Una nueva investigación revela el flujo de genes de regreso a África desde Eurasia a las poblaciones del sur de África

Una nueva investigación revela el flujo de genes de regreso a África desde Eurasia a las poblaciones del sur de África

Escuchamos mucho sobre la teoría "Fuera de África" ​​de que los humanos se originaron en África y luego emigraron a otros países del mundo. Pero un nuevo y fascinante estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences ha revelado un flujo de genes de regreso a África en el que los genes del oeste de Eurasia se propagan a las poblaciones del sur de África.

El equipo de investigación dirigido por David Reich de la Facultad de Medicina de Harvard examinó varias poblaciones de Khosian del sur de África, definidas en términos generales como poblaciones indígenas que hablan idiomas no bantúes con consonantes de clic, y comparó el ADN con un conjunto de datos que incluía a 1.040 personas de 75 poblaciones en todo el mundo. Descubrieron evidencia de dos eventos, uno que tuvo lugar hace unos 3.000 años en el que hubo un flujo de genes de las poblaciones europeas o del Medio Oriente a las poblaciones de África oriental, y el otro que se remonta a hace unos 1.300 años en el que el flujo de genes se extendió desde un población de África oriental ya mezclada con africanos del sur.

"La inferencia más sorprendente de este análisis es la presencia de ascendencia de Eurasia occidental en el sur de África", dijeron Reich y sus colegas. "Varias líneas de evidencia sugieren que la población que trajo esta ascendencia al sur de África era una población ya mezclada del este de África".

Joseph Pickrell, coautor del estudio, dijo que él y sus colegas habían descubierto indicios de ascendencia de individuos que se asemejan a las poblaciones actuales en Italia en las poblaciones del sur y este de África. Esta aparente mezcla, probablemente a través de una población intermedia en el este de África, subrayó el efecto del flujo genético no caracterizado de regreso a África.

El evento de mezcla de Eurasia occidental con las poblaciones de África oriental fue el evento de mezcla más antiguo. Aún así, agregaron que la fuente última de esta ascendencia de Eurasia occidental es una "pregunta abierta".

Si bien el registro arqueológico de ese período de tiempo es limitado, los investigadores dijeron que la arquitectura en Etiopía de este período de tiempo tiene un gran parecido con la del sur de Arabia y el momento coincide ampliamente con la introducción de las lenguas etiosemitas en África. Al reunir los datos genéticos, arqueológicos y lingüísticos, Reich y sus colegas propusieron que las personas del oeste de Eurasia se mudaron a Etiopía hace unos 3.000 años, distribuyendo la ascendencia del oeste de Eurasia en toda la región.


    El cráneo de un antiguo homínido de China sugiere que los humanos no evolucionaron solo de los antepasados ​​africanos

    La mayoría de los científicos creen que todos los humanos modernos descienden de antepasados ​​africanos. Pero un nuevo análisis de un antiguo cráneo chino encontró demasiadas similitudes con los primeros fósiles humanos encontrados en África para ser una coincidencia, tal vez no todos nos originamos en África.

    Conocido como el cráneo de Dali, fue descubierto hace casi 40 años en la provincia china de Shaanxi. Perteneció a un miembro de las primeras especies de homínidos Homo erectus. Su estructura facial y caja cerebral están intactas, a pesar de que datan de hace unos 260.000 años. El cráneo de Dalí es tan antiguo que los arqueólogos inicialmente no creyeron que pudiera compartir características con el Homo sapiens moderno.

    Pero Xinzhi Wu, de la Academia de Ciencias de China en Beijing, creía que debido a las abrumadoras similitudes físicas, el Homo erectus debe haber compartido ADN con el Homo sapiens. Después de décadas de que esta idea fuera rechazada por la academia convencional, Wu y una colega, Sheela Athreya de la Universidad Texas A & ampM, volvieron a analizar recientemente el cráneo de Dali y descubrieron que, después de todo, podría obligarnos a reescribir nuestra historia evolutiva. Es increíblemente similar a dos cráneos separados de Homo sapiens encontrados anteriormente en Marruecos.

    `` Realmente no esperaba eso '', dijo Athreya a New Scientist.
    Si hubiéramos encontrado solo los cráneos marroquíes, y no el cráneo de Dalí, tendría sentido seguir creyendo que todos los humanos modernos evolucionaron en África. Pero las similitudes muestran que los primeros humanos modernos pueden no haber estado genéticamente aislados de otras partes del mundo, como lo que conocemos hoy como China.

    `` Creo que el flujo de genes podría haber sido multidireccional, por lo que algunos de los rasgos observados en Europa o África podrían haberse originado en Asia ''. Athreya le dijo a New Scientist.

    Por lo tanto, es posible que ciertas características que asociamos con el Homo sapiens moderno se hayan desarrollado realmente en el este de Asia, y solo se llevaron más tarde a África. Todavía necesitaremos más comparaciones entre el cráneo de Dalí y los marroquíes. Pero las implicaciones son enormes estamos hablando de reescribir los orígenes de nuestra especie tal como la conocemos, reevaluar cómo nuestros antepasados ​​migraron e interactuaron y posteriormente evolucionaron.

    `` En un sentido real, estamos hablando de una población multirregional, conectados recurrentemente por la migración y los intercambios genéticos '', dijo John Hawks de la Universidad de Wisconsin-Madison a New Scientist.

    Una evaluación multivariante del cráneo del homínido de Dali de China: afinidades morfológicas e implicaciones para la evolución del Pleistoceno en el este de Asia

    Abstracto
    Objetivos

    Un cráneo fósil de homínido casi completo de Dali en la provincia de Shaanxi, China, fue excavado en 1978. Actualizamos y ampliamos la investigación anterior proporcionando un análisis multivariado del espécimen relativo a una muestra grande de homínidos del Pleistoceno medio y tardío.
    Materiales y métodos

    Aplicamos el análisis de componentes principales, el análisis de funciones discriminantes y un método de evaluación de la pertenencia a un grupo basado en un modelo suave independiente de analogía de clase (SIMCA) al estudio de la morfología craneal de Dalí. Evaluamos las afinidades de Dalí en el contexto de los patrones de morfología craneofacial del Homo del Pleistoceno Medio y Tardío.

    Cuando solo el Si se considera el esqueleto facial, Dalí se alinea con el H. sapiens del Paleolítico medio y es claramente más derivado que el Homo del Pleistoceno medio africano o euroasiático. Cuando solo el Se considera neurocranium, Dali es más similar al Homo del Pleistoceno Medio de África y Eurasia Oriental, pero no al Pleistoceno Medio de Europa Occidental. Cuando ambos conjuntos de variables se consideran juntos, Dali exhibe una morfología única que está más estrechamente alineada con los primeros H. sapiens del norte de África y el Levante.

    Estos resultados añaden perspectiva a nuestra visión anterior de que Dali es una forma `` transicional '' entre el H. erectus chino y el H. sapiens. Aunque ninguna asignación taxonómica es apropiada en este momento para Dali, parece representar una población que jugó un papel más central en el origen del H. sapiens chino. Las afinidades de Dalí pueden entenderse en el contexto del escenario de Continuidad con Hibridación de Wu y un modelo de flujo de genes en red de flujo trenzado. Específicamente, proponemos que las poblaciones del Pleistoceno en China fueron moldeadas por períodos de cambio evolutivo aislado dentro de los linajes locales en ciertos momentos, y flujo de genes entre linajes locales o entre Eurasia oriental y occidental, y África en otros momentos, lo que resulta en contribuciones que se realizan en diferentes capacidades a diferentes regiones en diferentes momentos.

    Se vuelve cada vez más claro que el origen de nuestra especie no es en ninguna parte tan simple (& quot; una vez fuimos todos negros & quot) y unilateral como algunas personas pensaban anteriormente.

    Los siguientes 2 usuarios agradecen a Juthunge por esta útil publicación:

    Fósil prehumano de 7,2 millones de años sugiere que la humanidad surgió en Europa, NO en África

    Un nuevo análisis de dos fósiles de 7,2 millones de años pertenecientes a una especie de homínido apodada `` El Graeco '' de la Europa mediterránea, sugiere que la humanidad surgió en Europa y no en África. El nuevo estudio podría remodelar la historia, ya que desafía abiertamente la `` teoría fuera de África ''.

    La teoría de fuera de África en serias dudas

    Cuando se descubrió una mandíbula inferior antigua y con dientes en 1944 en Pyrgos Vassilissis, Grecia, nadie realmente prestó atención al fósil, ya que las víctimas en Grecia de la Segunda Guerra Mundial fueron tan catastróficas que el descubrimiento extremadamente significativo fue literalmente ignorado por la mayoría de los antropólogos.

    Cuando se trata de los orígenes del ser humano moderno, la hipótesis de Fuera de África ha sido la teoría dominante durante décadas, lo que sugiere que cada ser humano vivo desciende de un pequeño grupo en África, que luego se dispersó en el mundo más amplio desplazándose antes. formas como los neandertales y los denisovanos. Sin embargo, según los informes de Sky News, el lugar de nacimiento de los seres humanos modernos puede haber sido el Mediterráneo oriental y no África, como sugiere ahora un equipo internacional de científicos que estudian los fósiles antiguos de un diente y la mandíbula inferior.

    El Graeco parece ser el prehumano conocido más antiguo de la historia

    En 2012, al antiguo hueso de la mandíbula se le unió un premolar fosilizado descubierto en Azmaka, Bulgaria. Los científicos sugieren que los restos pertenecían a una criatura parecida a un simio, Graecopithecus freybergi, que ahora se cree que es el prehumano más antiguo conocido, que se remonta a 7,2 millones de años. Con la ayuda de micro tomografía computarizada y reconstrucciones en 3D de las raíces y la estructura interna de los dientes fosilizados, los investigadores descubrieron características distintivas de los humanos contemporáneos y sus primeros antepasados.

    La directora del proyecto, Madelaine Bühme, del Centro Senckengberg para la Evolución Humana y el Paleoambiente de la Universidad de Tubinga, el coautor Nikolai Spassov de la Academia de Ciencias de Bulgaria y sus colegas examinaron tanto el fósil de Pyrgos como el diente premolar superior relacionado. El Graeco es el homínido potencial más antiguo conocido. Es varios cientos de miles de años mayor que el prehumano potencial más antiguo de África: Sahelanthropus de Chad, de 6,7 millones de años '', declaró Spassov según los informes de Seeker.

    La tomografía computarizada muestra características similares a las humanas

    Los antropólogos se refieren a `` El Graeco '' como homínido o prehumano por ahora, porque el último ancestro común de los humanos modernos y los chimpancés conservó características tanto de primates como de humanos. Sin embargo, con la ayuda de la tomografía computarizada, Bühme y sus colegas notaron que las características de El Graeco estaban evolucionando hacia formas más parecidas a las humanas modernas,

    Mientras que los grandes simios suelen tener dos o tres raíces separadas y divergentes. Las raíces de Graecopithecus convergen y están parcialmente fusionadas, una característica que es característica de los humanos modernos, los humanos primitivos y varios prehumanos, incluidos Ardipithecus y Australopithecus, dijo Böhme en un comunicado como Seeker informa.


    Resumen del autor

    Las migraciones propuestas entre el norte de África y las regiones vecinas han incluido el flujo de genes paleolíticos del Cercano Oriente, una migración árabe a través de todo el norte de África hace 1.400 años (ya) y el transporte transsahariano de esclavos desde el África subsahariana. Los registros históricos, la arqueología y el ADN mitocondrial y del cromosoma Y se han reunido en apoyo de una teoría u otra, pero hay poco consenso con respecto a los antecedentes genéticos generales de las poblaciones del norte de África o su origen y expansión. Caracterizamos los patrones de variación genética en el norte de África utilizando aproximadamente 730.000 polimorfismos de un solo nucleótido de todo el genoma para siete poblaciones. Observamos dos gradientes de ascendencia distintos y opuestos: un aumento de este a oeste en la probable ascendencia autóctona del norte de África y una disminución de este a oeste en la probable ascendencia árabe del Cercano Oriente. La ascendencia indígena del norte de África puede haber sido más común en las poblaciones bereberes y parece estar más estrechamente relacionada con las poblaciones fuera de África, pero la divergencia entre los pueblos del Magreb y los europeos del Cercano Oriente probablemente preceda al Holoceno (& gt12,000 ya). También encontramos firmas significativas de ascendencia africana subsahariana que varían sustancialmente entre las poblaciones. Estas ascendencias subsaharianas parecen ser una introducción reciente a las poblaciones del norte de África, que datan de hace unos 1.200 años en el sur de Marruecos y de hace unos 750 años en Egipto, posiblemente reflejando los patrones de la trata de esclavos transaharianos que se produjo durante este período.

    Citación: Henn BM, Botigué LR, Gravel S, Wang W, Brisbin A, Byrnes JK, et al. (2012) La ascendencia genómica de los norteafricanos apoya las migraciones de regreso a África. PLoS Genet 8 (1): e1002397. https://doi.org/10.1371/journal.pgen.1002397

    Editor: Mikkel H. Schierup, Universidad de Aarhus, Dinamarca

    Recibió: 7 de abril de 2011 Aceptado: 11 de octubre de 2011 Publicado: 12 de enero de 2012

    Derechos de autor: © 2012 Henn et al. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución Creative Commons, que permite el uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se acredite el autor y la fuente originales.

    Fondos: BMH, SG y CDB recibieron el apoyo de la subvención de NIH 3R01HG003229. LRB y DC recibieron el apoyo de la beca MCINN CGL2010-14944 / BOS y la beca 2009SGR1101 de la Generalitat de Catalunya. AM-E y AB fueron apoyados por la subvención de NIH R01GM083606. Los patrocinadores no tuvieron ningún papel en el diseño del estudio, la recopilación y el análisis de datos, la decisión de publicar o la preparación del manuscrito.

    Conflicto de intereses: Los autores han declarado que no existen intereses en competencia.


    Nuevas variantes genéticas revelan la evolución del color de la piel humana

    La mayoría de la gente asocia a los africanos con piel oscura. Pero diferentes grupos de personas en África tienen casi todos los colores de piel del planeta, desde el negro más profundo en los dinka de Sudán del Sur hasta el beige en los san de Sudáfrica. Ahora, los investigadores han descubierto un puñado de nuevas variantes genéticas responsables de esta paleta de tonos.

    El estudio, publicado en línea esta semana en Science, rastrea la evolución de estos genes y cómo viajaron por el mundo. Si bien la piel oscura de algunos habitantes de las islas del Pacífico se remonta a África, las variantes genéticas de Eurasia también parecen haber regresado a África. Y, sorprendentemente, algunas de las mutaciones responsables de una piel más clara en los europeos resultan tener un antiguo origen africano.

    “Este es realmente un estudio histórico sobre la diversidad del color de la piel”, dice el genetista Greg Barsh del Instituto HudsonAlpha de Biotecnología en Huntsville, Alabama.

    Los investigadores coinciden en que nuestros antepasados ​​australopitecinos tempranos en África probablemente tenían piel clara debajo de pieles peludas. "Si afeitas a un chimpancé, su piel es clara", dice la genetista evolutiva Sarah Tishkoff de la Universidad de Pensilvania, autora principal del nuevo estudio. "Si tienes vello corporal, no necesitas piel oscura para protegerte de la radiación ultravioleta [UV]".

    Hasta hace poco, los investigadores asumían que después de que los antepasados ​​humanos se desprendieron de la mayor parte del vello corporal, en algún momento antes de hace 2 millones de años, desarrollaron rápidamente una piel oscura para protegerse del cáncer de piel y otros efectos dañinos de la radiación ultravioleta. Luego, cuando los humanos emigraron de África y se dirigieron al extremo norte, desarrollaron una piel más clara como una adaptación a la luz solar limitada. (La piel pálida sintetiza más vitamina D cuando la luz es escasa).

    Las investigaciones anteriores sobre los genes del color de la piel se ajustan a esa imagen. Por ejemplo, un "gen de despigmentación" llamado SLC24A5 vinculado a la piel pálida se extendió por las poblaciones europeas en los últimos 6000 años. Pero el equipo de Tishkoff descubrió que la historia de la evolución del color de la piel no es tan blanca y negra. Su equipo, incluidos investigadores africanos, utilizó un fotómetro para medir la reflectancia de la piel en 2092 personas en Etiopía, Tanzania y Botswana. Encontraron la piel más oscura en las poblaciones de pastores nilo-saharianos de África oriental, como los Mursi y Surma, y ​​la piel más clara en los San de África meridional, así como muchos tonos intermedios, como en el pueblo Agaw de Etiopía.

    Al mismo tiempo, recolectaron muestras de sangre para estudios genéticos. Secuenciaron más de 4 millones de polimorfismos de un solo nucleótido (SNP), lugares donde una sola letra del código genético varía en los genomas de 1570 de estos africanos. Encontraron cuatro áreas clave del genoma donde los SNP específicos se correlacionan con el color de la piel.

    La primera sorpresa fue que SLC24A5, que se extendió por Europa, también es común en el este de África y se encuentra en hasta la mitad de los miembros de algunos grupos etíopes. Esta variante surgió hace 30.000 años y probablemente fue traída al este de África por personas que emigraron del Medio Oriente, dice Tishkoff. Pero aunque muchos africanos del este tienen este gen, no tienen la piel blanca, probablemente porque es solo uno de los varios genes que dan forma al color de su piel.

    El equipo también encontró variantes de dos genes vecinos, HERC2 y OCA2, que se asocian con la piel, los ojos y el cabello claros en los europeos, pero surgieron en África. Estas variantes son antiguas y comunes en los san de piel clara. El equipo propone que las variantes surgieron en África hace 1 millón de años y se extendieron más tarde a europeos y asiáticos. “Muchas de las variantes genéticas que causan piel clara en Europa tienen su origen en África”, dice Tishkoff.

    El descubrimiento más dramático se refería a un gen conocido como MFSD12. Se encontraron dos mutaciones que disminuyen la expresión de este gen en altas frecuencias en personas con la piel más oscura. Estas variantes surgieron hace aproximadamente medio millón de años, lo que sugiere que los antepasados ​​humanos antes de esa época pueden haber tenido la piel moderadamente oscura, en lugar del tono negro profundo creado hoy por estas mutaciones.

    Estas mismas dos variantes se encuentran en melanesios, aborígenes australianos y algunos indios. Estas personas pueden haber heredado las variantes de antiguos inmigrantes de África que siguieron una "ruta del sur" desde el este de África, a lo largo de la costa sur de la India hasta Melanesia y Australia, dice Tishkoff. Esa idea, sin embargo, contradice tres estudios genéticos que concluyeron el año pasado que los australianos, melanesios y euroasiáticos descienden de una sola migración fuera de África. Alternativamente, esta gran migración puede haber incluido personas que portaban variantes para piel clara y oscura, pero las variantes oscuras más tarde se perdieron en los euroasiáticos.

    Para entender como el MFSD12 Las mutaciones ayudan a oscurecer la piel, los investigadores redujeron la expresión del gen en células cultivadas, imitando la acción de las variantes en personas de piel oscura. Las células produjeron más eumelanina, el pigmento responsable de la piel, el cabello y los ojos de color negro y marrón. Las mutaciones también pueden cambiar el color de la piel al bloquear los pigmentos amarillos: cuando los investigadores eliminaron MFSD12 en el pez cebra y los ratones, se perdieron los pigmentos rojos y amarillos, y el pelaje marrón claro de los ratones se volvió gris. "Este nuevo mecanismo para producir pigmentación intensamente oscura es realmente la gran historia", dice Nina Jablonski, antropóloga de la Universidad Estatal de Pensilvania en State College.

    El estudio se suma a la investigación establecida que socava las antiguas nociones de raza. No puedes usar el color de la piel para clasificar a los humanos, como tampoco puedes usar otros rasgos complejos como la altura, dice Tishkoff. "Hay tanta diversidad en los africanos que no existe una raza africana".


    Poniendo a Mansa Musa en el mapa (otra vez)

    Esta dramática historia de la peregrinación de Mansa Musa ha sido olvidada por muchos estudiosos, aunque ha vuelto a la luz como parte de la exposición itinerante "Caravanas de oro, fragmentos en el tiempo: arte, cultura e intercambio en el África medieval sahariana". Es una figura importante en la exposición que rastrea su peregrinaje a través de lujosos artefactos relacionados con descripciones de su tiempo con el sultán de El Cairo en Egipto.

    La extravagante riqueza de Mansa Musa también lo coloqué, literalmente, en el mapa cuando se incluyó una representación de él en el Atlas catalán de 1375, uno de los mapas mundiales más importantes de la Europa medieval.

    Mansa Musa murió en algún momento entre 1332 y 1337. Su hijo Mansa Maghan I, que gobernó como regente mientras su padre estaba en peregrinación, tomó el trono. Pero Maghan I solo reinó cuatro años antes de que lo sucediera su tío, Mansa Sulayman. El Imperio de Malí continuó prosperando durante aproximadamente un siglo después de la muerte de Mansa Musa, hasta que los portugueses abrieron nuevas rutas comerciales.

    Actualizado el 7 de enero de 2021.


    Prüfer, K. et al. La secuencia completa del genoma de un neandertal de las montañas de Altai. Naturaleza 505, 43–49 (2014).

    Meyer, M. y col. Una secuencia del genoma de alta cobertura de un arcaico individuo denisovano. Ciencias 338, 222–226 (2012).

    Hedrik, P. W. Introgresión adaptativa en animales: ejemplos y comparación con una nueva mutación y variación permanente como fuentes de variación adaptativa. Mol. Ecol. 22, 4606–4618 (2013).

    Racimo, F. et al. Evidencia de la introgresión adaptativa arcaica en humanos. Nature Rev. Genet. 16, 359–371 (2015).

    Pääbo, S. La condición humana: un enfoque molecular. Celda 157, 216–226 (2014).


    Una nueva investigación revela el flujo de genes de regreso a África desde Eurasia a las poblaciones del sur de África - Historia

    Trabajé durante 4 años en Kuwait y Arabia Saudita y tuve dos largas vacaciones en Egipto. Había fuertes paralelos entre el Egipto moderno y el antiguo Egipto.

    1) El Egipto de hoy es tan multirracial como las grandes ciudades de Estados Unidos. El alejandrino estándar tiene una apariencia muy caucásica, incluida una minoría con cabello castaño claro o rubio oscuro y ojos azules. Por su historia, probablemente tengan más sangre griega e italiana que sangre del antiguo Egipto. En Asuán, cerca de la frontera con Sudán al sur, un paseo por la ciudad revela más personas que se parecen a los habitantes de Compton que a Atenas. En las grandes ciudades como El Cairo, hay una gran diversidad de tonos blancos, de piel aceitunada (probablemente la mayoría) y marrones de todos los tonos. No creo que los propios egipcios le den mucha importancia y ves muchas parejas & quot; mezcladas & quot ;, aunque probablemente no usen ese término.

    2) En el museo de El Cairo, así como en el campo de las tumbas del Valle de los Reyes, hay estatuas e incluso bajorrelieves pintados que mostraban una diversidad de colores similar en la época de los faraones. Además, la historia mostró que la clase real pasó de dinastías arraigadas en el bajo Egipto (Delta con el Mediterráneo) con piel más clara y rasgos europeos a dinastías nubias / cus que conquistaron o negociaron su camino para gobernar enormes imperios egipcios que abarcaban partes del Medio Oriente en Asia, todo el Egipto moderno y la mitad norte del Sudán moderno. Sus estatuas tenían rostros con rasgos africanos inequívocos y los bajorrelieves de piel de color marrón oscuro. En el otro extremo, la última dinastía, los Ptolomeos, gobernó Egipto abrazando plenamente las antiguas costumbres egipcias, pero eran básicamente griegos de piel clara. El pueblo egipcio aparentemente los siguió de todo corazón a pesar de su piel clara porque abrazaron las costumbres y el panteón tradicional de los dioses egipcios. ¡La raza y el color de la piel no eran una gran cosa para los egipcios y lo son para nosotros, los modernos!

    3) Soy blanco y mi esposa es negra. Tuvimos discusiones animadas antes del primer viaje sobre cómo insistí en que todos los gobernantes egipcios eran blancos mediterráneos. En el primer viaje, solo tomó poco tiempo convencerme de que estaba equivocado. No me deja publicar su foto aquí, pero la tengo de pie junto a una pequeña estatua de perfil de una reina del reino medio en Luxor con su propia cara de perfil. ¡Podrían ser hermanas!

    Leí que los antiguos egipcios no tenían un concepto de Jim Crow, era Egipto contra todos los demás, yo también
    leer el concepto era que si esa persona abrazó a los dioses egipcios, obedeció al faraón, eso era suficiente para ser
    considerado un egipcio.

    Una amiga me dijo que su sobrina se fue de excursión a Egipto con su grupo universitario afroamericano.
    Ellos lo pasaron genial. Bajaron de excursión a Nubia ... Ella dijo que cuando llegaron a Nubia, el
    Los nubios dijeron: '¡Guau, ustedes son tan oscuros como nosotros!'

    Creo que no entendiste mi punto, mi punto era que los africanos negros estaban involucrados en el Antiguo Egipto, eso fue
    mi punto sobre Nubia. Mi punto principal fue que los estadounidenses / occidentales han racializado el Antiguo Egipto uno
    manera o la otra. SÉ QUE los europeos / estadounidenses han intentado divorciarse del Antiguo Egipto de
    África apuntando hacia el Mediterráneo.

    La civilización egipcia tuvo cierta influencia en la civilización griega, que se considera la base de la civilización europea. Pero luego está la mentira sobre África como el & quot; continente oscuro & quot; desprovisto de historia y civilización. Así que se intentó separar a Egipto del resto de África en lugar de verlo como un puente que conectaba África, Asia y Europa. Impactados por todos y, a su vez, impactando a estos pueblos.


    Pues resulta que el Nilo y el Sahara eran cauces de flujos de conocimiento al igual que el Mediterráneo. Si bien los antiguos egipcios no eran una "civilización negra", de alguna manera algunos afrocéntricos nos harán creer que tampoco era una "civilización blanca".


    La construcción social de la raza surgió mucho después, esto para justificar el trato a los esclavos en las Américas, además de su posterior estigmatización cuando terminó la esclavitud. Si bien los egipcios eran conscientes del color de la piel, no le atribuían el valor que los europeos comenzaron a tener, especialmente después del siglo XVII. Felizmente esclavizaron a todos. Europeos blancos, nilóticos negros y la gente morena de las áreas circundantes. Había una relación definida con Nubia, y los nubios serían considerados "negros" utilizando los criterios actuales de raza.


    Sugiero que la gente deje de usar Egipto para promover sus propias agendas, ya sea para pintarlo como una "civilización negra" o para pintarlo como una "civilización blanca".


    El hecho también es que el blanqueo de las civilizaciones egipcias fue iniciado por racistas eurocéntricos que querían pintar el antiguo Egipto como una civilización mediterránea, en lugar de la civilización del noreste de África que de hecho era. Uno que tenía vínculos con pueblos del sur, del este y del Mediterráneo al norte.

    El subtexto americano / occidental detrás de esto es & quotEgipto está en África & quot; Los negros & quot están en África; Egipto no puede tener & quotNegro & quot
    participación porque & quotBlack & quot es inferior. O la reacción a esto es: "Los negros" son indígenas y están en África y Egipto es
    en África, por lo tanto, Egipto es & quotBlack & quot.

    Los estadounidenses de sillón están PROYECTANDO sus propios HANG-UPS RACIALES AMERICANOS sobre los antiguos egipcios en 2017.

    Muy cierto. Egipto era un caleidoscopio de pueblos tan diversos como los que se ven en el Egipto de hoy. Prueba de ello está en la obra de arte que se puede encontrar.

    Parece haberse convertido en un argumento sobre la raza de los antiguos egipcios. Cabe señalar que Egipto es un nexo de tres continentes y la gente ha estado migrando a través de él durante al menos 50.000 años. Siempre fueron las personas mixtas, en su mayoría morenas que hemos visto en épocas históricas, Y ESTO ES BIEN CONOCIDO POR LA COMUNIDAD CIENTÍFICA:

    De hecho, ahora son "más negros" debido a la gran cantidad de personas que se trasladaron en el comercio árabe de esclavos.

    Aquí está la verdad en una serie de fragmentos. Lo crea o no, la comunidad científica decidió esto hace mucho tiempo:

    Diversidad de secuencias de ADN mitocondrial en una población sedentaria de Egipto
    A. Stevanovitch
    Diversidad de la secuencia del ADN mitocondrial en una población sedentaria de Egipto - Stevanovitch - 2004 - Annals of Human Genetics - Wiley Online Library
    Los datos genéticos mitocondriales del norte de África están documentados por dos grupos de poblaciones: uno compuesto por poblaciones del valle del Nilo y el otro por poblaciones del Magreb. Se ha demostrado que el valle del Nilo es un corredor de migración con poblaciones conectadas por flujo de genes ( Krings y col. 1999 ), y análisis filogeográfico de Los linajes mitocondriales de poblaciones del Magreb sugiere que los humanos modernos aparecieron en el Cercano Oriente después de al menos dos migraciones hace alrededor de 50 000 y 10 000 años. Una posible migración desde Europa también puede haber ocurrido durante el período Neolítico. ( Macaulay y col. 1999 ).

    Historia de la población del norte de África: evidencia de marcadores genéticos clásicos.
    Bosch
    Historia de la población del norte de África: evidencia de marcadores genéticos clásicos
    Después de una búsqueda bibliográfica intensiva, recopilamos todos los datos disponibles sobre frecuencias alélicas para polimorfismos genéticos clásicos que se refieren a poblaciones del norte de África y sintetizamos los datos en un intento de reconstruir la historia demográfica de las poblaciones utilizando dos métodos complementarios: (1) análisis de componentes principales y (2) distancias genéticas representadas por árboles vecinos que se unen. En ambos análisis, la característica principal del paisaje genético en el norte de África es un patrón de variación este-oeste que apunta a la diferenciación entre los grupos de población bereberes y árabes del noroeste y las poblaciones de Libia y Egipto. Además, Libia y Egipto muestran las distancias genéticas más pequeñas con las poblaciones europeas, incluida la Península Ibérica. La interpretación más plausible de estos resultados es que, aunque difusión demic durante el Neolítico podría explicar la similitud genética entre el noreste de África y Europa por Se necesita un proceso paralelo de flujo de genes desde el Cercano Oriente, una diferenciación mesolítica (o más antigua) de las poblaciones en las regiones del noroeste con un flujo de genes limitado posterior para comprender el cuadro genético. Los grupos más aislados (mauritanos, tuaregs y bereberes del sur de Argelia) fueron los más diferenciados y, aunque no se puede discernir una estructura clara entre los diferentes grupos de habla árabe y bereber, los hablantes de árabe en su conjunto están más cerca de los egipcios y libios. Por el contrario, la contribución genética del África subsahariana parece ser pequeña.

    Entrada genética neolítica del Cercano Oriente en un pequeño oasis del desierto occidental egipcio.
    M Kujanova 2009
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19425100
    A pesar de los signos de la deriva genética esperada, todavía encontramos una clara evidencia genética de una fuerte entrada en el Cercano Oriente que se puede fechar en el Neolítico. Esto se revela por las altas frecuencias y la alta variabilidad interna de varios linajes de mtDNA del haplogrupo T. La estrategia de secuenciación del genoma completo y la datación molecular nos permitió detectar la acumulación de diversidad de mtDNA local a 5,138 +/- 3,633 YBP. De manera similar, el acervo genético del cromosoma Y revela altas frecuencias del Cercano Oriente J1.

    El Levante versus el Cuerno de África: evidencia de corredores bidireccionales de migraciones humanas
    JR LUIS
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1182266/
    “La evidencia paleoantropológica indica que tanto el corredor levantino como el Cuerno de África sirvieron, repetidamente, como corredores migratorios entre África y Eurasia. Hemos comenzado a investigar las funciones de estos pasajes en las migraciones bidireccionales de humanos anatómicamente modernos, mediante el análisis de 45 marcadores bialélicos informativos, así como 10 loci de microsatélites en la región no recombinante del cromosoma Y (NRY) en 121 y 147 hombres existentes de Omán y el norte. Egipto, respectivamente. El presente estudio descubre tres puntos importantes sobre estos movimientos demicos: (1)Los linajes E3b1-M78 y E3b3-M123, así como los linajes R1 * -M173, marcan el flujo de genes entre Egipto y el Levante durante el Paleolítico superior y el Mesolítico. (2) Por el contrario, el Cuerno de África parece tener una importancia menor en los movimientos migratorios humanos entre África y Eurasia representados por estos cromosomas, una observación basada en las distribuciones de frecuencia de E3b * -M35 (sin mutaciones conocidas aguas abajo) y M173. . (3) Los patrones de difusión por área de G-M201, J-12f2, los haplogrupos derivados M173 y M2 sugieren asociaciones genéticas más recientes entre Oriente Medio y África, que involucran el corredor levantino y / o las rutas de esclavos árabes. Las afinidades con los grupos africanos también se evaluaron determinando la composición del haplogrupo NRY en 434 muestras de siete poblaciones de África subsahariana.. Las distribuciones de frecuencia NRY de Omán y Egipto parecen ser mucho más similares a las del Medio Oriente que a cualquier población del África subsahariana, lo que sugiere un componente genético euroasiático mucho más grande.

    & quot; Mapas sintéticos de África & quot. Historia y geografía de los genes humanos.
    Cavalli-Sforza.
    http://books.google.com/books?id=Frw. portada # v = onepag e & ampq & ampf = false
    (NOTA: LINK NO LE LLEVARÁ A LAS PÁGINAS EXACTAS)
    El gradiente está claramente arraigado en la presencia relativamente antigua de causoides en una franja norte a lo largo del Mediterráneo y en adiciones de Asia occidental, que son visibles en el segundo y tercer componente. el gen C muestra un claro gradiente norte-sur, siendo frecuente entre los caucasoides y casi ausente en el África subsahariana. HAY PICOS EN EGIPTO Y EN EL NOROESTE DE ÁFRICA

    La ascendencia genómica de los norteafricanos apoya las migraciones de regreso a África
    Henn
    La ascendencia genómica de los norteafricanos apoya las migraciones de regreso a África
    Identificamos un gradiente de probable ascendencia autóctona magrebí que aumenta de este a oeste en el norte de África.Esta ascendencia probablemente se deriva del flujo genético & # 8220 de regreso a África & # 8221 hace más de 12.000 años (ya), antes del Holoceno. La ascendencia indígena del norte de África es más frecuente en poblaciones con etnia bereber histórica. IEn la mayoría de las poblaciones de África del Norte también vemos una ascendencia compartida sustancial con el Cercano Oriente.y, en menor medida, África subsahariana y Europa.

    El análisis del cromosoma Y en Egipto sugiere una continuidad regional genética en el noreste de África
    Manni
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12495079
    “En conclusión, nuestros análisis han identificado una continuidad regional genética entre la parte noreste de África (Egipto), Oriente Medio y el sur de Europa. De acuerdo con las conexiones etnohistóricas entre el NE de África y Oriente Medio, los datos genéticos confirman que Egipto, ocupando una posición intermedia a lo largo de estas rutas, ha sido una importante zona de contacto entre los tres continentes ''.

    El árbol emergente de ADNmt de Eurasia Occidental: una síntesis de secuencias de la región de control y RFLP.
    Macaulay
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1377722/
    Mostramos que el principal cúmulo autóctono del norte de África es un grupo hermano del cúmulo más antiguo de ADNmt europeo, del que divergió hace aproximadamente 50.000 años.

    La estructura del ADN mitocondrial en el norte de África revela una discontinuidad genética en el Nilo
    Karima Fadhlaoui-Zid
    La estructura del ADN mitocondrial en el norte de África revela una discontinuidad genética en el valle del Nilo - Fadhlaoui-Zid - 2011 - American Journal of Physical Anthropology - Wiley Online Library
    Los movimientos de población humana en el norte de África se han limitado principalmente a una dirección este-oeste debido a las barreras geográficas impuestas por el desierto del Sahara y el mar Mediterráneo. Aunque estas barreras no han impedido por completo las migraciones humanas, los estudios genéticos han demostrado que existe un gradiente genético este-oeste. Sin embargo, la falta de información genética de ciertas áreas geográficas y el enfoque de algunos estudios en partes del paisaje del norte de África han limitado la visión global del acervo genético de las poblaciones del norte de África. Para proporcionar una visión global del paisaje genético y la estructura de la población del norte de África, hemos analizado & # 8764 2,300 linajes de ADN mitocondrial del norte de África (incluidas 269 secuencias nuevas de Libia, en el primer estudio de ADNmt de la población libia en general). Nuestros resultados muestran una distribución clinal de ciertos haplogrupos, algunos de ellos más frecuentes en poblaciones occidentales (H, HV0, L1b, L3b, U6) u orientales (L0a, R0a, N1b, I, J) que podrían ser el resultado de migraciones humanas. de Oriente Medio, África subsahariana y Europa

    Las poblaciones del norte de África llevan la firma de la mezcla con los neandertales
    Federico Sánchez-Quinto
    Las poblaciones del norte de África llevan la firma de la mezcla con los neandertales
    Los resultados de la prueba de relación de ascendencia f4 ( Tabla 2 y Tabla S1) muestran que las poblaciones del norte de África varían en el porcentaje de mezcla inferida neandertal, principalmente dependiendo de la cantidad de ascendencia europea o del Cercano Oriente que presenten ( tabla 1). Poblaciones como el norte de Marruecos y Egipto, con el componente más alto de Europa y Cercano Oriente (

    40%), tienen también la mayor cantidad de ascendencia neandertal (

    60󈞲%). Además, la señal genética del neandertal es más alta en poblaciones con una ascendencia local pre-neolítica del norte de África. Por lo tanto, la mezcla antigua detectada no se debe a migraciones recientes del Cercano Oriente o Europa.

    ¿Quiénes eran los antiguos egipcios? Afinidades dentales entre los pueblos neolíticos y postdinásticos
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16331657
    JD IRLANDÉS 2006
    Se emplean métodos cualitativos y cuantitativos para describir y comparar hasta 36 variantes morfológicas dentales en 15 muestras egipcias del período neolítico al romano. Se determinan las frecuencias de los rasgos y se calculan las afinidades fenéticas utilizando la medida media de divergencia y las estadísticas de Mahalanobis D2 para los rasgos discretos. Los rasgos más importantes en la generación de esta variación entre muestras se identifican con el análisis de correspondencia. Suponiendo que las muestras son representativas de las poblaciones de las que derivan, y que la similitud fenética proporciona una estimación de la relación genética, estas afinidades sugieren la continuidad de la población general. Es decir, aparte de unos pocos valores atípicos que exhiben frecuencias extremas de nueve rasgos influyentes, las muestras dentales parecen ser en gran parte homogéneas y pueden caracterizarse por tener dientes morfológicamente simples y con masa reducida.Estos hallazgos se contrastan con los resultantes de estudios esqueléticos y de otro tipo anteriores, y se utilizan para evaluar la viabilidad de cinco escenarios de población egipcia. Específicamente, las afinidades entre las 15 muestras sucesivas en el tiempo sugieren que: 1) puede haber una conexión entre el Neolítico y los egipcios predinásticos posteriores, 2) los pueblos predinásticos Badarian y Naqada pueden estar estrechamente relacionados, 3) el período dinástico es probablemente una continuación indígena de la cultura Naqada, 4) existe apoyo para la uniformidad biológica general durante el período dinástico, y 5) esta uniformidad puede continuar en tiempos posdinásticos.

    Investigación sobre ADN antiguo en el Cercano Oriente
    Mateusz Baca
    Investigación sobre ADN antiguo en el Cercano Oriente | Martyna Molak - Academia.edu
    Para obtener las frecuencias de estos tipos de ADNmt, se llevó a cabo la amplificación de la región HVRI y tres marcadores RFLP. Los autores lograron analizar los marcadores RFLP en 34 muestras y las secuencias HVRI en 18 de las muestras. Ambas poblaciones, antiguas y contemporáneas, & # 64257t la distribución clinal norte-sur de los tipos de ADNmt & # 8220sur & # 8221 y & # 8220northern & # 8221 (Graver et al. 2001). Sin embargo, se encontraron diferencias significativas entre estas poblaciones. Basado en una mayor frecuencia de haplotipos HpaI 3592 (+) en la población contemporánea de Dakhlehian, los autores sugirieron que, Desde la época romana, el gen & # 64258ow de la región subsahariana ha afectado las frecuencias genéticas de los individuos del oasis..

    El análisis de ADNmt en los antiguos nubios respalda la existencia de un flujo de genes entre el subsahara y el norte de África en el valle del Nilo.
    C. Fox, 1997
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9158841
    El marcador de ADN mitocondrial Hpal (np3,592) es una mutación selectivamente neutra que es muy común en el África subsahariana y está casi ausente en las poblaciones del norte de África y Europa. Se ha cribado en una muestra meroítica de la antigua Nubia mediante amplificación por PCR y digestión enzimática posterior, para evaluar las influencias genéticas subsaharianas en esta población. De los 29 individuos analizados, sólo 15 arrojan amplificaciones positivas, cuatro de ellos (26,7%) muestran el marcador de África subsahariana. El marcador Hpa I (np3,592) está presente en las poblaciones subsaharianas con una frecuencia de 68,7 en promedio. Por lo tanto, la frecuencia de genes de esta área en la población nubia merótica se puede estimar en alrededor del 39% (con un intervalo de confianza del 22% al 55%). La frecuencia obtenida encaja en un gradiente decreciente sur-norte de Hpa I (np3,592) a lo largo del continente africano. Los resultados sugieren que es más probable que los cambios morfológicos observados históricamente en las poblaciones nubias se deban a la existencia de un flujo genético sur-norte a través del valle del Nilo que a la evolución in situ.

    Análisis de ADNmt de las poblaciones del valle del Nilo: ¿un corredor genético o una barrera para la migración?
    Krings
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10090902
    Para evaluar hasta qué punto el valle del río Nilo ha sido un corredor para las migraciones humanas entre Egipto y el África subsahariana, analizamos la variación del ADNmt en 224 individuos de varios lugares a lo largo del río. Las secuencias del primer segmento hipervariable (HV1) de la región de control del mtDNA y un sitio HpaI polimórfico en la posición 3592 nos permitieron designar cada mtDNA como de afiliación & # 8220northern & # 8221 o & # 8220s southern & # 8221. Las proporciones de ADNmt del norte y del sur difirieron significativamente entre Egipto, Nubia y el sur de Sudán. En los sitios de evolución lenta dentro de HV1, la diversidad de ADNmt del norte fue más alta en Egipto y más baja en el sur de Sudán, y la diversidad de ADNmt del sur fue más alta en el sur de Sudán y más baja en Egipto, lo que indica que las migraciones se habían producido de forma bidireccional a lo largo del valle del río Nilo. Egipto y Nubia tienen cantidades bajas y similares de divergencia para ambos tipos de ADNmt, lo que es consistente con la evidencia histórica de interacciones a largo plazo entre Egipto y Nubia. El análisis de autocorrelación espacial demuestra un gradiente suave de similitud genética decreciente de los tipos de ADNmt a medida que aumenta la distancia geográfica entre las localidades de muestreo, lo que sugiere fuertemente el flujo de genes a lo largo del Nilo, sin barreras evidentes. Concluimos que estas migraciones probablemente ocurrieron en los últimos cientos o miles de años y que la migración de norte a sur fue más temprana o menor en la extensión del flujo de genes que la migración de sur a norte.

    Un origen predominantemente neolítico para la variación del ADN cromosómico Y en el norte de África
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/arti. tool = pmcentrez
    ARREDI Et. Alabama
    . Dado que las estimaciones de los tiempos hasta el ancestro común más reciente (TMRCA) de los haplogrupos más comunes son bastante recientes, sugerimos que el patrón norteafricano de variación del cromosoma Y es en gran parte de origen neolítico. Por lo tanto, proponemos que la transición neolítica en esta parte del mundo fue acompañada por la difusión demica de pastores afroasiáticos y de habla africana del Medio Oriente.

    El legado del ADNmt del Paleolítico Superior temprano levantino en África
    Olivieri A
    http://www.sciencemag.org/content/314/5806/1767.abstract
    La secuenciación de 81 ADN mitocondriales humanos (ADNmt) que pertenecen a los haplogrupos M1 y U6 revela que estos clados predominantemente norteafricanos surgieron en el suroeste de Asia y se trasladaron juntos a África hace unos 40.000 a 45.000 años. Su llegada se superpone temporalmente con el (los) evento (s) que llevaron al poblamiento de Europa por los humanos modernos y fue muy probablemente el resultado del mismo cambio en las condiciones climáticas. que permitió a los humanos ingresar al Levante, abriendo el camino a la colonización tanto de Europa como del norte de África

    www(Los científicos biomédicos de noviembre de 2003).
    .cs.oswego.edu /

    schofield / news / nefertiti.pdf & # 8206
    En el caso del cráneo que varios expertos creen que es Nefertiti, los rayos X digitales dieron a Evison y Schofield una imagen del cráneo dentro de la momia. este cráneo en particular podría clasificarse como indoeuropeo.

    http://www.readcube.com/articles/10. jpa.1330360603
    (Brace, 1993)
    "El Predinástico del Alto Egipto y el Dinástico Tardío del Bajo Egipto están más estrechamente relacionados entre sí que con cualquier otra población. En su conjunto, muestran vínculos con el Neolítico europeo, el norte de África, la Europa moderna y, más remotamente, la India, pero no con el África subsahariana, el este de Asia. . Oceanía o el Nuevo Mundo. Las personas adyacentes en el valle del Nilo muestran similitudes en rasgos triviales en una serie ininterrumpida desde el delta en el norte hacia el sur a través de Nubia y hasta Somalia en el ecuador. Al mismo tiempo, el gradiente en el color de la piel y las proporciones corporales sugiere una respuesta adaptativa a largo plazo a las fuerzas selectivas apropiadas a la latitud donde ocurren.
    . Concluimos que los egipcios han estado en el lugar desde el Pleistoceno y no se han visto afectados en gran medida por invasiones o migraciones. Como han señalado otros, Los egipcios son egipcios, y también lo fueron en el pasado.& quot
    La cuestionable contribución del Neolítico y la Edad del Bronce a la forma craneofacial europea
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1325007/
    ABRAZADERA
    La evaluación de las dimensiones craneofaciales humanas prehistóricas y recientes apoya la imagen documentada por la genética de que la extensión de la agricultura neolítica del Cercano Oriente hacia el oeste a Europa y en el norte de África se logró mediante un proceso de difusión demica (11󈝻).

    . Cuando las muestras utilizadas en la Fig. 1 se comparan mediante el uso de parcelas variables canónicas como en la Fig. 2, la separación de los hablantes de Níger-Congo vuelve a ser bastante clara. Curiosamente, sin embargo, la pequeña muestra natufiana se encuentra entre el grupo Níger-Congo y las otras muestras utilizadas. La figura 2 muestra la trama producida por las dos primeras variantes canónicas, pero lo mismo sucede cuando se utilizan las variantes canónicas 1 y 3 (no mostradas aquí). Esta ubicación sugiere que hay podría haber sido un elemento del África subsahariana en la composición de los natufianos (los supuestos antepasados ​​del Neolítico posterior), aunque en esta prueba en particular no hay una presencia tan evidente en las muestras de África del Norte o Egipto. Como se muestra en la Fig.1, el Somalíes y la muestra de la Edad del Bronce egipcia de Naquada también puede tener un insinuación de un componente de África subsahariana. Eso no se confirmó en la trama variable canónica (Fig. 2), y no hubo evidencia de tal participación en la muestra del Neolítico argelino (Gambetta).
    El profesor P. F. Ceccaldi, con un equipo de investigación detrás de él, estudió algunos pelos que se extrajeron del cuero cabelludo de la momia. Ramsés II tenía 90 años cuando murió y su cabello se había vuelto blanco. Ceccaldi determinó que el color amarillo rojizo del cabello de la momia había sido provocado por haber sido teñido con una solución de henna diluida y resultó ser un ejemplo de las atenciones cosméticas de los embalsamadores. Sin embargo, restos del color original del cabello (en la juventud), permanecen en las raíces, incluso en la vejez avanzada. Los exámenes microscópicos demostraron que las raíces del cabello contenían rastros de pigmentos rojos naturales y que, por lo tanto, durante su juventud, Ramsés II había sido pelirrojo. Se concluyó que estos pigmentos rojos no eran el resultado de que el cabello se desvaneciera de alguna manera o se alterara de otra manera. Post mortem, pero de hecho representaba el color natural del cabello de Ramsés. Ceccaldi también estudió una sección transversal de los pelos y, a partir de su forma ovalada, determinó que Ramsés había sido "cymotrich" (cabello ondulado). Finalmente, afirmó que tal combinación de características mostraba que Ramsés había sido un "leucodermo" (persona de piel blanca). [Balout, et al. (1985) 254-257.]


    Contenido

    Los registros históricos de la religión en la región del Magreb muestran su inclusión gradual en el mundo clásico, con colonias costeras establecidas primero por fenicios, algunos griegos, y luego extensas conquistas y colonizaciones por parte de los romanos. En la era común del siglo II, el área se había convertido en un centro del cristianismo de habla latina. Tanto los colonos romanos como las poblaciones romanizadas se convirtieron al cristianismo. La región produjo figuras como el escritor de la Iglesia cristiana Tertuliano (c. 155 - c. 202) y mártires o figuras destacadas de la Iglesia cristiana como San Cipriano de Cartago (+ 258) Santa Mónica, su hijo, el filósofo Agustín de Hipona (+ 430) ( 1) y Julia de Córcega (siglo V). La región fue cuna de muchos movimientos cristianos como el arrianismo y el donatismo, ahora abandonados.

    La dominación del cristianismo terminó cuando las invasiones árabes trajeron el Islam en 647. Cartago cayó en 698 y el resto de la región siguió en décadas posteriores. La islamización progresó gradualmente, aunque las cartas sobrevivientes mostraban correspondencia de cristianos regionales a Roma hasta el siglo IX. El cristianismo era todavía una fe viva. Los obispados y diócesis cristianos continuaron activos, y las relaciones con Roma continuaron. Tan tarde como el papa Benedicto VII (974-983), se consagró un nuevo arzobispo de Cartago. La evidencia del cristianismo en la región luego se desvaneció durante el siglo X.

    Durante el siglo VII, los pueblos de la región comenzaron su conversión casi total al Islam. Hay una pequeña pero próspera comunidad judía, así como una pequeña comunidad cristiana. La mayoría de los musulmanes siguen la escuela Maliki del Islam sunita. Las pequeñas comunidades ibadi permanecen en algunas áreas. Una fuerte tradición de venerar a los morabitos y las tumbas de los santos se encuentra en todas las regiones habitadas por bereberes. Cualquier mapa de la región demuestra la tradición por la proliferación de "sidi" s, mostrando lugares con nombres de morabitos. Como otras tradiciones religiosas, esto ha disminuido sustancialmente durante el siglo XX. Una red de zawiyas ayudó tradicionalmente a proliferar la alfabetización básica y el conocimiento del Islam en las regiones rurales.

    Recientemente, la comunidad cristiana de ascendencia bereber o árabe ha experimentado un crecimiento significativo, y las conversiones al cristianismo, especialmente al evangelismo, son comunes en Argelia, [14] especialmente en la Cabilia, [15] Marruecos [16] y Túnez. [17] Un estudio de 2015 estima que 380.000 musulmanes se convirtieron al cristianismo en Argelia. [12]

    Francia Editar

    Los magrebíes se han asentado principalmente en las regiones industriales de Francia, especialmente en las regiones de Île-de-France y del Mediterráneo. Muchos franceses famosos como Édith Piaf, [18] Isabelle Adjani, Arnaud Montebourg, Alain Bashung, Dany Boon y muchos otros tienen ascendencia magrebí.

    Según Michel Tribalat, investigador del INED, había más de 4,6 millones de personas de origen magrebí (con al menos un abuelo magrebí de Argelia, Marruecos o Túnez) viviendo en Francia en 2011 (3 millones en 1999). [19] [20] A continuación se muestra una tabla de la población de origen magrebí en Francia en 2011, las cifras están en miles:

    País de origen (2011) Inmigrantes 1a generación nacida en Francia 2da generación nacida en Francia (solo menores de 60 años) Total
    Argelia 737 1 170 563 2 470
    Marruecos 679 698 130 1 507
    Túnez 246 280 129 655
    Magreb total 1 662 2 148 821 4 631

    Nota: para la 2ª generación nacida en Francia solo se tienen en cuenta las personas menores de 60 años.

    Según el Institut national de la statistique et des études économiques (Instituto Nacional Francés de Estadística y Estudios Económicos), el 16% de los recién nacidos en Francia entre 2006 y 2008 tienen al menos un abuelo magrebí nacido en el Gran Magreb. [21]

    En 2005, el porcentaje de jóvenes menores de 18 años de origen magrebí (al menos un padre inmigrante) era de alrededor del 7% en Francia metropolitana, 12% en Île-de-France, 13% en Lyon, 21% en Perpignan, 22% en el departamento de Seine-Saint-Denis, el 37% en el distrito 18 de París y el 40% en varios distritos de Marsella. [22] [23]

    2005 Seine-Saint-Denis Val-de-Marne Val-d'Oise Lyon París Francia
    Magreb total 22.0% 13.2% 13.0% 13.0% 12.1% 6.9%

    Según otras fuentes, entre 5 y 8 millones de personas de origen magrebí viven en Francia, y entre 150.000 y 300.000 personas de origen magrebí viven en Canadá. [24] [25]

    Varias disciplinas arrojan luz sobre el origen de los magrebíes (tanto bereberes como de habla árabe).

    Antropología física Editar

    Los norteafricanos se definen como mediterráneos con elementos alpinos y nórdicos moderados. [26] Una proporción significativa de los bereberes, cabilas y chaouis del Rif tienen ojos azules o verdes. [27]

    Evidencia genética Editar

    La proximidad genética observada entre los norteafricanos y los europeos del sur se debe a que ambos grupos compartieron un ancestro común en el Paleolítico Superior, en el Neolítico o alternativamente durante la historia con la invasión y ocupación durante casi siete siglos del Península Ibérica por tropas moriscas. [28] Un estudio genético publicado en enero de 2012 declaró que la ascendencia indígena del noroeste de África parece estar más estrechamente relacionada con las poblaciones fuera de África, pero "la divergencia entre los pueblos del Magreb y los europeos del Cercano Oriente probablemente preceda al Holoceno (& gt12,000 ya)". [29]

    ADN del cromosoma Y Editar

    La estructura genética del cromosoma Y de la población del Magreb parece estar modulada principalmente por la geografía. El haplogrupo Y-DNA E1b1b-M215 y J, que son comunes entre las poblaciones de habla afroasiática en África y el Medio Oriente, son frecuentes en el Magreb, especialmente el haplogrupo E-M215 (anteriormente E1b1b1b, E-M81 y E3b1b) que es típico de las poblaciones indígenas bereberes. En algunas partes de Túnez, E1b1b-M215 puede alcanzar el 100% de la población. Seguido por el haplogrupo J, especialmente el haplogrupo J-M267 [30] [1], que es típicamente del Medio Oriente, que puede alcanzar frecuencias del 40% en la región, [31] [32] y tiene su densidad más alta fundada en el suroeste de Arabia. Península, [32] seguido por el haplogrupo R1 [33] que se concentra principalmente en la cuenca del Chad, aunque también se encuentra en el Magreb en frecuencias más bajas. Estos haplogrupos de ADN-Y se observan tanto en bereberes como en árabe.

    El conjunto de cromosomas Y del Magreb (incluidas las poblaciones bereberes y de habla árabe) se puede resumir de la siguiente manera, donde solo dos haplogrupos E1b1b-M215 y J comprenden generalmente más del 80% del total de cromosomas: [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40]

    El haplogrupo E-Z827 es el haplogrupo Y más común entre los bereberes y árabes del Magreb, dominado por su subclade, E-M183. Se cree que se originó en el noroeste de África hace 14.200 años. [41] Conocido coloquialmente como el "marcador bereber" por su prevalencia entre los grupos mozabita, Atlas Medio, Kabyle y otros grupos bereberes, E-M81 también es bastante común entre los grupos árabes del Magreb (45% en Orán). [39] Puede alcanzar frecuencias de hasta el 100% en el Gran Magreb.

    En cuanto a J1-M267, según un estudio reciente de 2011 sobre Túnez, es significativamente más abundante en la población urbana (31,3%) que en la población total rural (2,5%). Según los autores, estos resultados podrían explicarse suponiendo que la arabización en Túnez fuera una empresa militar, por lo tanto, impulsada principalmente por hombres que desplazaron a los bereberes nativos a áreas geográficamente marginales pero que frecuentemente se casaban con mujeres bereberes. [42]

    Población Nótese bien A / B E (xE1b1b) E1b1b1 E-V68 E-M81 E-M123 F K GRAMO I J-M267 J-M172 R-M420 R-M343 Otro Estudio
    1 Argelia 156 0 5.78% 0.64% 6.4% 44.23% 1.28% 3.85% 0.64% 0 0 21.8% 0.64% 0.64% 0 14.1% Bekada y col. (2013) [43]
    2 Argelia / Orán 102 0 7.9% 0 5.9% 45.1% 0 0 0 0 0 22.5% 4.9% 1% 11.8% 1% Robino y col. (2008) [44]
    3 Argelia / Argel 35 0 2.9% 0 11.4% 42.9% 0 11.8% 2.9% 0 0 22.9% 5.7% 0 0 0 Arredi y col. (2004) [45]
    4 Argelia / Kabyles, Tizi Ouzou 19 0 0 0 0 47.4% 10.5% 10.5% 0 0 0 15.8% 0 0 15.8% 0 Arredi y col. (2004)
    5 Argelia / Mozabitas 67 0 4.5% 0 1.5% 86.6% 1.5% 0 0 1.5% 0 1.5% 0 0 3% 0 Dugoujon y col. (2009) [46]
    6 Argelia / Reguibat 60 0 0 5% 0 80% 0 1.67% 0 0 0 10% 0 0 0 3.33% Bekada y col. (2015) [47]
    7 Túnez / Túnez 148 0 2% 3.4% 5.4% 37.8% 2.7% 4.7% 0.7% 0 0 32.4% 3.4% 0.7% 6.1% 0.7% Arredi y col. (2004)
    8 Túnez 52 0 0 9.6% 15.4% 32.7% 0 1.9% 1.9% 0 0 34.6% 3.8% 0 0 0 Onofri y col. (2008)
    9 Túnez / Bou Omrane 40 0 5% 0 5% 87.5% 0 2.5% 0 0 0 0 0 0 0 0 Ennafaa y col. (2011) [48]
    10 Túnez / Bou Saad 40 0 0 0 0 92.5% 0 0 0 0 0 5% 0 0 0 2.5% Ennafaa y col. (2011)
    11 Túnez / Cosmopolita Jerbian 46 2.2% 0 0 15.2% 60.9% 4.3% 0 0 0 0 8.7% 2.2% 4.3% 2.2% 0 Ennafaa y col. (2011)
    12 Túnez / Bereberes Jerbianos 47 0 0 0 17% 76.6% 0 4.25% 2.1% 0 0 0 0 0 0 0 Ennafaa y col. (2011)
    13 Túnez / Bereberes Chenini – Douiret 27 0 0 0 0 100% 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 Fadhlaoui-Zid y col. (2011) [49]
    14 Túnez / Bereberes Sened 35 0 0 0 0 65.7% 0 2.9% 0 0 0 31.4% 0 0 0 0 Fadhlaoui-Zid y col. (2011)
    15 Túnez / Jradou Bereberes 32 0 0 0 0 100% 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 Fadhlaoui-Zid y col. (2011)
    16 Túnez / Andaluz Zaghouan 32 0 0 0 3.1% 40.6% 0 9.4% 0 0 0 43.8% 3.1% 0 0 0 Fadhlaoui-Zid y col. (2011)
    17 Túnez / Túnez cosmopolita 33 0 0 3.0% 6.0% 54.5% 3.0% 6.0% 0 3.0% 0 24.2% 0 0 0 0 Fadhlaoui-Zid y col. (2011)
    18 Marruecos 760 0 6.05% 4.21% 6.83% 67.4% 0 0.9% 0.53% 0.66% 0.13% 6.32% 1.32% 0 0 5.65% Bekada y col. (2013)
    19 Marruecos / Sous Berbers 65 0 0 0 0 98.5% 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 Reguig y col. (2014) [50]
    20 Marruecos / Valle de Amizmiz 33 3% 6.1% 0 3% 84.8% 3% 0 0 0 0 0 0 0 0 0 Álvarez et al. (2009)
    21 saharaui 89 0 20.2% 0 0 59.55% 0 0 0 0 0 20.22% 0 0 0 0 Fregel y col. (2009) [51]
    22 Libia / Tuareg de Fezzan 47 0 42.5% 0 0 48.9% 0 0 0 0 0 0 0 0 6.4% 2.1% Ottoni y col. (2011) [52]

    ADN mitocondrial editar

    Muchos estudios [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] han intentado describir la diversidad genética de North -Poblaciones africanas, evaluando la variación de la secuencia del ADN mitocondrial (ADNmt) y los resultados se pueden resumir de la siguiente manera (datos de 536 individuos de 9 poblaciones: Marruecos (Asni, Bouhria, Figuig, Souss), Argelia (Mozabites), Túnez (Chenini-Douiret) , Sened, Matmata, Jerba) [28]):

    • Linajes euroasiáticos totales (H, HV0, HV, R0, J, T, U (sin U6), K, N1, N2, X): 50-90% con un promedio de aproximadamente 5/8
    • Linajes totales subsaharianos (L0, L1, L2, L3, L4-L5): 3-50% con un promedio de aproximadamente 2/8
    • Linajes totales del norte de África (U6, M1): 0-35% con un promedio de aproximadamente 1/8

    El grupo de ADNmt del norte de África se caracteriza por una "alta frecuencia general de haplogrupos de Eurasia occidental, una frecuencia algo menor de linajes L subsaharianos y una presencia significativa (pero diferencial) de haplogrupos de África del Norte U6 y M1". [28] Según Cherni et al. 2009 "La expansión máxima post-Última glacial con origen en Iberia no solo provocó el reasentamiento de Europa sino también del norte de África". [sesenta y cinco]

    Según Ottoni et al. 2010, además del componente "autóctono" del sur del Sahara, el grupo materno del norte de África parece estar caracterizado por al menos otros dos componentes principales: (i) una contribución levantina (es decir, los haplogrupos U6 y M1), asociada con el regreso a África alrededor de 45 kya, y (ii) un aporte más reciente de Europa Occidental asociado con la expansión posglacial. [66]

    Hasta hace poco, algunos artículos sugerían que la distribución de los principales haplogrupos L en el norte de África se debía principalmente a la trata de esclavos a través del Sahara. [67] Sin embargo, en septiembre de 2010, un estudio exhaustivo sobre el ADNmt bereber realizado por Frigi et al. concluyó que la mayoría de los haplogrupos L eran mucho más antiguos y fueron introducidos por un antiguo flujo de genes africanos hace unos 20.000 años. [68]

    ADN autosómico Editar

    En un estudio autosómico realizado en 2012 por Henn et al., Los autores concluyen que las poblaciones del noroeste de África conservan una firma única de ascendencia temprana "magrebí", pero no son un grupo homogéneo y la mayoría muestra combinaciones variables de cinco ascendencias distintas (magrebí, europea, Cercano Oriente, África subsahariana oriental y occidental). La mayoría de su ascendencia proviene de poblaciones fuera de África y es el resultado de al menos tres episodios distintos:

    • antiguo flujo de genes de "regreso a África" ​​antes del Holoceno
    • flujo de genes más reciente del Cercano Oriente que resulta en un gradiente longitudinal
    • migraciones limitadas pero muy recientes del África subsahariana.

    Observaron dos gradientes de ascendencia distintos y opuestos: un aumento de este a oeste en la probable ascendencia autóctona del noroeste de África probablemente derivado del flujo de genes "de regreso a África" ​​hace más de 12.000 años y una disminución de este a oeste en la probable Ascendencia árabe del Cercano Oriente. La ascendencia indígena del noroeste de África es más frecuente en poblaciones con etnia bereber histórica. También encuentran firmas significativas de ascendencia africana subsahariana que varían sustancialmente entre las poblaciones. Según los autores, "estas ascendencias subsaharianas parecen ser una introducción reciente a las poblaciones del noroeste de África, que datan de hace unos 1.200 años en el sur de Marruecos y de hace unos 750 años en Egipto, posiblemente reflejando los patrones de la trata de esclavos transaharianos que ocurrió durante este período ". [69]

    Análisis de mezcla Editar

    Un análisis genético reciente de poblaciones del norte de África ha descubierto que, a pesar de la compleja mezcla de antecedentes genéticos, existe un componente genómico autóctono que probablemente se deriva del flujo de genes "de regreso a África" ​​de hace más de 12.000 años (ya) (es decir, antes a las migraciones neolíticas). Este sustrato de población local parece representar una discontinuidad genética con los primeros pobladores humanos modernos del norte de África (aquellos con la industria Ateriana) dado que la ascendencia estimada es menor de 40.000 años atrás. El norte de Marruecos, Libia y Egipto tienen una alta proporción de componentes ancestrales europeos y del Cercano Oriente, mientras que Túnez y los saharauis son las poblaciones con mayor componente autóctono del noroeste de África. [70]

    Proporciones de ascendencia promedio en las poblaciones del noroeste de África: sin usar ADN antiguo del norte de África (Sánchez-Quinto 2012) [71]

    Población norte Gran Magreb Europa Cerca del este Africa Sub-sahariana
    Argelia 19 39% 27% 16% 18%
    Túnez 18 93% 4% 2% 1%
    Saharaui 18 55% 17% 10% 18%
    Marruecos Norte 18 44% 31% 14% 11%
    Marruecos Sur 16 44% 13% 10% 33%
    Libia 17 31% 28% 25% 16%
    Egipto 19 19% 37% 30% 14%
    Proporciones de ascendencia promedio en las poblaciones del noroeste de África: uso de ADN antiguo del norte de África (Serral-Vidal 2019)

    Según un estudio genético reciente en 2019, se ha descubierto que las poblaciones del norte de África son el resultado de la mezcla de un flujo genético extenso proveniente de cuatro áreas geográficas diferentes (el mismo África del Norte (Iberomaurusian), Europa, Oriente Medio y África subsahariana) y temporales. fuentes (migraciones paleolíticas, neolitización, arabización y migraciones recientes). [72]

    Música pop Indígena de África del Norte
    (Iberomaurusiano)
    European & ltbe / & gt (agricultores de Anatolia) Medio este Subsahariana
    Saharaui 37% 34% 18% 11%
    marroquí 30% 38% 19% 14%
    Bereber-marroquí 28% 47% 17% 8%
    Bereber-mozabita 26% 43% 18% 13%
    argelino 22% 46% 17% 15%
    Bereber-Zenata 22% 27% 12% 39%
    libio 22% 34% 35% 9%
    Bereber-tunecino 21% 43% 26% 10%
    tunecino 18% 44% 25% 13%
    egipcio 11% 41% 38% 10%

    Iberia Editar

    Según un reciente estudio autosómico de 2013 de Botigué et al. Utilizando datos de SNP de todo el genoma de más de 2.000 individuos, "las poblaciones del suroeste de Europa promediaron entre el 4% y el 20% de sus genomas asignados a un grupo ancestral del noroeste de África, mientras que este valor no excedió el 2% en las poblaciones del sureste de Europa". La mezcla más alta del noroeste de África (20%) se encontró en los canarios, mientras que en la península ibérica, el promedio fue del 10-12%. [73] [74] [75]

    Un estudio autosómico similar de 2014 realizado por Lazaridis et al. encontraron una mezcla africana promedio del 14,8% (12,6% Mozabite y 2,2% Mbuti / Yoruba) en la población ibérica española, lo que confirma que en la muestra española se ha producido un flujo de genes de poblaciones subsaharianas y del noroeste de África. [76]

    En la Península Ibérica, los haplogrupos masculinos del noroeste de África, especialmente E1b1b1b (E-M81), E1b1b1a-b (cromosomas derivados de M78 que muestran el raro alelo DYS439 10 o E-V65) y un subconjunto de J1 (derivado de M267), [77] son se encuentran en cantidades significativas con una frecuencia media de alrededor del 7-8% en la península con frecuencias que superan el 10% en algunas regiones, como el 18,6% en Cantabria. [78] [79] [80] [81]

    Tipos de África noroccidental introducidos históricamente en Italia e Iberia (Capelli et al. (2009))

    Muestra norte E1b1b1b E1b1b1a-b
    (DYS439
    alelo 10)
    J1 (subconjunto) Total%
    Italia peninsular 915 0.8 0.3 0.7 1.7
    Sicilia 93 2.2 2.2 3.2 7.5
    España 717 5.2 1 1.5 7.7
    Portugal 659 5 0.3 1.8 7.1
    Iberia 1376 5.1 0.7 1.7 7.4

    Como caso excepcional en Europa, también se ha observado E-M81 al 40% de los Pasiegos de Cantabria. [82]

    Con respecto al nivel de mezcla genética masculina en Iberia, un estudio de Adams et al. 2008 que analizó 1140 individuos en Iberia encontró una mezcla media del noroeste de África del 10,6%, con una amplia variación geográfica, que iba desde el 2,5% en Cataluña, el 11,8% en el norte de Portugal, el 16,1% en el sur de Portugal, el 20,8% en Galicia y el 21,7% en el norte de Portugal. Castilla. [80] [83]

    Región ibérica % Africano noroccidental
    mezcla masculina
    [80]
    Castilla, Noroeste 21.7%
    Menorca 21.5%
    Galicia 20.8%
    Extremadura 19%
    Andalucía, Oeste 16.7%
    Portugal, Sur 16.1%
    Valencia 12.8%
    Portugal, Norte 11.8%
    Asturias 10.5%
    Castilla, Nordeste 9.3%
    Mallorca 6.6%
    Aragón 4.8%
    Ibiza 3.8%
    Andalucía, Este 2.4%
    Cataluña 2.3%

    Los estudios genéticos de MtDna (linajes femeninos) en poblaciones ibéricas también muestran que las secuencias de ADN mitocondrial del noroeste de África (haplogrupo U6) se encuentran en niveles mucho más altos que los que generalmente se observan en otras partes de Europa. Aunque la frecuencia absoluta general de U6 es baja (2,4%), esto indica una posible proporción actual de ascendencia del norte de África del 8 al 9%, porque U6 no es un linaje común en el mismo norte de África. U6 alcanza su frecuencia más alta en el norte de Portugal en alrededor del 4-6% donde González et al. 2003 estimó una posible proporción de ascendencia norteafricana del 27%. [84] [85] [86]

    Iberia es también la región de Europa con la mayor frecuencia del haplogrupo L de ADNmt mediado por mujeres de origen subsahariano, probablemente como resultado de la colonización bereber y árabe o el comercio de esclavos africanos. Pereira y col. 2005, que analizó 1045 individuos ibéricos, encontró haplogrupos de ADNmt L subsaharianos a tasas del 11,38% en el sur de Portugal, 5,02% en el centro de Portugal, 3,21% en el norte de Portugal y 3,26% en Galicia. [84] Según Álvarez et al. 2010 que encontró haplogrupos L a una tasa del 4,70% en la provincia española de Zamora, "dado que los Hts encontrados en la zona también son compartidos con poblaciones norteafricanas, no podemos descartar la posibilidad de que estos linajes derivaran de la permanencia musulmana norteafricana en la Península Ibérica ". [87] En otro estudio, Casas et al. 2006 extrajo ADN de restos humanos que fueron exhumados de cementerios históricos en Al-Andalus, España (entre los siglos XII y XIII). La frecuencia de linajes subsaharianos detectados en las muestras medievales fue del 14,6% y del 8,3% en la actual población de Priego de Córdoba. Los autores sugieren que tanto la ocupación musulmana como las migraciones prehistóricas antes de la ocupación musulmana habrían sido la fuente de estos linajes. [88] Brehm y col. 2003 también encontró una huella subsahariana significativa en las regiones autónomas de Portugal, con los haplogrupos L que constituyen aproximadamente el 13% de los linajes en Madeira y el 3,4% en las Azores.

    Región Ibérica / ADN mt del noroeste de África & gt 2% norte % U6 % L Total Estudio
    Portugal, Alcácer do Sal 50 6.00% 22.00% 28.00% Pereira 2010 [89]
    España, Canarias (Media) 300 14.00% 6.60% 20.60% Brehm 2003 [90]
    Portugal, Madeira 155 3.90% 12.90% 16.80% Brehm 2003
    España, Huelva (Andalucía) 135 8.86% 5.70% 14.56% Hernández 2014 [91]
    Portugal, Sur 123 1.63% 11.38% 13.01% Pereira 2005 [92]
    Portugal, Sur 203 0.49% 10.84% 11.33% Achilli 2007 [93]
    Portugal, Coruche 160 0.62% 8.7% 9.32% Pereira 2010
    España, Priego de Córdoba 108 0.93% 8.33% 9.26% Casas 2006 [94]
    Portugal, Centro 203 2.46% 6.40% 8.87% Achilli 2007
    Portugal, Norte 187 5.35% 3.21% 8.56% Pereira 2005
    Península Ibérica Sur 310 0.65% 7.42% 8.07% Casas 2006
    Portugal, Centro 239 2.51% 5.02% 7.53% Pereira 2005
    Portugal, Norte 188 4.26% 3.19% 7.45% Achilli 2007
    España, Galicia 92 2.17% 3.26% 5.43% Pereira 2005
    España, Zamora 214 0.47% 4.67% 5.14% Álvarez 2010 [95]
    Portugal, Azores 179 1.70% 3.40% 5.10% Brehm 2003
    España, Noroeste 216 1.39% 3.70% 5.09% Achilli 2007
    España, Centro 148 4.05% 0.68% 4.73% Achilli 2007
    España, Nordeste 118 1.69% 2.54% 4.24% Pereira 2005
    España, varias regiones 312 1.28% 2.88% 4.16% Carlos Álvarez 2007 [96]
    Portugal, Pias 75 0.00% 3.9% 3.9% Pereira 2010
    España, Andalucía 114 1.75% 1.75% 3.51% Achilli 2007
    España, Granada (Andalucía) 117 2.48% 0.83% 3.31% Hernández 2014
    España, Leon 61 1.64% 1.64% 3.28% Pereira 2005
    España, Andalucía 65 1.54% 1.54% 3.08% Pereira 2005
    España, Nordeste 179 1.12% 1.68% 2.79% Achilli 2007
    España, Castilla 38 2.63% 0.00% 2.63% Pereira 2005
    España, islas Baleares 231 0.00% 2.16% 2.16% Picornell 2005 [97]

    Islas Canarias Editar

    En las Islas Canarias, un estudio de Nicole Maca-Meyer en 2003 encontró una tasa del haplogrupo U6 de ADNmt en las poblaciones actuales de las Islas Canarias, lo que refleja el origen bereber de los Guanches, la población aborigen de las Islas Canarias. En este estudio compararon el ADNmt aborigen guanche (recolectado en yacimientos arqueológicos canarios) con el de los canarios de hoy y concluyeron que, "a pesar de los continuos cambios que sufre la población (colonización española, trata de esclavos), los linajes aborígenes de ADNmt constituyen una proporción considerable [42 –73%] del acervo genético canario ". [98] El haplogrupo L de ADNmt también se encontró a una tasa del 6,6% [99] y E-M81 a una tasa del 8,28% con frecuencias superiores al 10% en las tres islas más grandes de Tenerife (10,68%), Gran Canaria (11,54%) y Fuerteventura (13,33%). Según Fregel et al. 2009, la presencia de linajes autóctonos norteafricanos E-M81, y también otros marcadores relativamente abundantes (E-M78 y J-M267) de la misma región en la población indígena guanche, "apunta fuertemente a esa área [África del Norte] como la más probable origen de los antepasados ​​guanches ". En este estudio, estimaron que, basándose en las frecuencias del haplogrupo del cromosoma Y y del ADNmt, las contribuciones relativas de los indígenas guanches femeninos y masculinos a las poblaciones actuales de las Islas Canarias fueron, respectivamente, del 41,8% y el 16,1%. [100]

    Islas Canarias/
    MtDna de África noroccidental
    norte % U6 % L Total Estudio
    La gomera 46 50.01% 10.86% 60.87% Fregel 2009 [101]
    El Hierro 32 21.88% 12.49% 34.37% Fregel 2009
    Lanzarote 49 20.40% 8.16% 28.56% Fregel 2009
    Gran Canaria 80 11.25% 10% 21.25% Fregel 2009
    Tenerife 174 12.09% 7.45% 19.54% Fregel 2009
    La palma 68 17.65% 1.47% 19.12% Fregel 2009
    Fuerteventura 42 16.66% 2.38% 19.04% Fregel 2009

    Un estudio autosómico en 2011 encontró una influencia norteafricana promedio de alrededor del 17% en las islas canarias con una amplia variación interindividual que va del 0% al 96%. Según los autores, la sustancial ascendencia norteafricana encontrada por los canarios respalda que, a pesar de la agresiva conquista española en el siglo XV y la posterior inmigración, persista la huella genética de los primeros pobladores de Canarias en los habitantes actuales. Paralelamente a los hallazgos de ADNmt, la mayor contribución promedio de África del Norte se encontró para las muestras de La Gomera. [102]

    Islas Canarias norte Promedio
    África noroccidental
    ascendencia
    La gomera 7 42.50%
    Fuerteventura 10 21.60%
    La palma 7 21.00%
    El Hierro 7 19.80%
    Lanzarote 13 16.40%
    Tenerife 30 14.30%
    Gran Canaria 30 12.40%
    Canarias totales 104 17.40%

    Italia Editar

    En Sicilia, la contribución de las poblaciones del noroeste de África se estima en alrededor del 6 al 8%, lo que muestra una "afinidad genética entre Sicilia y el noroeste de África". [81] [103] En Italia, [104] haplogrupos norteafricanos se encontraron especialmente en una región del sur de Italia (Campania Oriental, Apulia Noroeste, Lucera) con una frecuencia del 4,7% debido a la reubicación de Federico II de musulmanes sicilianos en la ciudad de Lucera en el siglo XIII. [81] También se han detectado niveles muy bajos de haplogrupo U6 en Sicilia y el sur de Italia. [105] En un estudio de 2014 de Stefania Sarno et al. con 326 muestras de Cosenza, Matera, Lecce y 5 provincias de Sicilia, E-M81 muestra una frecuencia media del 1,5%, pero el haplotipo típico del núcleo magrebí 13-14-30-24-9-11-13 se ha encontrado solo en dos de los cinco individuos E-M81. Estos resultados, junto con la contribución insignificante de las poblaciones del norte de África revelada por el análisis de parcelas tipo mezcla, sugieren solo un impacto marginal de los flujos de genes transmediterráneos en el acervo genético actual de SSI. [106] [107]

    Francia Editar

    El haplogrupo E-M81 también se encuentra en algunas regiones de Francia (excluyendo la inmigración reciente, ya que solo se analizaron hombres con apellidos franceses). 2,70% (15/555) en general con frecuencias que superan el 5% en Auvernia (5/89) e Île-de-France (5/91). [108]

    Según un estudio genético de 2000 basado en HLA, los franceses de Marsella "están más o menos aislados de las demás poblaciones de Europa occidental. Se encuentran en una posición intermedia entre los africanos del noroeste (argelinos de Argel y tunecinos orán) y los europeos occidentales. (Francia, España y Portugal) ". Según los autores "estos resultados no pueden atribuirse a hechos recientes por el conocimiento del origen de los abuelos" en la muestra. Este estudio revela "que la población del sur de Francia de Marsella está relacionada genéticamente con los europeos del suroeste y los africanos del noroeste, que están geográficamente cerca" y que "probablemente ha estado presente un flujo importante de genes entre las poblaciones de estas áreas vecinas". [109]

    América Latina Editar

    Como consecuencia de la colonización española y portuguesa de América Latina, los haplogrupos del noroeste de África también se encuentran en toda América Latina, especialmente en Brasil y Cuba, donde las frecuencias superan generalmente el 5%. [110] [111] [112] y entre los hombres hispanos en EE. UU. [113]

    Según Fregel et al. (2009), el hecho de que en Cuba e Iberoamérica se hayan detectado linajes machos norteafricanos E-M81 y hembras U6 de Canarias, demuestra que canarios con ancestros indígenas guanches participaron activamente en la colonización americana. [114]

    Otras regiones Editar

    En otros países, los haplogrupos del noroeste de África se pueden encontrar en Francia, Sudán, Somalia, Jordania (4%), [115] Líbano y entre los judíos sefardíes.

    Lingüística Editar

    El Gran Magreb ha albergado varios idiomas. El bereber o también conocido como amazigh es la familia de lenguas indígenas de la región, perteneciente a la gran familia afroasiática. Hace dos mil años, púnica, bereber y latina se habrían alternado en comunicación entre las poblaciones del noroeste de África y el resto de la cuenca mediterránea. El idioma árabe como se conoce hoy en día en toda la región llegó más tarde al Gran Magreb con la histórica conquista árabe y el Islam. Este idioma expulsó a los idiomas bereberes en sus diversas variantes, aunque el proceso fue largo, el bereber ha sido durante mucho tiempo un idioma muy prominente en Argelia y Marruecos hasta nuestra era contemporánea. La propia lengua romance podría haber existido todavía en el Gran Magreb en el siglo XII. El Gran Magreb volvió a convertirse en parte en romance con la colonización. A partir de la década de 1830, los franceses comenzaron por conquistar Argelia, donde el francés fue declarado idioma oficial del país. También obtiene la posición de lenguas de alto rango de las élites locales.

    En el Gran Magreb actual, el árabe estándar moderno posee el estatus de idioma oficial en toda la región a pesar de que el árabe magrebí es el idioma de la mayoría de la gente.

    El idioma bereber también tiene estatus oficial en Argelia y Marruecos. Mientras que al francés le va bien en la región a principios del siglo XXI.

    El inglés se está volviendo bastante popular como segunda lengua en las escuelas de todo el Gran Magreb. [ cita necesaria ]


    DATO SUPLEMENTARIO

    Agradecemos a todas las personas involucradas en la realización de las recolecciones de muestras. Esta investigación fue financiada por la Agencia de Desarrollo de Austria a través de la colaboración entre BFW y Bioversity International. Agradecemos amablemente a los colegas de Camerún, así como a Alistair Jump, Stephen Cavers y Hazel Chapman por proporcionar muestras adicionales de P. africana. Agradecemos a Thomas Thalmayr y Johanna Kohl por su ayuda con las computadoras y la creación de las figuras. Agradecemos a Tony Cunningham por su invaluable consejo inicial sobre muestreo. Los autores también agradecen al Dr. Michael Fay y a dos revisores anónimos por sus valiosas sugerencias y comentarios sobre el manuscrito.


    Ver el vídeo: África disparará población mundial, en 2100 seremos millones de habitantes