Panel de Ara Pacis Augustae

Panel de Ara Pacis Augustae

Imagen 3D

Ara Pacis Augustae: Panel de Tellus Mater. Altar de Augusto, 13-9 a. C., mármol, Roma. Este panel en alto relieve representa a Tellus Mater (Madre Tierra) y es una alegoría de la prosperidad durante el reinado de Augusto (27 a. C.-14 d. C.). La Tierra que nutre se representa junto a dos mujeres jóvenes, personificaciones del Aire y el Viento. Los cuatro elementos están representados: aire (pájaros, viento), agua (olas), fuego (dragón) y tierra (grano, vaca, oveja) .Hecho con Zephyr3D Lite de 3DFlow. Para obtener más actualizaciones, considere seguirme en Twitter en @GeoffreyMarchal. (https://twitter.com/GeoffreyMarchal)

Apoya a nuestroOrganización sin ánimo de lucro

Nuestro sitio es una organización sin fines de lucro. Por solo $ 5 al mes, puede convertirse en miembro y apoyar nuestra misión de involucrar a las personas con el patrimonio cultural y mejorar la educación histórica en todo el mundo.


Museo de Ara Pacis Augustae

Si alguna vez se necesitó un altar de paz, es ahora. Sin embargo, el 4 de julio del 13 a. C., el senado romano nos adelantó y encargó el Ara Pacis Augustae dedicado a Pax, diosa de la paz.

El Ara Pacis, como se lo conoce generalmente, fue el encargado de celebrar el regreso del emperador Augusto a Roma después de sus famosas campañas en Francia y España, conocidas por los antiguos romanos como Galia e Hispania. La construcción del Ara Pacis estaba destinada a marcar un largo período de paz en el mundo.

El altar solía sentarse en el borde noreste del Campus Martius, que era una llanura aluvial. Los depósitos de limo del río Tíber finalmente enterraron el altar & # 8211, pero en 1938, un año antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el altar se trasladó a su ubicación actual. Ahora se encuentra en un museo especialmente construido con un frente de vidrio para protegerlo de los elementos, mientras el tráfico del Lungotevere pasa a toda velocidad. El pequeño museo es uno de los varios edificios que tiene el Museo Nazionale Romano en Roma.

Templo de Augusto del Ara Pacis & # 8211 muy cerca y muy redonda

El Ara Pacis también está al lado del Templo de Augusto & # 8211 que se puede ver a través del museo & # 8217s amplia ventana & # 8211 por lo que es útil visitarlos por la mañana o por la tarde.

(Si se dirige desde Piazza di Spagna por Via Dei Condotti, también puede tomar Caffe Greco, Fendi y la oficina de devolución de IVA en el camino. Bonificación).

Ara Pacis

Decoración Ara Pacis

El altar en sí está alojado en una construcción de mármol ricamente decorada que estaba abierta a los elementos. Originalmente, el mármol habría sido pintado en colores brillantes en lugar de ser el edificio blanco prístino que existe hoy. Hay un impresionante tramo de escaleras que conducen a la sala del altar, perfecto para procesar. La decoración clásica en las paredes interiores y exteriores refleja las leyes que regían los rituales del altar en la antigua Roma & # 8211 llamado el lex aria.

Verá frutas y enredaderas a lo largo de las paredes & # 8211 y los cráneos de bueyes. Las frutas y las vides transmiten la idea de la cosecha abundante y la fertilidad & # 8211 las imágenes de ganado se utilizan con frecuencia en la mitología y los sistemas de creencias, como el culto a Mitra. El toro es una bestia viril y poderosa que se utiliza en los ritos de sacrificio.

Decoración Ara Pacis, con guirnaldas de frutas y calaveras de buey

Los cráneos de buey del Ara Pacis se llaman Bucrania & # 8211 calaveras de buey utilizadas para la decoración en la arquitectura clásica. los Bucrania embellecer el Ara Pacis son para denotar piedad en los rituales adjuntos al altar.

Es común que diferentes sistemas de creencias y cultos usen imágenes similares: el león, el águila, los toros o los bueyes aparecen regularmente en la iconografía de diferentes monumentos antiguos con diferentes sistemas de creencias detrás de ellos.

Las frutas y las vides también se usan comúnmente para representar la abundancia o la cosecha & # 8211 y en un altar dedicado a un gran emperador y sus campañas militares, sugieren que no solo es un gran general, sino un gran proveedor cuyo reinado trae abundancia y prosperidad para su pueblo, así como paz.

La fertilidad en la naturaleza a menudo también está relacionada con la fertilidad humana & # 8211 y el uso de imágenes de animales como el león o el toro para denotar poder e incluso virilidad en un líder también es común.

Las imágenes del Ara Pacis, por lo tanto, funcionan a diferentes niveles en su celebración del emperador Augusto y sus logros, incluida la paz que trajo a su imperio.

El panel de Saturnia Tellus en el exterior del Ara Pacis, con la figura central que se cree que es la Madre Tierra & # 8211, lleva una corona de frutas y hay bestias del campo y el cielo y un dragón como decoración, junto con dos querubines. rebotando de rodillas

El poder del emperador también se sugiere en la decoración exterior, que muestra escenas de la naturaleza & # 8211 y figuras que llevan coronas de laurel en la cabeza para reflejar las victorias del emperador que está celebrando el altar.

La figura de Roma (Roma) también está allí & # 8211 una mujer que lleva un casco con un pecho expuesto, sosteniendo una espada en su vaina decorada. Se parece a la imagen posterior de Britannia y podría haber sido utilizada como modelo para esto & # 8211 Gran Bretaña fue una importante colonia romana.

También hay en las paredes exteriores del altar la construcción de una imagen del procesamiento de la familia imperial. Los eruditos a menudo discuten el quién y el quién del Ara Pacis, pero no es necesario quemar el aceite de medianoche estudiando toda la iconografía para disfrutar de la belleza del altar. Es raro poder entrar en un antiguo altar romano & # 8211 el del Foro dedicado a Julio César por Augusto después de su asesinato es ahora poco más que un cobertizo & # 8211 así que aproveche esta oportunidad para acercarse a la historia.

Antes de subir las escaleras hacia el altar, ¡también puedes maravillarte con los bustos de los emperadores alineados para tu inspección!

Procese los escalones hacia el santuario interior del Ara Pacis

Ara Pacis & # 8211 información general

Hay exhibiciones interactivas que explican el significado, la arquitectura y las imágenes del altar & # 8211 y también hay una sala de conferencias y una tienda de regalos llena de libros y recuerdos. Si es un día caluroso, desplácese junto a la fuente afuera y relájese.

Splash splash, un baño imperial & # 8211 tenga en cuenta que bañarse en fuentes en Roma a menudo atrae el interés de la polizia y grandes multas si chapotea en Trevi u otras fuentes antiguas.

Y & # 8211 más importante & # 8211 los baños están en el sótano en el otro extremo del museo detrás del altar.

La entrada cuesta 10,50 euros por adulto.

El Ara Pacis también es conveniente para visitar si planea ver el Vaticano o el Castel Sant & # 8217Angelo & # 8211; se encuentra justo al otro lado del Tíber desde Ponte Umberto. Busque en el mapa el Museo Nazionale Romano donde se encuentra el Ara Pacis.

Hay algunas imágenes excelentes del Ara Pacis en el sitio web Italian Ways.


Ara Pacis (13-9 a. C.) _Arquitectura

los Ara Pacis Augustae es un altar monumental. El altar, que tiene una base de cuatro escalones, fue esculpido en mármol de Luna. El altar está rodeado de muros. Hay dos puertas, la primera ubicada en el muro este y la otra en el oeste. Cuatro pilastras corintias se colocan en las esquinas y en las puertas. La decoración exterior de los muros del recinto se caracteriza por relieves sobre dos registros. El registro inferior del friso consiste en rollos de acanto llenos de pequeños animales y pájaros. La parte superior del altar está decorada con guirnaldas de frutas y hojas suspendidas entre Bucrania, o adornos con forma de calaveras de buey, a partir de cintas ondeando. Los bucles hechos por las guirnaldas están llenos de flotadores paterae, o tazones de libación de metal. En los muros norte y sur, el registro superior representa la procesión de sacrificios de miembros de la casa imperial, junto con sacerdotes y lictores. Augusto es retratado junto con su gens, sus aliados políticos, incluidos Agripa y Mecenas, sus clientes, y los principales sacerdocios de Roma, incluido el Septemviri, los Augures, y el Quindecimviri. En las paredes oriental y occidental, varios paneles alegóricos que flanquean las puertas representan temas relacionados con la paz y los rituales cívicos romanos. Aunque se debaten algunas identificaciones, en el muro oriental se pueden identificar las alegorías de Italia - Tellus y Roma, junto con las figuras del Genii, personificaciones del Senado y del pueblo romano, mientras que en el lado occidental se ve a Eneas sacrificando una cerda blanca a la penates (según la interpretación más probable) y Faustolus descubriendo a los gemelos Rómulo y Remo en el Lupercal.

los Ara Pacis Augustae estaba dedicado a Pax, la diosa romana de la paz. El monumento fue encargado por el Senado romano el 4 de julio del 13 a. C. para honrar el regreso de Augusto a Roma después de tres años en Hispania y Galia. El altar fue consagrado el 30 de enero de 9 a. C. El Altar estaba ubicado en la esquina noreste del Campus Martius, que fue desarrollado por Augusto en un complejo de monumentos. El altar, junto con el Horologium Solare Augusti y el Mausoleo Augusti, de hecho formó un complejo. Aunque el Ara Pacis no se registró en las fuentes antiguas, aparece en monedas posteriores de Nerón y Domiciano. Sin embargo, la estructura representada en las monedas es esquemática. El altar en sí se inspiró en el Altar clásico de los Doce Dioses en el ágora ateniense. Las dimensiones son las mismas. El contraste con las enormes dimensiones del Altar de Zeus en Pérgamo es evidente. Augusto siguió las reglas del clasicismo. Por lo tanto, la pequeña escala de la arquitectura de la Atenas del siglo V fue más agradable para el líder romano, primus inter pares, que el enorme altar construido para celebrar la gloria de un monarca helenístico absoluto. Más allá de la función ritual cívica del monumento, transmitía la ideología imperial de Augusto (ver Ara Pacis - Relieves).


Ara Pacis Augustae

El Ara Pacis Augustae, conocido como el Altar de la Paz de Augusto, es una de las obras más reconocidas del arte romano. Muchos estudiosos creen que esto representa específicamente el regreso triunfal de Augusto de la Galia y España. Como resultado, el monumento conmemora los mejores logros de Augusto para traer la paz al mundo romano. En consecuencia, el altar abarca el tema de la paz y la prosperidad que se produjo a partir de entonces. Aunque se desconoce el nombre del artista, se sabe mucho sobre su historia.

La fundación del Ara Pacis Augustae se colocó el 4 de julio del año 13 a. C., en la que tuvo lugar una ceremonia importante.

En este día, se realizaron varios sacrificios a los dioses del estado junto con Pax, la diosa de la paz. Después de tres años y medio de construcción, el Ara Pacis se completó en el 9 a. C. El altar, que se encuentra sobre un podio, está rodeado por cuatro paredes diferentes, cada una decorada con relieves escultóricos en el interior y el exterior. En los registros inferiores hay principalmente enredaderas decorativas y hojas de cactus, mientras que los registros superiores consisten principalmente en esculturas figurativas.

Hay muchos frisos notables contenidos en el Ara Pacis, incluidos dos frisos procesionales en diferentes lados, que representan la ceremonia de la dedicación del monumento junto con el regreso de Augusto de la Galia. Augustus, aunque le falta la mayor parte de su cuerpo, se muestra junto con sus dos nietos y varios miembros del Senado en el friso. Además, el panel de Tellus incluye a Cayo y Lucio César, quienes se cree que son los sobrinos y futuros herederos de Augusto.

Otro friso muestra a un sacerdote romano y sus asistentes a punto de sacrificar una cerda, tal vez indicando un significado más sacrificial para el altar, aunque esto ha sido una fuente de controversia para los historiadores del arte. Aparte de esta escena, hay varios otros frisos que personifican la Tierra o Tellus, el linaje de Venus, e incluso la propia Pax, entre varias otras figuras integrales. Sin embargo, quizás dos de las figuras más importantes son Eneas y Rómulo, que son dos representaciones contrastantes de Augusto. Esto muestra la amplia gama de figuras significativas incluidas en el Ara Pacis.

En gran parte de la decoración del Ara Pacis Augustae se incluyen animales, flores y frutas, que sirven como símbolos de fertilidad y crecimiento. Augusto intenta demostrar que la paz que ha logrado traerá prosperidad a Roma. Además, estos símbolos se refieren al mensaje que se transmite a las mujeres en el imperio de que deben ser fructíferas y tener hijos. Estos frisos vegetales son abundantes, particularmente en los lados inferiores del Ara Pacis, muchos de los cuales se cree que originalmente eran de color.

Debido al uso que hace Augusto del arte como propaganda, el Ara Pacis proyecta la importancia y la magnificencia del emperador a través de muchos de los frisos incluidos. Gran parte del diseño y la decoración del Ara Pacis son simbólicos e iconográficos y van desde mostrar la grandeza de Augusto hasta las políticas políticas. Aunque fue construido hace más de dos mil años, el Ara Pacis sigue siendo una obra de arte importante que todavía se estudia en la actualidad. El monumento ha estado expuesto al público en el Museo Ara Pacis de Roma desde la década de 1930 tras su excavación en varias partes durante el siglo XVI.

Como resultado, el Ara Pacis, con todos sus frisos y una decoración intrincada, sirve como uno de los mejores monumentos jamás construidos. Bibliografía comentada Syme, Ronald. & # 8220 Niños desatendidos en el Ara Pacis. & # 8221 American Journal of Archaeology 88. 4 (1984): 583-89. Las credenciales de Syme son extremadamente sólidas y están bien validadas. Antes de su muerte, Syme trabajó como profesor de historia antigua en la Universidad de Oxford y como profesor de historia en la Universidad de California en Los Ángeles.

También fue un autor prolífico que escribió numerosos libros, incluidos Tácito, La revolución romana y De Augusto a Nerón: la primera dinastía de la Roma imperial. Junto con la prestigiosa experiencia de Syme, el American Journal of Archaeology ha sido promocionado como una de las publicaciones más reconocidas en todo el mundo. Desde su fundación en 1885, la revista se distribuye entre cincuenta y tres países y cerca de mil universidades y museos. Esto demuestra que tanto Syme como el American Journal of Archaeology son contribuyentes muy valiosos en el campo del arte.

La tesis de Syme es que los dos niños representados en el friso del Ara Pacis no son Cneo o Domitia, sino hermanos mayores. Afirma que Domicia murió en el año 12 a. C. mientras que Cneo falleció a los veinte años. Syme sostiene que debido a la tasa de mortalidad en esta época, esas muertes tempranas eran probables. Sostiene que la verdadera figura masculina representada es un hermano de Cneo. Además, Syme afirma que el flamen representado en el Ara Pacis es efectivamente Sextus Appuleius, al que apoya con una inscripción de Cartago. Como resultado, presenta un nuevo argumento, que respalda con varias fuentes.

Syme no está de acuerdo con los autores anteriores que han apoyado la interpretación de que los dos niños del Ara Pacis son Gnaeus y Domitia. Si bien no menciona a ningún autor específico por su nombre, Syme se diferencia claramente de las explicaciones anteriores de estas cifras. Intenta aclarar las cosas presentando interpretaciones alternativas que se alinean bien con las fuentes disponibles. En consecuencia, la mayor parte de su obra está dedicada a refutar nociones anteriores sobre el Ara Pacis. Syme hace una valiosa contribución en el sentido de que proporciona una interpretación contrastante que otros autores y académicos no habían adoptado anteriormente.

Su nueva identificación de estas figuras en el Ara Pacis es sin duda valiosa para el campo, ya que los autores anteriores no han elaborado una conclusión similar. Las identificaciones que ha presentado se suman a la investigación académica ya realizada. Aunque el Ara Pacis ha sido interpretado de muchas maneras, las contribuciones y argumentos de Syme sin paralelo a otros académicos deben ser reconocidos debido a su nueva visión de esta obra de arte. Pollini, John. “Ahenobarbi, Appuleii y algunos otros en el Ara Pacis. ”American Journal of Archaeology 90. 4 (1986): 453-460. Las credenciales de John Pollini son amplias y sólidas.

En el momento de este artículo, Pollini trabajaba como profesor en el Departamento de Clásicos de la Universidad John Hopkins. Hoy es profesor en la Universidad del Sur de California, donde trabaja como profesor de historia del arte. Además, obtuvo su doctorado en historia antigua y arqueología mediterránea en 1978 en UC Berkley. También se ha desempeñado como Decano de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad del Sur de California y tiene varias publicaciones destacadas en este campo. Aparte de Pollini, el American Journal of Archaeology es reconocido como una de las publicaciones líderes en este campo.

Esta revista es alabada por sus artículos de revistas académicas y su investigación en profundidad. Hoy en día, esta revista se puede encontrar en numerosas universidades y museos de todo el mundo. Por lo tanto, las credenciales de Pollini junto con el American Journal of Archaeology validan fácilmente su importancia para el estudio del arte. Pollini sostiene que uno de los niños del friso sur del Ara Pacis es en realidad Cneo. Ha habido una tremenda controversia sobre si esto representa a Cneo, ya que no pudo haber obtenido el consulado hasta los cincuenta, que es dieciocho años después de la edad habitual.

Sin embargo, Pollini asegura que no era habitual que figuras escandalosas como Cneo se demorasen en recibir el consulado. También sugiere que, si bien se representa a Cneo como un hombre mayor, todavía se incluyen elementos juveniles. Además, Pollini afirma que Marcus Appuleius es el Flamen Iulialis en el friso sur ya que solo los hijos de Octavia Maior fueron los únicos hombres conocidos por estar relacionados con Augustus durante la construcción del Ara Pacis. Para estos argumentos, utiliza fuentes históricas y contemporáneas para reforzar su posición de manera convincente.

El trabajo de Pollini finalmente demuestra la variedad de interpretaciones que los académicos tienen sobre el Ara Pacis. La extensión del artículo de revista de Pollini está dedicada a refutar las interpretaciones de Ronald Syme del Ara Pacis. A lo largo de su trabajo, Pollini no está de acuerdo con Syme en casi todas las interpretaciones. La refutación al artículo de Syme cuestiona varias interpretaciones que se han presentado anteriormente y que durante años no han sido cuestionadas. Pollini parece dedicado a desacreditar estas interpretaciones anteriores y sugerir explicaciones más plausibles.

Sin embargo, está de acuerdo con una interpretación anterior, aunque no menciona autores específicos, que la figura del friso sur es Cneo. Pollini no menciona a ningún otro autor que haya trabajado en Ara Pacis y, por lo tanto, solo se centra de lleno en Syme. Pollini hace varias contribuciones valiosas a las interpretaciones del Ara Pacis. Antes de su trabajo, las interpretaciones anteriores fueron fácilmente aceptadas a pesar de la escasa evidencia. Sin embargo, Pollini ofrece nuevas explicaciones que refuerza con amplios apoyos y referencias. No solo reafirma la interpretación anterior de Cneo, sino que propone una nueva interpretación de que Marcus Appuleius es el Flamen Iulialis. Además, Pollini analiza varias otras figuras menores en un detalle más breve que entra en conflicto con Syme. A pesar de su desacuerdo, la contribución de Pollini se suma a la literatura académica del Ara Pacis. Thomson de Grummond, Nancy. “Pax Augusta y el Horae en el Ara Pacis Augustae. ”American Journal of Archaeology 94. 4 (1990): 663-677. Nancy de Grummond tiene credenciales estelares que sin duda la hacen calificada para esta línea de trabajo. Actualmente es profesora de clásicos en Florida State University.

También ha escrito numerosas obras, incluida La religión de los etruscos y la mitología etrusca, junto con Historia sagrada y leyenda. Aparte de su sólida formación, el American Journal of Archaeology existe desde 1885, proporcionando contribuciones académicas en el campo de la arqueología clásica. Esta revista es miembro del Instituto Arqueológico de América y ha sido muy apreciada por muchos estudiosos. Por lo tanto, tanto de Grummond como el American Journal of Archaeology son fuentes de información extremadamente creíbles para el estudio del Ara Pacis.

La tesis de De Grummond sostiene que la figura del panel sureste solo representa la identidad única de Pax Augusta. Aunque ha habido numerosos debates en la comunidad académica sobre si Pax está representada en este friso, de Grummond afirma inequívocamente que está claramente representada a través de sus atributos. Elementos como las amapolas y los cereales son un símbolo de Pax. Mucho de esto se sabe por su descripción en monedas que han sido obtenidas por historiadores del arte. También afirma que Augustus y sus asesores políticos utilizaron el concepto de estaciones así como la diosa de la paz y los conectaron con Pax Augusta.

De Grummond cree que existe una relación inherente entre el altar y la Teogonía de Hesíodo, donde la griega Eirene es la diosa de las estaciones. Proporciona numerosos ejemplos sobre el Ara Pacis, que apoyan la noción de las cuatro estaciones en el relieve. En última instancia, de Grummond ilustra que existe un vínculo importante entre Augustus y las estaciones representadas en el Ara Pacis. De Grummond se basa en autores anteriores que han argumentado de manera similar que el panel solo representa a Pax Augusta. Esto incluye tanto a Gardthausen como a Zanker, quienes han abrazado creencias similares.

Sin embargo, no está de acuerdo con los eruditos anteriores como Torelli, que han propuesto la afirmación de la triple diosa que encarna a Pax, Venus y Tellus, todo en uno. Además, de Grummond enumera una serie de otros argumentos propuestos por Hannell y Simon, pero señala sus deficiencias. Sin embargo, está de acuerdo con la idea de Gardthause de que Ara Pacis incorporó las cuatro estaciones. Durante la segunda mitad del trabajo de De Grummond, ella elabora e inevitablemente refuerza el argumento en desarrollo de Gardthause.

Aunque de Grummond no concibió el argumento original sobre la conexión de Ara Pacis con las cuatro temporadas, agrega considerablemente más apoyo a la idea de Gardthause. De Grummond se basa en este argumento para elaborar una interpretación intelectualmente estimulante sobre el Ara Pacis. Si bien refuerza su tesis con mucho apoyo, deja algunas preguntas sin respuesta para que las exploren otros historiadores del arte. Esta es una contribución significativa a este campo de estudio que ha dejado el Ara Pacis abierto a un nuevo conjunto de interpretaciones. Elsner, John. Culto y escultura: sacrificio en el Ara Pacis Augustae. ”La Revista de Estudios Romanos 81. 1 (1991): 50-61. Las credenciales de Elsner son muy amplias en el campo del arte clásico. Ha sido investigador senior en arte clásico en Corpus Christi College y Oxford. Además, se ha desempeñado como profesor invitado de Historia del Arte en la Universidad de Chicago. Elsner tiene una serie de obras publicadas que incluyen Ojos romanos: Ritualidad y subjetividad en el arte y el texto, “La retórica de los edificios en la De Aedificiis de Procopio” y “Clasicismo en el arte romano”, entre varios otros.

Junto con las credenciales de Elsner, The Journal of Roman Studies ofrece varios artículos revisados ​​por pares que tratan específicamente del arte y la arquitectura romanos. Esta revista ha ganado reconocimiento por sus artículos pioneros que han dado lugar a nuevas interpretaciones y debates en la historia del arte romano. Como resultado, Elsner y The Journal of Roman Studies son activos valiosos para el estudio del arte romano. El principal argumento de Elsner es que el altar se utilizó como lugar para los rituales de culto de sacrificio. Sostiene que la erudición anterior descuidó el aspecto de sacrificio que servía el altar.

Además, afirma que el altar de los sacrificios produjo una variedad de significados según el espectador. Por lo tanto, el altar tiene diferentes significados para un sacerdote romano, un judío y un pitagórico, lo que lleva a Elsner a creer que el espectador antiguo estaba destinado a ser parte de este altar. En última instancia, afirma que Ara Pacis representa los rituales de sacrificio, que atrajeron al espectador romano en este altar. Aunque Elsner presenta un nuevo argumento en su trabajo, no descarta por completo la beca anterior realizada en el Ara Pacis.

Elsner afirma al principio de su discusión que los autores anteriores han descartado el significado sacrificial del altar. Además, no está de acuerdo con otros autores que abrazaron la teoría naturalista porque sostiene que el Ara Pacis tiene un significado único y, posteriormente, excluye al espectador antiguo. Sin embargo, Elsner se basa en las contribuciones de otros autores como Paul Zanker, quien sostiene que el Ara Pacis no retrata un evento histórico o un individuo específico. Sin embargo, Elsner afirma que el argumento de Zanker es demasiado simplista.

En cambio, Elsner quiere centrarse principalmente en el significado sacrificial del Ara Pacis y su relación con el espectador romano. Si bien esto es una desviación de los enfoques tradicionales, refuerza su argumento a lo largo de este artículo con amplia evidencia. Elsner contribuye al estudio en curso del Ara Pacis Augustae al sugerir que el altar tenía un significado de sacrificio que era esencial para los romanos. A partir de esta nueva interpretación, afirma que no existía un significado único atribuido a este altar. Los estudios anteriores pasaron por alto este importante aspecto asociado con el altar, lo que motivó a Elsner a elegir este tema.

Afirma que dos formas principales de sacrificio están representadas en la procesión y en la escena del altar. Además, el relieve de Eneas, según Elsner, representa la acción ritual, mientras que el relieve del altar atrae al espectador para que participe en el ritual. El espectador es siempre un participante activo en el Ara Pacis, como lo sería en estos sacrificios. Además, el altar muestra un acto mitológico en lugar de representar un ritual específico. En resumen, su contribución muestra que los rituales de sacrificio eran una parte integral del Ara Pacis. Castriota, David.

El Ara Pacis Augustae y las imágenes de la abundancia en el arte imperial griego tardío y temprano romano. Princeton, Nueva Jersey: Princeton University Press, 1995. Castriota tiene una excelente experiencia que, en última instancia, refuerza la credibilidad de su trabajo. Obtuvo su licenciatura en la Universidad de Nueva York y recibió su doctorado en la Universidad de Columbia. Castriota es actualmente profesora asistente de historia del arte en Sarah Lawrence College. Además, también es autor de Myth, Ethos, and Actuality: Official Art in Fifth Century B. C. Athens y recibió varias becas del Dumbarton Oaks Center for Early Christian and Byzantine Art.

Junto con Castriota, Princeton University Press es reconocida como editorial por su multitud de obras, desde arte hasta fotografía y poesía. Además, Princeton University Press conserva una excelente reputación por publicar libros que obtienen una tremenda notoriedad dentro del mundo académico. Como resultado, tanto Castriota como Princeton University Press tienen antecedentes sólidos que hacen que este trabajo sea extremadamente creíble. La tesis de Castriota es que la decoración vegetal del Ara Pacis es sumamente importante porque representa a los dioses, que tipificaban a Augustae.

Además, afirma que la representación de varias plantas y flores simbolizaba los valores y prácticas sagradas de los romanos. No se suscribió a la creencia de que los frisos vegetales fueran meramente decorativos. Además, Castriota sostiene que la relación entre Dionisos y Apolo es complementaria en lugar de antagónica. Afirma su argumento basándose en la literatura griega y romana, así como en sus respectivos valores religiosos. A partir de estas fuentes, Castriota puede ofrecer una nueva interpretación de los frisos vegetales del Ara Pacis.

El libro de Castriota no apoya ni refuerza los argumentos e interpretaciones anteriores hechos por autores anteriores. En particular, no apoya a los estudiosos que creían que Dionysos y Apolo tenían una relación antagónica. Sin embargo, sostiene que estos dos dioses se apoyan mutuamente para transmitir la imagen de Augustae. Además, los autores anteriores no han dedicado mucha investigación ni tiempo al estudio de los frisos vegetales. Solo unos pocos autores, incluidos L'Orange, Busing y Sauron, han estudiado brevemente los frisos vegetales.

Si bien Castriota no descarta sus trabajos académicos, tampoco agrega a sus trabajos. En general, Castriota hace una contribución importante al estudio del Ara Pacis. Aunque se ha realizado un extenso trabajo, Castriota propone una nueva interpretación de Dionysos y Apolo que no había sido transmitida previamente. Además, Castriota es uno de los pocos autores que ha estudiado los frisos vegetales. Su creencia de que los frisos vegetales eran más que una decoración se ha vuelto fundamental al examinar los frisos del Ara Pacis.

Como resultado, el trabajo de Castriota es indudablemente valioso al presentar una interpretación fresca y única sin paralelo a los autores anteriores que han estudiado esta fascinante obra de arte. Rehak, Paul. ¿Eneas o Numa? Repensar el significado del Ara Pacis Augustae. ”The Art Bulletin, 83. 2 (2001): 190-208. Rehak tiene credenciales muy sólidas y sobresalientes, particularmente dentro del campo del arte clásico. Obtuvo su licenciatura en la Universidad de Michigan en estudios clásicos y arqueología clásica seguida de su doctorado en Bryn Mawr College en Arqueología Clásica y del Cercano Oriente.

Después de obtener estos títulos, se desempeñó como profesor asistente visitante en la Universidad de Kansas y College Wooster, la Universidad Americana de París y la Universidad de Duke. Aparte de las credenciales excepcionales de Rehak, The Art Bulletin es una revista destacada que incluye una variedad de artículos sobre historia del arte que son revisados ​​por pares. Además, la publicación es parte de la College Art Association y está compuesta por un comité editorial con miembros de distinguidos antecedentes.

Por lo tanto, tanto Rehak como The Art Bulletin demuestran que el artículo de la revista puede ser validado. La tesis de Rehak es que el relieve de Eneas representa al rey Numa sacrificando una cerda para garantizar la paz con otro país. Sostiene que Numa abrazó la Ley Fetial, que se refiere al conjunto de reglas que los romanos utilizaron para llevar a cabo una guerra justa. Durante esta ceremonia, se sellaría un juramento sacrificando una cerda para establecer la paz. Rehak también afirma que los dioses en el relieve son garantes del juramento y no los beneficiarios del sacrificio.

Además, sostiene que el emparejamiento de Numa y Romulus en la parte occidental del Ara Pacis se hizo intencionalmente para ilustrar tres puntos principales: Primero, Numa y Romulus tenían modelos de gobierno contrastantes, uno usando la guerra y el otro la paz, respectivamente Segundo , ambos son contrastes de Augustus, cada uno mostrando características centrales que están incluidas en su vida y personalidad. En tercer lugar, las circunstancias que rodearon los nacimientos de Numa y Romulus se relacionan con el nacimiento de Augustus y traen el tiempo cósmico a la época de la edad de oro.

En última instancia, Rehak refuerza su tesis examinando la literatura y la mitología antiguas que proporcionan una amplia evidencia. El trabajo de Rehak está dirigido a desacreditar a autores anteriores, como Johannes Sieveking y John (Jas) Elsner, quienes sostenían que el relieve representaba el ritual de sacrificio de una cerda. He seeks to quash this erroneous interpretation that archeologists and art historians have readily accepted for years.

He dedicates a large majority of his article in explaining why this earlier interpretation is incorrect. For example, he states that few sacrifices of single sows were depicted on state monuments. Since the particular relief depicted only one sow, the initial interpretation should appear dubious. Rehak provides countless other examples that demonstrate why earlier authors might be incorrect in their understanding of this intricate relief.

Rehak makes an important contribution because he suggests that the relief does not represent a sacrificial ritual. Instead, he is one of the first art historians to propose that the relief depicted something entirely different. He also states that the Ara Pacis’ message concerns both the balance of war and peace as well as the continuity of this similar balance as represented by Augustus. Consequently, Rehak deflates previous interpretations of the relief on the Ara Pacis and puts forth his own solid explanation.


Ara Pacis Augustas – the altar of absolute peace

Ara Pacis Augustae or Altar of the Augustan Peace, Historic Centre, Rome, Italy.

The Ara Pacis Augustae, or altar to the absolute peace, was commissioned by the Roman Senate in 13BC, and in 9BC was dedicated to the peace established by Emperor Augustus’ victories in Gaul and Hispania. The altar stood within a white marble enclosure, and the front side of the carved monument featured scenes of the Emperor and his family making sacrifices to the gods. The sculptures were highly praised for their level of detail and realistic nature. The other three walls depicted important events in Roman history and mythology, such as the panel on the west wall, which showed the moment when Romulus and Remus were discovered by Faustulus. Rather than being purely decorative, it was used as a working altar for the slaughter of animals.

Considered the most famous surviving piece of Augustan art, the altar was originally located on the west side of Via Flamina in Rome. As this area lay on the flood plain of the river Tiber, the altar was eventually buried under layers of silt. In 1938 Benito Mussolini arranged for Giuseppe Moretti to move and reconstruct the altar close to the Mausoleum of Augustus. The altar stands in the same place today, protected by a glass building. ¡norte!


Art History Ara Pacis Augustae

During the Early to High Empire period, the Roman Empire was at the peak of wealth, power and status. In light of maintaining this reputation, emperors and artists used art and architecture to display their times of achievement and hierarchy. Two constant themes that I saw within Roman art is both imperial and social propaganda. Commissioned by the Roman Senate to celebrate the peace established in the empire after Augustus’ victories, Ara Pacis Augustae (Altar of Peace), was a great illustration of power and peace in Rome.

The walls of the altar flooded with sculptural reliefs on the upper and lower registers. Inside was an altar made for animal sacrifices and was decorated with a cow skull above the altar with floral designs, and was meant to envision Roman civil religion. One important piece of the sculptural relief is the Imperial Procession which was the detail of the South frieze. Augustus is depicted wearing a toga, covering his head. It is suggested that he also slightly taller than the rest of the figures to imply hierarchal scale.

Tellus, displayed on the east side of the Ara Pacis displays a personification of a female, earth-type goddess with twins. It was sought to portray the peace and fertile prosperity enjoyed as a result of the Pax Augusta brought by Roman Empire. Triumphal arches are one of the most influential and distinctive types of architecture associated with ancient Rome and are used to commemorate victorious generals or significant public events. The Arch of Titus was a free standing gateway and had a passage covered by a barrel vault. It was originally topped with a 4 horse chariot and driver.

One of the most commemorative illustrations within this arch is the sculptural relief, Spoils from the Temple of Solomon which told the story of Titus returning from Judea and carrying a Menorah from the temple of Solomon. The arch itself shows the emperors ascension as a divine figure. The Equestrian Statue of Marcus Aurelius signified power and authority. The artists went as far as incorporating a hieratic scale between the horse and Marcus although not realistic, it was important for the ruler to be the largest figure. Another recognizable factor in relation to imperialism is the “equestrian style” of the piece.

Equestrian portraits were a Roman tradition that symbolized authority and was depicted strictly for emperors. Shortly after Marcus’ rule, he passed the power down to his unstable and unrealistic son, Commodus. In the piece, Commodus as Hercules, we can see a lot of the ideas Commodus wanted to bring forth about his ruling. Commodus thought of himself as the once hero, Hercules. We can see this with the club and lion hat in this sculpture. The most interesting and creative structure I came to learn was the Baths of Caracalla.

This structure was created to maintain hygiene while also instilling a social atmosphere. Caracalla also established different times for men and women to use this structure. Originally it was made of bricks and concrete and was sheathed in marble and mosaics. It was equipped with different stations such as a gym, swimming pool, hot baths and cold baths, which basically served as a modern day spa. Another piece that stuck out to me was the sculpture of the Tetrarchs. There are numerous factors to this piece that creates a distinction from the rest of Roman society and power.

For one it was created from purple stone which we do not see often. Aside from the idealistic and humanistic styles of Roman art, the artist of this piece gave more of a geometric approach one figure cannot be distinct from the other which creates the notion of unity and shared power. During this time, Emperor Diocletian divided the empire into 4 parts (The West and The East – divided into 2 parts) ruled by 2 senior emperors and 2 junior emperors. The piece expressed vigilance and especially unity in the way they are embracing each other.


Ara Pacis Augustae

The Ara Pacis is one of the finest sculptural creations from the reign of Augustus, and its level of preservation is remarkable. It is currently housed in the Ara Pacis Museum, dedicated in 2006 (designed by Richard Meier) which presents the history and rediscovery of the altar with rich multimedia displays, panels, and models.

Ostensibly vowed by the Senate in July 4, 13 BC to celebrate Ausgustus’ safe return to Rome after a few years of absence in Hispania and Gaul, it was dedicated on January 30, 9 BC (coincidentally Livia’s birthday) as a (Augustus, Res Gestae, 8.5, 12.2).

It is constructed of solid blocks of Luna (Carrara) marble, measuring 10.5 m X 10.5 m. It was roofless, with two entrances through the temenos boundary wall that surrounded the altar. Although the relief panels of the altar itself are only preserved in a few sections (with a processional of sacrificial animals, victimarii attendants, and Vestal Virgins), the outer wall is mostly intact.

On the outer lower lower half of the wall on each of the four sides are acanthus plants and a large variety of flowers in bloom, interspersed with insects, birds, lizards, as a legible array of symbols fertility and abundance that Augustan peace had brought to the city and Empire. Above, on the N. And S. Sides are a procession of priests and who’s who of Augustan Rome society, including Augustus, Agrippa, and Livia on the S side. The E and W panels depict important mythological figures from Roman legend, including the she-wolf and twins, Aeneas making a sacrifice (W) , and Minerva and Venus/ Pax figure with twin babies (E).

The altar was located in the Campus Martius, with two entrances, on two different street levels, reproduced inside the museum. The East entrance faced the Via Late. The West faces the river. It was in close proximity to the Augustan meridian and Gnomon (sundial obelisk from Egypt).

With the passing of time, and continual flooding of the Tiber River, the altar was slowly buried, though protected by a new boundary wall in the Hadrianic period. It all but disappeared from view by Late Antiquity. Portions were recovered in the Renaissance but too difficult to fully extract, now under a massive palazzo. Only a daring excavation under Mussolini recovered the altar, reassembled in a new museum. The Fascist era museum, next to the liberated Mausoleum of Augustus, was in use until demolished for the current Ara Pacis museum on the same location.

Like most white marble sculptural constructions, the figures originally were vividly painted, but the color has not been preserved. Today, through rigorous study and analysis of analogous material in Rome and sculpture throughout the empire, it is possible to discern its original appearance through the use of colored lighting that bathes the monument on occasion, as well as through the use of new VR goggles. These two non-invasive ways to recreate the original appearance of the Ara Paris Augustae are part for the extraordinary experience offered in the museum alongside videos, models and didactic panels.

Ara Pacis: an altar erected by the senate in honour of the victorious return of Augustus from Spain and Gaul in 13 B.C., on which the magistrates, priests and Vestals should offer annual sacrifices (reference Latin Library): Cum ex Hispania Galliaque rebus in his provincis prospere gestis Romam redi Ti. Nerone P. Quintilio consulibus aram Pacis Augustae senatus pro reditu meo consacrari censuit ad campum Martium in qua magistratus et sacerdotes et virgines Vestales anniversarium sacrificium facere iussit ib. VI.20‑VII.4 (Grk.)). The decree of the senate was dated 4th July, 13 B.C. (Fast. Amit. ad IV non. Iul., CIL I2 p244, 320: feriae ex s.c. quo[d eo] die ara Pacis Augustae constituta est (begun) Nerone et Varo cos. Antiat. ib. 248), p31 and dedicated 30th January, 9 B.C. (Fast. Caer. Praen. ad III kal. Febr., CIL I2 p212, 232 Fast. Verul. ap. NS 1923, 196 Ov. Rápido. I.709‑710 Act. Arval. una. 38, CIL VI.2028 a.39 (?) ib. 32347 a HJ 612). Which of these ceremonies constitutes the setting of the procession represented on the reliefs is doubtful. The altar is represented on coins of Nero (Cohen 27‑31), and of Domitian ( ib. 338), but is not mentioned elsewhere either in literature or inscriptions (for the discussion of these coins, see Kubitschek ap. Petersen, Ara Pacis 194‑196, and in Oesterr. Jahresh. 1902, 153‑164 cf. SR 1913, 300‑302, and also BM Imp. Nero, 360‑365).

This altar stood on the west side of the via Flaminia and some distance north of the buildings of Agrippa, on the site of the present Palazzo Peretti Fiano-Almagià at the corner of the Corso and the Via in Lucina. Fragments of the decorative sculpture, found in 1568, are in the Villa Medici, the Vatican, the Uffizi, and the Louvre others, found in 1859, are in the Museo delle Terme and in Vienna. They were recognized as parts of the same monument by Von Duhn and published in 1881 (Ann. d. Inst. 1881, 302‑329 Mon. d. Inst. XI pls. 34‑36 for a fragment found in 1899 cf. NS 1899, 50 CR 1899, 234). Systematic excavations in 1903 under the palazzo (NS 1903, 549‑574 CR 1904, 331) brought to light other remains of the monument, both architectural and decorative. The work was not finished, but arrived far enough to permit of a reconstruction which is fairly accurate in its main features, although there are still unsolved problems in connection with the arrangement and interpretation of the reliefs. Most of the fragments then found are in the Museo delle Terme (PT 65‑68), though others still remain on the site.


Altar of Peace in Rome

los Ara Pacis (Latin, "Altar of Peace") is an altar in Rome dedicated to peace. The personification of peace is depicted as the Roman goddess Pax. The Ara Pacis was dedicated on January 30 in 9 BC, the birthday of Augustus his wife Livia.

It is also referred to as the Ara Pacis Augustae ("Altar of Augustan Peace") because it prompted the return of Augustus from Gaul and Spain. August had been there for a long time on a peacekeeping mission. In previous decades, there had been several civil wars in the Roman Empire and Spain and Gaul had been at war with each other. After so many cruel years, the Senate now celebrated peace with the construction of an "Altar of Peace." At the time, it was also a means of propaganda to further enhance the image of Emperor Augustus.

The controversial modern building of Ara Pacis in Rome

Details of Ara Pacis Augustae

The altar of "Ara Pacis" is very detailed and consists of Carrara marble and is a masterpiece of Roman sculpture. In the museum you can learn more about the background of all the reliefs, which include Augustus, the senate, the people, the goddess Roma and Romulus and Remus. For example, on the altar is the text "Res gestae divi Augusti", or the deeds of the divine Augustus. At that time Augustus was equated with the gods. If you want to know more background information about the reliefs, I advise you to rent a video guide. Unfortunately, the information boards in this museum are rather sketchy.

Originally, the Ara Pacis was not located here, but outside the city walls in the field of Mars (Campus Martius), at the time an open plain north of the city. It was not until 1938 that all parts of the peace altar had been excavated and gathered together so that they could be displayed at the current location. In 2006, architect Richard Meier designed the modern and striking museum building, making it one of the few modern buildings in the center of Rome.

Mausoleum of Augustus

Next to the site is also the "Mausoleum of Augustus", a burial mound consisting of four layers. The mausoleum dates from 28 BC and was the resting place of both Augustus and his immediate family. Unfortunately, there is little left of the original mausoleum due to looting and vandalism and this is actually not an attraction.


Art History Ara Pacis Augustae

. The Ara Pacis Augustae, known as the Altar of Augustan Peace, is one of the most renowned works of Roman art. Many scholars believe this specifically represents Augustus’s triumphant return from Gaul and Spain. As a result, the monument commemorates Augustus’s finest accomplishments for bringing peace in the Roman world. Consequently, the al.

The Ara Pacis

. What is the unique vision or intent of the artist or patron in the Ara Pacis? As you write the paper, you must make the connection between subject matter, style and function by discussing how these concepts are represented according to cultural preference and values. After a century of warfare that led to the downfall of the Roman Republic, A.

Art history

. regarding the piece? savannah duplissea savannah duplissea is a freshman studying film in CAS. her first film out, out- is a setting of the Robert Frost poem, and her second the ray bradbury poem Remembrance. so you made these in HS are you a poet? how did you become a filmmaker? what relationship do you see between poetry and film? what.

History of Art - Cubism

. Historical Account Cubism is a part of the abstraction period of modern art in the beginning of the twentieth century. There was a series ‘isms’ that influenced each other and came quickly in the modern world of art. These include Neoclassicism, Romanticism, Realism, Impressionism, Post-Impressionism, Divisionism and Symbolism. It was bel.

Art History - Civil War

. scandal is considered one of the high points in American investigative journalism. By using a variety of sources and interrogating U.S. government officials inside the White House and the FBI, Woodward and Bernstein published numerous stories showing proof of am illegal presidential cover-up and “dirty trick” politics.4 The Watergate scand.

Works Of Art: Ara Pacis, Rome And Panthenon

. Introduction This essay consists of the research done on works of art: Ara Pacis, which is located in Rome and Panthenon, which is located in Athens. The purpose of the essay was to do research on both and compare and contrast them. Both works of art have been constructed in a fascinating way, and have been significant since the time they wer.

Art History key terms

.Chapter 1-Pre-Historic Art Key Terms Attributes- Symbolic object or objects that identify a particular deity, saint, or personification in art Ceramics- Wares made of baked clay Corbel vault- Dolmen- Prehistoric sculpture made up of or more large stones supporting a large, flat, horizontal slabs Capstones- The final topmost.

Art History Essay

. Art History Final Essay May 1st, 2014 In the novel Seeing the Divine Image in India, Diana Eck’s interpretation of Darśan and the spirituality of Hinduism are quite extensive. Hinduism is a religion of great depth with many layers of symbolism, which are not always apparent to those who are unfamiliar with the religion. Hinduism places a.


Past vs. Present: Ara Pacis Museum and the Mausoleum of Augustus

Rome has a history spanning well over 2,000 years. Kings, emperors, popes, prime ministers, and dictators alike have all laid claim to the Eternal City and the Campo Marzio, the “Field of Mars” in English, is the epitome of this varied timeline. Campo Marzio comprises the northern-most part of central Rome and includes monuments such as the Piazza del Popolo and the Spanish Steps. Campo Marzio is the oldest continuously inhabited part of Rome. As such, Campo Marzio has a very representative cross-section of the city’s history within its borders: obelisks that were built by Egyptian pharaohs and brought to Rome by conquering emperors, Baroque, Gothic, and Renaissance churches, ancient Roman ruins, towering fascist building developments, and even a museum built by American architect Richard Meier.

The area that’s the focus of this post is the area surrounding the Mausoleum of Augustus, which is near the southernmost border of Campo Marzio. The Mausoleum itself was built in 28 B.C. by Emporer Augustus as a reaction to Marc Antony’s recent decision to be buried in Egypt when he died. The people of Rome took this as an insult and, to prove himself a more loyal Roman than Antony, Augustus had his mausoleum built when he became Emperor to show his intentions. In truth, it functioned as a propaganda tool much like the buildings that surround it in modernity functioned during the reign of Benito Mussolini. The buildings and piazza that surround the Mausoleum were designed by Vittorio Ballio Morpurgo in the 1930s along with a museum that housed another ancient Roman propaganda tool, the Ara Pacis Augustae.

The Ara Pacis was commissioned by the Roman Senate in 9 B.C. to commemorate the beginning of the Pax Romana, which was a period of peace brought about by the preemptive wars of Emperor Augusts. The monument itself was lost when the Roman Empire collapsed and maintenance on Roman monuments was abandoned. Over successive years of flooding, the Ara Pacis was slowly covered in silt and left to ruin. Pieces of the Ara Pacis began to be discovered as early as the 16th century, but the monument was not restored in its entirety until Mussolini mounted a dig to recover the majority of the fragments. Utilizing a technique that involved using liquid nitrogen in hollow steel pipes to freeze the soil and thus allow digging underneath a building that would have otherwise been unstable, Mussolini was able to resurrect the monument in time for the 2000th birthday of Augustus in 1937. After its reconstruction, Mussolini had Mopurgo design a museum to house the Ara Pacis. This museum was constructed in just under four months using the cheapest materials and quickest methods possible in order for it to open in time and, as such, after only a few decades, was in a terrible state of disrepair. The then-mayor of Rome hired Richard Meier to design a new cover building and museum for the Ara Pacis, which opened in 2006 to much controversy.

The site itself is an interesting one that spans over two millennia of history. The current museum is a redesign of a seventy-year-old piece of fascist propaganda that contains a piece of Imperial Roman propaganda that was used by the fascists to pretend to the power of Imperial Rome. The museum itself is surrounded by buildings that are bedecked in fascist propaganda, saying things along the lines of “It is always springtime for the strong people of Italy.” and all of these face the Mausoleum of Augustus, which is a propagandistic appeasement ploy even older than the Ara Pacis itself. It’s amazing to see how although the historical figures that shaped this area may have spoken different languages, worn different clothes, and were called by various different titles and styles, their purposes and goals were the same: to be in power. Areas like this are frequent throughout the city of Rome and serve as a reminder of what people will do to realize their will and how they often use the built environment to help them do so. Future blog posts will detail more of these sites and show the ways in which modernity and antiquity collide and intermingle in the Eternal City.


Ver el vídeo: Il Museo dellAra Pacis Augustae