Se presenta Super Sabre - Historia

Se presenta Super Sabre - Historia

(25/5/53) El 25 de mayo, el piloto de pruebas de aviación norteamericano George Welsh voló el "YF Super Sabre" para su viaje inaugural. En su primer vuelo, el "Sabre" rompió la barrera del sonido. El F-100 entró en servicio en la Fuerza Aérea en 1954 y permaneció en servicio hasta 1972. La Fuerza Aérea adquirió un total de 2.247.

Conoce al F-100 "Super" Sabre: el primer caza supersónico de Estados Unidos y el número 039

Punto clave: Este jet supersónico hizo historia, pero era muy propenso a sufrir accidentes. Así es como evolucionó y lo que la Fuerza Aérea aprendió de él.

El 14 de octubre de 1947, un Bell X-1 pintado de naranja pilotado por Chuck Yeager se convirtió en el primer avión en romper la barrera del sonido en vuelo nivelado. Aunque el X-1 propulsado por cohetes era un diseño experimental, se deducía que la mejora de la tecnología de los motores a reacción también haría posible un caza supersónico.

Este apareció por primera vez en septiembre de 2018 y se está volviendo a publicar debido al interés de los lectores.

Por su propia iniciativa, la firma norteamericana intentó evolucionar el F-86 Sabre, el principal caza estadounidense de la Guerra de Corea, en un diseño supersónico. El Sabre tenía las alas inclinadas hacia atrás 35 grados para un mejor rendimiento a alta velocidad y una gran entrada en su nariz. Las alas del F-100 "Super" Sabre se extendieron aún más a 45 grados, y su entrada de nariz se redujo de manera distintiva en una forma elíptica aplanada. El F-100, el primero de la "Serie Century" de cazas avanzados de la era de los 50, fue apodado "Hun" como abreviatura de 100.

El postquemador del turborreactor J-57-P-7 de Hun fue diseñado para descargar combustible crudo directamente en el tubo de escape, sin pasar por la turbina de reacción. Aunque este tragó combustible prodigiosamente, ayudó a impulsar el F-100 a velocidades supersónicas de hasta 850 millas por hora a gran altitud, lo que permitió que los F-100 establecieran varios récords de velocidad.

La Fuerza Aérea finalmente aceptó el diseño e introdujo el modelo F-100A en servicio en octubre de 1954. Sin embargo, el primer caza supersónico de la Fuerza Aérea estuvo plagado de tantos accidentes, incluida una desintegración en el aire que mató al as de vuelo George Welch, que toda la flota tuvo que estar en tierra. Se descubrió que el culpable era la cola de tamaño insuficiente, que era inestable y podía inducir un guiñada incontrolable.

Aunque esto se corrigió, el huno tenía otros defectos. A pesar de su alta velocidad y sus cuatro potentes cañones M-39 de 20 milímetros, era producto de un viejo paradigma de guerra aérea. Carecía de misiles aire-aire y radar de búsqueda de largo alcance y dependía de tanques de caída para compensar un alcance limitado. El F-100A, propenso a choques, comenzó a eliminarse gradualmente en 1958.

Una variante de reconocimiento de alta velocidad RF-100A, que montaba cuatro cámaras y tanques de caída en lugar de armas, fue brevemente más exitosa. Desplegado en Alemania y Japón, voló misiones de espionaje a gran altitud 50,000 pies sobre Europa del Este y probablemente China y Corea del Norte. Estos 'Slick Chicks' eran conocidos por fotografiar interceptores muy por debajo, intentando sin éxito igualar su altitud, pero fueron reemplazados por U-2 que volaban aún más alto en 1956.

El cazabombardero F-100C subsiguiente (476 construidos) tenía alas alargadas y reforzadas, y un motor J-57-P21 más potente que aumentaba la velocidad máxima a 924 millas por hora y le permitía llevar 6.000 libras de armas en seis torres. Además, tenía el doble de capacidad de combustible y una sonda de reabastecimiento en vuelo montada en el ala. Esto último permitió que tres F-100C establecieran un récord de distancia con un solo motor volando de Los Ángeles a Londres en catorce horas el 13 de mayo de 1957. El famoso equipo de acrobacias aéreas de Thunderbird adoptó los F-100C en 1956 y los utilizó para desatar explosiones sónicas para divertirse. espectadores hasta que la FAA los prohibió.

El Super Sabre se refinó nuevamente en el modelo F-100D definitivo (1.274 construidos), que agrandó aún más la cola y el ala, y eventualmente incluyó un receptor de advertencia de radar, un séptimo punto duro bajo el vientre y compatibilidad con el aire de búsqueda de calor AIM-9B anterior. -misiles al aire. Tanto los modelos C como D podrían llevar armas que van desde botes de napalm, cohetes Zuni de 2,75 pulgadas, bombas de racimo, hasta los primeros misiles guiados AGM-45 Bullpup y AGM-83 aire-tierra.

Los escuadrones F-100 de la OTAN también se prepararon para desplegar cuatro tipos de bombas nucleares tácticas. Pero, ¿cómo iba a escapar un cazabombardero rápido y de vuelo bajo de la explosión de su propia bomba nuclear? Este era un riesgo mortal incluso con armas convencionales, como puede ver en este metraje.

De hecho, los pilotos hunos practicaron una forma de bombardeo por encima del hombro en el que el jet supersónico se lanzaba hacia arriba en un giro de barril. El sistema de bombardeo de baja altitud MA-2 del Hun lanzó automáticamente la bomba cuando el Hun se acercaba a un ángulo vertical, elevando el arma nuclear en un arco hacia el objetivo mientras el Super Sabre giraba y encendía los posquemadores, girando en la dirección opuesta.

La Fuerza Aérea también probó el F-100 ZEL (Lanzamiento de longitud cero), que utilizó un cohete propulsor colosal colgado debajo del fuselaje trasero para despegar la parte trasera de un camión. El razonamiento detrás del extraño caza lanzado desde un camión fue el temor de que las bases aéreas de la OTAN fueran destruidas por las armas nucleares soviéticas, lo que requería métodos de despegue alternativos. A pesar de numerosas pruebas exitosas (puede ver una aquí), el ZEL nunca se implementó operativamente.

¿El caballo de batalla de Vietnam y la primera muerte de MiG en la guerra?

En abril de 1961, los F-100D en Filipinas fueron transferidos a Tailandia, los primeros aviones militares estadounidenses desplegados en el sudeste asiático. No vieron combate hasta 1964 cuando fueron enviados a atacar posiciones antiaéreas en Vietnam del Norte. Luego, a partir del 2 de marzo de 1965, comenzaron a escoltar cazabombarderos F-105 más rápidos como parte de la campaña de bombardeo Rolling Thunder.

El 4 de abril de 1965, el F-100 del capitán Donald Kilgus estaba cubriendo una incursión contra el puente de Thanh Hoa cuando su formación fue rebotada por cuatro MiG-17 norvietnamitas que emergían de la capa de nubes, el primer enfrentamiento jet-on-jet de la guerra de Vietnam. Los MiG-17 eran más lentos que los aviones supersónicos estadounidenses y carecían de armamento de misiles, pero sus poderosos cañones triples volaron un F-105 del cielo y dañaron fatalmente un segundo.

Kilgus soltó sus tanques de caída y giró bruscamente, logrando ponerse en la cola de uno de los MiG. El caza de construcción soviética se lanzó verticalmente hacia el suelo, tratando de atraer a Kilgus para que lo siguiera en una inmersión de la que su caza más pesado no podría salir. A solo 7.000 pies de la superficie, Kilgus descargó sus cuatro cañones. Según su relato:

“Vi bocanadas y chispas en la cola vertical del MiG, y poco después no vi nada. Podría haber estado a 580 nudos. No bordaré la historia diciendo que me roció el parabrisas del Golfo de Tonkin, pero me retiré en el último minuto ".

De los tres MiG perdidos ese día, dos fueron derribados por error por fuego antiaéreo vietnamita. El destino desconocido del tercero puede respaldar la afirmación de Kilgus de haber anotado la primera muerte de MiG de la guerra, aunque la Fuerza Aérea lo enumeró solo como "probable".

Posteriormente, los F-100 fechados fueron retirados de los ataques en el norte y reasignados a las fuerzas terrestres de apoyo que luchan contra el Viet Cong en Vietnam del Sur. En 1967, se transfirieron cuatro escuadrones adicionales de la Guardia Nacional Aérea equipados con F-100C. En su apogeo, más de 490 Super Sabres estaban activos sobre Vietnam del Sur, volando un promedio de dos misiones de apoyo terrestre al día, ya sea alcanzando objetivos planificados previamente o respondiendo a solicitudes desesperadas de apoyo aéreo cercano.

La Fuerza Aérea también convirtió siete entrenadores F-100F de dos plazas (de los 439 construidos) en los primeros "Wild Weasels" especialmente modificados para detectar y atacar los radares de defensa aérea enemigos. El modelo EF-100F montó dos receptores de radar para rastrear la posición de los radares enemigos, así como cápsulas de cohetes con las que marcar su posición para destruir a los F-105 acompañantes. Más tarde, los Weasels llevaron misiles dirigidos por radar AGM-145 Shrike para eliminar los radares ellos mismos, destruyendo nueve por dos pérdidas. Satisfecha con el experimento, la Fuerza Aérea incorporó progresivamente F-4 y F-105 más modernos para realizar la misión Wild Weasel.

El F-100F también sirvió como "Controladores aéreos de avance rápido" con el asiento trasero detectando enemigos, que luego fueron marcados con cohetes de humo para dirigir los ataques aéreos de otros aviones. Usando el distintivo de llamada "Misty", los FAC rápidos sobrevolaron áreas con una alta densidad de defensas aéreas demasiado peligrosas para los aviones de observación más típicos.

El asombroso ritmo de las operaciones de Super Sabre ascendió a 40 millones de libras de bombas y napalm lanzado, y más de 360.283 salidas hasta la retirada del F-100 en 1971, más que cualquier otro tipo de avión, incluidos los más famosos F-4 Phantom y F- 105. Los pilotos del F-100 también pagaron un precio alarmante: más de 242 F-100 se perdieron en Vietnam, incluidos 186 por fuego enemigo y siete por ataques a bases aéreas.

Sin embargo, la tasa de accidentes extremadamente alta del Super Sabre, generalmente causada por paradas del compresor, fracturas de alas e inestabilidad persistente de guiñada, fue aún más mortal. Más de 889 F-100 se perdieron en accidentes de 2294 construidos, matando a 324 pilotos.

Francia y Dinamarca también operaron docenas de F-105D y F, el primero los envió en ataques aéreos contra revolucionarios argelinos. Taiwán adquirió 118 variantes de caza F-100A y las actualizó con receptores de advertencia de radar y misiles Sidewinder. Según los informes, estos se enfrentaron con Migs chinos y volaron peligrosas misiones de espionaje.

Turquía recibió más de 200 F-100C, D y F, que también se utilizaron para penetrar el espacio aéreo soviético, donde esquivaron repetidamente los interceptores Su-15, aunque al menos uno fue derribado por un misil tierra-aire. Los Super Sabres también volaron 500 salidas en apoyo de la intervención turca en Chipre entre el 20 y el 23 de julio de 1974, perdiendo seis por fuego desde tierra y dos en accidentes. Cargados con bombas de 750 libras, los F-100 turcos volaron el aeropuerto de Nicosia, proporcionaron cobertura aérea para una operación de aterrizaje de helicópteros y hundieron al destructor turco Kocatep, confundiéndolo con un buque de guerra griego.


Instantánea histórica

Más de 6.000 F-86 fueron fabricados por las divisiones de Los Ángeles, California y Columbus, Ohio de North American Aviation.

El primer avión de ala en flecha en el inventario de cazas de EE. UU., El F-86 obtuvo victorias consistentes sobre los cazas MiG construidos en Rusia durante la Guerra de Corea, lo que representa una proporción final de 10 a 1. Los 39 jets de las Naciones Unidas ganaron sus laureles en Sabres.

Cuatro modelos de la nave (F-86A, E, F y H) eran cazas diurnos o bombarderos de combate, mientras que las versiones F-86D, K y L eran interceptores para todo clima.

Los modelos sucesivos de las versiones diurnas y mdash, todos diseñados para destruir aviones hostiles en vuelo o en tierra, estaban equipados con motores y sistemas de armamento más potentes que iban desde bombas y cohetes hasta ametralladoras y cañones. Todos estaban clasificados en la clase de 650 mph (1,046 kph) con un radio de combate de 600 millas (966 kilómetros) y un techo de servicio de más de 45,000 pies (13,716 metros).

Las tres versiones del interceptor lucían narices radomo negras, reemplazando las enormes tomas de chorro de los otros modelos. El modelo K, fabricado en Turín, Italia, por Fiat, fue pilotado por fuerzas de la OTAN. El F-86L tenía equipo agregado para usar junto con el sistema de defensa de Medio Ambiente Terrestre Semiautomático (SAGE) de EE. UU.

El precursor del Sabre operativo fue el XF-86, volado por primera vez el 1 de octubre de 1947 por el piloto de pruebas de la aviación norteamericana George Welch. Unos meses más tarde, Welch se convirtió en el primer piloto en volar el avión a Mach 1 en un vuelo de rutina. Aunque técnicamente clasificado como subsónico, el Sabre no era ajeno a las velocidades supersónicas.

Varios modelos del Sabre mantuvieron récords mundiales de velocidad durante seis años consecutivos, estableciendo cinco récords oficiales y ganando varios Trofeos Bendix del National Aircraft Show.

En septiembre de 1948, un F-86A estableció el primer récord mundial oficial de velocidad del Sabre de 570 mph (917 kph). Esta marca fue mejorada en 1952 por un F-86D que voló a 698 mph (1123 kph). El D se convirtió en el primer modelo de caza en mejorar su propio récord, en 1953, con una carrera de 1151 kph (715 mph).

El F-86E y los modelos posteriores incorporaron un sistema de control único, desarrollado por North American, llamado "cola voladora". El F-86A contenía un sistema de control de refuerzo que requería que el piloto hiciera parte del trabajo de controlar la aeronave, mientras que el sistema más nuevo agregaba un control de potencia total para una mejor maniobrabilidad a altas velocidades. Se incorporó una "sensación artificial" a los controles de la aeronave para dar al piloto fuerzas en la palanca que aún eran convencionales pero lo suficientemente ligeras para un control de combate superior.


Mirando más allá de la crisis hacia una nueva era de viajes personalizados

En una entrevista en ITB Berlín 2021, el CEO de Sabre, Sean Menke, describió cómo configuró Sabre para permitir el cambio más allá de la pandemia.

Enfrentar muchas crisis a lo largo de las décadas, los viajes siempre han demostrado ser resistentes y la industria ahora tiene la oportunidad de salir fortalecida de la crisis de COVID-19. La tecnología jugará un papel importante para facilitar la recuperación, marcando el comienzo de una nueva era de viajes personalizados que presentará más oportunidades para las empresas y una mejor experiencia para los viajeros.

2020 fue un cambio de juego: presentó el mayor desafío jamás enfrentado en la industria de viajes, con las reservas aéreas y hoteleras globales más bajas que en cualquier año anterior. Como proveedor de tecnología líder para la industria de viajes global, Sabre ha tenido un asiento de primera fila, con conocimiento de las tendencias y datos globales a medida que se desarrollaban los eventos.

A medida que se propagaba el impacto del virus COVID-19, Sabre tomó acciones rápidas y decisivas para mejorar su resiliencia, tomando medidas como reducir costos fijos, aumentar la liquidez adicional e introducir un programa flexible de “trabajo desde cualquier lugar”. Estas acciones permitieron al equipo concentrarse en el día a día del negocio en 2021 y 2022.

“También tuvimos que centrarnos en nuestros clientes; muchos de ellos en todo el mundo se enfrentaban a los vientos en contra con los que estábamos lidiando y necesitábamos ayudarlos a superar lo que estaba sucediendo”, dijo Menke. “Si bien todavía estamos manejando la crisis, hay un grupo de nosotros en Sabre que está muy enfocado en nuestra evolución más allá de COVID-19. Creemos que las iniciativas que hemos podido poner en marcha hasta 2020 y en las que seguimos trabajando ahora nos permitirán remodelar los viajes en los próximos años y décadas ”.

A pesar de los vientos en contra de 2020, Sabre registró algunos logros importantes. La Compañía avanzó en su transformación y modernización de tecnología, que incluyó la migración continua de su tecnología a Google Cloud. En el lado de la tecnología de la información para la hospitalidad, la compañía firmó victorias comerciales clave y renovaciones en 2020 con actores importantes como All-Inclusive by Marriott y Louvre Hotels. Sabre también extendió los acuerdos de distribución con algunas de sus aerolíneas clientes más importantes, entre ellas Southwest Airlines y Lufthansa Group.

La evolución de las demandas de los consumidores

Estamos operando en un mundo altamente digitalizado y eso solo se ha acelerado con los eventos que se desarrollaron durante el último año. Las expectativas de los consumidores continúan evolucionando en función de la situación en constante cambio y la demanda de herramientas y capacidades en áreas como el autoservicio ha crecido significativamente.

La demanda de personalización también sigue aumentando. Los consumidores esperan que los minoristas personalicen las ofertas a su alrededor como individuos. Exigen opciones al desarrollar su viaje y esto influye en gran medida en la forma en que compran y comparan la oferta. Sabre quiere permitir la venta minorista inteligente proporcionando la tecnología que permite a sus clientes crear ofertas únicas, relevantes y atractivas y distribuirlas a través de múltiples canales.

Menke destacó que, si bien la generación de ingresos y la rentabilidad siguen siendo importantes para los clientes, también se centran en la promesa de marca que hicieron al crear y entregar esas ofertas únicas. Brindar a los huéspedes una experiencia transparente, confiable, fluida y agradable es clave.

Áreas de enfoque clave para ayudar a la industria a superar la crisis

A principios del año pasado, Sabre presentó un conjunto de iniciativas estratégicas para preparar a la Compañía para el éxito. A pesar del entorno de mercado dramáticamente diferente, estas prioridades no han cambiado. Siguen siendo esenciales para permitir que Sabre dé forma a cómo las personas experimentan los viajes en el futuro y ayudar a la industria a superar la crisis.

  • La primera iniciativa gira en torno a la demanda de los consumidores de una experiencia personalizada, centrándose en las capacidades, los procesos y la inteligencia de TI para permitir la venta minorista inteligente.
    Un elemento clave de esto es la asociación a largo plazo de Sabre con Google. El primer resultado de esta colaboración fue Sabre Travel AI, que aprovecha la inteligencia artificial y las herramientas de aprendizaje automático para analizar y predecir los comportamientos de los consumidores. Al ofrecer la oferta adecuada, en el momento adecuado a través de todos los canales relevantes, los clientes están posicionados para brindar una personalización personalizada a los viajeros que debería generar tasas de conversión más altas y generar la lealtad de los viajeros.
    La primera solución impulsada por esta capacidad es Smart Retail Engine: al emplear un enfoque de prueba y aprendizaje basado en datos y respaldado por inteligencia artificial, permite a los clientes de Sabre ofrecer ofertas personalizadas y con precios dinámicos a sus clientes.
  • La segunda iniciativa se refiere al futuro de la distribución. Sabre quiere permitir que las aerolíneas distribuyan ofertas personalizadas a través de su mercado GDS y a través de sus canales directos. La Compañía participa activamente con las principales aerolíneas para desarrollar modelos sostenibles que funcionen para las aerolíneas, agencias, Sabre y, en última instancia, el viajero. Los acuerdos con visión de futuro con Southwest o Lufthansa Group son un ejemplo de este enfoque.
  • Con la tercera iniciativa, Sabre se enfoca en el mercado de operadores de bajo costo, trabajando para crear más formas para que las LCC puedan vender y distribuir contenido. Con su estructura de costos relativamente ajustada y su dependencia de rutas nacionales e intrarregionales, las LCC se están recuperando más rápido de la crisis, lo que hace que esta iniciativa sea especialmente importante.
  • Con la cuarta prioridad, Sabre quiere fortalecer su cartera de soluciones de TI para hotelería haciendo crecer nuestro negocio de CRS y agregando capacidades de servicio completo a nuestro sistema de administración de propiedades.
  • Finalmente, Sabre continúa con su transformación tecnológica. Una vez más, la asociación con Google es muy importante.

“A largo plazo, creemos que los viajes seguirán siendo una industria en crecimiento”, concluyó Menke. “Durante los últimos 50 años, solo ha habido seis años calendario en los que el volumen mundial de pasajeros disminuyó, y la disminución máxima fue de menos del dos por ciento, incluso teniendo en cuenta los obstáculos anteriores al crecimiento como los ataques del 11 de septiembre, el SARS o el colapso financiero de 2008 . "

“Si bien nadie puede predecir exactamente cómo serán los viajes futuros, especialmente al otro lado de esta pandemia, estoy seguro de que los viajes se recuperarán. Estamos comprometidos con nuestra visión de crear un nuevo mercado para viajes personalizados para 2025 y tenemos la intención de cumplir esa visión al continuar enfocándonos en nuestra propia transformación tecnológica y en desarrollar y entregar productos flexibles y diferenciados que ayuden a nuestros clientes a generar ingresos y rendimiento. "

Este resumen se basa en la entrevista del CEO de Sabre, Sean Menke, en la ITB Berlín 2021.


La historia del sable ... no solo para los soldados de caballería

El sable fue el arma tradicional de los soldados de caballería durante la mayor parte de la era de la pólvora y entró en acción mucho después de que se había vuelto casi inútil frente a las armas de fuego repetidas. Sin embargo, a pesar de esta larga asociación con la caballería, los oficiales de infantería también usan los sables como espadas de vestir en la actualidad. Eso podría atribuirse a la moda militar, pero de hecho, el sable fue llevado y utilizado en acción por oficiales de infantería.

Es sorprendentemente difícil definir exactamente qué es un sable. Algunos son rectos, algunos curvos, algunos están diseñados principalmente para empujar y otros para cortar. Dicho esto, la imagen que más viene a la mente cuando se menciona el sable es una espada curva de un solo filo diseñada principalmente para cortar. La forma curva tiene dos propósitos: concentra la fuerza de un golpe en el "punto de percusión" y asegura que la hoja se deslice a lo largo de la carne y corte del objetivo: los sables son armas cortantes, no herramientas cortantes.

El sable llegó a Europa desde el Este. Armas como la shashka rusa y la karabela polaca son armas muy similares, al igual que la talwar india y la cimitarra del Medio Oriente. Algunas o todas estas armas pueden haber influido en el desarrollo de los sables en Europa del Este, y la efectividad de la caballería de Europa del Este hizo que naciones como Francia se dieran cuenta. Alrededor de 1688, las naciones de Europa occidental comenzaron a desplegar caballería ligera vestida de manera extravagante, inspirada en los húsares húngaros, y los armaron con armas similares.

Sable de un oficial de infantería francés, circa 1800-1815. Por Rama & # 8211 CC BY-SA 2.0 fr

Mientras tanto, el típico oficial de infantería de la época estaba armado con una espada más adecuada para el duelo que el campo de batalla. La mayoría de las armas de los oficiales eran espadas pequeñas de un tipo u otro, y aunque eran letales en una situación de uno contra uno, estas armas no estaban realmente a la altura de los rigores del campo de batalla. Sin embargo, eran totalmente adecuados para señalar a qué debía disparar el regimiento o hacer un gesto heroico, y se usaban principalmente como insignia de rango.

Sargento Charles Ewart de los escoceses

Alrededor de 1801, el ejército británico comenzó a levantar sus propios regimientos de infantería ligera en lugar de utilizar tropas extranjeras en este papel, y esto creó una nueva situación para los oficiales de infantería ligera. Mientras que un oficial de línea estaba bien protegido por su unidad en la mayoría de las circunstancias, si la infantería ligera operaba dispersa, un oficial podía ser atacado por una variedad de oponentes.

Frente a su número opuesto en alguna fuerza extranjera, probablemente armado con una espada similar, el oficial de infantería ligera no estaba en desventaja real. La situación fue un poco diferente cuando un soldado de infantería enemigo trató de dispararle con la bayoneta o un soldado de caballería llegó cabalgando balanceando una gran pieza de acero en su cabeza. Su espada existente, por letal que fuera, no estaba realmente a la altura de la tarea de defenderlo contra estas amenazas.

El ejército británico intentó remediar esta situación con la emisión de la Espada de Infantería Patrón de 1796. Un arma ligera de corte y empuje, en teoría era un poco más robusta que una espada pequeña, pero aún lo suficientemente ligera para esgrimir. En la práctica, no fue bien considerado debido a su bajo rendimiento de corte y sus capacidades defensivas bastante inadecuadas. En particular, el guardamanos ofrecía poca protección y se consideraba que la hoja podía romperse. Contra un sable de caballería o un fuerte golpe de algún otro implemento, se consideraba deseable cierto peso de metal para proporcionar una defensa adecuada y la espada de patrón de 1796 simplemente no tenía lo que se necesita.

En el mismo año en que esta arma poco estelar hizo su aparición en los regimientos de infantería, la caballería también recibió nuevas armas. La caballería ligera tuvo suerte de recibir el Sable de Caballería Ligera Patrón de 1796, un arma tan eficaz que algunos regimientos franceses se quejaron de que era injusto. La caballería pesada estaba menos favorecida, recibieron una espada larga y recta diseñada para poderosos golpes de corte. Este Sable de Caballería Pesada de Patrón de 1796 ha sido descrito como "que va hacia abajo bastante bien" y se comporta como una palanca.

Patrón 1796 Soldado de caballería pesada y espada # 8217.

Los oficiales de los regimientos de infantería ligera británicos decidieron colectivamente que la mejor solución a su problema era comprar de forma privada sables de caballería ligera y dejar sus espadas "oficiales" en el campamento. Esta fue una solución razonable, pero no ideal. El sable de caballería ligera no era de ninguna manera "ligero" como arma, era el sable utilizado por la caballería ligera y tenía todas las características de una espada de caballería. Eso no siempre se tradujo en una gran eficacia a pie.

El 1796 Pattern Light Cavalry Sabre, como muchos de su tipo, fue optimizado para el combate a caballo. Un soldado de caballería tendía a hacer un golpe o una parada y luego superar a su oponente, e incluso en un combate cuerpo a cuerpo era raro que un intercambio se pareciera a un combate de esgrima. Convencer a un caballo para que permaneciera en el lugar correcto para intercambiar golpes de espada con un soldado de caballería enemigo era un desafío, y ambos tenían que tener éxito para que la lucha fuera más allá de un corte o dos. De hecho, John le Marchant, quien desarrolló el patrón de sable de 1796, consideró que las buenas espadas eran menos importantes que los caballos de alta calidad y la habilidad para manejarlas.

Por lo tanto, las espadas de caballería tendían a ser largas y pesadas, para extender el alcance y exprimir el máximo efecto de las pocas oportunidades de golpe. Eso estaba bien para un soldado de caballería, cuyos objetivos eran fugaces. Si fallaba un golpe o era rechazado, su enemigo bien podría estar fuera de su alcance antes de que se pudiera hacer cualquier contraataque. Pero el oficial de infantería ligera tuvo que enfrentarse a su oponente hasta que uno de ellos quedó incapacitado o la situación cambiante los separó.

Estaba claro que el oficial de infantería ligera necesitaba un sable más ligero y quizás más corto que pudiera recuperarse rápidamente después de un golpe o que pudiera aprovechar una apertura repentina. El ejército británico respondió desarrollando el sable de infantería ligera modelo 1803. Aunque menos potente que el sable de caballería mucho más pesado, esta arma era lo suficientemente pesada como para detener un corte fuerte y capaz de asestar un golpe debilitante por sí misma. También era lo suficientemente ligero como para mantenerse bajo control a través de varios cortes y paradas.

La briqueta, típico sable de infantería de las Guerras Napoleónicas. Por Rama & # 8211 CC BY-SA 2.0 fr

El sable de 1803 no era un arma de duelo, y seguía siendo más una espada de campo de batalla que una diseñada para una esgrima elegante. Resultó muy eficaz y estaba bien considerado no solo como un arma de combate, sino también como el símbolo del oficial de combate. Los oficiales de infantería ligera y los comandantes de compañías de flanco en regimientos de línea llevaban estas armas y, a veces, se enfrentaban directamente al enemigo. Esto creó una mística que se extendió naturalmente por todo el ejército.

Pronto, los oficiales de estado mayor que nunca se acercaron al enemigo desfilaron alrededor de los guardias a caballo con sus sables de oficial de combate. Los generales que no tenían derecho a acercarse a una pelea los adoptaron. Se crearon ejemplos muy decorados, junto con variantes en el diseño que pueden o no haber sido más efectivas en combate. El sable se había convertido en el símbolo del valiente oficial británico que realmente luchó contra sus enemigos, aunque se podría argumentar que era su trabajo liderar, no luchar.

El sable de 1803 era un arma excelente y estableció tanto el concepto sonoro de un sable como arma de un oficial de combate como su lugar como accesorio de moda. Los sables eran un poco más atrevidos que las pequeñas espadas de los oficiales que permanecían dentro de la muralla humana de su regimiento. Por lo tanto, cuando llegó el momento de desarrollar la espada de un nuevo oficial de infantería, el sable era una opción obvia, aunque si por razones de moda o de efectividad en el combate es una pregunta abierta.

Sable recto de la caballería de Berna, principios del siglo XIX. Por Rama & # 8211 CC BY-SA 2.0 fr

Desafortunadamente, la nueva espada, desarrollada en 1921 y adoptada un año después, no estaba en la misma liga que su predecesora. Su hoja estaba ligeramente curvada, lo que en teoría mejoraba el rendimiento de empuje. En la práctica, todo lo que hizo fue debilitar el principal modo de ataque del arma, el corte, sin crear ninguna mejora correspondiente en otros lugares. La empuñadura de media canasta con bisagras, que se suponía que brindaba una mejor protección para las manos, tenía tendencia a colapsar cuando se golpeaba.

En 1845, el ejército británico volvió a intentarlo, esta vez con una guardia fija y una hoja mucho mejor. Al igual que el modelo anterior de 1821, el sable de 1845 era caro, por lo que algunos oficiales se tomaron su tiempo para comprar el nuevo modelo. Esto significó que el ejército británico utilizó una combinación de sables de infantería durante la guerra de Crimea, los conflictos en la India y las guerras coloniales de finales del siglo XIX.

La discusión sobre si el corte o la estocada es más adecuada para el combate en el campo de batalla ha estado furiosa desde unos minutos después de que se inventaran las espadas, y nunca se ha resuelto a satisfacción de todos. Lo que se sabe es que un arma debe estar orientada principalmente hacia uno u otro. Aquellos que tratan de ser todo para todos los hombres, por lo general hacen que sus usuarios sean asesinados. Así, a medida que las preferencias pasaban del corte al empuje, el ejército británico adoptó un nuevo diseño de sable. Esta fue la espada de oficial de infantería de patrón de 1897, que fue seguida en servicio por el sable de patrón de 1908 para caballería. Los regimientos de caballería estadounidenses recibieron el sable "Patton" Modelo 1913 (diseñado por George Patton, de ahí su nombre) poco después.

En ese momento, el sable, por supuesto, estaba completamente obsoleto como arma, pero se conserva hasta el día de hoy como un arma ceremonial y de vestimenta. Es un símbolo de una época en la que se podía exigir a los oficiales de infantería que se enfrentaran a sus enemigos en un combate cuerpo a cuerpo, y llevar uno con el uniforme de gala es un recordatorio de una larga tradición de ir en peligro para hacer el trabajo.

Por Martin J Dougherty, presidente de la Federación Británica de Espadas Históricas
Autor de Cut & amp Thrust: European Sword and Swordsmanship.


Se presenta Super Sabre - Historia

Una cronología de la historia de la esgrima

Evidencia de combates de esgrima egipcia en un templo cerca de Luxor, Egipto.

La caída de Roma, trayendo armas más pesadas y toscas que las espadas cortas y lanzas ligeras que se usaban anteriormente.

Los gremios de esgrima europeos, como el Marxbruder en Alemania, comienzan a aparecer.

El primer manual de esgrima conocido es publicado por el español Sierge de Valera. Las primeras técnicas reales de esgrima se desarrollan en España por esta época.

Los italianos comienzan a utilizar ampliamente el estoque, desarrollando la técnica de esgrima y popularizando el arma para los duelos.

El maestro de esgrima Agrippa define las cuatro posiciones de esgrima: primera, segunda, tierce y quatre.

La Academia Francesa de Esgrima está oficialmente reconocida por el Rey Carlos IX.

El maestro de esgrima francés Henry de St. Didier publica el primer tratado de esgrima francés, abogando por el uso de una espada sin daga y comenzando la clasificación de muchos ataques y paradas.

Los maestros italianos Vigiani y Grassi describen la estocada.

Los estoques declinan en uso y el "fleuret", llamado "foil" en inglés, se convierte en el arma de entrenamiento preferida. Se inventan las convenciones de derecho de paso, lo que hace que las cercas sean mucho más seguras.

El Epe® se convierte en el arma de duelo preferida en toda Europa, y el Sabre se convierte en el arma nacional de Hungría.

El maestro de esgrima francés La Boessiere inventa la máscara de esgrima.

Los maestros de esgrima italianos refinan la esgrima con sable hasta convertirla en un deporte no fatal. Posteriormente, los húngaros desarrollaron una nueva escuela superior de esgrima con sable y dominaron el deporte hasta mediados del siglo XX.

La primera escuela de esgrima estadounidense es fundada por maestros de esgrima franceses e italianos inmigrantes.

Men & # 8217s Foil y Sabre están presentes en los primeros Juegos Olímpicos modernos. Men & # 8217s Epe se introduce en 1900.

Se funda la FIE (Federación Internacional de Esgrima).

Con el final de la Primera Guerra Mundial, los Duelos pierden popularidad. Sin embargo, el deporte de la esgrima sigue creciendo.

Women & # 8217s Foil se convierte en un deporte olímpico.

Se presenta Electric Epe®.

Eastern European countries, such as the Soviet Union, Romania, and Poland, become rising fencing powers, breaking the French and Italian dominance of the sport. The Eastern European style relies more on speed and mobility.


Today in History – January 2, 1968 – Col Henry Brown and LTC Joe Jordan use the F-111 emergency escape module for the 1st time

2 January 1968 – Col. Henry Brown and Lt. Col. Joe B. Jordan became the first U.S. Air Force pilots to use the General Dynamics F-111A’s emergency escape module when their aircraft, 65-5701, c/n A1-19, of the Air Force Flight Test Center, crashed near Edwards AFB, California, due to a weapons gun bay fire.

In the 1960s and 1970s, the F-111 and B-1A introduced the method of jettisoning the entire cockpit as a means of crew escape. The crew remains strapped in the cabin, unencumbered by a parachute harness, while 27,000 lbf (120 kN) of thrust from rockets accelerates the module away from the rest of the aircraft. A single, large parachute retards the descent of the capsule. On landing, an airbag system cushions the impact. In the event of a water landing, the airbag acts as a flotation device. Additional airbags could be activated to right the capsule in the event of a water landing (similar to the Apollo capsule), or an additional airbag could be selected for auxiliary flotation. With a movement of a pin at the base of the pilot’s control stick, a bilge pump could be activated and extra air pumped into the airbags. For the F-111 escape capsule, following a successful landing on land or water, it could serve as a survival shelter for the crew until a rescue could be mounted.[11]


The Serendipitous History of Superglue

Some of the innovations that emerged out of World War II are well-documented, ranging from the microwave to the atomic bomb. But there's one small tool whose WW2 heritage is lesser-known: superglue.

Superglue was first developed by scientists at Eastman Kodak who were trying to design gun sights for the military after they found that some of their failed attempts had other useful properties.

While the adhesive has become known for fixing pottery and clothing, during the Vietnam War, it became life saving. "If somebody had a chest wound or open wound that was bleeding," inventor Harry Coover once told the Kingsport Times-News , "the biggest problem they had was stopping the bleeding so they could get the patient back to the hospital. And the consequence was&mdashmany of them bled to death. So the medics used the spray, stopped the bleeding, and were able to get the wounded back to the base hospital. And many, many lives were saved."

While Coover had every right to be proud of the lives that helped to saved, it speaks to the dire needs of field medics that they were using a substance unapproved by the FDA. Early superglue compounds could cause skin irritation, which could develop into a serious problem when dealing with an open wound. Later, versions of the compound designed specifically to deal with human skin were developed.

Given a National Medal of Technology and Innovation by President Obama, Coover held over 460 patents when he died in 2012, but kept a special place in his heart for his most famous invention. "I think he got a kick out of being Mr. Super Glue," his daughter, Dr. Melinda Coover Paul, told the Tiempo de Nueva Yorks for his obituary. "Who doesn't love Super Glue?"


What Is a Super PAC? A Short History

A look at how "Super PACs" were born and how they work as Election Day nears.

Aug. 9, 2012 -- To start, what a Super PAC is no: "A popular video game for smartphones."

No shame though if that was your initial thought. A statistically significant number of people, when asked a question like the one in the headline and given four potential answers, chose the option quoted above.

Nor is "Super PAC" the nickname for a "Congressional committee on the budget deficit" (9 percent of respondents). Many would argue that Super PACs are far more efficient than any body formed in the halls of the House or Senate.

Only 40 percent of Americans, according to last week's Washington Post/Pew Research poll, correctly identified Super PAC as groups "able to accept unlimited political donations."

For the other half (and then some), here's a brief primer:

Before Super PACs became "super," they were just PACs, or Political Action Committees. The groups could support a candidate or a cause, but were heavily regulated under the terms of campaign finance law. Individuals were allowed to give $2,500 -- no more -- and corporations and unions were strictly forbidden from making donations.

In 2010, that all changed. Two court cases decided in the space of two months re-wrote the book on campaign spending and ushered in the era of the Super PAC. First, there was the Supreme Court ruling now referred to simply as "Citizens United."

The story begins six years earlier, when Conservative nonprofit group Citizens United filed a complaint with the Federal Election Committee (FEC), the body charged with refereeing campaign finance disputes, saying television ads for Michael Moore's "Fahrenheit 9/11" were effectively -- and illegally, because Election Day was so close -- advocating against President George W. Bush's re-election. The FEC rejected the claim, so Citizens United decided to start a production company of its own. Three years later, its "Hillary: The Movie," an unsympathetic documentary about then-candidate Clinton, was completed and ready to air on DirecTV. But the FEC, backed by a lower court ruling, blocked the group from running ads promoting the film.

By the spring of 2009, the case had made its way to the Supreme Court. After some legal gymnastics, the question before the justices was broadened and on January 21, 2010, the decision came in. The Court struck down all caps on the amount of money a person could give to a PAC.

More controversially, the ruling also declared that corporations and unions could also make unlimited donations.

The groundwork had been put in place and two months later, another court ruling -- Speechnow.org v. FEC -- cleared the way for the creation of "independent expenditure-only" groups, or Super PACs.

Super PACs are barred from coordinating activities with any candidate or campaign, but the dividing line is murky. The two most closely dedicated to supporting the Obama and Romney campaigns, respectively, are run by former aides to the president and his Republican challenger.

When comedian Stephen Colbert founded his satirical "Americans For A Better Tomorrow, Tomorrow" Super PAC last year, then decided to "run for President of South Carolina," he was forced by law to pass off control -- which he did, to his Comedy Central colleague Jon Stewart. Stewart re-named it "The Definitely Not Coordinating With Stephen Colbert Super PAC" and issued a statement assuring the public, "Stephen and I have in no way have worked out a series of morse-code blinks to convey information with each other on our respective shows."

As of this hour, there are 593 registered Super PACs, advocating everything from fat old men to hungry young zombies. More notably, there is Priorities USA, which supports President Obama and has spent nearly $18 million (as of June 30) to further his cause since being co-founded by former White House deputy press secretary Bill Burton.

On Mitt Romney's side is Restore Our Future, by far the biggest Super PAC, according to the nonpartisan Sunlight Foundation. Restore Future has taken in more than $82 million and spent a reported $61,985,504.82. The organization is run by a board including former Romney political director, Carl Forti (who, it should be noted, also helps run Crossroads USA, Karl Rove's big-spending Super PAC).

In all, Super PACs during this maiden campaign cycle have collected more than $316 million, issuing expenditures of $181,217,664.69. With a little less than three months until Election Day, expect those numbers to keep on rising.


Emergence of swordsmanship and weapons

Among the nobility of Europe during the Middle Ages, the adept handling of a sword was hindered by the use of armour, which was virtually the only means of protection. Swords were heavy and used primarily to broach the protective armour. With the introduction of gunpowder in the 14th century, however, armour fell into disuse (musket balls easily pierced the armour, rendering it ineffective in battle). The sword was still the only weapon that could be worn on the body for self-defense, but the demise of armour required that the wearer learn to manipulate a sword skillfully—a matter that grew to be of paramount importance both in times of war and in a gentleman’s daily life.

By the 15th century, guilds of fencing masters had been formed throughout Europe, the most notable of which was the Marxbrüder (the Association of St. Marcus of Löwenberg), which was granted letters patent by the Holy Roman emperor Frederick III in 1480. Early fencing methods as taught by the guilds were somewhat rough-and-tumble and included wrestling moves. The guilds jealously guarded their secret moves so that they could make use of the unexpected to defeat an enemy. Fencing was first supported in England by Henry VIII, who, sometime before 1540, granted letters patent to several fencing masters that allowed them to teach there. The early English style of fighting with a cutting sword and a buckler (a small shield worn on the free arm) ultimately gave way to the continental European rapier combat.

The Italians discovered the effectiveness of the dexterous use of the point rather than the edge of the sword. By the end of the 16th century, their lighter weapon, the rapier, and a simple, nimble, and controlled fencing style, emphasizing skill and speed rather than force, had spread throughout Europe. Most of the wrestling tricks were abandoned, the lunge was developed and adopted, and fencing became established as an art.

The long rapier was beautifully balanced, excellent in attack, and superb for keeping an opponent at a distance, but it was too heavy for all the movements of combat. Defense when fighting with a rapier was effected by parrying with the left hand, which was protected by a gauntlet or cloak or equipped with a dagger. Opponents’ thrusts were often avoided by ducking or sidestepping.

In the latter half of the 17th century, the sword and swordsmanship changed dramatically with a change in gentlemen’s dress. In France the court of Louis XIV set the fashion of silk stockings, breeches, and brocaded coats, which replaced that of the doublet and hose, top boots, and cloaks. As the long, trailing rapier was unsuited to the new form of dress, fashion decreed the wearing of a light, short court sword. The French style set in throughout Europe as the Italian style had done earlier.

Although at first derided, the court sword was soon recognized as an ideal light weapon which allowed for a multitude of offensive and defensive movements that would have been impossible with heavier weapons. Its light weight permitted the sword to be used by itself, without the use of daggers, cloaks, or the free hand. Hits on the opponent were made with the point of the sword only, defense was effected by the wielding of the blade (fending off the opponent’s blade with one’s own sword), and what is now recognized as modern fencing came into being. At this time the French style fully displaced the Italian as the most-practiced form of sword combat.

The French school of sword fighting was an academic form, with much emphasis on strategy and form. Conventions and rules were adopted to teach this form of swordplay. Additionally, the foil, or practice sword, was used to create a safe training environment. To further enhance safety, a mask was designed in the 18th century by the fencing master La Boëssière and the celebrated duelist Joseph Bologne, chevalier de Saint-Georges.

While fencing with the foil was becoming increasingly stylized, dueling with swords still continued. The complexities of foil fencing as practiced under the ideal conditions of the schools, or salles, with reverence for the set rules and conventions, produced a game that became an art of absorbing interest. But this orthodox, controlled swordplay was of little account on a cold gray morning on a greensward or gravel path when one faced a determined opponent with a sharp and heavier weapon who disregarded all conventions. Ironically, however, by the mid-18th century, when fencing had reached its peak in technique and theory, dueling with the sword had virtually disappeared because of the growing accuracy of firearms. From this time on, fencing took on the nature of a sport, and in form the swordplay of this time differed little from the modern sport of fencing.

For those few who continued to follow the sword as a method of resolving conflict, the épée de combat was created in the second half of the 19th century. The practice version of this weapon was a regulation, though blunted, dueling sword, and it was used without limitation of target or other conventions. Except for the use of protective clothing, épée fencing closely approximated the conditions of a duel.

The last of the modern fencing weapons appeared in the late 18th century, when the Hungarians introduced a curved sabre (adapted from the Eastern scimitar) for the use of their cavalry. The sabre was soon adopted by other European armies. The heavy military sabre (and its counterpart, the naval cutlass) was used in fencing schools until the end of the 19th century, when the Italians introduced a light sabre that was soon accepted universally as a sport weapon.


Ver el vídeo: North American F-100 Super Sabre - A Short History US Air Force Aircraft History