Derechos humanos de Surinam - Historia

Derechos humanos de Surinam - Historia

Informes nacionales de 2009 sobre prácticas de derechos humanos

11 de marzo de 2010

Saint Kitts y Nevis es una federación y democracia parlamentaria y multipartidista, con una población de aproximadamente 39.200. En las elecciones nacionales de 2004, el Partido Laborista de Saint Kitts y Nevis (SKNLP) del primer ministro Denzil Douglas ganó siete escaños en la legislatura de 11 escaños. Los observadores internacionales concluyeron que la elección fue creíble y que los resultados reflejaron la voluntad de los votantes, pero señalaron debilidades en el proceso electoral. La constitución otorga a la isla más pequeña de Nevis un autogobierno considerable bajo un primer ministro, así como el derecho a separarse de la federación de acuerdo con ciertos procedimientos enumerados. En 2006, los votantes de Nevis eligieron a Joseph Parry del Partido de la Reforma de Nevis (NRP) como primer ministro. Las autoridades civiles en general mantuvieron un control efectivo de las fuerzas de seguridad.

Aunque el gobierno en general respetó los derechos humanos de sus ciudadanos, los problemas incluían el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, las malas condiciones carcelarias y la violencia contra las mujeres.

RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Sección 1 Respeto por la integridad de la persona, incluida la libertad de:

una. Privación arbitraria o ilegal de la vida

No hubo informes de que el gobierno o sus agentes cometieran homicidios arbitrarios o ilegales.

Tras la investigación de un forense, ningún agente de policía fue acusado del homicidio policial de Philmore "Kiddy" Seaton en 2007. El soldado de la fuerza de seguridad Louis Richards fue acusado y condenado por homicidio involuntario por el asesinato de Clyde Williams en 2007.

B. Desaparición

No hubo informes de desapariciones por motivos políticos.

C. Tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes

La constitución prohíbe tales prácticas y no hubo informes de que funcionarios gubernamentales las emplearan. Sin embargo, debido a un número cada vez mayor de incidentes violentos que involucraron a la policía, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley fueron objeto de un mayor escrutinio y los ciudadanos tenían cada vez más miedo de denunciar delitos debido a la mano dura con la que la policía desempeñaba sus funciones. El castigo corporal es una medida legal y aceptada para los menores en las escuelas y el sistema judicial. Un tribunal puede ordenar que una persona acusada reciba latigazos si se la declara culpable.

Las autoridades no presentaron cargos contra la policía que disparó e hirió a Devon Albertine en enero de 2008. Tampoco se presentaron cargos contra la policía que disparó contra Beko Lapsey, también en enero de 2008. En ambos incidentes, las autoridades determinaron que los disparos eran justificables.

Condiciones de prisiones y centros de detención

Las cárceles seguían superpobladas y las instalaciones, austeras. Construida en 1840, la prisión de Saint Kitts tenía una capacidad prevista de 150 prisioneros, pero tenía 259 prisioneros; algunos prisioneros dormían en esteras en el suelo. Había instalaciones separadas para hombres y mujeres. El personal penitenciario recibió periódicamente formación en derechos humanos.

El gobierno permitió las visitas a las cárceles de observadores independientes de derechos humanos, aunque no se tuvo noticia de que hubieran tenido lugar durante el año.

D. Arresto o detención arbitrarios

La constitución prohíbe el arresto y la detención arbitrarios, y el gobierno generalmente observó estas prohibiciones.

Papel de la policía y los aparatos de seguridad

Las fuerzas de seguridad consisten en una fuerza policial de 412 oficiales, incluida una Unidad de Servicios Especiales paramilitares, un guardacostas y una pequeña fuerza de defensa. Las fuerzas militares patrullaban conjuntamente con la policía. El ejército y la policía dependen del Ministerio de Seguridad Nacional, Justicia y Trabajo.

Los oficiales superiores de policía investigaron las denuncias contra miembros de la fuerza policial. Cuando se justifica, los remiten a un tribunal disciplinario interno para su fallo; las sanciones incluyen despido, advertencias u otra acción administrativa. No se dispuso de información sobre el número o la resolución de los casos examinados durante el año.

Procedimientos de arresto y tratamiento durante la detención

La policía puede arrestar a una persona basándose en la sospecha de actividad delictiva sin una orden judicial. La ley exige que las personas detenidas sean acusadas en un plazo de 48 horas o sean puestas en libertad. Si se le imputan cargos, el detenido debe comparecer ante un tribunal en un plazo de 72 horas. Existe un sistema de fianza en funcionamiento. Se permitió a los miembros de la familia, los abogados y el clero visitar a los detenidos con regularidad.

Los detenidos pueden ser retenidos por un máximo de siete días en espera de una audiencia de fianza. Los acusados ​​de infracciones graves quedan en prisión preventiva a la espera de juicio, mientras que los acusados ​​de infracciones leves quedan en libertad bajo palabra.

mi. Denegación de un juicio público justo

La constitución prevé un poder judicial independiente, y el gobierno en general respetó esta disposición en la práctica.

El sistema judicial incluye el Tribunal Superior y cuatro tribunales de magistrados a nivel local, con derecho a apelar ante el Tribunal de Apelación del Caribe Oriental. Se puede hacer una apelación final al Privy Council en el Reino Unido.

Procedimientos de juicio

La constitución prevé un juicio justo, rápido y público, y estos requisitos en general se cumplieron. Los acusados ​​tienen derecho a estar presentes y a consultar con un abogado de manera oportuna. Existe una presunción de inocencia y los acusados ​​pueden interrogar o confrontar a los testigos. Los jurados se utilizan en el nivel del Tribunal Superior solo para asuntos penales. Se disponía de asistencia jurídica gratuita para los acusados ​​indigentes únicamente en casos de pena capital.

Presos y detenidos políticos

No hubo informes de presos políticos o detenidos.

Procedimientos y recursos judiciales civiles

Existe un poder judicial independiente e imparcial para los asuntos civiles, incluidas las demandas por presuntas violaciones de los derechos civiles.

F. Interferencia arbitraria con la privacidad, la familia, el hogar o la correspondencia

La constitución prohíbe tales prácticas y el gobierno generalmente respetó estas prohibiciones en la práctica.

Sección 2 Respeto por las libertades civiles, que incluye:

una. Libertad de expresión y prensa

La constitución establece la libertad de expresión y de prensa, y el gobierno en general respetó estos derechos en la práctica.

Había ocho estaciones de radio y dos diarios en las islas. Además, cada partido político importante publicó un periódico semanal o quincenal. Las publicaciones de la oposición criticaron libremente al gobierno y los medios internacionales estaban disponibles. La televisión era propiedad del gobierno y había algunas restricciones gubernamentales sobre el acceso de la oposición al medio.

Libertad en Internet

No hubo restricciones gubernamentales sobre el acceso a Internet o informes de que el gobierno supervisaba el correo electrónico o las salas de chat de Internet. Las personas y los grupos pueden participar en la expresión pacífica de opiniones a través de Internet, incluido el correo electrónico. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, había 31 usuarios de Internet por cada 100 habitantes en 2008.

Libertad académica y eventos culturales

No hubo restricciones gubernamentales sobre la libertad académica o eventos culturales.

B. Libertad de reunión y asociación pacífica

La constitución establece la libertad de reunión y asociación, y el gobierno generalmente respetó estos derechos en la práctica.

C. Libertad de religión

La constitución establece la libertad de religión y, en general, el gobierno respetó este derecho en la práctica.

Abusos sociales y discriminación

No hubo informes de abusos sociales o discriminación, incluidos actos antisemitas. No había una comunidad judía organizada.

Para una discusión más detallada, vea el Informe de Libertad Religiosa Internacional de 2009 en www.state.gov/g/drl/rls/irf.

D. Libertad de circulación, desplazados internos, protección de refugiados y apátridas

La constitución y la ley establecen la libertad de movimiento dentro del país, los viajes al extranjero, la emigración y la repatriación, y el gobierno en general respetó estos derechos en la práctica.

La ley no aborda el exilio forzoso, pero el gobierno no la utilizó.

Protección de refugiados

La ley prevé la concesión del asilo o el estatuto de refugiado de conformidad con la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, pero no con su protocolo de 1967, que el gobierno no ha firmado. Sin embargo, el gobierno no ha establecido un sistema para brindar protección a los refugiados. En la práctica, el gobierno brindó protección contra la expulsión o el regreso de refugiados a países donde sus vidas o su libertad estarían amenazadas, pero no otorgó habitualmente el estatuto de refugiado ni el asilo.

El gobierno cooperó con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y estaba dispuesto a cooperar con otras organizaciones humanitarias para ayudar a los refugiados y solicitantes de asilo. En el único caso que ocurrió, una entrevista del ACNUR determinó que el solicitante de asilo era un refugiado económico. Hay un enlace honorario del ACNUR en el país.

Sección 3 Respeto por los derechos políticos: el derecho de los ciudadanos a cambiar de gobierno

La constitución otorga a los ciudadanos el derecho a cambiar de gobierno pacíficamente, y los ciudadanos ejercieron este derecho en la práctica a través de elecciones periódicas celebradas sobre la base del sufragio universal.

Elecciones y participación política

Existe un sistema político multipartidista, en el que los partidos políticos tienen libertad para realizar sus actividades. En diciembre, el gobierno convocó a que las próximas elecciones generales se llevaran a cabo el 26 de enero de 2010.

En las elecciones generales de octubre de 2004, el SKNLP del primer ministro Denzil Douglas regresó al poder después de ganar siete de los ocho escaños asignados a Saint Kitts en los 11 escaños de la Asamblea Nacional. El partido People's Action Movement (PAM) ganó un escaño. El partido Movimiento de Ciudadanos Preocupados ganó dos de los tres escaños de la asamblea asignados a Nevis. El equipo de observadores de la Commonwealth clasificó las reglas electorales como "seguidas pero defectuosas" e informó preocupaciones sobre el fraude electoral, la intimidación y la influencia extranjera. La falta de un requisito para probar la identidad limitó la capacidad de los funcionarios electores para evitar que las personas votaran más de una vez. El uso de asesores de campaña extranjeros fue controvertido, los servicios de información del gobierno fueron acusados ​​de cobertura parcial y el gobierno deportó y rechazó el reingreso a un consultor líder de la oposición.

En 2007, el parlamento aprobó una ley de reforma electoral destinada a abordar las acusaciones del PAM sobre prácticas electorales corruptas por parte del gobernante SKNLP; sin embargo, la legislación no abordó todas esas preocupaciones, especialmente las salvaguardias contra las personas que votan varias veces. No existen regulaciones de financiamiento de campañas ni prohibiciones a los partidos políticos que paguen por el transporte de ciudadanos extranjeros para regresar al país para votar. La nueva legislación no incluye el voto en ausencia, pero no hay restricciones para que los partidos políticos proporcionen fondos para que los ciudadanos vuelvan a votar. Aunque la oposición se quejó del proceso de reinscripción de votantes, en el que todos los votantes debían comparecer en persona, se completó en septiembre de 2008 sin mayores incidentes.

La isla de Nevis ejerce un autogobierno considerable, con su propio primer ministro y legislatura. En 2006, los votantes de Nevis eligieron a Joseph Parry del NRP como primer ministro.

El gobernador general nombra a tres senadores, dos por recomendación del primer ministro y uno por recomendación del líder de la oposición. No había mujeres en el parlamento ni en el gabinete; tres de los cuatro magistrados eran mujeres, el secretario judicial era una mujer y seis de los 11 secretarios permanentes eran mujeres. En Nevis, un miembro electo de la Cámara de la Asamblea, el presidente designado de la Cámara de la Asamblea y el juez residente de la isla eran mujeres.

Sección 4 Corrupción oficial y transparencia gubernamental

La ley establece sanciones penales por corrupción oficial y, en general, el gobierno implementó estas leyes de manera efectiva. Hubo informes aislados de corrupción gubernamental durante el año. El partido de oposición PAM continuó alegando posibles faltas de conducta por parte de funcionarios del gobierno.

Los funcionarios públicos no están sujetos a las leyes de divulgación financiera y no existe una agencia responsable de combatir la corrupción gubernamental.

Si bien ninguna ley prevé el acceso público a la información del gobierno, el gobierno mantuvo un sitio web con información limitada sobre las acciones del gobierno.

Sección 5 Actitud gubernamental con respecto a la investigación internacional y no gubernamental de presuntas violaciones de los derechos humanos

Si bien no existen restricciones gubernamentales sobre los grupos de derechos humanos, ningún grupo local de derechos humanos operaba en el país. No hubo solicitudes de investigación o visitas de grupos internacionales de derechos humanos durante el año.

Sección 6 Discriminación, abusos sociales y trata de personas

La constitución prohíbe la discriminación por motivos de raza, lugar de origen, nacimiento fuera del matrimonio, opinión o afiliación política, color, género o credo, y el gobierno en general respetó estas prohibiciones en la práctica.

Mujeres

La ley prohíbe la violación, pero no se ocupa de la violación conyugal. Las penas por violación van desde dos años de prisión por incesto entre menores hasta cadena perpetua por estupro o incesto con alguien menor de 16 años. La agresión al pudor tiene una pena máxima de siete años de prisión. El incesto con una persona de 16 años o más conlleva una pena de 20 años de prisión. Durante el año, la policía investigó varios casos de violación y atentado al pudor.

La violencia contra la mujer es un problema. La ley tipifica como delito la violencia doméstica, incluido el abuso emocional, y establece sanciones de hasta EC $ 13,500 ($ 5,000) o seis meses de prisión. Aunque muchas mujeres se mostraron reacias a presentar denuncias o presentarlas ante los tribunales, el Ministerio de Asuntos de Género tramita un promedio anual de 25 a 30 denuncias de violencia doméstica. El director creía que, debido a la naturaleza del crimen, muchas mujeres no se sentían cómodas denunciándolo o pidiendo una orden de protección. No hubo procesamientos ni condenas por violencia doméstica durante el año.

El ministerio ofreció asesoramiento a las víctimas de abuso y realizó capacitación sobre violencia doméstica y violencia de género para funcionarios de los departamentos de policía y bomberos, enfermeras, orientadores escolares y otros empleados del gobierno.

La prostitución es ilegal y no se consideró un problema.

La ley no aborda específicamente el acoso sexual y siguió siendo un problema.

El papel de la mujer en la sociedad no está restringido por la ley, sino por la cultura y la tradición. En general, se protegían los derechos reproductivos; las parejas y las personas tenían derecho a decidir el número, el espaciamiento y el momento de tener hijos. La Oficina Nacional de Planificación Familiar proporcionó información sobre anticoncepción y apoyo a los derechos reproductivos de forma no discriminatoria. La asistencia calificada durante el parto y la atención posparto estuvo ampliamente disponible. Las mujeres y los hombres gozan de igualdad de acceso a los servicios de diagnóstico y tratamiento del VIH / SIDA y las enfermedades de transmisión sexual.

No hubo discriminación social abierta contra las mujeres en el empleo, aunque los análisis sugirieron que las mujeres no ocupaban tantos puestos de responsabilidad como los hombres. El Ministerio de Asuntos de Género llevó a cabo programas que abordan la pobreza y la salud y promueven mecanismos institucionales para mejorar la condición de la mujer y alcanzar posiciones de liderazgo para la mujer. Aunque ninguna legislación exige igual salario por igual trabajo, las mujeres y los hombres generalmente reciben el mismo salario por trabajos comparables.

Niños

Los niños adquieren la ciudadanía por nacimiento en el país, y todos están registrados al nacer y tienen la misma posibilidad de acceder a la educación y los servicios públicos. Los niños nacidos de padres ciudadanos en el extranjero pueden ser registrados por cualquiera de sus padres.

El abuso infantil siguió siendo un problema importante. La ley establece la edad de consentimiento en 16 años. Las autoridades recibieron varios informes de agresiones sexuales contra niños durante el año y presentaron cargos en casos de presunta actividad sexual con menores (agresión al pudor). Según la ley de estupro, las relaciones sexuales con menores de 16 años son ilegales y las penas van desde la libertad condicional hasta la cadena perpetua. La pornografía infantil es ilegal y conlleva una pena de hasta 20 años de prisión.

Trata de personas

Las leyes tipifican como delito la trata de personas que incluyen todos los elementos del delito, como la retención de documentos de identidad o de viaje de una persona y el control y restricción del movimiento de una persona. Las penas por trata de personas oscilan entre los 20 años y la cadena perpetua. No hubo informes confirmados de trata de personas hacia, desde o dentro del país. El representante del ACNUR señaló que se sabía que se producía trata de personas con fines de explotación laboral, especialmente en la forma de importación de ciudadanos extranjeros de Guyana y otros países para trabajar en proyectos de construcción por salarios más bajos.

El Informe anual sobre la trata de personas del Departamento de Estado se puede encontrar en www.state.gov/g/tip.

Personas con discapacidades

Si bien la ley prohíbe la discriminación, no menciona específicamente la discriminación contra las personas con discapacidad. No se informó de discriminación contra las personas con discapacidad en el empleo, la educación, el acceso a la atención médica o en la prestación de otros servicios estatales. La ley no obliga a las personas con discapacidad a acceder a los edificios.

Las personas que padecen enfermedades mentales y se consideran una amenaza para la sociedad pueden ser encarceladas de por vida; había cinco de esas personas en la prisión. Las enfermeras del Ministerio de Salud en los distintos centros de salud de distrito se ocupan de las personas con enfermedades mentales, y el Hospital General tiene un ala dedicada a la atención de pacientes con enfermedades mentales.

Abusos sociales, discriminación y actos de violencia basados ​​en la orientación sexual y la identidad de género

No existen leyes que prohíban la discriminación contra una persona por motivos de orientación sexual. Los actos homosexuales son ilegales y conllevan penas de hasta 10 años de prisión.

Otra violencia o discriminación social

Aunque no se disponía de estadísticas, la evidencia anecdótica sugirió que se produjo una discriminación social contra las personas con VIH / SIDA.

Sección 7 Derechos de los trabajadores

una. El derecho de asociación

Los trabajadores ejercieron su derecho legal a formar sindicatos y afiliarse a ellos. Los empleadores no están obligados legalmente a reconocer un sindicato, pero en la práctica los empleadores lo hicieron si la mayoría de los trabajadores encuestados deseaba organizarse. Aproximadamente el 10 por ciento de la fuerza laboral estaba sindicalizada. La ley permite que la policía, la administración pública y otras organizaciones organicen asociaciones que funcionen como sindicatos. El principal sindicato, el Saint Kitts Trades and Labor Union, estaba estrechamente asociado con el SKNLP y actuaba en todos los sectores de la economía.

El derecho de huelga, aunque no está especificado por la ley, está bien establecido y se respeta en la práctica. Las restricciones a las huelgas por parte de los trabajadores que prestan servicios esenciales, como la policía y los funcionarios públicos, fueron impuestas por la práctica y la costumbre establecidas, pero no por la ley.

B. El derecho a organizarse y negociar colectivamente

Los sindicatos tienen el derecho legal de organizarse y negociar mejores salarios y beneficios para los miembros del sindicato, y el gobierno protegió estos derechos en la práctica. Un sindicato que obtenga la membresía de más del 50 por ciento de los empleados de una empresa puede solicitar ser reconocido por el empleador para la negociación colectiva.

La ley prohíbe la discriminación antisindical, pero no requiere que los empleadores declarados culpables de tal acción vuelvan a contratar a los empleados despedidos por actividades sindicales. Sin embargo, el empleador debe pagar los salarios perdidos y la indemnización por despido a los empleados que trabajaron al menos un año, en función de su antigüedad.

No hay zonas francas de exportación.

C. Prohibición del trabajo forzoso u obligatorio

La constitución prohíbe el trabajo forzoso u obligatorio, y no hubo informes de que ocurrieran tales prácticas.

D. Prohibición del trabajo infantil y edad mínima para el empleo

La constitución prohíbe la esclavitud, la servidumbre y el trabajo forzoso de niños, y el Departamento de Trabajo hizo cumplir esta ley en la práctica. No hubo informes de trabajo infantil durante el año. La edad mínima legal para trabajar es de 16 años. El Departamento de Trabajo dependió en gran medida de los oficiales de absentismo escolar y de la División de Asuntos Comunitarios para monitorear el cumplimiento, lo que generalmente hicieron de manera efectiva.

Los menores trabajaban en la agricultura, el servicio doméstico y actividades ilícitas. En las zonas rurales donde las familias se dedican a la ganadería y la producción de hortalizas, a menudo se pide a los niños que ayuden como parte de los esfuerzos familiares de subsistencia. Las niñas a menudo se dedican al servicio doméstico. Ese trabajo incluía el trabajo orientado a la familia en el que se obligaba a los niños a cuidar de sus hermanos menores o de padres y abuelos enfermos a expensas de su escolarización. Los niños a menudo trabajaban en otros hogares como sirvientes domésticos o niñeras. En general, la sociedad no considera el trabajo doméstico como trabajo infantil de explotación.

mi. Condiciones de trabajo aceptables

El gobierno establece el salario mínimo, que se aumentó en octubre de 2008 a EC $ 8,00 ($ 3,00) la hora. El Ministerio de Trabajo recibió aportaciones tripartitas del sindicato principal, los grupos del sector privado y el Ministerio de Finanzas, y el salario mínimo se debatió abiertamente en el parlamento. Los salarios promedio eran considerablemente más altos que el salario mínimo, lo que no proporcionaría un nivel de vida decente para un trabajador y su familia. La Comisión de Trabajo llevó a cabo inspecciones salariales periódicas e investigaciones especiales cuando recibió denuncias; exigía a los empleadores que cometieran una infracción que pagaran los salarios atrasados.

La ley establece una semana laboral de 40 a 44 horas, pero la práctica común era de 40 horas en cinco días. Aunque no lo exige la ley, los trabajadores recibieron al menos un período de descanso de 24 horas por semana. La ley establece el pago de una prima por trabajo por encima de la semana laboral estándar. No había ninguna prohibición legal de las horas extraordinarias excesivas u obligatorias, aunque la costumbre local dictaba que no se podía obligar a un trabajador a trabajar horas extraordinarias.

Si bien no existen regulaciones específicas de salud y seguridad, la ley brinda orientación general sobre salud y seguridad a los inspectores del Departamento de Trabajo. La Comisión Laboral resuelve disputas sobre las condiciones de seguridad. Los trabajadores tienen derecho a informar sobre entornos laborales inseguros sin poner en peligro la continuidad del empleo; Luego, los inspectores investigan dichos reclamos y los trabajadores pueden abandonar dichos lugares sin poner en peligro su empleo continuo.


Derechos humanos en Surinam

Derechos humanos en Surinam actualmente están reconocidos por la Constitución de la República de Surinam de 1987. [1] Surinam es una democracia constitucional con un presidente elegido por la Asamblea Nacional unicameral. [2] La Asamblea Nacional se sometió a elecciones en 2015, eligiendo a Desire (Desi) Delano Bouterse como presidente por segundo mandato consecutivo. [2] La Asamblea Nacional tiene una comisión que se ocupa de temas relacionados con los derechos humanos del país. La Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Policía es responsable de asesorar al gobierno en los procesos regionales e internacionales contra el Estado en materia de derechos humanos. [2] Los derechos humanos en Surinam son revisados ​​periódicamente por el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH), en el que a menudo se cree que el nivel de derechos humanos aún no cumple con los estándares internacionales. [3]


Contenido

Surinam estuvo poblada milenios antes que los europeos por muchas culturas indígenas distintas. Las naciones más grandes en el momento de la colonialización eran los arahuacos, una tribu nómada costera que vivía de la caza y la pesca, y los caribes. Los caribes conquistaron a los arahuacos a lo largo de gran parte de la costa y en el Caribe, utilizando barcos de vela. [2] [3] Se establecieron en Galibi (Kupali Yumï, que significa "árbol de los antepasados") en la desembocadura del río Marowijne. Mientras que los arawak y los caribes vivían frente a la costa y la sabana, grupos más pequeños de pueblos indígenas vivían en la selva del interior, como los akurio, trió, warrau y wayana.

Asentamiento intermitente Editar

Los primeros europeos que llegaron a Surinam fueron exploradores españoles y comerciantes holandeses que visitaron el área junto con otras partes de la 'Costa Salvaje' de América del Sur. En 1613, existía un puesto comercial holandés cerca del pueblo "Parmurbo" en el río Surinam, mientras que en el mismo año los españoles se hicieron cargo de otro puesto comercial holandés en el río Corantijn. [4] Los primeros intentos importantes de colonizar la zona por parte de los europeos fueron en 1630, cuando los colonos ingleses liderados por el capitán Marshall intentaron fundar una colonia. [5] Cultivaron cultivos de tabaco, pero la empresa fracasó financieramente. [6] En 1640, quizás mientras los ingleses todavía estaban en Marshall's Creek, los franceses construyeron un puesto de avanzada cerca de la desembocadura del río Surinam. [7]

Colonización inglesa Editar

En 1650, Lord Willoughby, el gobernador de Barbados, proporcionó un barco para asentar una colonia en Surinam. A su propio costo, equipó un barco de 20 cañones y dos barcos más pequeños con las cosas necesarias para el sustento de la plantación. [8] El mayor Anthony Rowse se instaló allí en su nombre. Dos años más tarde, para el mejor asentamiento de la colonia, fue personalmente, la fortificó y la dotó de los elementos necesarios para la defensa y el comercio. El asentamiento constaba de alrededor de 30.000 acres (120 km 2) y "Fort Willoughby" cerca de la desembocadura del río Surinam, ampliado desde el puesto de avanzada francés abandonado. En 1663, la mayor parte del trabajo en las aproximadamente 50 plantaciones fue realizado por indígenas nativos y 3.000 esclavos africanos. [9] Allí había alrededor de 1.000 blancos, a los que se unieron judíos brasileños, atraídos por la libertad religiosa que los ingleses concedieron a todos los colonos. [ cita necesaria ]

Colonización holandesa Editar

El asentamiento fue invadido por siete barcos holandeses (de la región de Zelanda), liderados por Abraham Crijnssen, el 26 de febrero de 1667. Fort Willoughby fue capturado al día siguiente después de una lucha de tres horas [10] y rebautizado como Fort Zeelandia. El 31 de julio de 1667, los ingleses y holandeses firmaron el Tratado de Breda, en el que por el momento se respetó el statu quo: los holandeses podían seguir ocupando Surinam y los ingleses la antigua colonia holandesa New Amsterdam (actual Nueva York). . Este arreglo se hizo oficial en el Tratado de Westminster de 1674, después de que los ingleses hubieran recuperado y vuelto a perder Surinam en 1667. En 1683 se estableció la Sociedad de Surinam, inspirada en las ideas de Jean-Baptiste Colbert para beneficiarse de la gestión y defensa de la colonia de la República Holandesa. Tenía tres participantes, con partes iguales en las responsabilidades y ganancias de la sociedad: la ciudad de Amsterdam, la familia Van Aerssen van Sommelsdijck y la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales. La familia Van Aerssen solo logró vender su parte en 1770. La Sociedad llegó a su fin en 1795 cuando este tipo de comercio y negocios ya no se consideraba aceptable.

Esclavitud y emancipación Editar

En América del Sur, la esclavitud era la norma. La población nativa resultó tener una oferta limitada y, en consecuencia, la trata de esclavos del Atlántico suministró la mano de obra para las plantaciones. Las plantaciones producían azúcar, café, cacao, algodón que se exportaban al mercado de Amsterdam. En 1713, por ejemplo, la mayor parte del trabajo en las 200 plantaciones fue realizado por 13.000 esclavos africanos. Su trato fue espantoso y los esclavos escapaban periódicamente a la jungla desde el principio. [11] [12] Estos Granates (también conocidos como "Djukas" o "Bakabusi Nengre") atacaron las plantaciones para adquirir bienes que escaseaban y liberar a las mujeres esclavizadas. Los líderes notables de los cimarrones de Surinam fueron Alabi, Boni, Joli-coeur y Broos (Capitán Broos). " liberar "de las plantaciones. Una descripción contemporánea de la guerra entre los cimarrones y los propietarios de las plantaciones en Surinam se puede encontrar en Narrativa de una expedición de cinco años contra los negros rebeldes de Surinam por John Gabriel Stedman.

Surinam fue ocupada por los británicos en 1799, después de que los Países Bajos fueran incorporados por Francia, y fue devuelta a los holandeses en 1816, después de la derrota de Napoleón. Los holandeses abolieron la esclavitud solo en 1863, aunque los británicos ya la habían abolido durante su breve gobierno. Sin embargo, los esclavos liberados estaban obligados a continuar su trabajo en la plantación por contrato y no fueron liberados hasta 1873 [13], hasta esa fecha, realizaban trabajos obligatorios pero remunerados en las plantaciones. Mientras tanto, se habían importado muchos más trabajadores de las Indias Orientales Holandesas, en su mayoría habitantes chinos de esa colonia, creando una población surinamesa china. De 1873 a 1916, muchos trabajadores fueron importados de la India, creando el Indo-Surinamés. Después de 1916, muchos trabajadores fueron importados nuevamente de las Indias Orientales Holandesas, especialmente Java, creando el surinamés javanés.

Siglo XX Editar

En el siglo XX se explotaron los recursos naturales de Surinam, caucho, oro y bauxita. La empresa estadounidense Alcoa tenía un reclamo sobre una gran área en Surinam donde se encontró bauxita, a partir de la cual se puede fabricar aluminio. Dado que los tratados de paz con el pueblo cimarrón les otorgaron títulos de propiedad sobre las tierras, [14] ha habido casos en tribunales internacionales que negaron el derecho del gobierno de Surinam a otorgar estos reclamos (es decir, el derecho a apropiarse de la tierra para sí mismos e ignorar la autonomía). ). [15] [16] El 23 de noviembre de 1941, en virtud de un acuerdo con el gobierno holandés en el exilio, Estados Unidos ocupó la Guayana Holandesa para proteger las minas de bauxita. [17]

En 1948, se celebró la primera elección completa. [18] Julio César de Miranda fue elegido primer primer ministro de Surinam. [19] Como miembro de los Estados Coloniales, había sido crítico del gobernador Kielstra y había abogado por el fin de la subordinación al Ministerio de Colonias. [20]

En 1954, Surinam obtuvo el autogobierno, y los Países Bajos retuvieron el control de la defensa y los asuntos exteriores. Se convertiría en uno de los tres estados miembros, los otros serían las Antillas Neerlandesas y los Países Bajos bajo un solo Reino. [21]

En 1973, el gobierno holandés inició negociaciones de independencia con el gobierno local, encabezadas por el NPS (un partido mayoritariamente criollo), que se concedió el 25 de noviembre de 1975. Los holandeses instituyeron un programa de ayuda por valor de 1.500 millones de dólares que duraría hasta 1985. El primero El presidente del país era Johan Ferrier, con Henck Arron (líder del NPS) como primer ministro. Aproximadamente un tercio de la población emigró a los Países Bajos antes de la independencia, por temor a que el nuevo país no fuera viable. [22]

En 1980, el gobierno de Henck Arron fue derrocado en un golpe militar encabezado por el sargento mayor Dési Bouterse. El presidente Ferrier se negó a reconocer al nuevo gobierno y nombró a Henk Chin A Sen (del Partido Republicano Nacionalista). Otro golpe siguió cinco meses después, con el ejército reemplazando a Ferrier con Chin A Sen. Estos desarrollos fueron bien recibidos por una población que esperaba que el nuevo gobierno instalado por el ejército pusiera fin a la corrupción y mejorara el nivel de vida. Esto fue a pesar de que el nuevo régimen prohibió los partidos de oposición y se volvió cada vez más dictatorial. Los holandeses aceptaron inicialmente el nuevo gobierno, sin embargo, las relaciones entre Surinam y Holanda colapsaron cuando 15 miembros de la oposición política fueron asesinados por el ejército el 8 de diciembre de 1982 en Fort Zeelandia. Este evento también se conoce como el Asesinatos de diciembre (Diciembremoorden en holandés). Los holandeses y los estadounidenses cortaron su ayuda en protesta por la medida. [23] [24]

En 1985, se levantó la prohibición de los partidos de oposición y se comenzó a trabajar en la elaboración de una nueva constitución. El año siguiente vio el inicio de una rebelión contra el gobierno de los cimarrones en el interior, llamándose a sí mismos el Comando de la Selva y dirigido por Ronnie Brunswijk. El gobierno de Bouterse trató violentamente de reprimir la insurgencia quemando pueblos y otros medios similares. Más de 10.000 cimarrones huyeron a la Guayana Francesa y fueron refugiados reconocidos. Se desconoce el número de refugiados ilegales. [25]

En 1987, Surinam obtuvo una nueva constitución civil y el año siguiente Ramsewak Shankar fue elegido presidente. He was ousted in a military coup organized by Bouterse in 1990. In 1991, opposition the New Front for Democracy and Development won majority in parliamentary elections. Ronald Venetiaan was elected as new president. [26] The civil war ended after a peace agreement between the government of Suriname and the Surinamese Liberation Army (SLA), commonly known as the Jungle Commando (or Commandos), led by Ronnie Brunswijk, was reached in August 1992. [27]

In 1992, an ally of Bouterse, Jules Wijdenbosch, was elected as new president. In 2000, Ronald Venetiaan became president again after winning the early elections. [28] In 2005, Venetiaan was re-elected and his New Front coalition won narrowly the parliamentary election. [29]

In July 2010, the parliament elected Bouterse as the new president. [30] In 2015, his party National Democratic Party (NDP) narrowly won the parliamentary election, giving Bouterse a second five-year period in power. [31]

In 2019, Bouterse was sentenced to 20 years in prison over the execution of 15 political opponents in 1982. Before, he was convicted in absentia of drug trafficking by a court in the Netherlands in 1999. Bouterse has denied any wrongdoing. [32]

In July 2020, Chandrikapersad "Chan" Santokhi was elected as the new president, replacing Bouterse. Santokhi's party, the Progressive Reform Party, was the biggest party after the election. It secured 20 seats in the National Assembly out of 51, forming a coalition with the General Liberation and Development Party led by former guerilla leader Ronnie Brunswijk, the new vice president. [33]


Urbanismo, arquitectura y uso del espacio

Greater Paramaribo, with 280,000 inhabitants, is the only city and the traditional commercial center. Paramaribo is multiethnic, but the rest of the coastal population lives in often ethnically divided villages.

Paramaribo is a three hundred-year-old colonial town with many wooden buildings in the old center. A distinctive national architectural style has developed whose most important characteristics are houses with a square brick foundation, white wooden walls, a high gabled roof, and green shutters. Multiethnicity is demonstrated by the many churches, synagogues, Hindu temples, and mosques.


Related Posts via Taxonomies

Although the Commission had not made claims under the article, the Court found that the government had violated Article 5 (right to humane treatment) of the American Convention on Human Rights to the detriment of Moiwana community members. The Court considered that the failure of the State to conduct effective investigations into the massacre, the ongoing impunity of those directly responsible, the resulting inability of the Moiwana to perform their traditional burial rituals to honor their deceased ones, and the separation of the Moiwana from their traditional lands caused the Moiwana to "[endure] significant emotional, psychological, spiritual and economic hardship" and thus constituted violations of the right to humane treatment.

The Court concluded that the State violated Article 22 (freedom of movement and residence) by failing to create the necessary conditions and take the necessary steps to allow the Moiwana to return to their land, thereby preventing them from exercising their human rights. The Moiwana continued to be internally displaced or live as refugees, fearing prosecution if they were to return to their land.

The Court held that the government had violated the Moiwana's right to property by depriving them from using and enjoying their land, declaring the Moiwana "legitimate owners" of the land who held an "all-encompassing" relationship with the land at issue.

The Court found the state in violation of Articles 8 (judicial guarantees) and 25 (judicial protection) for failing to investigate the 1986 attack, prosecute all those responsible, and provide remedies to the victims.

"86(43). The ongoing impunity for the 1986 raid on Moiwana Village and the inability of the community to understand the motives for that attack have generated a deep fear in the members that they may be subject to future aggressions, which is a central factor preventing them from returning to live in their traditional lands."

"93. The State's failure to fulfill this obligation has prevented the Moiwana community members from properly honoring their deceased loved ones and has implicated their forced separation from their traditional lands both situations compromise the rights enshrined in Article 5 of the Convention. Furthermore, the personal integrity of the community members has been undermined as a result of the obstruction of their persistent efforts to obtain justice for the attack on their village, particularly in light of the N'djuka emphasis upon punishing offenses in a suitable manner. The following analysis will begin with that last point."

"99. If the various death rituals are not performed according to N'djuka tradition, it is considered a profound moral transgression, which will not only anger the spirit of the individual who died, but also may offend other ancestors of the community […]. This leads to a number of "spiritually-caused illnesses" that become manifest as actual physical maladies and can potentially affect the entire natural lineage […]. The N'djuka understand that such illnesses are not cured on their own, but rather must be resolved through cultural and ceremonial means if not, the conditions will persist through generations. "

"103. Moiwana community members have endured significant emotional, psychological, spiritual and economic hardship – suffering to a such a degree as to result in the State's violation of Article 5(1) [right to humane treatment] of the American Convention, in relation to Article 1(1) of that treaty, to the detriment of said community members."


Human rights in Suriname

Human rights in Suriname are currently recognised under the Constitution of the Republic of Suriname of 1987. [1] Suriname is a constitutional democracy with a president elected by the unicameral National Assembly. [2] The National Assembly underwent elections in 2015, electing Desire (Desi) Delano Bouterse as president for a second consecutive term. [2] The National Assembly has a commission pertaining to issues regarding the country's human rights. The Human Rights Office of the Ministry of Justice and Police is responsible for advising the government on regional and international proceedings against the state concerning human rights. [2] Human rights in Suriname is periodically reviewed by the United Nations Human Rights Committee (UNHRC), on which it is often believed the level of human rights do not yet meet international standards. [3]

Suriname currently continues to face various human rights issues, from the beginning of the country's history with their native Maroons, to more modern day issues such as corruption, human trafficking, abuse and violence against women and children, child labour, and criminal defamation laws. [2]


Referencias

* This report is an updated version of the report published by the Netherlands Institute of Human Rights (SIM) titled: 'Human Rights in Suriname 1992-1994'. SIM Special, No. 14, Utrecht 1994. A Dutch version of that report was published by Moiwana '86 in October 1994. Suriname was last covered in the 1991 Yearbook.

I UN Doc. CCPR/C/4/Add.4, 10 May 1979. 2 UN Doc. E/1990/5/Add.20, 2 February 1994. 3 UN Doc. HRI/CORE/1/Add.39, 7 February 1994. 4 Adhin, 1994, pp. 20-29.

5 Regeringsverklaring 1991-1996 [Government Statement 1991-19961, 1992. 6 UN Doc. HRI/CORE/l/Add.39, p. 20.

8 Interview by the author with the Minister of Justice and Police, Mr. S. Girjasing, Paramaribo 12 April 1994.

9 Since the 1980 coup d'etat the relationship between Suriname and the Netherlands has been strained. For an analysis of this relationship see Marten Schalkwijk, Suriname het steentje in de Nederlandse schoen: van onafhankelijkheid tot Raamverdrag [Suriname the Pebble in the Dutch Shoe: From Independence to the 1992 Treatyl, Paramaribo 1994 Edward Dew, The Trouble in Suriname (1975-1993), Greenwood 1995. 10 Nowak/Swinehart, 1989, pp. 357-358 Andreassen/Swinehart, 1992, pp. 294-300.

" De Ware Tijd, 18 October 1994, p. 1. ' z De West, 26 November 1994, p. 3, 13 December 1994, p. 1, 19 December 1994, p. 1, 21 December 1994, p. 1. ' 3 De Ware Tijd, 28 December 1994, p. 1.

14 De West, 29 November 1994, p. 1. 15 De Ware Tijd, 2 January 1995, p. 1.

16 Ibidem, 13 September 1993, pp. 1-2. 17 Ibidem, 1 December 1993, p. 1.

' 8 Ibidem, 29 October 1994, p. 2. 19 Onafhankelijke Weekkrant Suriname, 22 December 1994, p. 2. 20 M86 Nieuwsbrief, July/August 1994, pp. 5-8. 21 Amnesty International, 1994. 22 De Ware Tijd, 8 September 1993, p. 1. 23 M86 Nieuwsbrief, September 1994, pp. 2-6.

24 United Nations Human Rights Committee, 'Communications Nos. 146/1983, 148-154/1983, Baboeram et al. vs. Suriname', A/40/40, 1985. 25 UN Doc. E/CN.4/1985/17, Annex V. 26 OAS, 1983, pp. 25-34. 27 Among others Moiwana '86, OGV, Amnesty International and the Dutch Section of the International Commission of Jurists. 28 Inter-American Court of Human Rights, 10 September 1993.

29 Ibidem, 21 January 1994. '° Andreassen/Swinehart, 1992, p. 302. 31 Moiwana '86 Human Rights Organisation Suriname, 1990-1995. ' z US Department of State, 1994, p. 552. " Ibidem.

'° UN Doc. HRI/CORE/l/Add.39, p. 20. ' S M86 Nieuwsbrief, September 1994, pp. 2-6. ' 6 De West, 4 January 1994, p. 1.

37 Criminal Law Code, Article 50. ' 8 European Court of Human Rights, Brogan and Others, Judgment of 29 November 1988, Series A, No. 145-B. " Cremers, 1993. 40 De West, 4 January 1995, p. 1.

41 Moiwana '86 Human Rights Organisation Suriname, 1990-1995.

° z Figures provided by the Algemeen Bureau voor de Statistiek [General Bureau of Statistics], 1995. ° 3 Europa Publications Limited, 1993, p. 567. 44 Economist Intelligence Unit, p. 35.

45 Figures provided by the Algemeen Bureau voor de Statistiek [General Bureau of Statisticsl, I, 1995. 46 Coopers and Lybrand Deloitte, 1990. 47 Warwick Research Institute, 1992. 48 Economist Intelligence Unit, 1993, p. 38.

49 De West, 10 December 1994, p. 1. 50 Ibidem, 25 May 1994, p. 1.

51 Ibidem, 7 June 1994, p. 1. 52 Inter-American Development Bank, 1993. 53 Figure provided by Marein van Schaijk, economist, January 1995.

sa Moiwana '86 Human Rights Organisation Suriname, 1990-1995. ss De Ware Tijd, 9 November 1994, p. 1. sb UN Doc. HRI/CORE/l/Add.39, p. 10. 57 Idem.

58 Moiwana '86 Human Rights Organisation Suriname, 1990-1995.

59 Interview by the author with C. Ringeling from the Suriname Centrum voor Onderwijskundig Onderzoek, Toezicht en Opleiding [Surinamese Centre for Educational Research, Supervision and Trainingl, Paramaribo 1994. 60 Interview by the author with Mr. G. Hiwat Minister of Education, Paramaribo 21 April 1994. 61 Idem.

62 UN Doc. HRI/CORE/1/Add.39, p. 11. 63 Idem. 64 TUKA, Vol. 1, No. 1, p. 2. 65 Interview by the author with Ms. H. Malberg from the Consult Onderzoek en Advisering op Cultureel Gebied [Consult, Research and Consultation in the Field of Culturel, Paramaribo April 1994. 66 ProHealth, 1993.

67 Interview by the author with Ms. R. Day from the Bureau Familierechtelijke Zaken [Bureau for Family Affairs], Paramaribo 15 November 1994. 68 Interview by the author with Ms. B. Meilof from the Crisiscentrum voor het kind [Centre for Children in Crisis], Paramaribo 13 April 1994.

69 Interview by the author with Father de Becker from the Pater Albrinck Stichting [Pater Albrinck Foundation], Paramaribo 19 April 1994.

Adhin, J., 'Opvattingen over het Constitutionele Hof: Enkele Opmerkingen' [Views about the Constitutional Court: Some Remarks], Surinaams Juristenblad [Surinamese Law Journal], February 1994.

Algemeen Bureau voor de Statistiek [General Bureau of Statistics], Paramaribo January 1995.

Amnesty International, 'Suriname', Amnesty International Yearbook 1993, London 1994.

Andreassen, B.-A., T. Swinehart (eds.), Human Rights in Developing Countries, 1991 Yearbook, Kehl 1992.

Coopers and Lybrand Deloitte, 'A Programme for the Adjustment and Structural Adaption in Suriname', Brussels December 1990.

Cremers, P.H., 'Mensenrechten als Fundament voor een Democratische Rechtsstaat' [Human Rights as the Basis for a Democratic Constitutional State], Paramaribo 23 November 1993.

Criminal Law Code, Paramaribo 1984.

Dew, E., The Trouble in Suriname (1975-1993), Greenwood 1995.

Economist Intelligence Unit, Country Profile 1993-1994, London 1993.

Europa Publications Limited, South America, Central America and the Caribbean 1993, Fourth edition, London 1993.

European Court of Human Rights, Brogan and Others, Judgment of 29 November 1988, Series A, No. 145-B.

Inter-American Court of Human Rights, Aloeboetoe et al. Case, Judgment of 10 September 1993, Human Rights Law Journal, Vol. 14, 1993.

Inter-American Court of Human Rights, Gangaram Panday Case, Judgment of 21 January 1994.

International Development Bank, Economic and Social Progress in Latin America, Washington DC 1993.

Marshall, 'Moiwana '86 versus de Staat Suriname, Rechtsbescherming tegen de Overheid. Een annotatie van een kort geding vonnis', [Moiwana '86 versus the State of Suriname, Legal Protection against the Government. An Annotated Verdict], Surinaams Juristenblad [Surinamese Law Journal], December 1993.

M86 Nieuwsbrief [Bi-monthly Newsletter on Human Rights], Paramaribo 1994.

Moiwana '86 Human Rights Organisation Suriname, press releases, statements and unpublished information, Paramaribo, 1990-1995.

Regeringsverklaring [General Policy Statement] 1991-1996, 15 January 1992.

Nowak, M., T. Swinehart (eds.), Human Rights in Developing Countries, 1989 Yearbook, Kehl 1990.

OAS, Report on the Situation of Human Rights in Suriname, OAS/Ser.L/II.61, Doc. 6 rev. 1, Washington DC 1983.

Onafhankelijke Weekkrant Suriname [Independent Weekly on Suriname], Rijswijk 1994.

ProHealth, 'Geweld tegen Vrouwen in Suriname, verslag van een onderzoek bij EHBO en politie' [Violence against Women in Suriname, an Inquiry at First Aid Units and the Police], Paramaribo December 1993.

Schalkwijk, M., Suriname het steentje in de Nederlandse schoen: van onafhankelijkheid tot Raamverdrag [Suriname the Pebble in the Dutch Shoe: From Independence to the 1992 Treaty], Paramaribo 1994.

Tuka, Vol. 1, No. 1, Paramaribo March 1994.

United Nations, Consideration of Reports Submitted by State Parties under Article 40 of the Covenant, Doc. CCPR/C/4/Add.4, 10 May 1979.

United Nations, Report by the Special Rapporteur on Summary and Arbitrary Executions, Doc. E/CN.4/1985/17, Annex V, 1985.

United Nations, Initial Reports Submitted by State Parties under Articles 16 and 17 of the Covenant, Doc. E/1990/5/Add.20, 2 February 1994.

United Nations, Core Document Forming Part of the Report of States Parties, Doc. HRI/CORE/1/Add.39, 7 February 1994.

United Nations Human Rights Committee, 'Communications Nos. 146/1983 and 148-154/1983, Baboeram-Adkin et al. vs. Suriname,' Report of the Human Rights Committee, Doc. A/40/40, 1985.

US Department of State, Country Reports on Human Rights Practices for 1993, Washington DC 1994.

De Ware Tijd [Daily Newspaper], Paramaribo 1993-1994.

Warwick Research Institute, Republic de Suriname, Rehabilitation, Growth & Structural Adjustment: The Social Programme, June 1992.


Featured Releases

(Video) Iran Election 2021: End Culture of Impunity, Hold Raisi to Account for Crimes against Humanity

The regime’s Supreme Leader, pulled out his preferred candidate, Ebrahim Raisi, out of the ballot box despite the nationwide boycott of the election farce. PARIS, FRANCE, June 21, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- Iran’s sham presidential election …

CCHR Supports WHO Recommendations for Psychiatric Living Wills to Prevent Abuse

Mental Health Watchdog provides psychiatric advanced directive against coercive practices in response to international report condemning mental health abuse LOS ANGELES, CALIFORNIA, UNITED STATES, June 21, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- In its …

Thousands Tour Exhibit Exposing Psychiatric Human Rights Violations

CCHR Florida has toured over 7,500 people through the museum as part of an ongoing campaign to restore rights and dignity to the field of mental health. CLEARWATER, FLORIDA, UNITED STATES, June 14, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- More than 7,500 …

(Video) Free Iran 2021: The West Should Expect Escalation of Human Rights Abuses

Raisi’s appointment as the judiciary chief placed him in a prime position to chase after the presidency again in 2021. PARIS, FRANCE, June 12, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- The National Council of Resistance of Iran ONCRI) has been making concerted …

Human Rights Groups Urge US Soccer to Remove Volkswagen Partnership

A coalition of 86 human rights and religious freedom leaders and organizations are imploring the US Soccer Federation to end its partnership with Volkswagen. WASHINGTON , DC, USA, June 10, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- The American Alliance for …

Documentary Questions Forced Electroshock Treatment: Is it a Violation of Human Rights?

Citizens Commission on Human Rights' gripping documentary “Therapy or Torture: The Truth about Electroshock” exposes abuses in the $5.4 billion ECT industry. WASHINGTON, DC, US, June 10, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- Psychiatrists working for …

TGTE Calls on Amazon Studios to Uphold New Inclusion Policy & Remove Family Man 2 for Biased Portrayal of Eelam Tamils

“The series stretches the limits of creative license to distort the history of the Eelam Tamil people’s struggle for their dignity, human rights, and justice" NEW YORK, UNITED STATES OF AMERICA, June 18, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- The …

(Video) Iran Election 2021: Nationwide Boycott Shows People’s Desire for Regime Change

The regime authorities and state-run media had forecasted low voter turnout, warned about its consequences, and begged people to vote. PARIS, FRANCE, June 19, 2021 /⁨EINPresswire.com⁩/ -- The Iranian regime’s sham presidential election met an …


The Javanese of Suriname

Perhaps few people in Indonesia know that there is a large community of people of Indonesian descent living in the north of the continent of South America. Over 70,000 ‘Javanese’ live in Suriname, a former Dutch colony and vibrant multicultural country located north of Brazil on the Caribbean coast. Although they have been there for several generations, many of them still identify as Javanese, even though very few have ever visited the island of Java or maintain family connections there. But they speak a creolised version of the Javanese language, Javanese names crop up at all levels of society and elements of Javanese culture (such as cuisine) have influenced this Caribbean nation’s culture.

A colonial history

Why are tens of thousands of people of Javanese descent living in Suriname? It all has to do with the abolition of slavery and the importance of the plantation system in this colony. In 1863, the Dutch government freed more than 33,000 slaves in Suriname. In the aftermath of this abolition, the authorities followed other Caribbean colonies by importing indentured workers from British India to supply the plantations with cheap and submissive labour. The five-year contracts detailed the rights and the duties of the indentureds. Crucial to the contract labour system was the so-called penal sanction, which gave the employer the right to press criminal charges against indentureds who broke their labour contract.

Between 1873 and 1916 more than 34,000 British Indians came to Suriname. Soon, however, doubts arose on the source of this contract labour. The main problem was that the British Indian immigrants remained foreign nationals, and therefore a considerable proportion of the population of Suriname would soon be British. Moreover, these subjects could appeal against the decisions of the highest Dutch authority and request assistance of the British consul, which would not enhance the submissiveness of the labour force. Additional worries were the reliance on a foreign country for labour and the growing nationalist movement in India, which fiercely attacked the system of contract migration. Indeed, in India the system was abolished in 1916.

Turning to Java

Java was considered as an alternative source of labour. Initial attempts to import people from Java came to naught because the Dutch government did not permit the migration of Javanese when there existed the possibility of acquiring labour in India. Yet the movement to recruit Javanese gained strength in the 1880s due to the changing political climate in India. Another advantage was that the Dutch themselves would be in control of the recruitment and immigration process and would not have to compete with other recruiting nations, as was the case in India.

Javanese cultural traditions have proven to be strong, even though changes and adaptations in Suriname, for example in language, were inevitable

The Dutch colonial minister objected to emigration from Java as late as 1887 by arguing that the populace of Java was not inclined to migrate to far-away and unknown Suriname. After heavy lobbying from Surinamese planters and officials, the government finally decided to allow a first experiment with one hundred Javanese contract migrants in 1890. Despite doubts about the physical strength of the new labourers, Javanese migration to Suriname was now authorised. In total, almost 33,000 Javanese migrated to Suriname in the period 1890-1939. Central Java and the regions near Batavia (Jakarta), Surabaya and Semarang were the main recruitment areas. Only 20 to 25 percent of the Javanese migrants returned to their home country before World War II. The great majority of the immigrants settled permanently in Suriname.

The migrants were assigned to plantations. According to the contract, the plantation had to provide free housing for its indentured labourers. However, the quality of the housing was often substandard. The Dutch East Indian official H. van Vleuten, who visited Suriname in 1909 to investigate the living and working conditions of the Javanese, reported that the domestic life of the Javanese immigrants appeared to him as ‘rather sad’. Most of the rooms ‘gave the impression of great poverty of their inhabitants.’ The labour contract fixed the wages of men and women, yet most indentureds pointed out that they did not earn the listed wages. Van Vleuten concluded that ‘the average wage earned by contract labourers is far below the minimum.’ He argued that the earnings were much too low to make a living in a colony as expensive as Suriname.

Besides these material problems, the Javanese also had to cope with adjustment to a new life, diet, and work regime in an often hostile environment. Not surprisingly, homesickness plagued many of the migrants. The desire to return to Java served as a form of escapism. This escapism and other techniques, such as feigned illnesses, served as hidden forms of protest against the indenture system.

Cultural continuity

A family of Javanese peasants at Meerzorg plantation
KITLV Special Collections

Javanese cultural traditions have proven to be strong, even though changes and adaptations in Suriname, for example in language, were inevitable. Yet second and later generations still identify with their country of origin. The Surinamese government also actively promoted the survival of Javanese culture in the period before World War II. In the 1930s, the governor initiated an ‘Indianisation’ project to populate the colony with Javanese smallholders, who would settle in Javanese-style villages (desa) complete with their own religious and civil leadership. This program was cut short by the war.

After the war, the changed political landscape allowed for the formation of political parties in Suriname. The two Javanese parties were, like all other parties, based on ethnicity rather than ideology. There existed a strong rivalry between their leaders, Iding Soemita and Salikin Hardjo. The latter was not very successful in the first general elections in 1949 and then concentrated on encouraging a return to Java by a select group of skilled people. In 1954, one thousand Javanese sailed for Indonesia, to start an agricultural co-operative in Tongar in West Sumatra. A second exodus took place in the 1970s, when some 20,000 Javanese left for the Netherlands on the eve of Suriname’s independence in 1975.

Politically, the importance of the Javanese population group is indisputable

Politically, the importance of the Javanese population group is indisputable. The Javanese often hold the balance between the larger and more powerful Afro-Surinamese and Hindustani (former British Indians) groups. At present, Paul Slamet Somohardjo is the first-ever Javanese Speaker of the National Assembly. Their socioeconomic development was slower, but since the 1960s the Javanese have been catching up with other population groups, even though the urbanisation rate is still lower than that of other large groups. Following the demise of the plantations in the first half of the twentieth century, many Javanese found work in the bauxite industry and the agricultural sector. Only in the last decades of the last century did the Javanese presence in businesses, the professions and the civil service increase.

Demographically, the Javanese have long been the third largest population group, but the Maroons (descendants of runaway slaves) narrowly surpassed them in the most recent census of 2004. According to these figures, the Hindustani group counts 135,000 people, followed by the Afro-Surinamese (87,500), Maroons (72,600), and Javanese (71,900). The Javanese have added a unique ethnic and cultural element to the Caribbean and Latin America. Yet, this has not generated much research interest in the Javanese and their culture. Therefore it would be good to gain more knowledge about the lives, culture, and progress of the Javanese in Suriname. It is certainly worth it! ii


Suriname - Political rights index

Source: Freedom House. 1 - the highest degree of freedom.

What is Suriname political rights index?

Fecha Valor Change, %
2018 2.00 0.00%
2017 2.00 0.00%
2016 2.00 0.00%
2015 2.00 0.00%
2014 2.00 0.00%
2013 2.00 0.00%
2012 2.00 0.00%
2011 2.00 0.00%
2010 2.00 0.00%
2009 2.00 0.00%
2008 2.00 0.00%
2007 2.00

Ver también

© 2011-2021 Knoema. Reservados todos los derechos.

Our Privacy Statement & Cookie Policy

Okay to continue Our website uses cookies to improve your online experience. They were placed on your computer when you launched this website. You can change your personal cookie settings through your internet browser settings.


Ver el vídeo: Why I am a Proud Hindu. Vice President of Suriname