¿Quién inventó el pan de molde?

¿Quién inventó el pan de molde?

El pan es uno de los alimentos preparados más antiguos del mundo. Hay evidencia de que los humanos estaban preparando una forma burda de este material hace unos 30.000 años. El pan de molde, sin embargo, existe desde hace menos de un siglo. Los primeros panes comerciales cortados automáticamente se produjeron el 6 de julio de 1928 en Chillicothe, Missouri, utilizando una máquina inventada por Otto Rohwedder, un joyero nacido en Iowa, con sede en Missouri. La búsqueda de Rohwedder de hacer realidad el pan de molde no estuvo exenta de desafíos. Un incendio de 1917 destruyó su prototipo y planos, y también enfrentó el escepticismo de los panaderos, que pensaban que los panes cortados en la fábrica se estropearían o se desmoronarían rápidamente. Sin embargo, en 1928, la rebanadora de pan "motorizada y de múltiples cuchillas" reconstruida de Rohwedder se puso en servicio en la empresa Chillicothe Baking Company de su amigo Frank Bench.

El artilugio novedoso de Rohwedder fue recibido con un informe entusiasta en la edición del 6 de julio de 1928 del Chillicothe Constitution-Tribune, que señaló que si bien algunas personas pueden encontrar el pan rebanado "sorprendente", la típica ama de casa podía esperar "una emoción de placer cuando Primero ve una barra de este pan con cada rebanada la contraparte exacta de sus compañeros. Tan limpias y precisas son las rebanadas, y definitivamente mejores de lo que nadie podría cortar a mano con un cuchillo de pan, que uno se da cuenta instantáneamente de que aquí hay un refinamiento que recibirá una cálida y permanente bienvenida ". El artículo también relataba que se habían realizado “investigaciones considerables” para determinar el grosor correcto para cada rebanada: un poco menos de media pulgada.

El pan rebanado no tardó en convertirse en un éxito en los Estados Unidos, incluso cuando algunos panaderos afirmaban que era solo una moda, y para 1930 se podía encontrar en la mayoría de las ciudades del país. En ese momento, la mayoría de los estadounidenses comían pan hecho comercialmente, en comparación con apenas décadas antes, cuando la mayor parte del suministro todavía era casero. Los panes producidos en fábrica se diseñaron para ser más suaves que los preparados en casa o en pequeñas panaderías locales porque el público que compraba pan había llegado a equiparar la "suavidad exprimible" con la frescura, según "White Bread" de Aaron Bobrow-Strain. Por lo tanto, era el momento adecuado para una máquina cortadora automática porque, como dice Bobrow-Strain, estos panes más suaves, "los panes modernos se habían vuelto casi imposibles de cortar prolijamente en casa".

Una de las primeras marcas importantes en distribuir pan de molde fue Wonder, a partir de 1930. Wonder Bread apareció originalmente en las tiendas en 1921 en Indianápolis, donde fue fabricado por Taggart Baking Company. Un ejecutivo soñó el nombre del pan después de quedar maravillado mientras veía la Carrera Internacional de Globos en el Indianapolis Speedway. Después de que Continental Baking Company comprara Taggart en 1925, Wonder se vendió a nivel nacional; la popularidad del pan se disparó una vez que se comercializó en rodajas. Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EE. UU. Prohibió brevemente el pan rebanado de fábrica, incluido Wonder, en un esfuerzo por conservar recursos, como el papel que se usa para envolver cada barra para ayudar a mantener la frescura. En 2012, Wonder Bread desapareció por completo de los estantes de las tiendas después de que su entonces propietaria, Hostess Brands (que también fabricaba Twinkies y Ding Dongs, entre otros bocadillos famosos), se declarara en bancarrota. Afortunadamente para los fanáticos del pan icónico, otra compañía intervino y relanzó la marca Wonder en 2013.


Otto Frederick Rohwedder de Davenport, Iowa, Estados Unidos, inventó la primera máquina cortadora de pan de una sola barra. Un prototipo que construyó en 1912 fue destruido en un incendio [1] y no fue hasta 1928 que Rohwedder tuvo lista una máquina completamente funcional. El primer uso comercial de la máquina fue por Chillicothe Baking Company de Chillicothe, Missouri, que vendió sus primeras rebanadas el 7 de julio de 1928. [2] Su producto, "Kleen Maid Sliced ​​Bread", resultó ser un éxito. Battle Creek, Michigan, tiene un reclamo competitivo como la primera ciudad en vender pan rebanado por la máquina de Rohwedder, sin embargo, los historiadores no han presentado documentación que respalde el reclamo de Battle Creek. [3] El pan fue anunciado como "el mayor paso adelante en la industria de la panificación desde que se envolvió el pan".

El panadero de St. Louis, Gustav Papendick, compró la segunda cortadora de pan de Rohwedder y se propuso mejorarla ideando una forma de mantener las rebanadas juntas al menos el tiempo suficiente para permitir que las hogazas se envuelvan. [1] Después de fallar al probar gomas elásticas y alfileres de metal, decidió colocar las rodajas en una bandeja de cartón. La bandeja alineó las rodajas, permitiendo el funcionamiento de las envolvedoras mecanizadas. [4]

NOSOTROS. Long, quien promovió la marca Holsum Bread, utilizada por varios panaderos independientes en todo el país, fue pionero y promovió el empaque de pan rebanado a partir de 1928. [5] En 1930 Wonder Bread, vendido por primera vez en 1925, comenzó a comercializar pan rebanado en todo el país.

Como el pan rebanado comercialmente resultó en rebanadas uniformes y algo más delgadas, la gente comió más rebanadas de pan a la vez. También comían pan con más frecuencia, debido a la facilidad de conseguir y comer otro trozo de pan. Esto aumentó el consumo de pan y, a su vez, aumentó el consumo de pastas para untar, como mermelada, para poner en el pan. [1]

Durante 1943, los funcionarios estadounidenses impusieron una prohibición de corta duración sobre el pan de molde como medida de conservación en tiempos de guerra. [6] [7] La ​​prohibición fue ordenada por Claude R. Wickard, quien ocupaba el cargo de Administrador de Alimentos, y entró en vigor el 18 de enero de 1943. Según Los New York Times, los funcionarios explicaron que "el pan ya cortado debe tener un envoltorio más pesado que uno sin rebanar para que no se seque". También se pretendía contrarrestar un aumento en el precio del pan, causado por la autorización de la Oficina de Administración de Precios de un aumento del diez por ciento en los precios de la harina. [8]

En un discurso de radio dominical el 24 de enero, el alcalde de la ciudad de Nueva York, LaGuardia, sugirió que se debería permitir que las panaderías que tenían sus propias máquinas rebanadoras de pan siguieran usándolas, y el 26 de enero de 1943 apareció una carta en Los New York Times de una ama de casa angustiada:

Me gustaría hacerles saber lo importante que es el pan de molde para la moral y la cordura de un hogar. Mi esposo y mis cuatro hijos tienen prisa durante y después del desayuno. Sin el pan en rebanadas, debo rebanar para tostar, dos piezas para cada una, son diez. Para sus almuerzos debo cortar a mano al menos veinte rebanadas, para dos sándwiches cada una. Después hago mi propia tostada. ¡Veintidós rebanadas de pan para cortar a toda prisa! [9]

Sin embargo, el 26 de enero, John F. Conaboy, el supervisor del área de Nueva York de la Administración de Distribución de Alimentos, advirtió a las panaderías, tiendas de delicatessen y otras tiendas que continuaban cortando pan que se detuvieran, diciendo que "para proteger a las panaderías que cooperaban competencia de quienes continúan cortando su propio pan. Estamos dispuestos a tomar medidas severas si es necesario ". [10]

El 8 de marzo de 1943 se anuló la prohibición. Si bien la protesta pública generalmente se atribuye a la reversión, Wickard declaró que "Nuestra experiencia con el pedido, sin embargo, nos lleva a creer que los ahorros no son tanto como esperábamos, y la Junta de Producción de Guerra nos dice que hay suficiente papel encerado para envolver El pan rebanado durante cuatro meses está en manos del procesador de papel y de la industria de la panificación ". [8]

Debido a su conveniencia, el pan de molde es popular en muchas partes del mundo y el grosor habitual varía según la empresa y el país:

  • En el Reino Unido, el pan de molde se vende como "Extra Grueso", "Grueso", "Medio" o "Delgado", variando entre 5 y 20 mm. [11]
  • En la República de Irlanda, el tipo de pan más popular se conoce como "pan rebanado", [12] vendido en hogazas de 800 o 400 gramos, envueltas en papel encerado, con las rebanadas de tamaño conveniente para hacer sándwiches y tostadas. [13]
  • En Japón, la misma media barra de pan se etiqueta por el número de rebanadas [14] (generalmente 4, 5, 6 o 7, y ocasionalmente 8 o 10). En Japón también se vende el "pan de sándwich" en rodajas finas y sin corteza, ya que el pan normal de 4 a 6 rebanadas se considera demasiado espeso.
  • En Canadá y Estados Unidos, la tostada de Texas es un tipo de pan envasado que se corta al doble del grosor típico de la mayoría de las rebanadas de pan. [15]

La frase "lo mejor desde el pan de molde"es un modismo común que se utiliza para elogiar una invención o un desarrollo. Un escritor La estrella de Kansas City escribió que "la frase es la máxima descripción de los logros innovadores y el saber hacer estadounidense". [dieciséis]

En 1933, un anuncio de un pan que ofrecía rebanadas gruesas y delgadas en la misma barra lo llamó "la primera mejora desde el pan rebanado". [17] En 1940, un paquete de pan que constaba de dos medias barras envueltas se publicitó como "la mayor comodidad desde el pan de molde". [18]

Una broma popular con el pan de molde es que Betty White es más vieja que el pan de molde (nació en 1922). [19]


¿Quién inventó el pan?

A diferencia de las galletas con chispas de chocolate o la sopa de tomate, la invención del pan no se puede atribuir a una sola persona o personas, sino que evolucionó a su estado actual a lo largo de milenios.

Aunque la versión moderna del pan rebanado es un invento bastante nuevo (Wonder Bread comenzó a comercializar la primera barra de pan rebanada en 1930), el pan en sí es un alimento antiguo con orígenes que se remontan a más de 22.000 años.

En 2004, en un sitio de excavación llamado Ohalo II, en lo que hoy es Israel, los científicos encontraron granos de cebada de 22.000 años atrapados en una piedra de moler: la primera evidencia de humanos procesando granos de cereales silvestres. Pero estas primeras creaciones de "pan" probablemente se parecían más a "tortas planas de semillas molidas y granos calentados sobre una roca o en las brasas de un fuego" que al pan de sándwich estándar, Howard Miller, historiador de alimentos y profesor de la Universidad de Lipscomb en Nashville. , Tennessee, dijo Live Science. [Por qué se tardó tanto en inventar la rueda]

Los granos de pan, las primeras plantas en ser domesticadas, fueron cosechados por primera vez en la naturaleza por los natufianos. Este grupo mesolítico de cazadores-recolectores vivió en la región del valle del río Jordán en el Medio Oriente hace unos 12.500 años.

"Se cree que los natufianos son las primeras personas en hacer la transición entre la supervivencia puramente de los alimentos que cosechas de la naturaleza y convertirse en agricultores que controlan todos los aspectos del suministro de alimentos", William Rubel, historiador de alimentos y autor de "Bread: A Historia global "(Reaktion Books, 2011), dijo Live Science. "Los natufianos tenían la infraestructura para moler cebada y luego convertirla en pan".

Los natufianos tenían la sociedad basada en la agricultura más antigua conocida y procesaban los granos en una harina gruesa, a partir de la cual hacían un "pan pequeño, sin levadura, parecido a una pita, cocinado directamente sobre las brasas del fuego", dijo Miller.

Durante los siguientes miles de años, la agricultura y el cultivo de cereales se extendieron por Oriente Medio y el suroeste de Asia a través de contactos comerciales con otros pueblos cazadores-recolectores en el valle del Nilo, Mesopotamia y el este del valle del Indo.

"El pan fue la chispa evolutiva que condujo al desarrollo del estado y de grandes unidades políticas", dijo Rubel. "El pan permitió la acumulación de excedentes, por lo que las aldeas se hicieron más grandes hasta tener ciudades reales".

Más de 5.000 años después de que los natufianos comenzaran a hacer pan plano, tres civilizaciones crecieron y se expandieron rápidamente durante la Edad del Bronce: los egipcios, los mesopotámicos (en lo que es el actual Irak) y los harappans (en el valle del Indo, en lo que es moderno. -día Pakistán). Las tres civilizaciones, consideradas las más grandes del mundo antiguo, dependían del pan.

"El pan era la mayoría de sus calorías", dijo Rubel. "El pan permitió la construcción de excedentes y el desarrollo de clases [sociales]. No tenías una clase de artesanos a tiempo completo hasta que tenías pan".

El primer pan con levadura conocido elaborado con levadura semidomesticada se remonta al año 1000 a.C. en Egipto, según Miller. Sin embargo, los estudiosos debaten el origen exacto, ya que la evidencia sugiere que los mesopotámicos también producían pan con levadura, dijo Rubel.

De hecho, la invención del pan con levadura probablemente tenga raíces alcohólicas. Los antiguos egipcios usaban cebada y trigo emmer tanto para elaborar cerveza agria como para hacer pan de masa madre, según un estudio de 1994 en la revista Arqueología Egipcia. Los antiguos egipcios podrían haber hecho cerveza horneando "masa rica en levadura" en "panes de cerveza", luego desmenuzando ese pan y colando con agua, que luego fermentaría en cerveza, según el libro "Materiales y tecnología del Antiguo Egipto" (Cambridge Prensa Universitaria, 2000).

"La cerveza es pan líquido", dijo Miller. "Tienen los mismos ingredientes y mdash agua, cereales, levadura y mdash pero en diferentes proporciones".

Desde la cuna de los panes planos de la civilización hasta las rebanadas de supermercado envasadas que conocemos hoy en día, el pan ha evolucionado junto con la sociedad, desde que los humanos aplastaron por primera vez los granos contra una piedra de moler hace miles de años.


Lo mejor desde el pan rebanado: una breve historia del pan rebanado

El pan rebanado tal como lo conocemos se inventó en 1928. Vea el proceso en acción en una panadería industrial de la década de 1940 en este clip de archivo.

La práctica aparentemente mundana de cortar el pan a máquina tiene un pasado célebre.

Una imagen de una máquina para cortar pan en Ciencia popular, 1930 (Wikipedia)

Le debemos el pan de molde tal como lo conocemos a Otto Rohwedder, quien construyó la primera máquina comercial para cortar pan de hogaza a la vez. Como relata Paul Wenske en La estrella de Kansas City, Rohwedder pasó 13 años perfeccionando la tecnología y luchó por despertar el interés en la empresa "muchos panaderos rechazaron el invento, diciendo que el pan se desmoronaría y se pondría rancio demasiado rápido. Afirmaron que a los consumidores no les importaba si sus panes estaban cortados en rebanadas"." Estaban equivocados. The Chillicothe Baking Company, en Chillicothe, Missouri, finalmente puso la máquina en funcionamiento en 1928 y fue un éxito. El periódico local incluso lo informó en la portada:

Tan limpias y precisas son las rebanadas, y definitivamente mejores de lo que nadie podría cortar a mano con un cuchillo de pan, que uno se da cuenta instantáneamente de que aquí hay un refinamiento que recibirá una cálida y permanente bienvenida.

El reclamo de Chillicothe a la fama se perdió y se encontró, explica Wenske en su artículo completamente entretenido, vinculado al 75 aniversario de la invención: la historia permaneció enterrada hasta que fue redescubierta por Kathy Stortz Ripley, editora del mismo periódico de Chillicothe..

La simplicidad del concepto contradice la complejidad del sistema, evidente en la patente de Rohwedder de 1932 (arriba). Ahora, la frase, "lo mejor desde el pan de molde", a menudo es irónica, pero el entusiasmo inicial por el producto fue genuino. En un vistazo a los orígenes de la frase, Art Mollela explica:

En la década de 1930, el pan precortado se comercializó por completo y la estandarización se vio reforzada por otros inventos que requerían rebanadas uniformes, como las tostadoras. La frase común, "lo mejor desde el pan de molde", como una forma de promocionar un nuevo producto o invento, puede haberse utilizado en base a un eslogan publicitario de Wonder Bread, el primer fabricante comercial de pan preenvasado y precortado. . Con estos productos penetrando rápidamente en el hogar estadounidense, la panificación automatizada no solo fue un punto de referencia de invención, sino también un indicador clave de la mecanización de la vida cotidiana desde la década de 1930 en adelante.

En 1943, el gobierno prohibió el pan de molde, motivado por la necesidad de conservar recursos durante el esfuerzo bélico. "El país necesitaba aviones más de lo que necesitaba cuchillas para cortar pan", según Wenske, y habría que hacer sacrificios. Sin embargo, la gente no lo toleraría y el gobierno eliminó la prohibición solo un par de meses después.

Vea el proceso de horneado (y corte) en acción en este breve clip de una película educativa, La industria de la panadería, producido por Vocational Guidance Films, Inc, en 1946. Este es solo un extracto del corto de 10 minutos, que está disponible en su totalidad en Internet Archive.


¿Quién inventó el pan de molde? - HISTORIA

Un modismo que se usa a menudo cuando algo es nuevo y fantástico es: "¡Es lo mejor desde el pan de molde!" Pero, ¿cómo surgió este dicho? ¿Y qué hace que el pan de molde sea tan increíble? Nuestra historia comienza hace unos treinta mil años, nos lleva a través de la ciudad de Chillicothe, Missouri, y, luego, a un pan "maravilloso" futurista que todavía se encuentra en los estantes de las tiendas de comestibles en la actualidad.

Los humanos, y potencialmente los neandertales, comenzaron a moler la espadaña, una planta comestible que todavía se encuentra en los hábitats de los humedales en la actualidad, para convertirla en harina hace aproximadamente treinta mil años. Estos humanos se dieron cuenta de que la harina, repleta de almidón y carbohidratos, era una buena fuente de energía y les permitía tener más movilidad durante sus días nómadas. Además, cocinar u hornear la harina hizo que el almidón supiera mejor. Los investigadores descubrieron esto gracias a restos y rastros de granos de almidón incrustados en herramientas de preparación de alimentos fosilizados.

El primer pan hecho por el hombre, probablemente, fue sin levadura, ya que no se le añadió levadura. Hoy en día, todavía comemos ciertos tipos de pan sin levadura, como naan, matzá y tortillas de harina.

Si bien los humanos no entendían el mecanismo detrás de esto, en algún momento se descubrió que si el pan se dejaba al aire libre, las esporas de levadura, un microorganismo que se forma naturalmente y que flota en el aire, se infiltrarían en los granos y harían que se "levantara". . " El pan con levadura y el uso de levadura en la elaboración del pan comenzaron hace unos cuatro mil años en el antiguo Egipto. De hecho, los arqueólogos han encontrado las primeras piedras de moler y cámaras de horneado para pan a base de levadura en ruinas egipcias, así como dibujos de panaderías y cervecerías de miles de años de antigüedad (ver: Breve historia de la cerveza).

A partir de ese momento, el pan y el trigo se convirtieron en un elemento básico de la dieta de la humanidad. La domesticación del trigo permitió a las civilizaciones pasar de cazadores, recolectores y nómadas a agricultores, cultivadores y habitantes urbanos. El pan se cocinaba en todos los hogares y se consumía en la mayoría de las comidas. Venía en todas las formas, tamaños y consistencia. Durante unos cinco mil años, la elaboración del pan se hacía a mano, una práctica necesaria pero laboriosa. Es decir, hasta la era industrial.

En 1859, Louis Pasteur descubrió cómo funcionaba la levadura y, con eso, comenzó la producción masiva de levadura. Charles Fleischman comenzó a vender células de levadura en tubos de ensayo a panaderos en 1863. En 1868, Fleischman envolvía levadura en papel de aluminio. A principios de siglo, comenzaron a aparecer anuncios en periódicos y revistas de levadura "de la más pura calidad".

Los molinos de harina de piedra aparecieron primero en Europa a principios del siglo XIX y, luego, en América en las décadas de 1820 y 1830. El Canal Erie en el noreste de Estados Unidos ayudó al transporte de esta harina producida en masa. De hecho, Rochester, Nueva York, se ganó el sobrenombre de “ciudad de la harina” porque, a los pocos días de la apertura del canal, veinte molinos harineros comenzaron a operar en Rochester, enviando su producto a toda la costa este. El pan ya no era un artículo casero, sino que se producía para las masas de la manera más rápida, económica, uniforme y eficiente posible.

Las primeras máquinas rebanadoras de pan, que usaban cuchillas de acero paralelas, aparecieron en Estados Unidos en la década de 1860. Sin embargo, el pan precortado vendido a las masas no se produjo hasta 1928, cuando un hombre llamado Otto Frederick Rohwedder de Davenport, Iowa, inventó un dispositivo para automatizar este proceso.

Construyó por primera vez un prototipo de su rebanadora de pan en 1912, lo que no interesó a los panaderos a los que se lo mostró, ya que se pensaba que nadie querría que le cortaran el pan previamente. Desafortunadamente, los planos y la máquina de Rohwedder fueron destruidos en un incendio en 1917.

A partir de ahí, luchó por obtener financiación para empezar de nuevo en su máquina debido a la falta de interés. La principal preocupación fue la reducción de la vida útil del pan. Rohwedder solucionó parte del problema del rancio al envolver los panes en rodajas finas en papel encerado directamente después de que se completó el corte.

Finalmente, en 1927, Rohwedder pudo reconstruir la máquina y producir un modelo listo para usar en una panadería real. Vendió su máquina para cortar y envolver pan a Chillicothe Baking Company, en Chillicothe, Missouri, a unas noventa millas al noreste de Kansas City. La portada del periódico de la ciudad anunciaba la llegada de este nuevo estándar de vida con el titular: "Aquí se hace el pan de molde".

Un anuncio en la última página del 6 de julio de 1928 afirmaba que era el "mayor paso adelante en la industria de la panificación desde que se envolvió el pan". A los clientes les encantó la conveniencia, la fiabilidad y la consistencia del pan de molde. Cada vez más panaderías querían sus propias máquinas, incluida la Taggart Baking Company en Indianápolis.

Alexander Taggart fue un panadero de tercera generación. El padre de Alexander, después de aprender todo lo que sabía sobre hornear de su padre mientras vivía en la Isla de Man (una pequeña isla en el Mar de Irlanda entre Irlanda y Gran Bretaña), emigró a los Estados Unidos poco después de la Guerra Civil. Abrió su primera panadería en Indianápolis en 1869, y finalmente unió fuerzas con otro panadero, Burton Parrott, con quien abrieron juntos Parrott-Taggart Baking Company.

En 1898, habían vendido y ayudado a fundar la United States Baking Company, que se fusionó con la National Biscuit Company, también conocida como Nabisco (cambió su nombre por este en 1901).

Taggert y Parrott continuaron operando bajo su propia bandera, pero a nivel nacional como parte de Nabisco. Pero en 1904, Taggart vendió su parte de la empresa. Según el artículo de Cluster Mag "A Visual History of Wonder Bread, & # 8221 entre 1899 y 1919," el valor del pan y los productos de panadería producidos en Indiana creció un 620% ".

Taggart debe haber visto venir esto porque tomó el dinero que ganó con sus acciones vendidas y lo invirtió en su propia compañía, Taggart Baking Company, con su hermano, Joe, y su hijo, Alexander Jr. En unos pocos años, Taggart se convirtió en el más grande. panadería en el estado que produce 300.000 panes por semana. Ampliaron sus operaciones y fábrica. En el proceso de fabricación de pan de siglos de antigüedad, las máquinas ahora reemplazaban a las manos humanas. Taggart abrazó esto y comenzó a promocionar que su pan era el futuro, a diferencia de "cualquier cosa que se pueda hornear en casa".

El 19 de mayo de 1921 en el periódico Indianapolis Star, apareció un pequeño anuncio (directamente encima del Dr. William Osborne y su "Aparato de ruptura autoajustable") que decía simplemente "¿MARAVILLA? ¿Con qué frecuencia usa esta palabra todos los días? Compruébelo usted mismo ".

Dos días después, apareció otro anuncio que decía a los lectores que "nunca encontrarán una MARAVILLA mejor".

Finalmente, el 24 de mayo, una página completa reveló de qué se trataba todo este "asombro": el Wonder Bread de Taggart & # 8211 "un pan verdaderamente maravilloso" & # 8211 estaba aquí. Según lo expresado por la revista Clutter, "esta nueva barra blanca virgen de 1,5 libras evocaba perfectamente la sobrenaturalidad del enorme sistema de fabricación que se consideraba el futuro de Estados Unidos".

En tan solo unos años, Wonder Bread se convirtió en el pan favorito de Estados Unidos. En 1930, Wonder Bread se convirtió en el primer pan de producción masiva que se cortaba previamente.

Esto nos lleva de vuelta a "Lo mejor desde el pan de molde". La mayoría de los etimólogos creen que se deriva del anuncio de la última página del 6 de julio de 1928 mencionado anteriormente en el periódico de Chillicothe (& # 8220 El mayor paso adelante en la industria de la panificación desde que se envolvió el pan. & # 8221) y, más tarde, del propio Wonder Bread. exagerando constantemente a lo largo de una vena similar de su pan precortado.

En cuanto a la primera referencia documentada a la frase exacta, se cree que fue en una entrevista de 1952 donde el famoso comediante Red Skelton “aconsejó” al Salisbury (Maryland) Times que “no se preocupara por la televisión. Es lo mejor desde el pan de molde ".

La invención del pan de molde fue otro caso en el que las cosas que los humanos solían hacer a mano ahora se hacían con máquinas, lo que hace que sea mucho más conveniente que nunca hacer cosas como sándwiches (que dieron lugar a cosas como la mantequilla de maní y la mermelada). sándwich - ver: La historia sorprendentemente corta del sándwich de mantequilla de maní y mermelada).

Entonces, ¿qué fue lo mejor antes del pan de molde? Si crees en Chillicothe & # 8217s, era pan envuelto, pero eso parece solo un avance menor. Después de todo, los panes enteros suelen conservarse bastante bien sin envolverlos. Dado cuán drásticamente el pan ayudó a cambiar la forma en que vivían los humanos hace muchos miles de años, estableciendo gran parte de la historia, la civilización y la acumulación de conocimiento desde entonces, posiblemente se podría decir que el pan precortado hecho a máquina fue lo mejor desde , bueno, pan.

Si le gustó este artículo, también puede disfrutar de nuestro nuevo podcast popular, The BrainFood Show (iTunes, Spotify, Google Play Music, Feed), así como también:


Una breve historia del pan de molde

Cada innovación nueva e inteligente parece ganar el elogio de ser "lo mejor desde el pan de molde". ¿Alguna vez se ha preguntado cuánto tiempo ha pasado desde que se cortó por primera vez el pan de molde? La respuesta: ¡el pan de molde cumple 85 este año!

El concepto de pan de molde surgió por primera vez gracias a Otto Rohwedder, un inventor estadounidense de Iowa. Rohwedder construyó la primera máquina cortadora de pan de hogaza a la vez para uso comercial, pero inicialmente tuvo algunos problemas para venderla, o incluso la idea, muchos panaderos expresaron su preocupación por el hecho de que el pan se rancia demasiado rápido o simplemente se deshaga si se corta en rodajas. .

Al principio, para combatir la preocupación de que el pan se vuelva rancio rápidamente, Rohwedder recomendó el uso de alfileres para unir el pan después de cortarlo. Dado que quitar los alfileres para obtener una rebanada de pan era un inconveniente, Rohwedder pronto modificó su plan de empaque: las rebanadas de pan se envolverían en papel encerado grueso inmediatamente después de cortarlas, para mantenerlas frescas. A pesar de estas ideas, los panaderos todavía estaban convencidos de que a los clientes no les importaría si su pan estaba cortado o no.

Pero la Chillicothe Baking Company, en Chillicothe, Missouri, estaba dispuesta a darle una oportunidad al invento de Rohwedder. Instalaron la máquina y comenzaron a vender "Kleen Maid Sliced ​​Bread" el 7 de julio de 1928. El día antes de que este pan se pusiera en los estantes de las tiendas, el periódico local, el Constitución-Tribuna, publicó un artículo de portada y un anuncio de página completa para informar al público y promocionar el producto:

“Después de todo, la idea del pan en rebanadas no es diferente a la idea del café molido, el tocino en rebanadas y muchos otros productos modernos y generalmente aceptados que combinan resultados superiores con un ahorro de tiempo y esfuerzo”.

El anuncio de página completa en la última página de ese día Constitución-Tribuna incluyó el mismo tipo de endosos, llamándolo "un pan fino se vende mejor". Entre otras cosas, el anuncio incluía instrucciones sobre cómo lidiar con el envoltorio y los alfileres en el pan para mantener la hogaza fresca. En la parte superior de la página, el anuncio anunciaba con orgullo que el pan de molde era "el mayor paso adelante en la industria de la panificación desde que se envolvió el pan". Si bien no hay pruebas definitivas, es probable que la frase de hoy, "lo mejor desde el pan de molde", se derivara de este eslogan original para el producto.

Para sorpresa de muchos, aunque ciertamente no de Rohwedder, el pan de molde se convirtió en un gran éxito y el fenómeno se extendió rápidamente. En 1930, solo dos años después del debut del pan de molde, Wonder Bread estaba construyendo sus propias máquinas y distribuyendo hogazas de pan precortadas en todo Estados Unidos. Este producto es lo que puso el nombre de Wonder Bread en el mapa.

Parece que la historia del pan de molde debería terminar aquí, pero ese no es el caso. Durante unos dos meses en 1943, el pan de molde desapareció por completo de los estantes. En medio de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno ordenó la prohibición del pan de molde. La fabricación de armamento y otras necesidades de la guerra se consideró más importante que la fabricación de máquinas rebanadoras de pan, y la conservación de materiales, como el papel encerado grueso utilizado para envolver las hogazas, era integral. Pero la prohibición no fue bien recibida por las empresas panificadoras ni por el público en general. Una mujer incluso escribió una carta al New York Times amonestando la prohibición:

“Me gustaría hacerles saber lo importante que es el pan de molde para la moral y la cordura de un hogar. Mi esposo y mis cuatro hijos tienen prisa durante y después del desayuno. Sin el pan en rebanadas, debo rebanar las tostadas, dos piezas para cada una, son diez. Para sus almuerzos debo cortar a mano al menos veinte rebanadas, para dos sándwiches cada una. Después hago mi propia tostada. ¡Veintidós rebanadas de pan para cortar rápidamente! "

Después de iniciarse en enero, la prohibición del pan de molde se levantó en marzo de 1943. El gobierno dijo que los ahorros no fueron tanto como se esperaba, pero el rápido cambio de la prohibición probablemente tuvo que ver con la severa reacción de los productores y consumidores.

Aparte de ese ligero contratiempo, el pan de molde ha estado en nuestras vidas durante 85 años. En estos días, casi no pensamos en la conveniencia de que un sándwich o una tostada puedan estar fácilmente al alcance de la mano. Y el próximo invento que demuestra ser "lo mejor desde el pan de molde" puede estar a la vuelta de la esquina.


El hombre que inventó el pan de molde y los orígenes de la frase popular

Muchas cosas se declaran & # 8220 lo mejor desde el pan de molde & # 8221, pero ¿alguna vez te has preguntado, de qué línea de tiempo estamos hablando aquí? El pan de molde es uno de esos inventos que parece que siempre debería haber sido parte de nuestra dieta, y la frase que lo acompaña, siempre parte de nuestra lengua vernácula. Pero es mucho más reciente de lo que cabría esperar. Entonces, ¿cuándo se inventó por primera vez este omnipresente alimento básico?

El pan es uno de los alimentos más comúnmente preparados del mundo # 8217 y también uno de los más antiguos. Hay evidencia de que los humanos hicieron variaciones crudas de las cosas desde la era neolítica.

¿Pan rebanado, sin embargo? Esa es una historia diferente.

En perspectiva, la reina Isabel II, Tony Bennett y Betty White son más viejos que el pan de molde.

Las primeras hogazas de pan comerciales cortadas automáticamente no llegaron a la producción hasta el 6 de julio de 1928 en Chillicothe, Missouri. Todo fue posible gracias a una máquina inventada por el joyero y optometrista capacitado, Otto Frederick Rohwedder.

El inventor nacido en Iowa (1880), con sede en Missouri, enfrentó algunos desafíos en su búsqueda para crear rebanadas de pan uniformes. La invención habría llegado a los estantes de las tiendas mucho antes, pero un incendio de 1917 destruyó su prototipo y sus planos.

A pesar de sus contratiempos, Rohwedder reconstruyó su rebanadora de pan & # 8220power-drive, multi-blade & # 8221, y en 1927, produjo con éxito una máquina que cortaba el pan de manera perfecta y uniforme. En 1928, el dispositivo se puso en servicio comercial en Chillicothe Baking Company.

El nuevo artilugio llegó a los titulares de primera plana en el Chillicothe Constitution-Tribune el 6 de julio de 1928. El informe dice:

& # 8220 Tan limpias y precisas son las rebanadas, y definitivamente mejor de lo que nadie podría cortar a mano con un cuchillo de pan que uno se da cuenta instantáneamente de que aquí hay un refinamiento que recibirá una cálida y permanente bienvenida. & # 8221

The success of sliced bread took off from there, and by 1930 sliced bread could be found in nearly every town across the country. In the 1920s, homemade bread was still predominant, but by 1930, most Americans had switched the the convenience of eating mass-produced bread. The timing couldn’t have been more perfect for Rohwedder’s invention, in that the soft, sponge-like factory loaves were almost too soft to slice neatly at home.

In 1930, Continental Baking Company’s now iconic Wonder Bread became the first national brand to be sold sliced. Other major brands followed. By 1933, American bakeries were selling more sliced than unsliced bread loaves.

The availability of sliced bread nationwide drove sales for another bread-related invention — the toaster, invented in 1926 by Charles Strite.

Rohwedder developed seven patents between the years 1927 – 1936 — all having to do with bread slicing and handling. His original invention is in the Smithsonian Institution in Washington, DC.

And as for the phrase, “the best thing since sliced bread?” The common saying may have its origins in the Chillicothe’s original newspaper article where sliced bread is described as “The greatest forward step in the baking industry since bread was wrapped.” Later, Wonder Bread came to use similar advertising slogans in sales campaigns. The first documented use of the exact phrase is thought to have been during a 1952 interview when the famous comedian Red Skelton told the Salisbury (Maryland) Times, “not to worry about television. It’s the greatest thing since sliced bread.”

Así que ahí lo tienes. Let’s raise a toast (we couldn’t resist) to Rohwedder, Strite, Skelton, and the fun, relatively recent history of sliced bread.

And know that when you say “The greatest thing since sliced bread,” you’re basically saying “The greatest thing since 1928.”


Who Invented Sliced Bread? - HISTORIA

Image Source: CNN/Jim Nowak

Despite all of our worldly excesses, the sandwich is proof that at our core, people are pragmatic. Before the term “sandwich” was coined, this portable food was simply called “meat on bread,” which frankly doesn’t have quite the same ring to it. Hot or cold, savory or sweet, finger-food or foot-long, this layered culinary staple isn’t leaving the world’s collective menu anytime soon. In honor of National Sandwich day, November 3rd, here’s a look at how the history of the sandwich stacks up:

Any way you slice it, the origin of the sandwich is difficult to trace. There are, however, several people throughout ancient history who have been seen with one in their hands (and mouths). The first recorded was Hillel the Elder, a prominent Jewish rabbi who lived around the 1st century, BC. When not crafting the Golden Rule, Hillel is believed to have placed a mixture of chopped nuts, spices, apples, and wine (somehow) between two matzos, which were to be eaten with bitter herbs. It seems that he was the first person to have a sandwich named after him: Hillel’s concoction became so ingrained in the observation of Passover that the food became known as a “Hillel sandwich.”

Hillel the Elder, integrating wine into sandwiches since the 1st century. Image Source: yin and yanglican

During the Middle Ages (between the 6th and 16th centuries A.D.) people ate not from plates, but blocks of stale bread known as trenchers. Among other foods, meats with sauce were piled on top of the trenchers and eaten with the fingers. The trencher would soak up the excess juices due to its thick and absorbent texture, and would be eaten if the diner was still hungry at the end of the meal. Otherwise, the trencher was either thrown away or given to the poor.

The sandwich didn’t become the sandwich until the 18th century. In the middle of a 24-hour gambling event, the story goes that Fourth Earl of Sandwich John Montagu wanted to be able to continue betting without taking a lunch break. He had previously visited the Mediterranean, where he saw the pita breads and small canapes served by the Greeks and Turks. Montagu instructed an aide to put together a similar meal for him that could be eaten with one hand, leaving him able to continue his gambling spree.

John Montagu, the Earl of Sandwich and gambling enthusiast. Image Source: Delicious History

Though the Montagu didn’t technically invent the sandwich, he gets the credit for making it popular and – in a way – naming it. En el libro Sandwich: A Global History, author Bee Wilson writes that people soon began ordering “the same as Sandwich,” which later was shortened to simply ordering a “sandwich.”

Who, then, introduced the sandwich to America? It was likely Englishwoman Elizabeth Leslie, who in her 1850 cookbook Directions for Cookery, In Its Various Branches, suggested *gasp* serving a ham sandwich as a main dish. In her instructions, Leslie writes: “Cut some thin slices of bread very neatly, having slightly buttered them and, if you choose, spread on a very little mustard. Have ready some very thin slices of cold boiled ham, and lay one between two slices of bread. You may either roll them up, or lay them flat on the plates. They are used at supper or at luncheon.”

Elizabeth Leslie, cookbook author and ham sandwich advocate Image Source: Revolutionary Pie

The final layer in the history of the sandwich is thanks to Otto Rohwedder of Davenport, Iowa, who in the 1920s invented the bread slicing machine. Rohwedder’s invention made life easier for housewives the world over, eventually spawning the phrase “the greatest thing since sliced bread.” Even so, 23 years after this magical contraption made its debut, U.S. Food Administrator Claude Wickard banned the sale of pre-sliced bread. Citing wartime shortages, Wickard thought it required too much packaging. The ban didn’t last long, though: the ban was lifted three months later. Officially, this had to with Wickard overestimating the savings such a ban would produce, but in reality it likely had much to do with harsh public outcry.

Fast forward to the 21st century. Now the sandwich has its official name and its pre-sliced bread. It also has some pretty odd — if not entirely unappetizing — incarnations:


Why was sliced bread banned in the US in 1943?

Sliced bread was banned in the US as of January 8, 1943, due to World War II rationing.

There was also a slight rise in the price of flour, as more wheat was used for sliced bread.

This was because sliced bread became stale more quickly than unsliced, according to the then Secretary of State for Agriculture.

The American government was also trying to preserve waxed paper, which was used to wrap the bread, and free up steel, used for making the slicing machines.

However, the savings did not match the expectations, and there was a strong resistance to the ban - so it only ended up lasting for two months.


Early Cultures & Forms of Bread

Archaeological evidence suggests that hunter-gatherer societies around 22,000 years ago already had the means to turn grains into flour and bake rudimentary types of bread. Findings from Mesopotamia, ancient Egypt, and the Fertile Crescent show that bread was an essential part of everyday life thousands of ago.

However, bread production has come a largo way since then.

Early History of Bread

Farmers began growing and cultivating crops about 12 thousand years ago. But despite the number, the history of breadmaking goes to at menos 10 thousand years before humans even thought about growing wheat and barley in their farms.

In one archaeological excavation, the scientists studying in Ohalo II—an old hunter-gatherer settlement in Israel—opened a new window into the history of bread.

In this 22,000-year-old site, the researchers found remnants of barley starch and a circle of chipped embers – signs of an open alternative to ovens and a tool for baking bread. This significant evidence indicates that making bread was already a well-established activity before humans became largely agricultural.

Natufian Hunter-Gathering Culture

Another example that signifies the early emergence of bread relates to the archaeobotanical investigations in Shubayqa 1—an ancient foraging site in North-Eastern Jordan, dating back to the time of Natufian culture—9,500 to 12,000 BCE.

Archaeologists discovered two big fireplaces in an old structure – one of which contained different kinds of flours. They cataloged 24 bread-like types of remains. They found mainly crucifers, legumes, barley, oat, and einkorn wheat.

By examining flour-like particles and grinding stone tools in the ancient village, scientists learned that those residents were adept at sieving grains, making flour – and turning it into high-quality bread. Therefore, just as in Ohalo II, breadmaking was probably a routine activity for the Natufian people.

Mesopotamia and the Fertile Crescent

Scientists measured the height, width, and length of the pieces of bread they found in Shubayqa 1 to visualize bread in ancient times.

You've probably heard this story: early forms of bread were surprisingly similar to the unleavened flatbreads that were also cooked in old Mesopotamia, ancient Egypt, and by the Indus civilization.

Flatbreads are relatively thin, featuring at least 1-millimeter thickness. However, depending on the baking method and ingredients, they can be as thick as a few centimeters – but all-in-all, they are nothing compared to the loaves of bread on the shelves today.

Flatbreads were also popular among the Fertile Crescent populace—a crescent-shaped region in the Middle East that spans from modern-day Egypt to the western fringes of Turkey and Iran.

As the first farmlands of the world, whose residents began cultivating wheat and barley around 8500 BC, the hunter-gatherers of the Fertile Crescent were most likely among the first to make bread in a permanent place.

Ancient Baking Styles and Ovens

As you saw, 22,000 years ago, our ancestors were making ancient flatbread over open flames. But it's not like breadmakers and advanced ovens came overnight – cooking and baking methods also evolved.

One basic baking method in bread's history was to bury the bread under a layer of sand, embers, and ash – "ash-baked bread." (Similar to taguella.)

Of course, woodfire and vertical ovens were also popular – and closer to how bread is made today. Vertical ovens are cylindrical and typically made of clay, and may be portable or fixed in location.

The vertical clay oven originated in the Syrian–Mesopotamian area, and there's evidence that people throughout the Middle East and North Africa used these ovens extensively. Archeologists have found remains of these ovens from Syria, Iraq, Iran, Pakistan, and Egypt.

In Arabic, the vertical oven is often called a "tanur" or "tanour." It originated from the Akkadian word "tinuru." Multiple variants of the word exist in different languages from Turkish (tandir) to Persian (tanur), Georgian (tono), and even Hindi (tandur).

A Tannour Oven in Egypt's Valley of the Kings (CC-by-SA 2.0 Dennis Jarvis)

Antiguo Egipto

Bread was a staple food for Egyptians – for everyone from the pharaoh to the peasants. Egyptians even used special types of thick, non-porous bread as containers for other dishes. This bread was easier to bake than leavened flatbreads since it didn't need a vertical oven.

Around 450 BC, Egyptians figured out that they could make these portable meals using whatever grain was most abundant. This discovery later led to an uptake in agricultural activities, larger villages and settlements – and consequently, the creation of cities worldwide.

And the Egyptians were more advanced than you'd think. In the Dynastic Period, Egyptians could remove wheat chaff without turning roasting or other special mechanisms. But large-scale production was hard, and only the rich had access to free-thrashed bread wheat. Others had to use emmer wheat.

Egyptians probably played a large role in the widespread use and advancement of bread. They had excellent trade relationships with the Greeks and exported bread wheat – and their bread baking knowledge – to Europe. Also, historians know yeast-fermented breadmaking was mastered in Egypt – early leavened bread. So Egypt possibly gave us some early examples of sourdough – and beer (although it's true: the Sumerians first created some inferior brews!).


Bread Becomes a Commodity: The Roman Empire

Roman bakers took the concept and applied it on a wide scale. A typical Roman bakery could produce enough bread for 2,000 people daily. The ovens were massive: 20 feet in diameter, wood-fired, lined with brick and tile, and fitted with a rotating metal grate on which the loaves were baked.

The Romans also introduced tremendous specialization, using varieties of flours to produce a wide range of products: light breads for the upper classes, darker breads for the lower classes, specific breads for soldiers, sailors, and so on.

Later, in medieval Europe, bread continued to be the basis of the diet, and as in Rome, lighter breads were what the upper classes consumed, while darker breads were what regular people ate. Medieval people also used thick bread rounds as plates, called trenchers, with meat and sauce heaped on top.


Ver el vídeo: 18-Fabricando Made in Spain - Pan de molde