Kurt Rosenfeld

Kurt Rosenfeld

Kurt Rosenfeld nació en Marienwerder, Alemania, en 1891. Rosenfeld tenía opiniones de izquierda y trabajó como abogado defensor de radicales como Rosa Luxemburg y Leo Jogiches.

Rosenfeld sirvió en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial. Después de la guerra se unió al Partido Socialista Independiente y fue ministro de Justicia en el gobierno provisional prusiano durante la Revolución Alemana.

Después de la desaparición del Partido Socialista Independiente, Rosenfeld se convirtió en uno de los líderes del ala izquierda del Partido Socialdemócrata (SDP) en el Reichstag. También fue cofundador de Der Klassenkampf (1927) y el Partido Socialista de los Trabajadores (1931).

Cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933, Rosenfeld emigró a Estados Unidos. Kurt Rosenfeld murió en 1943.


Historia de la colección de publicaciones periódicas

"Gemeindezeitungen" ("boletines congregacionales") publicados por judíos alemanes antes del Holocausto. Biblioteca LBI.

La extensa colección de publicaciones periódicas del Instituto Leo Baeck era una parte integral de la colección original de LBI y fue construida desde cero por los fundadores del Instituto & # x27s en la era de la posguerra. La colección de publicaciones periódicas fue descrita por primera vez por Max Kreutzberger en el primer catálogo publicado del Instituto & # x27, publicado en 1970. Kreutzberger escribió que los periódicos, revistas y revistas académicas de la colección de LBI & # x27 mostraban la riqueza de la vida judía en Alemania y las complejidades de " Cooperación entre judíos y alemanes ". Además, Kreutzberger escribió que la colección de publicaciones periódicas, y su documentación en el primer catálogo de LBI, estaba destinada a llenar el vacío dejado por la Segunda Guerra Mundial, cuando muchas colecciones de bibliotecas judías habían sido destruidas y dispersas.

Durante la guerra, los nazis saquearon libros de más de 450 importantes bibliotecas judías, mientras que las colecciones más pequeñas de academias teológicas y sinagogas fueron quemadas o vendidas para pulpa. La colección del Instituto Leo Baeck, incluida su colección de publicaciones periódicas, estaba destinada a recuperar parte de la pérdida sustancial que resultó de la destrucción nazi de colecciones judías.

Aunque los detalles de adquisición y procedencia de títulos específicos no se especificaron en el primer catálogo de LBI & # x27, Kreutzberger indicó que las colecciones se obtuvieron, a menudo con cierta dificultad, a través de librerías antiguas y donaciones. El Instituto también recibió fondos del National Endowment for the Humanities por un monto de $ 30,000 en 1973 y 1974 específicamente para ayudar a expandir y completar la colección de publicaciones periódicas.

Sellos que muestran la procedencia de algunos volúmenes de la colección de la Biblioteca.

Los volúmenes adquiridos para la colección periódica de LBI & # x27 a menudo se originaron en bibliotecas judías en Alemania y la Europa ocupada por los alemanes que fueron saqueadas durante la Segunda Guerra Mundial y luego restituidas después de ser recuperadas por las fuerzas aliadas. La colección de publicaciones periódicas tiene evidencia de procedencia, p. Ej. para la "Bibliothek des Rabbiner-Seminares zu Berlin" ("Biblioteca del Seminario Rabínico de Berlín), la" Cossmann-Werner-Bibliothek der israelitischen Gemeinde München "(" Biblioteca Cossmann Werner de la comunidad judía de Múnich ") y otras Bibliotecas.

Originalmente enumeraba 854 títulos de publicaciones periódicas, el catálogo de Kreutzberger enumeraba una variedad de publicaciones periódicas judías, desde periódicos muy leídos hasta revistas académicas, boletines congregacionales y boletines informativos de la comunidad local. La colección incluye anuarios judíos, revistas de humor, informes anuales, almanaques, calendarios y más. Los fundadores originales de la Biblioteca también recopilaron publicaciones generales que mostraban la influencia de los judíos alemanes en Alemania, así como la experiencia general de la vida en Alemania, como revistas literarias y políticas alemanas, así como publicaciones filosemitas y antisemitas. Todos los títulos de la colección original se han conservado, la mayoría con los números de clasificación originales, aunque muchos se han vuelto a catalogar, especialmente las publicaciones periódicas raras.

La gama de publicaciones periódicas recopiladas por el Instituto desde su fundación reflejaba el amplio espectro de la vida judía que se desarrolló en Alemania hasta el Holocausto. La historia de la publicación de los periódicos judíos fue paralela a la vida judía en Alemania y cómo los judíos, que primero fueron marginados por impuestos y restricciones legales, luego se integraron a la vida alemana a través de la asimilación y la emancipación, abrazaron su judaísmo y germanidad, y finalmente fueron perseguidos y conducidos al exilio o asesinado. Las publicaciones periódicas del Instituto Leo Baeck tipifican los desarrollos históricos y sociales de los judíos en Alemania desde el período de emancipación hasta el Holocausto (y más allá).


  • Rusia y Alemania soviéticas 1917-1922 . Akademie Verlag, Berlín 1984 (segunda edición) y Pahl-Rugenstein, Colonia 1984, ISBN 3-7609-0867-5.
  • Unión Soviética y Alemania 1922-1933 . Akademie Verlag, Berlín 1984 (segunda edición) y Pahl-Rugenstein, Colonia 1984, ISBN 3-7609-0868-3.
  • con Horst Schützler: Breve historia de la Unión Soviética 1917-1983 . Dietz Verlag, Berlín 1985.
  • Kurt Pätzold, Günter Rosenfeld (ed.): Unión Soviética y esvástica de 1938 a 1941. Documentos sobre las relaciones germano-soviéticas . Akademie Verlag, Berlín.
  • con Günter Gorski, Alfred Anderle (ed.): Amistad germano-soviética. Un esbozo histórico desde 1917 hasta la actualidad . Editores científicos alemanes, Berlín 1975.
  • Editor asociado: La sociedad soviética. Estudios sobre su pasado y presente . Editorial de ciencia, Berlín. 1984.
  • Colectivo de autores bajo la dirección de Günter Rosenfeld: Historia de la URSS. Desde el principio hasta el presente . VEB Deutscher Verlag der Wissenschaften, Berlín 1977.
  • La Revolución de Octubre en Rusia. Sobre sus posibilidades y límites , en: Historikergesellschaft der DDR. Comunicaciones científicas, número 1990 / II-III.
  • Estrella y esvástica soviéticas de 1938 a 1941. Documentos sobre las relaciones germano-soviéticas. Editado e introducido por Kurt Pätzold y Günter Rosenfeld, Akademie Verlag, Berlín 1990.
  • Epílogo y glosario en: Wladimir Nabokow, Petrogrado 1917. El breve verano de la revolución , Rowohlt Berlín 1992.
  • Cultura y ciencia en las relaciones entre Alemania y la Unión Soviética desde 1933 hasta junio de 1941 , en: Berliner Jahrbuch für East European History, 1995, parte 1.
  • Pavlo Skoropads'kyj, recuerdos de 1917 a 1918. Editado y editado por Günter Rosenfeld (= fuentes y estudios sobre la historia de Europa del Este, vol. 55), Franz Steiner Verlag, Stuttgart 1999.

Miembro del comité editorial de la serie “Fuentes y estudios sobre la historia de Europa del Este” (Nueva Serie) para los volúmenes XXX - XXXIV (1993–1995) en Akademie Verlag, Berlín. - La serie se suspendió después de que R. Oldenbourg Verlag se hiciera cargo de Academy-Verlag.

Ver también la reimpresión de reseñas y artículos que han aparecido en el periódico. Neues Deutschland , en: Osteuropakunde en la Universidad de Leipzig y en la RDA, Europa del Este en Tradición y Cambio , Leipziger Jahrbücher, No. 8/2 (2006), p. 619-685.


Kurt Rosenfeld - Historia

Gustos

Buscar

11402 perilla de acoplamiento que se desliza

Las perillas del panel de mi 11402 se deslizan donde el eje de plástico se une al eje de metal del codificador. Parece ser solo un ajuste de fricción. ¿Es este un problema conocido con una solución conocida?

Parece que la intención del diseño podría ser que el eje se separe del codificador cuando se quita el bisel (es decir, no es necesario aflojar el tornillo hexagonal en la perilla), pero no estoy seguro.

Kurt,
Parece un anillo de goma & # 34O & # 34 deslizado sobre el plástico donde encaja el eje de metal
podría proporcionar suficiente fricción adicional y aún permitir que se deshaga.
Leon Robinson K5JLR

La corrección política es una enfermedad política.

De: Kurt Rosenfeld [email protected]>
Para: [email protected]
Enviado: sábado 12 de mayo de 2018 4:03 p.m.
Asunto: [TekScopes] Acoplamiento de perilla 11402 que se desliza

Las perillas del panel de mi 11402 se deslizan donde el eje de plástico se une al eje de metal del codificador. Parece ser solo un ajuste de fricción. ¿Es este un problema conocido con una solución conocida?

Parece que la intención del diseño podría ser que el eje se separe del codificador cuando se quita el bisel (es decir, no es necesario aflojar el tornillo hexagonal en la perilla), pero no estoy seguro.

Las perillas del panel de mi 11402 se deslizan donde el eje de plástico se une al eje de metal del codificador. Parece ser solo un ajuste de fricción. ¿Es este un problema conocido con una solución conocida?


Ejemplos de Internet (no verificados por los editores de PONS)

Llevo dentro de mí a las familias Rosenfeld y Wolf de Stadthagen & # 46

Gertrud bendijo a sus dos hijos & # 45 & # 45 Lotte Rosenfeld & # 44 mi madre & # 44 y Kurt Rosenfeld & # 44, quienes crecieron aquí & # 44 en Stadthagen & # 45 & # 45 enviándolos fuera de Alemania & # 46

Regresé a Stadthagen & # 44 y a Alemania & # 44 para honrar el coraje de Gertrud y en recuerdo de las vidas de Lotte y Kurt & # 46

Mehr als ein Dutzend Mitglieder beider Familien wurden im Dritten Reich ermordet & # 46

Gertrud rettete ihre beiden Kinder Lotte Rosenfeld & # 8211 meine Mutter & # 8211 und Kurt Rosenfeld & # 44 die beide in Stadthagen aufwuchsen & # 44 indem sie sie ins Ausland schickte & # 46

Ich bin nach Stadthagen & # 44 nach Deutschland & # 44 zurückgekehrt & # 44 um Gertruds Mut zu ehren und Lottes und Kurts Leben & # 46

¿Le gustaría agregar algunas palabras, frases o traducciones?


Kurt Rosenfeld - Historia

Nuestra misión y valores

ESTADO DE LA MISIÓN

  • Brindamos mayor acceso a atención médica de alta calidad
  • Mantener nuestras comunidades saludables a través de un sistema de atención integral que respeta la diversidad de nuestras comunidades.
  • Y aborda tanto las necesidades de salud como los factores únicos que les dan forma.

NUESTRA HISTORIA

One Brooklyn Health System, Inc. (OBHS) es una corporación sin fines de lucro y exenta de impuestos con licencia bajo el Artículo 28 de la Ley de Salud Pública. OBHS es el cooperador aprobado por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York del Brookdale University Hospital Medical Center, Interfaith Medical Center y Kingsbrook Jewish Medical Center.

OBHS busca preservar y mejorar el acceso a los servicios de salud en Brooklyn al fusionar los hospitales separados y sus afiliados gobernados en un sistema de salud integrado sostenible y de calidad.

En enero de 2018, el gobernador Andrew Cuomo anunció que OBHS recibió $ 664 millones en fondos de capital del Programa de Transformación de Instalaciones de Atención Médica del Departamento de Salud del Estado de Nueva York: proyecto del Condado de Kings. El premio representa una parte significativa de la innovadora iniciativa del Gobernador de $ 1.4 mil millones & # 8220Vital Brooklyn & # 8221 * que abordará las disparidades sociales, económicas y de salud crónicas y transformará el centro de Brooklyn. La financiación proporciona a OBHS aproximadamente:

$ 120 millones

desarrollar una red de atención ambulatoria de 32 sitios.

$ 384 millones

para mejoras críticas en la infraestructura clínica y de las instalaciones.

$ 170 millones

para crear una plataforma de tecnología de la información sanitaria a nivel empresarial.

La Misión de OBHS fue adoptada por su Junta de Fideicomisarios unificada, independiente y unificada. OBHS está dirigido por el director ejecutivo, LaRay Brown, quien también se desempeña como presidente y director ejecutivo de Interfaith Medical Center. Dominick Stanzione y Paul Rosenfeld se unen al equipo de liderazgo ejecutivo.
* https: //www.ny.gov/programs/vitalbrooklyn-intiative

NUESTRO FUTURO

Estamos comprometidos a transformar la forma en que se brinda la atención médica en el centro de Brooklyn y a convertirnos en un sistema de atención financieramente sostenible. Lo haremos de la siguiente manera:


Manteniendo los más altos estándares de calidad.


Adoptar la prevención y la promoción de la salud y abordar de manera creativa los determinantes sociales de la salud.


Coordinar la atención a lo largo de la continuidad de las necesidades de los pacientes.


Desarrollar, mediante asociaciones, capacidad adicional de atención ambulatoria basada en la comunidad.


Involucrar a nuestra fuerza laboral leal.

LIDERAZGO OBHS

LaRay Brown

Presidente y director ejecutivo, One Brooklyn Health System

Presidente y director ejecutivo, Interfaith Medical Center

LaRay Brown fue nombrado en julio de 2017 como el Director Ejecutivo (CEO) de One Brooklyn Health System, Inc., que presta servicios en el centro y noreste de Brooklyn, está compuesto por doce centros de atención ambulatoria, tres hospitales, dos hogares de ancianos, un centro de vida asistida y instalación de vida independiente, un programa de vivienda de transición, un centro de atención de urgencia y una farmacia minorista. La Sra. Brown jugó un papel decisivo en la fundación de One Brooklyn Health System y reunió a las tres juntas diversas de Brookdale Hospital Medical Center, Interfaith Medical Center y Kingsbrook Jewish Medical Center para crear One Brooklyn Health System, Inc. y establecer una nueva estructura de gobierno. que se adapte a la combinación de estos tres sistemas de salud. Como directora ejecutiva de One Brooklyn Health System, la Sra. Brown ahora es responsable de la integración clínica y administrativa de tres sistemas de salud y de la implementación de un programa de capital de 5664 millones financiado de conformidad con el Programa de transformación de instalaciones de atención médica del estado de Nueva York: Condado de Kings. La Sra. Brown también se desempeña actualmente como presidenta y directora ejecutiva de Interfaith Medical Center en Brooklyn, cargo para el que fue nombrada en febrero de 2016.

Antes de convertirse en directora ejecutiva de Interfaith Medical Center y One Brooklyn Health System, la Sra. Brown disfrutó de una carrera de 28 años en el sistema de salud municipal más grande de la nación, siendo sus últimos puestos los de Vicepresidente Senior de Planificación Corporativa, Salud Comunitaria y Relaciones Intergubernamentales y Oficial corporativo de Salud y Hospitales de la Ciudad de Nueva York (H & ampH). En esta capacidad, la Sra. Brown dirigió los esfuerzos de planificación estratégica, formuló y ejecutó iniciativas legislativas y estrategias de promoción. También encabezó una variedad de iniciativas, incluida la implementación de programas integrales de emergencia psiquiátrica en varios hospitales, el desarrollo de un centro de salud calificado federalmente gobernado por la comunidad en Staten Island, negociaciones con funcionarios estatales y federales para el desarrollo de un nuevo hospital de atención a largo plazo y centro de enfermería en Staten Island. Harlem el desarrollo de un centro de salud calificado federalmente de una entidad pública compuesto por centros de atención ambulatoria H & ampH: así como el desarrollo de cientos de apartamentos asequibles y accesibles para el sistema hospitalario público y la atención a largo plazo y los pacientes hospitalarios. La Sra. Brown fue presidenta de la Asociación Nacional de Hospitales Públicos y Sistemas de Salud (ahora America & # 8217s Essential Hospitals). La Sra. Brown se desempeñó como miembro de los equipos de transición de atención médica y rediseño de Medicaid del gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo. También formó parte de la Junta de la Fundación de Salud del Estado de Nueva York.

La Sra. Brown se graduó summa cum laude de la Universidad de Pensilvania y recibió su formación de posgrado en el Centro de Política Gubernamental FELS de la Universidad de Pensilvania. También ha recibido numerosos premios y menciones en el Registro del Congreso. La Sra. Brown ha sido nombrada por & # 8220Modern Healthcare & # 8221 como una de las 25 mejores mujeres en el cuidado de la salud.

Dominick Stanzione

Director de operaciones, One Brooklyn Health System

Presidente y director ejecutivo, Brookdale University Hospital Medical Center

Dominick Stanzione se ha desempeñado como director de operaciones de One Brooklyn Health System, así como presidente y director ejecutivo en Brookdale Hospital and Medical Center desde agosto de 2017. Anteriormente se desempeñó como vicepresidente ejecutivo y director de operaciones en Maimonides Medical Center, desde agosto de 2011, el Sr. Stanzione tiene más de 30 años de experiencia en alta gerencia, en hospitales comunitarios con grandes programas de enseñanza. Originalmente capacitado y educado como fisioterapeuta en SUNY Downstate, el Sr. Stanzione obtuvo una maestría en administración de atención médica en la Universidad de Nueva York. Su carrera gerencial progresó a través de una serie de roles progresivamente más altos en varios Hospitales en los Centros Médicos Católicos de Brooklyn y Queens y en St. Vincent & # 8217s Catholic Medical Centers of NY, luego pasó a liderar el Bon Secours Charity Health System mientras CEO de # 8217 durante ocho años. Antes de Maimónides, el Sr. Stanzione se desempeñó durante tres años como presidente y director de reestructuración en Long Island College Hospital (LICH), que fue comprado por SUNY Downstate Medical Center. Es miembro del American College of Healthcare Executives y ha recibido numerosos premios y reconocimientos.

Paul Rosenfeld

Director ejecutivo / Director de operaciones

Centro Médico Judío Kingsbrook / Hogar de Ancianos Rutland

El ejecutivo veterano de la atención médica Paul Rosenfeld aporta una impresionante y valiosa experiencia al puesto de CEO / COO del Kingsbrook Jewish Medical Center, y como miembro del equipo ejecutivo senior de One Brooklyn Health System. Responsable de las operaciones diarias y la ejecución de la visión estratégica y la misión del campus como parte del sistema general, es responsable de la supervisión de las operaciones e iniciativas de cuidados agudos, ambulatorios y de largo plazo / hogares de ancianos. Rosenfeld se unió al Kingsbrook Jewish Medical Center en One Brooklyn Health en enero de 2018. Además de sus responsabilidades operativas en Kingsbrook. Rosenfeld se desempeña como miembro de la Junta de Continuing Care Leadership Coalition y Cinergy IPA, además de haber formado parte de varias comisiones y juntas durante el curso de su carrera. Más recientemente, se desempeñó como vicepresidente ejecutivo de operaciones de atención a largo plazo en CenterLight Health Care System de Nueva York.

Dominick Stanzione

Director de operaciones, One Brooklyn Health System

Presidente y director ejecutivo, Brookdale University Hospital Medical Center

Dominick Stanzione se ha desempeñado como director de operaciones de One Brooklyn Health System, así como presidente y director ejecutivo en Brookdale Hospital and Medical Center desde agosto de 2017. Anteriormente se desempeñó como vicepresidente ejecutivo y director de operaciones en Maimonides Medical Center, desde agosto de 2011, el Sr. Stanzione tiene más de 30 años de experiencia en alta gerencia, en hospitales comunitarios con grandes programas de enseñanza. Originalmente capacitado y educado como fisioterapeuta en SUNY Downstate, el Sr. Stanzione obtuvo una maestría en administración de atención médica en la Universidad de Nueva York. Su carrera gerencial progresó a través de una serie de roles progresivamente más altos en varios hospitales de los Centros Médicos Católicos de Brooklyn y Queens y en St.Vincent & # 8217s Catholic Medical Centers of NY, luego pasó a liderar el Bon Secours Charity Health System como su CEO durante ocho años. Antes de Maimónides, el Sr. Stanzione se desempeñó durante tres años como presidente y director de reestructuración en Long Island College Hospital (LICH), que fue comprado por SUNY Downstate Medical Center. Es miembro del American College of Healthcare Executives y ha recibido numerosos premios y reconocimientos.

LaRay Brown

Presidente y director ejecutivo, One Brooklyn Health System

Presidente y director ejecutivo, Interfaith Medical Center

LaRay Brown fue nombrado en julio de 2017 como el Director Ejecutivo (CEO) de One Brooklyn Health System, Inc., que presta servicios en el centro y noreste de Brooklyn, está compuesto por doce centros de atención ambulatoria, tres hospitales, dos hogares de ancianos, un centro de vida asistida y instalación de vida independiente, un programa de vivienda de transición, un centro de atención de urgencia y una farmacia minorista. La Sra. Brown jugó un papel decisivo en la fundación de One Brooklyn Health System y reunió a las tres juntas diversas de Brookdale Hospital Medical Center, Interfaith Medical Center y Kingsbrook Jewish Medical Center para crear One Brooklyn Health System, Inc. y establecer una nueva estructura de gobierno. que se adapte a la combinación de estos tres sistemas de salud. Como directora ejecutiva de One Brooklyn Health System, la Sra. Brown ahora es responsable de la integración clínica y administrativa de tres sistemas de salud y de la implementación de un programa de capital de 5664 millones financiado de conformidad con el Programa de transformación de instalaciones de atención médica del estado de Nueva York: Condado de Kings. La Sra. Brown también se desempeña actualmente como presidenta y directora ejecutiva de Interfaith Medical Center en Brooklyn, cargo para el que fue nombrada en febrero de 2016.

Antes de convertirse en directora ejecutiva de Interfaith Medical Center y One Brooklyn Health System, la Sra. Brown disfrutó de una carrera de 28 años en el sistema de salud municipal más grande de la nación, siendo sus últimos puestos los de Vicepresidente Senior de Planificación Corporativa, Salud Comunitaria y Relaciones Intergubernamentales y Oficial corporativo de Salud y Hospitales de la Ciudad de Nueva York (H & ampH). En esta capacidad, la Sra. Brown dirigió los esfuerzos de planificación estratégica, formuló y ejecutó iniciativas legislativas y estrategias de promoción. También encabezó una variedad de iniciativas, incluida la implementación de programas integrales de emergencia psiquiátrica en varios hospitales, el desarrollo de un centro de salud calificado federalmente gobernado por la comunidad en Staten Island, negociaciones con funcionarios estatales y federales para el desarrollo de un nuevo hospital de atención a largo plazo y centro de enfermería en Staten Island. Harlem el desarrollo de un centro de salud calificado federalmente de una entidad pública compuesto por centros de atención ambulatoria H & ampH: así como el desarrollo de cientos de apartamentos asequibles y accesibles para el sistema hospitalario público y la atención a largo plazo y los pacientes hospitalarios. La Sra. Brown fue presidenta de la Asociación Nacional de Hospitales Públicos y Sistemas de Salud (ahora America & # 8217s Essential Hospitals). La Sra. Brown se desempeñó como miembro de los equipos de transición de atención médica y rediseño de Medicaid del gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo. También formó parte de la Junta de la Fundación de Salud del Estado de Nueva York.

La Sra. Brown se graduó summa cum laude de la Universidad de Pensilvania y recibió su formación de posgrado en el Centro de Política Gubernamental FELS de la Universidad de Pensilvania. También ha recibido numerosos premios y menciones en el Registro del Congreso. La Sra. Brown ha sido nombrada por & # 8220Modern Healthcare & # 8221 como una de las 25 mejores mujeres en el cuidado de la salud.

Paul Rosenfeld

Director ejecutivo / Director de operaciones

Centro Médico Judío Kingsbrook / Hogar de Ancianos Rutland

El ejecutivo veterano de la atención médica Paul Rosenfeld aporta una impresionante y valiosa experiencia al puesto de CEO / COO del Kingsbrook Jewish Medical Center, y como miembro del equipo ejecutivo senior de One Brooklyn Health System. Responsable de las operaciones diarias y la ejecución de la visión estratégica y la misión del campus como parte del sistema general, es responsable de la supervisión de las operaciones e iniciativas de cuidados agudos, ambulatorios y de largo plazo / hogares de ancianos. Rosenfeld se unió al Kingsbrook Jewish Medical Center en One Brooklyn Health en enero de 2018. Además de sus responsabilidades operativas en Kingsbrook. Rosenfeld se desempeña como miembro de la Junta de Continuing Care Leadership Coalition y Cinergy IPA, además de haber formado parte de varias comisiones y juntas durante el curso de su carrera. Más recientemente, se desempeñó como vicepresidente ejecutivo de operaciones de atención a largo plazo en CenterLight Health Care System de Nueva York.

Un liderazgo clínico del sistema de salud de Brooklyn

Kurt Kodroff, médico, MMM,
un sistema de salud de Brooklyn,
Director de calidad

Gary Stephens, MD.,
Centro médico interreligioso,
Director médico

David Rose, doctor en medicina,
Hospital BrookDale,
Director médico

Julie Mirkin, DNP,
Hospital de Brookdale,
Jefe de enfermería

Prissana Alston, MSN, EdD,
Centro médico interreligioso,
Jefe de enfermería

María Arias, MSN,
Centro Médico Judío Kingsbrook,
Jefe de enfermería

Kurt Kodroff, médico, MMM,
un sistema de salud de Brooklyn,
Director de calidad

Gary Stephens, MD.,
Centro médico interreligioso,
Director médico

David Rose, doctor en medicina,
Hospital BrookDale,
Director médico

Julie Mirkin, DNP,
Hospital de Brookdale,
Jefe de enfermería

Prissana Alston, MSN, EdD,
Centro médico interreligioso,
Jefe de enfermería

María Arias, MSN,
Centro Médico Judío Kingsbrook,
Jefe de enfermería


El revolucionario olvidado

Es probable que pocos estadounidenses hayan oído hablar de Kurt Eisner. Pero actualmente tienen la oportunidad de familiarizarse con una figura cuyo trágico destino anticipó gran parte de la violencia política del siglo XX.

Hace noventa años, el 21 de febrero de 1919, Eisner fue asesinado en Munich. Acababa de sufrir una dura derrota en las elecciones estatales y se dirigía al parlamento bávaro para presentar su dimisión como primer ministro, cuando fue abatido por dos disparos de pistola disparados por un fanático de la derecha, Anton Graf von Arco auf Valley. .

Imagen de HULTON ARCHIVE / GETTY IM.

La ironía de Eisner: Su cargo de primer ministro se redujo prematuramente cuando fue asesinado cuando se dirigía a dimitir.

La ironía del asesinato de Eisner fue dura, ya que su muerte destruyó las esperanzas de millones de alemanes desesperados por un cambio revolucionario. Pocos meses antes, Eisner había hecho historia en Munich como el primer revolucionario alemán exitoso después de la Primera Guerra Mundial. El 7 de noviembre de 1918, frente a una multitud de 50.000 personas que lo vitoreaban, había proclamado el derrocamiento de los 700 años. la antigua monarquía de Wittelsbach y la creación del nuevo Estado Libre de Baviera.

Al igual que la República Alemana más conocida, que se proclamó dos días después en Berlín, tras el derrocamiento de la monarquía Hohenzollern, el Estado Libre de Baviera fue dirigido por una coalición de partidos socialistas de izquierda comprometidos con lograr un cambio político progresista. Eisner y sus aliados pacifistas estaban convencidos de que al deshacerse del gobierno monárquico, que había envuelto al país en una guerra desastrosa, y al establecer un orden político verdaderamente democrático que respondiera a las necesidades de las masas alemanas largamente olvidadas, el camino hacia una mejor el futuro estaría garantizado.

Los conservadores bávaros, sin embargo, vieron la revolución como un acto de traición y vieron al Estado Libre como un sistema extraño importado por agitadores extranjeros.

La identidad de Eisner como judío alemán contribuyó a esta imagen. Nacido en Berlín en 1867, Eisner era un judío secular cuya lealtad principal era el movimiento socialista (para el que había trabajado durante mucho tiempo como periodista, incluso durante un tiempo en el órgano de la casa del Partido Socialdemócrata, Der Vorwärts). Sin embargo, los oponentes de Eisner perdieron poco tiempo enfatizando su origen judío en incitar a la oposición popular a su régimen. Algunos intentaron sembrar sospechas hacia Eisner acusándolo (falsamente) de ser un judío gallego inmigrante llamado Kosmanowsky. Su asesino, Arco-Valley, también fue motivado por motivos antisemitas. Irónicamente, el veterano de guerra de 22 años era mitad judío (su madre provenía de la familia de banqueros Oppenheim), un hecho que lo llevó a ser rechazado por ser miembro de la racista Thule Society (más tarde una organización afiliada al Partido Nazi). y contribuyó a los sentimientos de odio a sí mismo que desató contra el hombre que consideraba un traidor al pueblo alemán.

Dejando a un lado los motivos de Arco-Valley, los violentos sucesos que siguieron al asesinato de Eisner consolidaron aún más los vínculos entre los judíos y el radicalismo de izquierda a los ojos de los conservadores alemanes. En abril de 1919, anarquistas y comunistas radicales lideraron una serie de revoluciones sucesivas y desafortunadas que intentaban establecer un sistema al estilo soviético. El papel principal de los revolucionarios judíos - Gustav Landauer, Erich Mühsam, Ernst Toller, Eugen Leviné y Max Levien - indicó a algunos una conspiración judía para derrocar el orden tradicional.

Pronto siguió una violenta reacción contrarrevolucionaria. En mayo, unidades paramilitares de derecha del Freikorps reprimieron violentamente a la República Soviética de Baviera en acciones que provocaron la pérdida de más de 600 vidas en brutales batallas callejeras.

Durante años a partir de entonces, Munich se convirtió en un bastión del sentimiento político nacionalista y antisemita de derecha que contribuyó directamente al surgimiento del Partido Nazi en 1920. De hecho, los historiadores de hoy creen que el clima político sobrealimentado de la ciudad ayudó a inspirar a un veterano de guerra apolítico, Adolf Hitler, para entrar en política.

La cadena de violencia que siguió al asesinato de Eisner se ha malinterpretado durante mucho tiempo en Munich. A pesar de que el actual estado bávaro (conocido oficialmente como Freistaat Bayern) debe su nombre a Eisner, la reputación de la figura política permanece envuelta en un mito. Especialmente entre los conservadores, su papel en los eventos de 1918 a menudo se ha combinado con las revueltas comunistas que siguieron, el efecto es que con frecuencia, aunque injustamente, ha sido difamado como comunista (en realidad era un socialdemócrata independiente) que trajo el caos. a la región.

Por esta razón, los esfuerzos de posguerra para conmemorar sus logros han estado rodeados de controversias durante mucho tiempo. En 1969, la modesta propuesta del ayuntamiento de Munich de nombrar una calle suburbana en honor a Eisner fue recibida con una granizada de protesta pública en contra de honrar a un "comunista". Una oposición similar en 1989 precedió a la creación de un monumento más sustancial en el lugar de su asesinato en el centro de la ciudad. (Los izquierdistas, por su parte, han criticado durante mucho tiempo el hecho de que el monumento a nivel del suelo, un esquema de la escena del crimen del cadáver de Eisner, sea pisoteado habitualmente por peatones).

No es de extrañar, entonces, que Munich continúe lidiando con el legado de Eisner. El progreso de la ciudad para afrontar su pasado revolucionario viene sugerido por la gran cantidad de exposiciones, conferencias y proyectos de arte público relacionados que están actualmente en marcha o programados para los próximos meses. Sin embargo, Eisner aún debe recibir lo que le corresponde. Las autoridades de la ciudad ignoraron una propuesta del artista local y fundador de la Fundación Cultural Kurt Eisner, Wolfram Kastner, de cambiar el nombre de la céntrica Marienplatz de Múnich a Kurt-Eisner-Platz. Y un proyecto de ley reciente patrocinado por la ciudad para crear un nuevo monumento a Eisner no se completará a tiempo para conmemorar el 90 aniversario de su muerte. (Los resultados de la competencia aún no se han anunciado y la fecha de finalización del monumento será en 2010 como muy pronto).

Pero incluso si la relación entre Munich y Eisner sigue siendo ambivalente, el legado de Eisner merece ser recordado por el hito que representa. El asesinato de Eisner fue uno de los primeros asesinatos políticos en un siglo lleno de ellos. Como los que lo siguieron, Walther Rathenau, Mohandas Gandhi, Martin Luther King Jr., Robert F. Kennedy e Yitzhak Rabin, murió en la flor de su vida mientras luchaba por la paz, la justicia y un mundo mejor. Recordar su sacrificio subraya la dificultad constante de realizar los objetivos por los que luchó en vano.

Gavriel Rosenfeld es profesor asociado de historia en la Universidad de Fairfield. Actualmente está escribiendo un libro sobre arquitectura judía y la memoria del Holocausto.


Rosenfeld León A2

Esta transcripción no puede ser citada, reproducida o redistribuida total o parcialmente por ningún medio, excepto con el permiso por escrito del Instituto Americano de Física.

Esta transcripción se basa en una entrevista grabada y depositada en el Centro de Historia de la Física del Instituto Americano de Física. Las entrevistas de la AIP generalmente han sido transcritas de una cinta, editadas por el entrevistador para mayor claridad y luego editadas por el entrevistado. Si esta entrevista es importante para usted, debe consultar versiones anteriores de la transcripción o escuchar la cinta original. Para muchas entrevistas, la AIP conserva archivos sustanciales con más información sobre el entrevistado y la entrevista en sí. Por favor contáctenos para información acerca del acceso a estos materiales.

Tenga en cuenta que: 1) Este material es una transcripción de la palabra hablada en lugar de un producto literario 2) Una entrevista debe leerse con la conciencia de que los recuerdos de diferentes personas sobre un evento a menudo serán diferentes y que los recuerdos pueden cambiar con el tiempo por muchas razones, incluidas las experiencias posteriores, las interacciones con los demás y los sentimientos de uno sobre un evento. Descargo de responsabilidad: esta transcripción fue escaneada de un texto mecanografiado, lo que presenta errores ortográficos ocasionales. El texto mecanografiado original está disponible.

Cita preferida

En notas a pie de página o notas al final, cite entrevistas de AIP como esta:

Entrevista de Leon Rosenfeld por Thomas S. Kuhn y John L.Heilbron el 1 de julio de 1963,
Biblioteca y Archivos Amp Niels Bohr, Instituto Americano de Física,
College Park, MD, Estados Unidos,
www.aip.org/history-programs/niels-bohr-library/oral-histories/4847-1

Para múltiples citas, "AIP" es la abreviatura preferida para la ubicación.

Abstracto

Esta entrevista se realizó como parte del proyecto Archives for the History of Quantum Physics, que incluye cintas y transcripciones de entrevistas de historia oral realizadas con ca. 100 físicos atómicos y cuánticos. Los sujetos discuten sus antecedentes familiares, cómo se interesaron en la física, su educación, las personas que los influenciaron, sus carreras, incluidas las influencias sociales en las condiciones de la investigación, y el estado de la física atómica, nuclear y cuántica durante el período en el que trabajaron. . Las discusiones sobre asuntos científicos se relacionan con el trabajo que se realizó aproximadamente entre 1900 y 1930, con énfasis en el descubrimiento y las interpretaciones de la mecánica cuántica en la década de 1920. También se mencionan de manera destacada: Harald Bohr, Niels Henrik David Bohr, Max Born, Léon Brillouin, Louis de Broglie, Paul Adrien Maurice Dirac, Th. de Donder, John Ray Dunning, Paul Ehrenfest, Albert Einstein, Enrico Fermi, Otto Robert Frisch, Gruenbaum, Werner Heisenberg, Ernst Pascual Jordan, Oskar Benjamin Klein, Hendrik Anthony Kramers, Lev Davidovich Landau, Nevill Francis Mott, Wolfgang Pauli, Rudolf Ernst Peierls, George Placzek, Edgar Rubin, Erwin Schrödinger, John Von Neumann, Eugene Paul Wigner Universität Göttingen, Université de Liege y Université libre de Bruxelles.

Como hacemos generalmente con las personas con las que planeamos pasar más de dos horas, por lo general comenzamos bastante temprano en su vida, cómo se interesó en la ciencia, cuánto de ella había en el sistema educativo, cómo sus amigos, familiares sentí acerca de esto, cuáles eran las carreras que parecían estar abiertas, una especie de trasfondo sociológico para la carrera científica, tal como lo experimentaste tú mismo. En primer lugar, no quiero que escribas la historia o la sociología de una educación científica, sino que realmente hables de manera bastante personal sobre cómo te encontraste con esto cuando eras niño, cuando eras joven.

Rosenfeld:

Verás, yo era belga. Prefiero echarle un velo porque es realmente una historia muy lamentable cuando se mira hacia atrás. Yo era un niño de escuela en la escuela secundaria. Teníamos una escuela secundaria bastante buena en Charleroi, que es un pueblo minero con tradiciones democráticas. Fue muy bueno; estoy bastante satisfecho con la educación que obtuve allí como antecedentes generales, especialmente en historia. Pero con respecto a la ciencia, por supuesto, estaba en un nivel muy pobre. Las humanidades estaban mucho más desarrolladas que las ciencias, a excepción de las matemáticas puras. Pero esto era pura matemática en un sentido muy peculiar. Tuvimos un maestro que era un hombre realmente extraordinario, porque su devoción por los niños era notable. Por ejemplo, las lecciones regulares comenzaban a las ocho de la mañana, pero él hizo arreglos para que aquellos de nosotros que estuviéramos interesados ​​en venir a las siete. Él mismo vino y nos dio un curso de geometría mucho más avanzado que el curso regular, por lo que en ese momento sabíamos todo sobre la geometría proyectiva y también la llamada geometría del triángulo, el triángulo en el que hay tantas rectas notables con seis o siete puntos, ese tipo de cosas, y círculos también. Así que sabíamos todo esto y teníamos muchas ganas de considerarlo como una especie de deporte.

¿Cuántos de ustedes estaban en este grupo especial?

Rosenfeld:

¿Cuántos habría en el curso regular?

Rosenfeld:

Entonces esa es una proporción notablemente grande.

Rosenfeld:

Si. Pero la física era extremadamente pobre, la física absolutamente desastrosa. Luego obtuvimos un profesor de química que era más, y también la química es más estimulante porque ves que suceden cosas en la química. Hicimos un poco de soplado de vidrio y experimentos, hice experimentos en el sótano de nuestra casa y así sucesivamente. Pero sorprendentemente, este profesor de química, cuando estaba a punto de dejar la escuela, me llevó a un lado y me dijo: “Quiero darte un consejo, no te metas en ciencias porque es la peor profesión posible. Entra en ingeniería ".

Cuando dijo esto, ¿tenía en mente la falta de oportunidades profesionales en ciencias?

Rosenfeld:

Si. Él dijo: "Estás preparado para una vida miserable si te dedicas a la ciencia". Y otro profesor también me llevó aparte y, por el contrario, quiso persuadirme para que me dedicara a la filología. Pero me resistí a ambos y decidí dedicarme a la ciencia. En ese momento había perdido a mi padre. Mi madre no tenía experiencia, así que no sabía qué hacer y estaba bastante angustiada.Todos decían que esa era la peor idea que podía pasar, porque en Charleroi en ese momento, había una gran tradición, ya que era uno de los polos industriales del país, considerar la profesión de ingeniero como la cima que se podía apuntar. a.

¿Qué había hecho tu padre?

Rosenfeld:

Él mismo era ingeniero y murió en un accidente. Había inventado una especie de horno eléctrico y en los experimentos que estaba haciendo, mediante una falsa maniobra, el metal fundido cayó en un balde de agua y, por supuesto, hubo una terrible explosión, y estaba…. Todos los demás también fueron arrojados al suelo por la onda expansiva y no les pasó nada. El capataz estaba bastante quemado, pero recuperó a mi padre, sin embargo, se cayó, se golpeó la cabeza contra algún objeto metálico, se fracturó el cráneo y murió a las pocas horas. Eso fue durante la Primera Guerra. En ese momento los alemanes habían ocupado la fábrica eléctrica y todos los ingenieros habían renunciado para no trabajar para los alemanes. Así que tuvieron mucho tiempo y comenzaron a inventar un nuevo sistema para un horno eléctrico.

¿Había sido una [persona) inclinada a la inventiva a lo largo de su vida?

Rosenfeld:

Oh si. Había recibido un premio por la invención de la tracción eléctrica que fue el comienzo de la tracción eléctrica. Tenía un sistema de tranvía con transmisión magnética de energía. Un sistema muy complicado. Cuando el carro iba por los rieles, había un circuito adherido al carro y pasaba por un imán, un campo magnético, y de esa manera se inducía una corriente que servía para empujarlo al siguiente imán, por lo que había una serie todos los imanes van. Pero nunca se aplicó porque muy pronto -. La idea era evitar los cables aéreos, y luego se introdujo otro sistema con cables de tierra, y eso fue mucho más práctico.

¿Eras hijo único? ¿O tenías hermanos y hermanas?

Rosenfeld:

Yo era hijo único. Luego fui a la Universidad y ...

No quiero dejarte llegar todavía a la Universidad. Aquí claramente estás desobedeciendo los consejos de todos, tu curso de física es pésimo.

Rosenfeld:

¡Sí Sí! Es una maravilla para mí cómo llegué a decidir que haría física teórica porque había oído muy poco al respecto. Pero había tenido la idea de que era tan maravilloso que se pudiera obtener esta correspondencia entre las matemáticas y los fenómenos físicos, y que buscar esas relaciones era lo más interesante que se podía imaginar.

¿Había habido algunas matemáticas aplicadas en esta matemática especial que había estado haciendo?

Rosenfeld:

Solo la física elemental cuando viste la ley del movimiento. Leí muy poco fuera de los libros escolares, por lo que no leí ningún libro de ciencia en ese momento. Por supuesto que tuve el ejemplo de mi padre, porque los ingenieros eléctricos son los más científicos entre los ingenieros. Pero nunca me metí realmente en lo que estaba haciendo. Me di cuenta de que podía calcular el grosor de un cable para transportar cierta corriente y eso me pareció maravilloso. Pensé que era bastante romántico.

¿Sabes qué te mantuvo alejado de la ingeniería?

Rosenfeld:

Mi padre probó si yo tenía alguna mente para la ingeniería, pero muy pronto se dio cuenta de que era inútil.

Heilbron:

Rosenfeld:

Sin imaginación, ya ves. Primero lo intentó con cosas mecánicas, pero yo no tenía imaginación, por ejemplo, para conexiones cinemáticas, etc. Cuando me mostraron, pude entender con bastante claridad, pero no pude averiguarlo. Me preguntó cómo transformar un movimiento oscilatorio en uno continuo [pero] estaba bastante más allá de mí.

Heilbron:

No eras lo suficientemente inteligente como para convertirte en ingeniero, así que te dedicaste a la física teórica.

Rosenfeld:

¡Sí, por supuesto! Pero cuando comencé a pensar en la física teórica ya había muerto. Tenía unos catorce años cuando murió y es cuando empiezas a pensar en lo que vas a hacer.

En este plan de estudios de matemáticas en la escuela, ¿hasta dónde había llegado eso realmente?

Rosenfeld:

Fue muy literalmente en álgebra y análisis. En ese momento los programas no incluían ningún cálculo diferencial o integral, pero sí mucho álgebra. Pero luego hubo un sesgo hacia la geometría, especialmente porque el maestro estaba interesado, fuimos muy lejos en la geometría, especialmente en la geometría proyectiva.

Tenías una buena imaginación geométrica pero ninguna imaginación cinemática, hay algo extraño en esa combinación, ¿no?

Rosenfeld:

Sí, no lo sé. En geometría proyectiva hay poca imaginación en realidad, porque de hecho, es más álgebra y conceptos que representación, porque siempre discutes con relaciones anarmónicas y con correspondencias de puntos y líneas, etc. Es muy abstracto, no te importa la figura. Usted argumenta que las intersecciones de dos haces de líneas formarían una sección cónica, pero no le importa cómo se ve esta sección cónica, puede ser una elipse, puede ser una hipérbola, etc. Entonces esta es la parte de la geometría que es menos geométrica.

¿Qué otras cosas además de las matemáticas y la física te interesaron?

Rosenfeld:

Oh, todo en la historia, y el griego y el latín, y la historia natural. Recogí insectos y flores. También coleccioné sellos postales. Siempre fui un gran coleccionista.

¿Qué clase de escuela era esta? ¿Era una escuela pública?

Rosenfeld:

Heilbron:

¿Adquiriste allí suficiente latín para poder comunicarte posteriormente con el Vaticano?

Rosenfeld:

Si seguro. Si lo sabe, puede leer latín como cualquier otro idioma. No seguí el curso de griego hasta el final porque me habría dejado muy pocas matemáticas, así que pasé a la sección de matemáticas durante los últimos dos años.

¿Cómo se dividió la escuela entre los que siguieron el plan de estudios clásico y los que siguieron el más matemático? ¿Aproximadamente la mitad y la mitad? Quiero decir, ¿no era una escuela que se inclinaba notablemente hacia el gimnasio humanista o hacia la Realschule?

Rosenfeld:

Heilbron:

¿Y quienes siguieron la sección matemática se inclinaron a convertirse en ingenieros o maestros de escuela?

Rosenfeld:

Ingenieros, la mayoría. Maestros de escuela: eso se consideraba muy inferior. De hecho, cuando llegué a la Universidad, si me permiten decirlo ahora, la situación era que en la sección que era una sección propedéutica para matemáticas, física y química, la 'capa' superior de los estudiantes era la futuros ingenieros. Aquellos que estaban estudiando ciencia pura (tuvimos conferencias en común durante los dos primeros años con los demás) eran considerados escoria. De hecho, muy pronto me di cuenta (no pude evitar darme cuenta sin tener una gran idea de mí mismo) que aquellos que estaban haciendo el mismo curso de ciencias eran solo aquellos que no podían darse el lujo de renunciar a la idea de hacer el curso de ingeniería, que era considerado mucho más difícil. Así que fue bastante deprimente.

Le pedí que no escribiera el libro sino que hablara personalmente, pero por un momento, déjeme retirarlo. Creo que la situación que describe aquí, con las mejores personas que se dirigen a la ingeniería, y los que tienen interés en la ciencia y que luego podrían dedicarse a la enseñanza como el nivel definitivamente más bajo, es algo que no he encontrado en Alemania, en Francia o Inglaterra. ¿Tiene alguna idea de lo que explica esa fuerte y marcada situación en Bélgica?

Rosenfeld:

Esto resulta de la política consciente del gobierno. El gobierno estaba entonces en manos del partido clerical, la Iglesia Católica. Así que tienen la política consciente de desacreditar la ciencia, pero, por supuesto, no podían permitirse desacreditar la ingeniería porque esa era la vida del país.

Ellos tenían muy poca concepción, entonces, deduzco de esto, de la importancia de la formación científica y de mantener la población de profesores capaces para producir buenos ingenieros.

Rosenfeld:

En absoluto, no. Fue una situación muy miserable. A mediados del siglo XIX había un gobierno liberal, gente de mente muy amplia, y querían, solo porque la educación primaria era tan pobre en manos de las [órdenes clericales] para introducir escuelas primarias estatales. Pero eso cuesta dinero, por lo que tuvieron que cobrar un impuesto especial para iniciar el sistema y eso fue el final. En ese momento, la gente era tan codiciosa y de mente estrecha que se rebelaron contra el impuesto adicional. Con el resultado, que hubo una famosa elección en 1884 que arrasó prácticamente con el partido liberal y dio la mayoría absoluta al partido católico. Así que el país desde ese momento hasta la Primera Guerra Mundial en 1914 estuvo en manos de los clérigos, un partido capitalista de mente muy estrecha. En ese momento era tan fácil ganar dinero sin mucho esfuerzo y, por lo tanto, cultivaron la ingeniería, no con objetivos amplios, sino solo para mantener un nivel técnico suficiente para administrar las fábricas y las minas, de una manera muy primitiva. , sin idea de perfeccionar las cosas. De hecho, después de la Primera Guerra Mundial, la situación en las minas belgas se volvió extremadamente crítica, las minas estaban tan anticuadas, nunca se había introducido ninguna innovación, que ya no podían competir. Incluso ahora siguen estando discapacitados.

Hablas de tu propia escuela como escuela pública.

Rosenfeld:

Oh si. Por supuesto que no estuvo tan mal que quedó algo de ese esfuerzo. Los clérigos no pudieron suprimir completamente esas cosas. Lo que hicieron fue poner a sus propios hombres en esas escuelas públicas, e incluso en las universidades, por lo que trataron a las escuelas estatales como un apéndice de sus propias escuelas. Recuerdo que en mi propia ciudad había dos escuelas en competencia, la escuela estatal y una escuela jesuita, y en nuestra escuela estatal usamos los libros escolares escritos por los jesuitas.

Heilbron:

¿También contaba con personal, al menos en parte, de clérigos?

Rosenfeld:

No, estaba formado por laicos, pero la mayoría de ellos eran católicos, de hecho, era muy difícil conseguir un trabajo si no profesaba ser católico en ese momento.

¿La mayoría de los estudiantes eran también católicos, o los católicos en general iban a la escuela católica?

Rosenfeld:

No, solo en esos distritos mineros. En ese momento se inició un movimiento obrero y la propia burguesía era anticlerical, el clero se equivocó en la lucha contra las escuelas. Excomulgaron al partido liberal, que antes, como los conservadores, eran católicos. Todos eran católicos, todos iban a la iglesia. Luego, cuando los liberales estaban en el poder y comenzaron a introducir las escuelas, el clero cometió el gran error de excomulgarlos, por lo que la mitad de la población se volvió anticlerical, matemáticamente.

Heilbron:

¿Quitaron la interdicción cuando el -.

Rosenfeld:

¿Cuándo fuiste realmente a la Universidad?

Rosenfeld:

En el ‘22, la Universidad era tan mala como las escuelas. Había un profesor de matemáticas, que era muy distinguido, pero ya era muy mayor cuando yo todavía estaba allí, tuve una buena influencia de él en el análisis. Insistió especialmente en el rigor y fue muy entretenido y estimulante. Pero él es el único que recuerdo que tenía una personalidad realmente fuerte.

Rosenfeld:

Deruyts. Trabajó en la teoría de las formas algebraicas en la (línea) de Cayley y esa gente, que no era un tema muy popular, pero era un pensador muy profundo. No publicó excepto por este gran trabajo en su juventud sobre formas algebraicas, no publicó nada.

Ahora, solo en términos de trabajo curricular directo para los exámenes, ¿qué materias aprendiste?

Rosenfeld:

El plan de estudios era, en cualquier caso, bastante sensato porque era muy amplio. Tienes un poco de todo, y creo que eso es bueno para los estudiantes porque entonces saben al menos que la asignatura existe, pero no se hizo nada de manera muy profunda. Uno recibió una encuesta general de análisis, eso fue lo mejor de todo. Entonces la geometría fue un shock terrible para mí porque los primeros dos años sabía mucha más geometría de mi clase especial de la que me enseñaron allí. La física era muy pobre porque el hombre que daba las conferencias de física no era un físico él mismo, era un ingeniero, pero era un ingeniero muy malo para haber hecho una carrera en ingeniería. Esa era la situación.

¿Cuál fue el patrón de dar conferencias en física? ¿Hubo una práctica? ¿Era más o menos el modelo alemán?

Rosenfeld:

Sí, era bastante parecido al modelo alemán, pero a un nivel muy bajo.

¿Había un solo hombre que daba una conferencia de física?

Rosenfeld:

Había un hombre dando una conferencia y luego otro dirigiendo la práctica.

¿Y eso continuó por cuántos años?

Rosenfeld:

Tuvimos dos años de física o más bien, tuvimos cuatro años de física, pero dos los pasamos en un gran curso de física elemental, mientras que se suponía que los siguientes dos años serían de física avanzada. Pero lamentablemente, el profesor que impartía física avanzada acabó con su vida como un loco, se volvió completamente loco, y en mi época aún no había llegado a esa etapa, pero no estaba muy lejos de ella. En los últimos años, mi esposa, por ejemplo, lo tuvo también como maestro y en su tiempo también estaba un poco loco, pero no había posibilidad de -. Nadie se atrevió a sacarlo.

¿Qué tipo de temas le presentó él, en su tiempo, al menos?

Rosenfeld:

Todo fue muy vago. Solo un estudio de la física atómica sin ninguna línea en él. Supongo que tomó cualquier libro de texto, como el francés del viejo Chwolson, escaneó uno o dos capítulos y los juntó. No hubo [continuidad].

Heilbron:

¿Pudo entonces trabajar por su cuenta, por su cuenta?

Rosenfeld:

Bueno, el hombre que dio física teórica también era muy pobre en todos los aspectos, pero, al menos, simplemente copiaba, podía elegir buenos libros para copiar. Por ejemplo, copió el libro de Abraham sobre electricidad y un poco de Lorentz, así que desde ese punto de vista teníamos una muy buena base en la teoría de la electricidad y los electrones en el sentido de que obtuvimos el material, pero sin ninguna explicación. Simplemente leyó sus notas. Intenté una o dos veces preguntarle algo, pero era imposible que no pudiera dar ninguna explicación. En mecánica, fue muy bueno. También eligió buenos libros de Painleve, etc. Por ejemplo, en mecánica celeste, tenemos bastante, por ejemplo, un libro completo sobre perturbaciones planetarias con todos los detalles y todas esas tediosas expansiones de series. Si había alguna línea en él, teníamos que averiguarlo nosotros mismos. Es muy difícil para usted tener una idea del nivel de esa enseñanza.

Heilbron:

¿Cuántas personas había?

Rosenfeld:

Una docena, no más. Esas personas iban a ser profesores en las escuelas secundarias, así que puedes imaginarte. Así que la actitud del alumno que no estaba interesado en la asignatura fue simplemente averiguar lo poco que tenía que abarrotar y meterse en la memoria para pasar el examen, y fue muy fácil conseguirlo. Después de unos años conociste las preguntas estándar.

¿Cuándo llegó el examen?

Rosenfeld:

Tuviste exámenes anualmente. ¿Y fue ese un examen general para el certificado de enseñanza?

Rosenfeld:

Solo por el título en sí.

Rosenfeld:

Bueno, tenías que tener cuatro diplomas de los cuatro exámenes anuales y luego obtuviste el último. En ese momento tenías que hacer tu tesis y obtuviste el título de Doctor con una tesis al cabo de cuatro años. Así que en el último año, en realidad, todavía tuvo algunas conferencias, pero la mayor parte del tiempo se empleó para escribir una tesis. Así que tuve que escribir una tesis sin ningún tipo de ayuda. ¡No fue muy bueno!

Solo en el tema, claramente tuvo una exposición prolongada a la teoría electromagnética, la teoría de los electrones y la mecánica analítica, probablemente incluidas las técnicas de Hamilton-Jacobi, etc.

Rosenfeld:

¿Qué pasa con la termodinámica, la mecánica estadística?

Rosenfeld:

Rosenfeld:

Óptica, sí, teníamos algo de óptica en astronomía: la teoría de los telescopios. Pero este curso también lo dio un hombre que apenas sabía qué significaba convexo y cóncavo.

Heilbron:

Con estos formidables antecedentes, ¿cómo fue la selección de un tema de tesis? ¿Cómo procedió uno?

Rosenfeld:

Obviamente tuve que captar un problema, por eso en este curso largo hubo un trabajo sobre histéresis magnética, y sobre todo viscosidad magnética, y en el curso se dijo que se trataba de un fenómeno muy oscuro que no se entendía. Ahora sabemos muy bien por qué. Entonces dije: "Oh, bueno, entonces eso es algo". Así que traté de entender la viscosidad magnética sin tener la menor idea de qué se trataba. Pero, verás, una vez que te adentras en un tema así, encuentras un tema secundario, y finalmente lo que hice fue estudiar con gran detalle la precesión de un átomo magnético, me refiero a una esfera de electricidad que tenía un momento magnético, y luego cómo precesó en un campo magnético - con amplitud finita. Luego obtienes funciones elípticas y ¡fue un hermoso ejercicio matemático! Había muy poca física en él.

En todo esto, en el momento en que llegó a su tesis, ¿hasta qué punto había estado expuesto a la relatividad, a la mecánica cuántica?

Rosenfeld:

En absoluto, en absoluto. No había escuchado una palabra de teoría cuántica, ni una palabra.

Heilbron:

Rosenfeld:

En el último año comencé yo mismo. Miré los papeles y, creo, la primera idea del cuanto de acción -. Oh, sí, por supuesto, había leído algunos libros populares en los que se hablaba del cuanto de acción.

¿Y la relatividad, muy poco más?

Rosenfeld:

Difícilmente, creo. Había un viejo profesor que estaba jubilado y era, como se imagina, un oponente de la relatividad. Luego dio un curso de conferencias, solo por diversión, sobre la relatividad, pero solo para hablar en contra. Esa fue mi introducción a la relatividad.

¿Qué estabas haciendo por ti mismo en estos años en las ciencias? ¿Estabas leyendo otros libros?

Rosenfeld:

Estaba leyendo un poco, sí. Empecé a leer. Creo que mi primer contacto con la teoría cuántica fue a través de trabajos de lectura. Puedes imaginarte cuanto entendí de ellos

Rosenfeld:

Posiblemente más que si hubiera seguido todos los -. [risas] No lo sé.

¿Piensas, por ejemplo, que en el momento en que leíste los artículos de Schrodinger nunca habías leído el Atombau de Sommerfeld?

Rosenfeld:

No, leí todo eso en Göttingen. Bueno, espere un minuto. No. Cuando dejé la universidad, fui a París por un año y allí comencé a leer. Allí me di cuenta de lo poco que sabía y luego comencé a leer Sommerfeld, Courant-Hilbert y ...

Heilbron:

¿Cómo llegaste a la Ecole Normale de París?

Rosenfeld:

Bueno, este profesor de astronomía era un astrónomo muy pobre, pero al menos era un hombre de mente liberal que entendía que la única forma de salir del pantano era enviar a los jóvenes al extranjero. Hubo un acuerdo entre los dos gobiernos que reservaba algunos lugares en la Ecole Normale para ciertos extranjeros, había belgas, rumanos y serbios, o yugoslavos, después de la guerra. Creo que había dos lugares para los belgas, sobre todo para literatos. [Mi profesor de astronomía] se enteró de esto, pero de alguna manera llegué demasiado tarde; sin embargo, los franceses fueron lo suficientemente generosos como para permitir un tercero, así que ese año había tres belgas: un historiador, un filólogo y yo.

Tengo muchas ganas de saber sobre este año en París, pero todavía me siento incómodo con su relato de sus cuatro años en la Universidad de Lieja. De una forma u otra, esto no suena como un trabajo de tiempo completo. Supongo que claramente no pasabas mucho tiempo fuera de los cursos leyendo mucho sobre física y matemáticas por tu cuenta. El programa en sí no consumía mucho.

Rosenfeld:

Sí, lo fue, porque era un estudiante muy concienzudo y no me perdí ni una sola conferencia a pesar de que eran tan aburridas, por lo que la mayor parte de mi tiempo la dediqué a esas conferencias y [cursos] prácticos. Había astronomía práctica, historiografía práctica había matemáticas, física, química, cristalografía, astronomía y geodesia. Fue una educación integral.

¿Y tuviste que tomar todas estas materias?

Rosenfeld:

Sí, con ejercicios prácticos en todos esos [cursos] para que este sistema consumiera mucho tiempo. Si los profesores hubieran sido razonables, habría sido una muy buena base en física general, solo que eran solo hombres que habían sido puestos allí principalmente por razones políticas, y al gobierno no le importaban las universidades estatales. Tenían su propia universidad católica en Lovaina y, por supuesto, estaba muy bien organizada. Era privado y no era tarea del gobierno, por lo que el gobierno vio como su objetivo más bien dejar a las universidades estatales en un estado de rigidez, pero no les interesaba en absoluto. Había algunos profesores liberales, hombres muy eminentes, pero no en mi tiempo en Lieja, por ejemplo, había un químico, (Spring), que era un hombre muy liberal, pero tuvo un tiempo infernal con el que estuvo en conflicto. el gobierno en todo momento, no obtuvo créditos, ni dinero para desarrollar -. Luego, tan pronto como murió, fue reemplazado por una absoluta nada.

Mientras trabajaba en estos cursos, ¿trabajó directamente desde las conferencias o también había libros que se suponía que debía tener?

Rosenfeld:

No. El sistema era que cada profesor tenía su propio curso y había que tomar notas o incluso dictar a veces. No se le indicó ningún libro. (.) También era una cuestión práctica, porque en el examen corría un riesgo que nadie estaba dispuesto a correr para intentar ser independiente. Tenías que repetir lo que él quería escuchar, lo creyeras o no.

Es una historia dura la que cuentas.

Heilbron:

¿Fue la misma situación en Bruselas?

Rosenfeld:

En Bruselas fue en ese momento un poco mejor. Digo (en ese momento) porque ahora la situación ha cambiado bastante. Bruselas era una universidad anticlerical que se fundó contra la Universidad de Lovaina, y también era una universidad privada, pero eran muy pobres, no tenían grandes medios. Por lo tanto, aunque querían hacer el trabajo correctamente, estaban en desventaja por la falta de medios. Sus profesores eran personas acomodadas que (enseñaban) solo para ayudar y no estaban muy preocupadas por recibir un salario extra, o eran ingenieros que no podían hacer una carrera en la industria o médicos que no podían obtener una práctica privada. . Sin embargo, es un hecho que la Universidad de Bruselas, por estar en un estado liberal, fue la mejor.

¿Fue a Lieja en lugar de a Bruselas simplemente porque estaba más cerca de casa?

Rosenfeld:

No. Podría haber ido a Bruselas igual de bien o incluso mejor. Pero mi padre venía de la escuela de ingeniería de Lieja y mi madre siempre tuvo la idea en la parte posterior de la cabeza de que mi locura de querer ser científico pasaría, así que tendría al menos dos años en la escuela de ingeniería para compensar. mi mente. Tenía la tranquila esperanza de que luego yo decidiera continuar en la ingeniería. Entonces seguramente Lieja fue la mejor escuela de ingeniería en ese momento.

Me parece terriblemente sorprendente que realmente se haya mantenido en este programa a pesar de todos los obstáculos y con tan poco ánimo como recibió. Claramente tenías una idea de que iba a ser diferente más adelante.

Rosenfeld:

Si. Al principio me preocupé bastante, pero luego supongo que me acomodé en la idea de que algo iba a surgir. En los últimos tres años de la universidad, este astrónomo que había visto a algunos de nosotros me animó mucho a continuar. Me dijo que intentaría enviarme al extranjero y demás, así que me tranquilicé bastante.

¿Estuviste bastante consciente durante todo este tiempo de que lo que estabas expuesto era al revés?

Rosenfeld:

Eso también ayudó. Por supuesto que no me di cuenta del todo, tenía la idea de que no estaba del todo actualizado, pero sabía muy poco de lo que estaba pasando. Fue solo en el último año que comencé a leer la literatura y luego me di cuenta de que había una brecha entre lo que esas personas estaban hablando y lo que estaba escrito en los periódicos. Tampoco había nadie con quien hablar.

Admiro tremendamente tu pertinacia.

Rosenfeld:

No sé que es difícil recordar. Creo que fue más resignación, no, "resignación" no es la palabra correcta, fue la falta de darme cuenta de lo malo que fue lo que me ayudó.

Heilbron:

¿Pero descubriste eso en París?

Rosenfeld:

En París, sí. Lo descubrí en París de inmediato y fue bastante impactante. Pero luego encontré muy buenas personas con las que hablar. (Laure) era una de mis compañeras allí.

Heilbron:

¿Cómo fue entonces para obtener lo que se había perdido?

Rosenfeld:

Pero debo decir que en París me reuní con muy poca ayuda de los profesores. Cuando fui a los profesores de física, el único que se mostró un poco amable fue Fabry, pero se mostró cortés en lugar de estar particularmente interesado. Otro fue Bloch, y luego los matemáticos. Estaba Langevin, por supuesto, pero eso era bastante diferente.

¿Asistías regularmente a conferencias en París?

Rosenfeld:

Si. Langevin fue el único -. Verá, fui inmediatamente a De Broglie, que entonces era bastante desconocido. [De hecho] cuando pregunté por el nombre “de Broglie” tuve que repetirlo varias veces y finalmente escribirlo antes de que la gente entendiera a quién quería ver y pudiera dirigirme a su oficina.

¿Cómo sabías, viniendo de Lieja, que De Broglie era alguien a quien querías?

Rosenfeld:

Heilbron:

¿Leíste a Schrodinger después de llegar a París o antes?

Rosenfeld:

Antes, por casualidad, abrí el Annalen der Physik en la biblioteca y allí estaba este artículo de Schrodinger.

¿Cómo supiste que era importante?

Rosenfeld:

Porque él lo dijo, ¡ya ves! No podía escapar de esa impresión debido a su estilo.

No con el segundo Mitteilung al menos.

Rosenfeld:

Di con el tercero, y como sabía mucho sobre la mecánica hamiltoniana, no era tan extraño, me atrajo directamente. Como dices, nadie me corrompió.

¡Conocimiento de lo que vale el problema! Entonces, realmente, cuando fue a París, ¿ya tenía en mente tratar de encontrar a De Broglie y comenzar a trabajar en la mecánica de las olas?

Rosenfeld:

Oh si. (.) Sabía al menos que ese era un problema que se estaba discutiendo.

Mientras todavía estaba en Bélgica antes, ¿había estado involucrado en algo con De Donder?

Rosenfeld:

No, en absoluto. Conocí a De Donder al final de mi año en París porque en París pasé la mayor parte del tiempo aprendiendo lo que me había perdido en Lieja. Aprendí mucho de las conferencias de Langevin en el College de France que fue realmente maravilloso.

Rosenfeld:

Sobre mecánica estadística. Eso fue realmente maravilloso, y luego, por supuesto, también de Broglie, pero de Broglie era muy raro. Su curso fue muy interesante porque solo describió su trabajo, toda su idea, pero en ese momento estaba absolutamente tanteando. Ignoró [es decir, no sabía nada acerca de] Schrodinger - bueno, no del todo, pero ignoró en todo caso la escuela de Copenhague - así que me pidió que lo hiciera a tientas. Recuerdo, solo como un ejemplo, que J.J. Thomson, que debió de estar bastante senil en ese momento, había publicado una nota en Nature sobre algún modelo del electrón, el electrón rotatorio. De Broglie me pidió que lo estudiara para ver si esa no era una forma de moverse. En ese momento uno estaba preocupado por el problema del giro, pero De Broglie ni siquiera tenía idea de cómo debía formularse el problema, por lo que las cosas más locas eran (.). Por lo que no pudo obtener ninguna orientación de nadie. Pero entonces -.

Debe haber publicado o estar trabajando en el libro sobre Des Mouvements, que fue la segunda ronda de la tesis pero escrito después de Schrodinger -.

Rosenfeld:

Si. De hecho ese era el clima. Entonces Brillouin también me ayudó bastante. No dio conferencias, pero tuvo un seminario que fue muy instructivo porque allí, al menos, se discutían las últimas publicaciones y así sucesivamente.

Heilbron:

¿Cómo conseguiste que De Broglie te planteara este problema?

Rosenfeld:

Yo era el único que hablaba con De Broglie. Dio un curso que fue seguido por una docena de personas que fueron allí, se sentaron, tomaron notas y luego se fueron. Yo fui el único que se le acercó. Él era tan tímido, y yo también lo era, que el primer contacto fue bastante difícil, pero luego, como sucede con las personas tímidas después de que se ha establecido el primer contacto, nos volvimos muy íntimos. Por ejemplo, cuando terminó sus conferencias lo seguí y caminamos juntos por la calle y discutimos cosas en una de esas ocasiones que mencionó, “¿Has visto este último artículo de J.J. Thomson? Esto puede ser algo a tener en cuenta ". Brillouin fue el que estuvo más alerta al seguir estas cosas.

Ahora, con esta guía, ¿leyó mucho por su cuenta?

Rosenfeld:

¿Qué tipo de libros y artículos fueron particularmente útiles? ¿Cuánto de ellos eran libros y cuánto de literatura en las revistas?

Rosenfeld:

En ese momento eran principalmente libros porque tenía que ponerme al día.

¿Qué libros encontraste entonces?

Rosenfeld:

Sommerfeld, Courant-Hilbert y algunos otros también, y algunos sobre la relatividad. Por supuesto, sobre la relatividad leí a Eddington.

Rosenfeld:

¿Qué hay del Atommechanik de Born?

Rosenfeld:

No, eso solo lo supe cuando vine a Gotinga.

¿Qué hay de los escritos de Bohr? ¿Los encontró en París?

Rosenfeld:

Difícilmente. Leí muy poco de los períodos anteriores porque también estaba ansioso por investigar un poco, y luego la única investigación que hice fue combinar mi conocimiento recién adquirido de la relatividad con la mecánica ondulatoria y desarrollar la ecuación ondulatoria en cinco dimensiones. Me pareció un formalismo muy útil para obtener al mismo tiempo el campo electromagnético; aún no se había hecho la combinación con la mecánica ondulatoria. Eso me puso en contacto con De Donder. Publiqué una nota que le envié para que la presentara a la Academia Belga. De Donder era la persona menos crítica que puedas imaginar, estaba entusiasmado con eso. Entonces me pidió que viniera a Bruselas, que quisiera tenerme en Bruselas. Quería irme un poco más al extranjero, pero trabajé un mes con él en Bruselas.

Rosenfeld:

¿Cuánto estuvo involucrado De Broglie con usted en esta formulación relativista de cinco dimensiones?

Rosenfeld:

Mucho, porque, de hecho, fui yo quien le llamó la atención porque él no lo sabía. Luego escribió un artículo al respecto que era muy parecido al de Klein; el artículo de Klein apareció al mismo tiempo. De Broglie hizo una modificación que lo hizo un poco más elegante.

Heilbron:

¿Habías comenzado antes de que saliera el trabajo de Klein?

Rosenfeld:

Sí, no sé cómo me llevaron a Kaluza.

Heilbron:

Rosenfeld:

Sí, partí de Kaluza, pero supongo que fue en un artículo del propio Einstein que vi por casualidad en el Berliner Bericht que me dio una pista al respecto.

Heilbron:

¿Aprendiste la manipulación de tensores y demás de Eddington?

Rosenfeld:

Si. Ese fue un muy buen ejemplo para aprender con manipulaciones, símbolos de Christoffel, etc.

Heilbron:

¿Había otros además de De Broglie interesados ​​en este negocio de cinco dimensiones, por ejemplo, Langevin?

Rosenfeld:

Heilbron:

¿Qué pensaba De Broglie que eventualmente se podría sacar de ella? ¿Pensó que la respuesta a -.

Rosenfeld:

En ese momento, la preocupación era cómo tratar las interacciones y parecía que existía la posibilidad de tener un formalismo cerrado, un formalismo unificado, incluidas las interacciones. Creo que De Broglie quería evitar el espacio de configuración de Schrodinger porque dijo que no era lo suficientemente físico, pensó en las olas como algo real, y. por lo tanto, no le gustaron las ondas en el espacio de configuración. Luego pensó que quizás al introducir un campo tan general, el campo gravitacional, y especialmente el formalismo de cinco dimensiones que incluía todo el electromagnetismo, se podrían obtener ecuaciones cerradas que incluían las interacciones.

¿Hubo discusiones mientras estuvo en París con De Broglie o con Brillouin u otros sobre la interpretación estadística que comienza a surgir en ese período?

Rosenfeld:

Si. Brillouin lo dio por sentado. No hubo el menor contacto entre Brillouin y De Broglie; no, en absoluto, estaban en dos mundos diferentes. De Broglie estaba bastante aislado. Brillouin lo dio por sentado porque solo arbitró literatura actual. Fue allí donde me enteré de la Stosstheorie de Born y demás, y de Broglie, por supuesto, también lo sabía: leyó la literatura. Así que hablamos al respecto y De Broglie solo expresó su disgusto por esas cosas, volviendo nuevamente con la objeción de que “todo es muy abstracto, está en el espacio de configuración, puede que sea correcto, pero no es una descripción física, es solo una descripción formal y debe tener alguna realidad subyacente que solo se puede describir en el espacio ordinario ". Ese era un problema preocupante.

¿Cómo te sentiste al respecto en ese momento?

Rosenfeld:

Estaba bajo la influencia de De Broglie y los primeros meses que estuve en Göttingen todavía me esforcé mucho en esa misma línea, haciendo modelos de paquetes de ondas en el espacio ordinario y tratando de encontrar interacciones. Pero Born me desanimó. Born me puso en un completo problema de óptica. Fue muy afortunado para mí que Born estuviera escribiendo su libro, que quizás no era un libro muy bueno, pero de todos modos, me pidió que lo ayudara.

¿Este es el libro que finalmente es Born-Jordan?

Rosenfeld:

Elementare Quantenmechanik, de Born-Jordan había muy poco de Jordan en él. Pero eso realmente me dio la oportunidad de profundizar en las preguntas y también en la historia, fue entonces cuando aprendí sobre los períodos anteriores. Jordan ofreció una muy buena conferencia en ese momento y la seguí. Jordan fue Privatdozent, y dio la conferencia en la que mostró la correspondencia entre los viejos -. Trató los problemas de la vieja teoría cuántica, el principio de correspondencia y luego la nueva teoría, y mostró cómo la nueva mecánica cuántica había dado una expresión rigurosa para el principio de correspondencia. Eso fue muy interesante.

¿Habías utilizado principalmente técnicas matriciales para hacerlo?

Rosenfeld:

Heilbron:

Quiero hacer una pregunta o dos más sobre París. Mencionaste que el giro fue la pregunta más discutida del día, ¿hubo una oposición real?

Rosenfeld:

No. Sin oposición. Los argumentos de Goudsmit y Uhlenbeck son muy claros -.

Heilbron:

Pero el suyo, por supuesto, es relativista.

Rosenfeld:

Pero allí el problema, al menos para De Broglie, era cómo incorporar el giro en un modelo de onda realista, así que traté de construir un paquete de ondas que tuviera un momento magnético y ese tipo de cosas.

El periódico de Darwin debe haber salido cuando todavía estaba allí. Posiblemente incluso el Pauli.

Rosenfeld:

Sí, no recuerdo exactamente cuándo leí este artículo, pero creo que fue en Gotinga.

Heilbron:

No te refieres a Pauli en tu pequeña nota sobre -.

Rosenfeld:

No, recuerdo que vi a Pauli por primera vez en el Congreso de Solvay en el 27. Entonces estaba en Bruselas trabajando con De Bonder. Por supuesto que no fui admitido en el Congreso en sí, pero De Bonder me llevó -. En primer lugar, quería ver Born, porque se me había ocurrido que el mejor lugar para ir era a Born, a Gottingen.

¿Pensaste en quedarte más tiempo en París?

Rosenfeld:

No, ya había tenido suficiente de París. En primer lugar, habría sido difícil porque este lugar en la Ecole Normale fue solo por un año. Sentí eso -. Langevin fue muy amable y así sucesivamente no lo fue. Él fue el primero en decirme, cuando fui a verlo al principio, “Bueno, me alegro mucho que estés aquí, pero aquí te encontrarás muy aislado y no encontrarás a nadie que te cuide”. Se dio cuenta de la situación. También me di cuenta de que había más actividad y más florecimiento en Göttingen. Göttingen me había parecido más activa en ese momento que Copenhague y, de hecho, tal vez era cierto porque en ese momento estaban Jordan, Nordheim, Heitler y todos los matemáticos. También tenía muchas ganas de ver a Hilbert y esa famosa escuela de matemáticas, así que tenía muchas ganas de ir a Göttingen. Así que esperé afuera de la puerta donde estaban discutiendo, y cuando salieron, fui a Born y le pregunté si se dignaría tenerme el próximo año y aceptó de inmediato.

¿Qué tipo de arreglo financiero tenías? En París tenías una beca.

Rosenfeld:

Si. Entonces este astrónomo, Dehalu, era el administrador de la Universidad [de Lieja] y me consiguió algo de dinero. Así que no hubo ningún problema financiero, no hubo ninguna preocupación.

Heilbron:

¿Cuándo había comenzado a escribir una historia de la ciencia?

Rosenfeld:

Eso ya fue cuando yo era estudiante.

Rosenfeld:

Sí, tenía un gran interés en eso.

¿Cómo empezó eso, lo sabes?

Rosenfeld:

Siempre me interesó la historia, incluso de colegial. Tuve un muy buen profesor de historia que realmente me presentó el problema, tenía un método que me parece muy interesante.Dijo: "Supongamos que eres el rey de Francia en el siglo XV y explica qué política seguirías en la situación a la que te enfrentarías". Era alumno de Pirenne, por lo que era muy bueno y yo estaba muy interesado en la historia.

En la Universidad, ¿hiciste todo esto tú solo, o también hubo ...?

Rosenfeld:

Oh si. También me desanimé de hacerlo. Publiqué una pequeña cosa e inmediatamente este matemático me llamó y me expresó su descontento con mi pérdida de tiempo.

¿Ya publicaste algo cuando eras estudiante en Lieja?

Rosenfeld:

Sí, se trataba de (de Sluis). Había un periódico, un pequeño boletín editado por los estudiantes de ingeniería y publiqué algunas cosas en él, entre las que se encontraba un pequeño estudio de (de Sluis).

Heilbron:

¿Y luego lo publicaste?

Rosenfeld:

Parte de ella, con algunos manuscritos que encontré en París. Mientras estaba en París, aproveché la oportunidad para ir a la Bibliotheque Nationale y mirar esos manuscritos, cuya existencia había aprendido de esos estudios preliminares.

Heilbron:

¿Era esta "pérdida de tiempo" también mal vista en París, o a alguien le importaba lo suficiente?

Rosenfeld:

¡Nadie lo sabía! En París, a nadie le importaba en absoluto cómo pasaba mi tiempo.

¿Encontraste ese aspecto de la situación bastante diferente en Göttingen?

Rosenfeld:

¿Hubo una especie de atención individualizada?

Rosenfeld:

Si. Seguro. En París tenía alguna posibilidad de hablar con la gente, pero era muy limitada. Hablé con (Lauret) en la Ecole Normale solo porque por casualidad estaba sentada en la misma habitación, y tenía algunas otras. Pero me propuse en la Escuela no conversar con los científicos, sino con la gente de letras, porque eso ampliaría mis intereses. Y tampoco los mejores amigos de la Ecole Normale, aparte de (Lauret), eran personas literarias. En la mesa de la cena, ves, tenías de un lado lo literario y del otro lo científico, pero yo fui con lo literario.

¿Cuál fue el estado y la naturaleza de su interés por las cuestiones políticas en este período?

Rosenfeld:

Eso, por supuesto, fue cuando me interesé por la política.

Rosenfeld:

Si. La Ecole es muy muy -.

¿Pero no había tenido ya intereses particulares en Lieja?

Rosenfeld:

Muy poco. En ese momento había muy poca actividad política en Lieja. La única actividad política concierne a esas disputas lingüísticas porque fue el momento en que transformaron la Universidad de Gante en una Universidad flamenca y eso fue muy resistido. Hicimos una huelga y así sucesivamente en Lieja, pero no fue mucha.

En París, ¿su interés político se concretó en actividad?

Rosenfeld:

En París vislumbré por primera vez los problemas sociales y la política internacional.

¿Fue en su mayor parte una discusión en la que estuvo involucrado, o también asumió un papel más activista?

Rosenfeld:

Solo discusiones, no militancia.

¿Comenzó también a leer en líneas más sociológicas y políticas?

Rosenfeld:

Rosenfeld:

En ese momento comencé a leer los periódicos con atención. Siempre leo los periódicos, pero solo de forma superficial y justa para saber lo que pasa pero sin tener una visión muy clara. Fue el período inmediatamente posterior a la Primera Guerra Mundial cuando todo estaba en crisis. Las personas que estaban preparadas para eso, las personas que ya tenían algo de educación política antes de la guerra, encontrarían que ese era un período muy interesante, pero para un recién llegado que no tenía preparación ni idea por sí mismo, todo parecía una confusión total sin ningún tipo de claridad. línea. Así que no pude captarlo, captar algún punto interesante. Solo en París, escuchando las animadas discusiones de la gente, me di cuenta de que había un problema en el que merecía la pena pensar.

Heilbron:

¿Este tipo de discusión consumiría una cantidad considerable de tiempo de la gente en la Ecole?

Rosenfeld:

Si. Por supuesto [como resultado de] o de todo el entorno, tenía un agudo sentido de lo que entonces se llamaba la "cuestión social", el estado de los trabajadores, las diferencias de clase, etc.

¿Ya te habías preocupado por esos?

Rosenfeld:

No, pero no pudo evitar notar el miserable estado de los trabajadores. De hecho, vivíamos en un bulevar lleno de casas elegantes y luego, desde el patio trasero, teníamos una vista de los barrios bajos. Y a cien metros de estas viviendas burguesas había una mina de carbón donde se veía a los mineros del carbón irse a casa sin ni siquiera lavarse, con la cara negra, porque en la mina no había instalaciones de lavado: había que hacer ese tipo de cosas en casa. Nuestra sirvienta era hija de una familia de mineros y, en el espíritu patriarcal, esta sirvienta se consideraba parte de la familia. Entonces pasaba a veces, cuando yo era pequeño, que mi madre iba a los mineros, a darles ropa vieja o algo, supongo, y yo iba con ella, así que tengo recuerdos de ese muy pobre ambiente. Eso deja impresiones, también tengo recuerdos de las grandes huelgas y manifestaciones y las pancartas ondeando, pero eso no cristalizó en ningún pensamiento consciente sobre esos problemas hasta que llegué a París. Durante mis años de estudiante siempre tuve la sensación de que había falta de armonía y confusión, pero pensé que era demasiado complicado y desesperado. Pero no leí a Marx hasta que llegué a Alemania y luego lo leí. Cuando abrí el libro y leí el primer capítulo, me di cuenta de que tenía [aquí] un hombre de genio, al igual que cuando abres Darwin y lo lees, sientes que hay algo allí que es una comprensión realmente superior de las preguntas. .

¿Hubo este mismo tipo de interés por las cuestiones políticas en Gotinga, o el hecho de que leyeras a Marx cuando llegaste allí fue realmente un remanente de París?

Rosenfeld:

Eso fue más porque en ese momento me estaba concentrando en aprender alemán. Sabía un poco de alemán, pero al perfeccionar mi conocimiento del idioma comencé a leer literatura alemana, y se me ocurrió que ese también era el momento de empezar a leer a Marx.

Viniendo a Göttingen desde París, ¿volvió a tener la misma sensación de haber estado en un remanso incluso en París?

Rosenfeld:

Sí mucho así. Esa fue realmente una impresión abrumadora: la vida y este intercambio activo en las discusiones que estaban sucediendo todo el tiempo en Göttingen.

¿A dónde fueron en su mayoría? En el coloquio del seminario, o -?

Rosenfeld:

En todas partes, en todas partes: en la calle, en la biblioteca, en los pasillos. Siempre que conocía a alguien, estaba seguro de estar involucrado [y preguntaba]: "¿Ha leído el último número de Naturwissenschaften?"

Heilbron:

¿Y pudiste participar en esas discusiones cuando llegaste?

Rosenfeld:

No. Al principio me sentí tan verde. Este fue otro golpe de nuevo, así que pasé gran parte de la noche leyendo ansiosamente cosas que había notado que debería haber sabido y que no sabía o no había entendido, incluso en relatividad. Cuando llegué allí, me consideraban más o menos un experto en relatividad solo por esa nota, pero pronto descubrí que cuando alguien me hacía una pregunta, no podía responderla. Así que pasé las noches leyendo relatividad con más atención.

¿Qué describiría como lo que faltaba en su conocimiento de la relatividad?

Rosenfeld:

Bueno, como era de esperar, la interpretación física. Es muy fácil aprender la técnica del cálculo tensorial e incluso aplicarla, pero cuando llegas a los puntos más finos como "¿qué es 'x', (" escribe f (x) o g (x) ") - 'x' o 'g (x)'.

Bueno. Esto es ahora en el otoño, octubre del 27, que llegas a Göttingen. ¿Cuáles son los problemas que preocupan especialmente?

Rosenfeld:

En ese momento, el mayor revuelo lo causaron los artículos de Dirac sobre la teoría de la radiación, al menos al principio, y luego los esfuerzos por hacer una teoría relativista del giro. Wigner y Jordan encontraron el método que entonces se llamaba segunda cuantificación ”, un muy mal nombre, pero cuatro Fermiones como diríamos ahora. Y justo al principio, incluso antes de eso, estaba la teoría de la transformación. Siempre recuerdo lo deprimido que estaba Jordan cuando salieron los periódicos de Dirac.

Todos esos papeles salieron antes de que llegaras.

Rosenfeld:

Sí, tienes razón, pero recuerdo una conversación con Jordan en la que me dijo que había estado deprimido porque el periódico de Dirac había salido, creo, un poco antes que el suyo, y sobre todo porque vio que Dirac lo había hecho. mejor de lo que tenía con su función Delta.

Llegó después de la teoría de la transformación, después del artículo de Heisenberg sobre el principio de incertidumbre, después del artículo de Como de Bohr. ¿Hasta qué punto fue -?

Rosenfeld:

No después del artículo de Como de Bohr que era "29 o" 28. No, lo siento, tienes razón, pero se publicó mientras yo estaba en Göttingen.

¿Hasta qué punto esas cuestiones siguen abiertas a debate? Las cuestiones de la interpretación estadística, las cuestiones de la dualidad, las cuestiones de la incertidumbre, los problemas de medición -.

Rosenfeld:

La gente de Gotinga miraba con desprecio a los demás porque pensaban que lo entendían todo. Wigner hizo un comentario característico después de la conferencia de Como: "Esta conferencia no inducirá a ninguno de nosotros a cambiar su propio significado [opinión] sobre la mecánica cuántica". De hecho, no apreciaron los problemas planteados por Bohr.

¿Sería justo decir que en cierto sentido se estaban conformando con el periódico de Heisenberg sin el Bohr?

Rosenfeld:

Sin el complemento de Bohr, sí.

Heilbron:

¿Estaban muy interesados ​​en eso?

Rosenfeld:

No no. En ese momento todavía era un poco herético y seguía insistiendo en la posibilidad de dar mera realidad a las olas y así sucesivamente. Entonces Jordan se tomó la molestia de explicarme los detalles, o mejor dicho, de señalar los argumentos que contribuyeron mucho a que los abandonara por completo.

Heilbron:

¿Qué argumentos fueron particularmente efectivos?

Rosenfeld:

No un argumento en particular, sino toda la coherencia del asunto. Había pasado varios meses tratando en vano de hacer algo con esas ondas en el espacio ordinario y no llegar a ninguna parte, mientras que vi que los demás realmente podían aplicar estas cosas y desarrollar una interpretación coherente, etc.

Heilbron:

Pero continuó en este espacio real, ¿esto era parte de la formulación de cinco dimensiones?

Rosenfeld:

La formulación de cinco dimensiones fue más un accidente que no continué. Pero todavía utilicé la relatividad general porque proporcionó un marco formal general que es útil, porque en esta representación formal con tensores, etc., se escribe la fórmula en una forma más compacta. Buscaba expresiones cerradas, no expansiones o cálculos prácticos, sino más bien tratar de encontrar una expresión compacta.

Dice que fue Jordan quien repasó especialmente las discusiones con usted. Tengo la sensación, que es tentativa y la adelanto para que la derriben, de que en un sentido u otro el propio Jordan se tomó la función de onda, las amplitudes de probabilidad, más seriamente físicamente que la mayoría de las personas del grupo de Gotinga, y que en este sentido también puede haber estado un poco más cerca de Copenhague en ciertos aspectos en este momento. ¿Fue eso evidente en sus propios tratos con él? ¿O tiene algún sentido para usted que él se encuentre en una posición ligeramente especial con respecto a la fisicalidad de la función de onda?

Rosenfeld:

No, no puedo decir eso. Eso no significa que no fuera así, pero no me sorprendió simplemente porque estaba tan confundido mentalmente en ese momento y no podía haber notado diferencias tan sutiles. De hecho, mi propia opinión de la conferencia de Como cuando la leí fue que Bohr simplemente estaba poniendo en una forma bastante pesada cosas que habían sido expresadas de manera mucho más simple por Born y que estaban vigentes en Gotinga en ese momento. No vi, no sentí, nada de la sutileza que había en él, y. Supongo que ese era el sentimiento generalizado en Göttingen. Este negocio de la complementariedad era solo una forma de expresar con palabras la situación que todos conocían. Supongo que si lo miras ahora, la conferencia de Como aún no resolvió el argumento, toda esta pregunta sobre la definición de los conceptos vino después.

¿Pero no hubo ningún intento real en Göttingen en estos períodos de discutir aún más a estos charlatanes?

Rosenfeld:

¿La gente hizo problemas de medición?

Rosenfeld:

Hubo una pelea entre los adictos a las matrices y los mecánicos de ondas. Recuerdo que la gente bromeaba un poco sobre Born y también sobre mí, ya que yo estaba involucrado en su libro, [acusándonos] de intentar complicar las cosas simples. No fue una crítica del todo injustificada que el libro de Born intentara escribir la ecuación de Schrodinger como si fuera una ecuación matricial, pasando por alto todas las dificultades de esos espectros (continuos). Entonces la gente decía: "¿Por qué todo este esfuerzo, ya que tenemos la mecánica de ondas que es mucho más simple y más práctica de manejar?" y así sucesivamente, pero no hubo mucha reflexión profunda detrás de esto. Creo que fue solo un argumento de problemas prácticos útiles. Uno tenía un formalismo desarrollado de ecuaciones diferenciales y, por lo tanto, era mucho más poderoso que este engorroso álgebra matricial.

¿Quién se alineó de qué lado?

Rosenfeld:

En ese momento, la mayoría de la gente juraba por la mecánica ondulatoria. Born era el único [del otro lado], aunque él mismo había contribuido a la mecánica ondulatoria. Pero en ese momento, por alguna razón, al escribir este libro estaba enfatizando el formalismo matricial.

Hablas de que ha habido discusiones y discusiones sobre estos, y no suena como si fuera solo Born versus el grupo.

Rosenfeld:

Sí, de hecho lo fue. Born no participó mucho en ellos. Fui yo, si se quiere, como representante del Born, pero tampoco fui muy cálido. Solo dije que la formulación matricial tenía la ventaja de ser más compacta, permitiendo utilizar todas las ideas de la mecánica clásica, [por ejemplo] el formalismo de Hamilton que también fue muy útil. Siempre me incliné a enfatizar un aspecto general, las formulaciones generales, mientras que los demás estaban ansiosos por resolver problemas prácticos. Entonces me atacaron [diciendo]: "Bueno, tienes un hermoso conjunto de ecuaciones hamiltonianas y un hermoso formalismo de la teoría de la perturbación, pero trata de dar la respuesta a las probabilidades de transición calculadas con tu formalismo".

En este período, el formalismo matricial parecía un formalismo más completo que el formalismo de Schrodinger. E incluso con operadores -.

Rosenfeld:

Si. Sabíamos que eran equivalentes, pero más compactos, lo que permitió un examen más fácil de las relaciones generales. Escribir un conjunto de ecuaciones de Hamilton te da una cierta idea de la estructura y las relaciones entre las variaciones de tiempo de los momentos y las coordenadas que no obtienes en la ecuación de Schrodinger. Solo lo obtienes en la ecuación de Schrodinger cuando construyes el elemento de la matriz a partir de la función de onda. Creo que hay algo en él. Son dos formalismos adaptados a diferentes aspectos, el formalismo matricial -lo que ahora llamaríamos, en el lenguaje de Dirac, la representación de Heisenberg- está más adaptado para describir el aspecto de partícula, y la representación de Schrodinger está más adaptada para representar lo que llamamos la onda. aspecto o distribución en el espacio.

¿Hablaste de esto con Born? Todo lo que pueda decirnos sobre la propia resistencia de Born o de otro tipo a abrazar y discutir ...

Rosenfeld:

Born tuvo la idea de que este libro, Elementare Quantenmechanik, sería el primer volumen y luego habría un segundo volumen en el que se discutirían las mismas cosas en términos de ondas. Esa fue la razón en realidad. Born no quería poner uno encima del otro, esa no era su intención en absoluto, pero luego se desanimó por dos cosas: primero, la reseña de su libro por Pauli, y luego el hecho de que apareció el libro de Weyl. Todavía recuerdo que Born me dijo: "Acabo de recibir el libro de Weyl y estoy bastante desanimado porque veo que en cuarenta páginas ha puesto tan hermosamente todas las cosas que iba a poner en un libro de doscientas páginas". Así que no tenía sentido escribir [ese segundo volumen] y lo abandonó.

Heilbron:

¿Fueron sus conferencias organizadas de la misma manera, es decir, primero que nada una presentación mecánica de matriz general, y luego, el próximo semestre o algo así, mecánica ondulatoria?

Rosenfeld:

No. En sus conferencias mezcló los dos, o mejor dicho, presentó los dos aspectos de cada problema. En la medida en que hizo eso, creo que muy pronto llegó a la equivalencia de los dos formalismos y luego eligió uno u otro para discutirlo.

Dice que, cerca del comienzo, al menos, de su época, hubo mucho entusiasmo por la emisión y absorción de Dirac de papeles de radiación.

Rosenfeld:

Sí, porque eso parecía dar solo la respuesta a ese desconcertante problema sobre la abstracción del espacio de configuración. Allí, Jordan y Wigner en particular, vimos la posibilidad de considerar formalmente la ecuación de onda en el espacio ordinario y, sin embargo, tratar un sistema de partículas en interacción. Esa fue la respuesta a ese problema.

Heilbron:

Sí, eso es lo que dijo el profesor Klein, como recordará, sobre lo que lo convirtió en ...

Hay casi un año que transcurre entre el periódico de Dirac y el de Jordan-Wigner, y siento curiosidad en parte por las reacciones anteriores. Una vez más, no veo forma de dejar de decir demasiado sobre lo que tengo en mente. Está perfectamente claro que uno puede leer el artículo de Dirac, como Jordan lo lee y luego continúa con él, como un artículo en la cuantificación de ondas de las funciones de Schrodinger, como una segunda cuantificación. Para mí, creo que también está claro que no tienes que leerlo de esa manera y no creo que esté escrito de esa manera. Mi propia sensación es que para Dirac, esto es una transformación de variables y que todo este asunto de ver esto como un problema de un solo electrón que ahora está cuantificado para darte más y más electrones, como una teoría de campo entonces, viene bastante rápido. , pero no está al principio. Y es solo en tu período en Göttingen cuando se produce esta transición. Debe haber habido algunas personas, supongo, que estaban bastante molestas por esta técnica de Dirac al principio, debe haber habido un tiempo antes de esta forma de verlo ...

Rosenfeld:

Oh si. Parecía una maravilla. Creo que la primera dificultad fue entender correctamente la técnica de la misma y luego fue para que fuera una transformación, como dices, de un conjunto de variables a otro.Al principio era muy poco familiar trabajar con esos números de ocupación como variables, pero luego se notó, especialmente a Jordan, para quien fue muy fácil porque era su teoría de la transformación, que mediante transformaciones unitarias se podía pasar de uno a otro, solo que era infinito. Y eso fue todo. No sé cómo se originó la segunda cuantificación, pero no creo que corresponda a una expresión muy profunda de algo nuevo, sino que fue más una jerga inventada para una comunicación rápida sin ningún significado profundo en ella. Seguramente fue una elección de palabras muy desafortunada.

El propio Jordan dice que, en un sentido importante, tuvo esta idea desde el momento en que vio por primera vez la ecuación de Schrodinger. Había sido la persona realmente responsable tanto en el Born-Jordan como en el Born-Heisenberg-Jordan de las últimas secciones de cada artículo sobre la cuantificación del campo electromagnético. Desde el momento en que vio la ecuación de Schrodinger sintió, y nadie lo tomaría en serio, que ahora la forma de manejar múltiples problemas de electrones era cuantificar la ecuación de Schrodinger de la misma manera que cuantificaría el campo electromagnético antes y de esta manera generaría. De hecho, inicialmente pensó que la forma de hacer el átomo de helio era tomar la solución de un electrón y cuantificarla para obtener dos electrones, lo cual estaba mal. Creo que Dirac no tenía esos pensamientos en mente sobre lo que estaba haciendo cuando hizo este tipo de cosas. Además, creo que todavía debe haber problemas en Göttingen en el 27 y el 28, una cosa era tomar el artículo de Dirac y entenderlo y usar los números de ocupación como variables, pero otra cosa es tener esta noción de cuantificar el función de onda para manejar múltiples problemas de electrones. E incluso si la gente aprendiera a hacer uno de estos, todavía debe haber habido discusiones sobre esta visión física bastante diferente de la situación que tomó Jordan.

Rosenfeld:

Sí, no fue nada fácil. En primer lugar, tenía que pasar de la conmutación a la anticonmutación y eso ya es un gran paso, y luego la construcción de los operadores de creación de aniquilación en las estadísticas de Fermi no es tan fácil debido a esas cuestiones de signos. De hecho, había un artículo equivocado de Jordan primero en el que se había olvidado de esos signos y había obtenido un resultado incorrecto. Eso fue luego corregido por Wigner. Trabajaron con esta analogía formal: los fotones son partículas y las partículas son ondas, por lo que deben tratarse de manera similar, entonces las ondas electromagnéticas siguen las estadísticas de Bose y eso corresponde a la conmutación y luego las otras siguen las estadísticas de Fermi. Luego se descubrió que eso corresponde formalmente a la anticonmutación que está muy cerca de ella, por lo que lo miraron de una manera muy formalista. Ese puede ser el origen de la palabra "segunda cuantificación".

Conozco su analogía y sé que exige anti-conmutación. Simplemente me pregunto cómo se tomó esto la gente de Gotinga. Esto fue, en cierto sentido, - no me había dado cuenta hasta hace muy poco al prepararme para Jordan - esto es realmente una transformación más grande, un giro real con respecto a lo que ha estado sucediendo, durante un año y medio más o menos, en el una forma completa de ver la forma en que maneja los problemas de partículas. No me había dado cuenta de que hubo un giro tan grande que ese bastón tan rápido, y me parece que debe haber habido todo tipo de discusiones al respecto en Gotinga y probablemente oposición.

Rosenfeld:

No, se recibió como un gran avance en los aspectos formales, hizo que las cosas parecieran más sencillas que este negocio de espacios de configuración, sobre todo porque permitía formular problemas en lo que ellos llamaban de una manera más “anschaulich”. "Anschaulich" significa lo suficientemente vago como para aplicarlo incorrectamente a cualquier situación. Todo el tiempo insistieron en hacer las cosas más "anschaulich" y, especialmente, en hacer que las estadísticas de Fermi fueran "anschaulich", así que estaban muy felices de tener eso. Por supuesto, si realmente lo pensaban, era una ilusión, pero al menos esa era la tendencia. Así que no hubo oposición a eso en absoluto, al contrario, se consideró como una gran (bendición).

Heilbron:

¿Cuál es la conexión de su trabajo con Witmer en las cuestiones más importantes del día?

Rosenfeld:

La única razón por la que me involucré con Witmer fue que vivíamos en la misma pensión y por lo tanto tuvimos conversaciones después de la cena, esos trabajos fueron el resultado de esas conversaciones después de la cena.

Heilbron:

¿Tuviste que inspirar a alguien para que hiciera esos experimentos?

Rosenfeld:

Sí mucho así. Skinner intentó algunos experimentos, pero supongo que nunca consiguió nada debido a los factores de forma. No habíamos tenido en cuenta los factores de forma que se desdibujarían. Creo que el efecto que discutimos allí, esta coherencia, es un efecto real, pero fue desdibujado por los factores de forma que no consideramos.

Heilbron:

¿Qué hay del segundo artículo con la interacción de fotones?

Rosenfeld:

Eso no fue nada. Creo que es mejor olvidarse de eso.

¿Estuviste en Göttingen solo un año?

Rosenfeld:

No. Al final del año, cuando me iba, Born me preguntó si me gustaría quedarme como su asistente, principalmente para completar el trabajo en su libro.

¿Estuviste allí entonces todo un segundo año? En nuestra biografía está claro que estuviste en Göttingen en ‘28-’29 y la ETH fue en ‘29-’30, pero ¿qué pasó en el medio?

Rosenfeld:

Estuve tres semestres como asistente en Göttingen, creo.

Eso tomaría la cantidad de tiempo prescrita. ¿Entonces definitivamente estabas en Göttingen cuando salió el papel de electrones de Dirac?

Rosenfeld:

Oh si. Eso provocó una gran emoción. De hecho, Wigner y Jordan estaban muy cerca de eso, por lo que se deprimieron bastante al ver que Dirac había llegado primero. Ellos admiraron mucho su solución, por supuesto.

¿Sabes lo que habían estado haciendo? Claramente, había mucha gente tratando de trabajar el giro, tratando de tomar las matrices de giro de Pauli o algo por el estilo y ponerlas en la ecuación de Klein-Gordon.

Rosenfeld:

Sí, eso es lo que estaban tratando de hacer.

Eso me parece de alguna manera muy diferente del enfoque de Dirac que sale con las matrices de espín sin haberlas puesto.

Rosenfeld:

Sí, eso fue considerado un milagro. ¡El sentimiento general era que Dirac había tenido más de lo que merecía! ¡Hacer física de esa manera no se hizo!

Cuando dice "más de lo que se merecía", quiere decir que no tenía derecho a sacar las matrices de espín de ese enfoque en lugar de que nadie debería hacer tanta buena física.

Rosenfeld:

Si. Seguramente Wigner y Jordan lo intentaron, fueron en la misma dirección, Darwin, que también se acercó mucho, después de todo, y luego trataron de introducir las matrices de Pauli, de construirlas de alguna manera en una ecuación completamente relativista. Pero la idea de que tenía que ser de primer grado, era suya.

Heilbron:

¿Qué tan agudo fue el problema del estado de energía negativa?

Rosenfeld:

Eso no fue prominente en ese momento, vino más tarde.

¿Hubo alguna disposición a ser escéptico sobre la ecuación de Dirac?

Rosenfeld:

No, se vio de inmediato como la solución. Fue considerado realmente como una auténtica maravilla.

¿Se preocupaba la gente en absoluto acerca de cuál era esa variable adicional para la que los alphas y rhos eran los operadores? ¿Hubo algún intento de preocuparse por un modelo del electrón?

Rosenfeld:

Si. Muy pronto se descubrió que la velocidad siempre era cy no se veía claramente lo que eso significaba, la idea era que ahora debemos dejar de hablar de velocidad, que no tenía sentido porque la velocidad siempre era c.

Heilbron:

Fue la explicación de Schrodinger -.

Rosenfeld:

Eso vino más tarde. Zitternbewegung vino más tarde, pero llegó en una etapa en la que la gente había dejado de preocuparse por eso. Nadie estaba realmente emocionado con este Zitternbewegung.

Heilbron:

¿Hubo intentos de aplicar con algún tipo de detalle, algo parecido al Klein-Nishina?

Rosenfeld:

Sí, por supuesto. Luego se empezó a discutir todas las posibles aplicaciones. El artículo de Klein-Nishina llegó en el '29. Sí, llegó bastante temprano, pero ...

¿Hubo realmente un intento considerable de tomar la ecuación de Dirac y resolver problemas con ella? Todavía es difícil resolver problemas y hubo muchos problemas, por lo que toda la cuestión de qué tan rápido el electrón de Dirac se integra realmente en los enfoques, en general, en los problemas de la electrodinámica cuántica. Hay una gran cantidad de electrodinámica cuántica que parece continuar a partir de este momento sin usar realmente el electrón de Dirac o sin tomar ningún conocimiento particular de su existencia por parte de personas que lo conocen claramente y presumiblemente lo admiran. ¿Intentó usted mismo hacer algo con el electrón de Dirac?

Rosenfeld:

Sí, de hecho, obtuve lo que ahora se llama la descomposición de Gordon de la corriente. Hice eso, pero no lo publiqué, y luego fue publicado por Gordon. Ese fue un esfuerzo por comprender cómo se podrían separar las propiedades magnéticas, si las propiedades magnéticas podrían separarse limpiamente de las propiedades de traslación, y eso es posible entonces en la corriente. Recuerdo mostrárselo a Wigner, que es la razón por la que no lo publiqué. Wigner lo miró y dijo: "Bueno, sí, sí, ¿y qué?" Luego tengo algunos recuerdos de cómo Wigner discutió los órdenes de magnitud de las correcciones que tenía que esperar y dijo que todos eran efectos relativistas o pequeños efectos. En ese momento no había tanto material que no se explicara de hecho, la dificultad más sobresaliente fueron los llamados dobletes relativistas en el espectro del hidrógeno que fueron aclarados, sino por el propio Dirac. Esa fue la aplicación más interesante en ese momento. Entonces, por supuesto, uno se dio cuenta de que había muchos pequeños efectos, correcciones. Quizás incluso se mencionó la corrección a la fórmula de dispersión, no lo recuerdo, pero se consideró que esos eran efectos pequeños que no podían compararse con ningún experimento claro sobre materiales. Entonces desde ese punto de vista no hubo mucho interés. Escuché en ese momento que Wigner y von Neumann estaban más interesados ​​en las propiedades formales del giro. Luego, por supuesto, hubo una aplicación muy grande que fue iniciada inmediatamente por Wigner y fue la incorporación del espín en esta descripción grupal del tratamiento de espectroscopía. Descubrió que el espín correspondía a las representaciones de índice medio entero. Eso fue algo importante y se hizo inmediatamente después con la ayuda de von Neumann.

¿Qué pasa con toda esta entrada de la teoría de grupos en la mecánica cuántica? ¿Estaban todos ocupados aprendiendo teoría de grupos?

Rosenfeld:

Oh si por supuesto. Lo aprendí de Wigner e incluso resolví varios problemas. Usando este “Darstellung”, esta técnica de representación, puede hacer varias cosas que, por supuesto, no conducen a nuevos resultados. Puedes hacerlo mediante cálculo algebraico, pero es más elegante hacerlo con esas representaciones, obteniendo soluciones de la ecuación de Schrodinger, por ejemplo.


El desarrollador de Century Plaza Michael Rosenfeld y el fideicomisario de la USC en la batalla por los acuerdos de RE

El director ejecutivo de Woodridge, Michael Rosenfeld, y Glorya Kaufman con una representación del proyecto Century Plaza, y el socio de Armanino LLP, Harvey Bookstein, con Hearst Estate. (Crédito: DBOX)

Una noche de mediados de noviembre del año pasado, dice la fideicomisaria de la USC, Glorya Kaufman, un & # 8220 amigo cercano & # 8221 de ella vino de visita. El amigo, el desarrollador Michael Rosenfeld, había venido a buscarla para que firmara algunos documentos.

En una nueva demanda, Kaufman alega que firmó los papeles sin tener la oportunidad de leerlos y sin que se le proporcionaran copias después. Después se sorprendió al saber que había firmado una garantía de $ 75 millones en préstamos de construcción para el desarrollo de condominios Century Plaza en Century City.

En el relato de la demanda, la garantía era solo la última de una serie de grandes acuerdos inmobiliarios en los que Kaufman había sido contratado durante la última década a instancias de Rosenfeld, el fundador de la firma de inversión y desarrollo de bienes raíces Woodridge Capital Partners y contador, Harvey Bookstein de Armanino LLP. Rosenfeld y Bookstein se presentaron como "amigos cercanos y asesores financieros, comerciales y de inversión de confianza" de Kaufman, según la denuncia presentada la semana pasada en los estados de la Corte Superior de Los Ángeles. A pesar de asegurarle que sus inversiones eran conservadoras y seguras, el dúo supuestamente "creó y / o estructuró transacciones de auto-negociación muy arriesgadas en las que utilizaron los activos de la Sra. Kaufman para hacer grandes apuestas y promover sus propias ganancias financieras".

Rosenfeld niega enérgicamente esta caracterización de su relación. "La denuncia está repleta de tergiversaciones", dijo en una entrevista con El acuerdo real Jueves. "Es inconcebible que sus abogados y nuevos asesores hagan tales afirmaciones contra las mismas personas que le han proporcionado años de inversiones exitosas".

El documento que Kaufman firmó esa noche de noviembre, por ejemplo, era simplemente un certificado trimestral que había firmado cada trimestre desde 2016, y no una nueva garantía, según Rosenfeld.

“Nos identificamos con el hecho de que la Sra. Kaufman afirma que no recuerda haber celebrado estos acuerdos, sin embargo, no hay duda de que, de hecho, los celebró a sabiendas”, dijo. "Tengo entendido que sus asesores revisaron minuciosamente cada inversión con ella, que ella insistió en tener una comprensión completa de cada posible inversión y que se le presentó la totalidad de la documentación".

Kaufman, la viuda del cofundador de KB Home, Donald Bruce Kaufman y fundador de la Escuela de Danza Glorya Kaufman en la USC, está pidiendo que se anulen los acuerdos del trato y está buscando daños y perjuicios por cargos que incluyen fraude, abuso de ancianos e incumplimiento de deber fiduciario.

“Con gran desgana, hemos presentado una acción por incumplimiento de contrato basada en este incumplimiento”, dijo Rosenfeld. "Alentamos a la Sra. Kaufman a que cumpla con sus obligaciones en virtud de los numerosos acuerdos que celebró".

Un abogado de Kaufman se negó a comentar. Bookstein no respondió a las solicitudes de comentarios.

¿Se desconoce el alcance completo?

Las inversiones enumeradas en la demanda ascienden a casi $ 60 millones, así como dos garantías sobre préstamos por un total de $ 115 millones. Pero según la demanda, debido a que Rosenfeld y Bookstein haven & # 8217t proporcionaron detalles sobre las inversiones, "el alcance total de los incumplimientos de las obligaciones fiduciarias y el fraude de los Demandados puede que aún no se conozca por completo".

La primera inversión documentada en la denuncia ocurrió en 2011, cuando Kaufman invirtió $ 5 millones en una entidad controlada por Rosenfeld conocida como Unification Partners, LLC.

"Señora. Kaufman nunca ha recibido ningún ingreso o distribución de esta inversión y no sabe cómo los Demandados usaron sus fondos ”, alega la demanda.

En 2013, Glorya Kaufman Trust otorgó un préstamo de $ 3.3 millones para el desarrollo de 150 viviendas cerca del lago Castaic al norte de Santa Clarita. Las casas nunca se construyeron y los acusados ​​supuestamente continuaron cobrando honorarios de administración y contabilidad sobre la inversión, según la demanda. Woodridge recibió la aprobación del condado para construir un complejo de 3,150 unidades mucho más grande en el área en 2018.

Otro "acuerdo financiero de alto riesgo" al que supuestamente se engatusó a Kaufman fue una inversión de 27,7 millones de dólares en el Hotel Californian en Santa Bárbara, que se inauguró en 2017. Kaufman "no ha recibido ninguna distribución de ningún tipo sobre esta gran inversión", y el hotel ha estado perdiendo dinero durante años, alega la demanda.

Travesura de la mansión

Uno de los enredos financieros más grandes de Kaufman apareció en las noticias en 2016, cuando el inversionista inmobiliario y abogado Leonard Ross puso a la venta Hearst Estate en Beverly Hills por $ 195 millones.

Un análisis de TRD en ese momento descubrió "una elaborada red de LLC y una serie de refinanciaciones intrincadas" en la propiedad, la antigua casa de William Randolph Hearst. Esto incluyó un préstamo de $ 40 millones proporcionado por Fortress Investment Group y un préstamo de $ 19 millones proporcionado por Kaufman. Curiosamente, Kaufman también fue garante del préstamo de Fortress.

La nueva demanda afirma que este arreglo también fue obra de Rosenfeld y Bookstein.

Ross era un "socio comercial y / o cliente" de Bookstein, y los acusados ​​supuestamente indujeron a Kaufman a firmar una garantía de $ 40 millones para él a pesar de saber que Ross se había declarado en bancarrota en 2010 y "tenía un historial de tomar préstamos y no reembolsarlos . "

Los problemas financieros de la finca Hearst se han prolongado. Ross incumplió con el préstamo en 2018, y supuestamente a Kaufman solo se le informó un año después que ahora estaba en el gancho por más de $ 50 millones debido a su garantía.

Ross ha presentado una demanda contra sus acreedores, también alegando abuso de ancianos, mientras que Fortress ha demandado al Kaufman Trust afirmando que incumplió su papel de garante. La LLC propietaria de la herencia, TBH19 LLC, se acogió al Capítulo 11 de la bancarrota en noviembre.

En medio del frenesí de las megamansiones que se extendió por Los Ángeles poco antes de la crisis del coronavirus, Ross tenía la esperanza de que la propiedad pudiera venderse por hasta 125 millones de dólares para pagar sus deudas, y afirmó que "un príncipe de Arabia Saudita" había expresado interés en comprar eso.

Atraco del siglo

Woodridge Capital Partners de Rosenfeld está desarrollando actualmente el desarrollo de condominios Century Plaza de dos torres y 268 unidades en Avenue of the Stars. Es un proyecto ampliamente visto como una prueba de fuego para la fortaleza del mercado residencial en Century City, un vecindario más conocido por las oficinas de los bufetes de abogados que por las torres de lujo.

La naturaleza del financiamiento de construcción de $ 75 millones que Kaufman supuestamente proporcionó como garantía no está clara. El desarrollador había obtenido alrededor de $ 1 mil millones en préstamos de construcción para el proyecto de $ 2,5 mil millones en 2016, incluido un préstamo senior de $ 446 millones de JPMorgan Chase, $ 120 millones en financiamiento mezzanine de Colony Capital y $ 450 millones de financiamiento EB-5.

Y la garantía no fue la única forma en que Kaufman terminó apoyando el proyecto, alega. La octogenaria también fue inducida a comprar "un piso completo en el condominio de la Torre Norte", luego de que Rosenfeld supuestamente le ofreciera un gran "trato" de $ 24.2 millones en dos unidades y una habitación de servicio, solo para proporcionar un acuerdo a un "precio de compra sustancialmente más alto". " después.

"Señora.Kaufman confiaba completamente en la Demandada Rosenfeld y, como era su práctica, no leyó los documentos y simplemente los firmó confiando en la Demandada Rosenfeld ”, afirma la demanda.

En octubre, Woodridge anunció que el desarrollo de Century Plaza ya había cerrado con más de $ 200 millones en preventas de condominios de lujo. Las compras de unidades por parte de Kaufman, como se describe en la denuncia, representarían aproximadamente un octavo de esa suma.


Sistemas de huellas dactilares más antiguos

Los ID de TRM (TRM Recognizes Music) fueron el primer sistema de huellas digitales de audio de MusicBrainz. Este sistema fue creado por Relatable y agregado a MusicBrainz en 2000. & # 913 & # 93

Este sistema se utilizó en la aplicación de etiquetado MusicBrainz original. La biblioteca de huellas digitales de audio del lado del cliente era de código abierto e integrada en libmusicbrainz.

Este sistema funcionó razonablemente bien para encontrar archivos de música duplicados en un sistema local, pero tuvo problemas con las colisiones (audio que suena diferente que tiene el mismo ID) y duplicados (audio con el mismo sonido que tiene ID diferentes). El servidor tampoco era capaz de manejar la cantidad de TRM necesarios para MusicBrainz, y Relatable no parecía estar interesado en brindar más soporte. & # 914 & # 93

El soporte de TRM se eliminó en noviembre de 2008 & # 915 & # 93.

Los PUID fueron el segundo sistema de huellas digitales de audio de MusicBrainz. Esto fue operado inicialmente por MusicIP (más tarde AmpliFIND Music Services), y comprado por Gracenote en junio de 2011. Se espera que Gracenote suspenda el servicio público pronto, y ya parece ser en gran parte no funcional.

MusicBrainz comenzó a utilizar estos ID en marzo de 2006 & # 916 & # 93 y se implementaron en Picard 0.7.0 lanzado en julio de 2006. & # 917 & # 93

Este sistema era mejor que TRM, pero aún presentaba varios problemas importantes:

  • El sistema de envío de huellas dactilares no es de código abierto y, como tal, no se puede incluir en Picard. En Picard solo era posible buscar huellas dactilares existentes, se tuvieron que crear nuevas huellas dactilares utilizando MusicIP Mixer o la línea de comandos genpuid (ya no está disponible, la última versión se refleja en nuestro servidor ftp).
  • El proceso de toma de huellas digitales es lento, tanto del lado del cliente como del lado del servidor
  • Con el tiempo, los operadores se han interesado cada vez menos en ejecutar el servidor, hasta el punto de que hoy apenas funciona, si es que funciona.

Los PUID también son bastante opacos, no son más que un número único que hace referencia a una base de datos fuera del control de MusicBrainz. Si / cuando esa base de datos desaparece, se vuelven inútiles. Consulte la solicitud de patente para obtener detalles sobre la tecnología. La biblioteca de huellas digitales de audio del lado del cliente, libofa, es de código abierto.

La compatibilidad con PUID se eliminó del servidor de MusicBrainz en octubre de 2013. & # 918 & # 93 & # 919 & # 93


Ver el vídeo: Kurt Rosenwinkel trio-Nicas Dream