierta por bosques [87], pero las industrias madereras son pequeñas y están dirigidas a los mercados nacionales. En los últimos años, sin embargo, empresas transnacionales se han instalado en la Amazonía para explotar maderas nobles destinadas a la exportación. Las aguas costeras del Pacífico de América del Sur son las más importantes para la pesca comercial. La captura de anchoveta alcanza miles de toneladas, y el atún también es abundante (Perú es un gran exportador).La captura de crustáceos es notable, particularmente en el noreste de Brasil y Chile. [86]

Solo Brasil y Argentina son parte del G20 (países industriales), mientras que solo Brasil es parte del G8 + 5 (las naciones más poderosas e influyentes del mundo). En el sector turístico, en 2005 se inició una serie de negociaciones para promover el turismo y aumentar las conexiones aéreas dentro de la región. Punta del Este, Florianópolis y Mar del Plata se encuentran entre los balnearios más importantes de América del Sur. [86]

Los países más industrializados de América del Sur son Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela y Uruguay, respectivamente. Estos países por sí solos representan más del 75 por ciento de la economía de la región y suman un PIB de más de US $ 3,0 billones. Las industrias de América del Sur comenzaron a apoderarse de las economías de la región a partir de la década de 1930 cuando la Gran Depresión en Estados Unidos y otros países del mundo impulsó la producción industrial en el continente. A partir de ese período la región dejó atrás el lado agrícola y comenzó a alcanzar altas tasas de crecimiento económico que se mantuvieron hasta principios de los noventa cuando se desaceleraron debido a inestabilidades políticas, crisis económicas y políticas neoliberales. [86]

Desde el fin de la crisis económica en Brasil y Argentina ocurrida en el período de 1998 a 2002, que ha provocado una recesión económica, un aumento del desempleo y una caída de los ingresos de la población, los sectores industrial y de servicios se han recuperado rápidamente. Chile, Argentina y Brasil se han recuperado más rápidamente, con un crecimiento promedio del 5% anual. Toda América del Sur después de este período se viene recuperando y mostrando buenos signos de estabilidad económica, con inflación y tipos de cambio controlados, crecimiento continuo, disminución de la desigualdad social y desempleo, factores que favorecen a la industria. [86]

Las principales industrias son: electrónica, textil, alimentación, automotriz, metalurgia, aviación, naval, confección, bebidas, acero, tabaco, madera, química, entre otras. Las exportaciones alcanzan casi los 400.000 millones de dólares anuales, de los cuales Brasil representa la mitad. [86]

La brecha económica entre ricos y pobres en la mayoría de las naciones de América del Sur es mayor que en la mayoría de los demás continentes. El 10% más rico recibe más del 40% del ingreso nacional en Bolivia, Brasil, Chile, Colombia y Paraguay, [88] mientras que el 20% más pobre recibe el 4% o menos en Bolivia, Brasil y Colombia. [89] Esta amplia brecha se puede ver en muchas ciudades grandes de América del Sur, donde las chozas improvisadas y los barrios marginales se encuentran en las cercanías de rascacielos y apartamentos de lujo de clase alta, casi uno de cada nueve sudamericanos vive con menos de $ 2 por día (con un poder adquisitivo base de paridad). [90]

País PIB (nominal)
en 2017 (en millones de dólares) [91]
PIB (PPA)
en 2017 (en millones de dólares) [91]
PIB (PPA)
per cápita
en 2017 [91]
Mercancías
exportaciones
(miles de millones de dólares), 2011 [85]
IDH
en 2017
(rango) [92]
Porcentaje con
menos que
$ 2 (PPP)
por persona
por día [ cita necesaria ]
Argentina 628,935 912,816 20,707 83.7 0.825 2.6
Bolivia 39,267 83,608 7,552 9.1 0.693 24.9
Brasil 2,140,940 3,216,031 15,485 250.8 0.759 10.8
Chile 251,220 455,941 24,796 86.1 0.845 2.7
Colombia 306,439 720,151 14,609 56.5 0.747 15.8
Ecuador 97,362 184,629 11,004 22.3 0.752 10.6
Islas Malvinas [93] (Reino Unido) 206.4 206.4 70,800 0.26
Guayana Francesa [94] (Francia) 4,456 4,456 19,728 1.3
Guayana 3,591 6,398 8,306 0.9 0.654 18.0
Paraguay 28,743 68,005 9,779 9.8 0.702 13.2
Perú 207,072 429,711 13,501 46.3 0.750 12.7
Surinam 3,641 7,961 13,934 1.6 0.720 27.2
Uruguay 58,123 77,800 22,271 8.0 0.804 2.2
Venezuela 251,589 404,109 12,856 92.6 0.761 12.9
Total 3,836,569 6,642,623 17,852 669.1 0.772 11.3

Ciudades económicamente más grandes a partir de 2014 Editar

Rango Ciudad País PIB en miles de millones de dólares estadounidenses [95] Población (millones) [95] PIB per cápita
1 Sao Paulo Brasil $430 20,847,500 $20,650
2 Buenos Aires Argentina $315 13,381,800 $23,606
3 Lima Perú $176 10,674,100 $16,530
4 Rio de Janeiro Brasil $176 12,460,200 $14,176
5 Santiago Chile $171 7,164,400 $32,929
6 Bogotá Colombia $160 9,135,800 $17,497
7 Brasilia Brasil $141 3,976,500 $35,689
8 Belo Horizonte Brasil $84 5,595,800 $15,134
9 Puerto alegre Brasil $62 4,120,900 $15,078
10 Campinas Brasil $59 2,854,200 $20,759

Los cuatro países con la agricultura más fuerte son Brasil, Argentina, Chile y Colombia. En la actualidad:

  • Brasil es el mayor productor mundial de caña de azúcar, soja, café, naranja, guaraná, açaí y nuez de Brasil es uno de los 5 principales productores de maíz, papaya, tabaco, piña, plátano, algodón, frijoles, coco, sandía, limón y yerba. mate es uno de los 10 principales productores mundiales de cacao, anacardo, aguacate, mandarina, caqui, mango, guayaba, arroz, avena, sorgo y tomate y es uno de los 15 principales productores mundiales de uva, manzana, melón, maní, higo , melocotón, cebolla, aceite de palma y caucho natural
  • Argentina es el mayor productor mundial de yerba mate es uno de los 5 mayores productores del mundo de soja, maíz, girasol, limón y pera, uno de los 10 mayores productores del mundo de cebada, uva, alcachofa, tabaco y algodón , y uno de los 15 mayores productores del mundo de trigo, avena, garbanzo, caña de azúcar, sorgo y pomelo
  • Chile es uno de los 5 mayores productores mundiales de cereza y arándano, y uno de los 10 mayores productores mundiales de uva, manzana, kiwi, melocotón, ciruela y avellana, centrándose en la exportación de frutas de alto valor.
  • Colombia es uno de los 5 mayores productores del mundo de café, aguacate y aceite de palma, y ​​uno de los 10 mayores productores del mundo de caña de azúcar, banano, piña y cacao es el mayor productor mundial de quinua es uno de los 5 mayores productores de aguacate, arándano, alcachofa y espárragos uno de los 10 mayores productores del mundo de café y cacao uno de los 15 mayores productores del mundo de papa y piña, y además tiene una producción considerable de uva, caña de azúcar, arroz, plátano , maíz y mandioca su agricultura está considerablemente diversificada La agricultura se encuentra actualmente en desarrollo, siendo actualmente el sexto productor mundial de soja y entrando en la lista de los 20 mayores productores de maíz y caña de azúcar. [96]

Brasil es el mayor exportador mundial de carne de pollo: 3,77 millones de toneladas en 2019. [97] [98] El país tiene el segundo mayor rebaño de ganado del mundo, el 22,2% del rebaño mundial. El país fue el segundo mayor productor de carne de res en 2019, responsable del 15,4% de la producción mundial. [99] También fue el tercer productor mundial de leche en 2018. Este año, el país produjo 35,1 mil millones de litros. [100] En 2019, Brasil fue el cuarto mayor productor de carne de cerdo del mundo, con casi 4 millones de toneladas. [101]

En 2018, Argentina fue el cuarto mayor productor de carne de vacuno del mundo, con una producción de 3 millones de toneladas (solo por detrás de EE. UU., Brasil y China). Uruguay también es un importante productor de carne. En 2018, produjo 589 mil toneladas de carne vacuna. [102]

En la producción de carne de pollo, Argentina se encuentra entre los 15 mayores productores del mundo, y Perú y Colombia entre los 20 mayores productores. En la producción de carne de res, Colombia es uno de los 20 mayores productores del mundo. En la producción de miel, Argentina se encuentra entre los 5 mayores productores del mundo y Brasil entre los 15 mayores. En términos de producción de leche de vaca, Argentina se encuentra entre los 20 mayores productores del mundo. [103]

El Banco Mundial enumera anualmente los principales países fabricantes por valor total de fabricación. Según la lista de 2019, Brasil tiene la decimotercera industria más valiosa del mundo (US $ 173.6 mil millones), Venezuela la trigésima más grande (US $ 58.2 mil millones, sin embargo, depende del petróleo para obtener este valor), Argentina la 31 más grande (US $ 57.7 mil millones). miles de millones), Colombia ocupa el lugar 46 (35,400 millones de dólares), Perú el 50º (28,700 millones de dólares) y Chile el 51º (28,300 millones de dólares). [104]

Brasil tiene el tercer sector manufacturero más grande de las Américas. Las industrias brasileñas, que representan el 28,5 por ciento del PIB, van desde automóviles, acero y petroquímicos hasta computadoras, aeronaves (Embraer), alimentos, productos farmacéuticos, calzado, metalurgia y bienes de consumo duraderos. En la industria alimentaria, en 2019, Brasil fue el segundo mayor exportador de alimentos procesados ​​del mundo. [105] [106] [107] En 2016, el país fue el segundo productor de celulosa del mundo y el octavo productor de papel. [108] [109] [110] En la industria del calzado, en 2019, Brasil ocupó el cuarto lugar entre los productores mundiales. [111] [112] [113] [114] En 2019, el país fue el octavo productor de vehículos y el noveno productor de acero del mundo. [115] [116] [117] En 2018, la industria química de Brasil fue la octava del mundo. [118] [119] [120] En la industria textil, Brasil, aunque se encontraba entre los cinco mayores productores mundiales en 2013, está muy poco integrado en el comercio mundial. [121]

La minería es uno de los sectores económicos más importantes de América del Sur, especialmente para Chile, Perú y Bolivia, cuyas economías son altamente dependientes de este sector. El continente tiene grandes producciones de oro (principalmente en Perú, Brasil y Argentina) [122] plata (principalmente en Perú, Chile, Bolivia y Argentina) [123] cobre (principalmente en Chile, Perú y Brasil) [124] mineral de hierro ( Brasil, Perú y Chile) [125] zinc (Perú, Bolivia y Brasil) [126] molibdeno (Chile y Perú) [127] litio (Chile, Argentina y Brasil) [128] plomo (Perú y Bolivia) [129] bauxita (Brasil) [130] estaño (Perú, Bolivia y Brasil) [131] manganeso (Brasil) [132] antimonio (Bolivia y Ecuador) [133] níquel (Brasil) [134] niobio (Brasil) [135] renio (Chile ) [136] yodo (Chile), [137] entre otros.

Brasil se destaca en la extracción de mineral de hierro (donde es el segundo mayor productor y exportador del mundo - el mineral de hierro suele ser uno de los 3 productos de exportación que generan mayor valor en la balanza comercial del país), cobre, oro, bauxita (uno de los 5 mayores productores del mundo), manganeso (uno de los 5 mayores productores del mundo), estaño (uno de los mayores productores del mundo), niobio (concentra el 98% de las reservas conocidas en el mundo) y níquel. En términos de piedras preciosas, Brasil es el mayor productor mundial de amatista, topacio, ágata y uno de los principales productores de turmalina, esmeralda, aguamarina, granate y ópalo. [138] [139] [140] [141] [142] [143]

Chile aporta alrededor de un tercio de la producción mundial de cobre. [144] Además de cobre, Chile fue, en 2019, el mayor productor mundial de yodo [145] y renio, [146] el segundo mayor productor de litio [147] y molibdeno, [148] el sexto mayor productor de plata [149] el séptimo productor de sal, [150] el octavo productor de potasa, [151] el decimotercer productor de azufre [152] y el decimotercer productor de mineral de hierro [153] en el mundo.

En 2019, el Perú fue el segundo productor mundial de cobre [154] y plata, [155] el octavo productor mundial de oro, [156] el tercer productor mundial de plomo, [157] el segundo productor mundial de zinc, [158 ] Cuarto productor mundial de estaño, [159] quinto productor mundial de boro [160] y cuarto productor mundial de molibdeno. [161]

En 2019, Bolivia fue el octavo productor mundial de plata [162] el cuarto productor mundial de boro [163] el quinto productor mundial de antimonio [164] el quinto productor mundial de estaño [165] el sexto productor mundial de tungsteno [166 ] Séptimo productor de zinc, [167] y octavo productor de plomo. [168] [169] [170]

En 2019, Argentina fue el cuarto productor mundial de litio, [171] el noveno productor mundial de plata, [172] el decimoséptimo productor mundial de oro [173] y el séptimo productor mundial de boro. [174]

Colombia es el mayor productor de esmeraldas del mundo. [175] En la producción de oro, entre 2006 y 2017, el país produjo 15 toneladas por año hasta 2007, cuando su producción aumentó significativamente, batiendo un récord de 66,1 toneladas extraídas en 2012. En 2017, extrajo 52,2 toneladas. El país se encuentra entre los 25 mayores productores de oro del mundo. [176] En la producción de plata, en 2017 el país extrajo 15,5 toneladas. [177] [178] [179]

En la producción de petróleo, Brasil fue el décimo productor de petróleo del mundo en 2019, con 2,8 millones de barriles / día. Venezuela ocupó el puesto 21 con 877 mil barriles / día, Colombia en el 22 con 886 mil barriles / día, Ecuador en el 28 con 531 mil barriles / día y Argentina en el 29 con 507 mil barriles / día. Como Venezuela y Ecuador consumen poco petróleo y exportan la mayor parte de su producción, forman parte de la OPEP. Venezuela tuvo una gran caída en la producción después de 2015 (donde produjo 2,5 millones de barriles / día), cayendo en 2016 a 2,2 millones, en 2017 a 2 millones, en 2018 a 1,4 millones y en 2019 a 877 mil, por falta de inversiones. . [180]

En la producción de gas natural, en 2018 Argentina produjo 1524 bcf (miles de millones de pies cúbicos), Venezuela 946, Brasil 877, Bolivia 617, Perú 451, Colombia 379. [181]

A principios de 2020, en la producción de petróleo y gas natural, Brasil superó por primera vez los 4 millones de barriles de petróleo equivalente por día. En enero de 2021 se extrajeron 3.168 millones de barriles de petróleo por día y 138.753 millones de metros cúbicos de gas natural. [182]

En la producción de carbón, el continente tuvo 2 de los 30 mayores productores mundiales en 2018: Colombia (12 °) y Brasil (27 °). [183]

Plantación de uva en Argentina. Argentina y Chile se encuentran entre los 10 mayores productores de uva y vino del mundo y Brasil entre los 20 mayores.

Maíz en Dourados. Brasil y Argentina se encuentran entre los 5 mayores productores mundiales

Cultivo de salmón en Chile. Un tercio de todo el salmón que se vende en el mundo proviene del país.

Fábrica de chocolate Neugebauer en Arroio do Meio. América del Sur se especializa en el procesamiento de alimentos

Siderurgia CSN, en Volta Redonda. Brasil es uno de los 10 mayores productores de acero del mundo y Argentina es uno de los 30 mayores

Complejo industrial Klabin, en Ortigueira. Brasil es el segundo productor de celulosa y el octavo productor de papel del mundo.

Pórtico de la fábrica de calzado masculino Democrata, en Franca. Brasil es el cuarto fabricante de calzado más grande del mundo.

Hering, en Santa Catarina, Brasil. El país tiene una de las 5 industrias textiles más grandes del mundo.

Planta de General Motors en Rosario. Brasil se encuentra entre los 10 fabricantes de vehículos más grandes del mundo y Argentina entre los 30 más grandes.

Mina de cobre en Chile. América Latina produce más de la mitad del cobre mundial

Esmeralda colombiana. El país es el mayor productor de esmeraldas del mundo y Brasil es uno de los mayores productores.

Copacabana Palace, el mejor hotel de Sudamérica, en Río de Janeiro. El turismo trae importantes divisas al continente.

Producción de miel en Argentina. El país es el tercer productor de miel del mundo.

Plantación de girasol en Argentina. El país es el tercer productor mundial de semillas de girasol.

Cerezas chilenas. Chile es uno de los 5 principales productores de cerezas dulces del mundo.

Kiwi chileno. El país es uno de los 10 productores de kiwi más grandes del mundo.

Plantación de palma en Magdalena. Colombia es uno de los 5 principales productores de aceite de palma del mundo.

Piña en Brasil. El país es el tercer productor más grande del mundo. América del Sur produce cerca del 20% de la piña del mundo.

Turismo Editar

El turismo se ha convertido cada vez más en una importante fuente de ingresos para muchos países de América del Sur. [184] [185]

Los sudamericanos están influenciados culturalmente por sus pueblos indígenas, la conexión histórica con la Península Ibérica y África, y las oleadas de inmigrantes de todo el mundo.

Las naciones sudamericanas tienen una rica variedad de música. Algunos de los géneros más famosos incluyen vallenato y cumbia de Colombia, pasillo de Colombia y Ecuador, samba, bossa nova y música sertaneja de Brasil, y tango de Argentina y Uruguay. También es muy conocido el movimiento de género folclórico no comercial Nueva Canción, que se fundó en Argentina y Chile y se extendió rápidamente al resto de América Latina.

Los habitantes de la costa peruana crearon los finos dúos o tríos de guitarra y cajón en los ritmos más mestizos (mezclados) de América del Sur como la Marinera (de Lima), el Tondero (de Piura), el popular Valse criollo del siglo XIX o el Valse peruano. , la conmovedora Arequipan Yaravi y la Guaranía paraguaya de principios del siglo XX. A finales del siglo XX, el rock español surgió de la mano de jóvenes hipsters influenciados por el pop británico y el rock estadounidense. Brasil tiene una industria del pop rock en portugués, así como una gran variedad de otros géneros musicales. En las regiones central y occidental de Bolivia, las músicas andinas y folclóricas como Diablada, Caporales y Morenada son las más representativas del país, las cuales fueron originadas por influencias europeas, aymaras y quechuas.

La literatura de América del Sur ha atraído un considerable aplauso de la crítica y el público, especialmente con el boom latinoamericano de los años sesenta y setenta, y el auge de autores como Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez en novelas y Jorge Luis Borges y Pablo Neruda en otros. géneros. Los brasileños Machado de Assis y João Guimarães Rosa son ampliamente considerados como los más grandes escritores brasileños.

Comida y bebida Editar

Debido a la amplia mezcla étnica de América del Sur, la cocina de América del Sur tiene influencias africanas, mestizas, del sur de Asia, del este de Asia y europeas. Bahía, Brasil, es especialmente conocida por su cocina con influencia de África Occidental. Argentinos, chilenos, uruguayos, brasileños, bolivianos y venezolanos consumen vino con regularidad. Las personas en Argentina, Paraguay, Uruguay, el sur de Chile, Bolivia y el sur de Brasil beben mate, una hierba que se elabora. La versión paraguaya, terere, se diferencia de otras formas de mate en que se sirve frío. El pisco es un licor destilado de uvas en Perú y Chile. La cocina peruana mezcla elementos de comida china, japonesa, española, italiana, africana, árabe, andina y amazónica.

Artes plásticas Editar

El artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín (1919-1999), representó con su estilo pictórico el sentimiento de los pueblos de América Latina [188] destacando las injusticias sociales en diversas partes del mundo. El colombiano Fernando Botero (1932) es uno de los máximos exponentes de la pintura y la escultura que sigue en activo y ha sabido desarrollar un estilo propio reconocible. [189] Por su parte, el venezolano Carlos Cruz-Diez ha contribuido significativamente al arte contemporáneo, [190] con la presencia de obras en todo el mundo.

Actualmente varios artistas emergentes sudamericanos son reconocidos por críticos de arte internacionales: Guillermo Lorca - pintor chileno, [191] [192] Teddy Cobeña - escultor ecuatoriano y ganador del premio internacional de escultura en Francia) [193] [194] [195] y argentino el artista Adrián Villar Rojas [196] [197] - ganador del Premio de Arte del Museo de Zúrich entre muchos otros.

Deporte Editar

Se juega una amplia gama de deportes en el continente de América del Sur, siendo el fútbol el más popular en general, mientras que el béisbol es el más popular en Venezuela.

América del Sur fue sede de sus primeros Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil en 2016, y ha sido sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, Argentina en 2018.

América del Sur comparte con Europa la supremacía sobre el deporte del fútbol, ​​ya que todos los ganadores en la historia de la Copa Mundial de la FIFA y todos los equipos ganadores de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA provienen de estos dos continentes. Brasil tiene el récord en la Copa Mundial de la FIFA con cinco títulos en total de todos los países. [198] Argentina y Uruguay tienen dos títulos cada uno. Hasta el momento, cinco naciones sudamericanas han sido sede del torneo, incluida la primera edición en Uruguay (1930). Dos eran de Brasil (1950, 2014), Chile (1962) y Argentina (1978).

Sudamérica es el hogar del torneo internacional de fútbol de mayor duración, la Copa América, que se ha disputado regularmente desde 1916. Uruguay ganó la Copa América un récord de 15 veces, superando a anfitriones como Argentina en 2011 para alcanzar 15 títulos (antes estaban empatados a 14 títulos). títulos cada uno durante la Copa América 2011).

Además, en América del Sur, cada cuatro años se realiza un evento polideportivo, los Juegos Sudamericanos. La primera edición se realizó en La Paz en 1978 y la más reciente tuvo lugar en Santiago en 2014.

South American Cricket Championship es un torneo internacional de cricket de un día que se juega desde 1995 con equipos nacionales de América del Sur y otros equipos invitados, incluidos equipos de América del Norte, que actualmente se juega anualmente, pero hasta 2013 generalmente se jugaba cada dos temporadas.

Energía Editar

Debido a la diversidad de la topografía y las condiciones de precipitación pluviométrica, los recursos hídricos de la región varían enormemente en diferentes áreas. En los Andes, las posibilidades de navegación son limitadas, a excepción del río Magdalena, el lago Titicaca y los lagos de las regiones del sur de Chile y Argentina. El riego es un factor importante para la agricultura desde el noroeste de Perú hasta la Patagonia. Hasta mediados de la década de 1960 se había utilizado menos del 10% del potencial eléctrico conocido de los Andes.

El Altiplano brasileño tiene un potencial hidroeléctrico mucho mayor que la región andina y sus posibilidades de explotación son mayores debido a la existencia de varios ríos grandes con márgenes altos y la ocurrencia de grandes diferencias que forman enormes cataratas, como las de Paulo Afonso, Iguaçu y otros. El sistema del río Amazonas tiene alrededor de 13.000 km de vías fluviales, pero aún se desconocen sus posibilidades de uso hidroeléctrico.

La mayor parte de la energía del continente se genera a través de centrales hidroeléctricas, pero también hay una parte importante de la energía termoeléctrica y eólica. Brasil y Argentina son los únicos países de América del Sur que generan energía nuclear, cada uno con dos plantas de energía nuclear. En 1991 estos países firmaron un acuerdo de cooperación nuclear pacífica.

El gobierno brasileño ha emprendido un ambicioso programa para reducir la dependencia del petróleo importado. Las importaciones anteriormente representaban más del 70% de las necesidades de petróleo del país, pero Brasil se volvió autosuficiente en petróleo en 2006-2007. Brasil fue el décimo productor de petróleo más grande del mundo en 2019, con 2,8 millones de barriles / día. La producción logra abastecer la demanda del país. [180] A principios de 2020, en la producción de petróleo y gas natural, el país superó por primera vez los 4 millones de barriles de petróleo equivalente por día. En enero de este año se extrajeron 3,168 millones de barriles de petróleo por día y 138,753 millones de metros cúbicos de gas natural. [182]

Brasil es uno de los principales productores mundiales de energía hidroeléctrica. En 2019, Brasil tenía 217 centrales hidroeléctricas en operación, con una capacidad instalada de 98.581 MW, el 60,16% de la generación de energía del país. [199] En la generación total de electricidad, en 2019 Brasil alcanzó los 170.000 megavatios de capacidad instalada, más del 75% de fuentes renovables (la mayoría, hidroeléctricas). [200] [201]

En 2013, la Región Sudeste utilizó cerca del 50% de la carga del Sistema Integrado Nacional (SIN), siendo la principal región consumidora de energía del país. La capacidad instalada de generación de electricidad de la región totalizó casi 42.500 MW, lo que representó alrededor de un tercio de la capacidad de generación de Brasil. La generación hidroeléctrica representó el 58% de la capacidad instalada de la región, correspondiendo el 42% restante básicamente a la generación termoeléctrica. São Paulo representó el 40% de esta capacidad, Minas Gerais, cerca de un 25%, Río de Janeiro, un 13,3% y Espírito Santo, el resto. La Región Sur es propietaria de la Represa de Itaipú, que fue la mayor central hidroeléctrica del mundo durante varios años, hasta la inauguración de la Represa de las Tres Gargantas en China. Sigue siendo la segunda hidroeléctrica en funcionamiento más grande del mundo. Brasil es copropietario de la Planta de Itaipú con Paraguay: la presa está ubicada en el río Paraná, ubicado en la frontera entre países. Tiene una capacidad de generación instalada de 14 GW para 20 unidades generadoras de 700 MW cada una. La Región Norte cuenta con grandes centrales hidroeléctricas, como la Represa Belo Monte y la Represa Tucuruí, que producen gran parte de la energía nacional. El potencial hidroeléctrico de Brasil aún no se ha explotado en su totalidad, por lo que el país aún tiene capacidad para construir varias plantas de energía renovable en su territorio. [202] [203]

A febrero de 2021, [ref] según ONS, la capacidad instalada total de energía eólica fue de 19,1 GW, con un factor de capacidad promedio del 58%. [204] Si bien el factor de capacidad de producción eólica promedio mundial es del 24,7%, hay áreas en el norte de Brasil, especialmente en el estado de Bahía, donde algunos parques eólicos registran con factores de capacidad promedio superiores al 60% [205] [206] el factor de capacidad promedio en la Región Nordeste tiene un 45% en la costa y un 49% en el interior. [207] En 2019, la energía eólica representó el 9% de la energía generada en el país. [208] En 2019, se estimó que el país tenía un potencial de generación de energía eólica estimado de alrededor de 522 GW (esto, solo en tierra), energía suficiente para satisfacer tres veces la demanda actual del país. [209] [210] En 2020 Brasil fue el octavo país del mundo en términos de potencia eólica instalada (17,2 GW). [211]

La energía nuclear representa alrededor del 4% de la electricidad de Brasil. [212] El monopolio de generación de energía nuclear es propiedad de Eletronuclear (Eletrobrás Eletronuclear S / A), una subsidiaria de propiedad total de Eletrobrás. La energía nuclear es producida por dos reactores en Angra. Está ubicado en la Central Nuclear Almirante Álvaro Alberto (CNAAA) en la Praia de Itaorna en Angra dos Reis, Río de Janeiro. Consta de dos reactores de agua a presión, Angra I, con capacidad de 657 MW, conectados a la red eléctrica en 1982, y Angra II, con capacidad de 1.350 MW, conectados en 2000. Un tercer reactor, Angra III, con una potencia proyectada de 1.350 MW, está prevista su finalización. [213]

A mayo de 2021, [ref] según ONS, la capacidad instalada total de energía solar fotovoltaica fue de 9,4 GW, con un factor de capacidad promedio del 23%. [214] Algunos de los Estados brasileños más irradiados son MG ("Minas Gerais"), BA ("Bahía") y GO (Goiás), que efectivamente tienen récords mundiales de niveles de irradiación. [215] [206] [216] En 2019, la energía solar representó el 1,27% de la energía generada en el país. [208] En 2020, Brasil fue el decimocuarto país del mundo en términos de energía solar instalada (7,8 GW). [217]

En 2020, Brasil fue el segundo país más grande del mundo en la producción de energía a través de biomasa (producción de energía a partir de biocombustibles sólidos y residuos renovables), con 15,2 GW instalados. [218]

Después de Brasil, Colombia es el país de América del Sur que más se destaca en producción de energía. En 2020, el país fue el vigésimo mayor productor de petróleo del mundo y en 2015 fue el decimonoveno exportador. En gas natural, el país fue, en 2015, el 40º productor mundial. Lo más destacado de Colombia es el carbón, donde el país fue, en 2018, el duodécimo productor más grande del mundo y el quinto exportador más grande. En energías renovables, en 2020, el país se ubicó en el puesto 45 del mundo en términos de energía eólica instalada (0,5 GW), 76 en el mundo en términos de energía solar instalada (0,1 GW) y 20 en el mundo en términos de energía hidroeléctrica instalada. (12,6 GW). Venezuela, que fue uno de los mayores productores de petróleo del mundo (alrededor de 2,5 millones de barriles / día en 2015) y uno de los mayores exportadores, debido a sus problemas políticos, ha visto su producción reducida drásticamente en los últimos años: en 2016, se redujo a 2,2 millones, en 2017 a 2 millones, en 2018 a 1,4 millones y en 2019 a 877 mil, alcanzando solo 300.000 barriles / día en un momento dado. El país también se destaca en hidroelectricidad, donde fue el decimocuarto país del mundo en términos de capacidad instalada en 2020 (16,5 GW). Argentina fue, en 2017, el 18 ° productor mundial de gas natural y el mayor productor de América Latina de gas natural, además de ser el 28 ° productor de petróleo, aunque el país cuenta con el campo Vaca Muerta, que tiene cerca de 16 mil millones. barriles de petróleo de esquisto técnicamente recuperables, y es el segundo yacimiento de gas natural de esquisto más grande del mundo, el país carece de capacidad para explotar el yacimiento: es necesario capital, tecnología y conocimientos que solo pueden provenir de las empresas de energía offshore, que ven a Argentina y sus erráticas políticas económicas con considerable recelo, no queriendo invertir en el país. En energías renovables, en 2020, el país se ubicó en el puesto 27 del mundo en energía eólica instalada (2,6 GW), 42 en el mundo en energía solar instalada (0,7 GW) y 21 en el mundo en energía hidroeléctrica instalada. (11,3 GW). El país tiene un gran potencial de futuro para la producción de energía eólica en la región de la Patagonia. Chile, aunque actualmente no es un gran productor de energía, tiene un gran potencial futuro para la producción de energía solar en la región del desierto de Atacama. Paraguay se destaca hoy en producción hidroeléctrica gracias a la Central de Itaipú. Bolivia se destaca en la producción de gas natural, donde fue la 31ª más grande del mundo en 2015. Ecuador, debido a que consume poca energía, es parte de la OPEP y fue el 27º productor de petróleo del mundo en 2020, siendo el 22º mayor exportador en 2014. [219] [220] [221] [222] [223]

Transporte Editar

El transporte en América del Sur se realiza básicamente por vía terrestre, la más desarrollada de la región. También existe una considerable infraestructura de puertos y aeropuertos. El sector ferroviario y fluvial, aunque tiene potencial, suele tratarse de forma secundaria.

Brasil tiene más de 1,7 millones de km de carreteras, de los cuales 215.000 km están pavimentados y unos 14.000 km son carreteras divididas. Las dos carreteras más importantes del país son la BR-101 y la BR-116. [224] Argentina tiene más de 600.000 km de carreteras, de los cuales unos 70.000 km están pavimentados y unos 2.500 km son carreteras divididas. Las tres carreteras más importantes del país son la Ruta 9, la Ruta 7 y la Ruta 14. [224] Colombia tiene unos 210.000 km de carreteras y unos 2.300 km son carreteras divididas. [225] Chile tiene unos 82.000 km de carreteras, 20.000 de los cuales están pavimentados y unos 2.000 km son carreteras divididas. La carretera más importante del país es la Ruta 5 (Carretera Panamericana) [226] Estos 4 países son los que tienen la mejor infraestructura vial y el mayor número de carreteras de doble carril.

Debido a la Cordillera de los Andes, el Río Amazonas y la Selva Amazónica, siempre ha habido dificultades para implementar carreteras transcontinentales o bioceánicas. Prácticamente la única ruta que existía era la que conectaba Brasil con Buenos Aires, en Argentina y luego con Santiago, en Chile. Sin embargo, en los últimos años, con el esfuerzo conjunto de los países, han comenzado a surgir nuevas rutas, como Brasil-Perú (Carretera Interoceánica), y una nueva carretera entre Brasil, Paraguay, norte de Argentina y norte de Chile (Corredor Bioceánico).

Hay más de 2.000 aeropuertos en Brasil. El país tiene el segundo mayor número de aeropuertos del mundo, solo detrás de Estados Unidos. El Aeropuerto Internacional de São Paulo, ubicado en la Región Metropolitana de São Paulo, es el más grande y concurrido del país: el aeropuerto conecta São Paulo con prácticamente todas las principales ciudades del mundo. Brasil tiene 44 aeropuertos internacionales, como los de Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte, Porto Alegre, Florianópolis, Cuiabá, Salvador, Recife, Fortaleza, Belém y Manaus, entre otros. Argentina cuenta con importantes aeropuertos internacionales como Buenos Aires, Córdoba, Bariloche, Mendoza, Salta, Puerto Iguazú, Neuquén y Usuhaia, entre otros. Chile cuenta con importantes aeropuertos internacionales como Santiago, Antofagasta, Puerto Montt, Punta Arenas e Iquique, entre otros. Colombia cuenta con importantes aeropuertos internacionales como Bogotá, Medellín, Cartagena, Cali y Barranquilla, entre otros. Otros aeropuertos importantes son los de las capitales de Uruguay (Montevideo), Paraguay (Asunción), Perú (Lima), Bolivia (La Paz) y Ecuador (Quito). Los 10 aeropuertos más transitados de América del Sur en 2017 fueron: São Paulo-Guarulhos (Brasil), Bogotá (Colombia), São Paulo-Congonhas (Brasil), Santiago (Chile), Lima (Perú), Brasilia (Brasil), Río de Janeiro. (Brasil), Buenos Aires-Aeroparque (Argentina), Buenos Aires-Ezeiza (Argentina) y Minas Gerais (Brasil). [227]

En cuanto a los puertos, Brasil tiene algunos de los puertos más activos de América del Sur, como el Puerto de Santos, Puerto de Río de Janeiro, Puerto de Paranaguá, Puerto de Itajaí, Puerto de Rio Grande, Puerto de São Francisco do Sul y Puerto de Suape. Argentina tiene puertos como el Puerto de Buenos Aires y el Puerto de Rosario. Chile cuenta con importantes puertos en Valparaíso, Caldera, Mejillones, Antofagasta, Iquique, Arica y Puerto Montt. Colombia cuenta con importantes puertos como Buenaventura, Terminal de Contenedores de Cartagena y Puerto Bolívar. Perú tiene importantes puertos en Callao, Ilo y Matarani. Los 15 puertos más activos de América del Sur son: Puerto de Santos (Brasil), Puerto de Bahía de Cartagena (Colombia), Callao (Perú), Guayaquil (Ecuador), Buenos Aires (Argentina), San Antonio (Chile), Buenaventura (Colombia) ), Itajaí (Brasil), Valparaíso (Chile), Montevideo (Uruguay), Paranaguá (Brasil), Rio Grande (Brasil), São Francisco do Sul (Brasil), Manaus (Brasil) y Coronel (Chile). [228]

La red ferroviaria brasileña tiene una extensión de unos 30.000 kilómetros. Básicamente se utiliza para transportar minerales. [229] La red ferroviaria argentina, con 47.000 km de vías, fue una de las más grandes del mundo y sigue siendo la más extensa de América Latina. Llegó a tener unos 100.000 km de raíles, pero el levantamiento de vías y el énfasis puesto en el transporte motorizado lo redujeron gradualmente. Tiene cuatro senderos diferentes y conexiones internacionales con Paraguay, Bolivia, Chile, Brasil y Uruguay. Chile tiene casi 7.000 km de vías férreas, con conexiones a Argentina, Bolivia y Perú. Colombia tiene solo unos 3500 km de vías férreas. [230]

Entre las principales vías fluviales brasileñas destacan dos: Hidrovia Tietê-Paraná (que tiene una longitud de 2.400 km, 1.600 en el río Paraná y 800 km en el río Tietê, drenando la producción agrícola de los estados de Mato Grosso, Mato Grosso do Sul , Goiás y parte de Rondônia, Tocantins y Minas Gerais) e Hidrovia do Solimões-Amazonas (tiene dos tramos: Solimões, que se extiende desde Tabatinga a Manaus, con aproximadamente 1600 km, y Amazonas, que se extiende desde Manaos a Belém, con 1650 Km. Casi en su totalidad el transporte de pasajeros desde la llanura amazónica se realiza por esta vía fluvial, además de prácticamente todo el transporte de carga que se dirige a los principales centros regionales de Belém y Manaus). En Brasil, este transporte todavía está infrautilizado: los tramos de vías navegables más importantes, desde el punto de vista económico, se encuentran en el sureste y sur del país. Su pleno aprovechamiento aún depende de la construcción de esclusas, grandes obras de dragado y, principalmente, de puertos que permitan la integración intermodal. En Argentina, la red de vías navegables está formada por los ríos La Plata, Paraná, Paraguay y Uruguay. Los principales puertos fluviales son Zárate y Campana. El puerto de Buenos Aires es históricamente el primero en importancia individual, pero el área conocida como Up-River, que se extiende a lo largo de 67 km de la porción Santa Fé del río Paraná, aglutina 17 puertos que concentran el 50% de las exportaciones totales de el país.

Solo dos ferrocarriles son continentales: el Transandina, que conecta Buenos Aires, en Argentina con Valparaíso, en Chile, y el Ferrocarril Brasil-Bolivia, que lo convierte en la conexión entre el puerto de Santos en Brasil y la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. , en Bolivia. Además, está la Carretera Panamericana, que atraviesa Argentina y los países andinos de norte a sur, aunque algunos tramos están inconclusos. [231]

En el sector ferroviario se dan dos áreas de mayor densidad: la red platino, que se desarrolla en torno a la región Platine, en gran parte perteneciente a Argentina, con más de 45.000 km de longitud y la red Sureste de Brasil, que atiende principalmente al estado de São Paulo, estado de Río de Janeiro y Minas Gerais. Brasil y Argentina también se destacan en el sector vial. Además de las modernas carreteras que se extienden por el norte de Argentina y el sureste y sur de Brasil, un vasto complejo vial tiene como objetivo unir Brasilia, la capital federal, con las regiones sur, sureste, noreste y norte de Brasil.

América del Sur tiene una de las bahías de vías navegables interiores más grandes del mundo, representada principalmente por la cuenca del Amazonas, la cuenca del Platine, las cuencas de São Francisco y Orinoco, Brasil tiene alrededor de 54.000 km navegables, mientras que Argentina tiene 6.500 km y Venezuela, 1.200 km.

Las dos principales flotas mercantes también pertenecen a Brasil y Argentina. Los siguientes son los de Chile, Venezuela, Perú y Colombia. Los puertos de mayor movimiento comercial son los de Buenos Aires, Santos, Río de Janeiro, Bahía Blanca, Rosario, Valparaíso, Recife, Salvador, Montevideo, Paranaguá, Río Grande, Fortaleza, Belém y Maracaibo.

En América del Sur, la aviación comercial tiene un magnífico campo de expansión, que cuenta con una de las líneas de densidad de tráfico más grandes del mundo, Río de Janeiro-São Paulo, y grandes aeropuertos, como Congonhas, São Paulo – Guarulhos International y Viracopos (São Paulo ), Internacional de Río de Janeiro y Santos Dumont (Río de Janeiro), El Dorado (Bogotá), Ezeiza (Buenos Aires), Aeropuerto Internacional Tancredo Neves (Belo Horizonte), Aeropuerto Internacional de Curitiba (Curitiba), Brasilia, Caracas, Montevideo, Lima , Aeropuerto Internacional Viru Viru (Santa Cruz de la Sierra), Recife, Salvador, Aeropuerto Internacional Salgado Filho (Porto Alegre), Fortaleza, Manaus y Belém.

El principal transporte público de las principales ciudades es el autobús. Muchas ciudades también tienen un sistema diverso de metro y trenes subterráneos, el primero de los cuales fue el subte de Buenos Aires, inaugurado en 1913. [232] El metro de Santiago [233] es la red más grande de América del Sur, con 103 km, mientras que el de São El metro de Paulo es el más grande en transporte, con más de 4,6 millones de pasajeros por día [234] y fue votado como el mejor de América.Río de Janeiro instaló el primer ferrocarril del continente en 1854. Hoy la ciudad cuenta con un vasto y diversificado sistema de trenes metropolitanos, integrados con autobuses y metro. Recientemente también se inauguró en la ciudad un Sistema de Tren Ligero llamado VLT, un pequeño tranvía eléctrico de baja velocidad, mientras que São Paulo inauguró su monorraíl, el primero de Sudamérica. [ cita necesaria ] En Brasil, también se ha desarrollado un sistema de autobús expreso llamado Bus Rapid Transit (BRT), que opera en varias ciudades. Mi Teleférico, también conocido como Teleférico La Paz-El Alto (Teleférico La Paz-El Alto), es un sistema de transporte urbano de teleférico aéreo que sirve al área metropolitana de La Paz-El Alto en Bolivia.


La trata de esclavos en América del Sur

Las historias de la trata transatlántica de esclavos suelen centrarse en los esclavizados en las colonias de América del Norte y, a menudo, pasan por alto a su contraparte del sur. Sin embargo, los esclavizados en América del Norte durante el período colonial eran una minoría, solo el 6% de los africanos fueron llevados a la costa este de América del Norte entre 1500 y 1870. Las importaciones de esclavos de África fueron llevadas abrumadoramente a América del Sur y el Caribe. Aunque el sur de los Estados Unidos es conocido por su brutalidad pasada hacia la población esclava, los esclavizados en áreas como Brasil, Colombia y Bolivia experimentaron una realidad mucho más dura.

Sin embargo, al igual que en América del Norte, la esclavitud existía en América del Sur incluso antes de que la importación de esclavos africanos transformara el paisaje de la región. Después del descubrimiento de las Américas por Cristóbal Colón en 1492, gran parte de América del Sur se dividió entre los españoles y los portugueses con el Tratado de Tordesillas en 1494. Cuando los europeos llegaron a América del Sur, esclavizaron a los habitantes nativos y los utilizaron como mano de obra libre para trabajar en sus minas y las plantaciones de algodón, azúcar, café y tabaco que se estaban desarrollando. Además, poco después de la colonización europea, los nativos de estas regiones disminuyeron rápidamente en número.

Los europeos que llegaron a América trajeron consigo enfermedades a las que los nativos no estaban acostumbrados, que algunos han descrito como el "intercambio colombino". Enfermedades como el sarampión, la influenza, las paperas, el tifus y la viruela fueron perjudiciales para los habitantes indios de América del Sur. Tales enfermedades tuvieron un efecto profundo en la mortalidad nativa durante este período, sin embargo, los historiadores no están muy seguros de las cifras exactas de devastación que causó. Sin embargo, se ha estimado que en las Américas en su conjunto, los indios nativos ascendían a 50 millones en 1500. Para 1600, después de 100 años de trabajo forzoso, colonización y enfermedades, eran apenas 8 millones. Para 1650, algunos estiman que el 90% de la población nativa había muerto. Por lo tanto, la colonización de América del Sur fue devastadora para los habitantes de la India, y esta pérdida ha sido descrita como uno de los mayores desastres demográficos de la historia de la humanidad. Fue entonces cuando los europeos de América del Sur se dirigieron a África en busca de una nueva fuerza laboral que fuera la nueva columna vertebral de su economía agrícola.

Dado que la mayoría de los africanos fueron colocados en las colonias españolas y portuguesas de América del Sur, transformaron en gran medida las sociedades en las que fueron esclavizados. El trato y las condiciones de los esclavos africanos recién importados variaron de un lugar a otro, pero, como se mencionó anteriormente, en lugares como Brasil experimentaron un nivel de brutalidad incluso peor que en los estados del sur de América del Norte. Esto se debió a la opinión de que los esclavos eran prescindibles y reemplazables. Por ejemplo, en Bolivia, la esperanza de vida de un esclavo africano que trabajaba en las minas como mula era de apenas dos meses. Sin embargo, en contraste, los africanos en América Latina eran muy diversos en sus condiciones económicas, sociales y demográficas. No todos los africanos que llegaron a América del Sur fueron esclavizados y algunos experimentaron mayores libertades que los de las colonias de América del Norte. Por ejemplo, algunas áreas permitieron que los esclavos se casaran y en otras incluso se les enseñó a leer y escribir. Paradójicamente, Brasil, aunque tiene reputación de brutalidad, también tuvo el mayor número de matrimonios de esclavos en el período colonial.

Hoy, los descendientes de los africanos esclavizados durante este período todavía tienen un profundo efecto en el paisaje de América Latina. De hecho, la población africana más grande fuera de África existe en Brasil. Han tenido una influencia considerable en la configuración de las sociedades de América Latina. Al igual que en los Estados Unidos, los africanos enviados a América del Sur en el período colonial trajeron consigo muchas costumbres, religiones y tradiciones que contribuyen a la cultura que existe en estos países hoy. Esto se puede ver más claramente cuando se mira a la religión. Las creencias religiosas que surgieron de África y que todavía existen hoy en día, por ejemplo, Shango en Venezuela y Brasil, ya no se limitan solo a las personas de origen africano. La literatura y las artes también han experimentado una gran influencia africana. Muchos poemas y novelas de América Latina muestran elementos de estilos o conceptos africanos, lo que demuestra además un intercambio cultural de gran alcance. Ya sea que estos descendientes de africanos libres y esclavizados existan hoy como mayoría o minoría en América Latina, su influencia en estas sociedades todavía está muy presente.


Vida vegetal

La vida vegetal de América del Sur se caracteriza según la región climática.

Las áreas de selva tropical son selvas de bosques densos y húmedos. La imagen (izquierda) muestra un área de la selva amazónica.

Las regiones desérticas albergan aquellas plantas que pueden sobrevivir a las condiciones áridas e incluyen variedades de cactus.

La región de bosques caducifolios tiene una gran cantidad de vida vegetal e incluye árboles altos y bajos, arbustos, plantas pequeñas y musgos.

Debido al frío durante los meses de invierno, solo los pastos y arbustos cortos pueden sobrevivir en la región alpina / montañosa.

Las regiones de pastizales y sabanas se caracterizan por grandes áreas abiertas de pasto alto o corto.

Las plantas que se encuentran en la región mediterránea se han adaptado a las diferencias de lluvia y temperatura entre el invierno y el verano e incluyen palmeras, cítricos, bosques y matorrales.


Mapa de Masas de Agua de América del Sur

Un mapa que muestra las principales masas de agua que rodean América del Sur. América del Sur limita con el Océano Pacífico Sur, el Océano Atlántico Sur, el Océano Austral y el Mar Caribe. En el norte, el Golfo de Panamá está conectado con el Mar Caribe y el Océano Atlántico por el Canal de Panamá. El lago Titicaca, entre Bolivia y Perú, es el lago más grande de América del Sur. Otros cuerpos de agua importantes incluyen el Golfo de Paria, el Golfo de San Matías, el Golfo de San Jorge y el Golfo de Penas.


Cultura y tradición # 038 en América del Sur

Entre los diversos pueblos de América del Sur, se estima que más del 75% de todos sus habitantes son católicos romanos y más de la mitad de la población total habla portugués, sin embargo, entre el 25% restante de protestantes, hindúes y musulmanes, la cultura es variada y increíblemente fuerte en toda la región. A continuación, echamos un vistazo a algunas de las culturas y tradiciones más interesantes que se encuentran en casa en América del Sur.

La música y el amp dance siempre han sido una gran influencia en la región e incluyen una amplia variedad de estilos, desde rock y pop contemporáneo hasta géneros folklóricos y nativos más populares, como la música de baile brasileña Samba, la música de baile en pareja de Argentina y amp Urugayan Tango y la colombiana. baile de cortejo estilo cumbia. Otros estilos y géneros populares incluyen la salsa cubana, la banda mexicana, el bolero español, la música de guitarra mexicana ranchera y la música puertorriqueña reggaetón inspirada en el reggae afrocaribeño.

Por supuesto, las partes culturales y tradicionales más importantes de los países también incluyen numerosos eventos que tienen lugar durante todo el año. A continuación, se muestran algunos de los favoritos comunes en toda la región de América del Sur.


El más famoso de estos eventos es el Carnaval que se lleva a cabo en diferentes fechas en diferentes países. Sin embargo, el motivo de colores fuertes con plumas, cuentas y luces casi siempre está presente en cada uno.

En Argentina, se lleva a cabo la Murga que incorpora un tipo de teatro musical con fuerza en cada celebración, típicamente las canciones dentro del musical están diseñadas para reflejar el año anterior y, por lo tanto, por diseño, son inherentemente satíricas. En Bolivia, el Carnaval de Oruro se considera una fiesta religiosa de más de dos mil años y se celebra con el estilo de baile Llama llama o Diablada y reúne a más de cincuenta grupos de baile cada año.

Por supuesto, el más importante es el Carnaval de Brasil, que con mayor frecuencia tiene sus celebraciones más importantes en Vitoria, Sao Paulo y la capital de Brasil, Río de Janeiro. Cada evento presenta una precesión de coloridas carrozas y mascaradas organizadas por una variedad de escuelas de samba y presenta muchas influencias culturales reflejadas en el desfile, incluidas las que se encuentran de forma nativa en América del Sur y en África.


Más adelante en el año, se celebra la Fiesta Nacional de la Vendimia en Mendoza, Argentina. El festival celebra la cosecha de las uvas y tiene una fuerte conexión religiosa, pidiendo la bendición divina sobre la fruta al comienzo del festival. Sin embargo, a medida que avanza, el evento da un giro y presenta a las mujeres más bonitas de cada área desfilando en carros por las calles de Mendoza vestidas con trajes y atuendos coloridos.

Posteriormente, hombres vestidos con atuendos estilo gaucho, que recuerdan a los vaqueros, se unen a ellos a caballo y a pie, así como bailarines que representan a provincias de todo el país. Cuando el festival llega a su fin, el Acto Central se lleva a cabo en el Frank Romero Day Green Theatre y exhibe una ráfaga de luces y sonidos mientras presenta a más de cien artistas de diferentes estilos y talentos, así como una variedad de música folclórica tradicional. El espectáculo se cierra con un cierre de la Reina Nacional de la Vendimia y un enorme castillo de fuegos artificiales.


A mitad de año se celebra en México el Inti Raymi, el evento inca más importante. Su nombre se traduce como Festival del Sol y es una ceremonia religiosa que se centra en el dios Inti. Una vez que fue celebrado por el antiguo Imperio Inca, ahora desaparecidas las ceremonias se han celebrado todos los años desde 1535, por los conquistadores españoles y la Iglesia Católica. Las celebraciones involucran la máscara tejida de Aya Huma, por la que el festival es famoso, así como muchos otros trajes coloridos, comida deliciosa y música tradicional.


Desde 1957, la Feria de las Flores, un festival español que se lleva a cabo en Medellín, Colombia, se lleva a cabo todos los años y es ampliamente considerado como la exhibición de flores y la celebración floral más grande del mundo. Las festividades celebran el fin de la esclavitud cuando, en lugar de flores, los ungüentos llevaron a hombres y mujeres a lomos de las colinas empinadas. Sin embargo, el enfoque no es solo el fin de la esclavitud, también presenta desfiles de automóviles y caballos, así como un concurso de belleza y una variedad de conciertos.

Llena de tanta tradición y rebosante de cultura, América del Sur es una tierra hermosa y tiene una variedad de puestos disponibles en muchos institutos educativos de toda la región. ¿Por qué no echa un vistazo a las ofertas de trabajo de SeekTeacher para esta región?


Eduardo Galeano: Venas abiertas de América Latina

A diferencia de los autores anteriores, Galeano se centra en la historia económica y política de América Latina. Este es un curso acelerado sobre la historia del desarrollo de la región y cómo los países, paso a paso, obtuvieron las condiciones en las que se encuentran ahora.

El autor proporciona un breve trasfondo histórico de todos los países disponibles en el continente. Si desea descubrir la historia de América Latina en pocas palabras, evite pedir un ensayo o comprar una presentación en PowerPoint: este libro es una guía perfecta para la vida allí.

El libro es interesante para quienes están familiarizados con la política y la historia. Galeano explica cómo los países ricos en recursos naturales como minerales y metales aún sufren de pobreza. Se tienen en cuenta las influencias coloniales e invasoras de Gran Bretaña, España y Estados Unidos. Finalmente, el autor le brinda un breve trasfondo histórico sobre cómo los países permanecen subdesarrollados debido a la mala política y la vulnerabilidad a los invasores externos. ¿Cómo se obtienen ideas y se planifica la propuesta de matrimonio perfecta mientras está de vacaciones en Nueva York? https://proposal007.com/proposal-photography/ elegir un destino magnífico para proponer es un paso casi seguro hacia el éxito, ¡así que ya estás en el camino correcto! El libro se puede comprar en Amazon.


Ecuador

En América del Sur, es en Ecuador donde encontramos la primera evidencia de una "cultura" real en términos de formas de arte. Aunque el hombre había estado en América del Sur durante 50.000 años o más, no es hasta el período de 15.000 a. C. hasta aproximadamente el 3200 a.C., que vemos los primeros signos de desarrollo. Es aproximadamente en el 3200 a.C., cuando vemos por primera vez los efectos de la cultura y la tecnología olmeca que se han filtrado hacia el sur, en esa cerámica datable, que ahora se sabe que existe en América del Sur, en Valdivia.

Durante el tiempo inicial, hubo un período de desarrollo largo y constante en la región, y este desarrollo coincidió con un aumento constante de la población. Aunque las grandes ciudades y algunas de las otras actividades culturales importantes, que luego se desarrollarían más al sur, no se encontraban en Ecuador, sin embargo, hubo un logro cultural considerable allí. Y a partir de este comienzo temprano creció la cultura Valdivia.


Ver el vídeo: 20 Best Indian Films of 2021. Bollywood. Malayalam. South Indian Cinema