Iñigo Jones

Iñigo Jones


Iñigo Jones (1573-1652)

Iñigo Jones, c. 1630 © Jones fue el primer arquitecto inglés notable, responsable de introducir la arquitectura clásica de Roma y el Renacimiento italiano en Gran Bretaña.

Jones nació poco antes del 19 de julio de 1573, la fecha de su bautismo en Smithfield, Londres, hijo de un trabajador textil. Casi nada se sabe sobre su vida o educación temprana. Ciertamente viajó al extranjero a finales de siglo, probablemente a expensas de un mecenas, y estuvo muy influenciado por la obra del arquitecto italiano Andrea Palladio. A principios del siglo XVII, Jones fue contratado por la esposa de James I, la reina Ana, para proporcionar disfraces y escenarios para una mascarada en la corte, algo que continuó haciendo incluso después de comenzar a recibir encargos de arquitectura. Su primer edificio conocido fue el New Exchange en el Strand en Londres, diseñado en 1608 para el conde de Salisbury. En 1611, Jones fue nombrado inspector de obras de Enrique, Príncipe de Gales, pero el joven príncipe murió en 1612. En 1613, Jones dejó Inglaterra para visitar Italia nuevamente. Un año después de su regreso, fue nombrado topógrafo del rey, cargo que ocupó hasta 1643.

Su primera tarea importante como topógrafo fue construir una residencia en Greenwich para la reina: la Casa de la Reina. Se inició en 1617, pero el trabajo se suspendió a su muerte en 1619 y solo se completó en 1635. En 1619, la antigua Banqueting House en Whitehall Palace se incendió y Jones comenzó a trabajar en una nueva. Se completó en 1622 y en 1635, se encargó a Rubens una pintura alegórica para su techo. Jones también trabajó en la restauración de la Catedral de San Pablo, agregando un magnífico pórtico en el extremo oeste (toda la catedral se perdió en el Gran Incendio de Londres). En Covent Garden, Jones creó la primera 'plaza' de Londres (1630) en un terreno desarrollado por el cuarto conde de Bedford, y diseñó la iglesia de San Pablo, inspirada en Palladio.

Con el estallido de la Guerra Civil Inglesa y la incautación de las propiedades del rey, el empleo de Jones como topógrafo llegó a su fin. En 1645, fue asediado e incendiado por las fuerzas parlamentarias de Basing House en Hampshire. Pudo haber sido arrestado y su propiedad fue confiscada por el parlamento pero restaurada un año después. Jones murió el 21 de junio de 1652.


Iñigo Jones

L A DUODÉCIMA NOCHE DE FESTIVIDAD en Whitehall Palace el 6 de enero de 1605 fue una ocasión brillante, aunque curiosa. En el otoño de 1604, Jaime I, que había sucedido recientemente a Isabel I, pidió a su reina consorte, Ana de Dinamarca, que organizara el entretenimiento anual de la festividad. A la reina Ana le encantaba el baile y el teatro, y le dio un encargo inusual al poeta Ben Jonson: escribir una máscara en la que pudiera aparecer como africana. Para crear el escenario y el vestuario, convocó a un joven artista recién llegado a la corte llamado Inigo Jones.
Las máscaras que adoraba la reina eran elaborados brebajes de danza, canto y habla en verso elaborados a partir de temas mitológicos. Los aristócratas y la realeza los habían patrocinado desde la época de Enrique VIII para celebrar fiestas, bodas y cumpleaños. Actores profesionales pronunciaron el verso y damas y caballeros bailaron con fantásticos disfraces y máscaras. Ahora, en el otoño de 1604, cuando la reina Ana envió a buscar a Jonson y Jones, "era la voluntad de su majestad" para ella y sus damas, informó Jonson, "tenerlos negros".
Jones estaba comenzando a hacerse una reputación después de vivir en el extranjero. A los 14, había sido aprendiz de un carpintero en el cementerio de St. Paul, donde aprendió los fundamentos del diseño y la artesanía. Allí pudo haber conocido a Henry Wotton por negocios para el conde de Essex, a quien Wotton se desempeñó como secretario. Aproximadamente cuando Jones estaba completando su aprendizaje, Wotton se instaló en Venecia para evitar la mancha de la rebelión de Essex contra la reina Isabel. Jones también se fue a vivir a Venecia después de la muerte de su padre en 1597, posiblemente en servicio de Wotton. Ahora, con una conexión con el hermano de la reina y la amistad de Wotton, uno de los favoritos del rey James, Jones pronto se abrió camino en su país natal.
Jones y Jonson titularon su creación The Masque of Blackness. Se desarrolló en la antigua Banqueting House de la reina Isabel, una estructura Tudor decrépita de madera y ladrillo que debió parecer anticuada a los eruditos autores de la noche. Jones había adquirido el tratado de arquitectura de Andrea Palladio en Venecia y estaba ansioso por ver el estilo clásico del maestro italiano introducido en Inglaterra.
En el otro extremo había un escenario de 4 pies de alto y 40 pies cuadrados, escondido detrás de una cortina delicadamente pintada con motivos eruditos de Jones. La luz de 200 velas y 50 antorchas brillaba sobre las mujeres enjoyadas mientras cotilleaban. A las 10, con una fanfarria de trompetas, llegó el rey y tomó asiento. Los músicos tocaron, se corrió el telón y comenzó el espectáculo.
The Masque of Blackness fue un gran triunfo para Jones. Durante los años siguientes, Jones incrementó constantemente su influencia en la corte de Stuart. Continuó creando máscaras, pero amplió su esfera a la arquitectura. En 1610 se convirtió en supervisor de proyectos de construcción para Enrique, el Príncipe de Gales. Fue nombrado topógrafo de King's Works en 1613 y ocupó el cargo durante los reinados de Jaime I y Carlos I. Fue responsable de las reparaciones, renovaciones y nuevas construcciones de todas las propiedades de la corona. También aprobó permisos para cambios en las calles de Londres. Desde ese poderoso post, Jones ayudó a desterrar de la arquitectura inglesa la pesada mezcla jacobea de estilos medievales y Tudor en favor de la elegante claridad del clasicismo de Palladio.

[caption align = "aligncenter"]

LA COLECCIÓN GRANGER, NY

Jones se convirtió en el primer arquitecto profesional de Inglaterra, así como en su primer diseñador de escena profesional. De 1605 a 1631, colaboró ​​en máscaras con Jonson, presentando espectáculos cada vez más elaborados y dispositivos escénicos cada vez más sofisticados técnicamente.

[caption align = "aligncenter"]

Cuando se quemó la Casa de Banquetes real en 1619, no había duda de que Jones, ahora la autoridad de la corte en arte y arquitectura, diseñaría su reemplazo. Inaugurada en 1622, la (nueva) Banqueting House se ha convertido en la obra más famosa y visible del arquitecto, un gran monumento a su clasicismo y genio. Dura mucho después de que las efímeras máscaras para las que fue creado hayan desaparecido.
Después de una pelea con Jonson, Jones comenzó a elegir sus propios poetas. Su principal colaborador, sin embargo, se convirtió en el propio rey Carlos, que había sucedido a su padre, Jaime I, en 1625. Cuando el nuevo monarca fue atacado por el Parlamento, miró a sus máscaras anuales para reafirmar una imagen de autoridad, incluso si la imagen era solo teatral. Las máscaras de Jones le dieron al asediado rey lo que el historiador del teatro Stephen Orgel llamó acertadamente "la ilusión del poder".
La actuación final se produjo el 21 de enero de 1640. La máscara era Salmacida Spolia, su título una oscura alusión latina a una victoria incruenta. Se habló muy poco. La ocasión fue una serie de cuadros grandiosos y cambiantes acompañados de canciones corales. Escenas y personajes que representan la oscuridad y el desorden que se acumulan en el país fueron reemplazados por visiones de luz y armonía. Tenía la intención de glorificar la divinidad de los reyes, pero para una audiencia que sintiera el maremoto a punto de envolver a la monarquía, debió parecer una elegía.
Mientras el coro cantaba su "paciencia real" que duraría más que las "tormentas que levantan la furia vertiginosa del pueblo", Carlos descendió de las nubes en un trono dorado flanqueado por palmeras y rodeado por un duque, tres condes, cuatro señores y dos caballeros. .
No hubo entretenimientos festivos el invierno siguiente. En enero de 1642, el rey Carlos huyó de Whitehall hacia el norte y Jones acompañó a la corte. Las fuerzas parlamentarias capturaron a Jones en 1645, refiriéndose desdeñosamente a él como "el famoso topógrafo y gran enemigo de San Gregorio" y "inventor de escenas para el granero danzante de la Reina". Lo amenazaron con la confiscación de todos sus bienes, pero se le permitió pagar una multa y confiscar 1/25 de sus bienes.
El 30 de enero de 1649, Banqueting House se convirtió en el escenario de un drama más horrendo que cualquiera que Jones hubiera ideado para sus mecenas reales. Capturado por las fuerzas parlamentarias y juzgado por traición, Carlos I fue conducido a través del gran salón donde había actuado con máscaras glorificando su realeza y lo obligaron a salir por una ventana a otro escenario: el cadalso del verdugo. Los puritanos siempre habían despreciado las obras de teatro de la corte, y la elección de la Banqueting House como telón de fondo para la decapitación de Charles no puede haber sido una coincidencia.
A Inigo Jones se le había permitido alojarse en Somerset House, donde murió poco antes de cumplir 79 años en 1652. Fue enterrado con sus padres en la iglesia de St. Benet Paul’s Wharf. Jones dejó fondos en su testamento para un monumento, pero tanto la iglesia como el monumento fueron destruidos en el Gran Incendio de 1666.


Contenido

William Herbert, el vástago de una distinguida familia en las marchas galesas, era uno de los favoritos del rey. Siguiendo una recomendación al rey Enrique por parte del rey Francisco I de Francia, a quien Herbert había servido como soldado de fortuna, a Herbert se le concedieron armas después de solo dos años. En 1538, Herbert se casó con Anne Parr, hija de Sir Thomas Parr de Kendal y hermana de la futura reina consorte Catherine Parr (1543-1547) y Sir William Parr, primer barón Parr de Kendal (más tarde marqués de Northampton). [1] [2]

La concesión de una finca como la Abadía de Wilton a Herbert fue un elogio y una prueba de su posición en la corte. Las primeras concesiones, fechadas en marzo y abril de 1542, incluyen el sitio del último monasterio, la mansión de Washerne contigua también a las mansiones de Chalke. Estos fueron entregados a "William Herbert, Esquire y Anne su esposa por el término de sus vidas con ciertas rentas reservadas al rey Enrique VIII. "[3] Cuando Eduardo VI volvió a otorgar las mansiones a la familia, fue explícitamente" al conde antes mencionado, con el nombre de Sir William Herbert , Caballero, y Lady Anne, su esposa, y los herederos varones de sus cuerpos, engendrados legalmente entre ellos. [4] Lady Anne había sido creadora conjunta de la empresa.

Herbert inmediatamente comenzó a transformar la abadía abandonada en una hermosa casa y símbolo de su riqueza. Se pensaba que la antigua abadía había sido completamente demolida, sin embargo, tras las renovaciones posteriores a la Segunda Guerra Mundial, se encontraron rastros de la antigua abadía en los niveles inferiores de las murallas existentes.

Durante mucho tiempo se ha afirmado, sin pruebas, que Hans Holbein el Joven rediseñó la abadía como una casa rectangular alrededor de un patio central, que es el núcleo de la casa actual. Holbein murió en 1543, por lo que sus diseños para la nueva casa habrían tenido que ejecutarse muy rápidamente. Sin embargo, el porche de entrada de la nueva mansión, muy ornamentado, retirado de la casa alrededor de 1800 y luego transformado en un pabellón de jardín, se conoce hasta el día de hoy como el "Porche de Holbein" [5], un ejemplo perfecto de la combinación de lo antiguo. Gótico y el flamante estilo renacentista. [ cita necesaria ]

Sea quien sea el arquitecto, surgió una gran mansión. Hoy solo sobrevive una parte más de la mansión Tudor: la gran torre en el centro de la fachada este. Con su arco central (que una vez dio acceso a la corte más allá) y tres pisos de ventanas orientables arriba, la torre recuerda ligeramente a la entrada de Hampton Court. Hoy está flanqueado por dos alas en un estilo georgiano suelto, cada una coronada por una torre de pabellón de estilo italiano.

La casa Tudor construida por William Herbert, primer conde de Pembroke, en 1551 duró 80 años. El rey James, Ana de Dinamarca y el príncipe Enrique se alojaron en Wilton en noviembre de 1603 y dieron audiencia a dos embajadores venecianos, Nicolò Molin y Piero Duodo. [6]

Tras la sucesión del cuarto conde en 1630, decidió derribar el ala sur y erigir un nuevo complejo de camarotes en su lugar. Es ahora cuando aparece el segundo gran nombre asociado con Wilton: Inigo Jones.

La arquitectura del frente sur es de estilo palladiano severo, descrito en ese momento como en el "estilo italiano" construido con la piedra local, suavizado por arbustos trepadores, es esencialmente inglés a nuestros ojos hoy. Mientras que el resto de la casa tiene tres pisos de igual valor en estilo inglés, el frente sur tiene una planta baja rústica baja, casi sugiriendo un semisótano. Tres pequeños porches se proyectan solo en este nivel, uno en el centro y uno en cada extremo de la fachada, proporcionando pequeños balcones a las ventanas de arriba. El siguiente piso es el piano nobile, en su centro la gran ventana veneciana de doble altura, adornada en el segundo piso por los brazos de Pembroke en relieve de piedra. Esta ventana central está flanqueada por cuatro ventanas de guillotina altas a cada lado. Estas ventanas tienen frontones bajos y planos. Cada extremo de la fachada está definido por una decoración de "piedra angular" que sugiere que las alas de un solo tramo se proyectan hacia adelante. Las ventanas individuales aquí están coronadas por un verdadero frontón puntiagudo.

Por encima de este piso hay otro piso casi entrepiso, sus pequeñas ventanas sin inconvenientes alineadas con las más grandes de abajo, sirven para enfatizar la importancia del piano nobile. La línea del techo está oculta por una balaustrada. Cada una de las 'alas' finales está coronada por una torre con frontón de un piso que se asemeja a un pabellón de Palladio. En ese momento, su estilo fue una innovación. Solo treinta años antes, Montacute House, ejemplificando el Renacimiento inglés, había sido revolucionaria solo un siglo antes, la masa yuxtapuesta de alas que es Compton Wynyates, una de las primeras casas que se construyó sin una fortificación completa, acababa de completarse y se consideraba moderno.

La atribución de las distintas etapas arquitectónicas puede resultar difícil, y se ha cuestionado el grado de implicación de Iñigo Jones. La reina Enriqueta María, invitada frecuente de Wilton, interrogó a Jones sobre su trabajo allí. En ese momento (1635) fue empleado por ella, completando la Casa de la Reina en Greenwich. Parece que en este momento Jones estaba demasiado ocupado con sus clientes reales y no hizo más que proporcionar algunos bocetos para una mansión, que luego delegó para su ejecución a un asistente Isaac de Caus (a veces deletreado 'Caux'), un francés y paisajista. jardinero de Dieppe.

Un documento que Howard Colvin encontró en la biblioteca del Worcester College en Oxford en la década de 1960 confirmó no solo a De Caus como el arquitecto, sino que el plan original para la fachada sur debía tener más del doble de lo que se pretendía construir. ser sólo una de las dos alas idénticas unidas por un pórtico central de seis columnas corintias. El conjunto sería realzado por un gran parterre cuyas dimensiones eran de 300 metros por 120 metros. De hecho, este parterre fue creado y existió durante más de 100 años. Sin embargo, la segunda ala no se materializó, tal vez debido a la disputa del cuarto conde con el rey Carlos I y la posterior caída en desgracia, o el estallido de la Guerra Civil o simplemente la falta de finanzas.

Es solo ahora que Inigo Jones puede haber tomado un control más firme de sus ideas originales. Al ver el ala completada de De Caus sola como un todo, se consideró demasiado simple: el plan original de De Caus era que la enorme fachada tuviera un techo de baja pendiente, con alas terminadas sin símbolos arquitectónicos de terminación. Las modificaciones al ala terminada fueron de una balaustrada que ocultaba la línea del techo débil y torres estilo pabellón de estilo italiano en cada extremo. El punto focal no se convirtió en un pórtico, sino en la gran ventana veneciana de doble altura. Este frente sur (ilustración de arriba), se ha considerado un triunfo arquitectónico de la arquitectura palladiana en Gran Bretaña, y se cree ampliamente que las modificaciones finales a la obra de De Caus fueron realizadas por el propio Iñigo Jones.

A los pocos años de la finalización de la nueva ala sur en 1647, fue devastada por el fuego. La gravedad del incendio y la devastación que causó es ahora un tema de controversia. El historiador de la arquitectura Christopher Hussey ha argumentado de manera convincente que no fue tan severo como sugieren algunos registros. Lo que sí es definitivo es que Iñigo Jones, que ahora trabaja con otro arquitecto, John Webb (su sobrino por matrimonio con la sobrina de Jones) regresó una vez más a Wilton. Debido a la incertidumbre de los daños causados ​​por el fuego a la estructura de la casa, el único trabajo que se puede atribuir con cierto grado de certeza a la nueva asociación es el rediseño del interior de los siete camarotes contenidos en el piano nobile de la ala sur e incluso aquí se cuestiona el alcance de la presencia de Jones. Parece que pudo haber estado aconsejando desde la distancia, utilizando a Webb como su medio.

Las siete salas estatales que se encuentran detrás del sencillo frente sur manierista de Wilton House son iguales a las de cualquiera de las grandes casas de Gran Bretaña. Los camarotes en las casas de campo inglesas se diseñaron, nombraron y reservaron para el uso exclusivo de miembros de alto rango del estado como invitados, a menudo un monarca y su consorte. Los camarotes suelen ocupar toda la fachada de una casa, y casi siempre son de un número impar porque la sala más grande y lujosa (en Wilton, la famosa Double Cube Room) se coloca en el centro de la fachada, con secuencias simétricas de ( pero todavía muy grandes) habitaciones que conducen desde la sala central a ambos lados, terminando en los dormitorios de estado, que están en cada extremo de la fachada. El salón central era un lugar de reunión para la corte del invitado de honor. Las habitaciones comparativamente más pequeñas entre la sala central y las habitaciones estatales fueron designadas para el uso exclusivo del ocupante de cada habitación, y se habrían utilizado para audiencias privadas, salas de retiro y vestidores. No eran de uso público.

Hoy en día, en la mayoría de las casas inglesas se ha perdido la intención original, y estas habitaciones se han convertido generalmente en una sucesión sin sentido de salones, esto es cierto tanto en Wilton House como en Blenheim Palace. La razón de esto es que, con el tiempo, los ocupantes tradicionales de las habitaciones estatales comenzaron a preferir la comodidad de una habitación más cálida y privada en un piso tranquilo con baño en suite. En el período eduardiano, las grandes fiestas en las casas habían adaptado las salas estatales para usarlas como salones para jugar al bridge, bailar, hablar y, en general, divertirse.

Los magníficos camarotes en Wilton, diseñados por Inigo Jones y uno u otro de sus socios, son:

  • La habitación cubo individual: Esta sala es un cubo completo de 30 pies de largo (9 m), ancho y alto, tiene paneles de pino blanco y dorado, y está tallado desde el dado hasta la cornisa. La pieza de la chimenea de mármol blanco fue diseñada por el propio Inigo Jones. La sala tiene un techo pintado, sobre lienzo, por el pintor italiano manierista Cavalier D'Arpino, que representa Dédalo e Ícaro. Esta habitación, con pinturas de Lely y Van Dyck, es la única habitación que se cree que sobrevivió al incendio de 1647 y, por lo tanto, el único interior que queda de Jones y De Caus.
  • La Habitación Doble Cubo: El gran salón de la casa. Tiene 60 pies de largo (18 m), 30 pies de ancho (9 m) y 30 pies de alto (9 m). Fue creado por Inigo Jones y Webb hacia 1653. Las paredes de pino, pintadas de blanco, están decoradas con grandes franjas de follaje y frutas en pan de oro. Los muebles de terciopelo rojo y dorado complementan la colección de pinturas de Van Dyck de la familia de Carlos I y la familia de su contemporáneo Conde de Pembroke. Entre las ventanas hay espejos de Chippendale y consolas de William Kent. El artesonado, pintado por Thomas de Critz, representa la historia de Perseo. Aquí nuevamente hay otra anomalía que hace cuestionar la verdadera participación de Jones: la gran ventana veneciana, pieza central del frente sur y pieza central de la habitación del cubo doble, no es el punto muerto de la pared exterior de la habitación, las otras ventanas de la habitación son no están colocadas simétricamente y la chimenea central y la ventana veneciana no están una frente a la otra, como lo exigirían las proporciones de una habitación diseñada como una característica arquitectónica en sí misma.
  • La gran antesala: Antes de las modificaciones a la casa en 1801, una gran escalera de estado conducía desde esta habitación al patio de abajo: esta era la entrada a los apartamentos de estado. Aquí cuelga uno de los mayores tesoros de Wilton: el retrato de su madre de Rembrandt.
  • La sala de la columnata: Este era anteriormente el dormitorio de estado. La serie de cuatro columnas doradas en un extremo de la habitación habría dado un toque teatral de importancia a la ahora desaparecida cama de estado. Actualmente está amueblado con muebles del siglo XVIII de William Kent. La habitación está decorada con pinturas de Reynolds y tiene un techo pintado con un tema del siglo XVIII de flores, monos, urnas y telarañas.
  • La habitación de la esquina: El techo de esta sala, que representa la conversión de San Pablo, fue pintado por Luca Giordano. Las paredes de la sala están revestidas de damasco rojo y adornadas con pequeños cuadros de, entre otros, Rubens y Andrea del Sarto.
  • La pequeña sala de ante: La chimenea de mármol blanco de esta habitación, con inserciones de mármol negro, es casi con certeza de Inigo Jones. Los paneles del techo fueron pintados por Lorenzo Sabbatini (1530-1577) y, por lo tanto, son mucho más antiguos que esta parte de la casa. También hay pinturas de Van Dyck y Teniers.
  • La sala de caza: Esta habitación, que no se muestra al público, es utilizada como salón privado por la familia Herbert. Es una habitación cuadrada con paneles blancos y molduras doradas. La característica más importante de la sala es el conjunto de paneles que representan escenas de caza de Edward Pierce pintados alrededor de 1653. Estos paneles están colocados en los paneles en lugar de enmarcados en el sentido convencional.

Inigo Jones era amigo de la familia Herbert. Se ha dicho que el estudio original de Jones en Italia de Palladio y los otros maestros italianos fue pagado por el 3er Conde, padre del constructor del frente sur que contiene las salas estatales. Existen diseños para puertas y paneles dorados en Wilton anotados por Jones. Parece probable que Jones esbozó originalmente algunas ideas para De Caus y, siguiendo el incendio, transmitió a través de Webb algunas ideas adicionales para ordenar la casa y sus decoraciones. Las chimeneas y los temas decorativos se pueden ejecutar a larga distancia. Probablemente nunca se sepa la verdad exacta del trabajo de Jones.

En 1705, después de un incendio, el octavo conde reconstruyó algunas de las partes más antiguas de la casa, haciendo habitaciones para exhibir sus mármoles de Arundel recién adquiridos, que forman la base de la colección de esculturas en Wilton hoy. Después de esto, Wilton permaneció tranquilo durante casi un siglo.

El undécimo conde (1759-1827) pidió a James Wyatt en 1801 que modernizara la casa y creara más espacio para pinturas y esculturas. El último de los tres arquitectos conocidos que trabajaron en Wilton (y el único bien documentado) resultó ser el más controvertido. Su trabajo tardó once años en completarse.

James Wyatt fue un arquitecto que a menudo empleó el estilo neoclásico, pero en Wilton, por razones conocidas solo por el arquitecto y el cliente, usó el estilo gótico. Desde principios del siglo XX, su trabajo en Wilton ha sido condenado por la mayoría de los comentaristas de arquitectura. Los puntos negativos de sus 'mejoras' para los ojos modernos son que barrió el porche de Holbein, reduciéndolo a un mero adorno de jardín, reemplazándolo con una nueva entrada y patio. Este patio de entrada creado se ingresó a través de un 'arco de triunfo' que había sido creado como una entrada al parque de Wilton por Sir William Chambers alrededor de 1755. El patio estaba delimitado por la casa en un lado, con alas de puertas y ventanas falsas que se extendían hacia forman la corte, a todos se accede por el arco reposicionado de Chambers, coronado por una copia de la estatua ecuestre de tamaño natural de Marco Aurelio. Si bien no es del todo desagradable como entrada a una casa de campo, la impresión que crea es más una finca de caza en el norte de Francia o Alemania.

El Gran Salón original de la casa Tudor, la capilla y la escalera pintada por De Caus a los apartamentos estatales fueron barridos en este momento. Se crearon una nueva escalera y vestíbulo góticos al estilo de Camelot. La torre Tudor, ahora el último vestigio de la casa de William Herbert, salió ilesa excepto por la adición de dos estatuas 'medievales' en el nivel de la planta baja.

Sin embargo, hubo una gran mejora creada por Wyatt: los claustros. Esta galería de dos pisos que se construyó alrededor de los cuatro lados del patio interior, proporcionó a la casa no solo los corredores tan necesarios para unir las habitaciones, sino también una magnífica galería para exhibir la colección Pembroke de escultura clásica. Wyatt murió antes de la finalización, pero no antes de que él y Lord Pembroke se pelearan por los diseños y el trabajo de construcción. Los toques finales fueron ejecutados por el sobrino de Wyatt, Sir Jeffry Wyatville. Hoy, casi doscientos años después, las mejoras de Wyatt no alteran los sentidos tanto como las de los grandes comentaristas arquitectónicos James Lees-Milne y Sir Sacheverell Sitwell que escribieron en la década de 1960. Que las obras de Wyatt no están en la misma liga de estilo que el frente sur y la torre Tudor, es quizás algo que las generaciones futuras deben juzgar.

Wilton no es la casa más grande de Inglaterra de ninguna manera: en comparación con el Palacio de Blenheim, Chatsworth, Hatfield y Burghley House, su tamaño es bastante modesto. Sin embargo, aparte de las magníficas salas de estado, una serie de salas secundarias son dignas de mención:

  • El vestíbulo: rediseñado por Wyatt, desde esta sala se accede a los claustros a través de dos arcos góticos. La habitación está amueblada con estatuas, la pieza dominante, una estatua más grande que la vida de William Shakespeare diseñada por William Kent en 1743. Conmemora una leyenda no probada de que Shakespeare llegó a Wilton y produjo una de sus obras en el patio.
  • Los claustros superiores: diseñado por Wyatt pero completado alrededor de 1824 por Wyatville en el estilo gótico contienen esculturas neoclásicas y curiosidades como un mechón de cabello de la reina Isabel I, y la caja de despacho de Napoleón I y pinturas de los hermanos Brueghel.
  • La escalera: Diseñado por Wyatt, reemplaza la escalera de estado con mural que fue barrida durante las 'mejoras'. La escalera imperial está llena de retratos familiares de Lely. También está colgado aquí un retrato de Catherine Woronzow, la única hermana del primer príncipe Vorontsov y la esposa del undécimo conde, su trineo ruso se exhibe en los claustros.
  • Las habitaciones para fumadores: Estas habitaciones están en el ala atribuida a Inigo Jones y John Webb que enlaza con el frente sur. Las cornisas y puertas se atribuyen a Jones. La más grande de las dos habitaciones contiene un conjunto de cincuenta y cinco pinturas gouache de temática ecuestre pintadas en 1755. La habitación está amueblada con un juego completo de escritorio, armarios y librerías con frente hechos para la habitación por Thomas Chippendale.
  • La biblioteca: Una gran sala llena de libros de más de 20 yardas de largo, con vistas a un jardín formal y vista que conduce al porche 'Holbein'. Se utiliza como sala privada y no se muestra al público.
  • La sala de desayuno: Una pequeña habitación privada de techos bajos en el piso rústico del frente sur. En el siglo XVIII, este era el único baño de la casa más que una piscina cubierta, la piscina de inmersión hundida se calentó y la habitación se decoró en estilo pompeyano con columnas corintias. Convertido por la condesa rusa de Pembroke en una sala de desayunos alrededor de 1815, hoy está empapelado con un diseño chino, siendo el papel una copia exacta del utilizado en la decoración original de 1815 de la habitación. Los muebles del siglo XVIII de estilo gótico de bambú simulado le dan a este comedor privado una atmósfera oriental distintiva.

Arco de entrada y cabañas Editar

La entrada norte de la casa y el patio interior fueron creados por Wyatt c.1801. La pieza central es un arco de sillar, diseñado hacia 1758–62 por Sir William Chambers como elemento de jardín, y que lleva una estatua de plomo (probablemente de una fecha anterior) de Marco Aurelio a caballo. La estructura tiene un par de columnas corintias en cada esquina y una cornisa dentil, y el arco interior está sobre columnas dóricas y puertas de hierro forjado del siglo XVIII. Wyatt añadió a cada lado una cabaña de sillar de una sola planta, con un parapeto con balaustrada. [7] El conjunto está en la lista de Grado I. [7]

Antiguos establos Editar

Se dice que Washern Grange, al sur de la casa y al otro lado del Nadder, es una reconstrucción de 1630 de un bloque de establos anterior, e incorpora un granero del siglo XIV que presumiblemente perteneció a la abadía. Construido en ladrillo con apósitos de piedra y ahora varias viviendas, el complejo está catalogado como Grado I. [8] Washern era una mansión (Waisel en Domesday Book) [9] y más tarde un suburbio de Wilton, que fue absorbido por los terrenos de Wilton House. [10]


Inigo Jones pronosticador meteorológico de largo alcance

Iñigo Jones se hizo bastante famoso como pronosticador de largo alcance durante su vida, aunque las opiniones sobre la precisión de sus predicciones fueron mixtas. Su hogar en Brisbane, desde donde realizó su investigación en las décadas de 1920 y 1930, estaba en Bower Street, Highgate Hill. Hay un estacionamiento ahora donde una vez estuvo la casa.

Inigo Jones nació en Inglaterra en 1872 y era descendiente tanto del arquitecto del mismo nombre del siglo XVII como de la familia de matemáticos Bernoulli. Viajó con su familia a Queensland cuando tenía dos años. Jones ganó una beca para la Brisbane Boys Grammar School, pero en lugar de terminar sus estudios, el brillante pero excéntrico meteorólogo del gobierno de Queensland, Clement Wragge, lo convenció de completar un cadete con él.

Clement Wragge en 1899, Biblioteca Estatal de Queensland

Iñigo Jones se interesó en la predicción de largo alcance durante el tiempo que trabajó con Wragge, quien había recogido ideas sobre los efectos planetarios sobre el clima en la conferencia mundial de meteorología de 1891 en Munich, Alemania. Jones & # 8217 la predicción del final de una sequía prolongada lo llamó la atención de los medios.

Sus pronósticos y artículos se publicaron ampliamente en periódicos de toda Australia desde entonces hasta el momento de su muerte en 1954.

Sydney Truth 20 de agosto de 1950 (TROVE)

Algunas personas tienen mucha fe en sus predicciones. Esta mujer de Highgate Hill pensó que las restricciones de agua se habrían eliminado debido a su pronóstico de una inundación.

Telegraph (Brisbane), martes 30 de enero de 1945

Una medida del recuerdo perdurable de su trabajo en la Australia rural es que el icónico intérprete de música country australiana Slim Dusty escribió una canción sobre él que apareció en su álbum de 1981 & # 8220Where Country Is & # 8221.

Inigo Jones estableció un observatorio en la granja familiar & # 8221Crohamhurst & # 8221 cerca de Peachester en Sunshine Coast desde donde observó los ciclos de manchas solares. Él creía que estos y la interacción de los campos magnéticos de planetas más grandes influían en nuestro clima.

Inigo y Marion Jones tomando el té de la tarde en Crohamhurst (Biblioteca Estatal de Queensland)

Jones creía a partir de su investigación que había cinco períodos cíclicos principales de 35, 59, 71, 84 y 165 años. He investigated historical records of weather from these periods in the past to predict the future. Whilst his method has now been disproved, he was ahead of his time in recognizing the importance of magnetic fields.

Inigo jones (1872 – 1954) State Library of Victoria

Lennox Walker, Inigo Jones’ assistant, and later his son Haydn Walker carried on forecasting work from Crohamhurst Obervatory.


Inigo Jones - Renaissance Man

Inigo Jones, today one of the least recognised of British artists, perhaps because of the diversity of his talents, was a man so various that he seemed to be not one, but the epitome of the Renaissance uomo universale.

Philip Howard, London's River

Although Christopher Wren is most famously associated with London's architecture in the Stuart period, Inigo Jones arguably made a more lasting impressing on building style. Jones was the man who introduced the classical architecture of Rome and the Italian Renaissance to Britain, ushering in an age of elegance and classical proportion and harmony.

Born in 1573, Jones, like many educated men of his time, travelled extensively in Europe, bringing back a wealth of ideas. He was especially taken with the work of Italian architect Andrea Palladio.

As Surveyor of the King's Works to James I, one of Jones' most important buildings was The Queen's House in Greenwich. The first fully classical building in England, it was built in the Palladian style (although the main model for it was not actually by Palladio). The house featured a perfectly cube-shaped Great Hall with an impressive black and white marble tiled floor, along with the elegant 'Tulip Stairs', the first geometric self-supporting spiral staircase in the country. Compared with the red brick Tudor buildings that came before, it was nothing short of revolutionary.

Work on the house stopped when Anne became ill and died, then resumed when Charles I gave Greenwich to Queen Henrietta Maria in 1629. It was finally completed in 1635 and is now part of the National Maritime Museum.

Jones also built the New Exchange in the Strand, the Queen's Chapel in St James's Palace and the Banqueting House in Whitehall. The Banqueting House was designed in 1619 and features soaring columns and large windows. It also features huge ceiling paintings by Rubens. Commissioned in 1635, they are the only surviving in-situ ceiling paintings by the artist.

The house was originally used for 'masques' and receptions but, when Rubens' paintings started to show signs of damage, these entertainments were moved elsewhere. The Banqueting House was later the setting for the execution of King Charles I and was the only part of Whitehall Palace to survive the fire in 1698.

Jones' contribution to London's evolving landscape can also be seen at Covent Garden, where he created London's first 'square' in 1630 and designed the church of St Paul. Jones also worked on St Paul's Cathedral, but his restorative works and additions were lost in the Great Fire of 1666.

Jones' trips to Europe taught him not just architectural ideas but also an important new way of building roofs. The innovation was called the king post truss – a central post held up by the rafters which allowed much larger roofs to be built. Later, this idea was extended by Christopher Wren and used in some of his celebrated designs.

In total, Jones designed 49 buildings. Sadly, only seven survive as monuments to his brilliance. His buildings were noted for being cool and sophisticated on the outside but full of colour and drama inside. More importantly, they were boldly different from what came before, introducing a style of architecture to England that is still influential today.

¿Sabías?

Inigo Jones rose to fame not as an architect, but as a designer, dresser and scene-setter for masques. This popular form of Tudor entertainment was a cross between a ball, an amateur theatrical, a play and a fancy dress party.


Hayden Walkers Weather

Our organisation has been in the business of weather forecasting since 1892, and therefore we are the longest serving professional Australian weather forecasting company. If you have a strategic decision to prepare for your business, or a private function to organise, we provide accurate weather forecasts to reduce your risk, at the same time increasing productivity and profit.


Our weather records date back centuries, and tied in with these events we have significant sunspot records which enable us to make comparisons regarding climate extremes. Past weather records in combination with my recent observations, enable me to assess the Sun&rsquos volatility, and therefore, are able to forecast major climate changes throughout Australia. What happens on the Sun&rsquos surface directly influences our weather patterns.

Four Generations of Accurate Forecasters

Clement Wragge 1852 &ndash 1922

Much of the meteorological pioneering work in Queensland was performed by Clement Wragge, 1887 to 1902. By 1893 he had established nearly 100 meteorological stations in Queensland, together with 400 rainfall stations, so laying the meteorological foundation for Queensland. Clement also started the tradition of naming tropical cyclones, initially with the Greek alphabet, and then onto using the politicians of the day. Assisted by a young man named Inigo Jones, Wragge also began to issue long range weather forecasts for Queensland.

On February 2, 1893, Jones&rsquos noted an Australian record rainfall of 958mm for the day. From round that time for the next 6 decades he kept a diary in which he recorded the daily weather. One of Jones beliefs was in the definite cycle of weather. He believed the longest cycle lasted some 165 years. In 1923 Inigo correctly predicted rain after a dry spell. The ensuing rains created a demand for more of his forecasts so eventually it became his full time job along with lecturing. Jones sought sponsorship from 1927 to 1934, and the Queensland Government appointed him director of the Bureau of Seasonal Forecasting. Industry and Government contributed to the Inigo Jones Seasonal Weather Forecasting Trust formed in October 1928. It comprised of representative bodies of farmers and graziers and the Queensland Government. In August 1935, the Crohamhurst Observatory in Queensland&rsquos Glass House Mountains was opened with funding from the Trust and the Colonial Sugar Refining Company. Inigo Jones died at the Crohamhurst Observatory in 1954 and his work was taken over by his assistant Lennox Walker.


After convincing his parents to help him put his age up, Lennox joined the army and at the tender age of 16 ½, he served on the Kokoda Trail in New Guinea and stayed in the army until 1946. On his return, he became a surveyor with both the Queensland and NSW Forestry Commissions and began working at Crohamhurst Observatory in 1953 as an assistant to Inigo Jones. Lennox learned all he could from Inigo Jones and then developed his own theories on how sunspots affect weather patterns. A combination of these studies, correlated with the particular time of year, provided the basis of his forecasts. Lennox correctly forecast the weather for the 1956 Melbourne Olympics. After a period of intense rain, he predicted fine weather for the games &ndash and that&rsquos exactly how it was. He also forecast Cyclone Tracey, which devastated Darwin. At 68, after 41 years of forecasting, Lennox retired and handed the reins over to his son Hayden Walker.

With a well proven accuracy rate, Hayden has become known as Australia&rsquos most accurate Long Range Weather Forecaster. With a proven accuracy rate of around 80%, Hayden has been successful in predicting many major weather events &ndash such as the cyclones Larry, Yasi, Marcia & Olwyn flooding to the NSW coast during April 2015 and recent storm activity to QLD and NSW. Furthermore he was the only long range weather forecaster to predict Cyclone Oswald that brought heavy rains to New South Wales and Queensland, especially the floods to Bundaberg.


The Stage Designs of Inigo Jones: The European Context.

The book deals with Jones's designs for masques, which designs largely comprise what he had to say about architecture, painting, and sculpture, thus making them the central part of art history from the mid-sixteenth century until 1640, when the last masque was presented. As the subtitle probably means to suggest, the point of view is Italian, Italy in the sixteenth century being "the proximate historical context of Jones's intellectual and aesthetic culture" (267) - and, in this book, of Peacock's. The task of Jones's adult life was less to entertain than to teach that culture to a reluctant English aristocracy. The 195 plates in the book reproduce eighty of Jones's more than 450 surviving stage designs.

"This study," as Peacock says, relies "at every turn on the fundamental work of Stephen Orgel and Roy Strong" (xvii), but it is no mere summary. From beginning to end he is engaged in a sober, thoughtful, and massively researched commentary on it, echoing, adjusting, adding, and sometimes disputing. Often Peacock begins where Orgel and Strong left off and goes well beyond them.

He remarks that his book "is necessarily partial" (3). One might doubt the necessity, but partial, indeed partisan, it certainly is. It is a defense of Jones and of the kind of art he championed, against all comers, including Ben Jonson in his famous quarrel with Jones, and the whole culture into which Jones, Jonson, and Shakespeare were born. Stage design for Peacock, indeed "the whole spectrum of the art" (208), excludes every aspect of English professional drama - its plays, actors, and gorgeous palaces. Indeed, that drama contributed to "the excessive literariness of English culture" (42), and Jonson "represented the essential obduracy of English culture to Jones's whole enterprise" (38).

Nor is Peacock interested in aspects of masques themselves that do not relate directly to art history, such as exactly where and when they took place, or how much they cost. The artful processions that led to them are also mostly absent as are the ways in which Jones's elaborate stage machinery worked or his buildings kept out the rain.

Where Strong declares that Jones was "opportunistic . . . 'a relentless plagiarist, a magpie artist'" (14), Peacock defends Jones by disputing not the basic truth of the remark but its disparaging implication. Jones "follows every model . . . he always imitates other artists . . . no part of the masque designs is 'original'" (27-28). Peacock means "to shake off the bugbear of 'originality'" (26) and, in a sense, spends the whole book doing so. Where Orgel and Strong describe Jones's designs for Prince Henry's Barriers as a "Jumble" (69-70), Peacock similarly defends Jones but concedes that the designs do have a "crowded multiplicity of forms" (74).

Peacock reads pictures and designs as though they were prose whose meaning is not subject to doubt, and terms like "mannerism" take on the certainty of a piece of granite. Occasionally, ideas that seem open to challenge are similarly certainties. "The propagation of Christianity to justify seizure of territory and wealth is the mainspring of early modern imperialism" (297), for example (later a "struggle" is also a mainspring [309]). And of a picture in which the Earl of Arundel points to his collection of ancient sculptures, "The parallel is inescapable: the antique sculptures are a metaphor for the antiquity of Arundel's family" (308).


Inigo Jones - History

"The Queen's House, Greenwich, was built by Jones for Anne of Denmark, wife of James I, in the grounds of Greenwich Palace. Conceived as a hunting lodge, it also fulfilled the secondary function of a bridge over the public road to Deptford, which divided the park in two. Jones placed two blocks either side of the road and joined them at first-floor level by means of a bridge. This H-shaped plan, perhaps modeled on the Medici villa at Poggio a Caiano (q.v.), was later filled in by Webb's addition of two further bridges on the side elevations. A two-storey cubic hall facing the river gives access to the bridge and then to a loggia overlooking the park. Either side of this axis are two suites of rooms. Typically Palladian, the fa ades are tripartite with a central projecting portion. Plain walls are set upon a rusticated ground floor and crowned by a balustrade. Curving steps lead up to the main entrance, while the internal circular staircase is of a type recommended by Palladio."

— Sir Banister Fletcher. Una historia de la arquitectura. p1023.

Roger H. Clark and Michael Pause. Precedents in Architecture . New York: Van Nostrand Reinhold, 1985. binuclear diagram, p204. — Updated edition available at Amazon.com

Donald Corner and Jenny Young. Slide from photographer's collection. PCD.2260.1012.1834.045. Garden entrance

Sir Banister Fletcher. Una historia de la arquitectura. Boston: Butterworths, 1987. ISBN 0-408-01587-X. NA200.F63 1987. discussion p1023. — The classic text of architectural history. Edición ampliada de 1996 disponible en Amazon.com

John Harris. Inigo Jones Complete Architectural Drawings. New York: A Zwemmer Ltd., 1989. NA 997.J7 H314 1989. ISBN 0-302-00608-7. LC 88-062816. north elevation, p226. south elevation, p227.

Leonora Ison. English Architecture Through the Ages, Secular Building. New York: Coward-McCann, 1967. LC 66-24565. NA961.I8 1967. plan drawing, p26. Leonora Ison.

J. M. Richards. The National Trust Book of English Architecture. New York: W. W. Norton, 1981. ISBN 0-393-01421-5. NA961.R52 1981. site plan drawing, p118.


Great Britons: Inigo Jones – The Father of the English Palladian Style

Missing proper British Food? Then order from the British Corner Shop – Thousands of Quality British Products – including Waitrose, Shipping Worldwide. Click to Shop now.

Inigo Jones is regarded as the first English architect and the father of the English Palladian style, which drew from classical and renaissance Italian architecture. He designed a number of important buildings still standing in London, including St. Paul’s Church in Covent Garden, the Banqueting House in Whitehall and the Queen’s House in Greenwich. He travelled extensively in Italy and nurtured the enduring love of all things Italian still seen today among the British.

Key Facts

  • Born 1573, died 1652
  • Set-designer and architect
  • Introduced Italian classical and renaissance style into England
  • Worked under the patronage of James I and Charles I

A Short Biography

If, as Shakespeare said, ‘all the world’s a stage’, then beginning life as a set-designer would seem to be a good introduction to architecture. Such was indeed the way Inigo Jones began his career, one in which he was the first British architect to embrace the then recently re-discovered classic principles of design.

It is common to associate the return to classical models for architecture with the Italian Renaissance, since it was there that artists and architects first returned to the rules of proportion set-down by the Romans. Brunelleschi, Alberti, Bramante and Palladio all drew heavily on classical styles and rules, particularly relying on Ten Books on Architecture, written by the Roman architect and engineer Marcus Vitruvius Pollio, known as Vitrivius.

The Renaissance itself was slow to arrive in England, since it began in the early 14 th century in Italy, but only made a hesitant beginning in literature, music and especially in Elizabethan theatre in the middle of the 16 th century, flourishing with Christopher Marlowe and of course William Shakespeare.

Inigo Jones was born in 1573 in Smithfield, a part of London known at that time for being the main public execution site, especially for swindlers and coin forgers who were boiled to death in oil.

In 1598, he travelled to Italy and it appears that he remained there until around 1603, funded by his patron, the Earl of Rutland, a close associate of King James I. He may also have returned to Italy in 1605, this time under the patronage of Sir Henry Wotton, who was living in Florence at the time and was another ally of James I against Elizabeth I.

While in Italy he became fluent in Italian and became a skilled draughtsman (that is, able to draw accurate, scaled drawings in full perspective), a skill that was unknown in Britain at the time. The many still-existing drawings by Jones attest to his great skill and ability. He likely studied set design and architecture with Giulio Parigi, who worked for the Medici family and was very skilled in designing the elaborate set-pieces used for court celebrations and festivals. This involved everything from backdrops to costuming actors, ornamental gardens and food arrangements and even fireworks, so all these were ideal training for theatre work.

Jones also returned to England with a copy of Palladio’s I quattro libri dell’architettura, a treatise on designing buildings by the great Italian architect.

By 1605, he was working with Ben Jonson, among other playwrights, designing sets and costumes. He worked on over 500 productions during the following 35 years, and he was the first designer in English theatre to introduce movable scenery and the proscenium arch. This is the stage surrounding still familiar today, which creates a ‘window’ on the stage, with hidden wings allowing scenery to be prepared and actors to wait off stage and out of sight, before entering the view of the audience.

While continuing to work in theatre, Jones began to move into the field of architecture, beginning with a monument in 1608 to a certain Lady Cotton. He also produced drawings for parts of St. Paul’s Cathedral and made some modifications to Hatfield House, an important Jacobean mansion built by the 1 st Earl of Salisbury.

In 1610, he was appointed Surveyor to the Prince of Wales, designing elaborate festivals – masques – and it is possible that he was also involved in alterations to St James’s Palace.

In 1613, he was appointed Surveyor of the King’s Works and immediately set off on another tour of Italy, this time with Thomas Howard, the Earl of Arundel, who was an important figure at court and the ‘inventor’ of the Grand Tour, the obligatory trip around Europe to complete an Englishman’s education and the precursor of modern-day tourism. He was also a great art collector and an important patron of English art. They visited Florence, Padua, Rome, and Venice and Jones absorbed the great architecture, paying particular attention to classic ruins and filling sketch-books with meticulous drawings.

Upon his return to England he was elevated to the post of Surveyor-General and oversaw lavish buildings by both James I and Charles I. In 1616, he started work on the Queen’s House, Greenwich, begun for Anne of Denmark, the wife of James I and finally completed it in 1635 for Henrietta Maria of France, the wife of Charles I. This was the first building in England in the classical style.

At the same time he built the Banqueting House in the Palace of Whitehall, completed in 1622, with a ceiling painted by the Flemish baroque artist, Peter Paul Rubens. He also built The Queen’s Chapel inside St. James’s Palace, and designed Covent Garden Square, containing the church of St. Paul’s, the first classically-designed church in England. He also repaired and remodeled the other St. Paul’s – St. Paul’s Cathedral – building a classical western front, destroyed along with the rest of the Cathedral in 1666 in the Great Fire of London.

Although he had a hand in hundreds of projects, it can be hard to untangle his exact role, since work was often officially attributed to other architects, as he was officially restricted to the family of the monarch. However, his hand is apparent in the designs of Wilton House, Wiltshire (built by his nephew, James Webb) and Coleshill, Berkshire.

During the English Civil War, which began in 1642, the King’s properties were seized by Cromwell, ending Jones’ career. He had never married and he retired to Somerset House, in London, where he died on the 21 st of June, 1652. Both a monument to him and his grave in The Church of St. Benet Paul’s Wharf were destroyed in the Great Fire.

His Legacy

Inigo Jones’ foray into Italian classical architecture was revived by Lord Burlington later in the 18 th century and became the style known as Palladian. He also influenced a number of 18th century architects including William Kent.

He is often considered the first English architect and his drawings continue to inspire today.

Sites to Visit

St. Paul’s Church, Covent Garden still stands and is the most accessible of Inigo Jones’ buildings, reflecting his idea of a calm classicism for protestant worship.

Queen’s House, Greenwich, is now part of the National Maritime Museum.

Wilton House, in Wiltshire, is open to the public.

The alabaster tomb from Lady Cotton’s monument was moved in the 19 th century to St. Chad’s Church, Norton in Hales, Shropshire.

Further Research

Biografias of Jones include:

Inigo Jones, by John Summerson and Howard Colvin

Inigo: The Troubled Life of Inigo Jones, Architect of the English Renaissance, by Michael Leapman

Inigo Jones and the European Classicist Tradition, by Giles Worsley

Inigo Jones: The Architect of Kings, by Vaughan Hart

The Theatres of Inigo Jones and John Webb, by John Orrell

Compartir este:

About Jonathan

Jonathan is a consummate Anglophile with an obsession for Britain that borders on psychosis. Anglotopia is his passionate side-gig and he's always dreaming of his next trip to England, wishing he lived there - specifically Dorset.


Ver el vídeo: A Very British Renaissance: Episode 1 -- The Renaissance Arrives BBC Documentary. 2014